Autor Tema: "GITANOS y PAYOS"  (Leído 210837 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1640 en: 30 de Agosto de 2020, 06:45:32 am »
Según los barrios en los que trabajes las quejas por ruidos de miembros de la etnia gitana son más que habituales, son para la PMM tan rutinarias como para CNP los saltos de alarma, se afrontan con la normalidad de una más, no se suele pedir colaboración porque, en general, no van a más, se habla con el patriarca si se trata de un "pedio", de un cumpleaños, de una salida de la cárcel, etc. cualquier excusa es buena para el guitarrismo, no suelen hacer mucho caso y poco más, si la fiesta ya se ha ido de madre se le comunica a la emisora para que lo cierre sin solución salvo que se puedan movilizar el número suficiente de patrullas para afrontar la intervención con seguridad . . .  en éste caso algo ha debido de ocurrir para terminar así, supongo que los fiesteros irían hasta el culo y amparados en la masa, que es lo que suelen hacer, habrán agredido a los compañeros. . . sin dar posibilidad a nada más.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk



Por la foto no parece un barrio especialmente conflictivo...avenida amplia, edificios normales, no hay suciedad en la calle...perocomosiempre les digo hay que calibrar antes de proceder, intentar identificar a 15 personas dos funcionarios sólos es un riesgo...y una vez metidos en el fregado dejarse apalizar sin haber dejado un par de cojos en la calle es tener miedo a usar la herramienta de la que se les dota.




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1641 en: 06 de Septiembre de 2020, 12:53:27 pm »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1642 en: 06 de Septiembre de 2020, 12:55:15 pm »

UNO DE LOS DETENIDOS, SEGÚN LOS TESTIGOS, PODRÍA PORTAR UN ARMA DE FUEGO


Una brutal reyerta en Albacete entre clanes gitanos acaba con disparos y más de veinte implicados


Intervención de los agentes de policía en la reyerta de Albacete, imagen cedida por El Digital de Albacete.
Alejandro Picazo2020-09-06 05:00:00
Dos familia de etnia gitana en la noche del viernes 4 al sábado 5 de septiembre acaban un reyerta con disparos de pistola. La Policía detuvo a tres personas por su implicación en el suceso, según ha informado el medio local El Digital de Albacete.

 
 
 
 
 

En la noche del viernes 4 al sábado 5 de septiembre en el municipio de Albacete, en la zona conocida como “las columnas”, dos familias de etnia gitana acabaron en una fuerte reyerta. Según han relatado los testigos presenciales, uno de ellos portaba un arma de fuego y se oyeron varios disparos.


Finalmente la Policía Nacional acabó interviniendo, despegando un fuerte operativo ante las llamadas de los vecinos, temerosos por los ruidos de los disparos.
El Digital de Albacete ha podido conocer que los agentes llegaron a tener que disparar al aire para controlar la situación. La intervención policial se saldó con tres personas detenidas, una de ellas la portadora del arma.

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 14780
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1643 en: 06 de Septiembre de 2020, 16:12:10 pm »
Parece un patrulla el que se ve al fondo cuando se escuchan los disparos.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1644 en: 10 de Septiembre de 2020, 10:19:38 am »
Una retirada a tiempo es siempre una victoria...

https://twitter.com/jucilnacional/status/1302851718682742785?s=08

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 14780
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1645 en: 11 de Septiembre de 2020, 01:38:17 am »
Hay que ser malnacido para acometer con un bebé en brazos.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1646 en: 11 de Septiembre de 2020, 07:16:29 am »

"POSITIVOS QUE SALEN COMO PEDRO POR SU CASA"

Tras el brote de las Tres Mil Viviendas: "La lógica 'paya' aquí no va a funcionar"



Los vecinos del Polígono Sur temen que el laxo cumplimiento de las medidas anticovid facilite la propagación del virus por el barrio más pobre de España

13'
PEPE BARAHONACONTACT
FOTOS: FERNANDO RUSOCONTACT
11/09/2020 05:00
La felicidad para Johana y Pedro ha supuesto el infortunio para su familia y otros tantos vecinos del Polígono Sur de Sevilla. Todos en el barrio señalan su boda, celebrada a finales de agosto, como el lugar del mayor contagio de coronavirus que hasta ahora azota a la zona más pobre de España. Allí, los casos cuadruplican los del resto de la ciudad y entre la población ya se espera un confinamiento específico que divide la opinión de los residentes. Para algunos, sería la puntilla a la ya crítica economía de estos hogares, para otros, es un mal necesario para evitar que el virus siga campando a sus anchas.


Johana y Pedro llevaban tiempo de novios. Ella es del Polígono Sur de Sevilla, de la barriada de Martínez Montañés, conocida como Las Vegas, epicentro de la marginalidad y la venta de drogas. Él es de Dos Hermanas, un pueblo vecino de la capital. La boda se celebró en un gran salón de celebraciones y más de 100 personas acudieron al evento.


Juan se ha tenido que hacer una PCR al estar en contacto estrecho con un positivo por covid. (F. Ruso)
“No sé, en ese momento no lo pensé y fui con mi mujer y mis dos hijos pequeños”, explica Juan Moreno Moreno, primo de la novia y uno de los asistentes al enlace. “A veces, no somos conscientes de los peligros”, se disculpa este joven de 29 años y de oficio chatarrero.


Juan se dedica todos los días a recoger todo el metal que su carrillo de supermercado le permite para alimentar a Natanael y José, de tres y ocho años. Sale de los límites del Polígono Sur para rebuscar y vender. Hay gente que lo conoce y lo llama para advertirle de que hay una lavadora en tal sitio o unos restos de una obra en otro. “Yo lo único que hago es trabajar para que cuando mi hijo quiera un yogur abra la nevera y lo tenga, o un zumo”, razona. Sale a la calle sobre las nueve de la mañana y no regresa hasta bien entrada la tarde. Pero cuando los periodistas lo sorprenden rebuscando en un chamuscado contenedor de basura del barrio, apenas lleva cuatro euros de chatarra. Poca cosa.


El barrio de las Tres Mil Viviendas, en el punto de mira para volver a la fase 1
“Es que por la mañana no he salido”, explica. “He estado en el consultorio recogiendo los resultados de la prueba del covid. Como fuimos a la boda… Pero no tengo nada. Ni yo ni nadie de mi familia. Gracias a Dios. Nos hicimos la prueba hace una semana. Nadie tiene nada”, insiste Juan.

“Ay, el palito, te lo meten hasta el fondo y ves las estrellas. Pero prefiero eso a tenerlo y no saberlo, porque recojo hierro, hablo con mucha gente y no me fío de poder pegárselo a otra gente”, apunta el chatarrero, que vence al miedo apoyándose en su fe. “Si confías en Jesucristo, el único y verdadero, no hay que tener miedo”, sentencia.


Unas niñas juegan sin mascarillas en el Polígono Sur. (Fernando Ruso)
Como él, muchos en el Polígono Sur son fieles de la Iglesia Evangélica de Filadelfia, una revolución para la cultura gitana que suma adeptos de muchas familias. Y precisamente por ahí se ha dado otro de los brotes, en uno de los cultos a los que asistió un pastor contagiado.

344 contagios por 100.000 habitantes
“Si no es por un sitio es por otro”, razona resignado el joven, al que le preocupa más poder seguir recogiendo chatarra que pillar el virus. “Si cierran el barrio ¿cómo voy a ir a venderla? Me quedo sin comer”, advierte Juan. “En las Tres Mil vivimos de la chatarra, si cierran, ¿qué van a hacer con nosotros?”, se pregunta.


—¿A qué le tienes más miedo, al coronavirus o al hambre?

—Dicen que el coronavirus se quita a los 14 o 15 días, ¿no? Pero el hambre… El hambre sigue igual. Llevamos muchos años igual. Antes no teníamos trabajo por la crisis, ahora esto.


Varios vecinos sin mascarillas en Las Vegas. (Fernando Ruso)
Según la comisión técnica de seguimiento del coronavirus en el Polígono Sur, la incidencia de los 14 últimos días en Sevilla es de 80 positivos por 100.000 habitantes; en las Tres Mil Viviendas y en el resto de barriadas de la zona más pobre de España, la cifra sube hasta los 344 contagios. Los expertos no descartan que pueda tratarse ya de una transmisión comunitaria, irrastreable, que afectaría a las zonas más deprimidas. Solo dos de las seis barriadas, La Oliva y la barriada de Paz y Amistad, estarían al margen de esta estadística, que ya se extiende por el resto del Polígono Sur.

Una anciana, con patologías previas, ha fallecido por coronavirus y 13 vecinos han tenido que ser hospitalizados, dos de ellos graves. De las 226 pruebas PCR realizadas en la última semana, 97 han resultado ser positivos.

“Hay quien juega con la vida de los demás, porque hay gente que ha dado positivo y sale todos los días a la calle a comprar el pan”, se queja Rosa, una vecina de 31 años y madre de tres hijos, uno de ellos asmático. “No dejo que salga del piso porque tengo miedo”, confiesa la joven, que accede a hablar con los periodistas de El Confidencial junto a otros residentes de su bloque de vecinos.



Rosa, Guadalupe, Margari y Josefa, vecinas de un bloque de viviendas. (Fernando Ruso)
“Este barrio es de locos”, lamenta Rosa. “Aquí nada de lo que se hace se hace bien. Todo el barrio sabe quiénes son los que tienen el virus y salen a la calle. Llamamos a la policía, pero cuando ellos llegan ya no están. No podemos hacer nada. La solución: un confinamiento en casa —argumenta—, porque como sea perimetral va a ir a peor”. “O nos confinan o nos contagiamos, porque aquí hay positivos que salen como Pedro por su casa”, critica.

A su lado, su vecina Guadalupe asiente con la cabeza. “No les importa que nosotros nos muramos”, ratifica.

—¿Y hay miedo, Guadalupe?


Josefa, vecina de las Tres Mil Viviendas, cobra 150 euros de pensión. (F. Ruso)
—Claro, sé que si lo pillo me voy a morir. Con todo lo que tengo detrás. He sido drogadicta antes y tengo enfermedades asociadas. Pasé la hepatitis, pasé la tuberculosis y tengo el VIH y problemas respiratorios. Soy de alto riesgo. Le tengo bastante miedo al covid y por eso no salgo de casa.

Junto a ellos, todos con mascarilla, están José y Francisca, dos octogenarios y de los primeros en poblar el Polígono Sur. Desde que en 1977 se repartieron las primeras viviendas, ya se advertía cierta sensación de inseguridad en el barrio, por tener entre sus nuevos habitantes a vecinos procedentes de El Vacie, el asentamiento chabolista más antiguo de Europa, o La Corchuela.


"Quitar el hambre a guantazos"
“El barrio está hecho una mierda”, descerraja José, que vende lotería por la calle para completar su pírrica pensión de poco más de 150 euros. Entre él y su mujer, apenas juntan 300 euros. “Más los 20 euritos que me gano al día con la lotería”, explica el octogenario, que le saca un euro a cada décimo. “Pero como cierren el barrio y no pueda vender por otras zonas de Sevilla, nos vamos a tener que quitar el hambre a guantazos”, zanja el abuelo, el mayor de todos los vecinos de su bloque de pisos, uno de los que mejor se conservan del Polígono Sur. A su zona la conocen como Los Coloraos, por el color rojizo de sus fachadas.

El Polígono Sur se divide en seis barrios: Paz y Amistad, La Oliva, Antonio Machado, Martínez Montañés (conocido como Las Vegas), Las Letanías y Murillo y las Tres Mil Viviendas. Estas últimas se subdividen en cuatro, conocidas por sus habitantes por cuatro colores: los ‘coloraos’, los marrones, los verdes y los amarillos, en referencia a la paleta del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo.


Detalle de uno de los bloques de Las Tres Mil Viviendas. (Fernando Ruso)
Todo el conjunto es, por cuarto año consecutivo y según el informe de los indicadores urbanos del Instituto Nacional de Estadística (INE) —enmarcado en el proyecto europeo Urban Audit sobre las condiciones de vida en las ciudades de la Unión Europea—, el barrio más pobre de España. Los sevillanos tienen el dudoso honor de tener seis barrios entre los de menor renta neta media anual por habitante de toda España. Al Polígono Sur, con 5.112 euros por persona, le sigue —otra vez— Los Pajaritos y Amate, con 5.516 euros de media.

El hambre está dentro de la lógica que mueve el barrio. “Las escuelas de verano se acabaron en la primera semana de agosto. Ahí desayunaban y almorzaban los niños, pero ahora y hasta que empiece el curso escolar, las familias los tienen en su casa y se ven obligadas a salir a la calle a buscarse la vida para darles de comer. Y hay quien le ha perdido miedo al virus”, razona Juan Carlos León, gerente del 'catering' social Abrecaminos del Sur, una de las organizaciones que sirven comida a domicilio en el barrio. Durante el confinamiento, han llegado a servir más de 1.600 comidas termoselladas al día.


Juan Carlos León, gerente del 'catering' social Abrecaminos del Sur. (Fernando Ruso)
“Por las Tres Mil corre el rumor de que el virus ya no es tan fuerte como antes y hemos pasado de la radicalidad del confinamiento a una libertad total. Hay libertinaje. No se respeta el confinamiento ni se ponen medidas higiénicas en los hogares, no por falta de una pastilla de jabón y de agua, o por falta de información, porque las asociaciones los bombardeamos, es por falta de disciplina”, razona León.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 187065
Re:"GITANOS y PAYOS"
« Respuesta #1647 en: 18 de Septiembre de 2020, 08:36:58 am »

Prisión para los dos hermanos detenidos por el accidente mortal de Móstoles

El juez imputa a los acusados delitos de homicidio, al supuestamente sacar de la carretera a otro coche en el que murieron tres personas, entre ellas su hermana y su sobrina menor de edad
Agencias
Madrid - 17 sep 2020 - 19:59 CEST


El Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles ha ordenado el ingreso en prisión provisional de los dos hermanos implicados en el accidente y posterior fuga del pasado 24 de agosto en la antigua carretera de Extremadura, en Móstoles, en el que murieron tres personas: una mujer, su hija menor de edad y su cuñado. Se trata de Emilio David J.P. y Manuel Ruiz J.P., hermanos de la mujer fallecida, a quienes el juez imputa los delitos de homicidio, contra la seguridad vial y contra la Administración de Justicia, informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Además, les ha prohibido aproximarse a menos de un kilómetro de la menor que sobrevivió al impacto, también hija de la mujer fallecida y por tanto sobrina de los acusados, así como comunicarse con ella por cualquier medio durante la tramitación de las actuaciones, en las que también está imputada una mujer. El magistrado considera que los hechos resultan constitutivos de tres delitos de homicidio, uno de ellos agravado por ser una de las víctimas menor y otro por la circunstancia de parentesco al ser una de las víctimas hermana de los autores.

Atiende así el criterio de la Fiscalía que había solicitado prisión preventiva por los supuestos delitos de homicidio consumado, homicidio en tentativa, conducción temeraria y denuncia falsa. El accidente tuvo lugar en torno a las dos de la madrugada del pasado 24 de agosto, cuando los dos vehículos colisionaron en el kilómetro 20 de la antigua carretera de Extremadura. Uno de los conductores perdió el control, se salió de la carretera y chocó contra un árbol y una farola, lo que provocó la muerte de estas tres personas.

La cuarta ocupante del vehículo siniestrado, una niña de 12 años, fue rescatada con fracturas en los tobillos y la tibia y trasladada al Hospital 12 de Octubre con pronóstico grave, aunque no se teme por su vida. El otro coche implicado fue localizado a varios metros del primero, en la cuneta y sin los ocupantes, que huyeron de la zona.

Según las investigaciones y declaraciones de varios testigos, el choque no fue frontal, sino lateral, por lo que los ahora detenidos supuestamente sacaron de la carretera a los ocupantes del otro por una venganza familiar. Minutos antes del suceso, la mujer y su cuñado fueron a buscar a sus hijas a la casa de sus abuelos. Su expareja y allegados se opusieron a la entrega, pero finalmente la madre logró llevarse a las menores en el coche, un Seat León, momento en el que se iniciaría la persecución que acabó de forma trágica.