Autor Tema: Aquellos "viejos tiempos"  (Leído 196130 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1000 en: 14 de Agosto de 2019, 09:41:30 am »
« Última modificación: 24 de Mayo de 2020, 06:38:51 am por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1001 en: 18 de Agosto de 2019, 19:25:13 pm »
BARCELONA
MEDIO SIGLO DE DELINCUENCIA


Barcelona, del quinqui local al carterista global



Cuatro expertos constatan el repunte de violencia en la ciudad pero niegan que haya más que en los años 80

Los robos a punta de navaja en la calle se dispararon en la Transición y alcanzaron el cénit con la plaga de la heroína
Guillem Sànchez

Barcelona - Domingo, 18/08/2019 - 10:12

 (en



En Barcelona se ha instalado la percepción de que hay más crímenes que en el pasado. De que antes una muerte criminal era algo infrecuente y anormal y ahora se da con tanta frecuencia que casi se ha normalizado. EL PERIÓDICO entrevista a un periodista de tribunales en la década de los 70, a dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Urbana en activo durante los 80 y los 90 y al comisario que desplegó los Mossos d’Esquadra en la capital catalana a finales del 2005. Los cuatro niegan que esa percepción se ajuste a la realidad. Los datos reflejan que las 12 víctimas de este 2019 están todavía lejos de los años más negros. Aunque sí coinciden en detectar que la delincuencia se ha vuelto "más violenta". Y para los dos policías, no para el comisario ni el periodista, Barcelona se está sumergiendo en una atmósfera similar a la que precedió a los Juegos Olímpicos de 1992, cuando la heroína y los navajeros sembraron el pánico en la ciudad.

El fin de la dictadura

Josep Martí Gómez fue periodista de tribunales en Barcelona para ‘El Correo Catalán’ cuando los juicios podían acabar en condenas de muerte. "En el franquismo había crímenes en el interior de los domicilios, muchos. Sobre todo sexuales. Pero la calle estaba más tranquila". La represión era salvaje: estaba en vigor la ley de vagos y maleantes y los policías podían "arrancar cualquier confesión a golpes". En el exterior, el delito estrella eran "los atracos a bancos". El episodio más famoso ya en la Transición fue el asalto al Banco Central, en la plaza de Catalunya, en 1981.


Tras el fin de la dictadura se rebajó la dureza de un Código Penal cruel y se protegieron los derechos de los detenidos. Dos avances que conllevaron una consecuencia no deseada:
"Los delincuentes más duros comenzaron a apalancarse", a reincidir, resume Martí Gómez. A pesar de que aumentaron los delitos en la vía pública, prevalecía un código de honor entre los malhechores, que se conocían entre ellos porque formaban parte del mismo ecosistema de extracto social bajo e inculto. La irrupción de la heroína cambió las cosas. Las calles entraron en ebullición. Una anécdota del periodista ilustra bien aquella transformación delincuencial tan aguda como la que había comportado la desaparición de la dictadura. El famoso atracador Jorge Rojano fue asaltado por tres navajeros a finales de los 80. Confiando en que le dejarían en paz, les dijo: "¡Que soy el Rojano!". Pero le respondieron: "¡Ni Rojano ni hostias, la cartera!".


La Barcelona preolímpica

En 1986 Barcelona fue designada sede de los Juegos Olímpicos del 92. Un año después, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) creó los llamados "grupos". Integrados por una decena de agentes, cada grupo se ocupaba de un delito distinto: robos, hurtos, tirones. Uno de estos policías, integrante del grupo 5 ("el de los tirones"), explica que eran jóvenes, agentes descontaminados y sin prisas por marchar a casa tras la jornada. "Hicimos más de mil detenciones al año", subraya. Se les encomendó la misión de limpiar el casco antiguo de navajeros, de toxicómanos y de traficantes y de prostitución antes de la cita olímpica.

Un agente de la Guardia Urbana, que trabajaba de noche durante la misma época, recuerda que la ciudad se había degradado muchísimo en poco tiempo. Cada día recogían tres o cuatro muertos por sobredosis. En pocos años, la inmensa mayoría de toxicómanos habían contraído el sida y, sin nada que perder, asaltaban a punta de navaja, sumidos en la desesperación, para seguir consumiendo. "Por las noches hacíamos ‘barridos’. Sobre la una de la madrugada, desplegábamos –entre furgonetas y agentes a pie– un cordón policial que subía por la Rambla como un rodillo, desde Colón hasta la plaza de Catalunya. No quedaba ni un sospechoso. O se iban o los cargábamos en la furgoneta. Ahora ya no pueden hacerse cosas así", reconoce ante la contundencia de aquella práctica.

"La gente lo ha olvidado, pero esa época, la de los navajeros, causó una gran alarma social
. Había pavor a ser atracado en la calle", explica Martí Gómez. Sin embargo, a pesar de que la epidemia de heroína enfureció las calles y el código de respeto que añoraban atracadores veteranos como Rojano se evaporó, seguía prevaleciendo el miedo a la policía. "Yo llegué a perseguir a dos ladrones en solitario. Uno se escapó, pero al otro lo atrapé y lo arresté. Esto ahora es impensable. Un policía no puede asumir ese riesgo sin refuerzos porque te pueden partir la cara. Pero entonces nadie se atrevía a tocar a un policía".



""La gente lo ha olvidado, pero en la época de los navajeros había pavor a ser atracado"


Josep Martí Gómez

Periodista

El barrio chino –el Raval– y el resto de la ciudad se oxigenaron, también gracias a las excavadoras que abrieron espacios como la Rambla del Raval, el espacio que ocupa la Filmoteca o el Pou de la Figuera en la Ribera. Más adelante las máquinas acabarían arrasando puntos negros del tráfico de drogas como Can Tunis. Los grupos –como el que da título a la película Grupo 7 (Alberto Rodríguez, 1992), que hizo lo propio en Sevilla antes de la Exposición Universal de 1992– se disolvieron en enero de 1993. Barcelona entró en una etapa de sosiego. Hubo crímenes sonados, como los de‘El loco de la ballesta’ o ‘El violador del chandal’, pero ya sin la intensidad de los 80. "La heroína dio paso a la cocaína, que conlleva menos delincuencia".

Los Mossos entran en Barcelona
En el 2005, el Cuerpo Nacional de Policía entregó las llaves de la ciudad a los Mossos d’Esquadra. El primer comisario de Barcelona fue Joan Miquel Capell. Los problemas que afrontó Capell son conocidos: "Los carteristas en el metro, las proliferación de apartamentos turísticos y la lentitud de la justicia que impedía retirar de la circulación a los multireincidentes". Barcelona ya avanzaba hacia un tipo de delincuencia cuyo patrón sigue vigente en el 2019. "Ninguno de aquellos problemas pudo resolverse. Y los problemas de inseguridad se acumulan", avisa.

El turismo, desde el 2005, no ha dejado de crecer. Actualmente la ciudad recibe más de 20 millones de visitantes. Y el fin de las fronteras de la UE –sobre el que el expresidente del PNV Josu Jon Imaz había dicho que "sus principales defensores eran los delincuentes", apostilla Martí Gómez– se empezó a notar. El magnetismo de los turistas atrajo a ladrones extranjeros: Barcelona fue absorbida por la delincuencia global. Y la particularidad de los ladrones trasnacionales es que son inmunes a los sistemas penales estatales; en cuanto llega su juicio, saltan a otro país.


Los cuatro entrevistados constatan además que hoy en las calles de la ciudad cada vez hay más prisa "por sacar la navaja". Sobre todo dentro de las nuevas bolsas de miseria que han arraigado en la ciudad, escenario de los últimos apuñalamientos, que añaden complejidad al rompecabezas de la inseguridad.

Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44145
  • Verbum Víncet.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1002 en: 18 de Agosto de 2019, 19:54:45 pm »
"Yo llegué a perseguir a dos ladrones en solitario. Uno se escapó, pero al otro lo atrapé y lo arresté. Esto ahora es impensable. Un policía no puede asumir ese riesgo sin refuerzos porque te pueden partir la cara. Pero entonces nadie se atrevía a tocar a un policía".

Entonces nadie se atrevía a tocar a un policía . . . ahora las cosas han cambiado mucho, pero mucho, mucho . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1003 en: 18 de Agosto de 2019, 20:27:47 pm »
"Yo llegué a perseguir a dos ladrones en solitario. Uno se escapó, pero al otro lo atrapé y lo arresté. Esto ahora es impensable. Un policía no puede asumir ese riesgo sin refuerzos porque te pueden partir la cara. Pero entonces nadie se atrevía a tocar a un policía".

Entonces nadie se atrevía a tocar a un policía . . . ahora las cosas han cambiado mucho, pero mucho, mucho . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

Se equivoca de medio a medio...las faltas de lesiones y condenas de 5000 pesetas eran la constante

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1004 en: 13 de Octubre de 2019, 07:19:40 am »
Bueno ya sabemos, ABC nos cuenta lo bonito y se calla lo que ocurrió en este suceso...por que dentro de las "cien curiosidades", bien valdría contarla.

Batalla entre la Guardia civil y la Policía Municipal

Los tira y afloja entre los poderes municipales madrileños y el poder central del Estado han sido frecuentes desde el mismo traslado de la Corte a Madrid, cuando comenzaron a convivir en la misma ciudad dos instituciones que no siempre mostraban compartir los mismos intereses.
 
El desencuentro más espectacular entre estas dos instituciones se produjo en la noche del 20 de marzo de 1922 cuando se llegó a producir un verdadero choque armado entre la Policía municipal y la Guardia Civil a cuenta de las obras del metro de Madrid. Este enfrentamiento terminó con numerosos detenidos, entre ellos los mandos de la Policía Municipal y varios concejales, y también con la dimisión irrevocable del propio Alcalde de Madrid, tal fue el escándalo.



Relatando de forma ordenada los acontecimientos, probablemente haya que retroceder 2 años antes de producirse el altercado. Nos trasladamos pues a la inauguración de la primera línea de metro madrileña entre Sol y Cuatro Caminos el 31 de octubre de 1920, hoy hace 101 años. La primera piedra de las líneas de transporte subterráneo ya estaba instalada. Sólo quedaba extenderlas por toda la ciudad con toda rapidez, inaugurando el mayor número de estaciones posible.



Y aquí es cuando las obras chocaron con los intereses municipales ya que el Consejo de Administración del Metro no se atuvo a las Ordenanzas municipales de ocupación de la vía pública por las que debía pagar un determinado canon. Asimismo tampoco se realizaba correctamente, o no se realizaba en absoluto, la ubicación de vallas de seguridad en la vía pública para prevenir accidentes y se producían desafueros como la tala y abandono de un centenar de árboles de la calle Magdalena, realizada sin el consentimiento municipal pocos días antes del enfrentamiento, en lo que parece fue la gota que colmó el vaso.



Los acontecimientos se precipitaron el 20 de marzo de 1922 cuando unos técnicos municipales acompañados por el Teniente Alcalde se presentaron en la estación de Puerta de Atocha para llevar cabo una inspección que podía conllevar la suspensión de las obras. No obstante, fueron expulsados de mala manera por la seguridad reforzada por la Guardia Civil. El alcalde de Madrid, Marqués de Villabrágima e hijo del Conde de Romanones, se personó en el lugar media hora más tarde, junto con varios concejales más acompañados por la Policía Municipal. Al persistir la negativa el Subjefe de la Guardia Municipal Manuel Garrido intentó entrar en la obra pero la Guardia Civil lo derribó a culatazos y llegó amenazar con sus pistolas al grupo formado por el Alcalde y los concejales.



Los incidentes se extendieron por varios puntos más de las obras, que prácticamente ocupaban todo Madrid. Se lee en el Heraldo de Madrid "cuando entró el Jefe de la Guardia Municipal, señor Camarero, en las obras que había frente al Ministerio de la Guerra, vio a un Guardia municipal al que un individuo de la Benemérita agredía a sablazos. El señor Camarero acudió rápido en auxilio de su subordinado. El Cabo de caballería de la Guardia Civil arremetió con el caballo contra el Jefe de la Guardia Municipal". En otros puntos se produjo la detención de numerosas autoridades y guardias y los enfrentamientos incluyeron cargas a caballo en la calle Alcalá. 



A medianoche, poco después de haber sido puestos en libertad todos los detenidos, el Alcalde realizó declaraciones a la prensa, explicando lo sucedido, y acusando de la desproporción de la actuación de la Guardia Civil. Al día siguiente siguió la lucha, esta vez en el Congreso. El Marqués de Villabrágima defendió la actuación municipal en un agrio enfrentamiento con el Presidente del Gobierno quien le recordó que su puesto era subordinado al del Ministerio de la Gobernación a la vez que le exigía la dimisión de su cargo. En ese punto Andrés Saborit, diputado socialista, acusó al Gobierno de haberse vendido por un millón de pesetas a la empresa privada y a los intereses de “cierta elevada personalidad” aludiendo de forma directa a la cantidad adquirida en acciones de Metro por el propio rey Alfonso XIII y al interés personal de este en la rápida finalización de las obras.
 
Poco a poco las aguas volvieron a su cauce. El Ayuntamiento recibió una compensación de 81.000 pesetas y las obras del metro continuaron sin mayores incidencias.
http://www.memoriademadrid.es/madrid.php?accion=blog&id=46







 
El Rey Alfonso XIII, junto a las autoridades de la época, en el viaje inaugural del Metro madrileño, el 17 de octubre de 1919. El monarca salió con los ojos cerrados; en algunas publicaciones la imagen se retocó después - DUQUE
Centenario del Metro de Madrid: el «tranvía subterráneo» se estrenó con 56.220 viajeros
ABC contó el primer viaje oficial del metropolitano, con Alfonso XIII, y también el estreno para los madrileños

Sara Medialdea
Sara Medialdea
@smedial
MadridActualizado:
13/10/2019 00:37h

    Cien curiosidades que debes conocer en el centenario del Metro de Madrid

La llegada del Metro a Madrid, de la que este mes se cumplen cien años, llenó de entusiasmo a sus vecinos. Más allá del viaje inaugural, con el rey Alfonso XIII y su séquito, el 17 de octubre, hubo un primer día de funcionamiento para el resto de los madrileños:fue el 31 de octubre, y esa jornada recorrieron los 3,4 kilómetros de distancia entre las estaciones de Sol y Cuatro Caminos nada menos que 56.220 viajeros.

Pese a que el día se levantó frío y lluvioso, los madrileños hicieron cola en los dos extremos de la línea para probar el «invento». Madrid estaba, al decir del cronista de ABC, «como chiquillo con juguete nuevo». Los usuarios viajaron de la mañana a la noche, repartidos en los cuatro trenes que recorrían las entrañas de Madrid, «en medio del mayor orden y la mayor felicidad». Lo que hizo exclamar al periodista, al final de su información: «¡Ovación y vuelta al ruedo para los Otamendis!». Con ello se refería al equipo de ingenieros «padres» de la iniciativa: Miguel Otamendi, Carlos Mendoza y Antonio González Echarte. Ellos diseñaron, en 1914, el proyecto de un metropolitano con cuatro líneas, 35 estaciones y una longitud total de 13,9 kilómetros. A Antonio Palacios se le encargó diseñar las estaciones y las bocas del Metro.
Siempre, un Otamendi

Otamendi era un enamorado de este sistema: en 1904, fue uno de los primeros en cruzar bajo tierra Nueva York en el «tubo». Después, se vinculó a la Compañía Metropolitana en Madrid, y hasta salió de su mano el logotipo del rombo, que con algunas variaciones, aún se mantiene en esencia, cien años después. Desde entonces, siempre ha habido un Otamendi, hasta que hace apenas un año se jubiló Javier Otamendi.
Las señoritas taquilleras: todas solteras. Al casarse, perdían el empleo (foto de 1921)
Las señoritas taquilleras: todas solteras. Al casarse, perdían el empleo (foto de 1921) - ABC

Madrid tenía, en esos comienzos del siglo XX, 614.000 habitantes. Y atascos. En otras capitales del mundo, el Metro ya había hecho su aparición: en Chicago en 1862, en Londres en 1863, en Budapest en 1896, en París en 1900, en Buenos Aires en 1913... La prensa española ya mencionaba proyectos para traer el Metro a la capital en los últimos años del siglo XIX, incluso con variantes tan sorprendentes como incluir vagones para mercancías o para transportar animales.

Las obras comenzaron en 1917, en un principio sólo para la línea Sol-Cuatro Caminos. La inversión fue inicialmente de ocho millones de pesetas, de los que el Banco de Vizcaya aportó cuatro, y los otros costó algo de trabajo recopilarlos. Alfonso XIII contribuyó con uno, lo que animó a otros inversores. Así nació la Compañía Metropolitana Alfonso XIII, con accionariado íntegramente privado. Los trabajos tuvieron sus dificultades, porque Europa estaba en plena Primera Guerra Mundial y no era fácil conseguir los materiales.
Bendición y cronómetro

Ese primer viaje –que tuvo lugar a las tres y media de la tarde– contó con la presencia del obispo de Madrid-Alcalá, que bendijo el nuevo modo de transporte. Durante el mismo, el periodista Rufino Blanco, cronómetro en mano, fue contando «los minutos empleados en cada uno de los trayectos comprendidos entre las ocho estaciones de la línea». Al llegar a Sol, en el rellano de la escalera el monarca descubrió un escudo en bronce de Madrid y debajo una lápida en mármol blanco con la siguiente inscripción: «SS. MM. los reyes don Alfonso y doña Victoria Eugenia inauguraron la línea de Cuatro Caminos-Puerta del Sol el día 17 de octubre de 1919».
Imagen del banquete ofrecido por la empresa constructora a los obreros que construían el Metro, en enero de 1919, en las vías de la estación de la Plaza de Bilbao
Imagen del banquete ofrecido por la empresa constructora a los obreros que construían el Metro, en enero de 1919, en las vías de la estación de la Plaza de Bilbao - ALBA

Ese mismo mes, el 31, comenzó a funcionar para el resto de los mortales. En su primer día, recaudó 8.433 pesetas. El recorrido bajo la ciudad duraba unos diez minutos, y en tranvía por la superficie, más de media hora. Fue una empresa muy moderna: de las primeras en incluir mujeres en la plantilla, las taquilleras, que eso sí, eran todas solteras porque cuando se casaban dejaban su puesto.

Dicen que la idea de traer el Metro a Madrid le llegó a Carlos Mendoza y Sáez de Argandoña cuando estaba esperando la cola del tranvía en Sol. El billete sencillo costaba en sus inicios 15 céntimos. Las obras, como se ha dicho, contaron al principio con apoyo de la Casa Real. Pero lo que no tenían en sus comienzos era licencia municipal.

Abría sus puertas a las 6.30 de la mañana, la hora en que lo cogían los que iban a trabajar pero también –ya por aquellas fechas– los que volvían de alguna juerga: por eso los periódicos recogen que se formaban largas colas y que había en la Puerta del Sol, en las proximidades de la estación, puestos de churros y aguardiente para entretener la espera, hasta que abrieran las puertas.

Las estaciones de Sol y Gran Vía contaban con ascensores desde 1920, aunque eran de pago. Y también en los años 20, al iniciarse las obras de Tirso de Molina, se encontraron los esqueletos de los monjes del convento de la Merced, que había sido derribado en el siglo XIX. Forma parte de la leyenda de Metro que en esta estación se escuchen a veces voces lúgubres. También la estación fantasma –la de Chamberí, cerrada en 1966– ha tenido su misterio, hasta que ha sido abierta al público, convertida en museo vivo de este transporte público.
Ascensor en la estación de la Red de San Luis, hoy Montera
Ascensor en la estación de la Red de San Luis, hoy Montera - ABC

El famosísimo «Antes de entrar dejen salir» nació de una campaña publicitaria en el año 1939. Los asientos reservados para personas con discapacidad – «para caballeros mutilados», decía un cartel– aparecen en 1942, tras la Guerra Civil.

Metro tenía una peluquería de trabajadores en 1921, situada junto a las cocheras de Cuatro Caminos. En cuanto a lo de fumar en el interior de los trenes de Metro, los primeros viajeros no hacían mucho caso a la prohibición, hasta que en 1930 el Gobierno Civil tuvo que publicar una nota exigiendo el cumplimiento estricto de la norma.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1005 en: 29 de Octubre de 2019, 18:36:02 pm »
« Última modificación: 30 de Octubre de 2019, 07:18:35 am por 47ronin »

Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44145
  • Verbum Víncet.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1006 en: 29 de Octubre de 2019, 19:53:07 pm »
Eso sí que era venta ambulante, pero ambulante de la de verdad . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1007 en: 26 de Noviembre de 2019, 13:44:12 pm »
Algo raro en esta foto?

« Última modificación: 26 de Noviembre de 2019, 17:18:47 pm por 47ronin »

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 4864
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1008 en: 26 de Noviembre de 2019, 16:52:46 pm »
Algo raro en esta foto?

El uniforme de guardia del fondo no se corresponde con la época.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1010 en: 11 de Diciembre de 2019, 07:20:38 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1011 en: 14 de Diciembre de 2019, 12:46:46 pm »
Hoy me levanté con cierta morriña y quise recordar lo que fue"toda una vida", mis seis destinos.

« Última modificación: 14 de Diciembre de 2019, 13:19:35 pm por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1012 en: 22 de Diciembre de 2019, 07:25:49 am »
NODO Nº: 1888 DEL 09-04-1979 EN EL QUE SE MUESTRAN LOS NUEVOS UNIFORMES DE COLOR MARRÓN DE LA POLICÍA NACIONAL.

Observen algunos "detalles"

1970

https://www.youtube.com/watch?v=xb3u9iebkyo


1979

https://www.youtube.com/watch?v=RbNj7aBUHew

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1013 en: 15 de Enero de 2020, 08:58:54 am »

Manuel Cabo, un siglo de guardia convertido en postal

El agente avilesino de 98 años, que fue el protagonista de la postal con la que la Policía Local felicitó la Navidad, recuerda sus inicios: “Controlaba la entrada a los colegios y muchos niños tenían miedo al uniforme”
A. DE LA FUENTE 14/01/2020
Manuel Cabo, en su casa de Versalles, con fotografías antiguas de su trabajo.   Ricardo Solís   
PARA CONTINUAR LEYENDO Hazte suscriptor
Lanzamiento Suscriptor

Agenda: qué hacer hoy 14 de enero en Asturias
14/01/2020 |

Mónica G. Salas
13/01/2020 |

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1014 en: 05 de Febrero de 2020, 12:28:26 pm »
« Última modificación: 24 de Mayo de 2020, 06:38:02 am por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1016 en: 23 de Mayo de 2020, 15:43:35 pm »
Que recuerdos me trae esta foto....

« Última modificación: 24 de Mayo de 2020, 06:38:23 am por 47ronin »

Conectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44145
  • Verbum Víncet.
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1017 en: 23 de Mayo de 2020, 15:48:50 pm »
Eso será porque hay cosas que no cambian nunca . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183815
Re:Aquellos "viejos tiempos"
« Respuesta #1018 en: 27 de Mayo de 2020, 08:47:47 am »