policia comunitariaCon el título: “prontuario ilustrado de policía comunitaria” damos a conocer en “Patrulleros” un nuevo modelo de policía comunitaria basado en esta especialización, de cercanía a los ciudadanos o comunidad de los barrios, cuyo referente más conocido es el Bobby londinense. Policías que no llevan armas de fuego existen en Reino Unido, Irlanda e Islandia. Mientras que en América Latina la policía comunitaria porta armas de fuego, hasta fusiles, con objetivos distintos a las policías europeas. En este sentido, extrayendo la parte del texto que interesa, “La policía por sentido práctico y funcional se especializa: La policía comunitaria está especializada en el ámbito social, cercana al ciudadano y, otras especialidades policiales, están formadas para actuar en incidencias donde se requieren patrullas con vehículos de intervención rápida, dotando a sus componentes con armas de fuego y lazos de seguridad (grilletes) para detener a delincuentes peligrosos, (policía reactiva o de emergencia). Unidades con material antidisturbios están preparadas para intervenir en alteraciones de la seguridad ciudadana y contención de masas. El Grupo Especial de Operaciones interviene en operaciones de alto riesgo; también existe el servicio de investigación, etc.”

 

pdf 30x30Pulse aquí para ver el artículo

Sobre el autor

José Luis Rodríguez Velasco es un policía municipal de Madrid que en 1980, siendo Alcalde Enrique Tierno Galván, inició su andadura profesional como policía de barrio, asignado al barrio Sol en el distrito Centro y, después de tantos años, cerca ya de su jubilación, dice seguir teniendo fe en esta función policial a la que defiende aportando su experiencia, patrullando los barrios cerca de los vecinos, dándoles los buenos días.

Está convencido de que la educación es la base del progreso y, si los ciudadanos fuéramos más educados, cumpliríamos las normas sin tener detrás a ningún policía para vigilarnos. Si no colaboramos denunciando las anomalías para ser corregidas, ni participamos con la policía en la seguridad ciudadana de nuestro barrio cuando los agentes ofrecen sus servicios acercándose aún más a nuestra comunidad, a través de la policía comunitaria, regresaremos a la jungla.

Dedica este prontuario a los niños que en la escuela aprendieron y escribieron ese deseo universal: “Que el mundo sea feliz y que no haya ladrones” También a los adultos que quieren conseguir ese deseo en su comunidad, donde echan de menos la educación para acabar con vándalos y criminales.

Publicación: Septiembre de 2016

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Quedan prohibidas, sin la autorización escrita del autor titular del Copyright: M-005755/2016, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, bajo las sanciones establecidas en las leyes.