Autor Tema: Va de militares  (Leído 306278 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3360 en: 06 de Enero de 2020, 06:50:48 am »

El Gobierno tiene listo el relevo de una cúpula militar muy crítica con Robles

La ministra de Defensa heredó hace un año y medio a los generales elegidos por Cospedal. En julio comunicó el cese al Jemad pero luego se retractó al comprobar que Sánchez no sacaba adelante la investidura

Antonio Rodríguez

El Gobierno de Pedro Sánchez se dispone a relevar a la cúpula militar si mañana saca adelante la investidura, según indican fuentes gubernamentales a Vozpópuli, pues se da por hecho que Margarita Robles seguirá al frente del Ministerio de Defensa.

Este mismo viernes, en el primer Consejo de Ministros del novedoso Ejecutivo de coalición, es muy posible que se produzca el cese del jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando Alejandre. En el EMAD ya se están preparando para la eventualidad de que en la reunión de Jemad de la OTAN en Bruselas del próximo 13 de enero viaje el nuevo jefe de las Fuerzas Armadas, advirtieron fuentes militares a este medio.

Los otros tres 'jemes' –Francisco Javier Varela (Tierra), Teodoro López Calderón (Armada) y Javier Salto (Aire)- podrían entrar este viernes en el mismo paquete de relevos que el Jemad o, en su caso, ser cesados en una o dos semanas.

    En círculos militares se da por hecho que el actual jefe del gabinete técnico de Robles, el teniente general Miguel Ángel Villarroya, será el próximo Jemad o dirigirá el Ejército del Aire

Cada vez que se renueva la cúpula militar se aplica la regla no escrita de la rotación entre los tres Ejércitos y ahora toca que el próximo Jemad, el puesto por el que sueña todo militar cuando entra en las Fuerzas Armadas, salga del Ejército del Aire.
¿Un general catalán de Jemad?

En círculos militares se da por hecho que el actual jefe del gabinete técnico de Robles, el teniente general Miguel Ángel Villarroya, será el próximo Jemad o dirigirá el Ejército del Aire, pues la lista de candidatos para ambos puestos la componen sólo ocho tenientes generales. Las quinielas para ambos puestos la completan el actual jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, Miguel Ángel Martín, y el jefe del Centro de Aéreo de Operaciones Combinadas ubicado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), Rubén Carlos García Servent.

Robles ha 'convivido' año y medio con la cúpula militar que eligió el Gobierno de Mariano Rajoy en marzo de 2017. El nombramiento de la ministra se recibió con frialdad en los cuarteles generales ya que fue una elección de Sánchez en el último minuto.

Ella iba a ser ministra del Interior, pero al enterarse que en Justicia llegaba Dolores Delgado -muy próxima a Baltasar Garzón- se plantó y obligó al presidente del Gobierno a buscarle la salida de Defensa cuando ya había un ministro 'in pectore' -Constantino Méndez-. El nuevo traje de la ministra se vistió con el caramelo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que volvió a depender orgánicamente de Defensa cuando en la etapa del PP estuvo adscrita a Presidencia.

Desde la moción de censura, los roces y momentos de tensión entre la ministra y los 'jemes' han sido recurrentes. El primer encontronazo llegó con la Armada con el caso del vicealmirante Fernando Gómez Fernández de Córdoba, a quien la ministra culpó de la polémica de las oposiciones militares a Psicología y su oposición a que las Fuerzas Armadas dejaran de participar en el Salón de la Enseñanza de Barcelona. El vicealmirante era subdirector de Reclutamiento y Orientación Laboral, órgano dependiente de la Subsecretaría de Defensa.
Polémico pase a la reserva

Primero se ordenó al jefe de la Armada que se le diese un destino "irrelevante" en el cuartel general, pero el almirante López Calderón respondió por escrito a la ministra que no había ningún puesto de estas características porque todos ellos son "relevantes". Robles procedió entonces, en plenas vacaciones de agosto de 2018, al pase forzoso a la reserva del vicealmirante, una decisión excepcional e infrecuente que con el paso de los meses se le vino en contra a la ministra, según recordó Abc en su momento.

En democracia sólo se había 'mandado' a la reserva de forma tan expeditiva al teniente general José Mena, por criticar en la Pascua Militar de 2006 el Estatuto catalán que finalmente fue tumbado parcialmente por el TC; y al teniente general José Antonio Beltrán, responsable militar de la repatriación de las víctimas del Yak-42. El vicealmirante recurrió su cese al Tribunal Supremo, que le dio la razón en un sorprendente revés judicial para una experta jurista como es Robles.

Otro momento de tensión se produjo hace casi un año con motivo del discurso del Jemad en el Congreso de los Diputados, a finales de enero, por los presupuestos de Defensa que, finalmente, no se llegaron a aprobar al ser derrotados por la oposición conservadora con la ayuda de ERC.

El general Alejandre dejó claro ante sus señorías que el proyecto diseñado por los socialistas no cumplía las expectativas y que, en su opinión, presentaba un "notable margen de mejora". Unos términos que molestaron al equipo de Robles al entender que eran una crítica en toda regla del Jemad a la gestión de la ministra.
El cese del Jemad en julio

El Gobierno entró en funciones al poco después y a mediados de julio, Robles llamó a su despacho al Jemad para comunicarle su cese y el de toda la cúpula militar al cumplirse su primer año al frente del Ministerio de Defensa. Fue cuando Sánchez había descartado ya un Gobierno de coalición con Podemos y presionaba a Pablo Iglesias para que le dejase gobernar en solitario.

El general Alejandre no discutió la decisión y regresó a su despacho convencido de que sólo quedaba el trámite de que Robles se lo comunicase de forma oficial antes del siguiente Consejo de Ministros en el que Robles llevaría los nuevos nombramientos. Y así se lo comunicó a su equipo de confianza en el EMAD y al resto de 'jemes'.

A los pocos días llegaron las dos votaciones perdidas en el Parlamento y el relevo planeado por Robles decayó. Las citadas fuentes interpretan aquel movimiento de la ministra como un gesto de "hiperactuación" ante Sánchez para mostrarle a las claras su intención de seguir en Defensa. "Robles pensó que la mejor forma de afianzarse era mover las sillas de la cúpula militar", apuntan. Desde el Ministerio, una portavoz niega estos hechos y subraya que la ministra está muy contenta con el desempeño realizado por los jefes de las FF.AA.+

    El equipo de Robles no ha llegado a conectar con la vida del Ministerio. Todo el mundo desearía que hubiera un giro, un relevo

En los Ejércitos, sin embargo, se cuestiona el trabajo de la ministra y su equipo, que estaba previsto que fuera el que se llevase a Interior. El secretario de Estado, Ángel Olivares, había dirigido la Policía Nacional y tuvo que arremangarse para conocer a fondo el Ministerio de Defensa pues su desconocimiento del mundo de las Fuerzas Armadas era total. Igual le ocurrió a Amparo Valcarce, directora general de Reclutamiento y Enseñanza Militar. Más polémico fue el nombramiento de Alejo de la Torre como subsecretario por su condición de comandante jurídico cuando bajo sus órdenes tenía a generales de una o dos estrellas.

El último golpe fue la decisión de Defensa de declarar desierto el mayor contrato armamentístico de la historia del Ejército de Tierra. El departamento de Robles iba a adquirir 345 vehículos blindados VCR 8x8 Dragon a Santa Bárbara, pero después de tres meses de negociaciones rechazó la oferta de la empresa adjudicataria por motivos técnicos, operativos y económicos.

En círculos militares se ha visto bien la decisión debido a las exigencias "imposibles" que planteaba Santa Bárbara en un programa de renovación de los blindados de Tierra que, ya de por sí, sufre un endémico retraso por culpa la crisis económica. Ahora bien, el propio secretario de Estado tendrá muy difícil seguir en su puesto ahora que se tiene que empezar de cero.

"El equipo de Robles no ha llegado a conectar con la vida del Ministerio. Todo el mundo desearía que hubiera un giro, un relevo. Los entornos militares, políticos e industriales vinculados a Defensa hacen esa lectura. Y ese mensaje ha llegado a Moncloa", hacen hincapié las citadas fuentes. Pero no parece que vaya a ser suficiente y ahora se interpreta la más que segura continuidad de la ministra como un deseo de Sánchez por "ganar el tiempo necesario para la reconfiguración del CGPJ y el TC".
Camino del TC

A nadie se le escapa que un broche de oro para la carrera judicial de Robles sería acceder a uno de los puestos del TC ya que al Ejecutivo le toca designar esta vez a dos miembros del alto tribunal. Pero ello supondría aplazar una crisis de gobierno en unos meses.

Además, no está bien visto que un miembro del TC proceda directamente del Ejecutivo, pero si Sánchez ha sorprendido por algo es por sus decisiones sin precedentes. El ejemplo más claro es la Pascua Militar de hoy, que ha quedado encajonada en medio de las dos votaciones de su investidura. "Como los hechos demuestran, nada de lo previsible se cumple en el caso de Pedro Sánchez", recuerdan.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3361 en: 12 de Enero de 2020, 06:52:09 am »

El Jemad puenteó a Robles para entregar al Rey un informe "explosivo" sobre las FF.AA.

También se hizo llegar una copia a Presidencia del Gobierno. El documento se elaboró antes de verano sin consultar a Defensa por temor a que se guardase en un cajón o llegase mutilado a sus destinatarios

Antonio Rodríguez
PublicadoHace 1 horas

El pasado martes, Felipe VI firmó sobre su escritorio el nombramiento de Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno. A su lado, y bajo la atenta mirada de Meritxell Batet, había un cuaderno de tapas azules titulado 'Necesidades militares 2019-2024', según descubrió Okdiario. En él, el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) hace una radiografía completa de la situación de las Fuerzas Armadas y las peticiones más imperiosas para los ejércitos en el próximo lustro.

Este libro es un documento de planeamiento típico de un Estado Mayor, según fuentes militares, en el que se determinan los medios y materiales que requieren las FF.AA. para cumplir las misiones encomendadas. Por ejemplo, se habla de la necesidad de aumentar en 7.000 militares el número total de efectivos de los ejércitos tras la reducción de alrededor de 10.000 efectivos que hubo durante la crisis económica.

También se recogen demandas estratégicas al Gobierno por parte de las Fuerzas Armadas, como la necesidad de renovar los blindados 8×8 de Tierra, cuyo contrato ha quedado en suspenso hace unas semanas; la construcción de las fragatas F-110 para la Armada o nuevas propuestas en el terreno de la ciberdefensa y la construcción de nuevos satélites militares.

Al margen de Defensa

Sin embargo, otras fuentes consultadas por Vozpópuli subrayan que el origen de este informe es otro documento de carácter reservado que califican de "explosivo", pues describe con toda crudeza la mala situación presupuestaria de las FF.AA., sobre todo en la vida diaria de los cuarteles, y los graves problemas que arrastran los programas de renovación de equipamientos en los tres Ejércitos.

    El Jemad quiso que lo tuviesen el Rey y el presidente en sus manos por temor a que Robles lo parase o mutilase. Y se les hizo llegar por un conducto que no era el habitual en aquel momento"

Con todo, lo más importante de ese documento fue su concepción, que se hizo sin una orden expresa del Ministerio de Defensa que dirige Margarita Robles. Fue una iniciativa del propio Jemad, el general Fernando Alejandre, con el objetivo de informar a la Casa Real y a Presidencia de Gobierno de la gravedad del momento para el Ejército.

"El Jemad quiso que lo tuviesen el Rey y el presidente del Gobierno en sus manos por temor a que Robles lo parase o mutilase. Y se les hizo llegar por un conducto que no era el habitual en aquel momento", detallan las citadas fuentes.

Felipe VI despacha con cierta regularidad con el Jemad, mientras que en Presidencia del Gobierno la persona más indicada para recibir este informe pudo ser el director general del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), el general Miguel Ángel Ballesteros, cuyo nombre encabeza las quinielas para dirigir el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

"Se hizo al margen de la ministra y no fue un documento formal, sino un argumentario sobre las necesidades más urgentes en los ejércitos desde la perspectiva y mirada del propio Jemad", añaden estas fuentes.
El cese del Jemad en julio

La elaboración de este informe se llevó a cabo en el EMAD entre junio y julio, y coincidió con un hecho desvelado por Vozpópuli la semana pasada: el cese que Robles le comunicó al general Alejandre a mediados de julio, aunque la ministra se retractó luego ante las dificultades para sacar adelante la investidura de Sánchez. Sin embargo, las fuentes consultadas por este diario no creen que hubiese conexión entre un asunto y el otro.

El intento de destituir al Jemad por parte de Robles no ha sido el único momento de tensión en el último año y medio entre la ministra y la cúpula militar. Hace un año, por ejemplo, se produjo la comparecencia del general Alejandre en el Congreso de los Diputados por los presupuestos de Defensa que, finalmente, no se llegaron a aprobar al ser derrotados en el pleno por los partidos de centro-derecha y ERC.

El general Alejandre dejó claro ante sus señorías que el proyecto diseñado por los socialistas no cumplía las expectativas y que, en su opinión, presentaba un "notable margen de mejora". Unos términos que molestaron al equipo de Robles al entender que eran una crítica en toda regla del Jemad a la gestión de la ministra.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3362 en: 13 de Enero de 2020, 06:30:09 am »

La Sala de lo Militar del Supremo, dividida por una condena de abuso de autoridad

Un sargento fue condenado a 3 años de cárcel tras dejar marca en el brazo de una alumna. Tres de los ocho magistrados, incluida la única mujer, apoyan votos particulares contra la anulación

13/01/20access_time 1:02

“Que, manteniendo los pronunciamientos de instancia, debemos absolver y absolvemos al Sargento 1º, hoy Brigada, con todos los pronunciamientos favorables del delito consumado de abuso de autoridad, previsto y penado en el artículo 106 del Código Penal Militar de 1985 […] Que debemos absolver y absolvemos al Sargento 1º, hoy Brigada, del delito de abuso de autoridad en su modalidad de maltrato de obra a un inferior previsto y penado en el artículo 104 del Código Penal Militar de 1985”.

La Sala Quinta, de lo Militar, del Tribunal Supremo, resolvió así recientemente un recurso de casación interpuesto tanto por una sargento, la denunciante, como por un brigada, el denunciado, en un caso de presunto abuso de autoridad de este segundo, en la Academia de Artillería de Segovia.

Pero, en contra de lo que suele ser habitual, y más en este tipo de casos, la Sala de lo Militar del Supremo se dividió notablemente. La sentencia, de la que fue ponente el magistrado Francisco Javier de Mendoza Fernández, tuvo tres votos particulares.
Tres magistrados frente a los otros cinco

Dos de ellos están apoyados por tres magistrados que discrepan de los otros cinco miembros de la Sala. Son Jacobo Barja de Quiroga López, Fernando Pignatelli Meca (que formulan cada uno su voto particular, pero se adhieren mutuamente al del otro), y la única mujer de este los ocho magistrados de lo Militar del Supremo: Clara Martínez de Careaga y García.

Estos tres magistrados expresan su oposición frontal al fallo de la sentencia, ya que consideran que no se tendría que haber anulado la condena de tres meses de cárcel al entonces sargento 1º que agarró en un momento a una sargento alumna de la Academia de Artillería y le dejó tanto marcas rojas en el brazo como secuelas psicológicas graves.

Otros dos magistrados, Javier Juliani Hernán y Francisco Menchén Herreros, firman por su parte un tercer voto particular, aunque en este caso concurrente con el fallo, es decir, apoyan anular la sanción al sargento 1º, ahora brigada.
Profesor y alumna de la Academia de Artillería

El sargento 1º daba clases en la Academia de Artillería de Segovia, concretamente impartía el módulo “jefe de pieza 35/90” a alumnos del tercer curso de la Enseñanza Militar de Formación para la incorporación a la Escala de Suboficiales (EMIES), con la especialidad de artillería antiaérea.

La sargento alumno del hecho había suspendido la parte práctica de esa asignatura, por lo que tuvo que realizar un examen de recuperación junto con un compañero en noviembre de 2014.

En ese examen, ambos alumnos de Artillería realizaron un fallo grave, “consistente en la infracción de una de las medidas de seguridad, que es calzar las ruedas de la pieza de artillería, por lo que el profesor, cuando se percató de dicho fallo, llamó a los dos alumnos y les reprendió, explicando que era un error grave y que podría tener consecuencias para la seguridad. Añadiendo que les impondría una sanción académica”.

El problema llegó con el incidente que se produjo poco después, ese mismo día, en el comedor del acuartelamiento. El profesor escuchó a la alumna hablar con el otro alumno reprendido, al que le decía que lo que les había pasado se debía a que el profesor les tenía “manía”, mientras el compañero le decía que reconociese que habían cometido un fallo.

“Al escuchar esta conversación el Sargento 1º se dirigió a la Alumna, cogiéndola por el brazo izquierdo fuertemente y sacándola de la fila de comedor con un movimiento brusco, mientras le decía en un tono enfadado ‘que coño decía, qué persecución’, recriminándole su conducta y diciendo que reconociese que había cometido un error grave y diciéndole que era una inútil”, se relata en los hechos probados de la sentencia del Tribunal Militar Territorial Cuarto recurrida.

La sargento alumno le contó lo ocurrido a varias compañeras, una de las cuales notó que estaba “muy alterada y nerviosa”, pero también “pudo observar cómo el brazo de la alumna Susana presentaba un enrojecimiento en la zona por la que decía que había sido agarrada por el Sargento 1º, con las marcas de los dedos y, recomendó a su compañera que diera parte de los hechos, contestando ésta que no lo haría porque no serviría para nada”.
Crisis de ansiedad y estrés postraumático

Pero días después, en el mismo mes de noviembre de 2014, la alumna terminó acudiendo al botiquín de la Academia de Artillería “por ansiedad acudió al botiquín de la Unidad por ansiedad, siendo reconocida por el Comandante ATS, quien atendió la urgencia, recogiendo en la historia clínica que presentaba taquicardia y alteración nerviosa y recomendando que si no mejoraba volviese por el botiquín al día siguiente, cosa que no hizo”.

Ya antes la alumna había tenido problemas en su adaptación a la academia, e incluso estuvo en tratamiento psicológico. Con posterioridad al incidente con el profesor que la agarró en el comedor y le gritó, pero casi un año después, empezó a ser atendida en varios lugares y por motivos similares: una crisis ansioso depresiva le llevó a un centro de saludad, la ingresaron en un hospital por un cuadro depresivo con un diagnóstico secundario de síndrome de estrés postraumático, con crisis de angustia con agorofobia, otro ingreso por un cuadro ansioso depresivo tras situación de estrés... hasta que comenzó un tratamiento psicológico en Cartagena.

Se le diagnosticó un trastorno adaptativo ansioso depresivo, la la Junta de Evaluación la declaró “no apta para el servicio” en el Ejército.
El jefe de su unidad denunció los hechos

Una vez que terminó su formación en la Academia General básica de Suboficiales en julio de 2015, “pasó destinada con carácter forzoso al GACAPAC VI en vacante con compromiso de realizar el curso de paracaidismo, el cual no realiza al no superar las pruebas”.

Fue adscrita a la Delegación de Defensa de Murcia y después con carácter forzoso la enviaron a Grupo de Artillería de Campaña X, donde presentó un informe médico de la sanidad civil en el que propone continuidad de baja médica.

El jefe de su unidad le pidió que explicase aspectos de su baja médica, y al conocerlos, el teniente coronel emitió en febrero de 2016 un informe que a su vez fue remitido a los servicios jurídicos derivando en la incoación de unas Diligencias Previas, con la finalidad investigar los hechos acaecidos durante el periodo de formación de la Sargento en la Academia Básica de Artillería entre los años 2011 y 2015”.
Maltrato de obra de un superior a un inferior

Los hechos llegaron a juicio en la justicia militar, y el Tribunal Militar Territorial Cuarto condenó al sargento 1º, ya brigada, como autor responsable de un delito consumado de abuso de autoridad, en su modalidad de maltrato de obra, previsto y penado en el artículo 104 del Código Penal Militar de 1985, en el cual no concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de tres meses y un día de prisión”.

Ese artículo 104 establece que “el superior que maltratare de obra a un inferior será castigado con la pena de tres meses y un día a cinco años. Si causare a la persona objeto del maltrato lesiones graves, se impondrá la pena de cinco a quince años de prisión. Si le causare la muerte, se impondrá la pena de quince a veinticinco años, pudiendo imponerse la de muerte en tiempo de guerra”.
El Supremo no ve “una agresión”

El brigada condenado recurrió, para ser absuelto, y la sargento denunciante también, pero para aumentar la condena.

Los jueces del Tribunal Supremo desestimaron el recurso de la sargento denunciante, y por contra estimaron la del brigada, el profesor denunciado. ¿Por qué?

La mayoría de la Sala de lo Militar cree que los hechos relatados, y la forma en que el profesor trató a la alumna, “refleja una conducta carente de aptitud por si misma para integrar el delito de maltrato de obra del artículo 104 de Código Penal Militar de 1985, pues no contiene, por su mínima entidad, una agresión ni la potencialidad bastante para incidir sobre aquellos bienes que constituyen objeto de protección del tipo penal de que se trata y, tampoco, los fundamentos de derecho ofrecen datos precisos que resulten incriminatorios, sino todo lo contrario”.

Admite que “la acción en sí se aparta de la cortesía, respeto y tratamiento entre militares, incluso de las mas elementales normas de buena crianza, pero ello no quiere decir que toda desconsideración o incorrección con los subordinados esté criminalizada en el ordenamiento castrense como constitutivas de delito”. Por eso casa y anula la sentencia y absuelve al brigada.
“¿Tiene algo que ver que sea una mujer?”

En los votos particulares, los tres magistrados discrepantes se muestran muy duros con el fallo emitido.

El voto particular emitido por Jacobo Barja de Quiroga Lopez parte de la argumentación de que “si acudimos al hecho probado, en resumen se trata de una persona que agarra fuertemente del brazo a otra, hasta el punto de dejarle marcas en el brazo, le saca de la fila del comedor y, seguidamente, delante de otras personas le llama inútil (lo cual a mi modo de ver es un insulto que implica una forma de humillación a otra persona en presencia de otras personas y teniendo en cuenta que al tratarse de un superior existe una situación de prevalimiento, pues una contestación del subordinado puede considerarse bien delito, bien falta disciplinaria)”.

Según este magistrado señala, “al parecer este hecho merece la absolución. Entonces la pregunta, dado lo anteriormente indicado es: si un soldado realizara ese hecho respecto de un general ¿ha de concluirse en una absolución? ¿tiene algo que ver que la subordinada, así tratada, sea una mujer?”.

La expresión de “falta de cortesía” a que la sentencia reduce los hechos le parecen una “banalización”: “Pretender que el comportamiento relatado es una mera falta de cortesía es pretender transformar un hecho en algo absolutamente superficial, trivial y tal retorcimiento es verdaderamente preocupante”.

Es más, considera que esta sentencia supone una “involución en la jurisprudencia tradicional y reiterada de esta Sala”.
Crítica a las “normas de buena crianza”

El otro voto discrepante, el de Fernando Pignatelli Meca, es más extenso e incluye expresiones aún másm contundentes.

En su texto, el magistrado -que cuenta con el apoyo de Jacobo Barja y de Clara Martínez de Careaga- señala que el Tribunal Supremo, y su sala en concreto, llevaba años manteniendo “una doctrina diáfana, de desterrar del seno de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil la odiosa -y en aquella época demasiado reiterada en nuestra Patria- práctica de imponer a los subordinados la disciplina -en realidad un remedo de ella- actuando sobre la incolumidad física y la dignidad humana de aquellos. Tales prácticas han sido, en general, afortunadamente olvidadas en los Ejércitos, la Armada y la Guardia Civil”.

Subraya también la importancia de acabar con esas prácticas “más aún, cuando se llevan a cabo sobre una mujer, como ha sido el caso”.

Destaca que en el suceso a enjuiciar, “estamos ante un acometimiento físico que dejó rastro, por la intensidad de la fuerza aplicada por el autor del mismo, en el cuerpo de la mujer víctima de su violento proceder”, y critica duramente el concepto de “normas de buena crianza” que utiliza el ponente de la sentencia: dice que es un concepto “de sabor decimonónico”.
“Involución en la doctrina”

Argumenta que la sentencia dictada parece concebir “la relación entre el superior jerárquico y el subordinado, y, más concretamente, de la relación entre dicho superior y la mujer a él ligada por una relación de subordinación jerárquica, a partir de un concepto meramente paternalista, pues, al parecer, la víctima debió soportar la actuación que sobre ella desplegó el aludido Suboficial, y que dejó sobre su cuerpo visibles señales de la violencia física que comportó la agresión o acometimiento de que fue objeto, pues, al parecer, se trataba simplemente de una acción carente de cortesía o buena crianza”.

Eso, a su juicio y en línea con el otro voto particular crítico, supone una “flagrante involución respecto a su pacífica doctrina sobre esta cuestión en orden a la protección de los derechos fundamentales”, que “viene a quebrar una invariable línea de acendrada defensa de la dignidad del militar frente a las extralimitaciones y malos tratos físicos de sus superiores jerárquicos”.

“Esa postura de la mayoría viene, lamentablemente, a dar al traste con lo que ha sido una constante desde 1990 en la jurisprudencia de esta Sala cuando se ha discutido la existencia de acción típica por falta de entidad o gravedad de los hechos para constituir maltrato de obra”, lamenta en su voto particular el magistrado Fernando Pignatelli, que recibe la adhesión de otros dos magistrados.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3363 en: 15 de Enero de 2020, 07:28:42 am »

El nuevo JEMAD instruyó el expediente contra los militares que ensalzaron a Franco

El teniente general Miguel Ángel Villarroya fue designado por Margarita Robles para investigar al personal en activo que firmó el texto. Uno de los firmantes le denunció

Fecha
15/01/20access_time 1:04


El primer Consejo de Ministros del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos tuvo como fruto el nombramiento de numerosos altos cargos, como directores de gabinete de los ministros, así como el del JEMAD.

El nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa es el teniente general del Aire Miguel Ángel Villarroya Vilalta, que hasta ahora ocupaba el cargo de director del gabinete técnico de la ministra de Defensa.

Era, por tanto, una de las personas de confianza de Margarita Robles, quien había mantenido a Villarroya en ese cargo para el que fue nombrado por la anterior ministra, del PP, María Dolores de Cospedal.

Del sustituto de Fernando Alejandre como JEMAD se ha destacado que fue piloto de confianza del rey Juan Carlos en los aviones del 45 Grupo del Ejército del Aire. La referencia del Consejo de Ministros publicada por el Palacio de la Moncloa recoge su historial militar y datos como que “posee más de 9.800 horas de vuelo, es diplomado en Estado Mayor y ha realizado varios cursos nacionales y extranjeros, tiene reconocido un SLP 4,4,4,4 en inglés y está en posesión de varias condecoraciones tanto nacionales como extranjeras”.

Por su puesto de confianza en el equipo de Robles, Villarroya sonaba desde hace tiempo como posible relevo del general de Ejército Alejandre (de Tierra). También por pertenecer al Ejército del Aire, al que le tocaba este cargo, que suele ser rotatorio entre los tres ejércitos, tras ser de Tierra y de la Armada los dos anteriores.

Durante su etapa como director del gabinete técnico de la ministra, el teniente general Villarroya ha tenido que asumir en estos últimos años un encargo relacionado con un asunto polémico: el manifiesto en defensa de la figura de Franco como militar que firmaron cientos de oficiales, la mayoría en la reserva y en situación de retiro.
Un manifiesto de militares que defendía a Franco

Con motivo del proceso de exhumación de los restos mortales del dictador que reposaban en el Valle de los Caídos, más de un millar de generales, coroneles, tenientes coroneles... rubricaron un texto que ponía en valor el papel militar de Francisco Franco.

Más allá del revuelo público que causó dicho manifiesto, el asunto tuvo consecuencias concretas. La mayoría de los firmantes estaban ya retirados, por lo que no estaban sujetos a régimen disciplinario ninguno.

Pero al menos cinco de los que suscribieron el texto estaban en situación de reserva, que aún implica mantener la neutralidad política por el régimen de las Fuerzas Armadas.

De modo que el Ministerio de Defensa puso en marcha una información reservada, es decir, una investigación interna para establecer si cabían sanciones por estos hechos. LO hizo en septiembre de 2018.

El instructor que designó el Ministerio de Defensa fue, precisamente, Miguel Ángel Villarroya Vilalta, que ya era director del gabinete técnico de la ministra.

Fuentes militares consultadas por ECD explican que en este tipo de investigaciones internas es preceptivo que quien se encargue de ello tenga un empleo militar superior al de los ‘encartados’.

Como en el caso del manifiesto a favor de Franco había generales de División, se requería que el asunto lo llevara un teniente general, y entre los posibles, fue designado Villarroya.

El Ministerio de Defensa explicó que, como instructor, el teniente general Villarroya llamaría a declarar a los cinco firmantes que estaban en la reserva, “para ver si se ratifican o no en el contenido del escrito, tras lo cual se elevará a la ministra de Defensa, Margarita Robles, la propuesta de resolución oportuna”.

Además, se indicó que “a la vista de posibles nuevas incorporaciones al citado escrito, desde el ministerio también se quiere concretar la presencia o no de más personas con alguna vinculación profesional con Defensa. Para ello se está realizando un análisis pormenorizado y actualizado de la lista de firmantes”.

Las fuentes consultadas apuntan que el militar designado en este tipo de procesos en la mayoría de los casos ni tiene especial afinidad con el equipo ministerial, ni con los investigados; simplemente recibe ese encargo y trata de aplicar la normativa interna de las Fuerzas Armadas.
Fue denunciado por uno de los investigados

Cabe añadir, sobre este asunto del que el nuevo JEMAD tuvo que hacerse cargo por encargo del Ministerio de Defensa, que a Miguel Villarroya Vilalta le conllevó ser objeto de una denuncia ante los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid.

La interpuso uno de los cinco militares en la reserva investigados. Se trataba del teniente coronel Francisco Bendala Ayuso, que acusó tanto a la ministra Margarita Robles como al instructor, y ahora Jefe del Estado Mayor de la Defensa, de haber cometido presuntamente tres delitos: contra el ejercicio de sus derechos individuales según el artículo 542 del Código Penal, de usurpación de funciones según el 402, y de prevaricación según el 404.

Este militar aseguraba que por estar en la reserva transitoria no podía ser citado en un procedimiento disciplinario militar, y por eso llevó el asunto a los tribunales.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3364 en: 27 de Enero de 2020, 06:45:03 am »
A ver si es verdad y se acaba con el cupo para militares en las policías locales...



Defensa se abre a cambiar la Ley de Carrera Militar para acabar con los ‘despidos’ a los 45 años
Margarita Robles aceptó en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas modificarla con el objetivo de acabar con la temporalidad de la Escala de Tropa y Marinería

27/01/20access_time 1:03

La renovación de Margarita Robles al frente del Ministerio de Defensa podría traer un cambio significativo en las condiciones de los miembros de la Escala de Tropa y Marinería de las Fuerzas Armadas.

Confidencial Digital ha podido saber que durante la primera reunión del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas) tras la formación del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, Robles se mostró receptiva a la propuesta hecha por asociaciones como la Unión de Militares de Tropa (UMT) para modificar la Ley de Carrera Militar, para poner solución a lo que ellos consideran el problema de la temporalidad de los soldados y marineros que tienen que dejar las Fuerzas Armadas a los 45 años.

Según explican desde la UMT, la ministra de Defensa explicó que su departamento tiene intención de acometer un estudio sobre varias cuestiones que afectan directamente al personal de la Escala de Tropa: entre ellas, la forma de la Ley de Carrera Militar.
Solución a los despidos a los 45 años

Desde hace años varias asociaciones y organizaciones de militares reclaman que se reforme esa ley, para entre otros asuntos acabar con la temporalidad que aboca a los miembros de la Escala de Tropa y Marinería a marcharse a los 45 años.

La Unión de Militares de Tropa ha recibido esta nueva actitud de Margarita Robles con optimismo, “ya que, por primera vez desde hace ya mucho tiempo se está tratando y llevando a cabo un estudio real para la aplicación de la tan solicitada y esperada Ley de Carrera Militar Única”.

Por ahora, la información aportada por la ministra de Defensa no pasa de su voluntad de estudiar qué medidas legislativas son necesarias para tratar de dar una solución a los miles de militares que van a abandonar las Fuerzas Armadas por esta limitación de edad.

Eso sí, las asociaciones profesionales de militares no han recibido más detalles de este proyecto del Ministerio de Defensa, que tendría que desarrollarse y después plasmarse en un proyecto del ley del Consejo de Ministros, con toda la tramitación necesaria en las Cortes Generales.

“Confiamos en que no ocurra como con la Subcomisión de Defensa, la cual después de varios años, de multitud de trabajos presentados, comparecencias, informes, una Proposición No de Ley que el actual Gobierno cuando estaba en la oposición votó a favor de ella y al final no llegó a ejecutarse, etc. y sobre todo por las prisas de algunos sectores por finalizar dicha Subcomisión”, advierten desde la UMT.
‘Equiparación salarial’ de los militares

En esta misma reunión del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, Margarita Robles renovó su compromiso ya expresado en diciembre de aplicar pronto las conclusiones del informe -aún no es público- para tratar de equiparar, o al menos mejorar, el salario de los militares respecto al de los miembros de las Fuerzas de Seguridad (Policía Nacional y Guardia Civil), que a su vez están mejorando sus salarios con el acuerdo de equiparación salarial con los Mossos d’Esquadra.

Se entiende que la subida salarial para el personal de las Fuerzas Armadas, tal y como lo estaría planteando el Ministerio de Defensa, afectará especialmente a los miembros de la Escala de Tropa y Marinería.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3365 en: 28 de Enero de 2020, 06:28:07 am »

Los militares de Tierra sufrirán un recorte del 20% en los gastos de vestuario

El Ejército prevé un incremento de efectivos y reducirá la dotación individual para no disparar el presupuesto

28/01/20access_time 1:02

El Ejército de Tierra 'revoluciona' el sistema de reposición de vestuario y equipo. El pasado mes de noviembre anunció cambios en este sistema con el que los militares van reponiendo las prendas de su uniforme. Dichos cambios entraban el vigor el 1 de enero de 2020.

Esta modificación anunciado suscitó un buen número de consultas, dudas y comentarios entre militares de Tierra. Prueba de ello es que la afluencia de correos electrónicos ha llevado a que elaborara un documento de aclaraciones la Subdirección de Análisis (SUBANA) de la Dirección de Integración de Funciones Logísticas (DINFULOG), dependiente del Mano de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra.

Confidencial Digital ha podido consultar las respuestas que esta subdirección de Tierra ha enviado para tratar de resolver las dudas que han surgido entre los efectivos del Ejército.

En el documento, se admite que todo el cambio obedece a instrucciones del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) ejecutadas por distintas instancias del Ejército de Tierra para implantar medidas "para la reducción de costes en el sistema 'AVET reposición' sobre la base de estudios realizados para definir un nuevo concepto de redistribución de puntos más eficiente".

Hasta ahora, cada militar de Tierra recibía unos puntos al año para canjearlos por prendas del uniforme y del equipo, en función de su unidad: 420, 320 y 246. "La media de esa asignación anual de puntos posibles por cada usuario ascendía a 347 y la media consumida a 313", se indica en el documento.

Desde 2020, la cantidad de puntos (equivalente a euros, ya que cada punto supone un euro) que tendrán los militares del Ejército de Tierra será menor.
De más de 300 puntos a 250

Y es que en el documento consultada por ECD la Dirección de Integración de Funciones Logísticas indica que "en 2020, la media de puntos que recibirán los usuarios del ET [Ejército de Tierra] a través del sistema AVET será de 250".

Admite, a continuación, que como la media de puntos del AVET que utilizaba un militar de Tierra era de 313 al año, "la reducción media de puntos prevista en 2020 es de tan solo 60 puntos (20%)".

Otra novedad de este sistema es que al iniciar el nuevo modelo de reposición de prendas "se ha puesto a cero" el contador: a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, que los militares podían guardar y acumular puntos de un año para el siguiente, el 1 de enero todos los militares se quedaron a cero puntos, para empezar a recibir los puntos de 2020.

La explicación es que se trata de evitar "los arrastres de puntos de años anteriores que distorsionarían su puesta en marcha".

Eso ha desatado numerosas críticas en foros y grupos de militares, según tiene constancia ECD.

En previsión de las críticas, el documento explicativo del Ejército sobre el recién implantado sistema de reposición de vestuario subraya varias veces una idea: "Los puntos acumulados no han sido nunca propiedad de los usuarios, pues no se trata de una retribución en especie, sino de una manera de delegar en el interesado parte del crédito destinado por el ET a vestuario, para que adoptara las decisiones sobre su equipamiento, sin intervención de la cadena orgánica en esa gestión".

De hecho, se da "respuesta ante referencias expresas de los usuarios a 'sus' puntos o a que 'se les han quitado puntos'". El Ejército de Tierra argumenta que "los puntos asignados no han sido ni constituyen un derecho más. Las prendas son propiedad del Estado (las pagan los contribuyentes) y no puede disponerse libremente de ellas sino para los fines previstos [...] La asignación de puntos no se debe considerar pues como una retribución".

Y apunta un fenómeno que también trataría de combatir con este nuevo sistema, como es el de militares que venden prendas del uniforme (no es difícil encontrarlas en webs de Internet de compra venta de artículos de todo tipo) o le dan otro uso particular.
Un mínimo de 175, que se podrá incrementar

Con el nuevo sistema, en el que se apunta a una media de 250 puntos anuales, el crédito básico inicial de cada militar será de 175 puntos. Pero el jefe de cada unidad tendrá la competencia de aprobar un aumento de los créditos, en razón de las necesidades individuales según el puesto táctico que ocupe cada efectivo.

De esta forma, no habrá ni acumulación de puntos de un año a otro, ni anticipo de puntos. "Las necesidades individuales serán tenidas en cuenta y atendidas, caso por caso, por el jefe de la UCO [unidad, centro u organismo] que asignará más puntos (crédito complementario) a quien más lo precise minorando la asignación a los que no adolezcan de esas necesidades en función de su puesto táctico o de otras vicisitudes", se explica en el documento.

Y es que, como apuntan fuentes militares consultadas por ECD, "no necesitan los mismos repuestos de uniforme los que están en oficinas, que los que tienen puestos más operativos o hacen maniobras más a menudo".

De ahí que cada jefe de unidad tendrá una reserva del 10% del total del crédito asignado a su unidad, para responder a esas incidencias individuales. Incluso si agotara era reserva, podría solicitar un suplemento de puntos de forma justificada. Siempre con el objetivo de "vestir adecuadamente a quien más lo precise".
Contención del gasto ante el aumento de la tropa

Como se ha indicado antes, la razón de este cambio ordenado por el JEME es reducir costes en el suministro de vestuario y equipo en el Ejército de Tierra. En el propio documento se indica que el modelo "descentralizado", por el que cada militar iba gastando sus puntos, "ha supuesto un consumo anual de puntos de alrededor de 23,3 millones de euros sobre un gasto posible de 25,5 millones", en lo que se refiere a la ropa que recibe todo militar en los centros de formación.

El problema añadido es que "en 2020 se prevé un repunte del gasto en suministro tradicional de módulos de vestuario y equipo para las nuevas incorporaciones de personal, especialmente de tropa profesional, que implica un repunte de 6 a 10 millones de euros anuales".

De ahí que el nuevo concepto o modelo de reposición de prendas "pretende una mayor eficiencia".
En la Armada y Aire

Todas estas novedades afectan tan sólo al Ejército de Tierra, el único de los tres ejércitos que ya tenía implantado este sistema de puntos que ahora ha modificado.

Fuentes de la Armada explican que en su caso tienen un complemento de vestuario, de unos 25 euros, que se incluye dentro de su nómina mensual. Con ese complemento ellos se encargan de comprarse las prendas que por desgaste u otros motivos vayan necesitando: "Si se estropea el uniforme de mimeta, o las botas, vas a una tienda, o al vestuario de la base, y pides un mimeta nuevo, que cuesta unos 80 euros, o las botas otros 80".

Para renovar el módulo completo de uniforme han de pasar cuatro años, cuando les entregan un juego completo. De forma similar funciona en el Ejército del Aire.

En el caso de la Infantería de Marina (Armada), varios problemas en el suministro de vestuario llevó a asociaciones como Asfaspro (Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas) a plantear en una reunión del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas) posibles cambios.

En marzo de 2019 el Almirante Jefe de Personal de la Armada aseguró que se estaba estudiando la posibilidad de pasar a un sistema de puntos, con un crédito inicial de 50 puntos por militar.

Sin embargo, problemas presupuestarios terminaron por impedir ese cambio en 2019, y los afectados aún no saben si se implantará en 2020. Eso sí, plantean que esos 50 puntos, si son anuales, serían "una miseria" frente a los que reciben en Tierra.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3366 en: 30 de Enero de 2020, 06:58:42 am »

Los militares claman ante la ministra: no cobramos ni el salario mínimo

Indignación por las declaraciones de Yolanda Díaz (Trabajo) asegurando que “no se puede vivir con 950 euros”

Fecha
30/01/20access_time 1:02


La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 900 a 950 euros ha sido una de las medidas estrella del Gobierno de coalición PSOE-Podemos en sus primeras semanas de andadura. Lo anunció con el acuerdo de las patronales de empresarios y los principales sindicatos.

Confidencial Digital ha podido saber que a algunos colectivos de militares no les ha sentado bien tanto la medida en sí, como algunas declaraciones de miembros del Gobierno de España relacionadas.

Lo que dijo la ministra de Trabajo

“No se puede vivir con 950 euros”, declaró la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, para adelantar que el objetivo del Ejecutivo de coalición no es dejar en 950 euros el salario mínimo, sino ir subiéndolo progresivamente aún más en los próximos años.

Esa declaración provocó malestar, por ejemplo, en la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), que se pregunta con enfado si, frente a lo dicho por la ministra de Trabajo de que “no se puede vivir con 950 euros”, los soldados de las Fuerzas Armadas sí pueden vivir con ese dinero o menos.

Y es que, según explican desde ATME, actualmente hay miles de soldados rasos, de la base de Tierra, Aire y Armada, que cobran 950 euros, e incluso por debajo del nuevo Salario Mínimo Interprofesional.

De hecho, esgrimen nóminas de soldados de 2018, que respecto a 2019 no sufrieron más que un aumento muy leve: el líquido total a percibir quedaba en 902,36 euros.

El compromiso de Robles de subir los sueldos

Desde ATME denuncian que los miembros de las Fuerzas Armadas, los soldados, son personal cualificado, y pese a ello perciben sueldos tan bajos que incluso van a ser superados por el Salario Mínimo Interprofesional en miles de casos, según esta asociación.

En principio la subida del SMI no afectará a los militares. Eso sí, existe el compromiso expresado por Margarita Robles ante las asociaciones profesionales con representación en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (Coperfas) de que aplicará una mejora de las retribuciones de los militares.

Dicha subida salarial iría especialmente dirigida a elevar los sueldos de los soldados y marineros, de los empleos más bajos de las escalas de las Fuerzas Armadas, y podría incluirse eventualmente en los Presupuestos Generales del Estado para 2020.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44686
  • Verbum Víncet.
Re:Va de militares
« Respuesta #3367 en: 30 de Enero de 2020, 07:59:24 am »
Podemos se está dando de cara con la realidad de gobernar, si una medida cómo está, de subir el SMI es respondida en la calle con cargas policiales contra los agricultores y los militares también protestan . . . que esperen a tomar decisiones menos afortunadas . . . que el desgaste será mayúsculo . . . y es que lo que es bueno para el campo. . . es malo para la ciudad, siempre ha sido así. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk
« Última modificación: 30 de Enero de 2020, 08:44:26 am por Heracles_Pontor »

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Ruino

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1214
Re:Va de militares
« Respuesta #3368 en: 30 de Enero de 2020, 08:33:38 am »
Podemos está preparado y su líder desde la colina traerá el mantra.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3369 en: 30 de Enero de 2020, 16:21:56 pm »
Francisco Serrano On 30 de enero de 2020, 05:45


El cabo Jenner López, en pie de guerra contra la ley que despide a los militares a los 45 años



El cabo, Jenner López, presidente de 45sindespidos.

El cabo del Ejército español, Jenner López, preside la asociación 45sindespidos, cuya lucha contra la Ley de Carrera Militar continúa tras dos años en pie de guerra. Esta ley establece que los soldados y marineros temporales deben abandonar las Fuerzas Armadas a la edad de 45 años.  El Ministerio de Defensa está estudiando modificar esta ley y así poner fin al problema que, desde diferentes asociaciones militares, llevan denunciando desde su aprobación en 2007 bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, según El Confidencial Digital.

Jenner López ha atendido a Moncloa.com para explicar cuál es la situación en la que se encuentra en estos momentos, ya que su malestar con las Fuerzas Armadas le ha supuesto tener siete expedientes abiertos e incluso, en alguna ocasión, ha estado cobrando 300 euros por desvelar “trapos sucios” de las Fuerzas Armadas.


Desde la asociación que preside, 45sindespidos, llevan más de dos años exigiendo la derogación de la Ley de Tropa y Marinería y que se cumplan las condiciones que se les prometen cuando firman el contrato para acceder al Ejército.


robles defensa
Defensa ‘engorda’ el gasto de las misiones en el exterior con un nuevo baremo
Un galimatías de cifras en torno a las misiones militares de España en el exterior ha permitido saber que el Ministerio de Defensa tiene un nuevo baremo de cálculo para este apartado y que el montante gastado en 2018 ascendió a 1.100 millones de euros, una cifra récord desde que hace 30 años empezas...
En concreto, la esta ley establece que los soldados que alcancen los 45 años de edad y que no hayan conseguido la condición de soldado permanente, cesarán su relación de servicio activo en las Fuerzas Armadas y adquirirán la condición de reservista de especial disponibilidad y se les dará una pensión no contributiva de 600 euros al mes.

Por ello, López tacha de “injusta” y de “discriminatoria” la ley que, se supone, que tiene que amparar a los trabajadores. Es decir, cuando un soldado cumple los 45 años, todo aquel que no haya superado la convocatoria de permanencia “será enviado a la cola del paro” con una hoja laboral en blanco sin reconocimiento profesional alguno.

Tanto él como muchos de sus compañeros accedieron al Ejército con la mayoría de edad recién cumplida, por lo que llevan más de 15 o 20 años como profesionales desempeñando tareas con armas, vehículos o como administrativos, pero no tienen ninguna certificación que confirme que han realizado esas labores de cara a un posible trabajo tras el despido al cumplir los 45 años de edad.

“Un militar de carrera puede sufrir un accidente en servicio y tiene un año de baja mientras que un militar temporal solo seis meses”

Además, esta ley, según denuncia López, ha dejado a más de 1.800 personas en el paro en 2019 y prevé que en este año la cifra también supere los 1.000 afectados. López adelanta que, como se continúe en esta línea, para 2035 se verán implicadas más de 52.000 familias. Asimismo, el cabo considera que en el Ejército hay una desigualdad entre trabajadores, ya que no tienen las mismas condiciones ni derechos que los militares de carrera, a pesar de que realizan las mismas labores.

“Un militar de carrera puede sufrir un accidente en servicio y tiene un año de baja mientras que un militar temporal solo seis meses”, explica López, antes de cuestionarse cuánto tiempo ha de pasar para conseguir un puesto fijo. “Llevo 20 años superando convocatorias y sigo en el mismo trabajo y con las mismas condiciones”.


Campamento Guardia Real
#45SinDespidos quiere saber por qué la Guardia Real durmió en tiendas en el DIFAS
La Asociación Militar Profesional #45SinDespidos ha preguntado oficialmente al Ministerio de Defensa por qué los guardias reales de tropa y marinería tuvieron que dormir en un campamento improvisado de tiendas de campaña en los días de concentración en Sevilla para la celebración del Día de las Fuer...
El cabo afirma que les han intentado silenciar y esto les ha costado sufrir acoso porque es la manera que tienen de ejercer “control” sobre ellos, pero advierte que no podrán  porque “el rebaño está cansado” y es necesario que se conozca la verdad.  “¿Cómo es posible que los militares de carrera no superen las pruebas físicas y no pasa nada, y en nuestro caso con 44 años y 364 días seamos aptos pero al día siguiente ya no?”, lamenta Jenner López.

LOS JUEGOS DEL HAMBRE
Otra de las quejas que ha manifestado López se debe a las convocatorias de permanencia o también como él mismo ha denominado “los juegos del hambre”. Estos exámenes sirven para tener un puesto fijo en el Ejército pero solo se convocan 130 plazas para casi 2.000 aspirantes, una cifra insuficiente para el cabo. “La convocatoria de la permanencia es un examen más que parece ser que si lo apruebas no envejeces nunca, ya que entonces la edad dejará de ser el problema”, detalla López, que añade que se sigue incumpliendo la ley, “una vez más”, porque las plazas vacantes solo cubren el 15 por ciento del total de la Tropa y Marinería por ley, pero no se supera el diez por ciento.

Igualmente, a los militares temporales como López se les exige pasar anualmente pruebas físicas para determinar su estado y controles anti droga mientras que a “los oficiales y suboficiales, con mantenerse vivos permanecen en sus puestos”. También la Ley establece que apoyarán la reinserción laboral de los despedidos al cumplir los 45 años, la formación y comisiones de seguimiento tras abandonar el Ejército, unas condiciones que Jenner López reconoce que en ningún momento han existido y que por sus compañeros damnificados nadie se ha interesado.

“Ya no nos vale nada. Las soluciones llegan tarde, hay muchas personas sin trabajo ya. Pero nos vamos a encargar de que les den los puestos en la Administración Pública que se nos promete”, zanja un López que asegura que le van a echar antes de los 45 porque “no están acostumbrados a que la gente sepa la verdad”.

DESFALCO EN EMPRESAS PRIVADAS
Otro de los motivos que esgrime López acerca de su descontento se debe a la externalización de ciertas funciones. Según menciona, el Ministerio de Defensa ha contratado empresas privadas, como por ejemplo de seguridad o limpieza, que a su vez subcontratan para tener empleados en espacios como las cantinas. En este tipo de lugares, López apunta a que en los últimos ocho años se ha destinado más de 1.000 millones de euros a los comedores, unas cantidades que “podría destinarse a otros ámbitos” como la educación o  sanidad pero “ese dinero está acordado por los cuatro cuñados de los que firman los contratos”, sentencia López.

Además, algunas de las empresas de alimentación han vivido bajo la sombra de la polémica por el mal estado de las comidas que sirven, por ejemplo, la empresa Dulcinea Nutrición, que contaba con el servicio de catering del Palacio de La Moncloa y debía varios meses a más de 30 trabajadores que  fueron despedidos el pasado mes de diciembre.

Una de las soluciones que contempla la Asociación 45sindespidos es que los soldados despedidos realicen una segunda actividad, como encargarse de la limpieza, seguridad o conducción, tareas sobre las que tienen experiencia al haberlas desarrollado durante mucho tiempo y, de esta manera, el Estado podría ahorrarse mucho dinero.

LA POSTURA DEL GOBIERNO
López ha llegado a asegurar que la ministra de Defensa, Margarita Robles, debe desconocer toda esta situación y que su entorno de trabaja “la tiene engañada”. A pesar de esto, el cabo no señala únicamente al PSOE como culpable de la Ley de Tropa y Marinería. “La culpa procede de los gobiernos y ministros que han estado en el poder en los últimos 20 años. Se han pasado la pelota unos a otros”, denuncia Jenner López.

Algunos de estos soldados llevan tres leyes distintas firmadas “a cada cual peor que la anterior”, y es que la anterior ley obligaba a salir de las filas a los doce años de servicio o al cumplir los 35 años. “Las leyes están mal redactadas, obsoletas, discriminatorias y para echar más leña al fuego, incompletas”, asevera Jenner López, que no tiene buenos presagios para el futuro debido a unas declaraciones del subsecretario de defensa, Alejo de la Torre, en las que afirmaba que intentaría hacer cumplir la ley, unas palabras que no sabe cómo tomarse el cabo que sentencia con un ejemplo: “Si a mí me multa la Guardia Civil, ¿valdría que les dijese que he intentado cumplir la ley?”.

Hace unos meses, Jenner López decidió escribir una carta a Pedro Sánchez para transmitirle su lamento por no haber solucionado los problemas a los que se enfrentan los militares, criticar a la diputada y ex militar, Zaida Cantero por verter acusaciones en las que afirmaba que la asociación que preside está relacionada con la ultraderecha y con los fascistas, y también para sostener que el apoyo que en su día mostró el PSOE a las Fuerzas Armadas al votar a favor de una Proposición No de Ley impulsada por Delgado Ramos (Unidas Podemos) era una herramienta electoralista, ya que tiempo después reconocían los socialistas que no era viable.

Por último, Jenner López, en nombre de la Asociación 45sindespidos, sentencia que no pararán hasta conseguir una Ley de Carrera Militar Única que no distinga “empleados de primera y de segunda” y seguirán para readmitir a los militares que se han visto obligados a abandonar sus trabajos a una edad difícil a la hora de encontrar otras funciones y, además, con un currículum casi en blanco a pesar de una trayectoria profesional de más de 20 años.
« Última modificación: 31 de Enero de 2020, 06:10:17 am por 47ronin »

Desconectado sincadenas

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2806
Re:Va de militares
« Respuesta #3370 en: 30 de Enero de 2020, 20:09:50 pm »
Tranquilidad y sosiego.....a este paso  a alguno le va a dar un jamacuco.

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 5968
Re:Va de militares
« Respuesta #3371 en: 30 de Enero de 2020, 23:57:34 pm »
Podemos se está dando de cara con la realidad de gobernar, si una medida cómo está, de subir el SMI es respondida en la calle con cargas policiales contra los agricultores y los militares también protestan . . . que esperen a tomar decisiones menos afortunadas . . . que el desgaste será mayúsculo . . . y es que lo que es bueno para el campo. . . es malo para la ciudad, siempre ha sido así. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

Al Marqués le faltan cojones para decir que se emociona viendo como se la juegan los agricultores, sólo se emocionaba con sus amigos radicales.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3372 en: 31 de Enero de 2020, 06:44:41 am »

Defensa, obligada a informar sobre los firmantes del manifiesto de apoyo a Franco

Transparencia admite que no se facilite la identidad, pero exige al ministerio que revele si “hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación con las Fuerzas Armadas”

31/01/20access_time 1:04

El Ministerio de Defensa pierde, al menos parcialmente, un pulso a cuenta del manifiesto que cientos de militares firmaron en 2018 como “Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde”, en respuesta a la intención del Gobierno de Pedro Sánchez de sacar del Valle de los Caídos los restos mortales del dictador.

Confidencial Digital ha podido consultar una resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que estima el recurso de un particular que pidió al departamento de Margarita Robles información sobre los firmantes de ese manifiesto.

En agosto de 2019 esa persona registró una petición de información en la que reclamaba los siguientes datos:

-- “Una copia del expediente abierto a los 5 militares en la reserva que firmaron el manifiesto Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde.

Además, solicito conocer si se les ha impuesto alguna sanción o no y, en caso afirmativo, cuál.

Por último, solicito también conocer si entre los otros 181 firmantes hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación las Fuerzas Armadas (y en caso afirmativo, qué tipo de relación). Sobre este último punto, si hay algún otro firmante relacionado con las Fuerzas Armadas solicito exactamente lo mismo pedido para los 5 militares en la reserva que firmaron el manifiesto.

Solicito que si se me deniega parte de la información se me aporte el resto en lugar de realizar una denegación completa”.
Defensa contestó tarde

El Ministerio de Defensa no dio respuesta a este expediente de Transparencia, por lo que el impulsor de las preguntas presentó en septiembre una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Dicho consejo remitió el expediente al Ministerio de Defensa, que ya en octubre informó que el 24 de septiembre había respondido al peticionario de la información. la respuesta la dio el director del gabinete técnico de la ministra de Defensa, es decir, el actual JEMAD, general del Aire Miguel Ángel Villarroya.

La contestación sólo informaba de que -como ya era conocido- se había incoado expediente a cinco personas y en cuatro casos acabaron en sanciones por la comisión de falta grave.

Pero denegaba facilitarle más información sobre estos expedientes, porque “mediante Acuerdo de Consejo de Ministros, de 28 de noviembre de 1986, las conceptuaciones, informes individuales y sanciones del personal militar se encuentran acogidas a la clasificación de Reservado con arreglo a lo dispuesto en la Ley 9/1968, de 05 de abril, sobre Secretos Oficiales, por lo que se inadmite la solicitud de información en esta materia”.

La respuesta no satisfizo al impulsor de las preguntas, que presentó alegaciones ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno: “Solicito que a pesar de que acabaran resolviendo fuera de plazo, el Consejo siga adelante con el proceso de reclamación, ya que la Administración no ha satisfecho la totalidad de mi petición”.
Transparencia estima parcialmente

Finalmente, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, a través de la Subdirección General de Reclamaciones, resolvió estimar parcialmente la reclamación frente a la negativa del Ministerio de Defensa.

La resolución procede a “estimar parcialmente la reclamación presentada por [el nombre aparece tapado] con entrada el 13 de septiembre de 2019, contra el Ministerio de Defensa”.

En base a ello, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno insta al Ministerio de Defensa “a que, en el plazo máximo de 10 días hábiles, remita a la siguiente información, relacionada con el expediente abierto a los 5 militares en la reserva que firmaron el manifiesto Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde: - Si entre los otros 181 firmantes hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación con las Fuerzas Armadas”.

Además de remitir la información al solicitante, Defensa también tenía que enviar copia de ello al propio Consejo de Transparencia.
Ni secretos oficiales ni datos personales

En su resolución, el Consejo de Transparencia indica que “en cuanto a la solicitud relativa a conocer si entre los otros 181 firmantes hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación con las Fuerzas Armadas (y en caso afirmativo, qué tipo de relación), no existe una respuesta explícita de la Administración, más allá de indicar que han sido expedientados un total de cinco militares, lo que parece descartar a los demás”.

Pese a ello, argumenta que con esa pregunta “no se solicita identificación expresa de los otros militares afectados, sino una mera indicación de si existe algún otro relacionado con las Fuerzas Armadas y en qué consiste esa relación. La respuesta a esta primera cuestión, afirmativa o negativa, no vulnera los secretos oficiales ni la protección de datos personales, ya que no aporta conceptuaciones, informes individuales o sanciones vinculadas a ninguna persona física identificada o identificable”.

Eso sí, añade que “informar sobre la relación específica con las Fuerzas Armadas (servicios que se prestan, cargos que se ocupan, o cualquier otra) sí puede llegar a hacer identificable a las personas o personas de que se trate, lo que podría vulnerar la normativa de protección de datos personales, en los mismos términos señalados anteriormente. Por ello, en base a los argumentos desarrollados, concluimos que la presente reclamación ha de ser estimada parcialmente”.
Lo que Defensa no debe entregar

En una recapitulación, Transparencia resume que “lo solicitado y no entregado es i) una copia del expediente, ii) conocer si entre los otros 181 firmantes hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación con las Fuerzas Armadas (y en caso afirmativo, qué tipo de relación) y iii) si hay algún otro firmante relacionado con las Fuerzas Armadas saber exactamente lo mismo que se ha pedido para los 5 militares en la reserva que firmaron el manifiesto”.

Si bien indica que Defensa sí debe informar al reclamante si además de los cinco sancionados “hay algún otro militar en reserva o que aún tenga algún tipo de relación con las Fuerzas Armadas”, este organismo deniega las otras dos solicitudes.

Por ejemplo, confirma que el Ministerio de Defensa no debe entregarle copia del expediente instruido, ni contra los cinco sancionados, ni (si los hubiera) contra otros firmantes.

Lo justifica en base a que “en el presente caso existen datos de carácter personal relativos a la comisión de infracciones penales o administrativas, por lo que la información solo se podrá publicar o facilitar en caso de que las correspondientes infracciones penales o administrativas no conlleven la amonestación pública al infractor, cuando se cuente con el consentimiento expreso del afectado o estuviera amparado por una norma con rango de Ley”.

En este caso del manifiesto en defensa de la figura de Franco, se señala que la Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas no prevé que la resolución que recaiga en un procedimiento sancionador se haga pública, salvo su notificación al expedientado, a quien hubiere formulado el parte y a quien tenga que anotarla en la hoja de servicios y a la autoridad disciplinaria que hubiera ordenado el inicio del procedimiento y al jefe de la unidad del expedientado (artículo 59).

Además, “no consta que las infracciones administrativas (disciplinarias) que se pretende conocer se hubieran hecho públicas previamente, al no llevar aparejada sanción por amonestación pública”; “no se cuenta con el consentimiento expreso de los titulares de los datos”; y “no existe norma con rango de Ley que permita proporcionar esa información”.

Por todo ello, el Consejo de Transparencia entiende que “resulta de aplicación el límite de la protección de datos y, en consecuencia, no puede proporcionarse el acceso solicitado”, por lo que “procede desestimar la reclamación presentada en este apartado concreto, tanto respecto a los 5 militares expedientados como a cualesquiera otros relacionados directa o indirectamente con el asunto”.

El Ministerio de Defensa podría interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses contra esta resolución de Transparencia ante los Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo de Madrid.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3373 en: 04 de Febrero de 2020, 18:02:50 pm »



Defensa investiga el vídeo de Ortega Smith disparando con un fusil de guerra en una base del Ejército


Tratan de esclarecer los hechos y analizarán si se deben tomar medidas disciplinarias contra alguno de los responsables de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) de Murcia.
   

Ortega Smith en un fotograma del vídeo difundido por 'El País'.
Ortega Smith en un fotograma del vídeo difundido por 'El País'.
04/02/2020 16:10
PÚBLICO | AGENCIAS
El Estado Mayor la de Defensa, ente dependiente del Ministerio de Defensa, ha abierto una investigación para esclarecer lo que sucedió el pasado sábado durante la visita del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, a la base de la Brigada Paracaidista (BRIPAC) de Murcia, según ha adelantado La Sexta. El dirigente de la formación de ultraderecha disparó hasta once veces un fusil HK G36 de 5,56 milímetros de calibre.

Pese a estar prohibido el uso de armas de guerra por particulares según el Reglamento de Armas de 1993, en el vídeo se aprecia cómo el dirigente del partido ultraderechista dispara con libertad absoluta mientras comenta al ver la diana: "Este es un hijo de puta del Daesh que había que cargárselo".


Los hechos han generado malestar en diversas organizaciones militares que han pedido explicaciones. El dirigente de extrema derecha no lleva en el vídeo la vestimenta adecuada ni se aprecia en el mismo ninguna ambulancia ni equipo médico, requisito siempre que se realicen este tipo de prácticas. Además, durante los hechos tampoco se aprecia que estén presentes más alumnos del curso que estaría realizando Ortega Smith.

Hoy, en 'Gente que se flipa': Ortega Smith pegando tiros con un fusil de asalto
Hoy, en 'Gente que se flipa': Ortega Smith pegando tiros con un fusil de asalto

El dirigente de Vox está inmerso en un curso de defensa nacional organizado por la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), según informó El País. Bajo este pretexto ha realizado una serie de visitas por unidades militares del sureste español, para llegar hasta Javalí Nuevo, donde se grabó el vídeo.


Por su parte, el senador de Compromís Carles Mulet ha dirigido una pregunta escrita al Gobierno con la que pretende averiguar si Ortega Smith hizo un "uso ilegal" de armas de guerra al disparar el fusil.

Mientras, el secretario general de Vox ha defendido este martes haber realizado los disparos: "Yo siempre cumplo la ley", ha sostenido. Su compañero de partido y portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, ha optado también por la ironía para reaccionar a la imagen de Ortega-Smith con el fusil. "Dio en la diana casi todas, creo que lo hizo muy bien", ha bromeado.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44686
  • Verbum Víncet.
Re:Va de militares
« Respuesta #3374 en: 04 de Febrero de 2020, 19:46:16 pm »
Alguno va a salir enchufado . . . y no será Ortega Smith . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado sincadenas

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2806
Re:Va de militares
« Respuesta #3375 en: 04 de Febrero de 2020, 20:02:07 pm »
A ver si les meten un buen puro....por lameculos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3376 en: 05 de Febrero de 2020, 06:53:43 am »

Expulsado por incapacidad en 2018
Un militar acampa ante el Congreso para exigir su pensión: "Sin ella iré a la calle"

Exige que el Ejército le reconozca un grado de discapacidad de más del 50%. Por el momento, no hay sentencias judiciales que le den la razón.
Jesús Travieso
miércoles, 05 febrero 2020, 04:30
      
   

Militar Agustín Fariña
Un militar, en el Congreso para exigir su pensión: "Sin ella, me quedo en la calle". / EFE

Una acampada frente al Congreso para que le reconozcan un grado de discapacidad de más del 50% y le concedan una pensión que, asegura, le corresponde según la ley. Si no lo logra, se quedará sin un techo y en plena pobreza. Esa es la medida que ha tomado el exmilitar Agustín Fariña, que desde el lunes 3 de febrero se encuentra frente a la Cámara Baja para reivindicar que se asuman sus peticiones. Lo hace porque se considera injustamente tratado por la Administración militar, que le reconoce un grado mucho menor de discapacidad del que contempla la vía civil. También porque está en una situación límite, sin apenas ingresos ni ayuda de otro tipo. Hasta el punto de que se ha intentado suicidar varias veces. También porque cree que el mundo de la política le ha utilizado.

Las quejas de Fariña son numerosas y todas tienen que ver con su situación en el Ejército cuando vivía en Santa Cruz de Tenerife. Durante los últimos años, ha estado reclamando que se le equipare el nivel de discapacidad que le concedió la Generalitat de Cataluña, del 53%, con el que le costó la expulsión del Ejército, que se quedó en un 25%. Una graduación con la que, según la ley que regula las prestaciones militares, deberían haberle concedido una pensión de incapacidad de al menos el 50% del total que percibe alguien con una situación más difícil.  Este grado de incapacitación responde a la "pérdida de actitud psicofísica y al estrés postraumático", señala el propio Fariña. Lo que derivó en que incluso llegara a intentar quitarse la vida en seis ocasiones. Por el momento, no hay sentencias judiciales que le den la razón.

Esto supone que en la actualidad cobra únicamente la prestación por desempleo, que le reporta 600 euros al menos. El problema es que ésta se le agota en nueve meses, lo que puede suponer "que me quede en la calle, ya que no me quedan más recursos de los que tirar", asegura a La Información. Por eso ahora ha dado el paso de instalarse ante el Congreso, desde donde pide que se le tenga en cuenta. Él mismo confirma que algunos diputados, sobre todo de Unidas Podemos, ya se han puesto en contacto con él para recibirle. También se han comprometido a intentar tratar su caso en sede parlamentaria.
Soldados españoles destinados en Líbano.
Mira también
Defensa estudia que militares de 45 años asuman funciones ahora externalizadas
Cinco años de protesta

Según su relato, todo empezó en 2014, cuando comenzó una baja que duró hasta su expulsión a finales de 2018. En ese proceso, se mudó a Barcelona para "escapar de los problemas que tenía" y el "acoso que sufrí por parte de mis maltratadores en el Ejército". Según cuenta, un informe psiquiátrico acredita que las situaciones que vivió le provocaron las dolencias anteriores y otras relacionadas, como "depresión mayor", "crisis de ansiedad aguda", "fobia" o "insomnio". Su vida en la Ciudad Condal tampoco fue fácil, ya que apenas tenía ingresos y tuvo que "comer de lo que había en la basura". Lo que se tradujo en "problemas en el colon y los intestinos por ingerir cosas en mal estado".

Todo el proceso viene de lo que califica como el "acoso de sus maltratadores", en referencia a los altos mandos que iniciaron procesos contra él a través de la justicia militar. Fueron estos los que, según su versión, le acusaron de robar, de tomar drogas sintéticas o de difundir informes sobre su vida personal, en concreto sobre su matrimonio. "Exijo que se reabran las causas por las denuncias que presenté contra ellos", señala Fariña, que se queja del poco eco que han tenido sus reivindicaciones hasta el momento. "Esos mandos ahí siguen, a pesar de todo lo que hicieron contra mí", explica. Fuentes consultadas por este diario señalan que otro de los "acosos" que sufrió fue el envío de un burofax contra él por sus declaraciones cuando estaba de baja.

El exmilitar canario asegura que el Ministerio de Defensa le negó que disfrutase de esa pensión sin alegar más que un informe. Algo que le comunicaron en septiembre de 2018, cuando le expulsaron por no poder desempeñar las funciones que tenía en las Fuerzas Armadas por sus problemas de salud. La decisión llegó, además, después de que hubiera pasado cerca de cuatro años de baja, ya que desde finales de 2014 dejó de prestar servicio y se mudó a Barcelona para escapar de la situación. Desde entonces, se ha movilizado por todos los ámbitos que ha podido para reclamar "que se haga justicia".
La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ofrece declaraciones a los medios de comunicación tras la clausura del XXXI Seminario Internacional de Seguridad y Defensa en el Parador de Toledo.
Mira también
El Gobierno estudia que los militares despedidos a los 45 proteja las prisiones

Aunque, según su versión, también se ha llevado grandes decepciones en la política. Algo que personaliza en diputadas como Zaida Cantera, a la que reprocha que "no haya tratado su caso en el Congreso". "Ella se volcó conmigo, pero creo que no se ha portado bien. Por eso pido su dimisión", relata Fariña, que durante su protesta porta una pancarta en la que pide expresamente la renuncia de la miembro del Grupo Socialista. El problema en el caso de este exmilitar, según fuentes parlamentarias consultadas por este medio, es que los casos particulares no pueden tratarse en las comisiones o el Pleno. Lo que podría explicar que su situación no haya llegado a ser objeto de debate en sede parlamentaria.

Su idea es mantener esta protesta de manera indefinida. Asegura que no tiene intención de moverse de las inmediaciones del Congreso hasta conseguir las respuestas que reclama. Aunque haya tenido que renunciar a dormir a las puertas de la Cámara, ya que la Policía se lo impide por ser una zona de máxima seguridad. Para solucionar este problema, la asociación militar Justicia y Honor le costea una pensión. "Duermo allí, pero de 9 de la mañana a 9 de la noche no me voy a mover de la puerta del edificio", señala con rotundidad.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3377 en: 06 de Febrero de 2020, 18:37:59 pm »


De manejar el sónar a labores de limpieza: una sentencia admite el estrés de una militar marginada tras una baja maternal


La trabajadora, una cabo primero experta en el manejo de sónar, fue relegada en Ferrol a funciones de "limpieza y pintado" tras pedir una reducción de jornada por lactancia


La fragata Méndez Núñez, entrando en la Ría de Ferrol JOSÉ LUIS PORTA
Por Marcos Pérez Pena
05 feb 2020 19:47

F.A.R., cabo primero del ejército, ingresó en las fuerzas armadas en el año 1996, formándose en la especialidad de Sónar en Cartagena y siendo destinada en los 21 años siguientes en cuatro fragatas con base en Ferrol y Cádiz. Posee tres medallas por operaciones internacionales, una mención honorífica, una felicitación escrita por el "extraordinario trabajo" desempeñado en el Sónar y una medalla de bronce "a la constancia".


En el año 2010 se quedó embarazada de su primera hija, reincorporándose a la Fragata Méndez Núñez (con base en Ferrol) después de su baja por maternidad y solicitando posteriormente una reducción de jornada por lactancia. En ese momento le fueron encomendadas funciones distintas a las que le correspondían por categoría y formación. En el año 2013 se quedó de nuevo embarazada y nuevamente solicitó una reducción de jornada por lactancia, siendo relegada a la Brigada X dentro de la Fragata Méndez Núñez donde las únicas funciones que le fueron asignadas fueron las de limpieza y pintado.


La militar llevó a cabo numerosas quejas verbales y escritas y finalmente solicitó una baja laboral por una situación de estrés, depresión y ansiedad, que fue diagnosticada por diversos profesionales, tanto públicos como privados. Uno de los psicólogos señalaba en su informe una sintomatología que incluía "crisis de ansiedad, miedo, preocupación, irritabilidad, cansancio, tristeza, incontinencia emocional, llanto, sensación de indefensión, ansiedad condicionada al entorno laboral y contingente a una situación laboral estresante donde se siente injustamente tratada y penalizada a causa de conciliar su vida familiar y su vida laboral".

En un principio, la sanidad militar reconoció su situación como "enfermedad profesional", pero después cambió su criterio, negándole ese carácter y calificando la situación como baja "por enfermedad común". La Armada desestimó además los tres recursos presentados por la demandante, que finalmente recurrió a la vía judicial.


El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Ferrol acaba de reconocer el derecho de la trabajadora demandante "a ser declarada en situación de Incapacidad Temporal como consecuencia de contingencia profesional", condenando de este modo al Ministerio de Defensa.

La sentencia desgrana los hechos relatados por la demandante y reconocidos por la Armada, que defiende que la relegación de la trabajadora a las funciones de limpieza y pintado constituía "una limitación de retribuciones y servicios conforme a la norma", justificada en que por su reducción de jornada por lactancia quedaba limitada "la prestación de servicios en las misiones en el extranjero y en las misiones de navegación en el mar”. Y negando, por lo tanto, que se había producido una "lesión en sus derechos como trabajadora militar".

El fallo destaca que el Ministerio de Defensa no fue capaz de probar la ausencia de discriminación y de marginación laboral, que tuvo lugar por un tiempo "que puede ser considerado largo a la vista de la posibilidad de cronicidad del cuadro clínico residual de la paciente". Hace dos años un psiquiatra destacó "la existencia de un cuadro depresivo de intensidad moderada, con presencia de desesperanza e interferencia laboral", comentando "la referencia a un importante número de conductas en el contexto laboral percibidas como acoso de intensidad moderada".


La sentencia incluye asimismo la declaración de otra militar que afirma que después de solicitar una reducción de jornada por maternidad también fue marginada a funciones “que no son ni mucho menos las propias de su categoría profesional y de sus puestos de trabajo anteriores, quedando relegada como la demandante a tareas de limpieza y pintado de las distintas fragatas". Al igual que en este caso, esta otra trabajadora presentó varias instancias a modo de protesta, pero estas no fueron contestadas "y en alguna ocasión se entendió la existencia de silencio administrativo negativo", añade la sentencia.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187749
Re:Va de militares
« Respuesta #3378 en: 09 de Febrero de 2020, 20:44:19 pm »


Defensa cesa a un teniente coronel tras celebrarse una comida de simpatizantes de Vox en instalaciones militares


Adolfo Martínez Benito llevaba en el cargo desde el pasado verano.

20MINUTOS
09.02.2020 - 18:32h
 
El Boletín Oficial del Ministerio de Defensa publicó este viernes el cese del teniente coronel Gustavo Adolfo Martínez Benito como responable del centro Hípico-Militar de Logroño, informa el diario La Rioja. El cese se produce dos semanas después de que este recinto acogiera una comida de afiliados y simpatizantes de Vox, en la que estuvo presente el secretario general del partido, Javier Ortega Smith.


Martínez Benito había asumido el cargo el pasado mes de julio, y tras su cese, se queda en situación de servicio activo, pendiente de destino.


La reunión de Vox se celebró el sábado 25 de enero, si bien oficialmente no se ha establecido una relación directa entre el cese y este evento.

Desconectado sincadenas

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2806
Re:Va de militares
« Respuesta #3379 en: 09 de Febrero de 2020, 22:52:12 pm »
El Abascal fue con el caballo?