Autor Tema: Ordenanzas municipales y policía administrativa  (Leído 196106 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1880 en: 20 de Febrero de 2020, 12:45:22 pm »

Adiós a las terrazas cerradas en Palma: menos clientes y más despidos


Angie Ramón | Palma | 11/02/2020
El fin de las terrazas cerradas en Palma
10-02-2020Angie Ramón
 
Ad

Palma se quedará sin terrazas cerradas a partir del 5 de marzo. Esta será la nueva realidad que tendrán que afrontar los empresarios de los 127 locales de Palma que, actualmente, cuentan con este tipo de cerramiento en zonas como la calle Blanquerna, calle Fábrica, la Plaza Mayor, calle Oms o la Plaza España. Muchos propietarios coinciden en tres problemas fundamentales que acarreará la Ordenanza municipal de ocupación de la vía pública de Cort:«menos ingresos, menos clientes y más despidos».

Antonio lleva siete años regentando un bar de la calle Blanquerna. Asegura que «casi el 100% de mis clientes son residentes, y no creo que nadie esté a favor de esta nueva normativa, porque ellos buscan terrazas cerradas, y más en los meses de invierno», añade. En su caso, ha tenido que quitar personal y prevé una reducción de sus ingresos «de entre un 30 o 40 %».



El fin de las terrazas cerradas en Palma


«Aquí solo tenemos siete mesas dentro. Las demás están fuera. Si ahora quitamos las terrazas ‘caseta’, la gente, en invierno, no querrá esperar para tener mesa en interior. Perderemos clientes». Así de contundente es Carol, responsable de un restaurante de comida rápida de la Plaza España, «afectado» por la normativa. El frío, el viento o la lluvia son los principales motivos por los que los restauradores consideran «necesarias» las ‘casetas’.

Cierres

«Me consta que hay locales que se plantean cerrar en la calle Blanquerna», lamenta Pere Crespí, que en su caso solo lleva un año y medio en esa misma zona y reestructurar su terraza con sombrillas le cuesta 5.000 euros. La Ordenanza permite mamparas, cortavientos o sombrillas no ancladas al pavimento. «Si no se anclan, habrá riesgo a que salgan volando, que ya ha pasado en otras ocasiones. Esta normativa no tiene sentido», dice Michele, que lleva 20 años con su negocio en la calle Fábrica, una de las urbes más afectadas por la normativa del Ajuntament de Palma.

El fin de las terrazas cerradas en Palma

Los bares y restaurantes consensuaron con Cort una prórroga de 18 meses para que pudieran sustituir la actual estructura. Un tiempo que «no arregla nada para nosotros», coincide la mayoría de propietarios. En el caso de un restaurante indio, el propietario, Sunny, reconoce que «la inversión será muy cara, y no sabemos qué puede pasar a partir de ahora con las terrazas, pero afectar, nos afectará». Toñita, una cliente que toma el sol con dos amigas, dice que «si no hay terrazas cerradas en invierno, no vendré». Otros, como José, un residente que paseaba por la calle, reconoce que «veo bien que las quiten. Aunque tampoco me afecta porque no voy a bares».

Como Aurora, encargada del local de la primera foto de este reportaje, muchos verán en la tesitura de quitar o dejar sus toldos tipo ‘caseta’. Un hecho, dice, «afectaría también a Cort, que no tendrá este tipo de ingreso». Desde la Asociación de Restauración de Caeb preparan un referéndum «para que el pueblo decida», según el presidente Alfonso Robledo. Y otros, como la Asociación de vecinos de Santa Pagesa, apoyan la norma y mantienen que hay «abusos» en las terrazas.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1881 en: 27 de Febrero de 2020, 06:27:28 am »

Denuncian 126 "bares falsos" en el distrito Centro

    ROBERTO BÉCARES
    Madrid
    PABLO R. ROCES
    Madrid

Miércoles, 26 febrero 2020 - 02:00

Hostelería Madrid avisa de la proliferación de negocios con licencia de barra de degustación
Interior de uno de los "bares falsos" de Centro. OLMO CALVO

«Estos negocios suponen una competencia desleal clarísima y en los últimos años han ido en aumento. Lo sorprendente es que el Ayuntamiento de Madrid no haga nada». Quien se muestra así de contundente contra los negocios con licencias de barra de degustación, principalmente pastelerías, que están actuando como bares sin serlo es Juan José Blardony, presidente de la Asociación Hostelería Madrid (antes, Asociación La Viña).

Según este colectivo, el Ayuntamiento ha concedido desde el año 2014 un total de 350 licencias de barra de degustación, principalmente en el distrito Centro, donde se acumulan 126, seguido de Salamanca (38) y Chamberí (39).

Estas licencias permiten, según el colectivo, sortear la norma del Ayuntamiento de no otorgar nuevas licencias de hostelería en las zonas de protección acústica (ZPAE), obteniendo permisos para funcionar como «falsos bares».

«Desde el año 2012 existían limitaciones por distancia para dar nuevas licencias de hostelería en las ZPAE, pero desde la reforma de la normativa en mayo de 2019 ya no se dan más licencias, por lo que proliferan la apertura de negocios con barra de degustación», precisa el presidente de Hostelería Madrid.

«Estos comercios ofrecen en sus establecimientos un servicio de comidas y bebidas, incluidas bebidas alcohólicas», denuncian desde el colectivo. Estos negocios, además, cuentan con notables ventajas frente a los de hostelería. Para empezar, su horario de apertura puede ser de 24 horas, cuando la hostelería tiene un horario concreto dependiendo de la actividad.

La segunda es que a estos locales no se les exige disponer de aseos para el público, como sí ocurre con la hostelería; y, por último, tienen condiciones «más laxas» en el ámbito de la insonorización y condiciones higiénicosanitarias.

«La proliferación de estos negocios ha ido incrementándose en los últimos años. Mientras ellos pueden abrir libremente en las ZPAE, no se pueden montar nuevos negocios de hostelería ni tampoco ampliar o reformar los ya existentes», critican desde Hostelería Madrid.

En la asociación no entienden que sigan funcionando estos establecimientos con estos términos, sobre todo teniendo en cuenta la resolución al respecto de la Dirección General de Seguridad de la Comunidad de Madrid del 12 de septiembre de 2018, que declara que la citada actividad de barra de degustación «se entiende que participa de la misma naturaleza que la dispensada en los tipos de establecimiento bar, cafetería, bar restaurante o asimilables, debiendo someterse, los establecimientos que ofrezcan dichos servicios, a la obtención de la oportuna licencia municipal de funcionamiento, o a la formalización de declaración responsable, a que se refieren los preceptos integrados en el artículo 8 y la Disposición Adicional Novena de la ley 17/1997».

Desde el Ayuntamiento recuerdan que los comercios con barra de degustación «tienen cabida en el ordenamiento jurídico, si bien es cierto que debe mejorarse su regulación con objeto de garantizar la convivencia vecinal, los nuevos requerimientos medioambientales y la libre competencia» con la hostelería.

Por ello, desde el Consistorio aseguran que están tramitando la nueva normativa en materia de licencias para «regular, armonizar y dar sentido al comercio y la hostelería». Desde el Consistorio instan a la asociación a denunciar casos concretos al Ayuntamiento, que verificará si se cumple con lo reglado.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1882 en: 29 de Mayo de 2020, 08:48:14 am »
No me cansaré de repetirlo...SOMOS UNOS GUARROS



Multas de entre 100€ y 3.000€ por tirar las mascarillas al suelo

Los ayuntamientos españoles empiezan a imponer sanciones a quienes no despositan las mascarillas en una papelera.
Cádiz, Burgos y Murcia son las primeras ciudades en establecer las multas de manera oficial.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1883 en: 06 de Julio de 2020, 12:40:31 pm »

Desalojan a 200 personas de madrugada en un bar en Moaña


La policía tuvo que intervenir ante las quejas de vecinos
05.07.2020 | 14:03 | cristina g. | O Morrazo

La Policía Local de Moaña ha tenido que desalojar esta madrugada a unas 200 personas del interior de un bar cerca de la rotonda de Lestón en A Xunqueira. La intervención, a las 05:20 horas, se produjo a causa de las quejas vecinales. En el interior había gente sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad frente al coronavirus, por lo que fue expedientado el propietario del establecimiento.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1884 en: 09 de Septiembre de 2020, 06:56:52 am »

Madrid obliga a llevar casco a los 'riders' para repartir y prohíbe aparcar bicicletas y patinetes en la acera

    PABLO R. ROCES
    @Pavlinrodriguez
    Madrid

Miércoles, 9 septiembre 2020 - 01:27

El Ayuntamiento trabaja en la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible, regulará la seguridad de los repartidores y adquirirá 426 nuevos aparcabicis para bajar estos elementos a la calzada


Casco obligatorio durante el reparto para los riders y bicicletas y patinetes fuera de las aceras. Esas son dos de las modificaciones que el Ayuntamiento de Madrid introducirá en la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible que ya ha comenzado a tramitar y para la que el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha fijado como límite temporal el primer trimestre de 2021.

Las escenas de repartidores de comida en bicicletas por las calles de la capital seguirán siendo una constante, pero ahora la normativa, a la que ha tenido acceso EL MUNDO, fijará que deben llevar un sistema de protección cuando estén prestando el servicio. En el Consistorio que dirige José Luis Martínez-Almeida apuntan que el uso del casco ayudará a «proteger su integridad física frente al tráfico» ya que consideran que «son los usuarios más expuestos» por «el uso intensivo» que hacen de las calzadas a lo largo de la jornada.

La segunda pauta que fijará la nueva ordenanza será la prohibición de que las bicicletas y patinetes puedan estar aparcados en las aceras, una escena que se repite a diario, especialmente en las calles del centro de la ciudad. Para ello, la corporación municipal ha adquirido 426 nuevos aparcabicis, que sumarán a los 1.147 existentes en Madrid, que se instalarán «preferentemente» en las calzadas.

Estos nuevos anclajes, divididos en seis lotes, permitirán aumentar un 50% los actuales llegando a 1.573 y se repartirán en 83 puntos de los 21 distritos que componen las ciudad de Madrid, siendo Barajas, Hortaleza, Ciudad Lineal y San Blas los beneficiados con el mayor número añadiendo un total de 91.

En el segundo lugar, se situarán Chamartín, Salamanca, Retiro y Arganzuela, con 83. Y, por detrás, Carabanchel, Usera y Villaverde, con 72; Moncloa Fuencarral y Latina,con 68; Puente de Vallecas, Moratalaz, Vicálvaro y Villa de Vallecas, con 62; y Centro, Tetuán y Chamberí, con 50, según detallan desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio.

Desde el departamento que dirige Borja Carabante señalan que esta nueva normativa busca «favorecer la accesibilidad universal de los ciudadanos» y «proteger a personas con movilidad reducida, con movilidad funcional, menores y personas mayores» reduciendo el número de obstáculos en las aceras y «corrigiendo las malas prácticas del uso de estos vehículos».

De este modo se prohibirá el estacionamiento de estos vehículos en el espacio peatonal salvo en aquellos anclajes específicos que se sitúen en las aceras y que serán minoritarios ya que la intención del Gobierno municipal es colocarlos en las actuales bandas de aparcamiento como parte de su estrategia de movilidad Madrid 360, presentada en los últimos días del pasado mes de septiembre de 2019.

En este punto, fuentes del Área de Medio Ambiente y Movilidad indican que la corporación municipal pretende «incentivar el uso de bicis y patinetes para reducir las emisiones y favorecer una movilidad sostenible» a través de la creación de conexiones intermodales de transporte. Es por eso que gran parte de los nuevos anclajes adquiridos por la corporación se situarán en las inmediaciones de intercambiadores de transporte público, estaciones de metro y paradas de autobús y se sumarán a la construcción de párkings disuasorios a las afueras de la capital para reducir el uso del vehículo privado entre los ciudadanos.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1885 en: 08 de Octubre de 2020, 06:31:45 am »

Los empresarios de la noche esperan instrucciones para transformarse en bares y restaurantes
Las discotecas y pubs de la Comunidad cambiarán su actividad de forma temporal por la crisis del Covid-19

Sara Medialdea


Madrid Actualizado:08/10/2020 01:05h

La necesidad obliga y, en este caso, las normas pueden favorecer la metamorfosis de unos negocios en otros. La Comunidad de Madrid está estudiando la fórmula para que los establecimientos dedicados al ocio nocturno, como discotecas, pubs o salas de fiestas, puedan tener una licencia mixta que les permita, de forma temporal, funcionar como restaurante. La medida se podría poner en marcha el 15 de octubre.

Según explicó el vicepresidente regional y portavoz del Gobierno, Ignacio Aguado, la medida la está ultimando la Consejería de Justicia, Interior y Víctimas, que dirige Enrique López. Se prevé aprobarlo en el próximo consejo de Gobierno autonómico. La idea es que se permita a las discotecas, bares de copas y salas de baile, que están cerradas desde finales de agosto porque fueron señaladas como lugares de alto riesgo de contagio de Covid-19, puedan funcionar como restaurantes.

Podrían hacerlo de manera temporal, como un intento de sortear la crisis y sólo en los casos en que los establecimientos cumplan con los requisitos necesarios para dedicarse a esta actividad. En estos casos, se les otorgará una licencia mixta, para que puedan ofrecer servicio de restauración.
«Contención del virus»

Aguado descartó totalmente la posibilidad de que vayan abriendo de nuevo los locales de ocio nocturno, como se ha planteado en Cataluña: «Lamentablemente, no estamos en fase de reapertura, sino de contención del virus». Será, en todo caso, Sanidad quien decida si reabre algún sector.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó una nueva línea de apoyo para pymes y autónomos, que dispondrá de 30 millones de euros destinados a ayudas directas para que las empresas puedan destinarlas al pago de nóminas y seguros sociales de sus empleados, a la compra de productos y servicios de protección frente al Covid-19, o al pago de los alquileres de los locales que ocupen.

La cuantía de las ayudas dependerá del número de empleados que tenga la pyme, pero podrán ir desde los 2.500 a los 12.500 euros como máximo. Se tramitarán a través de la página web de la Comunidad (www.comunidad.madrid) y podrán acogerse a ellas los empresarios con empleados y que hayan tenido que cerrar durante la alarma o hayan visto reducida su facturación en al menos el 25 por ciento en el segundo trimestre del año.

La Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno de la Comunidad, Noche Madrid, recibió las noticias como algo «positivo» y «favorable». No obstante «y teniendo en cuenta el fracaso de las sucesivas medidas habilitadas tanto por el Ayuntamiento como por la Comunidad de Madrid», preferían ser prudentes y esperar hasta conocer el detalle de los dos anuncios.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187966
Re:Ordenanzas municipales y policía administrativa
« Respuesta #1886 en: 12 de Octubre de 2020, 02:54:42 am »

PLAN PARA SIMPLIFICAR LAS ORDENANZAS MUNICIPALES


Almeida derogará normas «obsoletas» de Madrid como la de la «embriaguez y la blasfemia»


El Ayuntamiento de Madrid reducirá las 123 ordenanzas vigentes en 69 tras eliminar 40 y sustituir 21 más

Marta R. Domingo
SEGUIR
MADRID
Actualizado:12/10/2020 00:41h
GUARDAR

Hace más de 30 años que desaparecieron de las calles de Madrid aquellos hombres uniformados que recorrían cada noche los barrios con un manojo de llaves ajenas para velar por la seguridad de los vecinos y auxiliar, si llegaba el caso, a quienes no habían podido entrar en su portal. Los serenos, igual que muchas otras profesiones, quedaron absorbidas por la modernidad; sin embargo, todavía perduran en el ordenamiento jurídico de la capital. Para eliminar o actualizar este tipo de ordenanzas que imponen reglas a actividades que ya ni siquiera existen o han quedado obsoletas, el Ayuntamiento prepara una «norma escoba» que borrará y simplificará todas las ordenanzas municipales.


Los reglamentos de profesiones desfasadas como los serenos o los maleteros serán eliminados
El pasado febrero comenzó un proceso para revisar las 123 normas municipales vigentes. Como Abogado del Estado que es, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se fijó como objetivo que este mandato se ejecutase una simplificación normativa mediante la eliminación de duplicidades y contradicciones regulatorias, la refundición de textos legales, la reducción de cargas o la mejora de la regulación de los procedimientos. Como resultado de ese proceso, según ha podido saber ABC, el Consistorio prepara una ordenanza «escoba» para derogar 40 normas que ya resultan innecesarias, sustituir 21, refundir 23, modificar 12 y analizar, en la segunda fase del plan, otras 27 normas más. De esta forma, las 123 normas actuales -51 ordenanzas, 63 reglamentos y 9 reglamentos orgánicos- quedarían reducidas a 69 -36 ordenanzas, 25 reglamentos y 8 reglamentos orgánicos-, según los datos a los que ha tenido acceso ABC, lo que simplificaría casi a la mitad el ordenamiento.

Entre las normas que se tendrán que derogar constan incluso ordenanzas preconstitucionales que han caído en desuso, como la Ordenanza Municipal de Policía Urbana y Gobierno de la Villa, de 16 de julio de 1948, que aún regula asuntos tan curiosos como «la embriaguez y la blasfemia». «Todo individuo que fuere hallado en la calle o en cualquier lugar público en estado de embriaguez, llamando la atención, entorpeciendo el tránsito o produciendo escándalo, será multado y conducido a su domicilio o establecimiento que haga sus veces, si no lo tuviera o no se pudiera averiguar», reza el artículo 58. Sobre el blasfemo, advierte el enunciado siguiente, «será sancionado con multa o, en su caso, denunciado al Juzgado».


Desde Carlos III
La profesión de sereno, que se remonta a la época de Carlos III, desapareció oficialmente en 1986, cuando muchos de estos empleados se integraron en la plantilla del Ayuntamiento de Madrid. Sin embargo, este Cuerpo todavía, y hasta que se anule la ordenanza, tiene capacidad para «imponer multas, que habrán de hacerse efectivas en papel oficial, de 5 pesetas por primera vez y de 10 en caso de reincidencia, a los que produzcan ruidos y escándalos en la vía pública durante las horas que preste servicio». Según indica la normativa, además de abrir y cerrar casas de los vecinos que les confiasen las llaves de sus hogares, estos empleados municipales eran la autoridad en horario nocturno. Una de sus misiones era «dar cuenta» de los «ruidos o escándalos que trasciendan del interior de los edificios, para que sean sancionados quienes los produzcan», problemas de convivencia vecinal que ahora se solucionan con una llamada al 092.

El Ayuntamiento revisará en una segunda fase 637 decretos de alcaldes y ediles de «dudosa» vigencia
En las estaciones de autobús o de trenes también era muy característico ver durante los años 50 del siglo pasado a los «maleteros», que aguardaban a los viajeros para portar su equipaje hasta su destino u otro medio de transporte. Para regular este oficio, ya que quienes lo ejercían carecían de cualquier tipo de contrato con sus clientes, el Ayuntamiento de Madrid trató de acotarlo. «Sólo podrán dedicarse a la prestación de este servicio los que se hallen matriculados en las oficinas municipales, previo pago de los derechos que procedan por la expedición de licencia, cuyo número deberán ostentar en una chapa de metal colocada en la solapa», indica todavía el Capítulo IX de la ordenanza.


Dos hombres en la antigua estación del Norte manejan una vagoneta eléctrica para el transporte de maletas en 1935
Dos hombres en la antigua estación del Norte manejan una vagoneta eléctrica para el transporte de maletas en 1935 - EFE
De la época en la que aún se viajaba en carruaje de caballos por la capital apenas quedan como vestigio de que existieron los amplios portales que conservan algunas viviendas señoriales del centro de Madrid y la norma que todavía lo regula. Al igual que ocurre ahora con las nuevas formas de moverse, como los patinetes eléctricos o las bicis, el Consistorio se vio obligado a ordenar el tráfico para respetar el espacio de los peatones. «Las que marchen por la vía pública habrán de ser conducidas al paso por sus dueños, y si llevaran carga, deberán ir por las calles laterales y nunca por los paseos», consta en el artículo 67. Esta norma también vela por el bienestar de los animales que portan los coches. «Los locales destinados a cuadras no podrán establecerse en sótanos ni sitios húmedos o que carezcan de patios o espacios descubiertos que proporcionen a las caballerías la suficiente luz y ventilación permanente por medio de ventanales o barbacanas», figura en sucesivos artículos, en los que también se explica que los carros abandonados serán subastados si no se recogen en un plazo de 15 días.

Al margen de las normativas arcaicas, el Consistorio también derogará reglamentos de funcionamiento que ya no se aplican o que pertenecen a instituciones que ya ni existen, como el de la Academia de Policía Municipal de 22 de mayo de 2002 o normas de movilidad como la Ordenanza Reguladora de la Placa Identificativa de Ciclomotores de 28 de enero de 1994.


Tras la revisión del ordenamiento jurídico, el Ayuntamiento prevé analizar también 637 disposiciones de «dudosa vigencia» como acuerdos de Junta de Gobierno, decretos del alcalde o concejales, instrucciones y acuerdos plenarios que afectan a materias muy variadas como contratación, subvenciones, tramitación urbanística o gestión de personal. «Tras el análisis de su vigencia, en los casos en los que resulte necesario, se propondrá su derogación expresa», explicaron fuentes municipales. Con ese afán de simplificar los procesos de elaboración de las próximas normas que se aprueben, el Ayuntamiento ha elaborado una guía para facilitar el estudio de los impactos de cada iniciativa y se han dictado unas directrices para mejorar su sencillez y precisión, con un lenguaje «más claro y comprensible».

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento
El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento - EFE
Las claves
-De 123 a 69 normas: Frente a las actuales 123 normas (51 ordenanzas, 63 reglamentos y 9 reglamentos orgánicos), la simplificación daría como resultado un ordenamiento jurídico municipal integrado por un total de 69 normas (36 ordenanzas, 25 reglamentos y 8 reglamentos orgánicos).

-Ordenaza «escoba»: Se va a elaborar una ordenanza derogatoria, que deje sin efecto 40 normas señaladas en el informe de revisión. Así, a través de una única norma quedarían sin efecto todas las ordenanzas y reglamentos identificados como obsoletos o innecesarios.

-Eliminación de 40: Las normas a derogar son muy variadas, incluso ordenanzas preconstitucionales que han caído en desuso, como la de Policía Urbana y Gobierno de la Villa, de 16 de julio de 1948, que regula la embriaguez y la blasfemia, serenos, caballerías y maleteros.

-Lenguaje claro: Se ha aprobado una guía metodológica que facilita el estudio del impacto de cada normativa. Además, se dieron unas directrices para «generar homogeneidad y mayor calidad técnica en la producción normativa» para mejorar su sencillez y precisión.