Autor Tema: El acoso en los cuerpos policiales  (Leído 136705 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #660 en: 11 de Noviembre de 2013, 13:59:30 pm »
MOBBING

 
Iñaki Piñuel, experto en acoso laboral y profesor de la Universidad de Alcalá de Henares, ha publicado un libro donde enumera los indicios por los que un empleado puede sentirse víctima de 'mobbing', que se considera delito penado con hasta dos años de cárcel desde el pasado diciembre.

El especialista explica las 42 claves del acoso laboral en el libro 'Mobbing: cómo sobrevivir al acoso psicológico en el trabajo". Piñuel considera que si el empleado siente  hostigamiento psicológico durante un periodo de seis meses con una frecuencia de dos veces a la semana, entonces es una víctima del acoso.

1. Mi superior se niega a comunicar, hablar o reunirse conmigo.

2. Me ignoran, me excluyen, o me hacen el vacío, fingen no verme, no me devuelven el saludo, o me hacen "invisible" .

3. Me chillan o gritan, o elevan la voz con vistas a intimidarme.

4. Me interrumpen constantemente impidiendo expresarme.

5. Prohíben a mis compañeros o colegas hablar conmigo.NO LES PROHIBEN, PERO NO ME OBEDECEN MIS SUBORDINADOS.

6. Inventan y difunden rumores y calumnias acerca de mí de manera malintencionada.

7. Minusvaloran y echan por tierra mi trabajo sistemáticamente no importa lo que haga.

8. Me acusan injustificadamente o falsamente de incumplimientos, errores, o fallos, inconcretos y difusos que no tienen consistencia ni entidad real.

9. Me atribuyen malintencionadamente conductas ilícitas o antiéticas contra la empresa o los clientes para perjudicar mi imagen y reputación.

10. Recibo críticas y reproches por cualquier cosa que haga o decisión que tome en mi trabajo con vistas a paralizarme y desestabilizarme.

11. Se amplifican y dramatizan de manera malintencionada pequeños errores o nimiedades para alterarme.

12. Me amenazan con usar instrumentos disciplinarios (rescisión de contrato, no renovación, expediente disciplinario, despido, traslados forzosos, etc...)

13. Desvaloran mi esfuerzo profesional, restándole su valor, o atribuyéndolo a otros factores

14. Intentan persistentemente desmoralizarme mediante todo tipo de artimañas.

15. Utilizan de manera malintencionada varias estratagemas para hacerme incurrir en errores profesionales y después acusarme de ellos.

16. Controlan, supervisan o monitorizan mi trabajo de forma malintencionada para intentar "pillarme en algún renuncio".

17. Evalúan mi trabajo y desempeño sistemáticamente de forma negativa de manera inequitativa o sesgada.

18. Me dejan sin ningún trabajo que hacer, ni siquiera a iniciativa propia, y luego me acusan de no hacer nada o de ser perezoso.

19. Me asignan sin cesar nuevas tareas o trabajos, sin dejar que termine los anteriores, y me acusan de no terminar nada.

20. Me asignan tareas o trabajos absurdos o sin sentido.

21. Me asignan tareas o trabajos por debajo de mi capacidad profesional o mis competencias para humillarme o agobiarme.

22. Me fuerzan a realizar trabajos que van contra mis principios, o mi ética, para forzar mi criterio ético participando en "enjuagues".

23. Me asignan tareas rutinarias o sin valor o interés alguno.

24. Me asignan tareas que ponen en peligro mi integridad física o mi salud a propósito.

25. Me impiden que adopte las medidas de seguridad necesarias para realizar mi trabajo con la debida seguridad.

26. Se me ocasionan gastos con intención de perjudicarme económicamente.

27. Me humillan, desprecian o minusvaloran en público ante otros colegas o ante terceros.

28. Intentan aislarme de mis compañeros dándome trabajos o tareas que me  alejan físicamente de ellos.

29. Distorsionan malintencionadamente lo que digo o hago en mi trabajo, tomando "el rábano por las hojas".

30. Se intenta buscarme las cosquillas para "hacerme explotar”.

31. Envenenan a la gente a mi alrededor contándole todo tipo de calumnias o falsedades, poniéndolas en contra mía de manera malintencionada

32. Hacen burla de mí o bromas intentando ridiculizar mi forma de hablar, de  andar, o me ponen motes.

33. Recibo feroces e injustas críticas o burlas acerca de aspectos de mi vida personal.

34. Recibo amenazas verbales o mediante gestos intimidatorios.

35. Recibo amenazas por escrito o por teléfono en mi domicilio.

36. Me zarandean, empujan para intimidarme.

37. Se hacen bromas inapropiadas y crueles acerca de mí.

38. Me privan de información imprescindible y necesaria para hacer mi trabajo.

39. Limitan malintencionadamente mi acceso a promociones, ascensos, cursos de formación o de capacitación para perjudicarme.

40. Me asignan plazos de ejecución o cargas de trabajo irrazonables e inusuales.

41. Modifican mis responsabilidades o mis cometidos sin comunicármelo.

42. Me lanzan insinuaciones o proposiciones sexuales directas o indirectas.

http://www.teinteresa.es/espana/claves-saber-mobbing-trabajo_0_911309138.html

Desconectado MASAM

  • Profesional
  • Chamán
  • **
  • Mensajes: 10600
  • Mi nenes?? LOS MÁS GUAPOS !!!!
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #661 en: 12 de Noviembre de 2013, 00:27:52 am »
42. Me lanzan insinuaciones o proposiciones sexuales directas o indirectas.

http://www.teinteresa.es/espana/claves-saber-mobbing-trabajo_0_911309138.html

En mi caso son directas.... me comen el troncho abeloncho.

El "quotquothomo sapiens"quotquot está dejando de ser "quotquotsapiens"quotquot...regresando al mono del que no debió salir.

"quotquotHerede

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #662 en: 24 de Noviembre de 2013, 16:24:47 pm »
Un ex guardia civil, apoyado por AUGC, denunciará por ‘mobbing’  .


Domingo, 24 de Noviembre de 2013 12:40   , C. E. 

El ex guardia civil Eduardo N. O.  se apoyará en la  Asociación Unificada de Guardias Civiles para presentar una denuncia por mobbing tras estudiar la persecución que, entiende, ha existido contra este  agente al que la Comandancia General de Ceuta había destinado como ‘conserje’ de los militares, tomando como destino en segunda actividad la Residencia militar Virgen de África. En dicho centro ha permanecido hasta que se le ha notificado el expediente del tribunal médico militar en el que se considera que no está apto para trabajar.

El problema está en que dicha notificación le llegó después de que este agente denunciara la cantidad de agravios comparativos que sufrían los guardias civiles en esta residencia toda vez que, por ejemplo, se les negaba los 20 minutos para poder desayunar; un lujo del que sí disfrutaba el resto.

Aquella historia fue denunciada por AUGC y provocó una cascada de reacciones en contra de las disposiciones de quien por entonces era coronel al mando de la residencia. Habló UGT, promovió una queja UPyD y al final se logró simplemente que se hiciera efectiva la igualdad de condiciones, cruzando así unos muros hasta ese momento inviolables.

La denuncia de marras tenía mayor gravedad por cuanto este agente, diabético, requería más que nadie de esos minutos de desayuno para inyectarse la insulina. Esa negativa provocó una descompensación tal que estuvo dos meses de baja; los únicos durante el tiempo que ha estado trabajando en la residencia.

Pues bien. Pasado por el tribunal médico, se le hicieron todo tipo de pruebas menos de su afección: el pulmón, el corazón, la capacidad física... se analizó todo menos la diabetes. Y el resultado fue el que ya temía AUGC: “No apto”, pasando directamente a guardia civil retirado. “Prefieren retirar a una persona que está capacitado para seguir trabajando que asumir su error. Todos estos pasos que se han dado están directamente relacionados con la denuncia interpuesta”, señala la asociación. Tras la denuncia de este agente, se logró que los 7 guardias que trabajan en la residencia pudieran tener el derecho de los 20 minutos de desayuno.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #663 en: 12 de Diciembre de 2013, 16:28:42 pm »

Absuelta de acoso laboral la jefa de régimen de la Policía

F. P. A. | Actualizado 12.12.2013 - 09:25
   
La Audiencia Provincial de Sevilla ha confirmado la absolución de la jefa de régimen disciplinario de la Policía Nacional, que fue absuelta ya por el juzgado de Instrucción número 12 de una acusación de acoso laboral. El juzgado abrió una investigación sobre esta inspectora jefa a raíz de la denuncia de un agente de la escala básica, que se quejó del "trato hostil y humillante" al que supuestamente lo había sometido la responsable de régimen disciplinario de la Jefatura. El denunciante entendía que la jefa se había prevalido de su relación de superioridad en el ámbito funcionarial.

La Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla confirma la absolución de la responsable policial, al considerar que "no se ha probado esa presunta vejación o falta de respeto y la versión del apelante (...) no puede ser considerada con fuerza suficiente para destruir la presunción de inocencia".

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, asegura que "no se advierte margen de duda o error en la valoración probatoria, pues (...) las versiones son contradictorias".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #664 en: 14 de Diciembre de 2013, 11:33:21 am »
Un sindicato denuncia acoso laboral a los jefes del desmantelado grupo antirruidos de la Policía Local

Afirma que el Ayuntamiento les ha retirado las claves informáticas para realizar o acceder a los informes de la unidad, pese a que todavía no han cesado en sus funciones

r. pagés 14.12.2013 | 01:53

El conflicto abierto entre el gobierno local de Benidorm y el Grupo de Inspección de Establecimientos (GIE), la unidad policial encargada desde hace casi dos décadas de luchar contra el exceso de ruidos en las zonas de ocio y que desaparecerá a partir del 1 de enero, vivió ayer un nuevo cruce de acusaciones. En este caso, de manos del sindicato profesional de policías SPPLB. Esta sección, mayoritaria en la junta de personal del Ayuntamiento, ha denunciado acoso laboral por parte del Consistorio a los dos jefes de la unidad, muy críticos con el desmantelamiento del grupo y a los que ahora se les han retirado las claves de acceso informático a los ordenadores, impidiendo que puedan realizar o acceder a los informes y otros documentos del grupo. O dicho en otras palabras, llevar a cabo una parte de sus funciones como responsables de la sección, pese a que no cesarán en sus puestos hasta el 1 de enero.

Desde el SPPLB han presentado un escrito al alcalde, Agustín Navarro, en el que manifiestan que los hechos denunciados son de «especial gravedad». Por un lado, porque «no sólo se está privando a algunos trabajadores de este Ayuntamiento de los medios para llevar a cabo sus funciones», sino que, además, creen que esta actuación «constituye uno de los supuestos de acoso, expresamente mencionados en el Protocolo de Prevención y Actuación en casos de acoso laboral», del que dispone el Ayuntamiento de Benidorm. El artículo 3 de este documento hace referencia a la aplicación de «medidas destinadas a aislar de la actividad profesional a una persona/trabajador, con ataques en su rendimiento, (...) o vaciamiento de funciones», un hecho que consideran «de sobra probado» en este caso.

El sindicato, reclamó al primer edil que se restituya de inmediato las claves de acceso a estos agentes. Y, paralelamente, confirmó también que solicitará que se reúna el equipo de expertos en esta materia, creado tras la aprobación del citado protocolo, para que evalúe el caso y emita informes.

Frente a la denuncia del SPPLB, el concejal responsable de Seguridad Ciudadana, José Marcet, afirmó desconocer los hechos y dudó de que se haya dejado a los jefes del GIE sin claves de acceso. En cualquier caso, el edil consideró «una barbaridad asimilar quitar las claves de un ordenador a un caso de acoso» y dijo que la labor de un policía «no depende de tener o no ordenador, sino de disciplina, seguridad ciudadana, etc.».


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #665 en: 20 de Diciembre de 2013, 10:21:50 am »
Un policía local denuncia una campaña de acoso por parte de su superior

El agente dice que el intendente jefe lo aparta a mitad de curso de la campaña de educación vial por «motivos personales»
s. g. b. 20.12.2013
 

El policía local de Elda José Antonio Tortosa ha denunciado lo que considera una «campaña de acoso» por parte del intendente jefe Vicente Bonal, que ha decidido apartarlo de su labor de educación vial en colegios y centros de salud para que pase a formar parte de la patrulla de Mercados.

Tortosa criticó «las formas» de Bonal por tomar la decisión «a mitad de curso, cuando yo ya tengo un proyecto educativo que estoy siguiendo y cuando los niños y los directores de los centros están contentos con mi labor». Recordó que hace apenas un mes presentó junto a su superior y al concejal de Tráfico, Vicente Amat, la memoria que realizó sobre las actividades en seguridad vial entre las que resaltó haber dado clases a los alumnos del primero de Primaria y a los del colegio especial Miguel de Cervantes, «algo que no se había hecho nunca». Según explicó el agente, la única explicación que recibió por parte del intendente para su relevo fue «que todos los años hay que rotar».

Sin embargo, para Tortosa los únicos motivos de Bonal son «personales» y le acusó de no haber hecho nada tras aparecer en las dependencias de la Policía Local un póster con varios agentes, él entre ellos, con el lema «mercenarios». INFORMACIÓN no pudo contactar ayer con Bonal para recoger su versión al respecto.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #666 en: 21 de Diciembre de 2013, 10:56:00 am »
Que buen rollito....


Guerra abierta en la policía de Catarroja

Partidarios y detractores del intendente relatan un ambiente «insufrible» entre trabajadores que intercambian denuncias y amenazas .Un informe municipal revela que el 74 por ciento de los agentes sufre acoso de compañeros o superiores.

La plantilla de la Policía Local de Catarroja vive una auténtica guerra interna. Los agentes, divididos en dos bandos -según ellos mismos explican- trabajan entre denuncias y amenazas de compañeros y superiores. Tal es la situación que el ayuntamiento de la localidad encargó un informe cuyas conclusiones son demoledoras: el 74 por ciento de los empleados asegura sufrir acoso en su puesto de trabajo.

Se trata de un 'Informe de Evaluación de Riesgos Psicosociales' elaborado por la empresa de prevención de riesgos laborales Grupo OTP al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS. Según explican fuentes policiales, la instancia presentada por un agente al ayuntamiento en la que éste informaba de que podría estar sufriendo acoso laboral por parte del jefe de policía movilizó a la administración local a solicitar este análisis, que decidió hacer extensivo a la totalidad de los trabajadores del consistorio.

El texto alerta de que, en el área de seguridad ciudadana, compuesto por un total de 52 trabajadores supervisados por Alfonso Luque, «un 87 por ciento consideran estar expuestos a conflictos interpersonales de manera frecuente o constantemente y un 74 por ciento perciben situaciones de acoso moral en el puesto de trabajo». Los resultados de las encuestas, realizadas al 79 por ciento de los empleados, fueron tan desastrosos que una psicóloga se encuentra realizando nuevos tests entre los afectados para ahondar en las posibles causas que motivan sus respuestas, según las mismas fuentes.

Más allá de los datos, el relato de las circunstancias que han llevado a la Policía Local de Catarroja a esta situación lo conforman dos versiones contradictorias con sólo algunos puntos en común: la presencia de «dos bandos» en el seno de la plantilla y el hito de la llegada del actual intendente en 2008 como el origen de la división entre los agentes.

Uno de los sectores acusa a un grupo de alrededor de ocho efectivos de «dar guerra a otros treinta y tantos». «La mayoría somos trabajadores que simplemente queremos trabajar. El jefe de policía es un profesional muy respetable que también se dedica a hacer su trabajo, pero este grupo de personas se dedica a hacerle la vida imposible a él y a quienes no les apoyan», relatan. Según aseguran, la situación ha derivado en amenazas públicas a través de las redes sociales contra la familia de los partidarios del intendente y hasta «en juicios por cuestiones nimias que al final quedan en nada con los que tratan de inhabilitar a quien no les interesa». Uno de estos procesos, según concretan, consistía en la denuncia a un agente por utilizar un teléfono pagado con fondos públicos fuera de su horario laboral.

Por otro lado se encuentran trabajadores que sostienen que la división en la Policía Local de Catarroja deriva de las decisiones que toma el actual intendente desde su llegada a la localidad en 2008, con el entonces gobierno socialista. «Desde el principio hizo cambios de organización polémicos e hizo un uso muy sospechoso de fondos, como el de una subvención de 120.000 euros, con los que que se compraron PDAs que no se llegaron a utilizar y se instalaron GPSs en coches que iban a darse de baja en pocos meses», indican. Las mismas fuentes policiales definen a su superior como «un jefe político, próximo al PSPV en todos los municipios en los que ha estado, que acosa psicológicamente a quienes cuestionan su forma de actuar».

El resultado de esta guerra fría es un ambiente de trabajo que ambos bandos califican de «insufrible» y que, según los resultados del informe de evaluación de riesgos psicosociales, se traduce en que tres cuartas partes del personal asegura sufrir acoso.

No obstante, éste no es el único problema que refleja el documento elaborado por el Grupo OTP a instancias del consistorio. Según reza el texto, «los trabajadores perciben que sus superiores no establecen un estilo comunicativo eficaz, por lo que no son capaces de motivar con éxito a los miembros de su equipo». Además, «no valoran positivamente su apoyo en la resolución de conflictos y sienten que no son tenidas en cuenta sus opiniones y sentimientos».

Son cuatro las áreas en las que los resultados obtenidos por la empresa evidencian el conflicto en el seno de la plantilla y tiñen de rojo la gráfica de análisis que utiliza la compañía en su informe. Se trata de conceptos como la 'Participación y Supervisión' de los trabajadores, en la que el 97 por ciento de los empleados encuestados advierte de un 'riesgo elevado' o 'muy elevado'; en 'Desempeño de Rol' y 'Relaciones y Apoyo Social', ambas con un 82 por ciento de riesgo; o 'Interés por el Trabajador y Compensación', con un 80.

Preguntada al respecto, la alcaldesa de Catarroja, Soledad Ramón, se limitó a confirmar la existencia del informe, sobre el que prefirió no pronunciarse por tratarse de un documento para «uso interno».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #667 en: 09 de Enero de 2014, 16:11:48 pm »

Una cuarta parte de la Policía Local de Utiel, en tratamiento psicológico por «acoso laboral»


El consistorio abre un expediente y entrevista a toda la plantilla para conocer la situación y «depurar responsabilidades»

09.01.14 - 01:35 - MARINA COSTA | VALENCIA. 

Un clima laboral «adverso y lesivo» ha provocado que casi una cuarta parte de la Policía Local de Utiel se encuentre de baja y en situación de incapacidad laboral transitoria, con cinco agentes en tratamiento psicológico y médico por ansiedad, según ha denunciado Intersindical Valenciana.

El sindicato ha llevado el caso hasta la Inspección de Trabajo por la situación que viven estos agentes desde hace aproximadamente un año, por un presunto «acoso laboral y de riesgos psicosociales por parte de la jefatura de Policía».

Los afectados denuncian la «presión desmedida» a la que han sido sometidos y hablan de «trato desigual, arbitrariedades, falta de consideración» y «amenazas veladas» desde la jefatura.

La delicada situación «se ha ido incrementando hasta que en el año 2013 ha sido imposible la convivencia laboral, llegando a ser violenta, motivo por el cual, a parte de los compañeros que están de baja laboral, hay más trabajadores que están siendo tratados en salud mental, con un cuadro de ansiedad laboral».

El día 17 está citada toda la plantilla para realizar un informe psicosocial «a petición del propio sindicato, dada la evidente problemática que existe», han recalcado. «Todos los que estamos de baja estamos yendo al psicólogo, unos llevan diez sesiones y otros ocho. En mi caso tengo que tomar medicación para poder dormir. Esta es la situación que estamos pasando», ha explicado uno de los afectados.

La escasez de agentes en activo también está pasando factura al servicio de calle, ya que los agentes deben distribuirse en tres turnos de mañana, tarde y noche. La situación para el municipio y los vecinos es «insostenible: que no necesiten durante la noche de los servicios de su Policía porque, en el mejor de los casos, sólo encontrarán de servicio a un agente interino que, como tal, no está autorizado a portar armas ni debería estar haciendo tuno de noche», han recalcado desde Intersindical. Los afectados han trasladado en varias ocasiones a la alcaldía y a la concejalía de Policía «lo que está ocurriendo, viendo de forma contemplativa cómo van cayendo sus agentes de baja por la ansiedad provocada». Los representantes sindicales se han reunido con el alcalde José Luis Ramírez «hasta en cuatro ocasiones para denunciar la situación que se está produciendo y pedir su amparo».

Sin pruebas 

Fuentes del equipo de gobierno consultadas ayer por este diario confirmaron que se ha abierto un expediente de información restringida y que tanto el concejal de Policía como el secretario «están entrevistando a toda la plantilla para conocer la situación y depurar responsabilidades». De momento, las conclusiones no han llegado. «Se están tomando todas las medidas posibles para que el servicio se mantenga sin problemas y sólo ha habido dos noches y entre semana con un agente en el retén, aunque coordinado con la Guardia Civil».

Las mismas fuentes también han requerido a los afectados que aporten cualquier tipo de prueba pero «hasta la fecha no han presentado ninguna, por lo que de momento no podemos tomar ninguna decisión».

Desconectado Ordenyprogreso

  • Profesional
  • Senior
  • **
  • Mensajes: 980
  • Si exiges tus derechos renuncias a tus privilegios
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #668 en: 09 de Enero de 2014, 18:57:03 pm »
No confundir el "he perdido mi butaquita" con "en ocasiones veo mobbing". Después de lo que he visto, todo lo que venga con siglas de sindicato lo pongo en cuarentena antes de volverlo a poner en cuarentena dos veces más. Aquí hay quien confunde ser sindicalista con ser jefe, alcalde, trabajador y titular indiscutible de la razón absoluta. Y eso nos perjudica a todos, pues al final el mobbing (que existe de verdad) acaba sonando a cuento chino.
De sinvergüenza a policía no se pasa en quince días!!!

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #669 en: 21 de Enero de 2014, 14:33:42 pm »
Utiel respalda al jefe de la policía acusado de acoso laboral y no le abrirá expediente disciplinario

El ayuntamiento alega que no se han aportado pruebas concretas pese a que una cuarta parte de la plantilla está de baja por ansiedad

21.01.14 - 00:22 - MARINA COSTA | VALENCIA.

Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Utiel se han puesto de acuerdo para respaldar al actual inspector jefe de la Policía Local, acusado de acoso laboral y de utilizar su cargo para «coaccionar la labor sindical».

El alcalde José Luis Ramírez encabeza un documento en representación del Partido Popular, Partido Socialista, grupo Utiel Siglo XXI y EU, en el que «ante las graves acusaciones vertidas contra el actual inspector», a fecha de hoy, los agentes que acusan a la jefatura de estas irregularidades «no han presentado pruebas que lo demuestren a pesar de que se les ha requerido por parte de este ayuntamiento».

La situación fue denunciada por Intersindical Valenciana al alertar que una cuarta parte de la plantilla estaba en situación de incapacidad laboral transitoria. De esos seis agentes, uno estaba de baja por lesión física y cinco por ansiedad. Llevó el caso a Inspección de Trabajo por unos hechos que «podrían responder a una situación de acoso laboral y de riesgos psicosociales».

Dada la delicada situación, el consistorio utielano decidió hace varias semanas abrir un expediente de información reservada para tomar las «medidas disciplinarias necesarias en caso de haberlas». Entrevistó a todo el personal de la policía y los interesados «han podido aportar las pruebas que han considerado».

Las conclusiones descartan que la actuación del inspector jefe «sea susceptible de apertura de expediente disciplinario o se advierta actuación delictiva alguna».

Aunque se reconoce que es cierto que una parte de la plantilla, en su mayoría de baja laboral, «mantiene» las acusaciones contra la jefatura, «también es verdad que existe una importante parte de la plantilla que dice desconocer estas supuestas actuaciones y otra que las niega rotundamente y respalda la actuación del inspector».

El Comité de Seguridad y Salud del consistorio ha iniciado una investigación para comprobar si la salud de la plantilla «ha sido afectada por alguna incidencia en las condiciones laborales del desempeño de sus funciones».

La corporación reconoce que las «numerosas bajas existentes» «dificultan» que el servicio se desarrolle con normalidad, pero con la colaboración de la Guardia Civil estas «mermas prácticamente no afectan a los ciudadanos». Aún así, desde la Corporación se pide que en este enfrentamiento no se tomen «medidas de presión ni posturas de fuerza que puedan causar perjuicio a la ciudadanía de Utiel».

El objetivo ahora es llegar a los acuerdos «necesarios con los representantes de la plantilla y la jefatura para reconducir la situación, pero dejando claro que en ningún caso las diferencias existentes justifican las graves acusaciones que por una de las partes se han puesto de manifiesto».

Los agentes han denunciado «presión desmedida», «trato desigual, falta de consideración» y «amenazas veladas» desde jefatura. La situación se ha ido «agravando en el último año hasta que ha sido imposible la convivencia laboral, llegando a ser incluso violenta». Además, recalcan, «hay más trabajadores que están siendo tratados en salud mental, con cuadros de ansiedad».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #670 en: 29 de Enero de 2014, 11:32:01 am »
Un policía denuncia por acoso laboral a un alcalde de la región
   Eldigitalcastillalamancha.es

14/03/2013 
 

Quismondo
La Audiencia archiva la denuncia de un policía contra el alcalde
J.A.J./Toledo - miércoles, 29 de enero de 2014

 
El tribunal provincial confirma la desestimación de la demanda que presentó el agente por un supuesto acoso laboral que decidió el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrijosjajuez@diariolatribuna.com

La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación interpuesto  por un policía local de Quismondo por el archivo de una denuncia que presentó contra el alcalde de la localidad torrijeña, José Eugenio del Castillo, por un no confirmado acoso laboral para impedirle ejercer una labor sindical.

El denunciante, José Antonio M.R., contó con el apoyo del sindicato CSI.F para denunciar una presunta discriminación laboral del alcalde del municipio «utilizando el poder de su cargo con despotismo por impedirle ejercer su labor sindical y someterle a un acoso laboral». El pasado mes de marzo, CSI.F denunció que este agente sufría represalias desde que en 2009 reclamara, como delegado del sindicato, una mejora de la condiciones de trabajo de la plantilla. Así, se señala que el agente fue expedientado por  motivos como conducir el coche policial sin llevar puesto el uniforme.

El sindicato señaló que esta situación llevó al agente a encontrarse de baja por motivos psicológicos.

La denuncia contra el alcalde  fue presentada por el agente en noviembre de 2012. Sin embargo el Ayuntamiento de Quismondo ha subrayado a través de un comunicado que ésta ha tenido poco recorrido. Así, el 28 de mayo, el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrijos acordaba un primer archivo de la demanda, lo que motivó que el agente apelara a la Audiencia. El tribunal provincial estudiaba este recurso, rechazándolo de manera definitiva el pasado día 9.

El Consistorio quismondeño concluye tras estas resoluciones judiciales que «queda evidente que ponen en duda las afirmaciones del policía local por la supuesta mala fe del alcalde».

Asunto liquidado.

En declaraciones a este medio, el alcalde de Quismondo ha expresado su satisfacción por la última resolución judicial. José Eugenio del Castillo ha resaltado que este auto pone fin a esta polémica, toda vez que la resolución de la Audiencia no es recurrible.
El regidor ha destacado que la Justicia confirme que en el Ayuntamiento quismondeño «se hacen las cosas como se deben hacer», descartando las acusaciones lanzadas por el agente. Del Castillo ha lamentado a la vista de lo ocurrido que «la lealtad entre las instituciones y sus trabajadores no siempre existe», aunque avisó  que «cuando se busca el beneficio personal en perjuicio de los demás, al final quedan retratados». Por eso, sentenciaba que «bajo mi punto de vista, este policía local nunca ha buscado el beneficio de Quismondo».

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #671 en: 30 de Enero de 2014, 13:01:18 pm »

Condenado a un año de prisión un jefe policial por trato vejatorio a mujeres


30/ene/14 11:13

 
Madrid, EFE La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un año de cárcel a un inspector jefe de la Policía Nacional acusado de dos delitos contra la integridad moral de dos subordinadas, a la que dispensó un trato vejatorio y humillante en los años 2007 y 2008.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Sección 30 de la Audiencia Provincial ha condenado a seis meses de prisión por cada uno de esos dos delitos a Miguel Ángel S. C., inspector Jefe del grupo 3 de la Unidad de Información Exterior de la Comisaría General de Información en el momento de los hechos.

Además deberá indemnizar a Guayarmina M.E. y Gema C.L. con 6.000 y 12.000 euros, respectivamente, por el trato que sufrieron, que les obligó a recibir atención médica.

El tribunal ha considerado probado que el condenado tuvo un "trato vejatorio y humillante" de manera "permanente" con las dos víctimas, que "eran consideradas (por el acusado) exclusivamente por su condición sexual y no por su capacitación y competencia profesional".

Según la sentencia, el inspector jefe las apartaba del resto del grupo para darles un trato diferenciado y tomaba represalias contra ellas si no atendían a sus halagos, invitaciones para quedar y roces, diciéndoles entonces que no valían y que "su permanencia en el destino depende exclusivamente de la soberana voluntad del acusado".

Además el acusado influyó en sus superiores para que rechazaran las quejas de ambas denunciantes, cuando éstas contaron lo que ocurría.

Guayarmina sufrió esta situación desde septiembre de 2007 hasta noviembre de 2008, rebajándose el trato degradante desde junio de 2008, momento en el que se incorporó a la unidad Gema.

La primera estuvo de baja laboral varias veces y finalmente abandonó ese destino pese a gustarle el trabajo, mientras que la segunda sufrió ese trato menos meses pero necesitó tratamiento psicológico y psiquiátrico por un cuadro depresivo.

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • ***
  • Mensajes: 13370
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #672 en: 24 de Febrero de 2014, 16:08:13 pm »
http://politica.elpais.com/politica/2014/02/23/actualidad/1393156621_477524.html


La Audiencia falla que no es acoso dejar a un alto funcionario sin trabajo
La juez ve “injustificado” e inconcebible que un nivel 30 estuviera año y medio sin tarea
Sin embargo, no aprecia que esta situación pueda considerarse acoso laboral
Nivel 30 en el pasillo



La Audiencia Nacional ha desestimado la demanda por acoso laboral que presentó Jaime Nicolás Muñiz, un alto funcionario que pasó 18 meses sin trabajo cuando el PP llegó al Gobierno después de 25 años con responsabilidades. En una sentencia notificada el viernes, considera que la situación es un despilfarro: “No se justifican situaciones como la analizada, de destinar a puestos carentes de trabajo y funciones y con inevitables consecuencias en el derecho al cargo y a la dignidad profesional. Falta de justificación inconcebible más aún en la actual situación de crisis económica”. Pero añade que eso no es suficiente para calificarlo como acoso.

Jaime Nicolás, licenciado en Derecho en España y en Políticas en Alemania, traductor de Habermas y profesor de Universidad, fue jefe de gabinete de Francisco Rubio Llorente en el Consejo de Estado hasta marzo de 2012. Este funcionario por oposición desde 1972 tiene nivel 30, el máximo en la función pública. Al cesar en el cargo pidió reingresar en el Ministerio del Interior, donde le correspondía porque había tenido allí su último destino antes de ir al Consejo de Estado. Después de dos meses en su casa, cobrando pero sin destino, fue asignado a la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE).

Allí entró en lo que en la demanda califica como “un estado de humillante marginación y postergación”. No tenía trabajo ni ninguna función. Solo una vez le encargaron una tarea, confirmar la recepción de una petición de dictamen en el Consejo de Estado, tarea que fue “despachada con una simple llamada telefónica”, según su recurso. Allí cuenta que un superior le definió como un “funcionario invitado”.

En verano de 2013, después de año y medio con despacho pero sin trabajo puso una queja interna por la marginación que sufría y en octubre de 2013 presentó un recurso contencioso administrativo en la Audiencia Nacional. Exigía un euro como compensación y que se reconociera que se había vulnerado su “integridad moral, el derecho al prestigio profesional, el derecho al cargo, y la interdicción de la discriminación”. Con el recurso, sí que recibió tareas desde el Ministerio.

Nicolás esgrimió que el “Protocolo de actuación frente al acoso laboral en la Administración General del Estado”, aprobado en 2011, cita como primera causa de acoso “dejar al trabajador de forma continuada sin ocupación efectiva, o incomunicado, sin causa alguna que lo justifique”.

La fiscalía consideró que no existía acoso laboral, que estar sin trabajo no es motivo suficiente. Sobre los correos electrónicos en los que Nicolás pedía trabajo a sus superiores, afirma: “Lo que dicen es que el recurrente no tiene mucho que hacer y, desde luego, no revelan, una situación de presión psicológica compatible con el acoso laboral”. La abogacía del Estado también se opuso.

Los testigos citados en el caso corroboraron la versión de Nicolás. Según la sentencia, el jefe de área de la GIESE declaró que la “falta de atribución de tareas no se debía a su falta de capacidad o actitud; todo lo contrario, se afirmó por el testigo que estaba facultado para cualquier trabajo”.

La titular del juzgado central 5 de lo Contencioso-Administrativo, Emilia Peraile, considera demostrada la inactividad de Nicolás durante año y medio. Pero coincide con el argumento de la fiscalía de que eso por sí solo no es acoso laboral. Señala que la jurisprudencia califica como mobbing “toda conducta abusiva o de violencia psicológica que se realice de forma sistemática sobre una persona en el ámbito laboral, manifestada especialmente a través de reiterados comportamientos, palabras o actitudes que lesionen la dignidad o integridad psíquica del trabajador y que pongan en peligro o degraden sus condiciones de trabajo”. Y añade que en este caso no se ha acreditado “que su situación laboral sea consecuencia de una persecución de hostigamiento sistemática y planificada, e injustificada”.

Pero aun así incluye como conclusión un reproche para el Ministerio del Interior. “Si bien se entiende que no estamos ante un supuesto de mobbing, no se justifican situaciones como la analizada, de destinar a puestos carentes de trabajo y funciones y con inevitables consecuencias en el derecho al cargo y a la dignidad profesional. Falta de justificación inconcebible más aún en la actual situación de crisis económica. Se creó un puesto de trabajo de Vocal Asesor en la Gerencia de Infraestructuras y Equipamiento de la Seguridad del Estado (GIESE) de la Secretaría de Estado de Seguridad que hasta año y medio después no se le dio contenido”. Nicolás reflexiona sobre el fallo, que acepta que todo lo que dice es cierto pero no accede a sus pretensiones: "Me da la razón pero me quita el derecho".




Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #673 en: 24 de Febrero de 2014, 16:40:28 pm »
http://politica.elpais.com/politica/2014/02/23/actualidad/1393156621_477524.html


La Audiencia falla que no es acoso dejar a un alto funcionario sin trabajo
La juez ve “injustificado” e inconcebible que un nivel 30 estuviera año y medio sin tarea
Sin embargo, no aprecia que esta situación pueda considerarse acoso laboral



Recordemos la sentencia del Subinspector del Cuerpo de PMM en la que el juez lo admitió como acoso laboral...asi que habría que ver los fundamentos jurídicos de la sentencia y comparar el caso con el que menciono.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #674 en: 24 de Febrero de 2014, 17:58:35 pm »
Un policía local denuncia por acoso laboral al alcalde de Rincón, que niega las imputaciones


Andalucía Información / Agencias
   24/02/2014 16:48
 
  El alcalde de Rincón de la Victoria (Málaga), Francisco Salado, ha declarado este lunes en calidad de imputado en el Juzgado de Instrucción número 5 de la capital a raíz de la denuncia presentada por un policía local contra él y el inspector jefe de dicho cuerpo por supuesto acoso laboral. El regidor ha negado cualquier tipo de persecución y ha asegurado que se trata de una campaña política.

     Así, según ha explicado el letrado del denunciante, Cándido Conde-Pumpido Varela, la denuncia se presentó "por un acoso laboral por razones políticas, por haberse presentado mi cliente a las elecciones municipales y tras haber quedado muy cerca de obtener un concejal". "A raíz de esto se inicia una campaña de acoso y derribo contra mi cliente que tiene bastantes fases", ha apuntado.

   Así, en declaraciones a los periodistas tras concluir las comparecencias, el abogado ha indicado que al denunciante se le puso "en labores distintas, algunas bastantes denigrantes", e incluso se le hizo pasar "por servicios que se hacen normalmente como voluntario, como patrullar en bicicleta y obligarle a hacerlo hasta la una de la madrugada".

     Por todo esto, ha considerado que "se está produciendo una persecución y al tener él la condición de representante de los trabajadores tiene una especial trascendencia", apuntando que, incluso, "se le han negado derechos sindicales y se ha procedido a denunciarlo de forma falsa ante los tribunales, que han archivado y sobreseído el tema, lo que está pendiente de recurso de apelación".

   Ha añadido que, además, "se le incoa un expediente por faltar a la verdad en la narración de unos hechos en un escrito que presenta su abogado denunciando ese acoso laboral, cuando ni siquiera él los ha relatado". Así, ha indicado que el caso se abre por estos hechos denunciados y podrían existir delitos de acoso laboral, contra la integridad moral, coacciones y prevaricación administrativa.

   Al respecto, el letrado del denunciante ha asegurado que el regidor está imputado, aunque todavía no se han concretado los delitos, lo cual no se hará hasta una fase posterior. Ahora, se ha dado un plazo a las partes para presentar documentación y también se llevarán a cabo una serie de diligencias, como la declaración de testigos, propuestos inicialmente.

   Tanto el alcalde, que ha declarado durante unos 15 minutos, como el jefe policial no han contestado a las preguntas de esta acusación particular y sólo han contestado a las de la jueza.

   En declaraciones a los periodistas, tras comparecer, Salado ha indicado que este tema es "claramente una campaña política orquestada por este policía", indicando que sólo un mes después de anunciar que se presentaba de nuevo a las elecciones "estaba interponiendo esta denuncia por unos delitos y unos hechos totalmente falsos". Además, ha indicado que en su propio escrito hay "muchas incongruencias".

   "Nunca se le ha tratado de distinta manera que al resto de policías, cuando ha pedido un permiso especial se le ha pedido la misma justificación que a otros agentes, cuando ha pedido un permiso sindical se le ha pedido la misma justificación que a otros", ha asegurado el regidor, quien ha considerado que tras su declaración se ha visto "que no hay ninguna persecución".

   Al respecto, el regidor de Rincón ha apuntado que el denunciante "lo que no puede querer es que por ser candidato a la Alcaldía de Rincón de la Victoria y sindicalista tenga más derechos que obligaciones", apuntando que "tiene las mismas a la hora de justificar cualquier permiso, aunque tenga más derechos sindicales, que se le respetan".

   Asimismo, se ha mostrado convencido de que "va a ser un continuo ir y venir de denuncias hasta final de legislatura", al apuntar que "este señor ha anunciado ya su candidatura a la campaña de 2015 y ésta es la forma de hacerse su propia campaña publicitaria". Salado ha indicado que el denunciante "nunca" ha ido a la vía contenciosa para recurrir las decisiones y "nunca ha manifestado que se le estaba persiguiendo".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #675 en: 05 de Marzo de 2014, 09:41:58 am »
Inician una campaña en Internet contra el «acoso laboral» en la Policía Canaria
M. Á. MONTERO - Día 05/03/2014

«Que cese el acoso laboral en la Policía Canaria». Este es el encabezamiento de la petición con que, por medio de Internet, pretenden llamar la atención del presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, con respecto a posibles casos de mobbing en el seno del cuerpo de seguridad autonómico. Ya ayer eran más de un centenar las firmas de apoyo a la solicitud,...

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 210963
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #676 en: 05 de Marzo de 2014, 15:53:52 pm »
TORREVIEJA
Un oficial de la Policía admite que contrató a un detective para desacreditar a un agente

Ricardo Morer reconoce en su declaración que él tomó la decisión


Un oficial de la Policía admite que contrató a un detective para desacreditar a un agente
 MULTIMEDIA Fotos de la noticia
D. P.

El intendente de la Policía Local, Alejandro Morer Bielsa y otros cuatro mandos de este cuerpo, el inspector Antonio Morer Bielsa y los oficiales Julio Morer Bielsa, Ricardo Morer Bielsa -todos ellos hermanos- y Juan José Rocamora, declararon ayer como imputados en el juzgado de Instrucción 4 por una denuncia que investiga el encargo a un detective del seguimiento y vigilancia durante 17 días de febrero de 2008 de la baja de un agente con el objetivo de conocer si supuestamente era fingida.

El trabajo sirvió para expedientar al agente, aunque al final se archivó. El policía local espiado denunció el asunto al Ministerio Fiscal, que lo remitió al juzgado por un delito de vulneración del derecho a la intimidad. El denunciante, que vive en Cartagena, sostiene que estos mandos ordenaron espionaje en su vida privada como represalia por haber declarado como testigo protegido (precisamente por miedo a represalias) contra Ricardo Morer en un procedimiento en el que éste está acusado por la Fiscalía de un delito de omisión del deber de atender un servicio en el que le alertaron de un atraco en una gasolinera y para el que le piden penas de inhabilitación especial.

Las defensas de los investigados intentaron ayer concretar que la iniciativa de contratar a un detective fue una decisión exclusivamente personal de uno de ellos, Ricardo Morer, quien ofreció ayer un testimonio clave. El objetivo era desacreditar al agente como denunciante y testigo del asunto de la gasolinera. Alejandro Morer, máximo responsable de la Policía Local en estos momentos y que acudió uniformado al juzgado, dijo que prácticamente no tenía conocimiento de la actividad del denunciante, ni de sus bajas laborales, ni establecía sus turnos.

Ricardo Morer manifestó que encargó el seguimiento como una iniciativa personal y que fue su abogado, José Luis Zambudio, quien le adelantó los 2.300 euros que costó. Algo que al letrado de la acusación, Juan Francisco Pérez, le resultó, "sorprendente. Conozco pocos casos de letrados que vayan adelantando dinero a sus clientes". Una revelación, que según el togado, también sorprendió a la magistrada que instruye el caso, Isabel Flor, y que intenta desvincular este asunto del uso de fondos públicos del Ayuntamiento de Torrevieja, según la misma fuente. Pérez aportó hasta 28 informes médicos que avalarían los problemas psicológicos que la actuación de los mandos habría generado en su defendido y varios escritos del Defensor del Pueblo que cuestionan el hecho de que el Ayuntamiento no haya abierto expediente disciplinario a esos agentes implicados algunos en un procedimiento por torturas a un detenido desde 2006.

Iniciativa personal

Ricardo Morer explicó que la decisión de contratar a un detective se adoptó para demostrar que el agente estaba cometiendo un supuesto fraude al realizar actividades lucrativas mientras permanecía de baja. Además indicó que los datos personales que se facilitaron al detective son públicos y se pueden hallar realizando una búsqueda en internet. La denuncia asegura, sin embargo, que la matrícula de vehículos, entre otros datos, aportados al investigador, no son públicos.

Además intentaron avalar estos mandos que el "cuadro psiquiátrico que presenta el denunciante en la actualidad tiene su origen en un momento muy anterior" a los hechos.

Defensa

Pese a esta línea de defensa lo cierto es que ese informe del detective sirvió para iniciar un expediente administrativo al agente denunciante, que decidió rubricar por decreto el entonces alcalde Pedro Hernández y que se archivó al conocerse las circunstancias que rodearon la obtención de la información sobre el supuesto fingimiento de la baja, en la que se indicaba que trabajaba como monitor deportivo en un gimnasio. El agente que denuncia el acoso asegura que tiene que ver con la prescripción médica para que hiciera deporte.

En este sentido uno de los abogados de la defensa, José Pedro Gómez, explicó que según sus informes el denunciante ha estado más tiempo de baja que trabajando desde que llegó a la Policía Local de Torrevieja, antes, durante y después de los hechos que han motivado su denuncia. Las manifestaciones de los mandos ante la juez y el fiscal se extendieron desde las diez de la mañana a las tres y media de la tarde. En el procedimiento también está imputado el inspector Carlos Illán, quien ya acudió a declarar en octubre, además de dos testigos, el detective y al abogado Jose Luis Zambudio, que además defiende a Ricardo Morer.

Un expediente disciplinario y antecedentes psiquiátricos

La defensa de los mandos de la Policía Local aportó ayer diversa documentación que, en su opinión, demuestra que el agente denunciante ha ocultado información esencial para entender el caso. Entre otros datos, una sentencia del juzgado de lo Contencioso que avala la decisión del Ayuntamiento de Torrevieja de suspender de empleo y sueldo al agente por estar trabajando poniendo copas en un conocido pub mientras estaba de baja.

Esa sanción disciplinaria se produjo antes del actual procedimiento por hechos "idénticos". También se adjuntó en el acto el archivo por parte de la Agencia de Protección de Datos del procedimiento realizado por el agente contra el Ayuntamiento por el uso de un detective en la investigación. La resolución dice que la actividad de los detectives privados está reglada en España. Además también queda en la instrucción, según la defensa, la resolución de un juzgado de lo Social de Cartagena de noviembre de 2011 que rechaza la pretensión del denunciante de obtener una incapacidad como enfermedad profesional por acoso laboral a raíz del seguimiento, según las defensas.

En este sentido la resolución dice que el agente tiene antecedentes psiquiátricos previos documentados durante su labor como agente en Caravaca. El policía "oculta u omite" además, según el letrado José Pedro Gómez, que su "baja laboral" es anterior a la que denuncia por la que "él mismo atribuye el acoso laboral". D.Pamies

Torrevieja

Un juez condena al Ayuntamiento a pagar 45.000 euros a tres policías por «mobbing»

La resolución afirma que el intendente Alejandro Morer ejerció acoso laboral contra un oficial y dos agentes, a los que «castigó» enviándolos a vigilar rotondas en solitario o denegó permisos y vacaciones por cuestionar su labor como jefe
 d.pamies   

 
Ver la sentencia
 http://issuu.com/patriciaparamo/docs/sentenciaweb


Lo que dice el juzgado

«El primer día que (el oficial demandante) se reincorporó tras una larga baja laboral se le envió a contar vehículos del depósito. Tras todo el día realizando este servicio, el oficial jefe de personal sacó un informe anterior sobre la misma materia (...) y riéndose hizo una bola con el del oficial y lo tiró a la papelera».
 
«La negativa a levantar atestado tras unos hechos delictivos (denunciado por uno de los demandantes) pone de relieve la poca profesionalidad de unos funcionarios capaces de anteponer una rencilla personal al interés general».

El juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Elche ha condenado al Ayuntamiento de Torrevieja por el acoso laboral ejercido por el intendente Alejandro Morer a un oficial y dos agentes de la Policía Local. El fallo condena al municipio a indemnizar a cada uno con 15.000 euros más intereses, para resarcirles del daño moral y del perjuicio profesional producido y «reponerlos en todos sus derechos». Los demandantes solicitaban 60.000 euros. La acción judicial se presentó en 2006. La Justicia ha tardado siete años en dictar una sentencia para la que cabe recurso.

El fallo determina que los tres recurrentes, a los que el resto de compañeros apodaba, según la sentencia, como «los castigados», fueron objeto de acoso laboral por parte de Morer, quien les retiró el complemento de productividad; los destinó, en solitario, a la vigilancia de rotondas y retenes periféricos sin justificación, en servicios vacíos de contenido; les encargó tareas por debajo de su cualificación profesional y les denegó de forma injustificada permisos y vacaciones. La sentencia explica que los tres demandantes sufrieron el «vacío» por parte de la mayoría de compañeros; especialmente, de los interinos, según declaró uno de los testigos, también policía, en el procedimiento.
Los tres agentes son miembros de Comisiones Obreras, sindicato que cuestionó en 2004, en declaraciones a diversos medios de comunicación, que el cuerpo policial empleara a interinos en controles de vehículos tras la muerte de uno en un accidente cuando participaba en uno de estos dispositivos. Tras esos hechos fueron «castigados», con un decreto firmado por el entonces alcalde Pedro Hernández Mateo, a cubrir rotondas y retenes en enero. Esa orden fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia en abril de 2005 sin que se acatara la resolución.

Morer, segundo en la escala de mandos ahora y el principal jefe entonces, es «el principal responsable» del acoso, según la sentencia, pero la legislación establece que es el Ayuntamiento al que corresponde la obligación de indemnizar al ser competente en seguridad ciudadana. El intendente justificó sus resoluciones en que había enviado a los agentes a realizar esos servicios como una medida para evitar y combatir la prostitución. Aunque según reconoció el propio mando, el problema de la prostitución se presentaba en horario nocturno, «esto es, fuera del horario en que fueron enviados a prestar ahí servicio los recurrentes», dice el fallo.

En otra de las situaciones de acoso acreditadas, el entonces oficial jefe de personal y testigo de Morer en el procedimiento, envió al oficial a «contar los vehículos del depósito municipal» el primer día en el que se incorporó tras una larga baja por incapacidad laboral y «al no encontrar otra misión que asignarle», según dijo a la jueza. «No resulta verosímil en una ciudad como Torrevieja , con un indice de conflictividad elevado, que no haya servicio más apropiado para un oficial, que enviarle a hacer recuento», aclara. Uno de los testigos explicó que la Jefatura denegó a uno de los agentes «castigados» dejar la vigilancia de una rotonda mientras llovía, mientras el hermano de ese mando, también policía, se «reía» de la situación al pasar con su patrulla por la zona. Además se asegura que uno de los agentes denunció el robo con fuerza en un coche y sus superiores no realizaron el atestado. Igualmente dice el fallo que a los tres se les obligó a presentarse a la revisión de armas, pese a estar de baja por motivos psicológicos dos de ellos y el otro en tratamiento radiológico por cáncer, o que al oficial se le abrieron tres expedientes disciplinarios mientras estaba de baja y dos a uno de los agentes. Todos fueron destinados a servicios en retenes periféricos de Los Balcones y La Siesta y «sin nada que hacer».

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Diplodocus
  • **
  • Mensajes: 18227
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #677 en: 05 de Marzo de 2014, 16:52:37 pm »
Que majos los mandos de Torrevieja y los compañeros interinos  :mamad

Desconectado Mara

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1392
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #678 en: 05 de Marzo de 2014, 16:56:58 pm »
Que majos los mandos de Torrevieja y los compañeros interinos  :mamad
y añade... :porcul

Desconectado wendyypeterpan

  • Master
  • ****
  • Mensajes: 1152
Re: El acoso en los cuerpos policiales
« Respuesta #679 en: 15 de Marzo de 2014, 10:17:26 am »
PRIDICAM - MobbingMadrid

Boletín de "Artículos"

 La fuerza probatoria en un tribunal de los correos electrónicos

Imágenes integradas 1

La fuerza probatoria en un tribunal de los correos electrónicos

Si se puede utilizar como prueba en un juicio laboral las grabaciones ocultas de audio y video, siempre que intervengas en la conversación o acción grabada. Lo mismo cabe decir de los correos electrónicos recibidos como de los emitidos, siempre que seas el  receptor o remitente.

 ¿Qué acredita un correo electrónico cuando el mismo se considera auténtico?

Un correo electrónico prueba que un determinado mensaje se ha enviado desde una determinada cuenta emisora a una determinada cuenta receptora.

¿Nos garantiza esto que una persona ha enviado un correo a otra?

 No necesariamente, puesto que un determinado ordenador de una oficina o de un despacho o de un lugar donde concurren muchas personas al mismo tiempo trabajando, es posible que una persona que no sea el titular del ordenador pueda enviar un correo electrónico desde ese ordenador que no es el suyo.

¿Qué circunstancias debe tener en cuenta el juez para considerar como prueba un correo electrónico?

a) El envío del propio correo

b) Si el ordenador es de uso privado o colectivo, con acceso de terceras personas

c) Si se envía desde una oficina, casa, cibercafé, locutorio, etc.

d) Si se envía desde un dispositivo móvil