Autor Tema: CURIOSIDADES  (Leído 185523 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #900 en: 09 de Octubre de 2020, 06:52:15 am »


Escena que recuerda el cuadro 'Venus y la música', de Tiziano. Luis González Bravo, último presidente del Consejo de Ministros isabelino, interpreta al piano una pieza para Isabel II, desnuda sobre la cama.


 Cae el mito
'Los Borbones en pelota', la biografía que rebate que la propaganda porno contra Isabel II era de los Bécquer
Un nuevo estudio de la vida del poeta desmiente que él y su hermano Valeriano estuviesen detrás de la elaboración de las crudas acuarelas.
9 octubre, 2020 02:46

    Biografías Historia Monarquía

David Barreira @davidbr94

Durante el Sexenio revolucionario (1868-1874), la sátira pornográfica se convirtió en una punta de lanza de la campaña de desprestigio contra la monarquía borbónica, centrada especialmente en airear los escándalos sexuales de Isabel II. Las principales ciudades del país se llenaron de "impresos obscenos" de evidente tendencia republicana y anticlerical, sobre todo a partir del triunfo de la Gloriosa. Era una guerra propagandística descarnada, explícita, de tres equis.

Uno de los creadores más audaces en este sentido se escondió tras el seudónimo de SEM, autor de una serie de imágenes de denuncia burlesca que pretendían "desnudar" y degradar a los poderosos. Estas acuarelas, que combinaban crudas escenas de sexo en grupo, masturbación, sodomía, lesbianismo o bestialismo, tenían como protagonistas a la reina, a su confesor el padre Claret, a sor Patrocinio —la llamada "Monja de las Llagas"—, al rey consorte Francisco de Asís o al ministro Carlos Marfori.

El álbum de ilustraciones, de gran calidad artística y que abarcaban desde los acontecimientos previos a la Revolución de septiembre hasta el efímero reinado de Amadeo I de Saboya, estuvo perdido hasta 1986, cuando fue adquirido por la Biblioteca Nacional. Un lustro más tarde, en 1991, volvió a publicarse bajo el título de Los Borbones en pelota, con una recopilación de 107 láminas. Fue un escándalo, pero no por las escenas de orgías en la corte de Isabel II, sino por su autoría: Valeriano y Gustavo Adolfo Bécquer. Los hermanos eran SEM.
Isabel II y su amante Carlos Marfori en una de las acuarelas de 'Los Borbones en pelota'.

Isabel II y su amante Carlos Marfori en una de las acuarelas de 'Los Borbones en pelota'. Wikimedia Commons

Una atribución que provocó un terremoto entre los estudiosos del poeta romántico, convertido de sopetón en pornógrafo, republicano y anticlerical, y que generó un acalorado debate que sigue activo en el presente. O hasta ahora. Este es uno de los aspectos que el investigador Joan Estruch Tobella analiza y desmonta por completo en su reciente biografía sobre el autor de Rimas y leyendas, titulada Bécquer. Vida y obra (Cátedra). El historiador y catedrático demuestra que se trató de una treta interesada cuando los hermanos ya estaban muertos.
Historia del engaño

La semilla de la polémica se halla en la necrológica que el periódico republicano Gil Blas dedicó a Gustavo Adolfo, fallecido en diciembre de 1870, tres meses después que Valeriano. El periodista anónimo manifiesta el desconsuelo del diario y la intención de "consagrar un recuerdo a la memoria de quienes, en la primera época de esta publicación, ilustraron sus columnas con dibujos que llevaban la firma de SEM". Un seudónimo famoso, que también aparecía en otras páginas de la prensa republicana, como las de El Monaguillo de las salesas, La Píldora o la sevillana El Padre Adán.

Estruch Tobella, tras reconstruir todo el caso y el contexto histórico, señala que la autoría de Los Borbones en pelota hay que atribuírsela "en exclusiva" a Francisco Ortego y Veredo (1833-1881), un pintor y dibujante satírico, el principal de Gil Blas, de conocidas convicciones republicanas y anticlericales. Varias pruebas sustentan esta hipótesis, como el descubrimiento de la firma de este artista sevillano —también lo eran los Bécquer— en varias caricaturas del mismo formato y estilo fechadas entre 1865-1866 y que anticipan la línea del volumen pornográfico.
Escena lésbica entre Isabel II y y la monja sor Patrocinio.

Escena lésbica entre Isabel II y y la monja sor Patrocinio. BNE

La segunda prueba, todavía más definitiva, es la localización —mérito del becquerianista Jesús Rubio— de una ilustración en blanco y negro que se corresponde con la lámina número 62 de Los Borbones en pelota, una de las más suaves, en la revista El Siglo ilustrado. Su autor, como se desprendía de la firma, era Francisco Ortego. Las satíricas acuarelas, dice Estruch, "no era pornografía de uso privado, sino que formaba parte de la propaganda del movimiento republicano, en la que Ortego ejercía un reconocible liderazgo".

Ahora bien, ¿cómo se explica la calumnia vertida contra los Bécquer —relacionarles con SEM era atribuirles directamente la autoría de esas escenas, alguna de ellas especialmente degradante y zoofílica, como la que representa a Isabel II copulando con un asno—, en la necrológica de Gil Blas? "No parece probable que se hiciera por error o desconocimiento", lanza Estruch. El autor de la biografía del poeta romántico identifica a dos responsables principales, ambos relacionados con el citado diario: Manuel del Palacio y Eusebio Blasco.
Portada de 'Bécquer. Vida y obra'.

Portada de 'Bécquer. Vida y obra'. Cátedra

El primero de ellos, fundador de Gil Blas, era autor de mordaces sátiras que le habían granjeado mucha popularidad... y enemigos. Sin embargo, desde finales de 1870, comenzó a sentirse atraído por la burguesía. Bajo la protección de Sagasta fue nombrado para ocupar un puesto destacado en el Ministerio de la Gobernación y después en el Ministerio de Estado. Quizá para cortar con ese pasado revolucionario —dejó asimismo un libro de poemas eróticos—, y unos hipotéticos rumores que le identificaban como autor de Los Borbones en pelota, valora el historiador, Del Palacio trató de acallarlos endosándole el álbum a los hermanos Bécquer.

El otro presunto sujeto que pudo haber mediado en ese sutil obituario de Gustavo Adolfo fue Eusebio Blasco, también redactor fundador de Gil Blas, un hombre de "envidiosa antipatía por Bécquer" que, como su colega, emprendió una evolución política hacia el conservadurismo por las mismas fechas. Secretario del ministro de Ultramar, director de Correos o miembro del partido conservador de Cánovas durante la Restauración, parecen bastante evidentes sus motivaciones para desligarse del pasado revolucionario.
Una ilustración descarnada de 'Los Borbones en pelota', donde se ve a Isabel II copulando con un burro.

Una ilustración descarnada de 'Los Borbones en pelota', donde se ve a Isabel II copulando con un burro.

"Tanto Eusebio Blasco como Manuel del Palacio tenían, pues, sobrados motivos para borrar cualquier posible vínculo con Los Borbones en pelota", concluye Estruch Tobella. "Estaba claro que, si el álbum aparecía y se montaba un gran escándalo, ambos podían poner en riesgo los beneficios obtenidos de su giro conservador, es decir, podían perder sus cargos, sus prebendas y su honorabilidad. Así pues, la atribución del álbum a los Bécquer, bajo la apariencia de un homenaje sincero y desinteresado, tiene todas las apariencias de una calculada y desleal maniobra".





Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #901 en: 18 de Octubre de 2020, 09:03:29 am »
.


Retrato de Cristian VII.


Vandalismo y orgías en los burdeles: las violentas juergas del rey Cristian VII de Dinamarca


Los historiadores indican que el monarca podría haber sufrido esquizofrenia, lo cual explicaría sus ataques de ira.
18 octubre, 2020 01:54

 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA DINAMARCA SEXO
J.B.
El lema que Cristian VII escogió al coronarse rey de Dinamarca y de Noruega fue el siguiente: "Gloria ex amore patriae" (Gloria por amor a la patria). Pese a que viviera la época de la Ilustración y realizara diversas reformas liberales desde el absolutismo, el amor hacia su país ha de matizarse.

Noticias relacionadas
 Carlos de Borbón, el nieto del Rey Sol que capturaba niñas para satisfacer sus depravaciones sexuales
 Felipe I de Orleans y sus fiestas prohibidas en palacio: engañó a su mujer con numerosos hombres
 El fracaso de la 'segunda Gran Armada' para invadir Inglaterra: una disentería venció a 150 buques
Siempre se le consideró un monarca débil y relegó la mayoría de las decisiones que concernían a la corona en terceros. Los historiadores especulan sobre su posible esquizofrenia, la cual daría una explicación a todos los despropósitos que realizó en la bella Copenhague.


Al contar con una gran cantidad de asesores y consejeros que decidían por él, Cristian dedicaba sus días a satisfacer sus deseos y vicios. El matrimonio tampoco recondujo la situación. En 1766, a los 17 años, se casó con la princesa de Gales Carolina Matilde de Gran Bretaña, hermana del rey Jorge III del Reino Unido. Juntos tendrían un hijo, el príncipe Federico, aunque desde el principio de la relación Cristián fue infiel a su esposa.


Fuera de palacio, Cristian VII se dedicaba a organizar todo tipo de fiestas y orgías a las que acudían las prostitutas más prestigiosas de la capital danesa. Entre las muchas que asistían a sus juergas, Anna Cathrine Benthagen era su favorita.


Al monarca no le preocupaba que el hecho de que tuviera una amante saliera a la luz. La traía consigo a la Corte, sin temer que su esposa pudiera increparle. De esta forma, Anna Cathrine Benthagen compartía la faceta monárquica de Cristian cuando acudía a los bailes de la Corte, y también lo acompañaba en sus orgías y en los burdeles. Se convirtió en la persona de confianza del rey danés.


Anna Cathrine Benthagen, la prostituta favorita del rey danés.
Anna Cathrine Benthagen, la prostituta favorita del rey danés.

Sus correrías no solo se basaban en el sexo y la infidelidad. La esquizofrenia del monarca le llevó a ser un delincuente en el país que él mismo regía. Tal y como señala el escritor Karl Shaw en 5 People Who Died During Sex: and 100 Other Terribly Tasteless Lists (Three Rivers Press), el rey solía golpear su cabeza contra las paredes del palacio hasta sangrar.

Asimismo, se reunía con sus amigos para realizar todo tipo de actos vandálicos, "ocasionalmente destrozando burdeles". Su locura le llevó a tener varios altercados con la policía de Copenhague.

Aquellas nocturnas fiestas vandálicas llegarían a su fin y poco a poco el rey desapareció de la vida pública. Sus últimos años de vida los dedicó a firmar los documentos que le presentaba el Consejo. Murió el 13 de marzo de 1808, a los 59 años.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #902 en: 26 de Octubre de 2020, 06:54:20 am »
Una curiosidad...


Hernando de Alarcón, Pedro Antonio de Alarcón y Pablo Iglesias.

Un antepasado de Pablo Iglesias fue capitán de los Reyes Católicos: el 'secreto' de su árbol genealógico
Según una investigación de MyHeritage, desciende de Martin de Alarcón, que intervino en la conquista de Granada. Recibió títulos nobiliarios
25 octubre, 2020 02:22

Jaime Susanna @jaimesusanna

“Usted es el hijo de un terrorista”. Aunque esa frase no conste en los diarios de sesión del Congreso de los Diputados, está en las hemerotecas y memorias de muchos. La pronunció la otrora portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, contra el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, el pasado 28 de mayo en una sesión de control en la Cámara Baja. Lo que seguramente desconocía la defenestrada política es que ella no es la única con raíces nobles.

La polémica acusación de Álvarez de Toledo podría completarse —y matizarse— de la siguiente forma: usted es el hijo de un militante del FRAP, el nieto de un condenado a muerte al que se le conmutó la pena y acabó trabajando en un ministerio franquista, el sobrino-chozno de un exitoso escritor y descendiente —no se sabe exactamente en qué grado— de un capitán de la guardia de los Reyes Católicos. Ahí es nada.

Esto ha descubierto la web myheritage.es, un portal dedicado a construir árboles genealógicos, en su mayoría, creados por los propios usuarios para conocer mejor sus orígenes. "Nos encantó hacer este descubrimiento. Esta debe ser una rama de la familia que no estaba demasiado trazada, aunque estamos hablando de antepasados medianamente cercanos somos conscientes que no en todas las familias la historia familiar se preserva", asegura Sonia Meza, gerente de MyHeritage en España y América Latina.

Meza cuenta que MyHeritage siempre está buscando sorpresas de este tipo. Otros famosos tienen ya también su árbol creado, o mejor dicho, el árbol de familiares con los que comparten los mismos antepasados. Tras un par de semanas de investigación, esto es lo que han descubierto de la curiosa genealogía del vicepresidente Pablo Iglesias. Retrocedamos cinco siglos atrás.
El “valeroso capitán”

El vicepresidente es un republicano declarado, pero tiene un antepasado que estuvo a las órdenes directas de los Reyes Católicos, nada menos. Era Martín de Alarcón, capitán de la Guardia Real y progenitor de los Marqueses de Trocifal y los condes de Torresvedras.

Las hazañas del llamado “valeroso capitán” vienen recogidas en el cuarto tomo de las Relaciones genealógicas de la casa de los marqueses de Trocifal; condes Torresvedras; su varonía Zevallos de Alarcón, y por la casa, y primer apellido Suárez. El libro está firmado por Antonio Suárez de Alarcón e impreso en Madrid en 1656, es decir, casi dos siglos después de la toma de Granada, en la que Martín de Alarcón participó.
Hernando de Alarcón, sobrino de Martín de Alarcón el valeroso capitán. Es el primer miembro de la familia del que se conoce una imagen. Grabado de Pedro Perete.

Hernando de Alarcón, sobrino de Martín de Alarcón el "valeroso capitán". Es el primer miembro de la familia del que se conoce una imagen. Grabado de Pedro Perete. BNE

“Fue Martín de Alarcón uno de los insignes capitanes que se hallaron en las guerras y conquista del Reino de Granada (...) que tuvo en custodia al Rey Moro de Granada, y al Infante su hijo, y fue nombrado juntamente con el Gran Capitán Gonçalo Fernández de Córdoba para las capitulaciones y entrega de aquella ciudad como todo lo escriben muchos historiadores, de cuyo crédito me valdré luego”.

El “valeroso capitán”, amigo personal de Fernández de Córdoba, tenía a su cargo la fortaleza de Porcuna (Jaén), donde les fue entregado a Isabel y Fernando el último sultán del reino nazarí de Granada, Muhammad XII, también llamado Boabdil el Chico por los cristianos. Allí estuvo el sultán “cerca de nueve años” bajo la vigilancia de Martín de Alarcón, hasta que Fernando el Católico hizo un trato con él para que le ayudara a derrocar a su padre y tomar Granada.

Tras una guerra civil en el reino nazarí y un embrollado juego de tronos, Granada cayó en 1492. Así fue, en parte, gracias a un antepasado de Pablo Iglesias. Al capitán y al vicepresidente les separan unas 14 generaciones, siguiendo la secuencia lógica de las fechas.
'La rendición de Granada' por Francisco Pradilla y Ortiz.

'La rendición de Granada' por Francisco Pradilla y Ortiz. Wikipedia

Hay versiones dispares sobre lo que ocurrió con Martín de Alarcón tras la toma de Granada. Un autor sostiene que se lanzó a las guerras italianas junto a Fernández de Córdoba. Otros lo contradicen ya que al parecer ya había muerto cuando se cumplía el año 1497. Sea como fuere, en algo coinciden todos: “Fue Martín de Alarcón uno de los más celebrados Capitanes desta guerra [la de Granada] como se reconoce de los que dizen tantos autores”.

Aún no sabemos si Pablo Iglesias es conocedor de estos datos de su pasado y si le será de mucho agrado. En una ocasión, mucho antes de su vicepresidencia y moño, tachó de “patrioterismo rancio, inculto y reaccionario” que Esperanza Aguirre celebrara el aniversario de la toma de Granada.
Los Alarcón de Guadix

Los primeros antepasados del vicepresidente de los que se conocen fotografías son Pedro de Alarcón Carrillo y Joaquina Teresa Ariza Ferrer. Él fue regidor perpetuo de Granada y escribano de número de la Ciudad de Guadix. A ella no se le conoce oficio.

De este matrimonio nacieron nueve hijos con nombres muy elaborados. El más notable de ellos fue Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza, escritor, periodista, poeta, político, dramaturgo y diplomático. De joven fue un liberal exaltado -en 1854 azuzó la rebelión de la Vicalvarada- y posteriormente se convirtió a un conservadurismo moderado. Una de sus obras más famosas fue El sombrero de tres picos, llevada al ballet de la mano del compositor Manuel de Falla y al cine hasta en tres ocasiones.
Joaquina Teresa Ariza Ferrer y Pedro de Alarcón Carrilo, abuelos en quinto grado de Iglesias.

Joaquina Teresa Ariza Ferrer y Pedro de Alarcón Carrilo, abuelos en quinto grado de Iglesias. MyHeritage

También la pareja de este, Enriqueta Lozano, fue una notable autora del romanticismo tardío. Sin embargo, esta relación no terminó en matrimonio debido a incompatibilidades de fe. Ella, devota creyente; y él, ateo confeso. No ha lugar. Posteriormente, Enriqueta tuvo 12 hijos con Antonio Vílchez. Él tuvo cinco con Paulina Contreras.

De la vida del hermano mayor del escritor, Pedro Joaquín Víctor de Alarcón, se conocen muchos menos datos. Sabemos que se casó con María de los Dolores Roquier y Gómez, de la que enviudó en 1890. De ese matrimonio nació Joaquina de Alarcón Roquier, quien continúa la saga familiar que desembocó en el líder de Unidas Podemos.
El escritor Pedro Antonio de Alarcón.

El escritor Pedro Antonio de Alarcón. Wikipedia

En las siguientes dos generaciones el apellido Alarcón se disuelve en el árbol genealógico de Pablo Iglesias al haber dos mujeres en la línea temporal. El primer apellido del vicepresidente viene por parte de su abuelo paterno, protagonista de una curiosa historia que ya contó este periódico.
Condena y absolución

Manuel Revertino Benito Iglesias Ramírez, el abuelo de Pablo, nació en Villafranca de los Barros (Badajoz) en 1913. Estudió Derecho en Sevilla y, al terminar la Guerra Civil, fue apresado y condenado a muerte. Estaba acusado de haber participado en el rapto y asesinato del marqués de San Fernando, Joaquín Dorado y Rodríguez y su cuñado Pedro Ceballos, ocurrido en Madrid al poco de estallar la guerra. Eso, unido a haber sido un destacado miembro de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), era una invitación directa al otro barrio.

Las pruebas contra él eran muy cuestionables y, para su fortuna, varios falangistas y curas de su pueblo natal intercedieron por él y le salvaron la vida. No solo fue absuelto, también consiguió un empleo en el ministerio de Trabajo regido entonces por el falangista de línea dura José Antonio Girón. Durante aquellos años fue escalando socialmente y llegó a trabajar en la llamada Casa Sindical, en el madrileño Paseo del Prado, el mismo edificio donde ahora tiene un despacho su nieto.
Retrato contemporáneo de Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo.

Retrato contemporáneo de Manuel Iglesias Ramírez, abuelo de Pablo. FPI

Del padre de Iglesias, Francisco Javier, poco hay que decir que no se haya dicho ya. En su juventud fue miembro del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), algo que la derecha ha usado como arma arrojadiza en varias ocasiones contra el actual vicepresidente.

Antes incluso de que Cayetana Álvarez de Toledo formulara la frase que abre este reportaje, el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch fue condenado a pagar 15.000 euros a Francisco Javier Iglesias por “intromisión ilegítima y una vulneración del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen”.

Esta condena le fue impuesta por escribir el siguiente tuit: “Del nombre de este policía tampoco se acuerda nadie. José Antonio Fernández Gutiérrez, asesinado por el FRAP, grupo terrorista comunista, el 1 de mayo de 1973. Entre los miembros detenidos después estuvo el padre de Pablo Iglesias. Como llegó la amnistía, nunca fue acusado nadie”.

Posteriormente Tertsch intentó matizar sus palabras, pero de nada sirvió. La acusación, además, era falsa. Al padre de Iglesias le detuvieron por repartir propaganda sobre el Primero de Mayo y no por un delito de sangre. Es más, para cuando fue detenido, el asesino de José Antonio Fernández Gutiérrez llevaba tiempo en la cárcel.

Llegados al día de hoy, la saga de Martín de Alarcón, aquel “valeroso capitán” que ayudó a tomar Granada, continúa con dos apellidos que constantemente copan titulares: Iglesias y Montero. Los pequeños Aitana, Manuel y Leo siguen engrosando un árbol genealógico que, a su manera, es un reflejo de la historia de España.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #903 en: 31 de Octubre de 2020, 07:33:40 am »

El rey portugués que engañó a su mujer acostándose con monjas: tuvo dos hijos con ellas

Juan V de Portugal, en lugar de visitar los prostíbulos como otros monarcas de su época, frecuentaba los conventos cercanos a la corte.
31 octubre, 2020 00:57



J.B.

Uno de los acontecimientos más importantes de Portugal durante la monarquía de Juan V fue la explotación de oro en Brasil. Este metal preciado había sido descubierto en la lejana región americana hacia 1690 y todo indicaba que el reinado del joven monarca sería próspero y duradero.

Juan ascendió al trono en mitad de la Guerra de Sucesión española. Débil y enfermo, y sin haber logrado descendencia, Carlos II el Hechizado se había visto obligado a rehacer su testamento y nombrar como descendiente a su sobrino Felipe de Borbón, el candidato por el que había apostado Francia. Ese traspaso de poderes en el trono español provocó un sangriento conflicto de armas a nivel continental, que se desarrollaría desde 1701 a 1713.

Toda Europa movilizó a sus tropas, incluida Portugal. Para el año 1710 se calcula que 1,3 millones de soldados de ambos bandos habían sido movilizados, por lo que el baño de sangre y muerte estaba asegurado. Según los cálculos del historiador catalán Joaquim Albareda, que ha pasado buena parte de su vida documentando un enfrentamiento que puede ser visto como una suerte de primera guerra mundial, las hostilidades desatadas se cobraron 1.251.000 muertos en Europa.
María Ana de Austria, esposa de Juan V de Portugal.

María Ana de Austria, esposa de Juan V de Portugal.

En este conflicto, Juan V se alineó con la Reina Ana de Gran Bretaña y el Emperador Leopoldo I contra España y la gran potencia continental, Francia, la gran derrotada de la contienda. El rey portugués buscaba afianzar el poder portugués de cualquier manera y para ello buscó una alianza matrimonial. En octubre de 1708 contrajo matrimonio con su prima María Ana de Austria, hija del Emperador Leopoldo I de Habsburgo y Leonor Magdalena de Palatinado-Neoburgo, para acercarse a Austria y tener aliados en el centro de Europa.

Con ella tuvo hasta seis hijos, aunque dos de ellos murieron durante su infancia. No obstante, y pese a todo el tiempo que le requería la política internacional de aquella época, su esposa no era suficiente para él. Juan, sediento de nuevas mujeres con las que yacer, recurrió al Convento de Odivelas, en la ciudad de Lisboa, para acostarse con monjas del convento.

Sus encuentros con las religiosas fueron tan continuos que era imposible que estas no quedaran embarazadas en algún momento. De esta manera, Juan V de Portugal tuvo hasta dos hijos varones con sus amantes monjas —también tuvo un tercer hijo con una mujer cuya identidad se desconoce—. Lejos de abandonarlos a su suerte, fueron educados en el Monasterio de Santa Cruz, en Coimbra.
Hijos bastardos

Gaspar había nacido del encuentro entre Juan V y la monja Madalena Fernandes de Silva. El hijo se convertiría con el paso de los años en arzobispo de Braga. Por su parte, su amante más frecuente fue la Madre Paula de Odivela. Fruto de su aventura fue José de Braganza, quien se convertiría en inquisidor general de Portugal.

Como era evidente, el heredero al trono de Portugal no sería sino uno de los hijos legítimos del matrimonio entre María Ana de Austria y Juan V. Así, José I de Portugal, nacido en 1714, fue coronado rey en el año 1750. Ese mismo año Juan V había muerto dejando tras de sí una vergonzosa herencia ilegítima con algunas de las siervas de dios.










Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #904 en: 07 de Noviembre de 2020, 06:44:16 am »
Dormir?...querrá decir follar.





María de Médici, Enrique IV de Francia y Catalina Enriqueta de Balzac d'Entragues.

Las travesuras de Enrique IV, el rey francés que quiso dormir con su esposa y su amante
A lo largo de sus dos matrimonios, el rey francés no disimuló en su ansia por yacer con numerosas mujeres.
7 noviembre, 2020 02:00

J.B.

Desde que era joven, Enrique IV de Francia fue infeliz en el amor. En una Europa inestable donde cualquier conflicto podía desencadenar una guerra, los matrimonios eran un recurso para sellar alianza y predicar la paz. En este sentido, con el propósito de alcanzar la reconciliación entre los bandos católicos y hugonotes, se concertó un matrimonio entre Enrique y Margarita de Valois en el año 1572.

Aquella decepción hizo que el joven Enrique, aún sin haberse proclamado rey y casado para la eternidad, buscara el placer en sus amantes. Prostitutas, nobles, monjas... Nadie se escapaba de la mirada del futuro rey. Encontró a una mujer que le sedujo durante un tiempo, Fleurette de Nérac, primera amante de la que se tiene constancia. Era vecina de la villa de Nérac e hija de un jardinero del castillo. Tras conocerla a través del padre, iniciaron una relación secreta.

La leyenda afirma que el aspirante al trono la abandonó. Después de aquel trágico final, Fleurette habría acabado quitándose la vida arrojándose al río Baïse. Sin embargo, la primera amante de Enrique IV vivió al menos 16 años más tras haber finalizado su aventura amorosa.

A partir de Fleurette, se cuentan en decenas las mujeres con las que Enrique engañó a su esposa. Por su parte, el trato de ambos era tenso y sin ningún tipo de confianza mutua. Él la aborrecía y cuando se coronó rey de Francia en el año 1589 no disimuló lo más mínimo al introducir a sus amantes en palacio.

En esta nueva vida como monarca conoció a Diana d’Andouins, condesa de Guiche y mujer con gran poder a la que podía pedir ayuda siempre que lo necesitara. Diana era una de las mujeres más adineradas del sur de Francia y siempre se mantuvo fiel a su amado Enrique IV. El monarca, necesitado de efectivos para las guerras de la Liga que estaban sucediendo en el territorio, vendió todas sus joyas para poder costear un ejército de aproximadamente 20.000 gascones que socorrieran al rey.

Y es que Enrique IV debía hacer frente a un movimiento de insurrección que pretendía imponer el catolicismo en Francia. Como enemigos del protestante francés se encontraban el papa, la reina Catalina de Médici y el rey Felipe II de España, entre otros. Ante un enemigo de tal magnitud, toda ayuda era escasa para el rey francés.

Esta anécdota que narra la ayuda que le brindó su amante para la guerra la explica el poeta, narrador e historiador Théodore Agrippa d'Aubigné, quien además recalca que el rey le prometió contraer matrimonio con ella por su valerosa ayuda.

Gabrielle de Estrées

Pero lo cierto es que Enrique IV tampoco amaba a Diana, por lo que no pretendía aventurarse en un nuevo matrimonio infeliz -suficiente tenía con Margarita de Valois-. Con quien sí pensó en anular su matrimonio con su esposa fue con Gabrielle de Estrées, aunque para desgracia del rey, y alivio de Margarita de Valois, Gabrielle fallecería por una intoxicación alimentaria el 10 de abril de 1599.

No obstante, aquella situación era insostenible y el papa terminó por anular el matrimonio de Margarita de Valois y Enrique V de Francia. En menos de un año, Enrique se volvió a casar, esta vez con María de Médici, gozando de apenas unos meses de soltería. Asimismo, la fidelidad brilló por su ausencia en esta nueva relación.

Catalina Enriqueta de Balzac d'Entragues, hermosa e inteligente, sedujo al monarca francés. Tal y como explica el escritor Philippe Erlange, Enrique IV "tenía una concepción árabe del matrimonio, haciendo que su esposa conviviera y conociera a las amantes". La introducción de Catalina en la corte generó una gran polémica y sería calificada por María de Médici como "esa puta". María era celosa y no soportaba cruzarse con las amantes de su marido en el palacio.

Las infidelidades de un rey incapaz de saciarse sexualmente solo cesarían con su muerte. El 14 de mayo de 1610, el fanático católico François Ravaillac, asesinó al rey de Francia de una puñalada, dejando viuda a su mujer y huérfanos a sus hijos legítimos y bastardos.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #905 en: 16 de Noviembre de 2020, 06:35:27 am »

Las infidelidades de Josefina a Napoleón Bonaparte: no se acostaba con él por su micropene

Mientras el militar realizaba campañas por toda Europa, Josefina se encontraba en Francia rodeada de hombres que le satisacieran mejor que su esposo.
15 noviembre, 2020 02:19


J.B.

La figura de Napoleón Bonaparte siempre ha oscilado entre la realidad y la ficción. Sus enemigos británicos arrojaron todo tipo de bulos para deslegitimar y desprestigiar a uno de los militares y estadistas más importantes de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Sin embargo, con las propias manías y actitudes de quien fuera proclamado como emperador de los franceses no hacía falta caer en inventos despectivos.

El corso manifestaba una desorbitada obsesión por la limpieza. Durante sus campañas militares obligaba a que le enviaran ropa de cama y trajes a diversas localizaciones porque los ensuciaba deprisa: "La menor mancha le hacía retirar una pieza de ropa y también la menor diferencia sobre la calidad del lino. No se cansaba de decir que no quería ir vestido como un oficial de la guardia", relata Madame de Rémusat, la joven a quien Napoleón nombró dama de compañía de la emperatriz Josefina de Beauharnais.

Fue esta relación, la consolidada entre Josefina y Napoleón, quienes se casaron el 9 de marzo de 1796, la que hizo florecer los miedos, complejos y abusos del emperador de Francia. Josefina, nacida en el año 1763, se había codeado con las altas élites incluso en plena época de revolución, cuando las amistades podían perfectamente condenar o perdonar a un individuo. Era una mujer decidida y con gran carisma. Había estado casada previamente con el aristócrata Alejandro de Beauharnais y tras su separación conoció a Napoleón en casa de Madame Teresa Tallien. Allí empezaría una relación turbulenta entre la mayor autoridad de Francia y su futura esposa.

En primer lugar, el corso se sentía inferior ya que su esposa había tenido una gran trayectoria con diferentes hombres antes de contraer matrimonio con Napoleón. Entre otros, se dice que fue amante de Paul François Jean Nicolas Barras, uno de los personajes más relevantes de la Revolución francesa.

Asimismo, se sentía comprometido a la hora de practicar sexo con su mujer. El pene de Napoleón, que según la leyenda medía cuatro centímetros por los efectos de una enfermedad glandular, se expuso en 1927 en el Museo de Artes Francesas de Nueva York. Un periodista de la revista Time que acudió a la exhibición lo definió como "la tira maltratada de un cordón" y otro reportero de "anguila encogida". Nadie sabe cómo llegó el miembro hasta nuestros tiempos, pero lo cierto es que tenía verdaderos problemas para yacer con su esposa.

Napoleón, así como logró grandes victorias en el campo de batalla por su valentía, se mostraba indefenso en el acto más íntimo que existe para el ser humano. Evitaba acostarse con su mujer y las pocas veces que sucedía desesperaba a Josefina. Finalmente, la paciencia de Josefina llegó a su fin y mientras el militar salía victorioso llevando la bandera francesa por toda Europa, ella se dedicó a coleccionar todo tipo de joyas y amantes. En la ciudad de París era conocida por su carácter derrochador y su pasión por el lujo.

En un documental de la BBC sobre Napoleón Bonaparte, el historiador Andrew Roberts explica que el emperador era un hombre muy celoso, lo cual se confirma gracias a las cartas que este le enviaba a su infiel esposa. "¿Me has olvidado? ¿O es que sabes que no hay mayor tormento que no recibir una carta de mi amor?", escribía Napoleón, quien enviaba mínimo una carta al día de su puño y letra. Mientras, Josefina se encontraba en Francia rodeada de hombres que le satisfacían mejor que su esposo.

Aquella tóxica relación donde sin lugar a dudas la emperatriz era la figura intimidante llegó a su fin el 10 de enero de 1810. Se separaron sin haber concebido un hijo y Josefina se trasladó a vivir al Castillo de Malmaison mientras que Napoleón probaba suerte con un nuevo matrimonio. Josefina falleció el 29 de mayo de 1814, por complicaciones de un resfriado y fue enterrada en la iglesia de San Pedro y San Pablo de Rueil. Napoleón jamás la olvidó, ni siquiera en su lecho de muerte, donde se dice titubeó su nombre.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #906 en: 28 de Noviembre de 2020, 06:40:10 am »

El Borbón que se construyó un hotel para sus fiestas homosexuales prohibidas


El duque de Vendôme jamás llego a querer a su esposa Francisca de Lorena ya que el casamiento no fue sino una excusa para tapar su homosexualidad.
28 noviembre, 2020 02:43

 FRANCIA HISTORIA SEXO
J.B.
César de Borbón-Vendôme nació en junio de 1594 fruto de una relación ilegítima. Su madre, Gabriela de Estrées, era la amante favorita del rey Enrique IV, quien en esos momentos se encontraba casado con Margarita de Valois. Gabriela falleció en extrañas circunstancias, por lo que su hijo César se convirtió en lo único que el monarca francés mantenía de la mujer que verdaderamente amaba.

Noticias relacionadas
 Pedro II, el rey español que cometió adulterio con su propia esposa (sin saberlo)
 Felipe I de Orleans y sus fiestas prohibidas en palacio: engañó a su mujer con numerosos hombres
 Sexo, drogas y derroches: el primo de Alfonso XIII expulsado de la familia real por sus correrías
Debido a la ilegitimidad de la relación, no pudo heredar el trono. Mientras la corona pasaba a Luis XIII y posteriormente a Luis XIV, conocido como el Rey Sol, César se dedicó a disfrutar de los privilegios que le facilitaba ostentar el ducado de Vendôme. Fundó la Casa de Borbón-Vendôme y además fue duque de Beaufort y duque de Étampes.


Pese a ser homosexual, contrajo matrimonio con Francisca de Lorena en 1608 en una ceremonia celebrada en el Palacio de Fontainebleau. Francisca era una rica heredera de Felipe Manuel, duque de Mercœur. Sin embargo, él jamás llegó a quererla ya que el casamiento no fue sino una excusa para tapar su homosexualidad.



Retrato de César de Borbón en su juventud.
Retrato de César de Borbón en su juventud.

De esta forma, el duque recurrió siempre a amantes para encontrar el amor y satisfacerse sexualmente. Mientras tanto, participó en numerosas conspiraciones políticas y religiosas, por lo que en más de una ocasión se vio obligado a abandonar Francia y buscar refugio en el exilio.

Hotel de Vendôme
Tras su estancia en Holanda y posteriormente en Londres, regresó y se asentó finalmente en Francia poco antes del inicio de la regencia de Luis XIV. Para conseguir esa estabilidad que siempre se le había negado, participó activamente en las campañas de su sobrino, el Rey Sol.

Fue nombrado gobernador de Borgoña en 1650 tras conducitr las tropas reales contra los rebeldes y al año siguiente le nombraron Gran Almirante de Francia. Incluso combatió contra los españoles en Barcelona en el año 1655.

Aquellas misiones le permitieron instalarse a largo plazo en París. Entre sus proyectos ordenó levantar un hotel, el Hotel Vendôme, cerca del actual Distrito I. Allí finalmente pudo organizar sus correrías con todo tipo de hombres y amantes que disfrutaban de la nueva construcción. La homosexualidad en Francia estaba prohibida en el siglo XVII y el hotel se convirtió en un paraíso a la vez que en un refugio liberador.

Retrato de César de Borbón.
Retrato de César de Borbón.

Tal y como explica el catedrático y académico Louis Crompton en su libro Homosexuality and Civilization, "el Hotel Vendôme en París era conocido como el Hotel Sodoma". Los parisinos conocían la tendencia homosexual del duque y comparaban lo que sucedía tras los muros de aquel enorme hotel con la "sodomía" de la antigua ciudad bíblica.

Mientras seguía con su esposa y tras haber formado una familia con hasta tres hijos, César de Borbón se escapaba siempre que tenía ocasión a su hotel. No obstante, en 1665 falleció el duque y dueño del hotel. No solo dejó a su engañada mujer viuda, sino que much

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #907 en: 06 de Diciembre de 2020, 06:50:34 am »
El rey francés obsesionado con el sexo y el "niño bonito" de su entrepierna
Casado con la española Ana de Austria, no consumó su matrimonio hasta varios años más tarde.
6 diciembre, 2020 02:52

J.B.

Padre de Luis XIV, el Rey Sol, fue el último monarca francés antes de que el país galo viviera uno de sus momentos políticos más álgidos de su historia. La vida de Luis XIII ha llegado hasta nuestros tiempos con numerosos detalles gracias a su médico personal, quien además de anotar cualquier dolencia, dejó constancia de sus momentos más íntimos.

Creció junto a sus hermanos en el castillo de Saint-Germain-en-Laye y fue criado junto a los hijos bastardos de su padre. Tal y como relatan los testimonios de los diplomáticos de la época, aquel escenario de la corte era todo un caos.

El joven Luis también tenía un caos interno desde pequeño. Desde los 10 años sabía que le atraían los hombres. Sin embargo, también era conocedor, ya a esa temprana edad y por desgracia, de que no estaba bien visto enamorarse de una persona del mismo sexo.

En su formación como futuro rey, siempre se le insistió en la necesidad de dejar un heredero; debía engendrar un varón con una mujer. La temprana muerte de su padre Enrique IV cambió los planes de un reino que debía reajustar su gobierno. Hasta que Luis XIII fuera mayor de edad sería su madre quien reinaría en Francia.

Mientras tanto, el futuro monarca se escudó en la música, la pintura, la caza y sus sueños homoeróticos. Ya en 1615, su madre le obligaría a casarse con Ana de Austria, infanta de España e hija de Felipe III. Aquello fue considerado como una traición por parte de Luis. Debido a motivos evidentes, no consumó su matrimonio en la noche de bodas.

Sus amantes favoritos

Aparte de su evidente insatisfacción con su esposa, Luis era un hombre interesado por la sexualidad humana. Llamaba a su pene "mi niño bonito" y se enamoró de un hombre 23 años mayor que él: Charles de Luynes.

Luynes había trabajado previamente para su padre y ahora formaba parte del Consejo de Estado de Luis XIII. Tal y como señala el catedrático y académico Louis Crompton en su libro Homosexuality and Civilization, el monarca trasladó a Charles a una instalación cerca de su residencia y le visitaba tanto de día como de noche. Luis XIII veía a Charles de Luynes más que a su propia esposa.

De hecho, fue el propio Charles, con quien el rey mantenía una relación que trascendía la amistad, quien le convenció de que yaciera con su esposa. Los historiadores, además de esta relación fuera del matrimonio, también mencionan un segundo amante. En este caso, Henri Coiffier de Ruzé.

Aunque algunos le califiquen como una mera amistad del rey, también se afirma que mantuvieron una aventura, lo cual hizo que Ana de Austria, sola y sin la atención de su esposo, buscara otros hombres por su cuenta.

La regencia de Luis XIII se prolongó hasta 1643 cuando, tras una breve enfermedad, murió a los 42 años. Su esposa, privada del amor de su marido pero engañada numerosas veces, pudo al menos dar a luz a dos hijos las contadas veces que Luis XIII se propuso acostarse con ella. Con Luis XIV iniciaba un nuevo reinado y una nueva época para Francia.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #908 en: 12 de Diciembre de 2020, 07:06:36 am »
El Papa Paulo II.

Paulo II, el papa de los 400 : ¿murió teniendo sexo con un mozo de caballerías?


La versión oficial del fallecimiento afirma que el pontífice del siglo XV murió a causa de una indigestión provocada por un melón en mal estado.
12 diciembre, 2020 01:23

 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA SEXO
J.B.
Los antiguos papas cuentan con todo un oscuro historial donde la fe parecía quedar en un segundo plano. Algunos conspiraban contra monarcas u otros feligreses, mientras que otros simplemente hacían caso omiso a las escrituras. Un ejemplo de ello fue el pontífice Paulo II, o Pablo II.

Noticias relacionadas
 Juan XII, “el Papa fornicario” que fue asesinado a martillazos por un marido celoso
 La cara oculta de Julio III, el Papa que adoptó a un niño para acostarse con él
Para entender a este singular hombre, nacido en el año 1417, cabe señalar que su intención no era liderar la Iglesia. Se estaba formando como mercader hasta que fue testigo de cómo su tío era proclamado papa. En este sentido, Pietro Barbo -su nombre real-, decidió seguir los pasos de su pariente.

Gracias a que era sobrino de Eugenio IV ascendió meteóricamente hasta convertirse en cardenal a la temprana edad de los 23. Finalmente, logró su tan ansiado puesto en 1464. Como nuevo papa, realizó una serie de reformas que generaron una gran polémica en Roma. "La afición del nuevo papa por la belleza material y las grandes fiestas quedó clara cuando introdujo en Roma la celebración del Carnaval, una fiesta excesivamente pagana para la correcta moral del cristianismo oficial", escribe Ramón Martínez, autor del libro Maricones de antaño (Egales).


El papa llamaba la atención allá donde acudía. Quiso adquirir el nombre de Formoso II -"hermoso" en latín- aunque lograron convencerle de que no lo hiciera. No obstante, los rumores de los vicios del recién nombrado Paulo II recorrieron toda Roma.


El humanista y escritor Platina fue uno de los intelectuales que dejó constancia de su vida lujuriosa como pontífice. Y es que según las malas lenguas, organizaba todo tipo de fiestas a las que acudían jóvenes desnudos que satisfacían sexualmente a Paulo II.

Torturas
En estas interminables orgías, al papa le gustaba ser atado para que lo maltrataran: disfrutaba con el daño físico. Posteriormente, los jóvenes recibían regalos si habían demostrado "una especial pericia en esas actividades". Se dice que tuvo hasta 400 amantes que participaban en estos actos a lo largo de su vida como papa.


Bartolomeo Platina, quien destapó los vicios del Papa.
Bartolomeo Platina, quien destapó los vicios del Papa.

Su perversión sexual no se limitaba a aquellas fiestas. Al pontífice le excitaba observar cómo jóvenes desnudos eran torturados. La sola contemplación de aquello le daba un placer inimaginable.

El 26 de julio de 1471, a la edad de 53 años, Paulo II falleció y junto a él desaparecieron las fiestas juveniles que tanto escandalizaban a Roma. La versión oficial afirma que el Papa murió a causa de una indigestión provocada por un melón en mal estado. No obstante, todavía existe una anécdota más: "El rumor sostiene que Pablo II murió de un ataque al corazón mientras era sodomizado por un mozo de caballerías". Unas habladurías que es posible que aireasen con intenciones espurias sus enemigos en la corte vaticana.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #909 en: 10 de Enero de 2021, 10:04:58 am »


Carlos VI, el rey demente.

El rey que necesitó una amante para curar su locura: la reina les dio su bendición


Isabel de Baviera tuvo que resignarse y aceptar que su esposo le fuera infiel debido a los brotes psicóticos que hacían peligrar su integridad.
9 enero, 2021 02:42

 CURIOSIDADES DE LA HISTORIA SEXO
J.B.
Nació un 3 de diciembre de 1368 e inmediatamente fue nombrado Señor del Delfinado. Es a partir de este momento cuando se instituyó la costumbre y tradición de dar el título de Delfín al hijo mayor del rey francés. Carlos VI, además de Delfín e hijo de Carlos V de Francia y de Juana de Borbón, fue conocido como Carlos el Bien Amado o Carlos el Loco a lo largo de su largo reinado.

Noticias relacionadas
 El joven Borbón que fue desterrado de Francia por formar parte de un grupo secreto de pederastas
 Felipe I de Orleans y sus fiestas prohibidas en palacio: engañó a su mujer con numerosos hombres
Y es que durante los 22 años que ostentó la corona francesa, Carlos destacó por su obsesión por los placeres carnales y su locura. El delirio habría comenzado en el año 1392, cuando su amigo y consejero Olivier V de Clisson fue víctima de un intento de asesinato. A raíz de este acontecimiento, el monarca empezó a desconfiar de todo el mundo, y poco a poco la locura hizo mella en él.

Llegó a matar personalmente a hombres de su séquito y sus palabras, según cuentan las crónicas de la época, carecían de sentido lógico y semántico en numerosas ocasiones. La locura se agravó -actualmente se afirma que pudo haber sufrido esquizofrenia y trastorno bipolar- y afectó directamente a su matrimonio con Isabel de Baviera-Ingolstadt.

Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI, y Odette de Champdivers, amante de Carlos VI.
Isabel de Baviera, esposa de Carlos VI, y Odette de Champdivers, amante de Carlos VI.


Isabel de Baviera era hija del duque Esteban III de Baviera y Tadea Visconti. Se había casado con Carlos en 1385. Ella tenía 14 años por aquel entonces y él 16. Juntos tuvieron doce vástagos, siete hijas, de las cuales dos de ellas llegarían a ser reinas de Inglaterra, y cinco hijos, de los cuales solo el penúltimo llegaría a edad adulta para coronarse como Carlos VII.


Si bien es cierto que Isabel quedó embarazada de forma continua, sus episodios amorosos se redujeron drásticamente. La reina, harta de la insaciable sed del rey, buscaba la manera de evitar yacer con él. Además, Isabel sufría todo tipo de abusos físicos cuando estaban juntos, por lo que tendía a alejarse de su marido cuanto podía.

Búsqueda de la amante
Los ataques de locura del rey eran tan elevados que llegó un momento en el que era incapaz de recordar su nombre o que fuera rey y llegó a huir de su mujer aterrorizado. Al final, la corte comprendió que la reina corría peligro y decidieron sustituir a Isabel de Baviera en el lecho real por una amante.

De hecho, la propia Isabel participó en la búsqueda de una amante que la reemplazara en la cama. Así lo explica la historiadora Tracy Adams en The Life and Afterlife of Isabeau of Bavaria, donde se especifica que Isabel tuvo que "resignarse" ya que esta decisión era la menos nociva para su integridad.

Retrato de Carlos VI y Odette.
Retrato de Carlos VI y Odette. Albrecht de Vriendt

Con la rendición de la reina, la elegida fue Odette de Champdivers, hija de uno de los mariscales de la corte de Carlos VI. De esta forma, Carlos VI satisfacía sus deseos sexuales con ella mientras que Isabel se mantenía ajena a los brotes piscóticos de su esposo.

"Era llamada la petite reine (la pequeña reina) por Carlos VI", se narra en la biografía de Odette de Champdivers escrita por Jesse Russell y Ronald Cohn. Era alegre y hermosa, e insluso en ocasiones se disfrazaba de la reina para que Carlos VI, demente, no se percatara del cambiazo.

Carlos VI falleció el 21 de octubre de 1422. Sus últimas palabras la llamaban a ella -a Odette, evidentemente-. Tras su muerte, la labor de la amante había terminado y recibió una pensión temporal hasta que, sumida por la pobreza, falleció sin dejar rastros y evidencias históricas.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #910 en: 24 de Enero de 2021, 06:38:24 am »

¿Por qué las momias de los faraones del Antiguo Egipto aparecieron sin pene ni testículos?
Cuando fallecieron, los miembros de Ramsés II y Seti I, entre otros, fueron extraídos e introducidos en estatuillas de madera.
24 enero, 2021 02:51

J.B.

En el Antiguo Egipto, las altas temperaturas y la ausencia de humedad dificultaban la descomposición de los cuerpos. De esta manera, la prolongación de la duración de la forma física del cuerpo era algo natural e incluso deseable, y buscaron los medios necesarios para conseguirla.

Sin embargo, pese a reconstruir el proceso de momificación y muchos de los otros interrogantes que dejó la civilización egipcia, todavía se desconocen algunos de los detalles de este antiguo pueblo. Durante años, desde que los primeros cuerpos de los faraones fueron emergiendo en las excavaciones cerca del Nilo, los arqueólogos y los descubridores de tumbas se han encontrado con un misterio bastante insólito: algunas momias han aparecido con el pene y los testículos arrancados.

El investigador Iwataro Morimoto fue uno de los que indagó sobre esta extraña práctica presente en faraones tan importantes como Ramsés II. El rey de la Dinastía XIX ostentó el poder desde 1279 a.C. hasta 1213 a.C y es comúnmente conocido por ser todo un semental que dejó un legado de al menos 152 hijos según los expertos. De hecho, con 15 años, cuando todavía no había ascendido al trono, ya estaba casado y era padre de cuatro hijos.



El pene de una de las momias infantiles que no fue extraída en el proceso de momificación. Iwataro Marimoto

Al fallecer, de la misma forma que se hizo con muchos otros faraones, se le extirpó el sexo. Morimoto examinó hasta 18 momias de Qurna, la necrópolis que se ubica en la orilla oeste del Nilo en Tebas. Trabajó con los cuerpos de hombres que fallecieron entre el Imperio Nuevo (de 1550 a 1070 a. C.) y del periodo grecorromano. El investigador averiguó que solo el 27% de los cuerpos adultos -el 66% en el caso de los niños- mantenían su miembro y sus testículos intactos.

Seti I fue otro de los grandes líderes egipcios que sufrieron esta mutilación. "El pene y los testículos se envolvían por separado y se conservaban dentro de una estatuilla de madera de Osiris de color dorado que se depositaba con el cuerpo dentro de la tumba", detalla el estudio del experto. En ocasiones, el miembro se cortaba del todo, mientras que en otras momias extraían el prepucio y dejaban el tronco intacto.

En honor a Osiris

Esta especie de ritual, donde se aprecia el cuidado con el que se llevaba a cabo este acto, pudo estar relacionado con la mitología egipcia, según valoran los expertos. El dios Seth habría terminado con la vida de su hermano Osiris encerrándolo en un arca de plomo. La diosa Isis buscó aquel ataúd sin demora alguna, ya que había sido lanzado al río Nilo.

Una vez hallado el cuerpo de su amado, Isis ordenó que el ataúd en el que reposaba su esposo fuera llevado a un lugar tranquilo, lejos de las miradas de los mortales. "Una vez abierto, observó el cuerpo sin vida de Osiris bellamente conservado, y sin poder reprimir el llanto lo abrazó tiernamente mientras maldecía su suerte por haber perdido al que había amado desde el mismo momento de su nacimiento", escribe el profesor de Historia Javier Martínez-Pinna en su libro Muerte y religión en el mundo antiguo (Luciérnaga).

El rey usurpador Seth, al conocer que la diosa había encontrado el cuerpo de Osiris, entró en pánico y lo cortó en diferentes partes y los esparció por todo Egipto para que Isis, recurriendo a su magia, no pudiera recomponerlo. Pero el amor pudo contra cualquier adversidad, por lo que Isis emprendió un viaje en busca de todos los restos. Allá donde encontraba un trozo de él, organizaba un pequeño ritual.

"Una vez reunidos, Isis puso en práctica todas sus habilidades para volver a formar el cuerpo de su amado", explica Javier Martínez-Pinna. No obstante, Isis jamás halló el pene de Osiris -había sido arrojado al Nilo, donde desapareció-.

A veces, la mitología influía de otra forma en los cuerpos de los faraones. En el caso de Tutankamón, por ejemplo, se momificó su pene erecto. Tal y como indicó la arqueóloga Salima Ikram en la revista Science en 2014, nunca se había encontrado un miembro en tal posición. La explicación, una vez más, remitiría a Osiris: "El pene erecto evoca a Osiris en su momento de regeneración más poderoso". Desde el Antiguo Reino, al faraón fallecido se le asimila tanto con la figura de Osiris como con el dios Ra.

Órganos femeninos

En este sentido, la práctica funeraria se limitaba únicamente, y no en todos los casos, a las momias de varones. El informe también trata la momificación femenina, pero en ningún momento se han apreciado rituales de esta índole.

Los órganos genitales internos femeninos, como el útero o las trompas uterinas, siempre se apartaban ya que formaba parte del desarrollo rudimentario de la momificación de los cuerpos. Por lo tanto, no guarda relación con el ritual que sufrían los cuerpos de Ramsés II o Seti I.

El proceso de momificación egipcio es uno de los grandes símbolos de una civilización que creía en la unión del mundo terrenal y el más allá. Tal y como narra Martínez-Pinna, se creía que los difuntos eran conducidos por Anubis ante la presencia del dios de la muerte, Osiris.

El tiempo y los cambios dinásticos generaron alteraciones en la momificación de los faraones. De todos modos, la extracción del miembro viril estuvo presente en muchos de los cuerpos que se han encontrado en Egipto a lo largo de las excavaciones, concretamente en tiempos posteriores al reinado de Ramsés II.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #911 en: 10 de Febrero de 2021, 07:20:39 am »

El rey más casto de la historia de España: 51 años en el trono sin relaciones con mujeres

Un libro reúne todas las aventuras amorosas y picantes de los monarcas hispanos desde comienzos de la Edad Media hasta el reinado de Alfonso XIII.
10 febrero, 2021 02:19


David Barreira @davidbr94

La castidad no es ni mucho menos una cualidad que gobierne las biografías de los reyes de la historia de España. Pedro I de Castilla estuvo a punto de ser excomulgado por sus numerosas amantes, Felipe IV incurrió durante toda su vida en un inagotable frenesí sexual y los excesivos atributos de Fernando VII resultan igual de conocidos que sus felonías. Son solo tres ejemplos de extravagancias reales de una lista casi infinita, que va desde la Edad Media hasta el siglo XXI, y de la que solo se libra un anómalo caso. Ese púdico soberano no perteneció a la casa de los Austrias, ni por supuesto llevaba el apellido Borbón.

Se trata del Alfonso II de Asturias (c. 762-842), obviamente conocido como "el Casto". Un rey celebrado por sus triunfos militares —logró preservar la integridad del reino cristiano resistiendo a las feroces razias de los musulmanes— y recordado por mandar levantar un primer y modesto templo en el lugar donde fueron hallados los restos del apóstol Santiago. Ostentó el trono durante cincuenta y un años, uno de los más longevos de la monarquía hispana —superó, por ejemplo, los cuarenta y seis del delirante Felipe V—, lo que hace todavía más asombrosa su abstinencia al placer carnal.

El monarca astur es uno de los protagonistas del nuevo libro de la periodista y escritora Marta Robles, Pasiones carnales (Espasa), que indaga en la trastienda —sexual— de los doce siglos más recientes de la historia de España, desde la violación del último rey visigodo a una doncella que supuestamente abrió las puertas de la Península Ibérica a los árabes, hasta el centenar de amantes que se agenció Alfonso XIII en sus correrías por salas de variedades y domicilios privados. Nada que sea nuevo en esa fascinación por los episodios picantes de los soberanos hispanos y que en las últimas fechas ha generado un buen puñado de obras en la misma línea.

De la selección de Robles, autora de premiadas novelas y otros libros de no ficción, llama la atención el capítulo dedicado a Alfonso II de Asturias, no por ser el protagonista de un comportamiento desenfrenado —resulta una ardua tarea señalar quién debería ocupar el puesto de ¿honor?—, sino precisamente por todo lo contrario, por una castidad perfecta, innegociable hasta el último suspiro. Fue la antítesis de todos los hombres y mujeres que discurren por el resto de páginas de la obra. O al menos supo ocultar muy bien sus escarceos amorosos si los hubo.

Formación monástica

En su más de medio siglo de reinado, el monarca no se acercó físicamente a ninguna mujer, despreciando incluso una lógica sucesión dinástica. Las intrigas palaciegas y chismorreos históricos son recurrentes para explicar comportamientos atípicos. En el caso de Alfonso II se han esgrimido sotto voce una supuesta impotencia —este título, obra de sus enemigos más que de la naturaleza, recayó en Enrique IV de Castilla— o una hipotética homosexualidad, pero la explicación concuerda más con el puritanismo religioso del que hizo gala el hombre a lo largo de toda su vida.

Alfonso II fue hijo del rey Fruela —y bisnieto del don Pelayo de Covadonga—, asesinado en medio de una guerra por el trono de Asturias. Después de la violenta muerte de su padre en el año 768, el todavía niño fue acogido por los monjes del monasterio de Samos, en Lugo. En ese primer retiro —a principios del siglo IX sería forzado a abandonar temporalmente el trono—, Alfonso habría recibido una verdadera formación monástica a la que se puede recurrir para explicar el comportamiento de un hombre con virtudes religiosas realmente excepcionales que se expresaron fielmente en su labor en pro de la Iglesia.

Más difícil resulta determinar si contrajo o no matrimonio. La Crónica Albeldense asegura que Alfonso II "pasó su vida sin esposa, en la mayor castidad", una información rebatida por la Crónica Sebastianense, que habla de una esposa en Francia "llamada Bertinalda, nacida del real linaje, a la cual nunca vio". Luego la noticia se iría desvirtuando: a mediados del siglo XII, en el Chronicon Mundi se abrevia el nombre de lo mujer franca, a la que se denomina como Berta, y se desvela que era hermana de Carlomagno, primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y con quien el gobernante astur tuvo buena relación

La castidad, así lo evidencia el calificativo que encabeza su biografía en los libros de Historia, fue en cualquier caso el rasgo más llamativo de su personalidad. Las crónicas y textos de la época destacaron esta abstinencia como una de las principales virtudes del rey, impulsor también de una eclosión artística del prerrománico en el seno de su reino. Tras su muerte, las crónicas medievales escritas unos años más tarde destacaron que Alfonso II de Asturias había llevado una vida "llena de gloria, casta, púdica, sobria e inmaculada". No seguirían esta estela sus sucesores.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #912 en: 19 de Febrero de 2021, 15:03:27 pm »

Una mujer indonesia afirma que una ráfaga de viento la dejó embarazada


La mujer dijo haber sentido el aire entrando en su cuerpo y haber tenido a su bebé apenas una hora después.
.
20MINUTOS
NOTICIA 19.02.2021 - 12:49h

Una mujer indonesia de 25 años que aseguraba no saber que estaba embarazada dio a luz a un bebé y ante la sorpresa de todos alegó haberse quedado embarazada tan sólo una hora antes y por una ráfaga de viento.


La policía está investigando el caso, en el que la mujer afirma que estaba en su casa en Cianjur, Java Occidental, con su primer hijo, cuando sintió que el viento entraba en su cuerpo.


"Después de la oración de Zuhr, estaba acostada boca abajo sobre mi estómago, y de repente sentí que el viento entraba por mi vagina", contó. "Un momento después, mi estómago se hinchó y luego volvió a la normalidad. Luego volvió a crecer", justo antes de dar a luz.

La mujer se ha convertido en toda una celebridad en el país, aunque su caso probablemente es lo que se conoce como embarazo críptico (del griego kryptos, oculto), que es cuando la gestación se produce pasando inadvertida incluso para la madre.


Tal y como publica OddityCentral, no es el primer caso que ocurre en el país, pues ya el año pasado una mujer joven dio a luz tan sólo una hora después de notar los primeros síntomas de estar embarazada.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #913 en: 08 de Marzo de 2021, 06:19:25 am »
Asesinato de un presidente del Gobierno

Hace justo un siglo tres anarquistas catalanes asesinaron a Eduardo Dato, líder del Partido Conservador y jefe del Ejecutivo español


El coche oficial donde fue asesinado el presidente Dato, con los impactos de bala. Hoy está en el Museo del Ejército

Luis Reyes

Publicado 07/03/2021 04:45Actualizado 06/03/2021 22:39   

El comando terrorista que debía matar al presidente del Gobierno vino de Barcelona y estaba compuesto por cuatro hombres, pero uno se rajó. Quedaron Mateu, Casanellas y Nicolau, aunque éste se trajo también a su compañera, que estaba embarazada. Traerse a la parienta fue el único vestigio del antiguo terrorismo anarquista, espontáneo y desorganizado, el éxito de la operación fue fruto de cálculo, sofisticación y dinero.

La víctima elegida era Eduardo Dato, jefe del Partido Conservador, que un año antes había formado Gobierno en España. Dato no era un reaccionario, era un reformista social dispuesto a mejorar la situación de la clase obrera. Había sido uno de los impulsores del Instituto Nacional de Previsión, el primer sistema de seguridad social que hubo en España, pero los intentos reformistas de Madrid se encontraban en Barcelona con una auténtica guerra entre los sindicatos y la patronal. El pistolerismo se practicaba desde ambos lados y los empresarios catalanes presionaron al presidente Dato. Querían mano dura y Dato cedió, nombrando gobernador civil de Barcelona al general Martínez Anido, que se lanzó enérgicamente contra el movimiento anarquista. Se le acusó de aplicar a los militantes de la CNT la “ley de fugas”, que consistía en disparar por la espalda a un detenido y decir que había intentado fugarse.

Martínez Anido tomó posesión en noviembre de 1920, y en enero del 21 los anarquistas decidieron responder asesinando al presidente del Gobierno, aunque irían despacio. Los tiempos habían cambiado, nueve años atrás para asesinar al presidente Canalejas bastó un terrorista que se le acercó en la calle y le pegó un tiro en la nuca, porque Canalejas iba andando del despacho a casa. El presidente Dato en cambio se movía por Madrid en automóvil, y no en uno cualquiera, sino en uno de los mejores productos de la industria norteamericana.

El coche presidencial era un Marmon-34, un modelo de 1916 fabricado por Nordlike & Marmon Co, una compañía pionera que introdujo muchas innovaciones en el mundo del automovilismo, como el espejo retrovisor. Los Marmon tenían vocación de coches rápidos, el modelo 32 había ganado las 500 millas de Indianápolis en 1911, y para hacer más ligero y veloz al modelo 34 habían utilizado el aluminio en motor, chasis y carrocería. España importó los Marmon para el Ejército, de ahí la curiosa matrícula del vehículo de Dato: ARM 121. ARM significaba “Automovilismo Rápido Militar”.

Pedro Mateu, el jefe del comando y cerebro de la operación, vio claro que para realizar con éxito el atentado necesitaban un vehículo que diese la réplica al Marmon, y eligió otro producto emblemático de la industria norteamericana, la motocicleta Indian. Regresó a Barcelona en compañía de Ramón Casanellas, que era motorista, y compraron una Indian con sidecar que costó 5.100 pesetas, una cantidad considerable en la época. Es que la Indian era lo mejor del mercado, la había comenzado a fabricar una empresa de Massachusetts en 1901 y durante la Primera Guerra Mundial el ejército americano se quedó con toda la producción para equipar sus unidades.

El plan de Mateu no contemplaba la autoinmolación del terrorismo anarquista clásico. Estaba concebido con dos propósitos: asegurar el éxito del atentado y poder escapar de la policía. Para ello estudiaron durante días los movimientos del vehículo de Dato y realizaron una serie de ensayos de su propio recorrido. Y además de la motocicleta se equiparon con un arma formidable, la pistola automática Mauser C-96, que tenía una capacidad de penetración superior a la de cualquier arma corta, lo que aseguraba que atravesaría la carrocería del Marmon. Montaron también una infraestructura de apoyo, un local en la apartada Ciudad Lineal para ocultar la moto, donde incluso instalaron una reserva de gasolina.
El atentado contra Eduardo Dato

Por fin, dos meses después de su llegada a Madrid, los terroristas decidieron dar el golpe. Era el 8 de marzo por la tarde, Dato había estado en el Senado, en la zona Oeste de Madrid, y tenía que atravesar el centro para volver a su casa en el Barrio de Salamanca. El Marmon 34 enfiló, como de costumbre, la Calle de Alcalá, eje transversal de la capital. Los terroristas lo esperaban en el mismo centro, la Plaza de Cibeles, y su pusieron detrás del automóvil. Al llegar a la Puerta de Alcalá el coche tenía que disminuir la marcha para bordearla, y en ese momento Casanellas, que conducía la moto, aceleró hasta pegarse al Marmon.

Mateu había diseñado su plan para optimizar la oportunidad. Él iba sentado en el sidecar desde donde podía apuntar eficazmente su arma, porque la Mauser tenía una funda de madera que se convertía en culata, transformándola en una especie de carabina. Nicolau iba en el sillín de atrás de la moto, y dispararía por encima del hombro de Casanellas. Realizaron 20 disparos a corta distancia que acribillaron la trasera del automóvil, alcanzando varias veces a Dato. Luego adelantaron el automóvil y Mateu volvió a disparar dos veces a la ventanilla, hiriendo al ayudante del presidente.

Tres de los impactos de Dato eran mortales, uno le atravesó el cráneo, otro la cara y un tercero le entró por la espalda a la cavidad torácica. Cuando lo llevaron a la Casa de Socorro de Buenavista ingresó cadáver. Era el cuarto jefe de Gobierno español asesinado por terroristas en 50 años, desde la muerte de Prim en 1870. Otro medio siglo después, con el atentado de Carrero Blanco, se completaría la trágica mano de presidentes víctimas del terrorismo.
La huida de los anarquistas

Pese a su sofisticado plan, Mateu sería detenido por la policía. Nicolau y Casanellas lograron huir a Alemania y Rusia, respectivamente. Alemania, entonces bajo la República de Weimar, entregó a Nicolau con la condición de que no se le aplicara la pena de muerte, y eso salvó la vida a Mateu, porque el Gobierno consideró inhumano ejecutar a uno sí y a otro no, y conmutó la pena de muerte por cadena perpetua. En realidad Mateu y Nicolau solo estuvieron diez años en prisión, porque al proclamarse la República en 1931 serían indultados y recibidos como héroes por la izquierda. Casanellas, que en la Unión Soviética se había convertido aparentemente en comunista, también regresó a España en 1931.

En un ajuste de cuentas de la Historia, Casanellas, que había conducido la Indian en el atentado a Dato, murió en un accidente de motocicleta. Nicolau sería fusilado por Franco en 1939, sin que Alemania protestase. Mateu, el jefe, logró escapar y vivir exilado en Francia hasta los 80 años.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #914 en: 09 de Marzo de 2021, 08:27:14 am »
Una curiosidad familiar.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #915 en: 16 de Marzo de 2021, 10:15:57 am »

Santiago Ramón y Cajal y su (desconocido) álbum fotográfico de prostitutas


http://www.agenteprovocador.es/publicaciones/ramon-y-cajal-prostitutas

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #916 en: 05 de Mayo de 2021, 07:34:28 am »

Las fogosas cartas de amor entre Napoleón y Josefina: "Deseo el momento de estar en tu seno"
El emperador francés, además de dos esposas, tuvo multitud de amantes a lo largo de su vida. Creía que las mujeres eran solo "máquinas de hacer bebés".
5 mayo, 2021 02:53

David Barreira @davidbr94

A Napoleón Bonaparte le han sobrevivido más de 33.000 cartas que arrojan luz sobre sus campañas militares, sus decisiones políticas y su vida personal. Las únicas personas que recibieron misivas escritas por él mismo fueron sus mujeres y amantes. El resto se las dictaba a sus secretarios. Este hecho no es reflejo de una especial deferencia del emperador francés por lo femenino. Durante toda su vida, de hecho, demostró un "profundo sexismo", en palabras de su biógrafo Andrew Roberts, que se puede resumir en la siguiente frase: "No se debería ver a las mujeres como iguales a los hombres. De hecho, solo son máquinas de hacer bebés".

La misoginia achacable a Napoleón es uno de los focos de conflicto que rodean hoy su figura y las conmemoraciones del bicentenario de su muerte, registrada el 5 de mayo de 1821 en la isla de Santa Helena. Las críticas no solo se sustentan en declaraciones y escritos, sino también en su obra política. El artículo 213 del llamado Código Napoleónico establecía que "el marido debe proteger a su mujer, y la mujer debe obedecer a su marido". En aquella Francia de principios del siglo XIX, la mujer adúltera podía ser condenada a dos años de prisión, mientras que al hombre tan solo se le podía multar. Además, a las féminas no se les permitía firmar contratos ni vender nada en los mercados sin el permiso de sus esposos.

En cualquier caso, la vida amorosa de Napoleón fue notablemente intensa. Se enamoró por primera vez de Desirée Clary, una noble que llegaría a ser reina de Suecia, y pidió su mano, pero la propuesta fue rechazada. Esta herida, según sus biógrafos, contribuyó a profundizar el cinismo del corso hacia las mujeres. Poco después conoció a la vizcondesa Marie Josèphe Rose Tascher de la Pagerie, viuda del general maltratador Alexandre de Beauharnais, ejecutado durante el Terror revolucionario, a la que apodaría Josefina. Su compañera más célebre.
Napoleón, retratado como primer cónsul por Anoine-Jean Gros.

Napoleón, retratado como primer cónsul por Anoine-Jean Gros.

Ambos se casaron en París el 9 de marzo de 1796, en una ceremonia civil a la que Napoleón llegó dos horas tarde. Otro dato curioso es que los cónyuges falsificaron su edad, firmando que tenían 28 años, cuando en realidad ella era seis mayor que él. El mejor regalo de bodas para el militar fue el mando del Ejército de Italia, donde dirigiría varias campañas exitosas que lo consagrarían como algo más que un simple general: "un hombre llamado a decidir el destino de los pueblos", según sus —nada humildes— palabras.

Durante las operaciones en Italia, Napoleón envió cartas diarias y apasionadas a Josefina, algunas la misma jornada en que debía librar una importante batalla. "Saltaba de continuo de las declaraciones románticas ('no ha pasado ni un día en el que no te haya amado') a las reflexiones centradas en sí mismo ('no me tomo ni una taza de té sin antes maldecir la gloria y la ambición que me tienen separado del amor de mi alma'), hasta llegar a las quejas sensibleras por la poca respuesta que recibían sus misivas", detalla Andrew Roberts en Napoleón. Una vida (Ediciones Palabra).

En esos primeros compases de la relación, los escritos del futuro emperador destilaban pasión y tímidas alusiones a sus deseos de acostarse con ella en cuanto se produjese el ansiado reencuentro. Se ha sugerido que la "petite baronne de Kepen" a la que se dirigía Napoleón en sus cartas podría ser el sobrenombre de las partes íntimas de Josefina —aunque también la de un perrito faldero—. "Adiós, mujer, tormento, alegría, esperanza, y alma de mi vida, a la que amo, a la que temo, que inspira en mí sentimientos tan tiernos que provocan una naturaleza y unas emociones tan impetuosas y volcánicas como el trueno", le confesó.
Retrato de la emperatriz Josefina Bonaparte, por François Gérard.

Retrato de la emperatriz Josefina Bonaparte, por François Gérard. Wikimedia Commons

En otra ocasión, el corso se despedía así. "Hasta la vista, mi amor, un beso en los labios y otro en el corazón, deseando que llegue el momento en el que pueda estar en tus brazos, a tus pies, en tu seno". Incluso le llegó a pedir que no se asease durante tres días antes de un encuentro para poder impregnarse de su esencia. El problema es que Josefina estaba totalmente entregada a otro hombre, Hippolyte Charles, un teniente de húsares, a quien tuvo la desfachatez de llevarse a Italia cuando fue a visitar a su marido. "No puedo soportar a una amante, y menos aún que tú tengas uno", le dijo cínicamente Napoleón, que al enterarse de la infidelidad había emprendido un romance con Pauline Fourès, la esposa de un teniente de caballería.

Tres meses más tarde, mientras preparaba el golpe de Brumario que le otorgaría el poder, el militar tuvo una "titánica riña" con Josefina. A partir de ese momento, él la dominó como quiso y ella siempre le fue fiel, algo que Napoleón no haría. "Con frecuencia se ha visto a Josefina como a una seductora y una libertina extravagante, además de superficial, pero esa superficialidad desde luego no existió en lo cultural, puesto que tenía buen gusto para la música y las artes decorativas", apunta Roberts sobre la atractiva y afable femme fatale.
Las otras amantes

En apenas una década, con Napoleón ya coronado emperador y triunfando en todos los campos de batalla de Europa, el matrimonio se había transformado completamente. "Eres culpable de celos, ¡estoy encantado!", le escribió a Josefina el 5 de diciembre de 1806 durante la campaña polaca, al pasar las noches enteras rodeado de mujeres. Un mes después, el corso conoció a Marie Colonna-Walewska, una rubia y pálida condesa polaca que se convertiría en la amante más fiel de todas las que tuvo a lo largo de su vida.

El 30 de noviembre de 1809, Napoleón le dijo a Josefina que quería anular su matrimonio. "Tú tienes hijos, y yo no [la emperatriz había contraído matrimonio anteriormente]. Tienes que darte cuenta de que me acucia la necesidad de fortalecer mi dinastía", justificó. A la emperatriz no le quedó otra que acatar los designios de su esposo: salió del Palacio de las Tullerías el 7 de diciembre y no volvió nunca.
Desirée Clary, la primera amante de Napoleón.

Desirée Clary, la primera amante de Napoleón. Wikimedia Commons

Napoleón se casó con María Luisa —su tía abuela era la decapitada María Antonieta— el 11 de marzo del siguiente año. Entre julio de 1810 y septiembre de 1811, durmieron juntos todas las noches. La pasión parecía volver a inundar el corazón del emperador, pero había algo que le carcomía por dentro. "Creo que a pesar de amar a María Luisa sinceramente, quise más a Josefina. Era natural; habíamos ascendido juntos, y era una verdadera esposa, la que yo había elegido (...) Si me hubiese dado un hijo, nunca me habría separado de ella", afirmó más tarde.

Al menos la relación con María Luisa dio el resultado que se perseguía principalmente. El primer hijo (legítimo) de Napoleón, Napoleón François Joseph Charles, nació el 20 de marzo de 1811. En París se había anunciado que si se trataba de una hija se celebraría con 21 salvas, y el de un hijo con 101. El cañonazo número 22 desembocó en unos festejos tan grandes que obligaron a la policía a cortar el tráfico durante varios días.

Napoleón tuvo un número incontable de amantes a lo largo de su vida. También destacan Giuseppina Grassini, una cantante de ópera a la que se cameló en Milán en 1800; la jovencísima Marguerite Weimer, de 15 años, apodada "Mademoiselle George"; Éléonore Denuelle de la Plaigne, una "bella morena de ojos oscuros" de 17 años con la que tendría un hijo ilegítimo en 1806 que se parecía tanto al emperador que, más adelante, la gente se le quedaba mirando por la calle; la actriz Anne Hippolyte Boutet Salveat o Albine de Montholon, la última amante del corso, ya en Santa Elena, con la que probablemente también tuvo una hija que recibió el nombre de Joséphine-Napoléone.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #917 en: 20 de Agosto de 2021, 21:10:17 pm »
No deja de ser una curiosidad el artículo pero...desde 1973, fecha del golpe de Estado, hasta los años 90, entrada de los talibanes, hay un salto importante donde omite a ingleses y rusos.


https://www.revistavanityfair.es/realeza/articulos/afganistan-ultima-reina-feminismo/51054/amp?__twitter_impression=true


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224976
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #918 en: 11 de Noviembre de 2021, 08:14:27 am »

Esclavitud y sexo forzoso a cambio de la absolución de los pecados, el pasado machista del Toledo histórico


"La documentación de los archivos viene a demostrar que hay una violencia estructural, un sistema patriarcal y una violencia continua contra la mujer en la historia", explica el doctor Felipe Vidales

Hemeroteca — Monjas y reinas son las únicas mujeres visibles para la historia oficial


 
Alicia Avilés Pozo

10 de noviembre de 2021 19:15h

@AliciaAvi
Las calles empedradas y los bellísimos monumentos de Toledo llaman a la leyenda, a la magia y al ya archiconocido lema de las tres culturas. Pero hay otra historia diferente, real y palpable en documentos, que está escrita con el sufrimiento, la explotación y el maltrato sufrido por las mujeres a lo largo de los siglos. Esta ciudad no fue ajena a ello y por su condición de capital del Reino de Castilla durante el siglo XVI aglutinó muchas de las violencias de género "institucionalizadas". Los reyes, la nobleza y la Inquisición contribuyeron a perpetuar un sistema medieval de la mujer como objeto de transacción: prostituta, esclava, maltratada, acusada por bruja, denostada, asesinada y, en la mayoría de los casos, olvidada.

Herstóricas o por qué no todas las rutas turísticas de Toledo hablan de 'ellas' como brujas malvadas y de 'ellos' como héroes o sabios.

Una nueva ruta impulsada por la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha ayuda a conocer la historia de la ciudad bajo esa perspectiva de género: conventos de clausura, instituciones benéficas para ayuda de mujeres, lugares donde se ejerció la prostitución, conventos donde también se produjeron otro tipo de agresiones sexuales. Y en ella nos embarcamos con el doctor en Historia Felipe Vidales, quien arranca con un dato escalofriante: "No hay ninguna calle en Toledo donde no se maltratara a las mujeres". "La historia viene a demostrar que hay una violencia estructural, un sistema patriarcal que se puede rastrear en la documentación de los archivos, que es sobre lo que se construye la historia", explica.

Inscripción en el Puente de San Martín de Toledo: “Aquí mataron a una mujer. Rueguen a Dios por ella". Sucedió el 2 de febrero de 1690

Aunque resulta complicado resumir siglos de violencia machista, sexual, vicaria e institucional, este camino arranca cerca del Alcázar de Toledo, en la antigua periferia, que junto con Barrio Rey y las Covachuelas, entre otras ubicaciones, eran espacios habituales de prostitución. En la Plaza del Seco se encuentra uno de los enclaves de esos lugares de explotación sexual. Una práctica siempre realizada en la historia para beneficio de los hombres, cuando se entendía la prostitución como un "mal necesario" al ser considerado rentable.


Cuenta Felipe Vidales que tanto es así que en 1470 los monarcas comenzaron a darse cuenta de que la prostitución, siendo un negocio de tanto lucro, no les reportaba beneficios directos, por lo que sistematizaron las denominadas mancebías, una suerte de prostíbulos entregados para negocio de los nobles, que ejercían como proxenetas de las élites. Este cambio generó tales ingresos que partir del siglo XVI las mancebías pasaron a tributar directamente al rey.


Para preservar ese negocio, se prohibió ejercer la prostitución -"pecado pero no delito"- fuera de estos espacios, que tampoco estuvieron exentos de debates teológicos sobre la inmoralidad. Como sucedía con los teatros, las mancebías sufrieron continuos cierres (casi siempre relacionados con celebraciones religiosas) y reaperturas. Su cierre dejaba a estas mujeres sin ingresos y sin ninguna manera de ganarse la vida. Fue en ese momento cuando comenzaron las "recogidas". En Toledo, una calle lleva ese nombre. En la misma placa explica que eran "instituciones benéficas para mujeres". Lo cierto es que allí se "recogía" a mujeres que se prostituían en la calle. También a las consideradas "escandalosas" o "provocadoras".

Beaterios y feminización de la pobreza
Fueron un sucedáneo de los posteriores beaterios, otras casas formadas principalmente por mujeres religiosas donde el vicario u otras autoridades eclesiásticas enviaban a las mujeres "con mala vida". Los financiaba la Iglesia y en Toledo uno de los más emblemáticos fue el de la Sinagoga de Santa María La Blanca, que se convirtió en este tipo de espacio cuando fue expropiada como tal. Y lo fue hasta el siglo XVII.

El historiador, investigador y guía explica que a comienzos del siglo XVI comienza a producirse un fenómeno que todavía perdura, como es la "feminización de la pobreza". Toledo pierde la capitalidad, parte de su riqueza y la ciudad se "conventualiza", absorbiendo posteriormente las órdenes religiosas a estos beaterios. Crecen los lugares de acogida, donde las mujeres vivían "prácticamente encerradas", en algunos casos por situaciones consideradas entonces escandalosas que dirimían sus padres o sus maridos. "Un factor determinante es que su situación estaba derivada de su dependencia económica de los hombres, ya que no podían acceder a la universidad ni trabajar en casi nada que no fuera la industria textil o los mercados, lo que apenas les daba para vivir".



Petición del abogado de Mariana de Vivar para su ingreso en el refugio de Santa María La Blanca, “para más seguridad de su vida”, ya que está en trámites de divorcio Archivo Diocesano de Toledo
Y cerca de la calle las Recogidas está el Callejón de los Niños Hermosos, donde acaeció uno de los sucesos de violencia vicaria más conocidos de Toledo. Ocurrió en el siglo XVII cuando un conde toledano chantajeó a una mujer soltera con dos hijos que no quería casarse con él. Terminó por secuestrar a sus hijos y ahorcarlos en la vía pública, donde permanecieron un día entero. El asesino tan solo fue condenado al destierro de Toledo. "Una idea del tipo de justicia que se impartía: a la nobleza se le presuponía la inocencia y no así a la gente más pobre", resalta Felipe Vidales, un trasunto de lo que hoy denominamos ‘aporofobia’. Añade que este caso generó documentación y por eso es conocido pero lo cierto es que es muy probable que hubiera muchos similares.


Callejón de los Niños Hermosos
Otra parada en la ruta llega a la Puerta del Reloj de la Catedral de Toledo. En este templo se encuentra la capilla funeraria de Don Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, que ejercía de "primer ministro" de Juan II. Contrasta con la placa que justo al lado se realiza en recuerdo del Arcipreste de Talavera, Alfonso Martínez de Toledo, uno de los escritores más leídos de la época y autor de "El Corbacho", donde se denuncian todas las formas de amor "inmoral" de la época. Todo un manual de machismo donde se ataca a las mujeres de la época tachándolas de "chivatas, libertinas, lujuriosas o adúlteras". Nació como contestación a la conocida como ‘Querella de las Mujeres’, el debate literario que nació en Francia a finales del siglo XIV en defensa de la capacidad intelectual y el derecho de las mujeres a ir la universidad y a participar en la política. Fue impulsada por la escritora italiana afincada en Francia Christine de Pizan.

"El Corbacho" contrasta con la publicación del catálogo de mujeres ilustres -"Libro de las claras y virtuosas mujeres"-  de Álvaro de Luna, donde relataba la vida y acciones de mujeres de la historia, y donde se remontaba incluso a la época pre-cristiana y a la antigüedad clásica, hablando de guerreras y de filósofas, algo poco habitual en la Edad Media.



Sepulcro de Álvaro de Luna
La esclavitud, aunque tuvo su epicentro en Sevilla, tiene también su poso histórico en Toledo y, de nuevo, con las mujeres como víctimas. En el Callejón de San Pedro, pegado a uno de los laterales de la Catedral, se encontraba la residencia de uno de los mayores esclavistas de Toledo, Pedro Tirado, alto prelado de la Iglesia toledana, racionero de la Catedral, Comisario del Santo Oficio de la Inquisición y notario del arzobispo Bernardo de Sandoval. "Se vendían y se compraban mujeres con la excusa de su cristianización y alegando deudas de sus familias, que podían existir o no".

"Tener esclavos fue una muestra de prestigio durante los siglos XVI y XVII pero el negocio llegó a aumentar tanto que después casi todo el mundo los tenía", explica el historiador. A las niñas, cuando cumplían 12 años, solían echarlas de la casa que las había comprado al considerarlas "cristianizadas". Muchas acababan ejerciendo la prostitución por no tener ingresos ni forma de ganarse la vida. Los esclavos y esclavas eran marcados como ganado:


Uno de los folios del proceso de compraventa y de posterior libertad de Haza. Su nombre árabe original sería Hajar y fue cristianizada como Francisca de Jesús. Su descripción física reza: “...de color algo moreno y (h)errada en la cara” Archivo Histórico Provincial
Más maltrato institucional. El recorrido llega hasta el famoso Pozo Amargo de Toledo. Allí vivió Ana de la Cruz, una de las mujeres más conocidas de Toledo por sus vínculos con lo que se hacía llamar "brujería" que era "lo que los inquisidores querían que fuera" y que fue una forma de "institucionalizar la violencia contra las mujeres".


En las sentencias por brujería había dos claves fundamentales: el haber cobrado por ello y la delación de la persona que te había enseñado a preparar un remedio, una pócima. "La realidad era que en la gran mayoría de los casos se trataba de mujeres que preparaban brebajes o remedios para poder ganarse la vida, la mayoría de origen botánico, pero que en ocasiones no funcionaban o terminaban en envenenamiento por el cambio de los componentes". La prueba, añade el historiador, es que en cuatro siglos de hechicería, la mayoría de las peticiones que se hacía a las "hechiceras" procedían de otras mujeres que querían "amansar" a sus maridos, o de mujeres engañadas. "Sin ese fenómeno de la hechicería, las mujeres maltratadas no hubieran tenido nada".


El Pozo Amargo de Toledo
Otro último ejemplo de violencia contra las mujeres también vino de la Inquisición. Lo cuenta Felipe Vidales en uno de los muros del convento de Santa Úrsula. Aunque muchas de las sentencias tenían que ver con la judeización o la hechicería, el mayor número de carpetas que se conservan son sobre los denominados "delitos de solicitación". Los denunciaban las mujeres cuando un fraile entraba en un convento a confesar a las monjas y a cambio de la absolución cristiana requería favores sexuales.

En la gran mayoría de las sentencias la culpa siempre fue de las mujeres por "abrirles la puerta" a estos frailes "solicitadores" y se conservan documentos donde incluso estos hombres reconocían ser lo que hoy conocemos como "depredadores sexuales". Aún así las causas se suspendían o se sobreseían por considerar que eran las mujeres las que incitaban el delito o que no había suficientes pruebas.

Proceso por "solicitación" contra fray Joaquín Cuesta
Extracto de la transcripción del proceso de la Inquisición a fray Joaquín Cuesta en 1763, de apenas 20 folios (Archivo Histórico Nacional):

"Tres de la tarde, el comisario del Santo Oficio pasa al convento de Santa Úrsula a tomar declaración a Simona Caballero, doncella de San Martín de Montalbán, 19 años, que sirve en este convento. Le acompaña fray Buenaventura Ruiz, agustino calzado y vicario del convento de Santa Úrsula. Están ahí porque ella hace diez o doce días hizo una declaración acusando a fray Joaquín Cuesta "con motivo de haber entrado la que declara a servir en el convento de San Clemente de esta ciudad a principios del mes de noviembre del año sesenta y uno, en la celda que llaman de las urtadas, en donde estuvo (...) en todo este tiempo con la ocasión de que antes había tenido alguna amistad con fray Juachín Cuesta (...) el cual con motivo de la amistad que tenía con la declarante, la pasó a visitar, y como ya conocía a dicho religioso dicha declarante, le tomó por la confesión, quien en todo el tiempo estuvo en dicho convento la dicha declarante" cada semana. Y le solicitó in ipsa confessione "diciéndola palabras provocativas, como son que la estimaba mucho y que para él no había una mejor, aunque había tenido muchas que le estimaban y había estimado mucho, expresándola en que tendría mucho gusto en que le hiciese una merced, demostrándola intento, y que dejaría el hábito por ella. y que si hubiera tenido dineros que se hubiere marchado con ella por el mundo (...) que con otras había tenido que ver y que muchas le querían, y no eran tan exquisitas como ella".

En este mismo proceso se explica que ella "es buena cristiana y parece que dice la verdad" pero no es suficiente. Se devuelven de Madrid las 20 hojas del proceso con una con una breve nota de 6 líneas: "En la villa de Madrid, a diez y siete días del mes de Mayo de mil setecientos sesenta y tres años, el Ilustrísimo Señor Arzobispo Inquisidor General y Señores del Consejo de Su Majestad de la Santa General Inquisición en vista de la sumaria recibida en la Inquisición de Toledo contra fr. Joachin Cuesta religioso Mercedario Calzado, por solicitante. Dixeron: se suspenda esta sumaria". Es decir, la causa se archiva sin ninguna pena para el fraile.

Son solo pequeños ejemplos de cómo la historia de Toledo y de España es también la historia de violencias machistas a todos los niveles. Durante los ejemplos narrados, muchas de las asistentes a la ruta coincidieron en que la sociedad y los hechos han cambiado pero de todos resuenan los ecos en la actualidad, sobre todo en sentencias judiciales, en casos de agresiones sexuales y en violencia de género. Para aprender de la historia, por tanto, hace falta investigarla, conocerla y mostrarla. La historia de las mujeres maltratadas tiene todavía mucho que mostrar y Toledo es solo una ciudad en el mundo donde se ha puesto la lupa en los archivos.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51372
  • Verbum Víncet.
Re: CURIOSIDADES
« Respuesta #919 en: 11 de Noviembre de 2021, 08:57:36 am »
Violencias machistas hoy, en el siglo XXI, pero en el siglo XVI eran lo normal, de manera que, una vez más, no se puede revisar la historia de siglos pasados con los ojos del presente, cada momento histórico hay que ponerlo en su contexto y darse cuenta de que lo que somos hoy se debe a lo que fuimos antes. . . con todas sus luces y sus sombras. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche