Autor Tema: ECONOMÍA  (Leído 383894 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6780 en: 18 de Octubre de 2018, 17:10:38 pm »
.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6781 en: 21 de Noviembre de 2018, 16:16:22 pm »
El FMI rebaja todavía más el crecimiento de España y urge a Sánchez a subir el IVA y eliminar deducciones




Duro recorte de la OCDE en la previsión de crecimiento para España: dos décimas menos y la del déficit al alza

DANIEL VIAÑA  Madrid
21 NOV. 2018 16:00
Primero lo ha hecho la OCDE, minutos después la Comisión Europea y ahora el Fondo Monetario Internacional (FMI). En un mismo día, tres importantes organismos e instituciones han rebajado la previsión de crecimiento de España y le han advertido al Gobierno de Pedro Sánchez de que debe revisar de manera concienzuda sus planes económicos.

En el caso del FMI, la rebaja de previsión de crecimiento se produce, además, después de la que ya llevó a cabo en octubre. Entonces, el organismo que dirige Christine Lagarde estimó que el Producto Interior Bruto (PIB) de España repuntaría un 2,7% este año, pero en el informe que hoy publica sobre la economía española apunta que el crecimiento será del 2,5%, esto es, una reducción de dos décimas en poco más de un mes.
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads


Este crecimiento es inferior a la previsión oficial, que es del 2,6%, y también al que prevén la Comisión Europea y la OCDE, que coinciden en ese 2,6%. Para el año que viene los tres organismos estiman que la economía avanzará un 2,2%, dato que se queda por debajo del 2,3% del Ejecutivo.



En el caso concreto del Fondo, el organismo alerta de que el ciclo económico está llegando a su fase de madurez y que la economía da cada vez más signos de agotamiento. Esto hace necesario, según el FMI, reformas estructurales que llevan años posponiéndose, recomendación que está presente en todo el documento y para ámbitos como el propio crecimiento, la fiscalidad o las pensiones. Y también recalca el Gobierno debe mantener las actuaciones realizadas en el pasado, lo que supone una clara referencia a la reforma laboral que Sánchez quiere modificar.

IVA, deducciones y plan fiscal de Sánchez
En el informe destaca igualmente la notable preocupación del FMI ante la ingente deuda que acumula España y los problemas del país para contener el déficit. De hecho, considera que se incumplirá el objetivo de desviación presupuestaria pactado con Bruselas a pesar de que considera "fundamental" que se retroceda hasta el 1,8% del PIB, y pide un "conjunto de medias estructurales fiables" que ayuden contener las finanzas públicas.

Al mismo tiempo, muestra sus dudas sobre la efectividad del plan fiscal de Sánchez y cuál será la capacidad recaudatoria real de los impuestos que pretende crear. Además, subraya que es necesario ser muy cuidadoso en los procesos de subidas fiscales para no entorpecer el crecimiento económico.
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads



Por todo ello, el organismo urge a Sánchez a buscar otras alternativas fiscales y recurre a tres propuestas recurrentes: incrementar el IVA, eliminar exenciones fiscales e elevar los impuestos ambientales. Sobre el primer punto, lo que el FMI propone al Gobierno es que aplique el tipo general del IVA (un 21%) a más productos. Estas medidas, subraya el Fondo, "deberían ser seriamente consideradas".


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42986
  • Verbum Víncet.
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6782 en: 21 de Noviembre de 2018, 16:18:26 pm »
Se avecina, como dicen ya algunos expertos, otra crisis peor que la anterior?

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6783 en: 26 de Noviembre de 2018, 07:56:54 am »

El Banco de España da por perdidos 42.017 millones (de momento) del rescate a los bancos

El supervisor actualiza el balance de la crisis financiera a 31 de diciembre y señala que de momento se han recuperado 4.477 millones


Madrid 24 NOV 2018 - 13:33 CET   

El Banco de España considera pérdidos unos 42.017 millones de euros de los 54.353 millones de dinero público destinado a rescatar 14 entidades financieras españolas desde 2009, según el último balance sobre las ayudas públicas para rescatar al sector financiero publicado este viernes. El supervisor también tiene en cuenta las garantías concedidas a las cajas de ahorro en la integración y venta de entidades. Además, calcula que, hasta el 31 de diciembre de 2017, solo se han recuperado 4.477 millones, y que otros 9.857 millones aún podrían regresar a las arcas públicas a través de operaciones pendientes, como la colocación pendiente de Bankia.

La institución que dirige Pablo Hernández de Cos ha actualizado el balance de las ayudas financieras en el proceso de reestructuración del sistema bancario español entre 2009 y 2017. Una de las consecuencias más polémicas de la aguda crisis financiera, que estalló en 2008 y se prolongó durante casi una década. La primera entidad en caer fue Caja Castilla-La Mancha. El Gobierno socialista de Zapatero tuvo que salir a su rescate en marzo de 2009. Desde entonces, cerca de una docena de cajas de ahorro requirieron ayudas públicas.

Los casos más llamativos, por el importe de los fondos públicos desembolsados, fue el de Bankia, que a mediados de 2012 recibió una inyección de 24.069 millones de euros (incluyendo la parte de la luego absorbida BMN), lo que provocó que el Ejecutivo de Rajoy pidiera el rescate financiero a Bruselas. No había transcurrido ni un año de la salida de Bankia a Bolsa. El proceso por este caso contra los antiguos ejecutivos de este entidad se empezará a juzgar la próxima semana en la Audiencia Nacional. También destaca la sonada caída de Catalunya Banc, cuyos directivos también son juzgados por elevarse el sueldo y los planes de pensiones en pleno rescate. La entidad fue recapitalizada con 12.052 millones de euros de dinero público del Estado. Finalmente, la entidad catalana fue subastada y se la quedó BBVA.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads
El Banco de España da por perdidos 42.017 millones (de momento) del rescate a los bancos
Rescate de Bankia y Catalunya Banc

El cálculo del Banco de España, con fecha 31 de diciembre de 2017, repasa el rescate con dinero público que recibieron 14 entidades financieras. Desde 2009, se inyectaron más de 64.000 millones en el capital de estas entidades, a través del FROB (el organismo propiedad del Estado creado para sanear a las entidades financieras) y del Fondo de Garantía de Depósitos (una herramienta de asistencia financiera nutrida con dinero de la propia banca).

De la parte de dinero público que aportó directamente el Estado, a través del FROB, y que asciende a 54.353 millones de euros en total, el supervisor calcula que se han recuperado 4.477 millones de euros. Con las operaciones pendientes (entre otras, la venta completa de la participación pública de Bankia), el supervisor estima que se podrían recuperar otros 9.857 millones más.

Los bancos inyectaron otros 9.745 millones a través de sus aportaciones a la hucha de la banca, el Fondo de Garantía. De esta cantidad, solo han recuperado 673 millones. Pero estas cantidades no pueden considerarse ayudas públicas porque las desembolsaron los propios bancos.
9.875 millones en operaciones pendientes

"Desde 2009, las ayudas en forma de apoyo de capital han ascendido a 54.353 millones de euros en fondos públicos aportados por el FROB y 9.745 procedentes del Fond de Garantía de Depósitos. Una parte de estos recursos ha sido recuperada a través de reembolsos, venta o resolución de entidades, hasta un total de 5.150 millones —de los cuales, el FROB ha recuperado 4.477 millones y el Fondo de Garantía, 673 millones—", señala el supervisor bancario en un comunicado difundido este viernes.

El Banco de España considera que el Estado podría recuperar otros 9.875 millones de euros con operaciones pendientes, como, por ejemplo, la colocación de la participación que aún tiene de Bankia. Pero el supervisor también añade como coste las garantías concedidas por el FROB en los procesos de integración y venta de las cajas. Teniendo en cuenta todo esto, el coste actual de los rescates financieros asciende a 42.621 millones de euros.
604 millones más de ayudas recuperadas

El Banco de España explica en el comunicado que para determinar el coste no se incorporan las pérdidas que han soportado los antiguos accionistas, ni las de los tenedores de preferentes y deuda subordinada. Tampoco incorpora los intereses obtenidos, ni los gastos jurídicos o de gestión.

Con la actualización anunciada este viernes, el capital que el Banco de España considera recuperable queda reducido a 9.857 millones. En el balance al cierre de 2017, el supervisor señalaba que en este capítulo de ayudas que aún se pueden recobrar había 10.402 millones. La diferencia se debe a la suma de las perspectivas de valor esperado por Bankia (9.260 millones) tras su fusión con BMN (538 millones).

Las ayudas recuperadas han aumentado en 604 millones en el último año, hasta los 4.477 millones, por las ayudas devueltas por CEISS (la antigua Caja España-Caja Duero). Inicialmente, el Banco de España envió un comunicado en que cifraba la la estimación de pérdidas en 42.621 millones porque había dejado sin restar esos 604 millones. Posteriormente, envió una rectificación con el cálculo correcto, que deja la cifra de pérdidas en 42.017 millones.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6784 en: 12 de Enero de 2019, 08:43:21 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6785 en: 14 de Enero de 2019, 07:51:32 am »

Finlandia se despide de su plan de renta básica universal

El Gobierno finés pone fin a los 560 euros que daba a 2.000 parados

Carlos Frías

Publicado 13.01.2019 - 05:15
Actualizado13.1.2019 - 5:16

El 2019 ha puesto fin al plan de Finlandia de dar una renta básica universal de 560 euros al mes a 2.000 parados. La idea, una propuesta controvertida entre los economistas, pretendía estimular el mercado laboral del país.

El plan debería haber entrado en una segunda etapa al cumplirse los dos años, pero el Gobierno finés ha decidido no renovarlo. En esta nueva fase, el dinero llegaría a personas que no necesariamente tuvieran que estar en paro.

Finlandia centró el foco de la atención económica en 2015 al anunciar su ambicioso plan. Iba a ser el primer país en instaurar una renta básica, con un programa de dos años entre 20117 y 2018 que estaba dotado con 20 millones de euros.

El Gobierno nunca habló de “renta básica universal” porque la muestra de quienes recibían el dinero era de 2.000 personas que por entonces recibían algún tipo de subsidio por desempleo, lo que no incluía a los 5,5 millones de finlandeses. Una de las características de la ayuda es que los beneficiarios no perdían el derecho a recibir el dinero aunque encontrasen trabajo.
Impacto en la economía

El ente competente de supervisar cómo se implementaba la ayuda estatal era la Kela, la seguridad social del país. Entre otras cosas, medía el impacto que provocaba en la búsqueda de empleo, en la sostenibilidad de las pensiones, en la burocracia o en el pago de impuestos.

En España la idea tuvo bastante eco porque se asemejaba, dentro de su ambición, a la planteada por Podemos para las elecciones de 2015, las primeras al Congreso de los Diputados a las que se presentaban los de Pablo Iglesias. El partido ‘morado’ planteaba entregarle una renta mínima a todos los ciudadanos, y calcularon que costaría unos 60.000 millones de euros.
A favor y en contra

La medida es de esas que encienden debates entre los especialistas. Sus defensores consideran que antes o después los estados deberán abrirse a esta posibilidad ante el imparable avance de la robotización en el mercado laboral, ya que las nuevas tecnologías destruirán millones de puestos de trabajos en un futuro. Los beneficios que las máquinas generen en favor de las arcas públicas podrían ser utilizadas en este sentido.

Los detractores, normalmente contrarios a cualquier tipo de intervención del Estado, opinan que desincentiva la búsqueda de empleo, aunque otros ven la renta básica universal como la primera piedra para eliminar todas las ayudas sociales.

El Gobierno finlandés todavía no ha hecho público las conclusiones finales de la prueba, aunque ya en abril decidió no seguir adelante con ella. Desde la Kela solicitaban ampliar en 2019 a otros 10.000 ciudadanos el programa,con un presupuesto que podría alcanzar los 75 millones anuales e incluir entre ellos todo tipo de segmentos poblacionales, desde trabajadores asalariados, a autónomos o empresarios.



 

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6786 en: 30 de Enero de 2019, 07:34:44 am »

La UE da portazo a May: "No renegociaremos el acuerdo del 'brexit'"
Los Veintisiete rechazan suprimir la salvaguarda para evitar una frontera dura en Irlanda como pide el Parlamento británico.
29 enero, 2019 22:24


Juan Sanhermelando @jsanhermelando Bruselas

La Unión Europea no ha tardado ni 10 minutos en dar portazo a la pretensión de Theresa May, con el respaldo del Parlamento británico, de renegociar el acuerdo del brexit para eliminar la salvaguarda irlandesa. Los Veintisiete reiteran por enésima vez que en ningún caso están dispuestos a reabrir el pacto de divorcio y menos aún a abandonar a Dublín a su suerte. La salvaguarda para evitar una frontera dura entre Irlanda e Irlanda del Norte es una línea roja para la UE y no va a modificarse. La primera ministra británica no será bien acogida en Bruselas cuando regrese de nuevo a negociar.

"El Acuerdo de Retirada sigue siendo la mejor y la única manera de garantizar una retirada ordenada de Reino Unido de la UE. La salvaguarda forma parte del Acuerdo de Retirada y el Acuerdo de Retirada no está abierto a la renegociación", ha dicho el portavoz del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una declaración pactada con las Veintisiete capitales. Esta es la misma posición que ha venido repitiendo incansablemente la UE desde la última cumbre de líderes europeos de diciembre. Pero la comunicación entre Bruselas y Londres se parece cada vez más a un diálogo de sordos en el que se hablan lenguas distintas.

En la capital comunitaria se ha recibido con consternación el apoyo de May a la enmienda de Westminster que pide suprimir la salvaguarda irlandesa. Una salvaguarda que la propia primera ministra británica negoció durante casi dos años y firmó con sus socios de la UE. Todos los líderes europeos sin excepción le han dicho repetidamente a May que no aceptarán renegociar el acuerdo del brexit, pero ella ha ignorado los avisos. La política británica es "el día de la marmota", se quejan en Bruselas. Al menos la primera ministra británica ha admitido que "no hay apetito" entre los 27 para reabrir el brexit y que la negociación será difícil.

La única escapatoria que Bruselas le ofrece a May es que apueste por una relación futura más estrecha con la UE, que haría innecesaria la salvaguarda irlandesa. Por ejemplo, que se quede en la unión aduanera y el mercado único, siguiendo el modelo de Noruega. Si Londres modifica sus líneas rojas, los Veintisiete "estarían dispuestos a reconsiderar su oferta y ajustar el contenido y el nivel de ambición de la declaración política" sobre las relaciones futuras, dice Tusk. Algo muy improbable porque los tories euroescépticos quieren una ruptura radical con Bruselas.

Los Veintisiete celebran la ambición del Parlamento británico de evitar el escenario de un brexit sin acuerdo y vuelven a pedirle a May que aclare sus intenciones lo antes posible. Entre ellas, la posibilidad de pedir un retraso de la salida más allá del 29 de marzo. La UE está dispuesta a examinar si concede una prórroga y tendrá en cuenta "los motivos y la duración de una posible extensión, así como la necesidad de garantizar el funcionamiento de las instituciones de la UE". Es decir, la prioridad para Bruselas es evitar que la prórroga interfiera en las elecciones europeas de mayo.

A la espera de que Londres se decida, la UE acelerará los preparativos para un brexit caótico sin acuerdo. Una cuestión que se discutirá en la reunión del colegio de comisarios que se celebra este miércoles.
La salvaguarda irlandesa se queda

De acuerdo con la salvaguarda irlandesa (backstop) incluida en el Acuerdo de Retirada -que ha sido firmado por la propia May y los líderes de los Veintisiete- todo Reino Unido se quedará en una unión aduanera con la UE hasta que se encuentre otra alternativa, por ejemplo un acuerdo comercial o una solución tecnológica, que garantice que no habrá una frontera física en Irlanda. Además, Irlanda del Norte tendrá un estatus especial como miembro del mercado interior europeo y deberá seguir aplicando las reglas aprobadas en Bruselas.

Los tories radicales euroescépticos temen que Reino Unido se quede atrapado indefinidamente en esta unión aduanera, lo que le impediría negociar sus propios acuerdos comerciales con el resto del mundo. Una política comercial independiente es uno de los objetivos primordiales de los brexiteros. Por eso reclaman que la salvaguarda irlandesa tenga un límite temporal (por ejemplo cinco años) o una cláusula que permita a Londres salirse unilateralmente.

La Unión Europea ya ha rechazado en múltiples ocasiones ambas posibilidades. Alega que la garantía irlandesa es una especie de póliza de seguros para todos los escenarios posibles. "Un límite temporal para el backstop socava su objetivo porque significa que, una vez que el backstop expira, nos quedamos sin solución para esa frontera", dijo este lunes la número dos del equipo negociador de la UE, Sabine Weyand. Lo que está en juego es el Acuerdo de Paz del Viernes Santo en el Ulster, que podría saltar por los aires si vuelve a erigirse una frontera.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6787 en: 29 de Mayo de 2019, 07:33:48 am »

INFORME ANUAL DEL BANCO DE ESPAÑA
El gobernador mete miedo (y esta vez, con mucha razón)

Carlos Sánchez

 
29/05/2019 05:00 - Actualizado: 29/05/2019 07:24

Meter miedo va en el sueldo del gobernador del Banco de España. Pero no siempre se ha hecho, lo que explica que la Gran Recesión pillara al país con el pie cambiado y tuviera una especial intensidad.

Desde hace pocos años, sin embargo, los informes del regulador tienden a curarse en salud. Obviamente, porque respira por la herida después de comprobar cómo engordaba la enorme burbuja de crédito que acabó con 3,8 millones de puestos de trabajo entre el tercer trimestre de 2007 y el primero de 2014. O lo que es lo mismo, con uno de cada cinco empleos, un récord difícil de superar.

Aunque a veces el Banco de España ha podido pasarse de frenada, por ejemplo en su precipitado análisis sobre los efectos de la última subida del SMI sobre la economía, al nuevo gobernador, Pablo Hernández de Cos, le gusta ejercer esa labor que siempre se le supone a un banquero central desde que William McChesney, presidente de la Fed durante los años cincuenta, dijera aquello de que el trabajo del banco central es “retirar el ponche justo en el momento en que empieza la fiesta”.

La entidad muestra su “inquietud” por la caída de la tasa de ahorro a mínimos históricos, lo que podría comprometer el futuro de muchas familias, en especial de las rentas bajas

No es que España viva en estos momentos un jolgorio económico, con un 14% de desempleo, un ensanchamiento relevante de la desigualdad, serios problemas de productividad y un mercado laboral precarizado, pero conviene leer el discurso de Hernández de Cos que acompaña al informe anual del Banco de España, en el que se sugiere la necesidad de abordar los problemas de fondo de la economía española. Y que suelen estar ausentes del debate político.

El gobernador apunta en tres direcciones: envejecimiento de la población, globalización y la generalización de las nuevas tecnologías, que han situado la economía en una auténtica encrucijada.

En el primer caso, porque el doble efecto del envejecimiento y la longevidad (que son fenómenos paralelos, pero no idénticos) afectará de forma intensa a algunos de los patrones de consumo y de ahorro tradicionales. Entre otras cosas, como sostiene Hernández de Cos, porque generará una reducción de la fuerza laboral y, posiblemente, del ritmo de avance de la productividad. Asimismo, sostiene la presentación, pondrá a prueba “la eficacia de las políticas de demanda para estabilizar la actividad”.
Política migratoria

La receta que se propone parte de lo obvio: reconocer que existe un problema en forma de reto poblacional, lo que requiere, en su opinión, la adopción de una estrategia multidisciplinar que, entre otros aspectos, incentive la participación de los trabajadores de más edad, acompase la política migratoria a las necesidades del mercado laboral y fomente la natalidad, sin olvidar el papel de las políticas educativas y de capacitación profesional.

¿Espejo para España? La inmigración eleva el empleo en Alemania sin lastrar salarios
Óscar Giménez
Un análisis de la Fed de Nueva York muestra que las oleadas de inmigrantes de las últimas dos décadas coinciden con una caída del desempleo y evolución estable de los ingresos

Es decir, el Banco de España introduce por primera vez en el actual ciclo económico la idea de enfrentarse a la cuestión de la inmigración desde un punto de vista económico, habida cuenta de que la fuerza laboral tenderá a disminuir a medida que se invierta la pirámide de población. Este debate es ya central en algunos países europeos, pero no en España, pese a que en determinados sectores productivos (y no solo de baja cualificación) se observan ya algunos cuellos de botella por ausencia de una política migratoria cabal más allá de los tópicos de siempre.

Las consecuencias del envejecimiento no solo afectan a las cifras macroeconómicas. También al modelo de sociedad, y es poco frecuente que desde el Banco de España se alerte sobre el ensanchamiento de la desigualdad, favorecida no solo por el desempleo sino también por los avances tecnológicos. Y lo que asegura el gobernador es que en un contexto en el que la desigualdad aumentó durante la crisis, “debe constituir un objetivo prioritario de política económica conseguir que los beneficios de la recuperación se hagan extensivos a capas de la sociedad tan amplias como sea posible”. Es más, según el gobernador, “la calidad de los empleos existentes, con tasas de temporalidad y de parcialidad no deseada muy elevadas, admite márgenes de mejora significativos”. Algo parece estar cambiando en el Banco de España.
Tipos de interés cero

No menos sugerente es otra de las cuestiones que atormentan a los banqueros centrales. Y que tiene que ver con el hecho de que la política de tipos de interés cero está durando mucho más de lo previsto, lo que ha dejado sin apenas armas monetarias de largo alcance al BCE en caso de una recesión.

La crisis que nos acecha
Javier G. Jorrín
Cuando la economía desaparece del debate social, el precio de la vivienda se multiplica cada año y los mercados se pelean por la rentabilidad obviando el riesgo, es el momento de preocuparse

El debate, como sostiene el gobernador, está abierto, pero las diferentes alternativas que se barajan no están claras. Por ejemplo, elevar el objetivo numérico de inflación (ahora en torno al 2%) o la fijación de una meta relativa al nivel de precios. Como reconoce Hernández de Cos, “tales posibilidades no están exentas de costes y de inconvenientes”. Y ni siquiera los bancos centrales tienen claro la conveniencia de aumentar sus balances o si, por el contrario, “es preferible que estos tiendan a aproximarse hacia lo que era habitual antes de la crisis”. Es decir, poniendo fina la política monetaria ultralaxa, que es la que existe ahora.

Lo que está claro es que la influencia de esa política monetaria sobre los precios está siendo mucho menor de lo previsible hace pocos años. Lo que se explica en parte, según el Banco de España, porque la revolución digital que vive el planeta presiona a la baja la inflación, que ha dejado de ser un quebradero para los banqueros centrales. Más bien al contrario: lo que preocupa es la escasa evolución al alza de los precios.

Este proceso no ha hecho más que empezar, y como recuerda el informe del banco central, el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación induce ahorros de costes de forma directa en la producción de los bienes y de los servicios de consumo “genuinamente digitales” (como el 'software' o los servicios de comunicación), e indirecta a través del uso de estos como consumos intermedios. Es decir, la inflación ni está ni se la espera. Aviso para navegantes.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42986
  • Verbum Víncet.
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6788 en: 29 de Mayo de 2019, 09:04:58 am »
Pues parece que las nubes negras empiezan a aparecer por el horizonte . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6789 en: 03 de Junio de 2019, 07:21:30 am »


Marta Flich: "La gente se debería rasgar las vestiduras cada vez que un político promete bajar los impuestos"

En el tema de los impuestos en estas elecciones se han hecho dos bandos: una derecha que promete bajarlos y una izquierda que dice, pero con la boca pequeña, que hay que mantenerlos y subir algunos. ¿Cree que es un tabú para los políticos explicar de verdad por qué hace falta pagar impuestos si se quiere tener un Estado de bienestar?


Yo creo que no tiene que ser tabú. Hasta ahora ha sido un tabú porque la derecha cree en la inverosímil "curva de Laffer", que dice que cobrando menos impuestos se puede tener un Estado de bienestar alto. Para tener un Estado de bienestar entendido como educación pública, sanidad, cultura y pensiones, obviamente se tiene que subvencionar a través de los impuestos.

La derecha quiere dejar en un 38% del PIB los ingresos (impuestos) y los gastos. Cantidades muy similares a las de Bulgaria o Rumanía. Esto no es un Estado de bienestar desarrollado. La media de ese porcentaje en la Unión Europea es un 42% del PIB. Eso significa que para mantener el Estado de bienestar, cosa que a la derecha no le interesa porque que son muy fans de las privatizaciones y de desviar lo público a manos privadas, esta carga impositiva tiene que aumentar, pero no a las rentas pequeñas o a las partes más bajas del IRPF y a las clases medias. Hay que cargar a las grandes fortunas, a las grandes empresas, no a las pymes, que son un altísimo porcentaje del tejido industrial español. Las grandes empresas no tienen que tener exenciones, deducciones, ese tipo de cosas que facilitan que luego las tasas efectivas que se pagan sean muy pequeñas.

Si esto se explica bien, en un sistema en que la Constitución insiste que tiene que ser progresivo, la gente se rasgaría las vestiduras cada vez que alguien dijera que hay que bajar los impuestos porque en realidad en lo que se traduce es en que nunca la bajada de impuestos repercute a las rentas bajas y siempre facilita la evasión a las grandes fortunas.

https://www.eldiario.es/economia/marta-flich-rebaja-impuestos-necroeconomia_0_905009916.html

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6790 en: 25 de Agosto de 2019, 06:44:06 am »
 



El informe del FMI que confirma que los analistas son terribles prediciendo crisis

/ EFE

El historial de los economistas, a juicio
El informe del FMI que confirma que los analistas se equivocan prediciendo crisis
Los expertos analizan las previsiones emitidas en la antesala de hasta 153 recesiones que tuvieron lugar en 63 países entre los años 1992 y 2014.

En las últimas semanas han saltado todas las alarmas sobre la salud de las principales economías del mundo. Si habrá una nueva crisis y, sobre todo, cuándo llegará son las grandes incógnitas aún por despejar. Los analistas monitorizan los indicadores a diario, realizan sus cálculos y lanzan sus predicciones. Los bancos centrales, los mercados, los inversores y la ciudadanía reaccionan, pero la toma de decisiones en base a estas previsiones es, cuando menos, arriesgada, sobre todo en el corto y medio plazo. Así lo demuestra un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que confirma que los economistas son, en realidad, terribles prediciendo crisis.


PUBLICIDAD

En un documento de trabajo que cubre hasta 63 países, incluido España, durante 22 años, el FMI recuerda que los analistas no auguran las recesiones demasiado bien. En el informe, titulado 'How Well Do Economists Forecast Recessions?' los autores Zidong An, João Tovar Jalles y Prakash Loungani se basan en 153 recesiones que tuvieron lugar en esos países entre los años 1992 y 2014.

An, Tovar y Loungani analizan la evolución de las previsiones en los periodos previos a esas recesiones y su principal hallazgo es que, si bien los analistas son generalmente conscientes de que los años de recesión serán diferentes de otros años, pierden la magnitud de la crisis por un amplio margen hasta que el año prácticamente ha finalizado. En la práctica, esto significa que se pronostican muy pocas recesiones con nueve meses o un año de antelación... y que las crisis llegan casi por sorpresa. Solo hay que recordar lo que sucedió en 2008.

 
En datos, el estudio muestra que en abril del año anterior a la recesión los analistas esperaban que la producción cayera en solo 5 de esos 153 casos. Si bien queda demostrado que el rendimiento mejora con el tiempo y en octubre del propio ejercicio en el que se produjo la crisis las previsiones eran de una caída en la producción en 118 de los 153 casos.

Asimismo, los autores constatan que mientras las previsiones se revisan lentamente durante los años de crecimiento económico, en momentos de recesión el ritmo de revisión se acelera, pero no lo suficiente como para evitar "grandes errores de pronóstico". Otro hallazgo es que los augurios del sector privado y del sector público son prácticamente idénticos, es decir, ambos son igual de efectivos... cuando se trata de obviar las crisis.


Nadie se atreve a pulsar el 'botón rojo'
Otros estudios, como este de la OCDE sobre la crisis financiera de 2007-2012, constatan que los analistas son excesivamente optimistas sobre el crecimiento económico. Una de las explicaciones a este exceso de entusiasmo es que en muchos casos los economistas no estaban dispuestos a arriesgar su reputación al predecir una recesión que podría no haber llegado nunca. En definitiva, pocos se atrevían a hacer sonar las alarmas en aquel momento.

Tampoco ahora se aventuran a advertir de una crisis inmediata. Recientemente, y por primera vez desde la crisis financiera de 2008, el interés del bono a dos años estadounidense superó a la referencia, el 10 años. Es la temida inversión de la curva de tipos, una de las señales que los expertos toman como aviso de que la recesión está cerca. Las principales gestoras mundiales ya advierten de que el periodo de bonanza está llegando a su fin y se avecina un cambio de ciclo pero, de momento, nadie se arriesga a poner fecha a la próxima crisis.

Por la parte que toca a España, los tambores de recesión que vienen del entorno europeo resuenan aquí con especial fuerza ante la ausencia de Gobierno. Los analistas no esperan un impacto inmediato en la economía española, pero sí están seguros de que la incertidumbre política pasará factura al crecimiento. De momento, la práctica totalidad de los institutos de análisis nacionales e internacionales continúan situando el crecimiento de la economía española en un rango de entre el 2% y el 2,5%, no prevén ningún desplome en 2020 y ven la crisis como una posibilidad muy remota. Pero el informe del FMI deja claro que el historial de los analistas no es precisamente brillante a la hora de predecir recesiones. ¿Cuándo llegará la próxima crisis? No lo sabe nadie.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174903
Re:ECONOMÍA
« Respuesta #6791 en: 01 de Octubre de 2019, 15:10:34 pm »

NUEVA CRISIS ECONÓMICA


La recesión económica es inminente y ningún país industrializado está preparado




Los augurios no son nada halagüeños. Se avecina el final del ciclo de negocios que siguió a la crisis de 2008. Los expertos hablan ya de que es el momento de tomar precauciones. Porque los ‘números rojos’ volverán dentro de 12 o, a lo sumo, 18 meses. Dos de cada tres estadounidenses no están preparados. Europa se ha dotado de más corazas, pero sigue cruzando los dedos. Igual que las empresas.

   
ECONOMÍA 29.09.2019 12:57 DIEGO HERRANZ
El ex secretario de Estado del Tesoro, Larry Summers, lo planteaba recientemente en un debate oficial del FMI. Las potencias industrializadas no están bien preparadas para afrontar la próxima recesión. A su juicio, yerran en el diagnóstico esencial: “La excesiva preocupación por el control inflacionista es un grave error; las subidas de precios no son, ni de lejos, el riesgo prioritario” de las grandes economías. Los asuntos más acuciantes son cómo mantener el dinamismo y alcanzar el pleno empleo. “La contracción económica sucederá y cuando ocurra, se iniciará una carrera por recortar los tipos de interés, pero por estas decisiones monetarias no se conseguirá margen de maniobra para encender la mecha de un nuevo ciclo de negocios”. Summers lo justifica de la siguiente manera. En los últimos 600 años, el repunte medio de la inflación mundial apenas ha sido del 1%, mientras que el precio del dinero se ha situado rozando el 5%. Y se pregunta: ¿Quién eligió el rango del 2% como cota máxima para declarar una economía en estado inflacionista?

publicidad


La respuesta a la cuestión central del Summers, al menos en Europa, tiene un destinatario claro, Alemania, y su temor a que en la UE se reprodujera el fantasma de la hiperinflación que asoló el país en el periodo de entreguerras. Estipuló este límite en los estatutos fundacionales del BCE a imagen y semejanza del mandato con el que opera el Bundesbank. Y a diferencia de la Reserva Federal, que mueve los tipos de interés en función de tres parámetros: el ritmo de crecimiento del PIB, la creación de empleo y la inflación; eso sí, sin corsés innecesarios porque, a día de hoy, los analistas han asumido que la presión de los precios se considera en el Comité de Mercados Abiertos como detonante de un proceso de calentamiento económico -y, por tanto, el factor que reclamaría subidas de tipos de interés- si salta algunas décimas por encima del 3%. Entorno al 3,5%, precisan otros economistas. Europa, además, tiene el dudoso honor, desde la época de François Mitterrand, de haber institucionalizado otro tope de austeridad, el del déficit fiscal. Fue en mayo de 1981, una década antes de que la UE lanzara en Maastricht su proyecto monetario, cuando su director de presupuestos Pierre Bilger, departió con él la instauración de una fórmula que ayudara a corregir el enorme agujero en las cuentas públicas francesas. “Debe ser algo muy simple”, le ordenó Mitterrand. Bilger se sacó de la chistera la idea de relacionar el déficit con el tamaño de la economía. Un 1% es imposible de conseguir, un 2% nos exigiría demasiada presión, así que… quedó instaurada la sacrosanta norma del 3%.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
¿Qué es y por qué
es importante?
Públicose escribe con t

Te presentamos nuestro mapa de transparencia. Creado para lectores exigentes como tú

Imagen de Wall Street. REUTERS
Imagen de Wall Street. REUTERS

Los ciudadanos no han tomado cautelas
Dos de cada tres estadounidenses no están preparados para esta inminente recesión

El eje franco-alemán, en consecuencia, moldeó el doble cinturón de seguridad que impide, en teoría, lanzar a gobiernos y al BCE estímulos económicos y monetarios para capear temporales económicos como el que, parece, que se avecina. En el próximo año o año y medio, según alerta el consenso del mercado. Doble motivo que explica el retardo en la reacción de las autoridades en afrontar episodios de vacas flacas y tensiones financieras. El problema es que es la sociedad civil la primera que soporta los rigores de estos inviernos económicos. En EEUU, por ejemplo, un sondeo de opinión de Harvard Business School Online y City Square Associates, realizado a partir de una muestra de 1.000 encuestas, determina que dos de cada tres estadounidenses no están preparados para esta inminente recesión. Patrick Mullane, director ejecutivo de la escuela de negocios norteamericana, asegura a Business Insider que “la apatía creada en el subconsciente colectivo del país por la prolongada fase de crecimiento es la causa principal, pero debería ser también la razón por la que tendrían que estar ya en estado de alerta”. Mullane admite que “no puede adelantar en qué momento se producirá [la recesión], pero acontecerá”.

Los académicos de esta institución apuntan varios consejos para prepararse adecuadamente a los malos tiempos. En el terreno laboral, “demostrar tu valía profesional”; no es momento de cambios de compañía. Hay que impedir el despido. En segundo término, activar tu red de contactos. De los datos recopilados en la encuesta se deduce que la mitad de los encuestados admiten tener un nivel “moderado o débil” en el uso de su agenda profesional, cuando el 85% de nuevos puestos de trabajo suceden mediante esta estrategia. En tercer lugar, procurar obtener alguna fuente de ingresos adicional, aunque sean esporádicas y procurar hacer algún programa académico de especialización. Además, sugieren la supresión de gastos innecesarios y empezar a engendrar -o a engordar- algún fondo de emergencia, que sólo dicen tener el 27% de la muestra, y admitir la posibilidad de un reciclaje profesional en caso de ser expulsado del mercado laboral.

publicidad

"La sombra del desempleo se ha prolongado mucho más en el tiempo que la recuperación"

Christian Weller, catedrático de la Universidad de Boston Massachusetts y analistas del Center for American Progress, escribía recientemente en Forbes que la próxima recesión está próxima y que afectará al trabajo, con la vuelta a despidos, a las rentas y a los patrimonios de numerosas familias de clase trabajadora, además de perjudicar seriamente las condiciones financieras de las pensiones y de los productos de retiro privados. A su juicio, la Casa Blanca debería acometer cambios en los programas sociales para “facilitar a los ciudadanos el acceso a mayores ventajas y beneficios de los que ahora disfrutan”. Porque vienen de haber sufrido, durante la crisis, que sitúa especialmente entre 2007 y 2009, un duro revés financiero y patrimonial y porque, en los últimos treinta años, los trabajadores han sentido experimentado, mucho más que las empresas, los rigores de las etapas de recesión. “La sombra del desempleo se ha prolongado mucho más en el tiempo que la recuperación de los beneficios empresariales, porque las compañías siempre priorizan sus ajustes a corto plazo, con objeto de devolver dividendos lo antes posibles a sus accionistas y, así, tenerles contentos”. El sector privado, los negocios -aclara- han ganado mucho más poder en las décadas recientes, entre otras cuestiones, porque la influencia de los sindicatos ha decaído y los salvavidas sociales, de los estados de bienestar, se han ido diluyendo.

 
La tormenta perfecta se cierne sobre la economía española
 La tormenta perfecta se cierne sobre la economía española
Las empresas se asoman a la pista de aterrizaje
Las empresas deben prepararse para un aterrizaje que se producirá en el transcurso de los próximo 18 meses

Martin Reeves, socio de Boston Consulting Group en Nueva York y director del BCG Henderson Institute, el think-tank de esta firma, cree que las empresas, en cualquier caso, deben prepararse para un aterrizaje, que se producirá en el transcurso de los próximo 18 meses. Siguiendo la tesis que impera en el mercado. Porque, a pesar de que el PIB de EEUU esté en la ola más prolongada de crecimiento de su historia, ya ha dado síntomas de debilidad, mientras los indicadores de actividad se han debilitado por casi todos los rincones del planeta, las bolsas están en estado de volatilidad constante y se acumulan demasiados riesgos económicos, comerciales y geopolíticos en el horizonte. “Los ejecutivos deberían estar considerando salidas y alternativas para afrontar el endurecimiento de las condiciones económicas que se aproximan” porque se mantienen en unos índices de financiación y de deuda que superan los niveles históricos de la pasada crisis, añade en un artículo aparecido en Harvard Business Review.

publicidad


A su juicio, en su búsqueda de oportunidades en un escenario de brusca ralentización como la que se atisba, sus garantías más sólidas pasas por incrementar sus inversiones en innovación, ganar más competitividad y productividad y diversificar sus flujos de capital en el exterior. No es imposible, enfatiza. Algunas de las 5.000 empresas americanas que ha estudiado con su equipo de BCG, las más competitivas, llegaron a elevar en un 14% sus ventas trimestrales y en un 9% las anuales en los duros años del tsunami de 2008, con márgenes de beneficios, antes de impuestos, del 3%. Ahora, sin embargo, los procesos de reestructuración están todavía en pañales. “Están atendiendo el corto plazo, los asuntos más acuciantes para mantener las ratios de solvencia de sus firmas, aunque la competitividad exige una visión panorámica y de largo alcance, que oriente la capacidad de supervivencia de la compañía y sus nichos de negocio”. No sirve sólo con ajustes puntuales de plantilla y de recursos de capital.

Europa, también en ojo del huracán
En medio de este panorama, con la Reserva Federal admitiendo que va a iniciar una fase más bien prolongada de bajada continuada de tipos de interés para espolear la actividad perdida y el descenso, aún leve, en la generación de empleo, e incertidumbres monetarias y económicas en China y el resto de los grandes mercados emergentes, incluido Turquía, y comerciales por las batallas arancelarias, sin descuidar los puntos geopolíticos calientes -Irán se ha erigido en casi el único punto de mira de todos los análisis geoestratégicos- y sus efectos sobre la energía, Europa sigue en una especie de limbo. Christian Odendahl, economista del Centre for European Reform (CER), un instituto de investigación crítico pero defensor de la integración plena de la EU, admite que los socios comunitarios -y en especial, los monetarios- han reforzado sus herramientas tanto fiscales como monetarias, pero volverán a tener un “uso limitado”. En su opinión, y ante los vientos de recesión que llegan a Europa, se necesita reacciones “tempranas, arriesgadas y agresivas” si no quiere “sufrir una crisis política” que puede acabar con su propia existencia.

publicidad


El experto del CER propone romper un tabú, de origen genuinamente germano: “Acabar con el estricto mandato dado al BCE de mantener a raya la inflación, con un control de precios por debajo del 2%”. La autoridad monetaria -explica- “debe sentirse libre de esta atadura”. Y dar mayor protagonismo al crecimiento económico y a la creación de empleo, a imagen y semejanza de la Reserva Federal y como recomienda Summers. “Europa ha salido del decenio posterior a la crisis financiera con una divisa más fuerte, pero demasiado dividida políticamente”, alerta.