Autor Tema: Del cultivo y consumo de drogas  (Leído 45153 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44673
  • Verbum Víncet.
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #280 en: 13 de Enero de 2017, 14:30:02 pm »
Es de suponer que sí lo harían.

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #281 en: 16 de Enero de 2017, 06:47:59 am »
Colau indultó a más de cien clubs cannábicos

Barcelona acogerá la convención internacional por la legalización del cannabis

La Gaceta
Domingo, 15. Enero 2017 -

Barcelona acogerá del 6 al 12 de marzo próximos una convención del The Arcview Group, un foro del lobby a favor de la legalización del cannabis, que quiere unir inversores con proyectos de la industria legal de esta droga, en el que prevén la participación de más de 200 inversores de todo el mundo.

Se tratará de la primera vez que este lobby de empresas del cannabis legal celebra una de sus convenciones fuera de EEUU. Según han anunciado los organizadores de la convención, la reciente legalización tanto medicinal como recreativa para adultos del cannabis en California acabará de afianzar la industria legal de esta droga como la industria con mayor crecimiento y potencial del mundo.

Los organizadores del evento, que se celebrará en el Centro de convenciones del Hotel Gran Marina del World Trade Center de Barcelona, han recordado que el cannabis medicinal ya es legal en países como Uruguay, Colombia, Canadá e Israel.

En la convención The Arcview Group de Barcelona se presentarán un mínimo de 20 proyectos procedentes de Europa y América, con lo que, según los organizadores, se transformará en la primera convención internacional del sector y convertirá a Barcelona en "la capital económica mundial de la industria del cannabis".

Los organizadores de la convención han asegurado que se tratará "de una oportunidad única para que los inversores europeos puedan invertir en lo que muchos han bautizado como la 'Nueva Industria', que tendrá la misma importancia y potencial que las '.com' de finales de los 90, de las que nacieron empresas como Amazon o Google".

Hasta ahora se celebran convenciones de The Arcview Group prácticamente cada dos meses y medio en las distintas ciudades norteamericanas donde se ha legalizado el cannabis.

En el último año han estado presentes en Las Vegas, Los Ángeles, San Francisco, Washington y Denver, y las convenciones se realizan en periodos de 2 o 3 días, en los que se presentan nuevos proyectos a los grupos de inversores, se estrechan relaciones entre inversores y emprendedores, y se recaudan fondos para poder cambiar las leyes federales.

Según este lobby, a día de hoy son ya más de 600 miembros inversores, 135 compañías fundadas, más de 91 millones de dólares invertidos y 2,4 millones de dólares recaudados para la legalización del cannabis en Estados Unidos.

"De ser legalizada completamente, ésta podría ser una industria de muchos millones de dólares. Es como con la fiebre del oro: es un gran momento para vender picos y palas", según Troy Dayton, miembro de The Arcview Group.

Cabe señalar que el pleno del Ayuntamiento de Barcelona, que preside la podemita Ada Colau, indultó más de cien clubs de cannabis -algunos dedicados al contrabando- y aprobó el pasado mes de mayo una ordenanza para regular el funcionamiento de los clubs de fumadores de cannabis en la ciudad.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #282 en: 20 de Febrero de 2017, 08:29:18 am »
"El cannabis me ha cambiado la vida, he pasado de tomar 15 pastillas diarias a siete"

Mercedes de la Mata, con dolores crónicos tras una operación fallida, ha encontrado en la marihuana con fines terapéuticos una solución que ha normalizado su vida

Ciudadanos registrará este lunes una proposición no de ley para que se regularice el uso de los derivados del cannabis con fines medicinales

Los efectos terapéuticos se describen como antiinflamatorios, antidepresivos o analgésicos. Lo utilizan miles de personas en España pese a que comprarlo es ilegal
Daniel Sánchez Caballero
19/02/2017 - 19:02h

"Ya solo ir allí es un regalo, un paso muy grande. Vamos a ser muchos los beneficiados". A Mercedes de la Mata se le quiebra un poco la voz pensando en el lunes. Esta mujer, con un 71% de discapacidad permanente a los 46 años, acudirá este 20 de febrero al Congreso de los Diputados a un acto que miles de personas llevan años esperando: el primer paso hacia la legalización del cannabis con fines medicinales.

Este lunes Ciudadanos tiene previsto registrar en el Congreso una proposición no de ley para regularizar el uso de los derivados del cannabis con fines terapéuticos. Es solo un primer paso, ni siquiera está claro que vaya a tener recorrido y aún en el caso de que lo tenga el camino por delante es largo. Pero para los, según se calcula, miles de pacientes que recurren a esta planta como casi la única solución para aliviar sus síntomas y dolores, la jornada es "histórica". Hace unos días, un diputado cántabro del PP enfermo de cáncer apoyó la causa e hizo pública su condición de consumidor terapéutico.

Pese a que el cannabis es, según algunos investigadores, el más potente antiinflamatorio que existe, pese a tener efectos antidepresivos, analgésicos, ansiolíticos, antivomitivos y que ayude a proteger el sistema nervioso, comprar marihuana o alguno de sus derivados es ilegal en España. Lo consumen enfermos de cáncer, esclerosis múltiple, Alzheimer, Parkinson o fribromialgia, entre otros. Pero lo hacen a escondidas.

En España consumir marihuana en casa está permitido, pero no se puede comprar ni transportar por la vía pública. Siempre hubo un vacío legal respecto al autocultivo, que la Ley Mordaza endureció. La norma prevé multas de hasta 30.000 euros para quien tenga plantas de marihuana en zonas de casa "visibles al público".
"Me ha cambiado la vida"

Para Mercedes, con importantes dolores crónicos tras una operación fallida en la columna, el uso del cannabis es una opción. "No es la panacea, pero desde que lo consumo me ha cambiado la vida", explica. Una consecuencia muy evidente de lo que dice: "Tomaba entre 15 y 16 pastillas diarias y ahora he bajado a siete gracias a este tratamiento".

Su caso, como el de muchos pacientes que se han juntado en torno a la asociación Dos Emociones, ha sido estudiado por doctores, que le recomendaron qué tomar y cuánto.

El problema que se encuentra es que, como no es legal, para conseguir el cannabis tiene que desplazarse desde Villalba (Madrid), donde reside, hasta una asociación de consumidores en otro municipio para conseguir la marihuana que luego vaporiza. "Pasas los nervios de echarte a la carretera, retirarla y volver a casa con diez gramos de marihuana" (su consumo semanal), explica. "Te puede parar la Guardia Civil y si me hacen pruebas daría positivo en opiáceos y en cannabis, aunque tenga un certificado médico que de alguna manera valida el tratamiento", cuenta.

También para Pilar Grande la marihuana es vida. Enferma de Parkinson desde hace un par de años, diagnosticada el pasado septiembre, Grande pasó un tiempo siguiendo el tratamiento ordinario que le aconsejaron los médicos. Pero tenían muchos efectos secundarios. Hasta que empezó con el cannabis medicinal.

Me abre un periodo del día en el que estoy mucho mejor, algo muy importante en enfermedades invalidantes. Hablamos de medio día en el que yo me siento bien. Me quita las náuseas de los otros medicamentos, he recuperado parte del peso que había perdido, el apetito y sobre todo me calma los temblores", expone.

Y como para Mercedes, para Pilar conseguir su aceite es una odisea. Primero acudió a una asociación en Madrid que la policía intervino. Se tuvo que buscar otra, esta vez en Cataluña. Volvió a pasar lo mismo. Ahora ha encontrado una tercera vía de la que prefiere no hablar por si acaso. "Te sientes muy vulnerable. Si estás utilizando cannabis y te vas de viaje, se te acaba o rompe el bote de aceite no puedes acudir a una farmacia a comprar", se lamenta. "Y cuando no lo tienes a mano es una faena, genera mucha ansiedad no tener", cuenta.
Cada enfermo es un mundo

Cada paciente es un mundo y el tratamiento no es fácil. Entre los 60 cannabinoides que tiene el cannabis, el CBD (cannabidiol) y el THC (tetrahidrocannabinol) son los principales responsables de los efectos terapéuticos de la yerba. Y cada enfermo necesita la dosis apropiada de uno u otro en sus preparados o una variedad específica de marihuana, para lo cual haría falta primero un médico que estudiase cada caso y luego que hubiera un mercado al que acudir. Actualmente existe un medicamento legal basado en el cannabis, el Sativex, pero cuesta 510 euros cada dos semanas y tiene una composición muy específica que a la mayoría de los pacientes no les sirve.

Esta inseguridad es uno de los principales problemas que afrontan los consumidores de cannabis con fines terapéuticos, según denuncia Manuel Guzmán, catedrático en Biología y Bioquímica Molecular en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Observatorio Español del Cannabis Medicinal (OECM), la asociación que ha impulsado esta PNL que ahora Ciudadanos lleva al Congreso. "Es como si te estás tomando un paracetamol de 1 gramo o de 500 miligramos", ilustra.

Faltan unos cuantos meses de trámites parlamentarios para saber si se acaba con esta incertidumbre. Carlota Pérez, presidenta del OECM y creadora de la asociación Dos Emociones, una de las personas que más ha hecho por que el cannabis llegue al Congreso, tiene esperanzas en que la PNL salga adelante. Ella se ha reunido con los partidos y, aunque no hay posturas oficiales más allá de que en Podemos lo llevaban en el programa electoral, cree que lo harán. "Debe ocurrir", afirma categórica.

Y señala la gran contradicción española. "Estamos asesorando a muchos países, tenemos la mejor sociedad del mundo en investigación de cannabinoides junto a Canadá e Israel y estamos así", dice en relación a la situación legal.

Pase lo que pase en el Congreso, Pérez tiene una cosa clara: "Yo voy a seguir consumiendo. Me habría ahorrado diez operaciones de espalda si hubiera sido legal. Con el cannabis puedo trabajar, soy útil para la sociedad y además estoy feliz". Lo mismo le ocurre a Mercedes. "Existiendo estos tratamientos no entiendo que ni den la opción de elegir y que cada uno haga lo que considere oportuno. Además, a los médicos les parece bien, lo que no les gusta es que se tomen tantas pastillas", cierra.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #283 en: 21 de Febrero de 2017, 07:31:02 am »
Ciudadanos pide legalizar el cultivo, la venta y el consumo médico de la marihuana

El partido de Rivera presenta una proposición en el Congreso para regularizar el uso del cannabis porque el uso terapéutico del cannabis "es una realidad que no podemos obviar".

Joaquín Vera @jjoaquinvera
20.02.2017 20:45 h.

El cannabis como única vía para mitigar los signos y síntomas que produce su enfermedad. Esta es la única solución que encuentran multitud de pacientes -aconsejados por profesionales médicos- para aliviar el dolor que les produce sus males. También para contrarrestar los efectos adversos que les producen otras medicaciones, además de sobredosis y adicciones. Esto, para Ciudadanos es "una realidad que no podemos obviar". Por ello, Albert Rivera instará a Mariano Rajoy a regular el consumo, cultivo y venta de la marihuana con fines terapéuticos en esta legislatura.

El Grupo Parlamentario naranja ha presentado una proposición no de ley en la que pide llevar a cabo las modificaciones legales oportunas con el fin de "regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y derivados de éste bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que haya demostrado eficacia o el facultativo lo considere indicado".

No sólo eso. Ciudadanos también defenderá en el Congreso de los Diputados que se regule el cultivo "controlado" del cannabis siempre que su posterior utilización sea medicinal "con los niveles de calidad, trazabilidad y seguridad necesaria". Además, el partido de Rivera también quiere que se establezcan "puntos de venta controlados": "así como delimitar las redes logísticas, con la seguridad necesaria, para evitar un uso fraudulento o ilegal del cannabis medicinal.

En el texto que el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Paco Igea, ha presentado se explica que desde un punto de vista terapéutico, el cannabis ha sido empleado en medicina desde la antigüedad, "siendo retirado de las opciones farmacéuticas a mediados del Siglo XX debido a una incorrecta aplicación del sistema internacional de fiscalización de drogas".
LOS ANTECEDENTES

Países Bajos fue el primer país del mundo en iniciar, en 2003, un programa de cannabis medicinal. Los enfermos holandeses susceptibles de beneficiarse del uso del cannabis medicinal tienen a su disposición, en las farmacias holandesas, diferentes variedades de cannabis. A Países Bajos le han seguido diferentes Estados la de Unión Europea como Alemania, Italia o República Checa. Fuera de la UE, Canadá, Israel, Uruguay, Australia, Nueva Zelanda, Colombia, Finlandia y Chile siguen esa senda.

Ciudadanos reconoce que el uso terapéutico del cannabis "es un objeto de gran polémica", pero, -añade-, "sobre todo para los que no saben distinguir entre los usos médicos autorizados por la norma internacional y los recreativos prohibidos". "Somos conscientes de ello", aseguran en su texto.

Entre los argumentos que ofrece la formación que cuenta con 32 diputados en el Congreso, se recoge que hay profesionales y asociaciones que se postulan a favor de su regularización, fundamentalmente en tratamientos paliativos de cáncer, enfermedades neurológicas y SIDA, argumentando sus efectos beneficiosos. En contra, otros colectivos solicitan su prohibición basada, sobre todo, "en sus efectos psicoactivos".

"Todos ellos, sin embargo, coinciden en varios puntos: el empleo del cannabis como herramienta terapéutica depende esencialmente del contexto en el que se emplee, así como la variabilidad  de su composición según la especie de planta que se utilice, ya que cada una de ella posee diferentes porcentajes de cannabinoides, y los métodos de cultivo, preparación y almacenamiento también influyen en su composición", analiza Ciudadanos.
MEDICAMENTOS CON CANNABINOIDES

El grupo paralmentario también recuerda en su escrito presentado a la Mesa del Congreso este lunes 20 de febrero, que ya existen medicamentos oficialmente aprobados por la FDA (Food and Drug Administation) y la EMA (European Medicine Agencies) en cuya composición existen cannabinoides. Entre estos medicamentos destaca el Marinol, el Cesamet y el Sativex. El precio de este último, detalla C's, "es elevadísimo". En España, aproximadamente, 500 euros para un tratamiento de dos o tres semanas.

Ciudadanos también recuerda que "no debería ser necesario" crear en nuestro país ninguna nueva ley para permitir el uso médico del cannabis aunque sí "sería deseable" crear un programa específico de cannabis medicinal. "La reglamentación ofrecerá garantías de buen uso y permitirá hacer realidad la finalidad buscada por los Tratados internacionales. Es sólo una cuestión de voluntad política el permitir el desarrollo de dichos programas", sentencian.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #284 en: 26 de Febrero de 2017, 08:19:04 am »

Legalización del cultivo

La 'María' portuguesa: ¿Portugal, primera potencia productora de cannabis en Europa?


Por climatología y por extensión libre de terreno, el país vecino debate en su Parlamento dos proyectos de ley presentados por el Bloque de Izquierdas. Busca hacerse con un mercado potencial de 90 millones de consumidores.

Aitor Hernández-Morales ›@@aitorehm
 26.02.2017 01:02 h.   

La mayoría de los europeos consideran que Portugal es el “hermano pobre” del continente, un pequeño país venido a menos, conocido por sus costas soleadas, el bacalao y las toallas. En pocos años, sin embargo, la concepción del país vecino podría ser la de un Estado resurgente, enriquecido gracias a su nuevo estatus como el mayor proveedor de cannabis legal de la Unión Europea. Lo hará cambiando la 'maría' de la mítica canción de Juan Luis Cano por esa otra que, en forma de pitillo, se fuma en toda Europa; la 'María' portuguesa.

Son cada vez más los Estados comunitarios que permiten el consumo de cannabis, pero no todos tienen capacidad agrícola para producir la planta y ninguno de ellos ha liberalizado su cultivo. La creciente demanda presta urgencia a la necesidad de hallar una fuente lícita de producción de marihuana.
 
Ahora, Portugal se posiciona para hacerse con este mercado virgen –cuyo valor estimado es de entre 15 y 35 millones de euros anuales, según un informe reciente de la prestigiosa Corporación RAND– gracias a dos proyectos de ley que prepara el Bloque de Izquierda, la tercera fuerza dentro del Parlamento luso.

Sendos textos se centran en la legalización del consumo de la marihuana. Uno plantea su empleo para fines medicinales y terapéuticos, mientras el otro propone dar luz verde al uso recreativo de la droga.

Pero la aprobación de cualquiera de las dos medidas conllevaría la modificación necesaria del restrictivo modelo de cultivo actualmente vigente en el país. Aunque el cultivo de cannabis sativa –especie a la que pertenecen tanto el cáñamo industrial como la marihuana– es técnicamente legal en Portugal desde 1993, la clasificación de la planta como substancia estupefaciente hace casi imposible conseguir las autorizaciones necesarias para su plantación.

Activistas del sector argumentan que la liberalización del cultivo de cannabis en Portugal sería revolucionario para el comercio agrícola nacional, devastado tras la entrada en la UE. Hablan de reactivar los campos del Alentejo y los valles del Duero, donde más de 100.000 hectáreas han quedado abandonadas por pequeños agricultores incapaces de competir dentro del mercado común europeo. Imaginan grandes plantaciones de marihuana creciendo donde antes se cultivaban tomates.

Fuera del país el interés es incluso mayor, pues las grandes consultorías del negocio del cannabis reconocen que, gracias a su clima privilegiado, Portugal podría convertirse en una potencia capaz de satisfacer a los 12,5 millones de europeos que consumen marihuana de manera regular, como también los 87 millones que, según el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanía, prueban la droga esporádicamente a lo largo de sus vidas. Crece el número de empresas del sector que aterrizan en el país vecino, atraídos por la fiebre del oro verde.

Potencial real

La Marijuana Policy Group (MPG) es la principal consultoría del mercado internacional de cannabis. Ofrece asesoramiento económico y legal a entidades, a empresas y gobiernos de todo el mundo, ayudándoles a crear las infraestructuras para tener un mercado de marihuana lícito y funcional.

Miles Light, economista del MPG, explica que Portugal tiene una oportunidad única para hacerse con el mercado europeo. “Se trata de un mercado poco explotado y el primer país que tome la iniciativa tendrá una ventaja fundamental”.

Light considera que la tendencia hacia la legalización en Europa hará que el producto que antes se valoró por ser ilícito empiece a valorarse por su calidad. Los consumidores querrán buen cannabis y dejarán de consumir lo que actualmente llega de Marruecos y los Balcanes.

“Ya lo hemos visto en EEUU, donde antes la marihuana era importada ilegalmente desde México. Desde que se legalizó, la red de suministro se ha invertido, y ahora hay clubes de cannabis en el Distrito Federal solicitando cannabis de alta calidad cultivado legalmente en Colorado.

“Portugal podría convertirse en el Colorado de Europa”, añade, refiriéndose al estado norteamericano que fue el primero en legalizar el cultivo, la venta y el consumo de marihuana a gran escala, y que actualmente domina el mercado estadounidense.

Sólo en 2015 Colorado sumó 996,2 millones de dólares en ventas de cannabis medicinal y recreativo. Los beneficios no sólo fueron jugosos para las empresas implicadas, sino también para el propio estado, que ingresó 121,2 millones de dólares a través de los impuestos directos aplicados al negocio.

Light dice que el clima cálido de Portugal le daría una ventaja durante el periodo inicial de producción hidropónica, cuando se emplean invernaderos para garantizar la calidad de la hierba. “La electricidad es cara en la UE y el clima luso permite ahorrar, reduciendo costes comparado con el norte de Europa”.

El economista también señala que, a largo plazo, el sueño de grandes campos de cannabis podría ser factible para Portugal, pues son cada vez más populares los llamados derivados –óleos y comestibles– que pueden ser manufacturados con extractos de plantas cultivadas al aire libre.

La necesidad de tener un proveedor de cannabis legal

El papel que Portugal puede desempeñar como el primer productor de cannabis legal en la UE se entiende a través de la situación que vive Holanda, donde el llamado prinzip de gedogen –o “principio de tolerancia”– permite la venta y consumo de marihuana a través de los emblemáticos Coffee Shops, pero donde el cultivo de la droga es duramente perseguido por las autoridades. El resultado es que quienes proveen a los Coffee Shops no son agricultores locales, sino bandas criminales internacionales.

La lucha por controlar territorios estratégicos de las principales ciudades holandesas ha hecho que una guerra cruenta entre las bandas criminales tenga lugar en las calles del país de los tulipanes. Hace menos de un año aparecía la cabeza de un traficante delante de uno de los Coffee Shops más populares de Ámsterdam, y en los últimos mesesse han registrado tiroteosentre bandas enzarzadas en el puerto de Róterdam.

Las autoridades neerlandesas señalan que el 20% de los homicidios que tienen lugar en los Países Bajos está vinculado al conflicto entre los traficantes, pero falta voluntad política para cambiar las leyes.


Un dispensario de cannabis medicinal en Denver, Colorado (EEUU).

/Un dispensario de cannabis medicinal en Denver, Colorado (EEUU).

“Es un sistema fallido. El Ministerio de Justicia persigue a quienes cultivan marihuana, pero luego no pregunta de dónde viene el material vendido por los Coffee Shops”, explica Jan Brouwer, profesor de Derecho de la Universidad de Groninga, especializado en la política de drogas neerlandesa.

“Las autoridades fiscales facilitan el trabajo a las bandas criminales, pues los Coffee Shops representan el único sector de la economía holandesa que no tiene que justificar ante la Hacienda el origen de las mercancías que vende. Se tendría que dar el paso hacia la legalización del cultivo aquí, o encontrar una fuente para su importación legal”.

El caso neerlandés demuestra que la tolerancia o legalización del consumo tendría que ir acompañada por similares condiciones para el cultivo de cannabis, pero los países europeos que han dado el paso hacia la legalización han fallado en este aspecto. Hasta ahora ninguno se ha atrevido a fomentar el cultivo legal de la sustancia, limitando su producción a proyectos estatales que no tienen capacidad de generar cantidades suficientes para responder a la demanda de sus consumidores.

Italia legalizó el consumo medicinal en 2013, pero la única fuente de cannabis legal es una plantación administrada por el Ejército en Florencia, y el país ha tenido que recurrir a la importación a unos precios prohibitivos.

En Alemania, en marzo entrará en vigor la recién aprobada ley que permite el consumo de cannabis por motivos terapéuticos. Ahí también sigue siendo ilegal el cultivo de marihuana, y aunque se contempla la creación de plantaciones estatales, las autoridades germanas reconocen que tendrán que importar para satisfacer la demanda de sus pacientes en el futuro.

Fórmula para revitalizar el campo

La entrada en la UE fue demoledora para el sector agrícola luso, donde las estadísticas nacionales indican que un 30% de las explotaciones agrícolas desaparecieron durante los 30 años que el país lleva dentro del mercado común.

La Política Agraria Común (PAC) llevó a la reducción brutal del número de productores y el fin efectivo de las tradicionales quintas familiares. La avalancha de hortalizas baratas procedentes de España y otras partes de la Unión Europera fue un golpe mortal para un sector que era poco productivo, pero que empleaba casi el 20% de la población en 1990. Cientos de miles de personas dejaron el campo y se mudaron a las grandes ciudades del país; otros muchos optaron por emigrar. Aldeas vacías y miles de campos abandonados repartidos entre las 3,6 millones de hectáreas arables del país sirven como triste testimonio del éxodo rural.

Activistas como Dinis Dias, director de la Cooperativa para el Desarrollo del Cáñamo (CANAPOR) y editor de A Folha, la principal revista de cultura cannábica en Portugal, argumentan que la creciente demanda europea y los planes del Parlamento para liberalizar el cultivo de cannabis representan una oportunidad inigualable para revitalizar esas tierras y conseguir que muchos vuelven al campo.

“Tenemos un clima ideal para el cultivo de cannabis, que requiere mucha luz y responde bien ante la humedad”, afirma Dias. “Se podría producir en prácticamente cualquier parte del país, y las condiciones son mucho mejores que en otros Estados europeos. Daría nueva vida a zonas agrícolas como el Alentejo, donde es preciso encontrar alguna manera de estimular la economía local”.

Dias indica que Portugal ya tiene una amplia experiencia en el cultivo de cannabis sativa, especie a la que pertenecen tanto el cáñamo industrial como la marihuana, diferenciados entre sí sólo por las distintas concentraciones del constituyente psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC).

“La planta fue cultivada en masa en todas partes del país incluso en la época de los descubrimientos. Enormes cantidades se almacenaban en la Cordoaria Nacional de Lisboa, donde el cultivo era fuente de fibra textil para la marina lusa. Los navíos que llevaron a Vasco da Gama a la India y a Álvares Cabral a Brasil lo hicieron con sogas y velas de cannabis”.

Ricardo Brinco, uno de los organizadores de Cannadouro, el congreso internacional de productores de cáñamo de Oporto, dice que muchos lusos todavía recuerdan cómo el cannabis proliferaba en amplios campos del Alentejo y en parcelas particulares en los valles del Duero. La producción de cáñamo industrial aportaba 150.000 contos –lo equivalente a más de 50 millones de euros– a la economía lusa a mediados de siglo.


Cartel anunciando la Marcha Global de la Marihuana de 2016.

/Cartel anunciando la Marcha Global de la Marihuana de 2016.

“El cultivo de cannabis era una parte clave de la política agraria del Estado Novo del dictador [António de Oliveira] Salazar. Se fomentó su cultivo para uso como pienso animal y para la industria textil, en la que era empleado para hacer calzado. Era una cosa completamente normal para nosotros”.

Plantaciones de cannabis medicinal en Évora

Bajo presión norteamericana, Portugal ilegalizó el cultivo de cannabis en los años 60. Sin embargo, nuevas normativas europeas hicieron que volviera a ser legal sembrar cannabis sativa en los años 90, pero de manera limitada. El cultivo sólo es posible con permiso expreso de Infarmed, la entidad reguladora de medicamentos en Portugal.

El proceso de autorización es tan complicado que hoy poco más de una decena de pequeños productores cultivan cáñamopara fines industriales. Estos se quejan de que la Policía desconoce la ley y muchas veces procede con la incautación y destrucción de plantas que son legales.

Mientras las autoridades obstaculizan el paso de productores legales, recientemente la administración lusa ha dado visto bueno a iniciativas extranjeras, y desde 2014 la empresa Terra Verde –en la que participa la farmacéutica británica GW Pharmaceuticals– cuenta con autorización gubernamental para operar una plantación de cannabis sativa a pocos kilómetros de la ciudad alentejana de Évora.

El 100% del cannabis producido en sus instalaciones es transformado en un polvo que luego es exportado a las instalaciones de la farmacéutica en Reino Unido, donde es utilizado en medicamentos destinados a tratar enfermedades oncológicas, esclerosis múltiple y epilepsia. Entre otros medicamentos, GW Pharmaceuticals produce Sativex, una solución bucal que se destina en España a los pacientes con esclerosis múltiple para disminuir la rigidez muscular.

El éxito de las operaciones de Terra Verde en el Alentejo ha atraído a otras empresas extranjeras. Infarmed, la entidad portuguesa reguladora de medicamentos que también es responsable de autorizar la actividad relacionada con el cultivo de cannabis sativa, indica a EL ESPAÑOL que actualmente se están valorando sendos proyectos presentados por una empresa israelí y otra canadiense para unidades de cultivo, producción y purificación de la planta. Las operaciones de las tres empresas representan una inversión total de 107 millones de euros en Portugal.

Además de las farmacéuticas, grandes grupos de capital de inversión, como la estadounidense Privateer Holdings -el mayor grupo privado del mundo dedicado al desarrollo del mercado de cannabis legal- han mostrado su interés en lanzar operaciones en Portugal. El pasado octubre el CEO de la empresa, Brendan Kennedy, anunció que estaba negociando con el Gobierno luso para invertir en la joven industria del país con fábricas para tratar el cannabis cultivado por otros.

Carrera a contrarreloj

El politólogo Jesper Matsen, consultor del Marijuana Policy Group, advierte que si Portugal quiere tomar ventaja con respecto del mercado europeo, tendrá que moverse rápidamente.

Desde Copenhague, donde actualmente asesora al Parlamento durante el lanzamiento del programa piloto de cannabis medicinal en Dinamarca, Matsen dice que “es inevitable que productores locales de toda Europa reconozcan el valor de este mercado. Por eso es tan importante ser el primero en consolidarse como un agente responsable”.


Planta de cannabis sativa, especie a la que pertenecen tanto el cáñamo industrial como la marihuana.

/Planta de cannabis sativa, especie a la que pertenecen tanto el cáñamo industrial como la marihuana.

Su compañero Miles Light considera que para que el negocio tenga éxito en Portugal es importante emular el modelo americano, reforzando medidas estructurales para que exista un control real: el modelo en vigor en estados como Colorado requiere licencias que especifican el número de plantas o el tamaño del espacio de cultivo.

Debido a que el cannabis sigue siendo ilegal en muchos estados, aquellos que lo producen legalmente se comprometen a controlar el cultivo, transporte interior y venta final dentro de sus propias fronteras. Cada planta lleva una chapa digital que permite que su localización sea controlada a lo largo del proceso.

“El Gobierno portugués tiene que demostrar que no opera como un cártel en la esquina de Europa”, afirma Light. “Si lo hace bien, no requiere mucha imaginación augurar que Portugal se podría consolidar como el gran proveedor de los estados europeos que no quieran o no tengan la capacidad de tener cultivo propio”.

Tímidas esperanzas

El activista Dias dice sentirse esperanzado ante las nuevas iniciativas parlamentarias. Aunque hay dudas sobre la viabilidad del proyecto de ley que aprobará el consumo recreativo, parecen haber apoyos suficientes entre los partidos que forman la mayoría parlamentaria de izquierdas para aprobar la legalización del consumo de cannabis para fines medicinales y la correspondiente modificación de la regulación del cultivo de la planta antes de finales de año.

“He comparecido en el Parlamento en varias ocasiones y cada vez que voy me doy cuenta de que todavía perviven los viejos estigmas sobre el cannabis. Afortunadamente, nuestra sociedad comienza a cambiar, e incluso en los programas de media tarde, destinados a los sectores más viejos y conservadores de la sociedad, se habla del cannabis medicinal como una realidad terapéutica”.

De cara al futuro del negocio en tierras lusas, el activista espera que la versión final del proyecto de ley contemple un modelo mixto que permita que todos puedan participar en un potencial negocio de cannabis legal en Portugal.

“Me parece bien que las empresas farmacéuticas continúen invirtiendo en Portugal, pero lo ideal es que también se fomente la economía local permitiendo el auto cultivo, o el cultivo a través de terceros”, afirma.

“Lo ideal sería que, partiendo de ese principio, se permita que pequeños y medianos agricultores, debidamente certificados por el Ministerio de Salud, puedan responder a esa demanda. Así todos podremos participar en un negocio que, al fin y al cabo, siempre ha sido parte de nuestra cultura”.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #285 en: 26 de Febrero de 2017, 08:19:32 am »
No me quedan muchas dudas de que al final en España se despenalizará.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44673
  • Verbum Víncet.
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #286 en: 26 de Febrero de 2017, 10:55:48 am »
Yo creo que mientras gobierne el PP no . . .

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #287 en: 11 de Abril de 2017, 14:28:49 pm »
No tardara.......



El Pleno aborda hoy la regulación del uso terapéutico del cannabis

El Parlamento cántabro aprobará la reforma de la Ley de Mediación. También se procederá a la designación de vocales del Consejo de Supervisión del Instituto de Finanzas de Cantabria.

 EL PLENO ABORDA HOY REGULACION USO

 Momento de un Pleno anterior, con el diputado de Podemos Alberto Bolado interviniendo. / J. RAMÓN
m

ALERTA
12:56 10/04/17 
El Pleno del Parlamento aprobará este lunes una proposición no de ley promovida por los cinco grupos (PP, PRC, PSOE, Podemos y Ciudadanos), a través de la cual Cantabria instará al Estado a regular y facilitar el acceso a tratamientos terapéuticos con cannabis y sus derivados. El debate en Cantabria sobre la regulación del acceso a este tipo de tratamientos, siempre bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que se haya demostrado eficacia, se abrió hace unas semanas después de que el portavoz del PP, Eduardo Van den Eynde, reclamase su legalización.

El diputado ‘popular’ lanzó esta petición en su perfil de una red social después de recaer por segunda vez en el cáncer y reconocer ser consumidor de cannabis para atenuar los efectos de la quimioterapia. La proposición no de ley registrada por todos los grupos, además de pedir regular y facilitar el acceso a tratamientos con cannabis, incluye regular las especificaciones legales y técnicas para el cultivo controlado de este producto y su posterior utilización medicinal con los niveles de calidad, trazabilidad y seguridad necesarias.

Igualmente, pide al Parlamento que inste al Gobierno de la Nación a establecer puntos de venta controlados, así como delimitar las redes logísticas con la seguridad necesaria, para evitar un uso fraudulento o ilegal del cannabis medicinal. La proposición no de ley también plantea establecer sistemas de evaluación de los impactos en la salud pública, en especial, de la calidad de vida de los pacientes tratados con estos tratamientos, así como crear, en el seno de la Comisión Mixta para el Estudio del problema de las Drogas, una ponencia de estudio sobre los posibles usos del cannabis.

OTROS PUNTOS. En la misma sesión plenaria, que arrancará a las 16 horas, se procederá a la designación de vocales del Consejo de Supervisión del Instituto de Finanzas de Cantabria, y se debatirá la reforma de la Ley de Mediación de Cantabria. Podemos presentará una moción sobre la tala del bosque de Loredo, que insta al Gobierno a encargar con carácter de urgencia la redacción del plan especial de la Actuación Integral Estratégica Ambiental (AIEA) de Somo-Loredo, previsto en el Plan de Ordenación del Litoral (POL), y a elaborar un estudio de viabilidad para la adquisición paulatina de los terrenos comprendidos en dicho área.

También se debatirá una moción del PP sobre inversiones de competencia municipal, y una proposición no de ley de Ciudadanos que pide cambios normativos para que sea obligatoria la revisión periódica de la necesidad o no de sujeción mecánica en personas con enfermedades mentales o neurodegenerativas, así como fomentar su eliminación a través de incentivos para aquellas residencias o centros que se inclinen por un sistema libre de sujeciones.

Por otro lado, el PP presentará una proposición no de ley para promover una iniciativa legislativa que obligue a que las gasolineras tengan siempre personal durante todo su horario de apertura. En la segunda parte del Pleno, el PP interpelará al Gobierno sobre las condiciones de la campaña de recogida de algas mediante la técnica del buceo de 2017, y el PSOE sobre el «quebranto» que ha supuesto al Instituto de Finanzas de Cantabria la financiación de la película «Cuervos».

Por último, Podemos preguntará al Ejecutivo sobre el número de profesionales que llevan a cabo actualmente los procedimientos de valoración de la dependencia

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #288 en: 26 de Mayo de 2017, 06:56:26 am »

Desmantelados dos fumaderos de cannabis en la capital


El continuo trasiego de personas alertó a los vecinos, que denunciaron lo que ocurría a la policía

F. Javier Barroso
Madrid 25 MAY 2017 - 14:37 CEST   

La Policía Nacional ha detenido a siete personas como supuestas autoras de un delito contra la salud pública y se han desmantelado dos importantes puntos de venta de drogas en los distritos de Centro y Chamartín de la capital. Los locales actuaban como fumaderos habituales de cannabis y el trasiego de personas que entraban y salían era constante. Esto alertó a los vecinos, que denunciaron la situación
Un hombre se prepara un cigarro de cannabis. REUTERS Quality

Las investigaciones comenzaron tras diversas quejas vecinales que advertían que en un local ubicado en el centro de Madrid, en la calle de los Relatores, 18,  y otro situado en el distrito de Chamartín, en la calle de Manuel Ferrero, 3, se pudiera estar traficando con sustancias estupefacientes tras observar que un elevado número de personas entraban y salían durante todo el día.

Los agentes descubrieron durante sus investigaciones que los establecimientos estaban habilitados como clubes cannábicos y las personas encargadas del mismo tenían un reparto de tareas bien diferenciado, existiendo un presidente, un secretario, varios encargados y personal de apoyo, los cuales actuaban de una forma muy coordinada y adoptaban unas medidas de seguridad extraordinarias, según fuentes policiales.

Tras poner en conocimiento de la autoridad judicial estos hechos se emitió una orden de entrada y registro en los locales investigados. En diferentes habitáculos se encontraron gran variedad de sustancias entre las que había marihuana, hachís y varias botellas conteniendo aceite de hachís, setas alucinógenas y diversas gominolas y caramelos impregnadas en droga para pasar así desapercibidas.

También se intervinieron útiles para la elaboración y distribución de la droga y dinero en efectivo. Los siete responsables de la asociación fueron puestos a disposición judicial.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #289 en: 07 de Junio de 2017, 15:24:20 pm »


La Policía desmantela un almacén en Vallecas con 150 plantas de marihuana


07-06-2017 / 13:32 h EFE
Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Municipal de Madrid han desmantelado un almacén en el distrito de Puente de Vallecas con 150 plantas de marihuana a una banda que se dedicaba al cultivo y producción de droga, en una operación que se ha saldado con un detenido.

Esas 150 plantas, que conformaban un total de 15 kilos de marihuana, podrían haber dado lugar a cinco o seis cultivos anuales con unos beneficios que hubiesen alcanzado los 60.000 euros aproximadamente, según ha informado en un comunicado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Al frente del negocio estaban dos hermanos dedicados al cultivo y al tráfico de marihuana que, según la Policía, tenían un elevado nivel de profesionalidad a tenor de la instalación desmantelada y del gran número de plantas intervenidas.

Solo uno de ellos ha sido detenido y ha pasado a disposición judicial, mientras que el otro no ha podido ser localizado por los agentes y se encuentra en busca y captura, según ha confirmado a Efe la Policía Municipal de Madrid.

La investigación comenzó a raíz de varias informaciones que alertaron a la Policía de la existencia de una posible plantación de marihuana en el local del citado distrito madrileño.

Cuando los agentes procedieron al registro del almacén hallaron las 150 plantas en una estancia que había sido transformada para el cultivo de droga y que estaba equipada con numerosos ventiladores, un sistema de riego y de extracción.

La Policía también se incautó de focos, ventiladores, filtros y otros útiles para el cultivo que presuntamente utilizaban los dos hermanos que entraban y salían del local en diversas franjas horarias para controlar la producción.

 
Noticias relacionadas

Un juez acepta como consumo propio 22 kilos de marihuana
Un juzgado de Canarias ha absuelto a dos ciudadanos italianos que se enfrentaban a penas de cuatro años de cárcel por tráfico de drogas tras aceptar que las partidas de 12,7 y 9,7 kilos de ...

El Gobierno apuesta por revisar los protocolos para hacer frente a la violencia de género
. Esta son algunas de las 600 propuestas que el Observatorio Estatal contra la Violencia de Género ha presentado para poder alcanzar un Pacto de Estado y que se unirán a las que plantearán ...

Hanbel, el mercadillo preferido de la jet set madrileña
...de diseño surge una colección anual (este año dedicado a los años 40 neoyorquinos) y sus almacenes se vacían para mantenerse limpios y actualizados dos veces al año, una en Navidades en ...

Alumnos de un instituto de Lérida se plantan ante la actitud homófoba de un profesor
Más de un centenar de jóvenes se han concentrado hoy en el patio del instituto Samuel Gili i Gaya de Lérida en protesta por la actitud homófoba que un profesor de filosofía mostró esta semana ...

Nissan plantea dejar en 2020 la planta de Ávila con la mitad de los 471 empleados que tiene actualmente
La dirección de Nissan planteó ayer al Comité de Empresa dejar la planta de Ávila en 2020 con la mitad de los 471 trabajadores que tiene en la actualidad, para ir recuperando la plantilla en .

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #290 en: 20 de Julio de 2017, 09:32:27 am »
Uruguay comienza a vender marihuana de uso recreativo en las farmacias

El país se convierte así en el primero que aplica un control estatal de la producción y compraventa de esta droga. Cerca de 5.000 personas se han registrado ya como adquirientes de marihuana.

19 julio, 2017 19:06
 URUGUAY  DROGAS  MARIHUANA  JOSÉ MUJICA FARMACIAS  CONSUMO DROGAS
E.E./ AGENCIAS
Uruguay ha comenzado a vender marihuana para uso recreativo en farmacias en virtud la pionera ley de 2013, un hecho único en el mundo que convierte al país en el primero que aplica un control estatal de la producción y compraventa de esta droga. De momento puede encontrarse en 16 farmacias -de 11 de los 19 departamentos (provincias) que tiene el país- pero el Gobierno espera que progresivamente más farmacias se sumen al proceso.

La dispensación de la marihuana en farmacias completa las tres vías previstas en la Ley de Regulación de la Marihuana aprobada en 2013 durante el Gobierno del entonces presidente, José Mujica (2010-2015), para el acceso de uso recreativo a esta droga, junto con el autocultivo y los clubes cannábicos, habilitados desde 2014.


Las 4.959 personas registradas hasta ahora como adquirientes de marihuana en farmacias pueden comprar la sustancia en envases de cinco gramos a un precio de 187,04 pesos uruguayos (unos 6,5 dólares), aunque está previsto que en un futuro también puedan acceder a paquetes de 10 gramos.

Cada persona podrá comprar un máximo de 10 gramos por semana y hasta 40 gramos al mes. El precio será ajustado semestralmente en base al Índice Medio de Salarios (IMS), el Índice de Precios al Consumo (IPC) y el valor del dólar. Se distribuirán dos variedades de marihuana, que fueron denominadas Alfa I y Beta I.

 
 Piden juzgar a una chica en Arabia Saudí por pasear en minifalda por la calle Piden juzgar a una chica en Arabia Saudí por pasear en minifalda por la calle
recomendado por
En el momento de la compra, los consumidores no necesitarán revelar ningún tipo de dato personal, ya que accederán a la hierba con un sistema que reconoce su huella dactilar. Las tres vías de acceso a la sustancia son excluyentes entre sí y requieren del registro ante el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), encargado de fiscalizar y controlar la reglamentación e implementación de la ley.


"Ha sido un esfuerzo sumamente importante", explicó a EFE el ingeniero agrónomo Eduardo Blasina, socio de Symbiosis -una de las dos empresas adjudicatarias-. Blasina aseguró que durante los tres años y medio que transcurrieron desde que se aprobó la ley hasta la distribución de la sustancia la empresa trabajó sin recibir "ni un peso".


"No te va a dar una experiencia transformacional de tu percepción, simplemente te va a permitir disfrutar del sabor y de una sensación muy leve, que me parece que es lo que corresponde", argumentó Blasina respecto a la sustancia que el Estado ofrece en las farmacias. En este sentido, consideró que aquellas personas que quieren experimentar sensaciones "más sofisticadas" pueden acceder a la sustancia a través de las otras dos vías, el cultivo doméstico o los clubes de membresía.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #291 en: 03 de Agosto de 2017, 13:08:37 pm »
Tres detenidos con 20 kilos de marihuana en un furgón

Fueron detenidos por la Policía Municipal en Ciudad Lineal mientras transportaban la carga en la parte trasera de una furgoneta

Bolsas de marihuana localizadas en el automóvil
POLICÍA MUNICIPAL |Bolsas de marihuana localizadas en el automóvil
EFE
01/08/2017 13:11h - Actualizado: 01/08/2017 13:25h
Agentes de la Policía Municipal de Madrid han detenido en el distrito de Ciudad Lineal a tres personas que transportaban en la parte trasera de una furgoneta 20 kilos de marihuana distribuidos en dos bolsas de grandes dimensiones.
Según ha informado hoy la Dirección General de la Policía Municipal en un comunicado, los agentes sospecharon de la actitud de los tres detenidos, que estaban junto a la furgoneta, al observar que huían después de que pasara por su lado una patrulla policial.

RELACIONADA

Los bomberos descubren cientos de plantas de marihuana en un incendio en Leganés
Una vez identificado el conductor del vehículo, que se encontraba en un comercio próximo, le pidieron que abriera la parte trasera de la furgoneta, que desprendía un fuerte olor.
Dentro del maletero del vehículo se encontraban dos bolsas de grandes dimensiones, una de ellas con 16 kilos y medio de marihuana y otra con 3 kilos y medio.
Los otros dos detenidos intentaron escapar de la Policía hasta que una vecina informó a los agentes de que dos jóvenes estaban accediendo a un domicilio por su patio interior y cuya descripción coincidía con la de los individuos que habían huido cuando la patrulla merodeaba alrededor de la furgoneta.

RELACIONADO
Huye de la Policía tras descubrirse sus dos laboratorios con 1.500 plantas de marihuana

Entre los tres detenidos, que se enfrentan a delitos contra la seguridad pública y allanamiento de morada, se encuentra un menor de edad.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #292 en: 11 de Septiembre de 2017, 08:19:17 am »
la fiscalía antidroga, muy beligerante en la capital
Acoso a los clubes de marihuana en Madrid: van más de 20 cierres en 2017
En la ciudad hay más de 100 asociaciones que funcionan sin una regulación específica, expuestas a ser intervenidas por la policía en cualquier momento

Alfredo Pascual

10.09.2017 – 21:30 H.

Quizás usted no lo sepa, pero ha pasado por delante de un fumadero de marihuana varias veces. Son puertas anónimas en locales modestos, ideales para ignorar durante un paseo, que se agolpan en el centro de las ciudades. Aunque no son negocios, sino asociaciones sin ánimo de lucro, se trata de una actividad que crece exponencialmente desde 2013. En España ya hay más de 1.000, aunque más de la mitad están en Madrid y Cataluña. La comparación —una vez más— nos viene al pelo: mientras que en Cataluña hay más de 400 clubes y su situación está regulada por ley, los presidentes de las 100 asociaciones con local de Madrid están negros: desde principios de año se han cerrado 20 clubes (llevando ante los tribunales a sus responsables) y las autoridades han intervenido otra decena de ellos. Muchos ni siquiera saben a qué atenerse.

"En Madrid hemos tenido un 'boom' en dos o tres años, hemos pasado de 30 clubes a 180 sin darnos cuenta", dice Beatriz Macho, abogada especializada en cannabis, "y la Fiscalía Antidroga de Madrid se ha puesto a cerrar locales. Fíjate cómo estará la situación, cómo se improvisa, que he visto a dos policías haciendo guardia a la puerta de un club mientras se estudiaban una sentencia del Supremo al respecto". Numerosas fuentes relacionan el incremento de las acciones a la llegada a la Fiscalía Provincial de Madrid de María Jesús Armesto, cuyo nombre sonó en los medios hace un par de años al convertirse en la fiscal del caso Blesa (y también por el tremendo enganchón que protagonizó con el juez Elpidio Silva durante el proceso). Fuentes cercanas a la Fiscalía la perfilan como una jurista estricta, poco dada a gestionar con mano izquierda. Macho, con amplia experiencia en la defensa legal de estos clubes, apoya esta teoría: "La Fiscalía General del Estado dio una instrucción para que se acuse a los clubes siempre de tres delitos: asociación ilícita, tráfico de drogas y organización criminal. Los clubes de Madrid siempre son acusados de estos cargos, da igual lo que hayan hecho. Se les acusa así para que las penas sean mayores y el caso pase a la Audiencia Nacional. La Fiscalía de Madrid siempre se persona contra los clubes hasta que consigue un acuerdo, que casi siempre implica el cierre. En muchos de estos procesos se han adoptados medidas de cierre cautelar, y eso significa la muerte para una asociación, que se ve obligada a gastar dinero a fondo perdido hasta la resolución del juicio".

Si la Fiscalía parece tener claro por dónde atacar a los clubes, estos no tienen idea de cómo defenderse. Básicamente porque no conforman un sector, sino que son clubes privados sin más en común que la marihuana. Héctor, un ingeniero leonés de 34 años, ya ha pasado por tres fumaderos: "El primero, en León, era un local como cualquier otro bar, en el que jugábamos al ajedrez y había personas de todas las edades, desde mesas de chavales universitarios como yo a abuelos tomando un vino. Cuando llegué a Madrid en 2015, por trabajo, lo primero que hice fue apuntarme a otro, pero lo dejé a los seis meses porque todos los días estaba el fútbol en la tele y la gente voceando. Allí la gente era muy joven, y yo creo que incluso dejaban entrar a amigos de socios. En el que estoy ahora, por último, han tardado cuatro meses en aceptarme, soy el más joven de todos y cuando a alguno le suena el móvil, todos le echamos la bronca, es como una hermandad", relata para señalar la diversidad de las asociaciones.
Descontrol

Nadie sabe cuántos clubes hay en Madrid, tan solo una horquilla aceptada que los sitúa entre 80 y 180 locales. Algunos nunca se registran como asociación, mientras que otros tienen especial cuidado de que su nombre no aparezca en internet. Muchos presidentes de clubes no conocen a ningún otro, casi todos se enteran de los cierres por la prensa y no están federados a nivel autonómico ni nacional. Los que más saben son sus abogados, acostumbrados a lidiar una y otra vez con las mismas acusaciones. José Luis Parra, de THC Abogados, representa a 96 clubes en España, de los que, presume, ninguno ha sido cerrado. "Mucha gente abre un club sin tener la más remota idea de lo que está haciendo. Acceden a unos documentos en internet y se montan un local con socios sin conocer los aspectos básicos de la ley, ni siquiera de la que regula las asociaciones. He llegado a ver clubes con una empresa detrás o con datáfonos, como si fueran un Zara, cuando uno de los pilares fundamentales es que no puede existir ánimo de lucro", dice el abogado.

Los cierres de los clubes en Madrid no están sirviendo para ejemplarizar a los demás, básicamente porque casi todos acaban en acuerdos y hay muy pocas sentencias. Lo único conocido por todos es el 'modus operandi' de la policía. Envían a agentes de paisano a las puertas de los clubes y registran a los socios que van saliendo: cuando han conseguido un número determinado de incautaciones, acuden con ellas al juez para que autorice la intervención. Existe un patrón común en estos casos del que huyen todos los presidentes de clubes: la masificación.

María Valencia regenta desde hace tres años el club El Garaje, en Tirso de Molina. Afirma que la policía ha acudido al local en varias ocasiones, tanto uniformada como de incógnito, sin que le generasen problema alguno. “Yo les dejo entrar, que miren lo que quieran, no tengo nada que esconder”, dice Valencia. El Garaje cuenta con 160 socios, aunque tiene una lista de espera casi igual de larga. Su representante, en este aspecto, cumple a rajatabla con las sentencias del Tribunal Supremo, que indican que los clubes no pueden tener un número de socios desmesurado. “Hay un aspecto clave en los clubes cannábicos: no se puede hacer dinero con ellos. Esto es sencillo de comprender y, si yo tuviera 4.000 o 5.000 socios como tienen algunos, me sería imposible no lucrarme”, explica.

Entró la policía al club y me preguntó: "A qué se dedica usted, que apesta aquí a marihuana?"En su club, de 110 metros cuadrados, hay sofás, consolas de videojuegos, una mesa de billar y un futbolín. Sus socios disponen de estas instalaciones todos los días que quieran, en horario de tarde, sin restricción de tiempo. La cuota también les permite retirar una cantidad de marihuana al mes: “Esto es importante, porque en ningún momento es una venta. Se les dispensa el producto al que tienen derecho”, remata Valencia, que lamenta que otros clubes de fumadores hayan querido hacer negocio más allá de los límites que marca la ley: “¿Cómo puedes tener 4.000 socios en un local? ¿Cómo puedes evitar lucrarte recaudando tanto dinero al mes? Yo no podría hacerlo, no sabría cómo reinvertir todo ese dinero, esto es un club social”, dice la gestora de El Garaje.

Otro de los problemas habituales es que la presencia de socios en la calle molesta a los vecinos. Y como la conducta está más asociada a jóvenes, algunos clubes les han vetado el acceso. Es el caso del Cannabis Club Madrid, en la calle Doctor Esquerdo, que no permite la adscripción de turistas ni menores de 28 años. A su presidente, que prefiere mantenerse en el anonimato, le llegan 300 peticiones diarias que ni revisa. "Somos 70 socios, la mayoría treintañeros, pero muchos ya entrados en los 40 y los 50, y no necesitamos a nadie más. Cuando hay una baja, se pregunta a los socios si tienen una persona de confianza a la que proponer, de modo que no atiendo a las nuevas peticiones", explica. En su local solo ha entrado una vez la policía, y ni siquiera sabía qué tipo de local era: "Hace unos meses entraron al local al robarnos y lo denuncié. Vinieron dos agentes y uno me preguntó: 'Perdone que le pregunte, ¿pero a qué se dedica usted? Es que hay aquí un pestazo a marihuana tremendo', y yo le expliqué que éramos un club. Al poco volvieron, me pidieron entrar, les dije que no y hasta la fecha", dice.
Sin una legislación clara

En realidad, todos estos clubes están al albur de la Fiscalía en tanto que su actividad irremisiblemente choca contra la ley. Desde que se aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana, rebautizada popularmente como ley mordaza, es ilegal transportar marihuana en la vía pública. Muchos clubes tratan de impedir que los socios salgan con el producto, pero como dice María Valencia, "puedo rogárselo, pero no puedo cachearles. El cannabis es suyo y si quieren, al final se lo llevan a casa", afirma. En el Cannabis Club Madrid, por ejemplo, se comprometen a pagar las multas a los socios que sean sorprendidos por las autoridades. Otros, los más, ofrecen soporte jurídico gratuito a sus socios.

La otra gran cuestión es cómo obtienen la marihuana si es ilegal plantarla. En Madrid y el resto del país, es habitual la compra mancomunada, que no es más que un bote entre todos los socios que sirve para abaratar el producto, pero que al final compromete enormemente a quien la transporta al club. "Se hacen compras de menos de 100 gramos, porque si la policía te detiene con esa cantidad es posible que te enfrentes a una acusación por tráfico de drogas, y eso es un problema muy serio", dice Macho. Tal es el descontrol que el Supremo ha recurrido en varias de sus sentencias al 'error de prohibición', una figura jurídica poco habitual y que sostiene, a grandes rasgos, que el acusado estaba plenamente convencido de estar cumpliendo con la ley.

Aunque sea una cuestión que a menudo pasa bajo el radar de la opinión pública, el frente político en torno a la marihuana es mucho más activo que otros que gozan de mayor presencia mediática, como el aborto o la inmigración. En estos momentos hay tres propuestas no de ley para regular la marihuana encalladas en distintas cámaras y comisiones mixtas, formuladas por ERC, Podemos y PSOE, a las que habría que sumar una cuarta, de Ciudadanos, que solo atañe al uso terapéutico de la planta. El Partido Popular, y por extensión el Gobierno de España, se opone a todas las formulaciones: "Nuestro país tiene una de las posturas más duras del mundo en cuanto a la legalización de las drogas cuando se trata el asunto en Naciones Unidas, alineado con países como Rusia y China", sostiene Bernardo Soriano, abogado y activista del cannabis.

"El Partido Popular tiene una guerra contra el cannabis, que es una sustancia que no perjudica gravemente la salud y, por lo tanto, sus penas son mucho menores a otras sustancias. La represión comenzó con la famosa instrucción del fiscal general del Estado, dependiente del Gobierno, que llevó los delitos a penas de más de cinco años a base de sumarle el delito de asociación ilícita a la ecuación. El Plan Nacional de Drogas sigue una línea durísima, propia de los años cincuenta", explica Soriano. Es también asimétrica: "En ciudades como Madrid o Málaga hay una presión tremenda sobre los clubes, mientras que en Canarias o Cataluña la situación es mucho más laxa, la arbitrariedad es tremenda", dice Soriano, cuya plataforma, Regulación Responsable, está presente en algunas de las comisiones mixtas que están tratando el asunto. El Partido Popular también ha llevado al Constitucional dos leyes autonómicas, las de País Vasco y Navarra, que buscaban regular sus clubes, y se encuentran suspendidas cautelarmente. Solo Cataluña dispone de una ley vigente con respecto a los clubes, que les limita a una producción máxima de 150 kilos al año, y que presumiblemente será también recurrida al Constitucional, aunque quizás ahora no sea el mejor momento.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #293 en: 16 de Septiembre de 2017, 08:53:50 am »

Hallan una pequeña plantación de marihuana en la Casa de Campo

Por EUROPA PRESS
MADRID| 15/09/2017 - 18:16

Los agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal de Madrid han encontrado una pequeña plantación de marihuana en la Casa de Campo, según ha informado el Cuerpo local esta viernes en un comunicado.

Un viandante había informado previamente sobre la existencia de una de estas plantas a los agentes, quienes encontraron una pequeña plantación de marihuana compuesta por cuatro plantas adultas de "gran porte" y tres de tamaño pequeño. Todas ellas se encontraban "muy bien" cuidadas y protegidas mediante mallas metálicas.

Para acceder al lugar los agentes tuvieron que atravesar una zona boscosa de difícil acceso, rodeada de zarzales y maleza; vadeando uno de los arroyos que discurren por la Casa de Campo. Por último, las plantas fueron arrancadas y trasladadas al Departamento de Parques y Jardines donde se procedió a su incineración.

Desconectado carax

  • Profesional
  • Master
  • **
  • Mensajes: 1411
  • gran descanso es el estar libre de culpa
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #294 en: 16 de Septiembre de 2017, 17:40:45 pm »
Seria un huerto urbano, mal pensados :botefumera

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #295 en: 17 de Septiembre de 2017, 09:03:39 am »
Una macroplanta de marihuana a 200 kilómetros de España
Así es la nueva macroplanta de marihuana en Portugal: 15.000 metros y 62 toneladas al año
Tilray Portugal aspira a convertirse en el principal productor europeo de cannabis terapéutico y alcanzar los 10 millones de clientes y una facturación de 40 millones de euros

Pablo López. Vigo

16.09.2017 – 19:20 H.

En el Norte de Portugal, a apenas 200 kilómetros de la frontera con España, se ultiman los preparativos para la que el próximo año se convertirá la mayor plantación de marihuana de la península ibérica. Y legal. Tan legal como que cuenta con la colaboración del Gobierno luso, que apoya el proyecto de producción de cannabis para uso terapéutico de la multinacional canadiense Tilray, con una inversión de 20 millones de euros y una previsión de creación de empleo superior al centenar de personas.

Será en en la pequeña Catanhede (Coímbra), una localidad de 7.000 habitantes donde se ubica el parque de biotecnología público Biocant Park. Tilray Portugal, creada en marzo de este año, desarrollará en él su “planta de procesamiento industrial y purificación” del cannabis con fines medicinales, con una producción en 2018 de 62 toneladas. Este mismo mes comenzarán la construcción de las instalaciones para el cultivo y procesamiento del cáñamo, incluidos campos de siembra, un invernadero de 10.000 metros cuadrados y un nave de procesamiento de 1.500 metros cuadrados, con laboratorio y banco genético incluidos. La compañía prevé concluir las obras la próxima primavera.

Acoso a los clubes de marihuana en Madrid: van más de 20 cierres en 2017
Alfredo Pascual
En la ciudad hay más de 100 asociaciones que funcionan sin una regulación específica, expuestas a ser intervenidas por la policía en cualquier momento
Tilray es propiedad de Privateer Holdings, una empresa participada a su vez por Founders Fund, fondo de capital riesgo regentado por Peter Thiel y otras estrellas de Sillicon Valley. Thiel fue fundador de PayPal y se sienta en el consejo de administración de Facebook, compañía de la que fue uno de sus primeros inversores. Su producto estrella tiene más de recreativo que de medicinal. Se llama Marley Natural, una suerte de marihuana premium desarrollada en colaboración con Cedella Marley, hija del mítico Bob Marley, que actualmente solo se comercializa en California.

Las falsas monjas que cultivan marihuana en California
El Confidencial
Las 'Hermanas del Valle' no son monjas católicas. Se consideran una congregación feminista, activista, y espiritual. Su apodo es también el nombre de su negocio que, a través

La inversión en Portugal se hará en dos fases. Tras la puesta en marcha de la planta, de cara a 2020 se abordará una ampliación de 15.000 metros cuadrados del espacio de cultivo en invernadero y de otros 1.500 metros cuadrados para procesamiento, que le servirán para duplicar ampliamente la producción. Portugal se convertirá así en el principal productor europeo de cannabis terapéutico, dentro de un proyecto denominado EU Campus con el que aspira a alcanzar los 10 millones de clientes y una facturación de 40 millones de euros. En suelo europeo, la competencia de Tilray se llama Bedrocan y MGC Pharmaceuticals, con centros de producción en la República Checa y Países Bajos.

Según declaró a la prensa lusa el presidente ejecutivo de Tilray, Brendan Kennedy, la elección de Portugal para esta inversión se debe a que es un país “con acceso al mercado común y a trabajadores altamente cualificados en el área de la salud biotecnología”, pero sobre todo al clima favorable para el desarrollo de la planta cannabis. “Portugal tiene el clima ideal. El clima fue extremadamente importante en la elección, porque podemos producir productos más adecuados al entorno”, reconoció.

Portugal se convertirá así en el principal productor europeo de cannabis terapéutico, dentro de un proyecto denominado EU Campus

Tilray opera en la actualidad en Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Su proyecto portugués está planteado como su puerta de entrada en Europa, principalmente de cara al mercado alemán, donde se registra un gran incremento del consumo de cannabis medicinal desde de que se autorizó su uso, a principios de año. “Vimos que existe una demanda masiva desde Alemania y necesitábamos construir una gran factoría rápidamente”, explicó Kennedy. La empresa exporta sus productos a seis países, aunque prevé introducir sus productos a corto plazo en otros cinco, impulsado por los crecientes cambios en la legislación de distintos estados europeos.

El apoyo del Gobierno de izquierdas portugués ha sido fundamental para lograr la implantación de la canadiense en el norte del país, a pesar de que, al igual que en España, el uso de cannabis para fines medicinales está prohibido en Portugal. A principios de este año, el Bloco de Esquerda, socio del Ejecutivo, avanzó la presentación de iniciativas para legalizarlo tanto para uso terapéutico como recreativo, aunque hasta el momento no ha formalizado ninguna propuesta en ese sentido.

Pese a ello, el Gobierno de Antonio Costa inició ya en 2016 contactos con Tilray para la creación de la gran fábrica de marihuana terapéutica. Ese mismo año se firmó un acuerdo con la Agencia para la Inversión y Comercio Externo de Portugal (AICEP). El pasado mes de febrero, la autoridad nacional de medicamentos del país vecino, Infarmed, reveló la existencia del proyecto de Coímbra. La factoría se desarrolla en un parque empresarial de carácter público. La existencia de suelo industrial a bajo coste es una de las causas que explican la recuperación económica en Portugal, junto con las bonificaciones fiscales y los bajos salarios. El país, castigado duramente por las políticas de la Troika los últimos años, mantiene ahora índices de crecimiento similares o incluso superiores a antes de la crisis.

En la planta portuguesa se realizarán labores de investigación sobre la eficacia medicinal de la marihuana. En la actualidad ya se emplea en casos de estrés postraumático, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc), epilepsia pediátrica y náuseas provocadas por los tratamientos con quimioterapia. Los estudios se realizarán a través de alianzas con investigadores académicos y hospitalarios de Portugal.

El Congreso de los diputados aprobó en marzo la creación de una subcomisión parlamentaria que estudie regular el uso terapéutico del cannabis

Privateer Holdings admite que opera en una industria “estigmatizada por percepciones negativas y prácticas comerciales deficientes”, y que pretende “elevar las expectativas de los consumidores a través de una calidad y servicio consistentes”. “Cuando la prohibición termine, tenemos la intención de mantener la posición más envidiable en el mercado y generar enormes beneficios, tanto financieros como sociales”, asegura la compañía.

Ofensiva de Podemos a partir de septiembre para legalizar el uso integral de la marihuana
Iván Gil

Entre las prioridades de la formación a corto plazo, aunque siempre mirando a “un marco legislativo integral”, se encuentran los clubes cannábicos para "ofrecerles garantías legales"
En los últimos años Estados Unidos ha vivido un proceso de legalización y comercialización del cannabis, la droga ilegal más consumida en el mundo. Colorado, Alaska y Oregón autorizaron su venta al por menor. Washington, por su parte, legalizó el uso de la marihuana para el ocio, aunque su tráfico está prohibido. En total son 23 los estados que permiten su uso médico. En España, el Congreso de los diputados aprobó en marzo de este año la creación de una subcomisión parlamentaria que estudie regular el uso terapéutico del cannabis, para que, “basándose en las evidencias científicas, dé garantía en materia de salud a los pacientes”.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #296 en: 19 de Septiembre de 2017, 10:40:49 am »
“El cannabis terapéutico me ha ayudado a pasar la quimioterapia sin pastillas”

Antonio y Helena, dos pacientes con cáncer y fibriomialgia, respectivamente, aseguran que la marihuana ha sido su mejor “medicina” para sobrellevar la enfermedad

Más de cien personas consumen cannabis terapéutico en Zaragoza, con el asesoramiento de la asociación El Código Verde, que solo admite a pacientes con un diagnóstico médico “susceptible” de ser tratado por esta planta

Plataformas ciudadanas comparecen en las Cortes de Aragón para solicitar una Proposición no de Ley que inste al Gobierno central a regular el consumo
Marta Salguero - Zaragoza
18/09/2017 - 21:06h

Antonio consume cannabis como uso terapéutico. Desde hace años, este aragonés de 57 años, que prefiere no revelar su apellido, sufre un cáncer que le lleva a someterse a ciclos de quimioterapia que ha podido sobrellevar gracias a esta planta. Cuenta que el médico le recetó muchas pastillas, entre ellas algunas para dormir o comer, pero decidió no tomar ninguna. Con un poco de marihuana podía descansar por las noches, regular el apetito y paliar los efectos secundarios de la quimioterapia, explica Antonio, quien desde el primer momento se lo contó a su médico.

“Ellos conocen que el cannabis funciona, pero no lo pueden recomendar, porque caerían en desgracia, no progresarían, pero claro que lo saben”, indica Antonio, quien asegura que uno de sus médicos se lo comentó por carta cuando se jubiló. La postura de estos profesionales es no recomendarlo, pero tampoco oponerse, precisa. “Nos dicen: si te va bien, sigue”, explica, y asegura que lo ha recomendado a otros enfermos de cáncer del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa en Zaragoza.

Lo mismo le ocurrió a Helena Gracia. Durante una época que califica de oscura y confusa, esta vecina de Zaragoza que padece fibriomialgia tomaba trece pastillas al día, una medicación que el médico fue retirando, al comprobar su mejoría. “Fue una pasada, con el cannabis, los dolores se fueron, empecé a dormir, volví a trabajar de nuevo, a salir con mis amigos, literalmente recuperé mi vida”, precisa.
Cien socios para consumir cannabis terapéutico

Tanto Antonio como Helena confían en que algún día se regule el consumo de la marihuana medicinal. Los dos acuden a uno de los 30 clubes cannábicos que existen en Aragón inscritos como asociaciones, a la espera de que se normalice su situación.

Una de estas organizaciones es el El Código Verde en Zaragoza. Se distingue del resto porque es un club exclusivamente terapéutico. Para poder formar parte de él, el paciente tiene que tener un diagnóstico “susceptible de ser tratado por cannabis”, explica uno de sus fundadores, Mario de los Santos. Se trata de enfermedades donde se ha demostrado “científicamente” que el cannabis es eficaz, indica De los Santos, quien toma como referencia a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Mundial del Cannabis.

“Son 3 casos en los que no hay duda de que funciona: para el dolor neuropático, para el insomnio y como elemento paliativo en la quimioterapia". Además, “hay un cuarto grupo, como las migrañas, en las que no está demostrado, pero sí hay literatura suficiente como para suponer que va bien”, sostiene.
Los médicos proponen una dosificación

Cuando llega un nuevo socio, los dos médicos que colaboran en El Código Verde ratifican ese diagnóstico y proponen una dosificación de acuerdo a cada caso. Han desarrollado además una app para que los usuarios puedan indicar de forma telemática su evolución en base a una serie de indicadores. “Aquí somos todos científicos, y nos interesa saber si está funcionando o no, queremos ir más allá de la mitología del cannabis, de la planta maravillosa que lo cura todo, porque todo tiene un ámbito de funcionamiento y eso es lo que queremos delimitar ”, comenta De los Santos.

Esta iniciativa, que los colaboradores realizan de forma desinteresada, despertó mucho interés desde el momento en que se puso en marcha. De hecho, a día de hoy, cuenta con más de cien socios y hay lista de espera desde mayo, porque “no dan abasto”.

Pero este trabajo lo realizan asumiendo muchos riesgos, especialmente los médicos, debido a la no regulación del consumo de cannabis. De hecho, Mario de los Santos compareció la semana pasada en las Cortes de Aragón con representantes de las plataformas ‘Zaragoza se planta’ y ‘Regulación Responsable’, donde explicó que con “la legalidad en la mano”, los médicos podrían perder su licencia si recomiendan el consumo de esta planta, lo que dificultan los trabajos que se realizan en esta asociación.

En la Comisión de Peticiones Ciudadanas del parlamento aragonés, estas plataformas presentaron documento ‘Los 5 pilares de una regulación integral del cannabis’ en el que han participado más de cien organizaciones a nivel nacional e invitaron a los grupos a aprobar una Proposición no de Ley para instar al Gobierno de España a regular el autocultivo para uso personal y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos bajo supervisión médicas para aquellas patologías en las que esté demostrada su eficacia.

Además, solicitaron la creación en el seno de la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas de una ponencia sobre el cannabis y su posible regulación, desde planteamientos “respetuosos” con los derechos humanos y la evidencia científica. Y recordaron que Aragón es uno de los pocos parlamentos donde no se ha presentado ninguna iniciativa al respecto.
La respuesta de los grupos parlamentarios

A priori, todos los grupos parlamentarios se mostraron a favor de regular el consumo de cannabis para uso terapéutico, aunque el PAR y el PP se mostraron más prudentes.

El diputado Enrique Pueyo, del PSOE, tendió la mano para presentar este mismo año una Proposición no de Ley para regular el cannabis para uso terapéutico, al igual que Podemos que se mostró partidario de llegar a acuerdos con el resto de los grupos a este respecto.

Carmen Martínez, de CHA, indicó que el uso terapéutico del cannabis está “socialmente aceptado”, por lo que se decantó por pedir al Gobierno de la nación desde las comunidades autónomas una regulación en la que “nadie se sienta desprotegido”.

C’s recordó las iniciativas planteadas en el Congreso de los Diputados al respecto por su formación y señaló que la diferencia entre la medicina y la droga está “en la dosis”. Desde el PAR, aseguraron que es un asunto que genera “gran controversia” y que, por tanto, habrá que “estudiar y meditar mucho”. “Ustedes tendrán mucho que decir”, apuntó la diputada Lucía Guillén.

Por su parte, ante las intervenciones del resto de partidos, el PP hizo hincapié en que es una sustancia que genera un “altísimo grado de adición”. “Parece que se están minimizando los riesgos”, señaló, para decir a continuación que no están en contra del uso terapéutico del cannabis. Por último, planteó la neces

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #297 en: 20 de Septiembre de 2017, 06:36:23 am »
La Policía Municipal se incauta de 77 plantas de marihuana en un garaje ocupado y detiene a dos personas

        EFE
        MADRID

    19 sep. 2017 21:30


Agentes de la Policía Municipal de Madrid han arrestado a dos personas a las que se les ha intervenido 77 plantas de marihuana que supuestamente cultivaban en un garaje de un edificio ocupado de la calle Moquetas del distrito de Tetuán.

Según un comunicado del cuerpo difundido hoy, los agentes observaron a varias personas que en actitud vigilante intercambiaban de manera apresurada dinero por bolsitas de plástico que sacaban del interior del portal de una finca.

Uno de los policías siguió a la persona que había hecho la supuesta compra, comprobando que las bolsas contenían marihuana.

Volviendo al lugar donde se había producido la venta, los agentes municipales procedieron a la detención del vendedor por un delito contra la salud pública, momento en el que vieron a otra persona introducirse rápidamente en el portal.

En la persecución, los agentes notaron un fuerte olor a marihuana en el acceso de la escalera que accedía a una zona de estacionamiento de la finca, en la que encontraron una plantación de marihuana con sistemas de ventilación e iluminación que estaban enganchados fraudulentamente al fluido eléctrico de la empresa suministradora, sorprendiendo a una persona que regaba las plantas.

En el recuento posterior, se requisaron 77 plantas de marihuana que pesaron más de ocho kilos, así como diversos útiles y productos utilizados para el cultivo.

Los agentes procedieron a la detención de dos personas que se enfrentan a delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #298 en: 17 de Octubre de 2017, 09:09:16 am »

La Policía decomisa droga en la gran feria de la marihuana amparada por Carmena


APMU acusa al Madrid Destino y a los vigilantes de seguridad de «no impedir esa actividad ilícita». Levantaron 26 actas


M. J. Álvarez
M. J. Álvarez
@mariajo_abc

17/10/2017 01:32h
Actualizado:
17/10/2017 01:32h


Carmena alquila un pabellón municipal para la feria de marihuana más grande del mundo
La Policía Municipal levantó el domingo en apenas media hora 26 actas por tenencia y consumo de droga en Spannabis Madrid 2017, la bautizada por los organizadores como«la mayor feria del cáñamo del mundo», celebrada el pasado fin de semana en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. De las reseñas, 19 corresponden a personas que estaban fumando en el interior del recinto, un extremo que está, obviamente, prohibido. Las restantes se produjeron en el exterior.


Se de la circunstancia de que lo ocurrido sucede en un recinto propiedad de Madrid Destino (antigua Madridec), empresa municipal perteneciente al Ayuntamiento de Madrid que dirige Manuela Carmena. La muestra fue autorizada por el consistorio en el citado espacio, alquilado a los promotores.

Sin embargo, ningún responsable de Madrid Destino ni tampoco los vigilantes de la empresa de seguridad privada contratada durante los tres días de duración del certamen (del 13 al 15 de octubre), tomaron ninguna medida para impedir la tenencia o el consumo de estupefacientes. «Hicieron la vista gorda ante actividades ilícitas», explicó Carlos Bahón, portavoz de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) a ABC. Además, lamentó también que la Jefatura del Cuerpo Municipal «utilice a agentes para velar en el exterior de eventos en los que se vulnera la ley».

Al parecer, los asistentes estuvieron fumando hachís y consumiendo otras sustancias varios días. La intervención se produjo el domingo cuando varios agentes se asomaron al interior del recinto. Por el momento se desconoce la cantidad de estufaciente decomisado y el tipo.

Tras más de catorce ediciones en Barcelona, Spannabis se ha trasladado este año a la capital.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #299 en: 27 de Octubre de 2017, 10:13:39 am »


ENTREVISTA | Araceli Manjón-Cabeza (exdirectora Plan Nacional sobre Drogas)
"No debe descartarse legalizar ninguna droga, aunque con distintos regímenes de reglamentación"


Manjón-Cabeza, que también fue magistrada de la Audiencia Nacional, considera que el prohibicionismo "es la peor de las opciones"


"Trabajar al otro lado fue una gran ventaja. Conocí los estragos de la represión y me di cuenta de que nunca se alcanzaría un mundo sin drogas, pero por intentarlo pagamos un precio altísimo"

"En muchos lugares se huye de los postulados represivos, pero en España la ley vigente ha multiplicado las conductas sancionables hasta el absurdo"
Daniel Sánchez Caballero
26/10/2017 - 18:45h



Araceli Manjón-Cabeza, exdirectora general en el Plan Nacional sobre Drogas y exmagistrada de la Audiencia Nacional

A Araceli Manjón-Cabeza, exdirectora general en el Plan Nacional Sobre Drogas y exmagistrada de lo Penal de la Audiencia Nacional, actualmente profesora titular de Derecho Penal en la Universidad Complutense de Madrid, vivir la lucha contra las drogas desde el sistema le cambió la perspectiva.

"Vi que por muchos esfuerzos que hiciesen policías y jueces resultaría imposible frenar significativamente el tráfico y el consumo", explica. Según su visión, el prohibicionismo es "la peor de las opciones" y solo favorece a los narcotraficantes. Por eso aboga por la legalización de todas las drogas, aunque con diferentes niveles de reglamentación.

Usted aboga por la legalización como solución al problema de las drogas. ¿Cuáles son sus argumentos?

Fundamentalmente son dos. El primero se refiere a que la prohibición ha fracasado en su meta de conseguir un mundo libre de drogas. Muy al contrario, cada vez hay más drogas, más variadas, más potentes, más baratas y más disponibles para cualquiera, menores incluidos.

En segundo lugar, la prohibición y la guerra desatada para intentar sostenerla han provocado enormes daños sociales: venenos y sustancias adulteradas, el crack, el basuco, el paco y otras tantas porquerías, que ha generado la represión, con un consiguiente incremento de los daños a la salud; el poder que se le ha dado al crimen organizado, regalándole un negocio muy lucrativo; la violencia con la que se conduce ese tipo de criminalidad y la corrupción que provoca, comprando voluntades públicas y privadas y desestabilizando a ciertos estados; la represión desmesurada que se ha aplicado en todo el planeta a consumidores, agricultores por subsistencia, pequeños traficantes o mulas. Todos estos efectos colaterales permiten afirmar que la prohibición es la peor de las opciones.

¿Todas las drogas, incluidas las duras?

De entrada, no debe descartarse ninguna. Una política de férrea reglamentación estatal debe intentar dejar fuera del mercado las drogas más venenosas, las que son hijas de la prohibición.

Debemos recordar que ya hace muchos años  Milton Friedman advirtió que el crack y la epidemia que causó fueron posibles porque la cocaína estaba prohibida, y creo que llevaba razón. Por otro lado, cada sustancia puede tener un distinto régimen de reglamentación. Así, para el cannabis, me parecen admisibles los sistemas de acceso y dispensación que ya funcionan en Uruguay y en varios estados de EEUU. Pero tratándose de la heroína, yo optaría por someterla a dispensación en hospitales.

¿Hay datos que establezcan cómo afecta la legalización al consumo?

Hay pocos datos sobre el particular, porque la experiencia es poca o muy reciente. Sin embargo, existen estudios que afirman que la reglamentación en Uruguay no ha incrementado el consumo. Lo mismo puede decirse de sistemas en los que se ha pasado de encarcelar al consumidor a tratarle, por ejemplo, en Portugal a partir del 2000.

Si no me equivoco, antes tenía una opinión contraria e incluso trabajó en el otro lado.  ¿Le hizo cambiar de opinión las cosas que vio durante aquella etapa o fue una evolución natural independiente?

Cierto, fui directora general en el Plan Nacional sobre Drogas y magistrada de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Vi en primera fila cuáles eran los efectos secundarios de prohibir, por ejemplo, los estragos de la heroína en España. Y también vi que por muchos esfuerzos que hiciesen policías y jueces resultaría imposible frenar significativamente el tráfico y el consumo.

Además, entendí lo injusta y absurda que resultaba la política de drogas que salía de Naciones Unidas y se imponía a todo el planeta. El consenso represivo y la euforia de los que sostenían las bondades de la Prohibición llevaron al organismo a afirmar en 1998 que en 10 años se habrían acabado las drogas en todo el planeta. Esas palabras salieron de la boca del entonces secretario general, Kofi Annan.

¿Hubo algún punto de inflexión?

Llegó 2008 y no solo no habían desaparecido las drogas, sino que cada vez había más oferta y más variada. Hay que tener en cuenta que la química no tiene límites y para comprobarlo es suficiente repasar la lista de drogas de síntesis, las que hay y las que aparecen continuamente. Y Kofi Annan, tras profetizar que llegaría el fin de las drogas y ver que no llegó, cambió sus planteamientos. Hoy es una de las voces más autorizadas de la Comisión Global de Políticas de Drogas, junto a exjefes de Estado, premios Nobel y políticos de gran talla internacional. Todos ellos exigen el fin de la prohibición y su sustitución por un sistema no represivo que apueste por la regulación.

Para mí, trabajar en el otro lado fue una gran ventaja. Conocí desde dentro los estragos de la represión. Me di cuenta de que nunca se alcanzaría el “mundo libre de drogas”, pero que por intentarlo el mundo estaba pagando un precio altísimo. A partir de esas experiencias y tras varios años de estudio y observación en el terreno, fundamentalmente en Latinoamérica, empecé a preconizar el cambio de rumbo.

¿Se podría establecer alguna equivalencia con el alcohol y la ley seca?

Claro, es el único modelo que tenemos suficientemente estudiado por razón del tiempo transcurrido y sabemos qué pasa cuando se prohíbe una sustancia y qué ocurre cuando se levanta la prohibición y se reglamentan la producción, venta y consumo. Se pasa del mayor de los desastres a un régimen más seguro. Donde antes mandaba el crimen organizado, después manda el Estado. El Estado puede controlar la calidad, hacer políticas disuasorias y preventivas y proteger a los menores. Los delincuentes no hacen nada de esto.

¿Qué consecuencias ha tenido el prohibicionismo?

Además de las ya señaladas, hay que tener en cuenta que la guerra contra las drogas ha permitido que los EEUU se paseasen por los territorios de sus vecinos del Sur de forma hegemónica, violando su soberanía nacional y obligándoles a un combate siempre librado en Latinoamérica, que es la que ha puesto toda la sangre.

En resumen, unas relaciones internacionales totalmente asimétricas. Por otro lado, el coste en daños a los derechos humanos es elevadísimo: penas desproporcionadas, métodos de investigación excepcionales, personas encarceladas por llevar un porro en el bolsillo, daños al medio ambiente y desplazamientos forzosos como consecuencia de los procedimientos utilizados en la erradicación, limitaciones en la investigación científica y en el uso de sustancias, que están prohibidas, pero que tienen valor terapéutico.

España ilegalizó las drogas siguiendo los postulados mundiales (ONU, EEUU). Sin embargo, ahora la tendencia mundial está girando, pero la de España se mantiene o endurece. ¿Por qué?

España ha seguido siempre los dictados de Naciones Unidas, pero en los años duros de la heroína asumió políticas más eficaces y más humanas que las que imponía el concierto internacional. Se optó por la reducción de riesgos y daños, por más que tal opción estaba demonizada.

Además, hay que recordar que en España el consumo nunca ha sido delito y que hasta 2013 hubo una considerable permisión fáctica con las asociaciones de consumidores de cannabis. Esta permisión hoy se ha acabado por la acción de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal Supremo. Por otro lado, la anterior Ley de Seguridad Ciudadana de 1992 sancionaba administrativamente las conductas de consumo en lugar público y de permisión del consumo, pero la vigente ley de 2015 ha multiplicado las conductas sancionables hasta el absurdo. Se confirma así una deriva regresiva respecto de momentos anteriores. Es obvio que vamos contra corriente: en muchos lugares se está viviendo la tendencia contraria, la que huye de los postulados represivos.

¿Cree que hay grupos de interés pro prohibicionismo, más allá de los narcos que se lucran con él?

Seguro. Son muchos los que viven de la prohibición y de la represión. Recordemos que en California cuando se planteó hace unos años la regulación del cannabis, se alzaron contra ella los proveedores de material para las cárceles; normal, si el consumo deja de ser delito, las cárceles se vacían. A pesar de todo, desde noviembre de 2016, la marihuana recreativa está legalizada en California, al igual que en otros siete estados. Por lo que se refiere al cannabis terapéutico, son 25 los estados que lo regulan.

¿Está banalizado el consumo de drogas, como denuncian algunos prohibicionistas o asociaciones de lucha contra las drogas?

En determinados sectores, especialmente entre jóvenes, puede tenerse una baja percepción del riesgo que supone el consumo de cannabis y de ciertas sustancias de síntesis. Respecto de las otras drogas, no es así. Es más, la parafernalia prohibicionista ha exagerado las consecuencias de consumir algunas drogas y, a la vez, ha ocultado los beneficios médicos de otras, dificultando con ello el desarrollo de la investigación científica y, en última instancia, el derecho a usar cualquier sustancia que alivie o cure. Este que acabo de señalar es otro de los daños colaterales de la prohibición.

Es evidente que las drogas son peligrosas, como el tabaco o los coches, y por eso hay que regularlas y no dejarlas en manos del crimen organizado. También es evidente que lo que hace más peligrosas a las drogas es, fundamentalmente, su prohibición y no tanto su composición química. Y también es evidente que las drogas pueden curar la enfermedad o paliar sus efectos, por eso hay que regular un acceso seguro. Los enfermos no deberían sumar a sus males el de acudir al mercado negro en busca de alivio. Esto es inhumano.