Autor Tema: Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas  (Leído 37878 veces)

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #340 en: 15 de Junio de 2020, 07:19:21 am »


Ayer salía un hotel donde el director decía estar esperando a los turistas y tenerlo todo preparado..mascarillas obligatorias en recepción y zonas comunes del hotel, 20 personas en la piscina como máximo, hamacas separadas... entre eso, el cierre de playas por aforo limitado y que se está valorando multar a los que no respeten la distancia de seguridad, hacen de estas vacaciones unas de "lujo".

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #341 en: 15 de Junio de 2020, 07:25:13 am »
Y no les digo nada el tener que controlar esto:



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #342 en: 28 de Junio de 2020, 07:00:18 am »

El oficio de los vigilantes de la playa andaluces, recordar las normas y aguantar la sorna: "¡Míralos, los de los 1900 euros!"

Los nuevos auxiliares contratados por la Junta recuerdan las normas "básicas" contra la COVID, pero se topan con el recelo de bañistas por sus funciones, el supuesto salario y el proceso de selección

Los 3000 contratos de auxiliares de playa: ni saldrán de la bolsa única ni cobrarán 1900 euros
Néstor Cenizo
27/06/2020 - 21:33h


N.C.

Nada distinguía este lunes de cualquier otro día de verano en la playa de la Misericordia, en Málaga. Había partidos de voleibol y alguna carrera, sombrillas y bañistas, y tenderetes con amigos. Como si al virus lo frenase la arena, un murete parecía hacer de frontera entre el mundo aparentemente feliz y despreocupado, de otro donde la mayoría paseaba con mascarillas.

Para recordar que en la playa también hay normas, la Junta de Andalucía ha contratado a 3000 auxiliares, desplegados a lo largo de los más de 800 kilómetros de playas andaluzas. 130 de esos informantes están en Málaga capital. "Nuestra labor es informar", dice con énfasis Javier Ortiz, uno de ellos. Tiene 46 años, es administrador de sistemas informáticos, lleva seis meses en paro, y recorre con Daniel Ruiz el paseo marítimo frente a la playa de la Misericordia. Son dos kilómetros de playa, con un aforo máximo de 50.700 personas, que la tarde del lunes cubren seis auxiliares con horario de 15.00 a 21.30 horas.

"Son reglas bastante básicas para evitar que el coronavirus se extienda, la mayoría están en el cartel. Nosotros sólo las recordamos", dice uno de ellos. Por ejemplo: informan de cuánto se tienen que separar entre sombrilla y sombrilla ("en principio, dos metros"), de qué distancia hay que dejar hasta la orilla (cuatro metros), de que hay que ir con chanclas a la ducha. En cada turno, unos 20 o 30 avisos, aseguran. Si creen que la playa supera el aforo deben notificarlo a la Policía Local.

Ambos lo tienen claro: informan, pero no ordenan. Este viernes, el Tribunal Superior de Justicia ha rechazado suspender el plan, tal y como pedía el Sindicato de Trabajadores de la Seguridad de Andalucía, que entienden que las funciones de los informantes invaden sus competencias laborales. El tribunal rechaza el argumento: el plan se ciñe, dicen los jueces, "a labores de información de usuarios, control de tránsito y de acceso a las instalaciones asignadas y denuncia de los incumplimientos observados".

"Nosotros no somos ley. Solo estamos para informar", resalta Daniel Ruiz. Sin embargo, a veces la línea es algo difusa. "Empezamos diciendo que estamos para informar, pero intentamos desanudar el problema". Apelaciones a la buena fe, "algo muy salomónico", comenta Ortiz. Esto ocurre sobre todo en pequeños conflictos territoriales: "La frase preferida es "yo he llegado antes". Pero eso nosotros no lo sabemos… Al final, la gente se separa y por regla general se comporta de manera cívica".

Si hay algún problema, debe ocuparse la Policía o el 112. El viernes, Ortiz encontró a un niño perdido.
"Míralos: los de los 1900 euros"

Los informantes se están topando con el recelo y la sorna de algunos bañistas. La naturaleza del trabajo (pasear, observar, hablar) y el supuesto salario (de hasta 1900 euros netos al mes, según se ha publicado reiteradamente) les han convertido en carne de comentario. "Míralos, los de los 1900 euros", les dicen. Hay quien señala la playa desde el paseo y les insta a separar a quienes toman el sol. Otros les han grabado mientras hablaban por teléfono o usan sus minutos de descanso. Una compañera acabó llamando a la policía después de que la insultaran poniendo en duda sus méritos para lograr el trabajo.

"Hay gente que dice "¿por qué no soy yo?" En el país de la envidia, ¿cómo no lo van a decir?", comenta Ortiz, que se defiende: "Estaba publicitado en la página de empleo de la Junta de Andalucía, que podía ver cualquiera. Si estás buscando trabajo continuamente lo encuentras. Abrieron a las dos menos veinte y yo lo eché a las dos". "A quien esté enfadado, le invito a que venga a echar seis horas y media al sol", señala su compañero.

Carolina Ortiz, secretaria general de la federación de Servicio a la Ciudadanía de CCOO de Málaga, admite que el proceso "nació un poco mal": "El primer anuncio por parte de Elías Bendodo [consejero de Presidencia] creó unas expectativas que no eran reales". La primera, el salario. "Tengo serias dudas de que vayan a llegar a esos 1.900 euros". Se trata de trabajadores del Grupo V, y el convenio al que se remite su contrato queda muy lejos de ese sueldo. "¿Podrían cobrarlos? Es verdad que van a trabajar fines de semana, tardes, turnos, quizá alguna hora nocturna... Es posible que con complementos puedan llegar, pero no sabemos porque no sabemos horarios o cuadrantes", señala la sindicalista.

A este salario generoso, pero dudoso, se añadió una convocatoria exprés con un plazo de 24 horas y el orden de llegada como único criterio de selección. Muchos lo ignoraban, según Ortiz: "La Junta nos había dicho en la mesa sectorial que el criterio iba a ser de llegada, pero no se estableció en la convocatoria, y no todos lo sabían". Se recibieron más de 84.000 solicitudes, 29.498 de ellas en Málaga. En total, la Junta seleccionó a 3.004 informantes, 902 en la provincia. Hicieron un curso online de 20 horas y la mayoría se incorporó el 15 de junio, aunque algunos se han incorporado días más tarde. 

"Si las expectativas fueron muchas, las reclamaciones también"

Todo esto se ha sumado para arrojar una sombra de sospecha sobre el proceso, que se extiende a los propios vigilantes. El salario, el volumen de descartados y el desconocimiento de que se seleccionaba por orden de llegada anticipa un aluvión de protestas. "Si las expectativas fueron muchas, las reclamaciones también", señala Ortiz, que asegura que el sindicato ha recibido quejas de familiares que presentaron la solicitud a la misma hora, unos con respuesta y otros sin ella; de seleccionados que recibieron el contrato y un plazo de dos horas para presentarlo firmado; o de candidatos que se presentaron sin saber que la selección sería por orden de llegada porque el BOJA no lo establecía con claridad. 

Comisiones Obreras ha pedido por escrito información oficial de las solicitudes por provincia, del orden establecido, y del final de la hora de llamada, para poder cotejar estas reclamaciones y valorar sus próximas acciones.

Elías Bendodo ha defendido el proceso ante las críticas del PSOE, que calificó el plan de "chapuza" y alertó de la falta de transparencia. "Esa es la Andalucía del pasado. Donde para entrar a trabajar en la Junta de Andalucía había que tener el carné del PSOE. Ahora sólo hace falta sólo un carné: el DNI, es el único que pedimos (…) Se ha hecho la contratación con toda transparencia. Estoy convencido de que el PSOE se va a tener que retractar de esas acusaciones", señaló el consejero. 

Ortiz y Ruiz viven ajenos al rifirrafe político, pero este trabajo de verano les ha puesto en el foco. "Te puedo asegurar que no tengo enchufe", dicen. Esa es por ahora su cruz. Del trabajo tienen poca queja. "Soy positivo: si en un día le dices a 30 personas que se separen, y se quejan dos… No es mala media. En otros sitios puede ser peor", dice uno, antes de que el otro se acerque a pedirle a una niña que, por favor, se calce sus chanclas. Son las ocho de la tarde, hora de prestar atención a las duchas. Luego siguen paseando.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #343 en: 30 de Junio de 2020, 09:10:47 am »

Barcelona prevé disponer de 400 policías más para un verano incierto

La Guardia Urbana desalojará playas si pese al control de acceso se superan los aforos recomendados


Agentes de la unidad de playas de la Guardia Urbana en ‘quad’, este lunes en la Barceloneta (Mané Espinosa)
Óscar Muñoz, Barcelona
29/06/2020 13:21 | Actualizado a 30/06/2020 07:53

El verano que acaba de comenzar será distinto a los de otros años. La pandemia supone que haya menos turistas -no se sabe aún cuántos-, lo que conlleva una novedad importante en una ciudad con gran afluencia de visitantes como Barcelona, que condiciona los dispositivos policiales, especialmente en las zonas del centro, las tradicionalmente más concurridas, y aporta un cierto grado de incertidumbre sobre cómo debe gestionarse la situación.
Labores de patrullaje de la Guardia Urbana en el arenal
Labores de patrullaje de la Guardia Urbana en el arenal (Mané Espinosa)

Además, a las habituales labores de prevención y reacción en materia de seguridad y convivencia, se añade en esta ocasión el control del cumplimiento de las normas sanitarias derivadas de la crisis de la Covid-19, básicamente que se respeten las distancias de seguridad en los espacios públicos y que cuando no sea posible se usen mascarillas.

El punto de partida de esta temporada estival es distinto al del 2019: el número de delitos es mucho menor, pero preocupa la violencia empleada en los robos

Barcelona prevé contar para esta atípica temporada estival con 400 policías más que hace un año, la mitad correspondientes a la nueva promoción de la Guardia Urbana, y el resto de los Mossos d’Esquadra, según ha explicado este lunes el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, durante la prestación de la campaña veraniega de la policía municipal en la Barceloneta. El edil precisó que el Ayuntamiento e Interior están “acabando de afinar” el número exacto de efectivos del cuerpo dependiente de la Generalitat que se desplegará en la ciudad.

Este refuerzo llega en un inicio del periodo vacacional muy diferente al del 201. El punto de partida ha cambiado. Hace un año los datos sobre hechos delictivos en la ciudad eran muy preocupantes y este la situación es otra debido en gran manera al reciente confinamiento. Aunque hay un factor alarmante: la violencia empleada en los robos, ha precisado el intendente mayor Pedro Velázquez, jefe de la Guardia Urbana.

Que haya menos turistas ha cambiado el perfil de buena parte de las víctimas, pero todavía es pronto para sacar conclusiones al respecto. Es una incógnita saber cuántos barceloneses pasarán sus vacaciones fuera de la ciudad y qué cantidad de foráneos llegarán. Por lo pronto, se ha dibujado un mapa con los escenarios delictivos que se prevén más calientes y que requerirán de mayor presencia policial. Ciutat Vella tiene un plan específico con despliegues preventivos.
Tumbonas vacías esperando ser ocupadas este lunes por la mañana en la playa de la Barceloneta
Tumbonas vacías esperando ser ocupadas este lunes por la mañana en la playa de la Barceloneta (Mané Espinosa)

Como cada año, la Guardia Urbana despliega un grupo para la zona litoral de la ciudad, operativo desde el pasado día 22 y hasta finales de septiembre, que cuenta con 90 efectivos, aproximadamente los mismos que en el 2019. Está equipado con bicicletas, scooters, quads y dos lanchas. Las dependencias de los bajos del paseo Marítim se han acondicionado para adaptarlas a los nuevos requerimientos sanitarios. Los próximos días se abrirá el módulo de la playa del Bogatell. Ambos espacios están coordinados desde la oficina conjunta de este cuerpo y los Mossos del paseo Joan de Borbó.
Un socorrista en su puesto esta mañana
Un socorrista en su puesto esta mañana (Mané Espinosa)

“La unidad de playas este año tiene un objetivo inimaginable hace unos meses, la vigilancia de la seguridad sanitaria”, ha destacado Batlle, que ha aprovechado para hacer un llamamiento general al civismo. Además de esta nueva función, este equipo playero de policía se ocupará, como de costumbre, de regular el tráfico de acceso a los arenales y combatir la actividad comercial irregular (la venta ambulante no autorizada), además del control del cumplimiento de las ordenanzas y, en colaboración con los Mossos, de la prevención y combate del delito, de manera especial de los robos.

La unidad de playas de la Guardia Urbana cuenta con 90 efectivos que patrullan desde el 22 de junio por el litoral de la ciudad

Batlle ha pedido a la ciudadanía respete las indicaciones de baño, la disciplina en el uso de vehículos personales y que cumpla las normas de convivencia en las actividades nocturnas de ocio, otro de los ámbitos en que la Guardia Urbana redobla esfuerzos en época estival, junto al control del tráfico y venta de drogas, que está repuntando.
En primer plano, un empleado de limpieza trabajando en la playa
En primer plano, un empleado de limpieza trabajando en la playa (Mané Espinosa)

El respeto de las distancias recomendadas con personas que no son de la misma unidad familiar de convivencia con el objetivo de evitar la propagación del virus (el archiconocido y no siempre respetado metro y medio) conlleva una vigilancia constante del aforo de las playas de la ciudad. Los controles de entrada han supuesto que varias veces se hayan tenido que cerrar los accesos, pero también pueden tenerse que hacer desalojos parciales. Batlle ha explicado que esto último se tuvo que hacer el pasado sábado por la tarde en la Barceloneta, con motivo de la celebración del Pride BCN. El martes 23 también se hizo, justo antes de la verbena de Sant Joan, pero estaba previsto.

‘Kit’ para víctimas de hurtos playeros

La sustracción de mochilas con sus enseres personales es uno de los riesgos a los que se exponen los bañistas. Los agentes de la unidad de playas de la Guardia Urbana disponen de un ‘kit’ para que los afectados puedan regresar con unas mínimas condiciones a sus casas u hoteles. Se trata de una bolsa que contiene unas chanclas, una camiseta blanca con el logo del Ayuntamiento, unos pantalones y un billete de un viaje de metro o autobús. El año pasado se entregaron doscientas unidades.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #344 en: 01 de Julio de 2020, 18:47:46 pm »
En 3,2,1...petición de ser agentes de la autoridad.



Un vigilante de la playa en Rota se lleva un cabezazo por pedir que no jueguen a la pelota


 El juicio rápido por este suceso se celebró ayer en la localidad roteña

 ronda en Cádiz / JULIO GONZÁLEZ

REDACCIÓN
Cádiz | 30 Jun 2020 19:21
Un vigilante de la playa tuvo que ser atendido por los servicios médicos el pasado jueves en la playa El Chorrillo, en Rota, tras recibir un cabezazo de una bañista a la que había advertido que no se podía jugar a la pelota.


Las heridas sufridas por el cabezazo que se llevó en la nariz fueron de carácter leve. Los hechos se produjeron cuando e l vigilante, un joven de Jerez, se acercó a una mujer que estaba jugando al fúbol con otras chicas. Les advirtió que no se podían jugar a la pelota en la playa, a lo que la agresora le contestó que tenía el permiso de la Policía Local. La discusión se calentó y acabó en la agresión referida, tras la cual, y una vez curado el vigilante, ambas partes se cruzaron denuncias por lo sucedido. El juicio rápido se celebró ayer en Rota.

Manuel Puyana, concejal de playas de este municipio, explicaba ayer que los vigilantes, al no ser agentes de autoridad, sólo pueden advertir a quien esté incumpliendo exclusivamente las normas covid de alejamiento social. En el caso de ser desobedecidos, lo que según los vigilantes sucede a menudo, tienen que dar cuenta a la Policía Local que se dedica a coordinar la vigilancia y será la Policía la que actúe.


Puyana asegura que éste es el único incidente de estas características del que ha tenido noticia desde que los vigilantes, que dependen de la Junta de Andalucía, han empezado a operar en el litoral.


Los vigilantes ya han mostrado sus quejas por la actitud de algunos bañistas cuando les indican que no están cumpliendo con las normas. La Policía Local de Rota ha pedido a los bañistas que sigan las indicaciones de estos vigilantes, "que es algo que hace la mayoría", según indican estas fuentes.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #345 en: 03 de Julio de 2020, 06:49:27 am »

El Gobierno prohíbe la llegada de 500 cruceros a España este verano
La medida reduce a la mitad las escalas con respecto al año pasado en todos los puertos y va a impedir la visita de dos millones de turistas

Fecha
03/07/20access_time 1:05

Una de las incógnitas de la recién iniciada temporada turística en España es conocer si los cruceros que desde hace meses tenían programado hacer escala en los puertos españoles mantendrían sus planes iniciales. El Gobierno acaba de confirmar a las navieras que la llegada de buques de pasaje tipo crucero queda prohibida este verano.

Hay que recordar que los cruceros han dejado de ser un lujo reservado a unos pocos. Desde hace unos años, contratar un viaje en barco es más barato que nunca. De manera que salir de crucero es un plan cada más demandado por el turista medio.

Este tipo de oferta se encuentra además en auge en España. Desde 2018 se superan los 10 millones de pasajeros que embarcan, desembarcan o transitan cada año por alguno de los 26 puertos más importantes del país.
Se reducen las escalas a la mitad

Pero este verano será distinto. Según los datos que manejan las autoridades portuarias a los que ha tenido acceso Confidencial Digital, a lo largo de los próximos tres meses estaba programada la llegada de medio millar de cruceros a España.

Esas escalas, a día de hoy, están prohibidas en todos los puertos del país. A la caída de las reservas, se une también ahora esta medida del Gobierno, que reducirá este año a la mitad las llegadas si se comparan con las que se registraron el verano pasado, cuando se acercaron prácticamente a mil en los tres meses de la temporada estival.

En el caso por ejemplo de Baleares, los datos de que dispone ahora mismo la Autoritat Portuària reflejan que, a lo largo de este mes de julio, está prevista la llegada de sólo tres cruceros al puerto de Palma. Supondría ya, sin la restricción, un descenso del 96,15% con respecto al mismo periodo del año pasado, en el que llegaron 78 buques.

En cambio, los datos mejoran de manera sensible si se toma como referencia el mes de agosto: hay 35 escalas ya programadas, lo que representa una disminución del 55,13% en relación al mismo mes de 2019, en el que también llegaron 78 cruceros a Palma.

La evolución positiva de las estimaciones continúa en septiembre, ya que hay previsión de que atraquen en ese mes 48 buques. En el mismo periodo del año pasado llegaron 71 en total, por lo que porcentualmente el descenso sería ya sólo de un 32,39%.

El mapa crucerista español tiene puertos especialmente destacados y no sólo por la cantidad de buques recibidos. Refuerzan su liderazgo europeo e incluso se encuentran entre los primeros 50 puertos del mundo, además del de Baleares, los de Barcelona, Canarias, Málaga, Valencia, Cádiz, Cartagena o Vigo.
Autorizadas “entradas muy concretas”

Fuentes de la autoridad portuaria explican a ECD que estas cifras corresponden a reservas que los consignatarios mantienen por ahora, lo que significa que todavía no hay confirmación de que todos esos cruceros vayan efectivamente a hacer escala.

De hecho, recuerdan que el director General de la Marina Mercante podrá levantar la prohibición prevista, a solicitud de Puertos del Estado y de acuerdo con el Ministerio de Sanidad, para “entradas de buques muy concretos” o para un conjunto de ellos como parte de un itinerario por uno o varios puertos.

Por lo tanto, el Gobierno, a través de Sanidad, será el que se encargue de autorizar los barcos que pueden navegar y los que no. Pero en el Ministerio han avisado a las navieras de que las excepciones serán “contadísimas”.
España perderá dos millones de visitantes

En los últimos 25 años, el volumen de pasajeros de cruceros se ha multiplicado por 18. La industria genera ya en España un volumen de negocio superior a los 1.255 millones de euros al año, da empleo (directo, indirecto e inducido) a más de 26.400 personas y representa un 10,9% del PIB del sector turístico nacional.

Fuentes del sector destacan a ECD que un pasajero de un crucero suele dejar en un puerto de escala unos 40 euros de media, mientras que en el caso de un puerto base, esta cantidad asciende a los 200 euros.

Con los datos de reservas programadas, calculan que esta prohibición impedirá la llegada a España de alrededor de dos millones de visitantes hasta septiembre.
Un protocolo sanitario para los cruceros

España está a la espera también de que Europa apruebe su protocolo sanitario para el sector de cruceros. La Comisión tiene un grupo de trabajo que trabaja en un documento que, en teoría, debería estar listo en las próximas semanas.

Se trata de una serie de recomendaciones para el sector, tal y como ha hecho también el sector aéreo, que aplica medidas coordinadas en toda la UE.

Cada naviera está preparando además sus propios protocolos. Algunas, por ejemplo, se plantean realizar test a los pasajeros antes de embarcar o, en cualquier caso, tendrán capacidad para hacerlos dentro del barco en caso de que se detectara un caso sospechoso.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #346 en: 06 de Julio de 2020, 18:39:50 pm »
Estacas?

 :partirse



Los bañistas de Sanxenxo 'pasan' de las parcelaciones y se amontonan en la orilla


Laura Queijeiro
A Coruña
06/07/202014:05h.
En la playa de Sanxenxo, los bañistas 'pasan' de las parcelaciones y se amontonan en la orilla
Imagen publicada por un usuario en Twitter@NIMATANIENGORDA
Los usuarios de la playa de Silgar han preferido organizarse libremente y concentrar sus toallas y sombrillas fuera de la zona acotada
A través de imágenes, varios tuiteros se han hecho eco de la escasa aceptación del sistema y de la irresponsabilidad de los bañistas: "En nada nos confinan otra vez"
Este municipio pontevedrés empezará a emplear en los próximos días drones pilotados por la Policía Local para evitar aglomeraciones
Sanxenxo (Pontevedra) fue uno de los primeros municipios de España que anunció un modelo de “playa segura” frente al coronavirus. Presentó 'a bombo y platillo' un sistema formado por cuerdas y estacas. La idea era que los bañistas extendiesen sus toallas dentro de parcelas de nueve metros cuadrados. Así se daría cumplimiento a la preceptiva distancia de seguridad que marcan las autoridades sanitarias.


Sin embargo, el modelo no ha tenido éxito. Al menos, en el que ha sido el primer fin de semana con sol del verano. Imágenes tomadas en las últimas horas en el que es el arenal más conocido de esta localidad turística, el de Silgar, muestran como prácticamente nadie se ha tumbado dentro de la zona acotada. Las toallas, las sombrillas y las sillas de playa se han situado, aprovechando la marea baja, en las zonas más próximas a la orilla, ignorando el sistema de parcelaciones.

Varios tuiteros se han hecho eco en las redes sociales de la poca aceptación que está teniendo el sistema y de la irresponsabilidad de los bañistas al no respetarlo y concentrarse en la misma parte de la playa.





Los acomodadores no pueden dar órdenes a los bañistas
La aglomeración de bañistas en la zona más cercana al agua se ha producido pese a la presencia de los llamados acomodadores. Se trata de personas contratadas por el ayuntamiento para garantizar la seguridad de los vecinos y de los visitantes.

La función de los acomodadores es resolver las dudas de los usuarios. Acompañarlos a la zona parcelada y mover las cuerdas si fuese necesario ampliarla, por ejemplo, para una misma familia. Ellos deben vigilar que se cumplen las distancias de seguridad. Sin embargo, no pueden dar órdenes. En el caso de que no se respeten las normas, deben dar aviso a la policía.

Está previsto que a partir de esta semana, drones controlados por la Policía Local controlen los diferentes arenales de este municipio. Además de medir el aforo y dar información en tiempo real de la ocupación de las playas, detectarán aglomeraciones. El sistema lanzará mensajes cuando detecte que hay una concentración excesiva de personas en un mismo punto.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #347 en: 14 de Julio de 2020, 06:49:33 am »
Logico, y a medida de que se extienda la obligatoriedad de las mascarillas las reservas se irán anulando ya que nadie quiere que le impongan en vacaciones y además pagando.


Fiasco en la Costa del Sol: abren la mitad de los hoteles y esperan un 40% de ocupación

Málaga se presentaba como el destino favorito de los españoles para este verano

Beatriz Triguero

Publicado 13/07/2020 18:15
Actualizado13/07/2020 18:36

El sector turístico de la Costa del Sol muestra su decepción. La Asociación de Empresarios Hoteleros de la comarca (AEHCOS) ha informado este lunes de sus previsiones "nada esperanzadoras" para los meses de julio y agosto tras una encuesta realizada a sus 348 establecimientos asociados, que dotan a la provincia de Málaga de un total de 88.423 plazas.

De estos establecimientos, los que ya están abiertos y los que abrirán hasta finales de julio serán 155, menos de la mitad del total. Y pese a ser menos los hoteles que abrirán, la ocupación prevista no alcanza el 40% de media entre los dos meses.

Según la patronal hotelera, los índices de previsión de ocupación de estos establecimientos es de un 36,33% en julio y de un 42,71% en agosto.

De estos porcentajes de ocupación se extrae también que la mayoría son españoles y un 16% sean de extranjeros en julio; mientras que el porcentaje de turistas internacionales asciende al 26% en agosto.

    Torremolinos, Mijas y Fuengirola, a la cola

Estas cifras llegan después de que Málaga y la Costa del Sol en concreto se presentara el pasado mes como el destino favorito de los españoles para este verano, según un estudio realizado por las consultoras Ipsos y THR.

En este sentido, en ese momento un informe elaborado por Turismo Costa del Sol mostraba un aumento del 523% de las búsquedas de vuelos de turistas españoles al aeropuerto de Málaga durante la semana del 9 al 15 de junio con respecto a la semana anterior.

Sin embargo, los datos presentados ahora por la patronal indican que más de la mitad de las habitaciones quedarán libres durante este verano, al menos durante los meses claves del verano.

Por zonas, según las previsiones de los hoteles, las más demandadas en este mes de julio son Estepona (43,92%), Benalmádena (43,21%), Málaga (43,05%) y Marbella (40,21%). Estas preferencias se mantendrán en agosto, aunque la ocupación de Marbella superará la de Málaga ciudad, con un 46,62% y 42,66% respectivamente.

Por el contrario, las zonas en las que los hoteles tendrán menos negocio son Torremolinos (22,99% en julio y 31,34% en agosto), Mijas (23,74% y 25,72%) y Fuengirola (28,84% y 27,88%).


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #348 en: 14 de Julio de 2020, 19:14:33 pm »


Contratado exprés, despedido exprés: la Junta de Andalucía comunica a un auxiliar de playa que trabajó tres semanas que no puede pagarle



El contrato de Mauricio Mejía es nulo porque le falta homologar un título, según la administración, que asegura ahora que respetará sus "derechos económicos"
El trabajador no consta de alta en la Seguridad Social: "He estado expuesto al virus o a un accidente sin estar asegurado"
Foco
PRECARIEDAD

Dos auxiliares de playa, en Málaga
Dos auxiliares de playa, en Málaga N.C.
Néstor Cenizo

13 de julio de 2020 22:11h
0

@nestorcevic
A principios del verano Mauricio Mejía no podía intuir que hoy se vería así: sin trabajo, sin paro y con una denuncia recién puesta contra la Junta de Andalucía. Y, por ahora, sin ingresar un euro. Hace un mes, no sospechaba que sería despedido igual de rápido que había encontrado el trabajo ideal. El 15 de junio, Mejía se convirtió en uno de los 3.000 auxiliares de playa contratados por la Junta de Andalucía para garantizar la seguridad ante la epidemia. Trabajó tres semanas. El 8 de julio recibió una llamada para que no volviese. Su contrato es nulo y no cobraría nada, le dijeron. Después ha descubierto que ni siquiera consta de alta en la Seguridad Social. La Junta de Andalucía ha asegurado a este medio que "respeta sus derechos económicos" por el tiempo que prestó sus servicios.


Un "abuso" inconstitucional: sindicatos y expertos reaccionan a las ofertas exprés de la Junta de Andalucía que excluyen embarazadas y enfermos crónicos

SABER MÁS
Mejía, de origen hondureño y nacionalidad española, tiene 45 años y un hijo. Es electricista de profesión y lamenta por teléfono que este verano ya había aceptado una oferta para trabajar en Palma de Mallorca. "Quedé mal con la empresa y les envié un correo pidiendo disculpas", cuenta. "Pero iba a ganar lo mismo quedándome en las playas de Cádiz cerca de mi familia".


Como muchos, había visto una oportunidad mejor: auxiliar de playa para la Junta de Andalucía. Presentó su solicitud con la rapidez que exigía la administración, en 24 horas. Pasó los siguientes días atento a su teléfono, porque si no respondía a la llamada su turno pasaba. Le llamaron y entregó la documentación que le pidieron, primero por correo y luego presencialmente, el 4 de junio: DNI, currículum y "copia de título de formación", para lo que aportó un certificado de profesionalidad de electricista industrial de la Junta de Andalucía y un título hondureño de "bachiller en electricidad".

Después de aprobar con nota el curso de formación, el 15 de junio firmó su contrato de trabajo, modalidad "eventual por circunstancias de producción", como el resto de auxiliares de playa. Ese mismo día empezó a trabajar. Durante tres semanas, Mejía recorrió las playas de Rota dando indicaciones a los bañistas sobre las medidas de seguridad contra el coronavirus. Pero el 7 de julio recibió una llamada para informarle de un problema en la tramitación. Su título de bachiller no estaba homologado.


"¿Me van a pagar?" "No"
En Delegación le dieron una opción: solicitar urgentemente la homologación ante el Ministerio de Educación. Así lo hizo, ese mismo día: abonó la tasa (48,78 euros pagados el 7 de julio en una oficina de Caixabank) y el 8 de julio a primera hora estaba en Cádiz capital para presentar por registro la solicitud. Lo hizo a las 8:53 de la mañana. Después llevó la copia del registro a la Delegación de Cádiz. Pero poco después, y apenas dos horas antes de empezar la jornada, volvieron a llamarle. Le dijeron que no se molestase más, y que mejor se quedase en su casa. Su intento por homologar el título daba igual. El contrato era nulo. Además, la Junta de Andalucía le informaba de que no le pagarían las tres semanas trabajadas:

- Le estoy diciendo oficialmente que el contrato está anulado porque no reúne los requisitos, que la titulación esté homologada en España.

- Entonces, los días que he trabajado, ¿me van a pagar?


- No. Porque el contrato es nulo de pleno derecho.

- ¡Cómo que no se me va a pagar! Si he estado laborando, exponiéndome, recibiendo una preparación, me he evaluado… ¿Cómo me dice que no se me va a pagar y que es nulo?

Hasta este lunes, Mejía no ha recibido por escrito la resolución que declare la nulidad de su contrato, tal y como le prometieron en un correo. Fuentes oficiales de la Consejería de Presidencia explican que la Junta "respeta los derechos económicos y de cotización [de los auxiliares cuyo contrato es nulo], el tiempo prestado"


Sin alta en la Seguridad Social, según la vida laboral a 12 de julio
En respuesta a eldiario.es/Andalucía, la consejería asegura que "todos los vigilantes activos estaban metidos en nómina y en seguridad social a fecha 12/7/2020". Sin embargo, eso no ocurría con Mejía. Su vida laboral, consultada el 12 de julio, no registraba ni un día cotizado por el trabajo de auxiliar de playa que desempeñó para la administración del 15 de junio al 7 de julio. "He estado expuesto al calor, al propio virus o a tener un accidente sin estar asegurado", exclama.

La Junta de Andalucía explica que está autorizada por la Seguridad Social para dar de alta a trabajadores hasta 30 días después. También esgrime un convenio suscrito con la Seguridad Social en 2007 donde se establecen unos mecanismos de liquidación y pago de las cuotas de todo el personal, sin mención expresa a cuándo debe dar de alta a sus trabajadores.

Adelante Andalucía y el PSOE ya habían advertido a finales de junio que muchos vigilantes no constaban en alta, y los socialistas han presentado varias denuncias ante inspección de trabajo para comprobarlo. La Junta de Andalucía replicó que todos cotizaban "desde el primer día".


Las particularidades de las convocatorias exprés
Mauricio Mejía es el único caso de nulidad por falta de homologación de título, según los datos facilitados por la Consejería de Presidencia. Hay otros ocho que no habrían superado el periodo de prueba.

El caso expone las carencias de unos procesos realizados a toda prisa para contratar personal de todo tipo. La Junta de Andalucía está realizando estos procedimientos exprés amparándose en la situación de emergencia de salud pública. Se trata de convocatorias abiertas durante 24 horas y cuyo criterio de selección es el orden de llegada. Usó por primera vez este método para seleccionar a 3.000 auxiliares de playa, entre ellos Mejía. Los sindicatos, que recibieron múltiples denuncias por este proceso, siguen sin conocer el número de solicitudes y el orden en que llegaron.

Después, la administración lo usó para seleccionar unos 200 técnicos de prevención de riesgos laborales; y la semana pasada seleccionó a interinos archiveros, conservadores de patrimonio, técnicos de pesca o ingenieros de minas, siempre "en el marco de la emergencia de salud pública", tal y como informó eldiario.es/Andalucía.

Estas convocatorias se publican sin previo aviso en el portal del empleado, donde duran 24 horas y luego se borran. El mecanismo prescinde de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, se basa únicamente en la rapidez de presentación (el primero en llegar se queda el puesto) y es tan rápido que impide conceder un plazo de subsanación a los aspirantes.

"Me dieron el visto bueno. Presenté los documentos por correo electrónico y presencialmente. Me llamaron para firmar un contrato y me incorporé a trabajar. Todo esto pasa por una revisión. ¿No me pueden decir que necesitan la homologación en el momento en que lo presento? ¿No lo comprueban? Nadie me dice que esto no es válido, sino que me dan un cursillo y me mandan a trabajar", protesta Mejía, que además de renunciar a la oferta de Mallorca, ha perdido el paro que venía cobrando hasta junio y cuenta con amargura que pagó los 48 euros de la tasa de homologación, "que no tenía".

"Yo lo que quiero es volver al puesto de trabajo", pide. El sábado puso una denuncia ante la Policía Nacional por un posible delito contra los derechos de los trabajadores.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 185592
Re:Vigilancia marítima y seguridad en nuestras playas
« Respuesta #350 en: 26 de Julio de 2020, 07:08:42 am »

Interior desarrollará para la Guardia Civil lanchas que sean más rápidas que las de los narcos
Ha firmado un convenio con una empresa pública del Ministerio de Ciencia para incorporar embarcaciones con velocidades superiores a los 60 nudos y que puedan navegar sin piloto

Fecha
26/07/20access_time 1:05
Compartir

La Guardia Civil necesita embarcaciones más rápidas. Las lanchas neumáticas semirrígidas que utilizan los narcotraficantes para introducir droga en España por vía marítima consiguen alcanzar velocidades superiores a las de los barcos y lanchas del Instituto Armado, por lo que se escapan en muchas persecuciones. Y la Benemérita quiere poner remedio.

Para poner solución a ese problema, el Ministerio del Interior ha firmado un convenio con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, E.P.E., una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Ciencia que se dedica a “fomentar el proceso de compra pública pre comercial con el objeto de resolver necesidades susceptibles de ser satisfechas mediante la contratación de servicios de I+D”.

Confidencial Digital ha tenido acceso a dicho convenio, en el que se concreta qué busca resolver el Ministerio del Interior con la ayuda del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial. Todo surge de la necesidad que ha detectado el Servicio de Innovación Tecnológica de la Guardia Civil en el ámbito de la lucha contra “los tráficos ilícitos en el mar”.
No hay lanchas suficientemente rápidas

Resumidamente, el problema consiste en que los narcotraficantes utilizan embarcaciones más rápidas que las que tiene en servicio la Guardia Civil. Además, “las soluciones existentes en el mercado no satisfacen las requeridas necesidades”, es decir, no hay lanchas en el mercado tan rápidas, ya que las redes de tráfico de droga lo que hacen es manipular sus embarcaciones.

Así que el Ministerio del Interior busca que el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial le ayude a desarrollar embarcaciones más rápidas y de mayor maniobrabilidad, para así ‘cazar’ a los narcos que hasta ahora se le escapan en persecuciones, sobre todo en la zona del Estrecho de Gibraltar y en todo el litoral sur de la Península.

España, entrada del hachís y la cocaína

“La especial situación geográfica de España, como punto más cercano al continente africano, y a su vez como salida y entrada natural para las mercancías entre Europa y América, la han convertido en un enclave estratégico para el tráfico de sustancias ilegales con destino a Europa”, indica Interior en el convenio firmado.

La gran cantidad de kilómetros de costa de fácil acceso “han permitido que los criminales se valieran de embarcaciones de bajo coste y altas prestaciones para el desembarco de la mercancía”, continúa.

Aunque el trabajo de los cuerpos de seguridad del Estado, y en especial de la Guardia Civil como principal responsable del control de fronteras, “han reducido de manera drástica el número de embarcaciones que intentan desembarcar en las costas españolas”, el mar continúa siendo una de las principales formas de acceso de sustancias ilegales, especialmente para el hachís y la cocaína.
La Guardia Civil a 50 nudos, los narcos a 60

Interior explica que “los traficantes disponen de presupuestos prácticamente ilimitados, lo que les permite el acceso a las últimas tecnologías y disponer de mejores embarcaciones”. Se trata de lanchas neumáticas semirrígidas, las denominadas “planeadoras”, “que permiten cargas que pueden alcanzar los 3.000 kg, y que están dotadas de motores fuera borda con la potencia suficiente para alcanzar los 60 nudos (110 km/hora) en condiciones de mar favorables. Este tipo de embarcaciones se diseña con el fin exclusivo de permitir la mayor cantidad de carga y velocidad posible, sin importar la seguridad de sus ocupantes ni el medioambiente”.

Frente a las “planeadoras” de los narcos, las embarcaciones más rápidas de todo el inventario de la Guardia Civil son las de alta velocidad (las Rodman55): unas lanchas de 17 metros de eslora (longitud) y casi cuatro metros de manga (anchura), que sólo alcanzan una velocidad máxima de 50 nudos, es decir, unos 92 km/hora.

Aquí se plantea está el problema: las lanchas neumáticas semirrígidas navegan a 60 nudos en condiciones de mar favorables, mientras que las embarcaciones de la Guardia Civil no pasan de los 50 nudos.
Más rápidas y maniobrables

El “reto” que el Ministerio del Interior traslada al Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial es “conseguir embarcaciones de velocidad superior a 60 nudos”, que como se ha indicado antes, no existen en el mercado.

Interior y la citada empresa pública tratarán de desarrollar lanchas de más de 60 nudos, capaces de alcanzar a las “planeadoras” de los narcos.

Pero buscarán también otras mejoras respecto a las embarcaciones que actualmente tiene en servicio la Guardias Civil.

Interior pretende que se mejore la maniobrabilidad de las lanchas y barcos, así como la seguridad de los ocupantes. Para ello, los expertos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial optimizarán la hidrodinámica de la embarcación, los materiales de construcción y los medios de impulsión.
Navegación sin piloto

Otra solución innovadora que el convenio contempla tiene como objeto permitir dotar a esas nuevas embarcaciones de “un sistema de funcionamiento autónomo que le permita navegar sin intervención humana, en operaciones de vigilancia”.

Interior explica en el documento que, “en lo que se refiere a la operativa para la detención de embarcaciones, el proceso seguido consiste en detectarlas, perseguirlas con el objetivo de que se detengan, y, si no se detienen de forma voluntaria, finalmente abordarlas. Este procedimiento implica un alto riesgo tanto para las tripulaciones y embarcaciones que participan en estas misiones, como para los criminales implicados”.

Por ello, la investigación tecnológica también irá dirigida a dos puntos: la generación de un sistema de detención de las embarcaciones delictivas, y la creación de un entorno de formación seguro para la tripulación en el manejo de la embarcación en misiones de interceptación, consideradas “de alto riesgo” para las unidades de la Guardia Civil.
Motores intraborda y a chorro

El prototipo de embarcación que se desarrolle dependerá, claro está, de las pruebas y soluciones que encuentren los expertos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, cuando se pongan a estudiar cómo conseguir embarcaciones de más de 60 nudos de velocidad y con todas esas mejoras que se han establecido como objetivo.

Pero ya se adelantan algunas ideas de cómo se podrían conseguir en las lanchas mejoradas. Por ejemplo, se indica que “debido a limitaciones en las dimensiones de la embarcación y la profundidad de las aguas en las que podría navegar, así como el nivel sonoro máximo para las misiones de vigilancia, se considera que la utilización de motores intraborda y propulsión a chorro sería lo más indicado”.

Se elija un sistema de propulsión u otro, la embarcación diseñada deberá alcanzar una velocidad superior a 60 nudos con un estado de carga del 75% de todos los consumos a bordo y toda la tripulación a bordo, en condiciones de mar llana y viento en calma.
Respeto al medio ambiente

Si los narcos ‘trucan’ sus lanchas “sin importar la seguridad de sus ocupantes ni el medio ambiente”, dice el acuerdo firmado, el Ministerio del Interior establece que “se procurará que los diferentes sistemas que forman parte de la embarcación sean respetuosos con el medio ambiente”.

Sobre el sistema de funcionamiento autónomo que también se busca que incorporen las nuevas embarcaciones de lucha contra los narcos, tendrán que tener tres modos de funcionamiento para las labores de vigilancia: control manual desde la embarcación, control manual en remoto, y modo autónomo.

Otra condición que se pone es que las lanchas contarán con un sistema de detención “que permita parar una embarcación a distancia sin poner en riesgo los medios materiales y humanos”, aunque vaya a la velocidad máxima, para que pueda frenar a una “planeadora”.

“En lo que se refiere a la operativa para la detención de embarcaciones”, se indica que “el proceso seguido consiste en detectarlas, perseguirlas con el objetivo de que se detenga, y, si no se detienen de forma voluntaria, finalmente abordarlas. Este procedimiento implica un alto riesgo tanto para las tripulaciones y embarcaciones que participan en estas misiones, como para los criminales implicados”.
Sacarán a licitación la compra

Una vez que se consiga un prototipo, la Guardia Civil realizará pruebas en Andalucía, “en un entorno relevante y real tanto para el funcionamiento en modo autónomo (vigilancia) como para el modo persecución (interceptación)”. También se creará un simulador, que será instalado en las dependencias de la Escuela de Guardacostas de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz.

Cuando se llegue a una solución y a un prototipo satisfactorio, que cumpla los objetivos que se ha fijado Interior, llegará el momento de licitar la construcción de las nuevas embarcaciones para la Guardia Civil.

Licitará la compra el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, en un concurso al que optarán las industrias del sector interesadas en fabricar lanchas según las características que se hayan definido en el proceso de prueba del prototipo.