Autor Tema: Unidades y material antidisturbios  (Leído 235637 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3120 en: 12 de Mayo de 2019, 07:36:01 am »

La Justicia permite que Colau acuse a policías del 1-O porque se dañó la imagen de Barcelona

El juez que investiga a decenas de agentes por las cargas policiales permite la personación del Ayuntamiento de Barcelona como acusación popular

Ada Colau
Alejandro Requeijo


Publicado 12.05.2019 - 05:15
ActualizadoHace 2 horas

El Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona que dirige el magistrado Francisco Miralles ha autorizado la personación del Ayuntamiento de Barcelona como acusación popular en la causa en la que se investigan decenas de denuncias de ciudadanos contra policías que actuaron en los colegios el 1-O.

Según el auto al que ha tenido acceso Vozpópuli, entre los argumentos que esgrime el juez para dar luz verde a esta personación, del consistorio que dirige Ada Colau es que la imagen de Barcelona quedó dañada aquella jornada ante los ojos de toda la comunidad internacional.

“Nos encontramos ante unos hechos que han supuesto, únicamente en el municipio de Barcelona, la existencia de unas 300 personas lesionadas en mayor o menor entidad así como unos 30 agentes de policía en una jornada que fue retransmitida prácticamente en directo por casi todos los medios de comunicación”, dice el auto.
"Evidente quebranto de la imagen"

El juez considera que los hechos violentos durante la consulta ilegal “alcanzó una proyección mediática internacional indudable por lo tanto es aplicable el artículo 3.4 de la Ley 22/1998”, según el cual “corresponde al Ayuntamiento de Barcelona proteger, preservar y promover los valores simbólicos, el prestigio y la buena reputación asociados a la denominación Barcelona”.

El auto, fechado el pasado lunes, zanja que la jornada del 1-O existió “un evidente quebranto de la imagen internacional de la ciudad de Barcelona”. De este modo, rechaza el magistrado la pretensión de la Abogacía del Estado -a la que se adhirió la Fiscalía- de expulsar de la causa al Ayuntamiento.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prestó declaración en el juicio del procés que se sigue en el Tribunal Supremo. Allí describió la sensación que se vivía en Cataluña como "un estado de excepción". "Estábamos viendo cosas anómalas que no habíamos visto nunca", dijo a la hora de referirse a los registros de la Guardia Civil ordenados por un juez.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394

Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2730
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3122 en: 16 de Mayo de 2019, 00:24:23 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3123 en: 02 de Junio de 2019, 15:05:39 pm »

Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2730

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3125 en: 03 de Junio de 2019, 07:40:21 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3126 en: 19 de Junio de 2019, 18:33:59 pm »


Identificado el escopetero de la Policía Nacional que hirió en el ojo a Roger Español



La organización Iridia presenta ante el juzgado el informe pericial que ha permitido determinar quién realizó el disparo
Los abogados del lesionado han solicitado al juez que cita a declarar como imputado a un mando del cuerpo policial
 que disparó contra Roger Español. / IRIDIA / INFORME PERICIAL (VIDEO)

  https://www.elperiodico.com/es/politica/20190619/identificado-el-escopetero-de-la-policia-nacional-que-hirio-en-el-ojo-7512005

. G. Albalat

Barcelona - Miércoles, 19/06/2019 - 18:20
El Centre per la Defensa dels Drets Humans Irídia ha anunciado que ha identificado al agente de la Policía Nacional que disparó la pelota de goma que hirió en el ojo a Roger Español en la escuela Ramon Llull de Barcelona durante la celebración del referéndum del 1-O. Los abogados de esta entidad han presentado en el juzgado que investiga este caso un informe pericial con el resultado del análisis de imágenes captadas durante el operativo policial, a la vez que han solicitado la imputación de un subinspector y subjefe de grupo que se encontraba en el lugar y que no impidió que se hicieran otros dos disparos con pelotas de goma mientras el activista estaba tendido en el suelo.


El escopetero ahora identificado, el UC563, ya declaró como imputado ante el juez el pasado mes de noviembre y negó que se encontrara en el lugar de donde salió la pelota de goma que hirió a Español. El juez también tomó declaración como investigados a otros 10 policías y dos jefes de unidad. Todos negaron que lanzaran el proyectil y solo uno se situó en la acera desde donde partió el proyectil, pese a no ser el autor del disparo.

La abogada Anais Franquesa ha explicdado que el proceso para averigar el policía que efectuó el disparo "ha sido difícil por la falta de indentificación de los agentes antidisturbios y por la nula colaboración del cuerpo policial", ya que los mandos "no solo ordenaron, permitieron y no impidieron los disparos, sino que han encubierto al autor de los hechos". Solo para la visualización y análisis de las imágenes, algunas de medios de comunicación y otras grabadas por ciudadanos anómimos, se han invertido 1.800 horas.

Uno más alto que el otro

De entrada, Iridia consiguió a través de esta labor reducir de nueve a dos los escopeteros que podrían haber realizado el disparo de la pelota de goma que hirió a Español. Tras examinar ragos del vestuario, como la gorra en el cinturón, las espinilleras o los guantes, y con ayuda de un programa informático de mediciones corporales, el colectivo logró descartar a uno de los agentes, por lo que ahora están "convencidos" de saber quien es el policía que provocó que el activista resultara gravemente herido. Un dato determinante ha sido que uno de los agentes era más alto que el otro. Esta identificación es clave para el proceso penal, pues los jueces tienen difícil concretar el auto de los disparos.  Eso es lo que ocurrió, por ejemplo, en el caso de Ester Quintana, donde fueron absueltos los mossos acusados. A raíz de ello, se prohibió que la policía de la Generalitat utilizara estos proyectiles.

Español, que también estaba en la rueda de prensa donde Iridia explicó las conclusiones sobre el análisis de las imágenes y que está imputado por haber lanzado una valla metálica contra los gentes, ha asegurado que "si la represión no se para, nosotros tampoco" y que su objetivo es "llevar hasta el final" la investigación judicial. "Lo que quiero es que toda esta operación no acabe impune", ha isistido. El colectivo de defensa de derechos humanos ha lamentado que haya tenido que ser una entidad sin ánimo de lucro la que lleve a cabo la identificación del escopetero ante la nula colaboración del cuerpo policial.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 12205
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3128 en: 19 de Junio de 2019, 18:45:39 pm »
Al que no van a imputar es al incompetente de Zoido

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3129 en: 12 de Julio de 2019, 07:30:53 am »

Hoy en el BOE | Policía

Interior destina 125.000 euros a los uniformes de los nuevos antidisturbios
Ampliar
(Foto: Jaime Pozas)
El Cuerpo Nacional de Policía adquiere gorras, camisetas técnicas UIP, pantalón UIP, forro pantalón y camisola UIP ante la llegada de nuevos miembros a la unidad.
Por E.B.
martes 09 de julio de 2019, 10:52h

    Compartir en Meneame   

Los miembros de las Unidades de Intervención Policial (UIP) estrenarán vestuario. El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este martes la adjudicación del contrato de suministro que busca adquirir y distribuir ropa de uniformidad “con motivo del nuevo ingreso” de estos policías antidisturbios.

En concreto, el Ministerio del Interior, a través de la división Económica y Técnica del Cuerpo Nacional de Policía, ha destinado 126.282 euros para la compra de gorras, camisetas técnicas UIP, pantalón UIP, forro pantalón y camisola UIP.

Según los cálculos, se han reclamado un mínimo de 800 pantalones UIP, 600 camisolas UIP, 500 camisetas técnicas UIP y 300 gorras y forros pantalones.




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3130 en: 24 de Julio de 2019, 18:36:02 pm »

LAS CARGAS EN LOS CENTROS DE VOTACIÓN

Un tribunal recrimina a la policía no "agotar los medios no violentos" el 1-O


La Audiencia de Barcelona rechaza la petición de un sindicato de imputar a una docena de votantes
La policia nacional ha intentado desalojar a las personas concentradas en un centro de votación el 1-O.
La policia nacional ha intentado desalojar a las personas concentradas en un centro de votación el 1-O. / FERRAN NADEU

   
J. G. Albalat

Barcelona - Miércoles, 24/07/2019 - 16:26
La Audiencia de Barcelona ha confirmado la decisión del Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona de rechazar la petición del Sindicato Profesional de la Policía, a la que se sumaron parcialmente la fiscalía y la Abogacía del Estado, y no imputará a una docena de votantes del 1-O en el instituto Pau Claris de Barcelona por un presunto delito de obstaculizar la actuación policial. En la resolución, el tribunal critica a la Policía Nacional no “agotar los medios no violentos” antes de su actuación en el IES Pau Claris durante la jornada del referéndum unilateral.



Los magistrados exponen que  tras observar las imágenes captadas en el centro docente "constatamos que en efecto no hubo orden expresa y terminante dirigida a los ciudadanos o alguno de ellos que pudiera haber actuado como interlocutor para trasmitir, no sólo el mandato que tenían encomendados no, para su debido cumplimiento, la orden de desalojar las entradas rompiendo el tapón que se había formado en ellas".

La Audiencia de Barcelona estima que, así,  "la propia policía infringió una de las pautas de actuación que los propios protocolos para la atención y el control de las multitudes impone, a saber, agotar los medios no violentos, usando el diálogo como medio para persuadir a los congregados, autorizando el uso proporcionado y gradual de la fuerza sólo cuando no exista otra opción”. El auto precisa que "la advertencia del uso de la misma "con tiempo suficiente para que pueda tomarse en cuenta, aparece también como un requisito irrenunciable en orden de garantizar una prudente y proporcionada intervención".

El tribunal concreta que "resultaba por ello indispensable agotar la alternativa del diálogo y la conciliación con el fin de disuadir a los ciudadanos congregados en los centros de votación evitando la confrontación con la fuerza pública" y añade que los agentes debían "respetar los derechos fundamentales de las personas", máxime cuando de le había encomendado no alterar la convivencia pacífica,  y por el tipo de gente que iba a acudir a los puntos de votación: "familias, ancianos, jóvenes, niños y adolescentes", en un contexto "muy alejado de aquel que típicamente legitima el uso de la fuerza, a saber el de la prevención del delito y la detención de sus autores". Por esas razón, los jueces rechazan que los votantes cometiesen "resistencia pasiva" al taponar con un centenar de personas los accesos al centro.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173394
Re:Unidades y material antidisturbios
« Respuesta #3131 en: 26 de Julio de 2019, 07:21:49 am »

La Policía defiende que el senegalés tumbado de un porrazo en Lavapiés cayó al suelo porque estaba borracho


"Cayó al suelo debido a su estado de embriaguez, y no por los golpes que recibió en partes no lesivas", dice sobre el porrazo en la cabeza a Arona Diakhate

La Dirección General de Policía Nacional defiende ante el Defensor del Pueblo a los agentes denunciados por su actuación en los disturbios tras la muerte de un mantero

Contrastamos la versión policial con lo que muestran las imágenes y los datos recopilados sobre lo sucedido

Juan Luis Sánchez
14/10/2018 - 20:28h


La policía deja en el suelo a Arona Diakhate tras tumbarle de un porrazo (Olmo Calvo)

Arona Diakhate estaba en la plaza Nelson Mandela de Lavapiés la noche del 15 de marzo. La plaza estaba tomada por los disturbios y la policía. Un agente se acercó a Diakhate y le pegó un porrazo en la cabeza que le tumbó en menos de un segundo. Lo vieron los testigos y lo vieron decenas de miles de personas cuando un vídeo grabado por un vecino se difundió en redes sociales y en medios de comunicación. Este vídeo.

https://www.youtube.com/watch?v=zzi9Rw_Etpg

La Policía asegura meses después que Arona Diakhate "cayó al suelo debido a su estado de embriaguez, y no por los golpes que recibió en partes no lesivas". Según esta versión, fue "la caída la que le produjo las lesiones leves". Es la respuesta oficial de la Dirección General de la Policía a una pregunta del Defensor del Pueblo solicitada por el activista Stéphane M. Grueso.

La respuesta oficial de la Policía, que sale en defensa de los agentes denunciados por Diakhate, contiene afirmaciones que no encajan con las imágenes y los datos recopilados en aquel momento por eldiario.es sobre lo sucedido. Repasamos las principales lagunas de su versión con ayuda de algunos fragmentos incluidos en el documento oficial remitido por el Defensor del Pueblo que puede consultarse al final de este artículo.

1. La Policía asegura que Diakhaté recibió los golpes porque se encontraba "en medio del conflicto, amenazando y desobedeciendo las indicaciones y órdenes de los agentes".

En varios vídeos sobre lo sucedido se aprecia cómo un grupo de policías está en una esquina mientras le llueven objetos desde una parte de la plaza. Comienza la carga policial y el grupo que arrojaba piedras se dispersa. En la imagen se ve entonces a lo lejos a Arona Diakhate junto a una papelera enganchada a una farola, como desconectado de lo que ocurre a su alrededor. Con la plaza ya despejada, la unidad de antidisturbios que cargaba contra otros manifestantes se acerca a él y uno de ellos le golpea. En ningún caso Diakhate muestra una actitud corporal amenazante y no parece que hubiera tiempo para un diálogo o discusión con los agentes, pero es imposible escuchar lo que sucede.

2. La Policía asegura que los golpes se produjeron "en partes no lesivas" del cuerpo.

En las imágenes se ve que uno de los agentes le golpea con la porra al menos dos veces. Una, por debajo de la cintura como marca la recomendación de la Policía Nacional para el uso de porras; y otra, tan por encima de la cintura que le alcanza de lleno en plena cabeza, una zona de alto riesgo para usar material antidisturbios.

3. La Policía asegura que el senegalés "cayó al suelo debido a su estado de embriaguez, y no por los golpes".

Diakhaté estaba de pie en la plaza, sin aparentes problemas de equilibrio. Solo cayó al suelo tras recibir un golpe en las piernas para desequilibrarle y después otro porrazo en la cabeza.

Sobre si estaba bajo los efectos de mucho alcohol, varias personas del entorno de Arona Diakhate contaron en marzo a eldiario.es que el senegalés tenía problemas recurrentes con la bebida. Era posible que esa noche hubiera bebido y precisamente por eso, argumenta su entorno, era imposible que participara en las carreras y los altercados con actitud agresiva. Estaba, como siempre que bebía, "a su bola en la plaza", en palabras de una persona de su confianza.

4. La Policía asegura que "la caída" (y no el golpe) "le produjo las lesiones leves". Hay varias lagunas en esta afirmación.

La primera laguna evidente es que sin golpes no se habría producido una caída fulminante como la que se aprecia en el vídeo. Tanto si las heridas de Diakhate se deben al golpe de la porra o al golpe de la cabeza en el suelo, el desencadenante fueron los porrazos primero en las piernas y luego en la cabeza.

La segunda laguna es la definición de "herida leve". Arona Diakhate estuvo ingresado tres días en el hospital por un traumatismo craneoencefálico, con hematomas internos en la cabeza y una brecha que necesitó 15 puntos de sutura. La línea entre lo que es una herida leve o grave es discutible, pero el artículo 147 del Código Penal remarca un agravamiento del delito de lesiones si el herido por una agresión necesita "tratamiento médico o quirúrgico". Además,  hay jurisprudencia clara en el Tribunal Supremo (21 de julio de 2003 y 22 de febrero de 2002), que en sendos autos especifica que "los puntos de sutura", especialmente cuando son una cantidad alta, deben considerarse "tratamiento quirúrgico" y por tanto esto sirve de "límite diferenciador", según el Supremo, para un posible delito de lesiones (no lesiones leves), que es la acusación a la que se enfrentan los agentes de policía después de que Arona Diakhate haya llevado su caso a los tribunales.



Interior cita un informe del Samur que demostraría que "las heridas leves" no fueron provocadas por los agentes sino por el suelo. El único documento médico conocido hasta ahora es el informe de ingreso hospitalario publicado en marzo por eldiario.es, donde constaba que la lesión en la cabeza la produce un golpe con "un objeto duro y desconocido". ¿Una porra? Ese dato nunca llega a quedar por escrito, con lo que nada en el informe médico vincula el caso con unos disturbios o cargas policiales. Queda fuera del radar de la actuación policial en Lavapiés y de hecho la Policía nunca notificó este herido dentro de su parte de heridos del dispositivo, cosa que sí hizo con otras cuatro manifestantes y 16 agentes que necesitaron atención sanitaria.

El propio Samur confirmó a eldiario.es que, aunque atendió a Arona Diakhate aquella noche, la Policía no le explicó las circunstancias de la herida. "Si la policía nos llama para atender a alguien en una comisaría, los médicos hacen su trabajo, no preguntan si el herido sale de Lavapiés", explicaron fuentes sanitarias a eldiario.es. ¿"En una comisaría"? Ese es el siguiente punto.

5. La Policía asegura que Diakhate "tuvo que ser trasladado por funcionarios policiales a otro lugar más seguro" para protegerle de los disturbios y luego fue derivado al hospital.

Lo que sucede es que, después del golpe, los agentes antidisturbios estiran el cuerpo sobre el suelo y salen corriendo para continuar con las cargas sin asistirle. Se queda solo, sin moverse, durante unos momentos.

Desde la retaguardia del operativo acuden entonces otras unidades de seguridad ciudadana, que no son antidisturbios, ni siquiera llevan casco. Dudan qué hacer. Un grupo más pequeño de manifestantes empieza a tirar piedras desde otro punto para que los agentes sin casco se alejen del cuerpo tendido. Los policías cogen en volandas al herido, que sigue desfallecido tras el golpe en la cabeza, y se lo llevan corriendo de la plaza.




Lo llevaron "a un lugar más seguro", explica la Policía. Ese lugar es el portal de la esquina, en la calle del Oso. Un vecino se asoma por el hueco de la escalera y graba. Diakhate sigue visiblemente afectado por el golpe, apenas se mueve y la sangre deja pequeños charcos en el suelo. Los agentes no saben qué hacer. A ese momento pertenece este otro vídeo:

https://www.eldiario.es/desalambre/Policia-defiende-justicia-disturbios-Lavapies_0_824168056.html

Cuando se deciden a salir del portal, no llevan al herido al punto de encuentro con el Samur en la cercana glorieta de Embajadores sino a un lugar mucho más lejano: la comisaría de Policía de la calle Leganitos, a unos 15 minutos en coche desde Lavapiés, según confirmó la Policía a eldiario.es tras la publicación de lo sucedido. No está claro cuánto tiempo estuvo allí ni si ese es el lugar seguro al que se refiere la carta de la Dirección General de la Policía.

La llegada al hospital de Arona Diakhate está registrada a las 23.32h, más de dos horas después de sufrir la contusión en Lavapiés. El senegalés, que también tiene la nacionalidad española después de varios años viviendo en este país,  ha presentado una denuncia contra los agentes que está a la espera de respuesta por parte de un juzgado de Madrid.

    Texto completo remitido por la Policía al Defensor del Pueblo

"En el desarrollo de la actuación policial participaron junto a las Unidades de Intervención Policial otras unidades policiales para las que no es preceptivo llevar esa identificación en la espalda de los chalecos antitrauma, y que se corresponde con los funcionarios y vehículos que aparecen en las imágenes.

Por otro lado señalar que, como resultado de la actuación policial solo se produjo un herido de carácter leve, que se encontraba en medio del conflicto, amenazando y desobedeciendo las indicaciones y órdenes de los agentes, y que cayó al suelo debido a su estado de embriaguez, y no por los golpes que recibió en partes no lesivas, siendo la caída la que le produjo las lesiones leves, tal y como quedó reflejado en el parte médico emitido por el Samur.

Los servicios médicos no pudieron entrar a la plaza para atenderle porque el conflicto estaba en su punto álgido, y temían por su integridad, por lo que tuvo que ser trasladado por funcionarios policiales a otro lugar más seguro, y tras recibir asistencia del Samur fue derivado a la Fundación Jiménez Díaz.

La asistencia, traslado al centro hospitalario y parte médico del herido constan en el atestado policial número 10.443/18 instruido por la Comisaría de distrito Centro, y remitido al Juzgado de Instrucción número 48 de los de Madrid"




Archivan la causa contra el policía acusado de torturas en Lavapiés tras la muerte del mantero Mbaye
Acusaron al agente antidisturbios por un episodio que tuvo lugar en la plaza Nelson Mandela, que terminó con un manifestante en el hospital.
26 julio, 2019 03:27

Gonzalo Araluce @GonzaloAraluce

Es la noche del 15 de marzo de 2018 en la madrileña plaza de Nelson Mandela. El barrio de Lavapiés bulle en protestas por la muerte del mantero senegalés Mame Mbaye. Hay quemas de contenedores, cargas y tensión. Un manifestante sufre heridas en una de las intervenciones policiales -la imagen salta a todos los informativos- y acusa a un agente, cuyas siglas corresponden a D.F.C., de lesiones y torturas. El procedimiento se ha extendido durante más de dos años, pero la Justicia ha optado por archivar la causa al no encontrar indicios suficientes contra el acusado.

Nos ubicamos en aquellas fechas. El mantero Mame Mbaye sufre un fallo cardíaco cuando huía de la Policía. Los intentos de los sanitarios por salvar su vida son inútiles y la muerte provoca una profunda conmoción en la capital, con las consiguientes intervenciones políticas y debates televisados. Todo en cuestión de horas.

El barrio de Lavapiés canaliza el descontento y esa misma tarde se anuncian movilizaciones. Cae la noche y las protestas dan lugar a escenas de tensión. Los manifestantes acusan a los policías que tienen enfrente de ser los compañeros de quienes habían acabado con Mbaye.

Se registran varios incidentes en Lavapiés. La Policía despliega varias unidades, dando un especial protagonismo a la Unidad de Intervención Policial (UIP), más conocidos como antidisturbios.

Un individuo de origen senegalés se lleva un fuerte golpe en una de las cargas en la plaza de Nelson Mandela y cae al suelo. Una ambulancia del SAMUR le traslada a un hospital, donde se le hace un parte de lesiones.

Al recuperarse, presenta una denuncia en dependencias policiales por lesiones y torturas. Es el comienzo de un largo recorrido judicial.
Señalan a D.F.C.

El denunciante no tenía datos suficientes para acusar a ningún agente en concreto, pero sí un vídeo en el que se veía la carga policial. Con intención de aclarar los hechos, se citó a declarar al jefe del dispositivo. Este señaló que, según recordaba, uno de sus hombres había vivido un incidente. Y dio su nombre: D.F.C.

El policía acusado de lesiones y torturas recurrió a los servicios jurídicos del sindicato Jupol y del abogado Pedro Chamorro. Según su testimonio, él no pudo ser el autor de la carga contra el manifestante herido por varios motivos.

El policía que protagonizaba la carga iba equipado con un escudo antidisturbios. Según el acusado, él no llevaba este equipamiento, puesto que era jefe de equipo. También decía que no se reconocía en las imágenes aportadas por la acusación. Y ante las preguntas de por qué no llevaba el chaleco antitrauma con el número identificativo, señaló que "se lo pone cada uno cuando lo manda el superior", que no era el caso.

¿Y el incidente que habría vivido, a tenor de la declaración de su superior? El policía acusado admitió que había vivido un episodio destacado, pero que no tuvo lugar en la plaza Nelson Mandela, sino en la calle Oso, en las inmediaciones. Que un manifestante habría tratado de romper la barrera policial y que habrían protagonizado un forcejeo, pero que nada tuvo que ver con el episodio juzgado.

Con esos argumentos, el Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid ha decretado el sobreseimiento del caso. Considera que sí hay numerosas diligencias para acreditar un supuesto constitutivo de infracción penal pero que es imposible atribuirle los hechos a D.F.C.