esarenfrdeitptru

La víctima de violación: ¿qué afecta a su memoria de los sucesos?

violacionLa memoria es un complejo proceso de adquisición, retención y recuperación. Ser objeto de un ataque sexual o de una violación es seguramente la esperiencia más angustiosa a la que un ser humano puede someter a otro. Algunas víctimas pueden ofrecer relatos detallados, claros y extensos. Otras, proporcionan relatos incoherentes, inconexos y escasos. La edad y la inteligencia no son factores determinantes a la hora de proporcionar un relato detallado.
Los recuerdos de un apersona que ha sido violada o sometida a violencia corporal extrema se denominan "flashes." Generalmente son momentos significativos que tienen una gran duración en el tiempo. Suelen ser recuerdos muy claros y se adquieren durante un estado de alta excitación emocional. La recuperación de la experiencia es una actividad humana fundamental. Sin esta habilidad habríamos olvidado el principio de una frase antes de acabar de escribirla. La memoria es fundamental para interpretar los fenómenos que experimentamos.
Se tienen que cumplir tres condiciones para el recuerdo en los humanos. Primero, se ha tenido que adquirir la experiencia en algún momento del pasado. Se gundo, se de haber retenido durante un cierto tiempo, desde segundos a toda una vida. Tercero, se recuerda por la experiencia, paa contestar a una pregunta o para proporcionar una interpretación a una experiencia asociada. Esta decisión consciente e intencional de recordar un episodio en la vida de una persona es la "memoria explícita."
Se acepta generalmente que los humanos almacenamos las experiencias de una de dos maneras: los recuerdos que se guardan por un periodo de tiempo limitado van a la memoria a corto plazo. Aquellos que deben guardar por más tiempo o durante toda la vida, van a la memoria a largo plazo.
Los estudios al respecto muestran que los recuerdos no son algo estático, perfectas reproducciones de lo experimentado, sino algo más inestable y activo.
Algunos factores que pueden afectar el recuerdo de una experiencia son los síntomas fisiológicos y psicológicos que experimenta la víctima de violación. El inmenso miedo experimentado durante el ataque da paso a multitud de sentimientos, independientemente de que la víctima haya sido violada por un extraño o un conocido. Esto se diagnostica como el Síndrome del Trauma por Violación, que tiene efectos tanto fisiológicos como psicológicos. Este Síndrome consta de tres fases:
1. La Fase Aguda, que dura desde el momento del incidente hasta tres días después. La víctima puede mostrarse llorando y descontrolada o tranquila y serena. En esta fase la persona suele sentirse despreciable, culpable, avergonzada y colérica. Puede haberse sentido humillada y angustiada por su seguridad.
2. La segunda suele ser una Fa de Negación. La víctima trata de bloquear lo que ha ocurrido. Los sentimientos de la primea fase todavía pueden estar presentes.
3. La última fase es un periodo de reajuste en el que la víctima intenta aceptar lo que le ha ocurrido.

¿Hasta qué punto las circunstancias del ataque afectan al recuerdo de las víctimas sobre lo que ha ocurrido?
Easterbrook (1959) propuso que la excitación fisiológica tiende a estrechar nuestra atención durante una experiencia emocional. Esto significa que la víctima tendrá menos cosas que recordar después.
Defenbacher (1983) propuso la hipótesis de la activación (excitación). Esta afirma que hay un nivel óptimo de activación para cada nivel óptimo de recuerdo. Es decir, que hay un umbral a partir del cual disminuye la precisión y el dtalle con el que la persona recuerda. Esta hipótesis parece corroborarse con otros estudios que han demostrado que, cuanto más violenta es una experiencia menos preciso es el recuerdo. Esta hipótesis tiene uno de sus mayores parangones en la idea de Loftus denominada "centrarse en el arma" (1987), y que describe cómo las personas centramos nuestra atención en el arma, al ser amenazadas, ya que es lo que nos representa un mayor riesgo. Esto es más evidente posteriormente cuando se observavla dificultad para recordar otros elementos del incidente que la presencia del arma.
Esta aparente incapacidad para recordar tiene un impacto significativo sobre la fiabilidad de lo que la víctima pueda revelar. La víctima puede tener un recuerdo del detalle, como el arma, pero pobre de los acontecimientos periféricos. La víctima, para parecer más creíble ante el entrevistador, puede inventar las partes que no recuerda claramente. Esto puede hacer que su historia parezca más consistente. Al hacer esto, esa parte de la historia será poco fidedigna.
Tal vez esto sugiera que la víctima recuerda algunas cosas más de lo ocurrido pero que tal información se encuentra inaccesible. El Síndrome del Trauma por Violación trata de proporcionar una explicación en los casos en los que no se emplean armas. Teniendo esto en cuenta no parece irrazonable pensar que una persona quiera distanciarse de la experiencia más catastrófica que haya podido soportar. Todos hemos experimentado el hecho de que tenemos tendencia a recordar lo positivo y arrinconar en nuestra memoria lo negativo.

Teniendo en cuenta lo que supone una violación y la forma que pued e tener la víctima de recordar distorsionadamente, el papel del entrevistador se vuelve crucial. No solamente hay que registrar lo que se dice, sino que también hay que comprender que una serie de factores han podido alterar el contenido de lo que se relata antes de hacer la pregunta "¿Puede decirme qué ha pasado?"
Estas influencias afectan a cinco áreas distintas. Primero, el grado de violencia empleado para controlar a la víctima. Segundo, si la víctima conoce o no al atacante. Tercero, ¿se empleó un arma? Cuarto, ¿hace cuánto tiempo que fue el ataque? ¿Se encuentra la víctima en alguna de las fases del Trauma por Violación? Quinto, ¿ha hablado la víctima con alguien más sobre el tema o le han hecho preguntas?
Además de esto, la víctima se encuentra con una serie de factores situacionales que debe vencer incluso antes de informar del ataque. Cualquier variación genuina en el recuerdo de la víctima no debería verse como debilidad por su parte, sino como un reflejo del impacto que un ataque de esta naturaleza tiene en la vida del individuo. En un juicio, estas incertezas o variaciones pueden ser suficientes para establecer una duda razonable.
En conclusión, generalmente, sólo la víctima y el agresor saben exactamente lo que pasó durante la violación. El procedimiento legal suele descansar fundamentalmente en el testimonio de la víctima y las evidencias forenses complementarias. Las emociones que rodean a un ataque con violación pueden favorecer elmacenaje más preciso de una información concreta que posteriormente se recordará mejor. Sin embargo, la información que ha quedado oscurecida o distorsionada puede ser vital. La investigación requiere conocer cada pieza detallada del suceso que pueda proporcionar la víctima, recogiendo toda la información disponible de forma que se minimifen los errores, sesgos y distorsiones que puedan surgir. Esto es responsabilidad del policia que ha sido entrenado para ello. Las habilidades personales apropiadas para realizar estas entrevistas son ser cuidadoso, considerado y educado, y haciendo preguntas abiertas y no sugerentes. Es importante qque el entrevistador disponga de conocimientos sobre la memoria humana y las variables que afectan el recuerdo.


Autor: Fernando Pérez Pacho.
Psicólogo desde hace casi 3 décadas, con título de Especialista en Psicología Clínica. Amplia experiencia en la formación a cuerpos de seguridad y personal de emergencias.

patrulleros.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios facilitando la navegación por nuestra web. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information