esarenfrdeitptru

El tacógrafo digital: un elemento necesario

Autor: Fernando R. Ortega Vallejo, Director Jurídico
Fecha: Julio 2004
Origen: Multauto


Los expertos en transporte por carretera (mercancías y viajeros) llevamos varios años trabajando bajo la sombra del plan PETRA, elaborado por el Ministerio de Fomento, que no tiene otro fin que mejorar en todos los aspectos (estructurales y coyunturales) el sector del transporte de mercancías por carretera (el PLATA es para viajeros). Con este programa los profesionales del transporte estamos casi al día de todo lo que se "cuece" en el sector.

En este contexto y tras el aplazamiento hasta el día 5 de agosto de 2005 de la puesta en marcha del tacógrafo digital voy a continuación a exponer brevemente, algunos aspectos destacables de este elemento, dejando constancia de que tiempo tendremos de profundizar mucho más, cuanto más cerca esté la fecha definitiva (podría haber retrasos) de la puesta en marcha de este revolucionario evento.

El tacógrafo digital sustituirá al analógico en todos lo vehículos nuevos que se vendan a partir de la repetida fecha: 5 de agosto de 2.005 (convivirá con el analógico, según los expertos, hasta 10 años).

La principal diferencia con el analógico (que sólo registra la actividad del conductor), es que el digital, registra, almacena, visualiza, imprime y transfiere las actividades del conductor/es de un vehículo. Uno de los elementos y aspectos más importantes del tacógrafo digital es la seguridad, ya que protege la memoria de datos, prohíbe el acceso a los datos de la/s persona/s no autorizada/s, detecta cualquier tipo de tentativa de manipulación y sobre todo protege la integridad y autenticidad de los datos.

Dos son las normas que afectan al desarrollo e implantación del tacógrafo digital: el Reglamento 1360/2002 y el Reglamento 2135/1998.

Por eso todavía antes de su total implantación, al menos en España, se está pendiente de aprobar un Real Decreto que recogerá aspectos tan importantes como la expedición de tarjetas, el volcado o transferencia de datos y la custodia de los mismos.

¿Cuántas tarjetas serán necesarias para que el tacógrafo digital funcione correctamente?

Harán falta cuatro:

  1. Tarjeta del conductor: identificará al conductor y permitirá almacenar los datos sobre su actividad durante los últimos 28 días. Se expedirá una por conductor y en España tendrá una validez de cinco años.

  2. Tarjeta de control: identificará al organismo de control (agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado e inspectores de transportes -CCAA y Administración Gral. del Estado-) y permitirá acceder a los datos almacenados en las tarjetas del conductor y/o el tacógrafo a los efectos de su lectura, impresión o transferencia. La tarjeta identificará con su nombre y apellidos a los inspectores que la usen, así como a los agentes (en este caso se usará un número de agente que lo identifique con su destacamento o puesto). Se podrá así controlar el exceso de "celo" de algunos agentes y/o inspectores y para acceder a los mismos los controladores deberán introducir su tarjeta en el tacógrafo, ya que deberá quedar constancia de los 20 controles más recientes.

  3. Tarjeta de centro de ensayo: sin esta tarjeta el tacógrafo no podrá activarse y permitirá probarlo y calibrarlo, así como transferir datos registrados en el mismo. Habrá una tarjeta genérica expedida a favor del centro, pero además cada operario que preste sus servicios en el centro de ensayo, tendrá la suya personal e intransferible.

  4. Tarjeta de empresa: identificará a la empresa y permitirá visualizar, imprimir y transferir la información almacenada en el tacógrafo, así como activar y desactivar el bloqueo del tacógrafo. Se podrán conceder hasta un máximo de 62 tarjetas por empresa.

La expedición de todas estas tarjetas está pendiente de su desarrollo normativo como he dicho anteriormente. Pero sí podemos anticipar que se podrá solicitar su expedición por internet por aquellas personas que tengan firma electrónica y los que no la tengan, podrán solicitarla también por este medio y una vez obtengan su código de barras poder recogerlas en el centro expedidor. Serán expedidas por cada delegación provincial de la Consejería de Transportes de cada comunidad autónoma y serán fabricadas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), una vez hayan sido homologadas por la UE, debiendo contar con un certificado de seguridad, otro funcional y otro de interoperabilidad. Esto significará que todas las tarjetas expedidas en cualquier país de la UE podrá usarse en cualquier tacógrafo digital y que todos los tacógrafos digitales leerán los datos de todas las tarjetas expedidas en la UE (algo así como todas para uno y uno para todas).

Un dato importante: no se admitirán tarjetas fabricadas en otros países que no sean de la UE.

Dentro del elemento de seguridad que antes destacaba, aparecen los denominados "incidentes"; estos son operaciones anormales detectadas por el tacógrafo y puede deberse a un intento de fraude. Cuando se detecte un incidente quedará registrado un "pictograma" (dibujito); dependiendo del incidente aparecerá uno u otro. Llama la atención que el exceso de velocidad detectado por el tacógrafo no es el que va relacionado con la limitación de la carretera o punto kilométrico, sino con el máximo permitido para el tipo de vehículo. Si el vehículo supera durante más de sesenta segundos el limite de velocidad permitido para su clase, saldrá el pictograma pertinente.

Las tarjetas estarán numeradas con 16 caracteres alfanuméricos. Los 13 primeros dígitos identificarán a la tarjeta, el dígito 14 se asignará a la empresa, el 15 al conductor y el 16 a la renovación. Esto significa entre otras cosas que el dígito 14 asignado al conductor, comenzará con el número 1 y así sucesivamente recogiendo el número de tarjetas otorgadas a ese conductor por sustitución (pérdida, extravío, robo). De esta forma y a través del programa TACONET (Red europea de consultas de expedición de tarjetas) se podrá saber "on line" si un conductor comete fraude con su tarjeta.

Muchos aspectos técnicos son todavía los que quedan por tocar, pero con este artículo hago un breve esbozo de los cambios que se avecinan. De todas formas podemos afirmar sin equivocarnos que el tacógrafo digital, controlará a la empresa, al conductor y al controlador; habrá más seguridad y control para todo los agentes intervinientes en el transporte por carretera (mercancías y viajeros).

Esto no debe hacernos perder de vista que el objeto último es mejorar la competencia del sector, la productividad e imagen, jugar todos con las mismas reglas, armonizar los sistemas de control y contar con mejores organizaciones ya que este sector se merece todos los esfuerzos y bendiciones de los que estamos implicados con él.


patrulleros.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios facilitando la navegación por nuestra web. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de cookies..

  Acepto las cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information