Autor Tema: De las identificaciones  (Leído 98642 veces)

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6792
Re:De las identificaciones
« Respuesta #900 en: 27 de Diciembre de 2020, 01:16:02 am »
Es que confunden velocidades y tocinos...

No confundimos nada...


nadie prohíbe identificar sino que la identificación no lo sea por que es negro, moro o gitano.

No se puede identificar sin los motivos a los que se hace referencia en la 4/15, sea blanco, amarillo o negro...

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #901 en: 27 de Diciembre de 2020, 07:48:51 am »

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6792
Re:De las identificaciones
« Respuesta #902 en: 27 de Diciembre de 2020, 19:38:47 pm »
Pues yo creo que si confunden...

https://twitter.com/EstadoDAlarmaTV/status/1342946718699167746?s=19



No voy a perder el tiempo en escuchar lo que dicen ahi, pero en todo caso confundirán algunos, pocos o muchos, pero no todos, que a usted le gusta mucho generalizar.

Y si, con esa campaña la Marquesa florero insinua que la Policía es racista.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #903 en: 31 de Diciembre de 2020, 07:13:47 am »


El uso policial del perfil racial: “un problema endémico”



Desde sindicatos policiales se argumenta que el uso del perfil racial no existe, negando así las experiencias, quejas y denuncias de quienes lo sufrimos o lo hemos sufrido, porque según justifican, no está reflejado en cifras de denuncias al respecto.

2
No racismo
Youssef Ouled
Periodista e investigador sobre perfilamiento racial para Rights International Spain
30 DIC 2020 06:00
Diferentes sindicatos policiales y asociaciones de guardias civiles cargaron contra una campaña en contra de la discriminación por motivos racistas, lanzada por el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica dependiente del Ministerio de Igualdad, al considerar que ésta cuestionaba su “profesionalidad”. La respuesta por parte de quienes son objeto del perfilamiento racial no se hizo esperar y desde diferentes ámbitos de la sociedad se compartieron en redes sociales experiencias al respecto, a través del hashtag #NoSomosUnCasoAislado.

En concreto, lo que ha levantado la indignación de los sindicatos mayoritarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), entre los que se encuentran la Confederación Española de Policía (CEP), la Unión de Guardias Civiles (Unión GC), el Sindicato Unificado de Policía (SUP) o Justicia Policial (Jupol), son los carteles de la campaña en los que aparece, entre otros, un chico negro con un escrito que dice: “me han identificado por mi color de piel u otros rasgos físicos sin una razón objetiva”.

Advertisment

En la normalidad, tanto la vieja como la nueva, los cuerpos policiales son la forma de gestionar la diversidad racial en el Estado español. Hablamos de raza, para hablar de racismo, como primer paso del reconocimiento necesario para poder confrontarlo. Como ya escribí antes, el racismo no es un virus, sino una construcción histórica que condiciona todos los aspectos de la vida de las personas no blancas tanto a nivel social, como económico y político.


Desde estos sindicatos, se argumenta que el uso policial del perfil racial no existe, negando así las experiencias, quejas y denuncias de quienes lo sufrimos o lo hemos sufrido, porque según justifican, no está reflejado en cifras de denuncias al respecto. Un argumento tramposo, debido a que implica que quienes sufren una identificación racista, acudan a la misma policía que los ha identificado para denunciar que han actuado bajo parámetros racistas. Omitiendo que si no se hace, es por la escasa confianza en las instituciones, en parte debido a este tipo de controles.

Redada en 2011
MARTA GARCÍA
Racismo en los aledaños de la escuela: a mi hijo ya le han identificado cuatro veces este curso
 6

La denuncia es además, un recurso más que improbable para quienes no poseen una situación administrativa regular, porque acudir a denunciar puede suponer una multa administrativa y una orden de expulsión del país. Lo que nos invita a cuestionarnos, por qué desde el Gobierno e instituciones, no se recoge información en este sentido, introduciendo herramientas que arrojen datos desglosados en raza y etnia, anonimizados para preservar la identidad de las personas afectadas. Que el Ministerio de Interior niegue constantemente la existencia del uso policial del perfil racial, nos aporta algunas respuestas.

Resulta paradójico que estos sindicatos que hoy niegan lo evidente y con frecuencia piden datos, sean los mismos que usaron todas sus herramientas e influencias para acabar, en 2019, con un proyecto de Ciudad Lineal, que pretendía estudiar cómo se estaban dando las identificaciones y cacheos en este distrito madrileño. Se trata de una herramienta demandada por diferentes organismos de protección de los derechos humanos, incluido el Defensor del Pueblo. En este sentido, el anterior consistorio implementó en su forma piloto unos Formularios de Inscripción Policial (FIP) que el agente municipal debía rellenar tras cada actuación, indicando entre otros aspectos, la nacionalidad de la persona controlada. El protocolo finalizó con la llegada del nuevo gobierno municipal, ya que eliminarlo fue la primera medida que se tomó, tal y como prometió en campaña el actual alcalde, José Luis Martínez-Almeida, a estos mismos sindicatos.


En 2018, el Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes concluyó que el uso de los perfiles raciales es un problema endémico. Mientras que la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia afirmó que la discriminación racial por parte de las fuerzas del orden es un problema continuo
Los datos, si están ahí es gracias a los diferentes organismos y organizaciones independientes que los han recogido durante los últimos años para visibilizar y denunciar el uso de perfiles raciales por parte de la policía. “Un problema endémico”, tal y como concluyó el Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes tras su visita a España en 2018. Ese mismo año, la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) fue contundente al afirmar que “la discriminación racial por parte de las fuerzas del orden es un problema continuo”. Así mismo, el pasado mes, la Comisión de Igualdad de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa presentó una resolución e informe sobre el perfil étnico, según el cual, la práctica discriminatoria de la elaboración de perfiles étnicos, es “generalizada” en toda Europa.

Los datos que no interesan a los sindicatos policiales
El uso del perfil étnico está muy extendido en toda la Unión Europea. Según las conclusiones del informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE “Ser negro en la UE”, publicado en 2018, el 24% de las personas encuestadas afirmó que había sido detenido en los cinco años anteriores a la encuesta; entre ellas, el 41% consideró que la parada fue por perfilación racial.
En España, a partir de 2007 se implementó en la Policía Municipal de Fuenlabrada el Protocolo de Identificaciones Policiales Eficaces (PIPE), una herramienta que se ha hecho extensible a unos cuantos (pocos) municipios en todo el Estado español, que recoge datos que incluyen nacionalidad y número de controles con resultados positivos en términos policiales, como una detención o una multa. Descubrieron que las personas marroquíes tenían 6,3 veces más posibilidades de sufrir un control policial frente a un español, pero la tasa de acierto en el segundo caso era más elevada que en los primeros. Y eso que los datos recogidos no hablan de raza o étnia, sino de nacionalidad.


Si tomamos en cuenta los datos ofrecidos por el informe Identificación policiales por perfil étnico en España, elaborado en Valencia en el 2013, las personas gitanas fueron identificadas hasta 10 veces más que los blancos europeos, las personas magrebíes 7,5 veces más y las Afro-latinoamericanos hasta un 6,5 más. Si nos vamos a Andalucía, en concreto a Granada, en el año 2016, la Asociación Pro Derechos Humanos realizó un estudio de observación directa de los controles policiales en la principal estación de autobuses. Los resultados ofrecieron las siguientes tasas de riesgo, siendo 1 el total de paradas policiales que puede sufrir una persona blanca: negro 42:1, gitano 12:1, árabe (magrebí) 10:1, latinoamericano 8:1. Por su parte, SOS Racisme Catalunya publicó en 2019 un informe sobre las identificaciones policiales por perfil racial, según el cual por cada persona con nacionalidad española que se identifica son 7,4 los extranjeros a los que la policía requiere la documentación.

Durante el primer Estado de alarma en España, el 70% de las personas que denunciaron identificaciones por perfil racial (33 de un total de 47), además fueron objeto de brutalidad policial tras ser identificadas
Este mismo año, desde el Equipo de implementación Afrodescendiente y Rights International Spain publicamos el informe “La crisis sanitaria del Covid-19: racismo y xenofobia durante el estado de alarma en España” para visibilizar el racismo estructural e institucional en las medidas de confinamiento. En él se resalta que más del 70% de las personas que denunciaron identificaciones por perfil racial (33 de un total de 47), además fueron objeto de brutalidad policial tras ser identificadas. En este informe, se dan además algunas directrices desde las que abordar la problemática: la creación de un mecanismo de supervisión policial independiente, especializado y accesible, la prohibición explícita por ley del uso de perfiles raciales y el establecimiento de límites claros para parar y registrar, así como la implantación en todo el territorio español de programas PIPE.

El Estado español siempre de perfil
En el año 2009, después de décadas en las que la justicia española no vio vulneración alguna y el Tribunal Constitucional (TC) defendiera que parar a una persona en virtud de su apariencia racial, era razonable, el Comité de Derechos Humanos de la ONU condenó a España por el control de identidad a Rosalind Williams, una mujer afroamericana, identificada en 1992 “únicamente en razón de sus características raciales”. Además, el Comité dictaminó en contra del órgano español, que no se pueden efectuar controles basados en características físicas o étnicas, al no considerarse indicios de su situación administrativa en el país, por lo que estas prácticas no se justifican tampoco en materia de control migratorio.
En la actualidad, el Estado español se encuentra a la espera de la resolución sobre una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por la detención arbitraria de Zeshan Muhammad, un joven pakistaní al que un agente de la Policía Nacional paró en el año 2013, “por ser negro y punto”, tal y como le contestó tras solicitar este explicaciones sobre la razón del control. La justicia española miró de nuevo hacia otro lado, por lo que Zeshan tuvo que acudir a la máxima autoridad judicial en Europa.

Es hora de que las instituciones dejen de mirar a otro lado cuando se acude a ellas para denunciar controles racistas, es hora de que la sociedad en general no mire para otro lado, ni se justifique en el estereotipo racista cuando observa a un agente identificar y cachear a una persona no blanca únicamente en sospecha de unas características étnicas o raciales. Es hora de que nos posicionemos de forma clara y contundente contra el perfilamiento racial. Una práctica que genera enormes consecuencias en la vida de quienes la sufren. El Estado español debe dejar de mirar de perfil.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #904 en: 08 de Enero de 2021, 11:48:21 am »
Lo dicho, confunden velocidades y tocinos y así les pasa ...que al coger el rábano por las hojas estás se rompen.


Interior abre expediente a un policía por no realizar identificaciones injustificadas a inmigrantes ilegales


En diciembre 12 subsaharianos llegaron en un vuelo desde Canarias pero al no haber indicio de delito no recogió sus datos.
AMP

ALFONSO EGEA08/01/2021 09:15
El Gobierno de España y sobre todo el Ministerio del Interior nunca han aceptado el hecho irrefutable de que, tras la llegada masiva de inmigrantes irregulares a Canarias, se consintió y en algunos casos se amparó el reparto de esos inmigrantes, 23.000 durante 2020, a otras provincias españolas. Ese reparto se llevó a cabo por acción -los vuelos en los que Interior embarcaba a inmigrantes irregulares beneficiados de asilo- o por omisión de acción, no poniendo ningún impedimento a que esos inmigrantes embarcaran una y otra vez en vuelos con destino a la Península. Este último hecho es lo que ha puesto a un policía de Granada en el objetivo de sus superiores jerárquicos.  A este agente le acaban de abrir un expediente por no querer obedecer una orden también consentida desde Interior: identificar a todo aquel pasajero proveniente en vuelos de Canarias por su aspecto o nacionalidad. Interior le estaba pidiendo a sus policías en Granada que identificaran a inmigrantes ilegales en destino que ellos mismos habían permitido salir de Canarias y hacer eso, sin justificación objetiva, es ilegal.


Todo arrancó el 4 de diciembre, fecha en la que el policía expedientado, inspector jefe en el Puesto Fronterizo de Granada, redactó una nota en la que decía haber podido relacionar un aumento de la llegada de varios inmigrantes irregulares desde Canarias hasta Granada con una trama mafiosa que organizaba estos traslados y empadronaba a los ilegales en la ciudad andaluza. Como motivo de aquel hecho se intensificaron las labores de vigilancia de la llegada de los vuelos de Canarias para averiguar si pudiera haber otros recién llegados conectados a algún tipo de actividad o trama criminal similar a la desarticulada.


Teniendo en cuenta que en los aeropuertos españoles la actividad de la Policía Nacional está muy limitada en favor de la Guardia Civil estos agentes esperaban los vuelos, observaban de cerca a los pasajeros y constataban si, a la salida del aeródromo, les esperaba algún vehículo, como sí ocurría en el caso de la mafia de los empadronamientos. No detectaron nada extraño. No podían hacer más in situ.

No identificó a 12 subsaharianos


El expediente por el que se le va a investigar es por un hecho ocurrido 10 días después. El 14 de diciembre llegó un vuelo procedente de Canarias con 12 ciudadanos subsaharianos. Pese a ser inmigrantes ilegales portaban documentación y billetes en regla. Ni su origen, ni su etnia, ni su aspecto eran motivos suficientes para identificarlos, de modo que los observaron y, al no apreciar conducta delictiva, los dejaron seguir sin más. Por este motivo, Interior expedienta ahora a este policía, alegando que no cumplió unas órdenes que se oponen directamente con lo que vende el Ministerio del Interior en público.

30 de diciembre de 2020. El director general de la Policía comparece ante la Comisión de Interior en el Congreso de los Diputados. Francisco Pardo se somete al control de la comisión en un momento en el que la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha arrojado sobre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la grave acusación de realizar identificaciones por razón de raza a través de una campaña publicitaria que indigna a policías y guardias civiles. La intervención de Pardo es demoledora: “No existe racismo institucional para utilizar como instrumento de control migratorio”, dijo Pardo, para añadir que ese sería un escenario que él nunca consentiría porque es una persona que lleva luchando años contra el racismo. Pues parece que el director general de la Policía debería hablar de este asunto con su comisario provincial en Granada, ya que éste ha decidido expedientar a un policía que precisamente se niega a enmendar la plana del coladero de la inmigración ilegal atropellando derechos basándose en la discriminación racial.

Las fuentes consultadas por OKDIARIO no tienen duda del buen hacer de un policía al que quieren convertir en chivo expiatorio de la improvisada estrategia de Interior con la crisis migratoria de Canarias: La Policía puede identificar a una persona cuando existan indicios de que ha podido participar en la comisión de una infracción o para prevenir la comisión de un delito. En el caso de los inmigrantes irregulares de Canarias hablamos de vuelos nacionales, con billetes pagados legalmente en origen y documentación en regla que se revisó al embarcar en las Islas. De ninguna manera encaja en los supuestos anteriores.

Por si hubiera alguna duda más la Ley que regula las identificaciones policiales desde 2015 ampara a este policía de manera tajante: “En la práctica de la identificación se respetarán estrictamente los principios de proporcionalidad, igualdad de trato y no discriminación por razón de nacimiento, nacionalidad, origen racial o étnico, sexo, religión o creencias, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.


Una vez más, la desastrosa estrategia de Interior para gestionar la ingente llegada de inmigrantes ilegales a nuestro país queda al descubierto, solo que ahora puede llevarse por delante a un policía que solo quiso hacer bien su trabajo.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #905 en: 30 de Enero de 2021, 07:05:09 am »
El policía local acusado de agredir y detener ilegalmente a un hombre defiende la proporcionalidad de su actuación

La supuesta víctima asegura que el agente, ya jubilado, lo tiró al suelo y lo pateó, versión que respalda una testigo que intercedió en su favor

https://www.europapress.es/galicia/noticia-policia-local-acusado-agredir-detener-ilegalmente-hombre-defiende-proporcionalidad-actuacion-20210129150639.html

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #906 en: 02 de Febrero de 2021, 07:08:39 am »
Bien, se le identifica, pero sin norma específica que prohíba ir desnudo por las vías públicas, que recorrido tiene?


"Voy desnudo porque me gusta, es legal y no hago daño a nadie"
La Policía Local de Aldaia identifica a Alejandro Colomar por ir desnudo en la vía pública
Mónica Ros

30·01·21 | 20:42



"Voy desnudo porque me gusta, es legal y no hago daño a nadie"

"Voy desnudo porque me gusta, es legal y no hago daño a nadie"

"Siempre me ha gustado ir desnudo. Soy nudista y no hay nada malo en ello. Ni tan siquiera es ilegal. Yo tampoco lo sabía pero en pandemia me informé y descubrí que el exhibicionismo solo es ilegal si lo haces delante de niños y con una clara intención, y no es mi caso. Así que cuando hace buen tiempo yo salgo desnudo a la calle. No hago daño a nadie". Es la voz de Alejandro Colomar, un joven de 27 años (informático de profesión) que ya acumula cuatro denuncias por ir desnudo por la calle. La primera que le pusieron (en Torrent y publicada por este diario) ya ha sido archivada por el juez, que no ve delito en su comportamiento. Así que el joven lleva el archivo de la denuncia encima (en una riñonera ante la falta de bolsillos) para evitar nuevas sanciones.

Sin embargo, que el joven pasee desnudo por la vía pública no pasa desapercibido y ya se empieza a "acostumbrar" a que le paren los agentes de policía para identificarle. Así ha pasado esta mañana, cuando el joven paseaba por Aldaia y ha sido identificado por la Policía Local "que le ha tomado los datos por si el padre de algún menor lo denunciaba en algún momento y así ya estaba identificado", han asegurado fuentes del Ayuntamiento de Aldaia. Alejandro, pro su parte, insiste: "En la denuncia de Torrent había menores por la calle pero mi intención es solo ir desnudo y no hago mal a nadie, por eso el juez archiva la denuncia. Ir desnudo es lo natural", explica. De hecho, solo lleva encima la riñorea y las botas. "Descalzo sí que no voy porque las calles están muy sucias. Pero ir desnundo es lo más cómodo del mundo. Yo siempre lo he hecho de puertas para dentro de mi casa pero ahora que sé que no hay delito... pues si hace buen tiempo salgo así. ¿Qué problema hay?", recalca.

El joven tiene tres denuncias más pendientes de juicio. Una de ellas de la Policía Local de València, que le instó a vestirse cuando el joven se presentó en comisaría desnudo para interponer una denuncia contra un tercero y como él se negó a vestirse acabó denunciado por "desobediencia grave a la autoridad". Las otras dos denuncias fueron en término municipal de Xirivella, una de ella por la ley Mordaza (también por no obedecer a los agentes y vestirse) y la otra tras un "episodio muy desagradable donde un grupo de jóvenes me persiguió y me insultó".

Pero el joven no piensa dejar de ir desnundo por la calle, cuando le apetezca y el tiempo acompañe. "Mi familia lo sabe y le parece bien, mis amigos también y yo solo quiero reivindicar el placer de ir desnundo cuando hace solecito, sin hacerle daño a nadie. Simepre he ido desnundo por casa, simepre voy a playas nudistas... y ahora he dado un paso más para reivindicar lo más natural del mundo", concluye.






Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190816
Re:De las identificaciones
« Respuesta #907 en: 13 de Febrero de 2021, 09:33:02 am »

¿Quién está detrás de la República Errante Menda Lerenda?
Fundada en 1999 y registrada como marca, su web la aloja una firma gallega



 
MANUEL VARELA
2021/02/01 23:07 h

En apenas tres meses, la policía dio el alto en Galicia a dos conductores que se identificaron como miembros de la República Errante Menda Lerenda. Uno en Oza-Cesuras por no llevar el cinturón, y luego fugarse, y otro este fin de semana durante un control en O Porriño. Lejos de gozar de la inmunidad diplomática que esperaban tras presentar el carné que les acredita como ciudadanos de esta república, ambos fueron detenidos por varios delitos, entre ellos, el de falsedad documental. Y eso, pese a los argumentos que esgrime la web de Menda Lerenda aludiendo a «informes jurídicos» que no dejan «resquicio de duda de que se trata de un Estado perfectamente legal conforme a la ley internacional».

Los creadores de la página sitúan la fundación de Menda Lerenda como república en 1999. En concreto, el día 14 de octubre, al notificar al «Ministerio competente de un país miembro de la Unión Europea la proclamación de independencia» con un documento que es «admitido oficialmente». Ese ministerio era español, el de Cultura y Deporte, y el documento, una petición de inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual de Barcelona, un trámite burocrático para anotar los derechos sobre una obra, actuación o producción artística. El 25 de enero, Cultura aprobó lo inscripción, en un intercambio de documentación que los fundadores de la república interpretan que «acredita de iure la interrelación de ambas partes» y que, según entienden, les define como estado.

Cualquier persona, previo abono de 49,8 euros, puede pasar a ser miembro de este organismo, que permite además mantener la nacionalidad para «agilizar burocracia». Cada individuo es el propio territorio de la república, así como el lugar que ocupa en cada momento, un concepto que la diferencia de otras micronaciones con un territorio definido, como Sealand o la desaparecida Isla de las Rosas, que Netflix convirtió en película. Eso sí, advierten de que «ninguna credencial» sirve como «salvoconducto universal para tropelías ajenas a la ley».


Especialistas en derecho internacional consultados apuntan que la legitimidad de esta «república errante» carece de cualquier sustento jurídico.


MARÍA PEDREDA
Menda Lerenda presume también de haber obligado a Ikea a retirar uno de sus famosos eslóganes por «vulneración de derechos» -el de la «República independiente de tu casa»-. La multinacional sueca niega la existencia siquiera de esta denuncia.

Sin rostros visibles

Los responsables declinaron informar sobre el número de miembros de su república. Tras la detención del conductor de O Porriño, se abstienen de opinar sobre asuntos que «interfieran la propia independencia individual».

El dominio web está alojado en una empresa gallega desde el 2010 y, en diciembre del año pasado, un joven vasco, Iker Langaran Landa, registró como marca el logo de los carnés de Menda Lerenda en la Oficina Española de Patentes como producto de vestir, por lo que la república podría pasar ahora a ampliar sus ingresos con merchandising. Langaran aparece también como miembro de Common Law Court, donde abundan mensajes de usuarios contra los gobiernos nacionales.