Autor Tema: Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)  (Leído 491272 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6960 en: 27 de Noviembre de 2016, 09:58:23 am »
ser solo carne
Cinco mujeres cuentan por qué les gusta el sexo duro y qué es lo que quieren

Les hemos preguntado cuáles son las prácticas más brutas que han probado, qué encuentran en ellas y en qué momentos las necesitan

Raquel Márquez


El éxito masivo de 'Cincuenta sombras de Grey', réplica descafeinada de lo que pasa cada tantos años con el marqués de Sade, por poner un ejemplo, podría usarse para argumentar que el sexo, el dolor y el poder están relacionados para mucha gente, y no solo para los descastados oficiales.

No es necesario ser sadomasoquista las venticuatro horas para disfrutar con un contacto sexual que hace un poco de daño. Desde esa postura incómoda contra el cabecero de la que quizá te arrepientas al día siguiente, hasta las ataduras, los tirones de pelo o los simulacros de estrangulamiento, hay una amplia franja para la experimentación.

Quizá es que vivimos agobiados por las responsabilidades y someternos por un ratito a la voluntad ajena es una forma como cualquier otra de relajarse y desconectar. Quizá sociedades tan libres como las nuestras generan también represión. A muchas les sucede como a Milagros, artista, que nos cuenta lo que siente al ser atada: "da mucha sensación de control sobre el propio cuerpo, aunque sea la otra persona la que me tenga controlada".

Me gusta sentir que no decido, que me usen como a un objeto, sujetándome con firmeza... No quiero respeto ni amor, quiero lo mío

Vamos a intentar penetrar en tu mente como un ariete y poner todos tus prejuicios a cuatro patas. Aunque te duela, no querrás parar.
¿Y a ti, qué te va?

Juanjo, que trabaja en el sector de la impresión y tiene 35 años, no tiene problema en admitir que él es "muy de gruñir, dominar y de roles, lo que me ha llevado a encontrarme en tres ocasiones con mujeres que no juegan, sino que tienen plenamente unidos los circuitos de placer y dolor y piden que se vaya a puntos a los que no quiero ir". Según su experiencia, "hay muchas más de las que inicialmente lo confiesan. Yo digo lo que me gusta y busco lo que les gusta a ellas, muy poco a poco. La fantasía de ser violadas está muy extendida".

Dice que hay algo que muchas piden explícitamente sin que ellos lo busquen y que él, superando el miedo a ser políticamente incorrecto, define como "doma": "Piden que se las use, sentirse solo hembras. Que hagas algo solo para ti. Eso, creo, representa la sensación de que el macho las desea tanto que no puede resistir el deseo. Es un momento bonito, de confianza suma. Es alucinante cuando pasa. También piden, de palabra, que no las hagas caso durante un rato, hagan lo que hagan".

Aquí es donde despiertan los temores de muchos a la auténtica sumisión, la del maltrato psicológico, la que impide a una mujer llevar las riendas de su vida. Para Juanjo, el sexo duro satisfactorio no tiene nada que ver con eso: "las mujeres que más disfrutan esos juegos de sumisión plena suelen ser especialmente inteligentes e independientes en su vida. Ahora mismo estoy con una chica que disfruta mucho todo eso y es un portento en todos los sentidos, una científica pura. Quizá por eso no necesita reafirmación alguna y cuando se trata de follar es capaz de no mezclar el placer con ninguna otra consideración".

Juanjo también habla de "ser solo carne". ¿Y quién no desea eso de vez en cuando?
Leticia y la droga esclavizadora

Le contamos a Leticia, 38 años, la experiencia de Juanjo y se siente muy identificada. "Desde muy joven, mucho antes de saber cómo era el sexo de verdad, tenía fantasías en las que un hombre frío y egoísta, una especie de psicópata, utilizaba a una chica para su propio placer. Mi cerebro viajaba a un sitio increíble, que se parece mucho al de ahora cuando me excito. Me imaginaba a una chica inocente a la que este hombre inyectaba una droga que la hacía desearle de forma enfermiza. Necesitaba el contacto con él como un yonqui su heroína. Él postergaba por puro sadismo el encuentro con ella, que le llamaba por teléfono para suplicarle. Era una esclava, temblaba como un animalillo asustado... Aún hoy no estoy segura de si me identificaba con ella, con él o con los dos. Hace poco le conté todo esto a un chico con quien aún no había hecho nada sexual. Intercambiamos historias, a él también le gusta la sumisión y los dos probamos los dos roles. Tuvimos experiencias tremendas".

Es esa brusquedad en la que deviene a veces el deseo, el ansia. Tienes ganas de arrancar ropa, morder con furia, clavar uñas hasta la sangre

"El caso es que soy bastante sensible, y no necesito dolor para disfrutar", continúa Leticia. Pero sí me gusta mucho esa sensación de no tener el control, de que alguien me utiliza como a un objeto, arrinconándome o sujetándome con firmeza... Supongo que es porque suelo pensar demasiado, y eso de que las cosas sucedan de forma animal, sin tener que decidir, es un alivio. En el fondo puede que sea yo la que ejerzo más poder, porque a veces me gusta sentir que el otro no está queriéndome en ese momento, que no está sintiendo gran cosa, ni siquiera excitación. Como si en realidad fuera un ser brutal que trabajara para mí, una máquina de follar. Me gustan sobre todo las cosas suaves, y los besos, pero en ciertos momentos... no quiero respeto, ni amor, ni caricias. Quiero lo mío".

Sara, bella de día

Sara tampoco podría tirar la primera piedra: "Tras separarme de mi primer marido, viví una época de experimentación que dio para mucho. Durante un año aproximadamente estuve liada con un tipo muy misterioso que estaba obsesionado con 'Belle de Jour". Yo me vestía y caracterizaba de Catherine Deneuve para nuestros encuentros. Me daba bastante caña y me encantaba. Para compensar, paralelamente me hice con un esclavo al que sometía a todo tipo de vejaciones" (ríe).

Obviamente, esto nos parece poco y le preguntamos qué clase de caña le daba el tipo misterioso. "Me ataba a la cama con correas, me fustigaba con una fusta para caballos y con un latiguito de correas de cuero. No hubo nada muy hardcore, ni daños físicos, era todo muy teatral. Me decía lo que tenía que ponerme y cómo tenía que peinarme. Y si tenía que salir a cenar con él sin bragas, lo hacía sin rechistar".

Muchos hombres tienen interés, pero en la práctica no se sienten cómodos con la posibilidad de hacer daño. Enric, 37 años, nos cuenta: "una chica, de León, cuando me la presentaron me dijo en privado que 'si era de esos que empotran por detrás contra un armario, nos íbamos a su casa ahora mismo. Era común que me dijeran 'con esa altura, eres de los que levantan y contra la pared o la puerta, ¿no?' Y yo rojo sin contestar. Yo preparo cenas, desayunos y todo bien organizado. Ese tipo de proposiciones me aniquilaban. A otra amiga, navarra, le gustaba que la arañaran la espalda a lo Lobezno. Usaban perchas metálicas, y en su casa había cientos".

Otra entrevistada, a la que llamaremos Lady Russell, nos confirma que muchos hombres "se han creído su propia propaganda" y quieren "hacer el amor", cuando ella lo que necesita es "un polvazo". "Me gusta el sexo enérgico. Que me tiren ligeramente del pelo, que me muerdan... Tengo alta tolerancia al dolor y me gusta sentir un poco".
Esther y el ansia viva

Preguntamos a Esther, técnico del audiovisual, si le gusta el sexo duro. "Claro que me gusta. Creo que es el mejor, ese en que la intensidad del deseo es tal que se te va de las manos, metafórica y literalmente. Acabo de cumplir 40 y aunque la edad y la pareja de largo recorrido bajan el ímpetu a cualquiera, claro que me gusta un tirón de pelo. Esa brusquedad en la que deviene a veces el deseo, el ansia (sexual) viva. Porque cuando uno está muy cachondo... No uno, hablo por mí, tiene ganas de arrancar y que le arranquen ropa, de morder con furia, de clavar uñas hasta hacer sangre, de ser azotada... Claro que sí. A mí me gusta que me golpeen duro el espíritu, sexualmente hablando. Y eso puede traducirse, si no en violencia, en potencia, no sé si me explico".

Me gusta que me empotren, los mordiscos, los azotes, que me den fuerte, que me cambien de postura a lo loco...

¿Llega a doler? "La línea entre el placer y el dolor es muy fina, se diluye en el eros, y a mí me gusta tener un pie a cada lado. La 'petite mort', que tan poéticamente describieron los franceses, llevada al extremo del delirio corporal. Una batalla de los cuerpos de la que se sale aturdido, dolorido, absolutamente pleno y lleno y que precisa de un cambio de sábanas". ¿No le parece al lector que hace mucho calor de repente para ser casi diciembre?
Milagros y recuperar el control

A veces, que te den caña (en la acepción de Sara) es una forma de sentirse libre. Milagros tiene 30 años y una ocupación creativa y satisfactoria, pero tras una ruptura amorosa no está en su mejor momento: "cuando era una chica normal, que podía dar un beso y hacer el amor, odiaba que me diesen azotes desprevenidos. No entendía por qué hacían eso los tíos. Últimamente he quedado para que me azoten, lo he hecho cuatro veces, con hombres y mujeres. Me gusta, aunque no es sexual. Lo bueno es decidir cuándo sentir dolor". No es de extrañar que muchas busquen esa sensación en el sexo.

Le preguntamos si alguna vez disfrutó con prácticas sexuales especialmente duras y recuerda una pareja que la ataba y otras satisfacciones agridulces: "me dolía y era bonito a la vez, porque era como perder la virginidad de nuevo. Me daba morbo ese dolor".

Lulú y el switch

Este es el testimonio de Lulú: "Tuve un novio muy metido en BSDM, me chocó mucho. Azotes, ataduras, estética fetish... A mí me pone que en la cama se ejerza, y ejercer, dominación. Es lo que llaman 'switch', que es tener los dos roles dependiendo de quién sea tu pareja". Como Leticia, vaya. "Para algunos es un modo de vida, para otros solo un rol de cama, un complemento o un juego (entre los que me incluyo). Otros han visto mucho porno, no tienen ni idea de los significados y ningún respeto. A mí me pone la brusquedad generalizada. Desde que me empotren a los mordiscos, azotes (que no sean en la cara), la privación de algún sentido (vista, tacto, etc., porque es cierto que los demás se agudizan), que me den fuerte, que me cambien de postura a lo loco..."

Los tirones de pelo también, pero lo dicho, con respeto. Cuando es así, le encanta: "Hay tíos a los que les pone verte llorar y que vayas bien de 'rimmel' para que se te corra en esas ocasiones. No todo se le permite a todos, ni con todos pone lo mismo, porque va muy relacionado con la actitud del que tienes enfrente, con su seguridad, con la confianza y lo que despierten en ti".

¿Se te están poniendo los dientes largos? Lo dejamos ya, pero úsalos para morder a alguien de nuestra parte. Seguro que encuentras voluntarios...


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6960 en: 27 de Noviembre de 2016, 09:58:23 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6961 en: 16 de Diciembre de 2016, 21:02:39 pm »
« Última modificación: 16 de Diciembre de 2016, 23:40:32 pm por 47ronin »


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6961 en: 16 de Diciembre de 2016, 21:02:39 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6962 en: 10 de Enero de 2017, 10:14:02 am »
AMARNA MILLER ES NUESTRA ESTRELLA
Este es el porno que han visto los españoles durante el año 2016, según Pornhub
Aquí están recién salidos del horno los datos de tráfico de uno de los portales de contenidos eróticos más importantes del mundo que desvelan qué pasa con España

Héctor G. Barnés


10.01.2017 – 05:00 H. - Actualizado: 6 H.

Hay muchas costumbres relacionadas con el Año Nuevo. Las doce uvas, los buenos propósitos, la resaca del día uno de enero… Y desde hace unos años, a todas estas tradiciones hay que añadirle la publicación del informe anual de Pornhub, que recoge con su inequívoco sentido del humor las tendencias que han primado durante el último año. ¿Lo mejor? Que también se fija en cada uno de los países, por lo que podemos saber con exactitud qué se han traído entre manos los españoles. Nuestro país se encuentra en el puesto número 13 a nivel de usuarios en esta página que en total suma 23.000 millones de visitas anuales.

Si hay algo que destaca de nuestros compatriotas es que superan, con mucho, la media de edad de los usuarios de Pornhub. Concretamente, la gran mayoría de los españoles que frecuentan la página tienen entre 25 y 34 años, mientras que los jóvenes de entre 18 y 24 suponen un porcentaje muy bajo, de apenas el 15% (el menor de los 20 países de la lista). Todos ellos acceder a Pornhub entre las 10 de la noche y la 1 de la mañana, momento de mayor tráfico para la página, si exceptuamos la pausa de entre las tres y las cinco de la tarde.

“Adolescente” (“teen”) deja lugar a “madrastra” (“step mom”) y a MILF como uno de los términos más buscados a nivel global

Tenemos, además, una buena y una mala noticia. La buena es que los usuarios españoles han aguantado, de media, cinco segundos más en la página que el pasado año. La mala es que la subida de todos los países es de 16 segundos, y estamos muy por debajo (una media de 8 minutos y 9 segundos). Eso sí, aún lejos de la espectacular bajada de 70 segundos de los usuarios indios. Los filipinos son los que más tiempo pasan, con una duración media de 12 minutos y 45 segundos por visita.

A nivel general, y a pesar de la convulsa realidad sociopolítica global, la situación no ha cambiado demasiado en el ámbito internacional. Eso quiere decir, en resumidas cuentas, que “lesbian” (“lesbiana”) sigue siendo el término más buscado, quizá porque es capaz de conciliar a públicos muy diferentes. Eso sí, “adolescente” (“teen”) deja lugar a “madrastra” (“step mom”) y a MILF. ¿Estamos viviendo la época dorada de las fantasías con maduras?
Spain is different

Ya expusimos el año pasado en qué punto de nuestra historia nos encontramos: en un momento de reivindicación de lo español en plena crisis nacional (“spanish” fue el término más buscado, seguido de “espagnol” por algún extraño fetiche francoespañol). La situación no ha cambiado durante la última temporada, pero sí ha irrumpido con fuerza un término que a muchos les resultará extraño: “overwatch”. Se refiere al popular videojuego de Blizzard, un 'MOBA-shooter' que ha arrasado la última temporada, especialmente entre el espectro más joven. Incluso las búsquedas de “Pokémon” se han disparado durante el último año gracias a Pokémon Go.

En el frente en el que sí hay importantes novedades es en el de nuestras estrellas porno. Amarna Miller, que no figuraba en el 'top 3' el pasado año, ha irrumpido con fuerza hasta el número uno, probablemente porque su proyección trasciende el campo de la pornografía. El retirado Nacho Vidal desaparece de la lista y deja su hueco para que Selena Green Vargas entre en el número tres, quizá porque su historia personal se viralizó durante el último año: al parecer, su novio, un Navy Seal, descubrió que su pareja era una actriz porno después de subir una foto suya para pavonearse en 4chan. La inteligencia colectiva actuó rápidamente y, en cuestión de minutos, le hicieron saber que Selena tenía un buen puñado de vídeos eróticos subidos en la red.

En la segunda posición se mantiene Mia Khalifa, la estrella libanesa amenazada de muerte por parte de extremistas islámicos. La situación cambia a nivel global, y Lisa Ann ocupa el primer puesto, desbancando a Kim Kardashian, que la compañía considera dentro de la categoría actriz porno. Esta sigue siendo, eso sí, la famosa más buscada en Pornhub, casi tres veces más que durante el año pasado. En lo referente a celebridades, a Kardashian le acompañan su hermana Kylie Jenner, Angelina Jolie en el año de su divorcio y… Donald Trump en el cuarto puesto, por encima de Beyoncé o Kanye West, y con 30 veces más búsquedas que Boris Johnson. Desde luego, esto pasa de castaño oscuro.

El personaje de ficción más buscado ha sido Harley Quinn, seguida de Batman, Wonder Woman y el Capitán América

En lo que se refiere a categorías, irrumpe con fuerza el sexo anal, que provoca que “tetas grandes” (“big tits”) desaparezca del podio. A nadie le sorprenderá que en cuanto a búsquedas relativas, en nuestro país se disparen las “maduras españolas”, “española” y “fakings” (una productora española). Quizá sean más llamativos los términos que en el último año se han disparado en los buscadores españoles. Se trata de realidad virtual (“VR”), cuya crecida de un 808% se encuentra en sintonía con el boom de dicho mercado en el mundo del entretenimiento, y también de “española” (441%).

Aquí empieza lo curioso: Harley Quinn, el personaje de 'Escuadrón suicida' interpretado por Margot Robbie se ha disparado en un 255% por su frecuente aparición en todo tipo de 'cosplay' eróticos. Los términos más buscados reflejan bien cuáles han sido los éxitos de taquilla del año: la temporada de 'Batman vs. Superman' ha provocado que “Batman” y “Wonder Woman” se disparen, así como “Capitán América”, que el año pasado estrenó su 'Civil War'.

A continuación, 'giantess', es decir, “giganta”, que ya había experimentado una sensible subida el pasado año y que sigue imparable hacia la cumbre. Por último, 'twerk on dick', es decir, “twerk en la polla”, haciendo referencia al baile que Miley Cyrus popularizó durante la gala de la MTV de 2013. Parece ser que ha tardado en llegar a nuestro país. También ha experimentado un crecimiento sensible “pov” (“point of view”), es decir, los vídeos grabados desde el punto de vista de uno de los actores (habitualmente, el hombre).

Durante la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Atlético, celebrada el pasado 28 de mayo, el tráfico descendió en un 20%

Hay otros factores que diferencian a nuestro país y que dicen mucho de nuestra idiosincrasia. El qué exactamente queda en manos de los sociólogos, los politólogos y del lector. Esto es lo que Pornhub destaca de nuestro país:

    Durante la final de la Champions League entre el Real Madrid y el Atlético, celebrada el pasado 28 de mayo, el tráfico descendió en un 20%. También lo hizo en Islandia (17%), Malta (15%) y Noruega (14%), lo que da una buena pista de los mercados a los que podrían aspirar los equipos de fútbol españoles.

    En todos los países, el tráfico descendió sensiblemente entre las seis de la tarde y la medianoche de Nochebuena. España es el quinto país donde más lo hizo, tan solo por detrás de Bélgica, Francia, Polonia y Alemania, quizá porque la Nochebuena es una festividad más importante que en otras regiones.


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6962 en: 10 de Enero de 2017, 10:14:02 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6963 en: 25 de Febrero de 2017, 08:08:08 am »
"Consumir porno a diario por internet me dejó impotente"

Este es el testimonio de Gabriel Deem, que logró superar su problema tras nueve meses de terapia. Cada vez hay más casos. Se debe a que el consumo de imágenes de contenido sexual eleva demasiado los niveles de dopamina, por lo que el cerebro sufre una suerte de reconfiguración y reclama este tipo de hiperestimulación.

25.02.2017 01:34 h.

    Porno Adicciones Sexo

Seguro que a muchos chicos del instituto de Dallas (EEUU) al que iba Gabriel Deem en los años noventa del siglo pasado les hubiera gustado ponerse en la piel de este joven rubio de ojos claros. Puede que en aquellos días no destacara por su altura, pero jugaba al baloncesto de maravilla. Firmaba excelentes porcentajes de anotación desde la línea de tres puntos. Tenía amigos y alguna novia.

Estando en el instituto varias universidades llamaron a su puerta para hacerle ofertas. Querían pagar sus estudios a cambio de que jugase en sus equipos de baloncesto. Pero el interés no era recíproco. Deem estaba enganchado a ver porno por internet. Éste es su testimonio:

Nuestra generación no diferencia entre ver porno y masturbarse. Son cosas que van juntas. Yo vi porno por primera vez a los ocho años. Desde los doce, todos los días tenía sesiones de porno que eran, más o menos, de entre 15 minutos y una hora diarios, una o dos veces al día.

A finales de 2006 surgieron en la red las primeras páginas de vídeos pornográficos en las que el visionado era instantáneo. Entonces pasamos de descargar y esperar para ver un vídeo a poder ver diez simultáneamente porque se ven al instante. Fue un cambio radical. No estamos hablando de una revista Playboy donde vas pasando páginas. En este porno por internet ves un vídeo, luego otro, luego otro, en tu ordenador de casa, con el portátil, por teléfono, donde quieras.

En ese contexto fui a la universidad, pero estaba demasiado ocupado viendo porno por internet como para ir a clase. Terminé dejándolo. Vivía al día, sin grandes objetivos. Sin embargo, pasaba por ser un chico muy social y saludable. Mucha gente piensa que los adictos al porno son gente que vive en el sótano de la casa de sus padres y ven porno todo los días. No es así. Yo llevaba una dietasana, tenía un cuerpo bajo en grasa y unos abdominales marcados.

Durante el instituto y la universidad tenía una vida sexual activa, tuve varias novias y practicaba sexo con ellas. Pero una vez, cuando tenía 23 años, me ocurrió que me resultó imposible excitarme con una chica con la que me fui a la cama. No pude tener una erección. Me asusté muchísimo. Busqué información por internet. Puse en Google: 'hombre joven, problema con erección'. Fue entonces cuando empecé a comprender que había desarrollado una disfunción eréctil inducida por el porno en internet. En ese momento decidí que tenía que cambiar.

Mucha gente dice que si eres joven y no puedes tener una erección puede ser porque estás nervioso o porque tienes ansiedad, pero yo sabía que ese no era el problema, porque no me podía ni siquiera masturbar solo. Tenía que tener pornografía delante. Si ponía porno en mi smartphone, instantáneamente tenía una erección. Pero si miraba a otro lado, mi erección se iba. Cuando me di cuenta de esto me dije: '¡Dios mío! Me he condicionado para tener erecciones sólo con porno'.

Uno se hace adicto a todo aquello que hace de manera crónica. Yo vi porno de forma continuada durante una década, todos los días desde que tenía doce años, hasta que llegó el punto en que no me excitaba con chicas de verdad y sólo me excitaba viendo porno. Al parecer hay dos formas en las que un adicto ve porno.

Una, viendo porno durante largos periodos de tiempo, con sesiones de diez horas o así. Dos, escalando en el género, tendiendo hacia contenidos cada vez más duros. Yo llegué a un punto en el que empecé a ver cosas que, al principio, me daban miedo o asco. Me refiero a géneros de tipo abusivo, sexo oral duro o recopilaciones de cum-shots [montaje compuesto por fragmentos de vídeos en los que hombres eyaculan en el rostro de mujeres]. Al principio, estas cosas las miraba y me decía: '¿Cómo puede gustar eso?'. Pero acabé viéndolas.
En la actualidad, Geem ya se encuentra recuperado y da charlas sobre un problema que se debe a que el consumo de imágenes de contenido sexual por la Red eleva demasiado los niveles de dopamina, de modo que el cerebro sufre una suerte de reconfiguración y reclama este tipo de hiperestimulación.

En la actualidad, Geem ya se encuentra recuperado y da charlas sobre un problema que se debe a que el consumo de imágenes de contenido sexual por la Red eleva demasiado los niveles de dopamina, de modo que el cerebro sufre una suerte de reconfiguración y reclama este tipo de hiperestimulación.

Con los años de consumo, fui objetivizando a las chicas. En lugar de mirar a una chica y apreciar su belleza, me imaginaba haciendo las cosas típicas de las escenas pornográficas. En lugar de apreciar su sonrisa, apreciaba imaginar tener sexo anal con ella, o eyaculando en su cara, por ejemplo. Mis opiniones, mi visión del sexo, se transformaron en algo pervertido.

El incidente que me ocurrió a los 23 años fue una llamada de atención muy seria. Yo quería que mi pene funcionara de nuevo con chicas. Es una gran motivación y pude salir de eso. Pero tardé nueve meses en volver a tener erecciones sin porno. Para dejarlo, el tratamiento fue sencillo. Si tienes disfunción eréctil inducida por el porno, deja de ver porno y ve a ver personas reales. Tienes que dar tiempo a tu cerebro para que se ajuste a la realidad y reconfigurarse.

Yo sufrí síndrome de abstinencia. Cuando lo dejé, empecé a tener mucho estrés, tenía también problemas para dormir. En una ocasión casi tuve un ataque de pánico, con problemas para respirar. Tuve algún flashback, imaginando escenas de porno. Fue una locura. Sé que no todo el mundo tiene estos síntomas pero yo sí los tuve. Después de aquello, eso sí, habiendo sufrido un infierno de proceso de recuperación, mi vida se convirtió en algo mucho mejor. Tenía más felicidad, alegría, motivación y lo que es aún más importante, mayor claridad mental y podía funcionar sexualmente. Me convertí en una persona más feliz.

Ahora soy profesional de la industria del fitness, también soy entrenador personal y rehabilitador físico de supervivientes de cáncer. Tengo 29 años y llevo seis alejado del porno. Tengo una novia con la que mantengo una relación estable que va para largo. En el proceso de rehabilitación, que duró nueve meses, fundé el foro por internet Reboot Nation, que es una comunidad para recuperarse y contar lo que el porno por internet nos ha hecho. Tenemos algo más de 10.000 miembros. La mayoría son jóvenes, pero los hay de todas las edades. También hay mujeres; son menos, pero ahí están. Tenemos casos de parejas afectadas.

En Reboot Nation hay personas de casi todos los países del mundo con conexión a Internet. También hay un montón de españoles. A través del foro, intervenciones públicas y la cooperación con otras asociaciones, como NoFap [cuyo número de miembros alcanza los 200.000], me dedico a concienciar a la sociedad. Este es un problema de salud pública”.
TIEMPO MEDIO A NIVEL MUNDIAL EN PORNHUB: 9 MINUTOS Y MEDIO

La historia de Gabriel Deem no es única. Este problema sexual del siglo XXI lo estudian científicos y médicos desde hace poco. Casos como el de Deem indican que puede haber otros motivos para causar impotencia, más allá de ser consecuencia de enfermedades cardiovasculares, bajos niveles de testosterona, problemas de circulación o efectos secundarios asociados al consumo de drogas.

En vista de la consumición que se hace de la pornografía a través de la red, es más que probable que haya un número muy elevado de personas sufriendo este tipo de disfunción eréctil. La empresa canadiense líder mundial de alojamiento de vídeos pornográficos, Pornhub, sitúa en su último resumen anual a Españaentre los países donde más se consumen este tipo de contenidos. Se encuentra en la decimotercera posición de la lista de tráfico por países que elabora anualmente esa compañía, con sede en Montreal. En cabeza de esa clasificación figura Estados Unidos, que acumula un 40% del tráfico. Estadounidenses, británicos y canadienses son los ciudadanos del mundo que más porno ven en Pornhub.

En sus sesiones de visionado de pornografía por internet más cortas, Deem apenas pasaba cinco minutos más que la media actual del usuario estadounidense. A saber, 10 minutos y 46 segundos, según Pornhub. Los usuarios españoles de ese portal consumen en él un tiempo medio de 8 minutos y nueve segundos. La media mundial está en unos 9 minutos y medio.
POTENCIAL ADICTIVO

Darryl Made, historiador británico especializado en tecnología, expone a EL ESPAÑOL que el porno por internet resulta especialmente “adictivo”. “Es gratis, existe una cantidad ilimitada de sexo con un número ilimitado de 'parejas', puedes cambiar tan pronto como uno quiera, lo tienes siempre al alcance de la mano y, además, al tener un orgasmo delante de la pantalla, en realidad, a tu cerebro le estás mandando una señal de que esa actividad es muy importante”, explica. “El porno en internet está ahí siempre, pero el sexo de verdad hay que buscarlo, y eso implica un esfuerzo, además de compaginarlo con otras actividades como salir, conocer gente, ir al trabajo o a clase”, añade.
Gabriel sólo reaccionó cuando vio que no podía mantener relaciones sexuales con mujeres debido a que su pene no se erguía.

Gabriel sólo reaccionó cuando vio que no podía mantener relaciones sexuales con mujeres debido a que su pene no se erguía.

Gary Wilson, profesor emérito de fisiología, anatomía y patología en la Universidad del Sur de Oregon, en Ashland (noroeste de Estados Unidos), sabe que hay miles de hombres ahí fuera con este problema. Su mujer, dedicada asesorar parejas cuyas relaciones atraviesan dificultades, empezó hace diez años a recibir consultas de hombres planteando que tenían problemas para conseguir una erección.

“Esos hombres decían que sus penes no funcionaban al tiempo que reconocían estar enganchados a ver porno e incluso creían que esa era la principal razón de su problema”, dice Wilson a EL ESPAÑOL. “Un par de años después, vimos que algunos de estos hombres desarrollaron tendencias suicidas, otros estaban descorazonados porque decían que habían quedado impotentes. Por eso decidimos empezar a hablar de este tema”, mantiene este universitario, fundador de la página web yourbrainonporn.com, dedicada a dar información sobre los efectos sobre la adicción del porno en internet. Wilson también es el autor del libro publicado en 2014 Your Brain on Porn (Ed. Commonwealth Publishing) – Tu cerebro bajo los efectos del porno.
NO HAY ERECCIÓN SIN PORNO

“El porno en internet puede causar cambios en el cerebro que afectan a la sexualidad del consumidor, y esos cambios reposan sobre el simple principio del condicionamiento pavloviano”, explica Wilson. Alude este experto al célebre experimento con perros del Premio Nobel ruso Iván Pávlov. Los canes, antes de ser alimentados, se exponían al sonido de una campana, entre otros aparatos de estimulación acústica y visual. Con el tiempo, tras repetidas sesiones de comida precedidas por esos estímulos auditivos y visuales, los animales comenzaban a salivar –un proceso de la primera fase de la digestión– al escuchar y ver aquello a lo que se les había acostumbrado antes de comer.

“Esto es justamente lo que están haciendo los jóvenes de hoy en día, están condicionando su respuesta sexual al uso de pornografía”, según Wilson. “No sólo es que lo necesiten para excitarse, además es que necesitan ponerse en una situación de voyeur, porque necesitan estar viendo sexo, además de necesitar ir cambiando de una escena a otra a través de clics”, añade.
DOLENCIA NO RECONOCIDA

La disfunción eréctil inducida por internet no está reconocida oficialmente como una dolencia. Wilson explica esta realidad aludiendo al “gran vacío existente entre el porno por internet, sus efectos y donde se encuentra la ciencia actualmente”.

Buena parte de los estudios y análisis en la materia, como los que recoge Wilson en su página web, se han publicado en los últimos dos o tres años. Entre ellos destacan los que ha realizado Valerie Voon, investigadora de neurociencias de la prestigiosa Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

En sus estudios, los sujetos con “comportamientos sexuales compulsivos” –como pueden ser los adictos al porno en internet– presentan “más dificultades que los sujetos sanos a la hora de tener orgasmos y más dificultades para tener erecciones en relaciones íntimas de carácter sexual”. Esas dificultades, sin embargo, desaparecen al “estar expuestos a material sexual explícito”.

Ante el porno por internet, el cerebro está expuesto a niveles muy altos de dopamina. Este neurotransmisor lo genera el organismo cuando el individuo lidia en situaciones “muy importantes para su supervivencia”, subraya Wilson. Por ejemplo, “cuando buscas comida y tienes hambre, cuando te enamoras, ves a alguien que te gusta, pero en las relaciones sexuales es cuando más dopamina llega al cerebro”, añade Wilson.
DOPAMINA EN EXCESO

De lo que él y otros llevan ya tiempo alertando es que el consumo de porno por internet eleva demasiado los niveles de dopamina, de modo que el cerebro sufre una suerte de reconfiguración, reclamando este tipo de hiperestimulación para generar una erección. En una situación de cama normal, la síntesis de dopamina de alguien como Deem cuando era adicto al porno puede no ser suficiente para la penetración. Ahí radica el problema en este tipo de impotencia inducida. “El porno en internet es, de lejos, el estímulo sexual que lleva a una mayor liberación de dopamina en el organismo”, sostiene Wilson.

Mary Sharpe, psicóloga y directora de la Reward Foundation, una institución británica que pronto estará a cargo de la elaboración de planes de estudio para profesores de preadolescentes en el Reino Unido, destaca que “no todo el mundo se convierte en un adicto, lo que más suele ocurrir es que, el cerebro, entra en una trampa causada por el sobreestimulo del porno”. “El cerebro es un órgano muy plástico, y gracias a esa plasticidad puede salir de esa trampa si uno deja de estar expuesto a la sobreestimulación que causa el porno por internet”, añade Sharpe.
LOS ADOLESCENTES, LOS MÁS SENSIBLES

Su fundación lleva años presentando en distintos puntos del planeta los efectos de la pornografía del siglo XXI sobre el cerebro. “Nosotros no buscamos avergonzar a nadie, sólo queremos presentar cómo funciona el cerebro, especialmente en adolescentes, que son los más vulnerables porque producen más dopamina y, además, son más sensibles a ella”, explica Sharpe. Esta psicóloga también forma parte de la dirección de la Sociedad estadounidense para el Avance de la Salud Sexual, integrante de la Asociación Mundial para la Salud Sexual.

Sharpe destaca que “la gente, especialmente los jóvenes, no tienen ni idea de que el porno puede ser peligroso, los padres, por ejemplo, piensan que se trata de algo propio del paso de la adolescencia a la edad adulta, pero no lo es”. Los jóvenes constituyen el mayor grupo de consumidores de este tipo de contenidos. Las personas de edades comprendidas entre los 18 y los 44 años suman el 77% de los usuarios de Pornhub.


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6963 en: 25 de Febrero de 2017, 08:08:08 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6964 en: 11 de Marzo de 2017, 08:14:36 am »
Que cosas...



Los 'millenials' tienen menos sexo que sus padres, embobados por la tecnología

La media de relaciones sexuales de los adultos en 2010 era siete veces menor que la registrada en la década de 1990.

› Roberto Méndez  ›@RobertoMendez_
 11.03.2017 01:37 h.   

A pesar de que hoy en día la sexualidad es un tema muy normalizado respecto a décadas anteriores, los adultos de hoy en día, los millennials, no ocupan su tiempo libre en prácticas sexuales, sino más bien al revés.

Y es que, según un reciente estudio publicado en Archives of Sexual Behavior, los adultos actuales tienen menos relaciones sexuales de media que los de hace 20 años, aquellos que tenían su edad actual en la década de 1990. Estos resultados serían similares a los hallados en otro estudio del año pasado publicado en la misma revista científica.

Extrapolable a España
 
Para el estudio, llevado a cabo en EEUU pero extrapolable tanto a Europa como a España, se realizó una encuesta a casi 27.000 personas, con la conclusión de que a principios de 2010 la media de relaciones sexuales de los adultos era siete veces menor que la media de relaciones sexuales de la década de 1990.

La conclusión es similar a un estudio anterior del mismo grupo de investigadores, en el cual se detectó que, de media, aquellos adultos que tenían entre 20 y 24 años y no habían tenido ninguna pareja sexual después de cumplir los 18 años se habían duplicado, siendo un 6% en la década de 1960 y pasando a ser un 15% en la década de 1990.

Según Ryne Sherman y sus colaboradores, de la Universidad de Florida, el resultado no tiene por qué ser una mala noticia, sino que simplemente los jóvenes de hoy en día prefieren otras actividades antes que el sexo y lo han elegido así de forma consciente; aunque también podría significar que los millennials tienen un menor potencial sexual.

Cada año hay menos relaciones sexuales

En el estudio actual, tras preguntar a 26.600 personas de EE.UU. gracias a la Encuesta Nacional General (un estudio anual de EEUU para investigar opiniones y comportamientos en los adultos de dicho país), se llegó a la conclusión de que la generación del milenio es, de media, la que menos relaciones sexuales tiene.

Se preguntó directamente a los participantes con qué frecuenta habían practicado relaciones sexuales durante los últimos 12 meses, una pregunta a la cual respondieron el 94% de los encuestados. Según sus respuestas se pudo saber, como era de esperar, que aquellas personas que tenían pareja estable eran las que practicaban más relaciones sexuales.

Asimismo, los resultados sugerían que a medida que se envejece se tienen relaciones sexuales con menos frecuencia: Cada año, tras cumplir los 25 años, la media de relaciones sexuales disminuye un 1,18% al año (siendo la media de 80 relaciones sexuales al año con 20 años, y disminuyendo hasta una media de 20 relaciones sexuales al año con sesenta años).

Por otro lado, la frecuencia de las relaciones sexuales se veía disminuir tanto en las parejas estables como en las parejas casadas, pero aquellos sin pareja estable prácticamente no sufrían cambios en dicha frecuencia.

Por qué han disminuido

Según los investigadores, la disminución de relaciones sexuales podría deberse a un "efecto de cohorte", es decir, que la frecuencia de relaciones sexuales ha cambiado sobre todo a nivel generacional, siendo algo más llamativo en los millenials y los nacidos a partir de 1995.

En general, según los resultados del estudio, la disminución en la frecuencia de relaciones sexuales tendría relación con un aumento del número de personas que no tienen una pareja estable o no están casadas; aunque también hay una disminución en las relaciones entre aquellos que sí tienen pareja o están casados.

Los científicos sugieren que habría otros factores a tener en cuenta, como el hecho de que hoy en día los jóvenes tienden a vivir en la casa familiar más tiempo, algo que afectaría directamente a sus relaciones de pareja. También mencionan el auge de las redes sociales o plataformas de entretenimiento como Netflix, además del aumento de la depresión o la disminución de la satisfacción en el matrimonio. Por su parte, el cambio de los roles tanto en el trabajo como en el hogar por parte de hombres y mujeres podría tener cierto efecto.

Finalmente, a pesar del aumento de horas de trabajo o de la visualización de pornografía, dichos factores se relacionarían con el aumento de las relaciones sexuales (y no con la disminución).



foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6964 en: 11 de Marzo de 2017, 08:14:36 am »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42237
  • Verbum Víncet.
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6965 en: 11 de Marzo de 2017, 10:25:54 am »
Pues como sigan así . . . se termina el mundo . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6965 en: 11 de Marzo de 2017, 10:25:54 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6966 en: 19 de Marzo de 2017, 08:45:17 am »
El dirigente más popular

Leão, 'ministro del Sexo' portugués: "Hay que poner fin a la austeridad en la cama"

"Hay que crear el Impuesto sobre el Sexo Añadido: si te pillan mirando a otra, pagas y te callas" / "Cada casa debería tener un libro de reclamaciones sexuales” / "Estoy dispuesto a ir a la Zarzuela para arreglar los problemas matrimoniales del rey de España".



/Sá Leão, el ministro del Sexo, junto a una de sus secretarias de Estado.

›Aitor Hernández-Morales ›@aitorehm ›Oporto
 19.03.2017 01:57 h.   

Las relaciones sexuales de un cargo público pueden poner su carrera política en jaque. Bill Clinton casi pierde la Casa Blanca por culpa de sus infidelidades. Personajes como el congresista Anthony Weiner y la concejala Olvido Hormigos dejaron sus cargos al publicarse imágenes suyas en situaciones comprometedoras. El sexo es el talón de Aquiles de la mayoría de los políticos.

Sá Leão, sin embargo, no es como la mayoría de los políticos. De hecho, en realidad es difícil calificarlo como tal, pues el único puesto público que ha ocupado es uno que él mismo se ha inventado. Pese a ello, el autoproclamado ministro del Sexo de Portugal es una de las figuras más notorias del país vecino.
 
Leão no figura en la lista de los 17 ministros del XXI Gobierno Constitucional de la República, pero mientras muchos portugueses no saben quién manda en los Ministerios de Asuntos Exteriores o el de Cultura, todos saben quién ostenta la cartera de Sexo. El veterano actor pornográfico llega a millones de casas lusas a través del canal Hot TV, la mayor cadena de contenidos exclusivamente para adultos del país, donde se emite su programa, El Ministerio del Sexo, desde el año pasado.

A través de la serie, que combina elementos del talk show tradicional con escenas de sexo explícito, Leão ofrece diálogo abierto y honesto sobre la sexualidad y da consejos a parejas reales, muchas de las cuales aplican sus “recetas gubernamentales” sin ropa y a plena vista de los espectadores.

EL ESPAÑOL se reúne con el único político que se atreve a dar la cara en la cama mientras comparece en Eros Porto, el mayor salón erótico de Portugal. Rodeado por la multitud que ha acudido para recibir asesoramiento en directo del ministro, Leão defiende la creación de impuestos eróticos y aboga por poner fin a la austeridad en la cama.

“¡Este es mi Ministerio!”, declara el actor y productor con tono triunfante mientras señala al centenar de fans que se congrega ante su palco. “No necesitamos encargar encuestas para saber que los portugueses apoyan a su ministro del Sexo. A diferencia de los políticos democráticamente electos, yo me intereso por la felicidad real de los ciudadanos”.


/El ministro del Sexo junto a su equipo. Él se refiere a ellos como sus secretarios de Estado.

“¡Eres el más grande, Sá!”, grita un chaval entre el público.

“Ahí tienes un contribuyente satisfecho”, sentencia Leão. “Yo demuestro que el Gobierno no sólo está para aplicar recortes, sino para promover el bienestar. ¿Y dónde merecemos mayor bienestar? En la cama, claro está”.

UN ‘MINISTRO’ MUY PARTICULAR

El Ministerio del Sexo ha batido récords de audiencia con más de medio millón de espectadores por episodio semanal. Los telespectadores se muestran fascinados con el formato y pagan por ver los episodios, en los que Leão combina charlas didácticas con escenas de sexo explícito.

La primera mitad de cada episodio parece una sesión de terapia de parejas: el ministro escucha las quejas de parejas reales atentamente y ofrece consejos prácticos a mujeres que acuden porque sus esposos rehúsan ofrecerles sexo oral o a hombres que intentan convencer a sus esposas para que sean más atrevidas en la cama.

Durante la segunda mitad del programa, Leão acude a las casas de los interesados acompañados por sus secretarios de Estado, actores porno que acompañan a las parejas mientras aplican las medidas eróticas que el ministro ha decretado ejecutar. En muchos casos los altos funcionarios terminan por intervenir directamente en el asunto, despojándose de sus trajes para ofrecer una “ayuda estatal” muy particular a los ciudadanos necesitados. Todo esto sucede en un país tan serio, educado y ceremonioso como Portugal.

—¿Por qué cree que su programa ha tenido tanto éxito entre los portugueses?

—La gente se ve reflejada. Todas las parejas que acuden a mi programa son reales, gente a pie de calle. La audiencia se identifica con ellos y al ver que logran tener buen sexo, se dan cuenta de que lo único que necesitan hacer para replicar esos resultados es superar los complejos y los prejuicios. El buen sexo no tiene misterio; a veces me sorprende que me paguen por tenerlo ante las cámaras.

—¿La crisis económica afectó a la vida sexual de los portugueses?

—Sí, absolutamente. Estos últimos años de crisis han sido durísimos aquí, al igual que lo han sido en España. Hay muchas parejas que no sólo han notado un declive en sus cuentas bancarias, sino también en su vida sexual. Difícilmente tienes la cabeza lo suficientemente despejada como para follar cuando pasas el día buscando cómo pagar la hipoteca, la escuela de los niños... Las preocupaciones superan a las personas, y el sexo queda relegado a un ámbito secundario.


Leão propone crear el ISA, un impuesto sobre el Sexo Añadido. Consiste en una multa a cualquier persona que sea pillada mirando hacia alguien que no es su pareja oficial.

/Leão propone crear el ISA, un impuesto sobre el Sexo Añadido. Consiste en una multa a cualquier persona que sea pillada mirando hacia alguien que no es su pareja oficial. /Hugo Dunkel

—¿Por qué un ministro para solucionar los problemas sexuales de los lusos?

—El Gobierno se tiene que preocupar por su pueblo, y el ciudadano medio reacciona bien al ver un político que es solidario, que se preocupa por el contribuyente, que no lo trata como un mero número. Yo intento humanizar los problemas de mis invitados, les ayudo a que redescubran sus necesidades más humanas, porque no hay nada más innato que el deseo sexual.

ISA: IMPUESTO SOBRE EL SEXO AÑADIDO

Pese a no ser un político real, Leão tiene una ambiciosa lista de proyectos-ley que querría ver aprobados por el Parlamento y, algún día, consagrados como enmiendas en la Constitución.

—¿Qué es el ISA?

—Es el Imposto Sexual Acrescentado –Impuesto sobre el Sexo Añadido, o ISA–, una multa simbólica de 69 euros a cualquier persona que sea pillada mirando hacia alguien que no es su pareja oficial. Si te pillan mirando a otra, mi eslogan oficial es “pagas y te callas”. Si todos los portugueses pagásemos cada vez que miramos a otra mujer, nunca volveríamos a sufrir otra crisis en este país; tendríamos las arcas del Tesoro más saludables del mundo.

—También pide que cada casa portuguesa tenga un Libro de Reclamaciones Sexuales...

—Sí, exactamente, es un libro en el que los habitantes de dicho inmueble tienen que anotar sus quejas cada vez que algo falta en el ámbito íntimo. Acompañado por mis secretarios de Estado, me encargaré de dar giras periódicas por el país para inspeccionar los libros y aplicar multas siempre que descubra que las demandas sexuales están siendo incumplidas. Por cierto, ¿quién es vuestro ministro de Cultura en la actualidad?

—Íñigo Méndez de Vigo...

—Pues desde aquí quiero pedir una reunión urgente con mi homólogo más cercano, el señor Íñigo Méndez de Vigo, para estudiar cómo ampliar estas leyes y crear un pacto ibérico en defensa del sexo. Estoy dispuesto a viajar a España para asesorar a los bellísimos ciudadanos del país vecino, e incluso encabezar el Ministerio del Sexo si el Gobierno acepta crearlo allí también.

—¿Qué hará si el Gobierno de España acepta su propuesta?

—Iré ahí para oír las reclamaciones sexuales de los españoles y ofrecer mi ayuda. Me encantan las españolas, me ponen muy cachondo, y con cualquier excusa me planto en España para bailar un poco de flamenco entre las sábanas. Además, seguro que puedo ayudar mucho. Sé que vuestro rey emérito lo ha pasado mal en su vida privada, y yo estoy dispuesto a ir a la Zarzuela y arreglar las cosas en su matrimonio.

"LA SEXUALIDAD NO MUERE CUANDO TE CASAS"

—¿Qué tipo de consejos le han pedido sus fans aquí, en directo?

—De todo. Hace un rato charlé con una abuela de 70 años que me preguntó, avergonzada, si estaba mal que ella deseara tener una vida sexual activa. Le dije que en el sexo la edad da igual; lo que importa es el entusiasmo. También me han pedido consejos muchas mujeres que están aburridas en sus matrimonios y buscan formas de recuperar la chispa de antaño. Justo ahora hablaba con una señora que se ha divorciado porque no conseguía tolerar el aburrimiento de la monogamia; sigue queriendo a su ex, pero como él no contemplaba abrir el matrimonio, lo ha dejado. Es un problema frecuente. La sociedad obliga a la mayoría de las parejas a intentar cumplir con la monogamia, y ahí está el error.


Sá Leão se fotografía con fans en Eros Porto.

/Sá Leão se fotografía con fans en Eros Porto. /Hugo Dunkel

—¿Considera que la monogamia es imposible a largo plazo?

—Los hombres y las mujeres están hechos para disfrutar del sexo con muchas parejas diferentes. Hay pocos matrimonios realmente monógamos, y muchos que sobreviven gracias a la intervención discreta de trabajadores del sexo. Eso no quiere decir que ya no quieras a tu pareja.

—¿Los matrimonios deben ser ‘abiertos’?

—Considero que las parejas casadas deben estar dispuestas a experimentar. La sexualidad no muere cuando te casas: el matrimonio lo que supone es un pacto entre dos personas para explorar todos los aspectos de la sexualidad como un equipo. Eso se logra hablando, reconociendo los deseos que tenemos.

Paseando por el recinto de Eros Porto, el salón del sexo celebrado en Oporto el pasado fin de semana, nos topamos con Carla Kinky, la 'reina de los swingers de Portugal', que participó en uno de los primeros episodios de la serie. La lisboeta pidió la ayuda de Leão para lidiar con su esposo, que no conseguía acostumbrarse al hecho de que ella participara en el mundo desenfrenado del sexo con desconocidos.

DEL SEX SHOP A LA PEQUEÑA PANTALLA

A Leão no le gusta hablar sobre su vida personal, y oculta detalles como su edad –“tengo los años suficientes como para hacer lo que hago bien”– y su nombre real. Pese a ello, reconoce haber tenido una juventud complicada en Lisboa, donde creció en un entorno humilde, hijo de una madre alentejana y un padre caboverdiano, ya fallecido.

“Era un hombre muy trabajador. Trabajó de enfermero en una época en la que era difícil conseguir un puesto en este país si eras negro”, afirma recordando a su padre.

Aunque asegura que quería ser músico, Leão se dio a conocer en el mundo del cine erótico a mediados de la década pasada, cuando comenzó a actuar en películas amateur que gozaron de un éxito considerable. Sus filmes destacaron por involucrar parejas no profesionales, como Yo, mi marido y Sá Leão (2007), protagonizado por una camarera y un conductor del servicio de autobuses metropolitanos de Lisboa, los cuales están casados en la vida real.

—¿Cómo inició su carrera en el mundo del cine erótico?

—Yo quería ser músico, pero mientras trabajaba en un sex shop noté que muchos clientes se quejaban de lo falso y estático que les resultaban las pelis porno producidas profesionalmente. La gente quería algo más real, y en Portugal realmente no había filmes de rollo amateur, así que decidí hacer uno con mi cámara de video, reclutando algunos amigos y montándolo todo con un presupuesto de cero euros. El filme fue un éxito brutal.

—¿Cómo se diferencian sus películas de las otras del sector?

—Yo apuesto por productos que son 100% reales. Grabo todo en una sola toma, incluyendo errores y tal porque los errores son normales en el sexo real. Solo corto si el protagonista no consigue terminar al final y le doy tiempo para recuperarse. Es normal que un hombre no eyacule con facilidad cuando siente alguna presión, y a veces conviene hacer una breve pausa antes del clímax.

PROVOCADOR Y POLÍTICO

Como actor, Leão ha participado en filmes por todo el mundo, incluyendo varios en España, donde ha compartido pantalla con la catalana Anastasia Mayo. Asegura haber actuado con otras españolas, pero al haber estado con tantas mujeres –“cientos, sino miles”– tiene dificultad en recordar los nombres.

La popularidad de sus filmes y su personalidad abierta y agradable le han llevado a participar en conferencias sobre la industria pornográfica y la moral sexual en la Universidad de Lisboa, como también en programas de tertulias de la televisión pública portuguesa y como concursante en varios realities.

Su fama también le ha permitido actuar como una especie de embajador del sector, y en repetidas ocasiones se ha dirigido a políticos para pedir mejores condiciones para la industria. Ha denunciado al Ministerio de Cultura por subvencionar al cine convencional pero rehusar dar ayudas al cine erótico –“esto también requiere talento, es cultura y crea empleo”, asegura–, y tiene grandes opiniones sobre el panorama político actual.

—¿Las cosas están mejor o peor que hace cinco años?

—Mucho mejor. Hace cinco años Portugal estaba dominada por la Troika. Los tecnócratas serán muy buenos con números, pero son malísimos gobernantes. Se necesita corazón para ser buen representante del pueblo.

—¿Qué opina del actual Gobierno de Portugal, un Ejecutivo de minoría socialista apoyado en una alianza parlamentaria con los marxistas del Bloque de Izquierda y al Partido Comunista Portugués?

—La cosa está mejorando, y aunque todavía no hay ningún ministro que se interese tanto por los portugueses como yo, tenemos líderes de los que podemos estar orgullosos. Me gusta [el primer ministro] António Costa; me parece un hombre que sabe negociar. Y me gusta mucho Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de la República. Le llamo el ‘presidente selfie’, pues siempre accede a hacerse fotos con la gente. Es un tío próximo, es justo lo que necesitamos, y mis secretarias de Estado consideran que es extremadamente sexy.


Sá Leão pide una reunión urgente con el ministro Íñigo Méndez de Vigo.

/Sá Leão pide una reunión urgente con el ministro Íñigo Méndez de Vigo. /Hugo Dunkel

—Más allá del sexo, ¿qué cambiaría si realmente desempeñara un alto cargo en el Gobierno?

—Tantas cosas. Lo primero que haría es convertir el voto en obligatorio porque así, en vez de quejarse siempre, la gente haría algo para cambiar la situación. También perseguiría la hipocresía gubernamental que hace que los pobres que roban comida vayan a la cárcel y los ricos metan millones en paraísos fiscales sin problema alguno. Y acabaría con las puertas giratorias: es ridículo que un político pase años dando ‘extras’ a determinadas industrias, y que luego pase a formar parte de los consejos de las mismas, ganando millones de euros por ello.

—¿Pertenece a algún partido político?

—No, no…

—¿Nunca se ha planteado presentarse como candidato real a un puesto público?

—Ya tengo bastante con ser ministro del Sexo.

PADRE SOLTERO

Leão dice sentir orgullo de su trabajo y defiende sus filmes, los cuales considera que son reflejo de una tradición ancestral. “Los seres humanos convierten el sexo en entretenimiento desde cuando los australopithecus pintaban personas copulando en pinturas rupestres en las cuevas hace millones de años”.

No obstante, el actor y productor también reconoce que le gusta tomar pausas y apartarse del sector de vez en cuando. “A veces necesito ver gente vestida”, admite con un suspiro cansado.

—¿Qué hace cuando se toma un respiro del sector?

—Me refugio en mi casa en Lisboa, donde he desempeñado el trabajo de mi vida: el de ser padre soltero de dos hijos. He sido padre y madre para mis hijos; les eduqué sólo, terminando los rodajes al final del día y corriendo para casa para cambiar pañales o ayudar con los deberes. Ellos son mi mayor orgullo en esta vida. Mi hija está en la universidad, y el pequeño, que tiene 14 años, ya está ganando fama como DJ.

—¿Ellos saben que vive del sector?

—Sí. Hace un par de años, cuando me di cuenta de que se estaban haciendo mayores, decidí que era hora de contarles todo, así que les senté en el sofá y les hablé de lo que hago, sin pelos en la lengua.

—¿Cómo reaccionaron?

—Les sorprendió, claro, pero lo entendieron y respetan lo que hago.

—Y ahora, ¿cómo es su relación?

—Ellos saben que hay total confianza y que pueden hablar conmigo sobre lo que sea.

—¿Incluso sobre dudas sexuales?

—Sí, absolutamente. Lo único que les he hecho prometer es que nunca harán búsquedas de mi nombre en Google, pero por lo demás ellos confían en mí y saben que me pueden pedir consejos en lo sexual y que les intentaré guiar con la misma información didáctica que ofrezco a las parejas que vienen a mi programa. La pornografía y la sexualidad forman parte de la vida, y debe ser visto como algo que nos hace a todos más felices. Deseo esa felicidad tanto para mis espectadores como para mi propia sangre.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6967 en: 24 de Marzo de 2017, 13:40:40 pm »
.


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6967 en: 24 de Marzo de 2017, 13:40:40 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6968 en: 01 de Abril de 2017, 11:07:20 am »

Un hombre acude al hospital con un aro en el pene y los bomberos tienen que liberarle con una mini radial



El aro que llevaba el paciente tras ser cortado por los bomberos con una pequeña radial.  Foto cedida por Leganews.
El hombre de 65 años llevaba más dos días con el miembro erecto.

EUROPA PRESS
31/03/2017 12:17
Un hombre de 65 años acudió el pasado domingo al Hospital Universitario Severo Ochoa porque llevaba dos días con un aro en el pene sin podérselo sacar y fue necesaria la intervención de los Bomberos de Leganés, que con una miniradial, pudieron liberarlo de la arandela, objeto que se suele utilizar en las relaciones sexuales, según adelanto leganews.es.PublicidadBajar para ver más contenido

Según la información facilitada por el Consistorio de Leganés y el centro hospitalario, los Bomberos acudieron a la llamada de urgencia que el pasado 26 de marzo se realizó desde el complejo hospitalario, a las 07.00 horas.

Allí, se encontraron a un hombre con una arandela gruesa en el pene que llevaba puesta más de 48 horas y que no podía extraer. Según las mismas fuentes, los médicos prepararon al varón para realizar la intervención y, con una sierra radial "utilizada para trabajos de precisión", se procedió a cortar el objeto metálico.


El enfermo empleó una fórmula ancestral que según los expertos logra una erección más potente y duradera (por la compresión mecánica que realiza sobre el retorno vascular), el retraso de la eyaculación y un estímulo sexual distinto.


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6968 en: 01 de Abril de 2017, 11:07:20 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6969 en: 04 de Abril de 2017, 10:21:32 am »
Menos lobos, Caperucita.



Y MUCHOS NO LO SABEN

'Tranqui': los demás duran menos en la cama de lo que dicen

HÉCTOR G. BARNÉS

04.04.2017 – 05:00 H. - Actualizado: 7 H.
Todos hemos oído en algún momento de nuestra vida historias de cariz legendario sobre inacabables sesiones de sexo que duran horas, una noche entera, un día sin parar, un fin de semana completo dándole. Algunas de ellas tienen como protagonistas a famosos –por lo general, sexo tántrico mediante–, pero otras han salido de boca de nuestros allegados. Es una carta de presentación bastante fantasma (y rancia): “Mirad qué bueno soy...”


Nuestra respuesta suele ser compararnos y, por lo general, salir perdiendo. Es uno de los casos en los que el césped está siempre más verde en la casa del vecino. Pero no debemos preocuparnos: no solo la gente tiende a adornarse en este tema, sino que incluso en los casos en los que pretende ser sincera, es muy probable que esté sobrevalorándose. La mayoría de encuestas muestran que la duración media se encuentra muy por debajo de la marca de la media hora, así que menos lobos.


Los hombres sobreestiman la duración del coito en casi dos minutos más de lo que realmente han tardado

El estudio recurrente desde que fue publicado en 2009 es el que analizó cronómetro en mano cuánto duraban 500 personas (entre ellas, unos cuantos españoles, además de holandeses, ingleses, turcos y estadounidenses). O, mejor dicho, su “tiempo de latencia intravaginal eyuaculatorio” (IELT), el término médico exacto que se emplea para hablar del tiempo que transcurre entre la penetración vaginal y la eyaculación. Según los datos de dicha encuesta realizada por investigadores canadienses y estadounidenses, la media se encontraba en 5,4 minutos.


Como era previsible, la duración iba descendiendo a medida que los analizados envejecían. El número era de 6,5 en la población de entre 18 y 30 años, y de 4,3 minutos entre los mayores de 51 años. ¿Cómo se dividía el número total de hombres según el tiempo que duraban? La mayor parte de ellos (un 54%) duraba entre cuatro y once minutos, y un puñado de privilegiados (24%) aguantaban más de doce. Solo unos pocos superaban los 21 minutos; el límite se encontraba en los 51. Eso sí, apenas una cuarta parte de la población (un 22%) no conseguía sobrepasar la barrera de los tres minutos.

Esto es lo que él piensa que está pasando. (iStock)
Esto es lo que él piensa que está pasando. (iStock)

Pero lo más importante de este asunto, como explica el doctor Randal Olson en su análisis del mismo, es que hay una tendencia generalizada entre los hombres de sobreestimar la duración de sus encuentros sexuales. No unos segundos, no, sino hasta 1,9 minutos (un 31% de la duración habitual). En otras palabras, subjetivamente todos piensan que duran más de lo que objetivamente lo hacen.

¿Quién quiere aguantar más?

Vale, los hombres suelen aguantar menos de lo que dicen y saben. Pero la pregunta del millón es: ¿acaso debería importarles? Las viejas concepciones de la virilidad señalan que cuanto más se dura, más macho se es… pero, en realidad, a partir de cierto momento, pasar mucho tiempo en la cama termina fácilmente siendo aburrido e, incluso, doloroso. Es lo que puso de manifiesto una investigación publicada en 2008 en el 'Journal of Sexual Medicine' que respondía a la pregunta “¿cuánto debe durar el coito?”

Más en Portada
“Las ventas de PC para ‘gaming’ se han multiplicado por 9”
Renault ficha a Marta García: ¿puede llegar la española a la F1?
Por qué no puedes saber que´ compras al adquirir pescado
Las facturas falsas 'online' se extienden en España
¿Puede usted aumentar su inteligencia?
La norma se encuentra entre unos 3 y 13 minutos; más o menos puede ser el síntoma de que hay algún problema

Los resultados encajaban bastante bien en la clasificación realizada en el estudio anterior. La duración “deseada” abarcaba entre los 7 y los 13 minutos, mientras que la adecuada iba de 3 a 7. Si duraban más o menos, hay problemas, tanto para ellas como para ellos, que pueden sufrir eyaculación precoz u otros problemas que retarden el orgasmo. No llegar a los tres minutos era “muy corto” y pasarse de los 10 minutos era considerado “demasiado”. En otras palabras, la norma se encuentra entre unos 3 y 13 minutos; es decir, una cantidad de tiempo muy similar a la de la mayoría de los hombres según el estudio canadiense.

Las encuestas informales señalan en una dirección similar. Hace apenas unos meses que Lovehoney, una tienda de aparatos sexuales británicas, le preguntó a 4.400 de sus clientes por sus costumbres y sus deseos. La duración media se encontraba en 19 minutos, aunque tenía truco: 10 de ellos se destinaban a los preliminares y el IELT, como hemos señalado, solo contabiliza entre la penetración y la eyaculación. Aun así, por encima de la media que hemos presentado antes.

 Tampoco hace falta pasarse, un ratito está bien. (iStock)
Tampoco hace falta pasarse, un ratito está bien. (iStock)
Pero eso no era lo interesante. Más llamativo aún resultaba el hecho de que el 23% de los hombres se quejaba de que el sexo se terminase demasiado pronto, mientras que tan solo el 15% de las mujeres manifestaba lo mismo. La moraleja es clara: la duración es más importante para ellos que para ellas, aunque piensen lo contrario. 19 minutos, entre unas cosas y otras, es una buena duración para el 52% de los encuestados.

¡Buenas noticias!

A estas alturas ya sabemos que el tamaño (de las agujas del cronómetro) no importa, pero si queremos quedarnos tranquilos, no está mal echarle un vistazo final a pasadas estadísticas. ¿Por qué? Porque nos muestran que hemos mejorado, y mucho. El veterano Alfred Kinsey explicaba en 'Sexual Behavior in the Human Male', publicado en 1948, que “el 75% de los hombres eyaculaba en menos de dos minutos después de la penetración al menos la mitad de las veces”.

Los turcos duraban menos en la cama (3,7 minutos), quizá porque la mayoría de ellos estaban circuncidados

Es decir, tenían problemas de eyaculación precoz, según la clasificación habitual. En muchos casos, la duración del IELT se ve alterada por el consumo de determinados medicamentos, drogas y alcohol. Estos deprimen el sistema nervioso y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), que se prescriben en muchos casos para combatir los problemas de eyaculación precoz, suelen inhibir dicho reflejo.

Otro factor que influyen en la duración del coito es la experiencia sexual de los amantes. También, si el varón estaba circundado o no: como mostró el estudio de 2008, los turcos duraban sensiblemente menos en la cama (3,7 minutos). Aunque los autores adujeron que probablemente se debía a que todos ellos estaban circundados menos dos, ulteriores investigaciones añadieron que este patrón no se repetía en otras nacionalidades. Mejor no obsesionarse: como hemos visto, se trata de una de las competiciones más baldías que existen. Más vale calidad que cantidad.





Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6970 en: 06 de Abril de 2017, 10:15:47 am »
Diez confesiones sinceras de mujeres que los hombres deberían oír

Confesiones de ellas sobre ellos

Tú, lector masculino, hay muchas cosas de las mujeres que no sabes. Es algo que ya sospechabas. Ahora las dudas va a

Diez confesiones sinceras de mujeres que los hombres deberían oír
DIEZ
06.04.201705:00 H.


Tú, lector masculino, hay muchas cosas de las mujeres que no sabes. Es algo que ya sospechabas. Ahora las dudas va a dejar de serlo gracias a un hilo de 'Reddit'. Las usuarias del conocido foro han contestado con sinceridad a la pregunta "¿qué secreto te gustaría que los hombres supieran?". Estas han sido algunas de sus confesiones.



1) Odio que cambies el ritmo


La constancia es clave en la cama. La mayoría de hombres sube el ritmo sin razón apartente durante el coito, algo que no siempre gusta a las mujeres. Lo expone una internauta: "No pases de cien a mil por hora en 30 segundos. Se trata de un asunto de consistencia. Honestamente, he de decirte que tendemos a excitarnos más fácilmente cuando la velocidad es estable durante un tiempo".

2) Quiero que te expreses


Hay hombres que no hablan nada en la cama, ni siquiera gimen, lo que obliga a la mujer a intentar adivinar si lo que está sucediendo es del agrado o no de su pareja. "Nosotras también necesitamos que emitas sonidos para que sepamos lo que te gusta. Gemir o hablar, no importa. ¡Pero oriéntarnos!", dice una usuaria, a lo que añade otra: "Estoy completamente de acuerdo. No soporto a los hombres completamente silenciosos en la cama".

3) No soy como tu ex


Los hay que cometen el error de pensar que lo que vale para una, sirve para todas: "¡La mierda que funcionaba con tu ex no vale para todas las mujeres! Estaba con un tipo que no paraba de tocarme la parte de atrás de las rodillas... Sí, a algunas mujeres les encanta, pero, por favor, presta atención a mis reacciones. Si te digo que no me gusta, creará mal rollo".



4) Tus dedos no son un pene


Con este comentario nos adentramos en uno de los errores sexuales masculinos más comunes: "Tus dedos no son el sustituto de tu pene, así que no los uses como tal. Utilízalos para masajear. No los metas y los saques".

5) La penetración no es para todas


Sabemos que la mujer puede disfrutar en la cama de mil maneras diferentes, y la penetración puede estar o no incluida. De hecho, el orgasmo femenino no tiene por qué nacer en la vagina, como ya te contamos en esta guía. Esta es la confesión de una forera: "Es perfectamente normal no poder disfrutar de la penetración".

6) Nos gusta tocarnos los pechos


Pues sí, por norma general a ellas les gusta mucho tocarse los pechos. Así que, ya sabes, no eres el único al que le atrae esta parte del cuerpo femenino: "Jugamos con nuestros pechos".

7) Quiero que te cortes las uñas


Es cuestión de higiene y de logística: "Si tienes las uñas cortas, haces que todo sea mucho más agradable. Si no es así, conseguirás rebanarme un trozo de piel, con infección incluida. Parece de sentido común, pero no lo hacen...".
8) No me gusta que me azotes


Hay tipos que se vienen arriba y creen que a todas les gustan las mismas cosas: "No, a todas no nos gusta Christian Grey y tampoco queremos ser azotadas".

9) Todas tenemos fantasías sexuales


"Creo que todas tenemos fantasías, y si ella afirma que no tiene ninguna creo que probablemente serán tan sucias que no te ve capaz de llevarlas a cabo", relata una mujer.

10) Me gusta hacerte sexo oral


La mayoría de la gente piensa que ellas no disfrutan haciendo sexo oral a su pareja, pero no es cierto: "A algunas chicas no les gusta, pero a mí sí. A veces, de hecho, solo quiero hacer eso. Y no es algo por lo que tengas que compensarme. Soy una adulta y no perdería mi tiempo en algo con lo que no disfruto".


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6971 en: 17 de Junio de 2017, 09:41:14 am »


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42237
  • Verbum Víncet.
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6972 en: 17 de Junio de 2017, 18:41:38 pm »
Pues yo su fuera banquero . . . la contrataría fijo . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6972 en: 17 de Junio de 2017, 18:41:38 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6973 en: 23 de Julio de 2017, 15:12:10 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6974 en: 25 de Agosto de 2017, 20:54:44 pm »


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6975 en: 30 de Agosto de 2017, 09:50:06 am »
Supongo que habrá "acta notarial"



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6976 en: 28 de Septiembre de 2017, 09:57:31 am »
Muere a los 91 años Hugh Hefner, fundador del imperio Playboy



foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6976 en: 28 de Septiembre de 2017, 09:57:31 am »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42237
  • Verbum Víncet.
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6977 en: 28 de Septiembre de 2017, 12:15:46 pm »
Pues disfrutó del paraíso en la tierra . . . D.E.P.

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6978 en: 10 de Octubre de 2017, 08:16:04 am »

Las 5 claves del orgasmo femenino, al descubierto por una catalana de adopción


La uróloga y experta en Medicina Sexual María Fernanda Peraza ha lanzado un proyecto en el que aborda todos los misterios del clímax femenino.
10 octubre, 2017 02:36

José Andrés Gómez

"A mi consulta siguen llegando mujeres de 50 y 60 años que no han tenido un orgasmo en su vida o que, directamente, no se han visto nunca los genitales". En pleno siglo XXI, son muchas las mujeres que aún no han descubierto lo que supone alcanzar el clímax. Que nunca se han masturbado. Y lo que es peor, que no se responsabilizan de su propio placer porque durante muchísimos años ha sido invisibilizado socialmente, censurado o mitificado. Ésta es la realidad a la que se enfrenta cada día María Fernanda Peraza, una médica especialista en Urología y Medicina Sexual venezolana que trabaja en el Hospital Universitari Dexeus de Barcelona.

Harta de atender a mujeres que se sentían incómodas con su naturaleza o que no habían experimentado con el placer, Peraza decidió lanzar Getmine Healthy Pleasure, un proyecto web dirigido a mujeres en el que ofrece información relacionada con la sexualidad y el placer femenino desde un punto de vista científico. "Queríamos crear un espacio serio de sexualidad femenina, con el objetivo de que cada vez más mujeres asuman el placer como una forma de conseguir un bienestar personal, como una forma de crecimiento y, sobre todo, de empoderamiento", asegura.

En este web sitio se puede acceder a distintos tipos de contenidos en los que se aborda el placer femenino de forma "normalizada". El primer manual elaborado por la experta -disponible online- aborda el orgasmo femenino, un proceso fisiológico que obsesiona a miles de parejas, cuya respuesta es distinta en hombres y en mujeres y sobre el que aún existe un gran desconocimiento generalizado.

Una descarga de adrenalina brutal

Mucho se habla sobre el orgasmo pero muy pocas personas saben qué mecanismos entran en juego para que se produzca. Tal y como señala la experta, ocurre justo después de la fase de excitación, a la que se puede llegar por múltiples vías, desde la imaginación hasta la estimulación genital. "El cerebro envía señales para que la piel se enrojezca, los pezones se endurezcan, la lubricación vaginal se active y se sucedan los cambios que dan lugar a la plataforma orgásmica”, explica la sexóloga. A continuación, se ensancha la porción proximal de la vagina, el útero se eleva un poco y -¡tachán!- se dispara el sistema nervioso simpático, provocando una brutal descarga de adrenalina y esa sensación de placer desmedido.
 

    Marcela Topor, la actriz rumana que encandiló a Puigdemont con 'El rey se muere' Marcela Topor, la actriz rumana que encandiló a Puigdemont con 'El rey se muere' Lara Fernández Un revelador título de una obra de teatro puso en el mismo camino al presidente de la Generalitat y su esposa, una actriz rumana independentista.

"La realidad es que las mujeres requieren de una gran concentración para alcanzarlo. Pero, cuando se da, es un momento tan descontrolado que llega a alterarse hasta el estado de conciencia", apunta la experta. Es entonces cuando aparecen espasmos generales y contracciones involuntarias en la vagina, se dilatan las pupilas, sube la tensión arterial y se desata una sensación de euforia inigualable. Además, durante el periodo refractario se liberan hormonas como la oxitocina y endorfinas (conocida como la hormona de la felicidad).
Por qué hay que ir más allá de los genitales

El orgasmo en general, pero en particular el de las mujeres, no se reduce solamente a la estimulación genital. ¿Por qué? "La respuesta sexual femenina es circular. Se trata de un sistema complejo en el que entran en juego factores biológicos, pero también psicológicos, que hacen que el deseo en las mujeres se pueda disparar de muy diversas formas", afirma Peraza.

Así, las imágenes, por ejemplo, cobran una importancia determinante en el placer sexual femenino. "Lo físico es importantísimo, pero hay muchos otros factores que también entran en juego a nivel cerebral. Lo físico y lo no físico van de la mano, pero existe una variabilidad muy grande sobre cómo se percibe. Y esto puede variar tanto como número de mujeres hay en el mundo", subraya la experta en su manual sobre el placer femenino.
Sólo hay un tipo de orgasmo

Durante mucho tiempo se ha hablado de que las mujeres tienen dos tipos de orgasmos, el clitoriano y el vaginal. En realidad, tal y como apunta la andróloga, esto no es cierto. "Si nos referimos al proceso físico y emocional que se produce en nuestro cuerpo, sólo podemos hablar de un tipo de orgasmo. Aunque sí que es verdad que los desencadenantes pueden ser muchos".

El orgamo es la respuesta placentera que da nuestro cerebro a una cantidad de estímulos que llegan por distintas vías sensoriales. "Hay mujeres que experimentan orgasmos sólo con la manipulación de los pezones", apunta. "Podríamos decir que es una bombilla que puede llegar a encenderse tocando distintos interruptores". Tal y como señala la experta, el 65% de las mujeres necesitan de la estimulación del clítoris para alcanzarlo.
Todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas

Las mujeres multiorgásmicas son aquellas que son capaces de alcanzar el clímax varias veces durante un mismo acto sexual. Durante mucho tiempo se ha pensado que la multiorgasmia era casi un don de la naturaleza al que sólo tenían acceso algunas elegidas. Peraza lo desmiente. "Todas las mujeres pueden tener varios orgasmos, varios picos de intensidad en un mismo acto. De hecho, tenemos periodos refractarios más cortos que los hombres y nuestra respuesta sexual puede llegar a ser realmente rápida", explica.

Sin embargo, tal y como advierte la facultativa, hay mujeres que tienen este tipo de respuestas sexual sin ningún tipo de entrenamiento y otras que no. ¿Se puede entrenar? Sí. ¿Es necesario? Según la experta, no. "El orgasmo no es el objetivo, sino la consecuencia. Así que la idea debería ser alimentar todo lo que lo precede antes que llegar a tener un gran número de ellos", finaliza.
Los dogmas coartan el placer sexual

Tal y como explica la facultativa, el constructo de la sexualidad femenina es realmente complejo. "No basta sólo con tener vagina, vulva y clítoris. El placer sexual viene determinado por toda una serie de vivencias y factores psicosociales que están directamente relacionados con nuestra habilidad para experimentar orgasmos", advierte.

El hecho de que la masturbación femenina y el sexo no reproductivo hayan sido condenados por la religión durante decenas de años ha influido negativamente en la capacidad de algunas mujeres para alcanzar el placer. "Un estudio demostró hace años que el 79% de las mujeres que no tenían afiliación religiosa tenían experiencias orgásmicas satisfactorias durante la masturbación mientras que el 67% de mujeres que sí tenían afiliación no lo alcanzaba”, explica Peraza. "Los dogmas y las creencias sociales determinan la vivencia del placer y limitan el permiso legítimo que tiene toda mujer de obtener una buena salud sexual", añade.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 168047
Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6979 en: 11 de Octubre de 2017, 09:15:56 am »


foros policiales patrulleros.com

Re:Viciosillos (Sólo mayores de 18 años)
« Respuesta #6979 en: 11 de Octubre de 2017, 09:15:56 am »

 

Síguenos en,

twiter youtube

Página privada sin relación con ningún Partido Político, Administración o Sindicato
© www.patrulleros.com
Apartado de Correos 202044 - 28080-Madrid, (España)
patrulleros.com es posible gracias al Software Libre
Todos los derechos reservados, prohibida cualquier reproducción total o parcial sin autorización
Este portal no es responsable de las opiniones vertidas por sus usuarios. Todas las imágenes y textos, son propiedad de sus respectivos autores y/o propietarios
Contactar con webmaster ---- Política de Privacidad ---- Ley Cookies