Autor Tema: Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)  (Leído 494352 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6940 en: 22 de Agosto de 2016, 12:41:21 pm »
En este local se practica sexo

En Madrid hay en torno a unos 20 o 30 clubes de sexo entre los dedicados al público hetero y al público gay

Madrid 21 AGO 2016 - 09:43   CEST
Dos chicos caminan de madrugada por una calle de Lavapiés. Van mirando el móvil. "Creo que es aquí", comenta uno de ellos. Se paran. Echan un vistazo a su alrededor; no hay ningún bar ni discoteca, solo una puerta de color negro levemente iluminada, que de casualidad se abre. Salen tres hombres de unos 30 años. "Es ahí", señala uno de los chicos la entrada de The Ring, un club de sexo de Madrid. La puerta está cerrada. Hay que llamar al timbre para poder cruzar el dintel. Tras unos segundos de espera, se permite el acceso. "Para entrar hay que hacerse socio", avisan en el interior. Antes de pagar los 10 euros de la entrada, "que incluye una consumición", se rellena un formulario y ya sí se penetra en el club dedicado exclusivamente a hombres. "Es la primera vez que vengo", reconoce en bajo uno de los chicos. Su amigo ya lo conoce. Para tranquilizarle le dice que puede quedarse en calzoncillos, "pero no te quites las zapatillas", avisa.

 "Es una sesión naked (desnudo) o underwear (en ropa interior)", cuentan desde la organización. Unas taquillas, en las que desvestirse, y una barra tenuemente iluminada reciben. "Lo primero, la copa", dice el neófito. Con ella, dan condones gratis (la promoción del sexo seguro es norma general en estos locales). Un par de tragos y ya está listo para bajar las escaleras.

Los bajos son laberínticos, con diferentes estancias. En medio de una de ellas aparece un ring de boxeo, que da nombre al local. Sobre la lona, tres púgiles desnudos. Uno de ellos, fibrado y atractivo, está de pie. Otro le practica una felación. El tercero disfruta con mirar, tocar y masturbarse. Abajo del ring dos espectadores disfrutan del espectáculo. "Practicar sexo en ningún caso es reprobable", opina Celia Blanco, periodista experta en sexo y conductora del programa Contigo dentro de la Cadena SER. "Creo que se han superado algunos tabúes que existían antes y muchos temas se pueden tratar más abiertamente", añade. A falta de un registro oficial, en Madrid hay en torno a unos 20 o 30 clubes de sexo entre el dedicado al público hetero y al público gay; curiosamente ha sido imposible encontrar un sex club dedicado a las lesbianas en la capital así como en otras ciudades españolas. Blanco habla sin pudor sobre los locales de sexo para parejas heterosexuales que ha frecuentado en la capital. Se suelen denominar de swingers (dedicados al intercambio de parejas) aunque algunos prefieren denominarse "locales liberales". Momentos, cerca de Doctor Esquerdo, es uno de ellos.

"Queremos alejarnos del estereotipo que imperaba en estos lugares", cuentan desde la organización de Momentos, "por eso cuidamos muchos los detalles, la programación musical y las fiestas temáticas. Para disfrute de los clientes cuentan con dos piscinas, sauna, mazmorra, jaula y un confesionario. "En una fiesta de spanking [azotes], un hombre vino con una caja envuelta como para regalo. La abrí y dentro había una fusta", recuerda Blanco. Aunque se dedican a lo mismo, entre los locales centrados en el público heterosexual y el gay hay matices. Entre las diferencias están los juguetes: la Cruz de San Andrés, con forma de aspa para atarse, tiene mucho éxito en los locales para swingers así como la silla del ginecólogo; en los gais triunfan los columpios. Comunes a ambos son los glory holes (agujeros de gloria): una pared con agujeros en los que cada uno coloca la parte del cuerpo (boca, pene, culo, mano...) que ofrece para el disfrute desde el otro lado. El acceso también tiene matices: mientras la entrada a un sex club gay ronda los 10 euros, en uno hetero hay una variada lista de precios: las parejas pagan entre 20 y 30 euros; los hombres solos, 50 euros (que permiten acceder a la zona de espera, donde te tomas una copa hasta que una pareja invita a pasar al interior); las mujeres solas entran gratis.

"Me siento muy segura"

Verónica Martín, de 33 años, acudió por primera vez a uno de estos locales hace poco más de un año: "Fui con un amigo con el que tenía relaciones sexuales esporádicas que me lo planteó". Esa primera vez le surgió durante un viaje a Berlín: "Allí es bastante normal". No se considera asidua, pero tras esa primera experiencia en Alemania, ha acudido un par de veces más. "Me gusta", reconoce, "me parece un espacio donde puedes hacer lo que te apetezca desde mirar o masturbarte hasta interaccionar con otra gente. Además, me siento muy segura y muy cómoda, que para mí es muy importante; se nota que desde la organización se está muy pendiente de que todo vaya bien", añade, "no tengo duda de que volveré".

A pesar de que se vive una cierta normalización de los sex clubs -"creo que puede hacerse un símil con lo que ocurría con los sex shops hace unos años", apunta Martín-, en España todavía emanan un halo de misterio. "Hay un leve cambio de percepción; ya no nos avergonzamos de ir a un local donde se practica sexo", dice Aurelio Catón, de 41 años. "Lo normal siempre ha sido que la gente lo haga; lo difícil, que lo admitiera", añade Catón, responsable de Boyberry Madrid, otro local donde se practica sexo también dedicado al público gay en el barrio de Malasaña. A diferencia de The Ring, este espacio tiene grandes cristaleras que dan a un esquinazo de la calle de Valverde. A través de ellas se ve una barra y unos estantes donde se vende material erótico. En contraste con los anteriores, este tiene una licencia de sex shop con espectáculo en vivo. Son las dos modalidades principales con las que se inscriben estos espacios aunque hay más variaciones.


La zona para practicar sexo se esconde tras una cortina. "Boyberry nace de la idea de que el sexo no es tabú ni oscuro", apunta Catón, "en contraste con la visión que se tenía antes de estos espacios como lugares clandestinos o turbios". El local no cierra nunca (a diario abre desde las 12 del mediodía hasta las 3 de la madrugada) y de media acuden unas 100-150 personas al día, teniendo en cuenta que los fines de semana y los festivos hay una mayor afluencia de público. Justamente, hace un par de semanas un club de similares características fue desalojado por exceso de aforo. En el informe policial también se hacía referencia a drogas. "Nosotros controlamos mucho el número de personas que están dentro no sólo por los permisos sino también por la comodidad de nuestros clientes", aclaran desde Boyberry. "Con respecto a las drogas, ocurre como en cualquier bar nocturno: está prohibido tanto su consumo como su venta. En general, los clientes lo entienden y no tenemos ningún problema con esto", añaden desde la organización del establecimiento.

El Boyberry está animado el jueves por la tarde. El acceso es libre; se paga el precio de una consumición. Pasada una cortina de tiras negras, varios chicos recorren la sala de glory holes del piso de arriba. "Es morboso lo de solo poder ver y tocar por esos agujeros", susurra Emilio, de 23 años antes de encontrar un hueco en el que colocarse. Abajo, cabinas privadas; amplias y cómodas camas -"de viscolástica", apunta el responsable- o un laberinto. Todo con una iluminación casi inexistente y porno emitiéndose en varias pantallas en las salas: "La oscuridad es parte de la decoración", apunta Catón. Y resume: "En realidad nuestro modelo de negocio es como el de un bar; vivimos de las copas que vendemos. Lo único es que en nuestro local ofrecemos un espacio cómodo, seguro y divertido para que la gente practique sexo"

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6941 en: 06 de Septiembre de 2016, 17:18:08 pm »
Ustedes creen que "da asco"?

El cuerpazo de esta modelo da asco a algunos porque fue fecundada 'in vitro'



http://vozpopuli.com/deportes/89176-el-cuerpazo-de-esta-modelo-da-asco-a-algunos-porque-fue-fecundada-in-vitro

Desconectado thundercat

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3574
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6942 en: 06 de Septiembre de 2016, 20:36:16 pm »
Pues eso, el que no la quiera que se aparte... madre mía del amor hermoso....

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42396
  • Verbum Víncet.
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6943 en: 06 de Septiembre de 2016, 21:34:33 pm »
Pues para ser in vitro . . . que buena selección de genes hicieron . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6944 en: 17 de Septiembre de 2016, 10:22:19 am »
Le dolerá la cabeza?

 :mus;


Ya se puede tener sexo 'real' con un robot de 9.000 euros

Los androides sexuales aún son rudimentarios; realistas en el aspecto, pero deficientes en interacción y movimiento. El modelo más avanzado es Roxxxy Gold.


 Una de las muñecas sexuales de Real Dolls. Real Doll
David G. Ortiz @GomezOrtiz
17.09.2016 03:00 h.

La serie que ha batido todos los récords de la televisión (legales e ilegales) ya tiene digna heredera. Se llama Westworld, se estrena el 2 de octubre y tiene muchos de los ingredientes que han hecho de Juego de tronos un fenómeno global. Dirigida por el pequeño de los hermanos Nolan y producida por J.J. Abrams, la nueva apuesta de HBO será si cabe más sombría y violenta que su antecesora. Sus escenas de sexo, aún más explícitas, también prometen rodearse de polémica. No es para menos: estarán protagonizadas por robots.

El escenario de esta "odisea oscura sobre los albores de la inteligencia artificial y el futuro del pecado", como sus propios creadores la definen, será un parque temático de lujo donde autómatas pensantes y sintientes satisfacen toda fantasía de los visitantes humanos, por absurda o depravada que sea.

Distopías aparte, el tipo de relación que vaticina entre personas y máquinas, con éstas sometidas a aquellas incluso en el plano sexual, no anda lejos de lo que vislumbran los expertos. "En el 2050 habrá robots sexuales muy realistas", predice el británico David Levy, maestro del ajedrez y la inteligencia artificial, autor del libro Amor y sexo con robots y fundador de Intelligent Toys. "El sexo con robots será tan normal como el amor entre humanos".

El suyo no es el pronóstico más arriesgado. En un informe publicado por el Pew Research Center, otro especialista fechaba la popularización de los robots sexuales en 2025. En la misma línea, el profesor de la Universidad de Sheffield Noel Sharkey, una eminencia en cuestiones de ética e inteligencia artificial, espera que esta tecnología se vuelva común a largo de la próxima década.

Sin embargo, los autómatas creados para el sexo que existen hoy en día tienen poco que ver con los del cine y la televisión. Los actuales modelos son más bien muñecas más o menos robotizadas, con escasa o nula capacidad de movimiento y promesas de ingenio que ni siquiera alcanzan el nivel de Siri, Alexa o Cortana al mantener una conversación.

Las más famosas y relativamente avanzadas son las que fabrican True Companion y Real Doll, dos empresas fundadas, respectivamente, por un antiguo ingeniero de Bell Labs y un artista con casi una década de experiencia en el sector de las muñecas sexuales. Ambas prometen un aspecto hiperrealista, personalización hasta el más mínimo detalle (tamaño y forma del pezón, color de la areola…) y una inteligencia artificial rudimentaria con personalidades programables.

La estrella de True Companion es Roxxxy Gold, una amante de silicona con mil caras y un falso corazón latiente que cuesta casi 10.000 dólares (cerca de 9.000 euros) y sabe interpretar varios papeles, desde la frígida Farrah hasta la salvaje Wendy, respondiendo siempre a los deseos de su propietario.

Por su parte, el equipo de Real Doll lleva tres años trabajando en unas cabezas robóticas que se venderán por separado (por un máximo de 10.000 dólares, unos 8.900 euros) y que permitirán a las muñecas (que cuestan entre 5.000 y 6.000 dólares) interactuar con sus parejas de carne y hueso. Para que los intercambios resulten más naturales, serán capaces de mostrar expresiones como una sonrisa o un gesto de sorpresa.

Más allá de este par de modelos, los más conseguidos hasta la fecha, hay algunas compañías trabajando en prototipos pero que aún no tienen productos a la venta (como Realbotix), otras que ofrecen máquinas sin parecido con los seres humanos (como Fuckzilla o Shockspot) y algunos inventores que fabrican sus versiones caseras, a veces tan realistas como la réplica de Scarlett Johansson capaz de hacer muecas y soltar respuestas enlatadas que fabricó un aficionado en Hong Kong.

Para llegar siquiera a parecerse a lo que muestra Hollywood, los robots sexuales todavía deben mejorar en multitud de aspectos. Por ejemplo, las muñecas de hoy en día son tan pesadas (hasta 50 kilos) que ni siquiera pueden sostenerse en pie, menos aún moverse (aunque ni siquiera los autómatas más avanzados lo hacen con naturalidad). La vida de las baterías, a medida que aumenten sus funciones, se convertirá en otro problema. Su piel, de silicona, tendrá que reemplazarse por algo más realista: la impresión de tejidos en 3D podría ser la solución si se producen avances suficientes.

Pero lo más difícil, y quizá lo más indispensable, es conseguir que se comporten, reaccionen y se comuniquen de forma similar a los humanos. Reconocimiento de voz, procesamiento del lenguaje natural, machine learning… Son muchas las disciplinas que deben avanzar y combinarse para que se cumplan los pronósticos más entusiastas.

Además, son varios los interrogantes morales que hay que responder. Por ejemplo, ¿yacer con un androide es adulterio? ¿Se trata de un invento machista? Aunque hay algún muñeco masculino, como el Rocky de True Companion, el mercado de los robots sexuales tiende a convertir a la mujer en un objeto que, literalmente, se vende para complacer las fantasías del varón.

Por eso la antropóloga Kathleen Richardson, de la Universidad de Montfort (Reino Unido), se puso al frente de una campaña contra los sex robots que a menudo ha sido malinterpretada. No piden la prohibición de esta tecnología, sino que se oponen al modelo de relación asimétrica (uno manda, la otra obedece) que casi necesariamente conlleva.

Culturalmente también se habrá de producir alguna evolución para que los humanos lleguemos a asumir como normal la relación, aunque sea sólo física, con un autómata. A juzgar por una encuesta realizada por investigadores de la Universidad Tufts en Medford, Massachusetts (EE.UU), alrededor de dos tercios de las mujeres no están dispuestas a experimentar un robot sexual. En el caso de los hombres, más de dos tercios sí lo probarían, lo que refuerza la tesis de Richardson y los demás expertos que advierten de un desequilibrio.

En Westworld, la serie que estrenará HBO en tan sólo unas semanas, la situación se ha llevado al extremo. Conscientes y hartos de sus circunstancias, los androides se rebelan contra los humanos que se están aprovechando de ellos. ¿Superará la realidad a esta ficción o se parecerá más a esa Her en que las máquinas y los humanos se enamoran?

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6945 en: 19 de Septiembre de 2016, 15:32:16 pm »
¿Erotismo o fitness? Chicas que exhiben sus sensuales curvas trabajadas en el gimnasio




http://vozpopuli.com/deportes/89945-erotismo-o-fitness-chicas-que-exhiben-sus-sensuales-curvas-trabajadas-en-el-gimnasio

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6946 en: 21 de Septiembre de 2016, 12:07:27 pm »
Sexo diez veces a la semana... y desnudos en la ducha: la caliente relación un futbolista y su mujer
   


           
VOZPÓPULI
@voz_populi
 
En 2012 se publicó que Kevin-Prince Boateng, actual futbolista de Las Palmas, sufría numerosas lesiones debido a su intensa vida sexual. No fue ningún invento de la prensa amarilla, sino una confesión de la que entonces era su novia, Melissa Satta.

Dos años después, la misma chica insistía en dar detalles de esa ardiente relación: "Él y yo tenemos sexo hasta 10 veces por semana".

Ahora, ambos son marido y mujer, pero por lo visto su pasión sigue intacta. Y las ganas de exhibirla al mundo, también.

Así, Boateng y Melissa -presentadora y modelo- protagonizan un ardiente reportaje gráfico en la edición alemana de la revista GQ.

Además, la esposa del jugador de Las Palmas publica fotos y vídeos sensuales en sus cuentas de Instagram -donde cuenta con cerca de dos millones y medio de seguidores- y Twitter -1,5 millones de followers-.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6947 en: 25 de Septiembre de 2016, 08:45:47 am »

LA OTRA CARA DEL SEXO
Porno de noche, pareja de día: así viven cuando llegan al hogar

Ella, Nora, se encarga de las tareas del hogar; él, Ratpenat, trabaja en la web. A estos dos actores porno se le inundan los ojos cuando cuentan cómo murió uno de sus gatos.


La pareja porno Nora y Ratpenat, en la cocina de su casa de Barcelona. Carles Mercader
Beatriz García @gretadaro
25.09.2016 01:10 h.

Ratpenat y Nora Barcelona, dúo mítico de la escena porno española, se consideran unos chicos del montón, como diría ella. Sin embargo, cuando la gente menos liberal les pregunta en qué trabajan, al recibir la respuesta abren los ojos como platos. Nora Barcelona y Ratpenat llevan siete años juntos y los últimos cinco como pareja artística; empezaron en el porno juntos y hasta la fecha no planean que ocurra de otra manera.

Su casa es también su estudio. Desde allí se conectan a la webcam, realizan algunos vídeos de porno caseros –no siempre- y, sobre todo, gestionan sus redes sociales, una tarea hercúlea si se tiene en cuenta que Nora tiene unos 220.000 seguidores en Twitter, cientos de admiradores y que su fama ha ido creciendo hasta actuar en películas con el mismísimo Nacho Vidal.

Sin embargo, insisten: “La gente cree que nuestra vida es un kamasutra perpetuo, que vivimos de orgía en orgía, pero se equivocan”. Su vida no es muy diferente a la de sus vecinos, a excepción, quizás, de que el día para ellos empieza a las tres de la tarde, y no porque la noche les confunda, sino porque han trabajado tanto de madrugada que tienen el reloj cambiando. “Aunque nos vayamos a la cama a las dos no podemos dormirnos hasta las seis de la mañana, así que aprovechamos la noche para ver películas. Entre otras cosas…”. Son costumbres adquiridas, dicen, de haber estado en Ámsterdam y, en el caso de Nora, de haber sido stripper y bailarina de Pole Dance.
Foto: Carles Mercader

Foto: Carles Mercader

“Somos un poco vampiros”, bromean. Y si uno atiende al nombre artístico de este punki que nunca ha dejado de serlo, Ratpenat, que en catalán significa murciélago, lo entiende todo. Aunque baste echarle una ojeada a su casa para que a uno le quede más claro: calaveras por doquier, pósters y música de la época dorada del punk y, sobre todo, un cartel de tamaño XL de Nora Barcelona posando con su lencería hard, junto al desnudo de una mistress amiga y un acuario gigante en el que alguna vez hubo 200 peces. “Desde joven sentía pasión por los acuarios, pero desde que se murieron los peces accidentalmente arrastro un trauma que ni te cuento”, cuenta el actor.

También tienen otras mascotas: dos gatos y una rata, para ser más exactos, a los que Nora echa tanto de menos cuando viaja que no quiere pasar demasiado tiempo fuera. “Se nos murió un gato hace unos meses, se cayó de la cornisa y vivimos en un séptimo”, se lamenta Ratpenat y lo siente, vaya si lo siente. Tanto que sorprende ver a un punk, actor porno para más señas, con los ojos un tanto vidriosos mientras lo cuenta.

Las tareas domésticas no son problema para ellos. “Nora arregla la casa, cocina y hace la compra, y mientras tanto yo trabajo en la web. Luego ella llega y se sienta en su ordenador, porque trabajamos codo con codo, y gestiona sus redes”.



Viven por y para el porno, al cual dedican gran parte del día. No obstante, para ellos la familia es importante. Mientras hablamos, Ratpenat conversa por teléfono con su madre, que ha tenido un problema de salud, y el día anterior tuvieron una comida familiar, y como no hay secretos ni tampoco tabús, hablar de trabajo no les supone ningún problema. “Hombre, no entramos en detalles, pero lo tienen bastante superado”, dice él. “A mi madre le costó más asimilarlo. No quería que sus amigas se enterasen. Ahora se ha pasado al otro extremo y presume enseñando mis fotos”, explica Nora. Al padre de Ratpenat sigue sin hacerle gracia, no le gustaba que fuese un melenudo ni que tocase en un grupo de metal, y tampoco le agrada ver a la mujer de su hijo teniendo sexo con otro. Un hombre de otra generación.

Pero es su vida, dicen, la que han elegido. Aunque no casen demasiado con el estereotipo de actor porno al uso. A saber: mujeres neumáticas, adonis de miembros olímpicos y una actividad sexual que por mucho que les guste el sexo es pura y llana ficción.

“Odio que me idolatren, porque soy bastante hippie y del montón”, dice Nora, a la que le gusta ir por casa con ropa ancha de rapera y cuando no está subida a un escenario o rodando, pinta o relee una y otra vez el mismo libro de Tim Burton. También cuida las plantas. De hecho, una vez trabajó de jardinera.

Ella y Rat discuten mucho, pero es la sal de su relación. “Dicen que somos como los Roper, pero no tengo ni idea de quiénes son”, confiesa ella. "A pesar del trabajo que tenemos nos seguimos buscando y atrayendo, aunque hay días que estemos demasiado saturados y no tengamos ganas de hacer el amor", explica Ratpenat. Son una anomalía en la industria porno, una pareja estable en un mundo en que las relaciones solo duran un par de meses o se rompen por culpa de los celos. “Hay casos como el del mítico Max Cortés, que lleva más de 14 años con su mujer y ella es ajena a la industria, pero es difícil, y más si ambos se conocen dentro del mundillo. Conocemos a una pareja que solo quieren grabar escenas juntos y, claro, se les cierran muchas puertas”.

Admiten no ser celosos y si un día se separan no será por el sexo, porque a pesar de estar compenetrados saben que jamás podrán dar al otro todos los placeres.

Con sexo, corazón y cabeza

Para ser actor porno, dice la pareja, tiene que gustarte, pero además debes ser buena persona, porque es importante ser un poco psicóloga y ayudar al compañero de rodaje cuando no logra excitarse y entrar en acción. “Hay muchas actrices que van de divas y no se preocupan por conectar con el otro. En una ocasión, una de estas Barbie Porno Star le dijo a un actor jovencito que si no lograba empalmarse era su problema, que a ella le pagaban para otra cosa, y le criticaba porque el chico estaba sudando y apurado. Al final, con un par, logró rematar la faena, pero si llego a estar allí yo…”, cuenta Nora.

Para ejercer esta profesión, dice Ratpenat, hace falta verdadera vocación y si el dinero es lo que mueve tus orgasmos, fingidos o no, te quedarás por el camino junto al resto de actores o actrices que alguna vez lo intentaron y no consiguieron hacerse un lugar en un mundo difícil, precario y en donde la competencia es feroz. También en el porno hay intrusos, e incluso 'becarios'.
Nora Barcelona y Ratpenat, en una de sus actuaciones porno.

Nora Barcelona y Ratpenat, en una de sus actuaciones porno. Cedida

“Internet ha aportado mucho a nuestra industria, pero también nos ha perjudicado. Ahora todo el mundo puede subir un vídeo montándoselo e incluso hay quien trabaja gratis solo para hacerse un nombre o se baja tanto el caché que es imposible competir”, dice el actor.
Torbe, la oveja negra

A mediados de año el productor de cine porno Torbe fue acusado de traer jóvenes ucranianas a España, algunas menores de edad, para grabar porno extremo y a las que obligaba a tener encuentros sexuales con conocidos futbolistas en hoteles. “Eres imbécil si te arriesgas a rodar con menores. Aunque tengan 17 años y sepan lo que hacen. Torbe ha hecho muchas encerronas a actrices con futbolistas y hemos conocido a chicas que no lo han contado, aunque es un caso aislado en el mundo del porno. No conocemos ningún otro productor que se preste a eso”, aseguran.

Ratpenat tiene un hijo de 18 años producto de un anterior matrimonio y cuando cumplió los 16 decidió explicarle en qué trabajaba. “¡No fastidies! Hace años que lo sé…”, le contestó él, quien ya había atado cabo antes y no solo porque en la casa de la pareja de actores todo queda a la vista: un póster de Nora Barcelona de gran tamaño, una foto dedicada de la sensual Mistress Minerva y otras imágenes explícitas comparten las paredes con carteles de grupos de música, esqueletos disfrazados y estanterías de libros.


Para ambos el cine porno traumatiza a muchos adolescentes cuya única fuente de educación sexual es internet, donde no es bastante sencillo saltarse ciertas barreras legales. “Hay una frase que suele decir: eres más inútil que el control de edad a una web porno”, cuenta el actor, quien responsabiliza al conservadurismo del Gobierno y a las políticas de redes como Facebook de una absurda doble moral muy norteamericana, y se pregunta: “¿Por qué mi hijo puede ver peleas de perros en internet o encontrar un manual sobre cómo hacerse una ralla de coca y sin embargo se censuran los desnudos?”.

Reyes de la transgresión y ‘freaks’ a mucha honra, han decidido llevar su universo ‘burtoniano’ a los escenarios del Salón Erótico de Barcelona, que se le celebrará del 6 al 9 de octubre, con una propuesta radicalmente diferente: “En el stand de Nora Barcelona va a haber de todo: artistas de circo, un hombre perro, ‘rubber dolls’, actores transexuales, BDSM convencional y del bestia, y también una poeta que se marcará una escena de la obra Justine, del Marqués de Sade, con uno de los actores porno”. Si para Susan Sontag el porno no habla de sexo, sino de muerte, este dúo de actores a caballo entre el punk y lo gótico van a hacer que se levante más de un muerto viviente.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6948 en: 30 de Septiembre de 2016, 04:52:44 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6949 en: 30 de Septiembre de 2016, 16:29:34 pm »
Un acosador se abalanza sobre Kim Kardashian para besarle el trasero

<a href="http://youtube.com/v/caaQrWx0F9g" target="_blank" class="new_win">http://youtube.com/v/caaQrWx0F9g</a>

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6950 en: 02 de Octubre de 2016, 08:32:14 am »
Lo que se vayan a comer los gusanos....





Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6951 en: 03 de Octubre de 2016, 08:47:57 am »
La besan el culo, ahora la atracan...esta mujer no para...de salir en los medios.


 Kim Kardashian, atacada a punta de pistola en un hotel de París


Según el portavoz de la celebrity, dos hombres armados y enmascarados vestidos como policías entraron en su habitación. Las joyas robadas están valoradas en varios millones de dólares.



Kim Kardashian West fue atacada a punta de pistola en su habitación de un hotel en París la noche del domingo, según su portavoz, Ina Treciokas, informó la cadena estadounidense CNN.

"Kim Kardashian West fue atacada a punta de pistola en el interior de su habitación de hotel en París esta tarde por dos hombres armados y enmascarados vestidos como oficiales de Policía", agregó el portavoz. Según declaró la celebrity a la Policía, los hombres se llevaron varias joyas valoradas en 16 millones de dólares. "El daño asciende a varios millones de euros, principalmente joyas. Todavía se está evaluando la cantidad total", ha informado informó la Policía de París.
Encerrada en el baño
más noticias

    “Se me fue de las manos”: así es el Facebook de la farmacia más divertida de internet
    Angelina Jolie bloquea el teléfono de Brad Pitt
    Letizia se supera: se pinta por primera vez las uñas de rojo

recomendado por

Los ladrones atacaron en un primer momento a los vigilantes del inmueble, antes de entrar en el mismo y de maniatar a un guardaespaldas que se encontraba en el interior, según relató la emisora France Info.  RTL añade que la estrella fue encerrada en el baño del apartamento por los agresores.

El portavoz de Kardashian ha explicado que "ella está bastante mal, pero sin daño físico".

Kardashian West se encuentra en la capital francesa para acudir a la cita de la moda de París junto con su madre, Kris Jenner, y hermanas, Kourtney Kardashian y Kendall Jenner.

Su marido, el rapero Kanye West, dejó repentinamente a su grupo en el Festival de Meadows, en Nueva York, el mismo domingo por la noche después de decir a los asistentes al concierto que tenía una "emergencia familiar", agregó la cadena.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6952 en: 06 de Octubre de 2016, 10:07:34 am »
Septiembre: baja la temperatura... sexual

El 63% de las parejas reconoce que, con la vuelta a la rutina, disminuye la práctica de sexo · Algo tan simple como un mensaje de WhatsApp puede aumentar el deseo.

    
Ana Ballesteros
30/9/2016 - 10:09

"Al estar relajados en verano, con más tiempo para querernos, con el morenito y el guapo subido y con la excusa de tener más tiempo para nosotros, también hay más tiempo para el sexo. Pero, en septiembre, todo cambia: vuelves a la rutina y el trabajo y las tareas diarias te agotan tanto que lo último que te apetece es llegar a casa y que 'te toquen'. A eso súmale la depresión post vacacional, los kilos de más que se cogen en verano y la cuesta de septiembre después de un verano de derroche...". Así es la 'vuelta al cole' sexual de Laura y su marido, pero bien podría ser la de cualquiera del 63% de las parejas que, según una encuesta de SexPlace, reconoce la disminución de su actividad sexual con la llegada de septiembre. Los motivos que esgrimen son los horarios laborales, las necesidades de los hijos y el estrés de los primeros días de la vuelta.

A esto hay que añadirle el factor biológico: las horas de luz del verano activan el deseo, mientras que en otoño anochece antes, el sol no incide de forma tan directa y eso hace que el ánimo esté más bajo. Así lo explica Ana Sierra, psicóloga y terapeuta de pareja, quien apunta que la solución a esto es "volver a los hábitos, pero no a la rutina". La profesional destaca también la importancia de la sexualidad individual, ya que "si tienes menos tiempo para ti y no hay autocuidados, disminuye también la autoestima". Para volver a arrancar la vida sexual, Sierra asegura que el tiempo no es una excusa. "Los mensajes eróticos, subidos de tono, a través de WhatsApp" son una buena forma de ir calentando motores, y no requieren más que unos segundos. Al final, se trata de "cultivar lo erótico, las fantasías, no solo el tema genital", explica.

LA CLAVE DEL DESEO

El contacto físico también es impor
tante y, si vuelves cansado a casa, "haz el amor de otra manera", propone Ana Sierra, como con un masaje en los pies con crema de canela. Y es que, en este punto, es importante "aceptar que hay momentos de sexo pasional, pero también otros de sexualidad tranquila". Y, si aún así lo que buscas es recuperar las relaciones genitales, la terapeuta de pareja apunta que hay "posturas más fáciles para cuando se está cansado, como la conocida como 'cucharita' o 'lagarto', que requiere menos esfuerzo pero a la vez es muy cercana y acentúa el contacto físico y la estimulación".

Sea como sea, Ana Sierra hace hincapié en que "la clave del deseo está en el cerebro", por lo que no conviene generar exigencias en torno al sexo. Al final, recibir a tu pareja con un beso apasionado al llegar a casa puede ser la mejor manera de elevar los niveles de excitación.

COMPROMISO PARA LOS FAVORES ÍNTIMOS
Para Sara Rasero, psicóloga individual y de pareja, debemos tomar estos cambios en la actividad sexual, tanto en la frecuencia como en las formas, como "un ajuste más de nuestras actividades de la vida diaria". Rasero expone que "es normal que este cambio brusco nos preocupe", pero asegura que "es mejor ocuparnos de él sin esconderlo y hablándolo con nuestra pareja, de manera que podamos darle un espacio a este plano tan importante, tanto desde un punto de vista emocional como práctico". La idea es acordar así "un compromiso de tener momentos de intimidad donde las relaciones sexuales puedan tener lugar". Si este problema perdura en el tiempo, "no debemos asustarnos, solo consultar con un especialista en terapia de pareja que nos ayude a reconducir nuestra vida sexual", concluye Sara.

Este tema también lo aborda la coach Pilar Cebrián en su libro 'Te quiero, luego insisto' (Planeta), junto a otros aspectos como la infidelidad, la familia política o los celos. Cebrián, a partir del ejemplo de diez parejas reales, pretende demostrar en estas páginas que mientras hay amor, hay esperanza. Así, además de pautas y consejos, propone también ejercicios para facilitar la convivencia y recomponer las relaciones amorosas antes de que la ruptura sea definitiva. Siempre teniendo en cuenta que la decisión final es cosa de dos, que la comunicación es la base de todo y que, para romper con la rutina de pareja, antes hay que acabar con la individual.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6953 en: 23 de Octubre de 2016, 16:39:59 pm »
un tipo diferente de ocio
¿Qué ocurre realmente en las fiestas de sexo? Hablan las mujeres que acuden a ellas
A pesar de que se habla mucho de este tipo de reuniones, conocemos pocos testimonios reales. Ahora, tres féminas treintañeras han revelado sus propias experiencias

Puedes ir a una fiesta sexual como voyeur, siempre y cuando mantengas las distancias. (iStock)
M. P.

23.10.2016 – 05:00 H.

Hemos leído mucho sobre las fiestas de sexo que se hacen por todo el mundo, pero sabemos poco acerca de lo que de verdad ocurre cuando las puertas se cierran. Ahora esto va a cambiar graciar al testimonio de tres mujeres asiduas a este tipo de ocio. Las féminas, que prefieren mantener el anonimato, han confesado todo a 'Cosmopolitan'. Antes de entrar en materia, te las presentamos:

    La mujer A tiene 32 años, es diseñadora de moda y se considera seguidora del poliamor. Le fascinan los hombres abiertos a cualquier práctica con personas de ambos géneros
    La mujer B tiene 36 y trabaja como coach de relaciones de pareja. Sexualmente, es muy abierta desde hace 6 meses, cuando comenzó a mantener relaciones con otra mujer. Antes de aquello, su vida en la cama era de lo más ordinaria.
    La fémina C, por su parte, ha cumplido ya 29 primaveras y es música. Se considera como pansexual, es decir, le atraen las personas independientemente de su género y no se cierra a ninguna práctica íntima.

¿Cómo se encuentran las fiestas de sexo?

Una de ellas, la mujer A, comenzó en este mundo por una expareja. Fue ya hace cinco años. Él tenía novia, pero a ella no le importó mucho. Sabía que eran una pareja abierta, y que el mundo de la noche era lo suyo. De pronto un día este chico le propuso acostarse con él y con su pareja. La mujer A aceptó, igual que haría días más tarde cuando la invitaron a acudir a una fiesta sexual.

Ha llovido mucho desde que el trío calavera fue a su primera fiesta sexual, en la que se sintieron excitadas y nerviosas. Ahora son todas unas expertas

La mujer B estaba deseosa de buscar nuevas experiencias sexuales, así que contactó con varias personas por internet. Se unió al movimiento FetLife, y fue todo un acierto: "No solo eran amables, generosos y bien informados, sino que además me llevaron a mi primera fiesta sexual hace ya 3,5 años". La tercera en discordia se metió en este mundillo al cortar con la pareja "controladora y abusiva" que tenía. En su soltería conoció a muchísima gente, y como quien no quiere la cosa acabó en una fiesta sexual en un viaje a California.
¿Cuáles son las mejores?

Ya ha llovido mucho desde que el trío calavera fue a su primera fiesta sexual, en la que se sintieron excitadas y nerviosas. Ahora son todas unas expertas en la materia. La mujer A cuenta que ella es asidua a las fiestas en las que además de sexo se tiene muy presente la elección de la música y la decoración de la sala. Cuanto todo conecta, se excita mucho: "Si entras en una sala así, lo único que deseas es deshacerte de tus bragas de inmediato".

La B comenta que a ella le encanta ser la anfitriona de estas fiestas: "Me encanta dar la bienvenida a los novatos y charlar con todo el mundo, y me gusta dar rienda suelta a mi sexualidad en estas fiestas. Cada vez que lo hago en estos locales, es una aventura llena de nuevas conexiones, experiencias y descubrimientos. Cuando tienes un orgasmo se nota, no puedes mentir a nadie, y además ahí no hay necesidad de hacerlo, lo que te hace sentir muy bien".

Estaba deseosa de buscar nuevas experiencias sexuales, así que contacté con varias personas por internet. Fue todo un acierto

La dama C, la música, descubrió un nuevo mundo y se dio cuenta de quién era realmente. Todo cambió cuando se mudó a Long Island: "Fue revelador para mí, pues me di cuenta de lo que me gustaba. Comencé a explorar mi sexualidad al máximo gracias a estar rodeada de gente que por fin me hacía sentir cómoda con mi orientación".
Confiesan sus mejores experiencias

La primera de estas mujeres ha ido a muchas fiestas, pero la mejor experiencia sin duda la pasó en una que dio uno de sus amigos, en su casa. Este tenía piscina y un amplio jardín. "Era un fiesta privada, de unos 60 amigos. Todos nos conocíamos, y estábamos de muy buen rollo. Fue una experiencia muy divertida porque cumplí una de mis fantasías: hacerlo en el agua, como si fuese una sirena. Yo solo quería estar en el agua mientras tenía un orgasmo. Recuerdo que había uno con una varilla de acero, otros dos amigos jugaban con mis pechos y mis manos... Todo ello en un día soleado". Seguro que se lo pasó en grande.

La segunda mujer (B) no sabe con qué experiencia quedarse de todas, aunque recuerda con especial pasión una fiesta en la que se lo pasó en grande con otra mujer. La tercera (C) tampoco se decanta por una, pero sabe lo que quiere: "Mis preferidas son las fiestas en las que hay conocidos y desconocidos".
Nada es igual tras ir a una fiesta de sexo

Las personas que acuden a estas fiestas no son las mismas después de su primera experiencia. La mujer A revela que ahora es mucho más abierta, de hecho tiene dos hombres en su vida: su novio y otro chico que a la vez tiene a su novia. Los cuatro han jugado juntos, y con muchos otros. "Recientemente tuvimos una cita con una chica que estaba empezando en el mundillo y quería experimentar con mujeres", asegura. La diseñadora es consciente de que a muchos les extrañará que personas con sus aficiones sexuales tengan pareja fija, pero ella asegura que es "cuestión de prioridades y jerarquías". Siente "como si todos fuéramos seres libres que viven en la selva", pero estamos en la vida real, y aquí "hay que tener un plan o guía" convencional.

Cuando estás en una fiesta en la que estás a gusto, lo que deseas es deshacerte de tus bragas cuanto antes

La segunda mujer confiesa que no ha sido la misma desde que descubrió la comunidad poliamorosa de Nueva York: "Pude poner nombre a lo que siento acerca de las relaciones, y desde entonces he hablado abiertamente del poliamor y de lo que disfruto en las fiestas sexuales. Antes estaba cohibida: no le contaba a nadie nada sobre mis fantasías sexuales. Ahora, en cambio, soy superabierta en lo que respecta al sexo. Y converso abiertamente sobre ello".

La mujer C cuenta que desde que comenzó a asistir a estas fiestas disfruta mucho mñas de su cuerpo y sexualidad. Es toda una fan del sadomasoquismo, y lo practica sin reprimirse ni un poco porque está más en sintonía con su cuerpo. Ahora tiene dos amigos con los que se lo pasa en grande. "Una de las mejores cosas del poliamor es que cada relación saca de ti una faceta diferente. Cada una de ellas ha sacado una parte diferente de mi", cuenta.
Desmontan los mitos de estas reuniones

Las tres entrevistadas animan a todos a acudir a estas fiestas sexuales. Y para quitar el miedo a los indecisos, desmontan los principales mitos que hay alrededor de estas reuniones.

    No se hacen agujeros en los preservativos: "Es un mito total, nadie va a una fiesta a quedarse embarazada. Si a pesar de ello tienes miedo, solo tienes que llevarte tu propio condón", dice la primera de ellas.
    No es obligatorio tener relaciones sexuales. La mujer B es clara: "La gente piensa que si va a una fiesta de estas, es obligatorio acostarse con alguien, pero es completamente falso. Puedes ir, socializar, conocer gente... y si ves que no es tu rollo solo tienes que irte".
    No te obligan a hacer nada. Tienes miedo de no poder decir que 'no' cuando la situación lo requiera. No hay de qué preocuparse. "La gente está acostumbrada a pedir permiso antes de hacer nada. Sin consentimiento no se hace nada. Yo me siento mucho más segura en una de estas fiestas que en un garito normal", relataba B.
    Puedes ir como voyeur: si la curiosidad te mata, pero solo quieres mirar, puedes hacerlo. "Nadie está obligado a entrar en el juego. La gente puede ir a mirar, conocer gente", asegura C, quien puntualiza que sí puedes ir de voyeur siempre y cuando seas respetuoso y mantengas las distancias adecuadas con la gente que sí está intimando.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6954 en: 30 de Octubre de 2016, 09:22:25 am »

Fiestas sexuales
Asistimos a la primera orgía de lujo de Madrid en la que mandan las mujeres y los hombres obedecen

Killing Kittens es una fiesta erótica, exclusiva y elitista, que acaba de llegar a España. Las mujeres deciden si hay sexo; los hombres no tienen voz ni voto.


En las fiestas eróticas de Killing Kittens, son las mujeres las que llevan el control Cedida
David López Frías @lopezfrias
30.10.2016 02:58 h.

La fiesta se celebra en una una mansión de tres plantas que está escondida en una calle de chalets del norte de Madrid. Es difícil localizarla porque la entrada no está a pie de calle, sino escondida en un callejón. La ubicación es secreta. Los invitados han recibido la dirección en un mail a última hora.

Atravesar la verja de entrada significa estar en la antesala de Killing Kittens, la orgía más original de cuantas se celebran hoy día en nuestro país: una bacanal en la que las mujeres mandan y los hombres obedecen.

Una vez franqueado el patio, el filtro definitivo se encuentra en la puerta de la casa. Allí espera Faith, la organizadora de este evento en España. “Bienvenida a Killing Kittens. ¿Cuál es tu nombre para buscarte en la lista?”, saluda a las recién llegadas. La fórmula es siempre la misma: 'bienvenida' o 'bienvenidos'. Jamás 'bienvenido', porque esta es la condición sine qua non para acceder a esta fiesta: la entrada está prohibida a los hombres que van solos. Sólo pueden entrar si van acompañados por una mujer.

FIESTA PRIVADA Y EXCLUSIVA

La organizadora comprueba en la entrada si los visitantes están en la lista. No es una evento abierto a todo el mundo. Se trata de una fiesta privada y exclusiva, reservada a unos pocos elegidos. En el caso de Madrid, el aforo ha sido limitado a 60 personas. Todas ellas han tenido que superar una dura criba: para asistir tienen que registrarse previamente en la web de Killing Kittens y luego esperar a que el resto de la comunidad dé el beneplácito para su ingreso. Hace falta enviar foto, peso, estatura, datos relativos al nivel académico y otras cuestiones que garantizan que los asistentes cumplen un perfil determinado. Sin la aceptación del resto de miembros, estás fuera.


Una de las asistentes a Killing Kittens en Londres Cedida

Por la casa desfilan hombres y mujeres imponentes. Porque el físico aquí sí que importa. “No queremos, por ejemplo, hombres gordos y calvos mayores de 45 años”, se vanaglorian desde la organización. ¿Discriminación? En el staff saben que sí y se enorgullecen de ello. “En el fondo es como cualquier bar que tiene reservado el derecho de admisión, ¿no? Tú en tu casa sólo dejas entrar a quien te dé la gana y esto es lo mismo”, argumenta una chica que asiste por primera vez a una fiesta sexual y que está ataviada con una máscara.

MÁSCARAS PARA EL ANONIMATO

Esa es otra de las características de Killing Kittens: la intimidad y el anonimato absoluto. En la entrada, tras confirmar que los asistentes están en lista y previo pago de la entrada (70 euros para chicas solas, 140 para parejas), la anfitriona les proporciona una máscara para que su identidad quede a buen recaudo. No en vano, la clientela que asiste a estas fiestas suele ser gente de alto poder adquisitivo a la que no le interesa que su imagen pública se relacione con este tipo de prácticas. Hay gente que ya trae la lección aprendida de casa y aparece en la mansión con su propia máscara o disfraz. El escenario recuerda mucho al de la película “Eyes wide shut”, de Tom Cruise y Nicole Kidman.

También se aseguran de que nadie tome imágenes de lo que suceda allí dentro. Los asistentes están obligados a dejar sus teléfonos móviles en la taquilla de la puerta, para evitar que alguien tome fotos comprometidas. Lo que pasa en Killing Kittens, se queda en Killing Kittens



Una mujer practica una felación a un hombre en una fiesta de Londres. Cedida

Una vez dentro, un camarero ofrece una copa de bienvenida a los asistentes, que empiezan a intimar entre penumbras. En la enorme mansión hay grandes camas, sofás, duchas... "Habíamos previsto celebrarlo en otro chalet, pero al final tuvimos que cambiar porque se nos quedaba corto para tanta gente y porque no era tan glamouroso", cuenta Faith.

La decisión parece acertada, máxime cuando la ubicación original se encontraba casi al lado del Congreso de los Diputados, justo el día de la investidura y las protestas ciudadanas. "Hubiese estado curioso cruzarnos con los manifestantes. Ellos con sus pancartas y nosotros con nuestros disfraces", ríe una de las asistentes.

LA RUTA INTERNACIONAL

Las conversaciones oscilan entre el español y en inglés, porque hay numerosos asistentes que han venido expresamente desde el Reino Unido para acudir a esta fiesta. Una pareja de irlandeses presume de hacer la ruta de Killing Kittens y haber asistido a fiestas en Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá. “Aquí mando yo”, asevera la mujer. El corpulento acompañante, que mide cerca de dos metros y lleva una máscara de conejo, escucha, asiente y calla.


La fundadora, Emma Sayle (sentada) es la mejor amiga de Kate Middleton (de pie) Cedida

Killing Kittens es un club liberal fundado en 2005 por Emma Sayle, una londinense íntima amiga de Kate Middleton (Duquesa de Cambridge y futura reina consorte de Gran Bretaña). Cuentan que la inspiración le llegó a Emma en una despedida de soltera a la que asistió en Ibiza. Durante un momento de desinhibición absoluta de las asistentes y en evidente superioridad numérica respecto a los hombres que había en la sala, a ella se le encendió la bombilla: ¿por qué no montar fiestas sexuales en el que las mujeres tengan el control absoluto?

DIOS MATA UN GATITO

El nombre también tiene una explicación: Killing Kittens significa "matando gatitos". Esto se debe a una frase satírica acuñada en 1996 en la Universidad de Georgetown: "Cada vez que te masturbas, Dios mata un gatito". Así, el nombre va en consonancia con el espíritu de desenfreno sexual que se propone en cada fiesta: más gatitos muertos significa más diversión.

Este evento erótico (a la organización no le gusta calificarlo de orgía) lleva once años celebrándose con éxito en Inglaterra. El proyecto arrancó siendo una fiesta minoritaria para un público muy selecto y determinado. Pero la demanda se ha desbordado. El éxito ha sido tal, que Killing Kittens ha extendido sus tentáculos por todo el planeta: Nueva York, Sidney, Toronto, Londres o Hong Kong son algunas de las ciudades que ya han 'matado gatitos'.



Una de las imágenes promocionales de Killing Kittens Cedida

Ahora acaba de llegar a España, siendo el único país de Europa que alberga estas fiestas (sin contar el Reino Unido, origen de la fiesta). Montaron algún evento similar este verano en Ibiza, aunque la organización fue compartida con otras entidades. En septiembre se programó un Killing Kittens en Barcelona, pero no se pudo llevar a cabo por cuestiones logísticas. Ahora, coincidiendo con la fiesta de Halloween, Killing Kittens se ha estrenado en Madrid.

"NO SÉ LO QUE ME ESPERA"

Entre el público, numerosos habituales de otras fiestas swingers (intercambio de parejas). Otros son nuevos en estas lides. Javi, un canario que acude con una 'amiga muy íntima', reconoce que "nunca he ido a una fiesta sexual; en cuanto escuché hablar de esta fiesta me inscribí, pero ahora estoy un poco nervioso porque no sé lo que me espera".

Lo que le espera es, ni más ni menos, cederle el control absoluto a las mujeres. "Durante la fiesta, los hombres no pueden hablar", explica Lola, una ibicenca que colabora con la organización. Por 'hablar' se refiere a que los hombres no tienen voz ni voto. La iniciativa es de las mujeres y ellos no pueden 'entrarle' a nadie. Es ella la que decide si empieza una conversación, si pasan a mayores, si practican sexo o si se acaba la charla.

Quiero cerciorarme de que eso realmente funciona así y le pregunto a Faith, la organizadora, que me lo confirma sin titubear: "Aquí manda la mujer". Yo recelo y le planteo distintas hipótesis. "¿Y si el hombre percibe una actitud receptiva? ¿Y si sólo quiere charlar? ¿Y si rompe el hielo y propone...?". Faith me corta: "Aquí manda la mujer", me repite. No hay más que hablar.


La máscara es la principal seña identitaria de estas fiestas. Cedida

Son cerca de las 11 de la noche y el aforo está casi completo. Cuerpos esculturales ataviados con máscaras y vestidos muy sugerentes se deslizan por las estancias, copa en mano, y empiezan a intimar. La luz es muy tenue y ambienta a la perfección. El alcohol y los preservativos están al alcance de cualquiera. La gente empieza a desinhibirse y ese es el momento en el que la prensa empieza a sobrar: Faith, con muy buenos modales, me indica la puerta y me invita a salir.

Por el camino me cruzo con un chico disfrazado de diablo que me espeta con desconfianza: "¿Tú por qué no llevas máscara?". Le cuento que yo no participo, que soy periodista y he venido a hacer un reportaje. No me deja acabar: cuando oye la palabra periodista se mete en la casa. No quiere testigos.
REIVINDICACIÓN FEMINISTA

Antes de salir me despido de Javier (el chico que debuta hoy en las fiestas sexuales) y Adriana (su pareja). Ella parece entusiasmada con lo que le espera dentro de la mansión. No sólo por la bacanal de sexo en la que participará, sino por una cuestión ideológica: "No es un evento feminista, pero sí que tiene cierto toque reivindicativo en ese sentido. Ya era hora de que se planteasen situaciones en las que mande la mujer y el hombre se someta". Él protesta. "Como si eso fuese nuevo. ¿Cuándo no ha mandado la mujer?".

Intercambiamos un par de bromas pero ahí tenemos que abandonar la conversación porque de repente les hacen un par de comentarios desde dentro de la casa: él ensombrece la cara. Le pregunto si es que se lo ha pensado mejor y no le parece bien el planteamiento de la fiesta. Él sonríe y responde: "No, no... a mí lo que me jode es que se acabe a las dos de la mañana".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6955 en: 01 de Noviembre de 2016, 09:01:23 am »
fábrica de sueños... húmedos
Las cinco normas a seguir en las fiestas sexuales de élite que marcan tendencia

Si vives por aquí con un sueldo normalito y te interesan las experiencias sexuales diferentes, lo que sucede en Hollywood te pondrá los dientes largos

Mujeres tremendas practicándose sexo oral unas a otras por todas partes'. (iStock)

Raquel Márquez

01.11.2016 – 05:00 H.

Las orgías glamourosas se llevan. Siempre han existido allí donde había dinero y poder, pero quizá los ricos extravagantes tienen menos reparos a la hora de hablar de ellas: 'corrupción' es ahora un término político y económico, no sexual. Los bajos instintos parecen menos bajos con una copa de champán francés en la mano y una mesa hecha de cuerpos jóvenes y bellos.

Eso, usar "muebles humanos" para tomar algo relajadamente, es una de las señas de identidad de estos encuentros periódicos que vuelven a acaparar titulares en las revistas sobre sexo y estilo de vida. En 1999, Kubrick y su equipo de arte y fotografía fijaron buena parte de este ambiente en 'Eyes Wide Shut'. Se siguen reconociendo rasgos de aquel otro revival: oscuridad que recuerda a los ritos satánicos, máscaras de cuando la fiesta de terror por antonomasia era el Carnaval y no el Halloween de los niños norteamericanos, y cierta frialdad que convierte el sexo en algo extraño, enfermizo y ritual. Sí, por favor.

En 'Cosmopolitan' Hayley MacMillen ha recopilado cinco tendencias para este otoño-invierno que harás bien en observar si estás pensando en integrarte en la élite sexual de Los Ángeles. Ir al teatro, cenar algo caro con velas y volver a tu mansión a acostarte con tu pareja es de perdedores. He aquí lo que sí podrás contar con orgullo.
Máscaras siempre

En el meollo de la cuestión, tu identidad exacta no interesa, en tanto en cuanto los dígitos de tu cuenta bancaria cumplan los requisitos. La individualidad es un valor pero tienes que demostrarla con creatividad, a través de la máscara elegida. Las últimas crónicas hablan de cabezas de conejo de cuero negro (o de cerdo con un letrero en el cuello donde se lee "tócame"), encajes, diamantes falsos y plumas de cabaretera.
"Señoritas gratis"

Hay cosas que no cambian, por suerte o por desgracia. Para las mujeres solteras y atractivas, es fácil conseguir un pase a estos eventos exclusivos. El proceso de selección es exigente, eso sí. Damon Lawner, fundador de las mascaradas mensuales del club Snctm, una de las más citas más conocidas de este tipo de servicios de lujo, usa una aplicación de móvil donde las aspirantes tienen que subir fotos y descripciones sugerentes.

He visto actividades entre mis invitados increíblemente excitantes. Estrellas del rock han tocado la guitarra para mí en mi cuarto

Lo mejor es la sensación de poder acceder a chicas dispuestas que solo acuden por diversión, en principio nada que ver con el sórdido mundo de la prostitución callejera: "Soy políglota y disfruto con las conversaciones picantes, así que espero que durante una aventura sexual los otros asistentes aprendan algunas palabras pervertidas", escribe una de estas mujeres, que sí tuvo la suerte de entrar en el menú. De asistir, queremos decir. ¿Te animas a intentarlo?
Anonimato garantizado

Los famosos más deseados, y más aún si están casados con otros en su misma situación, tienen derecho a hacer cosas depravadas e ilegales en buena parte del mundo y a hacerlo en un ambiente de megalujo sin que la prensa les rodee. Y si no tienen derecho, el caso es que pueden pagarlo.

Rockeros del Hall of Fame, personalidades del cine con estrella en Hollywood Boulevard y otros afortunados con licencia para pecar se hacen miembros para todo el año por 10.000 dólares. Si te parece poco también puedes hacerte un carnet vitalicio, lo que llaman el nivel Amo ('Dominus'), por unos 75.000. Según Lawner, hay unas 100 personas que son miembros del primer tipo y solo unas diez del segundo.

Mesa servida para parejas

No hay que molestarse ni en llamar al camarero. Un servicio con alcohol para toda la noche se puede conseguir por la módica cantidad de 2.500 dólares por pareja. Cuando el club Snctm abrió sus puertas en Beverly Hills, el precio era de 50 dólares.
Muebles humanos

Si todo lo que sea salir de IKEA te hace sentir indigno de tanto lujo, esto te encantará. Personas cuidadosamente seleccionadas por sus proporciones trabajan en estas Mascaradas a cuatro patas como mesitas junto a los sofás. Una de las Devotas -así se llaman los que acuden a estos rituales paganos, 'Devotees'- asegura que la primera vez que asistió a la cita, la llevaron encadenada como a un perro por toda la fiesta.

De día es analista de datos; por la noche saca a la luz su otra personalidad: la de mesa de cóctel.
Pobre erotómano rico

Para las últimas veladas, confirmaron su asistencia un dueño de hoteles en Nueva York, un millonario de Moscú, un famoso productor de televisión y varios modelos internacionales. A pesar de todo, Mike Sager ha contado últimente en 'Esquire' que ve "infeliz" a Lawner. Quizá no todo en la vida es riqueza, mujeres en topless y aparecer en la prensa internacional como una especie de nuevo Hugh Hefner.

Sager fue a verlo durante una de sus fiestas con piscina y lo describe como "un hombre atractivo de 45 años, de físico magro y esculpido" presidiendo todo desde una silla de mimbre. Hace solo cuatro años, era un inversor en bienes raíces con esposa e hijas y una crisis de mediana edad con la que sí podemos identificarnos. "¿Es esto todo?", se preguntaba. La estabilidad de la monogamia y una economía saneada no parecía suficiente.

Lawner ha creado una "utopía espiritual y erótica" donde la gente con mentalidad similar tenga "tanto sexo y amor como sea posible"

Ahora es símbolo de morbo y exclusividad con sus encuentros limitados a 99 personas como máximo. Desde el principio quiso que el ambiente fuera más íntimo que el de fiestas similares para 'swingers' al uso. Como buen hijo de hippies, curtidos en una comuna al norte de Nueva York, ha tratado de crear una "utopía espiritual y erótica" donde la gente con mentalidades similares pueda tener "tanto sexo y amor como sea humanamente posible, de tantas formas como se pueda imaginar y con la gente más bella y simpática que se pueda encontrar". Y según añade Sager, sin ataduras de ningún tipo.

"Ha habido noches que veía lo que sucedía por toda la mansión y no podía creerlo. Es impresionante. He visto actividades entre mis invitados increíblemente excitantes. Me he sentado en la alfombra de mi cuarto escuchando a estrellas del rock tocando la guitarra para mí. He visto a las mujeres más tremendas practicándose sexo oral y haciéndose el amor unas a otras por todas partes. Y he participado. Me he visto envuelto en situaciones que me han hecho pensar '¿Pero qué es esto? Ningún hombre debería poder experimentar algo así. Es casi injusto'".

Por el camino, perdió todo lo que le unía a la normalidad. "Podía haber ido con traje y corbata. Podía haber seguido volviendo a casa con mi hermosa mujer, que me quería profundamente y mis dos preciosas hijas. Podía haber construido una vida agradable", pero prefirió el riesgo y el cambio. "Elegí seguir mis sueños en todo. Sabía que perdería a mi familia, hice una elección consciente. Abandoné todo lo que amaba y lo que me importaba en el mundo. La verdad es que tengo el corazón roto".

¿Mereció la pena? Para muchos de los asistentes a su paraíso sexual, sin duda.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6956 en: 19 de Noviembre de 2016, 08:13:21 am »
Esta se la recomiendo tres veces al día...sobretodo a partir de los 50.




5 nuevas súper posiciones sexuales que harán que tu chica goce a lo grande


http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-11-19/posiciones-sexuales-sexo-orgasmo_1291409/

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6957 en: 23 de Noviembre de 2016, 09:02:42 am »
Barcelona tendrá un nuevo club erótico más grande que el Bagdad

Cleopatra abrirá en la zona noble de la Ciudad Condal en febrero con 800 metros cuadrados dedicados al sexo

Ignasi Jorro @IgnasiJorro
23.11.2016 00:00 h.

Barcelona tendrá un club erótico más grande que el icónico Bagdad. Cleopatra abrirá sus puertas en el número 44 de la avenida Sarrià de la Ciudad Condal en febrero de 2017. El local de ocio para adultos sacará los colores a los competidores con 800 metros cuadrados dedicados al sexo. Todo ello centrado en una temática: la del antiguo Egipto.

"Será algo nunca visto en la ciudad. El club erótico estará tematizado en torno a la reina de la antigua civilización. Ello incluye la decoración, antigüedades y un cuidado peinado y vestidos de las camareras", explica a Crónica Global uno de los impulsores del proyecto.

El nuevo club abrirá sus puertas tras cambiar de dueño. El equipo que impulsa el Cleopatra ha adquirido el espacio a tres socios que hasta ahora regentaban la discoteca Gattopardo. "No podemos desvelar la inversión, pero será muy importante. El traspaso del local ha alcanzado cifras inauditas para lo que es la industria hostelera local", agregan las mismas fuentes.
Más que un burdel

Los nuevos propietarios darán un giro al establecimiento. "No queremos que sea un prostíbulo. Será un lugar para que los adultos que quieran pasar un rato picante puedan acudir. No tiene por qué haber una transacción económica al final de la velada", explican.

Ello indica que habrá barra americana, música, copas y gente guapa. "Se acabó la era sórdida de los lupanares con sucios reservados. El negocio para adultos del Siglo XXI es transparente, limpio, libre y, sobre todo, una juerga entre amigos en la que cada uno termina la noche como quiere y puede", abundan.
Limpiar el local

De hecho, los socios que cimientan el proyecto pretenden adecentar la imagen de una boîte de noche algo castigada por las correrías nocturnas de los clientes. "El local se ha comprado con una suspensión de licencia encima por abuso del permiso. Esperaremos hasta que venza la anulación porque no queremos herencias. Queremos un negocio limpio y libre de cargas anteriores", sostienen.

En este sentido, el grupo subraya que el local nocturno lindará con el hotel Meliá Sarriá, que se encuentra a escasos metros del acceso subterráneo al club privado. "Serán actividades compatibles", aseguran.
Competencia en el sexo

El Cleopatra introducirá competencia en un nicho de mercado del ocio para adultos que hasta ahora era el negociado en exclusiva del Bagdad. El sótano de porno en vivo cumplió 35 años en 2010 bajo la tutela de la incombustible Juani de Lucía. La empresaria que comanda la sala de la calle Nou de la Rambla ha engrosado una nómina de actores como Nacho Vidal o Dinio.

"No competiremos. El nuestro será un punto de encuentro para clientela un tanto más adinerada, la que habitualmente se mueve por la zona alta de la ciudad. El Bagdad está más orientado al turismo. Queremos que nuestro club sea el epítome de un ocio exclusivo del que se sabe cómo empieza la primera copa, pero no cómo será la última", apostilla uno de los empresarios.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 169846
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6958 en: 26 de Noviembre de 2016, 08:52:01 am »

Veganos sexuales
Veganos hasta en la cama: si comes carne, no tengo sexo contigo

Avanza entre quienes no comen productos de origen animal la tendencia de tener relaciones sexuales solo entre ellos. Rechazan a los carnívoros, dicen, por oler peor.

Salvador Martínez Mas / Berlín
26.11.2016 02:18 h.

A los veganos se les conoce, sobre todo, por sus hábitos alimenticios. Rechazan la comida y productos de origen animal. El suyo es un estilo de vida contrario a la explotación animal. Esto implica, por ejemplo, no comer carne, pescado, huevo o leche, pero también conlleva, entre otras cosas, no vestir pieles o lana. Como dieta, resulta habitual ver al veganismo bajo las críticas de nutricionistas tradicionales. Así, la Sociedad Alemana para la Nutrición señalaba en un artículo reciente que con una alimentación a base de plantas es “imposible alcanzar algunos nutrientes” como la vitamina B-12 o el ácido graso Omega 3.

El veganismo, una restrictiva forma de vivir para la mayoría en vista de la basta oferta de productos de origen animal de la industria alimentaria o textil, puede implicar otro tipo de estrecheces. Al menos así ha de ocurrir para aquellos veganos que, a la hora de elegir pareja, sólo desean a otros adeptos al veganismo. Porque hay veganos que sólo se meterían en la cama con otro vegano. “No se puede generalizar”, pero “hay veganos que prestan mucha atención a que sus parejas también vivan así”, dice a EL ESPAÑOL Claudia Renner, una asesora alemana afincada en Múnich. Renner se dedica a acompañar a aquellas personas que quieran adoptar el estilo de vida vegano.

Este otoño se cumple exactamente una década del descubrimiento apenas conocido de la tendencia entre veganos que consiste en elegir pareja en función de los hábitos alimenticios. Fue a raíz de un estudio realizado en 2006 por el Centro para Estudios Humanos y Animales de Nueva Zelanda (NZHAS, por sus siglas inglesas). Sus autoras Annie Potts y Mandala White, investigadoras neozelandesas de la Universidad de Canterbury, entrevistaron a 157 personas, la mayoría de ellos veganos y vegetarianos. Quería conocer sus opiniones y experiencias sobre la explotación animal.

En las respuestas recogidas, varias mujeres expresaban su preferencia por mantener relaciones sexuales con otras personas que no consumieran productos de origen animal. “Incluso cuando encuentro a alguien realmente atractivo, no quiero acercarme físicamente si su cuerpo deriva del consumo de carne. Para mí esto constituye mi ética sexual personal”, explicaba una mujer de 41 años en el estudio de Potts y White.

Gracias a testimonios como ese, las investigadoras descubrieron una nueva “preferencia sexual”. A saber, la “veganosexualidad”, definida por Potts como una “disposición, inclinación o preferencia por relaciones íntimas con aquellos que llevan una vida sin crueldad” hacia los animales.

VEGANOSEXUALIDAD, ¿UNA ORIENTACIÓN SEXUAL?

“La 'veganosexualidad' concierne a todos aquellos que rechazan principalmente por motivos éticos (no por impulsos biológicos) tener relaciones sexuales o de pareja con no veganos”, explica a este diario Potts. “Pero creo que existe un espectro, en un extremo, la veganosexualidad tiene que ver con la mayor probabilidad de que haya atracción sexual entre quienes rechazan comer animales o la explotación animal y, en el otro extremo, la veganosexualidad más radical puede manifestar una fuerte aversión a los cuerpos de quienes consumen animales”, abunda esta investigadora.

Diez años después del descubrimiento de Potts y White todavía hay veganos que muestran sorpresa cuando se les habla de la existencia de esta tendencia. Ocurre incluso en Berlín, una de las capitales internacionales donde mayor empuje tiene este estilo de vida alternativo. No en vano, en la metrópolis germana veía la luz hace un lustro la primera cadena de supermercados veganos, Veganz. La empresa, fundada por un ex empleado del fabricante de coches Daimler, cuenta con diez establecimientos, distribuidos por Alemania, Austria y la República Checa..

“Berlín es uno de los puntos calientes de la escena vegana, aquí este estilo de vida está muy desarrollado”, dice a este periódico Markus. Este joven es uno de los estimados 80.000 veganos que viven en la capital alemana. Él trabaja como responsable de comunicación en Einhorn, una empresa que fabrica y vende preservativos veganos. A la hora de producirlos, no se utiliza la caseína, una proteína presente en la leche que suele emplearse en el proceso de elaboración de preservativos.

UN 'FOLLAMIGO' QUE NO COMA CARNE

Markus no había oído hablar del hábito de algunos veganos de sólo mantener relaciones de pareja con otros veganos. “No sé gran cosa de esa tendencia”, señala Markus. Pero “es más fácil estar con alguien que tiene el mismo estilo de vida, me lo puedo imaginar”, concede. Fani, una joven vegana y empresaria catalana afincada en Berlín, comparte esa percepción. “Yo no he tenido contacto con veganos que sólo tengan sexo con veganos, pero entiendo que eso pueda pasar”, afirma a este diario esta joven, que regenta el Alaska, un bar de tapas veganas situado en el distrito berlinés Neükolln, al sureste de la capital germana.

Ella es vegana desde hace tres años. Con su pareja, Carlos, que trabaja en la cocina de un restaurante español de Berlín, lleva siete años y medio. Ambos siguen un estilo de vida vegano en casa, aunque él se define como ovolactovegetariano porque sí toma lácteos y huevos cuando come fuera de casa. “En casa sólo entra carne para el perro, las visitas no pueden traer carne, en la nevera no entra, es sagrada”, dice Fani entre risas. Para ella, el veganismo también tiene repercusiones en la vida sexual. “Si no estuviera con Carlos y tuviera que buscar pareja, o aunque fuera un follamigo [sic], preferiría que esa persona no comiera carne”, explica Fani.
 
UNA CUESTIÓN DE OLOR

Anna, que prefiere llamarse así para permanecer en el anonimato, tiene muy claro que ser vegano “juega un papel importante” a la hora de buscar pareja. Anna forma parte de un colectivo vegano que dirige Dr. Pogo, un pequeño supermercado vegano de Neukölln. “Es importante buscar en la otra persona un estilo de vida y una idea del mundo similar a la suya”, dice a este periódico Anna, quien está saliendo actualmente con una vegetariana. “También es importante, a nivel corporal, que la gente que no es vegana tiene un olor particular, especialmente cuando acaban de comer algo, ya sea un café con leche o un plato de pescado”, expone esta joven.

“Se dice que uno se enamora cuando a uno le gusta el olor del otro”, abunda Anna, antes de restar importancia a que en el sexo, especialmente en las prácticas orales, haya contacto o ingesta de fluidos corporales de la pareja. “En el veganismo es fundamental la idea de que haya consentimiento, si le preguntáramos a un animal si quiere darnos su leche, diría 'no', pero el sexo siempre ha de ser entre dos partes que consienten”, agrega esta estudiante de lingüística, ciencias políticas y sociología. Tiene 36 años y es vegana desde los 21.

Entre veganos, el tema del olor de quienes comen productos animales resulta recurrente. También se refiere a él Hergen Schwarzer, un vegano jubilado de 78 años. Es miembro de la Unión Vegetariana de Alemania (VEBU, por sus siglas alemanas), una organización de defensa de los intereses de vegetarianos y veganos. “La gente huele diferente, quienes comen carne me repelen más, los veganos portan un olor más fino, más agradable”, comenta Schwarzer a este periódico.

Hay estudios que parecen darle la razón. Al menos eso indican los resultados de los experimentos efectuados por los antropólogos Jan Havlicek y Pavlina Lenochova, de la Universidad Carolina de Praga. Tras haber expuesto a 32 mujeres muestras de olor corporal de 17 hombres divididos en grupos que siguieron dos dietas diferentes, una con carne y otra sin ella, concluyeron que la consumición de carne roja puede tener “un impacto negativo en la atractividad del olor”. “El olor de los donantes que estuvieron a dieta sin carne fue considerado significativamente más atractivo, más placentero y menos intenso”, escribían Havlicek y Lenochova en la publicación académica Chemical Senses.

MEJOR SEXO Y TRATO A LA PAREJA

Schwarzer, otrora funcionario de la ciudad-estado de Berlín, adoptó el veganismo hace 31 años. Tuvo otras relaciones antes de encontrar a la que fue su mujer, también vegana y de la que se divorció después de tener dos niños. “Tuve novias que comían carne antes de hacerme vegano, pero notaba que la posición personal respecto de la naturaleza no era la misma, porque los animales quieren vivir tanto como nosotros, y no hay que hacer a otros seres vivos lo que uno no quiere que le hagan, esto se lee en la Biblia”, expone Schwarzer.

Schwarzer plantea, además, que el sexo entre veganos “no es tan brutal como pueden ser otros”. “Creo que los hombres veganos son mucho más considerados”, añade. Para él, “los veganos ven a los animales como tesoros, pero hay muchos hombres que ven a las mujeres como objetos”.

Sea como fuere, una investigación elaborada el año pasado por el centro para estudios sobre alimentación Nu3, con sede en Berlín, señalaba que los veganos son quienes mayor satisfacción experimentan con su vida sexual. En dicho estudio, hasta el 72% de los veganos encuestados se decían “muy contentos” al ser preguntados sobre su rendimiento en la cama.
CONVERSIONES VEGANAS

A Fani y Carlos, la joven pareja española de Neükolln, les sorprende escuchar el dato. “Nosotros no hemos notado cambios”, dicen. Han sido pareja como omnívoros y ahora lo son como veganos en casa. “Ni mejor sexo, ni mejor salud, la gente me decía, 'siendo vegano te encontrarás mejor', pero no”, asegura él. “Yo era más feliz antes, cuando comía carne”, comenta ella entre risas. Su decisión de hacerse vegana estuvo asociada a la adopción de su perro. De hecho, Fani se convirtió en vegana primero tras empatizar con la vida animal. Carlos lo hizo poco después.

Fani y Carlos son una prueba de que las parejas “son dinámicas”, según los términos de Potts, la investigadora que descubrió la “veganosexualidad”. “Las relaciones mixtas, entre una persona vegana y otra que no lo es, pueden ayudar a los animales a largo plazo”, comenta la profesora de la Universidad de Canterbury. A ella le pasó algo parecido a lo de Carlos y Fani. Potts era vegetariana, mientras que su pareja comía de todo. A él, en 1998, le llegaron noticias de la crueldad con los animales en las granjas de la industria alimentaria. Entonces, “me pidió que me hiciera vegana con él”, cuenta Potts. “Ahora puedo entender el deseo de un vegano de tener una relación con otro vegano”, añade.

FIESTAS Y REDES PARA LIGAR ENTRE VEGANOS

En su día, Schwarzer buscó pareja poniendo un anuncio en un periódico. “Ser vegetariano era el mínimo”, según describe sus preferencias. De esa búsqueda resultó otra relación previa a su matrimonio con una crudivegana, otro estilo de vida basado en la alimentación de productos vegetales crudos. Para él, “es normal que haya veganos que sólo quieran estar sólo con veganos”.

En la última década se han desarrollado plataformas para vegetarianos y veganos destinadas a encontrar parejas. Es el caso de Gleichklang, con sede en Hannover (centro de Alemania). Cuenta con un millar de miembros veganos. Allí, los adeptos al veganismo pueden encontrar personas de idéntico estilo de vida. Sin embargo, también pueden hacerlo en algunos bares que se prestan a celebrar eventos en los que la entrada está reservada a veganos que quieren conocer a gente como ellos.

“Ahora el veganismo está en pleno boom en Alemania, pero también en otras partes de Europa”, estima Schwarzer, el jubilado. “Sólo en Berlín debe haber hasta 70 restaurantes veganos o con planos para veganos”, según Schwarzer. Uno de ellos es el Alaska, el que dirige Fani. Sin embargo, allí todavía no se ha celebrado ninguna fiesta exclusiva para veganos. “Algún cliente me ha pedido que organicemos algo así”, señala la joven empresaria. Pero este sábado el evento en el bar de Fani será que allí vaya a pinchar música la youtuber española que se hace llamar “Soy una pringada”.

Tal vez sea mejor lugar para ligar entre veganos el Veggie World Berlin, que se celebra este fin de semana en la capital teutona. Es la mayor cita de Europa dedicada a productos vinculados al veganismo.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42396
  • Verbum Víncet.
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6959 en: 26 de Noviembre de 2016, 14:33:56 pm »
Estos yo creo que están un poco tontos . . . no?

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche