Autor Tema: Los menores y la ley  (Leído 61965 veces)

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3016
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #760 en: 24 de Julio de 2019, 13:46:25 pm »
Menuda panda de hijos de puta, a esos "valientes" les enseñaba yo educación. La ley del menor necesita una reforma urgente.

No sé porque me dá que son moros.......

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #761 en: 27 de Julio de 2019, 10:31:12 am »


Cancelada la concentración en apoyo a los menores extranjeros no acompañados de Hortaleza



El colectivo de antiguos ‘menas’ que promovía la convocatoria de este sábado ha decidido posponerla sin fecha porque considera que la concentración ponía en «riesgo» a algunos de los jóvenes

Por Redacción | 26/Jul/2019 | Actualidad, Noticia destacada | 0

Cancelada la concentración en apoyo a los menores extranjeros no acompañados de Hortaleza
Tres 'menas' en el parque Isabel Clara Eugenia de Hortaleza. SANDRA BLANCO
ACTUALIZACIÓN: El colectivo de antiguos ‘menas’ que promovía la convocatoria de este sábado ha decidido posponerla sin fecha porque considera que la concentración ponía en «riesgo» a algunos de los jóvenes



Tras el acrónimo ‘mena’, que reduce a cuatro siglas a los decenas de miles de menores extranjeros no acompañados que llegan a España, se esconden todo tipo de historias. Tantas como vidas que, si algo comparten, son historias de de supervivencia. El término acumula, sin embargo, todo tipo de acepciones despectivas que cargan sin distinción todos los jóvenes que abandonaron su país en solitario sin haber cumplido la mayoría de edad.

«Se dice que somos delincuentes, siempre un discurso de que somos malos. Entonces es normal que haya ciertos hechos y prácticas contra nosotros. Cada vez que sale algo al respecto nos sentimos inseguros, porque el término siempre ha estado acompañado con la delincuencia y la agresividad», explica en una entrevista a Radio Enlace Ismail El Majdoubi, marroquí de 20 años y mediador de Cruz Roja en el Centro de Primera Acogida de Menores de Hortaleza, el único equipamiento de toda la Comunidad de Madrid para acoger a menores en situaciones de emergencia, convertido en un «polvorín» por su prolongada saturación y falta de recursos como han denunciado reiteradamente sus trabajadores.

Ismail es uno de los jóvenes que han promovido la Asociación Exmenas Madrid que este sábado 27 de julio convoca al vecindario, a las 19.30 horas, a sumarse a una concentración en la plaza de Santos de la Humosa para apoyar a los menores que residen en el centro, donde durante meses tuvo a los jóvenes hacinados y durmiendo en el suelo de pasillos. Una convocatoria que cuenta con el apoyo de organizaciones como El Olivar, que lleva 30 años trabajando con jóvenes sin hogar en nuestro barrio, o el Sindicato del Barrio de Hortaleza

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #762 en: 28 de Julio de 2019, 07:10:28 am »

Un niño dispara con una escopeta de balines en un campamento infantil y deja ocho personas heridas
Seis menores y dos monitores que se encontraban en el recreo han resultado heridos tras los impactos.

Navarra.com
26 julio, 2019 - 11:04

Un menor ha disparado con una escopeta de balines a varios niños y monitores que estaban un campamento en Málaga capital, que han sido alcanzados, por lo que la Policía Nacional ha llevado a cabo una investigación para esclarecer lo sucedido, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales.

Al menos seis niños y dos monitores habrían sido alcanzados, sin que ninguno de ellos sufriera lesiones graves, tras ser disparados desde uno de los edificios que rodean el centro educativo, situado en la barriada malagueña de Huelin, según ha adelantado este viernes diario 'SUR'.

La Policía Nacional ya ha identificado al supuesto autor de los hechos, un menor que ha resultado ser inimputable por su edad y han intervenido la escopeta que habría utilizado.

Según el diario, los hechos se produjeron este pasado jueves cuando los niños estaban en el recreo de uno de los patios del colegio vigilados por los monitores de una asociación, quienes advirtieron de la situación al escuchar el sonido de los impactos contra las cristaleras y puertas del centro.

Así, tras recoger los proyectiles del suelo comprobaron lo que sucedía y metieron a los niños en el centro, al tiempo que llamaron a la Policía.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #763 en: 02 de Agosto de 2019, 06:53:12 am »


La exigencia de Vox para dar luz verde a Ayuso: Los menores inmigrantes no serán atendidos hasta comprobar la edad

   MARTA BELVER
    LUIS NÚÑEZ-VILLAIVERÁN
    @LNvillaveiran
    Madrid

Viernes, 2 agosto 2019 - 01:15


El documento de tres folios propuesto por Vox que ha servido para desbloquear la formación de un Gobierno de coalición entre el PP y Ciudadanos en Madrid, pese a que ha sido suavizado respecto a la versión original, sigue incluyendo aspectos controvertidos. Entre ellos, está la exigencia de que ningún menor extranjero no acompañado (mena) ingrese en uno de los centros específicos para su atención «sin que haya sido determinada de forma fehaciente su edad». En el polémico punto 3 del apartado de Inmigración del citado texto, la formación verde mantiene también que «en caso de no cumplirla, la Administración Regional se pondrá en contacto con los organismos competentes para la acreditación oficial de su edad, así como para los procedimientos necesarios contemplados en nuestras leyes».

Tanto en Madrid como en el resto de regiones, la regulación a la que están sometidos los menas en el aspecto migratorio está contenida principalmente en la Convención sobre los Derechos del Niño. Es un tratado internacional suscrito por España y que debe ser respetado por las leyes y las administraciones públicas.

La principal premisa de esa Convención es la «presunción de minoría», que es precisamente respetar la voluntad del niño hasta que la documentación acredite su edad. «Lo peor que se puede hacer es desconfiar, puesto que es menos lesivo que a un mayor de edad se le trate como a un niño que al contrario», explica a EL MUNDOJennifer Zuppiroli, de la organización Save the Children.

Así España, y por ende Madrid, tienen la obligación de acoger a los menas hasta que las pruebas determinen su edad real. En el caso de la Comunidad de Madrid, el organismo encargado es la Fiscalía y la prueba física que les realizan es una radiografía del brazo que arroja un arco de edad de dos años de margen de error, teniendo siempre que interpretarse el valor más favorable. Esta prueba, en épocas de gran afluencia, puede tardar varios meses.

Además, las instituciones públicas tienen la obligación de acoger a todo menor que entre en nuestras fronteras, no se les puede permitir estar en la calle y, aunque en este caso es muy similar a los adultos, tampoco están autorizadas las devoluciones en caliente. Se deben determinar las circunstancias migratorias de esa persona antes de tomar cualquier decisión.

En el texto de Vox que ha desbloqueado la negociación se elimina además la obligatoriedad de derogar determinados aspectos de las leyes autonómicas contra la LGTBIfobia, entre ellos el de la educación en la diversidad sexual en los colegios públicos y concertados. Sin embargo, se introduce un nuevo requisito que afecta implícitamente al artículo que regula la inversión de la carga de la prueba en el ámbito escolar, es decir, que el culpable tiene que demostrar su inocencia y no al revés.

En concreto, se asegura que «cualquier tipo de acoso, discriminación o violencia será tratado de la misma forma, evitando que diferentes víctimas de acoso tengan diferentes grados de protección» en los centros educativos, lo que en la práctica significaría la supresión de dicha carga de la prueba en presuntos delitos por razones de identidad sexual. Sin embargo, esta medida no ha impedido que Ciudadanos haya afirmado públicamente que el documento «no es incompatible» con su acuerdo con el PP, aunque tampoco ha dicho de forma expresa que se comprometa a cumplir su contenido.


   

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #764 en: 06 de Agosto de 2019, 10:06:29 am »


Brutal caso de bullying a un niño de 5 años: sus compañeros le metieron un palo por el ano


Los hechos sucedieron en Murcia. La madre del menor ha pedido una indemnización de 37.200 euros.
5 agosto, 2019 16:22

 SUCESOS  ACOSO  MENORES  NIÑOS MURCIA (CIUDAD)
AGENCIAS
El Consejo Jurídico de la Región de Murcia pidió a la Consejería de Educación que amplíe la información que abrió en su día para esclarecer si alumnos de tercero de infantil de un colegio pudieron acosar y abusar de un compañero de apenas cinco años, como denunció su madre. Según recoge el dictamen de este órgano asesor, la mujer asegura que en uno de los dos hechos que denunció los niños llegaron a introducirle un palo por el ano dentro de un juego infantil.

Noticias relacionadas
 Sangrienta pelea por celos en un bar de Mallorca: detenidos cinco hombres y una mujer
 Detenidas 24 personas por compartir pornografía infantil a través de una red social
 Una malagueña de 15 años amenaza a sus padres con un cuchillo tras robarles 100 euros para ropa
El CJRM considera que la información no debe considerarse cerrada, por lo que dictamina de forma desfavorable la propuesta hecha por el instructor del expediente, que aconsejaba desestimar la indemnización de 37.200 euros reclamada por la madre. El dictamen también señala que la administración debe hacer lo necesario para contar con un informe psicopedagógico que pueda servir de contraste al aportado por la demandante. La mujer asegura que, como consecuencia de la situación de acoso, ocurrida en el año 2016, el niño tardó 459 días en recuperar su estabilidad emocional.

Igualmente, pide un informe de la Inspección Educativa. Según el CJRM, les corresponde considerar si los hechos son constitutivos de acoso escolar y si las medidas adoptadas por el centro, como sancionar a los alumnos presuntamente autores de los mismos con una semana de pérdida del recreo, son equiparables a las previstas en el protocolo contra el acoso en las aulas. Uno de los hechos denunciados por la madre que recoge el dictamen se produjo durante un juego entre los niños. Cuando su hijo cayó sobre uno de ellos, aprovecharon para bajarle los pantalones y los calzoncillos e introducirle un palo por el ano.

La dirección del centro, al tener conocimiento de ello, habló por separado con cada uno de los tres, los cuales coincidieron en señalar que se habían limitado a jugar y a pasarle el palo "por el culete", aunque pidieron perdón por lo ocurrido y todos quedaron como amigos. En otra ocasión, siempre según la denuncia materna, otros dos alumnos lo encerraron en los aseos.


Los informes de la dirección del colegio señalaron que no pusieron en marcha el protocolo de acoso dada la corta edad de los protagonistas y por tratarse de un caso aislado. Decidieron amonestaron a los niños, dejarlos sin recreo y comunicar a sus padres lo ocurrido. Además, extremaron la vigilancia sobre el menor para evitar que pudieran repetirse hechos como los expuestos por la madre.

Por otra parte, los responsables del centro escolar se refirieron en sus informes a que el hijo de la denunciante sufre problemas de conducta y no acepta las normas, hasta el punto de que cuando avisaron a aquella porque estaba por los pasillos y no quería entrar en el aula llegó incluso a agredirla. El dictamen de este órgano consultivo añade que el expediente incoado en la Consejería cuenta con un dictamen psicopedagógico, presentado por la denunciante, en el que se concede veracidad a lo declarado por el niño y se añade que se trata de un caso de acoso.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #765 en: 24 de Agosto de 2019, 17:30:16 pm »


El terror de los menas se traslada desde Pozuelo hasta Peñagrande


. Los vecinos denuncian robos y agresiones por parte de los menores extranjeros que fueron trasladados desde un chalé en la Colonia de los Ángeles, que fue denunciado por los residentes.
Andrea Garrote
2019/08/23 | 11:14H.
Los vecinos del barrio de Peñagrande están viviendo un calvario desde que se abrió el nuevo centro de menores extranjeros no acompañados (menas) el pasado mes de mayo. Se trata de 14 menores que fueron trasladados desde un chalé situado en la Colonia de los Ángeles en Pozuelo de Alarcón después de que los residentes del barrio, y también la alcaldesa de la localidad, Susana Pérez Quislant, denunciaran que no contaba con las condiciones de seguridad para convertirlo en un centro de menores y, también, por la inseguridad que provocaba.


Un «terror» que se ha trasladado ahora al entorno de la calle Angelita Camarero, en el distrito de Fuencarral-el Pardo, puesto que, según explican los vecinos de Peñagrande, desde su llegada los menas han ido acumulando varias denuncias de los residentes de la zona, a raíz de los múltiples robos y delitos, creando un ambiente de inseguridad para todos los habitantes. «Desde que llegaron hay muchísimos problemas en el barrio, se pasan el día robando y esnifando pegamento», aseguran los vecinos que son testigos de situaciones como esas a diario desde el pasado mayo.

Por ejemplo, una mujer explicaba que acababa de bajar de su vivienda para pasear a su perro por el parque, cuando un mena intento robarla. «Estaba muy asustada, fui rápido y me dio tiempo a entrar al portal», contaba la vecina. «Empezaron a robar móviles a los chavales pijitos, y ellos se quedaban sin decir nada, pero con el resto de nosotros se han equivocado», señala uno de los residentes. Otro vecino del barrio explica que el propietario de uno de los estancos que se encuentra por la zona ha prohibido el acceso a estos menores, ya que en varias ocasiones le han intentado robar en el establecimiento.

Pero no son solamente casos de robos, también los vecinos han sufrido intentos de violación y amenazas. Hace un par de meses, una chica del barrio estaba paseando por el parque, conocido como «El Jericó» por los habitantes de Peñagrande, cuándo cuatro menas aparecieron de la nada y la rodearon con la intención de abusar de ella. Sin embargo, en aquel momento, un hombre estaba cruzando el parque, y la joven pudo echar a correr, escapando del grupo. Otra de las vecinas afirma que ella baja a pasear con su perro con sus amigas y va muy asustada porque los menas la rodean por cualquier sitio que va andando.


Igualmente, otro de los residentes cuenta que un día volviendo a su vivienda después de trabajar a las dos de la madrugada se topó con un mena que sacó algo del pantalón. «No pude ver lo que era porque era muy tarde y estaba todo oscuro, pero parecía un machete o una pistola», cuenta el vecino con miedo. Y es que no es la primera vez que se les ha visto con armas en la mano. Según relata, una tarde se estaban peleando entre ellos en el parque, cuando uno sacó un arma para enfrentarse a su rival. «Llamamos corriendo a la Policía», cuenta una de las personas que se encontraban allí, y una veintena de agentes acudieron a la zona para detener al menor que supuestamente estaba armado.

«Viejo, danos lo que tienes»

La violencia que experimentan entre ellos también se vuelve contra los vecinos, hasta el punto de que el pasado julio uno de los residentes fue agredido. Prefiere no mencionar su nombre por miedo a las represalias pero, según asegura. Todo empezó cuando un grupo de cuatro de estos menores le robaron cuando se encontraba en un banco frente a su casa. «Viejo danos lo que tienes o te meto», le dijeron mientras le rebuscaban en los bolsillos del pantalón. En cuanto cogieron lo que tenían salieron corriendo, y el hombre, de manera inmediata e insensata fue detrás de ellos, junto con otro vecino que había visto lo sucedido, para tratar de recuperar sus pertenencias.

Mientras estaban en busca de estos menores, llegaron hasta el centro de acogida de la calle Angelita Camarero y, al no encontrarlos cerca, llamaron a la Policía, y bajaron la calle resignados con la intención de volver a sus viviendas, dando por perdidos los objetos robados. Sin embargo, cuando estaban bajando un grupo de unas quince personas les cerró el paso. «Había tanto menas como personas mayores de edad. Tenían cuchillos y tijeras en las manos», explica un testigo de lo ocurrido.


Los dos hombres que habían denunciado el robo salieron corriendo, siendo perseguidos por todo el grupo. «Les hicieron correr muchísimo», apunta el residente. Finalmente, uno de los mayores de edad que estaba junto a los menas alcanzó a uno de los hombres clavándole un cuchillo en el glúteo, y al intentar asestarle el segundo navajazo, el otro se puso por medio para protegerle, recibiendo una puñalada en la zona de la clavícula. «Iba con la intención de clavárselo en el cuello, así que tuvo mucha suerte de que la clavícula parase el navajazo», asegura el habitante del barrio.

Para más inri de los vecinos de Peñagrande, a pesar de todos los delitos y denuncias que van acumulando estos menores, no pasan más de tres horas en comisaría. «Al ser menores, aunque les detienen y les llevan a comisaría, los cuidadores del centro prestan declaración y en menos de tres horas todos ellos se encuentran en la calle. Tenemos miedo, yo tengo dos hijas y no quiero que estén viviendo con esta gentuza», concluye uno de los residentes.

Asimismo, los habitantes del entorno del centro de menores denuncian que pese a que los chavales extranjeros que llegan sin acompañamiento de adultos están bajo la tutela de la Comunidad de Madrid, y a pesar de que cada uno de los centros de acogida tiene una hora de recogida que los menas deben cumplir, muchos de ellos infringen esta norma. «Pasadas las doce y media de la noche todos ellos siguen por la calle, y pasada la una, también», confirma otro de los vecinos del barrio. :buenpost

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #766 en: 29 de Agosto de 2019, 19:15:26 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #767 en: 09 de Octubre de 2019, 13:45:21 pm »


Crecen los robos y los hurtos a manos de menores magrebíes


Desde el verano, vecinos y sindicatos policiales detectan un aumento de estos delitos en el centro
M. J. Álvarez
M. J. Álvarez
@mariajo_abc
MADRID
Actualizado:
08/10/2019 14:09h

NOTICIAS RELACIONADAS
Alerta policial por la «explosión de robos» tras la reforma de la Gran Vía
Más de 150 menores roban a diario de manera impune en el centro de Madrid
El centro de Madrid registra treinta denuncias al día por robos de teléfonos móviles
Los amigos de lo ajeno que siempre están al acecho y en los lugares más transitados se han dejado notar también en el entorno de la calle de las Carretas (Centro). Los robos de teléfonos móviles, carteras o bolsos utilizando la fuerza, así como los hurtos, han aumentado sensiblemente. Los mayoría de los autores son menores marroquíes, menas en concreto . Así lo han asegurado a ABC varios sindicatos de la Policía Municipal. Desde la Asociación de Vecinos de Sol y del Barrio de Las Letras, su presidente, Víctor Rey, corrobora ese extremo. Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid asegura no tener constancia de ese aumento.


«¿Que si hay más robos? Están a la orden del día . Lo más cotizado son los móviles. Lo tienes en la oreja y, a la que te descuidas, te quedas hablando solo y con una cara de tonto que alucinas». explica Manuel Pérez, una de las víctimas.

«Aunque se diga que son menas, muchos de menas no tienen nada: superan la veintena. Son peligrosos porque no dudan en atacar a la víctima», recalca Rey, portavoz vecinal. Agrega que a diario hay, al menos, algún grupo pequeño de tres chavales máximo en la zona de Huertas y la calle de Atocha, que aumentan los fines de semana. No obstante, donde proliferan más, precisa, es en la zona que va de Jacinto Benavente a la Plaza Mayor. «Ahí están habitualmente y hay más grupitos».

Violentos
Desde la asociación recalcan que los magrebíes son más violentos que los rumanos. «Estos están en vías de extinción aquí, prácticamente. Se llevaban al descuido lo que podían:cazadoras, bolsos, teléfonos... Si les sorprendían, se iban corriendo, estos de ahora, no». Por ello, Rey destaca la creciente preocupación de los residentes y los visitantes del barrio. «A finales de agosto o principios de septiembre no mataron a un camarero de milagro. En la plaza del Ángel casi esquina a la calle de las Huertas se produjo un robo con fuerza. El empleado se enfrentó a los delincuentes. Uno de ellos sacó un cuchillo enorme y se abalanzó hacia él. Suerte que reaccionó doblando el torso».


Matías, residente en el barrio, explica que en Carretas, durante las obras de peatonalización, era frecuente encontrar carteras vacías, así como bolsos robados en los contenedores o en las zanjas de las obras. «Y ahora también sucede. Te lo dice uno de los jubilados que siempre está mirando, ahora detrás del visillo y antes de las vallas», ironiza.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #768 en: 28 de Octubre de 2019, 07:01:31 am »



Uno de cada cuatro abusos sexuales en Madrid es cometido por un menor inimputable

La radiografía de los jóvenes delincuentes en la región refleja que los delitos más graves crecen hasta un 42% en el último año, motivados por fuertes carencias en el ámbito familiar y educativo

Carlota Barcala
SEGUIR
Actualizado:28/10/2019 01:22h

El viernes 12 de octubre de 2018, M. salió de casa con sus amigas por la tarde. Juntas iban a disfrutar de una noche de verbena en el barrio del Pilar. Todo iba bien hasta que al grupo se unieron dos jóvenes de 14 años que, tras forcejear, empezaron a practicarle tocamientos en las inmediaciones del centro comercial La Vaguada. El Samur atendió a la víctima, de 17 años y nacionalidad española. Los dos chicos, uno marroquí y el otro paraguayo, fueron detenidos por agresión sexual. La triste noticia se repite siete meses después, a 22 kilómetros de distancia. En una nave abandonada de San Fernando de Henares, dos jóvenes –uno de ellos de 14 años– violaron a una adolescente de la misma edad durante una fiesta ilegal. Fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y quedó en libertad.

No son los únicos. Durante 2018 los delitos de naturaleza sexual experimentaron un gran incremento en la región, como se desprende de la memoria de la Fiscalía. En total, se produjeron 80 violaciones y 200 abusos sexuales por menores. Este último delito aumentó, en tan solo doce meses, un 41,8%. Según los datos, en 55 de los casos participaron menores con edades inferiores a los 14 años, lo que quiere decir que más de uno de cada cuatro abusos sexuales (el 27,5%) se llevó a cabo por adolescentes inimputables.
Conductas más violentas

La Fiscalía alerta de la tendencia creciente que se está produciendo en las conductas más graves y violentas entre los más jóvenes de la sociedad y reclama iniciativas de educación que prevengan la delincuencia. «Las sociedades inclusivas, pacíficas y libres de corrupción tienen que desarrollar esfuerzos para la prevención del delito, en particular en uno de los colectivos más sensibles como son los menores de edad», pide Jesús Caballero Klink, fiscal superior de la Comunidad de Madrid.

El organismo achaca el aumento de delitos graves a las fuertes carencias que sufren los jóvenes en distintos ámbitos, como el familiar, el educativo y el asistencial. Esto, para el Ministerio Público, hace necesario el refuerzo, sobre todo del área educativa con el fin de mejorar la gestión de las habilidades sociales, ya que muchos de ellos tienen «una compleja forma de relacionarse».

El incremento de las cifras se vive también en los delitos de violencia, concretamente, en la violencia de género, que ha aumentado un 38,9% entre los adolescentes. Conductas socialmente aceptadas por las víctimas, como la revisión del móvil, comienzan a ejercerse cada vez a una edad más temprana como una forma de control sobre la mujer; en este caso adolescente. Cifras del Ministerio de Sanidad,Servicios Sociales e Igualdad apuntaron el pasado año a que el 25% de las chicas reconoce haber sufrido este tipo de «vigilancia abusiva». De hecho, el Ministerio calificó estas conductas como un «nuevo tipo de violencia de género». De los delitos incoados como violencia de género, a diferencia de los abusos sexuales, tan solo dos fueron realizados por menores de 14 años.
Registros previos

A pesar de ser inimputables, muchos de ellos cuentan con registros previos en la Fiscalía de Menores. De hecho, de 1.879 jóvenes, 372 de ellos ya eran caras conocidas. El número aumenta de forma proporcional a la edad. Entre los 14 y 16 años, 3.998 adolescentes fueron registrados, de los que 1.372 ya tenían «antecedentes». Por último, entre los 16 y los 18 años es donde se producen los mayores casos de delincuentes reincidentes: de 5.601, 2.628 tenían registros previos en la Fiscalía. «El contacto de estos menores con la jurisdicción no ha surtido el efecto deseado ni ha servicio como freno a una posible escalada delictiva», se recoge en el escrito fiscal.

El informe refleja también un descenso de los robos. La explicación a esta caída se encuentra en el refuerzo policial y las medidas cautelares de internamiento impuestas a los jóvenes multireincidentes que actuaban en el centro de la capital y que, en su gran mayoría, se trataba de menores extranjeros. Allí abordaban a turistas que se vieron «obligados» a abandonar Madrid y regresar a sus países de origen. Reseñable es la tendencia a la baja de las denuncias por «acoso escolar» (110 frente a 192 del 2017), muchas de ellas por la «alarma social» generada respecto de estas conductas, con un enorme «seguimiento mediático», estima el Ministerio Público.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #769 en: 05 de Noviembre de 2019, 07:08:45 am »

Alta conflictividad en Centro
Medio millar de detenciones de menas en seis meses por robos en Chueca y Sol
Los menores extranjeros protagonizan agresiones y hurtos a jóvenes gais en los botellones de la plaza del Rey, para el hartazgo de los vecinos y los agentes

Adrián Delgado
Carlos Hidalgo
SEGUIR
Actualizado:05/11/2019 02:27h

Madrugada del viernes al sábado. Decenas de jóvenes –muchos de ellos gais y transexuales– se juntan de forma festiva en la plaza del Rey. Para disgusto de los vecinos, molestos por el ruido y la música alta, se reúnen en torno a un botellón. La cita, que no da tregua tampoco en las madrugadas del sábado al domingo, se ha convertido en uno de los puntos calientes de la seguridad nocturna. De ello se encargan, según denuncian los vecinos y confirman fuentes policiales consultadas por ABC, un grupo de menores extranjeros no acompañados –conocidos popularmente como menas– que, aprovechando la algarabía nocturna, acude hasta este punto de Chueca para sustraer móviles y altavoces portátiles. «Se meten con ellos por su orientación sexual, llegándoles a agredir con insultos de todo tipo», denuncian.

Durante el pasado fin de semana, la Policía Nacional practicó una quincena de detenciones a menas en este punto del Centro por hurtos y robos con violencia. La mayoría de ellas se produjo entre las 2 y las 5 horas de la madrugada, para ser posteriormente trasladados a la comisaría del distrito, en la calle de Leganitos. La historia, relatan, se repite cada fin de semana desde hace unos seis meses. Tras pasar por dependencias policiales, son devueltos al Centro de Primera Acogida de Hortaleza, y sigue la rueda, para el hartazgo de los agentes.

Desde que arrancó el verano hasta ahora, entrado el otoño, se han registrado medio millar de detenciones de menas en Centro, según las citadas fuentes. Espacios como la Puerta del Sol y la Gran Vía son, caída la noche, el lugar preferido de estos jóvenes para cometer hurtos al descuido y robos con violencia. «No queremos pensar en lo que va a ser esto cuando se empiecen a celebrar las cenas de Navidad», prevén. Los grupos, según sostienen, llegan a estar integrados hasta por medio centenar de chavales de dudosa edad (algunos mayores), que ya son viejos conocidos de los policías.

De hecho, no es la única actividad delictiva que protagonizan en el centro. Como ya informó ABC, también han intensificado su presencia en barrios como Lavapiés, dónde se han sumado a las comisión de delitos y el trapicheo de drogas que llevan ejerciendo otros colectivos del lumpen que vive en la zona.

Algunos de estos jóvenes han desarrollado tretas para lograr sus objetivos, incluso utilizando a sus propias novias. Estas, tal y como contó este diario a principios de año, engatusan a hombres, a veces a cambio de «costo», a los que después acorralan en un callejón de Espoz y Mina para robarles dándoles una paliza. Los teléfonos móviles, como ocurre en la plaza del Rey o en Lavapiés, son el objeto de deseo de estos grupos por su facilidad para colocarlos en tiendas de segunda mano. Bien para ser vendidos o desguazados en piezas, con las que trapichean.

Los últimos datos disponibles cifran en unos doscientos los ladrones filiados que operan con total impunidad en Centro. Entre ellos, han reaparecido «oficios» como el de «bolsero», cacos que utilizan bolsas forradas con papel de aluminio para evitar que salten las alarmas de las prendas que roban en tiendas de moda.
Acampada ilegal

A los problemas diarios que sufren los vecinos del Centro se ha sumado, en las últimas semanas, una nueva preocupación. La Asociación de Vecinos de Chueca ha denunciado lo que consideran una «okupación» de la plaza de Pedro Zerolo por parte de un grupo personas del colectivo «sin techo» que acampaba en el paseo del Prado. Tras ser desalojados de esa ubicación, algunos de ellos han levantado un campamento en el emblemático espacio de Chueca.
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo - ABC

«Están ocupando una zona de recreo infantil, robando espacio a las familias que viven en el barrio. El Samur Social les ofreció ayuda. Algunos de ellos la aceptaron. Me temo que los que se han quedado no son realmente “sin techo”. Ya han cometido hurtos en los comercios cercanos», explica a ABC el presidente de este colectivo vecinal, Esteban Benito. Asegura que los residentes están hartos de este tipo de situaciones, que relacionan directamente con las actividades que desarrolla el padre Ángel en la iglesia de San Antón. «Están al paraguas de este espacio, que es una fuente constante de conflictividad para el barrio», critica. El Ayuntamiento ha realizado baldeos de agua para intentar disuadir a los acampados.

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3016
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #770 en: 05 de Noviembre de 2019, 11:38:14 am »
Pero la izquierda sigue diciendo que no hay problemas de seguridad con los MENAS, y que VOX es racista por decir la puta verdad.




Alta conflictividad en Centro
Medio millar de detenciones de menas en seis meses por robos en Chueca y Sol
Los menores extranjeros protagonizan agresiones y hurtos a jóvenes gais en los botellones de la plaza del Rey, para el hartazgo de los vecinos y los agentes

Adrián Delgado
Carlos Hidalgo
SEGUIR
Actualizado:05/11/2019 02:27h

Madrugada del viernes al sábado. Decenas de jóvenes –muchos de ellos gais y transexuales– se juntan de forma festiva en la plaza del Rey. Para disgusto de los vecinos, molestos por el ruido y la música alta, se reúnen en torno a un botellón. La cita, que no da tregua tampoco en las madrugadas del sábado al domingo, se ha convertido en uno de los puntos calientes de la seguridad nocturna. De ello se encargan, según denuncian los vecinos y confirman fuentes policiales consultadas por ABC, un grupo de menores extranjeros no acompañados –conocidos popularmente como menas– que, aprovechando la algarabía nocturna, acude hasta este punto de Chueca para sustraer móviles y altavoces portátiles. «Se meten con ellos por su orientación sexual, llegándoles a agredir con insultos de todo tipo», denuncian.

Durante el pasado fin de semana, la Policía Nacional practicó una quincena de detenciones a menas en este punto del Centro por hurtos y robos con violencia. La mayoría de ellas se produjo entre las 2 y las 5 horas de la madrugada, para ser posteriormente trasladados a la comisaría del distrito, en la calle de Leganitos. La historia, relatan, se repite cada fin de semana desde hace unos seis meses. Tras pasar por dependencias policiales, son devueltos al Centro de Primera Acogida de Hortaleza, y sigue la rueda, para el hartazgo de los agentes.

Desde que arrancó el verano hasta ahora, entrado el otoño, se han registrado medio millar de detenciones de menas en Centro, según las citadas fuentes. Espacios como la Puerta del Sol y la Gran Vía son, caída la noche, el lugar preferido de estos jóvenes para cometer hurtos al descuido y robos con violencia. «No queremos pensar en lo que va a ser esto cuando se empiecen a celebrar las cenas de Navidad», prevén. Los grupos, según sostienen, llegan a estar integrados hasta por medio centenar de chavales de dudosa edad (algunos mayores), que ya son viejos conocidos de los policías.

De hecho, no es la única actividad delictiva que protagonizan en el centro. Como ya informó ABC, también han intensificado su presencia en barrios como Lavapiés, dónde se han sumado a las comisión de delitos y el trapicheo de drogas que llevan ejerciendo otros colectivos del lumpen que vive en la zona.

Algunos de estos jóvenes han desarrollado tretas para lograr sus objetivos, incluso utilizando a sus propias novias. Estas, tal y como contó este diario a principios de año, engatusan a hombres, a veces a cambio de «costo», a los que después acorralan en un callejón de Espoz y Mina para robarles dándoles una paliza. Los teléfonos móviles, como ocurre en la plaza del Rey o en Lavapiés, son el objeto de deseo de estos grupos por su facilidad para colocarlos en tiendas de segunda mano. Bien para ser vendidos o desguazados en piezas, con las que trapichean.

Los últimos datos disponibles cifran en unos doscientos los ladrones filiados que operan con total impunidad en Centro. Entre ellos, han reaparecido «oficios» como el de «bolsero», cacos que utilizan bolsas forradas con papel de aluminio para evitar que salten las alarmas de las prendas que roban en tiendas de moda.
Acampada ilegal

A los problemas diarios que sufren los vecinos del Centro se ha sumado, en las últimas semanas, una nueva preocupación. La Asociación de Vecinos de Chueca ha denunciado lo que consideran una «okupación» de la plaza de Pedro Zerolo por parte de un grupo personas del colectivo «sin techo» que acampaba en el paseo del Prado. Tras ser desalojados de esa ubicación, algunos de ellos han levantado un campamento en el emblemático espacio de Chueca.
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo - ABC

«Están ocupando una zona de recreo infantil, robando espacio a las familias que viven en el barrio. El Samur Social les ofreció ayuda. Algunos de ellos la aceptaron. Me temo que los que se han quedado no son realmente “sin techo”. Ya han cometido hurtos en los comercios cercanos», explica a ABC el presidente de este colectivo vecinal, Esteban Benito. Asegura que los residentes están hartos de este tipo de situaciones, que relacionan directamente con las actividades que desarrolla el padre Ángel en la iglesia de San Antón. «Están al paraguas de este espacio, que es una fuente constante de conflictividad para el barrio», critica. El Ayuntamiento ha realizado baldeos de agua para intentar disuadir a los acampados.

Conectado Ruino

  • Junior
  • **
  • Mensajes: 387
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #771 en: 05 de Noviembre de 2019, 11:42:05 am »
Pero la izquierda sigue diciendo que no hay problemas de seguridad con los MENAS, y que VOX es racista por decir la puta verdad.




Alta conflictividad en Centro
Medio millar de detenciones de menas en seis meses por robos en Chueca y Sol
Los menores extranjeros protagonizan agresiones y hurtos a jóvenes gais en los botellones de la plaza del Rey, para el hartazgo de los vecinos y los agentes

Adrián Delgado
Carlos Hidalgo
SEGUIR
Actualizado:05/11/2019 02:27h

Madrugada del viernes al sábado. Decenas de jóvenes –muchos de ellos gais y transexuales– se juntan de forma festiva en la plaza del Rey. Para disgusto de los vecinos, molestos por el ruido y la música alta, se reúnen en torno a un botellón. La cita, que no da tregua tampoco en las madrugadas del sábado al domingo, se ha convertido en uno de los puntos calientes de la seguridad nocturna. De ello se encargan, según denuncian los vecinos y confirman fuentes policiales consultadas por ABC, un grupo de menores extranjeros no acompañados –conocidos popularmente como menas– que, aprovechando la algarabía nocturna, acude hasta este punto de Chueca para sustraer móviles y altavoces portátiles. «Se meten con ellos por su orientación sexual, llegándoles a agredir con insultos de todo tipo», denuncian.

Durante el pasado fin de semana, la Policía Nacional practicó una quincena de detenciones a menas en este punto del Centro por hurtos y robos con violencia. La mayoría de ellas se produjo entre las 2 y las 5 horas de la madrugada, para ser posteriormente trasladados a la comisaría del distrito, en la calle de Leganitos. La historia, relatan, se repite cada fin de semana desde hace unos seis meses. Tras pasar por dependencias policiales, son devueltos al Centro de Primera Acogida de Hortaleza, y sigue la rueda, para el hartazgo de los agentes.

Desde que arrancó el verano hasta ahora, entrado el otoño, se han registrado medio millar de detenciones de menas en Centro, según las citadas fuentes. Espacios como la Puerta del Sol y la Gran Vía son, caída la noche, el lugar preferido de estos jóvenes para cometer hurtos al descuido y robos con violencia. «No queremos pensar en lo que va a ser esto cuando se empiecen a celebrar las cenas de Navidad», prevén. Los grupos, según sostienen, llegan a estar integrados hasta por medio centenar de chavales de dudosa edad (algunos mayores), que ya son viejos conocidos de los policías.

De hecho, no es la única actividad delictiva que protagonizan en el centro. Como ya informó ABC, también han intensificado su presencia en barrios como Lavapiés, dónde se han sumado a las comisión de delitos y el trapicheo de drogas que llevan ejerciendo otros colectivos del lumpen que vive en la zona.

Algunos de estos jóvenes han desarrollado tretas para lograr sus objetivos, incluso utilizando a sus propias novias. Estas, tal y como contó este diario a principios de año, engatusan a hombres, a veces a cambio de «costo», a los que después acorralan en un callejón de Espoz y Mina para robarles dándoles una paliza. Los teléfonos móviles, como ocurre en la plaza del Rey o en Lavapiés, son el objeto de deseo de estos grupos por su facilidad para colocarlos en tiendas de segunda mano. Bien para ser vendidos o desguazados en piezas, con las que trapichean.

Los últimos datos disponibles cifran en unos doscientos los ladrones filiados que operan con total impunidad en Centro. Entre ellos, han reaparecido «oficios» como el de «bolsero», cacos que utilizan bolsas forradas con papel de aluminio para evitar que salten las alarmas de las prendas que roban en tiendas de moda.
Acampada ilegal

A los problemas diarios que sufren los vecinos del Centro se ha sumado, en las últimas semanas, una nueva preocupación. La Asociación de Vecinos de Chueca ha denunciado lo que consideran una «okupación» de la plaza de Pedro Zerolo por parte de un grupo personas del colectivo «sin techo» que acampaba en el paseo del Prado. Tras ser desalojados de esa ubicación, algunos de ellos han levantado un campamento en el emblemático espacio de Chueca.
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo
Area de recreo infantil «okupada» por los acampados de la plaza de Pedro Zerolo - ABC

«Están ocupando una zona de recreo infantil, robando espacio a las familias que viven en el barrio. El Samur Social les ofreció ayuda. Algunos de ellos la aceptaron. Me temo que los que se han quedado no son realmente “sin techo”. Ya han cometido hurtos en los comercios cercanos», explica a ABC el presidente de este colectivo vecinal, Esteban Benito. Asegura que los residentes están hartos de este tipo de situaciones, que relacionan directamente con las actividades que desarrolla el padre Ángel en la iglesia de San Antón. «Están al paraguas de este espacio, que es una fuente constante de conflictividad para el barrio», critica. El Ayuntamiento ha realizado baldeos de agua para intentar disuadir a los acampados.

Pobrecillos,pero a sus casas no se los llevan.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175631
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #772 en: 06 de Noviembre de 2019, 07:20:33 am »

Un menor detenido en las protestas contra la sentencia del procés se querella contra la Policía Nacional por maltrato
Primer arrestado durante los altercados de las últimas semanas que denuncia malos tratos durante su detención
Oriol Solé Altimira
05/11/2019 - 17:32h



Momento de la detención del menor en Vía Laietana

Fue una de las imágenes virales de las protestas contra la sentencia del procés. El pasado 18 de octubre, tras varios momentos de tensión entre manifestantes y agentes de la Policía Nacional en Vía Laietana, los antidisturbios deciden avanzar para dispersar a los centenares de jóvenes que previamente habían lanzado varios objetos al cordón policial. Es entonces cuando los agentes detienen a un joven de 16 años, Guillem. El menor ha denunciado este martes a ocho agentes de la Policía Nacional por maltratos en su arresto, en lo que supone la primera denuncia contra los cuerpos policiales de uno de los más de 200 detenidos durante las protestas contra la sentencia del procés.

En la querella, a la que ha tenido acceso este diario, el menor denuncia golpes durante su detención, que fue captada por varios medios de comunicación. En concreto, relata el escrito, un agente acabó "completamente tumbado" encima del menor "apretando la rodilla" contra su espalda mientras le alzaba el brazo izquierdo. A juicio de la defensa del menor, que ejerce Alerta Solidària, se trata de una "técnica de reducción gratuita, desproporcionada y en ningún caso justificada".

La reducción del menor, remarca la querella, se realizó con un "uso desproporcionado de la fuerza" por parte de los agentes, que solo buscaba "humillar y vejar" a Guillem. Una vez en el edificio de la Jefatura de Policía, un agente, continúa la querella, "abofeteó" en la nuca al menor "y lo hizo sentarse de rodillas mirando a la pared". "'¡Qué te calles la boca, niñato!", le habría gritado otro antidisturbios.

Los comentarios humillantes de los agentes hacia el menor, según su denuncia, no terminaron ahí. Cuando todavía permanecía de rodillas, el menor sostiene que intentó mirar lo que ocurría a su alrededor, tras lo que recibió una bofetada y un "como vuelvas a mirar hacia los lados te arranco la cabeza" de un agente.  Ya en la comisaría  de La Verneda, el menor denuncia que siguió recibiendo mensajes "vejatorios" contra su persona como "'mira el puto independentista de mierda'" antes de ser trasladado a un ambulatorio por parte de los agentes. El menor asegura que la  visita médica se realizó "con presencia policial".

En conjunto, la abogada del menor, Norma Pedemonte, sostiene que los hechos descritos en la querella pueden constituir un delito de torturas, otro contra la integridad moral y otro leve de lesiones.  El menor permanece en libertad tras comparecer ante el juez y la Fiscalía de menores y está investigado por atentado a los agentes de autoridad y desórdenes públicos.

Desde que empezaron las protestas contra el fallo del Supremo, seis de las 28 personas en prisión provisional ya han quedado en libertad. Además, hay otros dos arrestados en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y un menor en un centro de menores.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43092
  • Verbum Víncet.
Re:Los menores y la ley
« Respuesta #773 en: 06 de Noviembre de 2019, 08:46:30 am »
Circule, circule, no se paren . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche