Autor Tema: El lenguaje políticamente correcto  (Leído 29912 veces)

Desconectado Ruino

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1234
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #300 en: 20 de Abril de 2020, 21:31:11 pm »
Pues a vetar se ha dicho

He visto.al general, estaba en una combinación de dolido y emocionado, y he escuchado a Simon ..y lleva razon, la derecha en.este pais es tam miserable que un dia pone a la GC en los altares y al siguiente usa de un "lapsus linguae" para intentar llegar al Ministro...y asi, es imposible avanzar.


"El director de emergencias del Ministerio de Sanidad al frente de la crisis del coronavirus, el doctor Fernando Simón, ha asegurado este lunes que no le parece "decente" criticar al general jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil por lo que ha atribuido a un error en su comparecencia de ayer al decir que se trataba de minimizar las críticas al Gobierno cuando hablaba de los bulos
."

Pues avancemos azotando con una política machista yendo de cacerías y expropiando.
Así mejor no?

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #301 en: 21 de Abril de 2020, 06:32:23 am »

La Guardia Civil ordenó a sus agentes por escrito perseguir los bulos contra el Gobierno

Lo hizo mediante instrucción remitida a las comandancias, instando a hacer una "identificación, estudio y seguimiento" de bulos que pudieran crear "estrés social y desafección a instituciones del Gobierno"

Fernando Asunción

Publicado 20.04.2020 - 21:35


El Estado Mayor de la Guardia Civil ha enviado una notificación a las diferentes comandancias del Cuerpo para recopilar e identificar noticias falsas "susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno". Según ha adelantado Cadena SER en un informe al que también ha tenido acceso Vozpópuli, esta orden se envió en un correo el pasado 15 de abril, en el que se insta a los agentes a hacer una "identificación, estudio y seguimiento" de bulos que pudieran crear un clima de desafección hacia la gestión del Ejecutivo. Todo ello para ponerlo a disposición de Marlaska mediante un "informe monográfico".

Esta comunicación podría estar en el origen de la polémica generada por las palabras de general de brigada José Manuel Santiago Marín. Este ha sido protagonista en las últimas jornadas de unas declaraciones que desde Interior se han calificado como un "lapsus". En ellas, el general apuntaba a que la Guardia Civil trabajaba "para minimizar" las críticas en redes sociales y en Internet contra el Gobierno.

El correo pide a los agentes del Cuerpo que recojan documentación sobre sus "actuaciones de ciberseguridad de la Guardia Civil vinculadas al Covid-19". Entre los puntos a estudiar, solicitan que se haga acopio de todas las "campañas de desinformación", así como de "fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno", detalla.

Asimismo, se insta a las comandancias a que entreguen al Estado Mayor todo el material recogido cada viernes para elaborar "un informe monográfico sobre las actuaciones de ciberseguridad de la Guardia Civil", cuya finalidad es "ser tratado en próximas reuniones con el titular del departamento ministerial", el ministro Fernando Grande-Marlaska.

"Sin ideologías"

Este lunes, el jefe del Estado Mayor del Instituto Armado aseveró que "no hay ideologías" en el trabajo del Comité Técnico del Coronavirus, del que forma parte. Fernando Simón, representante técnico de Sanidad, lamentó las críticas y dudas sobre la cuestión: "El utilizar fallos en los discursos que podamos tener para hacernos daño como equipo no es algo decente".

La oposición, por su parte, interpreta que el Gobierno ha dado órdenes a la Guardia Civil de analizar todas las críticas contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez por su gestión en la pandemia. Desde el PP, Ciudadanos y Vox aseveraron que una actividad de este tipo sería "gravísima" y "dramática". Y piden la comparecencia de Fernando Grande-Marlaska en el Congreso de los Diputados para aclarar los hechos.

Por su parte, la Guardia Civil emitió un comunicado en el que aseveraba que la actividad de la Guardia Civil en el ámbito digital frente al coronavirus "está destinada exclusivamente a detectar aquellos bulos y desinformaciones que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud".

La baza política de los bulos ha sido especialmente recurrente por parte del Gobierno desde que estalló la crisis sanitaria. Un argumento que tras los últimos episodios emplea ahora la oposición para desgastar al Ejecutivo.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #302 en: 21 de Abril de 2020, 13:34:01 pm »


Una frase hirió a un general de la Guardia Civil y un email lo remató


Un email del general Santiago confirma que buscaba información sobre bulos dirigidos contra "instituciones del Gobierno" en un mensaje que coloca en una posición muy vulnerable al ministro de InteriorLa Guardia Civil pidió a sus unidades identificar bulos que generen "desafección a instituciones del Gobierno"

El general Fernando Santiago en una de las ruedas de prensa del comité técnico del coronavirus. EFE
Por Iñigo Sáenz de Ugarte
20 abr 2020 22:09

He visto cosas que no creeríais. Todas las naves de ataque de la derecha lanzándose contra un general de la Guardia Civil. Después, afirmaron que el jefe del Estado Mayor de la fuerza policial estaba leyendo un papel que seguro que alguien le había escrito, como dijo Pablo Casado, con lo cual pasaba a ser un tonto útil en manos del Gobierno. Finalmente, un periodista del ABC se refirió al síndrome de Estocolmo para explicar su conducta. El general José Manuel Santiago había sido secuestrado por Pedro Sánchez o el ministro Marlaska y ahora, en su nuevo papel de Patty Hearst con tricornio, deambulaba por Moncloa dispuesto a matar la democracia para complacer a sus captores.


No es extraño que los vendedores de hachís y marihuana estén utilizando los servicios de mensajería o de entrega de comida a domicilio para repartir su material. No dan abasto. La demanda se ha disparado.


Todo parecía otro capítulo de esta guerra de todos contra todos. En la noche del lunes, y esto no lo sabía antes el PP, se conoció que el general sí tenía algo que esconder. Hasta el punto de que quizá tenga que ser destituido. Que tenga que acompañarle el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, es un asunto que se verá en los próximos días. Las cosas no pintan muy bien para él.


Nada mejor para la oposición que empezar la semana con una polémica nueva. Hay que renovar el repertorio para que el público quede satisfecho. Santiago se la puso en bandeja. "La otra línea de trabajo (de la Guardia Civil contra los bulos) es minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno", dijo el domingo. ¿En serio, general? ¿Tantos años de servicio para acabar de 'community manager' del partido en el poder?


Parecía al principio un fenomenal traspiés mental. De lo contrario, debería haber sido cesado –o llevado ante un juez– por cualquiera de las dos opciones posibles. Por utilizar recursos policiales en favor del Gobierno o por ser tan incompetente en esa supuesta tarea. Cualquiera que se dé una vuelta por la mayoría de los medios de comunicación, sobre todo de Madrid, o las redes sociales comprobará que el Gobierno está siendo troceado, fileteado y horneado por su gestión de la crisis del coronavirus.

Marlaska calificó de lapsus las palabras de Santiago por la tarde ("de haberse producido, sería una orden ilegal", no olviden esta frase). Puestos a aligerar el día, podía haber dicho: si hiciéramos eso, no lo contaríamos en una rueda de prensa. También intervino la Guardia Civil con un breve comunicado en Twitter que terminaba diciendo: "La Guardia Civil es uno de los principales garantes de la libertad de expresión" (no internamente, al ser un cuerpo de disciplina militar). Ahí se pusieron un poco estupendos, porque los mayores garantes de esa libertad son las leyes y los tribunales, además de los propios españoles al ejercer ese derecho.

La ministra portavoz del Gobierno dijo por la tarde que las palabras de Santiago se habían "sacado de contexto". Eso es una justificación tan gastada que raramente suele funcionar. Unas horas más tarde, el contexto dio un golpe en toda la cara a María Jesús Montero y en definitiva al Gobierno.


Un email enviado el 15 de abril por el general Santiago –ese mismo, el del lapsus– pidió a las comandancias de la Guardia Civil en toda España datos sobre "campañas de desinformación (en relación a la crisis del coronavirus), así como publicaciones desmintiendo bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno".

¿Del Gobierno? Quizá haya quien diga que si hubiera escrito 'instituciones del Estado', todo sería diferente. No tanto, porque abriría una muy peligrosa puerta a la persecución política de la disidencia. Eso es lo que ocurrió cuando las fuerzas de seguridad y la Audiencia Nacional empezaron a ir a por gente por su dudoso sentido del humor o por opiniones consideradas subversivas. Sentencias del Tribunal Supremo y finalmente de la Audiencia Nacional contuvieron esa deriva, pero esas puertas nunca se cierran del todo.

En una democracia, la policía no puede vigilar a aquellos que generan "estrés social y desafección" al Gobierno o al Estado. ¿Quién mide ese concepto tan arbitrario del estrés social? La desafección (propia del que "no siente estima por algo o muestra hacia ello desvío o indiferencia", según la RAE) es precisamente lo que sienten todos los votantes de los partidos que no están en el Gobierno.

¿Alguien quiere un guiño procedente de la hemeroteca? El PP presentó una proposición no de ley en 2017 para que el Gobierno de Rajoy se ocupara de identificar en internet las noticias falsas y de asignarles un "sellado" para alertar a los ciudadanos. El entonces portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, dijo que se ocuparía de ello un nuevo organismo de ciberseguridad nombrado por el Gobierno y en el que seguro que estarían representadas las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia. Hay cosas que no cambian tanto.


Rueda de prensa del comité de seguimiento del coronavirus en Moncloa, el 20 de abril. POOL MONCLOA
Antes de que se conociera el contenido de ese email, la derecha no se lo pensó dos veces antes de llevarse por delante a Santiago con el fin de propinar un golpe al Gobierno. La cuenta del PP aprovechó para meter de por medio al CNI y a Pablo Iglesias, que ni siquiera pasaban por allí. Álvarez de Toledo dio a entender que la Guardia Civil está podrida por culpa del Gobierno. En un homenaje a la ironía, Dolors Montserrat, cumpliendo órdenes, anunció el mismo domingo que hará una pregunta a la Comisión Europea para denunciar "que se persiguen las críticas al Gobierno por su gestión sobre el coronavirus". Como decían los independentistas catalanes en sus intervenciones en el exterior, el PP alega que la democracia en España está en peligro. Si les dan una semana más, dirán que somos como Turquía, pero con mejores playas.

Había una parte de justicia poética en estos ataques al Gobierno. Esa idea de que se puede acabar con los bulos mandando a unos agentes a vigilar las redes sociales –se le podía llamar 'apatrullando la interné'– está fuera de la realidad. Deberían hablar menos de un fenómeno que ha existido siempre y que se ha extendido gracias al modelo de negocio de empresas como Facebook, WhatsApp o YouTube, y actuar más en ese ámbito (el de las empresas). Nunca desaparecerá del todo, porque la demagogia ha acompañado a la democracia desde sus orígenes. Y si encuentran pruebas de un delito, ya pueden hacer como con todos, enviarlos a la fiscalía correspondiente o a un juzgado. Pero no hablar todos los días del tema como si estuvieran a punto de cazar a los culpables.

En el ámbito político, sería conveniente que los partidos no aprovecharan los bulos para sus iniciativas, como hizo Teodoro García Egea, del PP, con el infundio de la ocupación de viviendas. Pero eso es pedir demasiado en la situación actual.

Muy poco de lo que haga el Ministerio de Interior en relación a los bulos quedará libre de sospecha y del riesgo de interferir en la libertad de expresión. Marlaska parece pensar lo contrario y, como ocurre con muchas de las multas que están imponiendo en la calle las fuerzas de seguridad, es probable que termine dándose de bruces contra los tribunales. Y sólo podrá culparse a sí mismo.

Ahora el email del general le coloca en una posición muy vulnerable. ¿Qué sabía Marlaska de esa comunicación a las comandancias? ¿Procede de una orden directa suya? ¿Quería buscar pruebas contra los desafectos? ¿Destituirá al general o le pedirá su retiro para que se vaya de forma no demasiado deshonrosa? Y finalmente, ¿podrá seguir el ministro de Interior en el Gobierno por su responsabilidad en esta polémica o por no haber controlado lo que Santiago solicitaba a las comandancias? Son preguntas que tendrán que ser respondidas este martes.

Ya hemos olvidado a Fernández Díaz
Ha habido cosas más graves en este país que bulos difundidos por la extrema derecha e incluso que los emails preocupantes de Santiago. Por ejemplo, un Ministerio de Interior como el que dirigió Jorge Fernández Díaz, en el que cargos policiales de confianza se dedicaron a buscar información comprometedora sobre los rivales del PP, en algunos casos hasta fabricando pruebas falsas que no pasaron el corte del Tribunal Supremo, pero que sirvieron para ser filtradas a los medios de comunicación que ahora reaccionaron con dureza a las palabras del general Santiago en la rueda de prensa.

Santiago volvió a aparecer en la rueda de prensa del lunes. Por su aspecto desolado, parece que el general había cometido el error de leer lo que se escribió de él o se vio a sí mismo en la portada de ABC. Sus palabras, entrecortadas, fueron respondidas con aplausos por los demás miembros del comité, una imagen un tanto extraña, pero comprensible en el plano personal.

Fernando Simón dio una respuesta más contundente, algo alejada del estilo reposado de sus intervenciones. "No creo que utilizar frases o terminología que podamos utilizar personas que estamos ya al límite de nuestra resistencia para hacernos daño como equipo sea algo decente", dijo. Una cosa es atacar al Gobierno –eso va en el manual de instrucciones de cualquier democracia– y otra hacerlo con el comité técnico. En el segundo caso, son buenas noticias para la pandemia.

Como también lo es la noticia de que un general de la Guardia Civil había llevado demasiado lejos esa cruzada de dudosa base legal contra los bulos. 

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
« Última modificación: 22 de Abril de 2020, 06:26:13 am por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #304 en: 22 de Abril de 2020, 06:23:17 am »
Meter a uniformados a hacer de zapateros fue un error....


Mandos de la Guardia Civil piden que María Gámez sustituya al general Santiago en las ruedas de prensa

Lamentan el "desgaste" que sufre el cuerpo al explicar las decisiones adoptadas por el Gobierno y apelan a la experiencia que tiene la directora de la Guardia Civil ante los medios

Gonzalo Araluce


PublicadoHace 1 horas

Los últimos episodios en torno a la Guardia Civil que han tenido lugar en las ruedas de prensa del Comité Técnico del Coronavirus han disparado un malestar que venía barruntándose en las últimas semanas en la cúpula policial y militar: que no sean los "uniformados" los que participen en las ruedas de prensa -exponiéndose a las polémicas y a las preguntas de los periodistas- y que sean personas con mayor experiencia ante los medios los que resuelvan las dudas. En el caso del Instituto Armado, apelan a su nueva directora, María Gámez. Ella, como el director de la Policía Nacional, no ha comparecido desde que se desató la pandemia.

Mandos de la Guardia Civil han planteado que sea ella quien explique a diario las novedades que afectan al cuerpo y responda a las preguntas sobre las medidas técnicas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis sanitaria. Apelan a su trayectoria política: candidata en dos ocasiones por el PSOE a la alcaldía de Málaga y concejal en el mismo Ayuntamiento entre 2011 y 2016, donde fue portavoz del grupo socialista; a partir de 2018 y hasta su nombramiento como directora de la Guardia Civil -primera mujer en asumir el cargo- fue subdelegada del Gobierno en la provincia malagueña.

Con ese historial, consideran que la directora del Instituto Armado cuenta con experiencia suficiente para desenvolverse en ruedas de prensa. Los mandos de la Guardia Civil recuerdan su papel ante la prensa, en enero de 2019, durante el mediático rescate del niño Julen en el pozo de Totalán. Consideran que está acostumbrada a los tecnicismos propios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que conoce su forma de trabajar y que encajaría en las ruedas de prensa que se celebran a diario desde el palacio de la Moncloa.
Sustituir al general Santiago

Marlaska la nombró directora de la Guardia Civil el pasado mes de enero en sustitución de Félix Azón. Fuentes consultadas por Vozpópuli detallan que en las últimas fechas ha llamado por teléfono a los representantes de las asociaciones para consultarles sus inquietudes sobre la incidencia del coronavirus en el Instituto Armado. Su gestión ha provocado una reacción dispar entre las asociaciones que forman parte del Consejo: desde aquellas que le reprochan su "desaparición" pública en plena pandemia hasta las que destacan su trabajo interno.

Al margen de las polémicas asociativas, los mandos de la Guardia Civil consideran que es el relevo idóneo para el general José Manuel Santiago, "incómodo" en sus comparecencias ante los medios, señalan fuentes internas del cuerpo. "Más aún desde lo que ocurrió el domingo". Así se refieren a las declaraciones sobre el trabajo que desempeña el Instituto Armado en redes sociales y que han levantado una gran polvareda política: la oposición exige a Marlaska que aclare si las unidades persiguen las "críticas" vertidas contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en esta crisis sanitaria.

Como contó este diario, mandos policiales y militares lamentan el acusado "desgaste" que están sufriendo los máximos responsables de los diferentes cuerpos en las ruedas de prensa. Personal de un elevado perfil técnica pero sin experiencia de comunicación ante los medios. El caso del general Santiago es, quizá, el más representativo.
Las complejidades de la operación

Fuentes políticas, no obstante, detallan la complejidad que supondría incorporar a María Gámez a las ruedas de prensa de Moncloa. El motivo es sencillo: el comité lo integran profesionales de un perfil técnico -aunque algunos de ellos hayan sido designados para ese puesto desde esferas ministeriales- y no de carácter político, como se considera que es María Gámez.

La Secretaría de Estado de Comunicación traza una línea roja entre las comparecencias del Comité Técnico y las de los responsables ministeriales. Pero los mandos de la Guardia Civil lamentan que los últimos acontecimientos hayan desdibujado la barrera entre lo técnico y lo político. El propio Instituto Armado salió al paso de las declaraciones de su jefe del Estado Mayor para aclarar el papel que desempeña el cuerpo en las redes sociales.

Pese a las polémicas suscitadas, Moncloa ha anunciado ningún cambio en el formato de ruedas de prensa del Comité Técnico del Coronavirus. Por eso, al menos de momento, seguirán compareciendo todos los días el Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional y el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas -junto a los representantes de Sanidad y Transportes- para explicar las decisiones adoptadas en sus respectivos ámbitos de actuación.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 45015
  • Verbum Víncet.
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #305 en: 22 de Abril de 2020, 06:55:23 am »
Los políticos no se quieren quemar con este asunto, así que mejor un funcionario de carrera que no tiene nada que perder, salvo su propio prestigio y el del cuerpo al que representa ganado con sangre, sudor y lágrimas . . . pero eso al político le da igual.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #306 en: 22 de Abril de 2020, 10:07:54 am »
Solo el detenido y luego reo, en causa penal, tienen ese derecho.


TRAS LA POLÉMICA DE LOS BULOS


Joaquim Bosch: "Una de las cosas más falsas que hemos oído es que la libertad de expresión ampara el derecho a mentir"


El magistrado Joaquim Bosch analiza la polémica sobre el seguimiento de la Guardia Civil a los bulos: "La Constitución solo ampara el derecho a difundir información veraz la mentira no tiene protección constitucional".

-Coronavirus en España, última hora


Publicidad

laSexta.com

  Madrid | 21/04/2020
 
A raíz de la polémica suscita por las palabras del general de la Guardia Civil, que dijo que "una de las líneas de trabajo es minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno", fuentes de la Guardia Civil han confirmado a laSexta que se solicitó por mail a diferentes comandancias que evaluaran las actuaciones de ciberseguridad vinculadas al COVID-19, entre ellas "campañas de desinformación o bulos" contra "instituciones del Gobierno".


Mamen Mendizábal pregunta sobre esta polémica en Más Vale Tarde al magistrado Joaquim Bosch, quien afirma que "una de las cosas más falsas que hemos oído es que la libertad de expresión ampara el derecho a mentir".

"Hay que contextualizar este tipo de informaciones porque hay que delimitar lo que es libertad de expresión y los que es derecho a la información", destaca Bosch, que explica que "no hay demasiadas diferencias entre si se defiende al Estado o la acción del Gobierno", sino que "lo fundamental es ver hasta dónde puede llegar el gobierno en estas situaciones".

"La libertad de expresión ampara opiniones y por muy críticas que sean, no puede intervenir ni el Gobierno ni la Justicia", detalla el magistrado, que explica que, por otro lado, "en la información es diferente porque el tema del bulo es otra cosa": "La Constitución solo ampara el derecho a difundir información veraz, la mentira no tiene protección constitucional".

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 45015
  • Verbum Víncet.
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #307 en: 22 de Abril de 2020, 10:12:21 am »
Menos mal que hay alguien, con la suficiente solvencia jurídica, como para decir alto y claro lo que es un bulo y la libertad de expresión. . . porque muchos confunden la gimnasia con la magnesia y el WhatsApp es insoportable en cuanto a bulos con una clara intención de intoxicar y desinformar.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Ruino

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1234
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #308 en: 22 de Abril de 2020, 10:20:19 am »
Solo el detenido y luego reo, en causa penal, tienen ese derecho.


TRAS LA POLÉMICA DE LOS BULOS


Joaquim Bosch: "Una de las cosas más falsas que hemos oído es que la libertad de expresión ampara el derecho a mentir"


El magistrado Joaquim Bosch analiza la polémica sobre el seguimiento de la Guardia Civil a los bulos: "La Constitución solo ampara el derecho a difundir información veraz la mentira no tiene protección constitucional".

-Coronavirus en España, última hora


Publicidad

laSexta.com

  Madrid | 21/04/2020
 
A raíz de la polémica suscita por las palabras del general de la Guardia Civil, que dijo que "una de las líneas de trabajo es minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno", fuentes de la Guardia Civil han confirmado a laSexta que se solicitó por mail a diferentes comandancias que evaluaran las actuaciones de ciberseguridad vinculadas al COVID-19, entre ellas "campañas de desinformación o bulos" contra "instituciones del Gobierno".


Mamen Mendizábal pregunta sobre esta polémica en Más Vale Tarde al magistrado Joaquim Bosch, quien afirma que "una de las cosas más falsas que hemos oído es que la libertad de expresión ampara el derecho a mentir".

"Hay que contextualizar este tipo de informaciones porque hay que delimitar lo que es libertad de expresión y los que es derecho a la información", destaca Bosch, que explica que "no hay demasiadas diferencias entre si se defiende al Estado o la acción del Gobierno", sino que "lo fundamental es ver hasta dónde puede llegar el gobierno en estas situaciones".

"La libertad de expresión ampara opiniones y por muy críticas que sean, no puede intervenir ni el Gobierno ni la Justicia", detalla el magistrado, que explica que, por otro lado, "en la información es diferente porque el tema del bulo es otra cosa": "La Constitución solo ampara el derecho a difundir información veraz, la mentira no tiene protección constitucional".

Pues...que vayan pasando Pedro,Pablo,Casado,Rajoy....

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #309 en: 23 de Abril de 2020, 07:17:29 am »
Yo creo que nunca una palabra mal colocada ocasionó tantos problemas....desafección a las instituciones del GOBIERNO por desafección a las Instituciones del ESTADO.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 45015
  • Verbum Víncet.
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #310 en: 23 de Abril de 2020, 07:33:40 am »
Un militar manda firmes, no da ruedas de prensa, un político le dice al militar que mande firmes, y después da la rueda de prensa.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 190795
Re:El lenguaje políticamente correcto
« Respuesta #311 en: 15 de Enero de 2021, 06:38:34 am »
Exactamente....hace poco me refería al adjetivo "dantesco", muy usado en los medios para describir situaciones que nada tienen que ver con lo que Dante quiso reflejar.



buen uso del lenguaje
Kafkiano, dantesco, orwelliano... ¿Sabes lo que significan realmente estos epónimos?
Las utilizamos a menudo, pero quizá, en ocasiones, sus significados no son los que pensamos. Aquí te lo explicamos

Por Ada Nuño
14/01/2021 - 22:04 Actualizado: 14/01/2021 - 22:04

Filomena ha sido kafkiana, y el hecho de que todos los españoles hayan tenido que recoger la nevada con su propia pala y echar sal sobre las calles, sin duda, dantesco. ¿O no? A lo largo del día usamos o escuchamos a otros utilizar un sinfín de epónimos (la persona o lugar cuyo nombre es usado para nombrar a un pueblo, concepto u objeto de cualquier clase. El ejemplo más claro sería el continente de América, denominado así por Americo Vespucio), y, en ocasiones, no sabemos bien de dónde provienen estas palabras o no les damos el uso adecuado.

El español es una lengua rica en muchos aspectos, y entre ellos también está el uso de estos epónimos literarios. Para despejar cualquier clase de duda y no caer en errores, te dejamos aquí una lista con los más usados, lo que realmente significan y de dónde provienen. Generalmente, vienen a señalar situaciones de la vida cotidiana, aunque en casos excepcionales pueden definir objetos, como los quevedos, nombre que se le da a las famosísimas gafas que llevaba el escritor.
Dantesco

Como es lógico, le debemos el término al poeta italiano Dante Alighieri, artífice de la 'Divina comedia'. Puede que el epónimo 'dantesco' sea uno de los más autilizados en medios de comunicación o conversaciones de calle, cada vez que una escena nos sorprende, extraña, maravilla o estremece le añadimos el calificativo de 'dantesca'. En realidad, su significado es 'que causa espanto u horror'.
La 'Divina comedia' de Dante.
La 'Divina comedia' de Dante.

Esto se debe a que, en el infierno descrito en la 'Divina comedia' (la primera de las tres cánticas, compuesto por los nueve círculos) se describen escenas terribles y espantosas, y por ello la palabra ha llegado hasta nosotros. Aunque los sucesos que nos ocurren a nosotros probablemente no son tan horribles como los descritos en el poema de Dante.
Kafkiano

Entre todos los escritores peculiares de la historia, probablemente destaca Franz Kafka, de origen checo, que mandó quemar su propia obra a un amigo poco antes de morir (por suerte su amigo no cumplió la promesa). Desde 'El proceso' a 'La metamorfosis', las novelas de Kafka se caracterizan por describir situaciones absurdamente complicadas y laberínticas, de las que los personajes buscan salir y no pueden.

Si quieres describir una situación extraña, mejor que uses rocambolesco. Kafkiano se refiere a todo proceso burocrático imposible de resolver

La definición más fiel, probablemente, y mejor usada, sería en toda situación relacionada con aspectos burocráticos y complicados, puesto que las novelas del escritor generalmente tienen como personajes principales a oficinistas que se mueven en este tipo de ambientes. Si lo que quieres es describir una situación extraña o inverosímil, mejor que utilices 'rocambolesco', que proviene de Rocambole, un personaje del escritor francés Ponson du Terrail que pasa de ladrón a justiciero.
Orwelliano

Otro término usado hasta la saciedad, pues parece que la sociedad moderna se presta a ello. La nueva normalidad y el covid están dando paso a una sociedad orwelliana, ¿no es cierto? Bien parecida a la descrita por el escritor británico en '1984', sin embargo, su verdadero significado es un poco más complicado.

Una sociedad orwelliana sería aquella en la que se utiliza el lenguaje de manera engañosa y manipuladora

La sociedad orwelliana no sería solamente aquella totalitaria en la que Mark Zuckerberg nos espía a través de Facebook, sino que se describe mejor como toda sociedad en la que se utiliza el lenguaje (recordemos la neolengua de '1984') de manera engañosa y manipuladora, ya sea por parte de los Gobiernos, los medios de comunicación o la publicidad. Y, por supuesto, esto se puede dar también en las sociedades democráticas, no solo en las totalitarias.
Sádico

El término sádico se utiliza mejor que los mencionados arriba. La persona sádica sería aquella que siente placer cuando es cruel e inflige dolor en otras, especialmente en el plano sexual. El término se lo debemos al marqués de Sade, escritor de 'Justine', que pasó 30 años en la cárcel, fue acusado de todo tipo de perversiones, condenado a la guillotina (aunque murió por enfermedad) y sus libros fueron prohibidos por la iglesia.
Maquiavélico

No, una persona maquiavélica no es una persona maligna. El maquiavélico es aquel que actúa con astucia y perfidia para conseguir sus propósitos, y proviene, como no podía ser de otro modo, de 'El príncipe', en el que el autor explica a Lorenzo II de Médici las características que debe tener un buen príncipe o gobernante. Ya sabemos el resumen de la obra: el fin justifica los medios, por muy pérfidos que estos puedan llegar a ser.
Quijotesco

Al fin un epónimo patrio. 'El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha', creada por Miguel de Cervantes no solo es la novela más famosa en lengua española, sino que su personaje ha trascendido y, si se utiliza bien, sería para describir a aquella persona que obra desinteresadamente en las causas que cree justas y lucha por defender sus creencias. Aunque en el pasado se usaba para describir a aquel que no distingue entre realidad y fantasía, por aquello de los molinos y los gigantes.
Pantagruélico

Quizá las Navidades no han sido dantescas, pero seguro que las cenas han sido pantagruélicas. Nos referimos, por supuesto, a que han sido abundantes y excesivas, pero ¿a qué viene esto? Tenemos que mencionar al escritor François Rebelais y a sus novelas 'Gargantúa y Pantagruel', que narran la historia de dos gigantes y son bastante escatológicas y escandalosas (por lo menos para el momento en que fueron escritas, allá por el siglo XVI). Pantagruel era hijo de Gargantúa, rey de Utopía, y ambos eran bastante glotones, por lo que probablemente todos sus banquetes eran pantagruélicos.

Si alguna vez te encuentras con tu doble o doppelgänger por la calle, cuidado, pues es augurio de una muerte inminente
Doppelgänger

El que camina a tu lado, en sentido literal. La figura de esa persona que se parece extrañamente a ti, como un hermano gemelo desaparecido, y con el que te cruzas de golpe en algún lugar ha sido muy usada en la literatura. Desde Dostoievski a Italo Calvino, imaginaron qué sucedería si te encontrases con tu doble. La palabra fue acuñada por el escritor Jean Paul en su novela 'Siebenkäs' (1796) a partir de las palabras 'doppel' (doble) y 'gänger' (andante). Si alguna vez te encuentras con el tuyo, cuidado, pues según el dramaturgo sueco Strindberg significa que la muerte está próxima.
Mefistofélico

El maquiavélico no era la persona malvada, pero el mefistofélico definitivamente lo es. El nombre proviene de Mefistófeles, es decir, el mismísmo diablo, que se hizo popular en la novela 'Fausto' de Goethe, en la que el personaje de Fausto, en su búsqueda del conocimiento, decide hacer un pacto con el diablo. No es el primero ni el último (recordemos a nuestro don Juan Tenorio), pero probablemente sí el más popular.