Autor Tema: Los mejores piropos  (Leído 39122 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #260 en: 09 de Enero de 2015, 19:58:52 pm »
Pues viendo a foto me dan ganas de lanzarle un piropo...pero...no lo voy a hacer.


Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43493
  • Verbum Víncet.
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #261 en: 09 de Enero de 2015, 20:02:54 pm »
Lo mismo te denuncia . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado pruden

  • Cadete
  • *
  • Mensajes: 204
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #262 en: 09 de Enero de 2015, 21:55:30 pm »
Hay piropos, graciosos, ingeniosos, elegantes, groseros..... etc, pero lo cierto es que en general estoy de acuerdo, lo que el que lo realiza considera un piropo, es una intromisión en la intimidad de quien lo recibe, los piropos para nuestros círculos.

Un saludo

Desconectado pindongo

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 10528
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #263 en: 09 de Enero de 2015, 23:03:53 pm »
Es impresión mia o hay cirugía en labios y nariz? lo del tinte del pelo es evidente.

Desconectado efemerides

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2796
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #264 en: 09 de Enero de 2015, 23:04:17 pm »
Un piropo bien dicho sin ser soez, a mí personalmente, me alegra el día e incluso hasta me hace gracia.   :elf;


Iuris praecepta haec sunt: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #265 en: 22 de Mayo de 2015, 10:36:42 am »

Desconectado efemerides

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2796
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #266 en: 23 de Mayo de 2015, 13:24:50 pm »
jajajaja  :Quemado_1


Iuris praecepta haec sunt: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #267 en: 04 de Julio de 2015, 08:23:52 am »
Así se vive un día sufriendo piropos

    Una periodista de EL MUNDO se coloca una cámara oculta y recibe insinuaciones, chascarrillos, provocaciones y miradas lascivas por las calles de Madrid y de Sevilla

Vídeo:

http://www.elmundo.es/espana/2015/07/04/5596e707268e3eba2b8b459a.html



«¡Guapa! ¿Quieres casarte conmigo? Rubiaza, quién te pillara... Esta noche te comería...». Un simple paseo puede transformarse en un angustioso trayecto. Como yo, muchas mujeres sienten la inquietud de no saber qué podrá pasar, si alguien te molestará o llegarás tranquila a tu destino. Todos hemos visto alguna vez cómo alguien arroja un piropo a una mujer, sea de un manera sutil o de una manera descarada.

Los hombres que emiten estos comentarios -o las mujeres, aunque en menor medida- ni se paran a pensar en la experiencia que viven quienes reciben dichos piropos. Lanzan sus dardos envenenados para agrandar su ego y, a nosotras, nos dejan en la indigencia vital. Sin recursos, sin saber qué hacer. Quemadas por dentro.

Escuchamos frases gritadas con tanto descaro que se nos hiela la sangre. Frases inyectadas de machismo que la sociedad española tolera en pleno siglo XXI. Soy mujer y me pregunto si debo aguantar tantas situaciones de mal gusto en mi vida diaria, sólo por ser de una manera o por vestir de otra. No soy alta, no soy modelo y no voy por la calle pidiendo guerra. Soy una mujer normal, una periodista que debería pasar desapercibida cuando pasea por la calle. Pero no es así. Los piropos me persiguen y me agreden.

Una tarde del mes de mayo caminaba despacio hacia el periódico con el cuerpo en la tierra y los pensamientos en cualquier otra parte. De repente, algo me sacó de golpe de mis pensamientos. Un grito o un bufido, podría ser cualquiera de los dos, pero que iba dirigido hacia mí. «Vaya rubia», pronunció un hombre desde la otra acera. Unas palabras sin maldad aparente pero que me hicieron sentir incómoda y me sacaran los colores delante de las personas que caminaban junto a mí.

La mayoría de las veces parece que debemos dar las gracias por recibir un comentario de este tipo, por ser algo bueno, se entiende. Las mujeres no podemos elegir si ser o no el centro de una escena en la que te conviertes en el foco de miradas u opiniones, simplemente pasa porque a alguien le apetece enviarte un halago que no has pedido. La contrariedad llega cuando los piropos suben de tono y se transforman en «te haría de todo, tienes un cuerpo...» y un largo etcétera. Palabras duras que, a veces, rozan lo pornográfico; plasman a la mujer como un jugoso trozo de carne por el que paladean los hombres que ladran esos comentarios.

Muchas de estas genialidades lingüísticas (nótese la ironía) se producen, además, cuando caminamos en solitario y estamos desprotegidas, o eso piensan ellos. Lo cierto es que, aunque esos dardos lascivos nos hagan sentirnos incómodas, son palabras y, como se suele decir, las palabras se las lleva el viento. La cosa se complica cuando la situación te acelera el cuerpo, cuando varios te paran para acribillarte con «¿cómo te llamas?», «¿dónde vives?» o «¿tienes novio?» o sientes algún agarrón del brazo para pararte cuando lo que quieres es simplemente marcharte.

Normalmente, y digo normalmente porque siempre existen casos extremos, todo se queda en una conversación de un solo emisor y sin pasarse de la raya. A veces juegan con la amabilidad para encandilar, pero nunca debemos olvidar la sutileza de la abeja antes de picar. Tras estas situaciones no existe una respuesta universal o una solución certera, lo más normal ante estos comentarios es la indiferencia. La mayoría de las mujeres actuamos así quizás por miedo a entrar en una discusión o por no dilatar la vergüenza, pero me pregunto qué pasaría si todas reaccionásemos de la manera que nadie se espera: plantando cara.

En EL MUNDO hemos querido meternos en la piel de una mujer que camina un día cualquiera por la calle, aparentemente sola, para conocer cuáles son sus experiencias. Un cámara, Giulio Piantadosi, y tres fotógrafos (Alberto Di Lolli, Javier Barbancho y Olmo Calvo), eran mis testigos de excepción. Paseamos por las ciudades de Madrid y Sevilla y pudimos cosechar una retahíla de chascarrillos, insinuaciones, provocaciones y miradas lascivas. Hubo proposiciones, hombres que me paraban, grupos de jóvenes con ganas de hablar e incluso salidas de tono. Entre ellos no existe un perfil determinado, son jóvenes, mayores, vestidos con traje o de calle, en grupo o en solitario.

Pero ha habido muchas ocasiones en las que la cámara no pilló al agresor verbal in fraganti. Una de ellas, muy violenta, fue un viernes volviendo a casa en el Cercanías. Era medianoche y el vagón iba vacío. Para entretenerme, estaba enviando mensajes de voz a mis amigas. Paró el convoy y entró un grupo de jóvenes que iban pasados de vueltas. Fue verles e intuir los problemas.

Se reinició la marcha y comenzaron a lanzar sus palabras con gritos desde lejos («¡Rubia, estás buenísima, me has enamorado, ¿puedo hacerte una pregunta? ¿Eres de aquí? Sólo quiero hacer amigas, nada más!»). Mis amigas lo estaban escuchando todo y no daban crédito. Estaban muy preocupadas por mí y no había ni un viajero al que acudir ni un vigilante en el convoy. El grupo se envalentonó y se acercó. Al final, la cosa no fue a mayores. Les contesté que me dejaran en paz y parece que logré frenarles. El mal rato aún me dura.

Las miradas descaradas son lo más incómodo. En el barrio de Legazpi (Madrid) paré a tomarme un café y, mientras dejaba pasar el tiempo, sentí los ojos de tres hombres clavándose en mí. Sus miradas iban acompañadas de risas compartidas -entre ellos- y algún que otro dedo índice señalándome. No tenía derecho a decirles nada porque no se dirigieron a mí, ni tampoco arrancarles los ojos porque mirar es gratis, pero eso no me libra del mal rato.

En Sevilla, también tuve un buen repertorio de piropos. El salero y el bello acento de los hispalenses se perdía por la alcantarilla cuando las palabras que bramaban se inspiraban en mi melena rubia, en mi cara, en mi culo, en...

En el barrio de La Macarena oí comentarios en cuanto se juntaron al menos dos hombres. Casi todos eran mayores y se apilaban en las terrazas para tomarse algo mientras charlaban. El andar de una chica por su lado era una de sus mayores distracciones. «¡Nos has alegrado el día! ¡Siéntate con nosotros!», gritaban.

También hay piropos cobardes: hablan de ti dirigiéndose a otra persona. Como disimulando. «Madre mía el calor que me acaba de entrar», voceaba un hombre de unos 50 años a su compañero de fatigas mientras yo pasaba por delante en Triana. O aquel otro que subía el volumen para gritar: «¡Ole y ole las cosas bonitas!». También es ya parte del día a día de muchas mujeres las expresiones como el «joder» bastante extendido y acompañado de un tono impertinente que a todas nos ha tocado escuchar alguna vez.

Los piropos en el coche se merecen un capítulo aparte. Gritar «vaya culo» o «estás buenísima» es la técnica perfecta para tirar la piedra y esconder la mano. Lanzan el bufido y aceleran. Siempre que no les apetezca frenar y seguirte hasta que algún coche salvador les obligue a seguir su camino.

Una de las cosas que más me molesta es que me obligan a cambiar de planes. Si para ir a mi destino tengo dos caminos posibles y uno de ellos es una calle en la que tan sólo está un grupo de hombres, escojo la otra alternativa, aunque me suponga tardar un poco más.

No siempre podemos considerar un piropo como un ataque, es más, muchos de los hombres que lanzan sus voces al aire lo hacen para halagar a las mujeres, pero dudo que antes se pregunten si esas mujeres quieren sus halagos, por muy galantes que sean para nuestros oídos.

Porque una cosa está clara: a todo el mundo le gusta gustar, sentirse bien con su físico, pero existen muchas más maneras de sentirse deseada que escuchar bramidos en las calles.

En Sevilla, después de que un hombre me parara para hacerme comentarios sobre mi físico («oye, chica, tienes cara y cuerpo de modelo»), decidí darme la vuelta mientras él me preguntaba: «¿Pero no te molesta verdad?». Por un momento debió pensar que me giraba para agradecerle todo lo que me había dicho. Más bien era para atravesarle con mi mirada encendida.

Muchos hombres se creen que por el mero hecho de lanzarte comentarios bonitos no tienes derecho a quejarte y debes sentirte agradecida. Pero lo cierto es que muchas mujeres no lo agradecemos y por el contrario, nos sentimos tremendamente incómodas.

Y éste es el gran problema.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #268 en: 31 de Julio de 2015, 08:10:23 am »
Así reaccionan los hombres cuando ven cómo piropean a sus novias por la calle


<a href="http://youtube.com/v/oWEKD493IxY" target="_blank" rel="noopener noreferrer" class="bbc_link bbc_flash_disabled new_win">http://youtube.com/v/oWEKD493IxY</a>

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #269 en: 02 de Agosto de 2016, 08:59:51 am »
La cuestión es...cual es la frontera que separa la babosería?

Piroperar es ser baboso?

Mirar es ser baboso?

Del artículo:

Los piropos a gritos en la calle no son románticos, ni bienvenidos, son acoso”.

http://vozpopuli.com/buscon/87200-campana-del-pce-leones-ser-baboso-tambien-es-acoso



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #270 en: 24 de Diciembre de 2016, 08:43:14 am »
Una joven youtuber muestra la fórmula para suprimir los piropos callejeros

<a href="http://youtube.com/v/35KqGNa1FGA" target="_blank" rel="noopener noreferrer" class="bbc_link bbc_flash_disabled new_win">http://youtube.com/v/35KqGNa1FGA</a>

Lucaspoli

  • Visitante
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #271 en: 24 de Diciembre de 2016, 14:42:32 pm »
fake


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #273 en: 06 de Octubre de 2017, 08:42:02 am »


Esta chica denuncia los piropos callejeros con un selfie
En La Jungla. Las redes sociales sirven para mucho más que para hacer el cabra detrás de un nick. También sirven para denunciar aspectos cotidianos que objetivizan a la mujer.
5 octubre, 2017 21:32

 Marc Sala @Marctonico

En inglés se pueden encontrar muchísimas palabras que en español necesitan de varias palabras o incluso frases para tener significado. Una de ellas es "catcalling" que sería algo así como tirar piropos por la calle a las chicas, pero en plan pesado. Esto es algo que sucede y molesta más de lo que la gente cree y para denunciarlo esta chica ha hecho algo muy interesante.

Noa Jansma ha creado una cuenta de Instagram que se llama dearcatcallers, que vendría a ser algo así como "queridos piroperos". En ella cuelga selfies con las personas que le tiran piropos, o incluso la siguen, a modo de denuncia. Como se puede ver en las fotos la cara de ellos y la cara de la protagonista lo dice todo.

Desde el 29 de agosto, cuando inauguró la cuenta, pretendía poner en relieve la situación que viven a diario las mujeres y que esta "inocente" acción las objetiviza. Además, parece que durante el mes de septiembre estuviese en Barcelona ya que la mayoría de los escenarios son fácilmente reconocibles para alguien de la ciudad.

Noa Jansma es holandesa y en su país, a partir de 2018 se prohibirá piropear a la gente por la calle bajo multas de hasta 190€.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #274 en: 18 de Enero de 2018, 15:18:33 pm »

Los piropos son «violencia machista» para la Junta de Andalucía


Una campaña contra el acoso sexual compara a los hombres con diversos animales como el buitre, el pulpo o el cerdo
M. MOGUER
@ManuelMoguer
SEVILLA
17/01/2018 14:22h
Actualizado:
18/01/2018 12:05h

La Junta de Andalucía quiere acabar con los buitres, los cerdos o los pulpos. Pero solo quiere eliminarlos de las calles de la comunidad. El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) han presentado este miércoles una campaña que busca acabar con el acoso callejero y que compara a los hombres que acosan con distintos tipos de bestias para poner de relieve comportamientos inaceptables hacia las mujeres.

Bajo el lema «No seas animal», la Junta de Andalucía quiere erradicar una «práctica socialmente aceptada que normaliza el papel de las mujeres como objeto sexual». Así, la campaña usa a hombres caracterizados como animales. Está el gallito, que lanza piropos de lejos; está el cerdo, que grita ordinarieces a las mujeres; aparece el buitre, que siempre está al acecho y también el hombre-pulpo (que se arrima cuando puede) y el búho (que no quita un ojo a las mujeres. Un caso famoso de terminología animal aplicada al abuso sexual es la del grupo de cinco sevillanos juzgados por violación durante las fiestas de San Fermín, a los que se conoce como «la manada».

La idea de la campaña del IAM y el IAJ es que «estos comportamientos no son propios de personas», para lo que piden ayuda «para que la fauna callejera se extinga». «El acoso callejero es una forma de violencia machista», indican desde la Junta. La idea es difundir imágenes, anuncios y acciones en las redes sociales y medios de comunicación para acabar con estas prác
El director del IAJ ha señalado que el acoso callejero es «la práctica machista y sexual más comúnmente aceptada», que favorece la situación de vulnerabilidad sexual de las mujeres. «Se trata de comentarios sexuales explícitos o implícitos que los hombres hacen cotidianamente a las mujeres en las calles, sin ver en ello violencia», y que van desde el «piropo que cosifica hasta la realización de fotos o los roces en transportes públicos».

Elena Ruiz, que dirige el IAM, ha matizado que el acoso callejero es una práctica abusiva en la que «el hombre hace uso de su conducta machista para creerse en el derecho de tratar a las mujeres como objetos sexuales, normalizando así una situación de vulnerabilidad que a veces deriva de agresiones o abusos sexuales».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #275 en: 20 de Enero de 2018, 08:11:29 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #276 en: 21 de Enero de 2018, 17:01:37 pm »
INICIATIVA DE SUSANA DÍAZ

Ussía, sobre la campaña izquierdista contra el piropo: ‘Saldremos con bozal’

La Gaceta
España   / 19 enero, 2018

Tritura a la izquierda por su campaña contra los “piropos” por “micromachistas”.


El columnista de La Razón Alfonso Ussía ha triturado a los podemitas por su campaña contra los “piropos” por “micromachistas”. La Junta de Andalucía, que preside la socialista Susana Díaz, ha asegurado que son “una forma de violencia de género”.


“Para mí que la Junta ha equivocado el piropo con la grosería y la mala educación. un “¡Tía Buena! no es un piropo. Es una vulgaridad (…) ha establecido seis tipos de piropeadores. El búho, el buitre, el cerdo, el gallito, el gorrión y el pulpo. No han reparado en el loro, en el poeta, en el sutil, en el discreto y en el jilguero. El jilguero piropea cantando. El norte es brusco en las alabanzas improvisadas, el centro es seco y el sur luminoso”, dice.

Recuerda además que en Bélgica los piropos son sancionados con multas de 50 a 1.000 euros. “Es lógico que los belgas confundan el elogio con el acoso, sobre todo si son flamencos. Un piropo en flamenco siempre suena muy mal. Los rusos son buenos piropeadores, pero su imaginación se detiene en los fenómenos naturales o paisajes preferidos. ‘Sus ojos son más verdes que el lago Baikal’. Ahí no hay acoso. Decirle a una mujer que tiene los ojos más verdes que el Monte Igueldo , carece de originalidad, pero no de buena educación”, continúa.

Y finaliza: “El feminismo radical y profesional nos está ahogando. Ya no se le puede ofrecer a una mujer la vida por un beso. Confundir piropo o ingenio con vejación, no es buen camino. En pocos años, los hombres saldremos a la calle con bozal. Tiempo al tiempo”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #277 en: 04 de Mayo de 2018, 07:35:30 am »
Se siente acosada y para el tráfico para abroncar a un taxista
En la Jungla. Un taxista 'piropeó' a una joven en mitad de la calle y ella, lejos de agachar la cabeza, se enfrentó a él exigiendo que le pidiera perdón.
3 mayo, 2018 19:39


M.C. @MartinhaCorral

El mal llamado piropo callejero tiene las horas contadas. Cada vez los hombres se cortan más y, las mujeres, toleran menos el hecho de ser juzgadas gratuitamente cuando caminan por la calle. La actitud de esta joven argentina demuestra que, lejos de bajar la cabeza, la respuesta a este tipo de acoso debe ser contundente.

Todo ocurrió en la ciudad argentina de Tucumán, cuando un taxista increpó a la joven con algunos comentarios que a ella no le gustaron en mitad de una de las avenidas principales. Ella no se quedó parada ni callada, cruzó su bicicleta delante del coche y se encaró con el hombre.

Pidiéndole su documentación y sacándole fotografías, el hombre no dudó en asegurar que ella estaba mintiendo mientras se negaba a facilitarle su número de licencia. La joven no se movió ni un ápice ante el asombro de los transeúntes: "Vos me dijiste cosas, reconocelo y me voy".

Un testigo grabó con su móvil todo el incidente y lo compartió en las redes sociales, desde donde se han viralizado las imágenes, de las que se han hecho eco distintos medios del país.
 https://www.elespanol.com/social/20180503/siente-acosada-trafico-abroncar-taxista/304470498_0.html

    Aitana lanza un mensaje a sus seguidores tras la polémica con su última foto Aitana lanza un mensaje a sus seguidores tras la polémica con su última foto JALEOS La joven cantante ha asegurado que volverá a publicar imágenes suyas en bikini después de que borrara una en la que le criticaban su peso.

"Te voy a sacar una foto y te voy a escrachar", amenazó la mujer, que solo se movió cuando el taxista admitió lo que había pasado, aunque precisando que "solo te dije tené cuidado".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #278 en: 28 de Junio de 2018, 08:30:26 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 179015
Re:Los mejores piropos
« Respuesta #279 en: 12 de Julio de 2018, 07:24:29 am »

Podemos quiere reformar el Código Penal para multar los piropos en la vía pública

    Segundo Sanz
    11/07/201812:04

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea en el Congreso de los Diputados ha registrado este miércoles una proposición de ley integral de la libertad sexual y para la erradicación de las violencias sexuales en la que plantea una reforma del Código Penal para multar a aquellas personas que profieran piropos a otras en la calle. La formación de Pablo Iglesias pretende que estos comportamientos se conviertan en un “delito leve”.

En concreto, Podemos y sus confluencias reclaman introducir un nuevo artículo en la legislación penal española, que sería el número 172 quarter con el siguiente redactado: “Será castigado con pena de multa de 3 a 9 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 50 días el que se dirija a una persona en la vía pública con proposiciones, comportamientos o presiones de carácter sexual o sexista que, sin llegar a constituir trato degradante ni atentado contra la libertad sexual, creen para la víctima una situación intimidatoria”.

La iniciativa ha sido presentada por la diputada Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso; Sofía Castañón, secretaria de Feminismos Interseccional y LGTBI de Podemos; Ángela Rodríguez (En Marea), Alicia Ramos (En Comú Podem); y Eva García (IU), junto a Patricia Faraldo, catedrática de Derecho Penal de la Universidad de La Coruña.

La introducción de la pena de multa de 3 a 9 meses por dirigir piropos en la calle es una de las principales novedades de la Ley integral de la libertad sexual y para la erradicación de las violencias sexuales. Así mismo, el texto plantea que estas actuaciones, calificadas como “violencia sexual”, también sean perseguidas en el ámbito de las redes sociales y que aquellas personas que se sientan intimidadas puedan reclamar una “reparación simbólica”.

“No seas animal”

El pasado enero, Unidos Podemos ya se mostró a favor de la campaña con el eslogan ‘No seas animal’ que lanzó la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE, para “sensibilizar” acerca de “comportamientos machistas” como silbidos, piropos o miradas a mujeres por la calle. La formación morada dijo estar de acuerdo con el Ejecutivo andaluz de Susana Díaz en calificar estas actitudes como “violencia machista”.

Para Unidos Podemos es necesario que cualquier medida que se tome en relación a este tema esté enmarcada dentro de un ámbito de trabajo que permita regular desde el piropo hasta el maltrato en el ámbito de pareja. “Nos preocupa lo descompensadas que están la prevención y detección de las violencias sexuales fuera del ámbito doméstico”, sostienen desde la coalición.

Si esta ley que preparan los morados llega a tramitarse, España se acercaría a otros países de Europa en los que ya regulan estas conductas. Así, Bélgica fue el primer país que puso coto a los piropos: desde 2014 se condena con multas entre los 50 y los 1.000 euros. Mientras, Francia lanzó en septiembre del año pasado una iniciativa legislativa para prohibir piropos y pretende, también multarlos. Por su parte, Portugal también ha legislado el “acoso callejero”, incluyendo penas de cárcel.

Eliminar la resistencia

Sobre la propuesta lanzada ayer por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, para reformar también el Código Penal e introducir el “consentimiento expreso” en los delitos sexuales, Unidos Podemos ha explicado que el consentimiento ya está contemplado, por lo que su propuesta aquí, lo novedoso, consiste en retirar la variable de la oposición de resistencia. “No se trata de firmar contratos sexuales, sino de eliminar el criterio de la resistencia activa”, ha subrayado la catedrática Faraldo.

En el caso de La Manada, los cinco condenados lo fueron por por delitos continuados de abuso sexual con prevalimiento, pero no por violación, ya que el tribunal no observó delito de agresión sexual, que implica “violencia e intimidación”.  Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, “para que haya intimidación  basta con que suponga suprimir la voluntad de resistencia de la víctima”.