Autor Tema: Crisis epidémicas  (Leído 35724 veces)

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • ***
  • Mensajes: 13357
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1640 en: 02 de Abril de 2020, 20:44:21 pm »
De cómo vayan las cosas este fin de semana dependerán las siguientes decisiones del Gobierno, pero, con la que tiene encima, harán todo lo posible por no parar más la economía ya que en un mes tiene un millón de parados . . . con las consecuencias que esto supone . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

Preparado.



http://cadenaser00.epimg.net/descargables/2020/03/27/4e8e7192e751f9ea65f7a69c91f92fb2.pdf

Joder, si vamos a ritmo de coger entre 800 y 1000 fallecidos por día... como para no endurecer medidas.

Y me jode muchísmo haber tenido razón


Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4181
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1641 en: 02 de Abril de 2020, 23:51:07 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1642 en: 03 de Abril de 2020, 06:01:20 am »

Las fuerzas de seguridad y el Ejército rozan ya los 2.000 contagiados por coronavirus

Los distintos cuerpos policiales y las fuerzas armadas suman al menos 1.933 positivos por la Covid-19 y miles de efectivos están en aislamiento por precaución

Alejandro Requeijo

Publicado 03.04.2020 - 05:15

Las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y el Ejército suman ya al menos 1.933 casos de contagio confirmados por coronavirus en sus filas, según los datos que obran en poder del Gobierno. Son las cifras contabilizadas este jueves por lo que el número puede haber crecido en las últimas horas. Tanto el Ministerio del Interior como las Fuerzas Armadas llevan un conteo diario sobre la incidencia de la pandemia en sus unidades.

Según informan a Vozpópuli fuentes del Departamento que dirige Fernando Grande-Maslaska, hay 502 policías nacionales contagiados, 543 guardias civiles, 87 efectivos de la Ertzaintza, 109 mossos d'Esquadra, 24 agentes de la Policía Foral de Navarra y 438 miembros de las distintas policías locales. Por su parte, el número en el Ejército es de 230 militares afectados. Actualmente, el número de positivos confirmados en general en España es de 110.238 casos según los datos ofrecidos este jueves por el Ministerio de Sanidad.

Entre los afectados por la pandemia se encuentran los dos máximos responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Se trata de los directores adjuntos operativos, José Ángel González y Laurentino Ceña, respectivamente. Ambos han tenido que ser sustituidos en la rueda de prensa diaria que ofrece el comité técnico de seguimiento del coronavirus en La Moncloa.   
Miles de efectivos en cuarentena

Para medir la incidencia del virus entre los militares y agentes de las fuerzas de seguridad, hay que tener en cuenta también el número de efectivos aislados en sus domicilios por precaución o con síntomas leves de padecer la enfermedad. Desde el Ministerio del Interior no ofrecen datos oficiales al respecto, pero los sindicatos policiales y asociaciones profesionales lo cuentan por varios miles. El JEMAD del Ejército, Miguel Ángel Villarroya, sí facilitó ante los medios de comunicación la cifra de 3.200 militares apartados.

Recientemente, la Confederación Española de la Policía (CEP) remitió un escrito al Ministerio del Interior en el que alertaba de que esta cifra se estaba disparando entre los agentes. Estimaba que los policías apartados en casa se acercan ya los 4.000 casos. Urgen a Interior a que agilice el acceso a los test. Por su parte, desde la Unió Sindical de Policía Autonómica de Catalunta (USPAC) cifraban el número de aislados en los Mossos d'Esquadra en 1.336. Ese mismo colectivo asegura tener datos de la situación en la Ertzaintza en la que, según dicen, hay otros 139 policías en cuarentena.

El pasado 28 de marzo -14 días después de la declaración del estado de alarma- el Ministerio del Interior anunció el reparto de 1.125.000 nuevas mascarillas a la Policía Nacional, la Guardia Civil y funcionarios de Instituciones Penitenciarias. Desde el inicio de la crisis sanitaria, la solicitud de material de protección personal ha sido una reivindicación de los colectivos policiales. Desde la dirección de la Policía y la Guardia Civil niegan que haya habido desprotección para sus agentes.



Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 13056
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1643 en: 03 de Abril de 2020, 08:44:21 am »
Hoy se lo han llevado...en una bolsa


Decía Sánchez que nadie tiene un manual de instrucciones para enfrentarse a una crisis asi, pero yo he de disentir, y lo he venido repitiendo, los manuales deben existir si quienes tienen esa misión hubiesen hecho su trabajo de recrear situaciones diversas, analizando y diseñando planes estrategicos acompañando los almacenes con material renovable cada cierto tiempo.

Y que hacer con las residencias de mayores en esta crisis?
No era también responsabilidad de las familas haber sacado a los mayores, los que pudiesen, de esos centros?
Creo que no hemos sido conscientes del problema hasta que ha sido demasiado tarde, ya les comenté, que el viernes 13 había personas que esperaban en Madrid a que el transporte de personas mayores a los centros de día recogiese a sus familiares para llevarlos a unos recintos cerrados, junto con más personas y por supuesto sin mantener medida alguna de separación...una auténtica IRRESPONSABILIDAD..y la contestación del familiar cuando le recriminé su actuación fue "perfecto" a mi me da igual".



19 ancianos muertos y 75 infectados por un brote de coronavirus en una residencia de Madrid

Los familiares de los mayores internados en el centro Monte Hermoso denuncian la falta de información de la Comunidad y la empresa

Fernando Asunción

Publicado 17.03.2020 - 22:24


Un brote de coronavirus en la residencia Monte Hermoso de Madrid ha dejado al menos 19 ancianos muertos y otras 75 personas infectadas, entre las que también se encuentra personal del centro. Los familiares denuncian que ni la empresa gestora ni la Comunidad de Madrid les han ofrecido información al respecto, después de casi diez días sin poder ver a sus mayores, desde el pasado domingo 8 de marzo supieron por los trabajadores que había “muchos” casos de coronavirus.

"La noche del viernes al sábado murieron tres o cuatro, y eso pasa casi todos los últimos días", le dijeron a Paco Torres, que tiene a su madre allí, lo que es corroborado por otra familiar que ha creado un grupo entre los afectados para comunicarse entre sí, según recoge la agencia Efe. De acuerdo con la versión de esta familiar, Sanidad Pública le aseguró que hasta este lunes había 17 fallecidos y que este martes le comunicaron otros dos.

No saben cuántos residentes han sido trasladados a hospital ni con qué recursos cuenta la residencia, a pesar de que han escrito una carta a la dirección preguntando esos datos. Este lunes, y siempre según este testimonio, recibieron una carta varios familiares en los que se les animaba a llevarse a sus familiares a casa en la que se indicaba que "había que firmar si la persona se queda en la residencia", en contra de lo recomendado por las autoridades.
Refuerzo de la plantilla

Este martes, la dirección les ha remitido a primera hora de la tarde una carta, a través de su abogado, en la que les explica que "se ha procedido a reforzar la plantilla de manera que puedan cubrir todas las necesidades de los residentes" y actualmente disponen "de ayuda tanto de la Consejería de Sanidad, como del hospital Clínico San Carlos”.

La carta detalla que les han hecho llegar "material imprescindible tanto para la protección del personal que cuida a los residentes, como para suministrar a éstos últimos, tales como mascarillas, batas o balas de oxígeno", y les explica que "se está recibiendo apoyo externo de otros profesionales sanitarios que, desinteresadamente, nos están ayudando a controlar a los residentes”. También les aseguran que tendrán información diaria, detallada.

La plataforma creada por los familiares de la residencia detalla que, según los datos que han recabado, hay 40 casos de coronavirus confirmados entre los 70 posibles (entre residentes y trabajadores). Esta mañana una representante de la residencia Monte Hermoso de Madrid ha explicado a Efe que solo quieren "que les dejen trabajar" porque están "al doscientos por ciento" y "haciendo todo lo que se puede para cuidar a los mayores", siempre cumpliendo los protocolos.

Aseguran que Sanidad Pública y la Comunidad de Madrid les han ayudado y, sin entrar en casos concretos, sostienen que la situación de los mayores de este centro es similar a la de otros centros de Madrid, de España e incluso de la Unión Europea.

 

EN su conciencia llevará la muerte de su familiar,  nunca podrá decir que no le avisaron.
Una lástima.
Después con echar la culpa al Gobierno  le valdrá.
Desde luego la ciudadanía tiene su nivel de responsabilidad y lo vemos ahora con 13.000 fallecidos que el estado pretende seguir tomando medidas y la oposición poniendo palos en las ruedas aún con el criterio político y económico.
Deberían hacérselo mirar, los valores fundamentales están por encima de cualquier otro y sin ellos el resto carecen de sentido o propósito

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • ***
  • Mensajes: 13357
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1644 en: 03 de Abril de 2020, 12:29:39 pm »
https://www.larazon.es/salud/20200403/cylkyhnudbfxjgbp7cag7nvf2a.html

La consigna de Sanidad: “Comprar material barato”
Desde la Consejería de Sanidad de Madrid, aseguran que “de las 400.000 mascarillas que tenemos registradas, solo 37.000 son las recomendadas para los profesionales”



Si es cierto....  son unos auténticos miserables


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1645 en: 03 de Abril de 2020, 13:28:53 pm »
https://www.larazon.es/salud/20200403/cylkyhnudbfxjgbp7cag7nvf2a.html

La consigna de Sanidad: “Comprar material barato”
Desde la Consejería de Sanidad de Madrid, aseguran que “de las 400.000 mascarillas que tenemos registradas, solo 37.000 son las recomendadas para los profesionales”



Si es cierto....  son unos auténticos miserables

Dudo.que nadie encuentre hoy  un 3 por 2...ni en el Carrefour, y muchornos en el mercado internacional.

La Razón perdió su credibilidad cuando.anuncio bajada de sueldos del 2 por ciento, a partir de ahí, si no lo.era ya, se convirtió en un panfleto amarillo.

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4181
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1646 en: 03 de Abril de 2020, 14:16:09 pm »
https://www.larazon.es/salud/20200403/cylkyhnudbfxjgbp7cag7nvf2a.html

La consigna de Sanidad: “Comprar material barato”
Desde la Consejería de Sanidad de Madrid, aseguran que “de las 400.000 mascarillas que tenemos registradas, solo 37.000 son las recomendadas para los profesionales”



Si es cierto....  son unos auténticos miserables

Dudo.que nadie encuentre hoy  un 3 por 2...ni en el Carrefour, y muchornos en el mercado internacional.

La Razón perdió su credibilidad cuando.anuncio bajada de sueldos del 2 por ciento, a partir de ahí, si no lo.era ya, se convirtió en un panfleto amarillo.

Público y diario.es tienen más credibilidad ¿no?  :partirse :partirse :partirse

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4181
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1647 en: 03 de Abril de 2020, 14:24:11 pm »
Desde luego la ciudadanía tiene su nivel de responsabilidad y lo vemos ahora con 13.000 fallecidos que el estado pretende seguir tomando medidas y la oposición poniendo palos en las ruedas aún con el criterio político y económico.
Deberían hacérselo mirar, los valores fundamentales están por encima de cualquier otro y sin ellos el resto carecen de sentido o propósito

En general la oposición bastante bien se está portando para lo que se merecen los BORRADO que Gobiernan España, que son los que pusieron palos en las ruedas para que se pudiese celebrar una manifestación. En enero estaban avisados de lo que podía venir y ya estaban estudiando el tema, pero por la puta ideología dejaron pasar el tiempo para que se celebrase el 8M.

Por ideología buscáis excusas para quitarle responsabilidades al Gobierno y pretendéis dar lecciones de valores, moralidad, etc...., venga hombre....
« Última modificación: 03 de Abril de 2020, 14:28:02 pm por 47ronin »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1648 en: 03 de Abril de 2020, 14:29:25 pm »
https://www.larazon.es/salud/20200403/cylkyhnudbfxjgbp7cag7nvf2a.html

La consigna de Sanidad: “Comprar material barato”
Desde la Consejería de Sanidad de Madrid, aseguran que “de las 400.000 mascarillas que tenemos registradas, solo 37.000 son las recomendadas para los profesionales”



Si es cierto....  son unos auténticos miserables

Dudo.que nadie encuentre hoy  un 3 por 2...ni en el Carrefour, y muchornos en el mercado internacional.

La Razón perdió su credibilidad cuando.anuncio bajada de sueldos del 2 por ciento, a partir de ahí, si no lo.era ya, se convirtió en un panfleto amarillo.

Público y diario.es tienen más credibilidad ¿no?  :partirse :partirse :partirse

Más que los medios que pretenden darnos gato por liebre si.

https://www.abc.es/espana/canarias/abci-detenido-tenerife-saltarse-confinamiento-y-subirlo-instagram-ustedes-llegar-todos-gordos-y-blancos-verano-y-llegar-morenito-y-fuerte-202004021121_video.html

Y mira que era sencillo saber que eran dos personas distintas, apenas no se ve bien el tatuaje del cuello.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1649 en: 03 de Abril de 2020, 18:25:21 pm »
Esperemos que ese papel.administrativo llegue cuanto antes ..

https://www.google.com/amp/s/elpais.com/espana/catalunya/2020-04-02/seat-pospone-la-fabricacion-de-respiradores-pendiente-de-la-validacion-de-sanidad.html%3foutputType=amp

Seat reanuda la fabricación de respiradores al dar por hecha la validación de Sanidad

Las empresas que trabajan en la producción de los aparatos recibirán una autorización para utilizarlos en investigación clínica

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 13056
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1650 en: Hoy a las 05:51:23 »
Las residencias que vieron venir el virus y lo pararon en la puerta
Dos centros de mayores catalanes que tomaron ya en febrero medidas de protección e higiene extremas suman cero contagios

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1651 en: Hoy a las 06:23:35 »
Las residencias que vieron venir el virus y lo pararon en la puerta
Dos centros de mayores catalanes que tomaron ya en febrero medidas de protección e higiene extremas suman cero contagios

Sentido común señor celestino..aplicar el sentido común más allá de lo que los poíticos dicen, dado que, como dije, sólo sabían hablar de economía...hasta que fue sanitario.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1652 en: Hoy a las 06:31:34 »

Un manifiesto pide poner fin al  :gusanopor ser "fascista, ineficaz, humillante, traumatizante y destructivo”


Juan José R. Calaza, Andrés Fernández Díaz, Joaquín Leguina y Guillermo de la Dehesa han firmado la declaración, titulada 'Contra el confinamiento de la población'

Vozpópuli


Publicado3.4.2020 - 19:47

Un manifiesto titulado 'Contra el confinamiento de la población' pide poner fin a la medida del confinamiento por ser "fascista, ineficaz, humillante, traumatizante y destructiva”. La decisión del Gobierno, sostienen los firmantes, está "aniquilando la economía española, con el pretexto de proteger a las personas más afectadas por la epidemia en curso", esto es, para garantizar la seguridad de quienes "tienen más de 60 años, rango demográfico en el que se concentran el 96% de fallecidos".

Los firmantes "se oponen absolutamente a susodichas medidas" y recalcan que son "mayores de 70 años": Juan José R. Calaza, Andrés Fernandez Díaz, Joaquín Leguina y Guillermo de la Dehesa. Por ello, han lanzado un manifiesto en el que "explican detalladamente las razones técnicas, generacionales, económicas y humanas de su oposición" a un confinamiento que es "una medida fascista, ineficaz, humillante, traumatizante y destructiva que supone más problemas que soluciones".

"Sorprende la visión cortoplacista y chapucera de medidas draconianas, tomadas en España, cuyos impactos económicos, familiares, penales, intelectuales, laborales, afectivos, físicos, síquicos, etc., debidos al confinamiento obligatorio, serán sin duda devastadores", aseveran, sobre una medida que califican de “arresto domiciliario”, "sin que en este caso previamente haya habido juicio ni sentencia, y es, por ende, una medida de dudosa legalidad adoptada brutal e irracionalmente, sin ningún tipo de base científica".

El manifiesto íntegro

Los abajo firmantes tenemos 60 años o más (algunos rondamos los ochenta) categoría demográfica en la que se han registrado hasta la fecha  96% de fallecimientos por la Covid-19 en España. Sucede que si los abajo firmantes  hemos vivido hasta edades relativamente avanzadas es porque en la juventud, nuestros padres y nosotros, entendimos que los contagios forman naturalmente parte de la vida en sociedad al potenciar la inmunidad de grupo. Lo cual no excluye estimular el avance de la ciencia en vacunas. Ahora, en nuestro nombre se han tomado medidas de confinamiento que estigmatizan a las personas mayores haciéndolas responsables, ante los jóvenes, del desastre económico que en marcha por no hablar del que nos espera. Y tanto es así que partidos políticos anti-constitucionalistas e independentistas propugnan medidas de confinamiento extremosas, descontando una crisis peor que la del 2008, en aras de abonar el terreno a sus nefastas y no ocultadas pretensiones. Los abajo firmantes nos oponemos al confinamiento –por ineficaz, humillante, traumatizante y destructivo-  y apelamos a la responsabilidad individual adoptando personalmente  medidas de protección en orden al distanciamiento social aunque aconsejamos aplicar el poder coercitivo del Estado en cuanto a la obligatoriedad de mascarillas y guantes fuera del hogar.

 Asimismo, solapando cálculos sobre dos años, teniendo en cuenta que quizás vuelva estacionalmente la enfermedad, incluso poco después de poner fin al confinamiento, consideramos que, si bien es preferible no infectarse nunca,  la infección de parte de la población, digamos el 70%, propulsa una forma de Herd immunity.  La cual protegerá a los mayores el próximo invierno habida cuenta que muchas personas son reacias a vacunarse y desconocemos los efectos secundarios de una eventual vacuna. El contagio ha sido, de todas formas, imparable y seguirá. La tasa de letalidad real posiblemente sea baja, doble en hombres que en mujeres siendo la incidencia igual en ambos sexos, pero  sube en general a partir de 60 años, especialmente en varones mayores de 80 con patologías previas que representan el 50% de fallecimientos. En España, ciertamente, salimos perjudicados respecto a Corea del Sur por un factor 1,4 (14% de la población con más de 70 años; 10% en Corea) pero la gran diferencia en el número de fallecidos en ambos países radica en la utilización de mascarillas fuera del hogar: inmediatamente obligatorias en Corea del Sur en los primeros focos. Al no haber medicación milagrosa contra la Covid-19 en manos de un solo país, los sistemas de salud de los países occidentales son, prácticamente, igualmente eficientes. No lo son en cuanto al día a día de otras enfermedades. Están muriendo personas en España por causas distintas a la Covid-19 al crearse plétoras y cuellos de botella en urgencias. Es un mito que el “aplanamiento” de la curva epidémica por confinamiento de la población salve muchas vidas. Y las pocas que relativamente  pudiese salvar, en el corto plazo, sería a costa de multiplicar los fallecimientos en el medio y largo plazo. El aplanamiento de la curva evita, quizás tropeles en urgencias, pero no frena los contagios en medio y largo plazo. Pocas vidas salva la descongestión de urgencias. Lo que salva vidas es la prevención y utilización masiva de mascarillas cuando aún no se ha alcanzado un umbral critico de contagio y protegiendo, desde un principio, a ancianos que difícilmente pueden asumir su propia protección en residencias y otros lugares.

No obstante, hay que relanzar inmediatamente la economía para que jóvenes y trabajadores en general no sufran las consecuencias de la voladura del entramado económico. Un Estado endeudado por el desmoronamiento económico carecerá de medios para mantener un sistema de salud eficiente capaz de salvar vidas en el futuro. El aplanamiento de la curva epidémica, en el corto plazo,  solo se consigue, eventualmente, con un inasumible coste económico siendo, en el medio/largo plazo, peor el remedio que la enfermedad. La tasa de letalidad en trabajadores es muy baja, menos del 0,4%, inferior, por ejemplo, a la de la gripe (influenza) que cursa en este momento: 0,8%. No se puede cerrar una fabrica de automóviles por una gripe; mucho menos, toda la economía. Hay que volver a poner el país a producir.  Si en las guerras se pide a los jóvenes que den un paso al frente para defender la Patria, en la actual situación somos las personas mayores de 60 años las que decidimos asumir el sacrificio moral, y eventualmente vital, por los jóvenes y el resto de la población. Con todo, ello no justifica que las personas con baja esperanza de vida sean relegadas en urgencias: la persona sintomática grave que llega debe ser atendida antes que la siguiente. Incoherentemente, la discriminación contradice de lleno la finalidad del confinamiento: no se confina a la población para evitar el contagio a personas de menos de 60 años, con baja tasa de letalidad, sino con más de 60, que, por definición, tienen menor esperanza de vida. Ni cabe posponer la atención a una persona de 95 años, con baja esperanza de vida, en favor de otra de 65 con esperanza superior por su estado general de salud. La dignidad de la persona, de cualquier persona, no debe jerarquizarse por aplicación discriminatoria de discutibles criterios de eficacia utilitarista.

En una joya del profesionalismo científico, John P. A. Ioannidis (“A fiasco in the making? As the coronavirus pandemic takes hold, we are making decisions without reliable data”, 17/03, STAT)  Professor of medicine, of epidemiology and population health, of biomedical data science, and of statistics at Stanford University,  argumenta solventemente que los datos suministrados por distintos gobiernos y la OMS son un completo fiasco en cuanto a la confianza que podemos depositar en ellos. La principal laguna es que no sabemos cuántas personas han sido infectadas realmente hasta hoy por el virus Sars-CoV-2. Sin información fiable es arriesgado tomar decisiones, difícil corregir el impacto de la pandemia y probable cometer monumentales dislates. Ejemplo canónico de dislate: el estado de alarma impuesto en España. No así en países que confían más en la autonomía y responsabilidad personal respetando cierto distanciamiento social. Guantes y mascarillas, incluso de buena fabricación casera, son realmente las únicas medidas de protección relativamente eficaces. Y quienes deseen confinarse voluntariamente son libres de hacerlo.  Esto es lo importante. Posicionarse contra el confinamiento obligatorio no excluye que las personas con riesgo se confinen y tomen voluntariamente todas las medidas de protección necesarias y recaben la protección del Estado que debe ser la misma en toda España.  Lo otro, “aplanar la curva” y “el dilema entre mitigar y suprimir” son pamplinas dado el desconocimiento general de la verdadera tasa de letalidad del virus emergido en noviembre 2019. Ni el intimidatorio modelo matemático del Imperial College de Londres se sostiene en datos sólidos, de ahí que dispare en todas direcciones esperando acertar en alguna. El modelo anticipa el número de muertos en ausencia de medidas de distanciamiento social, sin conocer la tasa real de letalidad, pero los modelistas evitan estimar precisamente los fallecimientos si se aplican las susodichas medidas. Dicen que las medidas adoptadas ya han salvado vidas. Cómo lo saben comparativamente si no se han aplicado medidas alternativas, verbigracia, concentrando los esfuerzos en evitar el contagio de persona con patologías.  Obviamente, desconoceremos la capacidad predictiva del modelo.

Sorprende la visión cortoplacista de medidas draconianas, tomadas en España, cuyos impactos económicos, familiares, penales, intelectuales, laborales, afectivos, físicos, síquicos, etc., debidos al confinamiento obligatorio, serán sin duda devastadores. Esas medidas, confinamiento y distanciamiento social, no garantizan la disipación estacional de la pandemia ni evitan su vuelta, el próximo otoño. Por no hablar de la economía, a la que se le planta literalmente fuego con el señuelo de cientos de miles de millones de euros que van a dejar caer desde helicópteros. Es lamentable que países latinos europeos que han pulverizado sus economías, consecuencia de las exageradas medidas impuestas,  pidan a Holanda y Alemania que las salven emitiendo eurobonos.  Más razonablemente -contraejemplo de esa miopía decisoria impuesta irracionalmente a una sociedad absolutamente desinformada, aterrorizada y sin datos fiables en que apoyarse- algunos países calculan integrando los efectos de la pandemia este año y el próximo con la estructura productiva en funcionamiento, en la medida de lo posible,  para evitar el colapso económico susceptible de debilitar los sistemas nacionales de salud en el futuro.

La situación es tan grave desde el punto de vista científico que ningún país dispone de datos en los que se pueda confiar suficientemente, esto es, nadie conoce la prevalencia del virus en una muestra aleatoria no sesgada representativa de la población general. A medida que hospitales e improvisados centros se vean desbordados solo se harán pruebas a los casos más severos, de mayor riesgo aparente, con lo cual aumentará la letalidad artificialmente empeorando el sesgo de selectividad. El primer fallecido de la Covid-19, en España, fue diagnosticado post mortem, no estaba en las listas de infectados reportados. Suponiendo que en ese momento hubiese 100 personas contagiadas, con un R0 cercano a 3 para el Sars-CoV-2, pueden estimarse alrededor de 500.000/800.000 infectados en pocos días  días. Con crecimiento exponencial, si el número de infectados dobla en seis días, la mitad, desde el principio de la infección,  se habría infectado los seis últimos días.  En cualquier caso, el número de infectados reales es entre 12 y 15 veces superior al reportado por el Gobierno. Con esos datos, no sorprendería que el sacrificio económico resultase inútil  al ser inevitable el contagio de gran parte de la población sin haber previsto ni actuado en favor de quienes no pueden protegerse por sí mismos. Es vergonzoso, casi criminal,  el desamparo de personas  mayores residenciadas.

Con estas estimaciones –tomadas con minuciosa precaución- el aplanamiento de la curva epidémica quizás carezca de sentido. Salvemos al menos la economía y el futuro de los jóvenes. El confinamiento, desde el punto de vista de la administración judicial constituye “arresto domiciliario”, sin que en este caso previamente haya habido juicio ni sentencia, y es, por ende, una medida de dudosa legalidad adoptada brutal e irracionalmente, sin ningún tipo de base científica, pretextando proteger la vida de las personas mayores. Que, en realidad, quedan estigmatizadas ante la sociedad. Pronto los jóvenes nos harán responsables de la hecatombe económica culpándonos de haberles bloqueado el futuro. España no podrá encajar dos crisis seguidas.  Primero, epidémica; después, económica. El país quedará abatido hasta la melancolía enfermiza, noqueado por falta de perspectivas, hundido en el pesimismo nihilista. Todo ello será encauzado por los enemigos de la nación para inventarse una sarta de nuevos agravios comparativos que pueden resultar fatales a la democracia y a los españoles de bien. Ya que no fueron capaces de evitar la primera crisis evitemos la segunda.

Juan José R. Calaza (Economista y matemático)/ Andrés Fernández Díaz (Catedrático emérito Política económica UAM) / Joaquín Leguina (Estadístico Superior del Estado)/ Guillermo de la Dehesa (Economista del Estado).



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 181218
Re:Crisis epidémicas
« Respuesta #1653 en: Hoy a las 06:56:35 »

Una fábrica militar se une al reto de tener 5.000 nuevos respiradores hechos en España

Escribano ha reconvertido su producción de artillería y sensores balísticos para elaborar respiradores pulmonares, las máquinas por las que pugnan decenas de países

Fernando Peinado
Alcalá de Henares - 04 abr 2020 - 00:30 CEST

El respirador pulmonar, el nuevo oro por el que se pelean decenas de países, no es un producto excesivamente complejo. El que fabrica España cabe en la palma de una mano y pesa solo kilo y medio. Según la empresa del ramo militar Escribano, a sus ingenieros y mecánicos no les ha costado mucho trabajo adaptar su maquinaria de fabricación de armamento para replicar en cuestión de días sus componentes. Pero hay una gran pega. Muchas de sus casi 50 piezas solo se fabrican en el extranjero, hasta en más de diez países distintos, y el mercado internacional es ahora mismo un caótico bazar donde cada país pugna por apropiarse de esos codiciados materiales.

Con algunas aduanas cerradas y muchas restricciones para volar, hacerse con los materiales es un reto.

Ángel Escribano, el consejero delegado de 48 años de esta empresa madrileña con sede en Alcalá de Henares, fletó un charter privado el sábado pasado para que trajera a Madrid unas piezas fabricadas en Suiza por IMI FAS. Cuenta que el agregado comercial de la Embajada española recogió el material y lo llevó al aeropuerto de Ginebra. Su intervención fue necesaria porque al gozar de pasaporte diplomático podía moverse con más facilidad en medio de las restricciones. Siete horas más tarde, a las 23.00 h, Escribano tenía las piezas en la Terminal Ejecutiva de Barajas. Al día siguiente otro empleado de Escribano cruzaba la frontera portuguesa con un salvoconducto para recoger un plástico resistente al calor, Peek, en una fábrica de Oporto. “Continuamente nos encontramos con una nueva crisis”, dice Escribano durante una visita a su planta de 18.000 metros cuadrados, donde operarios trabajan en turnos de mañana, tarde y noche.

El respirador por el que ha apostado España se llama VITAE 40 y es comercializado desde hace diez años por una pequeña empresa familiar de fabricación de equipos médicos con 60 trabajadores y sede en Móstoles, Hersill S.L. Es el mayor fabricante nacional de respiradores pulmonares, un producto que antes de la epidemia del SARS-CoV-2, se comerciaba de forma abierta, como casi todo en la era de la globalización. En cuestión de días Hersill ha pasado a ser un pilar de la economía nacional, la cúspide de un proyecto estratégico que ha puesto a su servicio a decenas de empresas españolas. Clave en ese esquema es Escribano, porque está aportando el músculo necesario para elevar rápidamente la producción hasta el objetivo que se ha marcado el Gobierno: 5.000 respiradores nuevos disponibles en menos de ocho semanas. Esa cantidad será clave para aliviar la carga sobre las UCIs y en última instancia poder relajar las medidas de confinamiento.

Escribano es una empresa familiar fundada en 1987 que se ha convertido en un gigante de la industria de Defensa en España. Con sede en una fábrica de 18.000 metros cuadrados en Alcalá de Henares, Escribano tiene 330 empleados. También cuenta con 100 máquinas de torneado y mecanización, mientras que Hersill solo tiene cuatro. Hasta hace días Hersill solo era capaz de fabricar unas 10 unidades a la semana. Ahora ha llegado a producir 100 al día. Desde hace más de una semana, Escribano fabrica la parte mecánica de los respiradores que luego son ensamblados en Hersill. A partir del martes prevén ensamblar el producto completo en su planta cuando dispongan de una máquina de testeo que importarán de Alemania. Ese avance catapultaría la producción.

Los operarios de la fábrica de Escribano en el parque Tecnoalcalá tienen una motivación inusual, según el consejero delegado, Escribano. “Se están ofreciendo para venir a doblar turnos”, dice. En esta empresa lo llaman “moral de guerra”. Las mismas máquinas que usan para la producción de artillería o sensores para guiar misiles están siendo usadas para fabricar componentes de los respiradores. Sus operarios han recibido formación en la fábrica de Hersill para aprender a montar el producto final. Casi todos los componentes del respirador fabricados en el extranjero pueden ser elaborados en la propia fábrica de Escribano.

Si todo va sobre ruedas, España se autoabastecería antes de junio. Si hay un excedente los respiradores podrían convertirse en un valioso activo para España.

El riesgo que aún puede hacer que la operación descarrile es que alguna de las piezas que solo pueden obtenerse fuera de España vuelva a faltar. Más de 20 países, entre ellos China e India, han limitado o prohibido la exportación de productos médicos clave en la lucha contra el coronavirus. Si algo están aprendiendo todos los participantes de este proyecto de Estado es que España no puede depender tanto del extranjero para un producto que seguirá siendo vital.

Así lo dijo el presidente Pedro Sánchez durante una visita este viernes a la nave de Hersill en la que dijo estar orgulloso por la capacidad de la industria española. “Esta producción nacional también es una de las lecciones que tenemos que sacar de toda esta crisis”, dijo Sánchez dentro de la planta, donde estaban los responsables de Hersill y Escribano. “Tenemos que fortalecer a las empresas, tenemos que fortalecer a los trabajadores y demostrar que nosotros mismos somos capaces de defender a nuestra sociedad”.

A Escribano le ha ayudado a encontrar los componentes en el extranjero una empresa tecnológica malagueña con una amplia red de suministradores en el extranjero, Premo. “Si no hubiera sido por esos contactos no habríamos avanzado nada”, dice su consejero delegado, Ezequiel Navarro. “He tenido que hablar durante 14 días con los CEOs de estas empresas para explicarles que tenemos un reto de Estado”. Otra parte importante de la producción son los componentes electrónicos, que está elaborando Teydisa, una empresa de Torrejón de Ardoz.

Hace dos semanas, cuando el Gobierno se dio cuenta de las dificultades para abastecerse en el extranjero, el respirador de Hersill apareció como la mejor solución. Había otras alternativas como la propuesta por los impresores 3D o un prototipo hecho por Seat en colaboración con los productores de la Zona Franca de Barcelona. En conversaciones con la patronal tecnológica Ametic, Premo, Escribano y otras empresas implicadas, las autoridades decidieron que era mejor optar por un producto ya homologado. Un respirador es un producto de extremo riesgo ya que inyecta aire al pulmón del enfermo cuando este no puede abastecerse de oxígeno por sí mismo. Según fuentes que participaron en esas conversaciones, corrió el miedo a autorizar máquinas no probadas que pudieran reventar el pulmón del paciente si falla el sensor que regula el caudal de aire.

La necesidad de fabricar respiradores ‘made in Spain’ ha provocado un aluvión de ofrecimientos por parte de empresas y universidades españolas. Los participantes también dicen sentir un compromiso especial. Son industria de Estado, movidos por un interés superior.

Esta crisis supondrá un antes y un después para muchos ámbitos. Una de las cosas que cambiarán, predice Escribano, es la necesidad de cubrir nuestras espaldas con unas reservas de Estado de respiradores, en caso de que haya nuevas crisis. También habrá que elaborar un listado de productos críticos a nivel europeo. La industria española, en particular la mecánica, se ha debilitado mucho, lamenta Escribano. “Industrias que hemos tardado toda una vida en crear, acaban destruidas en un minuto cuando llegan grandes multinacionales que introducen su producto. Eso tiene que cambiar. Es necesario”. El tiempo dirá si se acaba cumpliendo su predicción, un contrapunto al proceso de décadas de apertura global.