Autor Tema: Va de militares  (Leído 310666 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3540 en: 10 de Noviembre de 2020, 06:47:51 am »

Defensa incumplió el protocolo de acoso al facilitar los datos personales de una denunciante
El instructor del caso entregó a un coronel y un teniente coronel un documento del que no eliminó el teléfono de la capitana que les acusaba

Fecha
10/11/20access_time 1:04

Paloma Garrido González

La ministra Robles anunció en la Comisión de Defensa celebrada el 27 de febrero de 2019 que el protocolo de actuación frente al acoso sexual o por razón de sexo en las Fuerzas Armadas se evaluaría para mantenerlo actualizado.

Además, subrayó que su gabinete incidiría en “proteger la identidad de aquellas personas que denuncian para evitar que pueda haber ningún tipo de filtración -que sería vulneradora de la Ley de protección de datos-, para que las personas que sufren este tipo de acoso sepan que su identidad está debidamente protegida”.

Este asunto le resulta demasiado familiar a una capitana destinada en Zaragoza que presentó una denuncia ante la Unidad de Protección contra el Acoso, por discriminación por razón de género.   

La oficial denunció en junio de 2017 a un coronel y un teniente coronel por permitir que mandos hombres de la Delegación de Defensa de Zaragoza pudieran aparcar cuatro bicicletas dentro del vestuario femenino.

Un año antes, la capitán había formulado un parte disciplinario contra los mismos oficiales por falta grave, pero solicitó por escrito dejarlo en suspenso días más tardes con la idea de solucionar el asunto pacíficamente.
Un ‘descuido’ en la instrucción previa

El Subsecretario de Defensa, previo informe de la Asesoría Jurídica General, ordenó practicar una información previa para esclarecer los hechos. El instructor se personó el 29 de agosto de 2017 en la Delegación de Defensa y entregó a cada uno una copia íntegra de la denuncia. El problema surgió cuando, por 'descuido', no se ocultaron los datos personales de la denunciada.

Dos días más tarde el instructor volvió para recoger la declaraciones los denunciados y estos declaran, según cuenta la oficial “que ya han interrogado a los testigos de un futuro procedimiento”.

El asunto concluye, en octubre del mismo año, con el archivo de las actuaciones en tanto que los hechos objeto del parte no cumplen los requisitos para ser considerados como una conducta de acoso por razón de sexo.
Denunciada con su propia denuncia

El coronel y teniente coronel delegados de Defensa en Zaragoza denunciaron a la capitán la vía penal por delito de “injurias y calumnias o deslealtad por dar información falsa”. Las acciones previas se incoaron el 3 de abril de 2018.

Cada uno de los denunciantes en este caso pedía para ella tres años de prisión, adjuntando la denuncia de género de la militar en la que constaban su identificación, empleo, destino y número de teléfono.

El juez archivó el caso el 27 de junio de 2018 admitiendo que la oficial nunca faltó a la verdad y que los hechos eran ciertos. En cualquier caso, en el auto de archivo señala que “suscita interés que tal nimiedad como la restricción en el uso de un vestuario provoque en la inicial denunciante tal desazón que sin faltar a la verdad en los hechos los considere inadmisibles (…) lanzando el formulario de denuncia de acoso por razón de sexo, con la creencia de obtener un resultado más favorable por esta extraña vía creada al socaire de las sensibilidades del momento imperantes en la sociedad”.
Prescrito y calificado como falta leve

La batalla judicial continuó con nuevas denuncias y recursos. Esta vez fue la capitán quien volvió a la carga en junio de ese mismo año. Con su abogado demostró que durante la instrucción de la primera denuncia se había hecho entrega a los dos acusados de la imputación en la que constaban los datos personales de la oficial, documento que ellos mismos entregaron cuando la denunciaron.

Entre estos datos estaban el teléfono particular y domicilio de la capitán. Si bien ella misma reconoce que “no la llamaron nunca”. Podrían cuestionarse la seguridad que puede tener una víctima de acoso a la hora de denunciar.

Este asunto quedó resuelto el 1 de febrero de 2019 con el archivo por parte del Subsecretario del parte disciplinario por no constituir los hechos infracción disciplinaria grave o muy grave, sino falta leve, y porque la falta leve estaba afectada por la prescripción.

En esta resolución se reconoce que la información facilitada no es constitutiva de secreto oficial o información clasificada. El deber de confidencialidad y el derecho a la intimidad ceden ante los derechos e intereses legítimos de las partes implicadas, de conformidad con el último párrafo del apartado 3.7 del Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas.

Es decir, entregar a los denunciados copia de la denuncia es una garantía para que ejerzan su legítimo derecho a la tutela judicial efectiva. Sin embargo, a los denunciados se les facilitaron datos personales de la denunciada lo cual, en otra situación, podría poner a una presunta víctima en situación de mayor riesgo.

Esta acción fue calificada en la resolución como un “descuido” que constituyó una falta leve consistente que pudo comprometer el derecho a la intimidad de la capitana, reconocido en el artículo 100.1 de la Ley Orgánica 9/2011 de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas.

En cualquier caso, dicha falta se cometió en fecha indeterminada, pero en todo caso anterior al 25 de mayo de 2018, cuando el coronel hizo uso de la información facilitada. Esto implica que había pasado plazo de prescripción, que en el caso de las faltas leves es de dos meses, lo que extinguió la responsabilidad disciplinaria.
La batalla legal en el ámbito militar llega a su fin

La batalla legal ha finalizado en el ámbito militar. El 3 de marzo de 2020 la capitán presentó un formulario de denuncia por discriminación por razón de sexo contra el Ministerio de Defensa ante el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades. El 19 de mayo la directora del Instituto trasladó la denuncia a la ministra Robles.

El pasado 14 de julio, de conformidad con la Asesoría Jurídica General de la Defensa, la ministra acordó el archivo de la denuncia cursada por la militar.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3541 en: 12 de Noviembre de 2020, 06:35:51 am »

Un cabo 1º del Ejército, condenado a dos años de cárcel por acosar sexualmente a una subordinada durante tres años
Estaban destinados en el Regimiento Acorazado ‘Córdoba 10’ de la Brigada ‘Guzmán el Bueno’ X. El Supremo confirma la existencia de daño moral a la víctima por haber sufrido “temor y humillación”

Fecha
12/11/20access_time 1:02
al
A.R.E.

Un cabo primero del Ejército de Tierra ha visto cómo el Tribunal Supremo desestima su recurso de casación contra una sentencia, de 11 de marzo de 2020, con la que el Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla de condenó a dos años, tres meses y un día de cárcel.

La sentencia de instancia le consideró autor de un delito consumado y continuado de “abuso de autoridad, en la modalidad de realizar actos de acoso sexual” tipificado en el artículo 48 del Código Penal Militar.

En una sentencia consultada por Confidencial Digital, la Sala Quinta, de lo Militar, del Supremo, ha desestimado su recurso y ha confirmado la pena contra el cabo primero, que además de los dos años, tres meses y un día de prisión, fue condenado con las accesorias de suspensión militar de empleo y cargo público e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y tuvo que pagar 1.000 euros a la cabo que le denunció en concepto de responsabilidad civil y a satisfacer los honorarios devengados por la acusación particular.

Brigada ‘Guzmán el Bueno’ X de Córdoba

El artículo 48 del Código Penal Militar castiga al “superior que, respecto de un subordinado, realizare actos de acoso tanto sexual y por razón de sexo como profesional, le amenazare, coaccionare, injuriare o calumniare, atentare de modo grave contra su intimidad, dignidad personal o en el trabajo, o realizare actos que supongan discriminación grave por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, orientación sexual, religión, convicciones, opinión, discapacidad o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

En este caso, el Supremo confirma los hechos probados de la sentencia del Tribunal Militar Territorial Segundo, que muestran una serie de episodios de acoso sexual a lo largo de varios años cometidos por el cabo primero hacia una cabo de su unidad. Ambos estaban destinados en el Regimiento Acorazado ‘Córdoba 10’ de la Brigada ‘Guzmán el Bueno’ X, que tiene su base en Cerro Muriano, Córdoba.
Acoso de 2017 a 2019

Todo habría comenzado después de 2016, cuando el marido de la cabo en cuestión fue destinado a otra unidad. A partir de ahí comenzó el acoso del cabo primero, que le hizo comentarios a ella “tales como que fueran a follar, le decía que no follaba con su mujer y que echaran un polvo”.

En una ocasión en 2018, “la cabo estaba frente a la puerta del taller y el acusado comenzó a llamarle insistentemente para que se acercara a donde él estaba”. Ella se negó en un principio, “si bien ante la insistencia del acusado se aproximó, momento en que le introdujo con fuerza cogiéndola por el brazo en una habitación abalanzándose sobre ella para intentar darle un beso, si bien la cabo logró zafarse”.

Tanto en 2017 como en 2018, “en múltiples ocasiones” el cabo primero del Ejército de Tierra le hizo comentarios a la cabo “sobre su culo, incluso alguna vez le daba alguna palmada en el mismo o le ponía la mano en la espalda y la dejaba caer hasta tocárselo”.

Este tipo de acoso se fue convirtiendo en habitual: “Otro día, sin poder determinar fecha exacta, la cabo estaba sentada en una silla en la armería de la compañía cuando se acercó el acusado y le intentó tocar el culo por lo que tuvo que retirarse con la silla hacia la pared”.

La cabo no denunció todos estos episodios de acoso hasta el 28 de enero de 2019. A las nueve de la mañana de ese día la cabo había terminado de hacer gimnasia con su compañía pero seguía realizando abdominales tumbada en el suelo de costado.

El cabo primero entró en la sala polivalente en la que la cabo estaba haciendo abdominales, y “corroboró un comentario que sobre sus glúteos”, los de la cabo a la que llevaba años acosando, había hecho una compañera de la unidad.

Cuando se marchó el personal y se quedaron solos el cabo primero y la cabo haciendo abdominales, el primero se acercó a la segunda “y le preguntó con el móvil en la maño si podía hacerle una foto a su culo, contestándole la cabo que no, reiterando el cabo 1º su petición diciéndole que solo se vería su culo en la foto, negándose nuevamente la cabo”.

En ese momento, el hombre se acercó a la mujer “pidiéndole que le diera un beso, negándose también la cabo, aprovechando entonces que la citada se incorporó durante la realización del ejercicio de abdominales que estaba haciendo, para besarle en la boca”.
Denuncia interna

Ese mismo día, la cabo denunció lo que estaba pasando. Narró ante un subteniente de la base todos los episodios de acoso por parte de ese cabo primero.

La denunciante explicó que en todas las ocasiones en que había intentado o conseguido besarla, abrazarla o tocarla el cabo primero aprovechaba que ella “se encontraba a solas y no había personal de la unidad delante y ocasionó que ésta se sintiera humillada y vejada, llegando a sentir miedo cada vez que se quedaba a solas con el acusado”.

El subteniente que recibió la denuncia decidió poner el caso en conocimiento de un capitán, quien informó a un comandante.

“A partir de ese momento la Unidad activó el Protocolo de actuación frente al acoso sexual, se acordó el cambio del Cabo 1º de Compañía y se designó a una persona de confianza para que acompañara a cada uno de los implicados. Posteriormente se ofreció a la cabo una comisión de servicio en otra unidad, ofrecimiento que la cabo rechazó”, se relata en la sentencia.

Ahí comenzó la investigación del caso, que culminó en la sentencia del Tribunal Militar Territorial Segundo.
Una pluralidad de acciones

En la sentencia de instancia confirmada por el Supremo se condenó al cabo primero por el artículo 48 del Código Penal Militar (que castiga el acoso sexual, entre otras conductas) en relación con el artículo 74 del Código Penal.

En ese precepto se castiga a quien “en ejecución de un plan preconcebido o aprovechando idéntica ocasión, realice una pluralidad de acciones u omisiones que ofendan a uno o varios sujetos e infrinjan el mismo precepto penal o preceptos de igual o semejante naturaleza, será castigado como autor de un delito o falta continuados con la pena señalada para la infracción más grave, que se impondrá en su mitad superior, pudiendo llegar hasta la mitad inferior de la pena superior en grado”.

Este artículo se puede aplicar a los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales que afecten al mismo sujeto pasivo.

El Tribunal Supremo considera que el Tribunal Militar Territorial Segundo consideró acertadamente que en este caso existe “una pluralidad de acciones delictivas en las que se aprovecha idénticas ocasiones, existiendo entre ellas una cierta conexidad temporal, en las que se infringe el mismo precepto penal, por lo que cabe afirmar la continuidad delictiva”: es decir, que los distintos episodios de acoso a lo largo de 2017, 2018 y 2019 estaban conectados.

Por ello, si el acoso sexual se castiga en el artículo 48 del Código Penal Militar con la pena de seis meses a cuatro años de prisión, a este cabo primero se le condenó a dos años, tres meses y un día de prisión, es decir, en la mitad superior del intervalo de tiempo en prisión:

“La pena va desde los 6 meses hasta los 48 meses, lo que significa que el límite que marca el medio son los 27 meses, esto es, 2 años y 3 meses; y para diferenciar entre la mitad inferior de la pena y la mitad superior, a ésta se le añade un día. De manera que la pena que debe ser impuesta va desde los 2 años, 3 meses y 1 día hasta los cuatro años. Como la pena impuesta es de 2 años, 3 meses y 1 día, eso significa que ha sido impuesta la pena mínima que marca la ley, por lo que no era precisa mayor argumentación, ni con ella se infringe ni las reglas de la individualización de la pena ni la proporcionalidad”.

El militar condenado también recurrió argumentando que no se había justificado adecuadamente la existencia de daño moral ni la cuantía fijada que él debía pagarle a la cabo.

Los jueces del Supremo responden con contundencia a este motivo de casación:

“No tiene razón el recurrente, pues la sentencia de instancia razona porqué considera concurrente el daño moral.

Al respecto, hemos de señalar que no cabe duda su concurrencia habida cuenta que el delito de que se trata afecta al bien jurídico de la libertad y concretamente a la libertad sexual, habiendo producido en la víctima temor y humillación. Y, la cantidad fijada como indemnización es adecuada a las circunstancias del caso, e incluso, pudiera parecer escasa dada la pluralidad de acciones que conformaron la situación de acoso. Por consiguiente, nada puede reprocharse a la cantidad fijada como indemnización”.

Dicha indemnización consiste en abonar 1.000 euros a la cabo en concepto de responsabilidad civil y en satisfacer los honorarios devengados por la acusación particular.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3542 en: 16 de Noviembre de 2020, 06:26:35 am »

Defensa ha abierto 13 expedientes a militares por cuestiones políticas en cinco años
Tres faltas muy graves por “infringir los deberes de neutralidad”, ocho graves por “expresar opiniones” que los vulneran y dos por manifestarse con uniforme

Fecha
16/11/20access_time 1:04

Aurelio Ruiz Enebral

“Deberá actuar con arreglo a los principios de objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, imparcialidad...”: el artículo 5 de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas exige a los militares que su actuación como servidor público no se vea comprometida por opiniones o inclinaciones políticas.

Las infracciones de la neutralidad política por parte de militares suelen provocar revuelo y polémica, y abren debates sobre la libertad de expresión, pero también suscitan denuncias sobre la presencia de mandos o militares de Tropa nostálgicos del franquismo, por ejemplo.

Confidencial Digital ha podido consultar una resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que da respuesta a la reclamación de un solicitante que pidió al Ministerio de Defensa datos sobre “el número de expedientes disciplinarios contra militares que se han incoado, por participación política, por parte del Ministerio de Defensa en los últimos diez años”.

Detalles de los expedientes

La persona que presentó la solicitud ante el departamento que dirige Margarita Robles al amparo de la Ley de Transparencia requirió más datos concretos: del total de expedientes señalados, quería saber “el número de expedientes que el Ministerio de Defensa ha incoado por faltas disciplinarias contra militares, y que se encuentran archivados en las Asesorías Jurídicas de los Cuarteles Generales de los tres Ejércitos (Tierra, Armada y Aire)”.

Y también buscaba conocer “el número de expedientes por faltas disciplinarias contra militares que se han incoado derivados de partes dados por las Secciones de Inteligencia (dependientes de los Cuarteles Generales) de los tres ejércitos (Tierra, Armada y Aire), y que se encuentran registrados en las Asesorías Jurídicas de los Cuarteles Generales, indicando expresamente tipos de falta, y muy particularmente por participación política”, y lo mismo pero referido “a los Mandos de Personal (militar) de los tres ejércitos”.

El Consejo de Transparencia ha reprochado al Ministerio de Defensa su tardanza en contestar, ya que -aún con la paralización de trámites que impuso el estado de alarma de primavera-, a esta solicitud del 14 de febrero no contestó hasta el 16 de julio.
Diez expedientes desde 2016

Este consejo termina desestimando la reclamación del solicitante, quien consideraba que Defensa le había aportado sólo parcialmente la información que había pedido.

El ministerio le contestó explicando que había determinado que la competencia para facilitar los datos correspondía al Ejército de Tierra. Así que el caso lo analizó el Estado Mayor del Ejército, que concluyó que sí procedía conceder el acceso a la información que se había solicitado.

“Teniendo en cuenta que los datos disponibles se encuentran en los registros existentes en diferentes bases de datos de los ejércitos, siendo la más actual una del año 2016, en el Ministerio de Defensa constan diez expedientes”, informó el Estado Mayor del Ejército.
El vídeo del día
Kiko Rivera sentencia a su madre: "Dejas de ser importante para mi"
Advertisement

De esos diez, nueve correspondían a militares del Ejército de Tierra y uno al Ejército del Aire. No se cita ninguno de la Armada.

La respuesta a la solicitud de información no daba muchos detalles sobre esos diez expedientes, a quién había afectado, los empleos o destinos de los expedientados, los motivos... pero sí clasificaba los expedientes según los artículos del régimen disciplinario militares que se hubiera infringido en cada caso.
Infringir la neutralidad y manifestarse

La Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas divide las faltas disciplinarias que pueden cometer los militares en leves, graves y muy graves.

En los expedientes disciplinarios incoados por cuestiones políticas en los últimos años, dos lo fueron “por la falta muy grave prevista en el artículo 8.13” de dicha ley.

Ese precepto sanciona como falta muy grave el hecho de “infringir reiteradamente los deberes de neutralidad política o sindical, o las limitaciones en el ejercicio de las libertades de expresión o información, de los derechos de reunión y manifestación y del derecho de asociación política o profesional”.

Siete expedientes se abrieron por falta grave contemplada en el artículo 7.32, que persigue “efectuar con publicidad manifestaciones o expresar opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad política o sindical. Fundar un partido político o sindicato, así como constituir una asociación que, por su objeto, fines, procedimientos o cualquier otra circunstancia conculque los deberes de neutralidad política o sindical. Afiliarse a este tipo de organizaciones o promover sus actividades, publicitarlas, así como inducir o invitar a otros militares a que lo hagan. Ejercer cargos de carácter político o sindical, o aceptar candidaturas para ellos, sin haber solicitado previamente el pase a la situación legalmente establecida. Todo ello sin perjuicio de lo dispuesto en las normas específicamente aplicables a los reservistas”.

Por último, un militar fue expedientado con la acusación de haber infringido el artículo 7.34 de la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, que considera una falta grave “organizar o participar activamente en reuniones o manifestaciones de carácter político o sindical, así como organizar, participar o asistir, vistiendo de uniforme o haciendo uso de su condición militar, a manifestaciones o reuniones de carácter político, sindical o reivindicativo que se celebren en lugares públicos”.
Las sanciones por faltas graves o muy graves

En la información que facilitó el Ministerio no se explicita qué sanciones se terminando en todos estos casos. Por faltas graves el castigo puede ser una sanción económica de ocho a quince días, un arresto de quince a treinta días, la pérdida de destino y la baja en el Centro Docente Militar de Formación, para los alumnos de las academias.

Las faltas muy graves se penalizan con arresto de treinta y uno a sesenta días, suspensión de empleo, separación del servicio y resolución del compromiso. Para los militares con una relación de servicios profesionales de carácter temporal, la separación del servicio supone la resolución del compromiso, mientras que para los militares permanentes y de carrera implica quedar fuera de los Ejércitos, sin poder volver a ingresar en ellos voluntariamente y perder los derechos militares adquiridos, excepto el empleo y los derechos pasivos que hubiese consolidado.
“Partes de las Secciones de Inteligencia”

La solicitud al Ministerio de Defensa también pedía conocer “el número de expedientes por faltas disciplinarias contra militares que se han incoado derivados de partes datos por las Secciones de Inteligencia (dependientes de los Cuarteles Generales) de los tres ejércitos (Tierra, Armada y Aire) y que se encuentran registrados en las Asesorías Jurídicas de los Cuarteles Generales”.

En este caso, Defensa revela que en los años de los que tiene datos “en el ámbito de los tres ejércitos constan tres expedientes”: uno por falta muy grave del artículo 8.13 (“infringir reiteradamente los deberes de neutralidad política o sindical...”), uno por el artículo 7.32 (“efectuar con publicidad manifestaciones o expresar opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad política o sindical...”), y otro relativo al artículo 7.34 (“organizar o participar activamente en reuniones o manifestaciones de carácter político o sindical, así como organizar, participar o asistir, vistiendo de uniforme...”).

En los Mandos de Personal de los tres ejércitos no constan expedientes por cuestiones políticas como las referidas en la pregunta.
Un expulsado por expresiones contra la Corona

Entre los expedientes a los que se refiere el Ministerio de Defensa en su contestación a esta solicitud de información estaría el que se siguió contra el cabo del Ejército de Tierra Marco Antonio Santos Soto, que terminó siendo expulsado de las Fuerzas Armadas por resolución del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), en una resolución confirmada por Margarita Robles y que fue recurrida ante el Tribunal Militar Central por el cabo en cuestión.

Este cabo fue sancionado con la resolución del compromiso -es decir, la expulsión al ser militar temporal de Tropa- por dos faltas muy graves: “la realización de actos irrespetuosos o la emisión pública de expresiones o manifestaciones contrarias al ordenamiento constitucional, a la Corona y a las demás instituciones y órganos constitucionalmente reconocidos, cuando sea grave o reiterado”, que se contempla en el artículo 8.1 del régimen disciplinario, en concurso ideal con la falta muy grave de “infringir reiteradamente los deberes de neutralidad política o sindical o las limitaciones en el ejercicio de las libertades de expresión”, del 8.13.

Cabe señalar que al aportar datos sobre “el número de expedientes disciplinarios contra militares que se han incoado, por participación política”, el Ministerio de Defensa no menciona ningún expediente por el artículo 8.1, que persigue los actos irrespetuosos o expresiones graves contra el ordenamiento constitucional, la Corona y las demás instituciones y órganos constitucionalmente constituidos.

El cabo publicó artículos de opinión en páginas republicanas y compartió en perfiles de sus redes sociales comentarios e imágenes contra la monarquía (“parasitaria”, llegaba a decir) y contra los reyes, contra algunos partidos políticos y contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; también apoyó a los radicales abertzales que agredieron a dos guardias civiles fuera de servicio en un bar de Alsasua (Navarra), difundió el logo de los Comités de Defensa de la República (CDR) de Cataluña...

Además, publicó un artículo en el que aseguraba que en las Fuerzas Armadas había “corrupción generalizada”, “alcoholismo de mandos”, irregularidades en la percepción de complementos salariales...

El Ejército consideró que, aunque el cabo podía tener las opiniones políticas que quisiera, no se podía permitir que exteriorizara posiciones que iban frontalmente en contra del compromiso que él como militar había adoptado al jurar bandera, como era “guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al rey...”.
El manifiesto en defensa de Franco

A Marco Antonio Santos Soto también se le sancionó con diez días de multa por las opiniones expresadas en una entrevista a un medio de comunicación, y con otros doce días por firmar un manifiesto de repudio a la figura de Francisco Franco, en respuesta a otro a favor de la dimensión militar que tuvo el dictador que habían impulsado oficiales y oficiales generales cuando se empezó a preparar la exhumación y traslado de los restos mortales del Valle de los Caídos.

Además, la Armada archivó un expediente por falta grave a un cabo de Infantería de Marina que se adhirió al manifiesto antifranquista, y añadió, al difundirlo: “El silencio también humilla a las víctimas y nos convierte en cómplices de la traición”.

Por el manifiesto a favor de Franco, el Ministerio de Defensa abrió una investigación interna. El ahora JEMAD, Miguel Ángel Villarroya, instruyó el expediente y finalmente Margarita Robles sancionó a un teniente coronel, dos comandantes y dos capitanes, todos ellos en situación de reserva.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3543 en: 17 de Noviembre de 2020, 06:56:59 am »
Los cabos bajitos perderán su puesto en los desfiles ante soldados de mayor altura
El Estado Mayor del Ejército ha establecido que no prevalezca la graduación por delante de la estatura. La decisión discrimina especialmente a las mujeres

Fecha
17/11/20access_time 1:02

Aurelio Ruiz Enebral

Un oficio firmado por el secretario general del Estado Mayor del Ejército sobre “Criterios para las formaciones y actos de especial relevancia” ha provocado una polémica interna importante entre militares de la Escala de Tropa del Ejército de Tierra.

Confidencial Digital ha podido consultar dicho oficio, en el que se establecen una serie de instrucciones del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) “con la finalidad de establecer criterios que faciliten la actuación de los jefes de UCO [unidades, centros y organismos] para las diferentes formaciones con motivo de actos o rendición de honores”.

Son, por tanto, criterios sobre cómo constituir las formaciones de militares en desfiles, actos solemnes, paradas militares...

“Cabos y soldados indistintamente”

El primer punto del oficio señala que “en aquellas unidades cuya proporción de suboficiales y cabos 1º es elevada (unidades logísticas, acorazadas, de helicópteros...), estos últimos podrán formar en filas sucesivas”.

Cosa distinta es lo que sucede con las unidades de honores, piquetes o para actos de especial solemnidad en las que se organiza una unidad en representación de su totalidad, como es el desfile de la Fiesta Nacional del 12 de octubre y el Día de las Fuerzas Armadas (que se celebra entre finales de mayo y principios de junio).

En ese caso, las unidades se constituirán “con personal (tanto cuadros de mando como tropa) seleccionado por prestancia e idoneidad (altura, IMC [Índice de Masa Corporal], instrucción en la ejecución del orden cerrado, uniformidad, etc) y, tanto la 1ª fila como el resto del bloque formará según estaturas (con los guías en el lado por donde llegue la autoridad que preside o, en los desfiles, el lado de la tribuna)”.

Si se debe formar una segunda o más filas de cabos 1º, “estos formarán a su vez por alturas”. Lo que más polémica ha provocado es el añadido de “colocándose los cabos y soldados indistintamente a continuación también por estatura”.

Unidades al completo

Para aquellos actos en los que las unidades formen al completo, el Estado Mayor del Ejército dispone que “el Mando de Primer Nivel, o en su defecto, el jefe de UCO, podrá dictar las instrucciones que estime más adecuadas de acuerdo con la finalidad y relevancia del acto (conmemoración de la UCO, actos de régimen interior...), de la autoridad que ocupe la presidencia del mismo (p.e. en las visitas de SMER [Su Majestad el Rey]) y si la formación es con o sin armamento”.

Sí plantea varias opciones “con carácter orientativo”:
El vídeo del día
Aguado propondrá a Illa volver a reunirse en el Grupo Covid
Advertisement

-- Colocación de acuerdo con lo dispuesto para las unidades de honores; Colocación por estaturas pero dentro de cada empleo.

-- Colocación por antigüedad en la 1ª fila y, en su caso en las sucesivas filas de cabos 1º, y posteriormente por alturas mezclando o no los empleos de cabo y soldado.

-- Aplicar uno de los anteriores criterios pero de forma independiente en cada una de las tres secciones que se sitúan acoladas para formar el bloque de compañía de a 9.

Por último, se establece que “n las formaciones relacionadas con las actividades de instrucción y adiestramiento, en especial cuando en estas se forme con el armamento correspondiente al puesto táctico y el portaequipo de combate, prevalecerán criterios orgánicos”.
Sorpresa y críticas de militares de Tierra

ECD ha podido constatar que este oficio sobre cómo distribuir a los militares en formación ha circulado con profusión en grupos de Telegram, en Instagram, en Twitter... Por estos canales numerosos militares de Tropa del Ejército de Tierra han expresado su sorpresa y sus críticas por estos cambios.

Hasta la aprobación de este oficio, la estatura sólo se utilizaba para ordenar a los militares en formación dentro del mismo empleo. Es decir, se colocaba a los soldados más altos delante de los soldados más bajos. Pero en todo momento los cabos se situaban por delante de los soldados.

De forma resumida, en la primera fila formaban los cuadros de mando, con suboficiales por empleo de derecha a izquierda. Si era necesario, la fila se completaba con cabos 1º.

La siguiente fila era de cabos 1º, que de nuevo si era necesario, se completaba con cabos. Detrás había una fila de cabos, que en caso necesario se completaba con los soldados más antiguos. Y ya detrás los soldados, que se ordenaban con criterios de altura (los altos delante) y de antigüedad.

Ahora, sin embargo, los cabos no tienen reservada una fila propia como tal, por su empleo o lugar en la escala superior a los soldados. Con este oficio del Estado Mayor del Ejército, un soldado se colocará por delante de un cabo si el soldado es más alto que el cabo.

En principio, los afectados son sólo los cabos: los cabos 1º y los sargentos, por ejemplo, seguirán en las primeras filas, según su lugar en la escala.

ECD se puso en contacto con el Cuartel General del Ejército para tratar de recabar más datos y una explicación sobre este cambio en las instrucciones para formar unidades en actos solemnes. Al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta.
Carta a Robles para que derogue el oficio

Esta novedad ha provocado que haya quien considere que se va a aplicar una “discriminación por altura” en detrimento de la jerarquía por escalas y empleos en el Ejército de Tierra.

La Asociación de Militares y Reservistas de Especial Disponibilidad 45+ ha enviado escrito a la ministra, Margarita Robles, para protestar por este oficio del Estado Mayor del Ejército que, a juicio de esta asociación, “denigra el empleo de cabo”.

Pero, además, introduce otro elemento de queja: asegura que con estos “Criterios para las formaciones y actos de especial relevancia” también se va a discriminar a las mujeres, ya que hay que tener en cuenta que “la altura mínima para acceder a la Tropa y Marinería es de 1,55 metros en mujeres y de 1,60 en los hombres atendiendo a la diferencia de fisionomía y al estudio del Instituto Nacional de Estadística que revela la diferencia de estatura media entre mujeres y hombres en España, siendo 163 cm en las mujeres y de 174 en los hombres”.

Por tanto, hay más mujeres de menor estatura, y muchas cabos se pueden ver relegadas al final de la formación, por detrás de soldados que sean más altos.

Destacan desde esta asociación que los cabos y cabos 1º pertenecen a la misma escala, la de Tropa y Marinería, y a ambas se asciende por concurso-oposición utilizando unas pruebas psicofísicas y unos baremos en los que no se tiene en cuenta la altura.

De hecho, en caso de empate se recurre a la antigüedad, valorándose mejor al más antiguo frente al más nuevo.

Subrayan además que “el empleo de cabo es superior jerárquicamente al de soldado”, y destacan que “el honor de representar a su unidad no puede verse coartado a ningún miembro de las Fuerzas Armadas por su estatura”.

También rescatan desde la Constitución hasta las Reales Ordenanzas, que prohíben cualquier discriminación. Y recuerdan que “la fiscalía de la Comunidad de Madrid ya en una ocasión vio discriminación en un acto similar en 2018.

Por eso solicitan a Margarita Robles que orden revocar el oficio del Estado Mayor del Ejército, de forma que se mantenga la jerarquía por empleos, siendo este el primer criterio para encuadrar a las tropas dentro de una formación, y tomando la antigüedad en el empleo, y no la estatura, como el segundo criterio.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3544 en: 21 de Noviembre de 2020, 06:41:31 am »

La Audiencia de Barcelona: los militares no son un colectivo vulnerable ni siquiera en Cataluña

Desestima el recurso de apelación de una asociación de las Fuerzas Armadas que denunció a un concejal de la CUP que animó a toserles en la cara para contagiarles el coronavirus

Fecha
20/11/20access_time 12:01

Aurelio Ruiz Enebral

Los militares no forman un colectivo vulnerable y, por tanto, no pueden ser objeto de un delito de odio. La misma posición que adoptó el fiscal es la que ha decidido la Sección Vigésimo Primera de la Audiencia Provincial de Barcelona, que ha desestimado el recurso de apelación de la Unión de Militares de Tropa (UMT).

Esta asociación profesional de las Fuerzas Armadas presentó hace meses una denuncia contra Joan Coma i Roura, concejal de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) en el Ayuntamiento de Vic (Barcelona).

El 16 de marzo, el día que los militares empezaron a desplegarse y a patrullar en distintos puntos de España, Coma escribió en su perfil de Twitter: “Si veiem a l’exerct [sic] abraçem-los fort, tot tossint-los a la cara. Igual així se’n van i no tornem més” (“Si vemos al ejército abracémosles fuerte, incluso tosiéndoles en la cara. Igual así se van y no vuelven más”).

La Unión de Militares de Tropa entendió que el mensaje constituía un delito de odio contra los miembros de las Fuerzas Armadas. La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfaspro) se sumó a las iniciativas legales contra el concejal de la CUP.

El juez de instrucción de Vic que recibió el caso decretó el sobreseimiento. La Unión de Militares de Tropa presentó un recurso de apelación, pidiendo que se investigara y se juzgara a Joan Coma como autor de un delito de odio.

Confidencial Digital ha podido consultar el auto con el que la Audiencia Provincial de Barcelona desestima ese recurso de apelación. Los jueces admiten que “el contenido del tuit objeto de denuncia muestra un claro mensaje ofensivo y de rechazo hacia el Ejército y las Fuerzas Armadas”.

No obstante, añade que “es necesario recordar que no constituye el delito de odio del artículo 510 del Código Penal cualquier expresión de hostilidad difundida públicamente contra una o más personas pertenecientes a un colectivo o grupo social identificable de personas, aunque sea claramente ofensiva y perturbadora de la paz social y del orden público”.

Según la Audiencia de Barcelona, únicamente puede considerarse un delito de odio cuando el mensaje o expresión suponga “una infracción de la dignidad de las personas, de la prohibición constitucional de discriminación y del principio de igualdad de todas las personas ante la ley (artículos 10, 13 y 14 de la Constitución Española)”.

En los hechos denunciados, los jueces señalan que no cabe entender que hay motivos ideológicos que sustenten el delito de odio, ya que los destinatarios del tuit fueron los miembros de las Fuerzas Armadas que iban a acudir a Vic a realizar labores de desinfección, y “las Fuerzas Armadas, como institución corporativa, no constituyen un colectivo o grupo con ideología propia”.
El vídeo del día
Arrimadas sobre el acercamiento de presos de ETA y elecciones catalanas.
Advertisement

Consideran que los militares, como grupo, no se identifican con ninguna de las condiciones sobre las que el artículo 14 de la Constitución advierte que no cabe discriminación (ideología, religión, sexo...).

Además, en la línea de lo que ya concluyó el fiscal del caso, asegura que “los miembros del ejército o las Fuerzas Armadas no son un colectivo vulnerable a los efectivos del delito de autos”, el delito de odio, “aún en Vic o Catalunya”.

Es decir, que tampoco en lugares donde pueda haber un cierto ambiente de mayor animadversión o rechazo hacia los militares, éstos serían objeto de odio. En el auto se subraya que los militares constituyen “uno de los colectivos que tiene el ejercicio legítimo de la violencia conforme a la Constitución Española”.

En otro punto incide en ese aspecto: “El precepto penal se refiere a grupos tradicionalmente vulnerables que sean identificables como tal por razón de alguna condición personal o social. Difícilmente podrá considerarse a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como grupos vulnerables”.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3545 en: 25 de Noviembre de 2020, 06:57:55 am »

Vox presiona a Ayuso para que los militares reciban ayudas a la vivienda como los policías y guardias civiles

Los alquileres reducidos para agentes de las Fuerzas de Seguridad se aprobaron en 2019. Ahora, Rocío Monasterio pide un convenio con Defensa para beneficiar también a los efectivos de las Fuerzas Armadas

Fecha
25/11/20access_time 1:02

Paloma Garrido González

El grupo parlamentario Vox insta al Gobierno autonómico a que establezca ayudas en vivienda al personal de las Fuerzas Armadas destinado en la Comunidad de Madrid mediante convenio de colaboración entre la Comunidad y Defensa.

La posibilidad de crear el convenio la contempla el artículo 1.2.g) del Decreto 244/2015 que regula la estructura y el funcionamiento de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid.

Esta oportunidad ya fue utilizada por el gobierno de Ayuso en 2019, cuando aprobó ayudas a la vivienda para policías nacionales y guardias civiles, cuya materialización se está llevando a cabo este año. El objetivo de estas ayudas es incentivar la llegada de agentes a la comunidad.
Vox impulsa la propuesta con una PNL

El grupo que lidera Rocío Monasterio registró la propuesta en forma de proposición no de ley el pasado 15 de octubre. Confidencial Digital ha podido saber que su objetivo es impulsar una respuesta en el Gobierno autonómico ante las necesidades de los efectivos de las Fuerzas Armadas que son destinados en Madrid.

La asociación Unión de Militares de Tropa presentó un documento con varias peticiones a la Asamblea de Madrid. Explican que el nivel de vida en la Comunidad “no se corresponden con sus retribuciones”.

Por ello, una de las medidas que solicitan es un acceso preferente a la red de viviendas de la Comunidad de Madrid, así como la tarjeta de transporte y acción social para miembros de las Fuerzas Armadas en forma, por ejemplo, de ayudas en los comedores escolares.

Los militares, sujetos a las mismas circunstancias que sus compañeros de las FCSE de la región, recibieron con “estupefacción” el agravio producido en lo que se refiere a las ayudas a la vivienda en 2019.

Si bien reconocen que las ayudas a policías y guardias civiles son justas y necesarias, consideran que también lo son para los miembros de las Fuerzas Armadas.

Especialmente después de su papel en la ‘Operación Balmis’. Las Fuerzas Armadas se movilizaron en apoyo a las autoridades civiles en la lucha contra la pandemia, a las FCSE, desinfectando infraestructuras críticas, montando hospitales de campaña, transportando fallecidos y elaborando productos sanitarios.
El vídeo del día
La pandemia alcanza los 59 millones de contagios en todo el mundo.

Por ello, esperan que la Comunidad de Madrid apruebe la proposición no de ley registrada por Vox y reciban ayudas en vivienda como harán próximamente sus compañeros de las FCSE.

La proposición no de ley aún está por debatir en la Asamblea y ECD ha podido saber que el grupo de Monasterio no sabe con qué apoyos cuenta para sacarla adelante.
Ayudas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

El gobierno de la Comunidad de Madrid, conforme al programa electoral del Partido Popular para las elecciones de 2019, anunció varias medidas para incentivar la llegada de agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a la región.

El 24 de septiembre de 2019, por acuerdo del Consejo de Gobierno se creó la comisión de estudio para determinar las medidas de apoyo a favor de los miembros de las FCSE destinados en Madrid.

Algunas de las medidas propuestas son dar un precio reducido en menús, vivienda protegida en alquiler, facilidades para el uso de toda la red de transporte público o entrada gratis a las instalaciones deportivas.

A día de hoy, solo se ha materializado la reducción del precio del menú escolar en los centros docentes públicos no universitarios de la Comunidad de Madrid.

Entre las ayudas aun no materializadas, el pasado 12 de enero de 2020 se anunciaron obras de adecuación en 40 viviendas en Ciempozuelos para alojar en régimen de alquiler a Guardias Civiles, mediante un convenio de colaboración con la Guardia Civil.

El Decreto que regula el funcionamiento de la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid contempla los mecanismos necesarios para regularizar adjudicaciones de vivienda al establecer que tiene la competencia para formalizar convenios con entes públicos.

El Gobierno autonómico ha argumentado que el objetivo del convenio es que todos los municipios de la Comunidad dispongan de suficientes policías nacionales y guardias civiles.

Se trata de “un compromiso con los más de 20.000 agentes y sus familias que desempeñan sus funciones en la región para que elijan Madrid como destino laboral, sientan que se aprecia su labor y se integren rápidamente entre los madrileños”.

En marzo de este 2020, la Comunidad anunció que pondrá a disposición de policías nacionales y guardias civiles viviendas en el centro de la capital con un alquiler mensual de 280 euros para tratar de suplir “la carencia de 2.500 agentes” que tiene la región.
 



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3546 en: 29 de Noviembre de 2020, 09:39:25 am »

73 mandos retirados del Ejército firman una carta al Rey que asume el discurso de Vox


Generales y coroneles jubilados acusan al Gobierno de amenazar la “unidad nacional”
12
MIGUEL GONZÁLEZ
Madrid - 29 NOV 2020 - 00:30 CET
El rey Felipe VI saluda a los militares durante un desfile.
El rey Felipe VI saluda a los militares durante un desfile.CARLOS ÁLVAREZ
Un total de 73 mandos del Ejército de Tierra, prácticamente la mitad de los componentes aún vivos de la XXIII promoción de la Academia General Militar (AGM), han suscrito una carta al Rey en la que asumen el discurso y la terminología que empleó Vox en su reciente moción de censura contra el Gobierno.



La misiva asegura que España vive una situación de “deterioro”, en la que la “cohesión nacional” corre graves riesgos, “tanto en su vertiente política como económica y social”. Tras culpar al Gobierno “social-comunista, apoyado por filoetarras e independentistas”, de amenazar “con la descomposición de la Unidad Nacional”, muestran su apoyo y lealtad al Rey “en estos momentos difíciles para la Patria”.


Entre los firmantes del escrito hay un teniente general, José María Fernández-Bastarreche, que fue Mando de Personal del Ejército de Tierra; dos generales de división, Ángel Gil Barberá y Francisco Fernández Sánchez, que fue comandante general de Melilla; y cuatro generales de brigada. Dos de estos últimos son Pedro María Andreu Gallardo, que dirigía el Mando de Operaciones Especiales (MOE) cuando se produjo el asalto al islote de Perejíl (2002); y Manuel Silos Pavón, ex jefe del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. La lista la completan 66 coroneles. En cambio, no figuran como firmantes los tres primeros de la promoción, los tenientes generales Manuel Bretón, Rafael Barbudo y Pedro Pitarch.

Estos militares, que ingresaron en la academia en 1964 y superan los 70 años de edad, están ya retirados y, por tanto, tienen plena libertad para expresarse al haber recuperado todos sus derechos como ciudadanos. Sin embargo, los que suscriben la misiva no lo hacen como ciudadanos, sino como militares, y dejan constancia de su empleo militar junto a su nombre. No en vano el texto va dirigido al Rey, que es constitucionalmente el capitán general de los ejércitos, a través del jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín.

La carta de los mandos retirados del Ejército de Tierra se produce pocos días después de que se conociera una misiva similar de jefes jubilados del Ejército del Aire. Todos ellos pertenecían a la XIX promoción de la Academia General del Aire, con sede en San Javier, Murcia.

El Foro Milicia y Democracia (FMD), heredero de la extinta Unión Militar Democrática (UMD) perseguida por la dictadura, critica que estos mandos, que suponen alrededor de la mitad de sus respectivas promociones, pretendan arrogarse la representación de su totalidad, asumiendo el discurso político de Vox. “Algo así sería impensable en Francia, Reino Unido o Alemania”, sostiene.

“Actitudes como ésta solo sirven para que la opinión pública identifique a las Fuerzas Armadas con un partido político concreto y nada hace más daño a su imagen

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3547 en: 01 de Diciembre de 2020, 06:22:01 am »

El manifiesto original de los 73 militares sugería que Felipe VI compartía su malestar


Los promotores circularon primero un borrador en el que subrayaban que "gran parte" de sus preocupaciones "han de coincidir" con las del jefe del Estado. Esa redacción inicial hizo pensar a algunos de los firmantes que La Zarzuela conocía la iniciativa

El manifiesto original de los 73 militares sugería que Felipe VI compartía su malestar
El manifiesto original de los 73 militares sugería que Felipe VI compartía su malestar
 ANTONIO RODRÍGUEZ
 GONZALO ARALUCE

PUBLICADO
La polémica misiva firmada por 73 mandos retirados del Ejército de Tierra, que fue enviada al rey Felipe VI el pasado 25 de noviembre, tuvo una redacción inicial en la que se sugería que el propio jefe del Estado compartía sus preocupaciones sobre la situación política en España.

Este hecho llevó a varios de los firmantes a creer que el monarca o, al menos el palacio de La Zarzuela, eran conocedores de la iniciativa de este grupo de ex altos mandos militares. Por ello, no tuvieron inconveniente en adherirse a ella, según supo Vozpópuli de personas que participaron en esta iniciativa.

La carta, a la que ha tenido acceso este periódico, fue redactada en tres páginas. Un total de 73 mandos retirados del Ejército de Tierra, miembros de la XXIII Promoción de la Academia General Militar -un teniente general, dos generales de división, cuatro generales de brigada y 66 coroneles- expusieron a Felipe VI sus "desvelos" por la situación política que se vive en España, como adelantó El País.

Estos mandos en situación de retiro hablaron de su "lealtad a la Patria, así como a su Persona [en referencia al jefe del Estado] tal y como juramos ante la Bandera de España en un lejano año 1964" y cargaron contra un Gobierno apoyado por "filoetarras e independentistas" que "amenazan la descomposición de la unidad nacional".

El último párrafo fue el más controvertido, pues la redacción inicial hizo creer a algunos firmantes que la iniciativa era conocida o auspiciada por la Casa Real

Asimismo, los firmantes manifestaron su preocupación por la situación política -que a su juicio amenaza los principios de la Constitución- y tildaron al Ejecutivo de coalición de "social-comunista". Además, advirtieron de los "permanentes ataques al Poder Judicial", la "espuria utilización de la Abogacía del Estado", la amenaza de la "libertad de expresión" -mencionaron expresamente a la dirección de RTVE- y cuál sería el objetivo final de algunos de los ministros integrados en el Ejecutivo de Pedro Sánchez -se sugiere que los de Podemos-.

"La razón de aquellos", a los que no se cita, "no es otra que acabar con el 'arco de bóveda' que sustenta todo el entramado de la Constitución del 78", en clara referencia al monarca, que a la vez ostenta la máxima jefatura de las Fuerzas Armadas.

El párrafo modificado
El último párrafo fue el más controvertido pues la redacción inicial hizo creer a algunos firmantes que la iniciativa era conocida o auspiciada por la Casa Real. El 15 de noviembre, cuando circuló por primera vez entre los miembros de la XXIII Promoción de la AGM, se indicaba lo siguiente:

"Majestad, expuestas estas nuestras principales preocupaciones que estimamos que en gran parte han de coincidir con las Suyas, al trasladárselas queremos dejar constancia en estos momentos difíciles para la Patria, que siempre estaremos a Su lado y podrá contar con nuestro apoyo y lealtad".

Sin embargo, en la carta que se envió diez días después (leer abajo) al jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, ese párrafo quedó más breve y sin la sugerencia de que Felipe VI compartía las preocupaciones de estos militares. "Majestad, expuestas estas nuestras principales preocupaciones, al trasladárselas queremos dejar constancia en estos momentos difíciles para la Patria, que siempre estaremos a Su lado y podrá contar con nuestro apoyo y lealtad", se indicó en la misiva. Este cambio sólo fue comunicado a los firmantes después del envío de la carta a La Zarzuela.


Carta de los 73 militares a... by Vozpopuli

La XXIII Promoción de la Academia General Militar comparte desde hace años un grupo de e-mail para recordar efemérides, onomásticas y decesos de alguno de sus miembros. Nunca antes había tenido una iniciativa de contenido político de estas características.

Los promotores del manifiesto dirigido al Rey fueron el general de división Francisco Fernández, quien elaboró el texto inicial, y el coronel Juan Albero, apuntan las citadas fuentes. Tras circular el borrador inicial, sólo una treintena de sus miembros se sumaron a él.

Ello provocó que el general Fernández lamentase en un segundo correo la falta de implicación de sus conmilitones en un momento tan difícil, según él, para España. Esas duras palabras provocaron que pidiese disculpas en un tercer mensaje, pero en paralelo mandató a otro promotor, cuya identidad desconoce este periódico, para que llamase, uno a uno, a aquellos que no se habían animado a dar un paso al frente, siempre siguiendo el relato de las mismas fuentes. Algunos de los 'llamados al orden' equiparan estas llamadas telefónicas a un "intento de presión".

El rey Felipe VI, durante la última Pascua Militar
El rey Felipe VI, durante la última Pascua Militar Casa Real
Al final, el texto fue suscrito por los citados 73 compañeros de la promoción, menos del 50% de los miembros que siguen con vida, y fue enviado a la Casa Real con el siguiente encabezamiento dirigido a Alfonsín: "Rogamos traslade a S.M. el Rey el texto que a continuación le incluyo y que refleja la preocupación del grupo de Oficiales del Ejército Español que firman esta carta, ante la situación que en estos momentos se vive en nuestra Patria".

Sin embargo, entre los firmantes no estaban los tres primeros de la promoción, los tenientes generales Manuel Bretón, Rafael Barbudo y Pedro Pitarch. Tampoco los número uno de Infantería, Artillería, Ingenieros y Guardia Civil. Sólo aparecía el de Intendencia, el general de división Ángel Gil Barberá.

Por lo tanto, los representantes con mayor antigüedad de la XXIII Promoción de la AGM no vieron con buenos ojos esta iniciativa, un hecho que causó sorpresa en muchos de los firmantes a posteriori pues creían que el escrito había sido promovido entre los compañeros que habían llegado más lejos en el escalafón militar.

Neutralidad política
Fuentes consultadas por este diario recuerdan la "neutralidad política" a la que se deben los miembros de las Fuerzas Armadas, tal y como se articula en la Ley Orgánica 9/2011 de derechos y deberes del personal militar.

Una iniciativa colectiva de estas características, estando en activo o en la reserva, hubiera provocado seguramente la apertura de diligencias dentro de la Justicia militar por un presunto delito de sedición, según las citadas fuentes. No obstante, los firmantes de este documento no se deben a esa máxima de permanecer alejados de cuestiones políticas, al estar ya en situación de retiro.

Esta polémica ya ha tenido eco en la prensa internacional, concretamente en The Times, que tituló este lunes 'Los comunistas son un peligro, advierten generales al rey de España'. Por su parte, el Ministerio de Defensa, que optó por no hacer mayores valoraciones sobre esta carta, publicó un tuit en el que manifestaba su "orgullo" por los "hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que sin buscar protagonismo fácil y con humildad sirven a los ciudadanos haciendo grande a España".


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3548 en: 01 de Diciembre de 2020, 06:51:16 am »
Estarían pensando en un Galaxia2?



Un ex jefe de los agentes operativos del CESID firma la carta al rey contra el Gobierno

El coronel Antonio Lago Palomeque fue responsable del departamento ‘KA’ del servicio de inteligencia en los años 90

Fecha
01/12/20access_time 1:02

A.R.E

Un grupo de 73 oficiales y oficiales generales retirados del Ejército de Tierra enviaron hace unos días una carta a Felipe VI para expresarle sus preocupaciones porque “tras la llegada al Poder Ejecutivo de un gobierno social- comunista que olvida el interés general y atiende sólo a intereses partidistas, la cohesión nacional corre graves riesgos de deterioro, tanto en su vertiente política, como económica y social”.

El diario El País reveló la carta y dio sólo algunos nombres de los firmantes de mayor graduación: el teniente general José María Fernández-Bastarreche que fue jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra; el general de División Ángel Gil Barberá; el general de División Francisco Fernández Sánchez, quien ocupó el cargo de comandante general de Melilla; el general de Brigada Pedro María Andreu Gallardo, que dirigía el Mando de Operaciones Especiales (MOE) cuando los ‘boinas verdes’ asaltaron el islote Perejil ocupado por gendarmes marroquíes; Manuel Silos Pavón, que fue jefe del Seprona de la Guardia Civil...

Confidencial Digital ha consultado la lista completa de firmantes, en la que figuran 66 coroneles. Entre ellos destaca un nombre: el coronel (retirado) Antonio Lago Palomeque, cuya carrera se orientó a los servicios de inteligencia.
El espionaje a la sede de Herri Batasuna

Distintos libros especializados, reportajes y también una sentencia del Tribunal Supremo señalan a Lago Palomeque como responsable de la División, Departamento o Unidad de Acción Operativa, que integraba a los agentes operativos, los KA.

En 1998 se descubrió que el CESID espiaba desde 1992 las comunicaciones de la sede de Herri Batasuna (el brazo político de ETA posteriormente ilegalizado) en Vitoria, sin autorización judicial y sin conocimiento del Gobierno de España.

Por ese caso se celebró en 2002 un juicio contra los ex directores del CESID Emilio Alonso Manglano y Javier Calderón, que fueron condenados por la Audiencia Provincial de Álava a tres años de cárcel por el delito de interceptación ilegal de comunicaciones telefónicas. También fueron condenados dos agentes del servicio.

En el juicio oral declararon tres ex jefes del Departamento de Acción Operativa del CESID: Juan Alberto Perote, Manuel López y Antonio Lago Palomeque,

De Lago Palomeque el diario ABC destacó en marzo de 2003 que “ocupaba el cargo” de jefe del Departamento de Acción Operativa “cuando miembros de Batasuna denunciaron las supuestas escuchas ilegales en su sede de HB en Vitoria”, es decir, en 1998.

Tanto Antonio Lago Palomeque como sus antecesores negaron conocer los hechos.

La sentencia del Tribunal Supremo de 2004 que resolvió los recursos de casación y absolvió a Manglano y Calderón cita a Lago Palomeque:

-- “A tenor de los elementos de juicio que acaban de relacionarse, es elemental concluir que la descrita fue una operación de espionaje, que es como se denota en el diccionario a la acción de observar disimuladamente lo que hacen otros. Que tal operación fue, sin duda, relevante en el marco de la actividad del CESID, pues implicaba una grave ruptura del marco constitucional y legal. Y, en este sentido, debe hablarse de una actuación extraordinaria, ya que sería contrario a derecho presumir que tal modo de operar entraba dentro de las prácticas habituales u ordinarias del instituto. Es decir, fue una de esas cuestiones ‘de carácter excepcional’ sobre las que Lago Palomeque, en su calidad de Jefe de la Unidad de Apoyo Operativo, despachaba con Alonso Manglano y, luego, con Calderón Fernández (folio 3770 vuelto, 10 del acta de juicio)”.
División de Apoyo Operativa

En el libro ‘Servicios de inteligencia: ¿fuera de la ley’, el periodista especializado en espionaje Fernando Rueda explica que el juez del caso de la vigilancia a la sede de HB no imputó a otros dos jefe del CESID, Félix Miranda y Jesús del Olmo, y a los ex jefe de Apoyo Operativo Manuel López Fernández y Antonio Lago Palomeque “pues no consta en las actuaciones indicios de su participación en los hechos”.

Rueda cita el nombre de Lago Palomeque en otro libro ‘KA, licencia para matar: qué hacen y cómo son los espías más peligrosos del CESID’. Lo nombra como “jefe del Departamento de Acción Operativa” al que Javier Calderón mantuvo en su puesto pese a la “limpia” que hizo al llegar a la dirección del centro.

En ‘Por qué nos da miedo el CESID’, Rueda explica que Calderón englobó el Departamento de Acción Operativa dentro de una División de Apoyo Operativo más amplia y con mayores poderes, y puso al frente “a Antonio Lago Palomeque, libre de toda sospecha”

El diario El Mundo menciona este nombre en un reportaje sobre Ignacio Estévez, que fue jefe del Departamento de Acción Operativa. Ahí se explica que tras la salida de Juan Alberto Perote como responsable de los agentes operativos, “le sustituyó Antonio Lago Palomeque, alias ‘Laguna’, que sumó a su discreción una buena labor con sus hombres, aunque su etapa fue muy dura por las continuas apariciones en los medios de comunicación de las misiones, más o menos legales, de su unidad. Tras la llegada de Calderón, le ascendió a jefe de división y nombró para el departamento operativo a Ignacio E., que si bien su nombre acaba de dejar de ser desconocido, sigue siendo, como Markus Wolf, el hombre sin rostro. No sé cómo se titulará el artículo, pero sí como termina. Yo estuve con los KA”.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3549 en: 02 de Diciembre de 2020, 06:13:44 am »
Francisco Beca, el general retirado que llama "irrepetible" a Franco y quiere "fusilar" a 26 millones de personas

    Las “maniobras del 36” “proporcionaron unos cuantos años de progreso aunque algunos lo pasaron mal. España está llena de gente ingobernable y la única forma posible es culturizar a la gente cosa que es imposible con la izquierda. Es triste pero es la realidad española”
    El antiguo general de división niega haber escrito en el chat de la XIX promoción del Ejército del Aire los mensajes que aparecen enviados desde su móvil sugiriendo una suplantación
    Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Alicia Gutiérrez
agutierrez@infolibre.es @aliciaguti
Publicada el 01/12/2020 a las 23:20 Actualizada el 02/12/2020 a las 00:05

https://www.youtube.com/watch?v=9-MqtSrve9A&feature=emb_title

Se llama Francisco Beca Casanova, llegó a ser general de división del Ejército del Aire y encabeza una de las cartas enviadas al rey Felipe VI en las que se denuncia, en sintonía con las tesis más duras de la derecha, que el Gobierno actual tiene la pretensión de "aniquilar de raíz nuestra democracia". Beca, un aficionado a la música al que puede vérsele en Youtube cantando La muerte no es el final, no es el ideólogo de esas cartas, sólo el militar de más alto rango. Sí es uno de los mandos militares retirados más activos en el grupo de WhatsApp XIX, de la XIX promoción de la Academia General del Aire. En él se fraguaron esas misivas a altas instancias institucionales y se vertieron desahogos que prueban la cercanía a la dictadura o ideas de ultraderecha.

Algunos de los mensajes son inequívocos:

– “Creo que me quedo corto fusilando a 26 millones!!!!!!!!"

– Las “maniobras del 36” “proporcionaron unos cuantos años de progreso aunque algunos lo pasaron mal. España está llena de gente ingobernable y la única forma posible es culturizar a la gente cosa que es imposible con la izquierda. Es triste pero es la realidad española”

– “Tal como está la situación la única forma de atajarla es extirpado el cáncer!!!!!"

– “No [fueron las únicas sublevaciones] pero solo las de Primo de Rivera y la del Irrepetible [en referencia a Franco] trajeron paz y prosperidad a España”.

– "La sociedad española está dividida y los buenos son más cobardes que los malos en la actualidad. Solo queda (desgraciadamente) repetir la historia"

– "No quiero desanimaros pero con palabras y a estas alturas no se puede cambiar nada".

Es Beca quien en un diálogo donde él mismo incluye una lista de pronunciamientos militares desde el siglo XIX acaba loando las sublevaciones de Primo de Rivera y el "Irrepetible". Protagonista de un golpe militar ejecutado en septiembre de 1923, el Primo de Rivera citado por Beca no era otro que el padre del fundador de Falange. Y el "Irrepetible", Francisco Franco. "Las maniobras del 36", como llama al alzamiento nacional que el 18 de julio de aquel año provocó el estallido de una guerra civil de tres años y una sangrienta dictadura que tardó 38 años en expirar, "trajeron paz y prosperidad a España", escribe en un momento dado.

Beca niega haber escrito en el chat de la XIX promoción del Ejército del Aire los mensajes que aparecen enviados desde su móvil. Pero los mensajes aparecen esparcidos a lo largo de meses en el grupo de WhatsApp. Y se cuentan entre los que mayor agresividad rezuman. En otras palabras, el antiguo general de división no fue el motor que impulsó un texto que zarandea al Ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos pero sus mensajes definen la atmósfera reinante en un chat que ayer comenzó a deshacerse después de que infoLibre informase a cuatro de sus miembros de que había accedido a su contenido.

La lectura de los mensajes del chat pone el foco sobre lo que por momentos parece una broma macabra para luego convertirse en una obsesión derivada de una incapacidad total para admitir la disidencia: la necesidad de "empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta". Quienes conocen a Beca aseguran que esa cifra sale de una especie de cálculo de brocha gorda donde suma a socialistas, partidarios de Unidas Podemos, anarquistas, nacionalistas e incluso a componentes del sector más moderado de la derecha. De ser cierta esa versión, que este periódico no ha podido verificar, se explica por qué el general considera que España está "llena de gente ingobernable". Y de que la única forma posible de cauterizar lo que presenta casi como una gangrena sería "culturizar a la gente, cosa que es imposible con la izquierda".

Al menos en el chat de la XIX Promoción, desde el teléfono de Beca no ha salido ningún mensaje que beba en el vocabulario político acuñado por Vox para referirse al PP. No le llama en ningún caso "derechita cobarde". Pero traza una radiografía en formato telegrama que se sustenta en esa misma idea: "La sociedad española está dividida y los buenos son más cobardes que los malos en la actualidad". Y que reserva para el final un aviso inquietante: "Solo queda (desgraciadamente) repetir la historia".


 

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3550 en: 02 de Diciembre de 2020, 14:23:41 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3551 en: 03 de Diciembre de 2020, 06:38:22 am »

Arenga a militares en Canarias: “Si el enemigo intenta arrebatarnos nuestra patria, no se lo dejaremos nada fácil”
Polémica por las imágenes que muestran a un mando de la compañía lanzando consignas para encender a la tropa, en plena avalancha de pateras en el archipiélago y tensas relaciones con Marruecos

Fecha
03/12/20access_time 1:04

Aurelio Ruiz Enebral

La avalancha de pateras con inmigrantes que desde la coste noroeste de África tratan de llegar a Canarias de forma ilegal ha encendido las alarmas de las autoridades de las islas, de las Fuerzas de Seguridad y del Gobierno de España, que tiene que decidir qué hacer con las miles de personas que se encuentran sin papeles y tienen que ser repatriadas a sus países de origen.

Vox ha reclamado a Pedro Sánchez que movilice a las Fuerzas Armadas contra esta “invasión migratoria”, y concretamente ha propuesto que buques de la Armada se despliegue en las aguas de Canarias para establecer un “bloqueo naval” que frene el goteo de pateras.

El jefe del Estado Mayor de la Armada descartó esa idea, ya que el bloqueo naval por definición no se aplica al propio país, y además subrayó que la obligación de cualquier buque de guerra español es socorrer a quienes viajen en una patera si se encuentran en peligro.

Lo que sí ha ocurrido es que el Estado Mayor de la Defensa ha dirigido en el ejercicio ‘Sinergia 01/20’, que se ha desarrollado en el archipiélago canario desde el 28 de noviembre con buques de la Armada, cazas F-18 y un A400M del Ejército del Aire, helicópteros de Tierra, con el objetivo de comprobar que los cuatro Mandos Operativos garantizan la vigilancia permanente de los espacios de soberanía nacional, lo que incluye el terrestre, el marítimo, el aeroespacial y el ciberespacial.

En todo este contexto, en el que además aparece de fondo la relación con Marruecos que se ha tensado en las últimas semanas por esta avalancha de pateras y por el conflicto en el Sáhara Occidental, Confidencial Digital ha podido comprobar que en determinados ambientes militares ha circulado un vídeo de miembros del Ejército de Tierra en Canarias, que presenta algunos detalles llamativos.
Uniforme de campaña y mascarilla

El vídeo dura un minuto y medio, y en él se ve a un grupo de militares en formación, en filas de ocho soldados de fondo, de cara a la cámara, y a un mando de espaldas, que es quien habla en el vídeo.

Parece una zona arenosa, unas dunas, lo que encajaría en la geografía de Canarias. El acento del militar que está al mando de ese grupo también parece hablar con un acento al menos similar al habitual en el archipiélago.

Todos los militares que se ven de cara están cubiertos con mascarillas blancas o azules, y van equipados con uniforme de campaña, casco, botas, fusil a la espalda...

“El enemigo nos está observando”

El mando dirige una arenga en tono potente:

-- “¡Soldados de la tercera compañía! Hoy habéis demostrado lo que es un soldado de infantería española. La infantería os ha enseñado sangre, os ha enseñado sudor, hambre, sueño, cansancio, y con todo eso habéis realizado un ejercicio táctico sin precedentes. Sentiros muy orgulloso de ello”.

A continuación, introduce el elemento más sorprendente en unas palabras de este tipo en un ejercicio o maniobras:

-- “El enemigo, hábil, nos está observando permanentemente. Y hoy ha quedado demostrado que si algún día intentara arrebatarnos lo que es nuestro, nuestra patria, nuestra España, nuestros hombres, nuestras costumbres y tradiciones, no se lo dejaremos nada fácil”.

-- “Es por ello por lo que yo me siento muy orgulloso de pertenecer a la tercera compañía. Por eso os pido que recitéis conmigo el espíritu del patriotismo de la Brigada “Canarias” XVI”.

Tras ponerse en posición de firmes -momento en el que se ve al abanderado con el estandarte de la compañía, todos recitan el espíritu del patriotismo:

-- “La defensa de la patria es el primer deber del militar. El servicio a España será siempre mi vocación y mi vida”.

Después, el mando ordena “rompan filas”, y en ese momento otra persona grita “¡Tercera!”, a lo que todos responden “¡Hasta la muerte!”. Rompen filas y muchos aplauden, gritan, se abrazan, se saludan y se escucha algún “¡Viva España!”.

El vídeo que ha circulado acompañado de un mensaje que da a entender que se trata de una respuesta a esos movimientos anteriormente citados de avalancha de cayucos, roces con Marruecos, problemas en el Sáhara Occidental...

-- “El Ejército español deja claras sus intenciones en caso de intento de invasión en los ejercicios militares que estos días está realizando en las Islas Canarias. No os perdáis la arenga de este mando militar a su pelotón de infantería en los ejercicios militares que están realizando en las Islas Canarias. Toda una declaración de intenciones y un mensaje velado a todo el que intente atacar la soberanía nacional”.
Grabación de Televisión Canaria

ECD se puso en contacto con el Mando de Canarias, la estructura del Ejército de Tierra que tiene bajo su responsabilidad las unidades del archipiélago (y ahora, tras una reciente remodelación, también las de Baleares, Ceuta y Melilla), para conocer detalles sobre en qué ejercicio se había producido esa arenga, en qué campo de maniobras, en qué circunstancias...

Desde el Mando de Canarias sólo informaron que las imágenes no se habían tomado ni en el ejercicio ‘Toro 20’ del Ejército de Tierra ni en el ejercicio ‘Sinergia 01/20’ de los Mandos Componentes Terrestre, Marítimo, Aeroespacial y Ciberespacial.

En realidad, según el Mando de Canarias, correspondían a “una grabación de vídeo emitida en Televisión Canaria”. Y para responder a más preguntas, remitía al Cuartel General del Ejército de Tierra.

Confidencial Digital pidió más información sobre esa “grabación de un vídeo emitida en Televisión Canaria”. Planteó la consulta tanto al Mando de Canarias, de nuevo, como al Cuartel General del Ejército.

Sin embargo, a última hora de este miércoles 2 de diciembre no se había recibido respuesta a estas consultas.

Además, ECD también contactó con Televisión Canaria, para saber cuándo y en qué programa se había emitido ese fragmento de vídeo. Al cierre de esta edición no habían podido concretar esos datos.

El campo de tiro de Pájara

Cabe apuntar que, según la información facilitada por el Estado Mayor de la Defensa, en el ejercicio ‘Sinergia 01/20’ no estaba prevista la participación de la Brigada “Canarias” XVI del Ejército de Tierra.

Sin embargo, a principios de octubre se conoció que esta brigada iba a retomar la instrucción y adiestramiento en el Campo de Maniobras y Tiro de Pájara, en la isla de Fuerteventura. El Mando de Canarias explicó que las actividades a realizar eran las previstas y suspendidas por el estado de alarma de primavera, y que estaban incluidas en el Programa Anual de Preparación.

Los ejercicios comenzarían el 2 de octubre y se extenderían hasta el 29 de noviembre, es decir, el pasado domingo. En el campo elegido se pueden realizar ejercicios de tiro de artillería de campaña y de otras armas gracias a sus características, y permite reproducir escenarios y situaciones similares a las que se encuentran las unidades en las operaciones en el exterior.

Precisamente este miércoles 2 de diciembre el Ejército de Tierra difundió en Twitter un vídeo en el que mostraba a los equipos de tiradores de precisión de la Brigada “Canarias” XVI practicando tiro con fusiles de precisión a diferentes distancias.

    Los equipos de tiradores de precisión de Brigada "Canarias" XVI @MCANA_ET tienen como misión batir objetivos seleccionados en situaciones del combate. En el CMT de Pájara estos equipos miden su eficacia, adiestrándose con diferentes pruebas y distancias. #SomostuEjército ?￰゚ヌᄌ pic.twitter.com/VsYxK5YLgN
    — @EjercitoTierra ?￰゚ヌᄌ (@EjercitoTierra) December 2, 2020

 

En el vídeo recogido en esta noticia, se habla de la “tercera compañía” y se cita a la Brigada “Canarias” XVI. Pero no se especifica a qué regimiento, batallón o grupo pertenecían estos militares.

En Fuerteventura, precisamente, tiene su base el Regimiento de Infantería “Soria” nº 9. Integran la Brigada “Canarias” XVI también el Cuartel General de la Brigada, el Batallón del Cuartel General, el Grupo Logístico XVI y el Regimiento “Canarias” 50 (en Gran Canaria), y el Regimiento de Infantería “Tenerife” 49, el Regimiento de Artillería de Campaña 93 y el Batallón de Zapadores XVI (en la isla de Tenerife). Hay que recordar que la arenga del mando de esa compañía habla de infantería.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3552 en: 03 de Diciembre de 2020, 06:45:40 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3553 en: 03 de Diciembre de 2020, 06:49:37 am »


El Tribunal Militar Central confirma la sanción a un cabo por firmar un manifiesto contra Franco


Los jueces consideran que tanto quienes rubricaron el escrito que ensalzó la carrera castrense del dictador como quienes apoyaron la réplica al mismo infringieron el deber de neutralidad política de los miembros de las Fuerzas Armadas
Militares españoles.
photo_cameraMilitares españoles.
Aurelio Ruiz Enebral chevron_right 03/12/20 access_time 1:02
Los manifiestos a favor de la figura militar de Francisco Franco, en primer lugar, y en contra del dictador y de sus exaltadores, después, infringieron “palmariamente el deber de neutralidad política” que deben guardar los miembros de las Fuerzas Armadas.

Es una de las conclusiones a las que llegan los miembros de la Sala de Justicia del Tribunal Militar Central que analizaron el recurso contencioso disciplinario militar ordinario interpuesto por Marco Antonio Santos Soto, cabo del Ejército de Tierra expulsado también por manifestar públicamente opiniones políticas.

Antes de ser expulsado por resolución del Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) confirmada por la ministra de Defensa, este ex militar fue sancionado con penas más leves. En abril de 2019 el general jefe de la Fuerza Logística del Ejército de Tierra le impuso dos sanciones disciplinarias de doce y diez días de sanción económica.

Expresiones contra la neutralidad política
La primera sanción se le impuso como autor de dos faltas graves en concurso consistentes en “emitir manifiesta y públicamente expresiones contrarias, realizar actos irrespetuosos o adoptar actitud de menosprecio hacia la Constitución, la Corona y demás órganos, instituciones o poderes del Estado...; las personas y autoridades que las representan...; las Fuerzas Armadas, sus cuerpos y escalas... así como sus autoridades y mandos”, y en “efectuar con publicidad manifestaciones o expresar opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad política”, previstas en la Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.

La segunda sanción se le impuso como autor de otra falta, también grave, consistente en “hacer peticiones, reclamaciones, quejas o manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas, así como formularlas... a través de los medios de comunicación social”, tipificada en la misma ley.


Estas sanciones fueron confirmadas por el JEME, y el cabo interpuso el recurso contencioso administrativo contra la resolución del Jefe del Estado Mayor del Ejército, para tratar de anularla en los tribunales.

Los hechos sancionados son la firma de un manifiesto, por un lado, y la publicación de una entrevista y de artículos en medios de comunicación en los que el cabo, que estaba destinado en la Agrupación Hospital de Campaña, expresó varias opiniones sobre el apoyo al franquismo que compartiría un sector de las Fuerzas Armadas.

Dos manifiestos por la exhumación de Franco
Todo comenzó con la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, en sus primeros meses de andadura, de anunciar en verano de 2018 el proceso para exhumar y trasladar a otro lugar los restos mortales de Francisco Franco, enterrados en la Basílica del Valle de los Caídos.

Después de ese anuncio, un grupo de oficiales generales y oficiales, casi todos en situación de retiro, suscribió un manifiesto para expresar su rechazo a los planes de exhumar los restos de Franco, y para ensalzar la faceta militar del dictador.

El vídeo del día
Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.
Como reacción a esa “Declaración de respeto y desagravio al general don Francisco Franco Bahamonde, soldado de España”, se publicó otro manifiesto. En esta ocasión un grupo de militares -algunos retirados, otros en activo- manifestó estar “en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas” y expresó su rechazo al escrito anterior.

El cabo sancionado había firmado el manifiesto, publicado por eldiario.es, con su nombre y apellidos, haciendo constar que era “cabo activo del Ejército de Tierra”. Además, añadió un texto propio al manifiesto, en el que señalaba que “los que apoyan el escrito a favor del dictador genocida son los que han hecho de las FAS su jardín particular desde el 36. No estoy dispuesto a que ese manifiesto quede impune pues ataca directamente a esa Constitución con la que tanto se llenan la boca. Las FAS para servir esa Constitución deben ser totalmente democráticas y como miembro activo repudio cualquier homenaje al asesino. Salud y República”.

Posteriormente concedió una entrevista al mismo periódico digital, en la que abordó todos estos asuntos y denunció la extensión de los nostálgicos del franquismo en las Fuerzas Armadas: “Llevo 19 años escuchando al romper filas el grito de ‘Arriba España’. Está bastante generalizado, sobre todo entre los altos cargos. Aprovechan para reprimir a los demás, a los que no pensamos como ellos, a los que nos llaman rojos de mierda”.

El tribunal confirma la falta grave
El cabo recurrió al Tribunal Militar Central, porque consideró que el Ejército de Tierra había vulnerado su derecho constitucional a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones, y porque entendió que no había sobrepasado su deber de neutralidad política, porque no se había expresado a favor o en contra de ningún partido político.

La Sala de Justicia del Tribunal Militar Central rechaza estos argumentos y consideran que, tal y como concluyó el Ejército de Tierra, los hechos eran merecedores de ser sancionados como falta grave por “efectuar con publicidad manifestaciones o expresar opiniones que supongan infracción del deber de neutralidad política”.

Tras extenderse en analizar cómo deben ponderarse el derecho a la libertad de expresión con el deber de neutralidad de los militares, la sentencia abordar el asunto de los manifiestos a raíz del proceso de exhumación de los restos de Franco.

Ambos manifiestos vulneran la neutralidad
Argumentan los miembros del tribunal que “esa decisión gubernamental y su posterior puesta en práctica produjo un enconado debate social, en particular entre los diferentes partidos políticos, con opiniones o posiciones encontradas entre partidarios y detractores de las medidas proyectadas y aplicadas de claro cariz ideológico y político, en el que los militares no deben entrar ni participar de forma pública y con ostentación de su condición de militar”.

A este respecto, señalan que es lo que hizo el ya ex cabo, y por ello “infringió palmariamente el deber de neutralidad política”. En la sentencia se añade que “así lo reconoce en la entrevista que concedió al periódico digital eldiario.es cuando dice que quienes rompieron la neutralidad política son los que apoyaron el manifiesto de desagravio al General Franco.

Según el Tribunal Militar Central, “es evidente que esa misma conclusión debe aplicarse a ambos manifiestos”, es decir, tanto el de “respeto y desagravio al general don Francisco Franco Bahamonde, soldado de España” como el de respuesta “en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas”, ya que “el manifiesto suscrito por el recurrente se autodefine de rechazo al primero”.

Añade que “lo mismo cabe decir cuando en el manifiesto suscrito por el demandante se sugiera que quienes firmaron el manifiesto en desagravio del General Franco trataban de presionar o influir en los poderes del Estado, pues esa misma finalidad de influencia o presión ha de atribuirse a los firmantes del contramanifiesto que nos ocupa”.

Es decir, aunque el recurso analiza sólo la firma por este cabo expulsado del Ejército de Tierra del manifiesto contra Franco, el Tribunal Militar Central viene a señalar que el impulso y rúbrica de cualquiera de los dos suponen infringir el deber de neutralidad política de han de guardar los miembros de las Fuerzas Armadas.

En la sentencia también se analiza la despedida del añadido que el cabo Marco Antonio Santos Soto hizo al apoyar el manifiesto, “Salud y República”. Según el Tribunal Militar Central, esa expresión “denota una evidente opción de quien la utiliza por una de las posibles formas de constituirse en abstracto el Estado, cuestión cuyo significado político es evidente para cualquier observador de la actualidad de nuestro país, en el que determinados partidos políticos abogan abiertamente por la sustitución de la Monarquía parlamentaria establecida por el artículo 1.3 de la nuestra Constitución como forma política del Estado español por un sistema republicano”.

“Deliberado y malicioso olvido”
El Tribunal Militar Central también confirma la otra sanción por “emitir manifiesta y públicamente expresiones... contrarias hacia las Fuerzas Armadas, así como hacia sus autoridades y mandos”.

Considera que cometió esta falta por las expresiones que utilizó en artículos y entrevistas, por ejemplo al dar a entender que los únicos que sufren la dureza de la vida castrense son los soldados, la tropa, y no los mandos; o cuando aseguró que los militares que habían firmado el manifiesto de “desagravio” a Franco “han hecho de las FAS su jardín particular desde el 36” y atacan “esa Constitución con la que tanto se llenan la boca”.

Los jueces y vocales militares son especialmente duros al valorar las palabras del cabo, que dijo que las ideas inclinadas a favor de la dictadura franquista se inculcan en la academia militar, “te abren el cerebro y te meten lo que quieren”.

Según la sentencia, “ello supone un deliberado y malicioso olvido, como bien resalta la Administración sancionadora, de que uno de los criterios al que deben ajustarse todos los planes de estudio de la enseñanza militar de formación es el fomentar los principios y valores constitucionales, contemplando la pluralidad cultural de España”.

“Manifiestamente inverosímil por falsa”
Por último, también confirma el Tribunal Militar Central que con esas entrevistas y artículos el cabo cometió otra falta grave por “hacer... manifestaciones contrarias a la disciplina o basadas en aseveraciones falsas, así como formularlas a través de los medios de comunicación social”.

En este punto los miembros de la Sala de Justicia también utilizan términos muy contundentes. “Para cualquiera que conozca la vida diaria de cualquier unidad militar resulta manifiestamente inverosímil por falsa la afirmación del recurrente cuando, a la pregunta de si es frecuente que en las Fuerzas Armadas haya miembros que apoyan el franquismo, responde que ‘llevo 19 años escuchando al romper filas el grito de “Arriba España”’”.

Pero además, en la sentencia se concluye que “es falso y contrario a la disciplina el entrar en valoraciones críticas y públicas, a través de un medio de comunicación social, de la actuación de las autoridades disciplinarias en relación con los militares en reserva (no con los retirados) que suscribieron la declaración de desagravio al General Franco”.

Esa materia entraría de lleno en el concepto de “asuntos estrictamente relacionados con el servicio en las Fuerzas Armadas”, considera el Tribunal Militar Central. En esos asuntos “la libertad de expresión se ve limitada por las exigencias de la disciplina”.

“Temerario desprecio hacia la verdad”
Terminan los miembros de la sala cargando con dureza contra el cabo por haber dicho “me parece escaso que solo llamen [a declarar] a cinco, los que están retirados también cobran un sueldo público. Los 600 deberían estar reprendidos. Les dejaría sin cobrar el sueldo”. Se refería a que la inmensa mayoría de los firmantes del manifiesto de “respeto” a Franco no fueron ni expedientados por estar ya retirados.

De acuerdo con la sentencia, esas palabras revelan “una supina ignorancia de los efectos del pase a retiro como causa extintiva de la relación de servicios profesionales entre el militar de carrera y el Estado, con la consecuencia de que el retirado dejará de estar sujeto al régimen general de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas y a las leyes penales y disciplinarias militares”.

Por otro lado, esa opinión expresada en un medio de comunicación también muestra “un temerario desprecio hacia una verdad indiscutible, constituida por la conformidad a Derecho de la actuación de dichas autoridades disciplinarias, que evidentemente no podían adoptar medida alguna sobre personas expresamente excluidas del ámbito de aplicación de la legislación disciplinaria militar”.

Cabe recurso al Supremo
Esta sentencia del Tribunal Militar Central puede ser recurrida ante la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo.

Como en el caso de la sanción de “resolución del compromiso”, es decir, de expulsión del Ejército que también está recurrida ante el Tribunal Militar Central, la defensa del cabo Marco Antonio Santos Soto pretende agotar todas las vías judiciales en España. Por tanto, acudirían al Tribunal Supremo y si es necesario después al Tribunal Constitucional.

Si ninguna de esas instancias anulan estas sanciones, la intención del cabo y de su abogado es llevar el asunto ante instancias internacionales, como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3554 en: 04 de Diciembre de 2020, 06:59:01 am »

Margarita Robles llama personalmente a militares retirados para cortar una oleada de cartas al rey

Se ha difundido una tercera misiva, que se suma a la firmada por 73 antiguos mandos del Ejército de Tierra y 39 del Ejército del Aire

Fecha
04/12/20access_time 1:05

Aurelio Ruiz Enebral

“No vamos a consentir que unas personas con comportamientos por escrito que nos avergüenzan a todos puedan sembrar dudas sobre la actuación de las Fuerzas Armadas”
. Así se pronunció públicamente este jueves la ministra de Defensa, Margarita Robles, sobre los altos mandos militares en situación de retiro que están firmando cartas o manifiestos muy críticos con la gestión del Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos para enviarlos al rey.

Robles fue muy dura: dijo que los oficiales y oficiales generales retirados que se están posicionando de esta forma muestran un “gran nivel de cobardía” al “apoyarse en la condición de militares que en su día tuvieron para mancillar a las Fuerzas Armadas” con opiniones “inaceptables” que colocan en una posición complicada al monarca.

La ministra ha aumentado la contundencia de su respuesta desde la que dio el martes en el Congreso de los Diputados, donde criticó a los firmantes de estas cartas, porque “no están haciendo lo que tienen que hacer como servidores públicos ni defendiendo los valores que caracterizan a la familia castrense y militar”.

Confidencial Digital ha podido saber ahora que Margarita Robles no sólo ha reaccionado a la polémica haciendo estas dos declaraciones públicas, al mismo tiempo que minimizaba su importancia. En privado, la ministra de Defensa ha contactado estos días con altos mandos de las Fuerzas Armadas, que ya están jubilados pero que siguen siendo referentes, con influencia en círculos militares.

Lo ha hecho principalmente con llamadas telefónicas personales, en las que, según explican fuentes conocedoras de estas conversaciones, Robles ha tratado de convencer a esos militares de alto rango ya jubilados para que no echen más leña al fuego, sino que contribuyan a templar y calmar los ánimos entre sus compañeros.
Cortar de raíz la oleada de manifiestos

El objetivo de los contactos es que estos oficiales generales retirados ayuden a cortar la oleada de cartas y manifiestos, o al menos que no contribuyan a aumentarla.

Lo cierto es que un buen número de militares retirados, por ejemplo más de la mitad de la XXIIIª Promoción de la Academia General Militar de Zaragoza, han rechazado adherirse a estas cartas cuando sus compañeros las han hecho circular o incluso cuando les han llamado para animarles (o presionarles, en algunos casos) a firmarlas.

Tampoco faltan quienes consideran que estas iniciativas no van a conseguir ningún beneficio, sino tan sólo perjuicios: hacer daño a la imagen de las Fuerzas Armadas o del ejército concreto, poner en un compromiso al rey y generar una polémica que en definitiva puede incluso reforzar la posición del Gobierno de Pedro Sánchez, que ahora aparece como objeto de una trama casi golpista de generales nostálgicos del franquismo.

Algunos han rechazado unirse a estas iniciativas precisamente por esos motivos, aunque puedan compartir parte de las críticas que las cartas hacen por lo que consideran que son cesiones del Gobierno a los independentistas, ataques a la monarquía por parte de Podemos, en definitiva amenazas a la unidad de España y a los símbolos e instituciones nacionales.
El vídeo del día
Ayuso cree que el nacionalismo catalán “se está hundiendo”.
Movimiento de la ministra con efecto contrario

Fuentes consultadas por ECD apuntan que esos contactos directos de la ministra, en algunos casos, pueden haber sido incluso contraproducentes: es decir, que el intento de poner freno a esas opiniones contra el Gobierno, así como las declaraciones de algunos dirigentes políticos estos días hablando de “ruido de sables” en las Fuerzas Armadas, ha llevado a algunos, conocedores de esos contactos, a indignarse más.

De ahí que finalmente algunos más se hayan adherido al tercer manifiesto que empezó a circular con profusión este jueves y que desveló Infolibre.
Encuentro con el JEME y jefes de la Legión

En el marco de estos movimientos de Margarita Robles para templar los ánimos, no ha pasado desapercibido que el miércoles 2 se celebró en la sede del Ministerio de Defensa, en Madrid, un acto de homenaje a 11 generales jefes del Mando de la Legión y de la Brigada de la Legión de las últimas tres décadas.

Se trató de un encuentro del programa conmemorativo del Centenario de la Legión, que se ha visto muy mermado por la epidemia de coronavirus. Robles entregó una placa a cada uno de los generales -muchos ya retirados o en la reserva- que han mandado la Legión en ese tiempo.

Al acto asistieron la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, la subsecretaria, Amparo Valcarce; el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general del Aire Miguel Ángel Villarroya; el secretario general de Política de Defensa, el almirante Juan Francisco Martínez Núñez; y el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), el general de Ejército Francisco Javier Varela Salas.

La presencia del Jefe del Estado Mayor del Ejército (quien por cierto fue legionario), del actual general jefe de la Brigada de la Legión, Marcos Llago, y de otros generales retirados en un acto en estos días no ha pasado desapercibido a otros altos mandos, que lo ven como otra vía, otro canal para que Robles sondeara la opinión sobre esta polémica entre los estamentos más altos del Ejército de Tierra, también entre aquellos que ya no están en activo.
Ambiente movido por WhatsApp

Distintas fuentes consultadas por ECD aseguran que las tres cartas que hasta ahora se han difundido no son sino “una pequeña muestra” de un malestar que se ha extendido entre un número importante de oficiales y oficiales generales: “El patio está movido”.

Infolibre ya ha revelado mensajes de grupos de WhatsApp en el que antiguos mandos del Ejército del Aire escribieron comentarios airados y extremosos sobre fusilamientos, bombardeos, el golpe de Estado de 1936 contra la República y otras propuestas similares que han provocado un gran revuelo al ser difundidas públicamente.

Más allá de ese caso más extremo y radical, algunos altos mandos aseguran que son muchos los chats y grupos de WhatsApp de oficiales y oficiales generales que en los últimos días “arden” por esta polémica.

Explican que desde hace tiempo son habituales los comentarios de indignación por temas políticos. Los ánimos se encienden principalmente por dos motivos: los ataques a la monarquía, los gestos de desprecio al rey que en muchas ocasiones llegan desde un partido en el Gobierno como es Podemos, y desde el vicepresidente Pablo Iglesias hasta otros ministros; y lo que entienden como “cesiones a los independentistas”, los acuerdos del Ejecutivo de Pedro Sánchez con ERC, con EH Bildu o con el PNV.

El caso de la enajenación del cuartel de Loyola, en San Sebastián, es el caso más reciente y que más directamente afecta a los militares. Pero también ha sido notable el enfado por la propuesta que planteó Esquerra Republicana de Catalunya para que las Fuerzas Armadas tengan que excavar fosas de la Guerra Civil, por haber sido responsable de muchos de esos fusilamientos.

En ese ambiente, la primera noticia de la carta de antiguos mandos del Ejército del Aire, y luego la segunda con parte de una promoción de la Academia General Militar de Zaragoza, del Ejército de Tierra, dieron pie a que alguien ideara un tercer texto.

Este último, conocido este mismo jueves, estaba pensado para ser publicado el sábado 5, la víspera del Día de la Constitución. La pretensión en este caso era “unificar”, recoger las adhesiones de muchos que no se habían sumado a las iniciativas anteriores, que eran más cerradas sólo a una promoción concreta de un ejército.

En este caso la carta estaba abierta a miembros del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, de los Cuerpos Comunes... sin distinciones de ejércitos, cuerpos o promociones. Eso sí, atendiendo a su proporción sobre el total de las Fuerzas Armadas, sobre todo se han ido sumando militares de Tierra.

Esta no es única. Las iniciativas se han repetido y circulan estos días por estos grupos. Miembros de distintas promociones de diferentes ejércitos están planteando “seguir la estela”, imitar a sus compañeros, aunque las opiniones están muy divididas.
¿Se puede sancionar a los retirados?

Por ley, los militares que pasan a la situación de retiro dejan de estar sujetos al régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas y por tanto ya no tienen el deber de guardar neutralidad política. Eso les permite expresar sus opiniones sin miedo a que les abran un expediente.

Sin embargo, el Ministerio de Defensa ha puesto en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el contenido de ese chat de militares retirados del Ejército del Aire en el que se hablaba de “fusilar a 26 millones” de españoles y otras amenazas y exabruptos similares.

Defensa apunta que esos militares retirados podrían haber cometido un delito de usurpación de funciones, al presentarse como militares sin serlo ya. A este respecto, algunos oficiales generales de las Fuerzas Armadas advierten de que una posible investigación penal por esos hechos y en base a esa acusación no tiene ningún recorrido.

Por ese chat y por las distintas cartas y escritos, recuerdan que la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la carrera militar, indica en su artículo 115 que los militares de carrera que pasan a situación de retiro “cesarán definitivamente en la relación de servicios profesionales con las Fuerzas Armadas y dejarán de estar sujetos al régimen general de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas y a las leyes penales y disciplinarias militares”.

Pero al mismo tiempo se establece que “podrán seguir identificándose con el empleo militar que hubieran alcanzado, siempre acompañado de la palabra ‘retirado’”.

Por tanto, si los militares retirados hacen constar esa condición -por ejemplo, cuando firman con su empleo pero añadiendo “(r)” o “retirado”-, no cabe considerar que están haciéndose pasar por militares en activo, ni que pretenden arrogarse la representación de las Fuerzas Armadas.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3555 en: 04 de Diciembre de 2020, 10:07:07 am »

Militares retirados recaban firmas para otro escrito ante la "peligrosa deriva" del país



En el texto se respalda a los firmantes de las promociones del Aire y Tierra que han escrito a Felipe VI y se subraya el "grave riesgo" que hay para la unidad de España. Prometen entregar "la vida si fuera necesario" en defensa de la integridad territorial y la Constitución

Militares retirados recaban firmas para una "declaración" sobre la "deriva" del país
Militares retirados recaban firmas para una "declaración" sobre la "deriva" del país
 ANTONIO RODRÍGUEZ
PUBLICADO 03/12/2020 17:33
A lo largo de este jueves está circulando entre militares retirados de todas las armas un escrito de respaldo a los firmantes de la XIX Promoción del Ejército del Aire y de la XXIII de la Academia General Militar del Ejército de Tierra, con el objetivo de recabar firmas para lanzar un manifiesto público.

El escrito se titula 'Declaración de militares retirados ante la situación actual de España'. En él, se expresa la preocupación por el "deterioro progresivo sufrido" por el país "durante las últimas legislaturas hasta límites imprevisibles", lo que trasluce malestar también por los gobiernos anteriores al de Pedro Sánchez.


"Conscientes de compartir la mismas inquietudes que nuestros compañeros de la XIX Promoción del Ejército del Aire y de la XXIII de la Academia General Militar del Ejército de Tierra, expuestas por cada una en sendas cartas al presidente del Parlamento Europeo y a S.M. El Rey de España y siendo conocidas todas las misivas por su difusión en los medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, no consideramos necesario reiterar de forma exhaustiva las causas del deterioro expresado", se indica de inicio en la declaración.

No obstante, los promotores de esta iniciativa alertan de "causas más dañinas para la convivencia de los españoles dentro del espíritu de nuestra Constitución de 1978" fruto de las "medidas restrictivas que viene imponiendo el Gobierno" actual.

Margarita Robles en el Congreso.
Margarita Robles en el Congreso. EFE
En primer lugar se advierte de que la unidad del país está "en peligro" en la actualidad. "Dada su minoría parlamentaria para formar Gobierno, el PSOE optó por la coalición con los comunistas y el apoyo de independentistas/golpistas catalanes y proetarras vascos, aceptando para ello los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al Rey y los ataques a su efigie".

Este grupo de militares retirados critica que se permitan "violentas algaradas independentistas y golpistas con petición de indultos a condenados por sedición", en referencia a los políticos catalanes condenados en el procés, así como la concesión de "favores a terroristas" de ETA con su acercamiento a cárceles del País Vasco, "con el consiguiente menosprecio a sus víctimas".


En segundo lugar, se hace hincapié en el "grave riesgo" que existe para la democracia "bordeando la legislación vigente" mediante "el sometimiento al Poder Ejecutivo del Poder Judicial, incluida la fiscal general del Estado", Dolores Delgado. Tras ello, se censura que "se cuestione la Monarquía constitucional por los socios de Gobierno" y que se limite y eliminen "derechos fundamentales a los españoles", aunque no se mencionan

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3556 en: 04 de Diciembre de 2020, 14:02:14 pm »
Polémica del chat privado de militares

Los exaltos cargos del Ejército franquistas temían una "dictadura comunista" del "Coletas y el malnacido de Sánchez"



Según nuevos mensajes publicados por 'infoLibre', en el chat hablaban de "fusilar a 26 millones de españoles" y de golpes de Estado, aunque confiaban en que la Unión Europea lo evitaría: "estamos en Europa afortunadamente, y no van a dejar que se les meta una dictadura comunista entre sus países".


laSexta.com
Madrid
Publicado:
Viernes,
04 diciembre, 2020

Habla uno de los militares retirados, tras salirse del polémico chat: "El peligro es que esto crezca"

Nuevos mensajes del chat de WhatsApp de los exaltos cargos de la XIX del Ejército del Aire desvelan su miedo a "una dictadura comunista" dirigida por "el hijoputa del Coletas y el malnacido de Sánchez", según muestran las conversaciones que ha publicado este viernes 'infoLibre'.

"¿Va a permitir el hijo puta del coletas y el malnacido de Sánchez que el pueblo vote?", se pregunta el antiguo general de división Francisco Beca, el mismo que hablaba de "fusilar a 26 millones de hijos de puta" y que firmó una polémica carta al rey en defensa de la Constitución y contra el Gobierno.


Lo hace en respuesta a otro miembro del grupo que asegura que "un pronunciamiento militar es hoy día inviable", evidenciando el debate sobre un posible alzamiento.


Ese mismo interlocutor confía en que la crisis económica, al igual que sucedió con Zapatero, provoque un cambio de color en el Gobierno. "Recordad cómo a la vista del desastre de ZP el pueblo le dio la mayoría absoluta a Rajoy, que por desgracia nos salió rana", se puede leer.

La conversación da lugar en ese momento a hablar de "dictadura comunista", aunque Beca y el interlocutor que el diario no identifica celebran que "estamos en Europa afortunadamente, y no van a dejar que se les meta una dictadura comunista entre sus países".

"Cerrarían el grifo del dinero al estado español, y sin dinero y con pobreza, el pueblo jamás apoyará a estos lunáticos", concluyen.

"Si en una balanza pusiésemos en el platillo de la izquierda tener libertad de manifestación, expresión y reunión, y en el platillo de la derecha no tener esas tres cosas pero sí tener pleno empleo, unidad lingüística y educación, apenas pagar impuestos y que hubiese muy poca delincuencia, yo me quedo con el platillo de la derecha", dice el conversador desconocido, en defensa de una dictadura.

Según 'infoLibre', este militar es uno de los firmantes de la carta al Parlamento Europeo en defensa de la Constitución, enviada una semana antes que la remitida Felipe VI, donde se puede leer: "La ausencia de libertad observada en los proyectos de Ley, proposiciones de Ley, Reales Decretos, y normas subordinadas, promulgadas o en vía de serlo, señalamos que produce una asfixia que hasta ahora no habíamos sentido, creyendo que va en contra de las libertades a las que tenemos derecho de acuerdo con nuestra Constitución".

La ministra siente "vergüenza"

La Fiscalía ya ha pedido que se identifique si alguno de los participantes pudiera estar en activo, algo que se le ha preguntado a la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una entrevista posterior en Antena 3: "Rotundamente no. Estos señores no son militares, lo fueron. Se amparan en una cobardía evidente".

"Estoy muy orgullosa de las Fuerzas Armadas que han estado en residencias, con los fallecidos, con los más vulnerables. Lo demás son personas que no se merecían haber llevado el uniforme de militares", ha lamentado.

Sobre los chats donde se hablaba de fusilar a independentistas, se criticaba al Gobierno e incluso se hablaba de pronunciamientos militares, la titular de Defensa ha reconocido la "vergüenza" que le producen esos mensajes. "Son personas, que se apoyan en una condición que ya no tienen, que están atribuyéndose ser representantes de no sé muy bien qué con unos chats y unas cartas que nos avergüenzan a cualquier demócrata", ha asegurado.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3557 en: 05 de Diciembre de 2020, 07:25:00 am »

El excapitán Adán, uno de los cabecillas del chat y la carta al Rey, fue alto cargo en gobiernos de González
El teniente coronel Fernández Sánchez, promotor de otra de las misivas, fue cesado en 2006 por guardar un retrato de Franco en su comandancia.
5 diciembre, 2020 02:32

Luis Casal @casalmajere


Empezó el 10 de noviembre. 39 oficiales militares retirados de la XIX promoción de la Academia General del Aire, mandaron una carta a la Zarzuela poniéndose a disposición del Rey "en estos momentos difíciles para la Patria". Su sola mención suena a ruido de sables. Aumentó el 25 del mismo mes, cuando se le unieron otros 73 de la Academia General Militar. El plan revelado en sus chats, de solo oírlo, asusta: sumar a distintas promociones militares para pronunciarse en contra del "Gobierno social-comunista". Pronunciarse, sin ambages.

Detrás de la iniciativa hay dos nombres que destacan por encima de todos. José Francisco Fernández Sánchez, ex comandante general de Ceuta y Melilla cesado por el PSOE, y José Manuel Adán Carmona, excapitán del Ejército del Aire que hizo carrera en la Administración de Felipe González. Ellos fueron los promotores de la iniciativa, los cerebros detrás de las dos misivas al Rey y la remitida al presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. Los dos cabecillas, cada uno a su manera: el militar y el tecnócrata.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, indicó este viernes que los miembros de estos grupos "no son militares, [sino que] quieren sembrar el odio y poner en peligro la monarquía". Esto último lo comparte con el teniente coronel José Manuel Domínguez. Miembro de la XIX promoción del Aire que urdió el manuscrito, el coronel retirado fue el primero en denunciar la misiva y destapar los chats de sus excompañeros. En ellos, ha revelado, se vertían frases como "no queda más remedio que empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta" o "qué pena no estar activo para desviar un vuelo caliente de las Bárdenas a la casa sede de esos hijos de puta", en referencia al Parlamento de Cataluña.

Domínguez, heredero de la Unión Militar Democrática (UMD) contraria a la dictadura, recoge en conversación telefónica con EL ESPAÑOL cómo sus antiguos compañeros empezaron a urdir el sueño de "un pronunciamiento militar apoyado por el Rey" a principios de año. Al darse cuenta el grupo de que era una misión imposible, optaron por pedir "una audiencia" con el monarca e involucrar a otras promociones con sus cartas. Ahí saltó la voz de alarma.

El tecnócrata Adán

Sorprende que un movimiento militar, uno que además adopta el discurso de Vox, tenga como principal instigador a un hombre que pasó por el Gobierno del PSOE. Es el caso de José Manuel Adán Carmona (78 años), cerebro de la operación. Sus pares revelan que es, paradójicamente, más moderado que los que acompañan su firma. "Es más listo y con otra trayectoria. El tecnócrata del grupo", señala alguien cercano al capitán.

Nunca dio la impresión de apoyar a la extrema derecha, aunque bien es cierto que en su dilatada carrera ha ido "dando tumbos". Así lo señala Domínguez, compañero de promoción y amigo durante los últimos años, que observa atónito la radicalización de su excompañero a raíz, precisamente, de las últimas elecciones generales del 10 de noviembre de 2019. Pero mejor empezar por el principio.

Aunque nació en Ceuta, el joven Adán Carmona creció en la madrileña calle Maudes, hijo de un coronel y rodeado del típico ambiente militar de posguerra. Cosas de la vida, fue vecino y amigo de Jesús Martín Consuegra, fundador de la antifranquista UMD.
Adán Carmona, en sus años de cadete.

Adán Carmona, en sus años de cadete. E.E. Cedida

"Al ser hijo de militar, creo hizo una mili 'ficticia' los primeros años, e ingresó en la Academia del Aire en 1963", revela un compañero de promoción. Un año antes había pedido un reenganche ya como cabo regular, pero nunca se supo si realmente había cumplido el servicio. Lo que sí se sabe es que tenía un sueño: surcar los cielos manejando su propio avión. Pero todo se truncó.

Durante el tercer año de carrera (1966) le dieron la baja en vuelo, lo cual le impedía ser piloto. Se limitó a ser el navegante de un Phantom, una especie de segundo, "pero estaba muy defraudado. En su mente estaba el buscar otra salida", señala Domínguez, muy cercano a Adán en esa época. Se graduó al año siguiente y se aseguró un plan B en la Universidad Complutense. Concretamente, en la carrera de Ciencias Económicas y Empresariales.

España y Europa

Ya con la carrera terminada y con el rango de capitán en la solapa, Adán colgó el uniforme tras la muerte de Franco y se dedicó a forjar su nuevo perfil. Dio clases de contabilidad en varios centros mientras opositaba para inspector de finanzas del Estado, logrando la plaza en 1980. Dos años después, Felipe González vencería en las elecciones. El PSOE sustituyó a UCD en el poder, partido que acabaría desapareciendo.

Este diario no ha podido confirmar en qué año entró Adán a formar parte de la Gobierno, pero sí qué cargos desempeñó. Tras pasar por el gabinete económico del Ministerio de Transportes y dirigir el programa de relaciones con la OCDE, recaló en la cúpula del Ministerio de Economía y Hacienda. Llegó a ser asesor ejecutivo del gabinete del Secretario de Estado, con categoría de subdirector general, puesto del que le cesaron el 1 de septiembre de 1984, según el Boletín Oficial del Estado (BOE).
El rey Juan Carlos saluda a Felipe González.

El rey Juan Carlos saluda a Felipe González. Efe

De ser asesor de la Secretaría de Estado, entonces ocupada por el socialista Josep Borrell (PSOE), pasó a ser consejero técnico en la Dirección General de Gastos de Personal en el mismo ministerio. Tampoco duró mucho: el 6 de febrero de 1985, también con un Gobierno socialista, fue nombrado secretario general del Instituto de Estudios Fiscales, también según el BOE. Este periódico se ha puesto en contacto con el portavoz de Borrell, actual vicepresidente de la Comisión Europea, para ampliar la información sobre este periodo, pero no ha recibido contestación.

Desde entonces, su trayectoria se vuelve incierta incluso para sus más cercanos, y los nombres de los cargos bailan durante un tiempo, sin conocer las fechas concretas de cada empleo. Fue presidente del Tribunal de Cuentas de la Agencia Espacial Europea, interventor del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo y auditor de EUROCONTROL, entre otros puestos, todos entre 1985 y 1995. Así lo revela el memorándum de su trayectoria en una candidatura al puesto de comisario de cuentas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al que Adán se presentó ese mismo año y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL,.
Vínculos con Vox

Se le pierde la pista hasta el 13 de febrero de 1998, cuando le nombran colaborador de la Comisión Permanente de Selección de Personal del Ministerio de Administraciones Públicas. Pero entonces ya estaba desarrollando un nuevo perfil, el de escritor de análisis y columnas de opinión.

Es una faceta que ha mantenido incluso después de su jubilación en 2007, escribiendo diferentes artículos para medios como El Faro de Ceuta o Cinco Días. Desde entonces se podía vislumbrar parte de su ideología con artículos como Sólo está el Ejército, "una insinuación muy sibilina a la intervención militar", en palabras de Domínguez. Algo muy parecido a las actuales cartas al Rey, redactadas por el propio Adán.

En lo que respecta a Domínguez, conoce bien al inspector de finanzas. Durante años ejerció como su abogado en diversos litigios, siempre gratis, y se acercó más al que años atrás había sido su compañero de promoción. Por eso sorprende que, en las distancias cortas, no mostrase nunca su radicalidad. "Hubo una vez que pasamos por delante del despacho de Julio Rodríguez [entonces JEMAD y actual jefe de gabinete del vicepresidente Pablo Iglesias] en la calle Vitrubio y me dijo 'cómo me gusta este tío'", revela a este diario.

Para Domínguez, el cambio se produjo a partir de las elecciones de noviembre de 2019. Algo debió oír en los discursos de Vox, en sus proclamas, que le cautivó, y cambió. "A partir de entonces se ha radicalizado. Creo que busca figurar o un puesto en Vox, es la sensación que me da", indica a este diario.
El líder de Vox, Santiago Abascal, en la madrileña plaza de Margaret Thatcher.

El líder de Vox, Santiago Abascal, en la madrileña plaza de Margaret Thatcher. Efe

No se sabe cuáles son las intenciones de los militares retirados que han firmado la carta al Rey, pero sí la de Carmona, su redactor: que Felipe VI guarde la bandera blanca y se enfrente al Gobierno, como decía en sus antiguos artículos.
El militar Fernández Sánchez

En lo que respecta a la misiva del Ejército de Tierra, la carta fue promovida por el exgeneral de división José Francisco Fernández Sánchez (74 años), especialista en carros de combate que en su día figuró como comandante general para los destacamentos de Ceuta y Melilla. Se le destinó al mando de la plaza el 28 de noviembre de 2003, pero no duró demasiado. El 7 de marzo de 2006, ya con Gobierno socialista, el ministro de Defensa, José Bono, le cesó de sus funciones por razones nunca aclaradas en el momento.

El motivo de su cese, según ha podido saber este periódico, fue triple. Según trascendió en artículos publicados en ese momento, la versión oficial alegaba que el general Fernández se había negado a imponer una sanción grave a uno de los capitanes de Infantería a su mando, Roberto González Calderón. Este último, exjefe de la 1.ª Compañía de la Bandera Comandante Franco, había sugerido plantarse con su Compañía [de legionarios] "en el Ministerio de Defensa" para protestar contra una clase política que, a su juicio, había sacrificado "la idea de Nación y de Patria para engordar sus ansias de poder".

Por entonces, González Calderón tenía 33 años y estaba en activo, por lo que no tenía la plena libertad de expresión. Algo parecido ocurre con las cartas de los exmilitares actuales. En este caso, al estar retirados, pueden decir lo que quieran como ciudadanos, pero no dejar constancia de su empleo militar junto a sus nombres. De lo contrario se someterían a una falta grave que, en el caso de Calderón, podría haber supuesto su expulsión del Ejército.
El teniente general Fernández Sánchez, en sus años como comandante general en Melilla.

El teniente general Fernández Sánchez, en sus años como comandante general en Melilla.

El caso es que Fernández Sánchez, entonces su superior y máximo mando en Ceuta y Melilla, no sólo no expulsó al capitán, sino que le impuso una mínima sanción. El hecho no sentó bien en la cúpula del Ejército, que ordenó el cese del teniente general por su "conducta profesional poco deseable", según revela una carta de las altas instancias ministeriales a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Esta sería la primera versión que se dio de los hechos.
"Falta de sintonía"

Así lo atestiguaron los medios en la época, pero hubo otro motivo. Según ha podido saber este periódico de las altas instancias militares de la época, la verdadera razón del cese fueron sus continuos enfrentamientos con Pedro Pitarch, teniente general al mano de Fuerza Terrestre (FUTER) y, por tanto, jefe directo de Fernández Sánchez.

Pitarch, recién ascendido, acababa de sustituir a José Mena, destituido en enero de 2006 por por invocar la intervención del Ejército contra la reforma del Estatuto de Cataluña. La relación de Fernández Sánchez con Mena era buena. "Cercana, de compañeros", revela una persona próxima a ambos. La que tenía con Pitarch, todo lo contrario.

Fernández Sánchez se negaba a reportar a su nuevo superior, Pitarch, de corte más progresista que Mena, y envidiaba su jerarquía. Justo cuando iba a ser ascendido a teniente general, justo cuando iba a salir de Melilla, no pudo sino observar cómo Pitarch, de su misma promoción, le arrebataba su puesto soñado para, además, convertirse en su jefe directo.
El teniente general Fernández Sánchez, en sus años como comandante general en Melilla.

El teniente general Fernández Sánchez, en sus años como comandante general en Melilla. E.E. Cedida

La lógica militar obligaba a que las plazas de Ceuta y Melilla (Fernández Sánchez) mediaran con Madrid a través del mando de Sevilla (Pitarch). La reacción de Fernández Sánchez fue puentear a Pitarch, eludir la jerarquía y reportar directamente al Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), en contra del protocolo, para mostrar su desencanto.

El enfado se mantendría después de la destitución de Fernández Sánchez, que volvió a romper el protocolo y no se presentó al acto de relevo del mando en Melilla, otra provocación. Esta "falta de sintonía", como quedó recogida en la época, es la segunda razón de su cese.
El retrato de Franco

Pero existe una tercera razón. En la misiva enviada al Ministerio de Defensa sobre la actitud de Fernández Sánchez, Pitarch menciona una visita a la Sala de Mandos de Melilla el 16 de febrero de 2006. Este encuentro cambiaría la relación entre ambos de forma definitiva.

"En el mismo lienzo de pared que albergaba el retrato de S.M. El Rey, y a la misma altura que éste, se hallaba expuesto un cuadro de grandes dimensiones del general Franco", revela la misiva. En principio, Fernández Sánchez alegó que se trataba de una pieza histórica que había heredado el cuartel, pero más tarde se descubrió que "no se trataba de un objeto que hubiera estado allí durante años, sino de algo que se había colocado 'de nueva planta'", revela la misiva.
El teniente general Fernández Sánchez pasa revista a la Legión frente a la Comandancia de Melilla.

El teniente general Fernández Sánchez pasa revista a la Legión frente a la Comandancia de Melilla. E.E. Cedida

Esta fue, señalan fuentes de Defensa, la gota que colmó el vaso con el 'caso Fernández Sánchez', que ya de por sí estaba a rebosar en los últimos años. A la vista de 2020, su trayectoria pasada sonaba a premonición. A ecos del hombre en que se convertiría. Todo lo contrario a su homólogo en la XIX Promoción del Aire.

A efectos de evolución de personaje, tanto Fernández Sánchez como Adán Carmona parecen sacados del mejor guion de Dalton Trumbo. Uno, el militar, una caricatura de esa parte del Ejército que nunca quiso que la dictadura terminara. El otro, el tecnócrata, de los que supo reinventarse en democracia y abrirse hueco en la nueva España. Dos vidas antagónicas, pero complementarias al final. Dos supervivientes obligados a encontrar su lugar en los nuevos tiempos. Aunque quieran volver a los viejos.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3558 en: 05 de Diciembre de 2020, 18:18:14 pm »
A la señora Robles se le llena la cesta de setas...


Otros 270 militares retirados advierten del "deterioro de la democracia" y acusan al Gobierno de intentar "imponer un pensamiento único"


Acusan al Gobierno de aceptar "los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al rey y los ataques a su efigie"
     
05/12/2020 13:53
EFE
Un manifiesto en el que se advierte contra "el deterioro de la democracia", "la imposición de un pensamiento único" y en el que se afirma que la "unidad de España está en peligro" ha sido firmado por 271 militares retirados.


El documento, al que ha tenido acceso Efe, está encabezado por el teniente general Emilio Pérez Alamán, el almirante José María Treviño y el teniente general Juan Antonio Álvarez Jiménez, y ha sido suscrito por generales, oficiales, legionarios y soldados.

Los que suscriben se desmarcan de otras iniciativas similares: "Los firmantes de esta Declaración quieren manifestar su completa desvinculación y desagrado con cuanto se ha expresado en un 'chat' privado -difundido en diversos medios- ajeno a nuestro sentir y esencia de soldados".


Sin embargo dicen compartir "las mismas inquietudes" que sus compañeros de la XIX Promoción del Ejército del Aire y de la XXIII de la Academia General Militar del Ejército de Tierra, expuestas por cada una en sendas cartas presidente del Parlamento Europeo y a al Rey de España".


Acusan al Gobierno de aceptar "los desprecios a España, las humillaciones a sus símbolos, el menosprecio al rey y los ataques a su efigie". "Además de permitir violentas algaradas independentistas y golpistas con petición de indultos a condenados por sedición, así como conceder favores a terroristas con el consiguiente menosprecio a sus víctimas", bordear "la legislación vigente", buscar "el sometimiento al Poder Ejecutivo del Poder Judicial, incluida la Fiscal General del Estado", y tratar de "imponer un pensamiento único" con leyes como la de Memoria Democrática.

Agregan que "como militares, que seguimos siendo aún en la situación de retirados, mantenemos activo el Juramento que prestamos en su día de garantizar la soberanía e independencia de España y defender su integridad territorial y el orden constitucional, entregando la vida si fuera preciso".

Francisco Beca Casanova

El general retirado que hablaba de fusilar a 26 millones de españoles temía que el Gobierno "ilegalizara a Vox con sus jueces afines"

"Si bien por edad no podemos ejercer nuestra vocación de soldados en Unidades, sí hemos recuperado los derechos fundamentales a los que renunciamos voluntariamente al abrazar la carrera de las Armas. Entre ellos la libertad de opinión y expresión que nos permite firmar esta declaración, que advierte de los riesgos a que están sometiendo a nuestra Patria los responsables de dirigir el futuro de España", argumenta el manifiesto.

Los firmantes reiteran su lealtad al rey como mando supremo de las fuerzas armadas.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189794
Re:Va de militares
« Respuesta #3559 en: 05 de Diciembre de 2020, 19:16:10 pm »


Un informe revela la existencia de militares en activo miembros de un grupo neonazi


En el informe se exponen una serie de pruebas y documentos gráficos que relacionarían a cuatro miembros de las Fuerzas Armadas con un grupo de extrema derecha en Cartagena

https://laultimahora.es/autor/alba-gonzalez-perez/
PorAlba González.30 de noviembre de 2020 22:00

Militares en activo relacionados grupos neonazis
“Este informe quiere mostrar la presencia de militares en activo con una clara y proactiva ideología nazi que están infiltrados en las Fuerzas Armadas españolas. Para ello se aportan una serie de datos, fotos y vínculos que muestran la existencia de un grupo, con carácter permanente y cohesionado ideológicamente, de neonazis en la región de Cartagena al que pertenecen al menos cuatro militares en activo. Se encuentra un hilo de conexión con el grupo neonazi ‘Lo Nuestro’ con estructura en Cartagena”, así comienza el informe que presenta la investigación a la que ha tenido acceso LUH.

En él, se exponen una serie de pruebas y documentos gráficos que relacionarían a cuatro miembros de las Fuerzas Armadas con un grupo de extrema derecha de Cartagena, lo que podría “constituir diversas faltas o delitos de la legislación civil y militar” como pertenencia a asociaciones ilícitas con incitación al odio agravadas por su función de corte público, discriminación y asociación política.

“La pertenencia a las Fuerzas Armadas (principal aparato armado de nuestro Estado) de activistas neonazis es una amenaza para el normal funcionamiento de nuestro sistema democrático”, señalan como motivación principal para presentar el dossier.

UN CAPITÁN, UN SARGENTO Y DOS CABOS, PRESUNTOS NEONAZIS
Las graduaciones que expone el escrito corresponden a un Capitán del Ejército del Aire, un Sargento 1º de la Armada, un Cabo 1º del Ejército de Tierra y un Cabo 1º de la Armada (Infantería de la Marina), siendo los cuatro mandos señalados por su supuesta filiación neonazi.

En una relación extensa de fotografías publicadas en redes sociales, puede verse a los militares realizar saludos nazis, portar banderas de grupos de extrema derecha, tatuajes y diversa simbología como la Cruz de Hierro. Asimismo, se muestran recursos visuales sobre reuniones “de confraternización” con conocidos miembros del grupo ultra ‘Lo Nuestro’. No hace falta más que una rápida revisión de sus perfiles para revelarse de manera pública una cantidad suntuosa de imágenes cargadas de propaganda neonazi.

En concreto, uno de los saludos que advierte el informe y que es utilizado de forma recurrente hace referencia a la posición de las manos de la fotografía adjunta, imagen destacada en el perfil de una red social propiedad de uno de los implicados. “Este tipo de saludo, con tres dedos de la mano derecha, se utiliza actualmente entre los movimientos neonazis evitando utilizar el más llamativo y reconocible “saludo romano”. Es parte de una estética y simbología neonazis renovadas con el propósito de sortear la ley en algunos países. Se basa en el juramento de las SS durante la II Guerra Mundial, que consistía en situarse firme con el brazo derecho alzado y los tres primeros dedos de la mano derecha apuntando hacia arriba”, clarifican en el dossier.


Imagen destacada del perfil de uno de los militares supuestamente acusados de filiación neonazi realizando el saludo. Fuente: Facebook.

EL GRUPO NEONAZI ‘LO NUESTRO’ NO ES LA PRIMERA VEZ QUE PROTAGONIZA UNA POLÉMICA
Además, el testimonio recoge varios documentos sobre la relación entre los militares y el grupo neonazi ‘Lo Nuestro’, conocido por el polémico caso salido a la luz en 2017 respecto a Lucía “La intocable” en Murcia. La historia narraba una supuesta agresión ‘gratuita’ de unos simpatizantes de ultraizquierda, según los medios de comunicación, en la entrada de un bar. Sin embargo, los acontecimientos reales ocultaban la identidad de una neonazi con un amplio historial delictivo y de violencia que atemorizaba a los vecinos de la ciudad.

“A “La intocable” se la vincula a un grupo de extrema derecha que organiza “cacerías” regularmente por zonas de Murcia, especialmente por la zona de las Tascas. A este grupo pertenecerían neonazis de Ultras Murcia y del colectivo “Lo nuestro”, un colectivo hermanado con el Hogar Social Madrid y que ha difundido a través de su web un comunicado en el que se solidarizan con Lucía en tanto que simpatizante de su organización”, se podía leer en Público.

Ahora, el informe se presenta con la intención de denunciar dichas simpatías y filiaciones políticas de personas con responsabilidades a la interna de la Fuerzas Armadas para prevenir de la peligrosidad y generar mecanismos públicos con la intención de que no se toleren ataques motivados por el odio.

“Pretendemos con este informe que, no solo se proceda a la inmediata expulsión de estos militares, sino que también el Ministerio de Defensa y los poderes públicos competentes pongan en marcha nuevos procedimientos normativos que impidan el futuro ingreso y, en su caso, la permanencia en institutos armados de personas vinculadas a organización con ideología de odio y violenta, enemigos de la pluralidad política y la diversidad social”.