Autor Tema: Del cultivo y consumo de drogas  (Leído 45546 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #340 en: 04 de Septiembre de 2019, 11:12:21 am »
Helicóptero indiscreto


https://youtu.be/FAJdyaPzcgo


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #341 en: 13 de Octubre de 2019, 20:38:32 pm »


Errejón propone “la regulación integral” de la marihuana
Más País defiende la legalización del uso medicinal y recreativo

   

ANA MARCOS
Madrid  13 OCT 2019 - 12:23 CEST

Más País defiende la regulación integral del uso de la marihuana en España. "Apostamos por la legalización del cannabis medicinal y recreacional. Sin pasar por etapas", explica Jorge Moruno, miembro del partido de Íñigo Errejón y firmante de la tribuna que ambos publican este domingo en EL PAÍS. Su apuesta es seguir el camino de Uruguay, nueve Estados de Estados Unidos y Canadá. Para conseguirlo, será necesario modificar la ley actual sobre estupefacientes que tipifica como ilegal la venta y el cultivo de esta sustancia y restringe el consumo y posesión a espacios privados.


La propuesta de Más País tiene como ejemplo el modelo del estado de Colorado. Es decir, una legalización integral que, según explica Moruno, ha demostrado cómo el consumo entre los menores de edad se ha reducido, se han aumentado los ingresos del Estado y una parte se ha podido revertir en programas de prevención. "El mercado legal captura todo el espacio del ilegal", defiende el dirigente de Más País.

Moruno se muestra convencido de que solo "una reforma integral" contribuirá a que este debate no se siga demorando en el Congreso. Hace un año, cuando el dirigente aún formaba parte de Podemos, participó en el foro Hacia la regulación integral del cannabis en España que la formación de Pablo Iglesias organizó en el Parlamento. "La idea tuvo repercusión porque planteamos la regulación completa, no por etapas", opina. Más País defiende que los ciudadanos van un paso por delante de los políticos en este tema. "Hay más españoles a favor del uso recreativo que los que mantendrían la legislación actual, según el CIS", apunta Moruno. "Este tema no va a olvidarse".


Los primeros cálculos de Más País, basados en mercados como el estadounidense y en estudios de asociaciones españolas como Regulación responsable, dibujan un mercado con ingresos directos anuales de entre 1.500 y 3.000 millones de euros derivados del consumo de cannabis medicinal y recreativo. A esta cifra habría que añadir ingresos indirectos de otro tipo de actividades propias de lo que Moruno denomina "la cultura de la marihuana" como el turismo. "Si hacemos una comparación con EE UU, estamos hablando de unos 90.000 nuevos empleos en una década", asegura. "Es una gran oportunidad económica, tenemos un clima privilegiado y una base desde la que empezar con los clubes de fumadores", continúa en referencia a estos espacios alegales en los que cualquier persona, tras hacerse socio, puede comprar y consumir marihuana.

A falta de una propuesta concreta, Moruno avanza que la legalización implicará el desarrollo completo de este sector agrícola e industrial. Es decir, que en España se cultivaría, procesaría y comercializaría el cannabis. Después se venderían los derivados en lugares como farmacias y, al contrario de lo que sucede en Uruguay, las dosis para el uso recreacional en "otro tipo de dispensarios", puntualiza el dirigente de Más País.


La ley española permite el consumo medicinal de marihuana, pero eso no significa que se pueda fumar porros con fines terapéuticos. La planta de la marihuana, como tal, no está considerada un medicamento y no puede recetarse, pero sí productos derivados del cannabis. Quienes cultivan esta planta con autorización de la Agencia Española del Medicamento tienen a sus clientes en países como Canadá, donde se receta el medicamento.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #342 en: 22 de Octubre de 2019, 07:17:53 am »


Marihuana medicinal en Tailandia

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #343 en: 26 de Octubre de 2019, 07:13:36 am »

Juicio a gritos entre la fiscal y una acusada fundadora de una asociación cannábica de Lavapiés
El abogado de Marta L. M. ha intervenido en la disputa para tachar de «vergüenza» la actitud del tribunal
S. L.
Madrid Actualizado:25/10/2019 17:00h

Una acalorada disputa entre la fiscal y una acusada ha marcado el juicio de este viernes en la Audiencia de Madrid, en el que los tres fundadores de una asociación cannábica se enfrentan a cinco años y ocho meses de prisión por delitos contra la salud pública y de asociación ilícita, informa Efe.

La tensión ha comenzado con la acusada Marta L. M., que repreguntaba una y otra vez cuando no comprendía las cuestiones que le planteaba el tribunal. Así ha empezado la disputa, hasta tal punto que ambas se han interpelado en un tono elevado, casi a gritos, a lo largo de la sesión.

El propio letrado de Marta L. M. ha tachado de «vergüenza» la actitud del tribunal, por permitir la insistencia de la acusada. «Aunque me saquen esposado de aquí digo que es indignante», ha dicho el abogado a la presidenta de la Sala por lo que entendía como una «pérdida de imparcialidad» del tribunal.

Mientras, los otros dos fundadores de la asociación cannábica también procesados, Elan S. J. y Jonás J. M., se han acogido a su derecho a no declarar. Con Marta, abogada, constituyeron en abril de 2014 «The High Class», una asociación sin ánimo de lucro para para «luchar por la legalización» del consumo de cannabis. Fue esta última, como jurista del equipo, quien se encargó de redactar los estatutos.
Rifirrafe por los estatutos

La puesta en escena de esos estatutos en las preguntas de la Fiscalía ha motivado los rifirrafes con la acusada. ¿Quiénes, cuánto y cómo consumían los miembros de la asociación? ¿Dónde se obtenía? ¿Se cultivaba marihuana en el local?, han sido algunas de las cuestiones planteadas por la fiscal.

«Conocíamos —ha contestado Marta— la normativa del consumo compartido», que «no podíamos sacar» a la calle las sustancias, que los socios debían ser «avalados y conocidos previamente, tras una entrevista», que el consumo debía hacerse de «inmediato» .

La acusada ha negado que cultivaran cannabis y ha precisado que los socios lo conseguían en el mercado negro a través de «compras mancomunadas». Pero la fiscal insistió entonces en una explicación del concepto de adquisición mancomunada.

«Como toda la vida de dios, la compra era propuesta por los socios», que anotaban individualmente en un listado de sugerencias el día, la hora y la cantidad de consumo. Al mismo tiempo se entregaba «la aportación económica correspondiente», ha explicado Marta.

No obstante, la Fiscalía considera que Elan, Marta y Jonás se beneficiaron con el comercio ilegal de cannabis bajo el paraguas de una entidad sin ánimo de lucro. Además, el Ministerio Público indica en sus conclusiones provisionales que tampoco controlaban que la marihuana u otras drogas se consumieran en el local ni se aceptara solo el acceso de los socios. «No cacheábamos a los socios, no teníamos rayos X», ha espetado la acusada.

«The High Class» tenía como sede un local en la calle de la Magdalena en el barrio de Lavapiés, que permanece cerrado por orden judicial desde diciembre de 2017. En un registro practicado en julio de ese mismo año, los agentes de la Policía Nacional intervinieron 935 euros, además de 724 gramos de marihuana, 226 de resina de la misma planta y caramelos, frascos de aceite y espray con THC, el principal componente psicoactivo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #344 en: 30 de Octubre de 2019, 07:34:40 am »


PASTEL EQUIVOCADO
Varias personas intoxicadas por consumir tarta de marihuana en un funeral por error
En Alemania es común tomar dulces en compañía tras los funerales y esta familia acudió a hacerlo a un local de repostería dónde se les sirvió el pastel equivocado

El Periódico
Barcelona - Martes, 29/10/2019 - 23:21

Un funeral en el este de Alemania ha terminado con la intoxicación involuntaria por marihunana de varios miembros de una familia tras el entierro.

En Alemania es común tomar tarta en compañía tras los funerales y esta familia acudió a hacerlo a un local de repostería. Según ha informado la policía, la hija del dueño del establecimiento, horneó una tarta de marihuana el día anterior y fue servida por error a  los comensales.

Tras haber pasado un rato desde su consumo, los trece intoxicados empezaron a mostrar síntomas de mareo y vómitos y fueron atendidos por consumo de marihuana. La policía investiga ahora a la joven.

La familia ha asegurado que a pesar de que el inicdente tuvo lugar en el mes de agosto, no quisieron hacerlo público hasta que temrinara el duelo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #345 en: 05 de Diciembre de 2019, 06:41:16 am »

Bajo receta médica
Pastillas de marihuana: Brasil aprueba la venta de medicamentos con cannabis

Para asegurar la calidad de estos productos, Brasil limitó "los puntos de entrada" de estos productos en su territorio.

La Información
martes, 03 diciembre 2019, 21:07
Actualizado: 04/12/2019, 04:30

Las autoridades sanitarias de Brasil aprobaron este martes la normativa para el registro y la venta de medicamentos a base de marihuana en las farmacias del país. La decisión de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), vinculada al Ministerio de Salud, entrará en vigor en 90 días a partir de su publicación en el Diario Oficial y se someterá a una revisión pasados tres años.

El objetivo de la medida es "encontrar una forma de garantizar el acceso, por la vía de la asistencia farmacéutica" y "asegurar un mínimo de garantía para los usuarios de los productos", señaló Anvisa en un comunicado.
Una planta de marihuana
Mira también
Hasta 3.000 euros por catar marihuana, así es la oferta de una empresa americana

El nuevo marco regulatorio crea así una nueva clase de productos: los "productos a base de cannabis", que estarán sujetos a la vigilancia sanitaria, deberán ser vendidos únicamente en las farmacias y tendrán que ser recetados por un médico.

Asimismo, la normativa especifica los procedimientos para conseguir diferentes permisos de Anvisa "para la fabricación y la importación" de este tipo de fármacos, así como establece los "requisitos para su comercialización, prescripción y fiscalización". Anvisa subrayó además que las empresas deben continuar las investigaciones para "la comprobación de eficacia y seguridad de sus fórmulas".

La regulación aprobada este martes exige además a las compañías interesadas en fabricar estos medicamentos a base de marihuana a obtener un certificado de buenas prácticas de fabricación, emitido por Anvisa. Aquellos que opten por importar el sustrato de cannabis para la fabricación del producto deberán, de acuerdo con las autoridades brasileñas, "importar la materia prima semielaborada", es decir, no podrán "importar la planta o parte de ella".

Para una mejor vigilancia de los lotes de fármacos derivados del cannabis, Brasil limitó "los puntos de entrada" de los productos en su territorio. En paralelo, Anvisa aún analiza la posibilidad de autorizar el cultivo de cannabis destinado a investigar y producir medicamentos elaborados a partir de la planta.
Imagen de la sede de Telefónica en Las Tablas (Madrid).
Mira también
Telefónica hace caja con casi 2.000 torres de Brasil y 'agranda' a su filial Telxius

La legislación brasileña prohíbe la plantación, la cosecha y la explotación de cannabis, salvo en casos específicos con fines medicinales y científicos que, además, tenían que ser avalados por la Justicia.

Hasta ahora, los pacientes que demandaban este tipo de fármacos suplían esa necesidad utilizando aceites y extractos a base de cannabidiol, una sustancia que se encuentra en el cannabis, conocida por sus efectos terapéuticos, y para los que necesitaban el aval de Anvisa para importarlos.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #346 en: 26 de Diciembre de 2019, 21:13:41 pm »


La 'Abuela Marihuana', condenada a nueve meses de cárcel aunque no entrará en prisión


El juzgado considera que, aunque no tuvo ánimo de lucro al constituir la asociación Marías por María, cometió un delito por favorecer el consumo de cannabisFernanda de la Figuera, veterana activista por la legalización del consumo de cannabis, evita la condena que pedía la Fiscalía, de cuatro años de prisiónDe la Figuera anuncia que recurrirá para lograr la absolución: "Mi interés es dar a conocer la maravillosa sustancia que es"


Fernanda de la Figuera, a la salida de los juzgados de Málaga | N.C.
Por Néstor Cenizo
26 dic 2019 19:32

Fernanda de la Figuera, también conocida como la Abuela Marihuana por su histórico activismo por la legalización del consumo de cannabis, ha sido condenada a nueve meses de prisión por el juzgado de lo penal 5 de Málaga. Junto a ella han sido también condenados el tesorero y el secretario de Marías por María, la asociación que constituyó en 2010. El juez considera que es culpable de un delito contra la salud pública, y además de la pena de prisión le impone una multa de 10.000 euros. De la Figuera, que siempre ha hecho bandera del consumo personal sin ánimo de lucro, ha anunciado a eldiario.es/Andalucía que recurrirá la condena.


La sentencia, fechada el pasado 16 de diciembre, condena a De la Figuera por un delito de tráfico de drogas "que no causan grave daño a la salud". El juez cree que De la Figuera y los otros dos condenados favorecieron el consumo de marihuana y esgrime que no se cumplen los requisitos fijados por el Tribunal Supremo para que el funcionamiento de los clubes cannábicos no sea delito: que se trate de un grupo reducido de consumidores habituales, que consumen de forma inmediata y en un lugar cerrado.


La sentencia destaca que el número de socios de Marías por María era "muy elevado" (200), que no se controlaba que los socios fuesen consumidores habituales o "adictos" y que tampoco se vigilaba que solo consumieran en el local en pequeñas cantidades.

El juez concluye que esto, aunque no exista ánimo de lucro, es delito porque la asociación se convirtió en "un medio de facilitación del consumo de la marihuana". "Nos encontramos ante la existencia de una estructura organizativa, en la que un núcleo de personas (…) poniendo esta estructura al servicio de los socios que adquieren la droga en la citada asociación, pagando una cuota y compartiendo los costes de producción de la droga", concluye.

"No me siento culpable"
La condena de nueve meses implica que De la Figuera evitará el ingreso en prisión. Por eso, y pese a la condena, De la Figuera se dice aliviada, porque el fiscal pedía para ella una condena de cuatro años de prisión. "Y con cuatro años no te libras de pisar la cárcel", dice. Ha pasado unas semanas muy inquieta, y la resolución le da "un respiro". Sin embargo, no está conforme y recurrirá la sentencia. "No me siento culpable", insiste. En su día declaró ante el juez que estaba convencida de estar haciendo algo legal cuando fundó Marías por María.

"Me han absuelto repetidas veces, soy cultivadora legal, soy la primera persona en este país que ha obtenido una absolución por hacer cultivo para su propio consumo", dice ahora, en conversación con eldiario.es/Andalucía. De la Figuera fue absuelta en 1995 por el cultivo en la misma finca de Alhaurín el Grande por la que ahora es condenada.


En 2010 fundó Marías por María, inspirándose en otros clubes legales que proliferaron por entonces, al amparo de una interpretación aparentemente tolerante del Tribunal Supremo. La registró ante la Junta de Andalucía y declaró que su objetivo era facilitar el cultivo colectivo, especialmente a mujeres con enfermedades crónicas, como artrosis, fibromialgia o reúma, evitando los riesgos de acudir al mercado ilegal de cannabis. Cada socio pagaba una cuota anual para los gastos de cultivo y mantenimiento y contaba con una ficha que fijaba su consumo máximo.

Un registro sin orden judicial
El 2 de julio de 2014, varios policías locales irrumpieron en el local sin orden judicial, la detuvieron a ella, al tesorero y al secretario y requisaron la marihuana. Un par de meses después, la Guardia Civil entró en una finca de Alhaurín el Grande y decomisó la marihuana destinada a los socios: 181 plantas y 28 cajas, con un peso neto ligeramente superior a ocho kilos, según determina ahora el juez.

El juicio se celebró el pasado 30 de octubre. Tras cuatro horas de interrogatorios, el propio fiscal admitió que no había indicios de ánimo de lucro en Marías por la María, aunque mantuvo la petición de cuatro años de cárcel.

El juez declara la nulidad de la entrada y registro del club, por entender que los policías locales vulneraron el derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio, pero da valor a sus declaraciones testificales. También corrige a la baja el peso de la cantidad incautada por errores en el informe pericial. Por el contrario, no declara la nulidad del registro de la finca (realizado también sin orden judicial).

De la Figuera ha visto reducida la pena porque el juez la aplica en su grado inferior, al entender que pudo ser víctima de la confusa jurisprudencia respecto a los clubes de cannabis. Sin embargo, cree que se trató de un error "vencible" porque ella se dedica al cultivo desde hace más de 30 años y es "una auténtica experta en la materia" dedicada a promover el uso personal de la marihuana y divulgar sus aplicaciones y beneficios.


De la Figuera anuncia que seguirá dando la batalla y sigue convencida de lo que hace: "En el juzgado de mi pueblo saben que toda la vida me he buscado la vida en el mercado inmobiliario y que no me dedico a vender marihuana. Mi interés no es ese, sino dar a conocer la maravillosa sustancia que es y lo buena que es para la salud de muchísima gente".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #347 en: 14 de Enero de 2020, 06:30:53 am »

El nuevo Gobierno acerca la regulación del consumo de la marihuana en España

La mayoría parlamentaria y las carteras ministeriales competentes hacen que un avance en la legislación del cannabis en España tenga más luz verde que nunca

Alberto Sanz


Publicado 14.01.2020 - 05:15

Alberto Garzón y Salvador Illa compartirán edificio. El primero es, desde este lunes, ministro de Consumo y, el segundo, ocupará la cartera de Sanidad. Un dueto que enciende las esperanzas de los defensores de la regulación del uso del cannabis en España, la familia de plantas de la que deriva la marihuana.

Por un lado, Garzón ha defendido públicamente la legalización de la marihuana en este país como líder de IU. Por otro, Illa aterriza en el Ministerio tras ocupar el cargo de número dos de la formación socialista más activa en esta materia, como es el Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC).

El escenario es favorable y nadie lo niega de forma oficial, pero se afronta con prudencia. Según explican fuentes cercanas al ministro de Consumo, todavía no se ha establecido una hoja de ruta para conocer cuándo se puede abordar el debate de la marihuana y existen dudas sobre qué cartera debería abordar esta materia.

Existen dos vías para afrontar este asunto: la medicinal y la integral (que incluye el consumo para ocio). La primera dependería, principalmente, del Ministerio que liderará Salvador Illa. La línea ideológica del ministro se vincula con la postura del PSC, que es la única formación dentro del PSOE que en su congreso federal votó a favor de una regulación del cannabis y redactó una iniciativa legislativa popular en Cataluña, que luego se encargó el Tribunal Constitucional de anular.
Fuerza en el Congreso

Revisar el cannabis por la vía integral necesitaría un respaldo del Congreso de los Diputados, en concreto, de la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas. Este es el modelo que ha defendido Unidas Podemos. La formación que lidera Pablo Iglesias, quien antes de entrar al Gobierno presentó una iniciativa parlamentaria sobre el cannabis, tendría el respaldo parlamentario de los partidos nacionalistas vascos (PNV y EH Bildu), catalanes (PDeCAT y ERC), Más País e, incluso, Ciudadanos, que ha defendido públicamente los avances en esta materia.

El gran escollo para este avance sería la rama más conservadora del PSOE. El cannabis tiene en esta legislatura la mayor fuerza parlamentaria de su historia, no como cuando el propio Alberto Garzón reclamaba el voto favorable en 2013 a la propuesta que lideraba una fuerza que hoy cuenta con 13 escaños (ERC) y por entonces era minoritaria:

"Más cerca que nunca"

Las principales voces en la lucha por una revisión son optimistas. "En esta legislatura estamos más cerca que nunca de una regulación del cannabis", asegura Bernardo Soriano, portavoz de Regulación Responsable y abogado de S&F. "Creemos que esta es la legislatura para el cannabis porque nos estamos quedando todos atrás", añade Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal.

Desde el Observatorio Español de Cannabis Medicinal apuestan por dar un primer paso con el cannabis desde el punto de vista sanitario. "Entendemos y deseamos que se arranque primero con el medicinal, porque se está dejando al paciente/usuario en manos del narco en vez del médico", argumenta Carola Pérez. Su organización entiende que es el producto que podría luchar contra el dolor que producen graves enfermedades como el cáncer. "El dolor no puede esperar y el uso medicinal nos parece mucho más urgente", matiza.

Bernardo Soriano, que lidera uno de los lobbys más importantes del sector en España, considera que el actual escenario abre la puerta a una regulación integral. "Creo que es muy importante ofrecer el uso medicinal para los cerca de 200.000 pacientes que se estima que demandan este productos, pero veo más necesario crear un marco legislativo para el total de cuatro millones de consumidores de cannabis que hay en España", explica el abogado.
1.900 millones en impuestos

Otro argumento que aportan para este avance es el impacto socioeconómico que tendría la regulación de la marihuana en España. Los datos de Regulación Responsable apuntan que, con la necesidad actual de recaudar, este avance generaría 1.900 millones de euros en impuestos, 38.000 puestos de trabajo yun recorte en la inversión en cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado dedicados a lidiar con el tráfico ilegal, sobre todo, en el sur de España.

"Se abre un período de gran actividad para nosotros pero, hasta que no se hable de este asunto de manera oficial, todo serán especulaciones", destaca Soriano. "El escenario actual deja a España en ridículo internacional porque tenemos a los mejores científicos y cultivos legales que exportan a otros países", sentencia Carola Pérez. Ambos coinciden en que el actual panorama político ofrece una oportunidad única a la regulación del cannabis en España.   

 

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #349 en: 03 de Febrero de 2020, 07:03:52 am »

"La regulación del cannabis debe ser ahora": pacientes, consumidores y empresarios miran con esperanza la legislatura

Nunca hubo un Gobierno y un parlamento a priori más proclives a la legalización del cannabis, y los lobbies presionan para poner sobre la mesa propuestas de regulación
Daniel Sánchez Caballero / Pol Pareja
02/02/2020 - 20:27h

Las expectativas están por las nubes. Pacientes, consumidores lúdicos y empresarios miran con grandes esperanzas al nuevo Gobierno para que regule el cannabis, como mínimo para usos medicinales e idealmente de manera integral.

La sociedad civil con intereses –los que sean– en la regulación observa la situación con una mezcla de expectativas y prudencia. "Sí, el Gobierno es a priori más propicio, pero el cannabis no es un tema importante para ellos. Además, el PSOE siempre ha sido conservador a la hora de plantear cuestiones polémicas. Necesitamos un detonante que ponga el debate sobre la mesa", explica un activista con un razonamiento que comparten casi todos en el sector.

Casi todas las fuentes consultadas están convencidas de que la regulación es más una cuestión de tiempo que de incertidumbre. También es cierto que esto se repite como un mantra desde hace unos cuatro o cinco años y nada ha cambiado. Pero el activista cannábico tiene memoria selectiva y prefiere mirar hacia delante, al parecer. Las dudas, de cara al futuro, pasan por el tipo de regulación que se va a acometer.

¿Optará España por una regulación estilo uruguaya, más centrada en el consumidor y que permite el autocultivo y democratiza la producción de cannabis? ¿Optarán los legisladores por favorecer a las empresas y poner en sus manos la plantación de marihuana? Esa es la batalla que se libra estos días, entre reuniones de los diferentes lobbies con los partidos y propuestas de regulación variadas.
Los motivos para el optimismo

Los optimistas tienen motivos para serlo. Nunca ha habido en España un Gobierno más social y proclive al tema que el actual, al menos en teoría. La mayoría que invistió a Sánchez es a priori proclive a la regulación. Dos de los mayores obstáculos políticos para la regulación, la exministra de Sanidad del PSOE María Luisa Carcedo y el portavoz de la materia Jesús María Sánchez, ambos reticentes a la regulación, están fuera de la ecuación.

También pueden contar los partidarios de la regulación con el apoyo social, al menos en parte. El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó en una encuesta reciente por el sentir de la ciudadanía al respecto. Las conclusiones se comentan solas: el 84% de las personas encuestadas se mostraron favorables a una regulación medicinal y los que aprobarían la integral (47%) superan a los que mantendrían la prohibición (41%).

Más todavía: aunque a él personalmente se le achaca un cierto conservadurismo, el nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, pertenece al PSC, un partido que votó a favor de la ley que regulaba los clubes sociales de consumidores (CSC) en Catalunya. "Además, no viene del mundo sanitario sino del económico", dice de él Bernardo Soriano, abogado y lobista pro regulación a través de la plataforma Regulación Responsable.

También se destaca la presencia en el Gobierno de Unidas Podemos, que ya presentó una Proposición no de Ley (PNL) para regularlo y organizó una jornada en el Congreso. El partido morado incluso ostenta el ministerio de Consumo, susceptible de formar parte de un hipotético proceso si se hiciera bajo ese punto de vista de la legalización integral) y según algunas fuentes está preparando una Proposición de Ley para marzo.

Tampoco nunca la situación mundial fue más propicia para la regulación, al menos en alguna de sus formas (solo medicinal o integral). Según las fuentes consultadas, España corre el riesgo de quedarse aislada en el contexto europeo como el único país que no permite el consumo de cannabis en básicamente ninguna de sus formas.

Francia tiene un programa medicinal desde hace años, Portugal está a punto de votar el suyo, en Italia la Justicia acaba de permitir a los particulares cultivar pequeñas cantidades, Alemania, Holanda o Inglaterra, entre otros, regularon el uso en algún grado tiempo atrás. Fuera de Europa, lo mismo. Cada año más estados de EEUU aprueban el consumo; Canadá y Uruguay realizaron una legalización integral e Israel tiene un programa medicinal entre los más potentes y completos del mundo. Incluso países tan reacios y que tenían legislaciones tan duras con la materia como Tailandia (el primer ministro vapeó cannabis en una conferencia de prensa) o Trinidad y Tobago han cambiado de tercio y están aplicando programas medicinales.
La sociedad civil

Quienes utilizan el cannabis con fines medicinales (principalmente para mitigar algún tipo de dolor, conciliar el sueño o recuperar el apetito) exigen una regulación. "Este año tiene que ser el año, nos vamos a quedar los últimos de verdad. Y los pacientes necesitamos una regulación que nos dé seguridad", explica Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal. Pérez es partidaria de una regulación integral, pero pide que si esta es menos factible al menos se empiece por una medicinal.

Héctor Brotons, abogado especializado en cannabis del bufete Brotansbert, recuerda que en este año la ONU va a reclasificar el cannabis en su reunión anual que realiza en Viena y sacarlo de la lista de sustancias más fiscalizadas internacionalmente. "En ese caso habría menos control y los gobiernos tendrían más margen, sobre todo para el cannabis medicinal", explica.

Brotons es también portavoz del Observatorio Europeo del Consumo y Cultivo del Cannabis, que ha presentado un modelo de regulación integral que fija en diez gramos al día el límite de consumo terapéutico y que legaliza el autocultivo y consumo.

No es la única propuesta elaborada que circula por el mundillo cannábico en España. El GEPCA (Grupo de Estudios sobre políticas del Cannabis) también tiene su propio texto, basado en "las tres vías naturales de acceso a la sustancia": el mercado legal, el uso corporativo y asociativo y el autocultivo personal.
El empresariado

El próximo 10 de febrero, los principales inversores, científicos y reguladores de todo el mundo relacionados con el cannabis se reunirán en Madrid. El evento, llamado Cannabis-Europa, se celebró anteriormente en Toronto, Londres y París y en él se debate sobre las posibilidades de negocio que este sector tendrá en Europa, un mercado valorado en más de 58.000 millones de euros. La entrada para asistir a esta jornada cuesta entre 650 y 900 euros por un solo día.

Lejos queda ya la época en las que las ferias de cannabis estaban enfocadas estrictamente al consumidor y cultivador de esta planta. Ahora también participan diputados, abogados, lobistas, y CEOs de multinacionales farmacéuticas que facturan miles de millones de euros.

"España es el país más grande de Europa en el que todavía no se ha regulado el cannabis médico”, señala Arnau Valdovinos, miembro de la consultoría Prohibition Partners que organiza el evento en Madrid. "El nuevo Gobierno progresista se ve como una oportunidad y la gente está bastante ilusionada".

Las principales empresas del sector cannábico llevan unos años posicionándose en España para el momento en que se regule la sustancia. Varias empresas cannábicas –como es el caso de las empresas holandesas de semillas Green House y Sensi Seeds– han abierto delegaciones en Barcelona, convertida durante el último lustro en una de las mecas cannábicas del continente.

Pero el capital no es solo holandés. Compañías canadienses, australianas, israelíes, colombianas y uruguayas también se están asentando en nuestro territorio a la espera de un cambio legislativo que ven como inevitable. Algunas empresas estadounidenses, a través de intermediarios, también están invirtiendo en marcas españolas de este sector y requiriendo el servicio de consultorías para conocer las posibilidades de negocio en nuestro país. La mayoría de ellas apuesta sobre todo por una regulación del consumo medicinal.

"Hay muchas empresas que se están instalando aquí para gestionar su negocio europeo a pesar de no tener operaciones en el mercado español", apunta Valdovinos. Según este consultor, la pertenencia a la Unión Europea y el buen clima para cultivar en exterior o en invernaderos hace de España uno de los países más atractivos para los inversores, a lo que hay que sumarle un tejido de empresas cannábicas que existe desde hace años y una "cultura de tolerancia" respecto a la sustancia.

Según Soriano, el abogado y lobista en la plataforma Regulación Responsable, las empresas que estudian invertir en este sector ahora mismo son de todo tipo. "Hay compañías agricultoras, empresas tabacaleras que quieren diversificar su negocio e incluso capital del ladrillo", sostiene por teléfono.

"España, y especialmente Barcelona, pueden convertirse en el punto central del negocio europeo del cannabis", explica un inversor estadounidense que pide anonimato para comentar la situación. "Todavía hay incertezas, pero esto también significa mayor rentabilidad para los que nos arriesguemos o lleguemos a tiempo".

También las principales multinacionales vinculadas al cannabis medicinal han puesto su pie en la península, acaparando las pocas licencias para el cultivo que ha expedido hasta la fecha la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

De las tres empresas que disponen actualmente de esta licencia en España, todas tienen capital extranjero o han sido adquiridas directamente por multinacionales del sector. Es el caso de Linneo Health, cuyo 60% pertenece al fondo británico GHO; Cafina, absorbida en 2019 por la multinacional canadiense Canopy Growth y Cannabinoids Spain, que forma parte del holding holandés Boti Holding.

"Cuando hay expectativas de hacer negocio el capital se mueve", analiza Soriano, que a través de su bufete de abogados también ofrece servicios de consultoría a empresas extranjeras que quieren invertir en el sector del cannabis en España. "Desde que el negocio empezó en Estados Unidos y Canadá cada vez son más diversas las empresas interesadas", asegura.

A pesar del atractivo que tiene España, las fuentes consultadas creen que existe el riesgo de que se pierda el tren. Países como Dinamarca o Malta se empiezan a promocionar como lugares atractivos para atraer este tipo empresas relacionadas con el cannabis medicinal, ya sea con facilidades para invertir o por sus bajos impuestos, como el caso maltés. "Países como Italia, Grecia y Portugal también se están ofreciendo para albergar este tipo de negocios", finaliza Soriano. "No hay mucho tiempo y la oportunidad no se puede dejar escapar".
Más información en eldiario.es

¿Regulación medicinal o integral? Así se ha legalizado el cannabis en diferentes países

España mira para otro lado mientras cada vez más países regulan el uso del cannabis

"Somos diez millones de pacientes con dolor. Dejadnos que el cannabis sea una opción"


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #350 en: 14 de Febrero de 2020, 09:00:06 am »



Requisados 1.250 alimentos derivados del cannabis que se vendían en una tienda del centro de Madrid


 13 febrero, 2020  Gacetín Madrid

La Policía Municipal de Madrid ha detenido durante la ‘Operación Eminent’ al encargado de la tienda ‘Cannabis Store Amsterdam’, situada en el número 79 de la calle Atocha, en el distrito madrileño de Centro, por un presunto delito contra la salud pública al vender artículos alimenticios no autorizados derivados del cannabis (CBD).

Junto con agentes de Policía Nacional se realizó el seguimiento y vigilancia de dicho establecimiento, y se comprobó que vendía “grameadas sumidades floridas” (marihuana) y resina (hachís) procedentes de la planta del cannabis.


 


Se confirmó la tenencia y venta en dicho establecimiento de estas sustancias psicotrópicas, y de productos alimenticios que contienen Cannabidiol (CBD), componente prohibido para el consumo humano, así como otros productos que carecían de etiquetado en español.

Como resultado de la actuación policial se intervino casi medio kilogramo de marihuana, 40 gramos de hachís y un total de 1.250 artículos alimenticios con un peso aproximado de unos 40 kilogramos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #351 en: 17 de Febrero de 2020, 12:40:38 pm »
Este asunto hay que abordarlo en esta legislatura.



Absueltos de tráfico de droga los fundadores de una asociación cannábica en Madrid


La resolución descarta que entregaran droga a personas ajenas al club.
Se olvidaron las llaves en la puerta de una nave con 620 plantas de marihuana y acabaron detenidos.
11.02.2020 - 16:00h
Entrada de la Audiencia Provincial de Madrid-
Entrada de la Audiencia Provincial de Madrid-EUROPA PRESS - ARCHIVO
La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto de los delitos contra la salud pública y asociación ilícita a los tres fundadores de una asociación cannábica en el barrio madrileño de Lavapiés acusados de tráfico de drogas por la Fiscalía, que pedía para cada uno cinco años y ocho meses de cárcel.


Así lo ha dictado en una sentencia en la que rechaza que Elan S.F., Marta L.M. y Jonás J.M. utilizaran el club The High Class para cultivar o comerciar con sustancias estupefacientes, y en la que estima que el consumo era entre los socios y coincidía con las cantidades de las compras en grupo.


De las pruebas practicadas, según aprecia la Sección Segunda de la Audiencia, no consta que los acusados acordaran la adquisición de droga sin contar con el resto de los socios, que anotaban sus pedidos en un listado, y descarta que entregaran droga a personas ajenas al club.

Si sobraba, lo dejaban en una "bolsa con su nombre"
"Aunque no siempre fuera inmediato el consumo y sobrase, lo dejaban en bote o cajita, o bolsa con su nombre", destaca la resolución, y la dosis no era "excesiva" en comparación con la porción mínima de cada uno de los socios que participaban en las compras.


La sentencia considera acreditado que agentes de la unidad de estupefacientes de la Comisaría del distrito de Centro de Madrid realizaron entre abril y mayo de 2017 labores de vigilancia en los alrededores del local de la asociación, cuando se incautó marihuana o hachís a diez personas. 

Plantación de marihuana.
Se olvidaron las llaves en la puerta de una nave con 620 plantas de marihuana y acabaron detenidos
El 27 de julio, la Policía Nacional intervino en el registro al local 724 gramos de marihuana, 226 de resina, caramelos, frascos de aceite y espray con THC, el principal componente psicoactivo de la planta.

Sin la presencia de ninguno de los acusados, los agentes encontraron 935 euros en efectivo, además de carpetas con ficheros individuales de los casi 600 asociados con la cantidad de sustancia depositada y las peticiones para compras en grupo.

La resolución indica que la entrada en el club se ajustó a la legalidad tras el visto bueno del juez de instrucción, que estimó los indicios de la Policía: la droga incautada a personas que salían del edificio y la sospecha de que en el interior se podía vender droga.

En el juicio, celebrado en octubre, Marta L.M. situó entre los objetivos de la asociación sin ánimo de lucro, creada en 2004, "luchar por la legalización de su consumo" en compañía de socios con esas inquietudes.

Un espacio para consumir sin ser multados
"Nos llamaba la atención tener un espacio en el que consumir sin ser multados, sin que te miraran mal por la calle", declaró, antes de añadir que cumplían con los requisitos para la puesta en marcha de la actividad, que arrancó con un patrimonio de 300 euros para gastos de constitución y sin un local propio hasta enero de 2015.

A preguntas de la fiscal, con la que mantuvo una disputa casi a gritos, la acusada dijo que conocían la normativa del consumo compartido, que prohíbe sacar estupefacientes a la calle y negó que cultivaran marihuana, algo "absolutamente ilícito".

"Una cosa es ser consumidor y otra un irresponsable", zanjó Marta L.M., secretaria de la asociación, junto a Elan S.F., presidente y Jonás J.M., tesorero, que se negaron a declarar.

La Fiscalía consideraba que se beneficiaron con el comercio ilegal de cannabis bajo el paraguas de una entidad sin ánimo de lucro de la que eran fundadores, por lo que, además de la pena de prisión, reclamó 6.000 euros de multa.





Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44822
  • Verbum Víncet.
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #352 en: 17 de Febrero de 2020, 13:48:00 pm »
Aquí ya se fuma marihuana con total y absoluta naturalidad, nadie se esconde, de manera que, efectivamente, algo hay que hacer al respecto.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #353 en: 18 de Febrero de 2020, 07:16:17 am »
Aquí ya se fuma marihuana con total y absoluta naturalidad, nadie se esconde, de manera que, efectivamente, algo hay que hacer al respecto.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


DEL TRÁFICO POR CÁDIZ AL CULTIVO EN TU FINCA
Cómo España ha pasado de ser un país de hachís a uno de marihuana en 20 años

Los soldados de Franco introdujeron el cultivo en España al terminar la Guerra Civil, pero no se popularizó hasta finales de siglo, con la genética de semillas

Autor
Alfredo Pascual
María Zuil


17/02/2020 12:06 - Actualizado: 17/02/2020 19:44

En 'Bajarse al moro' (1989), el cineasta Fernando Colomo retrató una España que ya no existe: la España del hachís, la ficha y el polen, la que subía de Marruecos con el recto abarrotado para financiarse unas vacaciones o pagar la entrada de un Golf GTI. La del estraperlo en democracia y el menudeo en las plazas del barrio.

Hoy, los datos de detenciones por posesión de esta sustancia, a los que ha accedido El Confidencial en exclusiva, muestran que los españoles no han dejado de consumir hachís, pero que cada vez son más los que se decantan por la marihuana, la planta de la que se obtiene el polen cannábico. En los últimos 20 años, las detenciones por posesión de marihuana han pasado de 386 anuales a las 6.301 que se practicaron el año pasado.

Un incremento del 1.500% que se explica con una sola palabra: autocultivo.

En realidad, el cultivo de marihuana en España no comenzó este siglo sino con las tropas franquistas regresadas de Marruecos. Lo explica Juan Carlos Usó, autor de referencia en temas de drogas en España: "La moderna ola del autocultivo de cannabis en España nace durante el siglo XX en el protectorado español en Marruecos, donde las autoridades practicaban la tolerancia con la costumbre local de cultivar cannabis, siendo en esta zona del Rif donde algunos españoles comenzaron a cultivar cannabis. Cuando comenzó la Guerra Civil, llegaron a la Península las tropas africanas, como los legionarios y la denominada guardia mora al servicio de Francisco Franco, quienes trajeron consigo sus costumbres, entre ellas la de cultivar y consumir kif. Tras la victoria de las tropas del general Franco, serían estos soldados los primeros en organizar la importación y venta en España del kif marroquí, que se comenzó a extender entre las clases populares en los años cuarenta del siglo XX, con la tolerancia del Régimen, e incluso había quien plantaba el cáñamo en terreno propio".

No obstante, el franquismo reaccionó rápido y desmanteló varias plantaciones entre 1954 y 1966, las mayores en Alcalá de Guadaíra, Vega del Tajo y Langreo. En aquella época, se relacionaba la marihuana con el incipiente movimiento 'hippie': "Esto obligó a la gente a ponerse en manos del narcotráfico de hachís con Marruecos, donde se producía en condiciones cuasi medievales", dice Hugo Madera, portavoz del Observatorio de la Marihuana. "Tradicionalmente, han sido cultivos de secano, pero desde hace unos años se utiliza un sistema de gota a gota. Pero claro, para cultivar así se necesita mucha agua, y por lo tanto hacer pozos. Es una historia larga, pero digamos que han muerto muchos marroquíes por pozos construidos de forma chapucera que se desmoronan con ellos dentro".

Paradójicamente, el autocultivo comenzó a recuperarse en 1992, con la ley Corcuera (o ley de la patada en la puerta), una medida que permitía a las autoridades invadir la propiedad privada sin autorización judicial en caso de creer que se está cometiendo un delito. Aunque fue declarada anticonstitucional a finales de 1993, sirvió para movilizar a los consumidores de hachís y marihuana, que arrancaron ese mismo año el movimiento asociativo: "En 1993 se funda Arsec (Asociación Ramón Santos de Estudios sobre el Cannabis) y se publica el primer manual de autocultivo. Esto genera un 'boom', porque hasta ese momento la mayoría de gente no sabía cultivar. Poco después, en 1997, se organizaron movilizaciones con el lema 'Ante la prohibición, me planto', cuando el movimiento social ya estaba tomando forma. Y por fin, en 1999, un señor catalán se fue a Ámsterdam, se trajo unas semillas y se puso a venderlas", dice Madera.

Yo fui el primero en vender semillas de marihuana en Europa

Ese señor catalán se llama Juan Carlos Abellán, más conocido como 'Karulo', y es el Robespierre de la revolución verde en España. "Yo soy de La Mina, un barrio muy pobre de Barcelona, donde todo el mundo consumía hachís, incluida mi familia", dice a este periódico. "Me crie viendo cómo la Policía toleraba el tráfico de hachís en mi barrio. Lo veía con mis ojos, cómo la mafia del hachís pagaba su mordida a los agentes para que se mantuviesen callados mientras luego multaban a otra gente, consumidores, o incluso les hacían ir a juicio por simple posesión. Ahí fue cuando decidí que no iba a seguir teniendo relación con esas mafias y me puse a plantar mi propia marihuana", dice Abellán, que empezó a plantar con 13 años en la terraza de su casa.

En 1999, Abellán se fue a Ámsterdam y regresó con una maleta llena de semillas de marihuana. Nadie le preguntó nada en el aeropuerto. Convencido de su legalidad, y siguiendo los consejos del magistrado José Luis Felis, de Jueces para la Democracia, Abellán abrió el primer 'grow shop' de España, justo detrás del Mercado de la Boquería, en Barcelona. "Tuvimos mucho éxito desde el primer momento. Nos llegaban pedidos por teléfono, venía gente de Portugal, de Francia... Y alguna mañana facturamos decenas de miles de euros, porque nos llegaban clientes que se llevaban medio millón de pesetas en semillas", afirma Abellán.

Karulo, ilustrador de profesión, fue muy valiente; cofundador de la revista 'Cáñamo', publicación decana del cannabis en España, ninguno de sus socios quiso involucrarse en ese negocio que llamaba 'grow shop': "Todos pensaban que eso era ilegal, que acabarían metiéndome en la cárcel. Así que durante algo más de un año fui el único en vender semillas en toda España, el único que le echó agallas", dice. "Luego, cuando la gente vio que no me llevaban preso, empezaron a surgir 'grow shops' por todos los lados, no han dejado de crecer un solo año. Ahora mismo, hay en torno a 1.200 físicos por todo el país, sin contar un número de tiendas indeterminado que solo operan por internet", continúa.

El tráfico se mantiene en el Estrecho porque es la entrada de Europa

La apertura de 'grow shops' fue poco a poco desplazando al hachís en la calle: "No tiene nada que ver una ficha de hachís de Marruecos, que llega modificada y mezclada con dios sabe qué, que una planta bien cuidada por ti mismo, cuya calidad y niveles de THC son siempre superiores", dice Abellán, "y también, dentro de la marihuana, hemos pasado de las semillas paisanas que se usaban antes, traídas de México o Nepal, a otras holandesas mucho mejores".

El mapa de detenciones del hachís muestra que el tráfico por el Estrecho, con entrada por Cádiz y Málaga, ha descendido, pero sin llegar a desaparecer, ya que nuestro país es la puerta de entrada de la sustancia para toda Europa. Nadie más lo produce en Europa o África: "En cuanto a las circunstancias geográficas, se puede decir que las condiciones son idóneas, dada la corta distancia que existe entre las dos orillas: marroquí y española. También porque se puede decir que el cultivo del hachís de Marruecos es único en el mundo, y cada vez se está consiguiendo una mejor calidad en su cultivo, superando a las plantaciones de Afganistán, Pakistán, etc., lo que hace que tenga mucha salida en España, en el resto de Europa y del mundo; además de que ningún cultivo idiosincrático puede competir con la situación estratégica que sucede entre Marruecos, que se encuentra frente a la entrada de un continente y su puerta es España, pasando por sus aguas del estrecho de Gibraltar", explican los antropólogos de la Universidad Miguel Hernández Andrés López y Juan G. Rodríguez.

Sin embargo, los datos indican un crecimiento exponencial de las plantaciones de marihuana en España, especialmente en las zonas de Andalucía y la costa levantina. Para los activistas, este incremento implica salvar vidas en el Estrecho: "Si ahora estamos en disposición de legalizar el uso de la marihuana, o en camino de conseguirlo, es por el autocultivo. En estos 20 años, hemos demostrado que la marihuana no tiene por qué ir unida a las mafias o las personas que pierden la vida escapando de la Guardia Civil en el Estrecho. Y todo comenzó con las semillas de Karulo", dice Hugo Madera.

España tiene un clima ideal para el cultivo de la marihuana, estamos perdiendo tiempo

Aunque nunca ha abandonado el negocio de las semillas, Karulo sostiene que no pudo hacer dinero porque su socio en el 'año dorado' desapareció con el capital. Después, la competencia e internet fraccionaron los ingresos. Dice que no está por el dinero, sino por puro activismo. Está importando los protocolos que han funcionado para legalizar la marihuana en Estados Unidos y aplicándolos aquí. Esta semana, hablará en el Congreso de los Diputados en favor de la regulación de las licencias de cultivo de marihuana. "Es una pena que España siga teniendo esta posición legal contra la marihuana, porque dispone de un clima en el litoral mediterráneo que es único para plantar en exterior. A los políticos que creen que la marihuana es una droga peligrosa, les invitaría a que viesen cómo se hacen las cosas en Canadá: cómo la marihuana está haciendo descender la adicción al crack, el índice de criminalidad o ayudando a las personas con dolor", explica.

"Hay una parte de la que no me siento orgulloso por haber traído las semillas a España", continúa Abellán, "y es que sé que mucha gente de la que nos compraba semillas las utilizaba para vender marihuana y fomentar el mercado negro, que era justo contra lo que siempre he luchado", confiesa. "Pero me hace muy feliz que el autocultivo de interior, lo que yo llamo 'el milagro de la lámpara y la semilla', haya servido para que muchas familias comiesen y pagasen la hipoteca durante los años de la crisis. Es algo de lo que nunca se habla, porque son ingresos fuera de la ley, pero yo he conocido cientos de familias a las que la marihuana les ha salvado de la pobreza. Espero vivir lo suficiente para ver legalizado todo este negocio, que siempre ha existido, y poder acabar con las mafias que lo controlan".



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #354 en: 27 de Febrero de 2020, 11:32:39 am »

Reparto de cogollos de cannabis en el Congreso



Acción ‘Plantadas en el Congreso’ de las asociaciones cannábicas, ofreciendo cogollos de cannabis a diputados como Íñigo Errejón y otros de Podemos, ERC y JxCat con la intención de que entre a debate su uso y cultivo en esta legislatura.

Antena 3 Noticias
 https://amp.antena3.com/noticias/espana/reparto-de-cogollos-de-cannabis-en-el-congreso_202002265e56491d0cf2d34b4618041d.html?__twitter_impression=true
Publicado: 26.02.2020 11:31
Actualizado: 26.02.2020 11:31
 

La Confederación de Federaciones de Asociaciones Cannábicas (ConFAC) se ha reunido con el Plan Nacional sobre Drogas (PNsD) para plantearle sus propuestas en torno a la regulación de los clubes de cannabis y la práctica del autocultivo. El encuentro se enmarca en una ronda de reuniones que la organización mantiene con diferentes partidos políticos como PSOE, Podemos, ERC y PNV para solicitarles que a lo largo de esta legislatura se pueda empezar a trabajar sobre la regulación del uso de esta sustancia.

Una ronda que arrancó con el PSOE con un encuentro en el que el partido de Pedro Sánchez recomendó a ConFAC que presente al Plan Nacional sobre Drogas las dos propuestas que la organización considera “prioritarias”, como son la regulación del funcionamiento de las asociaciones cannábicas y del autocultivo. “Como mínimo, recibieron nuestras demandas y las encontraron legítimas, pero quieren ver qué aceptación tienen entre el resto de grupos y nos incentivaron a reunirnos con los departamentos ministeriales que trabajan en este ámbito”, señaló un portavoz, al tiempo que precisó que esta es una “línea de trabajo” en la que ConFAC ya estaba inmersa.

Eric Asensio recordó que el “debate está en la calle” y, en este sentido, hizo un balance “positivo” de la reunión con el PSOE y avanzó que a este encuentro le ha seguido otro con Podemos y que la ronda de contactos también incluye a ERC y el PNV. Estas reuniones servirán, según Asensio, para “poner en valor” un modelo que ya está funcionando en España y que, dijo, está basado en “la información y la educación en torno al consumo para una reducción de riesgos”.

Consumo personal

Con respecto al autocultivo, juzgó “necesario” establecer un “mínimo cultivo personal” que no sea sancionable y, en este sentido, la organización aboga por una regulación intermedia entre la colombiana, que permite diez plantas y la canadiense, que permite cuatro plantas por usuario. Una petición que es, a su juicio, una “fórmula” para hacer más “democrático” el acceso a la sustancia. “Sobre todo porque hay muchísima gente que está autoproduciendo para uso lúdico o terapéutico y necesitan que se marquen unas reglas”, insistió, al tiempo que remarcó que no se trata de “crear algo nuevo".

Clubes de cannabis

Lo mismo ocurriría con respecto a los clubs cannábicos, de los que en España hay registrados unos 1.200, buena parte de ellos en Cataluña, con una media de entre 200 y 300 afiliados y para los que exigió un marco legislativo con unas “reglas claras sobre lo que ya está en la sociedad y más allá de la vía judicial que se está aplicando actualmente”. El portavoz de ConFAC lamentó que en la actualidad haya “muchísimas asociaciones que están sufriendo presión judicial con el gasto económico y el coste psicológico que ello conlleva” y que, apuntó, “se puede evitar con un marco legislativo que establezca los límites”. Tras advertir de que Uruguay es el único país del mundo que tiene a este tipo de clubes “regulados”, defendió que este “se acerca mucho” a la solicitud de ConFAC con respecto a estas asociaciones que incluso la ONU “reconoció” como un modelo “transitorio desde una prohibición hasta la legalización y que podría permitir acceder a una sustancia dentro de un control”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #355 en: 27 de Febrero de 2020, 11:39:41 am »
Cuidadin con las detenciones ilegales por aquello del.porcentaje de THC.

https://twitter.com/47__ronin/status/1232977849172267008?s=19

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #356 en: 29 de Febrero de 2020, 09:25:28 am »

Diez detenidos en Madrid en varias operaciones contra el cultivo de marihuna
La Policía Nacional había detectado en una de la plantaciones en una parcela un consumo similar al de un edificio de 30 viviendas.
La Razón
Última actualización:28-02-2020 | 15:23 H/
Creada:28-02-2020

Agentes de la Policía Nacional han detenido en los dos primeros meses del año a diez personas en el marco de cuatro operaciones, como presuntos responsables de un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Tras las investigaciones y los mandamientos de entrada y registro concedidos por la autoridad judicial, los efectivos policiales han logrado intervenir casi 6.000 plantas en diferentes domicilios de la Comunidad de Madrid, desmantelando seis plantaciones en total.

Dos de las operaciones culminaron con el arresto de siete individuos, logrando desmantelar dos plantaciones e interviniendo más de 3.500 plantas de marihuana.
Seguimiento hasta la provincia de Toledo

De las siete personas detenidas en el marco de la mencionada investigación, las dos primeras se practicaron en el distrito de Villa de Vallecas. En el desarrollo del operativo, los investigados se desplazaron en una furgoneta de alquiler hasta la localidad de Los Navalmorales, donde los agentes observaron que cargaban cajas susceptibles de contener sustancias estupefacientes. Tras un seguimiento a los ocupantes se realizó un control y registro en su vehículo, dando como resultado la intervención de 3.000 plantas de marihuana, extractores, filtros, focos, garrafas, transformadores, un calentador y un generador de ozono. Las otras cinco personas se arrestaron en la localidad madrileña de Velilla de San Antonio, donde los agentes requisan 593 plantas de marihuana en el sótano de la vivienda.
Consumo eléctrico como un edificio de 30 viviendas

En el operativo llevado a cabo en el municipio madrileño de Rivas, tras tres registros efectuados en la Cañada Real Galiana, los investigadores han detenido a otras dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y defraudación del fluido eléctrico. Han conseguido desmantelar tres plantaciones de marihuana e intervenir una pistola, una escopeta, numerosos cartuchos y cargadores que se encontraban alimentados con munición.

Cuando los agentes accedieron a una de las parcelas de la Cañada Real Galiana encontraron a una mujer contando una gran cantidad de dinero mientras el varón intentaba huir por una ventana que daba acceso a una terraza con un acceso al edificio contiguo. Los agentes realizaron tres registros en total en esta ubicación, en la que previamente habían detectado un consumo similar al de un edificio de 30 viviendas. Posteriormente, pudieron acreditar que se venía cometiendo un fraude contra el fluido eléctrico. Lograron intervenir 1.700 plantas de marihuana, medios técnicos de todas las instalaciones artificiales, armas, municiones y 45.000 euros en efectivo.
Publicidad

En otra de las operaciones, que se ha desarrollado en el municipio de Chinchón, los investigadores se incautaron de 643 plantas de marihuana y 20 gramos de anfetamina, encontrándose los agentes con fuertes medidas de seguridad que el detenido había instalado para impedir la entrada en la vivienda.

Tanto los detenidos como el material incautado fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

En las operaciones han participado la Unidad de Droga y Crimen Organizado de Madrid, el Grupo Operativo de Investigación Zonal y han contado la colaboración de la Unidad de Intervención Policial y el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #357 en: 04 de Marzo de 2020, 20:46:22 pm »

Desmantelada en Tarragona una organización criminal de cultivo y tráfico de marihuana a gran escala


Hay 8 personas detenidas y se han practicado 5 registros, incautando más de 3.100 plantas de marihuana

Diari de Tarragona

Publicada el 03/03/2020 - 13:15 HS
La Guardia Civil en colaboración con la Guardia Urbana de Tarragona y la Policía Local de Mont-roig del Camp en el marco de la operación “venasive”, han detenido a 8 personas de nacionalidad serbia, eslovaca y rumana como  presuntos integrantes de una organización criminal internacional relacionada con el cultivo y tráfico de cannabis, se han practicado 5 registros, incautando más de 3.100 plantas de marihuana, casi 86.000 gramos de la misma sustancia preparada para ser distribuida, 5.700 gramos de restos de la planta para la fabricación de derivados del hachís, 3 armas de fuego cortas, 36.000 € en billetes y divisas falsas, 5.750 € en efectivo y numerosos efectos indispensables para el cultivo y tráfico de marihuana.


Foto: Guardia Civil
A mediados de 2019,  la Guardia Civil tuvo conocimiento de que miembros de un importante clan formado por ciudadanos de Europa del Este, se afincaba en la provincia de Tarragona, el cual estaría relacionado con el alquiler de diferentes inmuebles con el fin de establecer en ellos plantaciones de marihuana. Este clan estaría integrado en una organización criminal, perfectamente estructurada y organizada, cuyo líder de nacionalidad eslovaca ejercía un férreo control sobre sus miembros y del entramado criminal creado, incluso disponía de un sistema de video vigilancia de los inmuebles donde se cultivaba la marihuana, para poder consultar la actividad en tiempo real. Estos en su gran mayoría estaban dedicados al cuidado de las plantaciones y a la vigilancia de las mismas para evitar los típicos vuelcos de droga ejecutados por bandas rivales dedicadas también al cultivo de marihuana, adoptando importantes medidas de seguridad activas y pasivas, realizando diversas vigilancias y contra vigilancias de los inmuebles para eludir la labor policial.

A raíz de dicha información y de las investigaciones llevadas a cabo, se formó un equipo conjunto de trabajo compuesto por Guardia Civil, Guardia Urbana de Tarragona y Policía Local de Mont-roig, al objeto de ubicar uno a uno, tanto los inmuebles que albergarían plantaciones de marihuana, como los dedicados a residencia y guardería de la sustancia producida. Los principales inmuebles objeto de investigación se habían alquilado a mediados de 2018, tenían consumos eléctricos de actividades industriales pero no desarrollaban actividad comercial alguna, siendo las únicas personas que accedían a los mismos los integrantes de la organización delictiva.


Foto: Guardia Civil
De las vigilancias a las que fueron sometidos sus miembros, se pudo descubrir que los líderes de la organización, un ciudadano eslovaco y su pareja de nacionalidad rumana, supervisaban cada uno de los centros donde se cultivaba la droga, se encargaban del contacto con los futuros compradores donde en ocasiones los acompañaban a la plantación para examinar el género y del alquiler de los vehículos que utilizaban todos los miembros, el resto de miembros tenía funciones de cuidado y vigilancia de las plantaciones, toda la organización usaba vehículos de alquiler al objeto de entorpecer la labor policial.

Así durante la mañana del viernes se estableció un dispositivo policial conjunto de Guardia Civil, Guardia Urbana de Tarragona y Policía Local de Mont-roig al objeto de explotar la información lograda en la investigación, una vez obtenido el correspondiente mandamiento de entrada y registro de la Autoridad Judicial.

Inmuebles con altas medidas de seguridad

La característica principal de los inmuebles eran las altas medidas de seguridad con las que contaban, circuito cerrado de video vigilancia perimetral, detectores de presencia, líneas perimetrales de infrarrojos y la bunquerización de los mismos con puertas y ventanas de hierro forjado. El interior de las viviendas y las naves industriales se habían compartimentado y acondicionado para albergar la infraestructura necesaria para cada una de las fases de cultivo, creando así un sistema de producción industrial, destacando un laboratorio equipado con la última tecnología donde se experimentaba con nuevos tipos de marihuana para conseguir que las plantas fueran más productivas y dos peladoras industriales de cogollos de marihuana.

En uno de los registros realizado en una  vivienda sita a las afueras del casco urbano de la localidad de Riudoms, los agentes encargados del asalto fueron recibidos con varios disparos de armas de fuego, atrincherándose en el interior del inmueble dos individuos con armas de fuego cortas, a los que hubo que convencer para que desistieran de su actitud.


Foto: Guardia Civil
En otro practicado en una nave industrial, se interceptaron dos individuos cuando intentaban fugarse a través de una puerta trasera, descubriendo como también disponían de un arma de fuego que no les dio tiempo a utilizarlas.

Durante los registros también se descubrió que la totalidad de los inmuebles se encontraban conectados de forma fraudulenta a la red de suministro eléctrico, hecho habitual en este tipo de cultivos debido al alto coste del consumo eléctrico que necesitan este tipo de plantaciones.

Efectos intervenidos

3.101 plantas de marihuana.

85.951 gramos de marihuana seca.

5.700 gramos de restos de marihuana picada para producir aceite de hachís.

1 envasadora al vacío industrial

2 peladoras industriales de marihuana

3 armas de fuego cortas

36.000 € en billetes y divisas falsas

5.750 € en efectivo

Material para el cultivo, elaboración y venta de la sustancia cannabica

A los detenidos, seis varones y dos mujeres de nacionalidad serbia, eslovaca y rumana, de entre 28 y 60 años de edad, se les imputan los delitos de organización criminal, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas (cultivo, elaboración y tráfico de sustancias estupefacientes) y defraudación de fluido eléctrico, fueron puestos a disposición judicial, decretando el Juzgado prisión sin fianza para seis de ellos y para los dos restantes prisión eludible bajo fianza de 40.000 euros.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 188834
Re:Del cultivo y consumo de drogas
« Respuesta #359 en: 19 de Agosto de 2020, 07:10:44 am »

La Audiencia de València disuelve una asociación cannábica y condena a prisión a sus responsables por asociación ilícita

    La sentencia reconoce que el sistema de cultivo de cannabis estaba destinado al "abastecimiento de los socios" y tenía como objetivo "evitar los riesgos del mercado negro"

Lucas Marco
18 de agosto de 2020 17:01h

En España existen 1700 clubs cannábicos pero la variada jurisprudencia de los tribunales ha condicionado el devenir de estas entidades y, en algunos casos, las ha dejado en un limbo. La Audiencia de València ha condenado a penas de prisión por un delito contra la salud pública y asociación ilícita a tres responsables de la Asociación de Usuarios para el Estudio Terapéutico del Cannabis de Gandia, una entidad que la sentencia obliga a disolver. El presidente ha sido condenado a tres años de cárcel mientras que el tesorero y el secretario han sido condenados a dos años de prisión.

Los tres responsables de la asociación condenados pusieron en marcha un cultivo en una nave industrial de la localidad desmantelado con ocasión de una intervención del Grupo de Estupefacientes y Crimen Organizado de la Policía Nacional el 27 de marzo del 2017, que tuvo conocimiento de la plantación "por informaciones de terceras personas", según declaró uno de los agentes en el juicio. En la nave, que contaba con un sistema de riego, iluminación y ventilación, los agentes requisaron 139 plantas de cannabis de medianas dimensiones y 147 plantones de pequeñas dimensiones que pesaban en total casi diez kilos. Las plantas tenían un THC bajo ya que "ninguna de ellas estaba en proceso de floración". La defensa de los acusados solicitaba en su escrito de conclusiones definitivas la nulidad de las actuaciones por vulneración del derecho de inviolabilidad del domicilio e infracción de la cadena de custodia de la droga intervenida, argumentos que los magistrados rechazan de plano.

La sentencia disuelve la asociación y condena a los tres responsables por asociación ilícita "al haber abusado de su derecho de asociación aprovechándose de la infraestructura (...) y apariencia de legalidad". Los magistrados de la Audiencia de València reconocen que el sistema de cultivo de cannabis estaba destinado al "abastecimiento de los socios" y tenía como objetivo "evitar los riesgos del mercado negro" pero consideran que los tres responsables condenados "eran conocedores de la existencia de resoluciones que les indicaban claramente que carecían de cobertura legal".

Los condenados, asesorados por una abogada, actuaron en la "creencia de no incurrir en infracción penal" y al comprobar que se habían dictado sentencias condenatorias "acomodaron el número de socios y la forma de plantación en macetas individuales que correspondía en un número de dos a cuatro por socio, conforme a las exigencias jurisprudenciales". Los socios, según declararon los responsables de la asociación, tenían sus plantas correspondientes "a su cargo y cuidado".

La sentencia de la sección tercera de la Audiencia Provincial de València rechaza que fuese un cultivo legal o alegal. "El cultivo compartido es el objeto de la asociación, aunque oculto en sus estatutos", reza el fallo. Los magistrados consideran que los componentes de la asociación de aficionados a la marihuana conocían la ilegalidad, "al menos administrativa", al haber sufrido una primera intervención policial en 2015, tres años después de que se inscribiera en el Registro de Asociaciones de la Generalitat Valenciana. "Ni se declaró ni consta documentado en los estatutos que se estableciera como objetivo o una de las actividades sociales que se pretendía realizar por la asociación inscrita la del cultivo y su distribución entre los socios", añade. Así, las cuotas de los socios incluían el pago de las facturas de la luz, alquiler, teléfono o alarma.

Los magistrados consideran que los acusados "favorecieron y organizaron un sistema de cultivo de cannabis" sin que tuvieran "control sobre el destino" que podían dar los socios a la hierba. "Los acusados tuvieron pleno conocimiento de la ilegalidad de su actuación desde el inicio incluso de la asociación, y desde luego desde que se produjo en 2015 la primera de las intervenciones policiales e incautación de la segunda de las cosechas", afirma la sentencia, que también recuerda que "nunca se propuso un cambio de estatutos a efectos de obtener la autorización correspondiente". Los acusados sostenían que la asociación organizaba también actividades culturales "pero ninguna se refleja o se programa en las asambleas" de la entidad, según las actas.

El abogado de los responsables de la asociación, según ha confirmado a este diario, ha recurrido la sentencia ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.