Autor Tema: La educación de la juventud  (Leído 120578 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890
Re:La educación de la juventud
« Respuesta #1580 en: 10 de Marzo de 2021, 06:19:08 am »

¿Por qué la educación es cada vez peor en España? Habla (mal) un profesor de instituto



'BORREGOS QUE LADRAN'

El profesor de instituto Juan Izuzkiza analiza en 'Borregos que ladran' los principales problemas del sistema educativo español
placeholder Foto: Alumnos de Educación Secundaria. (Efe)

Por Marta Medina
10/03/2021 - 05:00

Juan Izuzkiza llevaba una vida como profesor en un pequeño instituto del País Vasco hasta que lo trasladaron a un "macrocentro público" en el que se concentraban "los malotes" de la zona para impartir la asignatura de Valores Éticos. Izuzkiza pasó a sentirse como un "carcelero" frente a un grupo de alumnos demasiado grande, demasiado desmotivado, con continuos cambios de planes de estudio y dentro de un sistema que ni los estimula ni los educa y donde el profesor ha perdido la autoridad. "He visto cosas que vosotros no creeríais. He visto volar mesas cayendo al patio desde una tercera planta, baños inundados todos los martes (¿o suele ser los jueves?), mapas de escupitajos de múltiples colores y diversas densidades esparcidos por todo el espacio imaginable, basureras volcadas en los pasillos, puertas rotas, paredes golpeadas…", relata en su ensayo 'Borregos que ladran' (De Conatus, 2021).

Después de años como docente y sintiéndose de manos atadas frente a la hiperburocratización del sistema educativo, la falta de confianza de los padres en el profesorado y un alumnado con pocas ganas de aprender, Izuzkiza decidió volcar todas sus frutraciones profesionales en 'Borregos que ladran', una especie de manual en el que recopila casos reales ocurridos en sus clases y reflexiones sobre cuáles son los principales problemas y las posibles mejoras de una escuela que, según su punto de vista, es "una organización, mal que le pese, más política que ética, y cuando quiere conjugar ambas, cuando quiere ser primero referente ético para luego serlo político, yerra y hace el ridículo con su organización timorata".

"Este libro nace del enfado", admite el autor al otro lado de la pantalla del ordenador. "El enfado hay dos formas de eliminarlo: ponerme a hacer barbaridades o sublimarlo con algo que escriba. Tuve una sensación que nunca había sentido hasta entonces como profesor. En mí convivían dos personajes: el que da clases, que era alguien que siempre había reconocido, y el otro el que se escaquea de todo el papeleo, el análisis de datos y todos elementos obsesivos que nos pide el sistema y que si no los cumples viene la inspección a darte la vara con programaciones absolutamente irreales. Pensaba hacer una guía para padres despistados, pero sobre todo quería quitarme esa espina con la Administración que te pide papeles y papeles que no sirven para nada. La Administración también lo sabe y todos hacemos el papel". En 'Borregos que ladran', Izuzkiza a través de sus vivencias la situación de todos los agentes implicados en la cadena educativa: los profesores, por su puesto, los alumnos, los padres, los gestores, los políticos, y parte de la premisa de que "la escuela no está para cambiar el mundo, ni tiene la capacidad real de mejorarlo (ni de empeorarlo, menos mal)".

"La escuela es un reflejo de la sociedad", apunta. "Una escuela en la que se lee poco es un reflejo de una sociedad en la que no se lee. Los profesores no tenemos una capa de superhéroes para alegrar la sociedad, pero se nos presupone que, a partir de ese pequeño granito o forúnculo, cambiemos el mundo. Esa soberbia incapacita para actuar". ​

Izuzkiza no esconde que, según él, gran parte del problema de la educación reposa en "el buenismo imperante" que no respeta las leyes y se centra en exceso en la protección de un alumno "que es perfector en tanto en cuanto es alumno". En el libro cita referentes como Michel Houellebecq, Camille Paglia o Jordan B. Peterson sobre la posición de huida en retirada del "hombre-varón actual" en las escuelas, al que en muchas ocasiones se tacha como "defectuoso". "Lo que yo alcanzo a sentir con las charlas 'inclusivas' es el peso de la confección de dos equipos, bien diferenciados y excluyentes. Y ahí ya hemos montado el lío: un grupo siempre es el bueno y el otro el malo. El bueno proviene del mundo de las víctimas y el malo del de los verdugos [...]. Se puede considerar, por ejemplo, que lo que se dice en las charlas de igualdad es directamente generador de desigualdad", sentencia respecto a las nuevas políticas de género dentro de los planes de estudio. También se queja de la dificultad de los padres para confiar en las personas sobre las que depositan la labor educacional de sus hijos. "Todos pensamos que somos padres corresponsables, pero muchos, en realidad, somos permisivos, o demasiado protectores o negativos, que son los que siempre delegan. Si tosos fuesemos corresponsables sería un mundo ideal".

El profesor cree que se pierde demasiado tiempo en cuestiones para él accesorias y menos en el conocimiento que debería transmitirse en la escuela. "El conocimiento enseñable como tal no es el centro de la educación", desarrolla. "Los conceptos han perdido importancia y los profesores no saben muy bien qué hay que enseñar. Como el alumno se aburre, la escuela tiene que intentar seducirlo. El alumno, que lo sabe, pasa a ser un sujeto totalmente pasivo, porque sabe que siempre la escuela va a ir a buscarlo. Cualquier cosa vale, porque al final todo el mundo consigue éxito académico incluso en las zonas con mayor abandono escolar". Según el último informe de la Encuesta de Población Activa del Ministerio de Educación que mide cuánta gente entre 18 y 24 años han obtenido, como mucho, el título de ESO, la tasa de abandono escolar temprano se situó en 2020 en el 16%, la cifra más baja contabilizada en España. "Andalucía, con un 21,8% de abandono, y Baleares, con un 21,3%, lideran el fracaso educativo, mientras el País Vasco, con un 6,5%, es la que presenta la menor tasa", subtitula 'El País'.

"Yo era un estudiante cafre y tenía compañeros igualmente cafres", recuerda. "Entonces también nos aburríamos en clase. Pero, ¿qué ha cambiado desde entonces? Todavía no he encontrado ni un profesor que me diga que se enseña mejor ahora que antes. La diferencia es que antes si tú no hacías lo que el sistema te pedía, salías del sistema. Suspendías. Repetías. Ahora el conocimiento se pone en cuestión y el sistema educativo ya no pivota alrededor de dicho conocimiento, sino del alumno, que es perfecto en tanto en cuanto es alumno". Para Izuzkiza, los pedagogos buscan eliminar la figura del profesor y elaboran planes de estudios individualizados en los que el niño no tiene que adaptarse al conocimiento existente, sino que el conocimiento tiene que adaptarse al niño. "Pero cuando llega la Selectividad, surge la angustia de las notas, de los cortes, y cambian las reglas de juego y el alumno no entiende qué ha pasado. Cuando veo estas cosas algodonosas de la nueva pedagogía, no las entiendo, porque lo que te gusta académicamente se encuentra estudiando y no al revés".

La crítica de 'Borregos que ladran' también se dirige a la injerencia de los pedagogos y políticos en el sistema educativo mediante los cambios legislativos que impulsa cada Gobierno. El pasado noviembre, el Congreso aprobó la Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE), la octava ley que ha modificado los planes educativos españoles desde 1980. Cuatro de esas modificaciones se han hecho en los últimos 18 años. "El protocolo está detrás de los planes, de las programaciones, de las formaciones, el protocolo que todo lo ocupa es la triste y estúpida estrategia estrella. Y esconde algo más terrible aún. No se quieren testigos del terror que vive la autoridad educativa, siempre cortoplacista. Se inventan diez mil obsesionantes formas de evaluar a los alumnos, porque en el bombardeo se oculta el terror a que sean los alumnos quienes valoren el sistema", opina el profesor.

Tenemos que estar pendientes de los cambios legislativos y eso absorbe mucho tiempo que no se dedica a la enseñanza

"Estos cambios legislativos son una perversión", sentencia, "porque estas leyes columpio en las que viene cada uno con una ocurrencia provocan algo muy dañino para la democracia, que es que no nos tomemos en serio la ley. Dejé de leer las leyes que me afectaban porque no me las tomaba en serio y si en una democracia no te tomas en serio la ley, mal vamos. Creo que en estoy hay que ser kantiano: cuando no te gusta una ley tienes que seguir obedeciéndola y luchar para cambiarla. Tenemos que estar constantemente pendientes del CIS para conocer los cambios legislativos y eso absorbe mucho tiempo que no se dedica a la enseñanza en sí".

Pero Izuzkiza no pierde la esperanza. El profesor cree en que si se vuelve a poner el foco en la educación, si los maestros consiguen volver a educar con afecto y vocación y no dejarse llevar por la inercia, si la alegría y el amor por el conocimiento vuelven a hacerse fuertes en las aulas, si los padres depositan realmente su confianza en los docentes, si los estudiantes adoptan un papel más activo en su propia educación, conseguiremos que "la escuela no sea un gris reflejo de los males que asolan al mundo, que no es poco".


Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Brontosaurus
  • **
  • Mensajes: 15946
Re:La educación de la juventud
« Respuesta #1581 en: 10 de Marzo de 2021, 16:51:51 pm »
Ayer se suicidó un niño del Instituto de mis hijos.
DEP  :Lazo_Negro

Desconectado Der Kaiser

  • Druida
  • ****
  • Mensajes: 8030
Re:La educación de la juventud
« Respuesta #1582 en: 10 de Marzo de 2021, 16:58:04 pm »
 :Lazo_Negro

Desconectado PELAYO

  • Profesional
  • Master
  • **
  • Mensajes: 1388
Re:La educación de la juventud
« Respuesta #1583 en: 11 de Marzo de 2021, 14:35:18 pm »
 :Lazo_Negro :Lazo_Negro


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890
Re: La educación de la juventud
« Respuesta #1585 en: 18 de Mayo de 2021, 06:58:03 am »

Denuncia de acoso escolar en Griñón: "A mi hijo le llamaban gordo, maricón y esquizofrénico"

    MARÍA VAQUERO
    @mariavc24
    Madrid

Actualizado Martes, 18 mayo 2021 - 00:52


Las familias de los menores denuncian la falta de apoyo por parte del instituto y reclaman que sus hijos puedan estudiar en este "de forma digna"

Sara, Daniel y Jorge son tres alumnos del instituto madrileño IES Griñón. Estos menores, con nombres ficticios para preservar su identidad, llevan desde el mes de marzo estudiando desde casa con un Servicio de Apoyo Educativo Domiciliario (SAED). Sara tiene 15 años y lleva sufriendo acoso escolar desde meses antes del inicio de la pandemia. En el colegio, un grupo de niños de su clase pasaron del abuso verbal y cibernético al físico en alguna ocasión. "Al principio pensábamos que eran cosas de niños y lo dejamos pasar, pero un día mi hija llegó a casa diciendo que habían intentado tirarla por las escaleras. En ese momento decidí denunciar los hechos", relata a EL MUNDO la madre de la víctima.

La orientadora del centro habló con los alumnos para arreglar la situación y al día siguiente los responsables pidieron perdón a Sara, aunque el acoso siguió. Esta intimidación se trasladó poco después a su hermano, Daniel (13), y al amigo de este, Jorge (12), quienes fueron fotografiados e insultados por un grupo de Whatsapp en el que estaba Sara.

"Notaba que Jorge estaba muy nervioso y se enfadaba a la mínima, hasta que un día me contó que no quería volver al colegio porque unos niños le llamaban 'maricón, gordo y esquizofrénico'. Ahora está tomando ansiolíticos, cuando nunca antes había estado medicado", explica la madre del menor. La respuesta del centro en este caso fue asignarle al niño una sesión individual para que trabajara en sus "habilidades sociales". Por su parte, la tutora legal de Sara y Daniel comenta: "Mi hija no quería hablar, ni salir y empezó a decaer. Ahora mismo tiene una depresión severa y hasta ha tenido dos intentos de suicidio".

PROTOCOLO DE ACOSO

Acudiendo al centro, los padres de los tres niños solicitaron, hasta en dos ocasiones, activar el protocolo de acoso que se aplica en casos como este. El procedimiento consiste en la realización de entrevistas a los alumnos testigos y profesores del centro escolar. De esta manera, un grupo de personas especializadas en el tema esclarece si realmente existe intimidación y maltrato de los supuestos agresores a las víctimas.

Sin embargo, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid no pudo confirmar el caso. "Finalizados los protocolos se ha concluido que no hay una situación de acoso al no darse desequilibrio de poder y al no haber reiteración suficiente en el tiempo para justificar la situación", según ha comunicado a este periódico.

Las dos familias de los afectados aseguran que uno de los menores que iba a testificar a favor de las víctimas fue amenazado por los responsables del acoso para que no hablase, llegando a lanzarle unas tijeras. Ante esta situación, los padres decidieron solicitar el SAED, que les fue concedido, para que sus hijos continuaran sus estudios desde casa.

Dada la ausencia continuada de los menores en el instituto, la dirección del centro solicitó al Servicio de Inspección Educativa que mediara. Tres semanas atrás las familias fueron citadas ante los servicios sociales para abrirles una mesa de absentismo escolar que también se solicitó desde la dirección el centro. "Tenemos todas las faltas de los niños justificadas", aseguran las madres.

La directora del IES Griñón alega que el caso está "en manos de la Consejería de Educación", sin hacer ninguna declaración más al respecto a este diario. Mientras tanto, en la Consejería esperan una alternativa: "Desde el centro escolar se ha instado a las citadas familias a buscar un puesto escolar en un centro que consideren más adecuado a los intereses de sus hijos, ya que los alumnos no pueden permanecer de forma indefinida sin acudir a clase".

En la actualidad, el Servicio de Inspección está estudiando el caso para buscar la mejor solución para estos estudiantes y el centro. Los padres de los acosados reclaman que se erradique el abuso en el instituto, que se penalice a los responsables y que sus hijos "puedan acudir al centro y estudiar de forma digna".



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890
Re: La educación de la juventud
« Respuesta #1586 en: 28 de Mayo de 2021, 08:06:01 am »

Hablan los universitarios de la ley anti-novatadas: "¿Quién es Castells? No podrá acabar con ellas"
El borrador de la nueva Ley de Convivencia Universitaria, del ministro Manuel Castells, tiene las bromas pesadas y los plagios en el punto de mira.
28 mayo, 2021 01:57

Jaime Susanna

Dicen que las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene uno. Si uno se planta en la Ciudad Universitaria de Madrid y pregunta a una decena de universitarios qué opina de las novatadas encontrará a quien las aprueba, a quien las rechaza y un amplio abanico de términos medios. Pero esa regla se rompe cuando se pregunta sobre el ministro de universidades, Manuel Castells. “¿Quién?”, será la respuesta más común. Sobre él no hay opinión, pero sobre lo que planea hacer en la vida universitaria española, sí.

¿Quién no ha oído alguna vez una historia de una novatada? Que si el día en que Fulanita tuvo que estar en clase con guantes de fregar los platos; que sí a Menganito le hicieron beberse cinco chupitos y correr desnudo por la calle; que si Zutanito tuvo que arrancarse a cantar una saeta en medio de la cafetería… Esta tradición universitaria —regocijo de muchos, infierno en vida para otros— está en el ojo de mira de la nueva Ley de Convivencia Universitaria.

El texto llegará a las Cortes en verano y viene a sustituir al Reglamento de Disciplina Académica de los Centros Oficiales de Enseñanza Superior, vigente desde 1954, es decir, desde el franquismo. El borrador tiene como eje principal lo que se ha denominado “mecanismo de mediación”, que aboga por resolver los problemas de manera amistosa con la ayuda de las autoridades universitarias. Y dos puntos clave en los que pone énfasis son las novatadas y los plagios. Ambos van a ser más perseguidos que antes. Esto opinan los estudiantes.

Los universitarios opinan de las novatadas y del plagio

Mar, María, Nerea y Marta disfrutan del buen tiempo que luce Madrid este jueves en la terraza del Colegio Mayor Mara. Todas tienen entre 18 y 20 años, estudian diferentes carreras y vienen de distintos puntos de España. Es decir, son una muestra típica del público de un colegio mayor. La pregunta de oro: ¿Aquí se hacen novatadas? “En todos los colegios se hacen. Otra cosa es lo que te digan…”, afirma María, la primera en responder tras unos segundos de silencio.

“Yo las he hecho y se pinta mucho peor de lo que realmente son”, salta Nerea. “Aquí no van a denigrar a las niñas. A mí me han ayudado un montón a conocer a las chicas y no las veo mal”. La estudiante narra lo que ha vivido, que más que novatadas, son juegos de interacción social. “Casi siempre nos íbamos a parques y quedábamos cada día con un colegio de chicos. Había un juego que hacíamos que era el pañuelo a caballito en la espalda de un chico. O te sentabas en un círculo y te tenías que aprender los datos del de al lado. Son juegos. Yo putadas, como tal, no he visto aquí”.

María matiza las palabras de su amiga y se inicia un diálogo entre ambas:

—Depende mucho del colegio mayor. En este no son para tanto.

—En los masculinos sí se suelen pasar más. Aquí te ayudan a conocer a gente y a hacer amigas.

—Sinceramente, por mucho que se persigan, es una cosa que nunca va a desaparecer. Se van a seguir haciendo. Aunque estén prohibidas por todas las direcciones, lo que hagas fuera de esa puerta no se sabe.

Marta interviene para narrar su experiencia. Ella no quiso hacer novatadas: “Yo estuve dos semanas y después me salí y no pasó nada. Pero hay colegios, sobre todo masculinos, en los que si no has hecho novatadas no se saben ni tu nombre. Pero aquí no”.
Entrada del Colegio Mayor Mara, en Madrid,

Entrada del Colegio Mayor Mara, en Madrid, Q.F.

Ninguna de estas cuatro estudiantes sabe quién es el ministro Castells y, por tanto, no tienen una opinión de él. En cambio, todas se muestran a favor de que se persigan más los plagios. “Me parece mal que la gente se gane un título sin que sea por sus propios méritos”, Nerea.
Galletas de perro y yogur

La nueva ley del Ministerio de Universidades —que, recordemos, está separado del de Educación, por sorprendente que resulte— prevé una serie de medidas para aquellos que cometan infracciones. Las muy graves pueden costar dos meses a tres años de expulsión de la universidad o la anulación parcial de la matrícula. Para que una novatada sea considerada muy grave, debe menoscabar la integridad de la persona. De nuevo, el rango de interpretación del texto es amplio.

Por ejemplo, ¿hacer comer a un novato un yogur con galletas de perro menoscaba la integridad de la persona? María lo ha hecho y le da la risa al contarlo a este periódico. “Somos como esclavos de los veteranos. Te decían: ‘Novato, tráigame la bandeja’ o ‘novato, cómase esto’, y a lo mejor nos daban galletas de perro con yogur y ketchup. Y bueno, también nos hacían beber (risas). Al final, te lo pasabas muy bien”, afirma esta estudiante de musicología llegada desde Badajoz.
María, estudiante de musicología procedente de Badajoz.

María, estudiante de musicología procedente de Badajoz. Q.F.

“Me parece que las novatadas son una buena manera de hacer amigos. Yo hice pocas y no son tan duras como se piensa. En otros colegios sí, pero aquí nos lo pasamos muy bien. Estás dos meses haciendo un rol. No hay que preocuparse. Y, de hecho, hay gente que no quiere hacerlas y se le deja en paz”.

Respecto al segundo tema que nos ocupa, el plagio, considera que está bien que se persiga. “Tienes que hacer las cosas tú y no coger lo que ves en internet”. De nuevo, ni idea de quién es Castells ni de lo que hace.

María se aloja en la residencia Galdós, igual que Paula, estudiante de Física, que atribuye que se hayan puesto duros con los plagios a los escándalos políticos vividos con los másteres de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, y la cuestionada tesis doctoral de Pedro Sánchez. “Igual no ha venido de eso, pero sí que ha sido ya la propulsión para mirarlo un poco más y que también las universidades se renueven por dentro”.
Paula, estudiante de Física procedente de Cáceres.

Paula, estudiante de Física procedente de Cáceres. Q.F.

Venga o no de estos sonados escándalos, a María le parece bien que haya mano dura contra el plagiador. “Deben ser más estrictos en eso”. Esta opinión, en cambio, no la tiene de las novatadas: “Más que perjudicar ayudan a que las personas se conozcan. Hay ciertos límites, claro. Pero he visto que sirve para conocerse”.

—¿Qué novatadas te han hecho?

—Te tiran vino por encima o te hacen beber o igual te tienes que comer un yogur con cosas raras… No veo que se pasen, al menos en mi residencia.

Justo por delante de la residencia de Paula pasan tres chavales cuyo mensaje es claro: “¡Arriba con las novatadas!”, grita uno que pide permanecer anónimo. “¡Que no me reconozca mi madre! Si me ve el director me echa de la uni. Es que es un hijo de puta, hermano”. El estudiante anónimo es residente en el Colegio Mayor Mendel, que prohibió las novatadas hace años, instigado por un reportaje del programa Equipo de investigación de La Sexta que mostraba testimonios de gente que había pasado un infierno por las novatadas.

“Que se prohíban no sirve absolutamente de nada. En mi colegio están prohibidas”, pero admite que se siguen haciendo. “Llegas aquí a Madrid y te muestran que eres un mierda más, un tío normal. Nadie te falta al respeto si hablas con la gente y le miras a la cara”, opina. “Yo estuve haciendo novatadas el mes de octubre y creo que fue el mejor mes aquí en Madrid. Con Covid y todo, yo he conocido a más chicas ahí”.

La única persona encontrada por este medio que se posiciona en contra de las novatadas es Álvaro, estudiante de ADE y márketing y residente tambiñen el denostado Mendel. “Me parece bien porque hay gente que no quiere estar perseguida o sentirse inferior a los demás. La gente viene a la universidad a estudiar y a hacer amigos”.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890

Desconectado carax

  • Profesional
  • Master Honorario
  • **
  • Mensajes: 1551
  • gran descanso es el estar libre de culpa
Re: La educación de la juventud
« Respuesta #1588 en: 28 de Mayo de 2021, 16:45:27 pm »
Menudo nivel tiene la pájara, encima la pagaran por ello.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890
Re: La educación de la juventud
« Respuesta #1589 en: 03 de Junio de 2021, 08:28:49 am »


La paradoja de la EBAU canaria: por qué son los peores en PISA pero los mejores en Selectividad


El archipiélago Canario destaca negativamente en el examen de aptitudes de la OCDE, pero muy positivamente en las pruebas de acceso a la universidad.
3 junio, 2021 03:30



 
Jaime Susanna
Cada año que llega la Selectividad hay un tema recurrente sobre la mesa: ¿cómo puede haber 17 pruebas diferentes si todos los alumnos optan a lo mismo? En estos años de pandemia, además, esa diferencia no ha hecho sino crecer. Pero antes incluso de que la Covid-19 nos cambiara la vida se daba un fenómeno muy paradójico, concretamente, en las Islas Canarias. Los alumnos canarios son los mejores en la EBAU, pero los peores en el informe PISA. Es la gran paradoja de la educación Canaria a los que pocos se atreven a dar una explicación lógica.

Noticias relacionadas
 Todo lo que tienes que saber sobre la próxima Selectividad: fechas, medidas contra la Covid...
 Arranca la Selectividad: fechas, precios y temarios diferentes en la segunda EBAU de la pandemia
 El 'engaño' de la España de las 17 Selectividades: ¿por qué Canarias saca siempre mejor nota?
Desde 2009 a 2019, el archipiélago canario ha ocupado las últimas posiciones del informe que mide las capacidades de los alumnos en España. Junto con Ceuta y Melilla, las islas han sido los lugares donde peores resultados se han obtenido. Por ejemplo, en el informe de 2019, los alumnos canarios obtuvieron 460 puntos en Matemáticas, 21 puntos menos que la media española y 29 menos que la media de OCDE. Lo mismo ocurrió en ciencias: Canarias obtuvo 470 puntos; España, 483; y la OCDE, 489.


Esto podría quedar en algo anecdótico sino fuera porque luego Canarias es de las comunidades que mejores resultados obtiene en la EBAU. En el curso 2019-2020, el archipiélago lideró el porcentaje de sobresalientes entre los alumnos de Bachillerato, con un 22,8%. Madrid solo llegó al 17,7%, por ejemplo. También los alumnos canarios destacan en el porcentaje de sobresalientes en la propia selectividad. ¿Qué pasa en Canarias en los dos años que transcurren entre las pruebas del informe PISA y la Selectividad?

Porcentaje de sobresalientes en Bachillerato por comunidades autónomas en el curso 2019-2020
Canarias   
22,8
Murcia   
22,4
Andalucía   
21,7
Extremadura   
20,9
Asturias   
20,1
C.-La Mancha   
18,8
Madrid   
17,7
C. y León   
16,7
Galicia   
16,2
Aragón   
16,0
C. Valenciana   
15,9
Cantabria   
15,4
País Vasco   
15,3
La Rioja   
11,7
Navarra   
10,8
Cataluña   
10,6
Baleares   10,2
Fuente: Ministerio de Educación   
A esta pregunta no se atreve a responder Jesús Marrodán, presidente de la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE). “No sabría decir. Se dice siempre, pero no sé cuál es el motivo de eso. Nunca lo he entendido”. Este debate no es nuevo. Ya se pronunció sobre él Soledad Monzón, exconsejera de Educación de Canarias, en una tribuna publicada en el periódico Magisterio.


“Estas comparaciones donde mezclan conceptos incomparables no son sino la muestra de una profunda demagogia y falta de respeto al alumnado de Canarias, que trabaja muy duro para preparar las pruebas, y, sobre todo, al profesorado que las coordina y evalúa”, escribía Monzón, con el tono y agresividad de quien se defiende de un león. Monzón contestaba de esta manera al partido Ciudadanos y a su propuesta de unificar la Selectividad en toda España. El partido naranja señaló igualmente la paradoja canaria de los resultados entre el citado informe y las pruebas de acceso a la universidad.

Alumnos haciendo las pruebas del informa PISA.

Alumnos haciendo las pruebas del informa PISA.
E.E.


“Es demagogia relacionar los datos del Informe PISA con la EBAU —decía Monzón— y lo es porque relaciona dos pruebas que no tienen un solo punto en común: 1) La EBAU es una evaluación curricular (de contenidos), mientras que PISA es competencial (capacidades matemáticas, de comprensión lectora y científica); 2) La EBAU está basada en la legislación española y autonómica, mientras que PISA no tiene en cuenta las características curriculares del sistema educativo del país. 3. En PISA participa el alumnado según su edad (entre 15 años y 3 meses, y 16 años y 2 meses), independientemente del curso en el que esté matriculado, mientras que en la EBAU participa, voluntariamente, solo aquel que ha superado el Bachillerato previamente”.

Sea demagogia o no, como decía la exconsejera, los datos están ahí y resultan de lo más chocante. Pero Monzón está ya fuera de la política y Ciudadanos, cada vez está más cerca de estarlo. Pero el problema de las diferentes selectividades en España pervive y, lejos de solucionarse, sigue creciendo. La pandemia ya se ha encargado de ello.

A la EBAU con suspensos
El año pasado, a raíz de la pandemia, se dio una situación inédita en España: cada comunidad autónoma podía decidir si los alumnos podían acceder a la EBAU con asignaturas suspensas (siempre y cuando su nota media fuera un aprobado, un 5). En total, 11 autonomías decidieron hacerlo así, mientras que las seis restantes (Madrid, Cataluña, Castilla y León, Murcia, Andalucía y País Vasco) optaron por la manera tradicional: con suspensos no se va a Selectividad.

Este 2021, cuando la situación por la pandemia es mucho menos grave, vuelve a ocurrir lo mismo. Algunas comunidades autónomas permitirán ir con materias suspensas y otras no. El caos es tal que no se sabe a ciencia cierta cuáles sí y cuáles no. Castilla la Mancha, por ejemplo, dijo que sí en un primer instante y luego se desdijo en un comunicado oficial.

La LOMCE, la ley de educación vigente desde la era Rajoy, dice muy claramente en su artículo 37 que “para obtener el título será necesaria la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos de bachillerato”. Lo mismo decía la LOE, la anterior ley, que apenas varió con el cambio de siglas en 2013.

José Ignacio Wert, ministro de Educación en el Gobierno de Mariano Rajoy, que aprobó la LOMCE.

José Ignacio Wert, ministro de Educación en el Gobierno de Mariano Rajoy, que aprobó la LOMCE.
E.E.

Ahora bien, si las comunidades autónomas tienen potestad para obviar este punto es gracias al Real Decreto-ley 31/2020, de 29 de septiembre de 2020, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito de la educación no universitaria. Este decreto afirma, en su artículo 6, que “para la obtención del título de Bachiller será necesaria una calificación media igual o superior a la requerida para la superación de cada materia”. En otras palabras, que un alumno puede examinarse de Selectividad con materias suspensas en el Bachillerato.

Este Real Decreto estaba orientado a la situación extraordinaria vivida por la pandemia, sin embargo, España ya no está en estado de alarma y la normalidad va volviendo poco a poco a las aulas. “Cada comunidad autónoma lo ha entendido de un modo distinto y según sus criterios. El criterio ideológico no afecta tanto”, explica Jesús Marrodán, presidente de USIE.

“Por ejemplo, Extremadura y Valencia están permitiendo dar el título de Bachillerato sin tener todas las asignaturas aprobadas. Sin embargo, otras como Castilla la Mancha o Castilla y León dicen que no quieren aplicar eso. Esa potestad que les han cedido no quieren ejercerla, porque ese reglamento puede vulnerar la LOMCE”.

Este mismo miércoles, el consejero de Educación en funciones de la Comunidad de Maddrid, Enrique Ossorio, ha criticado "la injusticia" que ha provocado el Ministerio de Educación al permitir que alumnos con suspensos puedan presentarse a las pruebas de acceso a la universidad, cuando "el nivel de exigencia" debería ser el mismo en toda España.

Enrique Ossorio, consejero de Educación en funciones de la Comunidad de Madrid.

Enrique Ossorio, consejero de Educación en funciones de la Comunidad de Madrid.
Europa Press

No son pocas las voces que llevan años pidiendo que la Selectividad sea igual en toda España, ya que los alumnos pueden luego optar a todas las universidades españolas. Esta misma tesis la defiende Marrodán. “La nota de la EBAU permite a los alumnos participar en un proceso de admisión para distintas universidades de distintas comunidades autónomas”.

“Esto rompe la igualdad de acceder todos en las mismas condiciones a la universidad. Porque a un chico de Castilla la Mancha, si suspende, no le dejan presentarse. Pero a otros de otras comunidades, sí. No es justo. Debemos tener todos los mismos derechos y las mismas oportunidades”, concluye Marrodán

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 193890
Re: La educación de la juventud
« Respuesta #1590 en: 10 de Junio de 2021, 06:48:06 am »

Expulsan a una niña de 14 años de clase por llevar un 'top' en Tenerife y el padre denuncia al instituto
El centro cambió la normativa de vestimenta después de la que chica fuese expulsada en varias ocasiones y tras las repetidas denuncias de su padre.
9 junio, 2021 18:38

C. G.

En Tenerife se ha encendido la polémica sobre la vestimenta en los institutos después de que Ana, una chica de 14 años, haya sido expulsada de clase en varias ocasiones por vestir con un top. Su padre ha denunciado públicamente los hechos y ha llevado al instituto ante los tribunales por lo que considera un caso de acoso por parte del centro y una "vulneración de los derechos de mi hija".

Los hechos han ocurrido en el IES Anaga, un centro público de Tenerife, y el caso se hizo público después de que una alumna del instituto colgase en TikTok un vídeo criticando la nueva norma de vestimenta: "¿Odias tu instituto? En el IES Anaga tenemos una nueva norma: no podemos llevar tops, asillas o pantalón corto siendo chicas. Feliz 8M", reza el mensaje colgado por la joven.

La publicación, colgada hace tres días, rápidamente se hizo viral llegando a superar los 50.000 likes, algo que agradeció posteriormente la chica.

No fue Ana, la alumna retirada de clase, la que colgó el vídeo, pero este post ha hecho que su caso se dé a conocer. "El TikTok no lo ha hecho mi hija, ha sido otra niña que se ha sentido aludida", aclaró este martes en la Cadena Ser Luis Alberto Díaz, padre de Ana.
"Tápate"

Su hija fue retirada de clase por primera vez (en total la han sacado de clase en cuatro ocasiones) el 18 de mayo por llevar un top con unos vaqueros, un tipo de vestimenta muy común hoy en día entre las jóvenes. "El 95% de las chicas van así".

Al enterarse, Luis Alberto Díaz envió un escrito al centro pidiendo explicaciones por su actuación ya que "ella va vestida igual que siempre". "Quería que me dijesen qué norma ampara esta decisión", ha declarado en la Cadena Ser.

Solo tres días después, el viernes 21, vuelven a sacar a la chica de clase y Luis Alberto presenta un segundo escrito ya que, hasta ese momento, nadie le ha comunicado qué norma ampara la decisión. "Además, en este caso se la retira de un examen de Lengua", asegura.

Pasan los días y el instituto continúa sin responder a sus escritos, por lo que se pone en contacto con la inspección escolar. El 24 de mayo manda un escrito a la inspectora de educación criticando la falta de respuestas y avisando de que va a proceder a interponer una denuncia.

"A continuación de presentarlo, voy al juzgado de guardia a poner una denuncia por lo que considero acoso. Entiendo que se están vulnerando los derechos de mi hija por la vestimenta y sin darme una respuesta, que es lo más grave", ha afirmado en la Ser.

El día 24 de mayo, de nuevo, sacan a su hija de clase. Se pasa en un aula ella sola haciendo tareas desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde, todo por su vestimenta. "Esto no es equitativo, no está recibiendo la enseñanza adecuada", afirma Luis Alberto, al que le consta que "se ha apercibido a otras chicas por la ropa diciéndoles cosas como 'tápate' y ese tipo de comentarios que no entiendo".
La normativa

Ante esta situación cabe preguntarse si el instituto tiene una norma específica sobre vestimenta que la joven estuviese incumpliendo. Pues bien, el artículo 69 de las Normas de Organización y Funcionamiento, referido a la "indumentaria personal", señala:

"Está totalmente prohibido el uso de gorras así como cualquier prenda que cubra la cabeza. El alumnado deberá llevar una vestimenta adecuada y está totalmente prohibido el uso de cualquier prenda de vestir e incluso mochilas o maletas que sean susceptibles de ser consideradas inaceptables por las imágenes o símbolos
que muestren".
Artículo 69 de la normativa del IES Anaga, antes de ser modificada.

Artículo 69 de la normativa del IES Anaga, antes de ser modificada.

Asimismo, advierte de que "el incumplimiento de esta norma será considerada como una falta leve, aplicándose en su caso la normativa vigente". Todo ello sin aclarar qué vestimentas son "inaceptables". 

Sin embargo, según denuncia Luis Alberto, dicha norma, que aún se puede consultar en la página web del centro, fue modificada después de que él se quejase por las continuadas expulsiones de su hija.

"El día 26 de mayo me llama la directora del centro y me cita para el 27, junto con la inspectora. Ahí me indican que gracias a que me he quejado se ha celebrado un Consejo Escolar extraordinario y se ha delimitado la norma. Pero entremedias mi hija ha estado fuera de clase siendo castigada injustamente simplemente porque la norma no es clara".

La dirección del centro no ha querido pronunciarse públicamente pero sí ha confirmado a Cadena Ser que la joven "no ha sido expulsada ni sancionada", sino que "fue advertida y nunca ha faltado a clase".

Igualmente, desde el instituto afirman que "los alumnos deben llevar la vestimenta adecuada y discreta", y especifican que "no está permitido el uso de tops donde quede parte del cuerpo al descubierto. Tampoco escotes pronunciados, prendas con transparencias o shorts por encima del medio muslo".

Añaden además que "el incumplimiento de estas normas será sancionado con una falta leve" y que el Consejo Escolar de Canarias avala estas medidas.
Machismo

El padre de la joven critica que el machismo y lo casposo de estas normas que, además, se centran principalmente en las chicas. "No podemos focalizar la atención sobre las niñas, no van provocando. Tienen 14 años y no pasa nada. Van guapas, no entiendo qué es lo decoroso. No va enseñando, que esto también es muy subjetivo. El tema de si es decoroso o no, ¿quién lo establece? No puedo entender que esto se deje a criterio de cada centro público". 

"A los alumnos no se les permite ir en pantalón corto, ¿por qué no se ha apercibido a ninguno? Siempre se focaliza en las niñas, las niñas son las provocativas, las malas, las que ponen cachondos a los chicos. Esto no es así. Los chicos van con su pedazo de tableta, marcando y nadie dice nada. Es que no tiene que pasar nada, cada uno va como considera", ha reflexionado.

También ha puesto la vista en los adultos afirmando que "damos un mensaje contradictorio a los jóvenes". "Tenemos a nuestros políticos en el Congreso que van con corbata, sin corbata, con rastas, sin rastas, con el pelo rapado al cero, una señora se saca el pecho y da de mamar al niño... Eso es decoroso, ¿qué argumento me dan a mí para ser decoroso? Nuestra clase política es así y nosotros nos quejamos porque una niña vaya con un top de asillas".

Luis Alberto ha asegurado que "la norma nueva se acatará" pero "veremos hasta donde llega". "Yo seguiré luchando porque estas cosas no sigan pasando en el siglo XXI, no me parece correcto", ha sentenciado.