Autor Tema: El crimen organizado en España  (Leído 138878 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #700 en: 27 de Marzo de 2019, 18:01:28 pm »

Los tres sicarios que acribillaron a José Luis en Madrid al confundirlo con un alunicero


El 13 de mayo se sentarán en el banq :helicopuillo. Mataron a balazos a un hombre que conducía el mismo coche que la persona a la que querían asesinar, con quien también guardaba parecido físico.
27 marzo, 2019 17:38

 ASESINATOS  ASESINOS  COLOMBIA PABLO ESCOBAR
Andros Lozano  @AndrosLozano
Tres sicarios colombianos se sentarán en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid el 13 de mayo. Se les acusa de asesinar por error a un joven madrileño que guardaba parecido físico y conducía el mismo coche que la persona a la que iban a matar. Entre otro delitos, se les imputa el asesinato de José Luis Lucas Serrano, de 32 años, en septiembre de 2014.

La víctima, ejecutivo en paro, acababa de salir de un curso que el Servicio Público de Empleo Estatal impartía en el número 21 de la Avenida de Córdoba en Madrid, una vía próxima al río Manzanares entre los barrios de Usera, Legazpi y Puente de Vallecas. Segundos después de subirse a su vehículo, que lo tenía aparcado en las inmediaciones del lugar, un hombre en moto golpeó su ventana.


Ante la insistencia de aquel desconocido, José Luis abrió la puerta e intentó salir del coche. En ese instante, aquel extraño le apuntó con una pistola Parabellum del calibre 9 milímetros. Sin mediar palabra, un segundo después le descerrajó tres tiros en el rostro y cinco más entre el pecho y el abdomen. El joven murió en el acto.

La acusación particular, ejercida por la familia del fallecido, solicita para el autor material, Breiner Augusto Portilla, la pena de 25 años de prisión por un delito de asesinato, año y medio por tenencia ilícita de armas y un año y nueve meses por falsedad en documento oficial. En total, 28 años y tres meses de reclusión penitenciaria. La Fiscalía rebaja su petición a 23 años y dos meses.


Para Jhonson Andrés Medina, quien habría entregado el arma al autor material de los hechos, la acusación particular solicita 26 años y medio de prisión por asesinato, mientras que el ministerio fiscal rebaja su petición de condena a 18 años y medio.

Para José Arbey Rentería, la acusación ejercida por la familia del asesinado solicita 25 años de prisión. La Fiscalía pide 18 años para él.


Breiner Augusto Portilla, de 38 años, está acusado de asesinar a tiros al madrileño José Luis Lucas.
Breiner Augusto Portilla, de 38 años, está acusado de asesinar a tiros al madrileño José Luis Lucas. Policía colombiana

Negaron los hechos
Los tres acusados, en prisión preventiva, negaron los hechos durante la instrucción del caso, llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid. Ahora, un jurado popular deberá decidir si son culpables o no tras un juicio cuya duración será de 10 días y se celebrará en la Sección Primera de la Audiencia madrileña.

El asesino, según explicaron fuentes policiales a este periódico en diciembre de 2017, buscaba a un conocido alunicero de la capital de España que, probablemente, antes había robado un cargamento de cocaína a una banda de narcotraficantes colombiana. Quisieron cobrarse la deuda con su vida. Pero erraron.

José Luis y él tenían la misma edad, 32 años, y una complexión similar (altos, fuertes, cabello oscuro). Ambos conducían el mismo coche -un Smart- y cada tarde de los últimos meses se les veía entrar al mismo edificio de la avenida de Córdoba. José Luis lo hacía para seguir formándose mientras buscaba otro trabajo; el delincuente con el que le confundieron, viejo conocido de la Policía madrileña por cometer robos estrellando coches, para cincelar sus músculos en el gimnasio Liceo, unas plantas más arriba de donde se impartía el curso al que iba la persona que, sin saberlo, le iba a salvar la vida.

La víctima de los sicarios era diplomado en Empresariales y sabía francés, inglés y portugués. José Luis Lucas era un chico normal: deportista, trabajador y sin antecedentes policiales o penales. Su familia y su pareja recibieron la noticia con consternación.

[Más información: José Luis, el ejecutivo madrileño acribillado por un sicario que lo confundió con un narco]

Smart, el coche de 'Niño Sáez'
Un cúmulo de casualidades llevó a la muerte a José Luis. La primera fue meses antes de que le asesinasen. El fallecido tuvo un accidente de coche a principios de 2014. Fue entonces cuando decidió cambiar de vehículo y comprarse un Smart.

Tres años después de su muerte, en mayo de 2017, un sicario acabó con la vida de Francisco Javier Martín Sáez, Niño Sáez, el mayor alunicero de España y un delincuente vinculado al narcotráfico.

El día que su familia lo velaba en el tanatorio, la Policía se percató de que la mayoría de aluniceros de Madrid que acudieron a darle un último adiós -unos, amigos; otros, rivales, pero todos con códigos mafiosos- habían llegado a bordo de un Smart como el que conducía José Luis.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #701 en: 30 de Marzo de 2019, 06:50:01 am »


Snoopy, 20 años matando.

‘Snoopy’, 20 años matando por encargo en España: el cobrador del frac con pistola
Envuelto en numerosos crímenes, el miedo de algunos testigos ha hecho que este sicario a sueldo de los cárteles colombianos nunca haya sido condenado por asesinato.
30 marzo, 2019 02:41

Andros Lozano @AndrosLozano

Snoopy no viste de negro ni va con chistera. Al contrario, sigue y vigila a sus víctimas con pistola en el cinturón, debajo de la camisa, y se mueve en potentes motos para cobrar las deudas que algunos contraen con sus jefes. A José Arbey Rentería usted nunca le ha visto la cara. Actúa en solo unos segundos y suele ocultar su rostro con cascos o con pasamontañas. Hasta hoy, cuando este periódico publica en exclusiva una de las poquísimas fotos, quizás la única, que hay de él.

Este escurridizo sicario colombiano de 42 años es un fantasma que desde hace dos décadas trabaja en España para una ‘oficina de cobros’, como en el argot de la delincuencia se conoce a los grupos de asesinos a sueldo que los cárteles colombianos tienen allá donde envían cargamentos de cocaína. Se trata de un cobrador del frac en el mundo narco. Por 20 o 30.000 euros es capaz de matar a cualquiera. Incluso menos. Para él, la vida ajena vale bien poco.

Aunque ha trabajado para diversos grupos de traficantes, durante los últimos años tenía mayor contacto con el cártel de Urabá, explican fuentes policiales. Discreto y con varios pisos alquilados a nombre de terceras personas en distintos puntos de Madrid y su entorno, Snoopy lleva en España desde el año 2000. Desde entonces, no ha dejado de aparecer su oscura sombra en numerosas escenas de crímenes relacionados con ajustes de cuentas.

Pero es un tipo con suerte. Pese a que ha sido detenido en infinidad de ocasiones y acusado al menos cuatro veces de asesinato o de homicidio, nunca ha sido condenado por matar a nadie. Sus trabajos suelen ser limpios y difíciles de esclarecer. Siempre ha logrado salir absuelto de esos casos. Detrás de esas absoluciones solía sobrevolar el miedo a declarar contra él de quienes fueron testigos de esas muertes.
Eva González, tajante sobre su relación con Lourdes Montes: "No, no somos amigas"
Jesús CarmonaLa mujer de Cayetano Rivera ha acudido a un acto publicitario en el que ha aclarado la supuesta…

Pero el próximo 13 de mayo, Snoopy, aficionado al billar y a las prostitutas, se sentará en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid junto a dos de sus subalternos en la ‘oficina de cobros’ que él lideraba. Se les imputan varios delitos, entre ellos el de asesinar por error a José Luis Lucas Serrano, un ejecutivo madrileño de 32 años al que confundieron con un conocido alunicero capitalino que había robado un envío de cocaína.

El chico guardaba parecido físico con aquel delincuente y conducía el mismo coche que él, un Smart de color blanco. Lo mataron a plena luz del día descerrajándole tres tiros en el rostro y cinco más entre el pecho y el abdomen. Murió en el acto.

La acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, solicita 25 años de prisión para José Arbey Rentería, mientras que la Fiscalía rebaja su petición de cárcel a 18 años. Entre otras pruebas presentadas ante el juez instructor, los repetidores de telefonía móvil ubican a Snoopy en las inmediaciones del lugar del crimen durante los días previos, cuando se produjeron los seguimientos al alunicero que acabó salvando la vida.

EL ESPAÑOL reconstruye la figura de uno de los mayores criminales de España, que llegó a tener a sueldo a policías corruptos, que disponía de varias casas por las que moverse sin dejar rastro y que acabó siendo el jefe de un grupo de asesinos a sueldo, aunque sus inicios en el mundo del sicariato fueron como ‘peón’. Luego, ya como ‘capo’, frecuentaba discotecas latinas de Madrid como Yaré o Tequila y montaba reuniones en restaurantes y panaderías colombianas o en los Billares Patas Blancas de Leganés.

Coche que conducía José Luis Lucas Serrano.

Coche que conducía José Luis Lucas Serrano.

A tiros por un kilo de cocaína

José Arbey Rentería Acevedo nació el 17 de noviembre de 1976 en Cartago Valle, una ciudad del interior de Colombia ubicada en mitad del triángulo que forman Medellín, Cali y Bogotá. Con 24 años, el jefe de alguno de los grandes cárteles de la cocaína de su país envió a Snoopy a España para mantener, junto a otras personas, el control de los envíos de mercancía y para encargarse de que “todo el mundo pague”, explica una fuente policial.

Pronto se vería envuelto en un crimen. El 13 de octubre del 2000, un hombre de nacionalidad portuguesa murió y otro resultó herido por varios disparos en el barrio madrileño de Vallecas. Las víctimas acababan de comprarle 1.004 gramos de cocaína envuelta en papel de celofán a Snoopy y a otro colombiano con el que andaba compinchado.

Durante la supuesta transacción -hay quien sostiene que los portugueses eran ladrones de traficantes-, los compradores quisieron robarle el dinero que le habían entregado a los colombianos y se enfrascaron en una disputa. Los colombianos sacaron la pistola, dispararon y se dieron a la fuga en un coche de color rojo. Un vecino dijo que era de la marca BMW. Otro, mecánico de profesión, aseguró que se trataba de un Rover. Una tercera persona había llamado a la Policía para informar del número de matrícula.

La Policía Nacional encontró aquel fardo de cocaína debajo de un vehículo aparcado en las inmediaciones de la Avenida de San Diego con la calle Atalaya en Madrid. Semanas después, se detuvo a Snoopy y a su compinche. Durante la instrucción, el juez los acusó por homicidio, aunque luego redujo su imputación a un delito contra la salud pública porque “no fueron identificados por los testigos (vecinos de la zona) en las ruedas de reconococimiento que se hicieron”.

Finalmente, la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid absolvió a Snoopy y a su colaborador, que ni siquiera llegaron a ingresar en prisión por el delito de tráfico de drogas del que se les acusaba.
Encima de una motocicleta

El 20 de junio de 2004, un colombiano de 38 años llamado John Martin Motta Pena murió acribillado a balazos mientras conducía su coche, un Opel Astra rojo con matrícula de Alicante. El arma utilizada era del calibre 38 especial. Nunca se encontró.

Dos individuos subidos a una motocicleta negra tipo ‘scooter’ descerrajaron seis tiros contra el vehículo de Motta Pena. Cinco disparos impactaron en él, que murió en el acto. El sexto hirió de gravedad a Fabiola Vargas, de 50 años, que necesitó 432 días para recuperarse. Los pistoleros, que llevaban cascos en sus cabezas, huyeron a toda velocidad del lugar de los hechos, en el número 10 de la calle José María Pereda, en el distrito Ciudad Lineal de Madrid.

Los agentes del grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional se hicieron cargo de la investigación. El fallecido había dirigido una banda de delincuentes que se dedicaba a extorsiones, secuestros y robos en joyerías. Los agentes del caso detuvieron a cuatro personas. Dos mujeres y dos hombres. Uno de los que iba en aquella moto era Snoopy. Se les acusó de los delitos de asesinato, homicidio intentado y tenencia ilícita de armas. Sólo por el asesinato se les pedía 18 años de prisión.

Durante un registro en un locutorio de la calle Antonio Machado de Madrid, la Policía encontró un arma propiedad de uno de las detenidos, aunque los agentes sospecharon que Snoopy también la usaba. Estaba escondida en el interior de una bota que, a su vez, se encontraba dentro de un altillo.

El arma era de la marca Cobray. Era una metralleta automática apta para disparar ráfagas. Pero no se trataba del arma homicida. En aquel local también se encontró el casco que llevaba el otro ocupante de la moto, pero no se pudieron extraer muestras de ADN. De nuevo, José Arbey Rentería y los otros tres acusados resultaron absueltos del delito de asesinato durante el juicio, que se celebró en la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid.
Muere un policía a sueldo

Snoopy, que contaba con ‘gatilleros’ menores de edad entre los suyos, no dudaba en aflojar euros de su bolsillo si era necesario corromper a algún policía con ganas de dinero fácil. Dos de ellos eran los agentes José Manuel Á. y José Manuel M. El primero acabó perdiendo la vida por situarse al otro lado de la ley. Fue el 5 de enero de 2005, a las 19.45 horas, mientras los madrileños se lanzaban a la calle para ver la cabalgata de los Reyes Magos. El día acabó teñido de sangre.

Aquella tarde de hace ahora 14 años, Snoopy, otro sicario colombiano llamado Alberto Augusto Velázquez y los dos policías que tenía a sueldo intentaron secuestrar a un hombre de etnia gitana que circulaba por las calles de Vicálvaro, una localidad al este de Madrid. Con otro vehículo, los dos agentes se situaron en paralelo a la pareja y usaron un lanzadestellos similar a los que llevan los coches de la Policía en el techo. Detrás les seguían Snoopy y su acompañante.

Cuando aquella pareja, Jesús y María de los Reyes, se bajó de su coche, se inició un forcejeo en el momento en que intentaron introducir por la fuerza a Jesús en el vehículo de Snoopy. Pero a José Manuel Á. se le cayó el arma durante la refriega y María de los Reyes se hizo con ella. La mujer, presa del pánico, disparó contra ese agente y lo mató. Los disparos impactaron en la ingle y en el tórax del agente corrupto, lo que le perforó el pulmón izquierdo. María de los Reyes, tras huir junto a su marido y a sus hijos, se entregó días más tarde a la Policía Nacional.

Un mes después, la Policía detuvo a varias personas relacionadas con presuntos ajustes de cuentas en Madrid y su entorno. Uno de ellos era Snoopy. En aquella ocasión se le acusó de un homicidio previsto y de detención ilegal. Durante el juicio testificaron tanto Jesús, la persona a la que iban a secuestrar y a matar, y su mujer, María de los Reyes, quien disparó.

En la sentencia de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid se recoge que ninguno identificó a Snoopy ni al otro sicario pese a encontrarse a escasa distancia de ellos. A su vez, una testigo protegido que en fase de instrucción reconoció a los asaltantes se retractó de sus palabras durante el juicio oral posterior. Snoopy y su compañero resultaron absueltos. Otra vez.
Dispuesto a matar con armas de guerra

El reguero de sangre que persigue a José Arvey Rentería ha llenado de tinta los periódicos españoles. En marzo de 2014, fue detenido y trasladado a la comisaría de Latina en Madrid por homicidio y tenencia de armas y explosivos. Había disparado antes a una persona en la discoteca Cañahuate. Según publicó el diario ABC el 7 de enero de 2016, aquel caso quedó en nada porque nadie se atrevió a presentarse en el juicio para declarar en su contra.

Seis mes después, en septiembre de ese mismo año, fallece de ocho disparos el ejecutivo madrileño José Luis Lucas Serrano, de 32 años. Lo confundieron con un alunicero que iba a un gimnasio situado en el mismo edificio al que José Luis acudía a un curso del antiguo INEM. La Fiscalía y la acusación particular sostienen que, durante semanas, tres sicarios, entre ellos Snoopy como líder de la ‘oficina de cobros’, siguieron al alunicero.
Breiner Augusto Portilla, de 38 años, está acusado de ser el autor material de la muerte del madrileño José Luis Lucas.

Breiner Augusto Portilla, de 38 años, está acusado de ser el autor material de la muerte del madrileño José Luis Lucas. Cedida: Policía colombiana

Pero aquella tarde, la del 12 de septiembre de 2014, José Luis, que guardaba parecido físico con aquel delincuente y conducía el mismo coche, un Smart blanco, vestía ropa de deporte porque había quedado después con unos amigos para jugar a pádel. Un sicario en moto con matrícula falsa se acercó a su ventana y lo mató a tiros. Se llamaba Breiner Augusto Portilla. El arma homicida se la entregó Jhonson Andrés Medina. Snoopy habría orquestado el asesinato. Pero aquel día erraron en su diana.

Al autor material de la muerte de José Luis y a quien le entregó el arma se les detuvo en mayo de 2016, más de año y medio después del fallecimiento del ejecutivo. En cambio, Snoopy cayó antes, aunque no por ese caso. Fue el 11 de agosto de 2015. Ese día se encontraba en Míjas (Málaga) tostándose al sol. Él y sus secuaces alquilaron un apartamento y una moto. Iban a matar a un empresario marbellí y a sus dos escoltas. Cobrarían 30.000 euros por vida. 90.000 por el trabajo.

Pero el Grupo II de la Brigada de Crimen Organizado de la Policía Nacional los detuvo antes de cometer los asesinatos. Durante dos registros, uno en Madrid y otro en Málaga, los investigadores se incautaron de numeroso material de guerra: dos pistolas -una de ellas automática-, dos subfusiles, cargadores, munición, dinero en metálico, varios vehículos, así como cámaras de vídeo y de fotografía para realizar los seguimientos.
Snoopy y su gente se habían desplazado para asesinar a un emprsario marbellí y a sus dos escoltas en Míjas (Málaga). Los detuvieron.

Snoopy y su gente se habían desplazado para asesinar a un emprsario marbellí y a sus dos escoltas en Míjas (Málaga). Los detuvieron.

Para la Fiscalía quedó acreditada la voluntad de Snoopy y de sus hombres de asesinar al empresario y sus escoltas. Sin embargo, antes de llegar a juicio, el fiscal y las defensas de los acusados llegaron a un acuerdo. En una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid en septiembre de 2017, José Arvey Rentería y sus secuaces admitieron una pena de cinco años de prisión -la mínima estipulada en el Código Penal- por un delito de depósito de armas.

Ahora mismo Snoopy se encuentra cumpliendo dicha pena en una cárcel española. Dentro de seis semanas deberá enfrentarse a un jurado popular, cuyos miembros decidirán si es culpable o no de matar por error a José Luis Lucas Serrano, el hombre que con su muerte puede llevarlo a cumplir su primera pena por asesinato tras dos décadas de sangre y silencio.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #702 en: 11 de Mayo de 2019, 08:14:45 am »
 

El error de tres sicarios que le costó la vida a un hombre inocente


La Fiscalía pide penas de prisión para los acusados que oscilan entre los 23 y los 19 años. El jucio comenzará el 13 de mayo

Mónica Gail
@monicagail96
MADRID
Actualizado:
11/05/2019 00:36h

NOTICIAS RELACIONADAS
La Policía sospecha que el asesino de Juana ha huido a Marruecos
Hallan el cadáver momificado de un hombre en Vallecas cuando iban a okupar su piso
La estafa del sicario: «Asesino colombiano. No se ensucie la manos. Yo lo hago por usted»
La muerte de José Luis Lucas Serrano un 12 de septiembre de 2014 fue un error. Él no debía morir, pero fue asesinado a sangre fría por tres sicarios colombianos que la pagaron con un hombre inocente.

El joven comerciante madrileño de 32 años, se parecía físicamente a otro hombre al que los sicarios pretendían matar. Además, conducía el mismo coche. Estas terribles coincidencias le costaron la vida.


En mayo de 2016 fueron detenidos en Madrid Breiner Augusto Portilla Tapasco y Jonhson Andrés Medina Vargas, mientras que José Arbey fue arrestado un año más tarde, en junio de 2017. Entre los tres armaron el asesinato perfecto, pero se equivocaron de víctima. Todos entraron en prisión provisional, donde permanecen desde entonces. Ahora, la Fiscalía pide más de 59 años para los tres sicarios. El jucio contra los acusados comenzará el próximo 13 de mayo a las 10.00 horas en la Audiencia Provincial de Madrid.

Un plan milimetrado
Los tres acusados se implicaron de una manera u otra en la muerte de José Luis Lucas. Cada uno tenía su función y prepararon juntos cada paso para acercarse al joven y acabar con él. Realizaron vigilancias continuas durante días para conocer los hábitos del hombre, actividad en la que los tres estaban involucrados. Así, conocieron que frecuentaba por las tardes los alrededores de la parada de metro de Almendrales, situada en la Avenida de Córdoba de Madrid.



A principios del mes de julio, Breiner Augusto Portilla alquiló un apartamento de la carretera de Villaverde a Vallecas, propiedad de la empresa Bussines Rules. Para ello, se cambió el nombre por el de Martín González Chocoj, ocultando así su verdadera identidad. Poco después, Portillo adquirió una Blackberry para poder comunicarse con sus dos cómplices. José Arbey Rentería se indentificaba como «Reveca», y Johnson Andnrés Medina, como «Somokey» en los mensajes que se intercambiaban.

Además, para poder seguir a la víctima, en el mes de agosto los sicarios compraron una motocicleta scooter Kymco. El propio Portillo –u otra persona por encargo suyo– manipuló la matrícula de la moto cerrando con cinta aislante negra los nueves y convirtiéndoles en ochos.


El 12 de septiembre, alrededor de las 17.00 horas, Portilla se reunió con Rentería en el Centro Comercial La Gavia para ultimar los preparativos. Más tarde, Medina entregó a Portillo una pistola semiautomática que se encontraba en el interior de un paquete y con la que se ejecutaría más tarde el plan.

El vehículo de José Luis Lucas estaba estacionado en la Avenida de Córdoba. Portilla esperó hasta que llegó y entró en su coche. El sicario se acercó y la víctima, extrañada por la presencia del hombre, salió de su coche. Fue en ese momento cuando Portilla aprovechó para dispararle varias veces. Ocho certeros disparos en pecho, cara, cuello y brazo derecho. José Luis Lucas murió instantes después.


Portilla había ejecutado al hombre equivocado cubriéndose el rostro con el casco de la moto, que no se quitó en ningún momento para no revelar su identidad. El autor del crimen abandonó Madrid y huyó a Alicante. Rentería fue el encargado de recoger sus pertenencias, que aún seguían en el apartamento. A continuación, se dirigió al lugar del crimen para informarse del desarrollo de la actividad policial.

A las 21.00 horas de ese mismo día la Policía encontró la motocicleta y la Blackberry, aunque nunca se ha llegado a localizar la pistola.

Portilla ha sido acusado de ser el autor del crimen (con agravante de disfraz al cubrir su cara con el casco de la moto). También se le inculpa por un delito de tenencia ilícita de armas y delito de falsedad en documento. Por su parte, a Medina y Rentería se les atribuye el delito de asesinato en calidad de cómplices y, además, Medina también está imputado por un delito de tenencia ilícita de armas. La Fiscalía pide 23 años de prisión para Portillo, 17 para Rentería y 19 años y medio para Medina, además de la expulsión territorial y nacional y la prohibición de entrada a España durante 10 años.


Los tres acusados, tendrán que indemninar a la pareja sentimental de José Luis Lucas, con quien vivía, con 120.000 euros. También deberán pagar a los padres de la víctima: 15.000 euros a cada uno de ellos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #703 en: 26 de Junio de 2019, 06:42:59 am »

«Snoopy», junto a uno de sus compinches, en la Costa del Sol

«Snoopy», el sicario más sanguinario de España, condenado a 22 años y medio de cárcel

José Arbey, junto a dos compinches, asesinó en 2014 por equivocación a un joven empresario español al que confundió con un alunicero
S. L.
@abc_madrid
MADRIDActualizado:
26/06/2019 01:15h


Habían planeado el asesinato perfecto, pero se equivocaron de objetivo. José Arbey Rentería Acevedo, Breiner Augusto Portilla Tapasco y Jonhson Andrés Medina conformaban una de las oficinas de cobros más peligrosas de España. El primero de ellos, José Arbey, de 43 años, era el líder de la temeraria banda de sicarios colombianos. En su mundillo se le conoce como «Snoopy» o «Nené». Llegó a ser el sicario más sanguinario de España. Hasta que su castillo de ajustes de cuentas se desmoronó y la Policía lo detuvo. Ahora, ha sido condenado a 22 años y 6 meses de prisión por un crimen que se cree orquestado por él, aunque ejecutado por Breiner Augusto, su fiel escudero, a quien le esperan 28 años a la sombra. Así lo ha decidido la Audiencia Popular de Madrid después de que un Jurado Popular les declarase culpables del asesinato de un joven empresario madrileño en paro, de 32 años, al que confundieron con la víctima del crimen.

Los hechos se remontan a julio de 2014. Breiner Augusto alquiló con nombre falso –se hizo llamar Martín González Chocoj– un apartamento en Madrid, exactamente en la carretera de Villaverde a Vallecas. A lo largo del mes siguiente compró una Blackberry para comunicarse por mensajería con los otros acusados y una moto para hacer seguimientos a la víctima. Realizaron vigilancias continuas durante días para conocer los hábitos del hombre, actividad en la que los tres estaban involucrados. Así, conocieron que frecuentaba por las tardes los alrededores de la parada de Metro de Almendrales, situada en la avenida de Córdoba.

El 12 de septiembre de 2014, se reunió con otros de los supuestos sicarios en las inmediaciones del Centro Comercial La Gavia para ultimar los preparativos del crimen y poco más tarde se dirigió al barrio de Villaverde, donde Jonhson Andrés le entregó a través de una tercera persona una pistola semiautomática.

Breiner Augusto fue con su motocicleta hasta el vehículo de la víctima, que estaba estacionado en la calle. Cuando el propietario del turismo se introdujo en su interior, Breiner Augusto se acercó a la ventanilla del copiloto lo que llamó la atención de José Luis Lucas Serrano, que salió del vehículo. Lo confundieron físicamente con un alunicero, según un fiscal, que iba al gimnasio al mismo edificio donde la víctima estaba haciendo un curso del INEM. Además, conducía el mismo coche que el hombre al que los sicarios pretendían matar.

Entonces le disparó a una distancia de 2 o 3 metros varias veces, alcanzándole en 8 ocasiones en el pecho, la cara, el cuello y el brazo derecho, causándole la muerte instantes después.

Breiner Augusto Portilla ejecutó al hombre equivocado cubriéndose el rostro con el casco de la moto, que no se quitó en ningún momento para no revelar su identidad. El autor del crimen abandonó Madrid y huyó a Alicante.

Al autor material se le imponen 28 años y tres meses como autor de un delito de asesinato alevoso, por precio o recompensa, con la agravante de disfraz, tenencia ilícita de armas y falsedad por la falsificación de la matrícula. A los otros dos acusados, «Snoopy» y Johnson Andrés Medina, se les condena a veintidós años y medio de cárcel por asesinato alevoso, por precio o recompensa.

Asesino a sueldo

«Snoopy» llegó a España en el año 2000. Siempre había conseguido salir absuelto de las acusaciones en su contra, entre otras, cuatro veces deasesinato o de homicidio. Hasta ahora. Del asesinato de José Luis Lucas también se escapó. Aunque su fuga le duró solo un año, cuando lo detuvo el Grupo II de la Brigada del Crimen Organizado de la Policía Nacional. Él y sus secuaces habían recibido desde Colombia el encargo de acabar con la vida de un empresario marbellí y sus dos escoltas, a cambio de 30.000 euros por cabeza. 90.000 euros por vida.

«Snoopy» y los suyos se desplazaron a la Costa del Sol, donde alquilaron un apartamento y una moto, que pretendían utilizar después de descerrajar los tiros sobre sus víctimas. La banda, conformada por al menos siete personas, no dudaba en hacer vida de turista, con estancias en la playa, baños y tomando el sol. Pero cayeron en manos de la Policía Nacional, que les vigilaba muy de cerca en su día a día.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #704 en: 06 de Agosto de 2019, 15:55:21 pm »


17.000 euros o le cortamos la cabeza


La Policía Nacional ha detenido a los cuatro responsables del rapto que se encontraban en una vivienda en Seseña, Toledo
Sergio Carmona García
@serch__cg
Madrid
Actualizado:
06/08/2019 15:52h

Agentes de la Policía Nacional han liberado en Seseña (Toledo) a una persona secuestrada y han detenido a los cuatro responsables del rapto. Los secuestradores solicitaban 17.000 euros bajo la amenaza de cortarle la cabeza.

La policía nacional tuvo conocimiento del secuestrocuando la pareja sentimental de la víctima presentó una denuncia en la que informaba de lo sucedido. Los secuestradores se habían puesto en contacto con ella ese mismo día, a través de una llamada telefónica, para solicitarle 17.000 euros a cambio de la liberación.


Tras una ardua investigación policial, los agentes localizaron el lugar desde el que se había producido dicha llamada, un piso de la localidad toledana de Seseña que miembros del GEO asaltaron para liberar a la víctima. Esta presentaba «heridas incisas, magulladuras y marcas en las muñecas».

Los arrestados intentaron escapar de la policía bajando por la ventana hasta el garaje y cruzando al otro lado de la urbanización, pero finalmente fueron interceptados y posteriormente detenidos.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #705 en: 19 de Septiembre de 2019, 06:41:57 am »

varios episodios violentos
Semana negra en Marbella para la brigada de Delincuencia Urbana
Episodios violentos como el asalto a una discoteca por encapuchados o el destrozo del rostro de un hombre a quien confundieron con otro han sembrado el pánico

Amparo de la Gama. Marbella
Contacta al autor

19/09/2019 05:00

Marbella está viviendo una de las semanas más negras de su historia en cuanto a delitos de delincuencia urbana se refiere. Como si de una película de Tarantino se tratara, han ido ocurriendo los sucesos escalonados. Quizás, el episodio violento más llamativo de todos fue el ocurrido en plena milla de oro en la madrugada del lunes, cuando un grupo de 14 encapuchados asaltó la discoteca de lujo Momento (la antigua de Flavio Briatore) destrozando en menos de un minuto y medio el interior del santuario nocturno, según ha sabido El Confidencial.

Las mismas fuentes de la Policía Nacional informan a este medio de que fue un asalto "programado por profesionales". Se da el caso de que este mismo grupo de empresarios propietarios de la sala de fiestas son dueños también de un club de playa que fue quemado intencionadamente hace unos meses a plena luz del día en la Playa del Cable de Marbella. Fuentes de la investigación están estudiando las cámaras de seguridad de la discoteca y de otro negocio que está en frente de Momento para esclarecer los hechos.

La secuencia que se ha visto en estas cámaras es estremecedora. Se ve claramente 'frame a frame' cómo el equipo de encapuchados se baja de cuatro coches de alta gama ante la puerta del local. Uno de ellos iba sin capucha y está dando pistas en la investigación. Todo ocurre muy rápido. A las 00:15 de la noche irrumpieron en la discoteca pegando golpes y destruyéndolo todo.

Interior de la discoteca Momento.
Interior de la discoteca Momento.

Uno de los testigos que estaban en la discoteca en aquel momento lo explica así: “Me dio pánico. Estaba apoyado en una barra y de repente ves a una tromba de tíos con capuchas pegando golpes y destruyendo todo lo que se les ponía por delante. Llevaban armas y barras de acero blancas y finas. Con ellas amenazaron a las camareras, a las que les destrozaron los móviles pisándolos y tirándolos contra la pared”.

En menos de un minuto y medio, según fuentes policiales, arrasaron con el local y lanzaron una bomba de humo para impedir la visibilidad y poder darse a la fuga. A la salida cogieron sus coches (las matrículas no se distinguen porque pusieron unas pegatinas para que no se pudiera localizar el automóvil) y, subiéndose rápido y arrollando todo lo que se les ponía al paso, salieron por un camino interior, montaña arriba hacia la carretera de Istan. De esta manera, la Policía no pudo hacer ningún seguimiento pero continúan las pesquisas para esclarecer el asalto y poder detener a los encapuchados.

En menos de minuto y medio, arrasaron con el local y lanzaron una bomba de humo para impedir la visibilidad y poder darse a la fuga

Uno de los jóvenes que estaban en la discoteca resultó herido de levedad. “Esto que ha pasado nos quita las ganas de salir a ningún sitio de marcha”, comenta uno de los asiduos a Momento.

Este mismo verano, en el chiringuito que en su día fue pasto de las llamas, los propietarios tuvieron que parar una reyerta con un conocido grupo ultra neonazi relacionado con el fútbol español.
Le destrozan la cara por confusión

La criminalidad en Marbella varió un 0,43% en lo que va de año (hasta el primer trimestre de 2019) respecto al mismo periodo del año anterior, con una cifra total de 2.334 infracciones penales, según datos del Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior.

Otro de los sucesos violentos que han conmocionado a la ciudadanía marbellí ha sido la denuncia que una madre interponía en la comisaría de Marbella cuando confundieron a su hijo en plena calle con otra persona y le desfiguraron el rostro a golpes. El hijo de la denunciante iba con una compañera de trabajo por la avenida y, de repente, tres hombres, sin mediar palabra, le tiraron al suelo y le propinaron varias patadas en la cabeza. Una cuarta persona, acompañante de los agresores, amenazó a la pareja con un cuchillo, aunque no participó directamente en la agresión.

Los atacantes confundieron a la víctima con otro joven con el que previamente habían discutido

Se da el caso de que lo agredieron por error. Los atacantes confundieron a la víctima con otro joven con el que previamente habían discutido. El juzgado numero 2, que dirige Blanca Esther Díez e instruye la causa, ha tomado declaración a los agresores, de nacionalidad paraguaya. Dos de los cuatro detenidos se hallan en situación irregular en España, por lo que también se les informó de sus derechos por infracción de la Ley de Extranjería.

El agredido se encuentra en el hospital Costa del Sol recuperándose de las múltiples fracturas sufridas en la cara, desde reconstrucción compleja de mandíbula, paladar, pómulos y nariz, y está pendiente de una segunda operación.
Un mendigo asesina a otro por ruido

El pasado lunes 9 de septiembre, acudía la Policía de Marbella a un edificio en 'esqueleto' ubicado en San Pedro Alcántara, donde un mendigo había matado a otro indigente en este refugio de personas sin techo, donde viven en el cemento con muebles encontrados en la basura. Uno de los habitantes de la vivienda, de origen letón y 45 años, era apuñalado por otro de los países del Este, “porque le decía que ya no aguantaba el ruido que hacía”. Cuando los policías llegaron al edificio, el presunto homicida ya se había marchado. Los agentes encontraron a la víctima sobre un colchón encharcado de sangre.

El fallecido le recriminó que hiciera ruido y el individuo, en represalia, se dirigió a la cocina, cogió un arma blanca y supuestamente lo apuñaló

Tras asesinarlo, el agresor huyó cobijándose en un bar donde la patrulla de la Policía Nacional lo encontró sentado tomándose un café. Él mismo explicó que habían estado bebiendo todos esa noche y, cuando decidieron irse a dormir, el fallecido le recriminó que hiciera ruido y el individuo, en represalia, se dirigió a la cocina, cogió un arma blanca y supuestamente lo apuñaló en el colchón cuando estaba dormido o a punto de dormirse.
Le rompe el testículo de una patada

La cadena de sucesos se ha cerrado este martes con la detención de un hombre de 34 años como presunto autor de la agresión a un compañero de piso en Marbella, quien, a consecuencia de los fuertes golpes que recibió, requirió la extirpación de un testículo.

Durante una discusión entre ambas partes, el denunciado, presuntamente, pateó a su compañero de piso en la entrepierna

Durante una discusión entre ambas partes, el denunciado, presuntamente, pateó a su compañero de piso en la entrepierna y, acto seguido, con aquel aturdido en el suelo, continuó dándole golpes. En ese momento, la mujer del agredido intentó mediar en la agresión y recibió un puñetazo también en la boca.

Este episodio violento cierra un mes de septiembre en la provincia de Málaga donde han tenido lugar varios episodios violentos. A primeros de mes, un joven acabó con la vida de otro tras dispararle en plena calle en la zona de Los Núcleos, en Fuengirola. Otro hombre mató a su madre con una escopeta de caza en la barriada malagueña de Puerto de la Torre. Y este lunes fue detenida una chica por fingir una violación en Fuengirola para llamar la atención del chico que le gustaba.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #706 en: 24 de Septiembre de 2019, 07:28:57 am »


Los 3 amigos de Chipiona torturados y arrojados a la carretera tras robarles el hachís unos franceses
El cadáver de Manuel Jurado (i) presentaba múltiples contusiones y una puñalada en el pecho. Las otras dos víctimas, en la UCI, tienen fracturas craneales.
24 septiembre, 2019 03:24

Andros Lozano @AndrosLozano Chipiona (Cádiz)

Es la realidad más cruda del narcotráfico: que detrás de las noticias impactantes sobre cuerpos lanzados a una cuneta y vídeos de persecuciones a la carrera hay muertos, torturas y seres queridos que lloran por las ausencias que nunca volverán. Desde este pasado domingo, en Chipiona (Cádiz), hay tres familias rotas que comparten la dolorosa marca del hachís. La familia de Manuel Jurado Ruiz, de 39 años, ya sólo podrá velar su cadáver. Su cuerpo presentaba numerosas contusiones y al menos una profunda puñalada en el pecho.

Por el momento, es la única víctima mortal de los tres varones que este pasado domingo lanzó un marroquí desde una furgoneta Ford Transit de color blanco a la cuneta de la autovía A-380, que une las localidades gaditanas de Jerez de la Frontera con Sanlúcar de Barrameda.

Los otros dos hombres, amigos suyos y de edades similares, se debaten entre la vida y la muerte en una UCI. Ambos presentan cuadros clínicos “muy graves” ya que tienen “el cráneo roto” y “numerosos golpes violentos” por todo el cuerpo. Fuentes de la investigación que lleva a cabo la Guardia Civil de Cádiz aseguran que los autores de las heridas “se ensañaron” con ellos.

Aunque dichas fuentes no descartan que el suceso responda a un ajuste de cuentas por alguna deuda, la principal hipótesis que manejan en el Instituto Armado es que una banda de al menos cuatro franceses de ascendencia africana -y la ayuda del marroquí que se deshizo de ellos- les robaran un alijo de hachís que tenían escondido en alguna ‘guardería’.
Este es Mariano, el dentista fanfarrón que grabó a su novia mientras moría por hipoglucemia
David López FríasEste odontólogo argentino de 49 años le pegaba palizas a la cocinera Susana Cortés desde que empezaron la relación.

En el argot del narco, los tres amigos fueron víctimas de un ‘vuelco’, cada vez más frecuentes y más violentos dentro del mercado ilegal del tráfico de drogas en el sur de España. La ecuación es sencilla: si no puedo comprar la mercancía, la robo a quienes la traen desde Marruecos.

Los hechos también constatan un cambio en el negocio: debido a la presión policial en el Campo de Gibraltar, donde las bandas se encuentran debilitadas, se está produciendo un incremento de la actividad delictiva en el cauce del Guadalquivir, en su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda y en poblaciones limítrofes como Chipiona o Rota, donde las organizaciones de narcotraficantes suelen tener naves para guardar los fardos tras los alijos y hasta la llegada de los clientes. Suelen ser traficantes de Francia, Holanda, Reino Unido o Suecia.

M. V., aficionado a las peleas ilegales de gallos, es uno de los dos hombres que se encuentran ingresados con fractura craneal.

M. V., aficionado a las peleas ilegales de gallos, es uno de los dos hombres que se encuentran ingresados con fractura craneal. E. E.

Un agente fuera de servicio

La investigación por la muerte de Manuel Jurado y las brutales agresiones a los otros dos hombres continúa secreta. Se espera que los cuatro franceses y el marroquí detenidos pasen a disposición judicial este miércoles, cuando expire el plazo de 72 horas que pueden pasar detenidos en los calabozos.

Ninguno de los tres cuerpos arrojados a la cuneta presentaba herida de bala ni tampoco de hacha, como se había informado en otros medios. Los cinco involucrados en los hechos fueron detenidos gracias a la llamada de alerta de un ciudadano anónimo que circulaba por el lugar donde un hombre había arrojado a tres varones a una cuneta. Sucedió sobre las 17.30 horas del pasado domingo. En ese momento se activó un dispositivo para encontrar al autor.
Recreación del momento en que un hombre arroja tres cuerpos maniatados a una autovía gaditana.

Recreación del momento en que un hombre arroja tres cuerpos maniatados a una autovía gaditana. Ilustración: Guillermo Serrano

Un guardia civil fuera de servicio que había recibido la alerta ubicó a una furgoneta blanca y a un Opel Insignia con matrícula francesa circulando a gran velocidad y a escasa distancia uno de otro por la autopista que une Cádiz y Sevilla. El agente conducía su coche particular acompañado de su hijo, que iba a presentarse al examen de ingreso al cuerpo en el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro (Madrid).

El agente alertó a sus compañeros y siguió el recorrido de ambos coches. La Benemérita consiguió dar el alto al turismo en el que circulaban cuatro franceses en la autovía A-66, a la altura de San José de la Rinconada.

Así ha sido la detención de un delincuente que arrojó a tres personas de una furgoneta Emergencias Sevilla

El marroquí que iba a bordo de la Ford Transit blanca se adentró por las calles de Sevilla. Dejó el vehículo en la Avenida de República Argentina, en el barrio hispalense de Los Remedios. Luego, continuó su fuga a la carrera por calles cercanas, hasta que un agente de la Policía Local lo encontró tumbado debajo del maletero de un coche. En el interior del coche, cuya parte trasera se hallaba llena de sangre, se encontró 8.000 euros y una escopeta repetidora.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272

Desconectado sincadenas

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3182
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #708 en: 02 de Octubre de 2019, 15:26:52 pm »
La punta del iceberg

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #709 en: 17 de Noviembre de 2019, 09:26:29 am »

Desconectado Der Kaiser

  • Druida
  • ****
  • Mensajes: 9754
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #710 en: 18 de Noviembre de 2019, 00:51:07 am »
Eso son muchos tiros seguidos...

https://twitter.com/alto_policia/status/1195869416438870016

El vídeo del tiroteo de Marbella es un bulo

Circula en las últimas horas unas imágenes de un tiroteo en Libia, asegurando que ocurrió en Marbella

La Opinión 17.11.2019 | 19:08

https://www.laopiniondemalaga.es/marbella/2019/11/17/video-tiroteo-marbella-bulo/1127428.html

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #711 en: 18 de Noviembre de 2019, 06:22:52 am »
Eso son muchos tiros seguidos...

https://twitter.com/alto_policia/status/1195869416438870016

El vídeo del tiroteo de Marbella es un bulo

Circula en las últimas horas unas imágenes de un tiroteo en Libia, asegurando que ocurrió en Marbella

La Opinión 17.11.2019 | 19:08

https://www.laopiniondemalaga.es/marbella/2019/11/17/video-tiroteo-marbella-bulo/1127428.html


Resulta fácil desmontar el bulo. Sin embargo, cuentas de asociaciones de cuerpos de seguridad españoles han dado veracidad al bulo en las últimas horas difundiéndolo entre sus miles de seguidores, como es el caso de la Asociación Unificada de Guardias Civiles o la Comunidad de Policías Unidos.

    ?? #EsNoticia | Una persona muerta y otra herida en un tiroteo producido esta tarde en Marbella.

    La Policía Nacional se ha hecho cargo de una investigación. pic.twitter.com/k428xRHdgw
    — AUGC Guardia Civil (@AUGC_Comunica) November 16, 2019








   

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #712 en: 21 de Noviembre de 2019, 18:07:38 pm »


Matan a un hombre de 30 años en Mijas de varios tiros desde un coche de lujo


La Policía Local y la Guardia Civil están en el lugar de los hechos, donde investigan el móvil de este crimen
J. J. Madueño
@abcdesevilla
Mijas
Actualizado:
21/11/2019 17:22h

Un muerto en medio de la callle. Es lo que han encontrado las primeras patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil que se han desplazado hasta la calle Orfebre d la localidad de Mijas, en Málaga.


El muerto es un hombre de 30 años que, según han desvelado a ABC fuentes de la investigación, habría intentado huir antes de ser abatido por los tiros puesto que su coche, un Audi, estaba arrancado a pocos metros del cadáver.

Hasta allí han acudido los agentes alertados por los vecinos. Varios de ellos llamaron al Servicio de Emergencias de Andalucía 112 alarmados por «varios disparos». A la zona también se han desplazado servicios sanitarios.


Según ha podido saber ABC, la muerte ha sido resultado de un tiroteo desde un coche. El agresor o agresores -la Policía aún no ha detallado este extremo- han disparado contra el finado, al que han abandonado cadáver en medio de la calle. Después se han dado a la fuga.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #713 en: 24 de Noviembre de 2019, 17:21:55 pm »


Tercera muerte violenta en la Costa del Sol en poco más de una semana


PABLO D. ALMOGUERA
Málaga
Domingo, 24 noviembre 2019 - 12:10

Vista del lugar en el que un joven falleció al recibir varios disparos en Mijas.
EFE
Cerrar Publicidad

Ajuste de cuentas. Segundo muerto a tiros en un ajuste de cuentas en la Costa del Sol en una semana
Semana negra en la Costa del Sol. El municipio de Estepona ha sido el escenario de la tercera muerte violenta que se registra en la provincia de Málaga en poco más de una semana y donde un joven murió la madrugada de este domingo tras ser apuñalado durante una pelea de bar.

Fuentes policiales informaron de que los hechos se produjeron sobre las 3.30 horas en un bar de copas ubicado en el Puerto Deportivo, una de las principales zonas de ocio de Estepona.

Por circunstancias que se investigan, se produjo una discusión en el interior en la que fue mortalmente herido un joven que fue apuñalado. Los servicios sanitarios que se desplazaron al lugar no pudieron hacer nada para salvar su vida.


Los agentes que acudieron a la llamada de auxilio de los testigos y detuvieron a un joven de 22 años y nacionalidad brasileña por su presunta implicación con los hechos.

La Policía Nacional, que acordonó la zona y realizó la pertinente inspección ocular, se ha hecho cargo de la investigación para tratar de aclarar todo lo que rodea a este caso.

Una vez autorizado el levantamiento del cadáver, fue trasladado a la sede del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, donde estaba previsto que este domingo se le realizase la autopsia.

AJUSTES DE CUENTAS
Este crimen sella una semana conflictiva en la provincia de Málaga con la muerte violenta de otras dos personas en sendos ajustes de cuentas.

El anterior caso se produjo el jueves en Mijas, donde un inglés de 39 años, y con antecedentes por tráfico de drogas, fue acribillado a tiros en la urbanización Riviera del Sol.

Según ha podido saber EL MUNDO, el fallecido, identificado como P.A.W., presuntamente estaba relacionado laboralmente con un club de fumadores de Fuengirola objeto del interés policial por la supuesta venta de hachís y marihuana.

Las citadas fuentes agregaron que, además, fue investigado por su presunta relación con una trama de envío de paquetes de marihuana a través de servicios de mensajería.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #714 en: 04 de Diciembre de 2019, 07:05:22 am »
Muere tiroteado un hombre en Marbella
Tenía entre 45 y 50 años. La Policía busca al autor o autores de los disparos, que huyeron en un coche.
4 diciembre, 2019 02:51

Redacción | Agencias

Un hombre de entre 45 y 50 años ha muerto en la tarde de este martes en Marbella a causa de heridas causadas por impactos de bala, según han informado a Efe fuentes policiales.

Los hechos tuvieron lugar a última hora de la tarde en un aparcamiento de la zona de Cabopino, donde dos individuos, que posteriormente huyeron en un vehículo, dispararon contra la víctima.

Las fuentes policiales han indicado que por el momento no hay detenidos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #715 en: 05 de Diciembre de 2019, 06:29:18 am »
cés, tiroteado en un 'parking'
Tercer 'narcoasesinato' en Marbella en 16 días: caretas, sicarios y coches quemados

Según ha sabido El Confidencial, se busca a un sicario holandés muy peligroso: Jeffrey Hermanus Slaap, nacido en Países Bajos hace 29 años y con antecedentes penales

Autor
Amparo de la Gama. Marbella

04/12/2019 20:57

La 'narcoguerra' se ha trasladado a los alrededores turísticos de Marbella. Cinco disparos, a bocajarro, por un sicario con careta de Jocker, una huida por la autopista rompiendo la barrera de seguridad del peaje y la quema del coche en el que huyeron los asesinos. Ese es el balance del tercer asesinato a tiros en apenas 16 días en el mismo triangulo de la zona norte de la ciudad.

Un ciudadano francés es tiroteado en Marbella, el sexto en un mes

Este último, ocurrido ayer, sucedió en las inmediaciones del 'camping' de Cabopino. Allí se encontraban los asesinos esperando a la víctima, un varón francés de unos 60 años que, cuando se dirigía a su coche, fue sorprendido por los asesinos, que acabaron con su vida a balazos en el estacionamiento. Según ha sabido El Confidencial, gracias a fuentes de la investigación, se estaría siguiendo la pista de uno de los sicarios holandeses más peligrosos: Jeffrey Hermanus Slaap, nacido en Países Bajos hace 29 años y con antecedentes penales. Según ha narrado uno de los testigos a este medio, “estaban esperándole [a la víctima] subidos en un Renault Megane de color azul y, en cuanto vieron al hombre, se bajaron con unas caretas puestas y le dispararon”.


Sicario holandés al que investigan.

Pese a los esfuerzos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para paliar este mes negro, que ha vuelto a romper la tranquilidad en la Costa del Sol, Marbella tiembla por esta violencia sin control.
Caretas a lo 'cartel de Jalisco'

La nueva moda de las caretas a lo 'cartel de Jalisco' con las que se fotografían los sicarios, y luego las viralizan en redes sociales, ya tiene imitadores en la Costa del Sol. La zona en la que esta noche del martes se produjo el último asesinato está rodeada de restaurantes y más de una persona salía al exterior al escuchar el sonido de las detonaciones. Más de uno pudo ver cómo los pistoleros llevaban puestas las máscaras. Tras tirotear a la víctima, los sospechosos se dieron a la fuga en un vehículo que habían alquilado, dirección a la autopista, por la zona de Calahonda hacia Málaga. Llegados al peaje, no lo pagaron y arrasaron con la barrera de seguridad dejándola destrozada.

Careta incautada a un sicario en Málaga en una de las operaciones policiales.
Careta incautada a un sicario en Málaga en una de las operaciones policiales.

Posteriormente, el vehículo utilizado para el crimen fue hallado en llamas en el Camino de las Canteras, en la zona del repetidor de Mijas. Las fuentes consultadas por este medio indican que, aunque no se descarta ninguna línea de investigación por el momento, todo apunta a que podría tratarse de un ajuste de cuentas. La Policía Nacional mantiene un fuerte dispositivo de seguridad en el entorno para intentar localizar a los autores. Se trata del sexto crimen, por disparos, que se produce en la Costa del Sol en los dos últimos meses y el tercero en poco más de dos semanas. Las últimas víctimas han sido un ciudadano irlandés y, pocos días antes, un hombre originario de Arabia Saudí.
Espiral de violencia

La espiral de violencia de estos meses preocupa en la ciudad. “El 'modus operandi' de esta narcoguerra no tiene límites y los asesinos que perpetran estos ajustes de cuentas son una nueva generación de traficantes a quienes todo les da igual. Son contratados sin más para dar escarmientos de muerte”, precisa uno de los investigadores a este medio. Estas mismas fuentes temen que esta violencia, como el crimen del martes en un 'parking' público, degenere en “tiroteos con personas ajenas que se encuentren en ese momento casualmente en el lugar”. Así ocurrió en 2004, cuando un niño de siete años murió en Nueva Andalucía a los pies del casino de Marbella, acribillado a balazos, cerca de una peluquería, a manos de unos encapuchados que protagonizaban una persecución.

Marbella se blinda con 85 cámaras que vigilarán lugares críticos de la ciudad

El exdiputado nacional de IU Antonio Romero, que acaba de reeditar su libro 'Cosa Nostra: las mafias de la Costa del Sol', explica: "Las mismas alarmas que saltaron hace 10 años siguen encendidas, porque no ha habido una acción decidida por parte de las autoridades para acabar con la mafia en la Costa del Sol. En este tiempo, la delincuencia organizada se ha enraizado y se ha convertido en un fenómeno más complejo, que ha evolucionado en una especialización mayor de los grupos". Según el exparlamentario, "en la Costa del Sol existe un 'overbooking' de mafiosos, que hace que estos ya no estén seguros. Ni siquiera entre ellos". Dada la cercanía con un paraíso fiscal como Gibraltar y con el Estrecho, punto central del narcotráfico en Europa, "sumado al anonimato y la exclusividad que ofrece la costa, tanto suecos como holandeses, irlandeses o británicos están operando" en la zona.
Los últimos asesinatos

Antes del asesinato del martes del ciudadano francés, el suceso más reciente se produjo con un británico el pasado 22 de noviembre en la urbanización Riviera del Sol. Los sicarios también le estaban esperando y fue abatido a tiros cuando regresaba a su casa del gimnasio. Solo una semana antes, el 16 de noviembre, mataron a tiros a un hombre y dejaron gravemente herido a otro en un tiroteo registrado en la urbanización Andasol de Marbella. En este caso, un varón de origen árabe perdió la vida, mientras que el otro fue trasladado por los sanitarios hasta el Hospital Costa del Sol.

El hallazgo de dos cadáveres con solo un mes de diferencia aviva la inseguridad en la costa. En octubre, se encontró el cuerpo sin vida de un hombre en la cuneta de la A-7 en Marbella. Tenía 39 años y nacionalidad española. Las pesquisas apuntaban entonces a que había sufrido una muerte violenta propiciada por un posible ajuste de cuentas. Esta misma situación se había vivido también en septiembre, cuando un testigo alertó de que había descubierto el cadáver de un hombre de 43 años con 14 disparos.

Buscan a quienes tirotearon a dos hombres en plena calle en Marbella

Los 'volcadores' son los narcos que roban a otros narcos. Este vocablo, muy utilizado en el argot policial, es la principal vía de investigación que siguen ahora las Fuerzas de Seguridad del Estado en los últimos asesinatos. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que “en la Costa del Sol, cada vez hay más venganzas y ajustes de cuentas que acaban en tiroteos, secuestros y asesinatos. Estos nuevos delincuentes son los que manejan realmente el negocio del hachís en el sur de Europa: cuando sufren alguno de estos robos, contratan los servicios de un sicario profesional, que normalmente viene desde Francia, Marruecos, Argelia o Rumanía, para recuperar la mercancía, valiéndose de cualquier método de extorsión o, incluso, asesinando”. El pasado mes de octubre, una operación llevó hasta un británico de 32 años que, presuntamente, había torturado a un narco para sustraerle cocaína. La Policía averiguó que había maniatado a otro individuo hasta obtener información de dónde tenía escondida la mercancía. Es la particular guerra entre clanes, con asesinos profesionales, que defienden sin escrúpulos su preciado 'oro blanco'.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #716 en: 07 de Diciembre de 2019, 06:34:01 am »

EL ESPAÑOL se ha citado esta semana con un sicario francés: suelen esconder sus rostros con máscaras o pasamontañas.

Este es Jamal, asesino a sueldo en la sangrienta Marbella: “Por entre 15.000 y 60.000 €, mato"
EL ESPAÑOL se ha citado con el sicario francés. "Con Miami, la Costa del Sol es el epicentro del crimen organizado en el mundo”, dice un alto funcionario policial.
7 diciembre, 2019 02:47


Andros Lozano @AndrosLozano Marbella (Málaga)

Jamal -llamémoslo así porque durante los 90 minutos que el periodista pasa con él no llega a conocer su verdadero nombre- es un tipo de mediana edad, con un tono de voz tranquilo y ademanes sosegados. Dice ser ciudadano francés, pero cuenta que su familia procede del Magreb. Sus padres emigraron hace décadas a la periferia de Marsella, donde creció y trabó amistad “con quien controlaba el barrio”. De allí, donde se hizo un ratero local, daría el salto al crimen organizado internacional.

La cita con Jamal y su abogado se produce a mitad de mañana de este pasado jueves en la cafetería de un hotel a las afueras de Marbella (Málaga). Jamal toma café solo. Uno tras otro. De vez en cuando, sale a la calle a fumar pitillos de tabaco picado. Si no lo dijera él mismo, sería difícil imaginar que es un asesino a sueldo que se mueve por media Europa, aunque “con especial interés en el sur de España”.

“Sí, soy sicario desde hace unos años, no sé, unos diez o así, ya no recuerdo el año de mi primer asesinato. Pero en este mundo se hace de todo: muevo droga de aquí allá, llevo dinero de una mano a otra, asusto a chivatos, pongo el oído en otras bandas... Mi jefe actual -del que ni siquiera dice su nacionalidad- me paga para que haga todo tipo de trabajos, no solo clavarle un par de balazos a un tipo en el pecho”.

EL ESPAÑOL se cita con Jamal menos de 48 horas después de que un francés de 60 años muriera dentro su coche acribillado a tiros. Sucedió la tarde de este pasado martes en las inmediaciones de un camping a las afueras de Marbella. Varios agentes de la Guardia Civil repostaban en ese momento en una gasolinera próxima al lugar de los hechos.
El cabreo de Pérez-Reverte con la "gentuza" que tomó posesión en el Congreso
M. C.En La Jungla. El escritor lanzó uno de sus dardos envenenados al Congreso de los Diputados por las tomas de posesión que fueron un "espectáculo".

Los gatilleros emprendieron la huida por la autopista AP7, reventaron la barrera de un peaje y calcinaron el vehículo en el que iban, que era de alquiler. Continuaron su fuga en otro coche que tenían aparcado unos kilómetros más allá, cerca de Mijas. Se les perdió la pista.

Todo estaba organizado al detalle: incluso llevaban máscaras para evitar que las cámaras de seguridad de alguna carretera o negocio pudieran grabarlos. “Si son finos, como mínimo usan guantes y capucha o máscara”, explica un policía de un grupo especializado.
Marbella, epicentro del crimen organizado

Ese ciudadano francés asesinado es la sexta víctima, y por el momento la última, del trimestre negro que ha sufrido la Costa del Sol como consecuencia de la ‘narcoguerra’ que vive la zona desde hace años, recrudecida desde 2017.

En 92 días, los que van del 2 de septiembre al 3 de diciembre de este año, se contabilizan cinco muertos a balazos. El sexto apareció en la cuneta de una autovía con signos de haber sufrido una paliza. Un búlgaro, un galo, un británico, un marroquí y dos españoles. En los últimos 19 días de ese período se concentraron tres muertes. Dos en Marbella y una en Mijas.

Efectivos de la Policía Nacional inspeccionan el lugar en el que se produjo el homicidio de un ciudadano francés de 60 años este pasado martes en Marbella (Málaga).

Efectivos de la Policía Nacional inspeccionan el lugar en el que se produjo el homicidio de un ciudadano francés de 60 años este pasado martes en Marbella (Málaga). EFE

“Esto es el salvaje oeste”, asegura con crudeza un alto agente policial especializado en la lucha contra la delincuencia organizada. El policía lleva más de una década en la Costa del Sol, comarca al oeste de la provincia de Málaga que, además de Marbella, engloba a unos 530.000 habitantes repartidos por Fuengirola, Benalmádena, Mijas, Casares, Benahavís, Estepona, Manilva y Torremolinos.

“Se está trabajando muy bien y nuestro esfuerzo da sus frutos -continúa el policía con el que se cita EL ESPAÑOL-, pero aquí te salen bandas por todos sitios. Es como una tubería que revienta: aunque la tapones, el agua rebosa. Junto con Miami, donde los colombianos hacen mucho mal y llevan décadas establecidos, Marbella es el otro epicentro del crimen organizado en el mundo. No tengo dudas. Si lo medimos por su población, en ningún otro sitio hay tantos delincuentes y tantas bandas estructuradas como aquí. Se ha instalado lo peor de todo el mundo y la gente rica de antes se está yendo: ahora hay mafiosos rusos, indios, holandeses, colombianos, marroquíes, ingleses, irlandeses, suecos... Incluso ya empiezan a aparecer chinos en nuestras investigaciones, algo impensable hasta hace poco”.

Las seis últimas muertes han provocado que Málaga viva el año más sangriento de la última década, con 23 fallecimientos por causas violentas en lo que va de 2019. Hasta el 30 de septiembre se habían producido 17 homicidios o asesinatos, según el último balance trimestral de criminalidad del Ministerio del Interior. En esa cifra se contabilizan los dos ajustes de cuentas del 2 y el 23 de septiembre, uno en Mijas -a tiros- y otro en Marbella -cuerpo en una cuneta-.

A esa cifra habrá que sumar los cuatro asesinatos a balazos que han seguido hasta la fecha, un apuñalamiento mortal en un bar y una muerte por violencia de género. La suma alcanza las 23 víctimas, dos más que en 2018, el año más sangriento de la última década.
Cada muerte tiene un precio

Tras tomar de un solo sorbo otro café -creo que durante la entrevista llega a pedir cuatro-, Jamal comienza a ponerse nervioso. Dice que prefiere que no sigamos hablando, que el encuentro ha sido un error. De repente sale a la calle y se fuma otro cigarro mientras hace una llamada de teléfono. “Venga, sigue preguntando. Disculpa”, dice al volver a sentarse a la mesa.

"¿Por cuánto dinero estás dispuesto a matar?", pregunta el reportero. “Cada muerte suele costar entre 15 y 60.000 euros”, explica Jamal, que conoce la Costa del Sol como los surcos de piel que se dibujan en la palma de sus manos. “Depende de varios factores: el tipo de víctima, la dificultad... También de si se abren oficinas nuevas [se refiere a ‘oficinas de cobros’ de deudas] que quieran tirar los precios por los suelos. Es complicado hablar de una tarifa tipo”.

- ¿’Trabajas’ solo?

- No. Casi siempre con una o dos personas más, aunque también he hecho encargos yo solo.

Hay algunas preguntas a las que Jamal no quiere responder. Se le nota incómodo con la presencia del reportero. En ningún momento llega a abrirse del todo. Prefiere no hablar de medidas de seguridad que toma, de tiempo que emplea en planificar un asesinato o de qué función cumple cada uno de esos hombres que en ocasiones trabajan con él.

Jamal tampoco quiere que en el reportaje se diga a cuántas personas ha matado, aunque en el encuentro da una cifra que resulta sobrecogedora.

En cambio, Jamal sí habla de miedos.

- Asumes que cualquier día te pueden matar, pero nunca pierdes el miedo a morir. Puede acabar conmigo otra organización rival a la que le haya matado a alguien, compañeros que quieran mi puesto, miembros de mi banda con los que no me llevo bien, personas a las que debo dinero...

- ¿Y has pensado en dejar este mundo?

- Cada día. Pero no sé si realmente quiero dejarlo. La primera muerte duele. Las siguientes dejan de hacerlo poco a poco. Pero sí es algo que suelo plantearme y que no se me va de la cabeza.
Del narco a la prostitución o la venta de armas


El narcotráfico es el eje vertebrador de todas las mafias que operan en la Costa del Sol, casi dos centenares, según manejan las fuentes policiales consultadas por este periódico. El hachís entra en lanchas semirrígidas por toda la costa andaluza, aunque principalmente a través de las aguas del vecino Estrecho de Gibraltar.

La coca, mucho más lucrativa -y dañina para la salud, de ahí que su tráfico acarree mayores penas- entra en contenedores por el puerto de Algeciras, a media hora en coche de aquí. Esta ciudad portuaria gaditana se ha convertido en uno de los principales puntos de acceso de la ‘dama blanca’ en Europa. Ya no sólo los narcos gallegos la trabajan.

Del negocio del tráfico de drogas derivan otras actividades delictivas que guardan relación entre sí, como son la prostitución de mujeres, la venta de armas o el blanqueo de capitales. Se trata de vasos comunicantes. En ese caldo de cultivo, los brotes de violencia se desatan con un simple chispazo, como ha ocurrido en los últimos tres meses en la Costa del Sol.

En ese contexto de cercanía, las mafias de medio mundo cobijan a sus miembros en la vecina, agradable, turística y multicultural Costa del Sol, donde cualquier extranjero pasa desapercibido. Y la guerra prende, como ahora. A los policías ya no les extraña ver dibujada ‘la sonrisa del payaso’ en el rostro de un cadáver o que durante una operación contra un grupo criminal se incauten de chalecos lastrados con peso para hundir muertos en el mar.
Una cuestión de Estado


La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, aboga por “asumir” la criminalidad en la comarca como “una cuestión de Estado”. La regidora solicita refuerzos policiales para combatirla. “No estamos hablando de que sea un problema de delincuencia local, sino nacional, con personas que, probablemente, estén en un momento determinado en la zona pero que pueden venir de cualquier otra parte del territorio nacional”.
Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella.

Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella.

La ciudad que gobierna Muñoz cuenta con 85 cámaras de videoviglilancia urbana de ultradefinición. Están ubicadas estratégicamente por la localidad según la ratio delincuencial que manejan las autoridades policiales. Todo parece ser poco en la lucha contra el crimen organizado.

Mientras Marbella es esfuerza en reducir la criminalidad, el Gobierno español asegura que la espiral de violencia de los últimos tres meses responde a “incidentes aislados”. El delegado del Ejecutivo español en Andalucía, Lucrecio Fernández, entiende que la Costa del Sol es un sitio “seguro” y que las muertes por tiroteos se circunscriben “a bandas que roban a otras bandas”.

Desde el pasado mes de marzo, tras el hallazgo del cuerpo sin vida de un congoleño en el polígojo Guadalhorce, en Málaga, la Policía Nacional creó un nuevo cuerpo al unir dos grupos especializados, la Unidad de Homicidios y la de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO). A los 20 días ya tenían identificados a los asesinos, cuatro franceses. Se les detuvo el pasado mes de septiembre.

“La realidad nos ha demostrado que es necesario coordinar fuerzas entre grupos. Y por eso han llegado los resultados”, explica por teléfono el jefe de UDYCO en Málaga. “Nos enfrentamos a auténticos profesionales del crimen, sicarios que se mueven por toda Europa matando a quien le indican”. En muchas ocasiones, añade, los asesinos a sueldo realizan viajes exprés de cuatro o cinco días, planifican el ataque, lo ejecutan y se marchan.
Guerra entre clanes y 360.000 euros


El 15 de noviembre de 2019, en la urbanización Andasol de Marbella, dos pistoleros acabaron con la vida del marroquí Abdelkader El Hichou El Maya e hirieron de gravedad a la persona que lo acompañaba.

Según fuentes del hampa de la Costa del Sol, llevaba encima 360.000 euros, un dato que también maneja la Policía. La principal hipótesis que se baraja es que alguien cercano a él lo sabía y le robó el dinero a balazos.

Seis días después, el 21 de noviembre, moría en Mijas el británico Peter Andrew Williamson. Era miembro de la banda de Manchester llamada ‘Anti A Team’, enfrentada desde hace años a la ‘A Team’. La guerra entre ambas organizaciones se ha saldado con varios muertos en Manchester, incluidas víctimas inocentes.
Peter Andrew Willliamson, muerto en Mijas y miembro de una banda de Manchester.

Peter Andrew Willliamson, muerto en Mijas y miembro de una banda de Manchester.

Algunos de los miembros de ambos clanes están afincados en la Costa del Sol. Williamson, de 39 años, era uno de ellos. Aquel día le descerrajaron tres tiros en la puerta de su casa, ubicada en la urbanización Riviera Sol.

Dos semanas después, este pasado martes, alguien mató a tiros cerca de un camping de Marbella a un francés de 60 años. Desde entonces, según contó el periódico SUR, se busca a un joven holandés de origen magrebí que podría estar relacionado con el homicidio. Es la otra cara de la glamurosa Costa del Sol, donde los balazos de los sicarios están tiñendo de sangre las calles.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #718 en: 10 de Enero de 2020, 12:43:15 pm »


La mafia china encargó al alunicero español ‘El Niño Juan’ el robo en el castillo de Fontainebleau


El famoso delincuente madrileño encabezó una banda para apropiarse de obras de arte oriental del palacio real. La cooperación policial hispanofrancesa frustró el golpe
   
Sala del castillo de Fontainebleau con piezas de arte asiático. En la imagen pequeña, fotografía policial de Juan María Gordillo, 'El Niño Juan'.
Sala del castillo de Fontainebleau con piezas de arte asiático. En la imagen pequeña, fotografía policial de Juan María Gordillo, 'El Niño Juan'. GETTY IMAGES/EL PAÍS
ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA  SILVIA AYUSO
Madrid / París  10 ENE 2020 - 10:11 CET
Los ingredientes del caso son: un supuesto grupo de la mafia china, un castillo que es patrimonio mundial de la Unesco por su historia y sus tesoros, y cinco delincuentes españoles cuyos historiales suman más de 120 detenciones. El pasado 28 de diciembre la policía francesa detuvo a estos españoles y a un sexto individuo de nacionalidad china. Así se han destapado los peculiares detalles del frustrado asalto al museo de arte chino del castillo de Fontainebleau. Este palacio real ubicado a 62 kilómetros de París, fue residencia de 34 reyes y dos emperadores entre los siglos XII y XIX. Algunas de las piezas de la colección de arte chino atesorada por la emperatriz Eugenia de Montijo, la esposa española de Napoleón III, eran precisamente el objetivo del golpe frustrado.


MÁS INFORMACIÓN
Cinco españoles detenidos en Francia por planear un robo en el castillo de Fontainebleau
El alunicero rey
La colaboración policial hispanofrancesa a través de Europol, que incluyó el seguimiento durante más de una semana de los delincuentes, permitió desbaratar el que hubiera sido el último gran robo de 2019 y que tenía como principal cabecilla a un viejo conocido de la justicia española: Juan María Gordillo Plaza, conocido como El Niño Juan por su baja estatura. Este célebre delincuente, nacido en el madrileño barrio de Orcasitas hace 33 años, se ha especializado supuestamente en robos por encargo.


La principal hipótesis policial sobre el nuevo caso es que se trataba de un encargo de un grupo de la mafia china. Con tres integrantes de esta banda se reunió el delincuente español dos días antes de su arresto para concretar los detalles del asalto, según fuentes policiales. En conversación telefónica mantenida este jueves con EL PAÍS, el comandante de la policía francesa Jean-Luc Boyer, jefe adjunto de la Oficina Central de Lucha contra el Tráfico de Bienes Culturales (OCBC) admite que la pista china es “muy importante”. “[Los españoles detenidos] son profesionales del crimen organizado que venían a cometer un robo en Francia, venían a por objetos chinos, y en medio de todo esto detenemos a un ciudadano chino, por eso privilegiamos esa pista”, añade.


Operación Bambú
La llamada Operación Bambú, que permitió la detención en Francia de El Niño Juan y sus compinches, arrancó en España. La Policía Nacional alertó a través de Europol a sus colegas franceses de que un grupo planeaba un asalto a un museo francés, aunque los datos recabados no les habían permitido averiguar cuál. Solo conocían que iban tras piezas de arte asiático. Este detalle y el seguimiento de los sospechosos —tanto antes como después de cruzar por separado la frontera a bordo de dos vehículos el 21 de diciembre— facilitó a los investigadores encajar las piezas del puzle.


Vieron cómo los españoles acudían al establecimiento de una conocida cadena deportiva para adquirir ropa de color oscuro, y, más adelante, compraban un hacha, picos, destornilladores y otro material utilizado habitualmente en asaltos violentos. Sin embargo, la principal pista que permitió descubrir el objetivo de la banda fue el alojamiento elegido: un establecimiento barato en la localidad de Nemours, un hotel de la empresa F1, que está a tan solo 17,5 kilómetros del castillo de Fontainebleau. Este monumental edificio atesora cerca de 800 piezas de arte decorativo de Extremo Oriente, muchas de incalculable valor, procedentes tanto de las incautaciones de la Revolución Francesa, como del saqueo del Palacio de Verano de Pekín por las tropas franco-británicas en 1860.

En 2015 ya sufrió un robo: en siete minutos fueron sustraídas 15 valiosas obras de su colección del llamado museo de China.

El Niño Juan y sus cómplices españoles, que viajaban repartidos en dos vehículos —uno de matrícula española y otro italiana—, simulaban no conocerse, aunque la vigilancia permitió constatar la estrecha relación que existía entre ellos: se intercambiaban los automóviles en sus desplazamientos y visitaban la torre Eiffel y el estadio donde juega el París Saint-Germain. También se acercaban al castillo de Fontainebleau, y lo visitaban con la supuesta intención de estudiar los dispositivos de videovigilancia y la posición de los guardias de seguridad, además de tomar nota sobre las obras de arte chinas expuestas que presuntamente debían robar. Luego siempre volvían al hotel de Nemours, convertido, según las fuentes policiales consultadas, “en su cuartel general” para el asalto.

Concretar detalles
De hecho, dos españoles mantuvieron allí el 26 de diciembre una reunión con tres asiáticos supuestamente para concretar los detalles del golpe. Uno de estos últimos, detenido después, era el supuesto enlace entre los ejecutores del robo y los promotores del mismo. Este ciudadano chino se encargó de pagar con su tarjeta de crédito tanto la estancia en el hotel de la banda de El Niño Juan, como las entradas para acceder al museo que, posteriormente, fueron localizadas en un bolsillo de la ropa que vestía uno de los españoles detenidos. También se localizaron en sus móviles fotografías de las obras de arte que les habían encargado robar. “En 2015 el museo ya fue robado y se sustrajeron objetos chinos. La investigación nos hace pensar que querían robar únicamente objetos chinos”, recalca Jean-Luc Boyer, jefe adjunto de la OCBC.

Los arrestos se produjeron finalmente en las primeras horas del 28 de diciembre, el día elegido para robar, solo 48 horas después de la reunión con los supuestos integrantes de la mafia china en el hotel. Cerca de la una de la madrugada fueron detenidos dos españoles. Poco después se arrestaba el ciudadano chino que había pagado los gastos del grupo. Y a las seis de la mañana eran finalmente capturados los tres últimos españoles del grupo.

Cuando fueron interrogados por la policía francesa, todos negaron que estuvieran preparando un asalto e insistieron en que estaban en Francia por turismo. Una estrategia de defensa, la negación, que El Niño Juan siempre utiliza en España, donde se presenta como un humilde electricista autónomo que trabaja 10 horas al día y que no sabe nada de sofisticadas técnicas para sustraer vehículos de alta gama. Pese a no reconocer los hechos, todos ingresaron en prisión y han sido acusados de “participación en asociación de malhechores con vistas a preparar un crimen”, así como por “robo y receptación en banda organizada”, según fuentes judiciales francesas.

La investigación intenta concretar cuál era el destino de los objetos que se iban a robar. “Todo lo que hay en el museo es invendible en el mercado. Son objetos catalogados y que todo el mundo conoce. Es imposible negociar con eso, a menos que sea un robo ordenado por una persona o lo que sea”, concluye Jean-Luc Boyer.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224272
Re: El crimen organizado en España
« Respuesta #719 en: 10 de Febrero de 2020, 06:30:09 am »

TAMBIÉN UN LABORATORIO PARA ANFETAMINAS
Subfusiles, granadas y cocaína: tras los pasos de la mafia holandesa de la Costa del Sol

A lo largo de dos años y en una operación que se ha dividido en cuatro fases, la Policía ha logrdo tumbar a los narcotraficantes holandeses que se habían hecho fuertes en la Costa del Sol


Las armas y dinero incautado a la mafia holandesa de la Costa del Sol.
Autor
Pablo Gabilondo


10/02/2020 05:00

En octubre de 2018, tras la primera ronda de registros y arrestos contra la mafia holandesa de la Cosa del Sol, la Policía Nacional acabó con decenas de llaves incautadas. Parecían corresponder a coches y garajes de los sospechosos, pero ninguno de los detenidos quiso indicarles el camino. Los investigadores se encontraron así con dos opciones: guardar las llaves en un cajón o probar puerta a puerta. Optaron por la segunda. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) elaboró una lista de los lugares por los que se movían y peinó la zona hasta el 22 de noviembre de 2018, cuando una de las llaves abrió un garaje de Benalmádena. En su interior, la organización guardaba un Chrysler Voyager con todo un arsenal de guerra: seis subfusiles de asalto, dos pistolas semiautomáticas, un revolver, cuatro granadas de mano, tres silenciadores, dos espoletas y munición.

Aquella fue la segunda fase de una operación que se ha alargado más de un año y se ha dividido en cuatro fases. El objetivo: tumbar a los narcotraficantes holandeses que se habían hecho fuertes en la Costa del Sol e introducían toneladas de cocaína en España. Fuentes de la investigación sitúan a Hans Leendert Martinus Cornelius Verheij como capo de la organización. Según explican, este holandés de 39 años se comportaba como un mafioso de película. Afincado en Benalmádena, aseguran que se sentaba en las terrazas de los bares y dirigía desde allí todos los movimientos: sus hombres hacían cola para reunirse con él, le susurraban novedades al oído y se iban corriendo al teléfono para transmitir sus órdenes... Un escalón por debajo, sus dos presuntos lugartenientes: Marco Cornelis Huijsmans, de 42 años, y Martinus Hendrikus Wilhelmus, de 43. Los tres son viejos conocidos de las autoridades holandesas.

La Policía Nacional comenzó a sospechar de algunos de los holandeses que estaban desembarcando en Benalmádena desde 2013. Conforme tiraron del hilo, los investigadores se dieron cuenta del nivel al que jugaban los miembros de la organización, que llegaron a reunirse con el histórico narcotraficante gallego Sito Miñanco. Los contactos internacionales que manejaban tampoco eran menores: los 'narcos' serbios, sus rivales, suelen traer la cocaína desde Brasil, pero ellos tenían línea directa con pesos pesados de Colombia, explican fuentes policiales. En Holanda, su infraestructura también era considerable: tras ordenar el ingreso en prisión provisional de los 19 detenidos en España, desde los Países Bajos llegó información que apuntaba a una posible fuga y se extremó la cautela en los traslados. Aquella alerta fue el último capítulo de una historia que comienza con una empresa de frutas.
Fase 1: la frutería

Los investigados no tenían trabajo ni fuente de ingresos aparente, pero al mismo tiempo mostraban un alto nivel de vida que se reflejaba en vehículos de lujo y mansiones. La Policía comenzó entonces a rebuscar en sus cuentas y se topó con dos hallazgos: la adquisición tanto de empresas de transporte como de otra que se dedicaba a la importación de fruta desde Costa Rica. La clave estaba en esta segunda sociedad, que llegó a importar más de 70 contenedores de fruta a España para supuestamente maquillar su verdadera misión: introducir seis toneladas de cocaína a través del puerto de Setúbal, en Portugal, para después recepcionarlas en Badajoz y finalmente transportarlas a Málaga. En esta última ciudad, un grupo de policías aguardaba el cargamento, que fue incautado el 23 de octubre de 2018. Vendidas al pormenor, las seis toneladas de cocaína hubiesen superado los 370 millones de euros, explican fuentes policiales.

La incautación de la cocaína se convirtió así en el pistoletazo de salida, tras lo que comenzó una oleada de detenciones y registros. Ahí aparecieron tanto las llaves como un documento que apuntaba al alquiler de un garaje en Benalmádena, lo que dio lugar a la segunda fase de la operación, que se saldó con el hallazgo de las armas. Pero los móviles y dispositivos de los detenidos todavía guardaban otro secreto: en ellos encontraron fotografías de una nave industrial en la que la organización parecía almacenar productos químicos para la fabricación de drogas sintéticas y, en concreto, anfetaminas.
Fase 3: el laboratorio

Con las fotografías de los móviles y la información que habían obtenido en los seguimientos a los sospechosos, la Policía llegó a la conclusión de que se trataba de una nave de un polígono industrial de La Menacha, en Algeciras. No se equivocaban, pero al proceder a la entrada y registro de la misma, en su interior ya no había nada. Los agentes volvieron entonces a analizar los movimientos de sus vehículos y elaboraron un nuevo listado con posibles ubicaciones en las que esconder los productos químicos: un sótano y un apartamento en Benalmádena, una nave en Alhaurín de la Torre y otra en Alhaurín el Grande. Tras pequeños hallazgos en los dos primeros puntos, los investigadores encontraron todo el material necesario para fabricar anfetaminas en la última nave.

Fuentes de la investigación apuntan a que planeaban producir drogas sintéticas mediante el método de síntesis de Leukart, el más frecuente en los laboratorios clandestinos. Para ello, contaban con 150 bidones de plástico con formadina, 22.050 kilos de sosa cáustica, 19.000 litros de ácido fórmico y 9.000 kilos de precursores que todavía están analizando. En el apartamento de Benalmádena, la organización guardaba también un alijo: cuatro kilos de MDMA, 1,2 de cocaína, 23.000 pastillas sin identificar y un kilo de hachís.
Fase 4: el botín

En el plano económico, el mayor golpe a la mafia holandesa de la Costa del Sol ha sido la incautación de su droga, pero también destacan los 35 vehículos que utilizaban, la mayoría de alta gama y con dobles fondos para ocultar sus cargamentos. El pasado 6 de junio, la Policía encontró en el maletero de uno de ellos una colección de 18 relojes de lujo que roza el millón de euros, así como una bolsa de deporte con 938.100 euros en efectivo.

La operación la ha dirigido el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional con el apoyo de la Fiscalía Antidroga. Más allá de España, la información recabada ha permitido desmantelar tres laboratorios de droga sintética en Holanda, donde se guardaban 70 kilos de MDMA y más de una tonelada de precursores. En Costa Rica y Portugal, tras averiguar el método que utilizaron para introducir la cocaína en Europa, también se detuvo a los responsables. Ya finalizada la operación, la duda pasa por ver quién ocupa el lugar que deja la mafia holandesa. Fuentes de la investigación apuntan a tres favoritos: otras organizaciones de los Países Barjos, los 'narcos' serbios o a los Kinahan de Irlanda. Pero al mismo tiempo avisan de que el auge del narcotráfico no deja de provocar la llegada de nuevos competidores a la Costa del Sol.