Autor Tema: DEJAR DE FUMAR  (Leído 88537 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #880 en: 01 de Febrero de 2019, 10:05:30 am »


Una investigación vincula a los cigarrillos electrónicos con más riesgo de infarto


 Consumir cigarrillos electrónicos aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un ataque al corazón o una enfermedad coronaria, según la Asociación Americana del Corazón


Una investigación vincula a los cigarrillos electrónicos con más riesgo de infarto
Por EFE
30 ene 201919:54

Consumir cigarrillos electrónicos aumenta el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un ataque al corazón o una enfermedad coronaria, según los resultados preliminares de una nueva investigación médica publicada hoy.


El estudio de la Asociación Americana del Corazón, que se presentará en su totalidad la próxima semana en una conferencia internacional médica que se celebrará en Honolulu (Hawái, EE.UU.), es el mayor hasta la fecha que examina el impacto de ese tipo de cigarrillos en la posibilidad de sufrir un ictus.


Para elaborarlo, los científicos emplearon una base de datos de 2016 con unas 400.000 personas en los 50 estados del país.

En él, 66.795 personas reconocieron ser consumidoras frecuentes de esa clase de tabaco, frente a 343.856 que afirmaron no haber probado nunca cigarrillos electrónicos.

Los investigadores emplearon un análisis de regresión logística, que se suele emplear en estadística para predecir el resultado de una variable categórica en función de variables independientes o predictoras.


Así, hallaron que los consumidores de los llamados e-cigarrillos tenían más riesgo frente a los no fumadores de sufrir una serie de problemas de salud: de hecho, tenían un 71 % más de posibilidades de sufrir un ictus, un 59 % más de padecer un ataque al corazón o angina de pecho y un 40 % más de tener alguna enfermedad coronaria.

El estudio también encontró que el 4,2 % de los "vapeadores" informaron de que habían sufrido un derrame cerebral, aunque los datos del análisis no reflejan el número de muertes atribuibles a este tipo de cigarrillos.

"Comparados con los no consumidores, los consumidores de cigarrillos electrónicos eran más jóvenes, tenían un índice inferior de masa corporal y una tasa inferior de diabetes", dijo uno de los autores del análisis, Paul M. Ndunda, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Kansas.

De acuerdo a datos recogidos en la investigación, en 2016 el 3,2 % de los adultos en EE.UU. y el 11,3 % de estudiantes de secundaria admitieron haber consumido cigarrillos electrónicos en los 30 días precedentes.

Entre 2011 y 2015, su uso creció un 900 % entre los jóvenes del país.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #881 en: 07 de Febrero de 2019, 07:40:51 am »

Muere un joven al estallarle en la cara un cigarrillo electrónico
En La Jungla. Una esquirla del cigarrillo le cortó una arteria del cuello provocándole un derrame cerebral del que no pudo recuperarse.
6 febrero, 2019 19:22

M. C. @MartinhaCorral

Un joven estadounidense ha fallecido después de que el cigarrillo electrónico que estaba manipulando le explotase en la cara. William Eric Brown, electricista de 24 años, estaba vapeando al lado de una de las tiendas donde se comercializan este tipo de artículos cuando ocurrió el accidente mortal. El equipo sanitario que lo atendió no pudo hacer nada por salvarle la vida.

Según CBS News, fue uno de los pedazos metálicos que se desprendieron del cigarrillo el que le provocó un corte en la arteria izquierda del cuello que acabó por causarle el derrame, tal y como recoge el informe del forense del condado de Tarrant. El joven estaba en el interior de su coche, aparcado en la puerta del establecimiento Smoke & Vape DZ, en Texas.

Su abuela, Alice Brown, declaró al mismo medio que el chico le dijo que volvería enseguida, pero ya no regresó. La mujer asegura que la explosión fue tan fuerte que derritió el cenicero del coche. "Si me hubieran dicho que lo había atropellado un coche o un autobús, tendría sentido, pero esto no lo tiene", lamenta. Su nieto es la segunda persona en fallecer por esta causa en Estados Unidos, después de un hombre que murió en Florida cuando se incendió su casa por la explosión de su vapeador.

El cigarrillo que estaba manipulando Brown es uno de los llamados de tipo mod, permitidos por la ley. Sin embargo, los expertos indican que no cuentan con un mecanismo de seguridad. La agencia estatal que regula su uso en EE.UU. anunció ya en 2017 que se pondría a trabajar en una normativa específica para este tipo de productos. Una ley que, por el momento, todavía no existe.




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #882 en: 27 de Febrero de 2019, 15:34:56 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #883 en: 28 de Mayo de 2019, 18:03:48 pm »
El consumo de tabaco sigue aumentando: casi uno de cada cuatro españoles fuma


 En 2017, según la encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia sobre más de 8.000 personas, eran el 21%; ahora son el 23,2% Solo el 38% percibe que se cumple con rigor con la prohibición de fumar en terrazas de bares y restaurantes, algo "preocupante" según los encuestadores Fuman más los hombres y la edad de iniciación son los 17 años. El 17% de los jóvenes entre 15 y 25 años dice consumir habitualmente tabaco


EFE
Por eldiario.es
28 may 201914:34

El consumo de tabaco sigue una tendencia ligeramente ascendente en España: son el 23,3% de españoles en 2019, mientras en 2017 eran el 21%. Es el resultado de la encuesta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), que ha publicado con motivo de la XX edición de la Semana Sin Humo. También hay un retroceso, del 37% al 33,7% en el mismo periodo, de personas que se consideran exfumadoras. El porcentaje de las que nunca han fumado se mantiene estable, entre el 42 y el 43%.


El cuestionario, en el que han participado 8.993 personas, también pregunta sobre la aceptación de la normativa antitabaco. Aumenta por un lado la aceptación de fumar dentro de vehículos cuando hay menores, de un 77,3% en 2018 a un 86,3%, pero, en el caso de que no haya menores, se reduce del 60,8% a un 54,2% en este año. Un 75,4% piensan que debe estar prohibido fumar en lugares al aire libre donde se concentre gente como piscinas o centros comerciales abiertos, pero si son estadios deportivos, lo cree el 63,4%.


En cuanto a la Ley Antitabaco de 2010, desde la SEMFYC consideran "preocupantes" algunos resultados: solo el 38% de los participantes percibe que se cumple con rigor con la normativa que prohíbe fumar en terrazas de bares y restaurantes. "El problema no es la Ley, que ha sido una muy buena Ley. El problema es que ya tiene 10 años y, en este tiempo, las formas de consumo progresan", añaden desde el Grupo de Abordaje al Tabaquismo que ha desarrollado el estudio.

La semFYC ha resumido las medidas que sería necesario implementar en un decálogo que resumen en nota de prensa en que el aumento de los impuestos sobre los productos del tabaco, la adopción del empaquetado genérico, la protección e incremento de los espacios sin humo, la realización de más campañas en medios de comunicación, la prohibición y penalización estricta de la publicidad de los productos del tabaco, la formación de los profesionales en tabaquismo y la financiación de los tratamientos para dejar de fumar en todo el territorio nacional.

La encuesta también dibuja un perfil del fumador. La proporción de fumadores es tres puntos porcentuales más elevada en hombres que en mujeres.  Por edades, la persona fumadora tiene entre 20 y 39 años: un 24% de las personas que están en la veintena son fumadoras, y un 23,4% de las que tienen entre 30 y 39 años. Además, el consumo medio diario del fumador es de 10,7 cigarrillos al día y su edad de iniciación son los 17 años. El 17% de los jóvenes de entre 15 y 25 años dice consumir tabaco habitualmente.


Un 74 % reconoce haber intentado dejar de fumar, al menos, en una ocasión sin conseguirlo. Entre los que sí lo consiguieron, el 33,7% de esos exfumadores, el 80,3% declararon haberlo conseguido "solos, sin ayuda". La mayoría, el 53,9%, afirman que lo dejaron hace más de 10 años.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #884 en: 08 de Junio de 2019, 07:53:44 am »

Estas son las estrategias de las tabaqueras para que sigamos fumando 14 años después de que se prohibiese la publicidad


En España se vuelve a fumar cada vez más, sobre todo entre los jóvenes, a pesar de que la publicidad lleva 14 años prohibida: "Las compañías siempre se readaptan"
El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo ha denunciado anuncios de nuevos productos electrónicos en revistas, y lamenta la difícil limitación en internet
La Asociación Empresarial del Tabaco asegura que su mayor inversión va a la publicidad en estancos y es prudente: "El pico fue 2010, ahora hay cierta estabilidad"
Belén Remacha
07/06/2019 - 21:05h


EFE

La primavera previa al Crack del 29, la American Tobacco contrató a varias mujeres –modelos que trabajaban para Vogue– para pasearse fumando entre el público del desfile de Pascua de Nueva York. La compañía buscaba romper el tabú de un tiempo en el que todavía se veía mal que ellas portasen cigarrillos. De esa manera ampliaría el mercado, en ese momento estancado, al público femenino.

Es la historia que utiliza Andrés Zamorano, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, para ejemplificar cómo la industria tabacalera "siempre se adapta y descubre nuevas vías para lanzar el mismo mensaje: lo importante es que todo el mundo fume". Lo tuvieron que hacer cuando hace 14 años se instauró la Ley 28/2005. Prohibía fumar en bares y, también, la publicidad. Aquella norma, que generó un debate social masivo y campañas agresivas sobre los efectos perjudiciales del tabaco, tuvo los primeros años un efecto disuasorio. Pero se ha disipado y, en efecto, la industria se ha readaptado: en España se fuma cada vez más. Según la Sociedad Española de Medicina de Familia (SEMYF), de 2017 a 2018 la proporción de población que consume tabaco pasó del 21 al 23,2%, a niveles superiores a 2005.

Aun con la ausencia de publicidad explícita, fumar sigue siendo atractivo, sobre todo, para los jóvenes: la SEMYF revelaba que la edad media de iniciación está en los 17 años y que el 24% de los veinteañeros son fumadores. Los expertos coinciden en que, ante todo sigue siendo un hábito social que comienza en la adolescencia por imitación. Pero además, "la prohibición es muy relativa", explica Andrés Zamorano. "Se permite en estancos –aunque solo en interior, no en escaparates–, y es muy difícil regularla en internet. Ya no es cool que alguien tenga los dientes amarillo, pero las compañías tabacaleras se reinventan. El consumo de distintos productos se desplaza entre clases sociales y hacia nuevos productos".

"Te dicen eso: fuma lo que quieras, pero fuma. El cigarro combustible clásico, el electrónico, el JUUL… Las compañías suelen tener acciones en todo", sigue Zamorano. Él apunta así a cómo se venden las nuevas formas de consumo, casi todas nacidas en EEUU pero que ya han llegado a España. Entre ellos algunos tipos de cigarrillos electrónicos sin humo pero con altas dosis de nicotina, como el IQOOS o el JUUL: "Esos dispositivos son el Caballo de Troya que introduce de nuevo el hábito, que vuelve a normalizarlo y, encima, como opción libre de humo. Pedimos además que su fiscalidad se iguale a los cigarrillos por lo alto, al tipo máximo"

Ellos han denunciado publicidad "sobre todo en revistas femeninas", del IQOOS. Además de que la regulación sobre estos nuevos productos es más difusa. "Se pueden, digamos, saltar la ley cuando les da la gana porque las sanciones económicas para una tabacalera son pecata minuta comparado a lo que facturan. Salen ganando". En abril de 2019, la industria facturó solo en cigarrillos más de 690 millones euros en España, según datos del Comisionado del Tabaco dependiente de Hacienda.

La Asociación Empresarial del Tabaco (ADELTA) explica que "donde se destina el mayor esfuerzo de comunicación" siguen siendo los estancos. No celebran los datos de prevalencia de los sondeos ya que las consideran aún poco concluyentes y escasas. Solo se refieren a "cierta estabilidad en los dos últimos años, después de años de caída" ya que el pico estuvo en 2010 con casi 13.000 millones de beneficio y "a partir de ese momento, las ventas han ido descendiendo paulatinamente". Desde ADELTA abogan por lo que llaman regulación inteligente –Smart regulation–, que "dialogue con todos los agentes afectados", que "empodere al consumidor" y que "evite consecuencias indeseadas, como el auge de operadores ilícitos".
Carteles anuncios tabaco bebida

Carteles anuncios tabaco.
Empaquetado neutro para la "marca 0"

Un ámbito en el que todos los expertos coinciden como paso para llegar a la 'publicidad 0' es el empaquetado génerico, es decir, cajetillas sin el logo de la marca de tabaco, en blanco y con alertas sanitarias. Algo "eficaz sobre todo para los jóvenes, se inician menos porque resulta menos atractivo", sostenía el doctor Carlos Giménez, presidente de Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Una fórmula que se ha probado con éxito en Reino Unido, Irlanda, Australia o Nueva Zelanda y que también defiende Zamorano, a quien le preocupa que algunas marcas ya sacan, por ejemplo, estéticas consideradas "femeninas", en rosa y con cigarros más finos.

Rafa Gil, publicista, detalla por qué esa estrategia supondría un cambio tan sustancial: "Cuando una marca deja de poder anunciarse de manera masiva, que es lo que ocurrió con las del tabaco, va perdiendo su identidad, eso que la hace única. No sufren tanto un problema de ventas inmediato, sino de daño a su imagen. Camel se identificaba con algo más divertido, Marlboro con la masculinidad, Lucky Strike era más americano. Ahora, para trasladar eso, solo les quedan las cajetillas. Cuando sean blancas, solo podrán vivir de algunos restos del pasado y de cualidades más organolépticas, como su sabor u olor característico".

Gil lo relaciona con los estancos nórdicos, que por dentro, como las cajetillas genéricas, son "como una farmacia, sin logos". Pero, en realidad, razona Gil, quien entra en esos establecimientos ya es consumidor: "Creo que por ahí hay poca captación. La publicidad ya no es un factor tan relevante con el tabaco. Es un asunto casi exclusivamente social".
¿Quién fuma en las series?
El actor Jaime Lorente, que interpreta a 'Nano', en un fotograma de Élite.

El actor Jaime Lorente, que interpreta a 'Nano', en un fotograma de Élite. NETFLIX

Cristina Rey Reñones, enfermera investigadora del Instituto Català de la Salut, realizó de 2007 a 2011 un seguimiento a chicos y chicas de la ESO. Sacaron varias conclusiones, entre ellas, que muchos tenían "una percepción errónea acerca de lo perjudicial que es. Se experimenta por seguir al grupo y, cuando son mayores y lo entienden, ya es tarde" y por tanto que "los jóvenes con educación sanitaria, que ahora no se da de manera reglada, tienen una tendencia clara a consumir menos".

También observaron otra cosa: en las series de moda de aquella época entre el alumnado, como Física o Química, El Internado o Sin Tetas No Hay Paraíso, los personajes más populares fumaban. A día de hoy, el 65% de los jóvenes de entre 15 y 25 años siguen afirmando para la SEMFYC haber visto en el último mes escenas de películas o series con fumadores.

Sin embargo, Rafa Gil aclara que la publicidad encubierta ahora mismo es complicada porque no puede aparecer en pantalla una marca en concreto: "Lo que se fomenta es el tabaquismo y ¿quién paga eso? Las tabaqueras no van a poner dinero para la competencia como empresa si no salen beneficiadas directamente. Otra cosa es si se asocian como lobby, si van todos a una para una iniciativa. Pero nadie va a reconocer eso".

"Ahora la cuestión es la estrategia para hacerlo. Si acabas consiguiendo que tres traperos de moda salgan vapeando en Instagram, a lo mejor consigues el reconocimiento social que antes se identificaba por ejemplo con un motero", sigue Gil, "pero mover esos hilos es más complicado que comprar una valla, estás comprando una valía y es menos cuantificable. Es más cuestión de suerte y experimento y escapa más a tu control. Pero cómo pueden llegar a operar las grandes industrias fuera de lo convencional da para muchas teorías".




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #885 en: 15 de Septiembre de 2019, 07:05:51 am »

'Vapear' en lugar de fumar: la nueva moda que se sitúa en el punto de mira de especialistas y autoridades sanitarias

    El Ministerio de Sanidad ha lanzado su nueva campaña antitabaco situando el consumo de cigarrillos electrónicos al mismo nivel que el del tabaco convencional, algo aplaudido y rechazado por distintos especialistas
    Fernando Fernández Bueno, cirujano oncológico en el Hospital madrileño Gómez Ulla, asegura que el uso de estos nuevos dispositivos, aunque no es inocuo, es mucho menos perjudicial que el consumo de tabaco
    Antoni Baena, investigador del Instituto catalán de Oncología, y Santiago Méndez, médico de la AECC, rechaza que sea un método fiable para dejar definitivamente de fumar

Lara Carrasco
lcarrasco@infolibre.es @_CarrascoLara
Publicada el 15/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 14/09/2019 a las 17:26

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 176649
Re:DEJAR DE FUMAR
« Respuesta #886 en: 15 de Noviembre de 2019, 07:09:20 am »

El uso de los cigarrillos electrónicos, a debate entre los científicos: "Prohibirlos no sirve de nada"

El debate científico sobre el uso de cigarrillos electrónicos está más caldeado que nunca, después de que en Estados Unidos 39 personas hayan muerto por una enfermedad pulmonar desconocida relacionada con su consumo

Diana Fresno

Londres
PublicadoHace 1 horas

Lo único que queda claro después de nueve horas de conferencias científicas sobre el uso de los cigarrillos electrónicos es que se trata de un tema cuyo debate continúa abierto. Este tipo de productos ha irrumpido entre los fumadores sin previo aviso, convirtiéndose en un dolor de cabeza para las autoridades, que pensaban que habían ganado la partida al tabaquismo.

Hasta hace relativamente poco, el desarrollar una normativa sobre el uso de los cigarrillos electrónicos no se encontraba en la agenda de la mayoría de gobiernos a nivel internacional. Ahora, se han convertido en los protagonistas de innumerables titulares a raíz de la muerte de 39 de personas en Estados Unidos por una "enfermedad pulmonar desconocida" supuestamente relacionada con estos productos.

El impacto que este escándalo ha tenido sobre la imagen pública del vapeo -una actividad quegran parte de la comunidad médica defiende como una alternativa al tabaco mientras que la otra mitad reniega de ella- ha sido el objeto principal de The E-Cigarette Summit, una conferencia científica e independiente celebrada este jueves en la Royal Society de Londres a la que han asistido decenas de periodistas de todo el mundo, entre ellos Vozpópuli.
Polémica tras las muertes en EEUU

Estados Unidos, como suele ocurrir con la mayoría de las tendencias mundiales, ha sido el país donde primero se ha encendido la mecha. Este año, además de la muerte de 39 personas, otras 2.000 han sido hospitalizadas por presentar síntomas de "una enfermedad pulmonar desconocida".

Como consecuencia, la Administración estadounidense ha prohibido la venta de cigarrillos electrónicos de sabores. Le han seguido un total de 34 países. Aquí, en España, el Ministerio de Sanidad lanzaba hace varios meses una campaña en la que advertía sobre los riesgos de los vapeadores, equiparándolos al tabaco tradicional.

Desde la comunidad científica presente este jueves en Londres han criticado la postura adoptada por las autoridades de estos países, ya que consideran que se basa más en un puñado de titulares que en evidencias científicas, además de "dar por perdidos" a millones de fumadores en todo el mundo.

"Todo el mundo tiene una opinión sobre el tabaco. Creo que tenemos que empezar a dejar de opinar y centrarnos en los hechos", afirmaba en la presentación del acto la profesora británica Ann McNeill, especialista en tabaquismo del prestigioso King's College. Durante las siguientes nueve horas, científicos de todo el mundo han debatido sobre hasta qué punto son seguros estos productos.
La clave: regulación, no prohibición

La mayor parte de los presentes en la conferencia consideran que los cigarrillos electrónicos son una herramienta útil para reducir las tasas de tabaquismo, ya que numerosos estudios científicos avalan que su uso es menos dañino que el consumo de tabaco tradicional.

Varios de los ponentes han puesto de ejemplo a Reino Unido, donde se promueve su uso desde el sistema nacional de salud (NHS). Aunque la relación no es directa, lo cierto es que el número de fumadores ha bajado mucho en los últimos años, hasta un 17% de la población. La tasa española, por el contrario, está creciendo y el 23,3% de los españoles son fumadores, un 3% más que hace cinco años.

No obstante, no todos los científicos presentes en la cumbre tienen la misma opinión sobre cómo deben ser regulados los cigarrillos electrónicos. Mientras que algunos apuestan por una regulación lo más estricta posible, otros piden flexibilidad a la clase política sobre esto.

Sin embargo, todos los ponentes sí que han coincidido en una cosa: prohibir los cigarrillos electrónicos no es la solución. "No sirve de nada", aseguraba este jueves Cliff Douglas, el director de la Sociedad Norteamericana de Cáncer para el Control del Tabaco, una de las más prestigiosas en la lucha contra esta enfermedad en Estados Unidos.

Douglas ha ido un paso más allá, criticando al presidente norteamericano por emitir una prohibición "sin basarse en los datos". Una postura que ha sido avalada hasta por el prestigioso diario The New York Times, que esta semana publicaba un editorial al respecto.

"No estamos aquí para defender a las tabaqueras, que sabemos que han hechos cosas mal. Sabemos de sobra que los cigarrillos no son seguros al 100%, pero sí sabemos que siguen siendo menos dañinos que los tradicionales y queremos seguir investigando sobre ellos", ha apuntado.

A ojos de este científico norteamericano, los cigarrillos electrónicos sólo necesitan dos cosas: ser estudiados y una regulación adecuada. En ese sentido, Douglas también ha abordado otra de las principales polémicas que rodean a estos productos: su uso entre los menores.
Consumo entre menores

Son muchos los miembros de la comunidad médica que consideran que los cigarrillos electrónicos, más allá de poder producirte una enfermedad pulmonar desconocida hasta la fecha, presentan otros riesgos. Muchas voces alegan que al utilizar sabores, resultan muy atractivos entre los menores, al tiempo que "blanquean" la imagen de los productos que salen de las industria tabaquera, escondiendo sus riesgos.

"Cuando hablan de proteger a los niños, en realidad lo que están diciendo es que no tienen ni idea de cómo actúan los menores", apunta Clive Bates, director de la consultora especializada en salud Conterfactual. Su postura, compartida por muchos de los participantes, es que prohibir los distintos sabores de los cigarrillos electrónicos no soluciona el problema de su consumo entre los jóvenes.

Lo que considera que hay que hacer, una vez más, es regularlos, prohibir su venta a menores y prohibir que las empresas tabaqueras sean capaces de atraerles a través de campañas de marketing.

A pesar de que cada vez son más los miembros de la comunidad científica que se suman al movimiento que demanda a las autoridades sanitarias a nivel mundial una nueva perspectiva sobre los cigarrillos electrónicos, gigantes sanitarios como la Organización Mundial de la Salud siguen oponiéndose a su uso. En España, son muchas las asociaciones médicas que aplauden la campaña lanzada por Sanidad. El debate continúa abierto.