Autor Tema: Guardia Civil... ni pies ni cabeza  (Leído 133600 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183591
Re:Guardia Civil... ni pies ni cabeza
« Respuesta #740 en: 12 de Diciembre de 2019, 07:20:53 am »
Le deseo que pueda y sea pero ....ya puede andarse con pies de plomo lo que le queda de su carrera profesional.



Gloria Moreno: "Le he dado la vida a la Guardia Civil y lo seguiré haciendo
Entrevista a la sargento del Seprona de Lanzarote tras ser absuelta de los delitos de falsedad documental de los que le acusaba Miguel Ángel Padial, el supuesto "chivato" de la Guardia Civil de Lanzarote


La sargento Gloria Moreno en los estudios de SER Lanzarote / Cadena SER


Javi Rodríguez
Arrecife
11/12/2019 - 10:34 h. CET

La sargento que denunció acoso por parte de los mandos de la Guardia Civil en Canarias, Gloria Moreno, ha sido absuelta del delito de falsedad en documento oficial. Quien la denunció fue Miguel Ángel Padial, el guardia civil acusado precisamente de dar un chivatazo a los furtivos pardeleros condenados en sentencia firme. Dos de de los furtivos, además, fueron condenados posteriormente por narcotráfico. Padial denunció a Moreno por haber elaborado un informe interno en el que alertaba a los mandos de la Guardia Civil de que el propio Padial, se dedicaba a avisar a los furtivos de las operaciones que contra ellos preparaba la policía. Ahora la Audiencia Provincial le ha dado la razón a la sargento, y aunque no entra a valorar la verdacidad del documento, asegura que no puede calificarse de "inveraz" y considera “lógico” que la sargento Moreno elevase ese informe, por “celo profesional” sobre las supuestas filtraciones de las operaciones de la Guardia Civil.

"El curso normal de esos documentos es que acaben en la Policía Judicial y en Asuntos Internos, sin embargo, en vez de investigarlo Policía Judicial de Costa Teguise, a quien le pertenecía, no hacen las gestiones mínimas para saber si esa información que se le da, que es gravísima, es verdad. Ni piden llamadas, ni se llama a testificar al resto de personas que estaban en Alegranza, nada. No es simplemente un chivatazo a los furtivos, es que allí había narcotraficantes", ha explicado Gloria Moreno en la primera entrevista que concede tras conocerse su absolución. "No se realizó una investigación en profundidad y de ahí el caso pasa al Juez Rafael Lis, muy conocido en Lanzarote, y lo archiva. Eso es lo que ocurrió", explica Moreno sobre el periplo de su informe. Cabe recordar que el Tribunal Supremo suspendió de empleo al polémico juez Rafael Lis por una falta muy grave de desatención en la tramitación de diligencias de otro caso, precisamente en Lanzarote. Escucha la entrevista completa a Gloria Moreno en Hoy por Hoy Lanzarote.

Moreno está dispuesta a pedir responsabilidades penales a todos los que "omitieron su deber de perseguir esos delitos", explica en la SER

La Sargento ha denunciado ser víctima de una cadena de acoso por ser mujer y por tener sentido del deber, con la connivencia del capitan Germán García, el coronel jefe de la Comandancia de Las Palmas, Ricardo Arranz y el cooperador necesario, -su subordinado-, Miguel Ángel Padial, el supuesto autor de los chivatazos. Los tres están ahora acusados de un delito de abuso de autoridad y tendrán que declarar en el Tribunal Militar Central de Madrid por la querella que contra ellos presentó Gloria Moreno. El propietario de la isla de Alegranza se ratificó en sede judicial en una grabación "en la que dice que uno de los agentes, Padial en concreto, era un chivato mil por mil, y que fue testigo de que le hacía llamadas directamente a Fernando González Berriel (uno de los condenados posteriormente por un delito contra la Fauna) antes de subir a Alegranza, se puede imaginar por qué no prospera. Es fácil", explica Gloria Moreno.

Gloria Moreno no descarta tomar medidas contra la Fiscal del caso, Ramona Muñoz, que le pedía cuatro años de cárcel a Gloria Moreno

Según la defensa de Moreno, la actuación de la Fiscal no se ajusta al decreto que regula la actuación del Ministerio Fiscal. "Su actuación viola varios preceptos de este decreto", explica a la SER. Además, la propia Gloria Moreno ha mostrado su sorpresa por los vínculos familiares de la Fiscal. La sargento afirmó en los micrófonos de Hoy por Hoy Lanzarote que le sorpendió que la Fiscal le pidiera cuatro años de cárcel "me sorprendió hasta saber quién era y saber los vínculos familiares que tenía", ha dicho tajantemente la sargento en la SER.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183591
Re:Guardia Civil... ni pies ni cabeza
« Respuesta #741 en: 08 de Febrero de 2020, 06:58:26 am »

Absuelta definitivamente Gloria Moreno; la sentencia ya es firme

Al haber transcurrido el plazo legal sin que las partes hayan interpuesto recurso, Gloria Moreno queda totalmente absuelta del delito de falsedad documental del que le acusó el "supuesto chivato" de los furtivos de Alegranza



Gloria Moreno en SER Lanarote / Cadena SER

07/02/2020 - 11:29 h. CET

Gloria Moreno es definitivamente inocente del delito de falsedad documental que le imputó el guardia civil Miguel Ángel Padial, por el que la Fiscalía le llegó a pedir cuatro años de cárcel a la Sargento del Seprona de Lanzarote. Al haber transcurrido el plazo legal sin que las partes hayan interpuesto recurso, Gloria Moreno queda totalmente absuelta del delito. "Se declara firme la sentencia dictada en fecha 2 de diciembre de 2019 en la presente causa. Siendo absolutoria, pasen los autos al Ministerio Fiscal a fin de que se emita informe sobre la procedencia del archivo definitivo de las actuaciones; evacuando que sea el informe en dicho sentido, archívense definitivamente las actuaciones, dejando las oportunas notas en los libros de registro de este juzgado", puede leerse en el auto al que ha tenido acceso SER Lanzarote. Contra esta resolución cabe interponer un recurso de súplica en un plazao de tres días.

Padial denunció a Moreno por haber elaborado un informe interno en el que alertaba a los mandos de la Guardia Civil de que el propio Padial, se dedicaba a avisar a los furtivos de las operaciones que contra ellos preparaba la policía. La Audiencia Provincial dio la razón a la sargento, y aunque no entró a valorar la verdacidad del documento, aseguró que no puede calificarse de "inveraz" y consideró “lógico” que la sargento Moreno elevase ese informe, por “celo profesional” sobre las supuestas filtraciones de las operaciones de la Guardia Civil. Ahora la sentencia de absolución es firme con lo que queda demostrado que la sargento actuó de acuerdo a sus obligaicones denunciando las supuestas filtraciones en Alegranza.


 

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183591
Re:Guardia Civil... ni pies ni cabeza
« Respuesta #742 en: 13 de Febrero de 2020, 09:20:57 am »

    Gloria, de la herida a la cicatriz

    12 Febrero 2020 - 06:18 h
    MANUEL GARCÍA DÉNIZ

 
Aunque he seguido desde el principio el “caso Gloria”, con igual entusiasmo que rabia, es la primera vez que tengo la oportunidad de saludarla personalmente.

Está sentada detrás de una mesa, con el pelo recogido, hablando con una entereza destacable de su amargura  sufrida en estos años que califica como una persecución. Su cara transmite tranquilidad, pero también fortaleza y carácter, a pesar de que estaba acatarrada. En la barbilla, casi escondida, aparece una cicatriz, que dependiendo de sus gestos y movimientos me parece que se agranda o desaparece. Es el resultado de una herida producida por una mascota cuando ella era pequeña. Y me quiero imaginar aquella situación, mientras oigo a la sargento del Seprona Gloria Moreno responder a todas las preguntas de mis compañeros en la rueda de prensa.

Me imagino a la niña Gloria llorando, ensangrentada, pero abrazada a aquel perro. Cualquier niño o niña hubiera salido corriendo, llorando, lejos del perro, en busca de su madre. En cambio, en lugar de alejarse de los animales, de temerles de por vida por aquella experiencia, ha consagrado su vida a su defensa y a mostrar un amor y respeto infinito por ellos y sus derechos. Junto a la cicatriz, vestida de verde oliva o de paisana, como hoy, deja su huella inconfundible. Ahora, quien le ha mordido es la propia guardia civil, y está herida, pero sigue abrazada al cuerpo como si no pudiera separarse. Como si fuera aquella mascota, como si quisiera dejar su huella también.

Gloria Moreno ha tirado por tierra que la Guardia Civil sea cosa de hombres. Que haga falta gónadas especiales para afrontar situaciones difíciles. Basta con tener carácter. Con querer que las cosas se hagan como viene en los libros. En la Guardia Civil, “no” tiene que ser también “no”. Aunque no sepamos que parte del “no” dejan de entender en una jerarquía absolutista que embobece a las personas cada vez que baja un grado. Hay quienes defienden a los “Miguelitos” y los “Carlitos” frente a las Gloria, con G de guardia civil honesta, y tienen muchas razones para hacerlo, aunque ningún derecho. Y de eso va todo esto. De derechos y obligaciones. La sargento tenía la obligación de denunciar unos hechos presuntamente delictivos, con más razón si afectaban a un compañero obligado, como ella, a denunciar las ilegalidades y actuar de acuerdo con los leyes que les amparan y protegen como cuerpos de Seguridad de Estado. Gloria tiene todo el derecho a volver a su puesto de sargento del Seprona en Lanzarote. Y nada, ni nadie, le debe prohibir, después de su enérgica lucha, de sus contundentes resultados administrativos y judiciales, que vuelva al cuerpo, como una guardia civil ejemplar. Y quien se oponga, debe ser apartado. Y quien lo haga, debería ser sospechoso en un cuerpo, la Benemérita, que financia el pueblo español para que le defienda, no para constituir una casta de intocables.

El historial de la sargento del Seprona de Lanzarote, de estos últimos tres años, asusta. Exculpada de ocho expedientes disciplinarios abiertos por sus superiores. “No he dormido más de tres horas seguidas desde agosto de 2017”. “El Gobierno de Canarias no había incoado expediente. De 800 denuncias del Seprona y los veterinarios, simplemente se habían instruido cinco expedientes sancionadores” “No te puedes arrepentir. Es mi trabajo y es que lo voy a volver a hacer cada vez que alguien ponga en mi conocimiento cualquier delito cometido por un guardia civil”. Gloria sigue respondiendo, una a una, las preguntas de mis compañeros periodistas, negándose una y otra vez a dar marcha atrás, a abandonar el cuerpo, a renunciar a su destino en Lanzarote. Esperando a que se cierre de una vez su herida y cicatrice. Y pueda dedicar su tiempo a lo que realmente quiere, y tiene todo el derecho, a ser guardia civil. Y ahí sigue abrazada a su imaginario tricornio, desconfiando de todo, pero convencida de que la Guardia Civil no es sólo de hombres, cosa de gónadas, ni esencialmente una escalera de grados que se sube con mérito para pisotear los derechos de los que se van quedando en los escalones anteriores. Se trata de derechos. De defender derechos y  cumplir sus obligaciones. Ella ya ha demostrado que ha cumplido con sus obligaciones fielmente. Ahora toca recuperar sus derechos, su trabajo, su uniforme, su pistola, su moto y su hoja de servicios para salvaguardar  Lanzarote de furtivos y miguelitos y carlitos y jerarquías comprometidas con otras cosas.

Gloria ha superado su prueba. ¿La superará la Guardia Civil? ¿Servirá de algo que haya una mujer, por primera vez, como directora general de la Guardia Civil? Me gustaría que diera lo mismo que fuera hombre o mujer para preservar los derechos de los ciudadanos. Pero reconozco que me entristece más todavía que un gobierno progresista venda como un éxito el nombramiento de una mujer y que quede como una campaña de imagen solamente para que todo siga siendo exactamente igual. Eso ya no lo soportaría.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183591
Re:Guardia Civil... ni pies ni cabeza
« Respuesta #743 en: 21 de Abril de 2020, 06:50:43 am »

Interior no tiene previsto desmilitarizar la Guardia Civil, promesa electoral de Podemos
El partido de Pablo Iglesias incluía esa medida en su programa del 10-N. El ministerio de Fernando Grande-Marlaska asegura que no lo tiene planeado, como tampoco una fusión con la Policía Nacional

Fecha
21/04/20access_time 1:04

La existencia de dos cuerpos policiales de ámbito nacional y con competencias en algunos casos solapadas suscita un debate, unas veces público y otras soterrado, sobre si sería conveniente fusionar la Policía Nacional y la Guardia Civil. También ha habido en ocasiones un mando único, y único director general de ambos cuerpos.

Ese debate se superpone, en ocasiones, a la reclamación de algunas asociaciones profesionales de la Guardia Civil para acabar con el carácter militar que el Instituto Armado mantiene desde que se fundó hace 176 años.

El Gobierno de coalición PSOE-Podemos se ha visto obligado a posicionarse ante este asunto en sus primeros meses de andadura. Confidencial Digital ha podido consultar la respuesta dada por el Ministerio del Interior a dos preguntas sobre estas dos cuestiones relacionadas con la Guardia Civil.

No prevé “suprimir el carácter militar”

Fueron varios diputados de Vox los que en febrero registraron en el Congreso de los Diputados esas dos preguntas parlamentarias para respuesta escrita.

En una, Vox quería saber si “¿Está el ministro del Interior en condiciones de garantizar que este Gobierno va a mantener el carácter militar de la Guardia Civil?”. En otra, la pregunta era si “¿Está el ministro del Interior en condiciones de garantizar que este Gobierno no va a plantearse una hipotética unificación de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía como sí se trató esa posibilidad durante el Gobierno del Sr. Rodríguez Zapatero?”.

La respuesta dada por el Gobierno a Vox es corta pero concreta:

-- “En relación con la pregunta formulada, se indica que el Gobierno no tiene la previsión de suprimir el carácter militar de la Guardia Civil, así como tampoco de unificarla con la Policía Nacional”.

Es decir, que al menos por el momento el Ejecutivo de Pedro Sánchez no se plantea ninguno de esos dos cambios sobre la Guardia Civil. No es baladí el primero, ya que el socio minoritario del Gobierno sí apuesta por “desmilitarizar” la Guardia Civil.
Lo que proponía Podemos

Podemos incluye esa propuesta desde hace años en su programa electoral. Lo hizo también para las últimas elecciones generales, las del 10 de noviembre de 2019.

En el programa electoral del 10-N, en el apartado de “Garantías de Justicia Laboral y Pensiones”, el partido de Pablo planteaba “Reconocer los derechos sindicales y civiles negados a los y las guardias civiles”.

Era el punto 183 de un total de 289, y hacía las siguientes promesas:

-- “Reconoceremos la condición de sindicatos de las distintas asociaciones de la Guardia Civil y derogaremos las normas que prohíban a sus miembros la participación en la vida sindical. Al mismo tiempo, garantizaremos sus derechos laborales y la capacidad de organización para defenderlos, con lo que se mejorará el servicio que prestan a toda la ciudadanía. Por otro lado, suprimiremos la aplicación del Código Penal Militar a la Guardia Civil, con el fin de separarla del ámbito militar y constituirla como una verdadera fuerza civil de seguridad pública”.

La clave estaba en ese final, “separarla del ámbito militar y constituirla como una verdadera fuerza civil de seguridad pública”.

Actualmente, la Guardia se considera “un Cuerpo de Seguridad Pública de naturaleza militar y ámbito nacional que forma parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, y tiene una doble dependencia ministerial: depende del Ministerio del Interior en cuanto a servicios, retribuciones, destinos y medios, y del Ministerio de Defensa en cuanto a ascensos y misiones de carácter militar.

Podemos apuesta claramente por borrar el carácter militar de la Guardia Civil. Además de en ese y en otros programas electoral, lo ha puesto por escrito en otros documentos: por ejemplo, en la propuesta que envió al PSOE en agosto de 2019 para retomar las negociaciones tras el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez en el mes de julio.

Ahí, la formación morada reformuló su propuesta electoral, en términos muy similares:

-- “Reconocimiento de los derechos sindicales y civiles negados a los y las guardias civiles, entre ellos, la condición de sindicatos de las distintas asociaciones de la Guardia Civil y la derogación de las normas que prohíban a sus miembros la participación en la vida sindical. Supresión de la aplicación del Código Penal Militar a la Guardia Civil, con el fin de separarla del ámbito militar y constituirla como una verdadera fuerza civil de seguridad pública”.

El acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos firmado a finales de diciembre, sin embargo, no se llegó a incluir ninguna medida concreta para cambiar el estatus actual de la Guardia Civil.

Ambos partidos sólo se comprometieron a continuar con el proceso de equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los Mossos, y a impulsar el plan de infraestructuras de la Guardia Civil “para garantizar el servicio público de la seguridad en todo el territorio”.