Encuesta

Se debe eliminar el cachete como medida correctora?

A favor
17 (15%)
En contra
92 (81.4%)
No sabe
4 (3.5%)

Total de votos: 109

Autor Tema: La autoridad de los padres para con sus hijos  (Leído 67754 veces)

Desconectado flip

  • Profesional
  • Experto I
  • *
  • Mensajes: 4386
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #600 en: 24 de Noviembre de 2010, 02:29:31 am »
Está muy bien que se determine que los padres vigilen los comportamientos de sus hijos y se les exijan responsabilidades cuando de ello se derive un mal causado, pero por el mismo principio los poderes públicos deberían también tender a apoyar a los padres en su acción educadora y fiscalizadora de los hijos, cuando no siempre es así sino más bien se tiende a quitarles autoridad y potestad correctora (véase el supuesto de abortos voluntarios con chicas menores de edad, donde el criterio de los padres no se tiene en cuenta y se prima la libre decisión de la "nena")... :pen:

Si por contra te dicen que estar "vigilante" y que supervisar/controlar (o como quieran llamarlo) su ordenata, movil etc... es invadir su intimidad.............. que expliquen como se hace eso que expone la sentencia.



Creo que es jurisdicción civil y la sentencia bastante acertada y documentada, si no se puede "controlar" el ordenata de un hijo o el uso de un móvil, la mejor opción es que no lo tengán, el menor es responsable de sus actos penalmente y civilmente, en caso de insolvencia como es el caso, serán los padres quienes apechuguen. Es la única forma que estas conductas no queden impunes.

Tambien es verdad, pero no infalible.............el acceso a ese tipo de tecnología y redes interneteras fuera del control familiar es facil, un ciber por ej., sin mencionar la casa del colega.

Tema dificil y delicado sin duda.



Es que no se trata de que la conducta se produzca en el entorno familiar, por esa regla de tres todas las acciones penales cometidas por los menores, siempre estarían fuera del ámbito de vigilancia de los padres, lo que deduce la sentencia es que la vigilancia, la supervisión y el desarrollo integral de los hijos es responsabilidad de los padres y su fallo o falta de supervisión tiene un "castigo", en este caso monetario.

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 13339
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #601 en: 24 de Noviembre de 2010, 13:15:34 pm »
“¿Qué les pasa a nuestros jóvenes? No respetan  a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran las leyes. Hacen disturbios en las calles inflamadas con pensamientos salvajes. Su moralidad decae. ¿Qué será de ellos?” – Platón o Sócrates (en unos sitios dicen que fue Platón y en otros Sócrates).

¿Hoy en día estamos igual o peor?



Desconectado mustiki

  • Profesional
  • Druida
  • *
  • Mensajes: 9946
  • Me levanto y ataco.....
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #602 en: 24 de Noviembre de 2010, 15:40:01 pm »
“¿Qué les pasa a nuestros jóvenes? No respetan  a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran las leyes. Hacen disturbios en las calles inflamadas con pensamientos salvajes. Su moralidad decae. ¿Qué será de ellos?” – Platón o Sócrates (en unos sitios dicen que fue Platón y en otros Sócrates).

¿Hoy en día estamos igual o peor?



En los inmigrantes tiene su logica.....los padres se vienen a currar a españa y los hijos se quedan a cargo de los abuelos u otro familiar en su pais.....se desmelenan, se transforman y cuando se los traen a España, no hay padres que le encarrile.....algo logico.

Saludos y paz.
Libertad consiste en decir lo que los demas no quieren oir.

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10896
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #603 en: 24 de Noviembre de 2010, 19:25:05 pm »
“¿Qué les pasa a nuestros jóvenes? No respetan  a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran las leyes. Hacen disturbios en las calles inflamadas con pensamientos salvajes. Su moralidad decae. ¿Qué será de ellos?” – Platón o Sócrates (en unos sitios dicen que fue Platón y en otros Sócrates).

¿Hoy en día estamos igual o peor?
Yo tengo la teoría de que esto son ciclos: se sufre demasiado control paternal y luego esos hijos pecan de excesiva tolerancia con los suyos, por lo que se llega a una especie de "descontrol" que luego se tiende a corregir con la siguiente generación, se llega al exceso nuevamente y así una y otra vez a lo largo del devenir de las sociedades...
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10896
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #604 en: 24 de Noviembre de 2010, 19:27:00 pm »
En los inmigrantes tiene su logica.....los padres se vienen a currar a españa y los hijos se quedan a cargo de los abuelos u otro familiar en su pais.....se desmelenan, se transforman y cuando se los traen a España, no hay padres que le encarrile.....algo logico.

Saludos y paz.
Correcto. Y con los españoles, aunque convivan desde siempre padres e hijos, no hay tiempo en la sociedad de hoy para ellos, por lo que se llega a lo mismo...
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #605 en: 03 de Febrero de 2011, 17:43:37 pm »
Un niño de 10 años

Un padre golpea salvajemente a su hijo ante los policías que se lo entregan
Los agentes llevaron al menor a su casa después de detenerle por un atraco

El progenitor tenía antecedentes por malos tratos
Juan Riera Roca | Palma
Actualizado jueves 03/02/2011

Un caso de delincuencia infantil ha revelado un historial de malos tratos. Un niño de 10 años, miembro de una minibanda de atracadores, tuvo que ser salvado por el Cuerpo Nacional de Policía de la salvaje paliza que comenzó a darle su padre, que resultó detenido y que era, además, un delincuente.

Era la hora de salir del cole, la tarde del lunes. El puente de la calle Indalecio Prieto, en Son Gotleu, está a esa hora muy transitado por niños que van y vienen. Dos niñas de diez años fueron asaltadas por tres menores, de su misma edad, dos varones y una chica.

Cuando la Policía localizó a uno de ellos, de origen senegalés, y lo llevó a casa, con ánimo de entregarlo a la custodia familiar, el padre, nada más abrir la puerta, lo derribó de una bofetada y comenzó a patearle las costillas. Los agentes, estupefactos, detuvieron al progenitor.

La Policía ha descubierto que el niño padecía ya un historial de malos tratos. El padre estaba en busca y captura.

Aquella tarde unos padres habían llamado al 091 para denunciar que su hija de diez años había sido asaltada e importunada por tres menores en las inmediaciones del puente. La niña pudo refugiarse en una tienda.

Un rato después, otra cría de la misma edad, que también volvía del colegio, fue atacada por tres niños cuyas características eran similares a los anteriores, según averiguaría la Policía. En esta ocasión la niña sufrió lesiones y estuvo a punto de que le robaran el teléfono móvil.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las cinco de la tarde. Según relataron testigos, dos niños y una niña, también de unos diez años, se acercaron a la víctima y comenzaron juegos peligrosos. Intentaban que perdiera el equilibrio. La cosa se puso fea cuando la golpearon con un palo y la hicieron caer.

La niña sufrió lesiones leves y un susto grave. Los asaltantes infantiles intentaron entonces arrebatarle el teléfono. Afortunadamente, pasaba por allí una mujer que lo vio todo y se encaró con los peques y los puso en fuga. La niña herida pudo llegar a casa. Con la madre, volvió al lugar de los hechos en busca de los asaltantes. Allí localizaron a uno de ellos. A todo esto habían llamado a la Policía. Funcionarios de paisano se hicieron cargo del niño y –dada su corta edad– procedieron a ponerlo a disposición de sus padres, residentes en la calle Indalecio Prieto de Palma.

La ley obliga –para proteger la más frágil intimidad de los menores– a acompañar a los niños a sus casas en coches sin distintivos y por policías de paisano. Abrió el padre. Los funcionarios se identificaron como policías.

Pero el padre, tras intercambiar unas palabras en su lengua con el niño, le arreó tal bofetada que lo tiró al suelo. Allí, antes de que los policías pudieran evitarlo, le dio una patada en las costillas. Los agentes se abalanzaron sobre él, estupefactos por la violencia y lo detuvieron.

Luego supieron que ese individuo se hallaba bajo una requisitoria judicial por un delito de apropiación indebida. La Policía trasladó al menor al PAC de la zona. Allí se enteraron de que el niño había sido atendido antes por lesiones similares, con un historial de malos tratos.

Los agentes dejaron al niño, que tiene una hermana de edad similar, bajo la custodia de su madre. La Fiscalía de Menores deberá tomar ahora medidas para protegerlo de nuevas agresiones de su padre.


Desconectado MASAM

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10601
  • Mi nenes?? LOS MÁS GUAPOS !!!!
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #606 en: 03 de Febrero de 2011, 17:48:49 pm »

La ley obliga –para proteger la más frágil intimidad de los menores– a acompañar a los niños a sus casas en coches sin distintivos y por policías de paisano. Abrió el padre. Los funcionarios se identificaron como policías.

Siiii??

El "homo sapiens" está dejando de ser "sapiens"...regresando al mono del que no debió salir.

"Herederos"...infelices sois.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #607 en: 03 de Febrero de 2011, 18:00:27 pm »

La ley obliga –para proteger la más frágil intimidad de los menores– a acompañar a los niños a sus casas en coches sin distintivos y por policías de paisano. Abrió el padre. Los funcionarios se identificaron como policías.

Siiii??

...la ley del menor nada dice sobre eso....la del menor y ninguna otra.

« Última modificación: 03 de Febrero de 2011, 18:02:34 pm por 47ronin »

Desconectado MASAM

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10601
  • Mi nenes?? LOS MÁS GUAPOS !!!!
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #608 en: 03 de Febrero de 2011, 18:03:18 pm »

La ley obliga –para proteger la más frágil intimidad de los menores– a acompañar a los niños a sus casas en coches sin distintivos y por policías de paisano. Abrió el padre. Los funcionarios se identificaron como policías.

Siiii??

...la ley del menor nada dice sobre eso.

Por eso digo "siiii ?? "..............en lugar de "si !! " .

El "homo sapiens" está dejando de ser "sapiens"...regresando al mono del que no debió salir.

"Herederos"...infelices sois.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #609 en: 03 de Febrero de 2011, 18:06:35 pm »
Quisquilloso.  :bur)

Desconectado MASAM

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10601
  • Mi nenes?? LOS MÁS GUAPOS !!!!
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #610 en: 04 de Febrero de 2011, 15:59:34 pm »
Quisquilloso.  :bur)

  Psche.... aplicao que's uno oye...  ;fum; 



El "homo sapiens" está dejando de ser "sapiens"...regresando al mono del que no debió salir.

"Herederos"...infelices sois.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #611 en: 11 de Febrero de 2011, 15:05:58 pm »
Multa de 70.000 euros para los padres de los acosadores de Jokin

El menor se quitó la vida en septiembre de 2003 en Hondarribia tras sufrir, durante al menos un año, insultos y vejaciones constantes

11.02.11 - 12:52 - ARANTZA ALDAZ | SAN SEBASTIÁN

21 de septiembre de 2004: Jokin C. L., de 14 años, se suicida lanzándose de la muralla de Hondarribia. Había sido acosado repetidamente por sus compañeros de instituto, que incluso llegaron a agredirle.

13 de mayo de 2005: El Juzgado de Menores de San Sebastián condena a los ocho menores inculpados a 18 meses de libertad vigilada por un delito contra la integridad moral, pero rechaza el delito de inducción al suicidio.

19 de julio de 2005: La Audiencia de Guipúzcoa eleva a dos años de internamiento la pena contra siete de los ocho acusados.

10 de febrero de 2011:

El TSJPV condena a los padres de los acusados a indemnizar a la familia de Jokin y desestima el recurso contra el Departamento de Educación. La sentencia es recurrible.El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha condenado a los padres de siete de los ocho menores inculpados por acosar a Jokin C.L., el escolar que se suicidó en septiembre de 2004 en Hondarribia, a indemnizar a la familia del fallecido con 70.000 euros por los daños causados por sus hijos. La sentencia de la sección 3 de la Sala de lo Contencioso Administrativo fija una cantidad de 10.000 euros para cada progenitor. Los adolescentes fueron condenados por un delito contra la integridad moral en el proceso penal llevado a cabo en el Juzgado de Menores y, posteriormente, en la Audiencia de Guipúzcoa en 2005. El dictamen no incluye, sin embargo, a la octava persona inculpada por los hechos, una chica a la que se le condenó finalmente por una falta de "maltrato de obra".

El Tribunal Superior desestima además el recurso presentado por los padres de Jokin contra el Departamento de Educación, a quien reclamaba su responsabilidad patrimonial por el acoso sufrido por Jokin en el instituto Talaia de Hondarribia. La Sala "considera totalmente diligente la actuación del centro escolar" y añade que "no existe nexo causal entre la actuación de la Administración demandada y el trágico final de Jokin", por lo que la pretensión de la responsabilidad patrimonial no prospera. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

El dictamen estima así en parte el recurso presentado por la familia de Jokin contra la consejería de Educación y los padres de los menores acosadores, a quienes reclamaba una indemnización por considerar que tienen un grado de responsabilidad en la muerte de su hijo. Jokin, estudiante de cuarto curso de ESO, puso fin a su vida la mañana del 21 de septiembre de 2004 lanzándose de la muralla de Hondarribia, cuatro días antes de su cumpleaños y después de sufrir el continuo acoso de sus compañeros de instituto. Su muerte descubrió el maltrato escolar como un problema social y puso en alerta a las autoridades educativas sobre el alcance de esta forma de violencia en las aulas, conocida como 'bullying'.

Durante el proceso penal, los ocho menores imputados fueron condenados por el Juzgado de Menores de Donostia a 18 meses de libertad vigilada como autores de un delito contra la integridad moral. Además, cuatro de ellos fueron declarados autores de una falta de lesiones por la que se les impuso una pena de tres fines de semana de permanencia en un centro educativo.

Esta decisión fue recurrida por la familia de Jokin ante la Audiencia Provincial, que elevó la condena para siete de ellos a dos años de internamiento en régimen abierto, en tanto que al octavo acusado, la chica, le impuso dos fines de semana en un centro. Además del delito contra la integridad moral que estableció el fallo de primera instancia, el tribunal estimó que los siete chavales cometieron también un delito contra la salud psíquica de Jokin.

"Deben responder"

La familia del menor se dirigió después a la vía contenciosa administrativa. Ahora, el Tribunal Superior estima en parte sus reclamaciones ya que entiende que los padres de siete de los ocho menores inculpados deben responder civilmente por los hechos causados por sus hijos. La sentencia sustenta su decisión en el artículo del Código Civil que establece que la responsabilidad también es de "aquellas personas de quienes se debe responder". Por tanto, "los padres son responsables de los daños causados por los hijos que se encuentran bajo su guarda".

La sentencia hace suyo un párrafo concreto del fallo de la Audiencia de Guipúzcoa de 2005 que aludía a la actitud de los progenitores de los menores que acosaron a Jokin. En el mismo se recoge que "la estructura familiar se ha revelado como un ámbito insuficiente para servir de marco de contención de los menores e inadecuado para transmitir un explícito mensaje de 'responsabilización' de los menores por la conducta de grave afección de la dignidad y la salud mental de Jokin protagonizada".

En base a lo expuesto, el Tribunal Superior considera que cabe imputar a los padres. Pero la indemnización a favor de la familia de Jokin no se fija por una inducción al suicidio, pues los menores fueron absueltos de ese cargo en la vía penal. Ahora bien, sí se les imputa el daño moral generado a Jokin con sus acciones de acoso moral, que "será percibido por los padres del fallecido como herederos", especifica la sentencia.
En lo que respecta a la demanda al Departamento de Educación, el Alto tribunal vasco afirma que si bien "resulta claro que el alumno Jokin C.L. sufrió agresiones y vejaciones por parte de varios compañeros de clase", ha de tenerse presente que "cualquier efecto dañoso que se producía en su centro escolar no conlleva necesaria y automáticamente el deber de declarar la responsabilidad de la Administración".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #612 en: 13 de Marzo de 2011, 20:57:27 pm »
Metamorfosis de ... Padre, papá, papi, pa ... Para meditar !

 ¿Padre, Papá  y  Papi ...?

 Hasta hace cosa de un siglo, los hijos acataban el cuarto mandamiento como   un verdadero dictamen de Dios. Imperaban normas estrictas de educación: Nadie se sentaba a la mesa antes que el padre, nadie hablaba sin permiso del padre, nadie repetía el almuerzo sin el permiso del padre, nadie se levantaba de la mesa si el padre no se había levantado antes; por algo era el padre.

La madre fue siempre el eje sentimental de la casa, el padre siempre  la autoridad suprema. Cuando el padre miraba fijamente a la hija, esta abandonaba todo; a una orden del padre los hijos varones cortaban leña, alzaban bultos o se hacían matar en la guerra.

Todo empezó a cambiar hace unas siete décadas, cuando el padre dejó de ser el padre y se convirtió en papá. El mero sustantivo era ya una derrota. Padre es una palabra sólida, rocosa, imponente;papá es un apelativo para oso de felpa o para perro faldero; da demasiada confianza. Además, la segunda derrota es que papá es una invitación al infame tuteo, con el uso de papá el hijo se sintió autorizado para protestar, cosa que nunca había ocurrido cuando el papá era el padre.

A diferencia del padre, el papá era tolerante. Permitía al hijo que fumara en su presencia, en vez de arrancarle los dientes con una trompada, como hacía el padre en circunstancias parecidas. Los hijos empezaron a llevar amigos a la casa y a organizar bailes y bebidas, mientras papá y mamá se desvelaban y comentaban en voz baja: Bueno, por lo menos tranquiliza saber que están tomándose unos tragos en casa y no en quién sabe dónde.

El papá marcó un acercamiento generacional muy importante, algo que el padre desaconsejaba por completo. Los hijos empezaron a comer en la sala mirando la tele, mientras papá y mamá lo hacían solos en la mesa ; tomaban el teléfono sin permiso, sacaban dinero de la cartera de papá y usaban sus mejores camisas. La hija comenzó a salir con pretendientes sin chaperón y a exigirle a papá que no le pusiera mala cara al insoportable novio y que le ofreciera que, en vez de llamarlo "señor González", como habría llamado al padre, que lo llamara simplemente "Tato".

Papá seguía siendo la autoridad de la casa, pero una autoridad bastante maltrecha. Nada comparable a la figura prócer del padre. Era, en fin, un tipo querido; lavaba, planchaba, cocinaba y, además, se le podía pedir un consejo o también dinero prestado.

Y entonces vino papi.

Papi es un invento reciente de los últimos 20 ó 30 años. Descendiente menguado y raquítico de padre y de papá, ya ni siquiera se le consulta ni se le pregunta nada. Simplemente se le notifica. Papi, me llevo el carro, dame para gasolina. Le ordenan que se vaya al cine con mami mientras los hijos están de fiesta y que , cuando vuelvan, entren en silencio por la puerta de atrás. Tiene prohibido preguntarle a la nena quién es ese tipo despeinado que desayuna descalzo en su cocina. Ni hablar de las tarjetas de crédito, la ropa, el turno para ducharse, la afeitadora, el ordenador, las llaves. Lo tutean y hasta le indican cómo dirigirse a ellos: ¡Papi, no me vuelvas a llamar "chiquita" delante de Jonathan!

Aquel respeto que inspiraba el padre y, hasta cierto punto el papá, se transformó en exceso de confianza además de convertirse en un franco abuso hacia papi:
¡Oye, papi, se me está acabando el whisky! ¡Oye papi, anda a comprar pan!
No sé qué seguirá después de papi. Supongo que la esclavitud o el destierro definitivo.

Yo estoy aterrado, después de haber sido nieto de padre, hijo de papá  y  papi  de  mis  hijos, mis nietas han empezado a llamarme  "pa"...

CREO QUE  QUIEREN DECIR ...

¡¡¡PA' NADA SIRVES !!!

 


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #613 en: 26 de Abril de 2011, 16:03:18 pm »
Sentencia Juez Expulsa Casa de sus Padres con 25 Años

Demandó a sus padres porque éstos se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le pagaban la letra del coche

Un juez ordena a un joven ‘ni-ni’ de 25 años a abandonar el domicilio paterno

Un juez de Málaga ha dado un plazo de un mes a un joven de 25 años para abandonar el domicilio de sus padres a los que demandó porque se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le estaban pagando la letra del coche. La sentencia del Juzgado de Familia número 5 considera que el chico puede vivir por su cuenta, ya que tiene edad suficiente para trabajar y además posee conocimientos y habilidades en un sector tan especializado como la inversión en bolsa. No obstante, para no provocarle «una situación repentina de inasistencia», acuerda que los padres les abonen una pensión temporal de 200 euros mensuales durante dos años.

Rafael (nombre ficticio del joven) tiene 25 años. No trabaja y está matriculado en la Facultad de Derecho, aunque con un expediente académico deficiente, ya que solo tiene aprobadas tres asignaturas de toda la carrera. En definitiva, da el perfil de lo que se ha llamado generación ‘ni-ni’, jóvenes mayores de edad que viven con sus padres y que ni estudian ni tienen un empleo.

Además, la convivencia familiar era ya insostenible por el alto grado de tensión y conflictividad que había alcanzado. En este ambiente de hostilidad llegó un momento en que los progenitores se negaron a entregar el dinero que les exigía su hijo. La reacción de éste no se hizo esperar. El joven presentó una demanda en el juzgado en la que exigía a sus padres que le pagaran 400 euros mensuales además de seguir viviendo en el domicilio.

Los padres declararon ante el juez que el chico les maltrataba psicológicamente y les insultaba, lo que en la sentencia se considera acreditado por la declaración de otro hijo. Los progenitores explicaron que el joven no trabajaba, que con 25 años estaba todavía en primer curso de Derecho y que solo había aprobado tres asignaturas. Además, le habían venido manteniendo durante todo este tiempo e incluso le habían comprado un coche por el que estaban pagando 235 euros al mes.

Pensión de 200 euros al mes

Dado que el ambiente ya era muy conflictivo, pidieron al juez que obligara a Rafael a dejar el domicilio, ya que consideraban que podía vivir por su cuenta, argumentando que, incluso, tenía conocimientos en el sector bursátil, al que se había dedicado en alguna ocasión realizando operaciones a corto plazo. No obstante, los progenitores, con tal de acabar con esa situación, mostraron su voluntad de abonarle una pensión temporal de 200 euros durante dos años a su hijo.

El juez ha desestimado las pretensiones de Rafael, al que reprocha su mala conducta y la falta de respeto a sus padres provocando «una convivencia insostenible que no están obligados a soportar». Igualmente la sentencia califica de «inconsistentes» las excusas dadas por el joven para tratar de justificar su deficiente expediente académico alegando que el retraso se debía que sus padres no le habían pagado la matrícula «algún año», excusa que el juez considera «hiriente» teniendo en cuenta el nivel económico de los progenitores, que «son dos trabajadores sin cualificación».

Por todo ello, el magistrado declara el cese de la obligación de alimentos de los padres para con su hijo y le comunica a éste que tiene un plazo de 30 días para recoger todos su efectos personales y abandonar el hogar familiar.

No obstante, atendiendo a la propuesta de los progenitores y para no generar en Rafael «una situación de repentina de inasistencia», acuerda que le abonen temporalmente una pensión de doscientos euros al mes durante dos años. Diario Sur

Desconectado PeInG

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 12216
  • To serve me and protect me.
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #614 en: 26 de Abril de 2011, 16:17:38 pm »
Madre mía...
Old school Hollywood baseball...

Desconectado chax

  • Profesional
  • Gurú
  • *
  • Mensajes: 6571
  • Cada dia mas funcionario
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #615 en: 26 de Abril de 2011, 19:58:42 pm »
Sentencia Juez Expulsa Casa de sus Padres con 25 Años

Demandó a sus padres porque éstos se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le pagaban la letra del coche

Un juez ordena a un joven ‘ni-ni’ de 25 años a abandonar el domicilio paterno

Un juez de Málaga ha dado un plazo de un mes a un joven de 25 años para abandonar el domicilio de sus padres a los que demandó porque se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le estaban pagando la letra del coche. La sentencia del Juzgado de Familia número 5 considera que el chico puede vivir por su cuenta, ya que tiene edad suficiente para trabajar y además posee conocimientos y habilidades en un sector tan especializado como la inversión en bolsa. No obstante, para no provocarle «una situación repentina de inasistencia», acuerda que los padres les abonen una pensión temporal de 200 euros mensuales durante dos años.

Rafael (nombre ficticio del joven) tiene 25 años. No trabaja y está matriculado en la Facultad de Derecho, aunque con un expediente académico deficiente, ya que solo tiene aprobadas tres asignaturas de toda la carrera. En definitiva, da el perfil de lo que se ha llamado generación ‘ni-ni’, jóvenes mayores de edad que viven con sus padres y que ni estudian ni tienen un empleo.

Además, la convivencia familiar era ya insostenible por el alto grado de tensión y conflictividad que había alcanzado. En este ambiente de hostilidad llegó un momento en que los progenitores se negaron a entregar el dinero que les exigía su hijo. La reacción de éste no se hizo esperar. El joven presentó una demanda en el juzgado en la que exigía a sus padres que le pagaran 400 euros mensuales además de seguir viviendo en el domicilio.

Los padres declararon ante el juez que el chico les maltrataba psicológicamente y les insultaba, lo que en la sentencia se considera acreditado por la declaración de otro hijo. Los progenitores explicaron que el joven no trabajaba, que con 25 años estaba todavía en primer curso de Derecho y que solo había aprobado tres asignaturas. Además, le habían venido manteniendo durante todo este tiempo e incluso le habían comprado un coche por el que estaban pagando 235 euros al mes.

Pensión de 200 euros al mes

Dado que el ambiente ya era muy conflictivo, pidieron al juez que obligara a Rafael a dejar el domicilio, ya que consideraban que podía vivir por su cuenta, argumentando que, incluso, tenía conocimientos en el sector bursátil, al que se había dedicado en alguna ocasión realizando operaciones a corto plazo. No obstante, los progenitores, con tal de acabar con esa situación, mostraron su voluntad de abonarle una pensión temporal de 200 euros durante dos años a su hijo.

El juez ha desestimado las pretensiones de Rafael, al que reprocha su mala conducta y la falta de respeto a sus padres provocando «una convivencia insostenible que no están obligados a soportar». Igualmente la sentencia califica de «inconsistentes» las excusas dadas por el joven para tratar de justificar su deficiente expediente académico alegando que el retraso se debía que sus padres no le habían pagado la matrícula «algún año», excusa que el juez considera «hiriente» teniendo en cuenta el nivel económico de los progenitores, que «son dos trabajadores sin cualificación».

Por todo ello, el magistrado declara el cese de la obligación de alimentos de los padres para con su hijo y le comunica a éste que tiene un plazo de 30 días para recoger todos su efectos personales y abandonar el hogar familiar.

No obstante, atendiendo a la propuesta de los progenitores y para no generar en Rafael «una situación de repentina de inasistencia», acuerda que le abonen temporalmente una pensión de doscientos euros al mes durante dos años. Diario Sur

Faltico de vara que se llama.
Y lo del juez no tiene nombre, 200 pavos a un parásito por el mero hecho de estar vivo, tiene cojones.
Lo importante no es saber. Lo importante es tener siempre a mano el teléfono del que sabe.

Desconectado flip

  • Profesional
  • Experto I
  • *
  • Mensajes: 4386
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #616 en: 26 de Abril de 2011, 23:26:18 pm »
Sentencia Juez Expulsa Casa de sus Padres con 25 Años

Demandó a sus padres porque éstos se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le pagaban la letra del coche

Un juez ordena a un joven ‘ni-ni’ de 25 años a abandonar el domicilio paterno

Un juez de Málaga ha dado un plazo de un mes a un joven de 25 años para abandonar el domicilio de sus padres a los que demandó porque se negaban a darle dinero, aunque le mantenían y le estaban pagando la letra del coche. La sentencia del Juzgado de Familia número 5 considera que el chico puede vivir por su cuenta, ya que tiene edad suficiente para trabajar y además posee conocimientos y habilidades en un sector tan especializado como la inversión en bolsa. No obstante, para no provocarle «una situación repentina de inasistencia», acuerda que los padres les abonen una pensión temporal de 200 euros mensuales durante dos años.

Rafael (nombre ficticio del joven) tiene 25 años. No trabaja y está matriculado en la Facultad de Derecho, aunque con un expediente académico deficiente, ya que solo tiene aprobadas tres asignaturas de toda la carrera. En definitiva, da el perfil de lo que se ha llamado generación ‘ni-ni’, jóvenes mayores de edad que viven con sus padres y que ni estudian ni tienen un empleo.

Además, la convivencia familiar era ya insostenible por el alto grado de tensión y conflictividad que había alcanzado. En este ambiente de hostilidad llegó un momento en que los progenitores se negaron a entregar el dinero que les exigía su hijo. La reacción de éste no se hizo esperar. El joven presentó una demanda en el juzgado en la que exigía a sus padres que le pagaran 400 euros mensuales además de seguir viviendo en el domicilio.

Los padres declararon ante el juez que el chico les maltrataba psicológicamente y les insultaba, lo que en la sentencia se considera acreditado por la declaración de otro hijo. Los progenitores explicaron que el joven no trabajaba, que con 25 años estaba todavía en primer curso de Derecho y que solo había aprobado tres asignaturas. Además, le habían venido manteniendo durante todo este tiempo e incluso le habían comprado un coche por el que estaban pagando 235 euros al mes.

Pensión de 200 euros al mes

Dado que el ambiente ya era muy conflictivo, pidieron al juez que obligara a Rafael a dejar el domicilio, ya que consideraban que podía vivir por su cuenta, argumentando que, incluso, tenía conocimientos en el sector bursátil, al que se había dedicado en alguna ocasión realizando operaciones a corto plazo. No obstante, los progenitores, con tal de acabar con esa situación, mostraron su voluntad de abonarle una pensión temporal de 200 euros durante dos años a su hijo.

El juez ha desestimado las pretensiones de Rafael, al que reprocha su mala conducta y la falta de respeto a sus padres provocando «una convivencia insostenible que no están obligados a soportar». Igualmente la sentencia califica de «inconsistentes» las excusas dadas por el joven para tratar de justificar su deficiente expediente académico alegando que el retraso se debía que sus padres no le habían pagado la matrícula «algún año», excusa que el juez considera «hiriente» teniendo en cuenta el nivel económico de los progenitores, que «son dos trabajadores sin cualificación».

Por todo ello, el magistrado declara el cese de la obligación de alimentos de los padres para con su hijo y le comunica a éste que tiene un plazo de 30 días para recoger todos su efectos personales y abandonar el hogar familiar.

No obstante, atendiendo a la propuesta de los progenitores y para no generar en Rafael «una situación de repentina de inasistencia», acuerda que le abonen temporalmente una pensión de doscientos euros al mes durante dos años. Diario Sur

Faltico de vara que se llama.
Y lo del juez no tiene nombre, 200 pavos a un parásito por el mero hecho de estar vivo, tiene cojones.

Esos 200 euros, es a petición de sus padres y previo abandono del hogar, no es cosa del juez.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #617 en: 05 de Mayo de 2011, 16:37:45 pm »
LEY DEL REGISTRO CIVIL

 Un funcionario decidirá el orden de los apellidos del bebé en caso de desacuerdo

Aunque todavía no se han acordado los criterios que deberá seguir, se señala que atenderán siempre al interés superior del menor.

5/5/2011 -

El orden de los apellidos de un bebé lo determinará un funcionario del Registro Civil en caso de que los padres no se pongan de acuerdo. Fue lo que acordó ayer la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, que aprobó el proyecto de ley del Registro Civil, por tener competencia legislativa plena, que ahora será remitido al Senado.

Según la enmienda pactada por los grupos parlamentarios, sería obligación de los padres pactar el orden de los apellidos, pero en caso de que no lleguen a un acuerdo, se les darán tres días para cumplir con su obligación. De no hacerlo, será un funcionario del Registro Civil el encargado de elegir el orden. Aunque todavía no se han acordado los criterios que deberá seguir, se señala que atenderán siempre al interés superior del menor.

Con este acuerdo se pone fin a una larga discusión entre los grupos parlamentarios. El Gobierno pretendía que fuera el criterio alfabético el que determinara el orden de los apellidos en caso de desacuerdo; el PP apostaba por mantener el del padre siempre en primer lugar; el PNV propuso que el primer apellido fuera el menos frecuente, mientras que ERC e IU optaban por el azar de un sorteo.

También se ha acordado que el orden establecido para el primer hijo debe respetarse para los posteriores nacimientos de la misma pareja. Igualmente, los bebés que vivan menos de 24 horas serán registrados, así como los fallecimientos prenatales con posterioridad a los seis meses de gestación.

Según los legisladores, el concepto «atendiendo al interés superior del menor» deja las manos casi totalmente libres al funcionario. En principio, podrá ordenar los apellidos como crea más conveniente. Las únicas cortapisas serán las relativas a evitar que en esa ordenación haya cacofonías o composiciones desafortunadas con su nombre y apellidos, del estilo «Armando Guerra» o «Guerra Segura».

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #618 en: 27 de Junio de 2011, 15:06:45 pm »
Vecinos de un niño al que la Policía rescató de un balcón en Madrid dicen que estaba "desnudo y llorando"
27.06.11

Vecinos del niño de tres años de edad de nacionalidad china que fue rescatado ayer por la tarde por agentes de la Policía en un balcón de la calle Fuencarral de Madrid han contado este lunes que lo vieron "totalmente desnudo", llorando "desesperadamente" y pensaron que "intentaba tirarse" ya que se metía "entre los barrotes del balcón".

Vecinos del niño de tres años de edad de nacionalidad china que fue rescatado ayer por la tarde por agentes de la Policía en un balcón de la calle Fuencarral de Madrid han contado este lunes que lo vieron "totalmente desnudo", llorando "desesperadamente" y pensaron que "intentaba tirarse" ya que se metía "entre los barrotes del balcón".

En declaraciones a los medios, bajo el balcón en el que el menor estuvo más de 45 minutos "gritando desesperadamente", el dependiente de la tienda que junto a un vigilante de seguridad dio la voz de alarma a la Policía, Martín, ha recordado que vio a un niño "completamente desnudo con una foto de su madre", solo en el balcón que queda en el piso de arriba de la tienda en la que trabaja.

"Gritaba todo el rato y desesperadamente. Empezó a tirar cosas a la calle y llego un punto, después de 45 minutos, en que el niño se metió entre los barrotes del balcón", por lo que las personas congregadas en la calle temieron que el menor se lanzara al vacío.

Cuando llegaron los agentes de la Policía y efectivos de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, decenas de curiosos ya se concentraban en la calle Fuencarral "desesperados" viendo al pequeño en el balcón. Tras casi una hora "entreteniendo" al niño para que no se tirara, la Policía entró a la casa y le rescató.

Poco después, se acercaron los padres del menor que fueron increpados e insultados por las personas que estaban pendientes desde la calle del desenlace de los hechos e intentaban que el niño no se lanzará. Acto seguido, los progenitores fueron detenidos por la Policía.

Mientras, Alfredo, un vecino de un edificio aledaño adonde se encontraba el pequeño, ha explicado que nunca había escuchado al niño llorar, pero vio cómo llegaba la Policía y los bomberos para cuidar al pequeño que "estaba abandonado" en el balcón. Por su parte, otra vecina del barrio, María, ha narrado que vio cómo la Policía "registraba" y esposaba a la madre del pequeño.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174108
Re:La autoridad de los padres para con sus hijos
« Respuesta #619 en: 07 de Octubre de 2011, 13:12:48 pm »
Cuando los hijos maltratan a sus padres

Se cree que se desconocen las cifras reales de esta violencia familiar

Los agresores suelen tener entre 12 y 18 años y ser de clase media-alta
Sólo uno de cada ocho padres se atreve a denunciar
Patricia Matey | Madrid
Actualizado viernes 07/10/2011

Laura tiene solo 14 años y una orden de alejamiento de sus padres. Lleva seis meses ingresada en el Centro de Menores Colonia San Vicente Ferrer de Valencia. El motivo: un juez tomó la decisión tras la denuncia que interpusieron sus progenitores cansados de que empujara a su madre, desbordados por tantas vejaciones continuas.

Tras medio año de tratamiento ha empezado a ver la 'luz'. Ya reconoce sus errores. "Me he dado cuenta de que la vida no sólo es estar en la calle, que era donde siempre quería estar. Tengo una familia a la que debo hacer caso, sólo tengo una madre y un padre. En casa tenía muchos problemas, no me iba nada bien, me saltaba clases... ahora siento vergüenza por mi comportamiento", detalla esta joven.

Como ella hay muchos, demasiados, chicos y chicas que empiezan desobedeciendo a sus padres, para pasar al insulto o a la amenaza, seguir con la ruptura de objetos de casa y acabar levantando la mano... Y muchos padres, también, que viven con miedo a sus hijos. Perdieron hace tiempo el libro de instrucciones para educarlos.

Las cifras aportadas por José Miguel de la Rosa, de la Fiscalía General del Estado, durante eI I Congreso Internacional Padres e hijos en conflicto (que se acaba de celebrar en Madrid), son la mejor prueba de que España está ante un grave problema que, además, va en aumento. "Desde finales de 1990 estamos asistiendo a un crecimiento preocupante de padres que denuncian a sus hijos. Así, en 2007 fueron 2.683, pero en 2008 ya estábamos por 4.211. En 2009 fueron 5.209 y en 2010, 8.000", aclara.

La notable preocupación de psicólogos, psiquiatras, psicopedagogos, educadores, profesores, madres y padres por la pérdida de respeto de los adolescentes a la autoridad, por las vejaciones constantes que sufren los progenitores y por la necesidad de frenar la violencia filio-parental es la razón fundamental que les ha empujado a concentrarse durante dos días en la capital, convocados por la Asociación para la Gestión de la Integración Social (GINSO) y el Programa Recurra.

Javier Urra, director del Programa Recurra (una iniciativa que permite ofrecer tratamiento y ayuda a los niños y a los padres en conflicto y que cuenta con una campus residencial para los casos más graves), reconoce: "Esta nueva realidad a la que hay que hacer frente es un problema social, porque las agresiones también suceden en los colegios, en la calle, pero sobre todo, porque esta situación es un mal pronóstico para la violencia de género. Si un chico pega a su madre, qué no hará en su día con su novia o su mujer".

Consciente de la necesidad de ayudar a las familias desde que "un día me encontré ante una madre que llevaba la cara vendada porque su hijo le había partido la nariz al darle con la hebilla de su cinturón porque, tal y como él me dijo, 'la muy puta no me había lavado la camisa verde", este experto admite que "sólo uno de cada ocho padres se atreve a denunciar". Si se suma a este hecho que únicamente "se puede llevar ante la Justicia a los mayores de 13 años, la cifra de casos se elevaría de forma significativa".

Se trata de un problema de países ricos, impensable hace 30 años en nuestro país. "Esto no ocurre en familias gitanas, por ejemplo, ¿qué niño gitano se atreve a pegar a su madre? Ninguno, porque el principio de autoridad está muy claro en estas sociedades", agrega el psicólogo Urra.

Perfiles
Chicos de entre 14 y 18 años, "aunque también hay casos de padres que no pueden con sus hijos de cinco o nueve", de clase media alta, forman parte del perfil del niño maltratador. "Aunque estamos asistiendo a un aumento preocupante de chicas (ya son un tercio de los casos) que agreden". Y aunque estos pequeños 'dictadores' solían proceder de familias desestructuradas o consumir drogas, hoy en día los abusos pueden producirse en el seno de cualquier hogar, aunque parece que se "aprecia cierta prevalencia en familias monoparentales o reconstituidas, en casos de divorcio, en hijos de padres mayores y con niños adoptados", reconoce Javier Urra.

La voz de Carmen Arnaz ejemplifica lo que es ser una víctima de esta forma de violencia. "Los problemas con mi hijo que ahora tiene 18 años empezaron a la vez en casa y en el colegio, pero al llegar la adolescencia se hizo desbordante. Se pasa realmente mal, es tu hijo, le quieres pero no puedes con él y finalmente tienes que tomar la decesión de denunciarle".

Por su experiencia, y para ayudar a otras familias que están atravesando una situación similar a la suya acaba de crear (nace en enero de este año) la Asociación de Familias por la Convivencia (AFASC). "Aquí los padres comparten sus experiencias, se les asesora y orienta. También pretendemos aprender herramientas para el fortalecimiento de los lazos afectivos".

Los motivos
Porque todos se preguntan ¿Por qué? Para Alejandra Vallejo-Nájera, psicóloga y escritora, "la familia no es una democracia. Los menores no pueden ejercer el papel de adultos y los padres tienen que saber poner límites".

Coincide con ella Eddi Gallagher, psicólogo australiano y trabajador social. "Llevo 28 años con padres maltratados por sus hijos. Cuando empecé había muy poca literatura científica al respecto y se había investigado muy poco. Todo pese a que no hay violencia comparable a la filio-paternal. Los progenitores sienten mucha vergüenza y creen, además, que son los responsables. A esto se añade el desamparo, la poca ayuda que tienen de la sociedad. No hay ningún sistema en el mundo que esté abordando bien esta situación".

Este experto asevera que los afectados suelen ser "padres demócratas e indulgentes, permisivos". A lo que Javier Urra añade: "No imponer normas, no mantenerse firme en los castigos, buscar a una tercera persona para sancionar", son el abono idóneo para el conflicto entre padres e hijos. "La tiranía se aprende, y si no hay normas, los pequeños interiorizarán que tienen un esclavo y, de más mayores, serán incapaces de manejar la frustración".