Autor Tema: La reincidencia no es suficiente... al parecer  (Leído 56141 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #420 en: 15 de Enero de 2016, 09:01:14 am »
Puertollano: Se entrega a la Policía tras permanecer atrincherado con un arma durante cinco horas

Un hombre que se había atrincherado con un arma de fuego en su casa de Puertollano se ha entregado a la Policía después de cinco horas de encierro, han informado a Europa Press fuentes policiales. Estas mismas fuentes han precisado que en la casa, situada en el barrio de Las Mercedes, se encontraban también su mujer y sus hijos y que no es la primera vez que esta persona protagonizaba un incidente similar. Finalmente se ha entregado a la Policía y nadie ha resultado herido.

Los hechos se iniciaron cuando la Policía se personó en su casa con una orden de arresto contra él y una orden de registro en el domicilio. En ese momento, la persona reaccionó efectuando varios disparos ante la llegada de los agentes.

Hasta el lugar se desplazó un negociador del Cuerpo Nacional de Policía y fueron movilizados efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO). Desde las 5.00 horas de la madrugada ha permanecido atrincherada esta persona hasta que finalmente se ha entregado pasadas las 10.00 horas.
Al detenido se le imputan diversos delitos contra el patrimonio y otros violentos contra las personas, entre ellos una reciente tentativa de homicidio, además de otros delitos relativos a amenazas graves contra agentes de la autoridad y también contra la seguridad vial, informa la policía.

El pasado mes de noviembre el detenido fue sorprendido robando en el interior de un Colegio de Puertollano. se dio a la fuga al percatarse de la presencia policial, disparando en varias ocasiones con una escopeta contra los agentes y llegando a producir impactos en el propio vehículo policial.
Además de diversos delitos contra el patrimonio, de los disparos efectuados contra los policías en el mes de noviembre y también de otras amenazas graves que habría vertido contra varios agentes, esta misma persona también se encuentra inmersa en una investigación policial como presunta autora de una tentativa de homicidio ocurrida hace escasos días.


La puesta a disposición judicial está prevista para las próximas horas ante la Titular del Juzgado de primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #421 en: 09 de Abril de 2016, 08:22:42 am »
«El Diablo» siembra la alarma en Algete

Los vecinos convocan una protesta contra un peligroso delincuente que queda libre pese a su multirreincidendia

CARLOS HIDALGO - @carloshidalgo_Madrid - 07/04/2016 a las 23:17:01h. - Act. a las 10:09:44h

Los vecinos de Algete no pueden más. Del primero al último, incluyendo a su alcalde, la Policía Local y la Guardia Civil. El delincuente conocido como «El Diablo» lleva casi un lustro sembrando la alarma, sin que la autoridad judicial decrete prisión preventiva contra él. Fuentes de la investigación hablan de que tiene tras de sí unos 50 robos en coches e incluso algunas viviendas; pero creen que podría estar detrás de más de 250 en los últimos cuatro años. Hoy se ha convocado una cacerolada contra él en este localidad de 20.000 habitantes.

Se llama David S. A., tiene 42 años y ya en el colegio se le conocía como «El Diablo». Regresó a Algete en 2011, a casa de su madre, después de cumplir diversas condenas en Andalucía durante más de una década. Al principio, no daba problemas. Pero este hombre empezó a mezclar su tratamiento de metadona con drogas y alcohol, y volvió a desatarse.

Su «especialidad» es reventar coches para robar lo que pueda haber de valor en su interior, y así costearse sus dosis de estupefacientes. Así es como le sorprendieron ayer mismo en la calle de Félix Rodríguez de la Fuente, de la urbanización Monte Tesoro, tras, supuestamente, destrozar once vehículos. Fue pillado «in fraganti» por las Fuerzas del Orden, pero, tras pasar a disposición judicial, la titular del juzgado número 1 de Torrejón de Ardoz le dejó en libertad con cargos a las tres y media de la tarde. Sus delitos, con el Código Penal en la mano, son menores y no conllevan el ingreso en prisión preventiva. Pese a la multirreincidencia.

Pero ayer los vecinos esperaban que sí que entrara en la cárcel. Entre otras cosas, porque cuenta con una condena de seis meses pendiente por otros asuntos en Sevilla y tiene hasta el 18 de abril para presentarse voluntariamente en el centro penitenciario. Pero ni siquiera así. «La Policía Local y la Guardia Civil cumplen su trabajo, pero la situación ya resulta alarmante», narra el alcalde de Algete, Cesáreo de la Puebla. Por eso, esta tarde, los vecinos han convocado una cacerolada contra «El Diablo».

Además de robos en el interior de vehículos, este delincuente quema contenedores y hasta sale a la calle con un hacha en la mano, amenazando a los lugareños. En alguna ocasión se le ha arrestado portando un gran machete e incluso ha intentado arrebatar su arma reglamentaria a la Policía durante un forcejeo. Es tremendamente violento. Capaz de autolesionarse en un arresto.

En lo que llevamos de 2016, ya le han detenido media docena de veces. Y, tal como llega a los juzgados de Torrejón, queda libre. Con cargos, pero libre. En Algete no saben ya qué hacer. La impotencia es palpable en el pueblo y temen que «El Diablo», antes de que supuestamente sea encarcelado el día 18, vuelva a hacer de las suyas.

Desde el Ayuntamiento, para evitar que esto ocurra, se ha puesto en marcha un plan especial, en el que participan la Policía Local y la Guardia Civil. Se está informando a vecinos, comerciantes y demás colectivos y recabando información; esperan lograr que esta última oleada de robos no se repita.

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Brontosaurus
  • **
  • Mensajes: 16364
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #422 en: 12 de Abril de 2016, 14:07:38 pm »
tes de Empresariales.

Conde se codeó con la aristocracia económica, mantuvo buenas relaciones con la monarquía, recibió el honoris causa de la Complutense y se convirtió en la gran esperanza de la derecha

Todo se desmoronó a media mañana del 28 de diciembre de 1993. Era el día de los Inocentes, pero no era una inocentada: el Banco de España intervenía Banesto. El agujero detectado era de 605.000 millones de pesetas (casi 3.800 millones de euros), aunque se llegó a decir entonces que lo que había aflorado podría no pasar del 20% del total y que se presumía que una parte se había evadido dinero a paraísos fiscales.


La máxima autoridad llevaba tiempo advirtiendo al banquero de la situación en la que se encontraba, pero este no enderezó el rumbo. Banesto no había podido seguir el ritmo marcado por el Banco Santander con las supercuentas (algo que tampoco pudieron el Central y el Hispano, a los que el Banco de España obligó a fusionarse para evitar males mayores). Además, dio otro sonoro tropiezo con el intento de colocar en Bolsa la Corporación Industrial Banesto (el banco contaba con importantes inversiones en empresas), frustrada por la Guerra del Golfo que paralizó la economía mundial.

Atorado por esos fracasos, lo único que hizo Conde fue encerrarse e idear una ampliación de capital de 130.000 millones (unos 781 millones de euros) para la que contaba con el apoyo del banco estadounidense JP Morgan. En abril de 1994 Banesto fue vendido al Santander en subasta por 313.476 millones de pesetas (1.884 millones de euros).

Atorado por esos fracasos, lo único que hizo Conde fue encerrarse e idear una ampliación de capital para la que contaba con el apoyo de J. P. Morgan

Después pasó a otra dimensión. De modelo tornó a demonio; de figura fulgurante a especulador insaciable; de gran esperanza blanca a gran fiasco de la derecha… Atacó a El Sistema (publicó un libro con ese título criticando el poder establecido) mientras en el Congreso de los Diputados se investigaba su vida y milagros y en los juzgados, el camino de perdición que había trazado para llegar a su situación. En marzo de 2000, la Audiencia Nacional le condenó a 10 años por estafa y apropiación indebida, que el Supremo elevó a 20 años en 2002 (Romaní pidió expresamente no estar en la misma cárcel que él). Un poco antes había intentado presentarse con el CDS a diputado nacional en busca del aforamiento, pero no lo logró.

Cumpliría la mitad. Cuando salió de Alcalá-Meco declaró “estoy contento porque afortunadamente se ha hecho justicia”. Luego prodigaría las apariciones en tertulias y entrevistas televisivas y volvería a intentar la aventura política en las elecciones gallegas, donde también fracasó. Mientras tanto, al parecer, estaba trayendo el dinero que se había acumulado en Suiza procedente de Banesto en una nueva etapa en la que también sus hijos aparecen involucrados.


Ni ha devuelto el dinero robado ni ha pagado a hacienda y cumple sólo la mitad de la pena, pero conservaba sus propiedades y tenía empresas.


Supongo que ahora irá a prisión sin fianza, no?

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #423 en: 22 de Junio de 2016, 07:18:22 am »
El joven que atropelló a un guardia civil en 2013 arrolla a un policía local

El agente le dio el alto tras verle conducir su moto de forma temeraria pero éste no se paró y al esquivarlo se cayó al suelo

Con 19 años arrolló con su moto a un guardia civil en un control en Lorbé en 2013 y le rompió la tibia y el peroné. El pasado domingo, cumplidos los 23 y pilotando una motocicleta de gran cilindrada, provocó la caída y lesión de un agente de la Policía Local de Oleiros en Perillo.

Este joven, vecino de Perillo, fue arrestado ahora por el Instituto Armado acusado de un delito contra la seguridad del tráfico con resultado de lesiones.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado domingo por la tarde, cuando el joven conducía de forma temeraria, a gran velocidad y en algunas incluso en sentido contrario, por la avenida Rosalía de Castro, la vía que sale de Perillo en dirección a Sada.

Esta forma de conducción alertó y alarmó a los vecinos de la zona y también llamó la atención de un agente de la Policía Local que estaba por el lugar, conduciendo también una motocicleta.

El policía le dio el alto pero este vecino de Perillo lo ignoró y provocó la caída del agente al suelo al realizar éste una maniobra evasiva para esquivarlo y no resultar arrollado. A causa de la caída el agente sufrió lesiones. Pudo anotar la matrícula por lo que poco después ya localizaron la dirección del propietario y acudió una patrulla a su domicilio.

En ese momento el conductor de la motocicleta no estaba en la vivienda, aunque sí su moto que estaba en el garaje. Los agentes hablaron con un familiar, al que informaron de que si no se presentaba en las dependencias de la policía de Oleiros acudirían a buscarlo de nuevo, bajo la acusación de un delito contra la seguridad del tráfico con resultado de lesiones a un agente.

El motorista sí se presentó en las dependencias policiales horas después, poco después de las diez de la noche. En ese momento ya fue detenido y tanto él como las diligencias ya se trasladaron al cuartel de la Guardia Civil de Oleiros.

Una vez que fue detenido los agentes comprobaron que era reincidente. Concretamente, fue el joven que en julio de 2013 fue arrestado por haber atropellado con su motocicleta a un guardia civil que realizaba un control de seguridad ciudadana en Lorbé. El agente le dio el alto pero el joven no se detuvo y se lo llevó por delante, causándole la rotura de la tibia y del peroné.

En aquella ocasión hasta tres cuerpos de seguridad colaboraron para tratar de localizar al joven porque se dio a la fuga después de atropellar al agente. Tras tres días de pesquisas por parte de las Guardia Civil de Oleiros, la Policía Judicial y el Grupo de Investigación de Accidentes de la Agrupación de Tráfico lograron identificarlo y localizarlo.

Entonces ya ingresó en prisión y se le imputaron los delitos de atentado a un agente de la autoridad, lesiones, omisión del deber de socorro y conducción temeraria. El Juzgado de Guardia también le decretó el decomiso de la moto y la retirada del permiso de conducir.

La Policía Local de Oleiros también colaboró el pasado domingo con la Guardia Civil en la detención de un hombre acusado de agredir a su mujer. Los hechos ocurrieron junto a la antigua nave de Iveco en O Carballo. Al parecer la pareja, residente en el País Vasco, inició una discusión en el camión en el que viajaban, que terminó en agresión. La mujer fue trasladada a un establecimiento hostelero del municipio con el que el Concello tiene convenio para estos casos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #424 en: 06 de Febrero de 2017, 10:39:40 am »
Anatomía de un ladrón: Ismael ha sido detenido 77 veces, la última por robar en El Español

Con solo 33 años acumula tantos hurtos y robos como una banda organizada. Está reclamado en 8 juzgados.


Daniel Montero @monteroblog
Alejandro Requeijo @Alex_Requeijo
05.02.2017 18:03 h.

Calma y sangre fría. Ismael Benito Ortega sabía que aquellos eran los ingredientes de un ladrón de éxito. Los mismos que le habían hecho esperar en la penumbra a que el garaje se abriera para poder colarse en el edificio. Y los mismos que le habían llevado piso por piso desde la planta más alta del bloque de oficinas hasta la puerta de la redacción de EL ESPAÑOL, cuatro niveles más abajo.

Era lunes, 21 de noviembre. El reloj marcaba las 19:21 de la tarde y mientras en la redacción saltaba la noticia de una anciana que había fallecido tras el incendio provocado por una vela, Ismael detuvo la puerta con su mano. Era su momento. Un acceso libre propiciado tras la marcha de una visita. Nada hacía pensar que aquel señor con americana y camisa a cuadros era en realidad un descuidero de manual. Un hombre con 77 detenciones a las espaldas. Con solo 33 años acumulaba tantos hurtos y robos como una banda organizada al completo.

Calma y sangre fría. El mantra de nuevo. Calma para que las sesenta personas que trabajaban en aquella planta no se dieran cuenta de su asalto. Y sangre fría para localizar con una sola mirada las cámaras de seguridad de la estancia. Esa fue a la vez su virtud y su error. La forma en la que su rostro quedó inmortalizado y que sirve ahora de prueba para la Policía. Con un paso firme, Ismael entró en la sala y se marchó seguro hacia uno de los baños.

No hubo señal de alarma. No hubo voz de alto. Contribuyó a su argucia el hecho de que, por lo discreto de algunos trabajos y la confidencialidad que se les debe a las fuentes, en una redacción como la de EL ESPAÑOL nadie hace demasiadas preguntas si detecta el paso de una persona desconocida. Ismael aprovechó el hueco y desapareció en los despachos, situados en la esquina contraria de la planta y desocupados ya en aquel momento.
Objetivo: no romper nada

Allí aplicó Ismael el principal código de cualquier ladrón profesional: nunca seas agresivo y sobre todo, nunca rompas nada. Es mejor dejar un buen botín guardado bajo llave en un armario que forzar la cerradura y ser acusado después de un robo con fuerza. En el primer caso, el hurto se puede solventar simplemente con un juicio rápido. En el segundo, Ismael y sus colegas de profesión pueden terminar con sus huesos en la cárcel.

Nació en 1983 cuando su madre tenía sólo 14 años. Y por eso terminó al cuidado de su abuela, que con cuatro años decidió entregarle a los Servicios Sociales. Los educadores de la Comunidad de Madrid pasaron a ser su nueva familia, hasta que sus padres biológicos tuvieron la edad suficiente como para hacerse cargo. O al menos intentarlo. Tampoco salió bien.

A los quince años, después de una convivencia de conflictos y peleas, Ismael fue entregado de nuevo por sus padres a los Servicios Sociales. Otra vez a la rueda. Al péndulo sentimental que -para quienes le conocen- le marcó de por vida. Ya entonces el ladrón coqueteaba con la droga en su barrio al sur de Madrid.

Con 19 años ingresó en prisión por primera vez a causa de un robo. Y desde ahí ha entrado y salido del ‘hotel’ de forma intermitente. Su vida es el robo y el trapicheo, tanto que su nombre está controlado por la Policía en las casas de compra-venta de la capital.
Intentó reconducir su vida

No siempre fue así. De hecho, Ismael intentó rehacer su vida y montar una familia. No lo tuvo fácil. Con 24 años intentó sentar la cabeza. Carretillero, mozo de almacén, trabajador de obra. Incluso aprobó el permiso para conducir camiones e intentar dar un giro a su vida. Pero aquello se rompió seis años después, igual que la familia que le mantenía pegado al suelo.

Desde entonces, sin nadie a quien rendir cuentas, su traza delincuencial se multiplica. Ya todo vale. Sus asaltos se multiplican, al igual que su dependencia del polvo blanco. Desde la última vez que salió de la prisión madrileña de Navalcarnero el 25 de junio de 2012, los agentes le achacan más de 50 robos. Más de uno al mes. Y podrían ser muchos más, si se tiene en cuenta aquellos donde no ha sido detectado.

Calma y sangre fría. Poco importaba ya todo aquello de ser una persona normal. Para Ismael, ese lunes era suficiente con salir de la redacción de EL ESPAÑOL sin ser detectado. En la mochila -que también recogió en uno de los despachos- escondía ya cuatro ordenadores portátiles de alta gama. Pasó una hora y media desde que las cámaras le vieron entrar hasta que le registraron saliendo de nuevo. Eran las 21:41 cuando el ladrón deshizo lo andado a paso ligero y salió por la puerta de la empresa. Nunca más miró a la cámara. Ni siquiera cuando bajó de nuevo al garaje para evitar el control de acceso y escapó con paso firme por la Avenida de Burgos de Madrid.
Ilustración: Javier Muñoz

Ilustración: Javier Muñoz
Otra vez Ismael

Fueron los agentes de la Comisaría de Policía de Chamartín quienes escucharon por primera vez esta historia, contada por una trabajadora de EL ESPAÑOL a modo de denuncia. El relato se convirtió en protocolo. Y este a su vez, en rutina. El número de hurtos en las oficinas de la zona era cada vez más creciente y al menos esta vez, una imagen ponía nombre al asaltante. Ismael Benito Ortega, nacido el 2 de noviembre de 1983 en Leganés. O, como dirían los agentes, otra vez Ismael.

Era común que el descuidero fuera detectado entrando en oficinas de la zona de Alcobendas o Chamartín, a 25 kilómetros de su último domicilio conocido. También es habitual que en sus detenciones ofrezca direcciones falsas para hacer más complicado llevarle ante un juez. En los dos últimos meses, le consideran culpable de al menos una docena de robos.

Su material preferido son los ordenadores y los teléfonos móviles. Productos fáciles de colocar en el mercado negro o en las plataformas móviles de segunda mano. Ahora, Ismael podía pulir un portátil de 1.500 euros a precio de tienda por los 100 euros que cuesta una dosis. Y otra vez a la rueda. Los agentes habían detectado incluso que su antagonista estaba cada vez más demacrado. Ajado por una edad que en realidad no le pertenece. De hecho, las fuentes policiales consultadas no ocultan que atendiendo a sus ficheros policiales, Ismael siempre presenta mejor aspecto cuando acaba de salir de prisión. Allí al menos come tres veces al día.

La imagen de las cámaras de seguridad de la redacción de EL ESPAÑOL se convirtió entonces en la principal prueba contra Ismael. Alguien le reconoció también como la persona que se había colado días antes en el edificio de una empresa de seguros. Y la bola siguió creciendo. Al contrario que las esperanzas de encontrar los ordenadores robados. En pocas horas, Ismael era capaz de dar los portátiles a un perista y lavarse las manos. Sería otra persona quien se encargaría de mover la mercancía, para romper la cadena entre el hurto y su posterior venta. O al menos eso suponían.
Segundo intento

En su contra; los mismos relatos de siempre. Objetos sustraídos y nada roto. Otra vez en la frontera del hurto por descuido. Y otra vez con la certeza de que Ismael entraría por una puerta y saldría por la otra si la Policía tenía la suerte de detenerle de nuevo.

En aquella fecha, Ismael estaba ya buscado por un juzgado de Colmenar Viejo, otro de Pozuelo, por el número 7 de Madrid, por los agentes de la comisaría de Fuencarral, de Chamartín, de Alcobendas y por los policías de la Judicial de San Blas.

Calma y sangre fría. Y esta vez por partida doble. Habían pasado 38 días desde que el ladrón se coló por primera vez en la redacción de EL ESPAÑOL cuando decidió repetir la hazaña. Ya sabía dónde estaban las cámaras, conocía el edificio y tenía la esperanza de que, con las vacaciones navideñas de por medio, la zona estuviera menos poblada que en su primera incursión.

Ismael tienta a la suerte y supera la estadística. En España, dos de cada tres presos vuelven a pisar la cárcel y una persona con 20 años pasa de media cuatro veces más por prisión a lo largo de su vida. Él cumple con el perfil con solo 33 años. Y vuelve de nuevo al hurto. Al descuido para conseguir la dosis. Era la tarde del 29 de diciembre cuando el ladrón intentó de nuevo colarse en el edificio. Otra vez por el garaje. Otra vez la espera en la penumbra hasta que la puerta de empleados se abre, dando acceso al maná de la oficina. Una rutina, que seguramente nunca le llevó a preguntarse dónde o a quién estaba robando. No es personal, sólo un modo de vida.
Un grito en el garaje

La apuesta estaba echada, pero esta vez salió cruz. Tanto que al abrir la puerta, se encontró sin saberlo con una de las personas a las que había robado en su entrada anterior. Una compañera de EL ESPAÑOL que había tenido tiempo más que suficiente para memorizar su cara, colgada en un cartel a la entrada de la redacción en el que alguien había escrito un "se busca" en boli como en un improvisado cartel del far west. Otra vez más, la imagen de la cámara de seguridad se tornaba en su contra.

La puerta se abrió e Ismael salió de la penumbra, provocando el grito de la periodista.

-Perdona, no quería asustarte, se excusó el ladrón.

-Si no pasas la tarjeta no vas a poder salir, le explicó la periodista.

Fue solo un segundo. Un momento en el que ambos notaron que la escena no encajaba. Ismael intuyó por la mirada que había sido descubierto, mientras la periodista confirmó que aquella silueta era el rostro que había visto durante días en la puerta de la redacción.

Además, el grito llamó la atención del equipo de seguridad del director de EL ESPAÑOL, que desde hacía unos minutos vigilaba los movimientos de Ismael desde el cuarto de cámaras. Se repitió el protocolo. El descuidero tomó el ascensor, subió, e intentó acceder a las oficinas planta por planta. Esta vez, sin embargo y de forma paralela, la Policía fue alertada de su presencia mientras el escolta revisaba todos sus movimientos.
Ilustración de Javier Muñoz.

Ilustración de Javier Muñoz.
Detenido a la carrera

Ismael mantuvo esta vez su regla inquebrantable. Esa que le mantiene una y otra vez lejos de la cárcel: nada de violencia. Intentó entrar en varias plantas y ante su fracaso, salió de nuevo por el garaje del edificio. Fuera, uno de los escoltas de Pedro J. Ramírez le abordó a la espera de que llegaran los agentes.

- ¿Qué haces por aquí?

- Me he confundido. Iba a otra oficina.

La conversación se torno banal. Circular. Sin sentido. Tanto que Ismael adivinó en ella una maniobra para retenerle hasta que llegara la Policía. En ese momento echó a correr en plena calle con la esperanza de no ser alcanzado. Y con la mala suerte para él de que los agentes, confundidos de oficina, se encontraban aparcados justo en la dirección en la que corría. Al ser alertados por el escolta, ocho de ellos se lanzaron sobre él hasta inmovilizarle. Otra vez el mantra. Tranquilidad y nada de violencia. Si no había heridos ni oponía resistencia, Ismael estaría en la calle a las pocas horas, por mucho que fuera detenido.

El guión se cumplió al dedillo. Igual que las otras 76 veces. El caso recayó de nuevo en el Juzgado de instrucción número 7 de Madrid; un viejo conocedor de sus andanzas. La Policía pidió de forma explícita que el juez le aplicara algún tipo de medida cautelar debido a su reincidencia, pero a la espera de ella, fue puesto de nuevo en libertad tras negarse a declarar. Para los agentes, entró por una puerta y salió por otra.
La reincidencia, a debate

Su caso es un fiel reflejo de la imposibilidad del sistema de hacer frente al fenómeno de la reincidencia en este tipo de delitos. Siempre que el robo no exceda los 400 euros se le acusa de un delito leve de hurto que se salda con multas. Sanciones ante las que siempre se declaran insolventes.

Los expertos penalistas consultados por este periódico admiten que es raro que alguien vaya a la cárcel por hurto, incluso aunque acumulen tantos como el protagonista de esta historia. En caso de que en un periodo corto de tiempo una misma persona acumule varias detenciones, un juez puede adoptar la decisión de imputarle un delito por lo que ya podría ser condenado a penas de entre uno y tres años. Pero esto queda a criterio del juez y no siempre se aplica.

El portavoz de la asociación Jueces para la Democracia (JpD), Ignacio González Vega, propone dotar de más medios a la Administración de Justicia para paliar este problema. “Organización y medios”, reivindica como solución al tiempo que pide no culpar a los jueces. Recuerda que en el Código penal se recoge la multirreincidencia. “Otra cosa es que puede haber algún fallo en el funcionamiento del sistema”, admite, pero descarta tomar medidas cautelares como la prisión preventiva cuando se comete un hurto.”No sé si tiene solución fácil”, zanja.

A estos inconvenientes hay que añadir las dificultades que existen para juzgar a alguien a quien no se le pueden notificar las citaciones en los tribunales al dar direcciones falsas. Eso alarga los plazos y facilita la prescripción, que en el caso de los hurtos es de un año. Solo cuando están en prisión y por tanto fácilmente localizables, se les puede juzgar por los hechos que tienen pendientes, pero eso no quiere decir que acumulen mucha condena.

Existe la posibilidad de unificar su pena sin que nunca lleguen a superar “el triple de la mayor”. Es decir: recibe la misma condena si tiene tres causas por hurto que si tiene 77. Y dicho esto, calma y sangre fría. Quizá en este momento Ismael lo esté intentando de nuevo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #425 en: 24 de Octubre de 2017, 08:23:41 am »
El condenado por clavar un cuchillo en la cabeza a un policía en Marcilla vuelve a las andadas: "Te haré lo mismo"

Tiene 23 años, es de nacionalidad nicaragüense y en 2014 fue condenado a ser expulsado de España, aunque la pena no llegó a ejecutarse.
detenido marcilla joven-nicaraguense expulsion-de-espana juicio-pendiente

23 de Octubre de 2017 (13:57 h.) Navarra.com

Tiene 23 años, reside en la localidad navarra de Marcilla aunque es de nacionalidad nicaragüense, se encuentra en situación administrativa irregular y cuenta un largo historial de delitos: por lesiones, malos tratos, atentado contra la autoridad, desórdenes públicos... En 2014 debió ser expulsado de España, aunque un juicio que tenía pendiente imposibilitó dar cumplimiento a esta condena.

Hace tan solo unos días se ha producido su última detención, en este caso por amenazar gravemente a un joven. "Te voy a hacer lo mismo que les hice a aquellos policías", le soltó a su víctima, que presentó una denuncia en la comisaría de la Policía Foral en Tafalla y dio lugar a este nuevo arresto en Marcilla.

Con su amenaza, S.R.G.L. hacía referencia a la sangrienta noche del día de la Lotería de Navidad de 2013, cuando acuchilló a dos policías forales y causó lesiones a otros dos que habían acudido poner orden en un piso de la citada localidad navarra.

Los hechos tuvieron lugar a medianoche. Los agentes fueron requeridos para personarse en la vivienda y allí se toparon con el criminal, que entonces contaba con 20 años. Sostenía un cuchillo en su mano y los policías le pidieron que lo soltase y saliese de la habitación. No hizo caso y decidieron encerrarle a la espera de refuerzos.

ATACÓ A CUATRO AGENTES DE LA POLICÍA

Otra patrulla se personó en el piso y volvieron a la habitación, donde encontraron al joven blandiendo dos cuchillos: uno de 20 centímetros y otro de 8. Tras desatender las órdenes policiales para que dejase las armas, el criminal se fue aproximando lentamente hacia los agentes y se abalanzó sobre ellos.

Clavó el cuchillo de mayores dimensiones en la cabeza de uno de los policías, produciéndole una incisión de 15 centímetros. Con el otro arma dejó una herida en la región frontal derecha del rostro a un segundo agente. Y los otros dos policías sufrieron lesiones físicas por las que tuvieron que revisar asistencia médica.

A pesar de la agresividad del joven y de su estado de agitación, porque continuaba lanzando golpes con los cuchillos en la mano, los cuatro agentes lograron reducirle y ponerle los grilletes. "Hijos de puta, cabrones, os voy a matar", gritaba el detenido según recoge el auto judicial por el que finalmente fue condenado.

"TE VOY A RAJAR COMO RAJÉ EN SU DÍA A UN PRINGAO COMO TÚ"

"Soy jefe de los Maras y voy a pedir vuestras cabezas", les amenazó haciendo referencia a la banda criminal que ha extendido sus violentas pandillas desde Centroamérica hasta Canadá y el sur de Europa. Otra patrulla del cuerpo policial navarro llegó hasta el domicilio para encargarse de conducirle a un centro médico para que fuese examinado y a comisaría posteriormente.

Durante toda la madrugada, las intimidaciones fueron la constante. "Me he quedado con vuestra cara, os voy a matar". "Sois unos mierdas para mí, os voy a rajar y despedazar". "Si logro quitarte la pistola te pego un tiro"... Hasta que en su escalada de agitación llegó a escupir en la cara a uno de los policías y le amenazó con apuñalarle: "Te voy a rajar como rajé en su día en la discoteca de Calahorra a un 'pringao' como tú".

El Juzgado de lo Penal Número 4 de Pamplona condenó en septiembre de 2014 a S.R.G.L. por un delito de atentado, cuatro delitos de lesiones, una falta de amenazas y otra contra el orden público. Se le impuso una pena de 3 años y 6 meses de cárcel, además de una multa de 280 euros y más de 12.000 euros en concepto de indemnizaciones para los cuatro agentes heridos. Uno de ellos, el que se llevó la cuchillada en la cabeza, tuvo que estar de baja 84 días y cuenta con una cicatriz como secuela de aquella noche; su indemnización se cifró en 6.265,13 euros.

NUNCA LLEGÓ A SER EXPULSADO DE ESPAÑA

La pena de 3 años y medio de cárcel impuesta por el juez fue sustituida por la expulsión de España y la prohibición de regresar durante 10 años. Esta condena nunca llegó a ejecutarse, ya que el criminal tenía una causa pendiente en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Calahorra, por lo que continuó ingresado en la cárcel de Pamplona.

Más de tres años después de este juicio, ante la imposibilidad de ejecutar el destierro y tras cumplir su condena en España, S.R.G.L. sigue en situación administrativa irregular y es ya un viejo conocido de las fuerzas y cuerpos de seguridad "Es un sujeto de cuidado", puntualizan desde la Policía Foral.

Ahora acaba de volver a sentarse ante un juez para dar explicaciones de sus amenazas con revivir la noche del 22 de diciembre de 2013. De momento se le ha impuesto una medida de alejamiento y la prohibición de comunicarse con su víctima mientras dure esta nueva causa judicial, una línea más en su historial delictivo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #426 en: 21 de Diciembre de 2017, 07:08:26 am »

Detienen 'in fraganti' a un ladrón que tiene 153 antecedentes en Galapagar

El joven, que se encontraba en el interior de un domicilio, ha ingresado ya en prisión preventiva

Fran Serrato

Madrid 20 DIC 2017 - 19:08 CET   

La Policía Local de Galapagar ha detenido a un ladrón con un largo historial delictivo: hasta 153 antecedentes contempla su currículo. El arresto se produjo el 17 de diciembre mientras el individuo se encontraba en el interior de una vivienda de esta localidad al noroeste de la región. Fue la propietaria de la casa, al escuchar ruidos en su domicilio, la que alertó a los agentes, que en menos de tres minutos se personaron en el lugar y lo detuvieron in fraganti. No es la primera vez que los agentes arrestan a V. J. S. T., un joven de 20 años y de nacionalidad ecuatoriana que llevaba consigo diversos objetos sustraídos del inmueble.

El hombre ha ingresado en prisión preventiva tras declarar ante el titular del Juzgado número 3 de Collado Villalba. Borja Luján, concejal de Seguridad en Galapagar, sostiene que la actuación judicial ha sido “perfecta” y espera que, con la decisión, “se pueda reconducir la conducta” del joven, que lleva “desde los 15 años” realizando actos punibles. Entre ellos Luján destaca los de fumar sustancias prohibidas en la vía pública, faltar el respeto a los agentes de la autoridad y diferentes robos. En el momento de su detención, el hombre, que es vecino de esta localidad de 32.500 habitantes, portaba diferentes joyas de la vivienda en la que fue arrestado, así como otros objetos de valor pertenecientes a asaltos que había cometido previamente.

En una nota de prensa, el Ayuntamiento de Galapagar ha detallado que el detenido es un viejo conocido de la Policía Local, que ha sido detenido ya en diversas ocasiones. Luján, concejal de Seguridad advierte de que en estas fechas navideñas "hay que evitar publicar en redes sociales la intención de viajar y dejar el domicilio cerrado". Y precisa: "En caso de querer compartir fotos o recuerdos de nuestros viajes, es preferible realizarlo a la vuelta del periodo vacacional o en su defecto comprobar la privacidad de las publicaciones". Sin embargo, el edil ha subrayado que Galapagar es un pueblo tranquilo con un índice de criminalidad 20 puntos por debajo del que tiene la Comunidad de Madrid, según los datos que maneja de la Delegación del Gobierno. “Los ciudadanos pueden estar muy tranquilos porque los 65 agentes municipales de los que disponemos están todo el día haciendo labores de vigilancia en la calle”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #427 en: 14 de Febrero de 2018, 07:34:35 am »

En libertad con cargos los tres aluniceros arrestados el sábado

La magistrada les ha retirado el pasaporte y les ha prohibido salir de España

F. Javier Barroso
Madrid 14 FEB 2018 - 00:05 CET   

Los tres ladrones que fueron detenidos la madrugada del pasado sábado frente a Torrespaña tras cometer un robo en una tienda de lujo de la Milla de Oro, en el distrito de Salamanca, han quedado en libertad con cargos. Ello, pese a que tenían una veintena de búsquedas y capturas pendientes y la gravedad de los delitos que se les imputan tras el asalto al establecimiento.

La titular del Juzgado de Instrucción número 19, que se encontraba de guardia este lunes, ordenó su puesta en libertad tras oírlos en declaración delante del Ministerio Fiscal y de sus abogados defensores. La magistrada les ha impuesto varias medidas cautelares, como la obligación de personarse en el órgano judicial cada 15 días, la retirada del pasaporte para evitar que salgan del territorio español y la prohibición expresa de abandonar España.

Según fuentes judiciales, el atestado policial les atribuye los delitos de robo con fuerza, atentado contra agente de la autoridad al haber resultado heridos tres policías nacionales y municipales, sustracción de vehículo (robaron un BMW en Las Rozas el 13 de enero) y falsificación documental, al utilizar matrículas falsas procedentes de un Mini. También se les añade un delito contra la seguridad del tráfico, a consecuencia de la persecución que protagonizaron por las calles del centro de la capital.
Posibles cambios

Las citadas fuentes puntualizaron que, según vayan practicándose las diligencias de investigación que considere oportunas la magistrada, la imputación se irá concretando. Esto supone que puede haber modificaciones a lo largo de la instrucción.

Los tres detenidos, dos marroquíes y un español de entre 35 y 40 años, rompieron a mazazos el escaparate de la tienda Lottusse, en el número 68 de la calle de Serrano, tras lo cual huyeron a toda velocidad hasta que chocaron con un coche patrulla de la Policía Municipal en el inicio del eje de O’Donnell. Otro asaltante, aún sin identificar, logró huir.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #428 en: 15 de Febrero de 2018, 10:17:49 am »
Los salvajes aluniceros del «Pirulí», en libertad
La banda conformada por Santiago Alfonso Acedo y dos compinches no solo fue detenida por robar sino por dejar heridos a cuatro policías

Carlos HidalgoCarlos Hidalgo
@carloshidalgo_Seguir
MADRID
14/02/2018 09:44h
Actualizado:
14/02/2018 10:47h

Indignación total en medios policiales. Los tres aluniceros que protagonizaron dos robos y una persecución de película el pasado fin de semana que acabó en las instalaciones de Torrespaña, conocidas como «El Pirulí», no han llegado a pisar la cárcel por estos hechos.

Y eso que fueron cazados después de que, además, dejaran malheridos a nada menos que cuatro de los policías nacionales y municipales que participaron en los arrestos. A uno de los agentes locales, que es el que se encuentra en peor estado, llegaron a embestirle cuando estaba dentro del coche patrulla, y no lo mataron de milagro. Sus compañeros reclaman que se les condecore: «Se jugaron el pellejo».

La banda está liderada por el multirreincidente Santiago Alfonso Acedo, español nacido en 1978, con un luengo historial de robos con fuerza, de coche y con al menos media docena de reclamaciones judiciales. Está considerado como un «individuo extremadamente violento». Pues ni por esas ha entrado en la cárcel. Como sus compinches, dos ciudadanos de origen marroquí de 35 y 29 años.

Tras dormir en la comisaría de Salamanca, fueron puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 19 de Madrid, en funciones de guardia de detenidos, los dejó en la calle con tres medidas cautelares: el «apud acta» (deben presentarse ante las autoridades judiciales cada quince días); prohibición de salir del territorio nacional y retirada del pasaporte.

La magistrada Inmaculada Iglesias, que ha recibido el abultado atestado policial, sigue analizándolo y podrá concretar y ampliar las imputaciones.

Como adelantó ABC, están acusados de robo con fuerza (esa misma noche reventaron un bar de Chamberí y la tienda de lujo Lottusse, en Serrano), atentado a agente de la autoridad (dos policías nacionales y dos municipales) robo de coche (el BMW X5 que utilizaron fue sustraído el 13 de enero en Las Rozas) y falsedad documental (llevaba dobladas las placas de un Mini Cooper).
Secuencia de los hechos

El suceso se produjo a las 6.30 de la mañana del sábado, cuando los vecinos avisaron a la Policía sobre el asalto, a palancazos, de la mencionada tienda Lottusse de Serrano, 68, en plena Milla de Oro. Llegaron los primeros coches patrulla, pero los delincuentes pisaron el acelerador. Llevaban tabaco de un bar al que acababan de robar, dinero en efectivo de la máquina expendedora, seis bolsos y siete abrigos de piel, y herramientas para el golpe, como palancas de hierro. El valor del botín es de 17.000 euros, indicaron fuentes del caso.

La persecución transcurrió por Serrano, hacia el túnel de O'Donnell, buscando la M-23 para enganchar con la M-30 o M-40. Pero la Policía Municipal de Retiro se les cruzó en las inmediaciones del «Pirulí», donde se produjo la brutal colisión. No contentos con ello, los ladrones bajaron del coche y se metieron en Torrespaña, donde fueron apresados.

Hay policías con roturas de muñeca, tobillo y demás lesiones, tanto municipales como del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), que acrtuó junto a las Unidades de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada de Seguridad Ciudadana del CNP en Madrid.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #429 en: 08 de Abril de 2018, 10:19:12 am »

'El Bufo' vuelve a las andadas


El conocido delincuente Luis Alvarado Alemán presuntamente protagoniza una nueva persecución con un coche robado desde Playa del Inglés hasta El Goro
alberto castellano 07.04.2018 | 11:58


Luis Alvarado Alemán, ´el Bufo´, en una foto en septiembre de 2016. YAIZA SOCORRO

Luis Alvarado Alemán, más conocido con el sobrenombre de 'el Bufo', tiene de cabeza a los diferentes cuerpos de seguridad. Este conocido delincuente de 28 años, quien el año pasado protagonizó tres persecuciones y estuvo trece días en busca y captura en el sureste de Gran Canaria, presuntamente huyó de nuevo en la madrugada de ayer tras perpetrar varios robos. Todo acabó con el coche que conducía abandonado en la zona de El Goro, aunque, aprovechándose de la nocturnidad, logró escapar. 'El Bufo' ya había sido arrestado el pasado mes de agosto por la Guardia Civil y puesto en libertad en febrero. Dos días después de pisar la calle, volvió a delinquir y un juzgado ordenó su detención.

Sobre la una de la madrugada del viernes comenzó la última persecución. Luis Alvarado, supuestamente, circulaba por San Agustín y Playa del Inglés en un Honda Civic de color blanco, tuneado y con las llantas negras, propiedad de un jugador de fútbol de un equipo regional; que había sustraído en la avenida de la Unión de Vecindario, a la altura del pub Buda.

Cuando se encontraba en la avenida de Gran Canaria de Playa del Inglés, una patrulla de la Policía Local de San Bartolomé de Tirajana le ordenó el alto, al que hizo caso omiso. Fue entonces cuando se inició una fuga que duró algo más de treinta kilómetros. En los primeros instantes, este individuo circuló en algunas rotondas por sentido contrario hasta que finalmente se incorporó a gran velocidad a la autopista GC-1 en dirección a Las Palmas de Gran Canaria, señalaron fuentes policiales.

Durante el trayecto, otros cuerpos de seguridad fueron alertados para que se unieran al operativo. Entre ellas estuvo la Policía Nacional y la Guardia Civil de Tráfico, así como, al menos, las policía locales de Ingenio, Telde y Santa Lucia de Tirajana. Esta última incluso cortó todos los accesos a Vecindario ante la posibilidad de que entrara a Sardina del Sur, donde reside habitualmente junto a su familia. Sin embargo, la huida del conocido delincuente continuó hacia el norte de la Isla.

Y acabó en la localidad teldense de El Goro. Allí, el coche que conducía lo dejó abandonado en un descampado que se encontraba donde no existía iluminación, según indicaron las fuentes consultadas. Luis Alvarado aprovechó la falta de luz artificial para emprender la escapada a pie sin que los agentes pudieran proceder a su detención.

Los policías que participaron en la persecución inspeccionaron el turismo y encontraron en el interior varios objetos robados, entre ellos algunas carteras, que, según las mismas fuentes, pertenecían a residentes en el sureste de Gran Canaria, sobre todo del municipio de Santa Lucía.

Luis Alvarado Alemán se encuentra en busca y captura desde el pasado 17 de febrero. Sólo habían pasado tres días desde que había sido puesto en libertad por el juez después de los numerosos delitos cometidos durante el pasado verano, cuando se convirtió en el delincuente más buscados en el sureste de la Isla. No obstante, entre julio y agosto fue el presunto autor de más de una veintena de robos y de al menos tres persecuciones por las carreteras del sureste. Hasta que, finalmente, la Guardia Civil consiguió interceptarlo tras estar trece días en búsqueda.

El juzgado ordenó su ingreso en prisión. Pero el jueves, 15 de febrero, volvió a salir en libertad. Aquella mismo noche, supuestamente, cometió hasta siete robo. Y el 17 de febrero se ordenó una nueva orden de búsqueda y captura que aún se mantiene.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #430 en: 17 de Abril de 2018, 14:08:01 pm »

Caen «El Goyito» y su banda tras un intento de robo en un concesionario de San Blas


Tras forzar la verja del recinto, los arrestados sustrajeron tres coches de alta gama que ya han sido recuperados

S.L.
@abc_madrid
MADRID
Actualizado:
17/04/2018 13:46h

NOTICIAS RELACIONADAS
Detenido otro hermano del Bote Vargas por liderar una banda de aluniceros
Un estofado de mucho provecho
El nuevo «timo de la estampita»: coches siniestrados que se convertían en vehículos de lujo
Gregorio Rodríguez García, de 26 años de edad, apodado como «ElGoyito», con unos 40 antecedentes policiales, y su hermano Óscar, son dos de los cinco «aluniceros» detenidos el día 10 de abril tras una persecución policial por el robo con fuerza de tres vehículos de alta gama de un concesionario de San Blas (Madrid), según han informado fuentes policiales.


La Policía acudió de madrugada al lugar de los hechos tras recibir el aviso del robo y comprobó que la verja del recinto estaba fracturada y la puerta caseta de seguridad donde se guardaban las llaves de los vehículos, forzada.

Después de la persecución por distintos puntos de Madrid, la Policía encontró en el interior del vehículo en el que se fugaron los presuntos autores varios objetos que podrían pertenecer de otras acciones delictivas. Los tres coches robados ya han sido recuperados. Uno de ellos se encontraba en los alrededores del concesionario dondes e produjo el hurto; mientras que los otros dos se encontraban en varios puntos de la capital.


El historial delictivo de «Goyito» es amplio desde que era menor de edad. El último arresto anotado es del pasado mes de marzo también por el robo de coches en Fuenlabrada; otro, en diciembre de 2017 por delitos contra la seguridad vial, y otro en julio de 2013 en un chalé de Seseña (Toledo), junto a un grupo de ladrones, entre los que se encontraba Adán S.P., el autodenominado «el Fernando Alonso de los aluniceros», también con un gran historial delictivo.

En esa ocasión el juez decidió que entrara en prisión provisional, ya que había sido arrestado cuatro meses antes por agredir a un policía cerca de una casa «okupada», un tipo de viviendas en las que suele vivir y planificar los atracos junto a sus compinches.

Pero desde la cárcel Gregorio seguía dando órdenes a una importante banda de «aluniceros» y ladrones de coches de lujo que meses después desarticuló la Policía Nacional a través de un móvil que introdujo ilegalmente en la celda. Al descubrírsele, acabó incomunicado.

Anteriormente, con 19 años, en noviembre de 2011, fue detenido junto a otros conocidos «aluniceros» por cometer 33 robos en establecimientos de telefonía móvil por el método del mazazo.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #431 en: 29 de Abril de 2018, 07:16:06 am »

Golpe a la banda de aluniceros de Eloy: casi cien antecedentes con solo 24 años


Protagonizaron una persecución desde Carabanchel a Getafe, donde les detuvieron


Carlos Hidalgo
@carloshidalgo_
Seguir
Actualizado:
29/04/2018 00:10h

NOTICIAS RELACIONADAS
Caen «El Goyito» y su banda tras un intento de robo en un concesionario de Barajas
La Policía Nacional ha detenido a un grupo criminal de aluniceros que, pese a su corta edad (uno de sus integrantes es incluso menor), suma 139 antecedentes policiales, más los que ahora se le atribuyen. La dirigía José Eloy L. S., quien, con apenas 24 años, tiene la friolera de 96 reseñas a sus espaldas, precisaron a ABC fuentes de la investigación. Tanto él como uno de sus compinches, Jaime V. L., de 25 años y 21 arrestos previos, cuentan, asimismo, con sendas órdenes de búsqueda y detención por robos con fuerza.


Los otros dos encartados tienen 19 años y 15 antecedentes, y el menor, de 17, presenta siete reseñas anteriores. Son de nacionalidad española, muy escurridizos y vecinos del barrio de San Cristóbal de los Ángeles (distrito de Villaverde).

La madrugada del martes pasado, a eso de las tres y media, un coche patrulla de la comisaría de Carabanchel observó cómo un BMW que figuraba como sustraído realizaba maniobras extrañas. Lo ocupaban los sospechosos, que dejaron el vehículo «tirado» en la salida de la M-40 con Vía Lusitana, al saberse observados, y huyeron.


Los agentes pasaron las características físicas de los delincuentes por la emisora y otra patrulla los vio luego en un Opel Astra (propiedad del suegro de uno de ellos), muy cerca de la zona. Volvieron a realizar movimientos extraños al volante y se inició entonces una persecución desde ese punto por la autovía de Andalucía (A-4), en sentido Córdoba. A lo largo de varios kilómetros, los delincuentes arrojaron por la ventanilla una lata de bebida cerrada y demás objetos contra los policías. Hasta que, a la altura de una gasolinera del kilómetro 12, llegando al término municipal de Getafe, fueron detenidos.

Herramientas para robar
Durante la persecución, además, tiraron una llave, que resultó ser la del BMW, y dentro del Astra los agentes descubrieron tres pares de guantes, bragas para taparse las caras, gorras y linternas, además de otras herramientas para perpetrar robos con fuerza, como alunizajes.

Los investigadores supieron que estos mismos individuos habían sido vistos una hora antes, encapuchados, en una gasolinera de Navalcarnero, dentro del BMW. Ahora, se les acusa de robo de vehículo y otro delito contra la seguridad vial.

Por otra parte, la noche anterior, agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) o antidisturbios, identificaron a cuatro personas de nacionalidad francesa y treintañeras que, por la calle de los Embajadores, en el distrito de Centro, intentaron escapar del control de los agentes. Portaban en el coche, un Audi A7, dos pistolas y un fusil de asalto, que resultaron ser simulados, y 1.900 euros en efectivo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #432 en: 21 de Mayo de 2018, 08:09:20 am »


Los 100 delitos del 'Gonso': la máquina de delinquir que mató a un tendero chino por una litrona
21 mayo, 2018 02:50

Marta Espartero @martaespartero

“Iba a los sitios y robaba, repostaba gasolina y no pagaba. Era un chaval problemático desde joven”. El alcalde de Carmona (Sevilla), Juan Ávila, mide, entre suspiro y suspiro, las palabras que emplea para describir a Alfonso G.R., alias el 'Gonso'. Las últimas 24 horas han sido convulsas en este pueblo, a escasos 30 minutos de la capital hispalense. Y, sobre todo, han sido agridulces: se respira calma por fin, tras meses agazapados, esperando la detención del 'Gonso'; pero también desolación: se ha llevado por delante la vida del tendero Jian Lin Wan.

Vecinos de Carmona no entienden que el asesino del tendero estuviera libre

Alfonso G.R., 36 años, era vecino de Carmona de toda la vida. Hijo de carnicero y sobrino de policía local, tenía un largo historial delictivo a sus espaldas: detenido en más de cien ocasiones, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, en su mayoría por robos con violencia e intimidación. Llevaba poco tiempo en libertad, menos de un año, pero lo suficiente como para causar alarma entre los comerciantes del pueblo.

Siempre fue conocido en Carmona. Conocido por violenta forma de ser, conocido por su largo paso en prisión -entre un lustro y una década, según afirman fuentes municipales a este periódico- y conocido por sus últimas fechorías.
No se había rehabilitado

En su familia se sabía que Alfonso no estaba bien, que no se había rehabilitado tras su paso entre rejas. “Hace dos años su tío habló con la jueza para pedirle que, por favor, le encerraran. Que el presunto homicida ahora estaba peor que cuando entró en la cárcel”, cuenta Ávila.

    El ‘Capità Collons’, el terrorista fascista al que idolatra el president Torra: así humillaba a sus ‘fusilados’ El ‘Capità Collons’, el terrorista fascista al que idolatra el president Torra: así humillaba a sus ‘fusilados’ David López Frías Miquel Badia, una turbia figura que torturaba anarquistas, reventaba manifestaciones de izquierdas, detestaba a Lluís Companys y admiraba el fascismo, es el referente del nuevo presidente de la Generalitat Los referentes fascistas de Torra

recomendado por

Varios comerciantes han afirmado a este diario que todos estaban sobre aviso. Trataban de protegerse, unos y otros, de el 'Gonso'. “Tuvimos que cerrar el otro día antes de hora porque estaba merodeando por los alrededores. Por miedo a que nos atracara, incluso se decía que tenía una pistola en su poder”, relata una vendedora. “La noche antes del crimen inclusó le robó el teléfono móvil a un amigo que estaba hablando en su coche, parado y con la ventanilla bajada. Se acercó el 'Gonso' en bicicleta y le dio un tironazo”, cuenta un restaurador.
Puerta del local donde fue asesinado el tendero chino.

Puerta del local donde fue asesinado el tendero chino. Efe

Se sabía. Había conciencia en Carmona. “Como ayuntamiento teníamos constancia de estas quejas de los comerciantes”, admiten fuentes municipales. “Lo habían visto merodear por las calles, que incluso lo habían señalado como autor de un atraco o robo de un local, recientemente”.
Las autoridades estaban "detrás de él"

Las autoridades, Guardia Civil y Policía, estaban “detrás de él y alerta, por la posibilidad de que actuara. Su historial era tristemente conocido en Carmona”, continúan desde el Consistorio. “Pero siempre con todo el respeto al poder judicial y a las decisiones que la Justicia ha ido tomando respecto a la libertad o no de este individuo”, matizan.

“No se rehabilitó. Es una persona enferma, un toxicómano, y desde que ha estado en la calle, de manera inmediata, ha empezado a delinquir. La propia Guardia Civil ha estado detrás de él estos últimos meses. Había alarma en la ciudad con este individuo”, suspira, por su parte, el alcalde.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #433 en: 01 de Junio de 2018, 16:38:13 pm »

Detenidos ‘El Goyito’ y el ‘Fernando Alonso’ de los aluniceros por el robo de seis bancos


Los criminales empotraban vehículos contra las cristaleras, sustraían los cajones de recaudación y huían en coches de alta gama
Compartir en WhatsappOtrosConéctateEnviar por correo
Agentes de la policía registran un BMW que unos delincuentes han empotrado contra la fachada de una sucursal de Caja Madrid en la calle Marqués de Ahumada.
Agentes de la policía registran un BMW que unos delincuentes han empotrado contra la fachada de una sucursal de Caja Madrid en la calle Marqués de Ahumada. EFE
F. JAVIER BARROSO
Madrid 1 JUN 2018 - 13:39   CEST
La Policía nacional ha desarticulado un grupo criminal cuya especialidad era el atraco de bancos mediante "alunizajes" y han esclarecido seis robos a entidades bancarias que se habían producido en la Comunidad de Madrid. Se ha detenido a los seis integrantes, entre los que estaba el famoso alunicero Gregorio Rodríguez, más conocido por su alias, El Goyito, nacido en 1992, que acumula 35 detenciones a sus 26 años. Junto a él ha sido arrestado Adán S. P., de 28 años, conocido como el Fernando Alonso de los alucineros por su manera tan rápida de conducir.


MÁS INFORMACIÓN
Detenidos de nuevo ‘El Goyito’ y el ‘Fernando Alonso’ de los aluniceros
Cae el grupo del llamado ‘Fernando Alonso’ de los aluniceros

Se le ha acusado de una treintena de delitos: desde falsificación de moneda hasta uso ilegítimo de vehículos de motor, pasando por robos con violencia (atraco), usurpación, resistencia, desobediencia, daños, intento de fuga, delito contra la seguridad del tráfico y asociación ilícita, entre otros. Los arrestados han ingresado en prisión provisional comunicada y sin fianza, tras pasar a disposición judicial, según fuentes judiciales.

Los criminales empotraban vehículos contra las cristaleras para acceder a las entidades bancarias, sustraían los cajones de recaudación de los cajeros automáticos y huían en coches de alta gama. Además, los investigadores les atribuyen otros dos robos en comercios y la sustracción de 10 vehículos de alta gama valorados en más de 250.000 euros. Además se ha detenido al padre de dos de ellos por un presunto delito de tenencia ilícita de armas.

La investigación se inició a principios de febrero tras cometerse varios asaltos a entidades bancarias. La manera de cometer los robos y que en todos ellos sustrajeran los recuperadores de efectivo de los cajeros automáticos hicieron presumir a los agentes que se encontraban ante acciones de un mismo grupo criminal.

 Gregorio Rodríguez, 'El Goyito'.
Gregorio Rodríguez, 'El Goyito'.
Los investigadores identificaron en primer lugar a dos viejos conocidos que anteriormente habían cometido acciones delictivas similares formando parte de la misma organización. Las gestiones practicadas por los agentes permitieron ir detectando al resto de integrantes de la banda y el rol que desempeñaba cada uno de ellos.


En las acciones delictivas actuaban conjuntamente, si bien cada uno de ellos tenía una especialidad determinada. Uno de los detenidos se encargaba de sustraer los vehículos, elegía un tipo de turismo para huir del lugar y cargar los cajones de los cajeros automáticos -modelos de alta gama con capacidad de carga-, coches más antiguos para empotrarlos contra las cristaleras de los bancos.

Otros dos de los arrestados eran especialistas en preparar la logística para facilitar la sustracción de los vehículos –centralitas, llaves, chips-. Los tres restantes estaban especializados en la conducción y cuando se daban a la fuga no dudaban en poner en riesgo la integridad de otros conductores. Durante la investigación los agentes pudieron constatar que los seis asaltos perpetrados a entidades bancarias, habían sido cometidos por este grupo organizado.

También se les atribuye presuntamente la comisión del robo a mazazos de dos establecimientos comerciales, uno en tentativa sobre una tienda de telefonía móvil y otro en una óptica, de este último se han recuperado la práctica totalidad de las gafas sustraídas.

Para garantizar el éxito de la operación, se elaboró un dispositivo en el que se llevaron a cabo las detenciones de forma simultánea, practicándose entradas y registros en los domicilios de los arrestados. En los domicilios se intervinieron gran cantidad de útiles para sustraer vehículos -centralitas, chips, llaves vírgenes, extractores de bombines-, herramientas para cometer robos -mazas, cizallas, palanquetas-, así como un arma de fogueo. Además se intervinieron gran cantidad de efectos de dudosa procedencia, por lo que la investigación continúa abierta y no se descarta la imputación de otras acciones delictivas.

El Goyito y el Fernando Alonso de los aluniceros ya habían sido detenidos juntos en una operación policial en 2013, cuando ambos okupaban un chalé abandonado en Seseña (Toledo). Se les acusó en aquella ocasión de 42 robos. Desde este inmueble planificaban todos los robos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #434 en: 11 de Junio de 2018, 12:03:19 pm »

Fugado desde 2004

Detenido un alunicero con hasta sesenta antecedentes y ocho órdenes de búsqueda


Es primo de otro famoso delincuente, el Niño Juan.  Tras meses de investigación se detectó el lugar donde se escondía, un paraje alejado de Móstoles.

LA INFORMACIÓN
Lunes, 11 Junio 2018, 11:43
Policía espaldas
Foto archivo / EFE
La Policía Nacional ha arrestado en la localidad madrileña de Móstoles a Javier.C. de 30 años, un conocido "alunicero" primo de otro famoso delincuente, el Niño Juan, que estaba buscado por ocho juzgados de España y que contaba con 60 detenciones anteriores de ese cuerpo y de la Guardia Civil.


Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, sobre el detenido que recaían ocho órdenes de búsqueda y captura - dos de ellas de ingreso en prisión- de distintos juzgados españoles, y una de ellas databa de 2014.

El arresto, al que el detenido opuso una fuerte resistencia, fue llevado a cabo por agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Móstoles, a quienes en el momento de ser detenido mostró la documentación personal de su hermano para evitar su identificación y la acción de la justicia.


Los investigadores andaban tras la pista del fugado al tener conocimiento de que frecuentaba esa localidad, según la Policía, que señala que el detenido parecía regentar un taller de vehículos del municipio que había puesto a nombre de su hermano para evitar ser detectado. Tras varios meses de investigación y vigilancias, se detectó el lugar donde se escondía, un paraje rural alejado del núcleo urbano.

El detenido, que conocía las órdenes de arresto que tenía pendientes, adoptaba fuertes medidas de seguridad para evitar ser detectado, por lo que se montó un amplio dispositivo para su detención.

Cuando iba a ser detenido, el fugado trató de abandonar el lugar a bordo de su vehículo y no dudó en embestir a dos vehículos policiales, un coche y una motocicleta. Finalmente, pasó a disposición de la autoridad judicial, que acordó su ingreso en prisión.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #435 en: 05 de Septiembre de 2018, 10:37:51 am »

Los 100 antecedentes del «apuñalador de la tijera»


La agresión se produjo en el «narcopiso» de la calle del Tesoro, 38, en el que víctima y atacante habían consumido estupefacientes

S. L.
@abc_madrid
MADRID
Actualizado:
05/09/2018 01:43h

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de nacionalidad española que atacó a otro con ese utensilio en la madrugada del lunes tras una discusión entre ambos en el «narcopiso» situado en la calle del Tesoro, 28, en el madrileño barrio de Malasaña. Según fuentes policiales, el «apuñalador de las tijeras» cuenta con más de 100 antecedentes policiales de todo tipo.


Los hechos tuvieron lugar sobre las 03.00 horas de la madrugada en la puerta del inmueble. Ambos habían estado consumiendo sustancias estupefacientes dentro cuando comenzaron una discusión y en un momento dado el agresor, de 50 años, se abalanzó sobre la víctima, de 32 y que también tiene antecedentes, con unas tijeras.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil que le atendieron comprobaron que presentaba una herida de arma blanca en el mentón y otra en el abdomen. El hombre fue dado de alta en el lugar debido a la levedad de las heridas.


PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

Hasta el lugar llegaron también policías municipales y un indicativo de la comisaría de Centro de la Policía Nacional, que se hizo cargo de la investigación.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #436 en: 31 de Octubre de 2018, 16:06:28 pm »
Caen....por enésima vez

Gregorio Rodríguez García, alias el «Goyito» - Vídeo: ATLAS

Caen el «Goyito» y su ejército de aluniceros


Gregorio Rodríguez, de 26 años y 36 antecedentes, lideraba la banda más activa de robos con fuerza. Ahora se le imputan 45 delitos más

S. L.
@abc_madrid
MADRID
Actualizado:
31/10/2018 15:43h

NOTICIAS RELACIONADAS
Así cazaron al alunicero más buscado
El nuevo «timo de la estampita»: coches siniestrados que se convertían en vehículos de lujo
Cae una red especializada en robar coches de lujo para desguazarlos
El conocido alunicero «Goyito», Gregorio Rodríguez García, ha vuelto a ser detenido, por lo que suma ya 36 arrestos. Está considerado el cabecilla de la banda delictiva más activa en la Comunidad de Madrid. Hasta ahora, ya que la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil la ha desmantelado en la denominada «Operación Cerbero Gregor». Él y sus compinches son especialistas en robos con fuerza mediante alunizaje y el empleo de mazas. En sus atracos utilizaban vehículos de lujo previamente sustraídos. Hasta la fecha se les atribuye la autoría de más de una treintena de robos en establecimientos de la región.


Además, a la banda del «Goyito» se le imputa también judicialmente la sustracción de más de 15 vehículos de lujo en la última quincena, que empleaban para cometer los alunizajes a establecimientos. Entre sus lugares favoritos para atracar estaban las casas de apuestas, estancos, bares, restaurantes, tiendas de telefonía móvil y estaciones de servicio.

Por otro lado, la Guardia Civil les imputa delitos de falsedad documental. En algunas ocasiones doblaban las placas de matrícula de los vehículos sustraídos y utilizaban documentos de identidad falsa en su día a día.

El grupo de delincuentes estaba perfectamente estructurado y organizado. El «Goyito», de 26 años, los lideraba. Su amplio historial delictivo le convierte en un experto en este tipo de atracos. Además, es uno de los aluniceros más escurridizos de Madrid.


Siempre actuaban en horario nocturno, normalmente entre las 01.00 horas 06.00 horas, para lo que violentaban los sistemas de cierre de los estalecimientos con los vehículos sustraídos y terminaban de forzar la entrada con una maza u otra herramienta útil para conseguir su objetivo.

Las detenciones y el fin, al menos momentáneo, de los cinco integrantes de la banda se produjo el 25 de octubre en las inmediaciones de sus domicilios, situados en Vallecas. En el interior de los vehículos donde viajaban los agentes hallaron elementos electrónicos utilizados en el robo de los coches, como inhibidores de frencuencia, extractores de bombines y llaves falsas, así como herramientas empleadas para los robos, como picos, cizallas, palancas, radiales y walkie-talkies.


Los cinco detenidos son españoles, con edades comprendidas entre los 19 y los 28 años. El «Goyito» cuenta con una requistoria judicial en vigor y al menos 11 detenciones en territorio de la Guardia Civil. En una noche han llegado a perpetrar una media de tres a cuatro robos en localidades como Las Rozas, Boadilla del Monte, Torrejón de la Calzada, Guadarrama, Majadahonda, Alcobendas y Mocejón.

Por estos hechos se les imputan delitos de organización criminal, robos con fuerza, sustracción de vehículos y falsedad documental. El juez ha decretado el inmediato ingreso en prisión de todos ellos. En el desarrollo de la investigación han participado activamente los departamentos de seguridad de diferentes locales de apuestas afectados.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #437 en: 30 de Noviembre de 2018, 07:28:39 am »


Antonio Chincoa (arriba) y su hermano Francisco, considerados los líderes de una banda que ha robado en poblaciones de casi todas las provincias andaluzas. Cedida

Cae la banda del BMW de los hermanos Chincoa: 110 veces detenidos y cientos de alunizajes

    Los sevillanos Francisco y Antonio Chincoa están acusados de liderar una organización de ladrones que han robado en toda Andalucía.
    La Guardia Civil desarticuló su clan hace dos semanas. Solían usar coches de la compañía alemana por su potencia. Huían a 200 km/h.
    Robaban perfumes, gafas de sol, vinos, jamones... Muchos de esos productos y objetos se venden en los mercadillos callejeros de Marruecos.


30 noviembre, 2018 00:35


Andros Lozano @AndrosLozano

Francisco y Antonio Chincoa no le temen a la velocidad. Por eso cometen sus robos yendo a bordo de coches de alta gama. A estos dos jóvenes hermanos sevillanos y su banda de ladrones les encantan los BMW. Con ellos han desvalijado en los últimos años cientos de comercios de Cádiz, Sevilla, Málaga, Huelva, Jaén o Granada en un abrir y cerrar de ojos. En ocasiones tardaron menos de un minuto. Roban en tiendas de vinos, de telefonía móvil, en perfumerías, en ópticas… Siempre buscan objetos que luego tengan fácil salida en el mercado negro.

Tras cada palo, la banda del BMW huye a 200 kilómetros por hora. La Guardia Civil los detuvo hace un par de semanas en Sevilla. Es la tercera vez que se desarticula a la organización delictiva. Era la enésima detención para los dos hermanos en los últimos tres años, cuando ‘Kisko’ Chincoa, según la Benemérita, montó su propia organización junto a su hermano, Antonio, quien está considerado su mano derecha.

La Operación ‘Bahiroski’ se saldó con la detención de 14 delincuentes, el registro de nueve domicilios y la emisión de seis órdenes de detención. Además, se recuperó multitud de efectos sustraídos procedentes de los robos, como el protagonizado en la tienda oficial del Real Betis Balompié junto al estadio Benito Villamarín. En los últimos meses, tras salir de prisión, los hermanos Chincoa se habían aliado con otra banda sevillana, la de los Seat.

Robo en una óptica

Francisco Chincoa tiene 25 años. Su hermano, Antonio, uno más. Nacieron en Coria del Río, un pueblo sevillano pegado al Guadalquivir. Al líder de la banda del BMW, ‘Kisko’, como se le conoce, le han detenido en casi 70 ocasiones. Desde que cumplió los 18 años, cerca de una detención por mes.

    Logran jubilarse a los 38 y comparten su método con el mundo Logran jubilarse a los 38 y comparten su método con el mundo M. C. En la Jungla. Una pareja estadounidense ha dejado de trabajar con 38 y 33 años recurriendo a varios tipos de planes de pensiones que los han hecho millonarios.

Antonio no le va a la zaga. Tiene 40 arrestos en su expediente policial. Es el número dos de esta organización de aluniceros. Él se encargaría de dar salida a los objetos robados. En los últimos meses ha vivido en la barriada más conflictiva de Sevilla, Las 3000 Viviendas.

En mayo pasado los Chincoa salieron de prisión tras pasar apenas unos meses entre rejas después de uno de sus palos. Sobre las espaldas de los miembros de la banda del BMW pesa la imputación de delitos de robos con fuerza, atraco, robo de vehículos, tráfico de drogas o pertenencia a organización criminal.

Instante de uno de los robos protagonizados por la banda del BMW.

Instante de uno de los robos protagonizados por la banda del BMW. Guardia Civil

Siempre el mismo método

Los hermanos Chincoa, según cuenta un guardia civil de Sevilla, siempre usan la misma forma de operar: roban coches de alta gama en apenas 20 segundos, se desplazan por carretera de noche a pueblos de media Andalucía, revientan las cristaleras de los comercios con mazas o estampando los vehículos, se llevan todo lo que pueden en apenas minuto y medio y luego huyen con el acelerador pisado hasta el fondo.

En una misma noche robaron en Osuna (Sevilla) y luego en El Cuervo, a 120 kilómetros de distancia. Una óptica de El Cuervo llegaron a vaciarla tres veces en sólo mes y medio. En total, se llevaron 400 gafas. Cerca de 50.000 euros.

Días después de uno de esos hurtos volvieron a El Cuervo. Esta vez se fijaron en otra óptica que está a 50 metros de la anterior, justo enfrente de su último objetivo. La desvalijaron en 50 segundos. Era la una de la madrugada. Se llevaron objetos valorados en 12.000 euros. Corría abril de 2017 y la banda estaba más activa que nunca.
Lo que roban, a los mercadillos de Marruecos

La Benemérita piensa que los objetos que roban llegan luego a mercados callejeros de poblaciones marroquíes como Tánger o Castillejos. Los ocultan, en su mayoría, en el interior de los coches que cruzan a diario el Estrecho en el ferry que une Algeciras con Ceuta o Tánger. Si en España roban un móvil que vale 700 euros, allí se vende a menos 200. Y los que más ganan en este negocio ilegal son los hermanos Chincoa.

Francisco Manuel Chincoa (derecha), de 25 años, está considerado el líder de la conocida como 'banda del BMW'.

Francisco Manuel Chincoa (derecha), de 25 años, está considerado el líder de la conocida como 'banda del BMW'. Cedida

Antonio y Kisko Chincoa son hijos de un pastor que los crió solo desde que ellos, con 12 y 13 años respectivamente, se quedaron sin la figura de su madre. La progenitora de los Chincoa, también ladrona, cumple 18 años de prisión por participar en el asesinato de una persona en Bellavista, un barrio de Sevilla.

La Guardia Civil sostiene que los dos hermanos no han dudado en rodearse de sus seres queridos para delinquir. En su banda introdujeron a un primo, Fran, y hasta a la pareja de uno de ellos. Otro de sus compinches, Juan ‘el Pelón’, este año sobrevivió a un accidente mientras huía de la Guardia Civil.

Alunicero de profesión, 'el Pelón' pasó un mes en coma y ahora se recupera en casa de sus padres. Aquel día murió un miembro de la banda del BMW. Tenía 23 años. Acababan de dar un 'palo' en un Mediamarkt de Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Pero sus líderes siguen vivos. ¿Volverán los Chincoa a robar de nuevo?


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #438 en: 23 de Enero de 2019, 17:45:02 pm »
Cae de nuevo el «Goyito», el alunicero más activo de Madrid


El joven acumula 37 detenciones por robos de vehículos de lujo y en establecimientos mediante el empleo de mazas

S. L.
@abc_madrid
MADRID
Actualizado:
23/01/2019 12:24h

NOTICIAS RELACIONADAS
El famoso alunicero «El Goyito», en coma tras estrellarse con un BMW en una carrera ilegal
Detenido «El primo del Niño Juan», un alunicero con ocho órdenes de busca y captura
Detenido otro hermano del Bote Vargas por liderar una banda de aluniceros
La Guardia Civil ha detenido, otra vez, a Gregorio Rodríguez García, más conocido como «Goyito», el alunicero más activo de los últimos tiempos, al menos en la Comunidad de Madrid, experto en en robos con fuerza a establecimientos. Sobre la espalda del vallecano, de 26 años, pesan 37 detenciones: 25 siendo menor de edad y 12 desde que cumplió los 18 años. El actual arresto se ha producido en el marco de una operación desarrollada por agentes de la Unidad Judicial de la Comandancia. Todavía no han trascendido detalles porque el operativo sigue abierto.


La última vez que lo detuvieron, en la Operación Cerbero Gregor, fue a finales de octubre por robos de vehículos de lujo y en establecimientos, mediante el empleo de mazas. La banda del cabecilla robaba coches de lujo (como la marca Audi) y otros de gama más baja pero gran cilindrada, algunos Seat, precisaron fuentes del caso. Su último «negocio» fueron las casas de apuestas. Tan solo entre el 1 y el 25 de octubre, día de la detención, él y su «ejército» de aluniceros cometieron 15 robos de coches y 30 en establecimientos.

La anterior vez, en junio, el «Goyito» había ingresado en prisión, pero había eludido la justicia. Sobre él pesaba una requistoria judicial. Aprovechó la coyuntura para volver a las andadas. Tal y como ha vuelto a hacer ahora. El 24 de mayo ya había sido detenido en la Operación Ancla. Y era la segunda vez en un mes. En aquella ocasión, la investigación corrió a cargo del Grupo XXI de la Policía Nacional de Madrid.

Sus «proezas» comenzaron de adolescente, cuando se escapó de un centro de internamiento.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 196061
Re:La reincidencia no es suficiente... al parecer
« Respuesta #439 en: 20 de Febrero de 2019, 07:22:45 am »
Vaya, una noticia que pintaba bien y la borran.

https://www.abc.es/espana/madrid/abci-cazan-alunizaje-y-solo-pasa-15-dias-prision-201902200040_noticia.html



Aunque en otra web ha quedado algo.
https://otrarevista.com/cazan-al-rey-del-alunizaje-y-solo-pasa-15-dias-en-prision/


Cazan al «rey del alunizaje» y solo pasa 15 días en prisión

febrero 20, 2019 admin España



Poco dura la alegría en casa de los investigadores y de las víctimas de los robos con fuerza. De poco ha servido que el considerado uno de los «reyes de los alunizajes» de España haya sido apresado cuando apenas quince días después de entrar en prisión ya está en la calle. Es lo que ha ocurrido con Carlos Fraile Galiana, español de 34 años y presunto líder de una de las bandas de ladrones más activas, junto con las del Goyito (actualmente, entre rejas) y el Niño Juan, que también anda haciendo de las suyas por las noches de Madrid y más provincias del país. Este sujeto ya fue arrestado en julio de 2017 por hechos similares. Recientemente, el Grupo XXI de Policía Judicial, experto en alunizajes, ha culminado la denominada operación Aros, iniciada el pasado verano al percatarse de una serie de robos por este método y el de los mazazos con un patrón muy parecido y «sospechosos habituales». Como publicó este periódico hace dos semanas, uno de los más buscados era Carlos Fraile, un tipo del sur de Madrid que cuenta ya con una treintena de antecedentes policiales, la mayoría por delitos de esta índole pero también por homicidio en tentativa, detallaron fuentes de la investigación. El dispositivo ha sido comandado por la Jefatura Superior de Policía, en colaboración con la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, provincia en la que Fraile y sus secuaces, presuntamente, reventaron varias naves industriales. En el caso de Madrid, sus «palos» más recientes y llamativos fueron en la Milla de Oro. Dos de ellos los perpetraron la misma madrugada, la del 25 de noviembre, en comercios de la calle de Serrano: los locales de moda de lujo Louis Vuitton y Miu Miu, en los números 66 y 54, respectivamente. En aquella ocasión, intentaron embestir a los agentes; uno de ellos tuvo que hacer uso de su arma de fuego. También actuaron en una nave del polígono de La Atalayuela, 12, en la zona de La Gavia (Villa de Vallecas), y en la calle de Castrobarto, 10 (Barajas), en agosto de 2018. Este último suceso fue uno de los más graves, como adelantóABC entonces: asaltaron un almacén de perfumería con dos BMWtodoterreno y un Audi Q7. Solo el valor de estos automóviles puede sumar un mínimo de 180.000 o 200.000 euros. A ello hay que sumar los 187.000 euros que se llevaron en fragancias Loewe, Chanel, Armani o Versace, entre otras muchas marcas «premium». Extremadamente violentos Pero la Policía apareció y Fraile y su banda aceleraron marcha atrás y embistieron al primer coche patrulla que allí se presentó, con clara intención de matar a los funcionarios. No se achantaron y sacaron varias armas cortas y apuntaron a los uniformados, con intención de disparar. Estos respondieron con cuatro tiros a las ruedas de los coches del clan, que, pese a todo, lograron salir a la M-14 y enlazar con la M-40, hasta escapar. En esta tanda de asaltos, una decena, Fraile y sus secuaces (se calcula que unos diez) se apoderaron de alrededor de 500.000 euros, precisaron fuentes del caso, amén de los trece BMW y Audi que robaron. Además de Carlos Fraile, han ido cayendo, paulatinamente, C. S. P., de 29 años y 27 antecedentes por robos con fuerza, principalmente; D. C. S., de 22 y con 25 reseñas reseñas previas; R. V. I., de 26 años y con ocho antecedentes y una orden de busca y detención de un juzgado de lo Penal de Madrid; y H. A. S., con una treintena de detenciones y una busca en vigor por parte de una comisaría madrileña. Este último fue apresado el 26 de enero. De los cinco, Carlos Fraile, C. S. T. y D. C. S. fueron enviados a prisión por el juez de guardia, pero, como decimos, ya están en la calle y se sospecha que han vuelto a la acción. La indignación en medios policiales por esta impunidad, tras tantos meses de trabajo, es notable. Así como la de los comerciantes afectados por su voracidad delictiva. Un polidelincuente Butrones. Además de alunizajes y robos con mazas, Carlos Fraile es un experto butronero, hábil en reventar cajas fuertes tanto de joyerías como de empresas, perfumerías y todo lo que se tercie. Amplio historial. Nacido en 1985, atesora una treintena de antecedentes. En septiembre pasado, fue apresado en una intentona en Usera y quedó libre. En diciembre, de nuevo. Pasó solo 15 días en la cárcel.

Lee más: abc.es