Autor Tema: La seguridad seguirá siendo un área prioritaria de gasto en 2023  (Leído 19 veces)

Desconectado Iker76237

  • Mirón
  • *
  • Mensajes: 5
  • Iker Castillo
La seguridad seguirá siendo un área prioritaria de gasto en 2023
« en: 02 de Febrero de 2023, 18:38:02 pm »
La necesidad de proteger una superficie de ataque en clara expansión seguirá impulsando en 2023 el gasto en las empresas de seguridad. Según Gartner, este mercado crecerá el próximo año un 11,3%, hasta situarse en aproximadamente 188.300 millones de dólares.

Gartner pronostica que el gasto en productos y servicios de seguridad de la información y gestión de riesgos crezca en 2023 un 11,3% hasta superar los 188.300 millones de dólares para hacer frente a una serie de retos que ha acelerado la pandemia, entre ellos el trabajo híbrido y las migraciones a la nube, que obligan a los CISOs a asegurar los activos de unas empresas cada vez más distribuidas.

Los responsables de seguridad tienen que centrarse en proteger una superficie de ataque en expansión creada por iniciativas de transformación digital, como la adopción de la nube, la convergencia de TI/OT-IoT, el trabajo remoto y la integración de infraestructura de terceros. Por tanto, se produce un aumento en la demanda de tecnologías y servicios para abordar nuevas vulnerabilidades y riesgos que surgen de esta exposición.

A grandes rasgos, Gartner calcula que la seguridad en la nube va a ser la categoría que experimente un mayor crecimiento en los próximos dos años. En 2023 el gasto en protección cloud ascenderá a 6.688 millones de dólares(+ 26,8%). También destaca que, a medida que las organizaciones aumentan su enfoque en los criterios ESG, el riesgo de terceros, el riesgo de ciberseguridad y el riesgo de privacidad, Gartner pronostica que el mercado de gestión integrada de riesgos (IRM) mostrará un crecimiento de dos dígitos hasta 2024, hasta que una mayor competencia resulte en soluciones más baratas. El año en esta categoría será de 7.034 millones (+ 7,1%).

De su análisis también se desprende que los servicios de seguridad (consultoría, soporte de hardware, implementación y servicios subcontratados) será el mayor segmento de gasto. En 2022 rozará los 72.000 millones, y se espera que alcance los 76.500 millones en 2023. Esto supondrá un crecimiento del 6,7%.

El desglose de crecimiento del resto de categorías queda de la siguiente manera: en seguridad de las aplicaciones, las organizaciones gastarán el próximo año 7,503 millones de dólares (+ 24,7%); en privacidad de datos, 1.477 millones (+14,9%); en seguridad de datos, 3.997 millones (+14,2%); en gestión para la gestión de accesos e identidades, 20.746 millones (+15,1%); en protección de la infraestructura, 31.810 millones (+16,1%); en equipos de seguridad de red, 20.936 millones (+9,7%), en otros software de seguridad de la información, 2.305 millones (+13,4%), y en software de seguridad en el área de consumo, 9.374 millones (+8,3%).