Autor Tema: Del cultivo y consumo de drogas  (Leído 45150 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #300 en: 19 de Diciembre de 2017, 14:48:41 pm »

La OMS considera el cannabidiol como una sustancia de uso terapéutico, el principal componente activo de la marihuana ya no es considerado como una droga




Regeneración, 17 de diciembre de 2017.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una recomendación pública para no catalogar el cannabidiol (CBD), principal componente activo de la marihuana, como una droga, esto luego de presentar diversos estudios y pruebas concretas de los beneficios del canabbis.

“La evidencia reciente de estudios en animales y humanos muestra que el uso del cannabidiol podría tener algún valor terapéutico para las convulsiones debidas a la epilepsia y las afecciones relacionadas”, afirma el organismo.

La organización aseguró que el cannabidiol tiene un uso terapéutico y no hay ningún riesgo de generar dependencia como otros canabinoides: “La Organización Mundial de la Salud (OMS), órgano de las Naciones Unidas, determinó que el cannabidiol (CBD), molécula no psicoactiva de la planta cannabis Sativa L, no es una sustancia peligrosa, por el contrario, cuenta con un alto potencial terapéutico”.

LEER MÁS:  Medicamentos falsos causan miles de muertes en países pobres: OMS
En su declaración, la OMS recomendó revisar la literatura científica al respecto y sustento sus declaraciones bajo el argumento de que el cannabidiol no genera efectos psicoactivos, por lo cual la sustancia puede ser utilizada en otras investigaciones, así lo detalla El Clarín.

Uno de los estudios considerados fue una investigación realizada a 16 participantes a quienes se les suministró de forma aleatoria una dosis de Tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol o un placebo. Luego se midió sus cambios en síntomas de psicoactividad o en intoxicación. Los participantes que tomaron THC mostraron ansiedad, sedación y alucinaciones, pero aquellos que consumieron CBD no tuvieron cambios, como tampoco lo hicieron quienes ingirieron un placebo.

LEER MÁS:  Medicamentos falsos causan miles de muertes en países pobres: OMS
En otra investigación se invitó a consumidores de cannabis recreativo a probar los efectos del cannabidiol por sí solo. Se encontró que el cannabidiol no produjo efectos psicoactivos, cardiovasculares ni de otro tipo.

Otro de los estudios realizado para conocer las consecuencias del abuso del cannabidiol en comparación con el THC, se suministraron ambas sustancias junto con un placebo. Se encontró que el cannabidiol y el placebo generaron resultados similares en todos los indicadores de medición de cambio en los participantes, como desempeño psicomotor, presión arterial, ritmo cardiaco, etc.

De esta manera el cannabidiol no representa riesgos por abuso y tiene un gran potencial terapéutico, así lo determinó la OMS.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #301 en: 26 de Diciembre de 2017, 09:39:07 am »
La legalización de la marihuana en Uruguay ha resultado ser todo un éxito

En julio de este año, la pequeña nación de Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la venta de marihuana en todo su territorio

La marihuana se vende en farmacias pero el bajo precio y los obstáculos puestos por los bancos hacen que pocas se hayan decidido a venderla
Uki Goñi - Montevideo
25/12/2017 - 19:31h

Una larga cola de gente espera cada tarde a las puertas de una pequeña farmacia de barrio en Montevideo. Tan pequeña que sólo pueden entrar de uno en uno. El proceso es lento, pero a la clientela, principalmente joven, no parece importarle. Esperan su turno de pie o sentados, conversando en grupos de dos o tres, a la brisa de una cálida tarde de primavera.

A la entrada, un farmacéutico pide a cada uno de ellos que pongan su huella en un escáner. El dispositivo electrónico está conectado a una base de datos gubernamental que les autorizará, o no, a su dosis semanal de 10 gramos de marihuana legal. El producto es de alta calidad, controlado por el Estado y garantiza un subidón excelente.

"En la calle, 25 gramos de marihuana te costarían 3.000 pesos, es decir, alrededor de 100 dólares [unos 85 euros] por algo que probablemente lleve una alta cantidad de pesticidas, semillas y tallos", dice Luciano, un joven comprador al que ya le toca su turno. "Pero aquí la misma cantidad te cuesta sólo 30 dólares [unos 25 euros], con garantía de máxima calidad, y en paquetitos termosellados de cinco gramos".

En julio de este año, la pequeña nación de Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la venta de marihuana en todo su territorio.

"Lo más importante ha sido el cambio de paradigma", dice Gastón Rodríguez Lepera, accionista de Symbiosis, una de las dos empresas privadas que producen marihuana para el Instituto para la Regulación y el Control del Cannabis, del gobierno uruguayo. "Uruguay se decidió al final sin mucho apoyo internacional. Dijeron que no funcionaría. Pues mira, está funcionado".

Con una población de sólo 3,4 millones, en un pequeño territorio entre sus dos gigantes vecinos, Brasil y Argentina (con poblaciones de 208 y 43 millones respectivamente), Uruguay lleva mucho tiempo estando a la vanguardia de las políticas progresistas no sólo en Sudamérica sino a nivel mundial.

Una ley del divorcio que permite a las mujeres separarse de sus maridos simplemente pidiendo permiso en un juzgado se aprobó ya en 1913. El aborto se legalizó en 2012, siendo Uruguay el único país latinoamericano en hacerlo junto con Cuba.

El temperamento progresista de Uruguay se debe en parte a una separación clara entre Iglesia y Estado en una región donde la Iglesia católica sigue siendo dominante. En el calendario oficial de vacaciones no aparece el día de Navidad como tal. La mayoría de los uruguayos se refiere a ese día con la denominación  escogida por el gobierno: día familiar. La semana de Pascua se denomina semana del turismo.

La decisión de aventurarse al mercado de la marihuana legal no ha llegado sin obstáculos. Principalmente por parte de la mayoría de farmacéuticos, que opusieron resistencia a actuar como proveedores de marihuana para uso recreativo (la marihuana medicinal sigue siendo ilegal en Uruguay).

Sólo 12 de las 1.100 farmacias del país se han dado de alta para suministrar marihuana a los 17.391 consumidores registrados en el sistema del gobierno, lo cual explica la larga cola en la pequeña farmacia de Montevideo.

El bajo precio del producto y los escasos márgenes de beneficio explican las reticencias de las farmacias. "Pero el principal problema es que los bancos han amenazado con cerrar las cuentas de las farmacias que vendan marihuana en Montevideo", dice uno de los farmacéuticos que vende marihuana en Montevideo pero que no quiere revelar su nombre por miedo a la intervención deu banco.

Aunque la venta de marihuana se ha legalizado en varios estados de Estados Unidos, sigue siendo ilegal a nivel federal, provocando que la mayoría de bancos no quiera llevar cuentas relacionadas con la venta de marihuana en ninguna parte del mundo. Incluso ahora que las ventas se han legalizado por completo en Uruguay, el miedo a meterse en problemas con las autoridades federales estadounidenses es real.

"El problema con los bancos fue una complicación imprevista", dice Eduardo Blasina, presidente del museo del cannabis en Montevideo, ubicado en una casa antigua en el artístico distrito de Palermo en la capital uruguaya. "Pero estos baches acabarán allanándose".
Los componentes más estudiados de la marihuana son el THC y el CBD

Los componentes más estudiados de la marihuana son el THC y el CBD Dank Depot

En sus inicios, la potencia de la primera marihuana legal no pudo satisfacer a los consumidores. "El gobierno cometió un error porque el primer lote que lanzó al mercado en julio tenía sólo un 2% de THC", dice Blasina.

THC, o tetrahidrocannabinal, es el principal psicoactivo de los componentes del cannabis. Es mucho más bajo que los niveles encontrados en el cannabis para uso recreativo en estados como Colorado.

"El gobierno captó el mensaje rápidamente y aumentó el nivel a un 9% de THC", dice el farmacéutico de Montevideo. Consumidor él mismo, añade: "Lo he probado y te puedo asegurar que aporta una experiencia de lo más satisfactoria".

Para aquellos que prefieran no comprar su marihuana legal en una farmacia, la ley uruguaya permite a los consumidores a cultivar marihuana en sus propias casas (hasta seis plantas) o a hacerse socios de "asociaciones cannábicas" privadas con un máximo de 45 miembros que tienen permitido sacar un máximo de 40 gramos al mes de la cosecha de la asociación.

"La transformación de los consumidores ha sido increíble", dice Blasina. "Han pasado de comprar un producto de baja calidad a vendedores en la calle a convertirse en expertos gourmet que compiten con las cosechas de sus asociaciones".

Seguros de que los farmacéuticos acabarán encontrando una forma de esquivar la negativa de los bancos a llevar sus cuentas, Blasina está más preocupado por la prohibición de venta a visitantes extranjeros en un país en el que el turismo va en aumento, en parte debido a las hermosas playas uruguayas, pero también por su reputación como oasis progresista en Sudamérica.

"Los turistas llegan esperando disfrutar de la libertad de uno de los países más progresistas del mundo, así que se sienten defraudados cuando descubren que no pueden comprar marihuana legal", dice Blasina. "Acaban comprando en la calle, que contradice el objetivo principal de la ley, dejar a los traficantes sin negocio".

Blasina y otros han empezado a presionar al gobierno para que se selle el pasaporte de los turistas permitiendo que compren una pequeña cantidad de marihuana durante su estancia. "Este verano llegará un número récord de visitantes y, ¿qué les dirán? ¿Que no pueden fumar?", dice el farmacéutico.

Sin embargo, hay formas de esquivar el problema. "La calidad de la marihuana es tan alta que los 40 gramos permitidos por el gobierno exceden lo que puedo fumar yo solo", dice un uruguayo que trabaja con los extranjeros que viajan aquí. "Así que siempre tengo suficiente para compartir con los visitantes".

Traducido por Marina Leiva

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #302 en: 26 de Diciembre de 2017, 09:44:08 am »
Dirigentes de un club de cannabis logran que el TC tumbe la condena del Supremo
El Constitucional considera que debió oírseles personalmente en el proceso, aunque confirma que cometieron tráfico de drogas y no serán absueltos.
26 diciembre, 2017 00:00

María Peral @Maria_peral

El Tribunal Constitucional ha otorgado su amparo a los responsables de un club de cannabis de Bilbao que fueron condenados por el Tribunal Supremo a penas de tres a ocho meses de cárcel al considerar que la doctrina del "consumo compartido" (no delictivo) era inaplicable a esa asociación.

El TC ha anulado la condena del TS y ordena a la Sala Penal que dicte una nueva sentencia que respete el derecho a un proceso con todas las garantías, en concreto la audiencia personal a los acusados. Pese al varapalo al Supremo, los afectados no tienen muchos motivos para alegrarse respecto al fondo de la cuestión porque el Constitucional sí considera que, en el caso, la actuación del club cannábico está correctamente considerada un delito de tráfico de drogas.

Los cinco acusados, que constituyeron en 2010 un club cannábico denominado "Asociación de Estudios y Usuarios del Cáñamo", fueron juzgados en 2014 por la Audiencia Provincial de Vizcaya, que les absolvió. Los jueces vascos consideraron que la organización no tenía como finalidad la distribución de marihuana a terceros ni se había demostrado ningún enriquecimiento ilícito de sus responsables.

Lo determinante, consideró la Audiencia, es que ninguno de los acusados promovía el consumo ni incitaba a otros a iniciarse en él, limitándose a un supuesto de consumo compartido entre personas que ya eran usuarias de cannabis.
"Un mundo sin drogas"

Según los estatutos del club, su objetivo "no es ni el fomento ni la difusión de sustancia alguna; es más (...) la asociación aboga por un mundo sin drogas. Pero los que estamos en esta realidad necesitamos normalizar nuestras vidas".

"Sólo pretendemos", añadían los estatutos, "proteger nuestra salud de los graves perjuicios derivados del consumo de cannabis adulterado (...), hartos de un mercado negro lleno de riesgos".

La Fiscalía recurrió la absolución ante el Tribunal Supremo. Los fiscales alegaron que, a la vista del alto número de socios del club -290- y de las cantidades asignadas a cada uno en los “contratos de previsión de consumo” que firmaban al hacerse miembros (dos gramos diarios cada socio), “se está ante el manejo y distribución de un total de 10,4 toneladas de cannabis cada seis meses”, un cantidad que, a juicio del Ministerio Público, está “muy lejos” de lo que puede considerarse un mero autoconsumo compartido.

Para la Fiscalía, el club era un "subterfugio legal en orden a propiciar, amparar y legitimar" lo que no era sino tráfico de drogas.
No es un mero 'consumo compartido'

El Supremo estimó el recurso del fiscal. El club, concluyó, era una organización de estructura metódica, institucionalizada, con vocación de permanencia y abierta a la integración de un número elevado e ilimitado de personas, lo que no era equiparable al consumo compartido entre un grupo reducido de adictos identificados como tales y determinados.

El pleno de la Sala Penal condenó a los acusados por tráfico de drogas por 10 votos frente a cinco, aunque les impuso una pena muy rebajada al apreciar que hubo un "error vencible de prohibición", esto es, determinó que los responsables del club cannábico albergaban dudas de que su conducta fuera delictiva pero no hicieron nada por cerciorarse. El fallo, emitido en septiembre de 2015, recibió los votos discrepantes de Joaquín Giménez, Cándido Conde-Pumpido, Ana Ferrer, Andrés Martínez Arrieta y Andres Palomo.

El TC ha anulado la condena al considerar que la existencia de un error vencible sobre la licitud de la conducta no es una cuestión jurídica estricta sino que atañe a la intención subjetiva de los acusados, por lo que "no podía ser resuelta sin darles la posibilidad de ser oídos personalmente".
Audiencia personal

La sentencia del Constitucional, con ponencia de Santiago Martínez-Vares, señala que "la reconsideración [por el Tribunal Supremo] de los hechos estimados probados en primera instancia no se limitó a una mera discrepancia jurídica sino a la apreciación de la posibilidad de conocer lo ilícito de la conducta [por parte de los acusados] concluyendo con la alternativa que agravaba la absolución, por lo que la posibilidad de los condenados de ser oídos era obligada para garantizar la defensa". El TC ordena retrotraer las actuaciones judiciales al momento anterior al dictado de la sentencia del Supremo para que este tribunal "proceda de modo respetuoso" con el derecho a un proceso con todas las garantías.

No obstante, en contra de lo que pretendían los demandantes de amparo, el TC no tumba la sentencia del TS por vulneración del derecho a la legalidad penal. El Constitucional afirma, a este respecto, que la resolución del Supremo "no contraviene el tenor literal del precepto [artículo 368 del Código Penal, tráfico de drogas] al considerar subsumibles en el tipo penal las actividades dirigidas a facilitar cannabis a consumidores o las consistentes en cultivar, producir, preparar, envasar y entregar la sustancia tóxica a los socios para su consumo, así como en tener a disposición para su entrega una importante cantidad de cannabis (4.750 gramos)". Esa fue la cantidad de cannabis encontrada por la Policía Municipal de Bilbao en un registro al club realizado en 2011.

"Tampoco resulta extravante", añade el TC, ni desborda el tipo penal de tráfico de drogas entender que "una asociación dedicada a cultivar y facilitar cannabis a sus miembros, institucionalizada, con vocación de permanencia y abierta a la integración sucesiva y escalonada de un número elevado e indeterminado de personas no deba verse beneficiada por la exoneración de la responsabilidad penal derivada del consumo compartido".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #303 en: 03 de Enero de 2018, 08:01:14 am »

Filas en una tienda donde se vende marihuana en California. Reuters

Colas en California para comprar marihuana (de forma legal)
Emoción y colas en las tiendas el primer día en el que el estado más poblado de EEUU ha abierto su mercado al comercio del cannabis.
3 enero, 2018 00:31


E.E.

Colas y emoción en el primer día de la legalización de la marihuana. Las tiendas de venta de cannabis con fines recreativos han abierto este lunes sus puertas en California, un estado de Estados Unidos en el que la marihuana con fines terapéuticos es legal desde hace más de dos décadas.

Miles de personas hicieron cola en clínicas con licencia que venden cannabis para uso recreativo. "Es un nuevo mundo que se abre", ha dicho Diana Gladden, de 48 años, tras comprar marihuana para ella y sus padres en una tienda de la localidad de Oakland, según ha informado el diario estadounidense The New York Times.


Las regulaciones aprobadas hasta la fecha en el estado han permitido la apertura de tiendas en unas pocas ciudades de California, entre ellas Berkeley, Oakland San Diego y San Jose, mientras se espera que otras como Los Ángeles y San Francisco consigan pronto sus licencias.

El portavoz de la Oficina de California para el Control del Cannabis, Alex Traverso, ha señalado que cerca de cien tiendas del estado cuentan con licencia a fecha del 1 de enero.

California es el sexto estado del país en introducir la venta de marihuana con nes recreativos, después de Alaska, Colorado, Nevada, Oregón y Washington. Está previsto que este año se sumen a la lista Maine y Massachusetts.
Disminuye el desempleo

"La Oficina del Tesoro estima que en 2020 tendremos 7.200 millones de dólares en ventas de marihuana legal en California. Y 1.000 millones de dólares en impuestos", señaló a Efe Elizabeth Ashford, del Grupo Operativo de Cannabis de Los Ángeles (LACTF).

Para Ashford, las cifras "son conservadoras". Y es que a pesar del rápido crecimiento en otros estados donde el cannabis también es legal, como Nevada, que generó más de 19 millones de dólares en impuestos en sus cuatro primeros meses, California los superaría prontamente, debido a las altas expectativas de compradores.

Las ventas legales de marihuana en Estados Unidos y Canadá alcanzaron en 2016 más de 11.700 millones de dólares y se espera que lleguen a los 23.000 millones en los próximos cinco años, según la consultora ArcView, que apunta beneficios en el mercado laboral.

"La industria del cannabis crea trabajos y disminuye el desempleo", aseguró a Efe John Downs, directivo de ArcView y quien afirma que Colorado, donde la marihuana recreativa es legal desde 2014, registra "un desempleo menor desde la legalización" y es "el más bajo del país".

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44673
  • Verbum Víncet.
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #304 en: 03 de Enero de 2018, 11:30:05 am »
Este será el criterio que se irá imponiendo por el resto de países del mundo, entre otras cosas porque se recaudan impuestos y se termina con el tráfico ilícito . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #305 en: 03 de Enero de 2018, 11:35:04 am »
Este será el criterio que se irá imponiendo por el resto de países del mundo, entre otras cosas porque se recaudan impuestos y se termina con el tráfico ilícito . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk

Alguno que le lea se raja las venas...y es que no hay como sufrir en carne propia una patología que solo pueda paliarse con marihuana...entonces veríamos a los hipocritas rasgadores de vestiduras ir corriendo a comprar.


Fuerza y honor

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44673
  • Verbum Víncet.
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #306 en: 03 de Enero de 2018, 11:47:18 am »
Estoy acostumbrado a nadar a contracorriente . . . no pasa nada, aquí el autoconsumo no se persigue, lo que supone, como la prostitución, una legalización de hecho . . . algún día habrá un gobierno que ponga estos asuntos en la agenda política y publique la correspondiente legislación para de una vez por toda regular estos temas .   .   . se terminaría con la clandestinidad y se recaudarían impuestos . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #307 en: 11 de Abril de 2018, 10:31:53 am »
CLUBES CANNABIS
Audiencia absuelve asociación cannabis al no ver sancionable consumo en grupo

La Audiencia de Lleida ha absuelto a tres miembros de una asociación cannábica de La Seu d'Urgell (Lleida) al considerar que se limitaban al consumo compartido de esta sustancia en el local de la entidad, lo que no constituye una conducta penalmente sancionable.

Agencia EFE
10 DE ABRIL DE 2018 | ACTUALIZADO EL 10 DE ABRIL DE 2018
La Audiencia de Lleida ha absuelto a tres miembros de una asociación cannábica de La Seu d'Urgell (Lleida) al considerar que se limitaban al consumo compartido de esta sustancia en el local de la entidad, lo que no constituye una conducta penalmente sancionable.

En una sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la sección primera de la Audiencia de Lleida absuelve a los tres acusados, dos hombres y una mujer, que estaban acusados de los delitos contra la salud pública y asociación ilícita, al concluir que no participaron en la difusión o propagación de marihuana y que se limitaron a su consumo en un contexto de "autoconsumo compartido".

Los absueltos se agrupaban en la asociación cannábica A Medical Grass, que figura como inscrita en el registro de asociaciones de la Generalitat desde 2014 y constituía un espacio privado y exclusivo para socios consumidores habituales de cannabis, según sus estatutos.

Para ser miembro de esta asociación, según sus normas, se requería tener más de 21 años de edad, consumir cannabis con fines de salud y de mejora de la calidad de vida, contar con el aval de otro socio y firmar el documento pertinente de adhesión.

Los Mossos d'Esquadra comenzaron una investigación respecto a la actividad de esta asociación en 2016, en la cual identificaron a cuatro socios, además de los tres acusados, y accedieron al interior del establecimiento cuando la policía local de La Seu d'Urgell lo había precintado al no disponer de autorización de apertura.

En la sentencia, el juez constata que esta entrada y registro en el domicilio de la asociación, tratándose de un establecimiento de acceso restringido y no abierto al público, fue llevada a cabo "sin autorización judicial ni consentimiento del titular", por lo que estima "vulnerado el derecho a la inviolabilidad del domicilio" y declara nula la diligencia.

Las vigilancias policiales efectuadas en torno a la asociación constatan que algunas personas entraban y salían del local pocas minutos después, portando droga en cuatro ocasiones, aunque había carteles en el local que informaban de que el consumo de debía realizar en el interior y que la estancia debía ser no inferior a los 15 minutos, por lo que fueron los socios los que incumplieron las normas.

El escrito concluye que el local "no se trataba de un centro de distribución ilícita de droga a terceras personas ajenas", y que uno de los acusados cumplía una labor "absolutamente secundaria", mientras que los otros dos "realizaban tareas auxiliares".

De esta manera, la sentencia identifica la actividad que se llevaba a cabo en el domicilio como una que "podría asimilarse al consumo compartido y por lo tanto atípica", aunque no constitutiva de "una conducta penalmente sancionable".

Esta atipicidad, según la sentencia, se da cuando se trata de consumidores habituales agrupados en un lugar cerrado, congregados en un grupo reducido, y con cantidades limitadas al consumo diario.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #308 en: 01 de Mayo de 2018, 09:02:37 am »

Tres detenidos y 1,5 kilos de marihuana y hachís intervenidos en un club de fumadores de Chamartín

27 abril, 2018 Gacetín Madrid 0 comentarios



El pasado martes, día 24 de abril, agentes de la Unidad Integral del Distrito de Chamartín y agentes de la Sección de Policía Judicial de la Comisaría del mismo distrito, realizaron una entrada y registro en un club de fumadores como resultado de una operación que había comenzado semanas antes.

En dicha operación se intervinieron 1,5 kilos de sustancia estupefaciente (hachis y marihuana) dinero en efectivo, balanzas de precisión, útiles para la venta de la droga y latas de refresco con doble fondo.

También se procedió a la detención del encargado del Club y de dos miembros de la Junta Directiva como autores de un delito contra la salud pública, trasladando todas las diligencias al Juzgado de Instrucción nº 39, que estaba al tanto de la operación y que autorizó la entrada al local, para solicitar el cese y clausura tanto del local como de la actividad.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #309 en: 15 de Junio de 2018, 17:15:40 pm »


Absuelven al presidente de un club de cannabis por creer que era legal



El magistrado considera que en este caso "concurren razones más que justificadas para concluir" que el imputado creía actuar dentro de la legalidad, pues su colectivo "había obtenido el registro público.
EFE

15.06.2018 - 16:17
El Juzgado de lo Penal número 2 de San Sebastián ha absuelto de un delito contra la salud pública al presidente de una asociación de consumidores de cannabis de Andoain (Gipuzkoa) al entender que el acusado actuaba "con plena conciencia de estar desarrollando su actividad dentro de los márgenes legales".


En la sentencia del caso, el magistrado Santiago Romero Buck-Ardstad, considera que en este caso "concurren razones más que justificadas para concluir" que el imputado creía actuar dentro de la legalidad, pues su colectivo "había obtenido el registro público" con unos estatutos que "claramente indicaban cuáles eran sus objetivos".

La resolución señala además que el citado club, que disponía de una plantación de marihuana en Hernani (Gipuzkoa), había desarrollado algunas actividades "conjuntamente" con el Ayuntamiento, en el contexto de un "clima, a nivel autonómico, legalmente propicio para el desarrollo de este tipo de clubes".

El texto judicial recuerda asimismo que existen "jurisprudencia y votos particulares de los mismísimos magistrados del Tribunal Supremo que consideran que en algunos casos es posible no sólo apreciar el error de prohibición invencible, sino también que el cultivo compartido es atípico" cuando concurren algunos requisitos.

Era "requisito indispensable ser mayor de 21 años, abonar una cuota de entrada de 50 euros y hacer una declaración responsable de ser consumidor de cannabis"

El escrito recuerda, en este sentido, que el citado colectivo fue creado el 10 de agosto de 2011, "al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación y la Ley del Parlamento Vasco 7/2007, de 22 de junio, de Asociaciones de Euskadi".

Mayor de 21 años, abonar cuota y declarar hacerse responsable
Precisa además que, entre sus objetivos, se encontraban "el estudio sobre el cáñamo y sus posibles aplicaciones culturales, científicas y terapéuticas"; facilitar a los usuarios del cannabis el consumo "responsable, controlado y legal" siempre "con carácter individualizado y personal"; evitar el "peligro para la salud" de sus usuarios "inherente al mercado ilegal", y "desarrollar y concretar el proyecto de uso compartido, teniendo como máxima cumplir lo establecido en los presupuestos emanados de la jurisprudencia del Tribunal Supremo".

Asimismo, era "requisito indispensable ser mayor de 21 años, abonar una cuota de entrada de 50 euros y hacer una declaración responsable de ser consumidor de cannabis, distinguiendo entre socios honorarios, activos colaboradores, usuarios lúdicos y usuarios terapéuticos".

Los estatutos del club dejaban además claro que estaba "terminantemente prohibido consumir cualquier droga que no fuera el cannabis dentro del recinto de la asociación" y la "venta de cualquier sustancia ilegal".

La asociación "enviaba a un perito agrónomo" a la plantación que "hacía una previsión del cultivo", mientras que cada miembro del colectivo "tenía que firmar en un libro e indicar su nombre, la fecha y la cantidad que se llevaba"

174 plantas: 34.891 euros
A pesar de ello, el 2 de septiembre de 2015, agentes de la Ertzaintza acudieron al terreno rural explotado por la citada asociación, donde se incautaron de 174 plantas de marihuana en distintos estados de desarrollo, valoradas en su conjunto en un total de 34.891 euros y que estaban "destinadas exclusivamente al autoconsumo de los miembros" del colectivo que hacían "una previsión anual individualizada del consumo de cada socio".

Con este fin, la asociación "enviaba a un perito agrónomo" a la plantación que "hacía una previsión del cultivo", mientras que cada miembro del colectivo "tenía que firmar en un libro e indicar su nombre, la fecha y la cantidad que se llevaba, estableciéndose un régimen disciplinario por el que, en caso de incumplimiento, un socio podía ser expulsado".

Finalmente, la resolución judicial, insiste en el hecho de que el presidente del club ahora absuelto actuó en el desempeño de sus funciones "pensando que tanto la asociación, su actividad y su cargo eran lícitos conforme a derecho".


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #310 en: 02 de Julio de 2018, 06:52:20 am »
España mira para otro lado mientras cada vez más países regulan el uso del cannabis

La reciente legalización del cannabis en Canadá y su regulación para uso terapéutico en Portugal ponen sobre la mesa un debate que en España no se da

Los colectivos pro regulación agradecen la intervención del líder de Podemos Pablo Iglesias en favor de la legalización, pero lamentan los argumentos escogidos 

Los cuatro grandes partidos dicen ser favorables a debatir la cuestión en el Congreso, pero la comisión que debe estudiarlo lleva meses paralizada
Daniel Sánchez Caballero
30/06/2018 - 21:23h

Canadá aprueba la legalización del uso recreativo del cannabis. Portugal hace lo propio, aunque con fines medicinales. Cada vez más estados de EE UU permiten su venta y consumo, ya sea para tratar dolencias o con fines lúdicos. Uruguay, Israel, Alemania... la lista de países que avanzan en la regulación del cultivo, compra, venta y consumo de plantas de marihuana crece y crece. ¿Y España? Bien, gracias.

La última modificación legislativa relativa al cannabis llegó con la aprobación de la ley de Protección de Seguridad Ciudadana (la ley mordaza), en 2015, y no fue precisamente un paso adelante. En un marco legal bastante ambiguo respecto al autocultivo (legal no es), el PP endureció un poco más una norma ya de por sí restrictiva: no se pueden tener plantas de marihuana en espacios visibles desde lugares públicos, como balcones o terrazas.

Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos en la comisión de Sanidad del Congreso y autor de una propuesta (paralizada) para permitir el uso terapéutico de esta planta, resume la situación actual con contundencia: "Tenemos la peor legislación del mundo", sentencia. "Una regulación prohibicionista, pero más consumo que en Holanda, donde es legal. Ni hay libertad ni hay consumo bajo, no tenemos nada".

Al menos ahora, a raíz de los diferentes casos que se van dando por el mundo, se habla del tema. Gracias también a Pablo Iglesias y su capacidad, por las adhesiones y rechazos que provoca, de marcar la agenda.

El líder de Podemos provocó el martes un pequeño revuelo con dos simples tuits. En el primero calificaba de "absurdo" que se pudiera comprar tequila en un supermercado mientras la marihuana es ilegal, y se hacía eco de la propuesta de su compañero de partido Jorge Moruno en el que abogaba por exportar cannabis con denominación de origen. Más tarde añadiría que "una empresa pública (...) generaría ingentes ingresos al Estado" que podrían utilizarse para mejorar la Sanidad.

La propuesta, en esos términos, no cayó excesivamente bien ni siquiera entre los defensores de la legalización (en alguna forma) del cannabis, aunque todos saludan que se genere debate sobre la cuestión.

"Se podrían haber utilizado más argumentos"

"Agradecemos mucho que Iglesias ponga el asunto sobre la mesa", arranca Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) y de la asociación de ayuda a enfermos Dos Emociones. "Pero al lanzar el mensaje se podrían haber utilizado más argumentos, como la libertad de los individuos, la importancia del cannabis medicinal y lo que aporta y hablar de la prevención de riesgos también", valora.

"No nos parece correcto poner una sustancia al servicio del mercado sin más", critica Eric Asensio, secretario de CatFac, la federación de asociaciones cannábicas de Cataluña, la propuesta de Iglesias. "Hay que aprender de los errores cometidos con otras sustancias como el alcohol o el tabaco, si no, nos estaremos arrepintiendo en diez años", argumenta. "Nuestra propuesta estaría basada en un modelo restrictivo de reducción de riegos y educación del usuario", añade.

David Rabé, exsecretario de la Federación de Asociaciones Cannábicas, cree que antes de pensar en exportar directamente "habría que regular el uso particular y terapéutico del cannabis, que los usuarios puedan acceder a la planta, regular cuántas se pueden plantar en casa. Hay que centrarse en el consumidor", opina.

Desde Podemos matizan. "Nuestra propuesta es por la regulación integral, lúdica y terapéutica. En el caso del uso terapéutico es una cuestión de derechos humanos, en tanto que hay evidencia científica de que el cannabis posee propiedades que sirven como paliativo para determinadas patologías", explican fuentes del partido, que conceden también que "en el plano económico supondría un gran revulsivo para la reactivación económica y la recuperación del mundo rural", ahondando en las ideas lanzadas por Iglesias.

La situación actual es que, con carácter general, la posesión de cannabis está prohibida en España. No se puede consumir ni transportar por la vía pública. En casa es diferente. Aunque tener plantas no está permitido, se suele hacer la vista gorda si se considera que son para uso personal. Tampoco puede la policía entrar sin una orden del juez.

En España, un 9,5% de la población declara haber consumido cannabis en algún momento en el último año, cifra que cae hasta el 7,3% si se pregunta por el último mes y hasta el 2,1% si se buscan consumidores diarios. Sin embargo, con una foto fija del consumo bastante estable en los últimos años, las incautaciones de plantas se han multiplicado por tres en los últimos cinco años. La sociedad, al menos la del futuro, parece dispuesta a dar el paso: el 60% de los jóvenes apuesta por regular la producción y venta de cannabis, según una encuesta de la FAD.

Sea siguiendo el modelo canadiense (con un enfoque más economicista) o el uruguayo (más enfocado al consumidor), cada vez más voces apuestan por una regulación del cannabis. Los hay que piden la despenalización con fines terapéuticos, como el Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), y los hay que luchan por la legalidad del consumo recreativo. Entre estas últimas voces está, por ejemplo, la exdirectora general del Plan Nacional sobre Drogas, Araceli Manjón-Cabeza.
Sin avances

Sin embargo, la situación actual, las posturas de unos y otros y los movimientos que (no) se están haciendo no llaman al optimismo de los pro-regulación. La propuesta de C's para regular el uso terapéutico está paralizada en el Congreso —culpan a PSOE y PP de ello—, esperando su turno. Dice su impulsor, Igea, que quieren reactivarla aprovechando el cambio de Gobierno "porque ha cambiado la situación".

Las similitudes con Podemos son notables en esta materia. El partido de Iglesias también ha presentado una propuesta, también culpa al PP de su bloqueo y también considera que "en este nuevo tiempo político (...) se dan mucho mejores condiciones" para que se apruebe. "Claramente nos estamos quedando atrás en cuanto a legislación, no hay más que observar el panorama internacional", rematan.

Sobre el papel y en declaraciones todos los partidos dicen ser partidarios de la regulación, o al menos de estudiarla, pero la situación no avanza. Ni un poco. "Parece que te dicen que sí para que te quedes callada", lamenta Pérez, del OECM. "Hace casi un año los cuatro grandes partidos nos dijeron que sí, pero luego PP y PSOE lo paralizaron. Y sabemos que, cuando se quiere, se meten asuntos en la agenda rápidamente".

¿Apoyaría Ciudadanos una regulación total del cannabis, incluido el uso recreativo? "No nos parecería mal replantearnos la legislación en global porque tenemos la peor del mundo", responde sin llegar a mojarse. "Pero, desde luego, el uso terapéutico es prioritario. Nos estamos quedando atrás en la solución de un problema muy gordo frente al que no hacemos más que cerrar los ojos", sostiene.

Desde el PSOE, partido del Gobierno, se mueven con prudencia. Jesús María Fernández, su portavoz en Sanidad, explica que son partidarios de "un abordaje integral del tema, pero no solo para hablar del terapéutico o la regulación del autoconsumo, también para abordar la problemática de la prevención de su consumo entre la población joven".

Igea, médico de formación, es consciente de la situación y por eso cree urgente abordarla. "Se está banalizando el consumo", afirma. En esto coincide con Fernández. "Y lo que no se puede hacer con problemas serios como este es banalizarlos. El cannabis no es inocuo y tener un alto consumo trae consecuencias. Pero ahora no tenemos ni un bajo consumo ni libertad personal, no tenemos nada", añade Igea.

Por eso los portavoces de las asociaciones son cautos. "Ofrecer un producto comercial sin una educación previa que haga al usuario final responsable de su consumo es un error", afirma Asensio, de CatFac, y cita el modelo catalán, donde los responsables de las asociaciones de consumidores de cannabis (un fenómeno creciente en España al amparo de la ambigüedad normativa) pasan un cursillo para aprender sobre la planta, las sustancias que contiene y posibles problemas que puede ocasionar.

Entre que se regula o más bien que no se regula, los usuarios de cannabis se buscan la vida. Los que defienden un uso recreativo,  acudiendo a alguno de los más de mil clubes que ya hay por España o en la calle. Los terapéuticos lo tienen peor. No les sirve cualquier cosa. "El 17% de la población española tiene dolor. ¿Cuántas personas hay con cáncer, con fibriomialgia?", reflexiona Pérez. A muchas de ellas podría ayudar el cannabis medicinal.

"Hay compañías creando productos, se está haciendo un gran mercado. Pero el paciente —y el usuario lúdico— estamos dejados de la mano de dios. Mucha gente que podría tener un buen asesoramiento, conocer las contraindicaciones o saber qué aceites tomar para su dolor no están recibiendo esa información. No hacer eso es omisión de socorro. Esto es una realidad que hay que abordar de una vez", zanja.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #311 en: 12 de Julio de 2018, 07:30:46 am »


NORMATIVA MUNICIPAL
Barcelona ha cerrado 46 clubs cannábicos ilegales en Ciutat Vella en tres años
Los locales trabajaban sin tener licencia

El Periódico
Barcelona - Domingo, 08/07/2018 | Actualizado a las 14:59 CEST   

El Distrito de Ciutat Vella de Barcelona ha cerrado un total de 46 clubs cannábicos que operaban sin licencia, tras una ingente tarea de inspección de este tipo de locales, destinada a para garantizar la convivencia y la calidad de vida del vecindario de Ciutat Vella.

La semana pasada, técnicos del Ayuntamiento de Barcelona precintaron administrativamente un local en la calle Ferlandina, 65 que actuaba como club cannábico sin licencia. El local había sido apercibido de cese de la actividad, sin que los promotores cumplieran la orden voluntariamente. El cierre ha sido posible gracias a la tarea de investigación policial que ha hecho la Guardia Urbana en los últimos meses y la consiguiente actuación administrativa realizada por los Servicios Jurídicos del distrito.

Los inspectores han revisado un total de 61 establecimientos relacionados con la actividad de asociación cannàbica sin autorización municipal. Las actuaciones han resultado con el cierre de 46 de estos espacios mediante precinto del local, ya sea judicialmente o administrativa, y el resto han cerrado voluntariamente.

Además, en otros 7 casos se está en proceso de precinto del espacio o de comprobación de la actividad. Finalmente, hay 8 establecimientos que están siendo fruto de seguimiento por parte de la Guardia Urbana y en los que, hasta el momento, no se han detectado indicios de actividad ilegal.
34 establecimientos legales

Ciutat Vella cuenta con un total de 34 establecimientos que tienen licencia para ejercer esta actividad. En estos casos, se ha llevado a cabo la tarea inspectora y de seguimiento necesaria para garantizar que el espacio se adecúa al que marca la normativa actual, que data de mayo del 2016.

El plan especial urbanístico para regular las asociaciones cannàbiques establece una serie de requisitos de distancia, superficie, ubicación y criterios técnicos para las asociaciones. Esta es una herramienta al servicio de las políticas de salud que permite abordar el fenómeno y regularlo, también desde la perspectiva urbanística.

El objetivo del plan es compatibilizar el derecho de asociación de las persones consumidoras de cannabis con el ejercicio otros derechos fundamentales cómo son la protección de la salud, la convivencia y el goce de un medio ambiente adecuado.






Así, cuando se sospecha o se recibe una denuncia de una posible cannàbica ilegal, se inicia la investigación para comprobarlo, ya sea a través de los servicios de inspección del distrito o de la Guardia Urbana. En caso de que los promotores no permitan el acceso, el Ayuntamiento de Barcelona tiene que solicitar la entrada al juez para constatar que se hace aquella actividad.

En el caso del precinto, se actúa del mismo modo. En primer lugar se intenta la vía del precinto administrativo sin necesidad de autorización judicial y, en caso de que esto no sea posible porque los promotores del negocio no permitan entrar los técnicos municipales, se pide la autorización al juez para poder llevar a cabo el cierre por parte del distrito.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #312 en: 14 de Julio de 2018, 07:49:04 am »
La guerra a los 'coffee shops' enciende en Francia el debate del cannabis

    Según encuestas publicadas en junio, más de la mitad de la población es favorable a su consumo con fines médicos.
    Una regulación del cáñamo aportaría a las arcas del Estado vía impuestos entre 2.000 y 6.000 millones de euros al año.
    Cannabidol: el componente de la marihuana "seguro" y "adictivo"

14 julio, 2018 02:08

Antonio Torres del Cerro / Efe

La guerra declarada por el Estado francés a los locales que venden cannabidiol, una molécula con propiedades relajantes que tiene cannabis, pero que no está prohibida por ley, ha encendido el debate acerca de la regulación de esta sustancia. En un país que castiga severamente el consumo de estupefacientes, incluída la marihuana, con hasta un año de cárcel, partidarios y detractores de autorizarla han alzado sus voces en las últimas semanas. El detonante ha sido la apertura de cerca de un centenar de "coffee shops", como se denomina a los establecimientos en los que puede consumirse cannabis de forma recreativa, y la férrea respuesta de las autoridades.

Redescubrir la planta y sus múltiples usos

Cuatro gerentes de este tipo de tiendas han sido arrestados en París esta semana en una investigación sobre "tráfico de estupefacientes e incitación a su uso", a los que se unen otros tres detenidos en junio. Sus locales también fueron precintados.

Esta tensa situación ha llevado el espinoso tema de la regulación del cannabis al centro del debate en Francia, donde el 51% de los ciudadanos es favorable a una autorización del cannabis en situaciones como las médicas, de acuerdo con una encuesta publicada en junio.

El cierre de estos locales al menos ha servido para que el gran público "redescubra la planta en su conjunto y sus diferentes usos", explicó Florent Bufferie, portavoz de la asociación francesa en pro de regular el cannabis NORML, que tiene como modelos Uruguay en el caso recreativo o en Canadá para el médico.

"Este tipo de tiendas han hecho una interpretación de la ley concreta. Nosotros las apoyamos si informan bien del tipo de producto que venden", aclaró Bufferie, para quien una regulación del cáñamo aportaría a las arcas del Estado vía impuestos entre 2.000 y 6.000 millones de euros al año.

La interpretación a la que alude el portavoz de NORML es la comercialización de productos a base de cannabidiol (CBD), una sustancia no prohibida, pero tampoco autorizada, que en muchos casos contiene nada o muy poco de tetrahidrocannabinol (THC), a la que se atribuye un efecto de euforia y que está expresamente vetada siempre que sobrepase el nivel del 0,2%.
Primeros pasos

La aventura de los "coffee shops" la iniciaron varios emprendedores el pasado mayo, cuando decidieron abrir tiendas dedicadas principalmente a vender el cannabidiol a través de diferentes productos: en flor, aceites, cremas o pasteles.

¡Rumbo a España y Portugal!

Lisboa, Barcelona, Sevilla, Porto, Madrid… No os perdáis todo lo que España y Portugal pueden ofreceros gracias a los precios irresistibles de Ibis!

Su éxito fue rotundo. Se registraron largas colas alrededor en algunos, como los de París, que hicieron portadas en los medios. Alertadas por el impacto social, las autoridades reaccionaron con mano dura blandiendo detenciones y clausurando locales.

"Hay ganas de represión por parte de las autoridades. Se lo digo a todos mis clientes. El riesgo penal es real", advierte Ingrid Metton, abogada defensora de varios empresarios del sector del cannabis.

Gobierno de Macron

El mediático cierre de "coffee shops" salpicó al Gobierno de Emmanuel Macron. La ministra de Sanidad, Agnès Buzyn, asumió públicamente un vacío legal sobre el cannabidiol, pero pidió de todas formas a las autoridades estrechar el cerco en esa clase de locales, porque son susceptibles de vender productos "potencialmente peligrosos para la salud".

La polémica también ha llevado a que un grupo de cargos públicos socialistas, del partido de Macron (La República en Marcha), los Verdes y varios médicos hayan pedido en una tribuna en "Le Parisien" la legalización del cannabis con fines terapéuticos.

De momento, el Ejecutivo dice no oponerse a este tipo de regulación, aunque no ha dado pasos concretos. Respecto a la punición del consumo, ya anunció un tímido avance que podría beneficiar a los 700.000 consumidores de cannabis diarios en Francia.

El pasado enero, el ministro de Interior, Gérard Collomb, se mostró favorable a aplicarles una multa de entre 150 y 200 euros, frente a los 3.750 actuales, aunque sin descartar procesos penales contra ellos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #313 en: 28 de Agosto de 2018, 08:38:04 am »
Marihuana: 11 detenidos en un cultivo con 3.000 plantas y 40 kilos de cogollos
Todos los arrestados por la Policía Municipal y la Guardia Civil son españoles, excepto un dominicano
Mónica Gail
@monicagail96
MADRIDActualizado:
28/08/2018 00:22h

En el marco de la operación Delta 9, agentes de la Guardia Civil de Guadalajara y Policía Municipal de Madrid del distrito de Tetuán han desmantelado cinco plantaciones de marihuana «indoor» en El Casar.

En total, se han incautado de más de 3.000 plantas y más de 40 kilos de cogollos de marihuana lista para su distribución. Los investigadores, entre los meses de junio, julio y agosto de este año, han recopilado información y registrado seis domicilios, donde encontraron las cinco plantaciones.

Hay once personas detenidas, todas ellas de nacionalidad española, excepto una, que es de origen dominicano.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #315 en: 25 de Septiembre de 2018, 17:45:28 pm »
Alguien me podría decir que diferencia legal hay entre el cultivo de cannabis medicinal y....el cultivo de cannabis?


El multimillonario Juan Abelló se alía con un fondo británico para cultivar cannabis medicinal en España


 Tras venderle su monopolio del opio, Alcaliber, el magnate crea junto al fondo británico GHO la sociedad Linneo Health, de la que su firma de inversiones, Torreal, controla un 40%

 El 60% restante pertenece a Alcaliber, vendido este año por Torreal y Sanofi a ese fondo londinense y propietario de la licencia para cultivar y comercializar la planta

 El fondo londinense, especializado en el sector sanitario, controla Alcaliber a través de una firma radicada en el paraíso fiscal de Islas Caimán


El multimillonario Juan Abelló junto a su esposa, Ana Isabel Gamazo Hohenlohe, en septiembre de 2014. EFE
Por Antonio M. Vélez
24 sep 201820:41

Torreal, la firma de inversiones del multimillonario Juan Abelló, y el fondo británico GHO, nuevo propietario de Alcaliber (dueña del monopolio del opio en España y controlada por Abelló hasta hace unos meses), han unido fuerzas para cultivar y comercializar cannabis en España y poner en valor la licencia que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) concedió en octubre de 2016 a Alcaliber para llevar a cabo esta actividad.

Torreal y GHO han constituido Linneo Health, SL, una sociedad con domicilio en el número 27 de la calle Génova de Madrid (donde está la sede de Alcaliber), que comenzó sus operaciones el pasado 27 de julio y tiene como objeto social "la realización, tanto en España como en el Extranjero, de las actividades de cultivo, producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercio de cannabis y sus productos para fines médicos y científicos, así como la investigación ligada al desarrollo de estas actividades", según el Registro Mercantil.

La nueva firma, según fuentes de Torreal, tiene como accionistas a la firma de Abelló (40%) y a GHO, accionista mayoritario con el 60%. Este fondo londinense, especializado en inversiones en el sector sanitario, ocupa tres de los cinco puestos del consejo de administración de Linneo Health, incluyendo la presidencia. Torreal ha nombrado a los otros dos consejeros: David García-Ganuza de Mier, su director de Asesoría Fiscal, y Francisco de Borja Pinedo de Zúñiga y de Noriega, del área de Inversiones.

La creación de Linneo llega después de que, en mayo, GHO lograse el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para adquirir Alcaliber, líder mundial en producción de morfina, que hasta entonces pertenecía a Torreal (60%) y a la multinacional francesa Sanofi (40%).

Con esa venta, por un importe que no trascendió pero que se cifró en más de 200 millones de euros, el discreto Abelló, una de las mayores fortunas de España, se desprendió de un negocio  extremadamente rentable que había fundado su padre en 1973 y que llevaba tiempo en el foco público: de hecho, se puso en venta en plena epidemia de opiáceos en EEUU.

Paraíso fiscal
Para vehicular su participación en Alcaliber, GHO ha recurrido, como es habitual en el mundo del capital riesgo, a una sociedad ubicada en el paraíso fiscal de Islas Caimán. Aunque la propietaria de Alcaliber es la española Alfa Topco (Spain) SA, su socio único es la luxemburguesa Alfa Luxco, que a su vez tiene como socio mayoritario a Healthcare Capital Luxco. El dueño de esta última es GHO Capital Fund I L.P., domiciliado en George Town, Islas Caimán, que hace unas semanas dio entrada en el capital de Alfa Luxco (con pequeñas participaciones) a algunos directivos de Alcaliber, encabezados por el director general, José Antonio de la Puente.

La creación de Linneo refleja que las incipientes actividades de Alcaliber en el negocio del cannabis quedaron fuera de la operación de venta de la compañía, lo que ilustra el interés de Abelló por participar en un mercado que  en España es actualmente cosa de dos operadores y que a escala mundial  está en plena ebullición, por las posibilidades que ofrecen los usos medicinales de esta droga y tras la decisión de grandes potencias como Canadá de legalizar el uso recreativo de la marihuana, también en vigor en nueve estados de EEUU (Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon, Vermont, Washington) y en Washington DC.

Mientras, en España, el líder de Podemos, Pablo Iglesias,  reclamó en junio pasado la legalización del cannabis con usos recreativos y "que nuestro país sea una referencia en exportación de marihuana y que eso revierta, no en el beneficio privado de cuatro señores, sino de la sanidad o los servicios públicos", en una velada amenaza a los planes de Abelló y Alcaliber.

Alcaliber fue la primera empresa española que, en octubre de 2016, logró licencia de la Agencia del Medicamento para el cultivo, producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercialización de cannabis. Un año después, firmó un acuerdo de suministro con la canadiense Canopy Growth (la mayor compañía del sector en el mundo) para cultivar sus semillas en España. En Portugal, otra firma canadiense del sector, Tilray (que desde que salió a Bolsa en julio pasado ha llegado a multiplicar por nueve su valor), va a invertir 20 millones en la macroplantación que pondrá en marcha cerca de Coimbra, al norte del país, según publicó el pasado fin de semana Jornal de Negòcios.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #316 en: 25 de Septiembre de 2018, 17:48:31 pm »
La respuesta es evidente....


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #317 en: 19 de Octubre de 2018, 07:18:22 am »


De subidón: Canadá celebra la legalización de la marihuana


Consumidores de marihuana se reunieron anoche en torno a las tiendas que suministran esta droga en un ambiente de fiesta y celebración

"Es uno de los momentos más importantes de mi vida", señaló el propietario del primer gramo de marihuana para uso recreativo que se ha vendido en el país

Canadá, segundo país que legaliza la marihuana para uso recreativo
Leyland Cecco
18/10/2018 - 15:48h

Una mujer fuma marihuana en un parque de Toronto para celebrar la legalización.

Cinco segundos después de medianoche, Ian Power se convirtió en el propietario del primer gramo de marihuana para uso recreativo que se ha vendido en Canadá. Tras esperar durante horas a la intemperie, un emocionado Power entró en la única tienda de marihuana abierta de St John's, Terranova, e hizo su compra.

"Creo que es uno de los momentos más importantes de mi vida", explicó a los periodistas que aguardaban en la entrada del establecimiento, Tweed, para presenciar la transacción. Tengo lágrimas en los ojos, ya no tendré que comprar marihuana en callejones", señaló. Power les explicó que no iba a fumársela; su intención era enmarcarla.

Han pasado tres años desde que el primer ministro, Justin Trudeau, fue elegido por los canadienses con la promesa de legalizar la marihuana. Con esta medida, se pone fin a casi un siglo de prohibición. A partir de ahora, los residentes en Canadá podrán comprar legalmente la droga. El cannabis se prohibió en 1923 y en 2001 el Gobierno lo legalizó, pero solo para fines medicinales.

Sin lugar a dudas, el mundo nos está mirando", indicó Jody Wilson-Raybould, fiscal general del país, en una rueda de prensa celebrada el miércoles por la mañana. El Gobierno también ha anunciado que indultará a todas aquellas personas que hayan sido condenadas por compra o tenencia de marihuana, siempre que se trate de delitos o faltas menores. Este anuncio representa una victoria para los activistas que aseguraban que la prohibición afectaba especialmente a las minorías raciales.

Los ministros que asistieron al acto pusieron la nota de seriedad y puntualizaron que Canadá sigue teniendo leyes estrictas que prohíben la venta de marihuana a menores de edad y para impedir que se conduzca bajo los efectos de esta sustancia.

Las ventas de cannabis se regirán por un confuso mosaico de leyes provinciales y en ocasiones contradictorias: en Ontario la gente podrá fumar o consumir marihuana en cualquier lugar donde pueda consumir tabaco legalmente, pero en Manitoba la pena por hacerlo será de 672 dólares.

Sin embargo, la preocupación que pueda generar esta confusión no frenó el entusiasmo popular. Para celebrar la ocasión se formaron largas colas en Halifax, ya que los residentes acudieron en masa a las doce tiendas gestionadas por el Gobierno de la provincia. Los establecimientos ya habían advertido que tan pronto como se legalizara la marihuana podrían quedarse sin suministros.

"Me he abastecido", señaló Isaax Langille al periódico Star Halifax mostrando una compra de 30 gramos, la cantidad máxima legal, por la que había pagado 344 dólares canadienses. Las provincias se han esforzado por diseñar estrategias de precios que disuadan al comprador de optar por el mercado negro, donde el producto puede ser más barato.

El precio por gramo de marihuana no es igual en todo el país. En los Territorios del Noroeste, el precio por Internet es de 13,13 dólares canadienses, comparado con los 5,87 dólares canadienses de Terranova.

Durante años, el país ha contado con dispensarios ilegales de marihuana, que a menudo requieren poco más que una conversación por Skype con un médico y un permiso de conducir en vigor. Es probable que algunos dispensarios sigan funcionando de manera ilegal.

"En los últimos 20 años ya hemos tenido la impresión de que consumir marihuana era legal, pero ahora puedo comprarla legalmente", declaró Charlie Galley a Star Halifax al salir de un establecimiento de marihuana en Nueva Escocia.

Muchos de los primeros en comprar legalmente la marihuana hicieron referencia a su esperanza de que la legalización cambie la percepción social que se tiene de los consumidores.

"Es importante que muchos dejen de pensar en los consumidores como alguien pasivo que está todo el día sentado en el sofá comiendo patatas fritas", dijo Hugh Senécal en declaraciones a la CBC de Montreal: "Me levanté a las 3 de la mañana para estar aquí. La mayoría de la gente no lo haría".

Según la CBC, la Société Québécoise du Cannabis, uno de los minoristas de Quebec, había registrado más de 10.000 ventas a las 9.30 de la mañana.

La provincia más poblada de Canadá no tendrá tiendas físicas, pero poco después de medianoche, el sistema de pedidos por Internet de Ontario comenzó a funcionar, seguido por las críticas en las redes sociales por el torpe diseño de la página web. Es probable que a lo largo del año se abran establecimientos.

En Ontario se organizaron fiestas para celebrar la legalización. Sin embargo, al no disponer de tiendas, los asistentes tuvieron que consumir marihuana que habían comprado de forma ilegal.

En la única tienda de la Columbia Británica, Kamloops, unos pocos esperaban su turno. Me emociona que finalmente tengamos una tienda", explicó a Global News la primera persona de la fila, que llegó a las 2 de la madrugada para la inauguración de las 9 de la mañana. "Anoche fue como si fuera Navidad, sentía mariposas en el estómago".

Uno de los principales periódicos del país se sumó a la fiesta: el Globe and Mail publicó una infografía sobre cómo liar un porro de marihuana.

La posible huelga del único servicio de correos que puede utilizarse para pedidos de marihuana, el Canada Post, amenaza este ambiente de subidón. Las huelgas rotatorias empiezan el lunes por la mañana. Para los consumidores de marihuana que no viven cerca de una tienda física, una huelga implica que si quieren marihuana legal, tendrán que seguir esperando.







Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #318 en: 19 de Octubre de 2018, 20:59:12 pm »


El debate de la regulación del cannabis en España se estanca en el Congreso


 Podemos quiere retomar la regulación integral del cannabis, que actualmente tiene dos iniciativas parlamentarias en el Congreso totalmente paradas

 Uruguay, Canadá, muchos estados de EE UU y otros países como Alemania, Portugal o Israel ya han legalizado el consumo de marihuana en distintos grados


EFE
Por Daniel Sánchez Caballero
18 oct 201820:18

Mientras el mundo avanza en la regulación del cannabis en diferentes formas, España mira. Mira cómo en países como la rica Canadá o el no tan boyante Uruguay han legalizado su consumo lúdico, cómo varios estados de EE UU y naciones como Portugal, Israel o Alemania permiten su consumo con fines terapéuticos, pero aquí, entre los países europeos que más consumen, el debate agoniza a la espera de su turno en una subcomisión del Congreso que no existe.

Podemos se ha propuesto poner el asunto sobre la mesa y, aprovechando el tirón de la reciente legalización en Canadá y quizá que justo ahora es época de recolecta de marihuana, este jueves ha metido el cannabis en el Congreso. No literalmente, pero durante unas horas en las pantallas de Sala Ernest Lluch de la Cámara Baja se pudo ver la hoja de la marihuana durante unas jornadas en las que se habló de legalización, industria, consumo, cannabis terapeútico, narcotráfico, desarrollo rural, etc.

"De lo que estamos discutiendo no es si esto hay que regularlo o no, sino quién va a ser el siguiente país en hacerlo", afirmó durante su intervención el secretario general, Pablo Iglesias. "Creo que España como país tiene que ser el primero [en Europa], tenemos que convertirnos en referencia y aprovechar una oportunidad que puede dar grandes beneficios al país". Habla Iglesias de la regulación integral, no solo con fines terapéuticos.

Dos propuestas, dos negativas
Si nos atenemos a la situación del debate en España, puede ponerse cómodo Iglesias. Cierto es que hay dos propuestas en el Congreso, una del propio Podemos para una regulación integral, otra de Ciudadanos para legalizar el uso terapéutico. Igual de cierto es que ambas duermen el sueño de los justos. La de Ciudadanos espera su turno para ser abordada. La de Podemos fue vetada, según el partido morado, alegando que ya existía la de Ciudadanos. Y hasta hoy.

Cuando se pregunta a los partidos, sin embargo, ninguno se muestra abiertamente en contra de la regulación al menos de su uso medicinal. Pero, más allá de las referidas propuestas de Podemos y C's, ninguno ha hecho tampoco nada por ello.

La ley española es ambigua respecto al cannabis, aunque la última modificación que se hizo (en la Ley Mordaza) fue hacia la represión. Actualmente la posesión y consumo en la vía pública está prohibida. También, por supuesto, la compra-venta. El cultivo casero y el consumo en la casa propia está permitido siempre que se mantenga dentro de los límites, nunca fijados en gramos, del uso personal. Pero si plantas una planta, que no se vea desde la calle: el Gobierno de Rajoy lo prohibió con multas recogidas en la citada Ley de Seguridad Ciudadana.

Iglesias aspira a que España siga los pasos de países como Canadá o Uruguay, aunque los modelos de estas naciones difieran bastante. En el país sudamericano, el primero en aprobar una regulación total del cannabis, los potenciales consumidores deben darse de alta en un registro estatal, que les otorga permiso para acudir a una de las farmacias que lo dispensan y adquirir su dosis semanal de un producto controlado por el Gobierno.

En Canadá el modelo ha aprendido de la experiencia de EE UU, según ha explicado Michael Collins, asesor del Gobierno de EE UU, durante la jornada de Podemos en el Congreso. El país está entre los principales productores del mundo y ha realizado una legislación en la que serán empresas privadas las que planten y vendan el cannabis. Los entresijos de la ley difieren mucho por provincias, pero básicamente cualquier mayor de 18 ó 19 años podrá adquirir cannabis.

La calle, a su ritmo
Mientras, la calle se mueve a su propio ritmo. Por un lado, España es el país europeo, junto a la República Checa, donde más cannabis se consume (el 9,5% de la población afirmó haberlo hecho en el último año). Por otro, crece la aceptación social de la droga, sobre todo entre los jóvenes: seis de cada diez menores de 34 años defienden una regulación controlada, según la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

En paralelo, en los últimos años han proliferado por todo el estado clubes sociales de fumadores de cannabis (con carácter recreativo en su inmensa mayoría) donde los consumidores se agrupan y adquieren la marihuana o el hachís de manera conjunta para intentar esquivar la ley. Cada vez son más, hasta un millar por toda España, según las asociaciones que los agrupan, que abogan por un modelo centrado en el consumidor, en el que es necesario ser socio y donde prima la información y la seguridad en el consumo.

El problema que se están encontrando estos espacios es que operan en un vacío legal y están a expensas de que el Gobierno regional de turno permita su existencia o no (no son secretos). La línea roja suele ser que tengan un número controlado de socios, un genérico no molestar a los vecinos ni llamar la atención y que no pueda entrar cualquiera a adquirir cannabis, señalan desde los clubes.

Pero no solo la calle va por vía distinta de la Adminstración. Las empresas privadas también están viendo un futuro filón ("no es cuestión de sí o no, sino de cuándo") y se posicionan para el día que se abra el mercado. En España actualmente hay hasta 20.000 hectáreas para el cultivo de marihuana aprobadas por el Ejecutivo en medio de un gran oscurantismo. Entre los últimos empresarios en ver el negocio está el magnate Juan Abelló, poseedor de una de estas licencias para la producción y venta de cannabis a través de la empresa Alcaliber.

Contra estas cuestiones alertó el jueves Iglesias. "El segundo debate es a quién va a beneficiar la regulación del cannabis. ¿Queremos que sirva para beneficiar a grandes multinacionales o es una oportunidad de crear una industria pública? Creo que es evidente las ventajas de una regulación del cannabis por parte del sector público y como sector público", añadió.

Al hilo de esto, la Universidad de Barcelona ha realizado un estudio en el que asegura que, de legalizarse el consumo, las arcas públicas ingresarían unos 3.312 millones de euros al año. Como propina, se reduciría el mercado negro de la marihuana al 15% del que hay en la actualidad, según la UB.

Sin embargo, para el sector civil en torno al mundo cannábico esta aproximación es un error. "Se podrían utilizar más argumentos, como la libertad de los individuos, la importancia del cannabis medicinal o hablar de prevención de riesgos", valoró en su momento Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), de la asociación de ayuda a enfermos Dos Emociones y consumidora terapéutica.

En términos parecidos se expresan desde las asociaciones que agrupan a los clubes sociales de fumadores. "No nos parece correcto poner una sustancia al servicio del mercado sin más. Hay que aprender de los errores cometidos con otras sustancias como el alcohol o el tabaco para no estar arrepintiéndonos en diez años", opinaba Eric Asensio, secretario general de CatFac, la federación de asociaciones cannábicas de Catalunya.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187674
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #319 en: 26 de Octubre de 2018, 08:14:53 am »


Dos detenidos y 1 Kg de droga intervenida en un Club de Fumadores de Villa de Vallecas
25 octubre, 2018 Gacetín Madrid

La Policía Municipal de Madrid ha detenido a dos personas y ha intervenido 583 gramos de marihuana y 399 gramos de hachís en un dispositivo especial llevado a cabo en un Club de Fumadores de Villa de Vallecas.

Agentes de la Unidad Integral del Distrito de Villa de Vallecas pusieron en marcha un dispositivo especial, junto con Agentes de la Grupo de Policía Judicial de Policía Nacional del mismo distrito, a fin de investigar las denuncias y quejas vecinales recibidas sobre un posible delito contra la salud pública.

Las denuncias versaban sobre un local de Villa de Vallecas que estaba funcionando como Asociación Cultural (Club de Fumadores), por lo que se procedió a identificar a las personas que entraban y salían del mismo, permaneciendo muy poco tiempo en el interior. Se les intervino cierta cantidad de droga que, según sus manifestaciones, la habían adquirido en ese local, por lo que se confeccionaron las correspondientes actas de tenencia de sustancias estupefacientes.

Se procedió a inspeccionar el local en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas. Se identificó en el interior a cuatro personas consumiendo sustancias estupefacientes y a otros dos, responsables del negocio. A continuación se localizó en un despacho acristalado, que se utilizaba para la venta de droga a los clientes, un total de 583,36 gramos de marihuana y 399,62 gramos de hachís.

Como consecuencia de la intervención fueron detenidos los dos responsables del local por un delito contra la salud pública, realizando los agentes actuantes acta de inspección en materia de espectáculos públicos y actividades recreativas donde se hizo constar las irregularidades observadas.