Encuesta

A

a
4 (57.1%)
b
3 (42.9%)

Total de votos: 7

Autor Tema: Ascensos y estudios  (Leído 75478 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175033
Re:Ascensos y estudios
« Respuesta #680 en: 19 de Julio de 2019, 07:23:25 am »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175033
Re:Ascensos y estudios
« Respuesta #681 en: 03 de Septiembre de 2019, 07:30:39 am »

La Guardia Civil está ascendiendo a suboficiales sin consulta ni notificación previa

Hasta este año los sargentos primer recibían una propuesta para promocionar a brigada. La Dirección General lleva tiempo preocupada por el alto porcentaje de renuncias

La Dirección General de la Guardia Civil ha cambiado la forma de aprobar los ascensos desde el grado de sargento primero al de brigada, de forma que algunos de los guardias civiles afectados se han visto ascendidos contra su voluntad.

Así lo explican a Confidencial Digital desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y desde la Unión de Guardias Civiles (UniónGC), dos asociaciones del cuerpo que han recibido quejas de sargentos primeros que han visto con estupor cómo han sido ascendidos “por sorpresa”.
Notificación previa que permitía renunciar

¿Cuál es el problema? Hasta este año, los sargentos primero de la Guardia Civil que eran evaluados para un posible ascenso recibían una notificación de sus unidades de que la Secretaría Permanente para la Clasificación y Evaluación (SEPEC) de la Dirección General les había incluido en la lista de “próximos al ascenso”.

Cada uno de los señalados firmaba la notificación, por lo que no había duda de que sabía que podía ser ascendido. De esta forma, tenían tiempo para decidir si dejaban continuar el proceso o si, por el contrario, anunciaban su renuncia a ascender.

En estas páginas ya se contó que la Dirección General de la Guardia Civil estaba preocupada por el “tapón” que se estaba formando dentro de la Escala de Suboficiales, especialmente por los muchos sargentos primeros que renunciaban a ascender a brigada. De hecho, elaboró una encuesta entre la plantilla para conocer los motivos de esta renuncia.

El motivo principal, según las asociaciones profesionales del cuerpo, es que la promoción a brigada conlleva obligatoriamente un cambio de destino, y para muchos sargentos primeros, el aumento de salario no les compensa el gasto de esa mudanza, y las molestias familiares causadas por el traslado.

Es más, desde UniónGC apuntan incluso que si no va destino de jefe de unidad, sino de segundo, un brigada puede terminar recibiendo un salario inferior, por las mayores retenciones fiscales, que un sargento primero.
Este año, ascenso sin notificación

Este año, sin embargo, en los últimos meses no se produjo la notificación a los sargentos primeros que iban a ser evaluados. Y de pronto la Dirección General de la Guardia Civil publicó directamente los listados de los sargentos primeros a los que había ya ascendido.

No hubo, por tanto, aviso previo ni notificación, ni por lo tanto un período de reflexión en el que los sargentos primero pudiera decidir si aceptaban o rechazaban la posibilidad de ascender.

Desde AUGC destacan que “lo extraño de toda esta situación es que, no habiendo sido informados en ningún momento (como se hacía en años anteriores) de que serían evaluados si no renunciaban a dicha evaluación, si se les ha comunicado individualmente, a su correo corporativo que tenían a su disposición la nota común, informe resumen preliminar de todos los evaluados y el informe preliminar de evaluación, referidos al proceso de evaluación”.

En algunos casos, quienes se enteraron pronto de que su nombre aparecía en el listado y no querían ascender han tratado de recurrir para la promoción a brigada. Otros, que a lo mejor estaban de vacaciones, se enteraron tarde y se quedaron fuera de un breve plazo para presentar ese recurso.

Fuentes de UniónGC destacan la paradoja que supone que “personal que no tenía planificado ascender va a ser promovido a un empleo indeseado y aquellos que si lo deseaban verán, una vez más, truncadas sus aspiraciones profesionales”, ya que si quienes no querían ascender hubieran podido renunciar, otros que no han sido ascendidos pese a quererlo habrían tenido más posibilidades.
Demasiadas renuncias

Desde asociaciones profesionales calculan que los afectados por este cambio rondarían algo menos del centenar, de los entre 300 y 500 que podrían formar la promoción afectada por esta decisión. En general, los guardias civiles ascienden a los seis o siete años a sargento primero, y cuatro o cinco años después, a brigada.

Por tanto, a muchos de los sargentos primero les llega el ascenso a brigada rondando los 40 años, cuando ya tienen pareja estable, hijos... lo que les lleva a muchos a preferir la estabilidad familiar y quedarse en su destino actual antes de ascender y por tanto trasladarse a otro punto de España.

Ese es el motivo que en general parece el principal -junto al magro beneficio económico, incluso perjuicio- para las renuncias al ascenso a brigada.

Y esas renuncias, a su vez, podrían ser la causa de que este año la Dirección General de la Guardia Civil haya obviado ese trámite previo de notificar a los sargentos primero que se encuentran en evaluación para el ascenso, de forma que no han tenido ocasión de renunciar a ser promocionados.

“Se están quedando sin brigadas, hacen falta para determinados puestos, y así se garantizan cubrirlos”, apuntan desde AUGC.

Desde UniónGC, por su parte, barajan la posibilidad de que se estudie una posible vía para presentar denuncias contra el “ascenso forzoso” a los sargentos primeros, aunque admiten la dificultad de que prospere.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles hizo llegar a Félix Azón, director general del cuerpo, para pedirle que intercediera en este problema y evitara que los sargentos primeros que no deseen ascender se vean obligado a ellos, y les acaben dando un destino que les provoque graves perjuicios familiares. Por ahora la carta no ha obtenido respuesta.