Mensajes recientes

Páginas: 1 2 [3] 4 5 6 7 8 ... 10
21
INCORPORACIÓN INMEDIATA.....
22
Discusión General / Re:Robos y hurtos
« Último mensaje por 47ronin en Hoy a las 11:43:20 »


Roban un Rolex de oro al fiscal jefe de Baleares en el centro de Palma y a plena luz del día


La pieza ha sido ya recuperada por la Policía Nacional, que además ha detenido a los dos sospechosos implicados en el asalto
Josep Maria Aguiló
Palma de Mallorca
Actualizado:
24/08/2019 18:44h

NOTICIAS RELACIONADAS
Ola de seductoras roba-Rolex en Miami
Roban un reloj de 5.000 euros con la técnica del «hurto cariñoso»
El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, fue víctima ayer al mediodía de un robo con violencia en el centro de Palma. El asaltante le arrebató a Barceló el reloj de oro de la marca Rolex que portaba en la muñeca, que es una pieza de gran valor sentimental para él. El presunto ladrón y un compinche, ambos de origen italiano, fueron detenidos horas después y el reloj fue recuperado por la Policía Nacional.


Los hechos ocurrieron en torno a la una y media del mediodía, en las inmediaciones de La Rambla de la capital balear. El fiscal fue sorprendido por el atracador, que le empujó con violencia, le sujetó un brazo y le quitó el reloj en apenas unos segundos. A continuación, el asaltante huyó a la carrera. Un transeúnte que había visto lo ocurrido empezó a perseguirle y le dio alcance, pero el ladrón consiguió zafarse y escapar con un compinche, que le estaba esperando a unos pocos metros con una moto.

Barceló presentó poco después la preceptiva denuncia. Finalmente, la Policía Nacional detuvo a los dos sospechosos ayer por la noche, en el aeropuerto de Son Sant Joan, poco antes de que partieran en un vuelo hacia Italia. Los dos jóvenes ahora arrestados formarían parte de la denominada «banda del Rolex».


Según han explicado este sábado fuentes policiales, recientemente se había creado un grupo en la Policía Nacional para investigar varios robos cometidos a plena luz del día en el centro de Palma con el mismo modus operandi seguido ayer para asaltar a Barceló. Así, los ladrones acometían a las víctimas mientras paseaban, sustrayéndoles siempre relojes de alta gama.

Las citadas fuentes han añadido que tanto en Palma como en Ibiza han sido detenidas en las últimas semanas varias personas de origen italiano, algunas de ellas integrantes de grupos criminales , que se desplazaban a Baleares para cometer robos como los citados camuflándose como turistas.

23
Comunidad de Madrid / Re:OFICIAL MADRID POR LEÓN
« Último mensaje por alamut en Hoy a las 11:23:16 »
te interesaria una triple con Fuenlabrada?
24
Comunidad Catalana / Busco comisión de servicio
« Último mensaje por Damm en Hoy a las 10:11:09 »
Busco comisión de servicio en la zona del Vallés Oriental, Vallés Occidental y Barcelonés.
25
Discusión General / Re:Felicitaciones, medallas y reconocimientos
« Último mensaje por 47ronin en Hoy a las 09:13:14 »
https://mobile.twitter.com/PoliciaSXXI/status/1165304995979366400



En ningún caso en la exaltación del patriotismo



https://youtu.be/xJr2Yb2siI8


 Será por eso.....
27
Discusión General / Re:Unidades y material antidisturbios
« Último mensaje por 47ronin en Hoy a las 07:26:10 »




El policía acusado de mentir sobre la carga ante La Parrilla de San Lorenzo en Valladolid será juzgado el 4 de noviembre



El encausado se expone a una condena de entre un año y medio y tres años de prisión por falso testimonio

EL NORTE
Valladolid
Miércoles, 21 agosto 2019, 18:37
 
La Audiencia de Valladolid sentará en el banquillo el próximo día 4 de noviembre al agente de la Policía Nacional acusado de mentir en el juicio sobre la carga policial que tuvo lugar el 2 de febrero de 2014 a las puertas del restaurante La Parrilla de San Lorenzo, donde estaban comiendo dirigentes del PP. Tres de los manifestantes fueron juzgados por los hechos, pero finalmente resultaron absueltos.


El juicio contra el agente lo celebrará la Sección Segunda de lo Penal, donde el encausado se expone a una condena de entre un año y medio y tres años de prisión por falso testimonio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.


Hace meses que la Sección Cuarta dictó un auto que desestimaba el recurso interpuesto por el policía al entender que «las diligencias instructoras practicadas contienen suficientes indicios de delito para continuar el procedimiento». La Audiencia Provincial confirmaba así lo ya recogido en el auto de imputación de 8 de enero del Juzgado de Instrucción 5 de Valladolid que dijo que el día 19 de abril de 2018 se celebró el juicio oral «en el que declaró como testigo el investigado en su condición de agente de la Policía Nacional, pese a estar advertido de la obligación de decir verdad en causa penal, y de las consecuencias legales en caso contrario, faltó a la verdad sobre lo ocurrido en el incidente ocurrido el día 2 de febrero de 2014, sobre las 13.45 horas, ya que sostuvo que el señor H.B. le propinó un pisotón en el pie derecho, y que dicho pisotón fue intencionado, así como que él no le pegó».

Aquellos incidentes, que se han vuelto ahora en contra de este agente, se produjeron al término de una manifestación convocada por Parados en Movimiento y que coincidió con una Convención Nacional del PP.


Uno de los vecinos que se manifestaba, Juan H.B, junto a otros dos más, resultó absuelto de los delitos que se le imputaban al haber retirado la acusación el Ministerio Fiscal en una resolución que fue dictada 'in voce' por el propio juez en la sala de vistas donde se celebraba el juicio en abril del pasado año.

De esta forma, el agente acusado de mentir en el juicio tendrá que sentarse en el banquillo para enfrentarse a una petición de pena de un año y nueve meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y una multa de 3.240 euros, según solicita la Fiscalía.

La acusación particular solicita inicialmente una condena mayor: tres años de cárcel al entender que es pertinente aplicar el tipo agravado por tratarse de un funcionario público.


Condena al Ministerio del Interior
Al margen de este procedimiento, la Asamblea de Afectados por la carga policial del 2F logró también que la Audiencia Nacional condenara al Ministerio del Interior a indemnizar a una mujer, Montserrat, que resultó con graves lesiones en una mano, ocasionadas por este mismo agente, durante la carga policial registrada ante la Parrilla de San Lorenzo.

La Audiencia Nacional censuró la violencia policial y la desproporción de la actuación de los agentes intervinientes. En su fallo, refería igualmente que cuando el agente -imputado por un delito de falso testimonio- golpeó con la porra a la demandante en la mano, rompiéndole numerosos huesos, no se aprecia violencia física por parte de ésta que debiera de reprimirse con una respuesta violenta, dado que únicamente se estaba retirando.

Además, la misma sentencia acusaba a la VII Unidad de Intervención Policial de Valladolid de realizar un informe subjetivo y tendencioso para justificar la intervención.

La Audiencia Nacional aludía a la desproporción y la violencia policial, en la misma línea del fallo emitido el 20 de abril de 2018 por el Juzgado de lo Penal 3 de Valladolid, y decía que las imágenes captadas, donde se podía ver al grupo de manifestantes con la pancarta, su actitud y la descarga policial realizada, servían para «cuestionar las afirmaciones de que se tratase de una manifestación violenta, de que fuera un grupo hostil o agresivo frente a la fuerza pública o de que intentaran por la fuerza entrar en el establecimiento frente al cual coreaban sus consignas políticas, o que la recurrente utilizara la fuerza contra los agentes».

Por contra, «la realidad que desprenden las imágenes visionadas, repetidamente, por los magistrados firmantes de la sentencia es justo la contraria, esto es, que la intervención policial no fue para identificar y detener a los agresores sino directamente para disolver la concentración utilizando para ello las defensas y la fuerza«.

Y continúa: «ni el número de efectivos policiales en relación al grupo de concentrados, ni la superior fortaleza física de los primeros en relación a los manifestantes, amén de la edad media, digamos madura, de estos últimos, ni las consignas vitoreadas contra los dirigentes políticos que al parecer se encontraban en el interior del restaurante ('¡vuestros sobres son nuestros recortes¡'), ni el lema de la pancarta ('paremos la criminalización de la protesta social'), reflejan que el empleo de la fuerza fuera indispensable y proporcional para el control de la situación».

A juicio del tribunal sentenciador, «la propia concentración, a la vista del material probatorio, no puede considerarse como manifestación de carácter violento que suponga una situación objetiva con riesgo para las personas que se encontraban en el interior del restaurante, ni se desprende alteración del orden público que implicase un peligro para personas o bienes«.

De todo lo actuado, «no se reflejan la apreciación subjetiva y tendenciosa del informe de la VII Unidad de Intervención Policial del empleo de la fuerza indispensable y proporcional para el control de la situación».
29
Discusión General / Re:ELECCIONES
« Último mensaje por 47ronin en Hoy a las 06:49:40 »



La amenaza de las cuartas elecciones en cuatro años
socava la credibilidad de una clase política bajo mínimos


El 38% de los españoles sitúa a los políticos entre los tres principales problemas del país y la desafección crece diez puntos desde mayo, según el CIS"La sucesiva convocatoria de elecciones genera un hartazgo que puede erosionar la democracia", alerta el catedrático de Sociología, Xavier Coller"No es desafección con las instituciones, es enfado con los políticos, los votantes siguen prefiriendo este sistema multipartidista", asegura Toharia desde Metroscopia


Casado, Rivera, Sánchez e Iglesias, en el debate de candidatos organizado por Atresmedia, el pasado 23 de abril. EFE
Por José Precedo
24 ago 2019 22:11

Salvo sorpresa en las próximas semanas, España se aboca a nuevas elecciones, las cuartas desde 2015, en medio de una grave crisis institucional que sacude a la política y a la justicia en un momento clave, a las puertas de la sentencia del Supremo sobre el procés y mientras en Europa atruenan tambores de recesión.


Cuatro meses después de las elecciones generales, PSOE y Unidas Podemos eternizan su batalla por el famoso "relato" que escribe episodios nuevos cada semana mientras la gestión del día a día la asume un gobierno en funciones con los poderes limitados por la Constitución y Pedro Sánchez al frente, que ejecuta los presupuestos diseñados por Mariano Rajoy para el año 2018 (contra los que se posicionó el grupo socialista en el Congreso). En 42 años de democracia, los presupuestos solo se habían prorrogado cinco veces. Los agentes sociales, la patronal, las comunidades autónomas y los ayuntamientos, entretanto, claman por que haya gobierno para afrontar los retos que el país tiene por delante.


España sigue sumida desde 2015 en la mayor inestabilidad política de las últimas décadas y el país intenta acostumbrarse a esta especie de stand by, acunado por el crecimiento económico, que de momento no tiene parangón en la Eurozona pero que ahora se ve amenazado por el frenazo que anuncian las principales potencias económicas del continente.

Ese es el contexto mientras los dirigentes en la izquierda intercambian reproches a través de las tertulias de radio y televisión y retransmiten cada uno de los movimientos de su presunta negociación en Twitter. Tras el fracaso de la segunda investidura de Sánchez, las posturas se mantienen irreconciliables y la desconfianza mutua no ha dejado de crecer desde el 28 de abril entre los portavoces socialistas y los de Unidas Podemos. El PSOE, que llegó a ofrecer la víspera del Pleno en el Congreso tres ministerios (Política Social con Vivienda, Sanidad e Igualdad) y una vicepresidencia al grupo confederal recriminan a Iglesias haber frustrado por segunda vez un gobierno de Sánchez.

Desde Unidas Podemos acusan al PSOE de que su plan siempre ha sido la repetición electoral y de haber tratado de humillar a la coalición, tras vetar a Iglesias en un gobierno conjunto y negarle al grupo confederal las carteras, que según sus dirigentes pueden garantizar un giro a la izquierda.

"Nosotros no entregamos investiduras gratis, si quieren elecciones, que lo digan", avisó el martes Iglesias en Antena 3. El tiempo de la coalición pasó, replicó la vicepresidenta Carmen Calvo la mañana siguiente desde la cadena Ser. Y así van pasando los días en una interminable pelea de declaraciones.

Entretanto, las derechas de PP y Ciudadanos que han librado una durísima pugna en las diferentes campañas por liderar ese espacio, corren a ponerse de acuerdo tan pronto como pasan las elecciones. Incluidos los ultras de Vox, que no solo han entrado en las instituciones sino que ya condicionan gobiernos en Madrid (Comunidad y Ayuntamiento), Andalucía, Murcia y un puñado de capitales.

Mientras todo eso sucede, ahí fuera una parte de la sociedad ha desconectado y la clase política es el segundo problema de los españoles -por detrás del paro-. La percepción que los ciudadanos tienen de sus representantes públicos sigue empeorando hasta alcanzar niveles de récord.



Casi el 40% de los españoles sitúa ya a los políticos entre los tres principales problemas del país y la desafección ha aumentado 10 puntos desde las últimas elecciones, las municipales y autonómicas de mayo, según el Centro de Investigaciones Sociológicas.

Un 38,1% de los encuestados citó a los políticos entre sus primeras preocupaciones entre el 1 y el 11 de julio cuando los encuestadores realizaron el trabajo de campo, en plena negociación de PSOE y Unidas Podemos para formar gobierno, cuando ya había empezado la pugna de los dos partidos por ese concepto llamado relato (y que no es más que instalar la idea de que la responsabilidad del fracaso siempre es del otro), pero antes de la investidura fallida del 25 de julio.

José Juan Toharia es presidente de Metroscopia y maneja estudios parecidos. Concluye que la ciudadanía no cuestiona el sistema de representación ni siquiera las instituciones pero sí la actitud de los dirigentes políticos.

"Hemos publicado encuestas repetidamente preguntando a la gente si prefiere un sistema multipartidista como el de ahora, y los números no se mueven desde hace tres años: dos tercios prefieren el sistema multipartidista. En las respuestas ves que la gente defiende el sistema, no hay tanto una desafección a la política y a la democracia, sino a la incapacidad de los políticos para pactar. Una de las falacias más extendidas por los políticos es esa frase que dice que los votantes no lo van a entender. Pues al final lo entienden. Los dirigentes suelen apelar a las bases cuando les conviene. La gente quiere acuerdos: en nuestras encuestas sale que el 70% dice que pactar no es una renuncia a los principios sino un ejercicio de responsabilidad".


En mayo, tras las elecciones generales, el porcentaje de personas que colocaban a los políticos entre sus tres primeras preocupaciones no llegaba al 28% en el barómetro del CIS. Hace una década, antes de que explotasen los grandes escándalos de corrupción vinculados al PP y la austeridad de Bruselas acelerase los recortes en los servicios públicos, menos del 10% de la sociedad situaba entre sus principales problemas a los políticos.

El hartazgo de la ciudadanía ha ido a más en estos meses de inestabilidad tras el carrusel electoral. Y eso que el último barómetro se llevó a cabo antes de que embarrancasen las conversaciones del PSOE y Unidas Podemos que ha puesto en marcha el calendario para unas nuevas elecciones que se celebrarán el 10 de noviembre siempre que no haya mayoría para que el Congreso designe presidente antes del 23 de septiembre.

Xavier Coller, catedrático de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide y director de diferentes investigaciones sobre las élites políticas y los desafíos de las democracias, previene contra una paradoja que puede derivar en un aumento de la abstención en futuros comicios: "Los demócratas entendemos que el sistema se basa en la participación de los ciudadanos. Pero esta puede generar un cansancio, la convocatoria sucesiva de elecciones genera un hartazgo que erosiona la democracia. Queremos que la gente participe. Se está viendo, en un nivel más micro, en los partidos que han introducido primarias y procesos participativos, cada vez participa más gente. Y eso que en su ADN está implicar a la gente. El resultado de las sucesivas convocatorias de elecciones puede conducir a más abstención. Es un indicador de fatiga democrática, un efecto no esperado. Habría que buscar un equilibrio que no enfrente la participación con la democracia".

La situación ha dado un vuelco en el último trimestre. La llamada a las urnas tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, una vez se conoció la sentencia de Gürtel, había contribuido a mejorar la percepción sobre la política que tienen los españoles. Entonces, un 70% de los encuestados decían que la situación en España era mala o muy mala. Tras las elecciones del 28 de abril que dieron el triunfo a Pedro Sánchez y mayoría al bloque que hizo caer al Gobierno del PP, el malestar se redujo sensiblemente y los que veían la política mal o muy mal bajaron al 52,8%. Pero desde mayo ese porcentaje ha subido dos puntos y según el CIS de julio solo el 4,4% de los españoles creen que la situación política es buena, frente a un 64,2% que la ve mala o muy mala.

Y no hay perspectiva de que mejore el próximo año: el 41,2% cree que todo seguirá igual y el porcentaje de los que confían en que todo mejore (16,5%) está por debajo de los que piensan que las cosas irán a peor (24,1%).

Ni uno solo de los líderes de los grandes partidos llegan al aprobado y la valoración de todos ellos ha caído en las últimas semanas. El mayor desplome se da en Ciudadanos, donde Rivera pasa del 3,8 al 3,4, y en el PP (Casado baja de 3,4 a 3,1). Abascal, el peor considerado por la sociedad española llega al 2,3.

Los candidatos de la izquierda también sufren: Sánchez se aleja del cinco (pasa del 4,8 de julio al 4,6 en solo un mes) e Iglesias se deja en ese mismo tiempo una décima hasta el 3,3.

Toharia, que lleva décadas haciendo estudios demoscópicos, sostiene que la sociedad espera de los políticos que se adapten a la nueva situación. "En las encuestas se ve una censura de la incompetencia, entendida como que los políticos no son capaces de gestionar la nueva situación".

Coller, el catedrático de la Universidad Pablo de Olavide, coincide en el diagnóstico: "Conviene distinguir entre los políticos y las instituciones. El deterioro es mayor de la clase política, la gente sigue creyendo en la democracia, aunque quizás menos en su funcionamiento en España y desde luego culpa a los políticos. No es un fenómeno nuevo ni exclusivo de España. Ha habido una oleada de movilizaciones populares en todo el mundo, desde el 15M a Occupy Wall Street, a propósito de las recetas de austeridad que se han impuesto para combatir la crisis. En nuestro país los casos de corrupción han contribuido a crear ese cocktail explosivo".

Laletra pequeña del CIS arroja algunos titulares alarmantes: la mitad de los consultados (50,8%) considera "bastante bajo" o "muy bajo" el grado de independencia de los jueces.

El Supremo, que en las próximas semanas dictará una de las sentencias más importantes de las últimas décadas, la que juzgará a los dirigentes independentistas que impulsaron el procés, no levanta demasiado esa valoración. Un 44% de los encuestados sostiene que los magistrados del alto tribunal tampoco ejercen con independencia.

Toharia relativiza estos datos que también ha recogido Metroscopia. Asegura que la ciudadanía no está diciendo tanto que no cree en la justicia sino que ponen de manifiesto los intentos políticos por controlarla. "Cuando preguntas si los jueces ceden a las presiones, el 80% responde que no lo hacen. Supongo que por eso siguen acudiendo a los juzgados.

Lo que es indiscutible es que también la imagen de la Justicia ha sufrido también duros reveses en los últimos meses, tal vez el más ruidoso fue la crisis de las hipotecas en el Supremo, que primero falló contra los bancos para que asumiesen el impuesto de las hipotecas, y en una decisión sin precedentes corrigió después la sentencia para cargar esa tasa a los hipotecados.


El órgano de gobierno de los jueces ha agotado su mandato y el intento de renovarlo, que requiere de una mayoría reforzada en el Congreso, terminó en estrépito después de que se conociese un mensaje del exportavoz popular en el Senado a sus compañeros de escaño explicando que la maniobra de colocar a Manuel Marchena como presidente del Supremo permitiría "controlar desde atrás" la Sala Segunda que juzga a los políticos independentistas. Desde entonces, la reforma judicial pendiente está aplazada sine die. Como los presupuestos, la subida de las pensiones, la financiación autonómica y las principales políticas del país. A la espera de gobierno.
30
Off Topic / Re:ECONOMÍA
« Último mensaje por 47ronin en Hoy a las 06:44:06 »
 



El informe del FMI que confirma que los analistas son terribles prediciendo crisis

/ EFE

El historial de los economistas, a juicio
El informe del FMI que confirma que los analistas se equivocan prediciendo crisis
Los expertos analizan las previsiones emitidas en la antesala de hasta 153 recesiones que tuvieron lugar en 63 países entre los años 1992 y 2014.

En las últimas semanas han saltado todas las alarmas sobre la salud de las principales economías del mundo. Si habrá una nueva crisis y, sobre todo, cuándo llegará son las grandes incógnitas aún por despejar. Los analistas monitorizan los indicadores a diario, realizan sus cálculos y lanzan sus predicciones. Los bancos centrales, los mercados, los inversores y la ciudadanía reaccionan, pero la toma de decisiones en base a estas previsiones es, cuando menos, arriesgada, sobre todo en el corto y medio plazo. Así lo demuestra un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que confirma que los economistas son, en realidad, terribles prediciendo crisis.


PUBLICIDAD

En un documento de trabajo que cubre hasta 63 países, incluido España, durante 22 años, el FMI recuerda que los analistas no auguran las recesiones demasiado bien. En el informe, titulado 'How Well Do Economists Forecast Recessions?' los autores Zidong An, João Tovar Jalles y Prakash Loungani se basan en 153 recesiones que tuvieron lugar en esos países entre los años 1992 y 2014.

An, Tovar y Loungani analizan la evolución de las previsiones en los periodos previos a esas recesiones y su principal hallazgo es que, si bien los analistas son generalmente conscientes de que los años de recesión serán diferentes de otros años, pierden la magnitud de la crisis por un amplio margen hasta que el año prácticamente ha finalizado. En la práctica, esto significa que se pronostican muy pocas recesiones con nueve meses o un año de antelación... y que las crisis llegan casi por sorpresa. Solo hay que recordar lo que sucedió en 2008.

 
En datos, el estudio muestra que en abril del año anterior a la recesión los analistas esperaban que la producción cayera en solo 5 de esos 153 casos. Si bien queda demostrado que el rendimiento mejora con el tiempo y en octubre del propio ejercicio en el que se produjo la crisis las previsiones eran de una caída en la producción en 118 de los 153 casos.

Asimismo, los autores constatan que mientras las previsiones se revisan lentamente durante los años de crecimiento económico, en momentos de recesión el ritmo de revisión se acelera, pero no lo suficiente como para evitar "grandes errores de pronóstico". Otro hallazgo es que los augurios del sector privado y del sector público son prácticamente idénticos, es decir, ambos son igual de efectivos... cuando se trata de obviar las crisis.


Nadie se atreve a pulsar el 'botón rojo'
Otros estudios, como este de la OCDE sobre la crisis financiera de 2007-2012, constatan que los analistas son excesivamente optimistas sobre el crecimiento económico. Una de las explicaciones a este exceso de entusiasmo es que en muchos casos los economistas no estaban dispuestos a arriesgar su reputación al predecir una recesión que podría no haber llegado nunca. En definitiva, pocos se atrevían a hacer sonar las alarmas en aquel momento.

Tampoco ahora se aventuran a advertir de una crisis inmediata. Recientemente, y por primera vez desde la crisis financiera de 2008, el interés del bono a dos años estadounidense superó a la referencia, el 10 años. Es la temida inversión de la curva de tipos, una de las señales que los expertos toman como aviso de que la recesión está cerca. Las principales gestoras mundiales ya advierten de que el periodo de bonanza está llegando a su fin y se avecina un cambio de ciclo pero, de momento, nadie se arriesga a poner fecha a la próxima crisis.

Por la parte que toca a España, los tambores de recesión que vienen del entorno europeo resuenan aquí con especial fuerza ante la ausencia de Gobierno. Los analistas no esperan un impacto inmediato en la economía española, pero sí están seguros de que la incertidumbre política pasará factura al crecimiento. De momento, la práctica totalidad de los institutos de análisis nacionales e internacionales continúan situando el crecimiento de la economía española en un rango de entre el 2% y el 2,5%, no prevén ningún desplome en 2020 y ven la crisis como una posibilidad muy remota. Pero el informe del FMI deja claro que el historial de los analistas no es precisamente brillante a la hora de predecir recesiones. ¿Cuándo llegará la próxima crisis? No lo sabe nadie.
Páginas: 1 2 [3] 4 5 6 7 8 ... 10