Autor Tema: Iglesia y religion  (Leído 146358 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2140 en: 06 de Noviembre de 2022, 09:01:57 am »

Enrique, de candidato de Podemos a delegado episcopal para la Cultura: taurino y de Yolanda Díaz


El obispo de Almería está recibiendo críticas por nombrar a un exlíder provincial de Izquierda Unida: "Si fuera de derechas a nadie le parecería raro".
6 noviembre, 2022 04:25GUARDAR

 ALMERÍA (PROVINCIA) IGLESIA CATÓLICA JULIO ANGUITA POLÍTICOS UNIDAS PODEMOS (UP) YOLANDA DÍAZ
Carlos Lara
"El rebaño del pueblo de Dios es muy variado. Si en el rebaño solo pueden entrar algunas ovejas elegidas, parábolas como la del pastor que abandona el rebaño en busca de la oveja que se ha perdido no tienen sentido...". Enrique de Amo (1964) habla con el optimismo de acero y la retórica de homilía que caza al primer par de frases cualquier oído adiestrado en un colegio de curas. Sorprende, a primera oída, que quien pronuncia este dicurso no sea cura sino un exlíder provincial de Izquierda Unida. Sin embargo, para Enrique no hay nada de raro —¡ni de malo!— en que su nombre, que en 2019 aparecía en las papeletas de quienes votaban a Podemos, ahora encabece la lista de nuevos nombramientos en el Obispado de Almería: "Es coherente con mi trayectoria y mis valores".

Ni gazmoño ni traidor al color rojo (o morado, por su última vinculación política). Los caminos del Señor son inescrutables, a menudo también inexplicables, y a Enrique lo llevó a la militancia de izquierdas su formación religiosa. Como a su admirado Julio Anguita, la parte que menos le gusta de aquello que le decían, 'Califa rojo', es la de 'califa'. Al fin y al cabo, si, como se sabe, Anguita acostumbraba a leer a san Juan de la Cruz, en lo único que difieren es en el pequeño detalle de la fe cristiana.


En su camino también aparecen las elecciones generales de 1982, en el sentido de que se presentaron ante él como una verdadera aparición, primeras en las que pudo votar y primer gobierno de izquierda, resucitada tras la dictadura. Una de esas coincidencias que parecen escritas de antemano, como si no hubiese alternativa posible a la manera en que se sucedieron los acontecimientos. "Si hay que estar a la derecha del Padre, eso supone estar a la izquierda del hombre", justifica él, medio en broma medio en serio, como tantas veces ha tenido que hacer con sus compañeros de partido.


Felipe González y Alfonso Guerra celebran la victoria del 82 en una ventana del hotel Palace.

Felipe González y Alfonso Guerra celebran la victoria del 82 en una ventana del hotel Palace. César Lucas

El obispo de la diócesis de Almería Antonio Gómez Cantero lo acaba de nombrar delegado episcopal para la Cultura y la Pastoral Universitaria. La polémica que le ha seguido toda su vida, la que enfrenta a ideología de izquierdas y religión —que para Enrique no tiene razón de ser—, vuelve ahora con fuerzas renovadas. "Soy consciente de que están lloviendo críticas al obispado. Las personas que prejuzgan a las demás tienen una vida espiritual que da lástima", se lamenta. Está "honrado y agradecido" por el puesto, y pide que "esperen a ver cómo funciona Enrique" antes de dar un veredicto.

Una vida de izquierdas
El ramalazo sacerdotal que se cuela en el discurso de Enrique, con este o aquel pasaje de la Biblia asaltando a cada poco sus argumentaciones, viene de cuando tenía 16 años. Estudió en el colegio público de la Sagrada Familia, donde "sonaba más el himno de España que la cuestión religiosa", pero conoció a dos compañeros que le hablaron de unas reuniones cristianas: fueron sus comienzos en las Juventudes Estudiantes Católicas (JEC).


Pasado un tiempo, aquellos dos chicos dejaron de asistir a las reuniones, pero a Enrique esos encuentros no hacían más que alimentarle la curiosidad por el mundo que le rodeaba. Allí aprendió que ser cristiano es mucho más que ir a misa, y que la homilía y el sermón político juegan en el mismo terreno. Enrique ya no es político y, desde luego, nunca ha sido cura, pero tiene mucho de los dos.

Su lengua, entrenada en la retórica alegre de las JEC, luego hizo la mili en Comisiones Obreras y se graduó con honores en Izquierda Unida: "Fui coordinador de IU en Almería entre 1999 y 2003. No es solo que haya estado implicado en partidos políticos, sino que he sido líder".


Enrique de Amo, nuevo delegado episcopal de Almería para la Cultura y la Pastoral universitaria.
Enrique de Amo, nuevo delegado episcopal de Almería para la Cultura y la Pastoral universitaria. Cedida


—¿Cómo es que la religión le llevó a la militancia de izquierdas?

—Si consultas los documentos de la JEC de 1982, el título de la asamblea era '¿Para qué estudiamos?'. La asamblea de 1987 contestaba a esa pregunta: 'Estudiamos para que la injusticia no nos sea indiferente'. Esto es lo que ha supuesto la sensibilidad religiosa en mi formación intelectual.

Por otro lado, mi formación religiosa iba en la línea del trabajo colectivo, de cambiar las cosas desde la base, cambio social, reparto de bienes... y eso es análisis político de la izquierda. Se mezcla el Evangelio con el marxismo cuando dice lo de dar a cada uno según su capacidad, su necesidad... Lees la parábola de los talentos, escuchas el mensaje y ves las conexiones.


Luego fui reformulándolo con las lecturas de Enrique Dussel, el teólogo centroamericano formado en España, y sus metáforas teológicas de Marx. Descubres que hay cosas que te interpelan. Eso es lo que me divierte de la izquierda, las ideas.

—¿El socialismo se basa en el Evangelio?

—Plantear que la izquierda viene de Jesucristo me parece terrible para el cristiano que es de derechas. Hay cristianos excelentes en la derecha y perfectos sinvergüenzas en la izquierda.



—¿Cómo entró en Izquierda Unida?

—Tenía un grupito de amigos que nos preguntábamos acerca de cómo se estaba desarrollando Almería y nos parecía una verdadera barbaridad, no nos gustaba en absoluto. Entonces fuimos a la sede de Izquierda Unida para que nos hablasen sobre el plan de ordenación urbana. Allí nos encontramos con Salvador Fuentes, que era parlamentario andaluz, y nos explicó de qué iba aquello. Oye, que alguien con su recorrido se detuviese una tarde entera con cinco chavales que llegamos al partido para preguntar eso me marcó.

[Los líderes políticos se vuelcan con Julio Anguita: "Un hombre coherente, honesto y siempre crítico"]

De Podemos al Obispado
Enrique cree que, si hubiese sido político de derechas, "no habría tanto revuelo". Pero la vida no se explica a través de sus tópicos. "Yo soy resultado del eclecticismo, de muchas carambolas", afirma. Posiblemente, desde el lado cristiano, le habría sacado más réditos a un viraje hacia la derecha, pero eso es algo que nunca se ha planteado.

"Lo primero que mamé dentro de la Iglesia Católica fueron las respuestas colectivas, el grupo de referencia, escucharnos unos a otros, buscar soluciones, asumir responsabilidades colectivas. En la izquierda se aprende el liderazgo y la colegiación a la vez. Nunca se me ocurrió que se pudiese hacer la política a golpe de liderazgo, y me da la sensación de que la derecha se basa en liderazgos personales", argumenta Enrique, que desprende una seguridad en sus respuestas como solo pueden tener quienes han dedicado su vida a dudar. "Al final, la apuesta es si apoyar desde lo público o desde lo privado", dice. Él lo ha apostado todo al rojo.

Con Podemos formó parte de la candidatura a la alcaldía de Carmen Mateos en 2019, aunque solo Mateos entró en el Ayuntamiento de Almería. Aquello estuvo lejos de poder llamarse éxito, pero él defiende que su participación fue mínima: "Yo era el número 30 de Almería. Iba simbólicamente. 'Enrique de Amo, persona conocida en Almería, apoya esta lista', pero ya está. No pensaba salir concejal".

[El PSOE y el PP tumbarán juntos las enmiendas clave de Podemos, ERC y Bildu a la Ley de Vivienda]

Como catedrático en Matemáticas que es, decano entre 2009 y 2020 de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Almería, conoce "las reglas del parchís cuando juega". Hace un par de años, dejó Podemos "por una situación personal, me pareció que no valía la pena seguir implicándome". Él cree que la política necesita gente joven, y que sus 58 años ya no lo sitúan ahí sino en la Iglesia.

—¿Cómo se tomaban en Podemos que fuese católico?

—Alguno me decía que no tenía que decir si creía o no. Eso me daba risa, igual que ahora me río cuando no quieren que diga que soy de izquierdas por estar en la Iglesia. Los encasillamientos son bastante terribles, hay que ser más eclécticos. Lo cierto es que en los partidos nunca les ha gustado que haga ostentación de que soy cristiano. Yo creo que la gente tiene que aprender a ser más abierta.

—¿Hay muchos cristianos en los partidos de izquierdas?

—Sí, me encontré a más cristianos como yo, pero a nadie le gusta vivir a la intemperie. Yo he militado en la frontera entre lo político y lo religioso. Para mucha gente lo fácil es vivirlo de manera individual. Es muy cómodo ser solo político o solo religioso, no tienes que dar explicaciones.

Catedral de Almería.
Catedral de Almería.

Hombre de ciencia
En una triple pirueta de las paradojas que han cincelado la trayectoria de Enrique, su dedicación a la ciencia no hace más que demostrar que su fe es a prueba de bombas. "Soy científico por los mismos motivos que soy religioso: el hecho de preguntarme por todas las cosas. Ha habido grandes científicos que han sido grandes creyentes, aunque a otros es para darles una patada en el culo como religiosos", justifica, sin dar nombres.

En su opinión, "hemos creado un mundo donde se puede vivir sin Dios, pero si aportamos la experiencia religiosa se puede vivir de una forma mucho más liberadora". Primero buscó respuestas en la religión, luego en la ciencia. Y si algo ha sacado en claro es que hay preguntas que las fórmulas científicas no pueden resolver: "La ciencia tiene graves limitaciones. Cualquier matemático sabe que siempre hay verdades que se van a escapar del sistema, o enunciados que no vas a poder confirmar si son ciertos o falsos".

Como profesor universitario, la política le enseñó que "uno no puede luchar contra el mundo". Se refiere, claro, a las continuas leyes educativas. "Cuando uno lucha contra un enemigo tan grande, al que es imposible cambiar, la victoria es que ese enemigo no le cambie a él", dice. Hay muchas cosas que no le gustan del sistema educativo, pero es optimista: de otras le habría encantado participar.

Su reto ahora está ahí, en lograr que cultura, universidad y religión dialoguen. Lo próximo es formar un equipo: "Mis colaboradores podrán votar lo que quieran. Voy a meter, principalmente, a gente de la universidad y de la Iglesia, sin trasfondo político. De hecho, algunos futuros miembros sé que han militado en partidos de derecha y no tengo problema".

—¿Cómo ve el futuro de Podemos?

—A mí eso ahora mismo me da igual. Ya sabrán ellos organizarse para tener sus alternativas. Siempre ha habido problemas y han podido resolverlos. A partir del 15-M ha habido una reflexión interesante, apareciendo voces de desencanto con la sociedad, y hay que aportar respuestas. Pero hay gente que vota a la derecha y lo pasa mal, y también hay que darle respuesta a ellos. ¿Cómo lo van a hacer? No lo sé, pero les animo a que lo hagan bien.

—¿Cuál es, en su experiencia, el mayor problema de la izquierda?

—La izquierda es atractiva desde el punto de vista ideológico. Por eso, cuando nos reunimos dos personas de izquierdas empiezan a salir muchas ideas, el debate es interesantísimo y dan ganas de ponerse a hacer cosas. El problema es cuando nos juntamos tres: no nos ponemos de acuerdo y se forma una internacional socialista, con tres partidos distintos.

—¿Volvería a Podemos?

—No. Hay una edad para cada cosa. Las personas que dejé son estupendas.

—¿Le gusta Yolanda Díaz?

—Me gusta mucho, sí. Además, viste con un estilazo impresionante. Ella y la reina Leticia visten muy bien.

Yolanda Díaz, con un vestido de Purificación García.
Yolanda Díaz, con un vestido de Purificación García.

—Una de las patatas calientes actuales en la izquierda es el tema de la Ley trans. ¿Qué opina?

—Más allá de las creencias individuales de uno u otro, es importante que cada persona se sienta libre, y eso pasa por crear ámbitos en los cuales las personas puedan tomar sus propias decisiones en los contextos de las familias modernas actuales. El sexo/género, en cuanto a pensamiento, lo conforma el ser humano desde una opción personal.

Lo que no podemos hacer es inventarnos problemas que no existen. El problema real es el día a día de un colectivo que, siendo minoría, es muy importante. Una sociedad es avanzada en la medida en que puede darle respuesta a les necesidades de los últimos, y estamos haciendo un mundo que no es acogedor para esas personas.

—¿Y cómo ve la cuestión migratoria?

—Cuando se piensa en la parábola de la oveja que falta en el rebaño no hay que pensar en la Jerusalén de los tiempos de Jesucristo, sino en las pateras cargadas de gente ansiosa por sobrevivir, donde muchos morirán antes de llegar a la orilla. Tenemos situaciones de pobreza que claman al cielo, generamos una cantidad de capital que no se reparte justamente entre todos. La Iglesia está trabajando muy duro en ello.

Desconectado Ragnar

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3385
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2141 en: 06 de Noviembre de 2022, 21:53:44 pm »
Qué cosas...



Enrique, de candidato de Podemos a delegado episcopal para la Cultura: taurino y de Yolanda Díaz


El obispo de Almería está recibiendo críticas por nombrar a un exlíder provincial de Izquierda Unida: "Si fuera de derechas a nadie le parecería raro".
6 noviembre, 2022 04:25GUARDAR

 ALMERÍA (PROVINCIA) IGLESIA CATÓLICA JULIO ANGUITA POLÍTICOS UNIDAS PODEMOS (UP) YOLANDA DÍAZ
Carlos Lara
"El rebaño del pueblo de Dios es muy variado. Si en el rebaño solo pueden entrar algunas ovejas elegidas, parábolas como la del pastor que abandona el rebaño en busca de la oveja que se ha perdido no tienen sentido...". Enrique de Amo (1964) habla con el optimismo de acero y la retórica de homilía que caza al primer par de frases cualquier oído adiestrado en un colegio de curas. Sorprende, a primera oída, que quien pronuncia este dicurso no sea cura sino un exlíder provincial de Izquierda Unida. Sin embargo, para Enrique no hay nada de raro —¡ni de malo!— en que su nombre, que en 2019 aparecía en las papeletas de quienes votaban a Podemos, ahora encabece la lista de nuevos nombramientos en el Obispado de Almería: "Es coherente con mi trayectoria y mis valores".

Ni gazmoño ni traidor al color rojo (o morado, por su última vinculación política). Los caminos del Señor son inescrutables, a menudo también inexplicables, y a Enrique lo llevó a la militancia de izquierdas su formación religiosa. Como a su admirado Julio Anguita, la parte que menos le gusta de aquello que le decían, 'Califa rojo', es la de 'califa'. Al fin y al cabo, si, como se sabe, Anguita acostumbraba a leer a san Juan de la Cruz, en lo único que difieren es en el pequeño detalle de la fe cristiana.


En su camino también aparecen las elecciones generales de 1982, en el sentido de que se presentaron ante él como una verdadera aparición, primeras en las que pudo votar y primer gobierno de izquierda, resucitada tras la dictadura. Una de esas coincidencias que parecen escritas de antemano, como si no hubiese alternativa posible a la manera en que se sucedieron los acontecimientos. "Si hay que estar a la derecha del Padre, eso supone estar a la izquierda del hombre", justifica él, medio en broma medio en serio, como tantas veces ha tenido que hacer con sus compañeros de partido.


Felipe González y Alfonso Guerra celebran la victoria del 82 en una ventana del hotel Palace.

Felipe González y Alfonso Guerra celebran la victoria del 82 en una ventana del hotel Palace. César Lucas

El obispo de la diócesis de Almería Antonio Gómez Cantero lo acaba de nombrar delegado episcopal para la Cultura y la Pastoral Universitaria. La polémica que le ha seguido toda su vida, la que enfrenta a ideología de izquierdas y religión —que para Enrique no tiene razón de ser—, vuelve ahora con fuerzas renovadas. "Soy consciente de que están lloviendo críticas al obispado. Las personas que prejuzgan a las demás tienen una vida espiritual que da lástima", se lamenta. Está "honrado y agradecido" por el puesto, y pide que "esperen a ver cómo funciona Enrique" antes de dar un veredicto.

Una vida de izquierdas
El ramalazo sacerdotal que se cuela en el discurso de Enrique, con este o aquel pasaje de la Biblia asaltando a cada poco sus argumentaciones, viene de cuando tenía 16 años. Estudió en el colegio público de la Sagrada Familia, donde "sonaba más el himno de España que la cuestión religiosa", pero conoció a dos compañeros que le hablaron de unas reuniones cristianas: fueron sus comienzos en las Juventudes Estudiantes Católicas (JEC).


Pasado un tiempo, aquellos dos chicos dejaron de asistir a las reuniones, pero a Enrique esos encuentros no hacían más que alimentarle la curiosidad por el mundo que le rodeaba. Allí aprendió que ser cristiano es mucho más que ir a misa, y que la homilía y el sermón político juegan en el mismo terreno. Enrique ya no es político y, desde luego, nunca ha sido cura, pero tiene mucho de los dos.

Su lengua, entrenada en la retórica alegre de las JEC, luego hizo la mili en Comisiones Obreras y se graduó con honores en Izquierda Unida: "Fui coordinador de IU en Almería entre 1999 y 2003. No es solo que haya estado implicado en partidos políticos, sino que he sido líder".


Enrique de Amo, nuevo delegado episcopal de Almería para la Cultura y la Pastoral universitaria.
Enrique de Amo, nuevo delegado episcopal de Almería para la Cultura y la Pastoral universitaria. Cedida


—¿Cómo es que la religión le llevó a la militancia de izquierdas?

—Si consultas los documentos de la JEC de 1982, el título de la asamblea era '¿Para qué estudiamos?'. La asamblea de 1987 contestaba a esa pregunta: 'Estudiamos para que la injusticia no nos sea indiferente'. Esto es lo que ha supuesto la sensibilidad religiosa en mi formación intelectual.

Por otro lado, mi formación religiosa iba en la línea del trabajo colectivo, de cambiar las cosas desde la base, cambio social, reparto de bienes... y eso es análisis político de la izquierda. Se mezcla el Evangelio con el marxismo cuando dice lo de dar a cada uno según su capacidad, su necesidad... Lees la parábola de los talentos, escuchas el mensaje y ves las conexiones.


Luego fui reformulándolo con las lecturas de Enrique Dussel, el teólogo centroamericano formado en España, y sus metáforas teológicas de Marx. Descubres que hay cosas que te interpelan. Eso es lo que me divierte de la izquierda, las ideas.

—¿El socialismo se basa en el Evangelio?

—Plantear que la izquierda viene de Jesucristo me parece terrible para el cristiano que es de derechas. Hay cristianos excelentes en la derecha y perfectos sinvergüenzas en la izquierda.



—¿Cómo entró en Izquierda Unida?

—Tenía un grupito de amigos que nos preguntábamos acerca de cómo se estaba desarrollando Almería y nos parecía una verdadera barbaridad, no nos gustaba en absoluto. Entonces fuimos a la sede de Izquierda Unida para que nos hablasen sobre el plan de ordenación urbana. Allí nos encontramos con Salvador Fuentes, que era parlamentario andaluz, y nos explicó de qué iba aquello. Oye, que alguien con su recorrido se detuviese una tarde entera con cinco chavales que llegamos al partido para preguntar eso me marcó.

[Los líderes políticos se vuelcan con Julio Anguita: "Un hombre coherente, honesto y siempre crítico"]

De Podemos al Obispado
Enrique cree que, si hubiese sido político de derechas, "no habría tanto revuelo". Pero la vida no se explica a través de sus tópicos. "Yo soy resultado del eclecticismo, de muchas carambolas", afirma. Posiblemente, desde el lado cristiano, le habría sacado más réditos a un viraje hacia la derecha, pero eso es algo que nunca se ha planteado.

"Lo primero que mamé dentro de la Iglesia Católica fueron las respuestas colectivas, el grupo de referencia, escucharnos unos a otros, buscar soluciones, asumir responsabilidades colectivas. En la izquierda se aprende el liderazgo y la colegiación a la vez. Nunca se me ocurrió que se pudiese hacer la política a golpe de liderazgo, y me da la sensación de que la derecha se basa en liderazgos personales", argumenta Enrique, que desprende una seguridad en sus respuestas como solo pueden tener quienes han dedicado su vida a dudar. "Al final, la apuesta es si apoyar desde lo público o desde lo privado", dice. Él lo ha apostado todo al rojo.

Con Podemos formó parte de la candidatura a la alcaldía de Carmen Mateos en 2019, aunque solo Mateos entró en el Ayuntamiento de Almería. Aquello estuvo lejos de poder llamarse éxito, pero él defiende que su participación fue mínima: "Yo era el número 30 de Almería. Iba simbólicamente. 'Enrique de Amo, persona conocida en Almería, apoya esta lista', pero ya está. No pensaba salir concejal".

[El PSOE y el PP tumbarán juntos las enmiendas clave de Podemos, ERC y Bildu a la Ley de Vivienda]

Como catedrático en Matemáticas que es, decano entre 2009 y 2020 de la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Almería, conoce "las reglas del parchís cuando juega". Hace un par de años, dejó Podemos "por una situación personal, me pareció que no valía la pena seguir implicándome". Él cree que la política necesita gente joven, y que sus 58 años ya no lo sitúan ahí sino en la Iglesia.

—¿Cómo se tomaban en Podemos que fuese católico?

—Alguno me decía que no tenía que decir si creía o no. Eso me daba risa, igual que ahora me río cuando no quieren que diga que soy de izquierdas por estar en la Iglesia. Los encasillamientos son bastante terribles, hay que ser más eclécticos. Lo cierto es que en los partidos nunca les ha gustado que haga ostentación de que soy cristiano. Yo creo que la gente tiene que aprender a ser más abierta.

—¿Hay muchos cristianos en los partidos de izquierdas?

—Sí, me encontré a más cristianos como yo, pero a nadie le gusta vivir a la intemperie. Yo he militado en la frontera entre lo político y lo religioso. Para mucha gente lo fácil es vivirlo de manera individual. Es muy cómodo ser solo político o solo religioso, no tienes que dar explicaciones.

Catedral de Almería.
Catedral de Almería.

Hombre de ciencia
En una triple pirueta de las paradojas que han cincelado la trayectoria de Enrique, su dedicación a la ciencia no hace más que demostrar que su fe es a prueba de bombas. "Soy científico por los mismos motivos que soy religioso: el hecho de preguntarme por todas las cosas. Ha habido grandes científicos que han sido grandes creyentes, aunque a otros es para darles una patada en el culo como religiosos", justifica, sin dar nombres.

En su opinión, "hemos creado un mundo donde se puede vivir sin Dios, pero si aportamos la experiencia religiosa se puede vivir de una forma mucho más liberadora". Primero buscó respuestas en la religión, luego en la ciencia. Y si algo ha sacado en claro es que hay preguntas que las fórmulas científicas no pueden resolver: "La ciencia tiene graves limitaciones. Cualquier matemático sabe que siempre hay verdades que se van a escapar del sistema, o enunciados que no vas a poder confirmar si son ciertos o falsos".

Como profesor universitario, la política le enseñó que "uno no puede luchar contra el mundo". Se refiere, claro, a las continuas leyes educativas. "Cuando uno lucha contra un enemigo tan grande, al que es imposible cambiar, la victoria es que ese enemigo no le cambie a él", dice. Hay muchas cosas que no le gustan del sistema educativo, pero es optimista: de otras le habría encantado participar.

Su reto ahora está ahí, en lograr que cultura, universidad y religión dialoguen. Lo próximo es formar un equipo: "Mis colaboradores podrán votar lo que quieran. Voy a meter, principalmente, a gente de la universidad y de la Iglesia, sin trasfondo político. De hecho, algunos futuros miembros sé que han militado en partidos de derecha y no tengo problema".

—¿Cómo ve el futuro de Podemos?

—A mí eso ahora mismo me da igual. Ya sabrán ellos organizarse para tener sus alternativas. Siempre ha habido problemas y han podido resolverlos. A partir del 15-M ha habido una reflexión interesante, apareciendo voces de desencanto con la sociedad, y hay que aportar respuestas. Pero hay gente que vota a la derecha y lo pasa mal, y también hay que darle respuesta a ellos. ¿Cómo lo van a hacer? No lo sé, pero les animo a que lo hagan bien.

—¿Cuál es, en su experiencia, el mayor problema de la izquierda?

—La izquierda es atractiva desde el punto de vista ideológico. Por eso, cuando nos reunimos dos personas de izquierdas empiezan a salir muchas ideas, el debate es interesantísimo y dan ganas de ponerse a hacer cosas. El problema es cuando nos juntamos tres: no nos ponemos de acuerdo y se forma una internacional socialista, con tres partidos distintos.

—¿Volvería a Podemos?

—No. Hay una edad para cada cosa. Las personas que dejé son estupendas.

—¿Le gusta Yolanda Díaz?

—Me gusta mucho, sí. Además, viste con un estilazo impresionante. Ella y la reina Leticia visten muy bien.

Yolanda Díaz, con un vestido de Purificación García.
Yolanda Díaz, con un vestido de Purificación García.

—Una de las patatas calientes actuales en la izquierda es el tema de la Ley trans. ¿Qué opina?

—Más allá de las creencias individuales de uno u otro, es importante que cada persona se sienta libre, y eso pasa por crear ámbitos en los cuales las personas puedan tomar sus propias decisiones en los contextos de las familias modernas actuales. El sexo/género, en cuanto a pensamiento, lo conforma el ser humano desde una opción personal.

Lo que no podemos hacer es inventarnos problemas que no existen. El problema real es el día a día de un colectivo que, siendo minoría, es muy importante. Una sociedad es avanzada en la medida en que puede darle respuesta a les necesidades de los últimos, y estamos haciendo un mundo que no es acogedor para esas personas.

—¿Y cómo ve la cuestión migratoria?

—Cuando se piensa en la parábola de la oveja que falta en el rebaño no hay que pensar en la Jerusalén de los tiempos de Jesucristo, sino en las pateras cargadas de gente ansiosa por sobrevivir, donde muchos morirán antes de llegar a la orilla. Tenemos situaciones de pobreza que claman al cielo, generamos una cantidad de capital que no se reparte justamente entre todos. La Iglesia está trabajando muy duro en ello.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2142 en: 12 de Noviembre de 2022, 07:23:55 am »


El Vaticano investiga a un cardenal tras haber admitido abusar de una adolescente


Es la primera vez que un purpurado admite cometer un crimen de esta naturaleza
El Vaticano investiga a un cardenal tras haber admitido abusar de una adolescente Cardenales en la Basílica de San Pedro / Europa Press
VOZPÓPULI
PUBLICADO 11/11/2022 20:25
ACTUALIZADO 11/11/2022 20:25
La Santa Sede ha abierto una investigación preliminar al cardenal y exarzobispo de Burdeos Jean-Pierre Ricard, quien hace unos días admitió haber tenido una actitud "reprensible" con una menor de 14 años hace 35 años. Es la primera vez que un purpurado admite un crimen de esta naturaleza, según reporta EFE.

MÁS INFO


Los costes del viaje al Vaticano que Yolanda Díaz le niega a Transparencia
Activistas climáticos se pegan al 'Laocoonte' del Vaticano en señal de protesta
"A raíz de los elementos que han surgido en los últimos días y tras la declaración del cardenal Jean-Pierre Ricard, con el fin de completar el examen de lo sucedido, se decidió abrir una investigación preliminar y actualmente se está en el proceso de evaluar a la persona más idónea para dirigirlo, con la necesaria autonomía, imparcialidad y experiencia, teniendo también en cuenta que las autoridades judiciales francesas han abierto un expediente sobre este caso", han confirmado a la Agencia EFE fuentes del Vaticano.


El proceso judicial debe iniciarlo Francia
El Vaticano no tomó medida alguna contra el purpurado tras admitir dicho comportamiento. Esto se debe a que el proceso canónico generalmente no se inicia hasta que las autoridades judiciales de un país -Francia, en este caso-, cierran el suyo, y sólo tras concluir el juicio civil la Iglesia se encuentra en posición de solicitar a las autoridades judiciales la documentación del proceso para integrarla en su propia evaluación.

La Conferencia Episcopal francesa informó el pasado 7 de noviembre de que once obispos o exobispos franceses son objeto de procedimientos ante la Justicia o ante las instancias canónicas por abusos sexuales. Son cifras que comunicó el presidente de la Conferencia Episcopal, Eric de Moulins Beaufort, en una conferencia de prensa con ocasión de la 90 Asamblea Plenaria que se celebra en Lourdes (sur de Francia) del 3 al 8 de noviembre.


La confesión de Ricard
"Hace treinta y cinco años, cuando era párroco, me comporté de forma reprobable con una niña de 14 años. Mi comportamiento necesariamente causó consecuencias graves y duraderas para esta persona. Se lo expliqué y le pedí perdón, y repito mi petición de perdón aquí, así como a toda su familia", escribió el cardenal como confesión.

Ricard, arzobispo emérito de Burdeos (Francia), nació el 25 de septiembre de 1944 en Marsella (Francia). Fue ordenado sacerdote el 5 de octubre de 1968 y Benedicto XVI lo creo cardenal el 24 de marzo de 2006 y fue uno de los electores del papa Francisco. Al ser menor de 78 años, el purpurado francés puede participar actualmente un cónclave para elegir al próximo pontífice.



Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 48028
  • Verbum Víncet.
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2143 en: 12 de Noviembre de 2022, 08:24:57 am »
Y cuándo no es fiesta?  .   .  .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2144 en: 13 de Noviembre de 2022, 07:45:15 am »


El Papa reconoce que parte de la Iglesia se opone a reabrir casos de abusos sexuales y pide perdón a la víctima de Gaztelueta


Francisco se encontró con Juan Cuatrecasas en junio durante la grabación de un programa con jóvenes y confirmó un nuevo proceso canónico, aunque el pontífice admite que hay oposición dentro del Vaticano a su política de tolerancia cero con la pederastia: “Hay gente dentro de la Iglesia que todavía no ve claro”
— Gaztelueta: en el nombre del Papa


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2145 en: 17 de Noviembre de 2022, 09:49:59 am »

El padre Oscar, en Madrid, en una foto cedida por la víctima de los supuestos abusos sexuales.

El padre Oscar, en Madrid, en una foto cedida por la víctima de los supuestos abusos sexuales.


El pecado del padre Óscar: alquilaba habitaciones a mujeres y después intentaba abusar de ellas
Una mujer, de origen sudamericano, denunció al religioso en la Comisaría de Cartagena: "Me dijo que le viera a él como si fuera Jesús".
17 noviembre, 2022 04:11GUARDAR

 ABUSOS SEXUALES CARTAGENA IGLESIA CATÓLICA PEDRO SÁNCHEZ POLICÍA NACIONAL VATICANO WHATSAPP
Jorge García Badía  @@jgbadia
El padre Óscar es de los que gesticulan cuando oficia misa y eleva la voz de forma tan estridente que penetra en el tímpano de los feligreses. En sus homilías, a veces critica a Pedro Sánchez, asegurando que va a llevar al país a la pobreza, y a pesar de ser un religioso de origen peruano, no duda en arremeter contra los inmigrantes que llegan en patera. Pero todo esto es peccata minuta, en comparación con su particular concepción de la caridad que este miércoles le ha llevado a declarar en el Juzgado de Instrucción número 7 de Getafe, por un presunto delito de abusos sexuales.

El origen de las diligencias judiciales que ha provocado un escándalo en la Iglesia Católica comienza en la comisaría de la Policía Nacional en Cartagena, donde una mujer, de nacionalidad sudamericana, le denunció tras sufrir supuestos abusos en el piso que el religioso tiene en Getafe. El padre Óscar se instaló en la ciudad madrileña después de jubilarse y alquiló un inmueble con un par de habitaciones, una de las cuales ofertaba en dos grupos de oración cristiana de WhatsApp.


A finales de 2020, a través de uno de esos chats, le llegó la oferta a la víctima: una mujer que estaba en situación irregular en el país y que había sido acogida por las Hermanas Trinitarias después de trasladarse desde el Campo de Cartagena hasta Madrid, con el objetivo de buscar empleo en el sector audiovisual donde trabajó en Latinoamérica. El sueño de esta inmigrante se convirtió en una pesadilla, cuando se instaló en el pisito del padre Óscar: un religioso que desarrolló la mayor parte de su carrera en la Diócesis de Toledo hasta que en 2016 se instaló en Getafe tras jubilarse.


"El padre Óscar tenía problemas psicológicos serios", tal y como confirma una fuente de la Diócesis de Toledo. De hecho, el religioso peruano llegó a Getafe sin tener asignado ningún ministerio pastoral, pero a pesar de ello, como no se le suspendió desde el arzobispado toledano, iba por las iglesias ofreciendo su ayuda a los párrocos para poder ponerse delante del púlpito. El asunto no es baladí, no solo por el contenido político de sus misas, sino porque también se dedicada supuestamente a pedir dinero a los fieles.

A pesar de su salud mental, se tiene constancia de que el padre Óscar ha concelebrado homilías en la mismísima Catedral de Santa María Magdalena. "En Toledo, le dieron la posibilidad de trasladarse a Getafe, siendo sacerdote, pero sin ningún nombramiento, de forma que no estaba expulsado del estado clerical: vino aquí con la posibilidad de oficiar misas", tal y como admiten desde la Diócesis de Getafe. En 2020, el Obispado se vio obligado a alertar a las parroquias getafenses de que no aceptasen la colaboración del religioso Óscar D.B.V. (Lima, 1952).


Un cura de Getafe, investigado por presuntos abusos sexuales a una inquilina de su piso


"Les recomendamos a los párrocos que no le dejasen participar en las ceremonias religiosas porque iba de un lado para otro, sin tener ningún nombramiento: hacía cosas raras", según explican desde la Diócesis de Getafe, al tiempo que ponen ejemplos de la conducta de este cura peruano que levantó sospechas: "Pedía dinero a los feligreses y a la gente por la calle, iba diciendo que ayudaba a familias a las que acogía, entonces, hubo personas que llamaron al Obispado alertando de que un cura de Toledo les pedía donativos y les resultaba raro".

La decisión de la Diócesis de Getafe de instar a los curas a no dejar que el padre Óscar entrase en sus templos, se produjo tarde, debido a que este religioso peruano ya se movía como pez en el agua por Madrid. Valga como botón de muestra que ofertaba la habitación de su piso, a través de grupos de oración de WhatsApp, oficiaba misas en domicilios particulares, incluso colaboraba supuestamente en viajes de peregrinación privados a Medjugorje: un afamado santuario bosnio por sus apariciones de la Virgen de la Paz que no están reconocidas por el Vaticano.

En noviembre de 2020, una mujer sudamericana, a través de una amiga, tuvo conocimiento del anuncio del religioso jubilado. El mensaje de WhatsApp era escueto: 'Se alquila habitación para compartir con un cura pensionista'. EL ESPAÑOL ha accedido a la denuncia presentada por la víctima de los abusos y a su declaración en sede judicial, donde relata el supuesto acoso al que fue sometida cuando convivió con el padre Óscar en su piso de alquiler, donde se dedicaba a subarrendar el cuarto que tenía libre.


Lo primero que le llamó la atención a la inquilina fueron las condiciones económicas que le puso el cura cuando quedó con él para conocer el inmueble. "El sacerdote se dedicó a escucharme, pero nunca me dijo el precio del alquiler", tal y como aseguró al juez. "Me dijo que me viniera a su piso, que terminara el mes, y luego le pagaba, yo le dije que le podía dar 250 euros y el sacerdote dijo: 'vale'. Me fui a su casa con las cosas, le dije que le daría 200 euros, y luego 50 euros, pero me dijo que no me preocupara porque más tarde lo ajustaríamos".

Los días pasaban y el religioso no le pedía el dinero. Esta mujer no le daba importancia al tema del alquiler porque es católica practicante y sabe que la caridad va en el 'ADN' de los curas. Una voluntaria de las Hermanas Terciarias Capuchinas le pidió que ayudase al padre Óscar en los quehaceres de la casa, porque ya tenía 68 años, y esta inmigrante sin papeles vio la oportunidad perfecta de agradecerle el poder disponer de un techo. Justo ahí comenzaron los supuestos abusos sexuales: "El problema es que al ponerme a cocinar comenzaba a darme besos y abrazos".

"Al principio, no le daba importancia porque pensaba que lo hacía porque él estaba feliz. Pero más adelante, mientras cocinaba, me abrazaba por detrás y empezaba a sentirme incómoda, porque eran muchos abrazos. Se lanzaba a darme besos en la mejilla, y le dije que por favor, que no eran necesarios tantos besos ni abrazos porque nos veíamos todo el día".

El salón del piso que alquila el cura jubilado en Getafe.
El salón del piso que alquila el cura jubilado en Getafe. Cedida

La sensación de acoso iba in crescendo porque esta mujer es homosexual, no encontraba empleo, y el piso del religioso es de pequeñas dimensiones: dos cuartos, un aseo, un salón y una cocina. Era inevitable estar juntos en todo momento y encima el padre Óscar comenzó a enviarle mensajes subliminales, que iban desde pequeños gestos, como cogerla de la mano cuando se iban de compras, hasta mandarle recaditos: "Me dijo que tenía que quitarme las vergüenzas, que no fuera así, que no estuviera a la defensiva y que le viera a él como si fuera Jesús".

"Intenté calmarme, estar menos tiempo en casa y pasar más tiempo en la calle, pero el problema es que no me salía trabajo. Nos empezamos a distanciar porque íbamos de compras, me cogía de la mano y se la soltaba. Cuando llegamos a la casa le dije que no era necesario cogernos de la mano y le expliqué que yo era lesbiana". De nada sirvió que le aclarase su orientación sexual al cura: "Empezó a mandarme mensajes diciéndome que era una mujer muy atractiva, muy guapa, que podía atraer a cualquier hombre y que le daba rabia que me gustasen las mujeres".

Amenazó con deportarla
La convivencia fue insoportable durante mes y medio. Como ella no cedía a las supuestas pretensiones sexuales del cura, un buen día, el padre Óscar la echó del piso advirtiéndole de que llamaría a la Policía. La mujer se marchó inmediatamente porque estaba en situación irregular en el país: "Cuando saqué las maletas me dijo que era una pena que me fuera", tal y como relata a la juez. "Luego me escribió por internet y me dijo que se sentía atraído por mi cuerpo, que tenía necesidad de una mujer y se tenía que contener mucho al verme y no sabía si se habría podido aguantar".

Una vez regresó con su familia a una localidad del Campo de Cartagena, tras presentar la denuncia en Comisaría, se puso en contacto con el Obispado de Toledo para informar de que el religioso se dedica presuntamente a alquilar una habitación a mujeres en situación de necesidad para tratar de abusar de ellas. Así lo hace constar en su declaración.

Suspendido como sacerdote
"Al parecer tiene una enfermedad psiquiátrica, hablé con el obispo de Toledo y me dijo que había hablado muchas veces con él y no obedece a nadie". Prueba de ello es que un portavoz de la Diócesis de Toledo confirma a EL ESPAÑOL que el padre Óscar fue "suspendido del sacerdocio" el 1 de diciembre de 2021, a raíz de la denuncia canónica que una feligresa le interpuso "por abusos económicos y pastorales".

Tal proceso por presunta estafa todavía no ha sido resuelto por la Vicaría Judicial de Toledo y se acumula a la causa judicial por abusos sexuales en la Justicia ordinaria. El asunto puede traer cola porque la víctima alerta tanto a la Policía Nacional como al Juzgado de Instrucción número 7 de Getafe, de que el padre Óscar supuestamente se dedica a alquilar una habitación de su piso, a mujeres inmigrantes, con pocos recursos, con la presunta intención de saciar sus deseos libidinosos.

"Temo que esta situación pueda repetirse con más chicas porque tengo constancia de que a esa casa va a vivir una mujer peruana, con una hija, en situación de necesidad", tal y como recoge la denuncia policial. Y así lo vuelve a repetir la víctima del caso en sede judicial: "Puse esta denuncia para evitar que pudiera pasarle a otras mujeres, porque me consta que quería seguir llevando a la casa a chicas que tuvieran necesidades".

Eduardo Muñoz Simó, abogado defensor del padre Oscar.
Eduardo Muñoz Simó, abogado defensor del padre Oscar.

Este miércoles, el padre Óscar ha acudido a los juzgados de Getafe para declarar, en calidad de investigado, por supuestos abusos sexuales. Iba como siempre, luciendo hábito de cura y alzacuellos, a pesar de la sanción de la Archidiócesis de Toledo. Este diario ha podido saber que en su declaración no le han pesado ni sus 70 años, ni la gravedad del delito por el que se han abierto diligencias, puesto que ha chillado a la magistrada.

"Son acusaciones falsas"
El prestigioso penalista murciano Eduardo Muñoz Simó asume la defensa del religioso. Al término de su declaración, el abogado ha ejercido de portavoz de este cura jubilado: "Mi cliente sostiene que son totalmente falsas las acusaciones que esta señora ha vertido porque lleva mucho tiempo acogiendo en su casa, por caridad, a personas con problemas económicos o en riesgo de exclusión social".

Muñoz Simó ha explicado, en nombre de su representado, que el padre Óscar "nunca se ha insinuado" a la denunciante. "Esta mujer ha actuado por despecho porque le pidió que abandonase la vivienda y había una mala relación: ella tenía un carácter dominante y le quería imponer su voluntad al cura dentro de su propia vivienda".

El abogado avanza que una vez concluya este proceso ejercerán acciones judiciales por delitos contra el honor del párroco. "Mi cliente no quiere hablar públicamente porque quiere dejarlo todo en manos de la Justicia, tiene la conciencia muy tranquila, cree en Dios y sabe que la verdad saldrá a la luz".


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 48028
  • Verbum Víncet.
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2146 en: 17 de Noviembre de 2022, 10:17:17 am »
Pues si cree en Dios y está convencido de que la verdad saldrá a la luz. . . listo, en otras épocas las mujeres habrían terminado en la hoguera por brujas, la verdad es que algo hemos avanzado. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2147 en: 23 de Noviembre de 2022, 08:25:41 am »
El castigo de las religiones...


A juicio un pastor evangélico por maltrato homófobo a su hijo: “No quiero que se me acerque ese maricón”


La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel al padre y la madre del joven, que irán a juicio el próximo lunes en la Audiencia de Barcelona





Manifestación LGTBI
Manifestación LGTBI iStock
Oriol Solé Altimira

22 de noviembre de 2022 14:28h

Actualizado el 22/11/2022 22:45h
24

SEGUIR AL AUTOR/A
Un pastor evangélico y su mujer se sentarán en el banquillo el próximo lunes en la Audiencia de Barcelona acusados de maltrato homófobo a su hijo. La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel para el padre y uno y medio para la madre, a los que acusa de “presionar” a su hijo para hacerle variar su orientación sexual y de varios insultos y episodios de maltrato. “No quiero que se me acerque ese maricón”, le llegaron a decir, según el escrito del fiscal.


Familias heterosexuales que reclaman educación LGTBI frente a Vox: "Queremos que nuestros hijos crezcan con libertad"

SABER MÁS
La Fiscalía atribuye a los dos acusados un delito contra la integridad moral en concurso con dos delitos de incitación al odio en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas. Al padre además le suma un delito de maltrato y otro de lesiones leves.

El fiscal expone que el matrimonio eran “estrictos practicantes” del culto evangélico, del que el hombre es pastor, y que empezaron a acudir de manera insistente al instituto de su hijo para intentar que renunciase a su homosexualidad. Diez días después de conocer la relación homosexual de su hijo, el hombre le vio en un autobús con su novio, se acercó a la ventanilla, la golpeó y le espetó: “Qué asco, qué asco”.


Cuando el chico les contó que tenía novio, calificaron su relación como antinatural y el padre le dijo: “En la vida uno toma decisiones de vida o de muerte, y la que tú has tomado es de muerte. Dios creó al hombre y a la mujer con la intención de reproducirse y el sitio natural del pene es la vagina de la mujer y no el lugar por donde se hace caca”.


El joven se había ido de casa y un mes después quedó con sus padres para recuperar su documentación personal, acudió con su novio y le recibieron con expresiones ofensivas –“no quiero que se me acerque ese maricón”–, y cuando el chico intentó coger el pasaporte el padre lo golpeó para evitarlo y cogió del cuello al novio.


Además de los dos años y cuatro meses de prisión, el fiscal reclama para el padre una multa de 1.350 euros y una indemnización de 3.500 euros para el joven y de 2.500 a su pareja por daños morales.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 208931
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2148 en: 23 de Noviembre de 2022, 17:23:15 pm »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 48028
  • Verbum Víncet.
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2149 en: 23 de Noviembre de 2022, 20:41:22 pm »
Hombre de poca fe. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Ragnar

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3385
Re: Iglesia y religion
« Respuesta #2150 en: 24 de Noviembre de 2022, 01:29:33 am »
Y le repito por enésima vez que unas más que otras..., aparte que aquí las instituciones castigan las conductas como la de ese hijo de puta, en cambio en otras religiones las instituciones actúan como en Irán...


El castigo de las religiones...


A juicio un pastor evangélico por maltrato homófobo a su hijo: “No quiero que se me acerque ese maricón”


La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel al padre y la madre del joven, que irán a juicio el próximo lunes en la Audiencia de Barcelona





Manifestación LGTBI
Manifestación LGTBI iStock
Oriol Solé Altimira

22 de noviembre de 2022 14:28h

Actualizado el 22/11/2022 22:45h
24

SEGUIR AL AUTOR/A
Un pastor evangélico y su mujer se sentarán en el banquillo el próximo lunes en la Audiencia de Barcelona acusados de maltrato homófobo a su hijo. La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel para el padre y uno y medio para la madre, a los que acusa de “presionar” a su hijo para hacerle variar su orientación sexual y de varios insultos y episodios de maltrato. “No quiero que se me acerque ese maricón”, le llegaron a decir, según el escrito del fiscal.


Familias heterosexuales que reclaman educación LGTBI frente a Vox: "Queremos que nuestros hijos crezcan con libertad"

SABER MÁS
La Fiscalía atribuye a los dos acusados un delito contra la integridad moral en concurso con dos delitos de incitación al odio en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas. Al padre además le suma un delito de maltrato y otro de lesiones leves.

El fiscal expone que el matrimonio eran “estrictos practicantes” del culto evangélico, del que el hombre es pastor, y que empezaron a acudir de manera insistente al instituto de su hijo para intentar que renunciase a su homosexualidad. Diez días después de conocer la relación homosexual de su hijo, el hombre le vio en un autobús con su novio, se acercó a la ventanilla, la golpeó y le espetó: “Qué asco, qué asco”.


Cuando el chico les contó que tenía novio, calificaron su relación como antinatural y el padre le dijo: “En la vida uno toma decisiones de vida o de muerte, y la que tú has tomado es de muerte. Dios creó al hombre y a la mujer con la intención de reproducirse y el sitio natural del pene es la vagina de la mujer y no el lugar por donde se hace caca”.


El joven se había ido de casa y un mes después quedó con sus padres para recuperar su documentación personal, acudió con su novio y le recibieron con expresiones ofensivas –“no quiero que se me acerque ese maricón”–, y cuando el chico intentó coger el pasaporte el padre lo golpeó para evitarlo y cogió del cuello al novio.


Además de los dos años y cuatro meses de prisión, el fiscal reclama para el padre una multa de 1.350 euros y una indemnización de 3.500 euros para el joven y de 2.500 a su pareja por daños morales.