Autor Tema: Jubilaciones en los Cuerpos policiales  (Leído 784063 veces)

Desconectado sincadenas

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2806
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10200 en: 22 de Noviembre de 2019, 20:39:39 pm »
Mientras las grandes multinacionales,bancos y grandes fortunas no paguen impuestos y todo el peso de la recaudación para mantener los gastos del estado recaiga sobre la pequeña y mediana empresa además de la clase media y trabajadora.
Las pensiones no se podran mantener.
Habrá que salir a la calle y veremos qué pasará.

Conectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 5280
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10201 en: 23 de Noviembre de 2019, 01:02:19 am »
Ese tiempo, si es anterior a 2015, le figurará dentro del sistema de Clases Pasivas

2011.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10202 en: 23 de Noviembre de 2019, 06:35:07 am »
Ese tiempo, si es anterior a 2015, le figurará dentro del sistema de Clases Pasivas

2011.

Cierto, que la norma que equipara los dos sitemas a los efectos de incapacidades es de 2015.

Desconectado use

  • Profesional
  • Cadete
  • **
  • Mensajes: 277
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10203 en: 23 de Noviembre de 2019, 11:42:45 am »
Entendido, gracias

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10204 en: 03 de Diciembre de 2019, 11:00:37 am »
Algo de lo que nadie ha informado.

Que hacer con las armas particulares antes del hecho causante?

Pedir cita, aqui:

https://ssweb.seap.minhap.es/icpplus/citar?org=GC

Bueno puess después de algunas "incidencias" ya tengo mi certificación de arma inutilizada y que me quedo por qué soy un romántico, el.destrozo ha sido menor que el.que me esperaba así que lucirá bien en una peana


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10205 en: 04 de Diciembre de 2019, 10:33:16 am »



Imserso: todas las amenazas que planean sobre su futuro


Los empresarios consideran que el programa tiene que dejar de depender del Ministerio de Sanidad, con el que nunca han tenido buena sintonía

Los hoteleros tienen como aliada a Competencia, que propone más lotes para favorecer la "libre concurrencia"
Temas relacionados:Benidor, CNMC, Hosbec, Imserso, Nuria Montes

Actualizado 4 diciembre, 2019
 2 Comentarios


El programa de viajes del Imserso lejos de solucionarse se encuentra inmerso no sólo en una batalla legal (Imserso: los hoteleros recurren ante la Audiencia Nacional), sino que son varias las amenazas que planean sobre su futuro inmediato, entre las que destacan la inestabilidad política, que preocupa mucho al Sector, la falta de unas políticas turísticas, el fin de la coyuntura favorable en los mercados internacionales y la incertidumbre sobre cómo afectará el Brexit al poder adquisitivo de los británicos, lo que conlleva que la dependencia del mercado nacional sea mayor que nunca.

Así las cosas, la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec), Nuria Montes, ve en el pliego del Imserso de 2020 “una oportunidad” para arreglar las cosas, porque en algún momento “será necesario ponerse al día”, ya que mientras los establecimientos hoteleros se han puesto al día en la última década, el Gobierno sigue pagando lo mismo, según publica El Mundo.

Además, los empresarios consideran que el programa tiene que dejar de depender del Ministerio de Sanidad, con el que nunca han tenido buena sintonía, y se gestione directamente desde Turismo, lo que supondría contar con un interlocutor con más empatía con el sector, aunque a costa de perder el carácter social que tiene la gestión desde el punto de vista sanitario.

Otra posibilidad sería la revisión profunda del programa, tal como pidió un reciente informe la Comisión Nacional de la Competencia (CNMC), en el que consideraba que el pliego del Imserso no favorece la “libre concurrencia” e instaba a Sanidad a modificar la adjudicación actual en tres lotes porque en su formato actual resulta poco efectivo de cara a la competencia entre empresas (Imserso: Competencia detecta deficiencias en los pliegos).

La CNMC es partidaria de que los servicios se distribuyan de forma menos centralizada y aconseja realizar estudios de mercado con el objetivo de promover un diseño de las licitaciones de manera competitiva y que consiga maximizar la eficiencia económica, así como “justificar la determinación de los precios unitarios”.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10206 en: 05 de Diciembre de 2019, 10:55:09 am »
Regímenes especiales......



Macron afronta una huelga por la reforma de las pensiones que amenaza con paralizar Francia


Pararán los transportes y las escuelas, entre otros sectores que, sin ser mayoritarios, poseen la llave de la actividad económica

MARC BASSETS
París 5 DIC 2019 - 08:49 CET
huelga francia
Los franceses buscarán medios alternativos ante la huelga de transportes JEAN-PAUL PELISSIER REUTERS
Un año después del estallido de la revuelta de los chalecos amarillos, la calle vuelve a desafiar a Emmanuel Macron. Francia puede quedar paralizada este jueves por las protestas en contra de la reforma de las pensiones, proyecto prioritario del presidente de la República. No es una huelga general, pero sus efectos serán parecidos. Pararán los transportes y las escuelas, entre otros sectores que, sin ser mayoritarios, poseen la llave de la actividad económica. Macron se muestra abierto a discutir detalles de la reforma, pero no a retirarla. Los sindicatos amenazan con prolongar el pulso durante días o semanas.


MÁS INFORMACIÓN
Macron afronta una huelga por la reforma de las pensiones que amenaza con paralizar FranciaFrancia, un país en terapia
1995: La protesta social bate marcas en Francia
Ideas ante la revuelta en Francia que nadie vio venir

Tarde o temprano, los Gobiernos franceses tropiezan con las pensiones. Otros la han intentado y, o bien han acabado dando marcha atrás, o han reformado solo a medias. El precedente más conocido es el de 1995, cuando tres semanas de movilizaciones acabaron forzando a Alain Juppé, primer ministro de Jacques Chirac, a retirar una reforma parecida a la de Macron. Aquella derrota marcó al Gobierno de Juppé, mentor del actual primer ministro, Édouard Philippe.

Laurent Djebali entró a trabajar como conductor de metro en la RATP, la empresa pública de transportes parisina, en 1995. Tenía 25 años. Hoy es uno de los líderes de la protesta. “Fui yo quien propuso la fecha del 5 de diciembre”, afirma Djebali en la sede del sindicato UNSA en Bagnolet, en las afueras de París. La fecha obedece a varios motivos. El 5 de diciembre es el día de una de las manifestaciones masivas en 1995. Y en diciembre los trabajadores de la RATP ya han cobrado la paga doble de fin de año: van a una huelga, tal vez larga, con un colchón de ingresos en la reserva.
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads


Djebali niega que el objetivo sea mantener los privilegios de profesiones como la suya, que tienen un sistema particular de pensiones que se remontan al final de la Segunda Guerra Mundial, o antes. Se trata de los llamados “regímenes especiales”, 42 actualmente. Macron quiere suprimirlos para crear un sistema único en el que todos los trabajadores disfruten de los mismos derechos en su jubilación por las mismas contribuciones.

“No peleamos por los regímenes especiales, sino por una pensión digna”, replica el sindicalista, que se declara dispuesto a prolongar la huelga hasta Navidad si Macron y Philippe no imitan a Juppé y ceden.


El jueves se han convocado cerca de 300 manifestaciones en todo Francia. Nueve de cada diez ferrocarriles dejarán de funcionar, así como 11 líneas de metro en París. En los transportes públicos la huelga es ilimitada. La movilización afectará al transporte por carretera y aéreo: se prevé la anulación de un 20% de vuelos. Cuatro de cada diez profesores de escuela se sumarán al paro. También abogados y policías. Algunos sindicatos han llamado a la huelga en el transporte por carretera, en las refinerías y en los hospitales, además de en empresas públicas como la eléctrica EDF y Correos.

La huelga es preventiva: ni siquiera se conoce el texto de la ley, solo sus líneas maestras. Si se aprobase, sería la última reforma de peso en el quinquenio presidencial, que arrancó en 2017 y termina en 2022.

Al contrario que en el caso de la reforma laboral, o la de la compañía de ferrocarriles públicos, la SNCF, el presidente ha evitado la política de los hechos consumados. En vez de presentar un texto ya decidido al Parlamento, ha abierto un diálogo con los agentes sociales. El problema es que este método, menos autoritario y más conciliador, ha sembrado la confusión sobre su contenido.

La reforma plantea, además de la supresión de los 42 regímenes especiales, un nuevo modo de cálculo del montante, que perjudicaría a los asalariados del sector público y privado. En cambio, saldrían ganando, según el cálculo del diario progresista Libération, los agricultores, los comerciantes y las madres solteras. Parece descartada la opción de aumentar a los 64 años la edad de jubilación, hoy en 62 años (o hasta 52 años en algunos "regímenes especiales"), inferior a la de España o  Alemania. Entre las concesiones que ha insinuado el Gobierno figura un aplazamiento de la entrada en vigor de la reforma para que no se aplique hasta la generación nacida en 1975. Pero nada está decidido.


Otro problema es el financiero. El déficit de las pensiones superará los 10.000 millones de euros en 2025 y los 20.000 en 2030. La población envejece y la vida se alarga: cada vez hay menos activos para sostener a los jubilados.

“En 1945 había cuatro activos por un jubilado. Hoy hay 1,7 activos por cada jubilado. Y mañana las previsiones son de 1,4 por jubilado”, declaró hace unas semanas a EL PAÍS Geoffroy Roux de Bézieux, presidente del Medef, la patronal francesa. “No hay 36 soluciones. O bien se suben las cotizaciones, o se bajan las pensiones o se logran más ingresos aumentando la duración de la vida laboral”.

Un sondeo publicado por el Journal du dimanche refleja la confusión reinante. Un 76% de franceses está a favor de fusionar los 42 sistemas. Pero el 64% no confía en Macron para lograrlo. Un 46% apoya la movilización en contra de la reforma, mientras que un 33% está en contra.


La batalla se librará en la opinión pública, que dictaminará, por medio de los sondeos y de sus intérpretes, si culpa de los bloqueos a los sindicatos y a los manifestantes, o al Gobierno. Macron ha delegado el pilotaje de la crisis en el primer ministro Philippe.

La polarización de la política francesa entre Macron y Marine Le Pen, líder del Reagrupamiento Nacional (RN), se escenificará de nuevo en esta ocasión. Las reivindicaciones sociales ya no son bandera exclusiva de la izquierda y los sindicatos, sino también de la extrema derecha.

“Le Pen habla el lenguaje del etnosocialismo”, dice Dominique Reynié, director del laboratorio de ideas Fondapol. Es decir, el socialismo para los de casa, no para los extranjeros. “El 5 de diciembre no es solo el problema de Macron, sino de la República. Lo que ocurra en las elecciones de 2022 dependerá en parte de lo que ocurra el 5 de diciembre”, añade Reynié.


El Gobierno, que podría presentar una propuesta más detallada a mediados de mes, teme que la protesta se convierta en un concentrado de todos los malestares, más allá de las pensiones. En la calle estarán, además del RN, la oposición de izquierdas y los sindicatos, excepto el primero de Francia, el reformista CFDT, que mantiene un apoyo crítico a los planes del presidente.

La debilidad de los sindicatos es de doble filo para Macron. 2019 no es 1995, cuando todavía eran fuertes. Pero en 1995 no existían movimientos espontáneos como los chalecos amarillos, que desbordan a los sindicatos y son imprevisibles, incluso en la violencia.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10207 en: 06 de Diciembre de 2019, 06:47:59 am »

Modificaciones cada año
Jubilación en 2020: cambios en edad y cotización para tener el 100% de pensión

La edad, los años de cotización y los requisitos para tener la pensión máxima de jubilación cambian con el nuevo año.

La Información
jueves, 05 diciembre 2019, 10:20
Actualizado: 05/12/2019, 23:44

La edad para acceder a la jubilación en España en 2019 es de 65 años (más ocho meses si no se cumplen los años de cotización) con el requisito de haber cotizado al menos 36 años y nueve meses, aunque existe la posibilidad de jubilarse anticipadamente a los 63. Esas son las condiciones actuales para optar a cobrar la pensión de jubilación completa que corresponda en función del sueldo recibido durante los años trabajados. Pero, ¿qué pasará en 2020? Aquellos trabajadores que quieran jubilarse en el año que entra en menos de un mes deberán saber que esas condiciones cambian.

La modificación de la edad y años cotizados para 2020 tiene que ver con la poca viabilidad del sistema de pensiones español. Para garantizar la existencia de las pensiones en el futuro próximo, cambian estos factores llegando a haber dos edades legales de jubilación en 2027: 67 años para los trabajadores que no alcancen los 38 años y seis meses cotizados antes.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10208 en: 12 de Diciembre de 2019, 06:16:18 am »
Vaya titular, un "drama" que vivan más....pues que aflojen los bancos los 60000 millones de euros ROBADOS a los españoles.
 
El drama de la Seguridad Social: cada año que pasa los que se jubilan viven 50 días más

Hace cuatro décadas los pensionistas vivían 15 años desde que se jubilaban, ahora viven de media más de 21 años desde el retiro

Alejandra Olcese


Publicado 12.12.2019 - 05:15

Aunque la edad de jubilación a los 65 años se fijó en el año 1900 y hasta el año 2011 no se hizo en España ningún ajuste para intentar retrasarla, la esperanza de vida de los mayores de 65 en el país no para de crecer. De hecho, en los últimos años ha aumentado de media 51 días cada año.

Eso quiere decir que si en el año 1975 -cuando arranca la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE)-, las personas de 65 años vivían de media algo más de 15 años, hasta los 80; ahora, a cierre de 2018, las personas de esa edad viven de media 21 años más, hasta los 86. Cada año que pasa, las personas de 65 años tienen una esperanza de vida superior en 51 días a la de los que tenían esa misma edad un año antes.

Se trata de una noticia positiva para la sociedad española, que en torno a 2050 superará a la japonesa como la más longeva del planeta, pero comprometida para la Seguridad Social, que tiene que asumir el pago de pensiones cada vez durante más años, según se ha confirmado con los datos de demografía divulgados este miércoles por el INE.

Este incremento constante de la esperanza de vida es el que lleva a muchos expertos a advertir de que, dadas las buenas condiciones físicas de la población de edad avanzada y el déficit que padece el sistema (que con lo que ingresa no puede asumir su nivel de gasto), lo recomendable sería retrasar la edad de jubilación hasta los 70 años.

Los que son algo menos pretenciosos pero conscientes del problema, como la Airef o el propio secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, han reconocido que al menos sería necesario intentar hacer coincidir la edad real de jubilación (la edad a la que de media se jubilan los españoles, que es mucho más temprana que la edad legal debido al impacto de las prejubilaciones) con la edad legal, que irá aumentando progresivamente año a año hasta que en el 2027 se sitúe en los 67 años.

Se desploman los nacimientos

Los datos de crecimiento natural de la población española (los nacimientos menos las defunciones) ofrecen un panorama muy complicado para la Seguridad Social, no sólo por el aumento de la esperanza de vida de los recién nacidos y de los mayores de 65 años, sino también por el envejecimiento de la población y la poca cantidad de nacimientos.

Por primera vez desde 1941, el número de nacimientos que se han registrado entre enero y junio de 2019 ha sido de sólo 170.074.

La estadística demuestra que las mujeres están retrasando cada vez más la edad de ser madres (el primer hijo se tiene por primera vez, de media, más tarde de los 31 años). Mientras el número de mujeres que son madres con menos de 35 años no para de bajar, el número de las que deciden tener un hijo cuando tienen entre 35 y 45 años ha aumentado considerablemente.

Además, este retraso en la edad de formar una familia no sólo se produce entre las mujeres españolas que residen en el país, sino que las extranjeras se han acomodado a esta misma tendencia y cada vez más retrasan la edad de tener los hijos, algo que parece confirmar que las condiciones del país -laborales, de acceso a la vivienda, etc.- y/o las preferencias sociales son las que marcan este comportamiento.
Menos jóvenes, menos ingresos para la Seguridad Social

La menor cantidad de nacimientos determinará la evolución de la población activa (los individuos en edad de trabajar) dentro de 16 años, y cuanto menos numerosa sea esta capa social -y más estrecha sea por abajo la pirámide de población- más dificultad tendrá el sistema de Seguridad Social para afrontar el pago de pensiones a un número cada vez mayor de pensionistas -especialmente en esos años, con la jubilación de la generación del babyboom-.

Los trabajadores son, con sus cotizaciones sociales, los que generan los ingresos que utiliza el sistema de Seguridad Social para poder afrontar el pago de las pensiones (no sólo las de jubilación, sino también las de viudedad, incapacidad temporal...), por lo que España necesita aumentar su población activa para poder acometer este reto.

Los expertos recuerdan que el crecimiento natural no está ayudando -piden medidas para fomentar la natalidad-, así que creen que el país tendrá que recurrir a la inmigración de población cualificada que pueda trabajar en sectores de valor añadido, tener buenos sueldos y contribuir a la Seguridad Social con cotizaciones sociales que engorden los ingresos del sistema.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10209 en: 14 de Diciembre de 2019, 06:47:51 am »

Pedro Sánchez subirá las pensiones en enero: 10 euros más al mes
Ha pactado con el resto de partidos el visto bueno a un decreto ley que aprobará en el último Consejo de Ministros del año… pese a las reticencias de la Abogacía del Estado

Fecha
13/12/19access_time 1:05

A poco más de dos semanas para que termine el año, los nueve millones de pensionistas no saben todavía cuándo cobrarán la subida de 2020. El Gobierno en funciones tiene las manos atadas para aprobar un incremento de cara al próximo año. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo ha pactado ya con los partidos políticos el visto bueno a un decreto ley.

Pedro Sánchez se comprometió, antes de las elecciones del 10 de noviembre, a revalorizar las pensiones conforme al IPC real, que en 2020 ha estimado en el 0,9%. También plasmó la propuesta en el Plan Presupuestario que remitió a la Comisión Europea a mediados de octubre.

En el entorno del presidente en funciones reconocen que Sánchez esperaba un mejor resultado el 10-N y que la formación de Gobierno fuera un mero trámite para aprobar la medida con plenas facultades antes de finalizar este ejercicio.

Pero, enfilando ya el mes de diciembre, la incertidumbre política se mantiene, ERC ha trasladado al PSOE que la investidura se va como mínimo al mes de enero y, con ello, sigue pendiente la actualización de las pensiones antes del primer día del año que viene.
Sin ninguna subida de la pensión en enero

Por el momento, la legislación que sigue vigente es la que incluye que, en caso de déficit del sistema de la Seguridad Social, las prestaciones sólo se incrementarán un 0,25%, esto es, el índice de revalorización de las pensiones.

En 2018 y 2019, como consecuencia de las negociaciones del Gobierno de Mariano Rajoy con el PNV para conseguir su apoyo a los Presupuestos de 2018, se estableció que la mejora sería del 1,6%.

El año pasado, y tras el cambio de Ejecutivo, Pedro Sánchez decidió llevar más allá la subida, hasta el 1,7%. Se argumentó que había que “evitar la pérdida de poder adquisitivo” de los pensionistas.

Para este 2019, el incremento ya aplicado del 1,6% no ha permitido que las pensiones mantengan su poder adquisitivo, sino que les reportará una notable ganancia ya que la inflación no superará el 1%, según las estimaciones del Banco de España o de la Comisión Europea.
Solo una mejora con carácter retroactivo

En estos momentos la incertidumbre se cierne sobre lo que sucederá a partir del 1 de enero de 2020. Los pensionistas deben comenzar el año con una subida del 0,25%, y sin ninguna mejora si el Gobierno no impulsa una solución de última hora.

Los jubilados sólo podrían aspirar a ingresar un incremento con carácter retroactivo a lo largo del próximo ejercicio en el momento en el que el Gobierno pudiera aprobar las diferentes medidas o incluirlas en los nuevos Presupuestos.

Una circunstancia que ha generado cierta intranquilidad entre los 8,7 millones de prestaciones que cobran un total de 9,7 millones de pensiones (alrededor de un millón de ellos reciben dos prestaciones, por lo general de jubilación y de viudedad).
Decreto ley pactado y una subida consensuada

Ante esta situación, Confidencial Digital ha podido confirmar que el Ministerio de Trabajo ha comenzado a trabajar en un plan para evitar que, si no hay formado un Gobierno con plenas funciones antes de final de año, los pensionistas no se vean afectados.

La solución de emergencia en la que se está trabajando es la siguiente. El Ejecutivo tiene pactado con el resto de partidos el visto bueno a un decreto ley, que aprobará en el último Consejo de Ministros del año, pese a las reticencias de la Abogacía del Estado.

Con ello, el Gobierno se garantiza que ningún grupo de la oposición denuncie la subida utilizando este recurso del decreto ley. Tendrían que enfrentarse a reacción de los pensionistas. Por lo tanto, si nadie recurre, la subida puede ejecutarse aunque exceda los límites legales que tiene un Gobierno en funciones.

Según las fuentes consultadas, Trabajo ha logrado también una posición consensuada sobre cuál debe ser el incremento de las pensiones: 10 euros al mes a partir del 1 de enero. O lo que es lo mismo: una subida del 0,9% desde comienzos de 2020.
Las reticencias de la Abogacía del Estado

Pese a todo, existen dudas sobre la capacidad que tiene un Gobierno en funciones para actualizar las pensiones. Hay que tener en cuenta que es una decisión de política económica que compromete al próximo Ejecutivo.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, puntualizó hace unos días, al ser preguntada por esta cuestión, que el Gobierno se planteaba aprobar la subida por decreto ley, lo que implica que debe ser validado por el Congreso a través de la Diputación Permanente.

A pesar de que durante la campaña electoral Sánchez prometió que, durante el mes de diciembre actualizaría las pensiones según el IPC real, Valerio ha admitido ahora algunas dudas sobre si esto último podrá ser aprobado por un Ejecutivo en funciones. “La idea que tenemos es elevar una consulta a la Abogacía del Estado para ver si ésta es una de las cuestiones que podemos hacer en funciones o no”, explicó la ministra.

Madgalena Valerio ha declarado también en los últimos días que el compromiso del Gobierno en funciones sigue siendo ligar las pensiones a la inflación, con el objetivo de que los jubilados no pierdan poder adquisitivo el año que viene.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10210 en: 15 de Diciembre de 2019, 09:27:26 am »


La pensión inicial se recorta 22 euros desde enero por la reforma de Zapatero en 2011



Aunque no alcanzará plena vigencia hasta 2027, hace notar su impacto a partir de enero Un 36% de los nuevos jubilados logra evitar la ley de Zapatero, a la que se sumó la de Rajoy.


CÉSAR URRUTIA | MADRID
15/12/2019 01:38

Si derogar la reforma de las pensiones de 2013 y blindar la revalorización con el IPC es el caballo de batalla de millones de pensionistas, no sucede lo mismo con la reforma que la precedió en 2011. En 2020 los efectos aislados de esta reforma generarán en el cálculo de la pensión inicial una rebaja de 22 euros respecto a 2019, según estimaciones de la Universidad de Valencia, uno de los centros más reconocidos en esta materia. Si se toma una referencia más larga en el tiempo y se compara con el sistema previo a la reforma introducida por José Luis Rodríguez Zapatero, la diferencia sube a 1.072 euros anuales. No es extraño que ya el año pasado uno de cada tres nuevos jubilados anticipara su retiro o buscara la fórmula para beneficiarse del sistema anterior.


Los 22 euros de diferencia en la pensión inicial de 2020 obedecen básicamente a que el próximo año entra en vigor una nueva etapa del periodo transitorio de aplicación de la reforma, ya en su ecuador. Se trata de la aplicación de los porcentajes a atribuir a los años cotizados para la pensión. La casuísitica para el cálculo de una pensión es muy amplia dependiendo de la vida laboral o la base de cotización, por ejemplo, pero el efecto aislado de la reforma para una persona que se jubile en 2020 a los 65 años con 35 años cotizados serían esos 22 euros respecto a 2019 o un 6,1% menos si se toma como referencia 2012. Las bajadas llegan al 10% en el caso de jubilaciones anticipadas a los 63 años.

La ley 27/2011 fue la última del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Se publicó en agosto de ese año pero no entró en vigor hasta dos después. Lo hizo con una serie de elementos que, según el último informe sobre la situación y perspectivas de la Seguridad del Instituto de Actuarios Españoles, actúan como «una maquinaria» capaz de «recortar la generosidad del sistema» y de hacerlo con «sordina». «Puede parecer que no van a tener efecto sobre la generosidad; pero lo van a tener», sostienen los actuarios.



El informe señala que durante los primeros años de la reforma -aprobada en lo más crudo de la crisis- los cambios son de carácter «tenue» y que más adelante se desplegarán en toda su amplitud, en referencia a la cuantía de las pensiones iniciales de los nuevos jubilados. La reforma está planteada para trabajar en este sentido en el periodo 2013-2027, cuando estará plenamente en vigor. Actúa sobre dos ejes: la edad de jubilación y periodos de cotización por un lado y, por otro, nuevos porcentajes aplicados a esos años de cotización.

En cuanto a los porcentajes aplicados a los años cotizados, el año que viene se activa ya un primer recorte que continuará hacia una segunda fase en 2023. En lo referido a la edad de jubilación, para retirarse en 2027 con el 100% de la pensión, podrá realizarse a los 65 años si se cotizan 3 años y tres meses más que en 2012, es decir, 38 años y medio de cotización. Para periodos inferiores, el derecho al 100% de la prestación sube dos años, hasta los 67 años de edad. En 2020, el periodo transitorio de la reforma alcanzará su ecuador y los años de cotización exigidos para alcanzar el 100% serán 37 frente a los 35 de 2012.


Aunque cuando se aprobó había dos años de colchón para la entrada en vigor y 16 hasta su pleno funcionamiento, los efectos de la reforma de 2011 son ya visibles. Lo comprueban los propios pensionistas en el momento de acceder a la jubilación y buscar la prestación más ventajosa. Y también la Seguridad Social. «Aún se mantiene elevado el número de pensiones que se reconocen según la legislación de 2011», explica el documento, que añade que debido a las modificaciones introducidas por el Gobierno a través de decretos en diciembre del año pasado, no baja el número de personas que se acogen al sistema de cálculo previo a la reforma.


LAS JUBILACIONES ANTICIPADAS ESCAPAN AL SISTEMA

Hasta septiembre de 2018, 89.641 personas accedieron a la jubilación utilizando las excepciones que contempla la ley y evitando la reforma, según el informe económico financiero del proyecto de presupuestos para la Seguridad Social de 2019. Prácticamente la mitad de las jubilaciones anticipadas y el 19,1% de las jubilaciones ordinarias se realizan de acuerdo con la legislación anterior, que garantiza unas pensiones iniciales más generosas. Suponen un 36% de los 246.057 que lo hicieron en total hasta el fin del tercer trimestre. Los 156.416 jubilados que lo hicieron con el sistema reformado para recomponer la sostenibilidad financiera del sistema obtuvieron peores condiciones.

La Universidad de Valencia toma como referencia una pensión inicial por jubilación de 1.400 euros para una persona de 65 años que se jubila este año con 35 años de cotización con el marco normativo reformado. Un jubilado en las mismas condiciones en 2012 hubiera dispuesto de una pensión inicial de 1.468 euros, es decir, 68 euros más al mes y 952 euros más al año, ya que se cobran 14 pagas. Con la entrada en vigor en 2020 de uno de los elementos mencionados por los actuarios, la tabla de porcentajes para el cálculo de la base reguladora, la diferencia con el sistema previo se acentúa y pasa a 1.076 euros menos. La «maquinaria» es gradual y estará ya plenamente en vigor en 2027. En ese momento, una pensión inicial para un perfil como el indicado será hasta 2.212 euros inferior a lo que hubiera sido con el sistema al que aún se acoge, con razón, más de un tercio de los jubilados.


Los pensionistas centran sus protestas en la revalorización de las prestaciones mientras omiten este sistema de recorte de generosidad, quizás por la mayor visibilidad que tiene la decisión de ligarlas al IPC y la menor de las tablas del cálculo de la base reguladora de la Ley 27/2011. También influye el hecho de que fuera propuesta por el Gobierno y respaldada por el Congreso y los agentes sociales. Una tercera razón es que quienes perciben las pensiones hoy son los más sensibles a la generosidad del sistema y a sus cambios. Más que quienes están en la fase de cotizar.

Ocho años después de su aprobación, la reforma de 2011 ha recortado la generosidad del sistema en el cálculo de sus pensiones iniciales, que son más altas que en 2012 pero podrían serlo más aún con los parámetros previos. Fue una reforma de última hora. La última del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero antes de convocar elecciones en julio de 2011. Impuesta por los organismos que supervisaron la economía española y aceptada por los agentes sociales, se publicó en agosto en el BOE, con edades de jubilación más altas y bases reguladoras más cortas para hacer más sostenible el sistema.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10211 en: 19 de Diciembre de 2019, 06:32:43 am »
   
Un 71% de 2014 a 2019
Se dispara el número de trabajadores que se jubilan de forma anticipada perdiendo dinero
Entre 2014 y 2019, ha crecido un 71% el número de jubilaciones voluntarias, mientras que se han reducido un 43% los ceses forzados. El retraso de la edad de jubilación es una de las causas

Autor
Javier G. Jorrín
Contacta al autor
@jgjorrin
Jesús Escudero

19/12/2019 05:00

Cada vez hay más trabajadores que eligen jubilarse de forma anticipada aunque eso suponga sufrir una reducción en el cálculo de su pensión. Durante toda la fase de recuperación de la economía, ha crecido el número de bajas voluntarias, en una tendencia que sigue aumentando año a año. Así lo recogen los datos de la Seguridad Social, a los que ha tenido acceso este periódico a través de una solicitud de información mediante la Ley de Transparencia.

En los nueve primeros meses de 2019, se han producido 62.000 jubilaciones anticipadas con coeficiente reductor, de las cuales, más de 36.100 fueron voluntarias. Esta cifra es un 71% superior a la que se produjo en el mismo periodo de 2014, primer año de la serie. Estos datos muestran que se ha producido una gran salida voluntaria de trabajadores hacia la jubilación antes de alcanzar la edad legal.

La Seguridad Social les aplica un coeficiente reductor como desincentivo para evitar la salida temprana de trabajadores hacia la jubilación. Tanto la penalización como la edad legal de jubilación se endurecieron en 2011 con la reforma de las pensiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, normativa que todavía está en fase de aplicación. Sin embargo, esta penalización no ha conseguido reducir el número de jubilaciones anticipadas.

En el año 2014, el número de jubilaciones anticipadas voluntarias hasta el tercer trimestre fue de 21.172 personas, y en 2019, esta cifra alcanzó las 31.136 bajas. Tal incremento, del 71%, puede tener diferentes causas detrás empujando en la misma dirección. La primera es la incertidumbre sobre el futuro de las pensiones. Y no solo es incertidumbre sobre el futuro financiero del sistema, también es normativa. Por ejemplo, está pendiente de aplicación o de derogación definitiva el factor de sostenibilidad, que recortaría la cuantía inicial de las pensiones a medida que aumente la esperanza de vida, lo que supone un incentivo para acelerar la salida del mercado laboral y así evitar su aplicación.

[Los jóvenes españoles siguen retrasando el primer hijo]

Otro factor importante es el aumento progresivo de la edad legal de jubilación derivado de la reforma de 2011. En 2019 alcanzó los 65 años y ocho meses, y en 2020 serán 65 años y 10 meses. Esto hace que cada vez los trabajadores tengan que esperar más para llegar a la edad ordinaria de jubilación y aumenta las probabilidades de que alguno decida salirse antes de tiempo. Además, la mejora de la situación económica ha elevado los niveles de optimismo de los españoles, lo que siempre genera un incentivo extra para tomar decisiones más arriesgadas como es esta.

Las jubilaciones anticipadas no voluntarias están cayendo de forma ininterrumpida desde 2014

Estos factores estarían pesando más que el desincentivo que suponen los coeficientes reductores a la hora de frenar las jubilaciones anticipadas voluntarias. En lo que va de año, el crecimiento interanual supera el 7%, y el año va camino de un nuevo récord. Por el contrario, las jubilaciones anticipadas no voluntarias, esto es, las que son consecuencia de un despido de un trabajador de avanzada edad, están cayendo de forma ininterrumpida desde 2014.

En los nueve primeros meses de este año, se han registrado 25.846 ceses no voluntarios, lo que significa un 43% menos que en el mismo periodo de 2014. De esta forma, 2019 será el primer año en que se produzcan más jubilaciones voluntarias que forzosas, cuando en 2014 el 68% eran no voluntarias.
Aumenta la edad de jubilación

La recuperación de la economía sí ha tenido un impacto decisivo en la mejora de esta estadística, ya que al reducirse los despidos, se limita el número de trabajadores en esta situación. De hecho, aunque esta mejora ha sido continua desde el inicio de la recuperación, sus efectos han sido especialmente visibles desde 2017. En lo que va de año, el número de jubilaciones anticipadas involuntarias se ha desplomado un 27%.

La trampa de la precariedad atrapa a los españoles entre el paro y el empleo temporal
Javier G. Jorrín
Un estudio de la Unión Europea pone de relieve la escasa permeabilidad del mercado laboral español para que los trabajadores más precarios puedan mejorar su situación

El resultado neto de las jubilaciones voluntarias e involuntarias es que las salidas anticipadas crecieron hasta 2016 y desde 2017 se están reduciendo. En total, durante los nueve primeros meses del año, se han producido 61.982 jubilaciones anticipadas con coeficiente reductor, lo que supone un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior. El aumento de la edad de jubilación ordinaria, unido a la caída en las jubilaciones anticipadas, está permitiendo elevar la edad media de jubilación hasta el máximo histórico, por encima de los 64 años.

Las reformas que endurecieron el acceso temprano a la jubilación han conseguido reducir de forma clara las bajas de trabajadores de menos de 63 años. El número de jubilaciones anticipadas con coeficiente reductor de personas de 62 años ha caído un 62% desde 2014, y un 36% en el caso de los que tienen 61 años o menos.

Por el contrario, ha crecido el número de salidas a los 63 años, edad a la que tienen que esperar los trabajadores para acogerse a la jubilación anticipada voluntaria. En total, las salidas a los 63 años han aumentado un 53% entre 2013 y 2019.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10212 en: 22 de Diciembre de 2019, 06:53:03 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10213 en: 24 de Diciembre de 2019, 20:10:41 pm »
« Última modificación: 25 de Diciembre de 2019, 06:53:56 am por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10214 en: 27 de Diciembre de 2019, 10:27:54 am »


Pedro Sánchez aplaza la subida de las pensiones y del salario mínimo hasta que se forme Gobierno



El Ejecutivo confía el incremento del 0,9% de las pensiones este 2020 a que se configure Gobierno en breve, como ha adelantado El País El Consejo de Ministros suspenderá hoy el apartado de la Ley de Seguridad Social que regula el incremento del 0,25%, de la reforma de Rajoy El nuevo Salario Mínimo Interprofesional (SMI) también tendrá que esperar a la formación de Gobierno, para la que se tendrá en cuenta a los sindicatos y la patronalEl Gobierno da un año más a las ventajas en la jubilación para miles de desempleados de avanzada edad



Por Economía
27 dic 2019 09:27

La subida de las pensiones tendrá que esperar. El Ejecutivo en funciones no incluirá el prometido incremento del 0,9% para este 2020, que comunicó a Bruselas, en un real decreto en el último Consejo de Ministro del año. Pedro Sánchez pospone la subida, así como la aprobación del nuevo salario mínimo interprofesional, a la formación de Gobierno, como ha adelantado El País.


Se despeja así la duda sobre si el Gobierno en funciones aprobaría la revalorización de las pensiones para este 2020 mediante un real decreto antes de acabar el año. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, había explicado que se mantenían abiertas las dos opciones: un real decreto antes de acabar el año que diera luz verde al incremento (para lo que estaban consultando a la Abogacía del Estado) o aprobar la subida cuando el Gobierno contara con plenas funciones y que esta se aplicara en cualquier caso con efectos del 1 de enero.


Finalmente, el Ejecutivo opta por aplazar el incremento para cuando los socialistas logren –si lo logran como ellos prevén– los apoyos necesarios para investir a Pedro Sánchez como presidente de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos en el mes de enero.

Lo que hará el Consejo de Ministros este viernes es aprobar un real decreto-ley en el que suspende el apartado de la Ley de la Seguridad Social que regula la revalorización de las pensiones, de la época de Mariano Rajoy, y que supondría que las pensiones subieran en enero un 0,25%.


Los socialistas optan así por anular la subida por el momento y que esta sea del 0,9% cuando la aprueben, una vez hayan conseguido formar Gobierno. En cualquier caso, el aumento del 0,9% se aplicará con efectos desde el 1 de enero y abonará de manera retroactiva si se atrasa su aprobación.

El SMI también se pospone
El incremento del SMI ya se preveía que no se incluyera en este último Consejo de Ministros, como se hace tradicionalmente. Pedro Sánchez trasladó a los sindicatos y la patronal la semana pasada que el Ejecutivo tendría en cuenta sus opiniones al respecto y aún no se había producido la reunión con los agentes sociales.

El presidente del Gobierno en funciones tranquilizó a los representantes de los trabajadores, y especialmente a los de los empresarios, ante las informaciones que volvían a apuntar a que los socialistas y Unidas Podemos estaban pactando el salario mínimo por su cuenta, sin tener en cuenta sus valoraciones (como ocurrió el año pasado).

Por otro lado, como había anunciado ya el ministro de Función Pública en funciones, Luis Planas, la subida del 2% del salario de los empleados públicos para este 2020 tampoco se incluirá en un real decreto en este último Consejo de Ministros.


Pese a la reclamación de los sindicatos de que así fuera, el Gobierno en funciones ya había comunicado que este incremento debería esperar a que contara con plenas competencias. Del mismo modo que las pensiones, la subida se aplicará a la remuneración de los funcionarios con efectos del día 1 de enero.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10215 en: 27 de Diciembre de 2019, 15:31:56 pm »
.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10216 en: 28 de Diciembre de 2019, 06:14:07 am »

CIEN MILLONES AL AÑO DESDE 2018
Un acuerdo sin cumplir, 300 millones y cientos de policías que quieren trabajar


Agentes prejubilados reclaman regresar al cuerpo
, pero Interior los rechaza a pesar de que su vuelta está prevista en el acuerdo de equiparación salarial

Roberto R. Ballesteros

28/12/2019 05:00

Cientos de policías y guardias civiles están en sus casas en situación de segunda actividad o reserva, las dos formas de denominar a esa suerte de jubilación anticipada que algunos miembros de ambos cuerpos pueden solicitar cuando cumplen al menos 55 años o cuando por cualquier motivo ven reducir sus capacidades psicofísicas. La retribución que perciben es menor que si estuvieran trabajando, por lo que algunos deciden acogerse a este régimen y otros optan por seguir en activo para no perder ingresos.

El acuerdo de equiparación salarial firmado por el anterior Gobierno y las diferentes asociaciones profesionales y sindicales de la Policía Nacional y la Guardia Civil -que abrazó posteriormente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska- prevé destinar 300 millones de euros (cien en 2018, en 2019 y en 2020) a la reincorporación de todos esos funcionarios en segunda actividad o reserva que quieran regresar a sus respectivos institutos armados. Como la reincorporación conllevaría un incremento salarial para todos ellos, el acuerdo previó este montante de dinero.

Sin embargo, a fecha de hoy, según fuentes policiales, se cuentan con los dedos de una mano los funcionarios que han vuelto a la estructura de la Policía Nacional o de la Guardia Civil. Según explica Pablo Pérez, portavoz de Jupol, el sindicato mayoritario en la primera corporación, han sido unos cuantos los que han pedido el regreso, pero el Ministerio del Interior "ha aceptado a muy pocos". El departamento dirigido por Grande-Marlaska no da una respuesta a El Confidencial sobre el número exacto de agentes que han reclamado volver a sus respectivas instituciones.

Pérez, sin embargo, habla de "decenas de solicitudes". La mayoría, apostilla, han sido "denegadas" por Interior. Los 300 millones mencionados, por lo tanto, quedan "un poco en el limbo", según valora el portavoz de Jupol. "No sabemos para qué los van a usar", añade el sindicalista, que tiene claro que hay muchos puestos actualmente ocupados por jóvenes policías que podrían ser ocupados por estos funcionarios en segunda actividad que tienen entre 55 y 60 años. "De este modo liberarían a agentes de menos edad que podrían dedicarse a servicios operativos", afirma.

El portavoz de Jupol explica que muchos de los que Interior rechaza son policías que fueron apartados a segunda actividad tras sufrir una merma de sus capacidades psicofísicas y que ahora piden la reincorporación porque entienden que han mejorado. Solo a una minoría les permiten regresar. No pocos tienen que acudir al contencioso para conseguir retornar a su anterior trabajo. Es el caso de Rafael Prieto, el policía que perdió una pierna en un accidente de moto. Este suceso le provocó pasar a segunda actividad, se puso una pierna biónica y, tras ser rechazado por Interior, recurrió a la Audiencia Nacional, que ordenó al Ministerio reincorporarle en su puesto en la Comisaría de Córdoba. Los que pasaron voluntariamente a segunda actividad y ahora piden volver, asegura Pérez, son rechazados todos.

El portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), agrupación mayoritaria del instituto armado, Juan Fernández, asegura que la Dirección General del cuerpo les trasladó que esta ya había hecho sus deberes, había trasladado al Ministerio del Interior los datos de los funcionarios que habían reclamado su vuelta, pero que este último no había ordenado aún la incorporación. Fernández entiende que el departamento dirigido por Grande-Marlaska no desarrolla plenamente el acuerdo porque este fue firmado por el anterior Gobierno del PP.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10217 en: 30 de Diciembre de 2019, 09:04:23 am »

Los pensionistas se quedan también sin la ‘paguilla’ de 13 euros en febrero

El Gobierno no aplicará la compensación porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones

30/12/19access_time 1:03


Pedro Sánchez no cumplirá su promesa electoral de subir las pensiones con el IPC el 1 de enero. Además, el Gobierno se va a ahorrar también a comienzos de año la compensación a los jubilados porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones.

El pasado 7 de octubre, con la maquinaria electoral puesta ya en marcha y tras presentar su programa para los comicios del 10 de noviembre, el presidente en funciones realizó la siguiente promesa: “Les anuncio que este mismo mes de diciembre actualizaremos las pensiones en torno al IPC real”.

Y ese mismo día, en una entrevista que concedió a Antena 3 y al ser preguntado por si subiría las prestaciones incluso estando en funciones, subrayó: “Las subiremos”.

El pasado viernes, en cambio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señaló que la realidad es que esa subida no se producirá y que, de hecho, las prestaciones se van a mantener congeladas hasta que se forme un Gobierno.
No habrá compensación por el IPC

Pese a ello, las pensiones se han incrementado un 1,6% en 2019 y la subida del coste de la vida ha sido menor, por lo que el Gobierno de Sánchez ya ha propiciado que los jubilados experimenten este año una ganancia de poder adquisitivo.

Hay que recordar que los precios van a cerrar el año con un encarecimiento medio del 0,7%, según el consenso de la mayoría de analistas. Es decir, los pensionistas van a ganar en 2019 unas nueve décimas de poder adquisitivo.

Efectivamente, el Ejecutivo socialista llevó a cabo una subida muy superior al alza del IPC, aunque en realidad ese incremento fue pactado por el Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV a cambio del apoyo de los nacionalistas vascos a las cuentas de 2018.
Una ‘paguilla’ de 13 euros en 2018

Por ello, en diciembre del año pasado, el Gobierno comunicó que había decidido revalorizar las pensiones según la media de la inflación de los últimos doce meses anteriores al final del año, es decir, desde diciembre de 2017 hasta noviembre de 2018.

Pero la iniciativa debía trasladarse a la Ley General de la Seguridad Social, previa aprobación del Congreso de los Diputados tras un Decreto Ley a proposición del Ministerio de Hacienda. Y no se hizo.

Es, precisamente, la fórmula que se utilizó para compensar a los pensionistas por la desviación de la inflación en 2018, cuando las pensiones subieron un 1,6% y la media de doce meses del IPC, entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, se situó en el 1,7%.

Esa décima fue reembolsada a posteriori, en febrero de 2019, cuando los pensionistas recibieron una ‘paguilla’ de unos 13 euros de media, que costó a la Seguridad Social alrededor de 260 millones de euros. Una compensación que este año no recibirán porque han ganado poder adquisitivo.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185632
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10218 en: 30 de Diciembre de 2019, 09:10:35 am »
Llegará el día que coloquen la edad en 75 y el primer día de la jubilación te darán una "pastillita" para que no seas un problema para el sistema.



Les insta a "valorar las distintas alternativas"
El Gobierno anima por carta a los futuros jubilados a compaginar trabajo y pensión

Recuerda a trabajadores con largas carreras de cotización y próximos al retiro que pueden seguir trabajando y percibir al tiempo el 50% de su pensión.
Bruno Pérez
lunes, 30 diciembre 2019, 04:30
      
"Creo que puede ser de su máximo interés conocer las siguientes posibilidades que nuestro ordenamiento jurídico le ofrece para compatibilizar el trabajo y la jubilación, o bien, demorar la jubilación". Miles de trabajadores con largas carreras de cotización y que se encuentran próximos ya al momento de su jubilación han empezado a recibir una misiva firmada por la directora general del Instituto Nacional de la Seguridad Social, Gloria Redondo, con información sobre las ventajas que pueden obtener si deciden prolongar su vida laboral durante unos meses más o si optan por compaginar el cobro de una parte de su pensión con el mantenimiento de su actividad profesional.
PUBLICIDAD

Desde el Ministerio de Trabajo se enmarca esta iniciativa en la campaña informativa activada hace poco más de un mes para remitir a los trabajadores españoles información con un elevado grado de detalle sobre su vida laboral. De hecho, esta información sobre las opciones que existen para prolongar la vida laboral más allá de lo que exige la ley únicamente se están remitiendo a trabajadores que ya han acreditado los 37 años de cotización que se exigen para jubilarse a los 65 años con el 100% de la pensión y que no han solicitado formalmente adelantar la jubilación antes de esa edad.

La Seguridad Social les informa de que están en el selecto grupo de cotizantes que cumplen los requisitos para compatibilizar el cobro del 50% de la pensión con la prolongación de su vida laboral en las condiciones que consideren más oportunas. "Tendrá derecho a percibir el 50% de su pensión, que será revalorizada periódicamente según lo establecido en la legislación", les hace saber el INSS en la carta, a la que ha tenido acceso La Información.

La redacción de la carta no puede ser más estimulante. Se le dice a un trabajador que está a las puertas de la jubilación pero con una edad que le habilita para continuar trabajando, que puede seguir haciéndolo y que, además, tendrá derecho a percibir el 50% de la pensión que le corresponde "con cualquier trabajo en el sector privado, a tiempo completo o parcial, por cuenta ajena o por cuenta propia, y cualquiera que sea la retribución que perciba por dicho trabajo".

El negocio es bueno para el trabajador porque verá incrementada su remuneración real durante el tiempo que desee, no solo por el 'extra' derivado de la percepción de la mitad de la pensión que le correspondería cobrar si se jubilara sino porque su sueldo se verá incrementado por la reducción de los conceptos por los que habrá de cotizar; y también para la Seguridad Social porque se ahorra la mitad de la pensión que tendría que pagar si el trabajador se jubilara y además continúa manteniendo activa una cuenta de cotización.
Imagen presentación informe pensiones Airef / Airef
Mira también
Trabajo persuadió a la Airef para que no planteara subir la edad legal de jubilación

La Seguridad Social también abre otra puerta al trabajador: la de la denominada 'jubilación demorada'.  En este esquema, el trabajador prolonga su actividad laboral sin compatibilizar ésta con el percibo de una pensión pública y a cambio la normativa le premia con una subida extra del 4% en las pensión a que tiene derecho por cada año que prolongue su vida laboral. El sistema tiene la ventaja de que permite al trabajador llevar su pensión futura por encima del tope máximo que marca la normativa de Seguridad Social.

Estrategias para retrasar la edad real de jubilación

Descartada de plano por parte del Gobierno Sánchez la opción de llevar la edad legal de jubilación más allá de los 67 años que alcanzará en 2027, la hoja de ruta del Ministerio de Trabajo en este ámbito es hacer lo posible por extender la edad efectiva de jubilación al menos hasta los 65,5 años como estrategia para hacer frente a la bruta exigencia financiera que se derivará de la jubilación de las generaciones del 'baby-boom' sin adoptar medidas especialmente traumáticas.

En  la actualidad, la edad efectiva de jubilación ronda los 62,7 años, mientras que la edad legal se sitúa en los 65 años y 8 meses (65 años y 10 meses a partir del 1 de enero) para quienes tienen cotizados menos de 36 años y 9 meses (37 años en 2020), y en los 65 años si se ha cotizado más de 36 años y 9 meses (37 años en unos días).

 

Desconectado Ruino

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1207
Re:Jubilaciones en los Cuerpos policiales
« Respuesta #10219 en: 30 de Diciembre de 2019, 10:23:46 am »

Los pensionistas se quedan también sin la ‘paguilla’ de 13 euros en febrero

El Gobierno no aplicará la compensación porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones

30/12/19access_time 1:03


Pedro Sánchez no cumplirá su promesa electoral de subir las pensiones con el IPC el 1 de enero. Además, el Gobierno se va a ahorrar también a comienzos de año la compensación a los jubilados porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones.

El pasado 7 de octubre, con la maquinaria electoral puesta ya en marcha y tras presentar su programa para los comicios del 10 de noviembre, el presidente en funciones realizó la siguiente promesa: “Les anuncio que este mismo mes de diciembre actualizaremos las pensiones en torno al IPC real”.

Y ese mismo día, en una entrevista que concedió a Antena 3 y al ser preguntado por si subiría las prestaciones incluso estando en funciones, subrayó: “Las subiremos”.

El pasado viernes, en cambio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señaló que la realidad es que esa subida no se producirá y que, de hecho, las prestaciones se van a mantener congeladas hasta que se forme un Gobierno.
No habrá compensación por el IPC

Pese a ello, las pensiones se han incrementado un 1,6% en 2019 y la subida del coste de la vida ha sido menor, por lo que el Gobierno de Sánchez ya ha propiciado que los jubilados experimenten este año una ganancia de poder adquisitivo.

Hay que recordar que los precios van a cerrar el año con un encarecimiento medio del 0,7%, según el consenso de la mayoría de analistas. Es decir, los pensionistas van a ganar en 2019 unas nueve décimas de poder adquisitivo.

Efectivamente, el Ejecutivo socialista llevó a cabo una subida muy superior al alza del IPC, aunque en realidad ese incremento fue pactado por el Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV a cambio del apoyo de los nacionalistas vascos a las cuentas de 2018.
Una ‘paguilla’ de 13 euros en 2018

Por ello, en diciembre del año pasado, el Gobierno comunicó que había decidido revalorizar las pensiones según la media de la inflación de los últimos doce meses anteriores al final del año, es decir, desde diciembre de 2017 hasta noviembre de 2018.

Pero la iniciativa debía trasladarse a la Ley General de la Seguridad Social, previa aprobación del Congreso de los Diputados tras un Decreto Ley a proposición del Ministerio de Hacienda. Y no se hizo.

Es, precisamente, la fórmula que se utilizó para compensar a los pensionistas por la desviación de la inflación en 2018, cuando las pensiones subieron un 1,6% y la media de doce meses del IPC, entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, se situó en el 1,7%.

Esa décima fue reembolsada a posteriori, en febrero de 2019, cuando los pensionistas recibieron una ‘paguilla’ de unos 13 euros de media, que costó a la Seguridad Social alrededor de 260 millones de euros. Una compensación que este año no recibirán porque han ganado poder adquisitivo.

Pero.....es lo que han votado....no?