Autor Tema: EL BOTELLÓN  (Leído 311509 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2960 en: 30 de Agosto de 2020, 16:51:21 pm »
El botellón es un negocio en cadena, negocio para los chinos que venden bebidas alcohólicas a menores y fuera de horario, negocio para los policías que van a hacer palotes por horas, negocio para la escala técnica que vende esos palotes al político de turno, negocio para el político que le vende esa buena gestión al periodista de su línea editorial  con el objeto de asegurar sus votos, negocio para los periodistas que son correa de transmisión de una línea editorial que vende las bondades de la gestión de un político a cambio de buenos ingresos en publicidad. . . y vuelta a empezar, el ciudadano observa con sorpresa como el fenómeno del botellón no se termina nunca, en el mejor de los casos se traslada de sitio a otro donde se generen menos molestias, de manera que, estando así las cosas . . . de verdad le importa a cualquier eslabón de la cadena que se cobren o no se cobren las denuncias? . . . ese punto en concreto, está fuera del negocio del botellón porque el dinero público no es de nadie. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

Más claro.imposible...


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2962 en: 07 de Septiembre de 2020, 06:30:01 am »
No hay efectivos suficientes para vigilar los 3000 parques de MADRID capital.



Botellón a pesar de todo
Pese a la advertencia de las autoridades por la covid-19, las reuniones de gente bebiendo en la calle siguen celebrándose por todo Madrid


Pablo, Gustavo, Hugo y Dani, sentados en el parque de las Vistillas, la noche del viernes. en Madrid.DAVID EXPOSITO

Juan Diego Quesada
|Ignacio Gallello y Nicholas Dale
Madrid - 06 sep 2020 - 08:46 CEST

El parque está oscuro. Solos los susurros y algunas carcajadas que se quedan flotando en el aire delatan la presencia de otros humanos. De repente, cuatro siluetas se iluminan alrededor de la llama de un mechero. A la vista quedan cuatro adolescentes fumando y bebiendo cerveza. Les brillan los ojos.

—Lo que estamos haciendo está mal, de acuerdo—, reconoce Gustavo, de 19 años.

Los otros tres asienten. Son de ciudades del sur de Madrid, pero eligen el parque de las Vistillas como un lugar de reunión neutro, donde ninguno de ellos se libra de coger el tren.

Llevan la mascarilla bajada, el humo de los cigarros les envuelve en una neblina y si es necesario tocarse se tocan, sin miedo. Para darse una colleja, por ejemplo. Los cuatro se conocen y están seguros de que ninguno de ellos sufre covid-19. Sienten una punzada de culpa cuando se les dice que están haciendo botellón, con el riesgo que eso conlleva, en medio de una segunda ola de contagios en España, claro, no nacieron ayer, saben que como concepto eso está mal.

Pero...

—¿Qué diferencia hay con los que están en una terraza? Ellos están ahí apiñados, hombro con hombro con otros clientes, y la poli no les dice nada. A nosotros vienen y nos dan el palo. ¿Eso tiene algún sentido? Nosotros estamos aquí, en medio de la nada, lejísimos de otra gente—, continúa Gustavo.

—Puro negocio, o gastas la pasta que no tienes en un bar o te clavan multa —se suma al debate Pablo, de 18—. Es absurdo.

En ese momento, una joven del barrio que pasea a su perro cruza por delante de los chavales. Algo ha tenido que oír porque salta de lleno al meollo de la cuestión: “Dejáis esto muy sucio y hacéis ruido”.

Ellos se defienden de buenas formas. Alegan que vienen con una bolsa de plástico y guardan toda la basura ahí. Antes de irse aseguran que la tiran a un contenedor. Es más, hace un rato había aquí un quinto amigo y se llevó una buena colleja cuando regó el suelo con un vaso grande de tinto de verano. La paseadora de perros ve un envase vacío y lo señala: “¿Es vuestro?”. “Sí, sí, tiene razón. Ahora nos lo llevamos”. Entonces vuelven al sí pero, al condicional, e insisten en que no se ponen más en peligro que la gente que está en bares o en lugares cerrados donde tarde o temprano se quitan la mascarilla. Entonces la mujer cae en sus redes: “La verdad es que visto así sí, tenéis razón”.

Durante la pandemia no cumplían a rajatabla el encierro. Pablo, de 18 años, hijo de un empresario camionero, dice que bajaba a tirar la basura, a echarse un piti y, todo hay que decirlo, a echarse una cervecita con la Noe, una vecina que le imprimía los apuntes del instituto. Su padre, cuando lo veía irse furtivo, le decía: cuidado, hijo. Y él contestaba, tranqui. Después se compró una impresora y dejó de ver a Noe. Eso sí, aprobó el curso, en parte gracias a ella.

—Yo no, yo he repetido —, interviene Hugo, de 16.

—¿Qué suspendiste?

—Mates y lengua. Mi madre no ha querido comprarme una moto, así que me he tirado todo el verano de albañil. Me la pago yo.

—¿Y ya tienes el dinero para la moto?

—Sí, y la tengo seleccionada y hablada con el hombre.

—¿El del concesionario?

—Qué va, eso es mucho lujo para mí. La tengo hablada con un vendedor de Wallapop. Pero no puedo pillármela hasta que no me saque el carné.

Sus colegas se ríen de que haya empezado la casa por el tejado. También porque es delgado y con una actitud muy pasota, muy poquita cosa. Les hace gracia imaginárselo haciendo mezcla en una obra un 16 de agosto a las cuatro de la tarde.

Las autoridades han advertido de que los jóvenes que celebran reuniones sociales podrían ser un vehículo de contagio importante en esta segunda ola de positivos por coronavirus que está sufriendo el país, y en especial Madrid. A 30 de agosto, la incidencia acumulada de casos de covid-19 notificados en la región en las últimas tres semanas era de 15.978 casos. Ese mismo dato en la franja de edad de 15 a 29 años son 3.502, el 21,9% del total. Para tratar de minimizar estas cifras, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha decretado que a partir del lunes las reuniones no podrán congregar a más de 10 personas. Eso pone en un brete a las reuniones de jóvenes, cuyos círculos suelen ser más amplios.

La policía velará por su cumplimiento. En las inmediaciones del parque del Oeste hay apostado un coche patrulla con las luces encendidas. No se oye un alma. Sin embargo, conforme se avanza por el paseo Moret y la policía queda atrás, empieza a escucharse cada vez más bullicio. En las laderas del parque se agolpan grupos de jóvenes y familias que beben, cenan, echan una partida a un juego de mesa y pasan la noche. Una postal más propia de los veranos de la antigua normalidad que la de una pandemia.

Allí hay un grupo de adolescentes tardíos con las hormonas a flor de piel. A su lado, junto a un pino mediterráneo, una bolsa con alcohol, hielos y mezcla.

—¡Que vuelvan a abrir las discotecas!

—¡Eso!

Son las once de la noche y tienen todos entre 19 y 23 años. El lunes sobrará uno. Visten elegantes, con polo, pantalones cortos, náuticos. Todos estudian derecho menos una de ellas, Arancha, que hace farmacia. ¿Y la covid qué, no os preocupa? “A mí me da igual, yo tengo anticuerpos”.

—Pero los anticuerpos no duran para siempre.

Arancha, con los brazos cruzados, sale en defensa cerrada de su amigo: “Bueno, eso no se sabe aún”. Van de intrépidos, aunque aseguran que toman todas las precauciones. “Yo en casa no como ni con mis padres”, cuenta un chaval rubio, Marcos. “Cada uno tiene que ser consciente y responsable”, añade. Como contrapunto a esta declaración, comentan que ahora irán a un piso en Sol a seguir bebiendo. “Allí seremos unos 20”, comenta uno.

Otros han empezado más temprano el botellón. En julio de 2020 la policía municipal impuso un total de 5.365 sanciones por beber en la vía pública, un 232% más que el año anterior. Pero esto no disuade a este grupo de jóvenes que se acomoda en unas escaleras del parque del Cerro del Tío Pío, en Vallecas. Ante ellos, el horizonte madrileño. Un lujo a cero euros. Es todavía temprano, apenas pasadas las 20.00 y los seis que conforman el grupo se sirven cada uno un mini de tinto de verano. La mascarilla se la quitaron en cuanto se sentaron y las cajetillas de cigarrillo salieron de sus bolsillos. Están en el salón de su casa. María, de 17 años, comenta que este es un plan habitual para su grupo de amigos. “Venimos bastante seguido, varias veces a la semana. Pero no solemos quedarnos hasta después de las doce, tenemos que volver a casa”.

-¿Y la policía no molesta?

—Pasan en el coche y van lento cuando nos ven, pero no nos dicen nada.


Hay suficiente distancia entre grupo y grupo. Eddie ha venido esta noche por primera vez. Ha estado con dos parejas y un par de niños sentados en la colina desde la tarde, con envases de comida, unos litros de cerveza y una cachimba grande para compartir entre los adultos. “No nos preocupa el virus acá. Este es un espacio abierto, con brisa, y además acá todos somos familia”, cuenta Eddie. Pero ya son las diez de la noche, la hora fijada para el cierre de los parques por el Ayuntamiento de Madrid. “¿Cierran?”, pregunta Eddie incrédulo. “A mí me dijeron que acá nunca hay problema.”, mira a su amigo, que fue quién recomendó el lugar, se ríe y luego cambian la canción de reguetón que suena en el altavoz.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2963 en: 14 de Septiembre de 2020, 06:25:02 am »

Durante el fin de semana
La Policía se emplea a fondo en Sevilla y desaloja botellones y fiestas ilegales

Los dispositivos conjuntos del cuerpo municipal y el Nacional han dispersado reuniones alcohólicas en las que se habían congregado entre 300 y 500 personas en varios puntos de la capital andaluza.

La Información13.09.2020 - 09:20h

EMERGENCIAS SEVILLA

Un operativo conjunto de Policía Local y Policía Nacional ha desalojado esta madrugada a unas 300 personas que se concentraban en el entorno del Mercado de Las Candelarias, consumían bebidas en la vía pública e incumplían las medidas de seguridad decretadas para frenar el coronavirus, según informa Emergencias Sevilla en sus redes sociales.

Por otra parte, la Policía Local ha desalojado y precintado un bar en la zona de Nervión donde celebraban un cumpleaños, incumpliendo las medidas relacionadas con la Covid-19, y además, "no presentó licencia de apertura".

No ha sido la única concentración disuelta este fin de semana en Sevilla. En la mádrugada del sábado, la Policía Local impidió varios intentos de botellones, la primera de ellas, en los aparcamientos de Palmas Altas, donde se dieron cita unos 500, convocados a través de redes sociales. La actuación policial también impidió concentraciones en Bermejales y Heliópolis, dónde se formularon 203 denuncias por esos motivos y por no llevar mascarillas.

Los agentes también intervinieron esa noche en la calle Radio Sevilla, Parquede Miraflores y Alameda de Hércules. Además, fueron desalojadas unas 200 personas que se congregaban en la explanada de Alfredo Kraus, junto al Metro.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2964 en: 18 de Septiembre de 2020, 08:42:44 am »

Detenidos seis jóvenes que hacían botellón en el cementerio de La Almudena de Madrid
Uno de ellos dio un puñetazo a uno de los agentes que acudió a identificarlos y poner fin a la fiesta


Luis de Vega
Madrid - 17 sep 2020 - 14:42 CEST

La calma y el sosiego del cementerio de La Almudena de Madrid ha saltado por los aires esta madrugada. Un grupo de jóvenes celebraba un botellón a las puertas del camposanto, en la avenida de Daroca, cuando la Policía Nacional fue alertada. Los agentes se presentaron en el lugar de los hechos a las seis de la mañana con la intención de poner fin al sarao e identificar a los participantes.

Lejos de colaborar, seis de ellos presentaron una actitud agresiva. Uno de los agentes recibió un puñetazo junto al ojo izquierdo que requirió de su traslado a un centro sanitario, donde le han dado varios puntos de sutura en la ceja, según las fuentes policiales. ¿Resultado? Seis jóvenes detenidos. Son tres hombres y tres mujeres de entre 18 y 31 años. Se encuentran en las dependencias de la comisaría del distrito de Ciudad Lineal.

La fiesta se celebraba, según fuentes policiales, sin que se respetaran las restricciones que han impuesto las autoridades por el aumento de los brotes de coronavirus. Ni se estaba usando la mascarilla ni se guardaba la distancia de seguridad.

Desde el pasado 1 de septiembre los más de 3.800 parques y zonas verdes de la ciudad cierran entre las diez de la noche y las seis de la mañana. El objetivo del Gobierno municipal es básicamente hacer frente a la celebración de botellones. Se trata en la mayoría de los casos de pequeñas concentraciones de personas, según la portavoz del Ejecutivo, Inmaculada Sanz. Pero el fin del estado de alarma y las vacaciones de verano vinieron acompañadas de un importante aumento en las denuncias.

Durante la cuarentena estas llegaron a bajar un 88% con respecto al año pasado. Pero tras el fin del confinamiento se multiplicaron. La Policía Municipal interpuso en julio un 71% más denuncias por botellones que en ese mismo mes de 2019. El miércoles, un joven murió en La Moraleja cuando participaba en un botellón. Estaba sentado en el capó de un coche y una chica lo arrancó y lo arrolló. Está detenida por homicidio imprudente.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2965 en: 18 de Septiembre de 2020, 16:43:46 pm »

Policía Nacional y Local se unen en Coslada para controlar botellones, aglomeraciones y uso de mascarillas


EFE
18/09/2020 12:30 | Actualizado 18/09/2020 13:11
A lo largo de todo este verano, y en el marco de la situación que se vive desde marzo a causa de la crisis sanitaria global, la Policía Local de Coslada ha desarrollado un dispositivo específico centrado en el cumplimiento de las normas fijadas por las autoridades competentes.


Una de las mayores preocupaciones, debido a que supone la conculcación de algunas de las medidas destinadas a prevenir la propagación del covid-19, es la práctica de botellones que protagonizan algunos jóvenes en determinadas zonas de la ciudad, en particular, los fines de semana.

El objetivo
De este modo, tras las semanas estivales de intenso trabajo por parte de los agentes de la Policía Local con un dispositivo de control propio, desde este fin de semana, también se suma la Policía Nacional. La actuación de ambos cuerpos centrará su atención, además de en el control de botellones, en el uso de mascarillas y la aglomeración de personas.

El objetivo, tal y como describe el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, es "prevenir la comisión de nuevas infracciones y, en su caso, denunciar a los responsables".

El operativo consistirá en el control y chequeo de vehículos y personas sospechosas en determinadas zonas del término municipal. Esto no significa que, aunque el dispositivo conjunto preste especial atención a puntos como el Recinto Ferial, el Parque Salvador Allende o la calle Constantino Cueva, se dejen de lado otros lugares de Coslada susceptibles de reuniones de este tipo.

Atención especial con los jóvenes
En el mismo participarán un total de cuatro dotaciones de ambos cuerpos, apoyados por el personal que desarrolle su labor desde las respectivas de dependencias policiales y en coordinación con los servicios de emergencias.

"El principal fin de este dispositivo es preventivo para que, esa parte de la juventud de Coslada que se salta esta norma, también sea consciente de la situación por la que atraviesa la Comunidad de Madrid. No cumplir con las normas en materia de distanciamiento, salud, higiene, etc., significa convertirse en un potencial contagiado y, lo que es más grave, contagiador dentro y fuera de su propia familia y círculo de amistades", ha añadido Ángel Viveros.

Por ello, el Ayuntamiento ha apelado "a la responsabilidad de la que siempre ha hecho gala la ciudadanía cosladeña". No obstante lo anterior, recuerdan que hacer botellón en la vía pública en una situación sanitaria lleva acarreado una multa de 600 euros.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2966 en: 21 de Septiembre de 2020, 19:14:57 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:EL BOTELLÓN
« Respuesta #2967 en: 11 de Octubre de 2020, 17:45:09 pm »
Cientos de llamadas por botellones y fiestas en Granada.....hacia la inmunidad de rebaño

https://youtu.be/SxRQkbKOF0E