Autor Tema: Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"  (Leído 266602 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1980 en: 14 de Junio de 2019, 18:50:35 pm »


Rapapolvo de la Justicia al consejero Buch por la sanción a una mossa constitucionalista



El TSJC reprocha al departamento de Interior que no argumente suficientemente la petición de suspensión de la medida cautelar, que “puede perjudicar a la agente”

MARÍA JESÚS CAÑIZARES
   
13.06.2019 17:39 h.
El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) reprocha a la Consejería de Interior que insista en rechazar la suspensión cautelar de una sanción impuesta a una cabo de los Mossos d’Esquadra sin argumentos suficientes. En una sentencia, a la que ha tenido acceso Crónica Global, los jueces avisan de que la sanción puede perjudicar a la agente y afea al departamento que defienda su posición con hechos posteriores a los analizados que no fueron objeto de expediente.


La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJC acepta el recurso presentado por la cabo Inmaculada Alcolea contra la resolución del Juzgado Contencioso número 15 y acepta la suspensión cautelar de la sanción impuesta por la Consejería de Interior. Alcolea, quien ha tildado a la cúpula de los Mossos de Genestapo y ha denunciado en repetidas ocasiones la politización existente en el cuerpo, tiene tres expedientes abiertos. Uno de ellos, al que va referido la sentencia, se refiere a una sanción de siete meses de suspensión de funciones, empleo y sueldo.

"Puede afectar a la vida personal y profesional de la cabo"
La Sala avala la suspensión de la medida cautelar, a la espera de sentencia “puesto que ante un tema que puede afectar tanto a la vida personal y profesional de la cabo, la administración no aporta ningún argumento que haga pensar que el hecho de que la cabo de los Mossos no sea suspendida pueda originar graves consecuencias para la sociedad”.


Insiste el tribunal que la Consejería de Interior “para decidir la aplicación inmediata de una sanción (no firme) que puede perjudicar a una persona perteneciente a un cuerpo que desarrolla una función de alto grado de interés público, debe motivar de forma mucho más potente el porqué de dicha suspensión inmediata. No olvidemos que además podrían ser adoptadas medidas de carácter más garantista con la cabo y más acordes la suspensión de la policía afectada con la seguridad pública de la ciudadanía. y no limitarse a aplicar medidas, no de carácter protector, sino directamente punitivo cuando está pendiente el procedimiento judicial que debe de decidir en relación a la adecuación a derecho o no de las sanciones”.


El tribunal “no aprecia riesgo de destrucción de pruebas, fuga del investigado o reiteración de la infracción”.

Alegó la Generalitat que era necesario modular la adopción de la medida cautelar de suspensión de la sanción porque, con posterioridad a los hechos, la mossa firmó dos resoluciones con la frase "Viva España”, algo que, según el TSJC, no debe tenerse en cuenta pues la afectada ya estaba en situación de incapacidad transitoria y no fueron objeto de expediente alguno.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1981 en: 18 de Junio de 2019, 10:09:38 am »


Asuntos Internos investiga a dos 'mossos' por desalojar a diputadas de la CUP


Maria Sirvent y Natàlia Sánchez exigieron explicaciones tras ser apartadas de una protesta en Barcelona contra el autobús de la organización ultracatólica HazteOír.



18/06/2019 02:05
Facebook
Twitter
Whatsapp
El Departament d'Interior sigue mirando con lupa cualquier actuación de los Mossos d'Esquadra que pueda generar malestar en el independentismo. Sucedió cuando el president, Quim Torra, cuestionó al cuerpo tras las cargas policiales contra CDR en Girona. Se repitió con el agente antidisturbios que en diciembre pasado dijo a un manifestante «la República no existe, idiota» y para quien estudiaron sanciones. Ahora la División de Asuntos Internos (DAI) ha citado a otros dos agentes de la Brigada Móvil (Brimo) para que den explicaciones por desalojar a dos diputadas de la CUP en una protesta en Barcelona, el pasado marzo.


Según han confirmado fuentes policiales, los dos agentes fueron citados por la DAI hace semanas y se les ha abierto una investigación interna -conocida técnicamente como Investigación Reservada (IR)-, tras la que se les aplicará alguna sanción disciplinaria, si se considera que actuaron de manera irregular. Consultados por este diario, los Mossos eludieron hacer comentarios o confirmar la existencia del proceso contra los agentes al tratarse de un asunto interno.

La actuación policial por la que fueron citados los agentes se produjo el 4 de marzo. El colectivo de la izquierda independentista Arran organizó esa mañana un boicot contra el autobús con el que la organización ultracatólica HazteOír pretendía circular por Barcelona para difundir propaganda antifeminista. Una veintena de activistas lograron su objetivo y frenaron el vehículo en la Diagonal, lanzaron bolas de pintura contra las lunas y arrancaron parte de los carteles, incluido el retrato de Adolf Hitler impreso junto al término «feminazis». Varios manifestantes se sentaron también frente al vehículo y cortaron el tráfico para evitar que avanzara. Entre ellos estaban las diputadas de la CUP Natàlia Sánchez y Maria Sirvent.

Como el resto de activistas, ambas fueron apartadas de la calzada por agentes antidisturbios. Las levantaron a la fuerza del suelo y evitaron que volvieran a interrumpir el tráfico. Como quedó recogido por los medios de comunicación, la situación se resolvió con algún forcejeo entre los agentes y las diputadas, las cuales ofrecieron resistencia pacífica hasta que el autobús dio la vuelta y salió de la ciudad por la misma Diagonal.


Las dos diputadas protestaron poco después por lo que consideraron un «trato violento» por parte de los agentes y el presidente del Parlament, Roger Torrent, exigió al conseller Miquel Buch que investigara la actuación. En su primera reacción, Buch salió en defensa de los Mossos. Tres meses después, no obstante, los dos policías han sido citados ante la DAI.

La apertura de otra investigación interna eleva la presión sobre los Mossos y, sobre todo, la Brimo, cuestionada en reiteradas ocasiones por el propio Torra, quien llegó a pedir destituciones en la cadena de mando tras las cargas contra los CDR. Según denuncia el portavoz del sindicato Fepol, Toni Castejón, «es una vergüenza que por una actuación impoluta intervenga la DAI, cuando si alguien actuó mal fueron las diputadas» y lamenta que se eleve «la campaña de acoso» sobre la Brimo,

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1982 en: 24 de Junio de 2019, 10:19:10 am »
Antiguo comisario del Cuerpo Nacional de Policía

El director de Seguridad del BdE dimite tras ser suspendido de empleo y sueldo


Rafael Gassó fue sancionado de manera cautelar hace poco más de un mes  como consecuencia de un expediente interno de carácter clasificado.

JOSÉ ANTONIO NAVAS
Lunes, 24 Junio 2019, 04:30

Aunque solo sea por aquello de que al perro flaco todo son pulgas, lo cierto es que las tensiones en el seno del Banco de España no terminan de despejarse. El conflicto soterrado durante años con los inspectores se convirtió en una espada de Damocles para la credibilidad del supervisor con motivo de la crisis financiera y, sobre todo, a raíz del escándalo de Bankia, que todavía se está sustanciando en los tribunales de justicia. Ahora, y como otro de esos grandes asuntos clasificados sobre los que nadie quiere pronunciarse, este diario ha confirmado que el director del Servicio de Seguridad, Rafael Gassó Peralta, acaba de abandonar su cargo después de que la entidad le abriera un expediente sancionador que se saldó con una suspensión cautelar de empleo y sueldo.


​Fuentes del propio Banco de España han reconocido que el hasta ahora guardián de la caja fuerte de todos los españoles formalizó hace unos días su dimisión ante la Dirección General de Servicios que dirige Alejando Álvarez, de la que depende el área de Seguridad. El organismo regulador no ha querido adentrarse en más detalles invocando el carácter clasificado del procedimiento. No obstante, este periódico ha constatado que la renuncia se ha producido tras una investigación interna llevada a cabo por la unidad de compliance del Banco de España y que el hasta ahora jefe de Seguridad llevaba un tiempo apartado de sus funciones.

Elena Sánchez, actual responsable de seguridad del Santander
Mira también
Las grandes del Ibex confían su seguridad a ex del CNI en plena ola de ciberataques
Los motivos que dieron lugar al expediente sancionador no han sido esclarecidos y la dimisión del propio directivo afectado ha contribuido a correr un tupido velo sobre el desarrollo de unos acontecimientos que están dando lugar a todo tipo de conjeturas. En todo caso, las investigaciones se han desarrollado dentro del más estricto carácter interno por lo que se supone que estaban relacionadas con supuestas faltas o irregularidades contrarias al reglamento de conducta del propio Banco de España, sin que exista ninguna trascendencia judicial en un procedimiento que, dentro de la entidad que dirige Pablo Hérnandez de Cos, se considera totalmente cerrado.

La sanción cautelar que derivó en la suspensión inicial de empleo y sueldo de Rafael Gassó sí ha tenido, por el contrario, su lógica repercusión en medios policiales, dada la vinculación directa del Servicio de Seguridad del Banco de España con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto con la Guardia Civil como con el Cuerpo Nacional de Policía donde el  propio afectado llevó a cabo la mayor parte de su dilatada carrera profesional. No en vano, se trata de un departamento que mantiene múltiples relaciones funcionales con distintos organismos de la Administración del Estado, actuando también de enlace permanente con la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

El inexpugnable Caserón de Cibeles

Rafael Gassó se incorporó al organismo supervisor a mediados de 2014 después de más de treinta años como funcionario de policía ejerciendo su labor en distintas comisarías de Madrid y Barcelona. Finalmente, y tras cinco años de agregado en la Embajada de España en Holanda fue designado comisario jefe de Maspalomas en enero de 2013. Desde su incorporación al Banco de España la institución ha ido adaptando niveles cada vez más sofisticados de seguridad mediante la implantación de recursos técnicos y humanos que, a día de hoy, han hecho del viejo Caserón de Cibeles uno de los edificios más inexpugnables de toda España.

Durante los cinco años que ha permanecido al frente del Servicio de Seguridad del Banco de España, Gassó puso en marcha el Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas (PIC) en España. La normativa PIC establece la colaboración estrecha entre los operadores del mercado y el sector público así como la implementación de detallados análisis de riesgo y planes de acción. El dimisionario director del Banco de España señaló en su momento que la puesta en marcha de estos protocolos y normativas fue relativamente sencilla gracias al alto grado de madurez del sector financiero en materia de seguridad.   


Los máximos responsables del organismo regulador han aceptado inmediatamente la renuncia del comisario y a partir de ahora analizarán la solución más conveniente para el departamento. En principio, la crisis provocada por la dimisión de Gassó no ha generado mayores contratiempos, entre otras razones por la propia suspensión de funciones en las que estaba incurso el ya ex jefe de Seguridad. El Banco de España prefiere enfriar el asunto antes de nombrar un primer ejecutivo al frente de un área funcional que tiene un carácter transversal pero que no forma parte del primer nivel de dirección dentro del organigrama operativo de la institución.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1983 en: 06 de Julio de 2019, 08:56:27 am »


El Tribunal Militar vuelve a anular otra falta grave impuesta a la sargento del Seprona



La sanción impuesta por pedir la copia de las declaraciones de los testigos dentro de sus propios expedientes disciplinarios había supuesto la pérdida de cinco días de sueldo


La sargento del Seprona de Lanzarote, en una reunión con la Diputación del Común.
Saúl García 2 COMENTARIOS 05/07/2019 - 07:01
La Sala de Justicia del Tribunal Militar ha vuelto a dar la razón a la sargento del Seprona de Lanzarote, Gloria Moreno, y acaba de anular una sanción que le había sido impuesta en el año 2018.

El Tribunal estima el recurso de Moreno y anula una falta grave que había supuesto la pérdida de cinco días de sueldo y funciones, impuesta en julio de 2018 por la Dirección general de la Guardia Civil tras una resolución del entonces coronel jefe de la Zona de Canarias, Ricardo Arranz.

Contra la sentencia cabe recurso de casación ante la Sala Militar del Tribunal Supremo. La sentencia obliga a hacer desaparecer de la documentación militar de la sargento toda mención relativa a esta sanción y a compensarla con las cantidades dejadas de percibir con los intereses legales.

Es la segunda vez que el Tribunal Militar anula una de las sanciones a Moreno. Ya lo hizo con una de las primeras que se le abrieron, respecto de una supuesta falta de desconsideración al director del Centro Isla de La Graciosa.

El resto tampoco ha prosperado, sin tener que llegar a la vía judicial. En mayo de este año, el director general de la Guardia Civil declaró la caducidad y el archivo del expediente por otra falta muy grave en el que se pedía una sanción de seis meses y un día de suspensión de empleo por una falta “de abuso de atribuciones” por una queja del veterinario municipal de Arrecife.

Otro más se abrió por no evitar la queja de una vecina de Arrecife que había denunciado en varias ocasiones el estado en que se encontraba un solar vecino sin que se actuara para resolver dicha situación. Finalizó con una sanción de un día sin sueldo y fue anulado en un recurso de alzada. Y de otro más también se declaró su caducidad.

En esta ocasión, se trataba de una sanción impuesta por el hecho de “realizar cualquier reclamación, petición o manifestación contrarias a la disciplina debida en la prestación del servicio o basadas en aseveraciones falsas o formuladas con carácter colectivo”.

A la sargento se le habían impuesto tres sanciones en agosto, septiembre y octubre de 2017. En el recurso de alzada sobre estas sanciones, la sargento afirmaba que se estaban vulnerando sus derechos al no habérsele facilitado copia de las declaraciones de las siete personas que habían testificado en el transcurso de esos expedientes. Lo que hizo el coronel ante esta solicitud fue abrirle un nuevo expediente sancionador.

Moreno recurrió ante la Justicia militar, que le acaba de dar la razón, con el apoyo de la Fiscalía. La sargento reclamaba que se estaba vulnerando su derecho a una tutela judicial efectiva por falta de motivación, que se vulneraba el principio de legalidad en su vertiente de tipicidad y su derecho a la presunción de inocencia por una arbitraria valoración de la prueba.

La sentencia obliga a hacer desaparecer de la documentación militar de la sargento toda mención relativa a esta sanción y a compensarla con las cantidades dejadas de percibir con los intereses legales

El Tribunal considera que las declaraciones sí estuvieron a su disposición pero que ella no se las solicitó al instructor de los expedientes, pero acepta el recurso porque para poder reconocer la falta que se le imputa es necesario que las afirmaciones que realizó hubieran sido falsas y que, además, esa falsedad se manifestó de forma intencional.

La gravedad del tipo de falta que se le imputaba reside en transmitir datos falsos ante sus superiores, y en este caso la sentencia señala que las aseveraciones de Moreno se hicieron en el marco de un recurso de alzada frente a una sanción disciplinaria en su legítimo derecho de defensa.

Las afirmaciones no eran falsas porque, aunque la sargento tuviera una copia de una de las declaraciones de los testigos, no se trataba del original y no estaba sellada, por lo que no se demuestra que se la facilitara el instructor de los expedientes. Por otra parte, las aseveraciones de Moreno no afectaban al servicio.

La sargento ha recibido en estos últimos años cientos de apoyos, tanto de partidos políticos como de las principales asociaciones ecologistas y animalistas y de 140.000 firmas en change.org. Su caso ha llegado a los medios de comunicación nacionales y al Parlamento de Canarias. También fue galardonada por la Red de protección animal.

Querella contra los mandos

Por otra parte, el pasado mes de junio, el Juzgado de Instrucción número tres de Santa Cruz de Tenerife admitió a trámite la querella de la sargento contra dos de sus antiguos superiores, el coronel Ricardo Arranz y el general Juan Sánchez Medina, por supuesto delito de prevaricación administrativa. Ambos se han retirado y ya no ocupan esos puestos. Precisamente, la sargento se querelló después de que el Tribunal Militar anulara otra de sus sanciones.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1984 en: 09 de Julio de 2019, 14:14:49 pm »


Sancionan a un policía de la Región por grabar una conversación con un superior


El acusado ha sido suspendido de sus funciones durante catorce días

Efe 08.07.2019 | 13:05
La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) no ha admitido, por razón de la cuantía, el recurso presentado por un policía local contra la sentencia de un juzgado que confirmó la sanción de siete días de suspensión de funciones impuesta por grabar la conversación con su subinspector y que no atendió su indicación de que no lo hiciera.


La sentencia señala que el Juzgado de lo Contencioso al que correspondió su demanda recogió en su resolución que el agente que presta sus servicios en un municipio, fue sancionado con un total de catorce días de suspensión de funciones por una falta de desobediencia a un superior y por una falta de la consideración debida al mismo.


El juez confirmó la sanción correspondiente a la segunda infracción, al tiempo que anuló la otra. La resolución judicial fue recurrida por el policía local, que alegó, entre otras consideraciones, que se le había negado la posibilidad de intervenir, contradecir y matizar la prueba de cargo que había servido para sancionarlo.

El TSJRM señala al desestimar el recurso que no es obligada la participación del expedientado en la prueba, para añadir que su derecho de defensa quedó garantizado con la posibilidad de proponer las pruebas que considerara pertinentes para contrarrestar el pliego de cargos.

Señala la sentencia que el recurrente comenzó a grabar la conversación con el subinspector sin que este lo supiera, y que al darse cuenta de ello el superior porque había depositado el teléfono móvil sobre la mesa, le indicó que cesara de grabar, sin que el sancionado atendiera el requerimiento. También expuso que nunca consideró que la grabación fuese ilegal, ya que, aseguró, era el mismo procedimiento que había utilizado en otras ocasiones el jefe de la Policía Local, que habría captado conversaciones sin que su interlocutor lo supiera.

Ahora, la Sala de lo Contencioso no ha admitido el recurso porque la cuantía económica de la sanción impuesta no supera los 30.000 euros, cantidad mínima necesaria para que un asunto sea competencia de la misma.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 172338
Re:Los expedientes disciplinarios. Formas y "formas"
« Respuesta #1985 en: Hoy a las 06:47:45 »
"Dos polvos y 600 euretes": los 'requisitos' de un funcionario para dar una licencia a un bar
El funcionario ha sido sancionado por la vía administrativa con 3 años sin empleo y sueldo por un delito de tráfico de influencias.
15 julio, 2019 17:15


Juanma González

Un funcionario del Ayuntamiento de Valencia ha sido sancionado con tres años sin empleo y sueldo por ofrecer una licencia de un local a cambio de 600 euros y "un par de polvos".

El sancionado, que ocupaba el cargo de jefe de sección de la oficina técnica de Expropiaciones del Ayuntamiento de Valencia, ofreció entre los años 2014 y 2015 facilidades al propietario de un local para concederle la licencia municipal para operar como local de alterne.

El promotor, de origen búlgaro, almacenó grabaciones telefónicas y denunció los hechos. En los audios, el funcionario explicaba que, gracias a su ayuda, se había ahorrado mucho dinero y que "Con 600 euretes lo podríamos arreglar".
"Dos polvos cuando abráis"

También se pudo escuchar cómo trató de justificarse detallando que "Hay una montaña de papeles que te cagas", y que, cuando estuviese abierto el prostíbulo, agilizaría los trámites para obtener la licencia a cambio de "dos polvos".
Maisu, gran repostera de Elche, asesinada por su marido 10 días después de separarse
David López FríasLa vida de la víctima (31). Pascual no soportó la ruptura y la esperó en el garaje con un arma blanca. Cuando ella llegó para irse a trabajar, la degolló.

"Tranquilo, que no voy a cobrar hasta que no lo tengáis" o "no digáis a nadie que estoy detrás de todo el rollo" son otras de las frases que se pudieron escuchar en la grabación.

En 2017, el funcionario quedó absuelto durante el juicio por la vía penal, según ha podido constatar el periódico Las Provincias. En aquel juicio, el magistrado entendió que se incumplía uno de los requisitos del delito de tráfico de influencias al no haberse dictado una resolución. Sin embargo, se mantuvo el relato de los hechos probados y fue denunciado por la vía administrativa.

Ahora, una nueva sentencia ha confirmado el castigo de tres años de suspensión de empleo y sueldo para el funcionario. El sancionado, por su parte, ha recurrido la sentencia, pero el juez ha desestimado sus pretensiones.