Autor Tema: Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)  (Leído 106235 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1200 en: 05 de Abril de 2019, 17:13:10 pm »
Pueden ustedes ver el vídeo....y contar el numero de tacos palabroteros.

https://twitter.com/PoliciaMAD/status/1114170581069516800?s=19
« Última modificación: 05 de Abril de 2019, 17:42:14 pm por 47ronin »

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 12353
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1201 en: 05 de Abril de 2019, 20:53:29 pm »
Así hablan los Youtubers  ;ris;

Jo tío, Dios, Dios, puta explosión, Dios, Dios, mi puta ventana!!!

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1202 en: 21 de Abril de 2019, 07:29:23 am »


Carmelo Montoya, hermano, enseña una foto del fallecido.
Reportajes Reportajes
Acribillado por ordeñar una cabra para matar el hambre: la familia de Ignacio no olvida

Es una página negra de la Andalucía de los 80. El Guardia Civil que disparó fue condecorado después. Ignacio murió con 18. Su hermano denuncia la injusticia.
21 abril, 2019 00:58


Andros Lozano @AndrosLozano

“¡Victoriano, baja y sal a la puerta, hazme el favor! ¡Victoriano, virgen de mi vida, sal ya!”

Las voces de aquel hombre que se colaban a través de las ventanas hasta el interior de su casa alertaron a Victoriano Montoya, vecino de Lebrija (Sevilla). El reloj marcaba poco más de las cuatro de la tarde del 2 de marzo de 1982. Un martes.

Cuando Victoriano, un humilde jornalero, salió de su casa, aquel joven que gritaba, natural de Trebujena (Cádiz) pero ennoviado con una lebrijana, le miró a los ojos y dijo: “Un guardia civil ha matado a tiros a tu hijo. Lo siento”. Al instante, se llevó a Victoriano en coche hasta la localidad vecina, a 12 kilómetros de allí.

Al llegar a Trebujena, Victoriano vio el cadáver de su hijo Ignacio, de 18 años. El cuerpo yacía tendido en la calle junto a una moto con serones a ambos lados del asiento trasero. Muy cerca de su hijo estaba también su sobrino Antonio López, de 16 años, herido grave. Había un charco de sangre en torno a ellos.

Habían ido a recoger espárragos

Los dos primos procedían de familias humildes que vivían juntas en un patio de vecinos en Lebrija. Habían ido al campo a recoger espárragos. En un momento dado los chicos vieron una cabra descarriada, cogieron una lata de hierro que encontraron por los alrededores, la limpiaron y ordeñaron al animal para beberse su leche. Ignacio y Antonio estaban hambrientos.

Pero la casera de una pequeña finca cercana, La Dona, los vio y llamó a la Guardia Civil para denunciar el robo del animal, lo que era mentira. Cuando los dos primos se subieron a la moto y se pasearon por delante del cuartel del pueblo, Juan Macías, el guardia civil que vigilaba la puerta, les descerrajó varios tiros casi a quemarropa y por la espalda.

Ignacio, que a la semana siguiente tenía que ir a tallarse al ayuntamiento de su pueblo para hacer la mili, murió por el impacto de tres disparos. Uno le dio en la cabeza, otro en el hombro y un tercero le reventó el estómago. Esa última bala lo atravesó y acabó incrustada en la espalda de su primo Antonio, que conducía la moto y a quien tenía justo delante.

Guardia Civil, asesino y condecorado

Casi dos años después se celebró el juicio. El guardia civil, de raíces franquistas, negó que quisiera matar a nadie. Sólo dos meses después de aquella muerte se le distinguió con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil. Por aquel tiempo España se adentraba de nuevo en la democracia pero determinados y oscuros vicios del pasado todavía seguían presentes. Algunos miembros de la Benemérita aún creían que la ley estaba escrita por ellos.

Aquella muerte -el chico más joven sobrevivió- levantó a los pueblos de Lebrija, Trebujena, El Cuervo y Las Cabezas de San Juan. Hoy, 37 años después, es una historia olvidada por la mayoría pero no por las familias de aquellos chicos. “Mis padres eran tan pobres que no pudimos recurrir la sentencia”, dice Carmelo Montoya, hermano del fallecido, este pasado miércoles.

Son las diez y media de la mañana. El hombre, chaparro, tosco en el hablar pero de palabra sincera, charla con el reportero mientras toma café con leche en un bar cercano a su antigua casa, situada a la espalda de donde se encuentra ahora el ambulatorio de Lebrija. Junto a su hermano David, rememora cómo vivió aquella ingrata experiencia.

"Quisieron que no lo veláramos"

“Yo tenía 16 años, dos años menos que mi hermano muerto. Recuerdo a muchísimas personas viniendo a mi casa a velarlo cuando llegase. El pueblo entero, junto a vecinos de localidades cercanas, estaban esperando el féretro de mi hermano en la entrada de la carretera de Trebujena, la misma que viene de Sanlúcar de Barrameda, donde se le hizo la autopsia a Ignacio. La gente esperaba a la Guardia para gritarles asesinos. Pero nos engañaron”.

- ¿Qué pasó?

- La gente estaba en la calle como loca. Un guardia civil sin escrúpulos había matado a un inocente y había mandado a otro al hospital medio muerto. Como había miedo a altercados, entraron por la espalda del pueblo, donde estaba la antigua estación y trajeron el cuerpo de mi hermano escoltado hasta mi casa por caminos de la marisma [Lebrija es un pueblo ribereño del Guadalquivir, que desemboca en Sanlúcar; ambas localidades están unidas por estrechos carriles que circulan por mitad del campo bañado por las aguas del río que alcanzan tierra adentro]. La intención de la Guardia Civil era llevarlo directamente al cementerio en el coche fúnebre. Al final los vimos y rectificaron.

Durante la instrucción del caso, el guardia civil Juan Macías dijo que había lanzado los disparos al aire para atemorizar a los chicos y hacer que detuvieran su moto. Luego, durante el juicio oral, a cuyas sesiones no pudieron entrar los padres de Ignacio Montoya -Victoriano y Francisca, ya fallecidos-, el despiadado agente explicó que las balas rebotaron en el tubo de escape de la moto antes de impactar en el cuerpo de los chicos.

Antonio, el primo de Ignacio, permaneció ingresado tres meses en el hospital Puerta del Mar de Cádiz. Un equipo de cirujanos alemanes se desplazó hasta España para extraerle la bala de la espalda, que a punto estuvo de impactar en su columna. Ante el juez, el chico contó: “Estábamos ‘esparragueando’. Vimos la cabra y quisimos bebernos su leche. No estábamos robando a nadie”.   

Dos años después, en abril de 1984, la Audiencia Provincial de Cádiz condenó al guardia civil Juan Macías Marente a la pena de un año y seis meses de prisión menor como autor de un delito de "imprudencia temeraria criminalmente responsable, aunque no doloso". El condenado, quien se enfrentaba a una petición de cárcel por parte de la familia de los chicos de 50 años, tuvo que indemnizar con dos millones de pesetas a los padres de la víctima (pagó sólo 1,2 millones)  y 200.000 pesetas al herido. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, no apreció intencionalidad de matar en la actuación del agente, sino sólo la de detener a ambos jóvenes.

“Todo lo que dice esa sentencia es mentira. Todo. Mi hermano y mi primo no huían de nadie ni habían robado nada. Mi primo Antonio me contó que mi hermano se estaba haciendo de vientre y que pararon justo delante del cuartel para que él fuera a unos campos que había justo detrás. ¿Eso era huir? Mi primo lo esperó en la moto. Cuando volvieron a arrancar, ese guardia civil les disparó por la espalda. A mis padres les pagaron un millón doscientas mil pesetas y ese malnacido apenas pisó la cárcel”.
“Menos balas y más trabajo”

Los días posteriores a la muerte de Ignacio Montoya se sucedieron las críticas políticas a las autoridades policiales. La corporación municipal de Lebrija aprobó un manifiesto en rechazo de “la utilización de armas hacia el pueblo trabajador”. También se pedía la “democratización de las fuerzas de seguridad”.

El alcalde de Lebrija por aquel entonces, el socialista Antonio Torres, pidió -en vano- el cese del gobernador civil, defendió la inocencia de los dos primos, apoyó una huelga general en la localidad y dijo: “Nuestro pueblo necesita menos balas y más trabajo”.
El padre y la madre del fallecido esperan el féretro.

El padre y la madre del fallecido esperan el féretro.

Eran otros tiempos, todavía grises. Dos meses después de aquella muerte, Juan Macías Marente fue condecorado con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco. En ese momento se encontraba encarcelado en el acuartelamiento de Chiclana de la Frontera y sometido a diligencias judiciales. El cuerpo al que pertenecía le concedió aquella medalla por méritos adquiridos durante sus tres años de ejercicio en el País Vasco. Su nombre figuraba en una lista de unos 1.000 miembros del cuerpo condecorados por diferentes motivos.

La madre de Antonio López, el chico que sobrevivió a los disparos de Macías Marente, sigue viva. Reside en Lebrija. Su hijo murió hace 25 años, cuenta, por otras causas. “Aunque nunca se recuperó del todo. Siempre decía que le dolía”, explica la anciana, de baja estatura y rostro marcado por las arrugas y el sufrimiento. “Yo no cobré las 200.000 pesetas que dice esa sentencia. A mí me dieron 50.000 y me callaron. Éramos analfabetos, pobres… ¿Usted qué pensaba?”.

Los hermanos de Ignacio Montoya guardan con celo la foto que su padre tenía de su hijo muerto. En ella aparece un chico de pelo oscuro, de cejas pobladas y gesto risueño. En la parte trasera de la imagen, Victoriano escribió: "Tu padre no te olvida, niño. Victoriano Montoya".








Desconectado Aniquilatorz

  • Profesional
  • Master Honorario
  • *
  • Mensajes: 1571
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1204 en: 03 de Julio de 2019, 14:18:33 pm »


La Guardia Civil denunciará a los responsables de la construcción del pozo en el que cayó Julen


La Guardia Civil denunciará a los responsables de la construcción del pozo en el que cayó Julen
La Guardia Civil denunciará a los responsables de la construcción del pozo en el que cayó Julen
 VOZPÓPULI

PUBLICADOhace 34 minutos
Es prioridad establecer las causas de la "trágica" muerte de Julen. Estas fueron las palabras del ministerio de Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras el rescate del cuerpo sin vida del pequeño que el pasado 13 de enero, cayó en un pozo de la localidad malagueña de Totalán.



Ahora, en medio de la investigación en la que se trata de esclarecer los hechos exactos que se cobraron la vida de Julen. La Guardia Civil ha confirmado al diario El Mundo, que denunciará a los responsables de la construcción del pozo, así como las obras posteriores que movieron la piedra que usó el pocero Antonio Sánchez para tapar al agujero en el que se cayó Julen y el dueño de la finca.

Según el mismo medio, la Benemérita ya se encuentra interrogando a todas las personas que participaron en la construcción.

Los responsables ya declararon ante los investigadores
Durante las labores de rescate, fuentes cercanas a la investigación ya informaron de que ambos -tanto el pocero como el dueño de la finca- habían prestado declaración, aunque las autoridades en reiteradas comparecencias no han precisado datos al respecto al destacar que se centran en estos momentos en las tareas de búsqueda del pequeño.

El empresario que efectuó el pozo, Antonio Sánchez, aseguró que taponó el orificio y que su actuación fue modificada posteriormente, información que facilitó a la Guardia Civil.

El pozo era ilegal
La Junta de Andalucía no tramitó ningún permiso para excavar el pozo en busca de agua y en ningún departamento del Gobierno autonómico consta que se solicitase, según fuentes de la Consejería de Empleo, de la que depende la Dirección General de Minas, donde se tienen que pedir.

En caso de haber tenido permiso, los responsables de la obra tendrían que haber tramitado un segundo expediente -aunque solo si hubiesen encontrado agua- para poder extraerla legalmente.

Este segundo trámite corresponde a la Dirección General de Dominio Público Hidráulico y Calidad de las Aguas en la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, donde tampoco consta petición.
ya os digo que toda la culpa es del propietario de la finca.

https://www.diariosur.es/axarquia/jueza-concluye-dueno-20190703114346-nt_amp.html
Si tu jodel chino........chino mealse en sopa. !Tu decidil!.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1205 en: 27 de Julio de 2019, 14:27:34 pm »



Fallecen tres motoristas de entre 23 y 49 años en accidentes de madrugada en Madrid


Los siniestros se ha producido en los túneles de la M-30, en la plaza de San Juan de la Cruz y en la M-604.


Sanitarios del Samur atienden al joven de 23 años.
EUROPA PRESS | MADRID
27/07/2019 12:59
Facebook
Twitter
Whatsapp
Tres motoristas han fallecido esta madrugada en otros tantos accidentes de tráfico en Madrid. Los servicios de emergencias sólo han podido confirmar los fallecimientos en todos los casos.


En el primero de los siniestros, un hombre de 49 años muerto al perder el control de la motocicleta que conducía y sufrir un accidente en los túneles de la M-30, en el distrito de Retiro.

El accidente se ha producido sobre las 00.30 horas en el tramo de bypass del túnel de la M-30, en la calzada interior, según han informado fuentes de Emergencias Madrid.

Por causas que están siendo investigadas, el hombre ha perdido el control de la motocicleta de gran cilindrada que conducía. Como consecuencia del fuerte impacto, ha resultado politraumatizado.

Entre otros, presentaba traumatismo craneoencefálico, torácico y abdominal severos. Además, a la llegada al lugar de los sanitarios del Samur-Protección Civil, se encontraba en parada cardiorrespiratoria.

Tras realizarle las maniobras de resucitación cardiopulmonar durante más de media hora, los facultativos únicamente han podido certificar el fallecimiento.

Agentes de la Policía Municipal se han personado en el lugar y se han hecho cargo del atestado. Un equipo de primera intervención de Calle-30 ha colaborado en la señalización de la vía y en la atención del accidente.

SEGUNDO SINIESTRO
En el otro accidente, un joven de 23 años ha fallecido al sufrir un accidente de tráfico sobre las 5.30 horas en la glorieta de San Juan de la Cruz, según han informado fuentes de Emergencias Madrid.

El accidente se ha producido cuando el motorista -que circulaba por el paseo de la Castellana- ha colisionado con un turismo que se incorporaba a la glorieta de San Juan de la Cruz. La Policía Municipal investiga las causas de este accidente.

Como consecuencia del impacto, el joven ha salido despedido unos 30 metros. Cuando han llegado los sanitarios del Samur Protección Civil, el motorista se encontraba en parada cardiorrespiratoria y tenía varios traumatismos severos.

A pesar de que durante más de media hora se le han realizado maniobras de reanimación pulmonar, los sanitarios sólo han podido certificar el fallecimiento.


También ha acudido a la zona una psicóloga que ha tenido que atender a la conductora del turismo implicado y a los familiares del joven que se han personado en el lugar de los hechos.

TERCER ACCIDENTE
Además, un motorista de 23 años ha muerto este sábado al colisionar contra un árbol en el kilómetro 33 de la M-604, en el término municipal de Rascafría.

Según un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid, no hay testigos del accidente y una persona se ha encontrado el cuerpo y ha llamado al 112 a las 11.23 horas, pero el joven podría llevar varias horas fallecido.

El 112 ha enviado al lugar al equipo médico del Summa, que solo ha podido confirmar el fallecimiento.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1206 en: 03 de Agosto de 2019, 06:03:25 am »
Vivir y morir en soledad....



Hallan a un matrimonio de ancianos que llevaba muerto quince días en la cama
La investigación apunta a que los fallecimientos fueron por causas naturales

Carlos Hidalgo
Carlos Hidalgo
@carloshidalgo_
MADRIDActualizado:
03/08/2019 00:35h


La Policía Nacional investiga la muerte de un matrimonio de ancianos en su vivienda de Villaverde. Los primeros datos apuntan a que se trata de fallecimientos por causas naturales, a la espera del informe definitivo de la autopsia, aunque causa extrañeza que hayan fallecidos ambos. Las víctimas apenas tenían relación con nadie y, según las pruebas recabadas, vivían en unas condiciones no muy óptimas.

Todo ha ocurrido en una piso del número 37 de la calle de Villafuerte. Los vecinos de Carmen y Carlos llevaban entre diez y quince días sin verlos, aunque estos octogenarios apenas se relacionaban con ellos, según explicaron.

Hasta que una de ellos comenzó a sentir un olor terrible que provenía de la vivienda, y dio aviso al 112. Aunque no residían en una situación muy salubre, esta vecina se temía lo peor. Y no le faltaba razón.

Hasta el lugar se personaron los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Decidieron utilizar una escalera para acceder a la vivienda por el balcón, al tratarse de una primera planta y no tener que violentar la puerta. Previamente, se aseguraron de que nadie contestaba al timbre. Luego, tuvieron que forzar la persiana, hasta penetrar en el inmueble.

Lo que allí encontraron fue al matrimonio muerto en la cama y en avanzado estado de descomposición, más aún teniendo en cuenta las altas temperaturas de esta época del año. El hombre se encontraba tumbado boca abajo y, a su lado, su esposa. No tenían familia cercana, explicaron los vecinos.

Acudieron varias ambulancias del Samur-Protección Civil, pero era evidente que nada se podía hacer por los ancianos.

Los agentes de Homicidios y de la Policía Científica de Madrid se presentaron en el lugar, pero no se han hallado signos de una muerte de etiología violenta. La comisión judicial ordenó el levantamiento de los cadáveres y su traslado al Instituto Anatómico Forense, para que les fuera practicada la autopsia. Fuentes del caso precisaron ayer a ABC que todo apunta a que se trata de unos fallecimientos por causas naturales.


Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Chamán
  • *
  • Mensajes: 12353
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1207 en: 05 de Agosto de 2019, 20:40:49 pm »
Pero los dos a la vez?

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1208 en: 09 de Agosto de 2019, 07:50:38 am »


Muere tras ser agredido en el centro de Barcelona


La víctima ha fallecido en el hospital tras resultar herido durante una pelea en la plaza del Comerç


     
08.08.2019 19:55 h.

Un hombre ha fallecido este jueves por la tarde en un centro hospitalario de Barcelona tras resultar herido en una pelea que se ha producido en la plazoleta del Comerç, en el centro de la ciudad.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra han confirmado a este medio que la reyerta ha tenido lugar sobre las 16:00 horas entre dos personas.

Herido crítico

La víctima resultó herida crítica en la pelea y ha fallecido poco después en el hospital.  La policía catalana está investigando los hechos y busca al sospechoso de realizar la agresión que ha resultado mortal.



Helpers [BCN]
@BCNHelpers
 🔷#ALERTA Detectat nou assassinat a Barcelona.

❗️ Una persona ha mort com a conseqüència d’una baralla amb ampolles de vidre trencades a la 📍Placeta de Comerç.

🔺 No hi ha cap detingut per @mossos #AlertaHelpers

Ver imagen en Twitter
112
19:19 - 8 ago. 2019
 
Aunque la policía catalana no confirma más datos, desde el portal BCN Helpers explican que la trifulca se habría producido con botellas de vidrio rotas.

Seis fallecidos

Desde julio, seis personas han perdido la vida en las calles de Barcelona. El mes pasado, cinco hombres murieron en las calles de la ciudad. El último, el pasado día 30, tras recibir una paliza en la zona de ocio del Port Olímpic. Un fallecimiento que se produjo solo dos días después de que otro hombre perdiese la vida en el Raval tras ser apuñalado durante una discusión.

La semana anterior, un varón de 36 años fue tiroteado en el Poblenou. El día 11 se produjo otra víctima mortal tras ser apuñalada en el Eixample, y el 6 de julio un hombre falleció tras recibir varios disparos ante una peluquería en Sarrià.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1209 en: 12 de Agosto de 2019, 12:17:15 pm »



Investigan la muerte violenta de una mujer sueca encontrada bajo un camión en una calle de Barcelona


EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS 12.08.2019 - 11:15h
Los Mossos "mantienen abiertas todas las hipótesis" sobre la causa de la muerte.

Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de una mujer de 46 años, cuyo cadáver ha sido hallado a primera hora de este lunes bajo el remolque de un camión, en el Paseo de Can Tunis del barrio de Sants-Monjuïc, en Barcelona.


Según ha informado la policía autonómica, el cadáver ha sido encontrado poco después de las 08:00 horas de la mañana, cuando la Guardia Urbana de Barcelona ha alertado a los Mossos. Según han informado Cadena Ser y El País, la mujer estaba desnuda de cintura para abajo, por lo quelos investigadores asumen que se trata de una muerte violenta.

La fallecida es una mujer de 46 años de nacionalidad sueca, han detallado los Mossos.


La División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias del deceso y mantiene abiertas todas las hipótesis.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1210 en: 14 de Agosto de 2019, 16:07:17 pm »


Un hombre es detenido por su presunta relación con el homicidio de Miriam en Meco


AGENCIAS

14/08/2019 12:18 | Actualizado 14/08/2019 12:18
La Guardia Civil ha detenido en Azuqueca de Henares (Guadalajara) a un hombre por su presunta relación con la muerte de Miriam, la joven de 25 años hallada muerta el pasado mes de enero en Meco (Madrid), a quien mataron cuando paseaba con sus perros. No ha trascendido si el arrestado podría ser el autor.

Así lo han indicado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, que han precisado que la detención se produjo este martes por la tarde, pero no han ofrecido más detalles del caso, cuyas diligencias están declaradas secretas.

La información ha sido adelantada por Antena 3, que asegura además que el detenido ha sido novio de la joven. Las fuentes consultadas de la Guardia Civil no han confirmado ese extremo y apuntan únicamente a que la persona arrestada está relacionada con el presunto homicidio.


Los hechos se remontan al 16 enero, cuando el cuerpo de la joven fue hallado a las 20.53 horas en una zona de campo de difícil acceso perteneciente a Meco, localidad ubicada a siete kilómetros de Villanueva de la Torre (Guadalajara), donde residía.

La joven se encontraba paseando a sus perros cuando fue agredida, ya que estos se encontraban junto a su cadáver cuando fue encontrado por unos viandantes, que dieron aviso al servicio de urgencias y emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174886
Re:Crónica de Sucesos (Actualizado a partir de 1 dic. 2011)
« Respuesta #1211 en: 17 de Agosto de 2019, 09:13:00 am »


El lío sexual entre primos que acabó con el concejal Ardines muerto y propició cuatro divorcios en Llanes


La amante, un año después del crimen, no ha vuelto por el pueblo que tanto quería. Visita cada poco en la cárcel a Pedro, el inductor del crimen y su marido.
16 agosto, 2019 02:13

 JAVIER ARDINES  LLANES  ASESINATOS
Brais Cedeira  @BraisCedeira Llanes (Asturias)
Uno nunca sabe cuál será la última conversación que mantendrá con un ser querido antes de morir. Se trata de algo imprevisible, pero ese recuerdo permanece luego para siempre. Una de las mejores amigas de Javier Ardines -el concejal de IU asesinado hace justo un año- en Llanes (Asturias) se escribió por última vez con él tres días antes de la tragedia acaecida el verano pasado. Necesitaba pedirle el número de teléfono de una tercera persona. “Así, sin más. Luego lo típico: qué tal, ¿todo bien? Todo bien, nos vemos estos días”.

Noticias relacionadas
 La última llamada del asesino a Ardines un día después de estallar la infidelidad en la familia
 La vida secreta del galán Ardines, el concejal asesinado por un marido, y su esposa sufridora
 Los tres divorcios que ha provocado el asesinato de Ardines entre su lista de amantes
El 16 de agosto, en Llanes, es la Fiesta de San Roque. Se trata quizás del día más grande en el pueblo, acaso el de de mayor jolgorio. Ese día, pese al maratón de comidas regadas con sidra, charangas y gaitas que se le venía encima, el único concejal de Izquierda Unida en el pueblo decidió levantarse pronto para salir al mar, pero con las primeras luces de la mañana los vecinos hallaron su cadáver. Apenas había podido salir a la puerta de casa. El vecindario en shock, todos coincidieron rápidamente que aquel tipo grande y fornido no podía ser tumbado por una sola persona.


Había sido una emboscada. Esa era la sensación generalizada que cundía en el pueblo. Y eso fue, a la postre, lo que se descubrió que había sucedido.

Ha pasado ya un año de aquel crimen que marcará para siempre una localidad idílica, y algo más de seis meses desde la resolución del crimen. EL ESPAÑOL regresa al lugar de la tragedia cuando la localidad se despereza durante su semana grande con ganas de festejar. La sombra del concejal asesinado ya no planea entre las casas como a lo largo de todo el año pasado, pero han quedado secuelas. Por ejemplo, los cuatro divorcios que se han producido en los últimos meses en distintas parroquias del municipio. Separaciones en algunas casas que se produjeron tras revelarse las continuas infidelidades de Ardines.


Las teorías y las hipótesis que manejaron los investigadores, así como las elucubraciones del vecindario, concluyeron muy pronto que aquel hombre se había labrado un buen ramillete de enemigos, dispersados por toda la geografía llanisca: empresarios descontentos, vecinos molestos por sus decisiones como concejal… e incluso maridos despechados.

 Pedro y Javier Ardines, en una foto de grupo. A la izquierda de todo, Katia.

Pedro y Javier Ardines, en una foto de grupo. A la izquierda de todo, Katia.

En ese descenso hacia los infiernos los agentes determinaron muy pronto cuál era la hipótesis real. La que explicaría lo que sucedió aquella mañana y muchas mañanas anteriores. La verdad que resolvería el crimen. La posibilidad del móvil político todavía estaba sobre la mesa, pero al final todo resultó que era producto de más puro y duro lío de faldas. Las elucubraciones terminaron cuando la Guardia Civil detuvo a las cuatro personas que orquestaron la emboscada y el asesinato del concejal.

La relación sentimental que Ardines mantenía desde hacía 30 años con su prima política, Katia Blanco, lo desencadenó todo nueve meses antes del crimen, en el otoño de 2017, cuando Pedro Nieva, marido, amigo íntimo del concejal, descubrió lo que estaba sucediendo a sus espaldas.

El proceso judicial del caso se encuentra en stand by. Todo se encuentra parado a la espera de que las autoridades suizas extraditen a uno de los dos sicarios que perpetraron el crimen junto a Pedro Nieva y un amigo suyo de Bilbao. Según fuentes judiciales detallan a EL ESPAÑOL, se encuentra cumpliendo prisión en este país tras haber sido detenido por un delito de robo con fuerza. No se le espera aproximadamente hasta otoño.

Entonces se calcula que será puesto a disposición de la jueza para tomarle declaración y para practicar todas las diligencias que la magistrada considere oportunas. Los otros tres miembros de esta trama se encuentran en la prisión de Villabona, Asturias. En una nueva entrega de la serie Regreso al lugar de la tragedia, EL ESPAÑOL vuelve 12 meses después a Llanes para pisar el terreno de los hechos, hablar con los amigos más cercanos de Ardines, con los vecinos de la parroquia y desentrañando fragmentos del sumario no revelados hasta el momento.

Un camino silencioso y apacible
-Se ha muerto Javier. Tiene un golpe en la cabeza. Parece que le han hecho algo, dice Katia.

-¿Se sabe algo más?

-Pedro, qué has hecho.

-Yo no he hecho nada, te lo juro.

-Tienes que venir, te va a llamar la Guardia Civil.

La mañana en que aparece el cadáver, 16 de agosto, a eso de las diez, alguien cercano llama a Katia para contárselo. Ella se despierta como puede, se pone el pijama y sale de casa con lo puesto. La noticia es devastadora. Su casa de veraneo se encontraba junto a la del concejal. Quería comprobar si era cierta la tragedia. Sus casas están apenas separadas por un centenar de metros. Los periodistas, los agentes de la Guardia Civil y de la policía local saturan las callejuelas y los caminos rurales durante horas, en torno a la escena del crimen. Se encuentra a Nuria, la mujer de Javier, y a los hijos, todos llorando con los vecinos. Un cielo encapotado envuelve la escena a lo largo de la jornada. No parece verano.

 Camino en el que aparece el cuerpo del edil, donde sufrió la emboscada mortal.
Camino en el que aparece el cuerpo del edil, donde sufrió la emboscada mortal. Efe

Katia piensa inmediatamente en Pedro, y le escribe. Sus contestaciones la ponen en alerta sobre lo que puede haber ocurrido. Pero Pedro no se encuentra en esos momentos en la localidad de veraneo, sino en Bilbao, donde vivía durante el año con su mujer. Y eso la confunde.

El cuerpo apareció en el sendero de Los Nogales, el sendero asfaltado que conduce hacia su casa. La vivienda se encuentra apartada de todo, orillada a las faldas de los Picos de Europa, en el rural más salvaje, en la parroquia de Belmonte de Pría.

Llegar justo allí, expresamente allí, a las puertas de su casa, consiste en andar y andar por entre caminos estrechos y agrestes. El lunes de esta semana, tan solo unos pocos peregrinos transitan por la zona. Son los únicos curiosos que merodean por allí, junto con algunos caminantes que se dirigen hacia el bosque y sus senderos rumbo a los Bufones de Pría, uno de los lugares favoritos del concejal en el pueblo. Por eso, por estar alejado de todo, pronto se supo que quien lo había planeado tenía que conocer bien la zona.

Visitas a la cárcel
 A la izquierda, Pedro, inductor del crimen. A la derecha, uno de los sicarios. En el centro, Ardines.
A la izquierda, Pedro, inductor del crimen. A la derecha, uno de los sicarios. En el centro, Ardines.

El cuerpo presentaba graves lesiones en el cráneo. Había sido brutalmente golpeado con un bate de béisbol. La muerte tuvo como causa inmediata un shock mixto de origen cardiogénico, hemorrágico y neurógeno. El shock que experimentó Ardines, según determinó la autopsia, vino provocado por un intento de estrangulamiento y por un traumatismo craneoencefálico. Todo eso provocado por el ataque de dos personas. Los sicarios contratados por Pedro Nieva semanas antes de los hechos.

No se atisba un murmullo entre las viviendas que se ocultan por los senderos de la zona de Belmonte de Pría. Llanes es un municipio extenso, alargado y compuesto por una decena de núcleos de población. Uno de ellos, donde ya nadie habla de lo que pasó, es este, y menos en el estrecho camino de Los Nogales. Dicen los vecinos que Katia Blanco no ha vuelto al pueblo desde entonces. No se perdía un verano en Llanes. Incluso viajaba sola hasta allí en distintas ocasiones durante el año. Pero ahora permanece alejada de la calle en la que apareció muerto su amante, primo y amigo Ardines.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, los viajes de Katia este año a Asturias se circunscriben a las visitas a Pedro en el centro penitenciario de Asturias, la prisión de Villabona. Acusado como inductor del crimen, Nieva permanece encerrado en esta prisión. Katia a veces va sola hasta allí. En otras ocasiones la visita la realiza junto con los dos hijos que tiene en común este matrimonio. No llegaron a divorciarse.

Un crimen pasional
El análisis del teléfono del concejal resultó clave. También los interrogatorios en los ambientes que solía frecuentar el edil. Llanes posee 28 parroquias, pero Ardines y su grupo de amistades veraniegas (ese formado por Katia, Pedro y otros cercanos colegas) se dejaban caer sobre todo por la zona de Nueva.

Fue allí donde no tardó en aflorar la verdad. Había sido un crimen pasional, pero ¿quién había encargado el asesinato? Los investigadores tuvieron que ir casa por casa tras registrar el móvil de Ardines e interrogar a algunas personas para poder encontrar al marido cabreado que podía haber trazado el plan para acabar con la vida de aquel individuo. Esa entrada de los agentes en distintas casas de la zona para hablar con las distintas mujeres que les interesaban hizo fruncir el ceño a algunos maridos. Y ha provocado, que se sepa, hasta cuatro divorcios a día de hoy.

 Pedro y Katia, en el día de su boda.
Pedro y Katia, en el día de su boda.  EL ESPAÑOL

Uno de los sicarios preguntó qué era exactamente lo que tenían que hacerle al concejal. Pedro le dijo que no se cebaran. Que le repartiera "unas hostias" y que le dieran "bajo, que no le diera por arriba".

Los sicarios regresan varios días al pueblo e incluso ensayan el crimen. Varias noches permanecen agazapados en la espesura del camino que conduce a la casa del concejal. Y colocan unas vallas en mitad del sendero para obligarle a bajarse del coche. El día escogido repitieron la operación. Eran las 6 y cuarto de la madrugada cuando escucharon arrancar el coche de Ardines en el interior de la casa. Le vieron después salir con los faros encendidos y detenerse ante las dos vallas amarillas que le cortaban el paso. Al apartarlas, el concejal fue rociado con un espray de pimienta en los ojos. Y luego llovieron los golpes.

Katia y Ardines lograron ocultar durante muchos años su aventura. Ambos eran muy discretos. Y por eso nadie más que ellos conocieron hasta ahora el secreto de su amor furtivo.

El 13-14 de septiembre del año anterior al crimen, Katia llegó desde Bilbao para las fiestas del Cristo de Nueva de Llanes. Es la última vez que se acuestan juntos. Meses después, en la grabación que Pedro consigue arrancarles cuando ya sospechaba de que algo había entre su mujer y su mejor amigo en el pueblo, ambos comentan el modo en que llevan años jugando al límite y bailando sobre el filo de la navaja sin que nadie les descubriese.

En la grabación se les oye a Katia y a Ardines hablando cuando Pedro se levanta de la mesa para ir al baño, dejando el móvil con la grabadora encendida:

-Yo, a calentar la casa, le dije -empieza Katia, cambiando de conversación cuando su marido se va al baño-. Pues ir calentando la casa para cuando llegues... Menos mal que no sabe cómo la caliento... (se ríe)... si no, agárrate que vienen curvas.

-Llevamos años librando, responde Ardines.

-Sí, madre mía... Hay que tener cuidao.

‘Dolce far niente’ a la asturiana
Esta conversación que reproducimos a continuación se produce un día antes de los hechos entre Katia -la amante de Ardines- y su marido Pedro -inductor del crimen-, en medio del ajetreo estival que inunda Llanes cada verano. El pueblo está espléndido en su semana más importante del año. El crimen, ya urdido entre Pedro y sus compinches, estaba a horas de cometerse.

- “De verdad, hasta los cojones estoy. Ya que están hablando de mí, y ahora esto. De qué ostias vas!!! Ya está claro. Pon mejor que viniste a casa para follar y así se enteran también de eso. ¡Que eres un bocas! ¡Yo no he follado con nadie! Que se te meta en la puta cabeza.

-¡¡¡Te ríes de quien te dé la gana, de mí no!!! Ya tú te has reído de mí muchos, muchos años, dice Pedro.

-¿Para qué vienes aquí y haces todo el papel? ¿Para follar?

-Me has dejado claro lo que piensas de mí.

-¡¡¡Lo mismo que piensas tú!!! En poner esas cosas y poniéndome a mí como una puta mierda.

 Paisaje de la parroquia de Belmonte de Pría (Llanes).
Paisaje de la parroquia de Belmonte de Pría (Llanes).  B.C.

Llanes es un pueblo de 14.000 habitantes, pero en verano se multiplica por tres. Se trata de una de las perlas del oriente asturiano. Su atractivo son esos edificios nobles, las casas de indianos retornados de América, el olor de los cachopos en las calles que surgen del puerto y del Sablón y las innumerables playas escarpadas: el paisaje, claro. Un destino de veraneo privilegiado gestionado durante décadas por el PSOE. En el año 2015, una coalición que ha conseguido revalidar ahora su estancia en el sillón consistorial, logró descabalgar al partido hegemónico. El que siempre había ostentado el poder.

Fue entonces cuando entró en escena Javier Ardines. Hombre fuerte, de mar, de carácter firme pero honesto y honrado, bravo como él solo, nunca había desempeñado ningún cargo político. Pero dio el paso y fue designado como edil de Pesca, Medio Rural, Playas y Personal del Ayuntamiento de Llanes. Su partido, Izquierda Unida, se alió con Vecinos por Llanes, Foro y el Partido Popular para formar un gobierno cuatripartito, que terminó desalojando a los socialistas tras 28 años en el poder. Una combinación que se repite ahora y que mantiene a Enrique Riestra, amigo personal de Ardines, al frente del Consistorio.

Permaneció tres años al frente de la gestión de esas áreas. Renunció al sueldo desde el principio (solo aceptó el pago del kilometraje), y continuó subsistiendo de su trabajo como pescador, de faenar cada mañana y de vender el pescado en la lonja del puerto. Era por la tarde, al desembarcar de la Bramadoria, cuando echaba las horas en el ayuntamiento gestionando toda clase de proyectos.

Las sospechas hacia el móvil político surgieron pronto. Ardines se había labrado un largo reguero de enemigos debido a su gestión. Llanes es una villa relajada, en la que esparcirse con la única intención de no hacer nada, de un verano entregado al dolce far niente. Esa capacidad de atraer turistas debido a sus paisajes hizo años atrás que surgieran proyectos urbanísticos en distintas zonas del municipio. Ardines cortó con todo eso. Paralizó proyectos urbanísticos de dudosa legalidad y regularizó, por ejemplo, la entrada de coches a parajes idílicos como el de los Bufones, que anteriormente contaba con un enorme aparcamiento. Quería, de algún modo, limitar la afluencia turística, con el fin de preservar el paisaje y el ecosistema del lugar. Eran medidas que mantenían disgustados a muchos sectores del pueblo.

Pero su verdadero calvario fue el iniciar un conflictivo proceso para regularizar la contratación de los funcionarios municipales. Firme en sus convicciones de honradez y transparencia, obligó a los interinos a presentarse a concursos para conseguir una plaza. Algo que muchos que llevaban décadas trabajando en el consistorio no estaban dispuestos a asumir.

Por eso, los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil fijaron su punto de mira en esta hipótesis desde el principio. Interrogaron a todos los empleados del ayuntamiento, a todos sus adversarios políticos. Les pidieron incluso una muestra de ADN a todos, y accedieron con gusto, y lo hicieron de forma voluntaria. No tardaron mucho en percatarse que esa vía no era la correcta y que, pese a la ingente cantidad de personas que podía tenerle ganas a Ardines, los tiros no iban por ahí.