Autor Tema: La imagen de un policía  (Leído 624417 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7100 en: 04 de Abril de 2023, 15:43:32 pm »
Porque una cosa es el postureo . . . y otra muy distinta es una intervención, en la primera te estás tirando el rollo, en la segunda te pueden dar detrás de las orejas sino lo haces bien. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Diplodocus
  • **
  • Mensajes: 19723
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7101 en: 04 de Abril de 2023, 18:37:44 pm »
Claro, pero tendrán que estar a las duras y las maduras

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7102 en: 08 de Abril de 2023, 07:54:22 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7103 en: 11 de Abril de 2023, 08:07:57 am »
El policía que caza con las matemáticas a los conductores borrachos a la fuga


DANIEL J. OLLERO
Madrid
Actualizado Lunes, 10 abril 2023 - 23:56


Ha desarrollado un método que ha revolucionado las ciencias forenses con el que es posible precisar la tasa de alcoholemia en el momento del siniestro. Su investigación se recoge en el libro 'El Informe de Pablo' (editorial Circulo Rojo)


El agente de la Policía Municipal, Javier de Pablo, posa con su libro 'El Informe de Pablo'CEDIDA
Madrid

Con dos décadas a sus espaldas en la Policía Municipal de Madrid y casi tres lustros en la Policía Judicial de tráfico, hubo un momento en la vida del agente Javier de Pablo (41 años) en el que se hartó de la impunidad de aquellos que provocan accidentes de circulación para luego darse a la fuga. Un hartazgo que le ha llevado a revolucionar las ciencias forenses.

Una situación que «por desgracia, los agentes vemos muy habitualmente», y para la que los abogados especializados en defender a infractores se la saben todas. «Por norma general, solemos localizar a este tipo de conductores, tres o cuatro horas después del accidente y les hacemos la prueba de alcoholemia. Si dan positivo, se les investiga y detiene por un delito contra la seguridad vial por superar la tasa alcohólica de 0,60», cuenta. Pablo. «Sin embargo», prosigue, «cuando llega el juicio sus letrados y cada vez más ciudadanos manifiestan haber consumido las bebidas alcohólicas después» del accidente para tranquilizarse.

«El problema es que con las herramientas que teníamos hasta ahora, un tribunal no puede condenar a estos acusados porque no existe una certeza de que la persona condicía bajo los efectos del alcohol en el momento de los hechos», se lamenta.

Una circunstancia que, hasta la fecha, provocaba que estos infractores se fueran de rositas porque no existía ninguna forma de corroborar si efectivamente esa persona había ingerido alcohol antes del accidente o, si por el contrario, el consumo se produjo de forma posterior al siniestro. Hasta que llegó el invento del agente Javier de Pablo.

Este policía no contaba con ninguna formación universitaria en matemáticas, biología, química o fisiología, algunas de las disciplinas imprescindibles para desarrollar su método científico con el que evitar que los infractores al volante bajo los efectos del alcohol se vayan de rositas.

Su invento consiste en una serie de fórmulas matemáticas desarrolladas a partir de las investigaciones de Erik Widmark -un profesor sueco de química médica que en 1922 descubrió un método para determinar la tasa de alcoholemia- que permiten a este agente precisar de forma científica si el conductor que se dio a la fuga se encontraba bajo los efectos del alcohol en el momento del siniestro o, si por el contrario, la triquiñuela empleada por abogados alegando que su cliente se había tomado dos copas de whisky después del siniestro es real.

Una ecuación en la que influye el tiempo transcurrido, el tipo de bebidas alcohólicas que el investigado ha manifestado consumir y el proceso de asimilación del alcohol por parte del organismo.Su metodología se refleja ahora en un libro El Informe 'de Pablo' (Círculo Rojo).

Tras más de dos años de investigación con ayuda de más de 40 personas -entre los que destaca el apoyo de de sus amigos Espe (doctora en matemáticas), Juan José (ingeniero industrial) y She (enfermera)- presentó sus hallazgos a su jefe en la policía municipal. «Me dijo 'mira Javier a mí se me escapa esto, pero yo te llevo a la fiscal delegada de los delitos contra la seguridad vial de la Comunidad de Madrid y si ella le da el visto bueno lo ponemos en marcha'», recuerda.

Más en El Mundo

Abucheos a Sánchez durante un acto en Segovia a los que responde: "Esta es la gran diferencia, nosotros no insultamos"

Así le levantó Antonio Escohotado la mujer a Fernando Sánchez Dragó
La fiscal dio luz verde al agente de Pablo para probar su método y ya se ha aplicado en tres atestados distintos en los que conductores, presuntamente bajo la influencia del alcohol, se dieron a la fuga. Los casos están a la espera de juicio. Una prueba de fuego para su método. «Yo soy policía. Busco el esclarecimiento de los hechos. No busco unos resultados punibles o absolutorios. Eso es trabajo de fiscales, de letrados y de jueces pero quiero que los fallos de las sentencias se basen en los hechos que realmente han ocurrido», explica.

El modelo matemático de este agente ya cuenta con un programa policial que permite hacer los cálculos automáticamente. Su intención es cederlo gratuitamente al Ministerio de Justicia para que se use en toda España.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7104 en: 12 de Abril de 2023, 20:57:54 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7105 en: 18 de Abril de 2023, 18:47:36 pm »
Los policías de Mislata acusados de robar cebollas denunciarán al agricultor que les inculpó por injurias y calumnias
ELPERIODIC.COM - 18/04/2023

Los policías de Mislata acusados de robar cebollas denunciarán al agricultor que les inculpó por injurias y calumnias
El labrador denunció en sus redes sociales sus sospechas de que la policía le estaba sustrayendo cebollas durante la noche
Un agricultor de Mislata denunció este fin de semana en sus redes sociales que descubrió a una pareja de agentes de la Policía Local supuestamente robándole cebollas en su propio campo en medio de la noche.

Una publicación en Facebook que acumula ya miles de comparticiones y cientos de comentarios de indignación.

Ahora, este labrador tendrá que enfrentarse a un juicio, ya que la Policía Local ha desmentido los hechos, al tiempo que ha comunicado que “los agentes del turno de noche, a quienes han intentado incriminar en la comisión de un delito, han realizado el correspondiente atestado y acudirán a los tribunales en defensa de su honor, frente a las injurias y calumnias vertidas”.

El agricultor denunció en su publicación que eran las 4.18 horas de la madrugada del sábado cuando estaba regando y divisó las luces de un vehículo en mitad de un camino. La sorpresa del hombre fue mayúscula cuando al acercarse con su furgoneta se encontró con unos agentes de policía que le dieron el alto.

El agricultor explica en su publicación viral que los policías le explicaron que se encontraban orinando, pero él alega que vio “dos bolsas llenas de cebollas” junto a ellos. “¿Donde vamos a parar? Que sepáis que mi familia come de esas cebollas”, se lamentaba el labrador de Mislata.



Germán Suay Martínez
15 de abril a las 6:48  ·
Lamentable...... Durante toda mi vida,  Mira que he visto películas, mientras regaba...de todo tipo...
Pero la de hoy, me supera.
Sábado, 4:18 de la mañana, luces a lo lejos, a mitad de un camino, policía local de Mislata, me acerco a ellos con la furgona...y;
Poli: ¿donde va?
Yo: estoy regando, y ¿Ustedes que hacen aquí al medio del camino cinco minutos?
Poli: es que estaba meando....
Yo: ¿y tu compañera? ¿Que hace dentro del campo de cebollas? ¿Para no vertela no?,¿tan grande la tienes? ¿Y las dos bolsas que hay de cebollas llenas?(al lado del policía)
Poli: uy!! no nos habíamos dado cuenta que habían dos bolsas, no lo sé, ya estaban ahí,
Yo: y yo que pensaba que estabais cuidando de las cebollas, velando por el trabajo y sacrificio mío durante 6 meses que hace que las planté, señores funcionarios del estado, policía que me estabais robándo cebollas y dudo que en el maletero no hayan más
Poli: oiga caballero, no estábamos robando, estámos de servicio, patrullando.
Yo: lamentable, ¿hasta la poli tío?, ¿Donde vamos a parar? Y yo pensando que estaban quitandome el agua para regar.... Que sepáis que mi familia come de esas Cebollas, Aparten el vehículo y tranquilos que os llegara un tironcito de orejas... Que sigan teniendo un gran servicio.
-¿ DONDE COÑO HEMOS LLEGADO?





https://www.facebook.com/german.suaymartinez/posts/9311425255566615

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7106 en: 18 de Abril de 2023, 19:20:52 pm »
Ya hay que ser triste para llevarse una bolsa de cebollas . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7107 en: 19 de Abril de 2023, 07:14:14 am »


COMUNICADO OFICIAL POLICIA LOCAL DE MISLATA:

Ante unas recientes publicaciones en redes sociales, acusando de robo a unos agentes de la Policía Local de Mislata, desde la propia comisaría de PLM queremos aclarar que son absolutamente falsas las informaciones difundidas, que atentan contra la dignidad y la honorabilidad del cuerpo de la Policía Local.

Los agentes del turno de noche, a quienes han intentado incriminar en la comisión de un delito, han realizado el correspondiente atestado y acudirán a los tribunales en defensa de su honor, frente a las injurias y calumnias vertidas.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7108 en: 19 de Abril de 2023, 07:39:37 am »
Va a dar juego una bolsa de cebollas. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7109 en: 25 de Abril de 2023, 13:05:27 pm »
Meterse solo, en día libre en un robo y en una casa de la que salen 3 tipos....nos lleva, otra vez, a la falta de calibración....y sin arma.


 
El subinspector de la Policía Nacional que recibió un hachazo estando fuera de servicio, por auxiliar a una mujer que había sufrido un robo, durante la entrevista con este diario.

El subinspector de la Policía Nacional que recibió un hachazo estando fuera de servicio, por auxiliar a una mujer que había sufrido un robo, durante la entrevista con este diario. Badía


El policía al que casi matan de un hachazo al auxiliar a una joven: "He estado a punto de morir tres veces"

El subinspector tras conocer que dos de los tres agresores están en libertad con cargos: "La ley es como en el Carrefour, robas tres y solo pagas dos".
25 abril, 2023 02:3
 
Jorge García Badía  @@jgbadia Alcantarilla
En la Comisaría de Alcantarilla todos estaban deseando ver aparecer por la puerta al subinspector de la Policía Nacional que coordina los servicios. "¡Míralo: el renacido!", clamaba una funcionaria con cariño, este lunes, tratando de arrancarle una sonrisa a este mando policial que había acudido a entregar su baja, mientras se recupera del hachazo que recibió en la cabeza, cuando fue atacado por tres jóvenes, sin motivo alguno. "Ha sido violencia gratuita", tal y como afirma el subinspector en la entrevista que concede a EL ESPAÑOL, con la única condición de no revelar su identidad porque tras veinte años de carrera hay más de un delincuente que quiere enterrarle.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7111 en: 27 de Abril de 2023, 11:38:55 am »
El que avisa. . . no es traidor. . . quieres otra?, pues parece ser que no, que no quiere más, que ya ha tenido suficiente para recordarle cuales son los límites que no hay que traspasar. . . una retirada a tiempo, aunque sea al grito de hijoputa, es una victoria. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Diplodocus
  • **
  • Mensajes: 19723
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7112 en: 27 de Abril de 2023, 17:49:45 pm »
La feria de Abril con 40° de temperatura, después de una Pandemia que nos ha sacado más desquiciados...ufff duro trabajo para las fuerzas del orden.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51310
  • Verbum Víncet.
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7114 en: 28 de Abril de 2023, 17:09:56 pm »
Es lamentable que no haya ni un triste cuartel para alojarlos. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Diplodocus
  • **
  • Mensajes: 19723
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7115 en: 28 de Abril de 2023, 20:50:09 pm »
Las islas Baleares son imposibles para los curritos, al final se quedarán sin mano de obra y veremos a los millonarios trabajando en la barra de un bar por turnos por porque no habrá nadie para servirles.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7116 en: 02 de Mayo de 2023, 08:22:31 am »


Las últimas palabras a su pareja del policía abatido en Burgos: "Lo siento, he metido la pata"


La pareja de Óscar Piñero, el policía abatido en un tiroteo tras robar un arma, explica a Vozpópuli que el agente "pedía a gritos ayuda y no le hicieron caso" para tratar su adicción a las drogas
Las últimas palabras a su pareja del policía abatido en Burgos:  El policía abatido en Burgos acompañado de su pareja en una foto cedida por su mujer
BORJA MÉNDEZ
PUBLICADO 01/05/2023 04:45
ACTUALIZADO 01/05/2023 04:50
Rose Mari estaba haciendo la comida cuando recibió una llamada inquietante de su pareja. "¿Puedo pasarme por tu casa?", le preguntó Óscar de forma nerviosa. Minutos más tarde, ya en su domicilio en Lonzas (La Coruña), este policía entró corriendo a la casa, besó a los tres niños y le confesó: "Lo siento, he metido la pata". Ese fue el comienzo de una persecución que acabó un día después con este agente abatido en la localidad de Villagonzalo de Pedernales (Burgos).

La huida de Óscar Piñero, el pasado 18 de abril, puso en jaque a las fuerzas y cuerpos de seguridad que establecieron un dispositivo para dar con su paradero. Este agente de Policía Nacional, que estaba siendo investigado por narcotráfico, es recordado por su pareja en una entrevista a Vozpópuli donde hace un recorrido por todas las circunstancias que provocaron su depresión.


"Óscar no era una persona mala, no era un narcotraficante. Pedía a gritos ayuda y no le hicieron caso", denuncia esta mujer de origen brasileño que comenzó su periplo por España en Barcelona. Después de una etapa en la Ciudad Condal decidió trasladarse con sus hijas a Ferrol en 2018. En octubre de ese mismo año conoció a Óscar y comenzaron una relación.


El comienzo de la "paranoia" de Óscar
Se da la casualidad que este agente de policía, nacido en 1976 y en el Cuerpo desde el año 2000, también acababa de aterrizar en Galicia. Su primer destino al salir de la Academia fue en Telde (Gran Canaria) del 2002 al 2018. Después acabó en la Comisaría de Lonzas (La Coruña) donde se encargaba de la seguridad y los calabozos. Precisamente allí se produjo un incidente que acabaría marcando su vida.


La pareja de Óscar confiesa que tenía una adicción a las sustancias estupefacientes pero "la cosa fue a peor cuando casi le mataron en el calabozo". Al poco de llegar a la Península, un ladrón de bancos le intentó asfixiar y le agredió con gran violencia. Este delincuente admitió los hechos pero dijo haber sido provocado por el agente de la Policía Nacional.

El caso acabó en el Tribunal Supremo. En agosto del año pasado este tribunal no admitió el recurso de casación presentado por el ladrón que fue condenado a siete años de prisión. La Audiencia Provincial de La Coruña le juzgó por un delito de homicidio agravado en grado de tentativa.



El policía "estaba en tratamiento"
"Ese fue el comienzo de la paranoia con la que toco más fondo. Conoció a malas personas que están presas y empezó a frecuentar demasiado su compañía con esta gente", relata la pareja del policía. Esta circunstancia detonaba en discusiones entre ambos y acabó en una denunciar por violencia de género, según confirma esta mujer. El principal motivo es que acudía mucho a la casa de unos narcotraficantes en Ferrol. Después Óscar fue detenido por su vinculación con este grupo.

"Él no era un traficante. Era un simple usuario. Estaba en tratamiento y pidió varias veces ingresar en un centro. Era una persona muy buena, tenía un carácter fuerte pero siempre ha sido amable y super educado. Te pedía permiso para todo", recuerda entre lágrimas Rose Mari.


"Estaba en mi casa cuando fue detenido"
Su pareja desmiente que fuera detenido en el piso de los narcotraficantes en Ferrol. "Estaba en mi casa y le arrestaron de madrugada. No estaba de fiesta en esa casa. Es cierto que tenía una orden de alejamiento pero estábamos juntos", relata.

La mujer del policía confiesa: "yo fuí la última persona que le vio". Ese día fue el 18 de abril cuando Óscar recibió una llamada de la Comisaría de Lonzas para presentarse. Estaba de baja psicológica. El policía se presentó en estas dependencias pensando que le citaban por no cumplir la orden de alejamiento. No fue así.


El agente discutió con dos de sus jefes porque no le devolvían la placa. Muy alterado bajó a los vestuarios. Forzó varias taquillas hasta que consiguió abrir una y se llevó el arma reglamentaria de un compañero. Ese fue el relato que le dijo a su pareja horas después en su casa. "Entró corriendo nervioso. Rosi, lo siento, he metido la pata", afirma que le manifestó.

"No iba a matar a nadie"
Óscar pidió a su compañera sentimental que volviera con su familia. Su idea era marcharse de España. "Él no iba a matar a nadie", asegura esta mujer. Después, este policía, de 47 años, comenzó una persecución de más de 400 kilómetros.


Fue interceptado por el dispositivo policial a las cuatro de la mañana. Salió de su coche, un Opel Corsa, con el arma en la mano y se inició un tiroteo. Hizo caso omiso a las indicaciones reiteradas de los agentes. Después, acabó en una gasolinera, ubicada en la entrada de la localidad de Villagonzalo de Pedernales (Burgos). Los agentes finalmente le abatieron tras un intercambio de disparos con el policía. Casi cincuenta balas se intercambiaron. Recibió al menos tres disparos: dos en las piernas y uno en el pecho.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7117 en: 04 de Mayo de 2023, 08:42:47 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7118 en: 08 de Mayo de 2023, 08:45:09 am »


El móvil de un detenido graba a policías fabulando una agresión: “Voy a poner atentado”


Un vecino de la localidad valenciana de Vilamarxant denuncia a los agentes que lo detuvieron por atentado contra la autoridad al percatarse en el audio de que la acusación era un “montaje”

Lucas Marco

7 de mayo de 2023 22:02h

Actualizado el 08/05/2023 05:30h

Celso D. R., residente en la localidad valenciana de Vilamarxant, tuvo un incidente con una vecina el 12 de noviembre del 2022 que acabó con ambos detenidos por la Policía Local. El hombre, con varios antecedentes penales, llamó a la policía durante la discusión y puso su teléfono móvil a grabar. Cuando fue detenido, el aparato siguió grabando durante más de cinco horas mientras estaba en el calabozo. El audio registra las conversaciones entre los agentes de la Policía Local que procedieron al arresto y que tenían dudas sobre la detención. “Está muy cogido con pinzas (...). Tenemos que poner que estaba violento”, dice una agente en el audio al que ha tenido acceso elDiario.es.

La causa por un presunto atentado a la autoridad fue archivada al considerar la fiscal que “los hechos recogidos en el atestado, a pesar de haber sido ratificados por los agentes de la policía, no se encuentran corroborados por ningún medio de prueba”. El Ministerio Público concluyó que “no existen pruebas” de que el arrestado “se girara de manera violenta y empujara al agente contra la pared”, tal como sostenía el atestado policial. Todo ello tras conocer la existencia de la grabación.

El vecino de Vilamarxant presentó una denuncia contra los dos agentes que lo arrestaron y contra el inspector jefe de la Policía Local de la localidad por los presuntos delitos de detención ilegal, denuncia falsa y falsificación de documentos públicos. Sin embargo, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Llíria acordó el sobreseimiento provisional de la causa al considerar que la grabación es “ilegal”. El letrado de Celso D. R. ha recurrido el auto, dictado el pasado 20 de abril.


Los hechos que originaron la detención se remontan al 12 de abril del 2022 cuando el hombre mantuvo una discusión con una vecina de su rellano. La mujer se introdujo en su domicilio “rebuscando en los armarios de su dormitorio”, según la denuncia. Así, Celso D. R. cerró la puerta de su vivienda, impidiendo la salida de la vecina al considerar que se estaba produciendo los supuestos delitos de allanamiento de morada y hurto. En ese momento, llamó a la Policía Local de Vilamarxant.

“Para dejar constancia del buen trato ofrecido a su vecina”, indica el escrito, el hombre puso a grabar su teléfono móvil. “Este hecho, a priori irrelevante, salvó a mi representado de ser condenado por un delito de atentado, además de recoger hechos de extrema gravedad cometidos por agentes de la autoridad”, reza la denuncia del abogado.

Los dos uniformados de la Policía Local se entrevistaron por separado con ambos vecinos y la mujer reconoció que se había introducido, sin consentimiento, en la vivienda. La denuncia sostiene que la actitud del hombre fue “obediente, tranquila y respetuosa”, accediendo “sin resistencia a ser engrilletado y trasladado a la comisaría de la Policía Local de Vilamarxant, en cuyo calabozo permaneció durante más de tres horas y donde tuvo que ser asistido por personal médico por un ”fuerte ataque de ansiedad“.

Los enseres personales del detenido —una bufanda, las llaves de su casa y el teléfono móvil con la grabadora en marcha— fueron requisados. Tras ser entregado al cuartel de la Guardia Civil de Llíria, le comunicaron que estaba detenido por un presunto delito de atentado contra la autoridad y fue puesto en libertad.

“Esta vez no lo ha hecho”
Al desbloquear el teléfono, se dio cuenta de que el móvil “había estado grabando ininterrumpidamente hasta su puesta en libertad”. Al parecer, los agentes no se habían percatado de que el teléfono había grabado las conversaciones que mantuvieron mientras el detenido permanecía en la calabozo. “La acusación por atentado a la autoridad había sido consecuencia de un montaje orquestado por los agentes que le habían detenido y por el jefe de la comisaría”, indica la denuncia.

En la grabación se escuchan las dudas de la agente sobre la detención. En una conversación telefónica, supuestamente con el inspector jefe, la uniformada pregunta: “¿Y qué hago? Lo tengo en el calabozo. ¿Lo suelto como si no hubiese pasado nada?”. La mujer dice: “Sí, con nosotros se ha portado bien. A ver, porque como está loco le he bailado el agua y lo he engañado (...) le he puesto los grilletes allí en el rellano y todo porque ha querido”. “Lo que pasa es que este es un listo y va a buscarme las cosquillas”, agrega. A continuación pregunta: “¿Digo que se ha puesto violento con nosotros o algo?”. En otro fragmento, dice: “Voy a poner atentado”, en referencia a las diligencias.

La agente, muy nerviosa, reconoce: “Pienso que la he cagado”. La uniformada, en una conversación con otro agente, relata: “Cuando estábamos aquí he pensado que él la detención ilegal la ha hecho correctamente porque primero ha cometido la otra el otro delito [en referencia a la vecina]. Si ella no hubiese cometido el delito sería diferente. Un particular puede retener a otra persona que ha cometido un delito”.

Mientras firman las copias del atestado, la agente le dice a su compañero: “Joder, me siento supermal, mira que es un personaje, que se merece lo que le caiga, ¿sabes?, pero esta vez no lo ha hecho”. El vecino detenido cuenta con antecedentes penales por violencia de género, maltrato de animales domésticos y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. “Tiene que tener algún tipo de problema mental (...) Y no puede ser que en dos semanas hayas tenido problemas con medio pueblo, no puede ser”, afirma el otro agente.

En otra conversación con el agente de la Guardia Civil que acude a por el detenido, la uniformada le relata: “Estaba superagresivo, superviolento. Total, que como no atendía a razones, no sé qué he ido a decirle, se ha girado y me ha empujado y me lo he llevado detenido por atentado”.

La diligencia policial
El atestado policial reseña que durante la discusión con la vecina, Celso D. R. se encontraba “agresivo y violento” (insinuaba que la mujer pretendía robarle) y que la ha dejado encerrada durante unos 20 minutos en su propia vivienda tras haberla cogido “fuertemente de la muñeca y del cuello”. La diligencia también agrega que cuando la agente “intenta tranquilizarlo”, el vecino se gira “de forma violenta” y la empuja contra la pared.

La denuncia contra los agentes, por el contrario, sostiene que el hombre “sorprendió 'in fraganti' a su vecina en el interior de su domicilio” y que su actuación fue “impecable”. “La persona que había llamado a la policía pidiendo auxilio se convirtió, de buenas a primeras, en la persona detenida”, agrega el escrito.

“De la escucha de los audios entendemos que, en un primer momento, los agentes denunciados actuaron movidos por su ignorancia y en la creencia de que estaban obrando correctamente”, concede la representación jurídica del vecino detenido. Sin embargo, también argumenta que “queda fuera de toda duda” que los policías, “una vez cayeron en el error que habían cometido, urdieron un plan para eximirse de toda responsabilidad respecto de la detención incorrecta”.

Los uniformados imputaron al vecino de Vilamarxant un presunto delito de atentado contra agente de la autoridad (con penas de hasta cuatro años de prisión), “con pleno conocimiento de su falsedad y con un temerario y absoluto desprecio hacia la verdad”, indica el escrito. El detenido, según la denuncia, “fue sometido injustamente a un proceso judicial por culpa del capricho, la negligencia y la total irresponsabilidad de unos agentes de la autoridad a los que no les tembló el pulso a la hora de fabricar una acusación falsa por un delito de no poca importancia contra un ciudadano inocente, con el único fin de cubrir sus espaldas ante una actuación ya de inicio negligente”, concluye.

Este diario ha intentado obtener, sin éxito, la versión de la Policía Local y del Ayuntamiento de Vilamarxant.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224291
Re: La imagen de un policía
« Respuesta #7119 en: 08 de Mayo de 2023, 10:45:51 am »
Amén de lo que revela ese audio...el tema es interesante de cara al recurso y su la Audiencia validará la decisión de archivo por ser una granadilla ilegal o si por el contrario se considerara su plena validez dado que nadie intervino en pulsar la grabación en el momento en que el audio recoge la parte incriminatoria.