Autor Tema: La opinión de un ciudadano de la calle  (Leído 304614 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3440 en: 18 de Marzo de 2019, 07:06:27 am »
¿A qué crees que se debe esa caída de Podemos que apuntan las encuestas?

Siempre he creído que Podemos tenía un problema de nacimiento, que procedía además de su propia virtud. Podemos nace con la intención de ser una fuerza distinta a las demás. Más profundamente democrática, más radicalmente democrática y construida no con las hechuras y las estructuras de los partidos democráticos. Círculos muy democráticos, que se van agrupando entre sí, autónomos todos ellos… Es una estructura muy interesante. Pero al mismo tiempo muy compleja. Organizas guerrillas y es muy difícil convertir las guerrillas en ejército regular y para llegar a las batallas electorales generales necesitas ejércitos regulares.

A mi juicio esa es la clave. Se argumentan muchas otras cosas, de otro tipo, yo no sé si las hay o no, pero desde el principio observé esta dificultad. La dificultad estructural de sumar los sumandos que has querido autónomos y que lo son. No es tan fácil de integrar y luego también está el factor de las desilusiones derivadas de los excesos de ilusión. Todo lo que nace muy ilusionador corre el riesgo de tener un culatazo un poco desilusionador.

Hace unos días en la víspera del 7 de Marzo te definiste en tu columna en la Cadena SER como feminazi e hiciste una reflexión muy interesante sobre la necesidad del feminismo. ¿Qué papel crees que nos toca a los hombres en la lucha por la igualdad?

Lo primero es aceptar que tenemos un problema. Hace unos años escribí un comentario donde me preguntaba: ¿por qué las mujeres nunca asaltan un cajero automático y queman a un mendigo? ¿Por qué no hay bandas de mujeres que atacan a hombres? ¿Por qué no? ¿Por qué no hay eso? También hay mujeres alcohólicas y desarraigadas y sin trabajo o de familias desestructuradas y hechas papilla y con la mente… ¿Por qué no lo hacen? Tendríamos seguramente que mirar eso para entender que los hombres como colectivo tenemos algún tipo de telaraña mental que no estamos queriendo afrontar con una mirada razonable.

Por otra parte decirte que colocarse ahora en la posición de feminista, bueno si eso es ser feminazi, soy feminazi. Pero es la manera de colocarse en la posición más progresista que hay. Porque ahora mismo, cuando las izquierdas están vacilando, las dos corrientes de pensamiento transformador de verdad que están en circulación son el ecologismo y el feminismo. Son dos líneas de circulación que es imposible que una persona con una mentalidad progresista no reconozca, no identifique como corrientes transformadoras. Por tanto, por todas estas cosas creo que un hombre adulto, serio, y con un poco de sensibilidad y que tenga una mirada un poco progresista sobre la vida, yo creo que tiene que militar en la aventura de las mujeres. No solo porque es la única manera de conseguir una sociedad más justa. Sino porque es la única manera también de entender que ese viaje tiene que hacerse también en paralelo al viaje que nosotros también tenemos que hacer porque si no, no llegaremos muy lejos.

Sí, porque la violencia machista es el ejemplo más extremo del machismo, pero también existen un montón de comportamientos cotidianos que a los hombres, o al menos a mí como hombre, nos ha costado identificar y que también son fruto de esa cultura en la que nos hemos educado y hemos crecido todos.

Claro, eso es evidente. Soy una persona muy mayor que tiene por tanto experiencia suficiente para comprobar cuánto ha mejorado la vida de la mujer. Mi primera mujer, que murió, no se pudo sacar el pasaporte sin mi autorización. He visto un viaje extraordinariamente aportador y positivo. Esa generación ha hecho un esfuerzo extraordinario que hay que elogiar pero queda un camino por delante y efectivamente, yo no mato a nadie, tú no matas a nadie. Pero como antes te decía, en estos comportamientos que denunciamos se observa como denominador común, no que sean en el hogar porque pueden ser en la calle, sino que son hombres. Por tanto, sí creo que en efecto reflejan comportamientos que son hijos de una educación milenaria. Que forman parte de un pensamiento que hace muchísimo tiempo está identificado, reconocido y señalado, pero que ahora hacer falta solo que nosotros lo aceptemos, sin empezar a patalear, sin ponernos a pegar gritos, ni a enfadarnos muchísimo porque se señale eso, porque es así.

Quince años después del atentado del 11M, el PP ha vuelto a abrazar la teoría de la conspiración. ¿Qué te parece que después de una sentencia y quince años del peor atentado terrorista de España, todavía Pablo Casado pida conocer la verdad?

Es un tema muy sensible para mí. Yo viví aquella experiencia de una manera muy intensa ante el micrófono. Fue dramático. El 11M asistí al mayor espectáculo de unión que he conocido en España y dos días después al mayor espectáculo de desunión que he conocido en España, hasta el punto que hoy en día decir 11M es casi más decir 14M que 11M. Y casi los muertos parecen importar menos que la bronca política porque de nuevo reaparece.

Eso es un pecado mortal de la política que acompañara, a mi juicio, siempre al Partido Popular y al Gobierno de José María Aznar. Al gobierno de Aznar más que al PP, que además ha devuelto de forma, a mi juicio, indecente contra quienes los criticamos. A nosotros nos han estado y todavía nos están permanentemente reprochando una información que dimos sobre unos comandos suicidas, que rectificamos ipso facto. La información venía mal dada y todavía sigue siendo contada como si fuera un elaborado trabajo, que además me lo atribuyen a mí. Por la calle me lo dicen. Como si yo, que estaba en el estudio, que bastante tenía, estaba al tiempo cavilando cómo organizar una cosa para el 14M.

Estos codazos a quienes decían otra cosa, a las víctimas, a Pilar Manjón, han sido un horror. Cuando hubo una sentencia que dejó las cosas en su sitio, yo me siento profundamente herido y sobre todo muy triste porque quince años después de nuevo el 14M ha podido más que el 11M. Y el 11M pasaron cosas muy fuertes. Algunas de ellas extraordinariamente positivas, la solidaridad que se desplegó aquel día en España es de las conmocionantes. Yo he contado ante el micrófono muchos, muchos atentados, muchos atentados, ninguno con ese crescendo, catorce, veinte, treinta, cincuenta. Pero tampoco habían existido nunca los fenómenos de solidaridad que vi en los taxistas, las comunidades autónomas. los médicos, los hospitales… Fue un movimiento muy emocionante y muy conmocionante y tres días después pues se lio aquella parda. Yo desde que en la mañana del atentado, al poquito de empezar, se reúne un gabinete de crisis y no está el director del Centro Nacional de Inteligencia… empiezo a temer algo.

Tu columna radiofónica en la SER es una de las piezas de opinión más influyentes y seguidas en España ¿Cómo llevas esa responsabilidad?

Bueno, no sabía eso.

Lo es.

He estado veinte años haciendo un programa que tenía mucha responsabilidad.

No es una responsabilidad nueva para ti, pero sigues teniendo mucha responsabilidad.

Estoy bastante acostumbrado a vivir con responsabilidad, soy hermano mayor de nueve, es decir, soy responsable desde pequeño. Te toca como hermano mayor pastorear a tu ejército de hermanos pequeños

No pues hombre, sí, sé que quien siga la opinión de alguien pues le echa una responsabilidad. Yo hace muchos años llevo en la radio un programa que tenía mucha responsabilidad, pues bueno, sigo en esto ¿no?

Siempre te preocupa no gustar, porque a algunos le gusta y a otros no. Pero lo que más me preocupa es no engañar. Siempre he creído que nuestra posición, la tuya o la mía es importante que quede muy claro de lo que cuentas que es de lo que crees, de lo que te parece o de lo que te gustaría.

Diferenciar qué es un hecho, qué es una opinión o qué es un deseo.

Esto que cuento, lo cuento porque es. Esto que cuento lo cuento porque creo. Esto lo creo porque me gustaría. Eso es jugar limpio.

A mí lo que siempre me ha parecido importante es jugar limpio. Yo intentando jugar limpio tranquilizo ese sentido de la responsabilidad. Lo malo es que los lectores, los oyentes, los espectadores piden a los periodistas imparcialidad pero las piden desde su parcialidad. Cada uno de ellos se siente legitimado a ejercer su parcialidad.

La verdad parece haberse convertido en una especie de compromiso profesional de los periodistas. ¿Cuánta gente ha habido en una manifestación? El que la convoca se cree autorizado a multiplicar por diez, el contrario al que la convoca se cree autorizado a dividirla por diez, pero todos se vuelven a ti esperando que tú digas la verdad. O sea, deciden que la verdad es un valor que sencillamente ha de ser ejercido por los periodistas. El resto de la sociedad tiene bula para mentir. Lo mismo en el fútbol. La parcialidad está legitimada, menos en el periodista. Y eso hace difícil nuestro trabajo porque por mucho que tú intentes separar lo que crees que es cierto de lo que es cierto y de lo que opinas, los destinatarios de tu trabajo llegan a esa información, a esa opinión, a ese punto de vista con su legítima parcialidad. Y ese choque hace inevitable que haya malentendidos, equívocos, malas interpretaciones o valoraciones a veces injustas.

A nosotros en eldiario.es nos pasa mucho. Hay lectores que se quejan porque no les ha gustado una noticia porque perjudica a un partido, porque perjudica al otro. Lectores que se enfadan cuando aplicamos el mismo criterio a todos. Un ejemplo muy concreto: cuando publicamos la exclusiva de que la expresidenta Cifuentes tenía el máster regalado fue un gran éxito entre nuestros socios. Cuando publicamos que una ministra del Gobierno del PSOE también tenía un máster regalado hubo incluso bajas de socios. Algunos nos acusaron de hacerle el juego a la derecha.

Ya. En este momento la parcialidad política exige la incondicionalidad, es decir, la política activa. A las personas que pueden más o menos circular dentro de su ámbito prácticamente se le exige incondicionalidad. Y claro, es muy difícil meterles en la cabeza que ningún periodista regala nunca la incondicionalidad. Solo acepta la incondicionalidad con lo que cree él que es la verdad. Pero la incondicionalidad ni siquiera con tu padre, con tu hermano ni con tu amigo. Ni con el partido más o menos afín o con la organización o con el equipo de fútbol de tus amores. Pero cada uno reclama la incondicionalidad e inmediatamente considera que ha sido una deslealtad, una falta de juego limpio. Es una de las cosas menos fáciles de llevar de ser periodista.

Tú fuiste el presentador estrella y fundador de los informativos de Cuatro, una cadena que hace poco decidió suprimir los informativos ¿cómo valoras ese fin de los informativos que fundaste?

No sé. Por un lado los datos parece que no eran muy allá. Por otro lado, el barullo en el que están ahora metidos todos los medios de comunicación y también las televisiones; este terremoto del paso de un tiempo que se cae a otro tiempo que nace, que están viviendo con gran estupor. Está el mundo entero tratando de buscar salidas a formatos que a lo mejor ya están quedando atrás, algunos de los formatos de las televisiones convencionales empiezan a tener dudas de supervivencia porque están empezando a caer en las bolsas. Es un momento de temblor, y por tanto pues no lo sé juzgar. Es la suma seguramente de una casa que no tiene una gran matriz informativa en su alma, que por otro lado no estaba obteniendo resultados adecuados y que, en un momento de temblor, olfatea por ahí, a ver si damos con otras teclas que nos hagan acertar. Yo lo siento en el alma, claro, a mí me produce muchísima pena.

También has trabajado como director de informativos de Televisión Española ¿Qué opinas de la situación que vive ahora la televisión pública?

En España no ha habido apenas televisión pública. En España tuvimos sucesivas televisiones privadas, con etapas, paréntesis, interesantes. Siempre ha habido excelentes programas y extraordinarios profesionales, pero la historia de Televisión Española es la historia de la televisión privada de Suárez, la televisión privada de González, la televisión privada de Aznar, la televisión privada de tal y cual. Ha habido paréntesis muy interesantes, alguno de los cuales me tocó vivir a mí en aquella famosa primavera de Castedo, cuando las fuerzas políticas tuvieron un pacto y lograron, por ejemplo, que el director de Radio Nacional de España estando la UCD en el Gobierno fuera un tío del PSOE como Eduardo Sotillos. Yo no era de la UCD ni de nada pero me pusieron de director de informativos. Una etapa que duró poco, la etapa de Zapatero, en que hubo ese juego de margen y tal. Pero salvo etapas burbuja, la historia de la televisión ha sido siempre la historia de sucesivos encadenados de televisiones privadas. Parecía que el ganador de unas elecciones recibía un regalo que era una televisión y una caja de ahorros

La gente ha estado siempre criticando la televisión disparando hacia donde no era. El problema no ha estado en los directivos de televisión, el problema estaba en la nula convicción de los responsables políticos de lo que debe ser una televisión pública. Y cuando lo tratan de observar, lo observan de manera completamente deformada.

Creo firmemente en el servicio público de la televisión. Tiene unas inmensas posibilidades desde para agitar el sector, hasta para millones de cosas más. Y sin embargo se colocan en una posición completamente miope, en si ha habido cuatro segundos más en un informativo de tal partido o del otro, cosa por otra parte grotesca en el año 2019. Porque antes, cuando había una única televisión, lo puedo entender. Pero ahora ya la influencia de eso es cero. Sin embargo sigue concentrada ahí la obsesión. La política sigue mirando equivocadamente al servicio público de la televisión. Lo considera una especie de tigre a vigilar o un cañón Bertha de mi propiedad, que nadie debe de jugar con él. Expresan siempre puntos de vista positivos, les cuesta la vida avanzar por ahí y nunca han entendido lo que debería de ser un servicio público de televisión, que va más allá de lo que está en antena. Es un gran activador de toda la industria audiovisual y muchas cosas más. Pero esto es lo que hay. Cuando los veo pelear en el año 2019 porque si en este programa han dicho una cosita, en el otro han dicho otra cosita es que me muero de la risa. Me muero de la risa. Yo soy de director de informativos de la televisión cuando había solo una televisión.

Y te toca vivir el golpe de estado del 23F.

Sé lo que es vivir ese tipo de tensión. Pero en aquel momento efectivamente había millones y millones de personas que solo tomaban la comida con esa cuchara. Pero ahora, ¿no te da risa, Nacho, que estén discutiendo estas cosas cuando ya no tienen la influencia que tenían?

¿Qué crees que ha pasado en nuestro oficio para que el periodismo en distintas encuestas aparezca como una de las profesiones peor valoradas por la sociedad?

Hay muchas cosas, esto sabes que sería para hablar diez horas. Por un lado la crisis financiera que ha convertido a muchos medios de comunicación prácticamente en desesperados supervivientes. Por otra parte, un nunca bien afinado manejo de la distancia de la política y el periodismo. La política y el periodismo tienen que mantener relación pero tienen que mantener una distancia. En España, por muchas cosas, por la propia evolución de la transición, por el derecho de la política de otorgar también licencias de radio y televisión, se han ido creando unas aproximaciones completamente inadecuadas.

El desprestigio de la política ha arrastrado mucho al periodismo y por el mismo tipo de razón. La gente nos mira como diciendo: la política y los periodistas se han ido al quinto pinto. Se han ido lejos. Toman como materiales los temas de nuestra vida, pero con los temas de nuestra vida libran su batalla, no nuestra batalla.

Nos acusan de habernos ido al quinto pino. Pero es la suma de muchas cosas, de muy distintas razones, algunas como digo de supervivencia, otras de historia, otras de equivocaciones, otra de pecados mortales… Y luego sencillamente la falta de conciencia de que la única solución de este oficio está en poner rumbo al hombre y a la mujer, al ser humano. Ahí está el destinatario final del periodismo.

Depender de los lectores y pensar en ellos. Lectores, espectadores y oyentes.

Está claro.

¿Crees que en esa mala imagen del periodismo influye también la espectacularización de la política y la manera en la que se muestra el debate político?

La política se ha apoderado de demasiadas cosas de la vida, Nacho. Cuando empezó la democracia la política estaba siendo esperada con tanta ilusión que la política no se limitó a ocupar los espacios que le correspondían, lo ocupó todo. La federación de pesca de Soria también era el escenario donde se libró la política a ver quién se hacía con esa posición. Todo lo que se movía en España fue escenario de la carrera de la política por hacerse con ese poder.

La política lo inundó todo. No le permitió a la sociedad respirar su protagonismo, manteniendo el papel que le correspondía, lo invadió todo. Eso a mi juicio está en el fondo de muchas de las cosas que nos pasan. Ha impregnado completamente la sociedad. Ha creado las banderías políticas, que se reproducen en el último rincón de las organizaciones de la sociedad civil y de la vida civil. No ha sabido estar en su sitio, no se ha conformado con el papel que le tocaba. Posiblemente no fue consecuencia de ninguna maldad sino del anhelo inaugural. Eso lo estamos pagando y hace mucho que lo percibo.

En el fondo estamos contando cosas de un proceso democrático que todavía no es muy viejo. Es mucho tiempo, pero como yo ya era un adulto cuando empezó y todavía no me he muerto pues tengo la impresión de que no es mucho tiempo porque lo he visto, lo abarco.

Y en este no mucho tiempo se han hecho muchas cosas pero claro van poniéndose de manifiesto algunas cosas que se hicieron como se pudieron, más a prisa, más despacio. Cosas que no han sido todavía, no se han posado, no se han podido posar.

¿Eran mejor los políticos de antes que los de ahora?

No estamos teniendo tampoco mucha suerte con el dramatis personae, el factor humano. No creo que hubiera antes mejores o peores, no, no es eso. Lo que no están es colocados en la posición de su responsabilidad. No creo que los líderes que los más mayores añoramos fueran la monda lironda, no. Pero un responsable público es la suma de su capacidad y de su actitud. Y entonces aquellos no sé qué capacidad tenían, pero se colocaron en la actitud adecuada. Los políticos actuales no sé qué capacidad tienen, no demasiada tal vez. Pero lo que hace falta es otra actitud. No tienen otra actitud y en eso no hemos tenido suerte.





Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3442 en: 21 de Marzo de 2019, 16:17:56 pm »
Y toda esta colección de opinión prevaricadora ... en que quedó?

https://m.facebook.com/permalink.php?story_fbid=862488620454045&id=1410635455911568

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3443 en: 27 de Marzo de 2019, 07:35:05 am »

CARTA A LA ALCALDESA

Racismo

«Los vecinos del Madrid de toda la vida están todos entre hartos y muy hartos de que el Ayuntamiento cuide y hasta ensalce a los recién llegados y relegue a la indiferencia a los veteranos del vecindario»

Ángel Antonio Herrera
Seguir
Ángel Antonio Herrera
MADRIDActualizado:
27/03/2019 01:43h

El barrio de Lavapiés viene heredando las alegres libertades de Chueca, en su día, con su cenefa de dulces lesbianas, con su cornisa de alta mugre, con su cafetería de peluqueros que venden un tatuaje. Lavapiés es multicultural, por tirar del término tópico, y es libérrimo sito, y todo esto está muy bien, alcaldesa. Sólo que, además, ha crecido como reino de homenaje a los manteros y sus profetas. La antigua plaza de Cabestreros se llama ahora Nelson Mandela, bautismo muy oportuno, porque ahí se reúnen en cháchara los negros de la zona, y ahí mismo, en la boca de la calle del Oso han aupado ustedes una placa en memoria de Mame Mbaye, el mantero que murió de infarto en esa acera, hace ahora un año. Pues vale. Lo que pasa es que enseguida viene el susto. La placa se remata con el lema: «Víctima del racismo institucional del Estado Español». No es licencia literaria, o maldad de cronista en un mal día. Pone eso, alcaldesa, que es un embuste infamante, embuste muy reiterado por los guías de grupos turísticos de la zona, que recuerdan en público a Mbaye como a un héroe civil.

Tampoco es eso. Un poco mas allá, un artista del spray decora la calle Embajadores con el mural de un mantero que atraviesa un alambre de espinos. El lema tampoco se olvida fácil: «A nuestros vecinos sin derechos». Y aquí quería yo llegar. ¿Quiénes son, alcaldesa, en ese barrio populoso y bullente, los vecinos sin derechos? Porque a este rincón de quejas urbanas nos llega a menudo que los vecinos del foro, o sea, la señora jubilada del quinto y el carnicero fijo de la esquina, o sea, los vecinos del Madrid de toda la vida están todos entre hartos y muy hartos de que el Ayuntamiento cuide y hasta ensalce a los recién llegados y relegue a la indiferencia a los veteranos del vecindario, cuando no al puro olvido. Un detalle más le añado, señora, por ilustrar este esnobismo de la inmigración. En el pasado agosto, en las fiesta del barrio, dio el pregón un elocuente que se decía jefe mayor del sindicato de manteros. Sólo le faltó llamar racistas a los asentados del lugar, y arriesgar que el barrio es suyo. Que, a lo mejor, hasta lo hizo.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3444 en: 03 de Abril de 2019, 16:16:39 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3445 en: 03 de Abril de 2019, 16:27:14 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3448 en: 04 de Abril de 2019, 18:07:44 pm »
https://twitter.com/enjakeETB/status/1113738291554201601?s=19


Guardias civiles responden a Bildu: "Lo suyo sí es nazismo. Siguen siendo unos asesinos"


Un diputado de Bildu ha llamado "nazis" a los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
4 abril, 2019 17:39

 GUARDIA CIVIL  ETA  EH BILDU PARLAMENTO VASCO
Victoria Fernández
La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha dado una contundente respuesta a los representantes de EH Bildu que este jueves en el Parlamento Vasco, durante el debate sobre la ley de abusos policiales -finalmente aprobada-, han comparado el comportamiento de los profesionales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con el de "los nazis que protestan por el juicio de Núremberg". Estas palabras, entre otras de igual gravedad, han sido pronunciadas en concreto por el diputado Julen Arzuaga, que ha sido expulsado de la sala.

 
Bildu en el Parlamento vasco


"Con sus declaraciones, ha llenado de basura e indignidad el Parlamento Vasco. Usted, que con sus casi 70.000 euros vive de los impuestos que pagamos todos, incluidos nosotros, los guardias civiles, no sólo nos ha faltado al respeto a nosotros, le ha faltado al respeto a todos los vascos, porque de una 'señoría' se espera educación, tolerancia y dignidad a la hora de representar a sus votantes. ¿Somos 'nazis'; 'franquistas'; 'un lobby infecto y asqueroso'?", pregunta a Arzuaga y sus compañeros José Cobo, portavoz de la AEGC.

"Los que tienen 900 muertos manchando sus manos de sangre son ustedes -continúa Cobo-. Sangre de niños y niñas cuyo único pecado fue ser hijos de guardias civiles. Sangre hombres y mujeres cuyo delito fue estar en una hora nefasta donde ustedes decidieron poner una bomba. El nazismo lo impusieron ustedes durante 50 años en esa tierra de Euskadi con el tiro en la nuca, condenando a muerte a 829 personas".

"Sus SS mataron a 26 niños"
Soto quiere saber si Arzuaga recuerda a Begoña Urroz, que "tenía 22 meses cuando sus secuaces la condenaron a muerte en la estación de Ferrocarril de Amara (Guipuzcoa)". En un contundente comunicado dice también: "Nazismo es juzgar y condenar a un joven político como Miguel Angél Blanco. Nazismo es poner un coche bomba en las Casas Cuartel de Vic, de Zaragoza y cercenar la vida de Silvia, de Rocío, de Esther, de Pedro... Sus SS mataron a 26 niños y dejo a muchos más huérfanos. Lo suyo sí es nazismo y la historia que pretenden escribir jamás va a ocultar la verdad de lo que han sido y siguen siendo ustedes: unos asesinos y unos defensores de asesinos".



Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2772
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3449 en: 04 de Abril de 2019, 19:05:01 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3450 en: 05 de Abril de 2019, 14:54:40 pm »
https://twitter.com/enjakeETB/status/1113738291554201601?s=19






El PP recurrirá las leyes de abusos policiales del País Vasco y Navarra por inconstitucionales


Para el presidente popular, Pablo Casado, la nueva normativa autonómica confunde a víctimas y verdugos de ETA.
5 abril, 2019 13:54
 E
Marta Espartero  @martaespartero
El Partido Popular recurrirá por inconstitucionales las leyes aprobadas en los parlamentos del País Vasco y Navarra sobre los abusos policiales. Así lo ha anunciado este viernes el presidente de la formación, Pablo Casado, durante un acto en defensa de la prisión permanente revisable en Huelva.

"El PP va a presentar un recurso de inconstitucionalidad a la ley de abusos policiales presentada ayer en el Parlamento Vasco, junto a la ley de abusos policiales aprobada por el Parlamento Navarro", ha indicado el líder popular.


Casado ha considerado que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado "han sido insultados de forma indigna por parte de EH Bildu en el parlamento vasco", en referencia a la bronca que tuvo lugar este jueves en la cámara autonómica en la que la formación abertzale llamó "nazis" a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. "Les llamaron nazis los herederos de ETA", ha afirmado el presidente popular.

"Confuden a verdugos con víctimas de ETA"

Así, el líder del PP ha mostrado su consternación porque, "después de escuchar esto [el llamarles "nazis"], el PSOE votó a favor. Confunden a verdugos con víctimas de ETA. No entiendo a qué grado de indignidad ha llegado este Gobierno", ha manifestado.

"Pedro Sánchez se alía con proetarras que no condenan más de 800 asesinatos, que reciben como héroes a los etarras cuando salen de la cárcel", ha indicado Casado. Por lo que su partido, según ha comentado, piensa cambiar el Código Penal para "prohibir actos de enaltecimiento de los etarras que salen de la cárcel".

No será el único cambio que propondrán los populares. También piensan modificar la ley general penitenciaria para que, para acceder a un grado penitenciario superior, "los etarras tengan que haber colaborado activamente en el esclarecimiento de los 300 asesinatos impunes". "Cambiaremos la legislación para que el terrorismo no prescriba".

Ya fue recurrida por el Gobierno de Rajoy
El Gobierno vasco promovió en 2016 la creación de la ley de abusos policiales, pero el Gobierno de Mariano Rajoy interpuso un recurso en el Tribunal Constitucional en mayo de 2017. Desde entonces, el texto quedó paralizado hasta que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa y retiró el recurso en julio de 2018.

Este jueves, finalmente, la norma salió adelante con los votos de PNV y PSE-EE, socios en el Gobierno Vasco que están en minoría en el Parlamento, junto a las abstenciones de EH Bildu y Elkarrekin Podemos en la mayoría de los artículos, mientras que el PP se posicionó en contra.

La ley propone que las víctimas de abusos policiales cometidos en Euskadi entre 1978 y 1999 puedan ser reconocidas. De acuerdo al contenido del texto, se creará una comisión de valoración compuesta por diez personas para dirimir sobre supuestos casos de torturas o malos tratos de la Guardia Civil, la Policía o la Ertzaintza. Los miembros de esta comisión serían designados políticamente.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3452 en: 06 de Abril de 2019, 16:47:46 pm »
Y ustedes dirán..que tiene que ver la respuesta con el insulto.

Pues paso a paso lo van a ir viendo

El señor que tan gratuitamente nos llama SINVERGUENZAS, sus razones privadas seguro tendrá, lo hace creyendose amparado en el anonimato de las redes, pero su rastro internauta es fácilmente rastreable hasta para un niño.

Si entramos en su perfil nos encontramos con una, digamos, identificacion...así tenemos que aparece

« Última modificación: 06 de Abril de 2019, 17:02:50 pm por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3453 en: 06 de Abril de 2019, 16:52:45 pm »
Cogemos su "identificación"

@joselycg

Y la metemos así en Google y nos da alguna información de interés.


http://www.lamediainglesa.com/mecenas



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3454 en: 06 de Abril de 2019, 16:55:21 pm »
Obtenido el nombre, vistos sus perfiles, sus fotos y su Linkedln....el señor Josué tiene cara, es joven y le recomiendo que se dedique a sus zapatos, más que nada por la gratuidad del insulto.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3455 en: 09 de Abril de 2019, 12:49:23 pm »

A los policías de Sevilla les llamaban "los guindillas" y todos entraban por enchufe»


Guillermo Gutiérrez recuerda su paso por la Delegación de la Policía Municipal en 1979 cuando nadie pagaba las multas, algunos agentes no sabían escribir y sólo había dos grúas para toda la ciudad

Jesús Álvarez
Sevilla
Actualizado:
07/04/2019 14:38h

NOTICIAS RELACIONADAS
Guillermo Gutiérrez: «Las dos Españas han vuelto y esto es muy peligroso»
«Cualquier persona se daría con un canto en los dientes por ser conductor de Tussam»
«Guerra no cambiaba las listas como Sánchez porque se aseguraba de que salieran los que él quería»
Guillermo Gutiérrez Crespo (Sevilla, 1950) es arquitecto técnico y profesor jubilado de la Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Agrónomos. Ingresó en el PSOE y en UGT en 1969 y fue detenido varias veces por actividades políticas clandestinas. Fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla entre 1979 y 1983 y primer teniente de alcalde entre 1983 y 1987, responsable de Tráfico, Transporte y Seguridad Ciudadana. Desde 1996 a 2000 fue consejero de Trabajo e Industria de la Junta de Andalucía con Manuel Chaves y durante dieciocho años fue diputado por Sevilla en el Parlamento autonómico. Actualmente escribe un libro sobre la historia de su barrio, Ciudad Jardín, aunque durante diez años fue vecino de Los Pajaritos y uno de los dos únicos universitarios que dio ese barrio en aquella época.


Fue delegado de la Policía Municipal en 1979. Entonces a los agentes se les llamaba con cierta guasa los «guindillas».

Cuando yo entré, sólo había seis patrulleros y eran de un modelo «citroen» que había que esperar a que se levantaran, una vez arrancados, para que empezaran a andar. De esa manera, no se podía nunca perseguir a un ladrón y luego me enteré de que esos coches se compraron a un precio muy bueno, de oferta, y no se valoró que tardaban mucho en arrancar.

Un detalle importante para un coche de policía...

La imagen de los agentes también estaba muy deteriorada porque tenían muy poca formación y ni siquiera las multas que ponían se pagaban porque el infractor siempre conocía a alguien del Ayuntamiento o a algún concejal que se las quitaba. Se les llamaba «guindillas», por cierto, por las dos rayas rojas de los laterales del pantalón de su uniforme.


PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

En esa época entraba de policía casi cualquiera.

Y sin casi. La entrada, en general, era por enchufismo. Una cosa curiosa que observé es que había diez o doce policías de un mismo pueblo, que era donde veraneaba un concejal. Qué casualidad. Entonces se ganaba muy poco pero es verdad que no había ningún filtro y a algunos les costaba hasta escribir. Dimos muchos cursos de formación y mejoramos sus condiciones económicas. Tratamos de restablecer su autoridad.

También facilitó la entrada de mujeres en el cuerpo. ¿Hubo tanta resistencia como la que ejercieron algunas hermandades de Sevilla?

Sí, conmigo entraron por primera vez. Hubo tensiones internas con algunos mandos, que se opusieron mucho. Me costó trabajo conseguirlo y tuve el apoyo de una parte de la Corporación, pero no toda.


Sólo había dos grúas en su época.

Sí, pero como siempre quitaban las multas para qué íbamos a ponerlas en la calle, se debió de pensar antes de que llegáramos al Ayuntamiento. Yo di la orden de que actuaran y de que nadie pudiera llevarse el coche del depósito sin pagar previamente las tasas de la grúa. Una vez le pusieron una multa a mi padre y tuvo que pagarla. Y no pasó nada. Pero hubo muchos problemas porque la gente no estaba acostumbrada a pagar las multas ni las tasas.

Cerró la calle Betis al tráfico y se armó una buena

Sí, se tomó el acuerdo y lo hicimos permitiendo el acceso a los garajes. El dueño de Río Grande se molestó muchísimo, a pesar de que se le había informado previamente. ABC se opuso también mucho a ello y al final Manuel del Valle, que era alcalde, me dijo que lo pensáramos con más tranquilidad. El cierre sólo duró un día. Pero yo sigo creyendo que se debería cerrar al tráfico porque así la calle Betis se convertiría en el paseo marítimo de Sevilla.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3456 en: 11 de Abril de 2019, 07:35:54 am »



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3457 en: 14 de Abril de 2019, 08:41:03 am »
El "zasca" ha sido de los que hacen época.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42899
  • Verbum Víncet.
Re:La opinión de un ciudadano de la calle
« Respuesta #3458 en: 14 de Abril de 2019, 13:43:37 pm »
El pez grande, siempre se come al pez pequeño.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174113