Autor Tema: Controladores del estacionamiento con limitación horaria  (Leído 38588 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174792
Re:Controladores del estacionamiento con limitación horaria
« Respuesta #300 en: 05 de Febrero de 2019, 07:05:26 am »


Los controladores de vehículos sufren dos agresiones en los barrios del Pilar y Legazpi

Aurora Intxausti
Madrid 4 FEB 2019 - 16:51 CET   


Las agresiones contra los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER, los parquímetros) van en aumento, según su portavoz Esther Hixienes (UGT). La pasada semana se presentaron dos nuevas denuncias en los juzgados de Madrid por los golpes sufridos por unempleado en el barrio del Pilar y una empleada en el barrio de Legazpi. En el primero de los casos, el controlador interpuso una denuncia a un vehículo estacionado en doble fila y el conductor le insultó, le empotró contra una pared y le tiró al suelo, en Lepazpi fue una mujer la que cogió a la controladora por los pelos y le agredió. Anualmente los controladores de parquímetros sufren cerca de 200 agresiones al año, según los datos facilitados por Hixienes. Los sindicatos advierten de que hay muchas otras que no se denuncian, además de constantes agresiones verbales. "Una compañera fue insultada en el portal de su casa al que el agresor había seguido", puntualiza la sindicalista

A primera hora de esta mañana, varias decenas de empleados se han concentrado frente a los juzgados de Julián Camarillo para protestar contra los ataques y reclamar que "el Ayuntamiento  de Madrid y las empresas se personen en las denuncias como acusación particular. Y el reconocimiento por parte de la insititución como autoridad ya que descenderían las agresiones al incrementarse las penas", indica la portavoz.

El juicio contra cuatro agresores, previsto para hoy, se ha suspendido hasta el 22 de mayo, al no presentarse uno de los acusados. El suceso por el que el ministerio fiscal solicita cinco años de prisión, se produjo el 5 de setiembre de 2016. Al controlador le rompieron la nariz y ocho costillas y le causaron unas heridas por las que pasó diez meses de baja y precisó de ayuda psicológica. Y todo por poner una multa a un vehículo Mercedes en el barrio de Ventas. Los agresores se abalanzaron contra el controlador y comenzaron a pegarle, tirarle al suelo y le propinaron varias patadas.

En Madrid, según Esther Hixiones, son 800 los trabajadores que realizan el servicio como controladores del SER en la capital y en 2008 el trabajo lo desempañaban 1.800. El Ayuntamiento alega que nunca fueron más de 1.200. El sueldo de este colectivo, 77% mujeres, es de 19.600 euros al año brutos, poco más de 1.000 euros al mes netos con tres pagas extras.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174792
Re:Controladores del estacionamiento con limitación horaria
« Respuesta #301 en: 05 de Abril de 2019, 17:01:15 pm »
 Denuncia contra el Ayuntamiento de Madrid

Un juzgado falla que un coche que estuvo mal aparcado más de 15 días en zona verde sólo puede ser multado una vez

ISABEL F. LANTIGUA
Madrid
Viernes, 5 abril 2019 - 14:07


El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº34 de Madrid ha fallado, según sentencia del pasado 6 de marzo de 2019 a la que ha tenido acceso EL MUNDO, a favor de anular los sucesivos actos administrativos que el Ayuntamiento de Madrid inició contra un conductor que dejó el coche mal aparcado en zona verde y se fue de vacaciones. Considera la sentencia que las 14 multas que recibió de golpe el infractor en su domicilio debieron haberse tramitado todas en el mismo expediente y concluir en una sola sanción, al tratarse del mismo hecho cometido de forma continuada.

Alegó el demandante que por los mismos hechos se le tramitaron distintos procedimientos, lo que vulnera el artículo 63 de la Ley 39/2015 y agregó además "vulneración del principio de presunción de inocencia, de tipicidad y de proporcionalidad".

El citado artículo establece en su punto 3 que "no se podrán iniciar nuevos procedimientos de carácter sancionador por hechos o conductas tipificadas como infracciones en cuya comisión el infractor persista de forma continuada, en tanto no haya recaído una primera resolución sancionadora, con carácter ejecutivo".

Vicente Ynzenga, abogado de Pyramid Consulting que ha llevado este caso, explica a este diario que "no se pueden iniciar varios procedimientos mientras que en el primero no haya firmeza".

El caso que ha motivado este fallo fue el siguiente. El demandante dejó aparcado su vehículo en zona verde en la calle General Ramírez de Madrid (antigua General Yagüe) y se fue tres semanas. Él es residente, pero el coche lo dejó justo en el límite que ya pertenecía a otro barrio. Por lo tanto, estaba mal estacionado. Pero el Ayuntamiento tenía que haber tramitado la sanción en un sólo expediente y no en varios.

El recurrente fue sancionado en virtud del boletín de denuncia extendido por un agente controlador del SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) por estacionar sin distintivo en lugar habilitado para el estacionamiento con limitación horaria el 23 de marzo de 2018 a las 11.14 horas. Junto al boletín de denuncia se presentaron tres fotografías, en una de las cuales se observa la colocación en el parabrisas del vehículo de varios resguardos de denuncias.

"Tratándose del mismo hecho, todos estos estacionamientos debieron haberse calificado como una única infracción administrativa continuada con los límites que respecto a la imposición de la sanción se establecen legalmente. Sin embargo, en este caso, el Ayuntamiento optó por sancionar individualmente cada uno de los hechos denunciados, lo cual constituye una infracción procedimental", indica el fallo, que insiste en que todas debieron tramitarse en el mismo expediente y concluir en una sola sanción de 90 euros.

Para el abogado, "es importante esta sentencia porque, aunque en este caso era por estacionamiento, tenemos casos por acceso a las antiguas APR (áreas de prioridad residencial) que, o por desconocimiento o por no ver las señales, los conductores igual pasaban 20 días por esa calle prohibida y luego le llegaban 20 multas sin haberle dado la posibilidad de modificar esa conducta".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174792
Re:Controladores del estacionamiento con limitación horaria
« Respuesta #302 en: 26 de Julio de 2019, 07:09:46 am »
Cerco al fraude de los falsos minusválidos que aparcan sin coste en la zona SER

Los controladores han recibido la orden de ser más exhaustivos en la vigilancia de los vehículos estacionados con distintivos de este tipo


Aitor Santos Moya
@asmoya10
MadridActualizado:
26/07/2019 02:10h

Las 291 tarjetas de estacionamiento para personas con movilidad reducida (Tepmr) revocadas por el Ayuntamiento de Madrid el año pasado supusieron el pico más alto en la última década. Entre los casos fraudulentos destapados, la mayoría fueron por hacer uso de las mismas sin el titular presente (239), muy lejos de las reproducciones detectadas (27), las caducadas (17), las presuntas falsificaciones (3) y otros tipos de operaciones indebidas (5). La tendencia, lejos de remitir, se mantiene por encima del centenar de permisos anulados desde 2011, según los datos recopilados por el área municipal de Medio Ambiente y Movilidad. En los tres primeros meses de este año fueron 44 las tarjetas retiradas, por lo que desde la Subdirección General de Régimen Jurídico y Autorizaciones «no prevén que las cifras vayan a ser muy inferiores a las de años anteriores».

Para combatir este tipo de fraudes, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) recibieron hace dos meses el encargo de ser más exhaustivos con todos los vehículos aparcados en las zonas habilitadas para tal efecto, gratuitamente y sin limitación horaria (verde, azul y reservadas para carga y descarga), a fin de mejorar el registro interno actual. «Cada vez que vemos un turismo con la tarjeta de minusválido, tenemos que apuntar el número de placa y hacer fotografías de las matrículas delantera y trasera», apunta una de las trabajadoras consultadas.

Cuando un operario descubre un posible engaño, lo primero que hace es avisar a los agentes de Movilidad y Policía Municipal, encargados de rastrear el turismo y, si procede, denunciar al propietario conforme a la normativa de tráfico e incautar la tarjeta. Al mismo tiempo, se abre un procedimiento administrativo de revocación (que no de sanción), que puede llevar aparejada la retirada de la misma.

Un castigo que no siempre puede ejecutarse: «Si hay un inspector por la zona, se le llama para proceder a la retirada del coche con grúa. Y si no está, les ponemos una multa por distintivo no original -en caso de falsificación- de 60 euros». Pese a que esta última sanción es mucho más laxa que la primera, los controladores del SER inciden en que el número de inspectores en la calle ha aumentado de una parte a este tiempo.

Las tarjetas poseen una serie de medidas de seguridad para su autenticación y control, ya sean visuales o informáticas, que no siempre incluyen las réplicas. «Hay veces que encontramos alguna que no tiene la marca de agua con el escudo del Ayuntamiento, otras cuyos bordes están completamente recortados y no redondeados...», describe otro empleado, consciente de que la picaresca está a la vuelta de la esquina: «Hemos tenido situaciones de dar con dos coches en la misma calle que tenían el mismo número de tarjeta». Una compleja coyuntura que gracias al almacenamiento de las matrículas en el sistema del servicio de SER es más factible de prevenir.

La ordenanza de Movilidad establece que las autorizaciones serán «estrictamente intransferibles y solo podrán ser utilizadas cuando su titular sea transportado en el vehículo o éste sea conducido por la persona con movilidad reducida titular de la misma». En ese sentido, algunos usuarios advierten de la dificultad de cumplir con lo estipulado. «Si llevo a mi marido, que es minusválido, al hospital y le dejo en la puerta antes de ir a buscar aparcamiento, me arriesgo a que me multen», expone una mujer, al tiempo que pide una mayor flexibilidad.

Controversias aparte, lo cierto es que las empresas concesionarias del SER hacen controles habituales para detectar el uso fraudulento de las acreditaciones y, en particular, la utilización de tarjetas caducadas o de titulares fallecidos. Aquí radica otro de los intentos más habituales por burlar la normativa. «Hay conductores que colocan los permisos en el salpicadero de forma que la fecha de vigencia no se pueda leer», explican los controladores, que en estos lances aplican una sanción por distintivo no comprobable también de 60 euros.

Por otro lado, las tarjetas vinculadas a un vehículo -para el traslado de personas con movilidad reducida- solo podrán ser empleadas en dicho vehículo y siempre que esté dando traslado a ocupantes que cumplan con los requisitos necesarios. De cualquier modo, el uso indebido de las mismas, establece la ordenanza, «ocasionará la revocación de la autorización y su retirada inmediata por parte de la autoridad judicial, sin posibilidad de volver a ser solicitada en un plazo máximo de dos años». Un extremo de tiempo contemplado para la utilización de los permisos por personas distintas a sus titulares o su manipulación.

Si la infracción, en cambio, responde a la colocación de una tarjeta original caducada sin haber pedido la renovación, siempre que el plazo de vencimiento no supere los tres meses y el titular de la misma se encuentre presente en el vehículo, el plazo para volver a solicitarla será de 3 meses. Y de 6, cuando el periodo de caducidad sobrepase los tres meses o se sustituya por una copia.

Dentro de la zona SER, hay zonas que se prestan más a esta problemática. Así lo señalan los operarios del servicios, que marcan el entorno del Hospital de La Paz como uno de los lugares más afectados: «Existen patrullas de controladores dedicadas específicamente a vigilar el estacionamiento de los vehículos de minusválidos».


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174792
Re:Controladores del estacionamiento con limitación horaria
« Respuesta #303 en: 07 de Septiembre de 2019, 07:04:08 am »

El controlador del SER que recibió una brutal paliza: “Les ha salido muy barato”

Los tres agresores que rompieron ocho costillas al revisor son condenados a seis meses de cárcel y una indemnización conjunta de 25.000 euros

Miguel Ángel Medina

    Twitter

Madrid 7 SEP 2019 - 00:57 CEST   


Los tres agresores que propinaron una paliza brutal a un controlador del SER (los parquímetros) en 2016 ya conocen su condena: seis meses de cárcel y una indemnización conjunta de 25.000 euros. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, contempla el atenuante de reparación del daño. El agredido se muestra indignado: “Sale bastante barato casi matar a una persona. Me rompieron ocho costillas y la nariz y estuve diez meses de baja. Se van de rositas y yo vivo con miedo”. Los sindicatos denuncian que los insultos y agresiones al colectivo son constantes.

Los hechos ocurrieron el 5 de septiembre de 2016, cuando Juan (nombre ficticio), controlador del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) multó a un vehículo en la zona de Ventas. Los tres acusados le exigieron que les quitara la multa y, al negarse, comenzaron a agredirlo con puñetazos y patadas. La sentencia del Juzgado de lo Penal 19 de Madrid considera probado que “entre los tres, le agredieron con puñetazos y patadas” ocasionándole lesiones consistentes en policontusiones, fractura del tabique nasal de varias costillas, de una vértebra. Además, le rompieron las gafas y el casco.

El agredido “precisó tratamiento quirúrgico consistente en aplicación y retirada de puntos de sutura y rinoseptoplastia, tardando en curar 90 días impedido para sus ocupaciones habituales”, sigue la resolución, “además de reacción de estrés agudo, para cuya sanidad precisó tratamiento psicológico y fármacos durante seis meses desde los hechos, habiéndole quedado como secuela un trastorno adaptativo leve y un perjuicio estético leve en pirámide nasal”. Juan también necesitó gastar 850 euros en sesiones de fisioterapia. Durante el juicio, Juan pudo utilizar como prueba la grabación que un chaval del barrio realizó desde su ventana. “En el vídeo se ve cómo cada vez que intentaba levantarme me volvían a agredir”, explica.

Así, la juez condena a A. E. G., P. E. G. y A. E. E. como autores de un delito de lesiones con la agravante de abuso de superioridad y la atenuante de reparación del daño (dado que consignaron 20.000 euros ante el juzgado) a la pena de seis meses de prisión, así como a una indemnización conjunta de 25.000 euros. Contra esta sentencia, fechada el 27 de mayo, cabe recurso.

Juan se muestra indignado por la decisión judicial. “Les ha salido baratísimo. Son 25.000 euros entre los tres y, como la condena es tan baja, probablemente no entrarán en la cárcel”, explica por teléfono. “Ellos siguen su vida con normalidad pero para mí esta agresión ha supuesto un punto de inflexión en mi vida, sigo arrastrando las consecuencias. Tengo un estrés postraumático tremendo y un miedo enorme cada vez que tengo que poner una denuncia a un vehículo”, añade.

Eugenia Pillado, portavoz del sindicato UGT en el SER, denuncia la desproteción de estos trabajadores: “Sufrimos insultos a diario y muchas agresiones. Pero la gran mayoría no se denuncian por miedo, ya que tu nombre aparece en la denuncia y nos ha pasado una vez que fueron a buscar a una compañera a su domicilio. Parece que está dentro del sueldo que nos peguen y nos insulten”, se queja. Pone otro ejemplo de una agresión grave: “Un hombre le dio un puñetazo a una compañera, que perdió el conocimiento, cayó al suelo inconsciente y estuvo tres días ingresada en el hospital. Y la consecuencia fue tan solo un juicio de faltas”.

Amaya Amilibia, portavoz de CC OO en el colectivo, considera que “hace falta normativa específica para condenar estas conductas en el desarrollo del trabajo”, ya que en la sentencia de Juan “condena a los agresores pero no pone en valor que estaba en el desempeño de su trabajo y que ese es el motivo concreto de la agresión”. Ambos sindicatos piden que la administración considere a los controladores como autoridad, lo que haría que las penas para los agresores fueran más elevadas.
Cientos de agresiones verbales

Los controladores del SER denuncian que reciben insultos a diario. UGT y CC OO hablan de cientos de agresiones verbales cada año a un colectivo compuesto por mil trabajadores. “Un hombre me enseñó el pene cuando le puse una multa, y eso no se puede denunciar”, se queja Eugenia Pillado, de UGT. CC OO tiene contabilizadas una docena de agresiones físicas en lo que va de 2019, de las que cinco se han denunciado ante los tribunales.




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 174792
Re:Controladores del estacionamiento con limitación horaria
« Respuesta #304 en: 11 de Octubre de 2019, 07:04:27 am »
Que ganas tienen todos de extender la recaudación...




Almeida llevará el SER fuera de la M-30 a Usera y Valdezarza
El Ayuntamiento de Madrid ha prometido 14 aparcamientos disuasorios y estudia crear plazas de alta rotación
S. L.
@abc_madrid
MadridActualizado:
10/10/2019 16:23h

El parquímetro saldrá por primera vez del anillo interior de la M-30 y lo hará en el distrito de Usera. El Ayuntamiento de Madrid pretende así extender el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) a las zonas con más demanda de aparcamiento, e incluirá también Saconia, una zona del barrio de Valdezarza (distrito de Moncloa-Aravaca), uno de los últimos barrios del interior de la M-30 sin parquímetros.

Esta medida, que ya han solicitado ambos distritos y forma parte de la estrategia Madrid 360 del alcalde José Luis Martínez-Almeida —con la que espera cumplir en 2020 los límites a las emisiones contaminantes—, ha sido anunciada por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, Borja Carabante, en una entrevista con Efe.

«El Servicio de Estacionamiento Regulado lo que viene es a regular un exceso de demanda sobre la oferta. Es un buen sistema y por eso lo extenderemos a aquellas zonas donde sea necesario fuera de la M-30», ha asegurado Carabante a la agencia.

El delegado popular alude a las zonas colindantes con las calles donde sí hay parquímetros, donde muchos conductores aprovechan que están exentas de pago para estacionar cerca de la capital. Es lo que Carabante ha calificado de «efecto frontera» y ha recordado los 14 aparcamientos disuasorios prometidos, para lo que hablará con los responsables de los distritos.

Además de estar redactando ya los proyectos para estos primeros aparcamientos disuasorios, el Consistorio madrileño estudia la creación de plazas de alta rotación en zonas donde se haga «alguna gestión o alguna compra», ha trasladado Carabante a Efe.