Autor Tema: El acoso en los cuerpos policiales  (Leído 153393 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #420 en: 09 de Septiembre de 2010, 21:48:29 pm »
campaña de "acoso"

Amenazan de muerte a un policía de Huévar que denunció el nepotismo del alcalde

Manuel Bejarano Roldán, agente de la Policía Local de Huévar del Aljarafe (Sevilla), ha denunciado en los juzgados de Sanlúcar la Mayor la campaña de "acoso y amenazas" que sufre de personas relacionadas con el Ayuntamiento gobernado por el alcalde socialista, Rafael Moreno.
2010-09-08
Pedro de Tena/Antonio Barreda

Bejarano es de los pocos vecinos y empleados municipales que se atreven a hablar contra las prácticas de un alcalde que tiene a los empleados municipales en la ruina y a la población atemorizada. No les paga desde hace 8 meses y según ha contado a Libertad Digital, debe 1,5 millones de euros a los empleados y más de 6 millones a la Seguridad Social.

El vaso se ha colmado a Bejarano cuando ha recibido en su casa un conejito de peluche con la leyenda "Ten Cuidado" y un cartucho de escopeta, motivo por el cual ha procedido a la denuncia de los hechos.

El 19 de agosto de 2010 el policía local elevó al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Sanlúcar la Mayor una denuncia en la que se advierte de una campaña de "insultos, acoso, amenazas y un atentado contra la intimidad" y en el que relaciona al alcalde, Rafael Moreno (PSOE) con los hechos a cuenta de su labor de reivindicación en cuanto al conflicto que sacude a la plantilla.

Hoy mismo, ante el Juzgado Mixto número cuatro del mismo partido judicial, en funciones de guardia, ha ampliado su denuncia. Según el policía, llevaba tiempo recibiendo conejitos de peluche en su patio, lo que atribuyó a juegos infantiles. Pero se dio cuenta de su error tras encontrar en el patio de su vivienda un conejito de peluche roto unido a un sobre que contenía un cartucho de escopeta de color verde y un escrito con la leyenda "ten cuidado" en letras de recorte de periódico, como puede apreciarse en la fotografía.



Ya en junio de este año, Libertad Digital se hizo eco del escándalo protagonizado por el equipo socialista del Ayuntamiento de Huévar, escándalo que amenazó con alterar incluso el orden público. Según fuentes solventes, incluso un despacho del Ayuntamiento fue tratado de incendiar por personas hasta hace poco bien relacionadas con el alcalde, el socialista Rafael Moreno, y ahora enfrentadas a él por sus incumplimientos y, sobre todo, por sus impagos de nóminas municipales que estaban arruinando al pueblo.

Ni una nómina en 2010

Los trabajadores del Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe, en Sevilla, unos 160, no han cobrado ni una sola nómina en todo el año 2010. Hace cuatro meses les fue abonada la nómina de noviembre y parte de la de diciembre por ruina sustentada en la maña gestión municipal.

El conflicto se remonta a 2007, cuando hubo los primeros retrasos en el pago de los sueldos, aunque no superaban los dos meses. Sin embargo, la situación se ha complicado en el último año hasta el punto de que la plantilla no ha cobrado ni una nómina de 2010. De hecho, hace unas semanas cobraron la de noviembre y la mitad de la de diciembre. El Ayuntamiento aseguró que está buscando fórmulas de pago, a través del Opaef y otras administraciones de rango superior. Por su parte, el PP criticó no sólo los impagos, sino la actitud del alcalde hacia una trabajadora, que llegó a encadenarse para denunciar la situación y a la "que no ha querido escuchar ni en una situación tan crítica".



Nepotismo sin límite

El pueblo de Huevar, sobre todo sus empleados municipales aunque no sólo porque el dinero de estos alimenta a los comercios de la localidad, lleva ocho meses sufriendo, pero el alcalde y sus concejales practican un nepotismo obsceno. Libertad Digital realizó en junio una investigación que dio como resultado el siguiente cuadro, indicativo de cómo es el régimen andaluz instalado por el PSOE.

Rafael Moreno Segura, el alcalde, conocido como "El Pelu" por sus aficiones futboleras ligadas a la figura de Maradona, "el pelusa", tiene colocado en el Ayuntamiento a su cuñadísimo, como se le conoce, Martín Martínez Rosado, que actúa como una especie de encargado de las obras municipales. La mujer de éste, Cristina Algar López, trabajó para Depentya y ahora, tras la fuga de esta, para el Ayuntamiento en Servicios Sociales. La hija de ambos y sobrina del alcalde, Cristina Martín Algar, está colocada en el Ayuntamiento como administrativa y actúa como secretaria del Alcalde. Rocío Moreno Fernández, prima hermana del alcalde, es la directora de la Guardería Municipal siendo la única que, al parecer, ha mostrado algún mérito y capacidad para ello. José Prieto Martín, sobrino del cuñadísimo está colocado en el consistorio, en el área de Gimnasio. Dos primos hermanos más del alcalde, Francisco Segura Merlos y José Segura Merlos actúan uno como Policía Local y el otro está situado en el área de Deportes.

Áurea María Borrego Moreno es teniente de alcalde y es la esposa del primo hermano del alcalde, Rafael Moreno, colocado en Mercadona. Hay una tía de Áurea, Luisa Moreno, colocada en Servicios Sociales del Ayuntamiento, y su marido y tío, pues de Áurea, está en la dependencia de obras de Huévar, en los albañiles, vamos.

Francisco Martín González Bejarano es el teniente de alcalde de Urbanismo y algunas cosas más. La esposa de este plenipotenciario edil, multi-concejal delegado de Urbanismo, Obras Municipales y Servicios Públicos, y Medio Ambiente y Agricultura, tiene a su esposa trabajando en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía, que pertenece a la Consejería de Gobernación de la Junta. No es funcionaria sino que se suceden sus contratos con empresas de servicios que logran mantenerla como administrativa en las instalaciones del Centro de Bomberos donde los bomberos de toda Andalucía se entrenan e instruyen en diversas técnicas de rescate y salvamento.

María del Rocío Fernández González, concejal de Servicios Sociales, cuyo marido trabaja asimismo en Mercadona, tiene a Beatriz, la mujer de un primo hermano suyo, Faustino Fernández Muñoz, colocada en el registro del Ayuntamiento. Es que sella las entradas de documentos a pesar de no ser funcionaria.

Francisco Javier Hernández Reinoso, concejal, está vinculado a Gráficas Huévar, empresa que suministra todo lo necesario de papelería al Ayuntamiento, de lo que hablaremos más adelante.

Ana María Lumbreras Arias, la concejala de Igualdad, la Bibi de Huévar, dejó su puesto laboral en el Ayuntamiento de Huévar cuando fue elegida concejal y fue sustituida, qué suerte, por la hermana de Silvia Martínez Borrego, otra concejal. Su padre, Clemente Lumbreras, es chófer de una furgoneta municipal. Su madre, Ana María Arias, trabaja en los Servicios Sociales del Ayuntamiento, sobre todo en sustituciones de verano.

Silvia Martínez Borrego, prima de la teniente de alcalde, Áurea María Borrego y sobrina del cuñadísimo, pues, tiene a su hermana, María del Rocío Martínez Borrego como trabajadora social del Ayuntamiento. Es concejal de Nuevas Tecnologías pero los vecinos de Huévar no han podido hasta ahora pedir cita con el médico por ordenador.

Ignacio Rosado Luque es el concejal de Cultura, profesor de Educación Especial, que tuvo la suerte de ver cómo su propia esposa, Macarena Gómez Reina, le sustituía en su puesto de trabajo municipal cuando fue elegido concejal. Además, su prima hermana, Antonia Camacho Rosado trabaja como administrativa del Ayuntamiento.

Hasta aquí la lista del equipo socialista del gobierno de Huévar. Pero en la lista de la candidatura del PSOE, en el número 9 iba Asunción Martínez Moreno, que también es administrativa del Ayuntamiento como su hermana Lola, que también trabaja como administrativa en el Ayuntamiento. Y un ex concejal, Juan Manuel Cárdenas Pozo, que iba en el número 11, es un "asesor" del Teniente de Alcalde de Urbanismo.


Desconectado charlie76

  • Profesional
  • Experto II
  • **
  • Mensajes: 2707
  • Soy un Policia, no un soldado!!!!!!!!!!!!
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #421 en: 14 de Septiembre de 2010, 17:57:46 pm »
Una muestra mas de como los oficilaes y suboficiales del cuerpo tratan a sus hombres;

No tienes la suficiente inteligencia"

Denuncia por 'mobbing' en el puesto de la Guardia Civil de Morro Jable. / Canariasaldia.com
 

"Allí no suelen durar mucho los agentes", comenta un guardia civil conocedor de la situación en el puesto de Morro Jable, en el municipio majorero de Pájara.

Hace un tiempo se daba a conocer que dos superiores habían sido denunciados por prácticas continuadas de mobbing. Canariasaldia.com ha tenido acceso a la denuncia, presentada por el miembro de la escala básica de la Guardia Civil M.A.L.F. En ella se describen todo tipo de "situaciones humillantes, discriminatorias y de hostigamiento", además de "críticas hirientes, vejaciones, burlas y agresiones verbales".

Según expone este agente, tras sufrir este trato durante meses por parte del sargento C.C.V. y el teniente comandante del puesto principal G.S.G., llegó a pasar por episodios de ansiedad, y sintió que se había menoscabado su "dignidad e integridad, tanto personal como profesional".

Todo comenzó el 30 de octubre de 2008, cuando M.A.L.F. sufrió un accidente de tráfico con un vehículo oficial durante un servicio. "Según determinó el atestado elaborado al efecto por la Policía Local de Pájara", el percance se debió a la lluvia caída y "el mal estado de las ruedas del vehículo, incluso una de ellas, la delantera de la parte derecha, se encontraba desinflada". Se descartó asimismo que el vehículo fuera a una "velocidad excesiva".

 
--------------------------------------------------------------------------------
 
   
  Extracto del audio presentado como prueba por el demandante de los presuntos abusos.
--------------------------------------------------------------------------------
 

El agente relata en su denuncia que poco después, en el mes de diciembre, le avisaron de que a raíz de aquel episodio "no me iban a pasar ninguna, que cualquier cosita iba a ser objeto de sanción disciplinaria". De hecho, se le abrieron dos procedimientos por faltas graves que más tarde se archivaron, aun cuando "siempre" le resultó una "odisea" presentar cualquier documento en su defensa.

Dentro del trato "discriminatorio" que dice haber recibido, el sargento ordenó que "la única persona" a la que debía presentar la documentación "era a él, a pesar de existir una oficina en el puesto con personal de forma permanente".

Faltas graves

El primer procedimiento se le abrió por conducir el vehículo oficial "negligentemente", y recogía que la velocidad máxima en aquel tramo de vía estaba fijada en los 40 kilómetros por hora, "cuando era de 50 kilómetros por hora". La otra falta grave se le intentó imponer por afirmar "que el teniente G.S.G. le había obligado a salir con el vehículo siniestrado a pesar de haberle comunicado a dicho teniente el mal estado de las ruedas", una frase que el denunciante niega haber dicho.

Comenzó entonces a sospechar que después del accidente "iba a tener un trato muy diferente al recibido hasta entonces". Los días 23 de diciembre y 9 de febrero le obligaron a realizar el servicio de vigilancia ciudadana a pie, algo que "nunca" se había hecho en ese puesto.

En ambos casos M.A.L.F., siempre según su versión, había constatado antes problemas para emplear el vehículo que le habían  asignado: el primero no se encontraba en el acuartelamiento y el segundo tenía las ruedas desgastadas y con una grieta.

Además, critica que en el puesto había "otros vehículos" que no tenían asignado ningún servicio y que no se emplearon durante ese tiempo.

¿Día libre?

Pero eso no iba a ser todo. El día 28 de junio, tal y como figura en la denuncia, el agente tuvo que realizar todo el servicio a pie, y a mitad de la tarde su compañero fue llamado al cuartel, con lo cual se quedó solo.

En ésta y otras ocasiones, las órdenes le llegaron de guardias civiles que eran sus inferiores en rango, algo que, recuerda, va contra las "más elementales de las reglas de comportamiento entre militares". Asegura que incluso recibió mandatos de guardias civiles, en lo que considera "una forma de envilecerme".
 
Al término de esa jornada en la que terminó a pie y solo, vio que su nombre no aparecía asignado a ningún servicio, por lo que, previa consulta con un compañero, entendió que "tendría el día libre". A la mañana siguiente, sin embargo, el sargento le llamó y le dijo: "Tiene usted servicio de 14.00 a 22.00 horas y si tiene usted huevos no venga a trabajar a ver qué pasa".

Poco después fue al despacho del teniente a preguntar por las condiciones del servicio, que sus superiores afirmaron se había decidido esa misma mañana. Fue en ese momento cuando, según la denuncia, los insultos del sargento llegaron a su mayor intensidad: "Ni de broma te vas a reír de mí", "no tienes la suficiente inteligencia", "ahora mismo escuchas, cojones"... M.A.L.F. argumenta que no le dejaron defenderse ni hablar con el capitán, y que al término de la riña le ordenaron que se marchara.


Bronca por la filtración de los 20 euros para el fax


La difusión en abril en varios medios, entre ellos Canariasaldia.com, de una noticia según la cual en el puesto de la Guardia Civil de Morro Jable había que pagar una cantidad mensual para usar el fax también levantó ampollas entre los superiores denunciados.
 
El propio M.A.L.F., que ha denunciado por mobbing al sargento C.C.V. y el teniente comandante G.S.G., asegura que se le acusó varias veces de ser el causante de esta "filtración".|>>
 
 
Crisis de ansiedad

"Por el tono de voz empleado por el sargento", explica, los insultos "fueron escuchados por los guardias civiles" que estaban en las dependencias cercanas.

Minutos después, cuando se encontraba en un vehículo con su compañero, sintió "un gran malestar y una fuerte palpitación". Fue atendido de urgencia en un centro de salud, y se le diagnosticó una crisis de ansiedad, que requería de un tratamiento médico y reposo. A las 23.00 horas, el agente volvió allí y le diagnosticaron otros estados de ansiedad.

"También he tenido conocimiento de que el día 30 de junio se citó al acuartelamiento de Morro Jable al médico que dio la baja médica (…) con la única finalidad de averiguar si el mismo había extendido el parte de baja, un hecho inusual y que acredita una patente persecución", concluye.

La denuncia presentada en Madrid el 14 de julio ha recaído en el Juzgado número 5 de Puerto del Rosario, e incluye una grabación de la conversación del 29 de junio. El agente M.A.L.F. se encuentra en la actualidad trabajando en comisión de servicio en Gran Tarajal (Tuineje).

Fuentes de la Guardia Civil han puesto de relieve que la actitud de los superiores denunciados sigue siendo una fuente de problemas en el puesto de Morro Jable, y recuerdan que hace poco otros dos agentes tuvieron que dejar la unidad después de ser acusados en público de filtrar la información sobre el pago de una cuota mensual para pagar la tinta del fax.

Desconectado charlie76

  • Profesional
  • Experto II
  • **
  • Mensajes: 2707
  • Soy un Policia, no un soldado!!!!!!!!!!!!
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #422 en: 14 de Septiembre de 2010, 18:02:23 pm »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #423 en: 14 de Septiembre de 2010, 18:07:22 pm »
 :karateka

Es del año pasado... en que quedó este asunto?
« Última modificación: 14 de Septiembre de 2010, 18:10:46 pm por 47ronin »

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10895
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #424 en: 14 de Septiembre de 2010, 20:25:30 pm »
Audio del tema;

http://www.canariasaldia.com/noticia.php?noticia_id=146705
Cuando no se tienen argumentos ni credibilidad como jefe, se recurre al "ponte firmes", los cojones, los puñetazos en la mesa, la prepotencia, etc. En el fondo me dan mucha pena... :Burla
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Desconectado charlie76

  • Profesional
  • Experto II
  • **
  • Mensajes: 2707
  • Soy un Policia, no un soldado!!!!!!!!!!!!
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #425 en: 14 de Septiembre de 2010, 21:39:34 pm »
:karateka

Es del año pasado... en que quedó este asunto?

A la espera de juicio, ni el Sargento ni el tte. estan ya en ese destino..........

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #426 en: 15 de Septiembre de 2010, 12:47:21 pm »
El ex jefe de Policía de La Vila denuncia al Ayuntamiento por ´persecución laboral´

La demanda, a la que se han sumado otros dos agentes, reclama compensaciones por valor de 300.000 €

R. LÓPEZ

El que fuera el máximo responsable de la Policía Local de La Vila Joiosa durante 22 años, Armando Reig, denunció ayer el "complot policial orquestado por el ex alcalde José Miguel Llorca, el ex concejal de Personal, el Jefe de Personal y por el asesor del alcalde, los tres primeros condenados por distintas causas, con la pretensión de cargarse mi cabeza así como a la cúpula de mandos que me apoyaban, todo ello por no ceder a las irregulares exigencias de los que gobernaban". Una acusación que, junto a otros dos agentes, ha materializado en una demanda por lo Contencioso-Administrativo contra el Ayuntamiento de La Vila por daños y perjuicios por responsabilidad patrimonial de la administración publica, cuyo montante asciende a cerca de 300.000 euros.

La medida pretende, según afirmó, evitar que "este tipo de gente pueda decir lo que quiera para intentar desprestigiar a quienes no han querido ceder a sus irregulares exigencias".

Según recuerda Reig, la persecución a la que fue sometido, junto a miembros de su equipo, comenzó en noviembre de 2006, "con la contratación irregular del actual jefe de Policía, persona que carecía del empleo y categoría profesional para el puesto". Según añadió, a partir de esos momentos los agentes comenzaron a sufrir "la mayor persecución jamás conocida en el ámbito laboral del Ayuntamiento de La Vila", con "incoaciones indiscriminadas de expedientes disciplinarios, aperturas forzosa de sus taquillas, reventaron cajas fuertes y despachos personales, prohibición de entrada al edificio de la Policía, su lugar de trabajo, retirada sin motivo alguno del arma reglamentaria, se les omitió en las relaciones del cobro de horas extras y de los atrasos económicos, y toda clase de injurias y calumnias, desacreditándonos incluso en medios de comunicación y a través del boca a boca", según manifestó Reig.

Además los agentes fueron víctimas, según el ex jefe del Cuerpo local, a un sinfín de denuncias interpuestas en el Cuartel de la Guardia Civil, como la de tenencia ilícita de armas, que provocó a varios de ellos graves situaciones de enfermedad psicológica. Ni una sola de las denuncias ha sido instruida y juzgada, siendo sobreseídas por el Juzgado de Instrucción número dos de Villajoyosa, en junio de 2009. Además, todos los expedientes disciplinarios fueron archivados por carecer de fundamento.

Según explicó ayer Reig, desde la llegada del actual jefe, José Álvarez, a la Policía Local de La Vila, "más de veinte excelentes profesionales han preferido trasladarse a otras plantillas", ante "la desconfianza, desmotivación, problemas judiciales y administrativos, y enemistad creada entre los propios compañeros por el actual jefe", y que, según añadió, "al final pagan los ciudadanos al verse resentido el servicio".

Por último, Reig exigió al alcalde y al edil de Personal asumir sus "responsabilidades políticas, ya que siendo conocedores de los hechos que sufrieron los agentes, volvieron a contratar los servicios del asesor del alcalde, del jefe de la Policía Local y del jefe de Personal, tan pronto como llegaron al poder (habiendo sido cesados en el gobierno del Cuatripartito), y siguieron con la misma línea de actuación que sus antecesores, provocando que algunos agentes tuvieran que cambiar su lugar de trabajo a otro municipio". Además, "ahora pretenden premiar con una plaza de intendente principal a José Alvarez, sin motivos de necesidad y llena de irregularidades".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #427 en: 01 de Octubre de 2010, 19:37:21 pm »
La AUGC denuncia represalias contra guardias civiles del cuartel de Torrevieja
29.09.10 - 00:49 - C. M. A. | ALICANTE.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denunció ayer, a través de una nota de prensa, supuestas represalias padecidas por agentes del cuartel de la Benemérita en Torrevieja. La AUGC informó de que esta situación afecta a los tres guardias de la Intervención de Armas del acuartelamiento, donde dos están de baja médica y un tercero quiere cambiar de destino «por ser insoportable la actividad laboral con la amenaza de su superior jerárquico», precisa la asociación.

La AUGC agregó que la presión que soportan los integrantes de la Intervención de Armas comenzó cuando, «con el dinero de los afiliados» de esta organización profesional, se instaló un aparato de aire acondicionado en esas dependencias. De ese modo, la AUGC quiso dotar a estas oficinas de unas mínimas condiciones de trabajo y de comodidad en la atención al público, según expone.

De acuerdo con el comunicado, los tres funcionarios de este departamento están siendo objeto de «una campaña de presión y acoso en el trabajo» por parte del comandante jefe de la Compañía de Torrevieja. La AUGC insta a la Jefatura de la Comandancia de Alicante «a actuar contra este comandante», que, desde que está en Torrevieja, «lo único que ha hecho es crear problemas donde no los había y fomentar una desmoralización generalizada en el personal que diariamente está poniendo en peligro su integridad para trabajar contra los delincuentes más peligrosos de toda Europa».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #428 en: 07 de Octubre de 2010, 15:48:46 pm »
Diferencias entre el acoso laboral o mobbing y el “síndrome del quemado” -bur-out, o estrés laboral avanzado-, o el mobbing subjetivo o falso

No concurre en el presente caso el acoso moral -mobbing- denunciado por el recurrente, pues no existen indicios de que se hubiera adoptado por el empresario una decisión vulneradora del derecho a su integridad moral. Declara la Sala que en ningún momento se ha probado la presencia de situaciones humillantes o vejatorias con relación al actor, no pudiendo tener tal consideración la falta de delicadeza o tacto por parte de su superiora a la hora de ponerse en contacto con él o transmitirle órdenes o reprocharle determinadas aptitudes. Afirma que la situación de acoso laboral requiere determinados componentes objetivos, como son la sistematicidad en la presión, relación de causalidad con el trabajo, falta de amparo en el poder de dirección y elemental gravedad; y subjetivos, esto es, intencionalidad denigratoria y carácter individualizado del destinatario. Estos componentes diferencian el acoso laboral del “síndrome del quemado” -bur-out, o estrés laboral avanzado que se caracteriza por síntomas de cansancio emocional y sentimiento de inadecuación o frustración profesional-, o el mobbing subjetivo o falso, en el que las percepciones personales del trabajador no se corresponden con los datos objetivos y subjetivos que están presenten en el desarrollo de la actividad laboral.

Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 10.03.10

http://www.iustel.com/v2/diario_del_derecho/noticia.asp?ref_iustel=1045045

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #429 en: 21 de Octubre de 2010, 19:10:47 pm »
Policías locales denuncian a un compañero por "agresiones y constante acoso"

En el escrito, al que ha tenido acceso , la central señala que el citado agente tiene una actitud agresiva con el conjunto de la plantilla, y en particular, "hacia un grupo de funcionarios".

efe, málaga | Actualizado 21.10.2010 - 17:53
El sindicato CSIF ha registrado hoy en el Ayuntamiento de Nerja (Málaga) un escrito dirigido al jefe de la Policía Local en el que los componentes de la plantilla denuncian la situación de "constante acoso y las agresiones" que han sufrido por parte de un compañero.

En el escrito, al que ha tenido acceso , la central señala que el citado agente tiene una actitud agresiva con el conjunto de la plantilla, y en particular, "hacia un grupo de funcionarios".

Según han manifestado estos agentes, desde que se incorporaron al cuerpo en 2006, "y al no seguir las directrices del denunciado", han sufrido continuas vejaciones y burlas, e incluso fueron insultados y amenazados en el verano de 2008.

Asimismo, han asegurado que el pasado 9 de octubre, este agente "agredió física y verbalmente a un compañero".

"Dado que la agresividad y la actitud provocadora ha ido en aumento en estos años, el grupo de agentes teme por su integridad física, ya que al ser responsable de un arma de fuego, este individuo puede en cualquier momento originar un mal mayor", añade el sindicato.

Los denunciantes han declarado que el acoso se produce a diario, por lo que esperan que se tomen las medidas oportunas que garanticen la seguridad y protección en el trabajo de todos los agentes de la Policía Local.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #430 en: 03 de Noviembre de 2010, 15:26:48 pm »
La Policía Local se enfrenta a las denuncias de acoso laboral de tres mujeres agentes

Uno de los casos denunciados se trató ayer en el juzgado número cuatro de lo Contencioso-Administrativo

JAVIER GARCÍA RECIO. MÁLAGA La dirección de la Policía Local de Málaga se enfrenta al menos a tres demandas por presunto acoso laboral formuladas por agentes femeninas del cuerpo que denuncian situaciones de hostigamiento prolongado por parte de algunos jefes varones.

De los tres casos conocidos, uno de ellos tiene aún carácter de denuncia interna y los otros dos han sido llevados a los tribunales de justicia por la vía contencioso-administrativa; el juicio de uno de ellos tuvo lugar ayer en el juzgado número cuatro de lo Contencioso-Administrativo.

La denuncia interna de presunto acoso laboral la firma una policía que estaba destinada en el Grupo de Escoltas, Menores y Atención al Ciudadano (GEMAC) cuando saltó el escándalo del espionaje a la concejala del PP Rosa Agüera. Fue destinada a otro lugar por no apoyar la versión de los responsables del grupo sobre el caso de espionaje. Interpuso una demanda contencioso-administrativa contra el cambio de puesto y la ganó pero, sin embargo, fue destinada a la comisaría de El Palo donde, según refleja el escrito de denuncia, sufre desde hace dos años un acoso laboral permanente por parte del actual y el anterior jefe de la comisaría. La agente remitió un escrito de denuncia reclamando un cambio de destino que fue enviado al coordinador de Seguridad, Florentino Villabona, sin respuesta hasta la fecha.

Insultos y amenazas

De los dos casos que están en manos de la justicia, uno de ellos se refiere a otra agente que ha sido cambiada de destino. El cambio respondería a una presunta situación de acoso que sufriría esta policía en los últimos meses.

El caso más antiguo fue enjuiciado ayer y quedó visto para sentencia en el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4. La policía denunciante, R. R. P., con más de 20 años de antigüedad en el cuerpo, firma esta demanda que denuncia una situación de presunto acoso que se mantiene, según señala en su escrito de demanda, desde el año 2005, cuando la agente estaba destinada en la sala del 092 y llevaba en ese puesto más de 15 años. Todo cambió, expone, con la llegada del subinspector S. M. J., al que ella señala como «autor y responsable de esta situación de acoso», que se inició cuando fue trasladada a otro puesto «sin el menor cauce procedimental ni motivación alguna», habiendo sufrido antes «insultos y amenazas» por parte del subinspector, además de observaciones «machistas y misóginas», que le provocaron una primera crisis de ansiedad.

La agente fue enviada al distrito de Carretera de Cádiz «de forma arbitraria» ya que mientras ella dejaba el 092 traían a otros dos agentes. Este trato «caprichoso» le conduce a una segunda crisis de ansiedad con baja médica, que un doctor en psiquiatría «relaciona con el problema laboral con un superior».

Acuerdo incumplido

Debido a estos problemas de deterioro físico, la agente pidió el pase a la segunda actividad en septiembre de 2005, lo que se le concedió poco después. Pidió volver a la sala 092, lo que se le deniega por la jefatura del cuerpo en un escrito alegando que «provocaba tensiones con los compañeros» y que menoscababa el buen funcionamiento del servicio», cosa que ella rechaza totalmente con el argumento de que nunca ha recibido ni un apercibimiento, ni se le ha abierto expediente alguno.

La denuncia refleja que cuando se decide a poner una demanda por vía penal contra el jefe al que acusa de acosador, éste le propone un acuerdo que ella acepta, que supone, por un lado, la retirada de la demanda y, por otro, que ella iría transitoriamente a la sede del Ayuntamiento hasta que pudiera volver a la sala del 092. Pero este acuerdo, según relata la agente en su demanda, nunca se ha cumplido por parte de la jefatura.

Al contrario, tras meses de tranquilidad, volvieron «los actos de acoso» con la aparición de unas rotaciones que «solo tenían el objetivo de relegarla» y obligarle a ir a las oficinas de videovigilancia de la plaza de La Merced, donde se suceden nuevos casos de «hostigamiento, con el propósito de humillarla y vejarla». Finalmente, volvió al Ayuntamiento donde sigue, sin que se le haya repuesto a su destino del 092.

Versión municipal

Según la agente, desde que se inició esta «intolerable persecución» hace cinco años ha sufrido varias crisis de ansiedad con bajas de diferente duración que sumadas suponen un total de 686 días de baja por enfermedad. Dado que esos días de baja tienen su causa en la «situación de acoso», la agente pide una indemnización de 40.012 euros, además de poder retornar a la sala del 092.

Por parte del Ayuntamiento, la letrada municipal negó que haya existido situación de acoso laboral a la agente al señalar que «nada de lo que aporta justifica una situación de hostigamiento continuado», más bien al contrario, la letrada señaló una «situación de privilegio y de trato favorable».

La abogada municipal habló de que la agente tiene un «largo historial de bajas por ansiedad anterior a 2005», lo que le llevó a apuntar a ese «transtorno como causa «de una inadaptación al trabajo» y a que la agente «vea como discriminación u hostigamiento hacia ella lo que no son más que situaciones de tensión, lógicas en una dinámica laboral», por lo que concluyó que todo se debe a «una peculiar interpretación de los hechos» por parte de la policía local.

La letrada negó que los cambios de destino fuesen discriminatorios, sino que «fueron justificados y respondían a necesidades del servicios». Recordó que existe un reglamento de la Policía Local que señala que los agentes, por las características de sus funciones, «no tiene derecho a la inmovilidad» por lo que no existe «un supuesto derecho a un destino concreto».


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #431 en: 04 de Noviembre de 2010, 17:08:45 pm »
Archivado el caso del inspector de policía al que denunciaron por acoso sexual dos alumnas

El jueza considera que no hubo delito, aunque el imputado utilizó con ellas un lenguaje "inapropiado" con comentarios de "contenido sexual"
3 de noviembre de 2010
SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción número Tres de Santander ha archivado las diligencias penales abiertas contra el inspector de la Policía Nacional al que dos de sus alumnas denunciaron por acoso sexual, aunque reconoce que el imputado hizo alusiones a temas de "contenido sexual" y dejó "caer" la posibilidad de entablar una relación íntima con ellas.

Sin embargo, señala que lo que convierte el "mero filtreo" en un delito de acoso sexual es la continuidad en la propuesta tras recibir el que la hace una negativa, lo que no ocurrió en este caso.

El auto explica que de las declaraciones de las dos mujeres, que hacían prácticas en Santander y de las que era tutor el inspector, así como de las de los testigos y el propio imputado, se desprende que desde la primera toma de contacto con ellas el denunciado hizo uso de un lenguaje "inapropiado", ya que en el marco de una conversación "pretendidamente desenfadada" incluyó "comentarios sexuales" ajenos por completo a dicha relación, lo que produjo "asombro y confusión" en sus subordinadas.

Posteriormente, el inspector consiguió salir a solas con cada una de ellas, aprovechando entonces para "dejar traslucir su propósito de entablar una relación personal que desborde la profesional". En ambos encuentros, las denunciantes no le recriminaron su conducta, lo que se explica, según el auto, por el "miedo reverencial" a quien era su tutor, aunque "en modo alguno" se mostraron "receptivas" a éste.

Pero una vez que el inspector comprobó el "resultado negativo de su insinuación", no insistió en sus pretensiones, según el juez, sino que "cambia de sujeto destinatario". Como ejemplo de ello, señala que la expresión "ya me lo pagarás en carne", única propuesta sexual "explícita" dirigida a una de ellas, no fue seguida de un encuentro después en que realizara otra sugerencia similar.

Asimismo, el auto indica que no se aprecia que con su conducta el imputado haya provocado en las víctimas una situación "objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante", sino "un mero malestar", ya que ninguna de ellas ha manifestado encontrarse en una situación de "angustia, intranquilidad o desasosiego y el deseo de que cese la relación docente con el denunciado".

En este sentido, señala que las denunciantes no han dado cuenta a otros responsables de su formación de los comentarios "inapropiados" realizados por su tutor, y "sólo" han interpuesto la denuncia inmediatamente después de sus reivindicaciones sobre el lugar adecuado para la realización de los exámenes, "guiadas quizá por el temor de una represalia del denunciado".

Por todo ello, no aprecia indicios de delito y dicta el sobreseimiento provisional y el archivo de las actuaciones.

"VEJACIONES"

Fue el pasado mes de abril cuando cinco alumnas en prácticas en Santander, procedentes de la Escuela de Policía de Ávila, denunciaron "conductas impropias" y "vejaciones" por parte del inspector responsable de su formación, que fue retirado del servicio por la jefa superior de Policía en Cantabria, Pilar Allúe.

Según se supo entonces, dichas conductas consistieron en "miradas, sarcasmos, chistes, indirectas, comentarios inoportunos" e, incluso, "pequeños contactos físicos no necesarios" en partes "no íntimas" del cuerpo, como un brazo o la espalda.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #432 en: 05 de Noviembre de 2010, 11:24:09 am »
Artà
Gili prevé que el ex jefe de la Policía Local se reincorpore tras ser absuelto

T.O./B.C. ARTÀ. Bartomeu Gili, regidor de Interior, reconoció ayer que ha habido una reunión entre el Ayuntamiento y el ex jefe de la Policía Local de Artà, Serafí Mestre, y que éste se incorporará a su puesto de trabajo "a los diez días después que se le comunique la sentencia de absolución en firme, que aún no ha recibido".

El Consistorio buscará "unas medidas de consenso para que la vuelta al trabajo sea la mejor para las partes: Podría entrar en otra plaza que no sea el cargo de responsabilidad que ocupaba, para que se vaya adecuando al trabajo poco a poco, después de años de inactividad". El afectado también podría regresar disfrutando del periodo vacacional que le corresponde.

Por otro lado, el expediente iniciado por la conselleria de Interior finalizará, una vez que ya ha salido la sentencia y se tendrá que esperar para saber que dice el informe de la instrucción de la Conselleria.

Mestre ha sido absuelto del presunto delito continuado de acoso sexual a una auxiliar administrativa. La sentencia detalla que su conducta fue "totalmente reprobable", si bien "no encajable en el delito ya que no está probado que solicitase favores sexuales de la misma".

Desconectado cazaor

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10895
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #433 en: 05 de Noviembre de 2010, 11:32:03 am »
Sin embargo, señala que lo que convierte el "mero filtreo" en un delito de acoso sexual es la continuidad en la propuesta tras recibir el que la hace una negativa, lo que no ocurrió en este caso.
¿Ah si? qué cosas, de lo que se entera uno ¿y ese criterio habrá sentado "jurisprudencia"... ;::)

Es para saberlo y acosar sólo una vez por alumna a mi cargo... :insano

PD: Lo último es broma, broma, broma... :Horca
TO MENTIRA, TO POLÍTICA...

¿Mi nena? ¡bonica del tó!... :vergo

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #434 en: 10 de Noviembre de 2010, 22:10:19 pm »
SALUDOS

Hola. Me llamo Fernando y ejerzo como psicólogo desde hace casi tres décadas (Especialista en Psicología Clínica). Buena parte de mi quehacer profesional lo dedico a la formación de miembros de los cuerpos de seguridad y personal de intervención en situaciones de crisis y emergencias. Este ámbito me apasiona y de aquí nace la idea de compratir con todos vosotros este blog. Espero vuestros comentarios y aportaciones.

 lunes 8 de noviembre de 2010
EL ACOSO LABORAL EN LA POLICÍA LOCAL


El acoso laboral es una de nuestras lacras sociales más extendidas, generando mucho sufrimiento a millones de trabajadores y trabajadoras en todos los colectivos y en cualquier puesto organizativo. La Policía Local no es ajena a esta situación, guardando en su seno numerosos casos de mobbing. Los datos que os presento a continuación corresponden a un estudio realizado por el Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias (SIPLA) y el Departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo en 2006. El estudio se basó en la información proporcionada por una muestra de la Policía Local de Asturias. Seguramente, los datos obtenidos pueden generalizarse a las Policías Locales del resto de España.
En este artículo os ofrecemos los datos más significativos:



- El 57,9% de los policías encuestados opinan que se ignoran las vulneraciones de las normas y valores del cuerpo de policía.
- El 67,83% refieren que no se valora su trabajo y no se les pide opinión.
- El 29,8% de los policías opinan que el estilo de mando que impera en la policía es el autoritario, seguido del 37,4% de los que opinan que el estilo de mando que predomina es el pasivo.
- El 66,4% opina que en el colectivo policial hay discriminación.
- El 57% de los encuestados afirman haber sido víctimas de acoso laboral.


¿Cómo se expresa este acoso? Los agentes responden así:
- Intentan desmotivarme continuamente (17,3%).
- Me modifican tareas sin avisarme (20%).
- Me privan de información y medios (26,1%)
- Critican mis opiniones y actuaciones (23,5%)
- Estoy limitado para trabajar con seguridad (18%).
- Me asignan tareas inferiores a mi competencia (29,5%).
- Evalúan sesgadamente mi trabajo (30%).
- Me interrumpen constantemente al hablar (18,1%).
- Restringen mis comunicaciones (19,5%)

- El tipo de acoso más frecuente es el Descendente (81,1%), seguido por el horizontal (16,34%). El acoso laboral Ascendente es mucho menos frecuente (2,56%).
- Los daños que el policía opina que le genera el acoso laboral son variados, pero el más puntuado es el daño psicológico (43,4%), seguido del físico (13,2%).
- Al 15,3% de los agentes se les ha diagnosticado alguna vez padecer mobbing.

Los resultados de este estudio muestran que las manifestaciones del acoso laboral más frecuentes se encuentran relacionadas con:

La organización y planificación del trabajo:
- Asignación inadecuada de tareas, funciones y responsabilidades.
- Control férreo sobre el trabajo.
- Cambios inesperados en las tareas.
Reconocimientos, premios y recompensas:
- Valoración sesgada del esfuerzo.
- Desmotivación.
Transmisión de la información y canales de comunicación:
- Interrupciones.
- Limitaciones para comunicarse.
- Dificultades para acceder a la comunicación.
Sistemas de promoción y desarrollo profesional:
- Trabas a ascensos.
- Impedimentos para adoptar medidas de seguridad.

Los compañeros del SIPLA de Asturias nos han transmitido estas y otras informaciones de interés sobre aspectos relacionados con el trabajo del policía local. No cabe duda de que el acoso laboral tiene consecuencias graves sobre el bienestar, la salud y la calidad de vida del agente, lo que repercute también en el trabajo directo hacia la ciudadanía.
En posteriores artículos iremos dando cuenta de otros temas relacionados con la salud física y psicológica del policía.

http://psipolicial.blogspot.com/2010/11/el-acoso-laboral-en-la-policia-local.html

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #435 en: 14 de Noviembre de 2010, 15:44:48 pm »
El PSOE pide la intervención del alcalde por la demanda de acoso laboral de una policía

Una moción socialista reclama la intervención de De la Torre por ser el concejal del área de Igualdad

J.G.RECIO. MÁLAGA El partido socialista en el Ayuntamiento de Málaga reclamará que el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, como concejal y primer responsable del área de Igualdad «intervenga en el caso de la agente de la Policía Local que recientemente ha demandado a sus responsables en el cuerpo por presunto acoso laboral, y que esa intervención sirva para «determinar las circunstancias que han llevado a esta situación, ofreciendo apoyo a la persona afectada y actuando de mediador para que dicha situación sea resuelta de forma efectiva», según la propuesta que firma la edil Dolores Fernández y que será llevada esta semana a la comisión de Asuntos Sociales.

La moción recuerda que como se da la circunstacia de que el área de Igualdad está adscrita al de Presidencia, «de la que el alcalde es responsable,» lo que lleva a la edil del PSOE a preguntarse «cuál ha sido la intervención de este área en este caso, y en otros que, según nos informan, han podido afectar a personal femenino del Ayuntamiento.

La moción explica como los expertos consideran que la denuncia de acoso laboral, aún cuando sea un único caso, constituye una llamada de atención para que los mecanismos de igualdad actúen y que una mujer, que considera que es acosada, «debe ser tratada de forma individual y ayudada, aún cuando solo haya una apreciación del hecho». Frente a ello, la concejala llama la atención de que en esa misma comisión se debatirá una moción presentada por el alcalde para conmemorar el día 25 de noviembre contra la violencia contra las mujeres.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #436 en: 21 de Noviembre de 2010, 12:22:38 pm »
ADSCRITOS A LA COMISARÍA DE DISTRITO SUR
Dos policías nacionales de baja en LPGC por ''acoso laboral''
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. - IVÁN SUÁREZ
 
Los informes psicológicos vinculan los trastornos de ansiedad que padecen a un caso de mobbing.

Dos agentes de la Policía Nacional permanecen de baja médica como consecuencia de un presunto caso de acoso laboral en la Comisaría de Distrito Sur de Las Palmas de Gran Canaria.

Así queda reflejado en los informes psicológicos de ambos afectados, a los que ha tenido acceso CANARIAS AHORA, que vinculan directamente los trastornos de ansiedad que padecen con "el acoso laboral que sufren en su lugar de trabajo".

Federico Quintana, policía jubilado y presidente de la Asociación Canaria de Víctimas de Acoso Laboral (Acval), se ha erigido como portavoz de los dos funcionarios policiales.

El origen del conflicto con uno de los agentes se habría producido, según Quintana, por elevar una queja sobre un "uso injustificado" de vehículos de los denominados K (los que no tienen distintivo policial) por parte del Inspector Jefe de la mencionada comisaría, Eulogio G. G.

A partir de ese momento, hace casi cinco años, el agente de la Policía Nacional, que es representante sindical, habría sufrido acoso moral en su lugar de trabajo, que se manifestaba, siempre según la versión de Acval, en la "negación sistemática" de su periodo vacacional y de las horas extra o en la apertura de expedientes administrativos tras acusaciones "malintencionadas" de su superior por retrasos en la atención a los ciudadanos.

Quintana acredita una sentencia del Juzgado de lo Contencioso- Administrativo de Las Palmas de Gran Canaria que paraliza una pena de 20 días impuesta por la Dirección General de Policía.

En el segundo de los casos, el supuesto acoso laboral se habría venido produciendo desde hace unos "13 o 14 meses" tras una solicitud del funcionario policial, también sindicalista, para rebajar sus turnos de trabajo con la finalidad de una mejor conciliación laboral y familiar.

El presidente de Acval asegura que el Inspector Jefe llegó a amenazar al agente con una suspensión de 3 años de empleo y sueldo por un presunto delito de abandono de servicio cuando, en realidad, "había sido citado por la Jefatura central".

Acval anuncia la intención de los dos agentes policiales de emprender las acciones legales que se consideren oportunas ante una situación que califica de ''terrible''.

Por su parte, fuentes oficiales de la Policía Nacional de Las Palmas de Gran Canaria aseguran no tener constancia de denuncias ni a nivel interno ni a nivel judicial, aunque sí reconocen la existencia de expedientes disciplinarios que se encuentran bajo secreto.

Litigio judicial

El propio presidente de la asociación, Federico Quintana, mantiene un litigio judicial con el máximo responsable de la Comisaría de Distrito Sur, tras la denuncia que presentó ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria en octubre de 2008, a raíz de una detención que tilda de ''ilegal''.

El arresto se produjo cuando Quintana se disponía a denunciar la aparición en su domicilio de un envoltorio que contenía una bala de pistola de 9 milímetros y el mensaje Hay otra para tu cabeza. Quita las denuncias o..., que habría encontrado tras "oir un golpe en la ventana".

El ahora presidente de Acval había mantenido numerosos conflictos judiciales con el anterior Inspector Jefe, Félix de B., "amigo íntimo" de Eulogio G.G., con varias denuncias de por medio por otro presunto caso de mobbing, que motivó, según Federico Quintana, su jubilación en 2006 por una depresión crónica.

Al día siguiente de recibir el mensaje amenazante, Verónica S.S., entonces pareja de Federico, acudió a la Comisaría de Distrito Sur para denunciar lo sucedido. El policía jubilado no pudo acompañarla por un compromiso adquirido y demoró unas horas su presencia en las dependencias de la calle Málaga de la capital grancanaria.

Fue entonces cuando agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de Federico por considerarlo sospechoso de la amenaza contenida en el envoltorio. Las sospechas se basaban, según la versión del presidente de Acval, en la aparición de sus huellas dactilares en la bala.

En su declaración en los juzgados, Verónica S.S. afirmó que el Jefe de la Comisaría, Eulogio G.G., le dijo en el momento de presentar la denuncia que "no nombrara a nadie hasta que se supiera algo". Al mismo tiempo, reconoció que la bala la habían tocado tanto Federico como ella misma, que no le había comunicado a la policía que sospechara de su pareja e insistió en que se encontraba con él en el momento de los hechos.
 


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #437 en: 21 de Noviembre de 2010, 12:24:32 pm »
Piden 18 años de cárcel para un sargento de la Guardia Civil por acoso sexual
EFE A CORUÑA

La Fiscalía Militar solicita una pena de 18 meses de prisión para un sargento de la Guardia Civil acusado de un delito de abuso de autoridad en su modalidad de acoso sexual, en León, mientras que la acusación particular eleva la petición a 5 años. La Abogacía del Estado y la defensa solicitan la libre absolución del acusado.

La vista procede de la denuncia presentada por una agente ante la supuesta situación de acoso sufrida por parte del sargento E.V.E., quien era su mando inmediato. La agente fue dada de baja por los servicios médicos de la Guardia Civil, situación que se prolonga hasta la actualidad.

Fuentes del Instituto Armado informaron de que el juicio se celebrará el 23 de noviembre en el Tribunal Militar Territorial de A Coruña. Entre los testigos se encuentran la práctica totalidad de los componentes del Puesto de León, donde supuestamente ocurrieron los hechos en 2004 y 2005, varios mandos del acusado y el anterior jefe de esa Comandancia, actual coronel jefe de la Zona de la Guardia Civil en Asturias.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #438 en: 23 de Noviembre de 2010, 12:52:54 pm »
El Ayuntamiento, absuelto de la acusación de acoso laboral a una policía local

Una agente demandó al Consistorio malagueño por «desviación de poder y acoso laboral»

JAVIER GARCÍA RECIO La titular del juzgado número 4 de lo Contencioso Administrativo de Málaga ha absuelto al Ayuntamiento de la capital de practicar acoso laboral a la agente de la Policía Local R.R.P., que había presentado un recurso en tal sentido. La sentencia absuelve también al Consistorio de «desviación de poder».

La agente acusaba al Ayuntamiento de desvio de poder y de acoso laboral señalando que desde el 2005, después de llevar más de 15 años en la sala del 092, fue enviada a otro destino «sin el menor cauce procedimental ni motivación alguna», habiendo sufrido antes «insultos y amenazas» por parte de su superior, además de observaciones «machistas y misóginas», que le provocaron una primera crisis de ansiedad, como ella relató. A partir de ahí concretó en su demanda una serie de actuaciones «discriminatorias y de «intolerable persecución» por algunos jefes.

La sentencia, por contra, indica que «no resulta justificada la alegación de desviación de poder que se formula por la recurrente, pues la desviación atribuida al órgano encargado de la elaboración de las órdenes del cuerpo, se funda en valoraciones subjetivas de la parte sobre la intención de perjudicar los intereses profesionales de una persona».

Igualmente, considera que tras analizar los hechos «no se puede concluir que la actuación de la administración haya sido constitutiva de acoso laboral» y a modo de resumen señala que «parece claro que cabe la posibilidad de que, en el ejercicio de la potestad de autoorganización, pueda la administración reubicar al funcionario público en otro puesto de trabajo, como ha sido el caso, sin que ello implique desviación de poder o acoso laboral».


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 224252
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #439 en: 24 de Noviembre de 2010, 16:15:39 pm »
La guardia civil que denunció a su sargento por acoso sexual afirma que se sintió "vejada" durante un año

Dice que se refería a ella como "gallina o Carmen de Mairena" y que su superior le indicó que las mujeres sirven para "trabajar y follar"
XORNAL.COM 24/11/2010 - 13:32 h.

El sargento acusado por acoso niega los hechos La agente de la Guardia Civil S.M.G., que denunció al sargento E.V.E. por "abuso de autoridad en su modalidad de acoso sexual" en un puesto rural de la provincia de León, ha afirmado este miércoles que se sintió "vejada" por su superior durante casi un año, después de que éste, según la denunciante, se refiriese a ella como "la gallina o Carmen de Mairena" y le comentase que las mujeres sólo sirven para "trabajar y para follar".

  Así lo ha testificado durante la segunda jornada del juicio que se celebra en el Tribunal Militar de A Coruña, donde se juzgan unos hechos que supuestamente sucedieron durante los años 2004 y 2005, fechas en que denunciante y acusado coincidieron en el mismo puesto.

  A consecuencia de la situación sufrida, la agente fue dada de baja por los servicios médicos de la Guardia Civil, situación médica que se prolonga hasta la actualidad.

  A preguntas de su abogado, Francisco Viejo, y de la Fiscalía militar, S.M.G. ha relatado que el trato con el sargento fue "correcto" hasta el Domingo de Ramos de 2004 cuando, según la denunciante, durante un servicio, E.V.E. le preguntó si alguna vez le había puestos los cuernos a su marido o si sabía el "morbo que causa pasarle la mano por la cabeza a un calvo".

  Ante esta situación, y siempre según su testimonio, la denunciante le comentó que se "limitase a temas del servicio" y, a partir de entonces, el trato de su superior empezó a ser "más cortante y con desprecio".

DISCRIMINACIÓN

  Asimismo, S.M.G. ha declarado que muchos de sus compañeros por entonces le hicieron llegar comentarios que el sargento, supuestamente, hacía respecto a su persona en los que, según su testimonio, se refería a ella como "la bruja o ya sabéis que tenéis que forllarla bien", en referencia a las patrullas que realizaban en compañía de la denunciante.

  Por otra parte, la guardia civil ha negado que pidiese a su superior trabajar en festivos y en fines de semana, tal y como afirmó el lunes el sargento E.V.E. para justificar que S.M.G trabajase todos los del mes de diciembre del 2004.

  Además, durante su declaración, S.M.G. ha indicado que, durante una charla, su superior le reconoció que era "misógino", al tiempo que ha defendido que, desde pequeña, su "sueño" era ser guardia civil.

DOS AÑOS SIN DENUNCIA

  Sobre el hecho de que no presentase denuncia hasta dos años después de que ocurriesen los hechos, la mujer ha subrayado que "sentía vergüenza porque su marido no sabía nada y que no tenía fuerzas", al tiempo que ha recordado que en ese periodo fue cuando se quedó embarazada.

  Por otra parte, S.M.G. ha negado que la causa de su "trastorno adaptativo mixto", que le ha generado un estado de ansiedad y depresión, sea la enfermedad grave que sufrieron dos de sus familiares directos, ya que, en su opinión, esa situación se terminó en 2002.

  A la espera de que a lo largo del día de este miércoles testifiquen los que por entonces eran sus compañeros de cuartel y pendientes de las conclusiones que emitirán el jueves todas las partes, la acusación pide cinco años de cárcel y 180.000 euros de indemnización, mientras que la defensa reclama la libre absolución del sargento.