Autor Tema: Otra vez el metro  (Leído 98671 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #981 en: 12 de Febrero de 2022, 08:15:21 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #982 en: 26 de Febrero de 2022, 16:24:25 pm »

Un chico de 20 años detenido con cuatro escopetas y dos navajas en el Metro de Madrid


Raquel Duva
Madrid
25/02/2022  14:44h.
Un chico de 20 años detenido con cuatro escopetas y dos navajas en el Metro de Madrid
Los vigilantes de seguridad de la estación de Almendrales le han dado el altoCUERPO NACIONAL DE POLICÍA
El joven ha sido trasladado a la comisaría de Usera, donde permanece arrestado
Tres de las escopetas figuraban como sustraídas en España, Finlandia y Croacia
Deben comprobar su procedencia y si han sido utilizadas en algún hecho delictivo a una organización criminal.
Faltaban 20 minutos para las seis de la mañana, la hora en la que el Metro de Madrid pone en marcha su servicio. En la estación de Almendrales -situada en la avenida de Córdoba- solo estaban los vigilantes de seguridad y algunos trabajadores, que se encargaban de preparar las instalaciones. De pronto un joven ha accedido al suburbano, con actitud esquiva. Parecía que iba armado. Los empleados han llamado a la Policía Nacional. Un coche patrulla ha acudido de inmediato.


El chico de 20 años y nacionalidad paraguaya, estaba indocumentado. Con el nombre que ha aportado no tenía antecedentes penales. Llevaba cuatro escopetas de caza en sus respectivas fundas y dos navajas, de las que tampoco ha podido aportar su documentación o explicar su procedencia.

 Los agentes le han trasladado a la comisaría de Usera para realizar las comprobaciones pertinentes. Tres de las escopetas figuraban como sustraídas en España, Finlandia y Croacia. Sospechan que podría haber adquirido este arsenal en el mercado negro, por lo que ha quedado detenido acusado de un delito de tenencia ilícita de armas.

Ahora la unidad de balística tendrá que determinar la procedencia y el uso que se ha dado a estas escopetas y a los cuchillos y comprobar si han podido ser utilizadas en algún hecho delictivo. No descartan que el arrestado pueda ser miembro de alguna banda dedicada al tráfico ilegal de armas o a una organización criminal.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado Ragnar

  • Master Honorario
  • *****
  • Mensajes: 1893
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #984 en: 21 de Marzo de 2022, 01:59:59 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #985 en: 21 de Marzo de 2022, 09:08:47 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado Ragnar

  • Master Honorario
  • *****
  • Mensajes: 1893
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #987 en: 30 de Marzo de 2022, 01:29:49 am »
De los cercanías del Gobierno central no dice nada, que no hay día que no tengan problemas, será que el dinero público se va en jugosas comisiones para familiares y empresarios amigos del narcisista.

https://twitter.com/SufridoresMetro/status/1508418521444888590?t=mmiLdYmXDQrjCyyNF1uTaw&s=19



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #988 en: 18 de Abril de 2022, 20:38:25 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
« Última modificación: 08 de Mayo de 2022, 20:59:12 pm por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #991 en: 07 de Junio de 2022, 09:37:45 am »

El dilema del Metro de Madrid: pagar 300 millones o tener menos trenes


El vencimiento de los contratos de alquiler de vagones obliga a la empresa a pagar 161 millones en 2022, y a decidir si gasta otros 174,3 millones entre 2027 y 2028
.
VÍCTOR SAINZ
Juan José Mateo
JUAN JOSÉ MATEO
Madrid - 06 JUN 2022 - 05:00 CEST
Pan para hoy y hambre para mañana. Esa es la fórmula que llevan aplicando los gestores del Metro de Madrid para ampliar su flota de trenes desde hace más de 20 años: en lugar de adquirir nuevos vagones, los directivos firmaron un puñado de acuerdos de alquiler con opción a compra. Así, a finales de 2021, esta empresa pública no era dueña del 59% de los vagones que circulaban por sus vías. Y ahora ha llegado el momento de decidir si comprar o no muchos de ellos. Salvo que haya un difícil acuerdo para extender los alquileres, Metro de Madrid, sumido en una grave crisis económica por el incremento de los precios de la energía y el descenso de viajeros, tendrá que pagar 310 millones entre 2022 y 2028 para mantener la flota actual, según datos obtenidos por EL PAÍS en aplicación de la ley de transparencia. Si además, como es previsible, la compañía quiere incrementar el número de convoyes con la compra de 60 nuevos coches que anunció en 2018, la factura engordará en otros 700 millones, para un total de más de 1.000.


MÁS INFORMACIÓN
La “grave situación económica” del Metro de Madrid: cuentas al límite y baja solvencia
“El modelo, y sus consecuencias, no es nuevo: se hacen infraestructuras sin planificar las necesidades, se recurre al alquiler de los trenes y eso nos hipoteca por décadas”, lamenta María Acín, de Más Madrid. “Todos estos trenes, los que tenemos en alquiler y los nuevos, son imprescindibles para nuestro metro, para mejorar el servicio y para dar respuesta a las necesidades de las ampliaciones”, argumenta sobre las nuevas líneas de servicio que se han proyectado. “Estamos muy preocupados porque estas necesidades chocan frontalmente con la situación económica de Metro de Madrid”, subraya. Y advierte: “O se hacen ahorros, se invierte y se recapitaliza la compañía, o nuestro suburbano va a seguir empeorando, y con él nuestro día a día”.

“El modelo de leasing por el que optó la Comunidad ha demostrado ser nefasto para la situación financiera del metro: se debía haber optado por la compra del material rodante”, amplía Gonzalo Pastor, diputado del PSOE. “Exigiremos explicaciones en la Asamblea. ¿Cómo y por qué se tomó esa decisión? ¿Cuál ha sido el coste real?”, añade, en referencia a que esta fórmula dispara los costes, porque a lo gastado en la compra hay que añadir lo gastado en alquileres. “Este sistema ha sido un desastre. El Gobierno de España ha comprado nuevos trenes de gran capacidad para la red de Cercanías por 2.445 millones de euros. De esa forma capitalizas la empresa y por supuesto renuevas la flota. Es lo mismo que tiene que hacer la Comunidad”.


“El problema al que nos enfrentamos es el afán liberalizador del PP”, opina Carolina Alonso, de Podemos. “El jueves, mientras defendíamos al sector del taxi frente a la entrada de las VTC propiedad de multinacionales extranjeras, Ayuso se atrevió a decir que con las políticas progresistas nos íbamos a mover en burro”, recuerda. “Pues como siga recortando en trenes, como siga apostando por una tarifa no regulada de la electricidad, al final sí que nos vamos a mover en burro, pero encima a precio de oro”.

Situación económica “grave”
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SUSCRÍBETE
El vencimiento de los contratos de alquiler llega en el peor momento. Los gestores de Metro han transmitido a los trabajadores que la empresa se encuentra en una situación económica “grave”. El número de viajeros, que financia a la compañía a través del pago de sus billetes, es aún un 20% inferior a antes de la pandemia. El aumento de los precios de la electricidad, unido a la polémica decisión de no optar por una tarifa fija, como la mayoría de empresas públicas, ha asfixiado a las cuentas de la compañía. Y cada vez hay menos patrimonio con el que afrontar esas eventualidades negativas: ha pasado de más de 1.000 millones a menos de 400 en apenas una década.

La crisis financiera coincide, además, con la reputacional. Está el frente abierto con los trabajadores por las muertes causadas por el amianto que hay en la red, y con el suburbano de Buenos Aires por haberle vendido vagones con este material cancerígeno. Está el conflicto con los cientos de vecinos de San Fernando de Henares que han tenido que abandonar sus casas porque la línea 7B ha afectado a los cimientos. Y están las quejas de los pasajeros por las esperas en los andenes y las aglomeraciones en los vagones, exacerbadas desde que la compañía ha decidido recortar gastos eliminando un 10% de los trenes que tenía circulando.


En ese difícil contexto llega la hora de pagar. En diciembre de 2021, el consorcio de transportes ya gastó 367 millones de euros en adquirir 684 unidades de coches que Metro de Madrid tenía en esta modalidad de alquiler con opción de compra. En enero de 2022, la compañía activó esa misma cláusula del contrato de arrendamiento de 96 coches, de las series 2.000 y 5.000, con la compañía MB Deal 97 S.L. (grupo Bank of América) por un importe de 25,3 millones (una media por coche de 264.000 euros). Además, la empresa pública prevé gastar a finales de año otros 135,6 millones en adquirir 347 coches de las series 6.000, 7.000 y 8.000 que explota en arrendamiento desde 2007 y gracias a un acuerdo con la Sociedad Plan Azul 07 S.L (391.000 euros de coste medio por coche). Finalmente, Metro de Madrid tiene la opción de comprar 302 coches de las series 3.000 y 8.400 arrendados a la sociedad Plan Metro: la fecha límite para comunicar el interés en la compra es entre julio de 2027 y enero de 2028 por 174,3 millones de euros (577.000 por coche).

Cuanto más se retrase la decisión de compra (si es que finalmente se activa), más se encarecerá la operación: Metro tendrá que seguir pagando el alquiler de esos vagones. Así, el tiempo juega doblemente en contra de la compañía, pues también el factor de obsolescencia afecta a estas operaciones: la antigüedad media de los trenes de la empresa pública es de 20 años, y ya se conoce un caso en el que Metro ha considerado que no le merecía la pena ejecutar la opción de compra en esas circunstancias.

“En el ejercicio 2008, se firmó con la empresa Plan Metro S.A. un contrato de arrendamiento operativo de material móvil ferroviario con una duración de 17 años, y cuyo objetivo es la mejora y ampliación del servicio de transporte en los próximos años”, se lee en la memoria económica de Metro para 2020, que es la última publicada. “El contrato posee una opción de compra, pero se desestima su realización por considerarse superior al valor de los bienes en el momento de la finalización del contrato”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #992 en: 14 de Junio de 2022, 07:25:13 am »
.
La Policía Nacional ha detenido a siete jóvenes por una agresión ocurrida este domingo entre dos grupos dentro de la línea 6 del Metro de Madrid, según la Jefatura Superior de la Policía de Madrid


Los hechos ocurrieron a las 9:00 de la mañana de este domingo en un convoy que discurría entre Cuatro Caminos y Nuevos Ministerios. Dos jóvenes comenzaron a pegarse con un grupo de otros cinco, abriendo un extintor y rociando su espuma antifuegos para defenderse.

PUBLICIDAD

Un pasajero accionó el botón de emergencias y hasta el lugar acudieron los servicios de seguridad del Metro. Los pocos viajeros que en ese momento estaban en el vagón intentaron refugiarse en una parte del mismo y una mujer con su hijo entró en la cabina del conductor del suburbano.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #994 en: 09 de Julio de 2022, 07:21:51 am »

La Fiscalía pide 8 años de cárcel para el hombre que dejó ciego a un enfermero por pedirle que se pusiera la mascarilla en el metro


El agredido perdió la visión del ojo derecho por el puñetazo. El Ministerio Público acusa al joven de un delito de lesiones

https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/Judicial/fiscalia-pide-8-anos-carcrl-hombre-que-dejo-ciego-enfermero-pedirle-que-pusiera-mascarilla-metro/20220708102141423835.html





La última huida de Juan Camilo, el camarero colombiano que dejó ciego a un sanitario en el metro
Está en España en situación ilegal y la justicia lo buscaba por otros delitos, como hurto o receptación. Cuando fue arrestado preparaba su enésima fuga.
21 julio, 2021 01:29

David López Frías @lopezfrias

Tiene sólo 19 años, pero la edad no es óbice para que tenga ya a sus espaldas un dilatado historial delictivo: hurtos, robos, receptación de mercancías robadas y daños contra el patrimonio. Es el cuestionable 'palmarés' de Juan Camilo Londoño Cardona, el joven colombiano que agredió salvajemente a un sanitario en el Metro de Madrid. A causa del ataque, la víctima ha perdido la visión en el ojo que recibió el impacto.

En la barriada de San Andrés, donde se produjo su detención, evitan hablar del agresor. No de la agresión, porque ha sido el tema de sobremesa en el barrio desde su detención en la tarde del lunes. Sí del individuo. Por precaución: “Que aquí vive gente muy peligrosa ya lo sabíamos. Aquí al lado hay una discoteca de salsa y muchas noches acaban a puñaladas”, subraya un vecino de la zona.

Por precaución o por desconocimiento. No es un rostro conocido en el barrio. No se relacionaba con sus vecinos. No saben de él en ninguno de los comercios próximos. En el Bar La Morcilla, a escasos 30 metros del domicilio del detenido, aseguran que no les suena: “Ayer hubo mucha movida en la calle (de Nuestra Señora de Begoña). Mucha policía y cámaras. Aquí, si vienen las cámaras es por algo malo, no por un premio”, apunta resignado un parroquiano.
Edificio en el que fue detenido el agresor

Edificio en el que fue detenido el agresor DLF

En los parques, todos los jóvenes rehuyen el tema. "No serás policía, ¿no?", inquiere algún desconfiado. En su edificio nadie contesta y el que contesta no quiere hablar. Algún vecino se anima a hablar en la calle, con la condición de que no se revele su identidad: “Es un chico que no tenía papeles y vivía con otros inmigrantes”, cuenta un vecino del bloque contiguo, que si bien señala que alguna vez había habido alguna queja por la música alta, también reconoce que “nunca hemos tenido problemas serios con ninguno”. También señala que estaba relacionado con bandas latinas.
Camarero errante

En efecto, Juan Camilo no tenía los papeles en regla en España. Dicen que llegó a España siendo aún menor de edad. Originario de Armenia (Colombia), ha estado trabajando sin contrato en algunos establecimientos hosteleros del centro de Madrid. El último conocido, un bar próximo a la estación de Atocha. No obstante, en ninguno ha durado mucho tiempo. Llevaba una vida bastante nómada. Necesidad obliga. Sus causas pendientes le acuciaban.

Antes de llegar a Madrid estuvo residiendo en otros puntos de la geografía española, como la Comunidad Valenciana o Baleares. De allí (Alicante y Mallorca) proceden las órdenes de busca y captura que el detenido tenía pendientes. Dicen que también había rondado por Barcelona. Se le buscaba como presunto autor de numerosos delitos menores. Bajito (1,63) pero violento y armado, como la noche del ataque.

Allí, en el tren de la línea 1, fue donde perpetró la agresión. Pasó a la altura de la estación de Alto Arenal (Vallecas). Un joven vestido de negro y con una gorra rosa asestaba un terrible puñetazo a un hombre, que caía abatido ante la estupefacción general. El agresor, Juan Camilo, abandonaba el metro con sangre fría. A modo de despedida le espetaba: "Gilipollas, que te quede claro: ojalá te mueras". Sus compañeros abandonaban el metro junto a él sin recriminarle la acción.

Tras el suceso, Metro avisó a la Policía Nacional y al Servicio de Asistencia Municipal de Urgencias-Protección Civil (SAMUR-PC), que atendió a la víctima de la agresión y le trasladó al Hospital 12 de Octubre, precisamente el centro donde trabaja. La víctima fue operada el lunes, el mismo día que apresaron a Juan Camilo. Los médicos consiguieron recolocar el globo ocular, pero no pudieron salvarle la visión del mismo.

La agresión tuvo lugar el jueves por la noche y, desde entonces, Juan Camilo ha estado huyendo. Cuando lo detuvieron el lunes se encontraba en su domicilio, recogiendo sus enseres personales para huir fuera de Madrid. Una vez más. Casi todos sus movimientos por España han estado motivados por eso, por la presión policial tras cometer algún delito. Está acostumbrado al conflicto y por eso portaba un puño americano, el arma con el que creen que materializó la agresión.
Preparaba la fuga

Cuentan desde su entorno que esa noche la pasó fuera de casa y que se apoyó en sus amigos, los mismos que le prestaron el abono de transporte no nominal. Juan Camilo sabía que le habían grabado y procedió a ocultarse. El impacto del suceso en redes y medios le asustó y hizo acelerar el proceso.

Sabía Juan Camilo que le estaban buscando y no tenía ninguna intención de asumir responsabilidades por el ataque. Se tiño el pelo de rojo, escondió las características dilataciones que llevaba las orejas y contactó, según ha podido saber EL ESPAÑOL, con amigos que le tenían que facilitar la huida. También procedió a borrar todo rastro suyo en sus redes sociales.

Maniobras todas inútiles: los agentes de la Brigada Móvil de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ya lo tenían ubicado. El rastro de las tarjetas de metro contribuyeron, pero fue un conocido suyo el que facilitó los datos necesarios para su identificación. Lo pillaron in extremis. Cuentan que, tras su arresto, quiso taparse para que no le reconocieran. Pero lo único que alcanzó a coger fue la misma gorra rosa con la que apareció en el vídeo de la agresión.

“No me gustó el tono con el que me dijo que me pusiera la mascarilla”, fue lo primero que declaró ante la policía, para justificar su salvaje agresión. Poco arrepentimiento y mucho que aclarar. Ahora está preso tras haber fracasado su última huída. Una más en el dilatado historial de Juan Camilo.

   
   

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260

Desconectado Ragnar

  • Master Honorario
  • *****
  • Mensajes: 1893
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #996 en: 11 de Julio de 2022, 22:01:00 pm »
Está cojonuda Barcelona...

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 205260
Re: Otra vez el metro
« Respuesta #997 en: 16 de Julio de 2022, 08:06:05 am »