Autor Tema: Aquellos "viejos tiempos"  (Leído 263996 veces)

Desconectado Parner

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3473
  • www.sdehumo.net
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #460 en: 21 de Noviembre de 2010, 15:19:28 pm »
Cualquier tiempo pasado fue mejor.......  :Enfadado_2 ami no me dan naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
La gente que se ha vuelto muy tacaña y no da nada

Desconectado sinpalotes

  • Profesional
  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3427
  • OJOS!!!!!!
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #461 en: 22 de Noviembre de 2010, 12:10:32 pm »
Cualquier tiempo pasado fue mejor.......  :Enfadado_2 ami no me dan naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Dime donde te suelen poner, que voy a hacerte unos arrumacos...
Esto para tí, campeón...
La Policía judicial tiene por objeto y será obligación de todos los que la componen, averiguar los delitos públicos que se cometieren en su territorio o demarcación; practicar, según sus atribuciones, las diligencias necesarias para comprobarlos...

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • ***
  • Mensajes: 13373
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #462 en: 23 de Noviembre de 2010, 18:43:21 pm »
Cualquier tiempo pasado fue mejor.......  :Enfadado_2 ami no me dan naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Dime donde te suelen poner, que voy a hacerte unos arrumacos...
Esto para tí, campeón...
Huyss gracias,  :vergo suelen ponerme de patitas en la calle  :carcaj


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #463 en: 05 de Diciembre de 2010, 15:19:41 pm »
'Ricardón', el policía que traficaba con heroína

En enero de 1992 un agente de la escala ejecutiva de la Brigada Judicial fue sorprendido en el Huerna con cien gramos de droga y más de dos millones y medio de pesetas. Su alto tren de vida le había delatado y motivado una investigación

05.12.10 - 02:17 - osuarez@elcomerciodigital.es OLAYA SUÁREZ | GIJÓN.


Escándalo. La detención del policía tuvo una amplia repercusión social. Estaba destinado en la Brigada Judicial de Prendes Pando desde hacía varios años y había participado en numerosas operaciones policiales. :: E. C.


La indiscreción y los alardes de patrimonio suscitaron las sospechas entre sus propios compañeros, quienes veían que con sus mismos sueldos era imposible llevar tan alto tren de vida. Ricardo F. G. era agente de la escala ejecutiva de la Unidad de Policía Judicial de Gijón destinado en los juzgados de Prendes Pando. Le pillaron en el Huerna con cien gramos de heroína y más de dos millones y medio de pesetas cuando regresaba en coche de un viaje de Madrid. Era el 16 de enero de 1992. Fue apartado directamente del Cuerpo Nacional de Policía y cumplió diez años de cárcel por un delito contra la salud pública. Este es uno de los casos que más ha dado que hablar en la Comisaría. Un hecho aislado que no tenía precedentes y que no se ha vuelto a repetir.

Las investigaciones en torno a él comenzaron tres meses antes de que se materializase el arresto. Los mandos gijoneses pusieron sobre aviso a la jefatura central de Madrid. Los trabajos fueron desarrollados por inspectores de la Brigada de Régimen Interior de la Dirección General de la Policía con el objetivo de que Ricardo no se percatase de que estaba siendo vigilado. No conocía a los que le seguían, por lo que era más difícil que los descubriesen.

Pinchazos telefónicos

El juzgado de Instrucción número 3 de Gijón fue el que concedió los permisos para pinchar los teléfonos del sospechoso, así como el de sus familiares. A principios de enero se tuvo constancia de que el policía iba a realizar un nuevo viaje a la capital de España. Se puso en marcha un amplio dispositivo con el objetivo de sorprenderlo con las manos en la masa. Y así fue.

Viajaba en un vehículo BMW. Salió pronto hacia Madrid y sobre las doce del mediodía comenzó su viaje de regreso. No llegó a su domicilio. A las cuatro de la tarde del 16 de enero sus compañeros le dieron el alto en la autopista A-66, muy cerca de la localidad de Pola de Lena. Llevaba ocultos en su coche cien gramos de heroína que supuestamente había comprado en Madrid. Portaba, además, 2.652.000 pesetas.

Pocas horas después detuvieron en Gijón a dos de sus compinches. Se trataba de un hostelero que regentaba el pub en La Arena en el que se vendía al por menor la heroína que el policía adquiría en Madrid. Estuvo también implicada la compañera sentimental del empresario.

El policía se negó a declarar en la Comisaría y ante el juez de guardia se mostró «totalmente hundido». Tampoco ante él quiso hablar.

Caballos y coches de lujo

El alto nivel de vida que llevaba 'Ricardón' parecía no estar acorde con su sueldo de funcionario. Caballos, un chalé, un apartamento, coches de lujo y motos de gran cilindrada. Todo parecía ser poco para el agente de la Brigada Judicial. Pese a la relevancia que supuso su detención, no asombró a la mayoría de la Comisaría, donde las sospechas se habían convertido en fundamento.

Dónde sí se produjo un gran revuelo fue en la cárcel de El Coto. Los presos lo recibieron con una cacerolada, insultos e incluso intentos de agresión. Había participado en las detenciones de muchos de los reos que allí se encontraban. Ante la imposibilidad de poder garantizar su seguridad fue enviado a un centro penitenciario de La Rioja. Allí consiguió pasar algo más inadvertido entre los que se habían convertido en sus nuevos compañeros.

Desconectado PeInG

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 12214
  • To serve me and protect me.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #464 en: 05 de Diciembre de 2010, 15:23:10 pm »
Antes no se ingresaba de forma separada a los funcionarios policiales?
Old school Hollywood baseball...

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #465 en: 05 de Diciembre de 2010, 15:35:28 pm »
Cárcel que ya no lo es y en la que dudo tuviese módulo especial para funcionarios.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #466 en: 05 de Diciembre de 2010, 17:59:23 pm »
La negra lista de asesinos en serie de España El arropiero, el mataviejas o el asesino de la baraja fueron algunos de los más destacados, a los que se sumaría ahora el celador de Olot
ABC / madrid

Manuel Delgado Villegas, alias «El arropiero», en 1971 MANUEL BUSTAMANTE

Jose Antonio Rodríguez Vega, el asesino de ancianas ABC

Joaquín Ferrándiz Ventura EFE

El monstruo de Machala JOSE MARÍA BARROSO

Alfredo Galán, el «asesino de la baraja» EFE


Gustavo Romero Tercero, el «asesino de Valdepeñas» 1234561 de 6

El celador de Olot podría convertirse en uno de los principales asesinos en serie de la historia moderna española si se confirman las 11 muertes que este martes ha confesado en el juzgado. Después de que en una primera declaración admitiera haber matado a tres ancianas, Joan V. D. ha asegurado este martes haber asesinado a otros ocho ancianos de la residencia desde agosto de 2009 a mediados de octubre de 2010, y duda de si mató a otro más este 2010.

El trabajador de la residencia mató a sus víctimas suministrándoles lejía, con sobredosis de insulina o con un cóctel de medicamentos. Según su testimonio, lo hacía en un momento de euforia, porque se creía que era Dios y porque quería liberar a los ancianos de su sufrimiento.

Estos son otros famosos asesinos en serie en España

«El arropiero»
Uno de los asesinos más sanguinarios de la historia reciente es Manuel Delgado Villegas, conocido como 'El Arropiero', que confesó el asesinato de su novia en 1971 y de 47 personas más entre 1964 y 1971, aunque la policía investigó 22 muertes y sólo probó ocho. Algunos de estos asesinatos fueron en municipios catalanes, concretamente en Llorac (Tarragona), Barcelona y Mataró.

«El mataviejas»
Jose Antonio Rodríguez Vega, alias 'El Mataviejas', abusó sexualmente y mató a 16 ancianas en Cantabria entre 1987 y 1988, por lo que fue condenado a 440 años de prisión. Murió apuñalado en la cárcel de Topas el 24 de octubre de 2002.

«El mendigo asesino»
Francisco García Escalero, 'El mendigo asesino', confesó haber degollado a 13 personas, la mayoría mendigos entre 1987 y 1993. Esquizofrénico con sintomatología paranoide y conducta homicida, se dedicaba también a profanar tumbas.

«El sacamantecas»
A Juan Díaz de Garayo, conocido como «El sacamantecas», sólo se le pudieron probar seis muertes entre 1870 y 1879 aunque pudieron ser muchas más. Estrangulaba a sus víctimas, las violaba y les abría el vientre. Fue ahorcado en 1881.

«La viuda negra»
Margarita Sánchez Gutiérrez, conocida como «La viuda negra», envenenó a cuatro hombres y lo intentó con tres más entre agosto de 1992 y junio de 1995. Mujer de gran complejo, víctima de malos tratos y de dramas familiares, la sentencia estimó que su ánimo nunca fue el de matar y la condenó por lesiones, estafa y robo.

El asesino de prostitutas
Joaquín Ferrandiz Ventura violó y estranguló a cinco mujeres, tres de ellas prostitutas en Castellón. Cometió los crímenes entre 1995 y 1996 estando en libertad condicional. Fue condenado a 69 años de prisión por estos crímenes, además de por otro en grado de tentativa y por las lesiones causadas a otra mujer.

«El monstruo de Machala»
El ecuatoriano Gilbert Chamba Jaramillo, «El monstruo de Machala», cumple una condena de 45 años de prisión por la violación y el asesinato en noviembre de 2004 de María Isabel Bascuñana en Lleida. Fue su novena víctima ya que en su país natal violó y estranguló a otras ocho mujeres entre 1988 y 1993.

«El asesino de la baraja»
El conocido como 'Asesino de la baraja', el ex militar Alfredo Galán Sotillos, fue condenado a 142 años y tres meses de prisión por seis asesinatos y tres tentativas entre los meses de enero y marzo de 2003. Mató a sus víctimas con una pistola Tokarev que se trajo a España de su paso como militar por Bosnia, y fue conocido por dejar una carta a los pies de sus víctimas, a modo de firma.

«El camionero asesino»
En noviembre de 2006, el camionero alemán Volker Eckert fue detenido tras matar a cinco prostitutas, tres de ellas en España y dos en Francia. Además confesó haber estrangulado en 1974 a una niña de 14 años en la extinta República Democrática Alemana (RDA). Eckert, a quien también se le atribuyó otro asesinato que no se probó, fue hallado muerto en su celda de la prisión alemana de Bayreuth en 2007.

«La Reme»
Remedios Sánchez Sánchez, conocida como «la Reme», fue condenada a 144 años y 7 meses por la Audiencia de Barcelona por el asesinato de tres ancianas, la tentativa de asesinato de otras cinco y varios delitos más.

«El asesino de Valdepeñas»
Gustavo Romero Tercero, el asesino de Valpedeñas, mató a tres personas. Dos de ellas eran una pareja de novios de esta localidad manchega, y la otra, la joven Rosana Maroto, en 1998 y cuyo cadáver se encontró cinco años más tarde. Cumple una condena de treinta años. -

«El asesino de Lesseps»
José Ignacio Orduña, el asesino de Lesseps, mató a tres ancianas entre 1978 y 1979 en Barcelona y fue condenado en 1982 a un total de 86 años, once meses y trece días de cárcel. En 1997, estando en libertad, asesinó de nuevo a otra anciana. Fue condenado a 15 años.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #467 en: 06 de Diciembre de 2010, 18:57:35 pm »
OCURRIÓ HACE TREINTA AÑOS.

La primera promoción que estrenó Academia.

Y a la par, se dió el pistoletazo de salida a la Unidad de Protección Ciudadana.

« Última modificación: 06 de Diciembre de 2010, 19:09:15 pm por 47ronin »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #468 en: 06 de Diciembre de 2010, 19:21:13 pm »
 :pen: . . . que curioso, hace treinta años se creó el curso de policía de barrio . . . y a día de hoy todavía no existe . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #469 en: 06 de Diciembre de 2010, 19:36:18 pm »
:pen: . . . que curioso, hace treinta años se creó el curso de policía de barrio . . . y a día de hoy todavía no existe . . .

El curso fue obligatorio para ser Jefe de Equipo y todos los funcionarios en servicio en coche parulla tuvieron que realizarlo.

Desconectado mu2

  • Profesional
  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4876
  • "Son mis principios; si no le gustan, tengo otros"
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #470 en: 06 de Diciembre de 2010, 21:23:14 pm »
OCURRIÓ HACE TREINTA AÑOS.

La primera promoción que estrenó Academia.

Y a la par, se dió el pistoletazo de salida a la Unidad de Protección Ciudadana.


Bueno, pues felicidades anticipadas al día 9 para los de la promoción 28 ,brin.
"quotquotSon mis principios; si no le gustan, tengo otros"quotquot

Desconectado sinpalotes

  • Profesional
  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3427
  • OJOS!!!!!!
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #471 en: 09 de Diciembre de 2010, 10:52:04 am »
Y donde realizan los políticos el Curso de "Cómo Malgastar el Dinero del Contribuyente en Vender Humo".

A este curso me apunto hasta fuera de las horas de servicio.
La Policía judicial tiene por objeto y será obligación de todos los que la componen, averiguar los delitos públicos que se cometieren en su territorio o demarcación; practicar, según sus atribuciones, las diligencias necesarias para comprobarlos...

Desconectado Xena091

  • Profesional
  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3474
  • "La Chunga" by Pindongo
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #472 en: 23 de Febrero de 2011, 12:38:59 pm »
Un poquito de historia policial. Lo he encontrado buscando información del hecho, no lo he escrito yo, sólo lo copio.


No habría lealtad a la verdadera historia del Cuerpo, si no se hiciese mención aquí a la impresionante y pionera manifestación (entonces ilegal, debido a su carácter militar) realizada el 17 de diciembre de 1.976 por los funcionarios de base del Cuerpo de Policía Armada, en demanda de un salario digno (un mal endémico de la Policía española todavía hoy) y de la inclusión en la Seguridad Social de sus integrantes.

Aquel movimiento nació el 6 del mismo mes de diciembre cuando un grupo de Policías Armados y Guardias Civiles, deciden reunirse en la Casa de Campo de Madrid, en esa reunión se acuerda llevar a termino una manifestación pública fuera de los cuarteles y se decide que sea el día 17, no sin cierta polémica, pues algunos de los presentes (ajenos a la Policía), proponían el día 15 pretendiendo coincidir con el referéndum convocado por el Gobierno de la Nación para aprobar la reforma política del Estado.

Desde el seis al diecisiete de diciembre las consignas a través de las emisoras de los vehículos policiales no cesaban, "todos a la Plaza de Oriente, día 17 a las 12 horas", quien más y quien menos tenia el miedo metido en el cuerpo, pero las dificultades y la problemática existente en el cuerpo policial, hacia disipar dicho temor.

Por fin, el acto de protesta y reivindicación fue realizado en la capital de España; las principales consignas de esta manifestación eran "por un sueldo digno", "queremos seguridad social", "cien por cien del salario en caso de muerte en acto de servicio".

De todos los sitios los compañeros llegaban al punto de reunión, los mandos policiales infiltrados no daban crédito a lo que veían, a decir verdad jamás se lo creyeron, por el miedo que suponían que les tenían los subordinados.

Comenzó la marcha en la Plaza de Oriente (donde se leyó un manifiesto), siguió por la Plaza de España, las calles Princesa, Alberto Aguilera, etc..

Fueron varios los intentos de abortar dicha manifestación por parte de los mandos militares de la Policía Armada, pero todos resultaron inútiles.

Al llegar la marcha a Amador de los Ríos, fueron interceptados en mitad de su recorrido por el General de Brigada del Ejército (Subinspector General de la Policía Armada) Jaime Chicharro Lamamie de Clairac, (siendo entonces Inspector General del Cuerpo, el General de División del Ejército, José Tomé Marín). El Subinspector General desde su propio coche oficial intentó, detener a algunos de los participantes (con la ayuda de su lacayo "policía"-conductor), algo que no consiguió el retrogrado General de Brigada; ya que con la interposición inmediata de la mayoría de los manifestantes, se logró poner en fuga a dichos "pajes de poltrona".



Una vez en la puerta del Ministerio de la Gobernación (actualmente Interior) empezó a caer una fina pero abundante lluvia, y algunos de los policías participantes se colocaron un gorro de papel en la cabeza para protegerse de la misma. Ante esta acción, que al General de Brigada Chicharro, debió parecerle provocativa o poco marcial, se produjo otra intentona del mismo, pistola en mano y, tratando nuevamente de detener a un policía manifestante, pero un policía armado le propinó al mando tal bofetada que hizo que el militar rodase junto con su gorra por los suelos, ocasionándole la hinchazón de un ojo; originando que a posteriori se hiciese celebre esta anécdota en todo el Cuerpo. Estos hechos, junto a la comicidad provocada, suponían ya un valiente pero claro acto de indisciplina y rebelión, contempladas en el Código de Justicia Militar por el cual entonces se regia la Policía Armada.

Por ello el General de Brigada Chicharro, ordenó cargar a las C.R.G. (Compañías de Reserva General, antecesoras de las actuales U.I.P.-Unidades de Intervención Policial-), contra los policías manifestantes; pero quienes las componían se negaron en redondo a pegar o disolver a sus propios compañeros, igual hizo la Unidad de Caballería, limitándose a ser testigos presénciales de lo que sería el nacimiento de la lucha sindical en la Policía.

Ante esta negativa, se ordenó intervenir también en la represión a la Guardia Civil; y por razones que escapan al conocimiento del autor de este trabajo, también se negaron ha hacerlo, pero desde su cúpula de mando (D.G.G.C.). Como dato anecdótico hay que señalar que solamente asistieron a dicha manifestación, representando al Benemérito Instituto, unos cincuenta guardias civiles al frente de un Cabo, bajo las siglas de un inexistente Sindicato de la G.C.

La Dirección General de la Policía ordenó a la "policía secreta" (Cuerpo General de Policía) hacer fotos de los manifestantes, las cuales posteriormente salieron "desenfocadas", "veladas" y borrosas; no así las realizadas también por los esbirros destinados en la SEGUNDA SECCIÓN BÍS de la Policía Armada , que salieron perfectas, claras y nítidas. Dichas fotos sirvieron para identificar a varios participantes en la manifestación; siendo estos posteriormente interrogados, torturados, vilipendiados y/o expulsados.

Las demandas que se exigían entonces las supo resolver más tarde el citado Ministro en parte, no sin antes ser sancionados, encarcelados o expulsados de la institución muchos de los protagonistas del acto por los militares del máximo Órgano Central del Cuerpo en aquella época, (la Inspección General). El Subsecretario de Orden Público precisaba días después: "Al objeto de depurar responsabilidades disciplinarias y penales en que hubieran podido incurrir los manifestantes, se procedió por ambos Cuerpos a la instrucción de los correspondientes expedientes a los inculpados y, al propio tiempo, dar traslado a la Autoridad Judicial competente, en este caso al Capitán General de la Primera Región Militar, de los hechos de naturaleza delictiva y de sus presuntos autores, por estar sujetos a disciplina militar".



En parte todo vino porque no querían seguir siendo un simple instrumento de represión; utilizados continuamente contra el pueblo del que ellos formaban parte; no querían ser policías de los militares, sino de la sociedad.

Supuso un punto de inflexión desde una situación donde, tanto para los superiores como para la gente, ellos no representaban más que una máquina represiva.


El Pueblo y su Policía: Unos ciudadanos se dirigen a un miembro de la Policía Nacional en demanda de información.

Sin embargo, a raíz de dicha manifestación, la cárcel de Soria (habilitada como Prisión militar) recibió a unos inquilinos nada habituales: 280 miembros de las Fuerzas de Orden Público (como se denominaba en aquella época a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ). Los cabecillas (uno era hijo del Capitán, Jefe de Guarnición en la Comisaría de Vallecas), además llegaron a ser torturados psíquica y físicamente en los calabozos de algunos cuarteles del Ejercito, donde fueron golpeados con toallas mojadas, para que no les produjesen hematomas y en cambio sólo les lacerasen el cuerpo y la mente. En otros casos se les despertaba al amanecer con un "arriba a llegado tu hora" tras escucharse en el patio de armas ráfagas de disparos.

Con posterioridad, fueron juzgados y finalmente condenados por sedición e insulto a un superior, catorce de ellos: cinco guardias civiles y nueve policías armados. Además 26 guardias civiles que no tenían su empleo consolidado fueron expulsados y otros 90 guardias civiles y 153 policías armados fueron sancionados con dos meses de arresto y amonestación, siendo custodiados durante su encarcelamiento por una compañía del Regimiento Inmemorial del Rey con base en Madrid. Bastantes de los que fueron "amnistiados" después de extraerles toda la información; fueron trasladados, con carácter forzoso, a otras plantillas, pero ya llevaban colgados al cuello su particular "lastre" y a la mayoría se les hizo la vida imposible; cítese como ejemplo de esto último al compañero apodado "el comandante", destinado en Madrid. Posteriormente y gracias a la Amnistía de 1.977, algunos de ellos regresarían a la Policía.


----------------

Se que es un hecho desconocido por la mayoría de los funcionarios del CNP, sobre todo por el tiempo que hace que esto ocurrió.
Creo que es digno de recordar.

Desconectado pindongo

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10528
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #473 en: 24 de Febrero de 2011, 00:49:56 am »
Un poquito de historia policial. Lo he encontrado buscando información del hecho, no lo he escrito yo, sólo lo copio.


No habría lealtad a la verdadera historia del Cuerpo, si no se hiciese mención aquí a la impresionante y pionera manifestación (entonces ilegal, debido a su carácter militar) realizada el 17 de diciembre de 1.976 por los funcionarios de base del Cuerpo de Policía Armada, en demanda de un salario digno (un mal endémico de la Policía española todavía hoy) y de la inclusión en la Seguridad Social de sus integrantes.

Aquel movimiento nació el 6 del mismo mes de diciembre cuando un grupo de Policías Armados y Guardias Civiles, deciden reunirse en la Casa de Campo de Madrid, en esa reunión se acuerda llevar a termino una manifestación pública fuera de los cuarteles y se decide que sea el día 17, no sin cierta polémica, pues algunos de los presentes (ajenos a la Policía), proponían el día 15 pretendiendo coincidir con el referéndum convocado por el Gobierno de la Nación para aprobar la reforma política del Estado.

Desde el seis al diecisiete de diciembre las consignas a través de las emisoras de los vehículos policiales no cesaban, "todos a la Plaza de Oriente, día 17 a las 12 horas", quien más y quien menos tenia el miedo metido en el cuerpo, pero las dificultades y la problemática existente en el cuerpo policial, hacia disipar dicho temor.

Por fin, el acto de protesta y reivindicación fue realizado en la capital de España; las principales consignas de esta manifestación eran "por un sueldo digno", "queremos seguridad social", "cien por cien del salario en caso de muerte en acto de servicio".

De todos los sitios los compañeros llegaban al punto de reunión, los mandos policiales infiltrados no daban crédito a lo que veían, a decir verdad jamás se lo creyeron, por el miedo que suponían que les tenían los subordinados.

Comenzó la marcha en la Plaza de Oriente (donde se leyó un manifiesto), siguió por la Plaza de España, las calles Princesa, Alberto Aguilera, etc..

Fueron varios los intentos de abortar dicha manifestación por parte de los mandos militares de la Policía Armada, pero todos resultaron inútiles.

Al llegar la marcha a Amador de los Ríos, fueron interceptados en mitad de su recorrido por el General de Brigada del Ejército (Subinspector General de la Policía Armada) Jaime Chicharro Lamamie de Clairac, (siendo entonces Inspector General del Cuerpo, el General de División del Ejército, José Tomé Marín). El Subinspector General desde su propio coche oficial intentó, detener a algunos de los participantes (con la ayuda de su lacayo "policía"-conductor), algo que no consiguió el retrogrado General de Brigada; ya que con la interposición inmediata de la mayoría de los manifestantes, se logró poner en fuga a dichos "pajes de poltrona".



Una vez en la puerta del Ministerio de la Gobernación (actualmente Interior) empezó a caer una fina pero abundante lluvia, y algunos de los policías participantes se colocaron un gorro de papel en la cabeza para protegerse de la misma. Ante esta acción, que al General de Brigada Chicharro, debió parecerle provocativa o poco marcial, se produjo otra intentona del mismo, pistola en mano y, tratando nuevamente de detener a un policía manifestante, pero un policía armado le propinó al mando tal bofetada que hizo que el militar rodase junto con su gorra por los suelos, ocasionándole la hinchazón de un ojo; originando que a posteriori se hiciese celebre esta anécdota en todo el Cuerpo. Estos hechos, junto a la comicidad provocada, suponían ya un valiente pero claro acto de indisciplina y rebelión, contempladas en el Código de Justicia Militar por el cual entonces se regia la Policía Armada.

Por ello el General de Brigada Chicharro, ordenó cargar a las C.R.G. (Compañías de Reserva General, antecesoras de las actuales U.I.P.-Unidades de Intervención Policial-), contra los policías manifestantes; pero quienes las componían se negaron en redondo a pegar o disolver a sus propios compañeros, igual hizo la Unidad de Caballería, limitándose a ser testigos presénciales de lo que sería el nacimiento de la lucha sindical en la Policía.

Ante esta negativa, se ordenó intervenir también en la represión a la Guardia Civil; y por razones que escapan al conocimiento del autor de este trabajo, también se negaron ha hacerlo, pero desde su cúpula de mando (D.G.G.C.). Como dato anecdótico hay que señalar que solamente asistieron a dicha manifestación, representando al Benemérito Instituto, unos cincuenta guardias civiles al frente de un Cabo, bajo las siglas de un inexistente Sindicato de la G.C.

La Dirección General de la Policía ordenó a la "policía secreta" (Cuerpo General de Policía) hacer fotos de los manifestantes, las cuales posteriormente salieron "desenfocadas", "veladas" y borrosas; no así las realizadas también por los esbirros destinados en la SEGUNDA SECCIÓN BÍS de la Policía Armada , que salieron perfectas, claras y nítidas. Dichas fotos sirvieron para identificar a varios participantes en la manifestación; siendo estos posteriormente interrogados, torturados, vilipendiados y/o expulsados.

Las demandas que se exigían entonces las supo resolver más tarde el citado Ministro en parte, no sin antes ser sancionados, encarcelados o expulsados de la institución muchos de los protagonistas del acto por los militares del máximo Órgano Central del Cuerpo en aquella época, (la Inspección General). El Subsecretario de Orden Público precisaba días después: "Al objeto de depurar responsabilidades disciplinarias y penales en que hubieran podido incurrir los manifestantes, se procedió por ambos Cuerpos a la instrucción de los correspondientes expedientes a los inculpados y, al propio tiempo, dar traslado a la Autoridad Judicial competente, en este caso al Capitán General de la Primera Región Militar, de los hechos de naturaleza delictiva y de sus presuntos autores, por estar sujetos a disciplina militar".



En parte todo vino porque no querían seguir siendo un simple instrumento de represión; utilizados continuamente contra el pueblo del que ellos formaban parte; no querían ser policías de los militares, sino de la sociedad.

Supuso un punto de inflexión desde una situación donde, tanto para los superiores como para la gente, ellos no representaban más que una máquina represiva.


El Pueblo y su Policía: Unos ciudadanos se dirigen a un miembro de la Policía Nacional en demanda de información.

Sin embargo, a raíz de dicha manifestación, la cárcel de Soria (habilitada como Prisión militar) recibió a unos inquilinos nada habituales: 280 miembros de las Fuerzas de Orden Público (como se denominaba en aquella época a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ). Los cabecillas (uno era hijo del Capitán, Jefe de Guarnición en la Comisaría de Vallecas), además llegaron a ser torturados psíquica y físicamente en los calabozos de algunos cuarteles del Ejercito, donde fueron golpeados con toallas mojadas, para que no les produjesen hematomas y en cambio sólo les lacerasen el cuerpo y la mente. En otros casos se les despertaba al amanecer con un "arriba a llegado tu hora" tras escucharse en el patio de armas ráfagas de disparos.

Con posterioridad, fueron juzgados y finalmente condenados por sedición e insulto a un superior, catorce de ellos: cinco guardias civiles y nueve policías armados. Además 26 guardias civiles que no tenían su empleo consolidado fueron expulsados y otros 90 guardias civiles y 153 policías armados fueron sancionados con dos meses de arresto y amonestación, siendo custodiados durante su encarcelamiento por una compañía del Regimiento Inmemorial del Rey con base en Madrid. Bastantes de los que fueron "amnistiados" después de extraerles toda la información; fueron trasladados, con carácter forzoso, a otras plantillas, pero ya llevaban colgados al cuello su particular "lastre" y a la mayoría se les hizo la vida imposible; cítese como ejemplo de esto último al compañero apodado "el comandante", destinado en Madrid. Posteriormente y gracias a la Amnistía de 1.977, algunos de ellos regresarían a la Policía.


----------------

Se que es un hecho desconocido por la mayoría de los funcionarios del CNP, sobre todo por el tiempo que hace que esto ocurrió.
Creo que es digno de recordar.


Por supuesto que es digno de recordar, o de conocer, que algunos aunque ya habíamos nacido, no teníamos ni idea de ello.

besos, chunga.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #474 en: 24 de Febrero de 2011, 15:21:09 pm »
Opinión
Un día de furia

‘Han pasado más de 30 años y los sindicatos policiales no han tenido un gesto de reconocimiento colectivo hacia aquellos policías que lo dieron todo por un colecivo que nunca ha sabido agradecérselo’.



http://www.vozbcn.com/2010/11/30/44414/un-dia-de-furia/

Desconectado Xena091

  • Profesional
  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3474
  • "La Chunga" by Pindongo
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #475 en: 24 de Febrero de 2011, 16:37:27 pm »
Conozco la historia gracias a mi padre, siempre se oye cerca de Navidad parte de esta historia por casa...

 ¿por qué?......fácil

Porque aunque yo no lo recuerdo, ya que sólo tenía 2 años aquellas Navidades, mi madre siempre las recuerda con tristeza, porque mi padre permaneció dos meses en la prisión de Soria. Siempre se recuerda en casa a aquel compañero y amigo de mi padre, que el día de navidad de ese año vino a casa a buscarnos a mi madre y a mí y a trasladarnos a Soria para poder visitarlo.

Mi padres siempre han estado agradecidos al guardia que ese día de Navidad me cogió en sus brazos al verme llorar por ver a mi padre y no poder estar con él y me llevó junto a él para que me pudiera coger en sus brazos un rato, saltándose evidentemente las normas, porque veía injusto lo que habían hecho con ellos.

Así que sólo por eso, por hacer un pequeño homenaje a esos compañeros de antaño que hicieron que ésto diera un salto hacia delante.

Lástima que ahora los sindicatos no sean capaces de hacer ni siquiera un poco de sombra a este hecho.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #476 en: 24 de Febrero de 2011, 16:39:13 pm »
Conozco la historia gracias a mi padre, siempre se oye cerca de Navidad parte de esta historia por casa...

 ¿por qué?......fácil

Porque aunque yo no lo recuerdo, ya que sólo tenía 2 años aquellas Navidades, mi madre siempre las recuerda con tristeza, porque mi padre permaneció dos meses en la prisión de Soria. Siempre se recuerda en casa a aquel compañero y amigo de mi padre, que el día de navidad de ese año vino a casa a buscarnos a mi madre y a mí y a trasladarnos a Soria para poder visitarlo.

Mi padres siempre han estado agradecidos al guardia que ese día de Navidad me cogió en sus brazos al verme llorar por ver a mi padre y no poder estar con él y me llevó junto a él para que me pudiera coger en sus brazos un rato, saltándose evidentemente las normas, porque veía injusto lo que habían hecho con ellos.

Así que sólo por eso, por hacer un pequeño homenaje a esos compañeros de antaño que hicieron que ésto diera un salto hacia delante.

Lástima que ahora los sindicatos no sean capaces de hacer ni siquiera un poco de sombra a este hecho.

:buenpost

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10895
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #477 en: 24 de Febrero de 2011, 16:55:29 pm »
quien más y quien menos tenia el miedo metido en el cuerpo, pero las dificultades y la problemática existente en el cuerpo policial, hacia disipar dicho temor.
Llega un momento en que el miedo se pierde y suele ser cuando se juega con el pan de los hijos. Y esto son ciclos, y la memoria es corta en este país...
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10895
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #478 en: 24 de Febrero de 2011, 17:02:50 pm »
Así que sólo por eso, por hacer un pequeño homenaje a esos compañeros de antaño que hicieron que ésto diera un salto hacia delante.

Lástima que ahora los sindicatos no sean capaces de hacer ni siquiera un poco de sombra a este hecho.
Yo sí conocía la historia, incluso lo de la bofetada al General, gracias a un entrañable caimán que se encargaba de hacernos saber a los acomodados que íbamos ingresando que esos tiempos existieron en la Policía. Mi más entrañable recuerdo y homenaje particular a los que se la jugaron por un mínimo de dignidad de los Policías y de sus condiciones... :Plasplas :rezar

Y lo de los sindicatos, cada día más penoso. Ahora se dedican a tirarse trastos a la cabeza entre ellos, se acercan las elecciones al Consejo y se nota el olorcillo... ;vomi;
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224373
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #479 en: 24 de Febrero de 2011, 17:03:15 pm »
quien más y quien menos tenia el miedo metido en el cuerpo, pero las dificultades y la problemática existente en el cuerpo policial, hacia disipar dicho temor.
Llega un momento en que el miedo se pierde y suele ser cuando se juega con el pan de los hijos. Y esto son ciclos, y la memoria es corta en este país...

Si señor...muy corta.