Autor Tema: Aquellos "viejos tiempos"  (Leído 263789 veces)

Desconectado FFTR80

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1393
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1180 en: 10 de Diciembre de 2022, 11:16:25 am »
Ayer "cumplimos" 42 años.

Y ahora alguno nacido ese año está todavía "en prácticas"

Como ha cambiado todo en unos años. Se vienen carreras profesionales de 15-20 años, algunas incluso menos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1181 en: 10 de Diciembre de 2022, 11:53:42 am »
Ayer "cumplimos" 42 años.

Y ahora alguno nacido ese año está todavía "en prácticas"

Como ha cambiado todo en unos años. Se vienen carreras profesionales de 15-20 años, algunas incluso menos.


https://youtu.be/0pWPNj-DqYM

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1182 en: 02 de Enero de 2023, 08:05:11 am »
La plaza de los borrachos de Malasaña: botellón, punkis y un pulso peligroso por el control del narcotráfico


Fue punto clave en el centro de Madrid en el cambio de siglo. Cruce de calles, la juventud acampaba allí entre minis de kalimotxo, marihuana y tensión con las fuerzas del orden



Una de las plazas más icónicas y de más ajetreo nocturno de la capital durante el periodo entre siglos (XX y XXI) fue la Plaza de San Ildefonso; conocida informalmente durante los noventa como Plaza de los Borrachos y, más adelante, como

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1183 en: 02 de Enero de 2023, 08:06:56 am »
1996 fue el año de los errores...ese Plaza no daba ningún problema hasta que alguien la cagó y ello le valió una jefatura.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1184 en: 19 de Enero de 2023, 12:47:55 pm »
Se me ocurren tantas cosas con esta foto...


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1185 en: 20 de Enero de 2023, 12:21:33 pm »

¿Quién era Pepe Leches?


Tras contar la historia del “tonto bote” me apetecía contaros otra de estas leyendas madrileñas truculentas, en esta ocasión la de “Pepe Leches”.

Popularmente se utiliza “ves menos que Pepe Leches” para referirse a alguien que tiene una vista defectuosa, pero no es más que una confusión, ya que “leches” se refiere en este caso a golpe.

Anuncios

INFORMA SOBRE ESTE ANUNCIOPRIVACIDAD
El protagonista se llamaba José Fernández Albusac, natural de Leganés, Pepe para los amigos. Era guardia municipal del Ayuntamiento de Madrid y era conocido por ser un avinagrado y tener malos modales, perfecto para alguien con autoridad. Pepe tenía facilidad para repartir “leches” por lo que de ahí vino su sobrenombre. Aunque curiosamente también sufría de la vista, ya que lagrimeaba constantemente y tenía miopía.

Juntando sus dos principales características, estar ciego y ser violento, resultó en todo un espécimen. Empezaron a rodar las historias donde Pepe Leches repartía tortazos a todo tipo de personas e incluso llegaba a golpear a inocentes confundiendolos con criminales. A pesar de su impresionante expediente repartiendo leches, fue seleccionado para actuar como policía real de la Corte en Madrid.

Anuncios

INFORMA SOBRE ESTE ANUNCIOPRIVACIDAD
Durante una fiesta en el entorno del Palacio Real, Pepe se encontró con un superior del cuerpo de policía que supuestamente era amante de su mujer. Se dirigió hacia él para darle un cariñoso puñetazo de su repertorio y se confundió al hacerlo, ya que golpeó a una niña y rompiéndole algunos dientes en el proceso.

La leyenda de Pepe Leches crecía cada día más, llegando a su fatídico fallecimiento. Murió trágicamente al ser atropellado por un coche fúnebre. Supuestamente confundió el vehículo con uno similar que tenía su sobrina y por eso se aproximó a este más de lo recomendado si quieres conservar tu vida. Algunos testigos del accidente dijeron que Pepe al ser golpeado llegó a exclamar “¡Pero qué bestia eres, Manuela!”.

Pepe Leches, todo un ejemplo a seguir.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1186 en: 06 de Febrero de 2023, 07:43:17 am »
Se lo he dicho muchas veces, ninguno de los jovenes llorones que hoy ven inseguridad y hecatombe delincuencial vivieron aquellos años donde los índices eran diez veces superiores a los de hoy.


La Ventilla o cuando el norte de Madrid era peligroso: atracos, desalojos y un burro en mitad del tráfico


Una zona ahora premium para el negocio inmobiliario, puerta del nuevo distrito financiero, fue foco de delincuencia hasta finales de los 90


Unos chavales, en el viejo poblado de la Ventilla.ID

IÑAKI DOMÍNGUEZ
@Inakidoming81
Madrid
Actualizado Domingo, 5 febrero 2023 - 22:40

Muy cerca de Plaza de Castilla, un poblado chabolista de la Ventilla -donde hoy está la Avenida de Asturias-, fue un núcleo de actividades delincuenciales al menos desde los años setenta hasta los noventa.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1187 en: 13 de Febrero de 2023, 07:27:59 am »
El último mordisco de ‘El Piraña’: un histórico delincuente juvenil de los años 80 y 90, condenado de nuevo en Palma

Ayer a las 15:28

Cuarenta años después, uno de los policías que se las vio con él todavía recuerda de carrerilla su nombre y apellidos. La huella que dejó ‘El Piraña’ en la Mallorca de los años 80 y 90, con sonados atracos y persecuciones en coches robados -tiros incluidos-, todavía no se ha borrado. Fue uno de tantos delincuentes juveniles de aquella época de perros callejeros bañada en heroína. Acumuló 29 condenas por las que pasó una larguísima temporada en prisión. Se reformó y congeló su historial delictivo hasta principios de 2022. La Policía fue a su casa para intervenir en una riña familiar y encontró una pistola para la que no tenía licencia. Acaba de ser condenado por ello a un año de cárcel. A regañadientes, aceptó un pacto con la Fiscalía pero insistió en que el arma no era suya y acusó a la Policía de quedarse tres cajas de balas.

«En el fondo era un santo», recuerda un antiguo miembro del grupo de Atracos que lidió durante años con las fechorías de ‘El Piraña’, apodo que se ganó por su parecido con el personaje de la serie Verano Azul. "No era peligroso. No utilizaba armas y nunca le hizo daño a nadie", explica el policía, ya jubilado. ‘El Piraña’ empezó a delinquir a los 15 años con un grupo de chicos del reformatorio al que sus padres, cansados de su indisciplina, lo enviaron. A principio de los 80, ‘El Piraña’ era ya un habitual de las informaciones de sucesos.

Su especialidad eran los robos de coches, los tirones de bolso y los hurtos de carteras. Los que sacaba era para drogas. "Llegué a gastarme en cocaína y heroína más de doscientas mil pesetas [1.200 euros] diarias", le contó años después al periodista Jesús Quintero en una entrevista en la cárcel de Palma para el programa Cuerda de presos. Con otros delincuentes de su quinta, como ‘El Fideo’ y ‘El Chunguito’, consiguieron jugosos botines en golpes por toda la isla, que solían acabar en peligrosas huidas.

En febrero de 1992, cuando tenía 27 años y 39 antecedentes, un policía local de Palma lo sorprendió con un coche robado en las inmediaciones del Parlament. El agente fue tras él y acabó disparando contra el vehículo en el que huía 'El Piraña'. Uno de los tiros alcanzó a un agente de la ORA, que resultó herido. Aquel tiroteo fue el principio del fin.

‘El Piraña’ acumuló 29 condenas que acabaron refundidas en una pena de nueve años de prisión. "En la antigua cárcel se encargaba de cuidar a los presos enfermos. Era un trozo de pan, pero fue víctima de su época", rememora el policía.

Hace unos días, ‘El Piraña’ esperaba en los pasillos de los juzgados de Vía Alemania para saldar su última cuenta pendiente con la Justicia por la pistola hallada en su casa. Se mueve con muchas dificultades y su estado de salud es delicado. "Tengo trombosis, esclerosis, medio hígado no me funciona...", le contó al juez. Nada queda ya de aquel joven que ponía en jaque a las fuerzas de seguridad cada dos por tres.

"He sido un cabra loca, pero hace 20 años que ya no"

Pero a sus 58 años, ‘El Piraña’ todavía mantiene el fuerte carácter que forjó en las calles de Palma. "¡La pistola no era mía!", le insistía a su abogado antes del juicio donde acabó reconociendo los hechos. "Yo en mi vida he sido un cabra loca, pero hace 20 años que ya no. Me llevan a todas partes en ambulancia", le contó al juez para convencerlo de que es inofensivo. En la vista dejó claro que no tiene ninguna simpatía por la Policía y acusó al grupo de Atracos de haberse apropiado

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1188 en: 13 de Febrero de 2023, 07:34:46 am »
Recientemente en la red un tuitero se expresaba asi respecto de los años 80


MASQUEPOLICIASPAIN.es
@masquepolicia

10 feb.
🔵 “Te intentan convencer de que en los años 80 había mucha más delincuencia violenta que ahora; nada más lejos de la realidad”. - Samuel Vázquez (@guidoprincesa), presidente de @PoliciaSXXI
 

📺 Video completo en http://masquepoliciaspain.es
https://twitter.com/masquepolicia/status/1624125696288165906


Todos estos que niegan la realidad de aquellos años o ni habían nacido o estaban en pantalón corto, pues fueron múltiples, y en toda España, las manifestaciones reclamando seguridad debido a la oleada de robos y atracos, que en muchos casos, acabaron con la muerte del atracado, y sólo hay que irse a las hemerotecas de las portadas de aquellos años para saberlo.




Obviamente esto no les interesa, ya que su misión es tratar de poner una tilde inexistente en la seguridad con la única finalidad de socavar al gobierno y contribuir a hacerle caer.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1189 en: 20 de Febrero de 2023, 07:31:06 am »
Los tipos más duros de Villaverde: Blas el Paleto, el sargento Barriga y peleas "a muerte"

A finales de los 70 y principios de los 80, el famoso barrio del sur de Madrid era un territorio salvaje, sacudido por la droga y las bandas violentas. Saura sacó de allí a sus actores de Deprisa, deprisa


PREMIUM
IÑAKI DOMÍNGUEZ
@Inakidoming81
Madrid
Actualizado Lunes, 20 febrero 2023 - 00:14

Villaverde Alto es uno de los barrios obreros más emblemáticos de Madrid. Uno de mis informantes, Juanjo, nació ahí en 1964, por lo que se crio en la zona durante los años sesenta, setenta y ochenta, desde su niñez hasta convertirse en un adulto de p


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1190 en: 22 de Febrero de 2023, 07:17:23 am »
La historia de cómo un cura rojo intentó salvar al ídolo quinqui en el Madrid de la heroína


Una iglesia de Getafe esconde una versión de ‘La última cena’ en la que los apóstoles son toxicómanos de los ochenta a los que Pedro Cid, el párroco, trató de ayudar. Uno de ellos fue José Luis Manzano, intérprete de ‘El pico’ o ‘Navajeros’


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1191 en: 06 de Marzo de 2023, 07:59:01 am »
Sólo en Chamberí?

La cara B del viejo Chamberí: macarrismo, tirones y el tsunami de la heroína que mató a familias enteras


IÑAKI DOMÍNGUEZ
@Inakidoming81
Madrid
Actualizado Lunes, 6 marzo 2023 - 01:33


El Tonchines, de la Banda de los Muchachos.EM

 Los Bichos 'comunistas' de Entrevías
 Los skins marroquís de Peñagrande
Durante los 70 y 80, una de las zonas más activas del centro de Madrid en lo relativo a las pandillas y macarrismo fue el llamado Parque Móvil, cerca del metro Canal. Como me comenta un vecino del barrio nacido en 1955: «El Parque Móvil era un edific


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1192 en: 16 de Marzo de 2023, 07:56:53 am »
Con ese "trasto" hicimos practicas de conducción en 1981....y como anécdota, al modelo de la izquierda lo perseguimos no mucho tiempo despues por la calle santa engracia cargado de jamones procedentes de un robo.

« Última modificación: 16 de Marzo de 2023, 11:29:50 am por 47ronin »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1193 en: 16 de Marzo de 2023, 10:37:54 am »
Un cuarto latas!!!

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1194 en: 01 de Abril de 2023, 08:36:20 am »
37 años viviendo de milagro.




El individuo que disparó contra el Sargento de PMM fue detenido dos a?os después por también PMM?

10/04/1988

Agentes municipales detienen al presunto homicida frustrado de un sargento del cuerpo
A. M. - Madrid - //

 
Agentes de la sección de Servicios Especiales de la Policía Municipal consiguieron detener el pasado viernes a Félix López Martín, madrile?o de 31 a?os de edad, al que se acusa de disparar, el 1 de abril de 1986, contra un sargento del cuerpo. La bala fue desviada por una cartera que el sargento llevaba en el bolsillo, a la altura del corazón, por lo que la herida no revistió gravedad.

 
Los hechos ocurrieron el 1 de abril de 1986, cuando una patrulla de la Policía Municipal quiso proceder a la identificación de dos personas sospechosas en la calle de San Vicente Ferrer, cerca de la plaza del Dos de Mayo -precisamente en la calle donde Félix López Martín fue detenido el viernes- Uno de los dos hombres sacó un revólver calibre 38, semiblindado, y efectuó un disparo contra el sargento, al que alcanzó en el pecho. La bala quedé alojada en la pared torácica izquierda, después de ser desviada y perder fuerza por una cartera de bolsillo que el agente llevaba a la altura del corazón. El herido fue trasladado al hospital Clínico, donde fue intervenido quirúrgicamente.La Policía Municipal obtuvo informaciones que identificaban al detenido como el agresor del sargento. Se montó un servicio de vigilancia en las cercanías de su domicilio, en el número 51 de la calle de la Palma, en el mismo barrio. El viernes, a las 13.30, el sospechoso salió de casa, fue seguido por varios agentes y finalmente fue detenido en la calle de San Vicente Ferrer.

Un portavoz de la Policía Municipal afirmó que, al ir a ser detenido, el sospechoso intentó sacar algo del bolsillo izquierdo del pantalón. Luego se comprobó que era un revólver, marca Astra, calibre 38, con cinco balas en el tambor y el número de identificación limado. El detenido llevaba también una canana a la cintura con otras 15 balas y una funda de gafas donde llevaba otras 21 balas. Todas ellas tenían un peque?o orificio practicado en la punta, de forma que, al alcanzar el blanco, la bala se parte y origina grandes destrozos.

Félix López Martín fue trasladado a la comisaría de Centro y de allí a las dependencias de la Brigada Regional de Policía Judicial. Según la información facilitada por la Policía Municipal, el detenido tenía 10 antecedentes por robos con intimidación y tenencia ?lícita de armas y explosivos, y actualmente tenía en su contra cinco órdenes de busca y captura.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1195 en: 03 de Mayo de 2023, 13:33:24 pm »
....

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1196 en: 10 de Mayo de 2023, 17:08:57 pm »
Barcelona

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1197 en: 10 de Mayo de 2023, 18:57:25 pm »
Pues parece que allí tenían Jeep. . . no Land Rover. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1198 en: 12 de Mayo de 2023, 12:12:04 pm »
« Última modificación: 06 de Septiembre de 2023, 08:11:17 am por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224329
Re: Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1199 en: 20 de Mayo de 2023, 12:19:23 pm »



La Panda del Moco: los pijos macarras que sembraron el terror en Madrid


El Francés, el Judío, Pablo Full y el Italiano lideraron en los ochenta una banda de niños de papá malotes. Aficionados al 'full contact', hedonistas y muy violentos, su ideología era el dinero. Iñaki Domínguez desvela en un libro su historia.
     

MADRID19/05/2023 21:21
HENRIQUE MARIÑO@SOLUCIONSALINA
Fueron perros callejeros con pedigrí. Una banda de pijos malotes que sembraron el terror en el Madrid de principios de los ochenta. Repartían hostias como panes en barrios nobles y obreros, porque en el fondo aquella violencia desatada se enmarcaba en una renovada lucha de clases ante la pérdida de privilegios que imponía la balbuciente democracia. "Yo robo a los pobres para dárselo a los ricos. Soy Hood Robin", vacilaba un niño de papá macarra que acostumbraba a mangar motos en territorio comanche, heredero del Francés, el Judío, Pablo Full, el Italiano, el Garrul y el Comun, los fundadores de la temida Panda del Moco.

Una cuadrilla diabólica incrustada en el imaginario popular, pero de cuya existencia muchos dudaban. "Plantaban cara a cualquiera y les tenían terror. Sin embargo, algunos solo habían escuchado hablar de ellos. La Panda del Moco era como el coco, algo tenebroso", recuerda el filósofo y antropólogo cultural Iñaki Domínguez, quien subraya que se amparaban en la impunidad que les proporcionaban sus padres, personas influyentes y altos mandos de las fuerzas de seguridad del Estado, cuyos contactos suponían una salvaguardia para sus cachorros sin bozal.

Frecuentaban o vivían en el paseo de la Habana, próximo al estadio Santiago Bernabéu, en el distrito de Chamartín. Vestían pantalones Levi's, camisetas Caribbean, cazadoras vaqueras con borreguito, zapatillas New Balance, gafas Vuarnet —luego Ray-Ban— y los cotizados plumas Pedro Gómez, hechos por encargo y con una lista de espera de varios meses. Su coche arquetípico era el Golf GTI y se movían en motos caras por los barrios de Hispanoamérica, Salamanca, Justicia, AZCA y la carretera de A Coruña, donde se hacían fuertes en discotecas como Look, Oh! Madrid, Tartufo o Pacha, con acento en el reservado y tilde en la segunda a.

Clientes en la pista de baile de una discoteca.
Las mafias de los porteros de discoteca: de la Primera Línea de Falange a los temidos Iraníes
¿Cómo les dio a unos adolescentes con pasta por liarse a mamporrazos con rockers, punkis, heavies, fachas, quinquis y todo aquel que osase a sostenerles la mirada? Iñaki Domínguez lo explica en el libro La verdadera historia de la Panda del Moco (Ariel), donde agita su leyenda y entrevista a los protagonistas, testigos y víctimas de la época. Más allá de la historia oral, resulta muy interesante su análisis sociopolítico: los niños pijos, antes inmaduros porque les daban todo hecho, se endurecen ante el temor a perder sus prerrogativas de clase con la llegada de la democracia.

"Muchos eran partidarios del régimen y tienen la conciencia de ser especiales. Cuando llega la transición, temen quedarse sin esos privilegios", reflexiona Domínguez. Digamos que, entre comillas, se preparan para combatir en las calles contra los hijos del proletariado. Por ejemplo, para defenderse en caso de atraco, aunque luego le darán la vuelta a la tortilla, como aquel pijo que robaba motos en el sur de Madrid. En todo caso, no eran de extrema derecha, ni estaban concienciados políticamente. O sea, no eran unos pijos rancios, sino que encarnaron al nuevo pijo, consumista, hedonista y global. Su ideología era el dinero.

Iñaki Domínguez, autor de 'La verdadera historia de la Panda del Moco', y el Francés.
Iñaki Domínguez, autor de 'La verdadera historia de la Panda del Moco', y el Francés, en la actualidad.
Así, abrazaron la cultura yanqui —del fast food al rollo californiano— y bebieron de su cine. También de las películas de Bruce Lee rodadas en Hong Kong, lo que fomentó su afición al full contact, que de día practicaban en el gimnasio de Ramón Gallego y de noche ponían en práctica en las zonas de marcha. A pesar de que se adelantaron cuatro años al estreno del filme, eran como los Cobra Kai de Karate Kid, si bien su querencia por las artes marciales fue compartida por militantes de Fuerza Nueva, Primera Línea de Falange o Guerrilleros de Cristo Rey. Entonces, ¿eran ultras o no? En realidad, no, porque llegaron a robar en tenderetes falangistas y a pegarse con los camisas azules, aunque, como las cabras —muy locas—, tiraban hacia el monte. Mejor que lo explique Iñaki Domínguez.

Letrero de la discoteca Jácara, Antonio Vega, Futre, Jesús Gil y David Bowie.
De templo pijo a Mercadona: Jácara, una discoteca de película protagonizada por Jesús Gil, Futre, David Bowie y Nacha Pop
"Hay una influencia inconsciente de los grupos fascistas, que con plena conciencia van a gimnasios para luego dar hostias a los rojos. Es una mímesis no necesariamente ideológica", explica el antropólogo urbano, quien ya había publicado un tratado sobre la canallesca madrileña, Macarras interseculares (Melusina), al que después dio una perspectiva estatal en Macarras ibéricos (Akal), dos libros imprescindibles para entender la España callejera y salvaje de las últimas décadas, profusamente documentados y con numerosas fuentes directas. La fascinación que le produjo la existencia de una banda de pijos malos lo llevó a indagar en una leyenda que terminó siendo real, plasmada en La verdadera historia de la Panda del Moco.

Entre ellos, había dos judíos. ¿Podríamos decir que eran de derechas, pero desideologizados?
Muchas personas los asociaban a la derecha. Evidentemente, poseían la cultura callejera de los grupos ultras y venían de barrios muy conservadores, como Chamartín. Sin embargo, no tenían ninguna conciencia política, ni les interesaba realmente. Algunos iban a los mítines de Fuerza Nueva para ligar con las chicas, porque decían que las tías estaban más buenas. No eran unos fachas, aunque se escoraban hacia la derecha, claro. Una muestra de que no estaban politizados era que también luchaban contra miembros de Fuerza Nueva o Primera Línea de Falange, quienes les contagian la moda de las artes marciales. Insisto, era una influencia casi inconsciente. En todo caso, no cabe duda de que la ideología está constantemente presente.

Quizás su ideología era el dinero y el consumo desenfrenado.
Eran pijos diferentes. En los setenta, llevaban el pelo engominado echado para atrás, un rollo muy antiguo y local. En los ochenta, a los nuevos pijos les gustan Tom Cruise, Top Gun, el VIPS y las hamburguesas, un rollo más moderno y global. Eran más hedonistas y menos franquistas.

Barón Rojo, una de las bandas de Chapa Discos.
Bandas de melenudos con el sello del Opus Dei
Hacían incursiones en barrios obreros para robar o dar palizas.
Demostraban que eran muy duros y pegones. Les daba igual la clase social del contrincante. Podían enfrentarse con cualquiera, incluidos los rockers, que asustaban a mucha gente, pero los de la Panda del Moco los dominaban. La impunidad de la que gozaban era importante, aunque luego tenían la tendencia propia de hacer gamberro y de pelear. Eran realmente míticos.

Sorprende su edad. Al principio, eran chavales de 15 a 20 años.
Te los imaginas más mayores, pero hablamos de unos niñatos de 17 o 18 años, por eso se convirtieron en una referencia entre los jóvenes de la época. En algunos aspectos, eran unos adolescentes quizás más maduros que los de hoy en día, pero repartían mucho... Con el tiempo, muchos de ellos siguieron en la misma línea y se metieron en asuntos más duros, como sucedió con otras pandillas. Algunos miembros han muerto o se han metido en negocios ilegales.

Portada de libro 'La verdadera historia de la Panda del Moco', de Iñaki Domínguez.
Portada de libro 'La verdadera historia de la Panda del Moco', de Iñaki Domínguez. — Ariel
Robos, drogas y palizas
Su currículo asusta. No solo se peleaban con otras bandas y tribus urbanas —por no hablar de las víctimas incautas e inocentes—, con las que se ensañaban hasta, en ocasiones, reventarles la cabeza contra el bordillo de la acera. También cometían todo tipo de robos y hurtos —en casas, locales y hasta sucursales bancarias—, mangaban coches y los tiraban por barrancos, pasaban drogas y amenazaban a morosos por encargo. En el libro se sugiere que cometieron delitos muy graves, si bien no se mencionan. "Los entrevistados prefieren no hablar de ello porque todavía no han prescrito", justifica Iñaki Domínguez, quien matiza que no era un grupo monolítico.

Fotografía de Jesús Alcaraz tomada en Rock-Ola durante un concierto de Último Resorte. / ARCHIVO JESÚS ALCARAZ
La Prospe, el barrio que propagó la nueva ola
Había un núcleo duro y, entre amigos de amigos, podían sumar entre treinta o cuarenta personas. Tampoco eran todos ricos, caso del Judío, aunque la mayoría eran ovejas descarriadas de buena familia [valga como concepto relativo al poder adquisitivo, no a su bonhomía], malos estudiantes que eran expulsados por mal comportamiento y terminaban en colegios privados donde era más fácil aprobar y confluía lo mejorcito de cada casa. Este es otro factor que explicaría cómo unos niños bien se transforman en unos quinquis de apellido compuesto: pertenecían a familias ricas, pero desestructuradas, con padres separados y una herencia de complejos que alimenta su frustración a medida que crecen.

Es decir, en casa no hay quien imponga un orden, un control y unos valores. El sentimiento de culpa de sus progenitores se canaliza, cómo no, a través del dinero: les dan todo lo que quieren y, sin embargo, cometen robos, porque la ira y el trauma no se curan con billetes. Y, si no estudias ni trabajas, el aburrimiento se aplaca con adrenalina: la violencia por la violencia. En el caso de que pasase algo, siempre estaban papá y mamá: "La impunidad institucional y familiar hizo que algunos chavales no tuviesen límites. Hacían lo que les salía de la polla porque sus padres eran comisarios o amigos de no sé quién. Ahora bien, en los noventa eso daba igual y empezaron a recibir palos de los policías". Pese a que han seguido amparándose en cierta protección gracias a su cuna, el miedo de las clases altas a perder sus privilegios comenzaba a ser una realidad.

Así llega el fin de la Panda del Moco, aunque luego surgirían otros imitadores, menos violentos, que se apropiarían del nombre. En 1983, el Francés y el Judío entran a robar en una casa habitada situada en la lujosa urbanización de La Florida y, años después, son detenidos, juzgados y encarcelados. "El Italiano siguió hasta principios de los noventa, una época en la que todavía proliferaban los pijos canallitas", afirma Domínguez, quien sostiene en el libro que estos fueron el antecedente de los bakalas chungos, que adoptan su vestimenta, al menos las zapatillas New Balance y los plumas Pedro Gómez, cuyos compradores más imberbes, en ocasiones, eran desplumados nada más salir de la tienda.

Ha investigado y escrito sobre un sinfín de bandas, pero ha profundizado en esta…
Yo funciono por mi antena, o sea, por mi intuición. Si la Banda del Moco me fascina, creo que al lector también le va a atraer. Además, el pijo malo es más original que el quinqui. Estoy muy contento con este libro, porque he logrado encarnar y plasmar sobre el papel un mito difuso. Me han llamado varias productoras audiovisuales interesadas en la historia, tan interesante que daría hasta para un videojuego [risas]. En realidad, eso es lo que me gustaría hacer.