Autor Tema: Ley antitabaco  (Leído 90144 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51116
  • Verbum Víncet.
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #920 en: 13 de Diciembre de 2023, 07:42:24 am »
Pues a mí, como no fumador,.me parece perfecto, en las terrazas, si hay fumadores, te llega el humo. . . y es muy molesto, luego, de las que son tipo pecera ya ni hablamos, eso es como fumar en una habitación cerrada, así que a mí me parece fenomenal que se prohíba fumar en las terrazas. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #921 en: 13 de Diciembre de 2023, 07:47:34 am »
El.17 enero próximo se cumplirán 15 años sin tabaco...y como ex.fumador ya saben, somos los más radicales a la hora de opinar.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #923 en: 14 de Diciembre de 2023, 09:55:38 am »
Las leyes antitabaco con consenso político que rebajaron los fumadores, a pesar de las predicciones apocalípticas fallidas


Las reacciones actuales a la intención de retomar el plan antitabaco recuerdan a las previsiones catastrofistas y la oposición desde el PP de Madrid a la ley de 2005 y la reforma de 2010, que contaron con el apoyo del partido a nivel estatal

David Noriega

13 de diciembre de 2023 22:23h

Actualizado el 14/12/2023 05:30h

Ocurrió un jueves de diciembre, hace 18 años. Tras largos debates, el Congreso aprobó por unanimidad una norma que suponía un cambio nuclear en las políticas de prevención y salud pública. Todos los grupos votaron a favor de una ley que expulsaba el humo de los cigarrillos de los espacios públicos cerrados. La ley antitabaco de 2005 colocó a España en la primera línea legislativa, pero por su articulado podían escaparse los locales de hostelería, que tenían la facultad de declarar en sus interiores zonas para fumadores.

Sanidad recupera el plan para prohibir fumar en terrazas

Esa grieta por la que se colaba el humo se selló un lustro después. Indultado el día de Año Nuevo para las fiestas de Nochevieja, el 2 de enero de 2011 el tabaco salió definitivamente de bares, cafeterías y restaurantes, para quedarse en las terrazas. Y lo hizo, de nuevo, tras amplios debates que llegaron al consenso en el Congreso de los Diputados. En esos cinco años hubo voces discordantes y pronósticos apocalípticos para la hostelería, que vuelven a la conversación pública tras el anuncio de la ministra de Sanidad, Mónica García, de que sacará del cajón el Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reclamado que ese plan cuente con la colaboración del “sector privado, con los hosteleros, con los comerciantes, con la gente que crea puestos de trabajo”, mientras el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, catalogó la medida de “disparatada”. Estas apreciaciones recuerdan a las de la dupla Aguirre-Botella (presidenta y alcaldesa de Madrid también), que desde sus respectivas responsabilidades se dedicaron a intentar dejar sin efecto las leyes aprobadas por su propio partido.

Creemos firmemente, porque somos liberales, que los gobiernos no estamos para imponerles hábitos de conducta a los ciudadanos, por muy saludables que sean

Esperanza Aguirre (2006)

Pese al apoyo en el Congreso del Partido Popular a la ley antitabaco de 2005, la entonces presidenta madrileña, Esperanza Aguirre (PP), elaboró un decreto autonómico que suavizaba la norma estatal y que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) terminó tumbando en 2009. “Creemos firmemente, porque somos liberales, que los gobiernos no estamos para imponerles hábitos de conducta a los ciudadanos, por muy saludables que sean”, llegó a afirmar Esperanza Aguirre en febrero de 2006.

Pese a ese verso suelto que suele pronunciarse desde Madrid, las críticas más feroces a la ley llegaron desde la patronal de la hostelería. En 2005, la entonces llamada Federación Española de Hostelería y Restauración (ahora Confederación de Empresarios de Hostelería de España) estimaba que la aplicación de aquella norma supondría la pérdida de 1.600 millones de euros y más de 20.000 empleos. En 2010, calculaban que la reforma de la ley sería “la ruina del sector”, aunque la realidad terminó por desdecir el augurio. En la memoria 2011-2012 de la propia organización señalaban que los restaurantes y bares “continuaron sufriendo” en esos años “las pérdidas en las ventas iniciadas desde que comenzó la crisis, hace cinco años”.

En concreto, en 2011, el año de la entrada en vigor de la reforma de la ley la cifra de negocio cayó un 2,2% respecto al ejercicio anterior, atribuible a los estragos de la crisis financiera. “El impacto fue por la economía, no por el tabaco”, explica el entonces portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, Rodrigo Córdoba, que recuerda que entre 2005 y 2010 la ley estatal “no siempre se cumplía” en lo referente a la hostelería.

Argumentos “sin fundamento”

“Sabíamos que eran elementos que no tenían fundamento”, explica el experto en salud pública José Martínez Olmos y secretario general de sanidad del Gobierno entre 2005 y 2011, sobre los argumentos del sector. “Había un problema objetivo de acceso al tabaco de la población joven, de aparición de muchas enfermedades, como el cáncer de pulmón, y la evidencia de que las personas fumadoras afectaban a la salud de las no fumadoras en espacios cerrados”, recuerda sobre una normativa en la que España fue “pionera” y que contaba con un amplio acuerdo social. “Medidas de ese calado necesitan de mucho apoyo”, explica en conversación con elDiario.es.

“En 2005 los hosteleros se salieron con la suya, porque no se prohibió fumar en interiores”, lamenta Córdoba, que recuerda que “la industria tabaquera tiene largos tentáculos”. “Uno es la hostelería; otro los quiosqueros que vendían tabaco; El Corte Inglés, que tuvo que poner estancos para poder seguir vendiendo; y los propios estancos”, enumera. De hecho, los vínculos del tabaco con el sector hostelero son públicos. La Confederación incluye en su 'Club Hostelería de España' a la tabaquera Philip Morris, que, “de una manera discreta pero muy importante, permite desarrollar los eventos y acciones que el Plan de Esponsorización presenta cada año”.

Martínez Olmos justifica esa parte de la ley en la necesidad de consensuar la norma de 2005 con el Partido Popular. “Aceptamos la enmienda para que los locales de más de 100 metros pudieran tener un espacio cerrado y compartimentado para fumadores, pero se aplicó, comunidades como Madrid o Valencia hicieron un uso inadecuado de esa medida, que se convirtió en una vía de escape, lo que dio lugar a la reforma de 2010”, explica.

“La ley de 2010 fue posible porque la entonces ministra (de Sanidad), Trinidad Jiménez, buscó y trabajó activamente para que se produjera un consenso con el PP. Nos llamó, gastó muchas horas de su tiempo en compartir sus razones y se aceptaron las del PP, algo que, lamentablemente, es impensable a día de hoy”, explica, vía email, quien fuera ponente legislativo por el Grupo Parlamentario Popular de aquella norma, Santiago Cervera, alejado de la primera línea política desde 2012. “Tanto ella como nosotros sabíamos que una norma de impacto, vinculada a generar cambios sociales, requería de consenso”, argumenta.

Durante su intervención en el Congreso, Cervera también habló de libertad: “Este grupo parlamentario (el del PP) entiende que estamos ante una intervención legislativa plenamente justificada. (...) Porque aquí, señorías, incluso desde esta perspectiva liberal, estamos intentando corregir lo que no ha sido capaz de ordenar un orden convivencial adecuado en la utilización del tabaco en nuestro entorno social, y estamos también defendiendo muchas libertades: la libertad, por ejemplo, del no fumador, que no quiere ser contaminado por el humo del tabaco del fumador, y la libertad del fumador que quiere dejar de serlo”.


Casi un año después de la entrada en vigor de la ley, el entonces líder de la oposición calificó la norma a la que él mismo votó a favor de “solución extrema” y afirmó que le gustaba más “la primera ley”. “Como todo en la vida, las soluciones extremas no son buenas, pero sé que la mayoría de la gente está en contra de esta ley que prohíbe fumar en cualquier sitio”, afirmó en noviembre de 2011, pese al amplio respaldo con el que contaba el endurecimiento de la ley y los resultados en salud pública que comenzaron a verse rápidamente.

Casi dos millones menos de fumadores en diez años
En 2010 había en España 9,6 millones de fumadores y una década después, 7,9 millones. Porcentualmente, hemos pasado de un 26,2% de la población enganchada al cigarrillo en 2009 al 17% en 2022. “En aquel momento, la ley no quedó mal, pero han pasado 13 años y no se ha hecho nada. La disminución podría haber sido más rápida y estar ya en el 15%”, contextualiza Córdoba. “Algunas medidas fueron importantes para su tiempo”, coincide Cervera, “pero se ha demostrado que llega un momento en el que la regulación alcanza un límite de efectividad”. En 2005 se vendieron 4.600 millones de cajetillas, según datos de Hacienda. En cinco años, justo antes de la entrada en vigor de la reforma legislativa, se despacharon 3.600 millones. Y en 2022, fueron 2.200 millones.



Sobre estancamiento llevan años advirtiendo las sociedades médicas. De hecho, fue la entonces ministra de Sanidad Carolina Darias quien puso en marcha la creación del Plan Integral que ahora recupera García. La estrategia, que incluía la prohibición de fumar en vehículos particulares y en terrazas y medidas como el empaquetado genérico y la regulación de los vapeadores, quedó enterrada en un cajón sin que las partes implicadas, como el propio CNPT, tuvieran una respuesta clara sobre el motivo. “Cuando se otea el final de una legislatura las presiones de los que saben que se van a hacer normas que les afecten suelen incrementar para retrasar la decisión, y cada retraso es bueno para ellos”, llegó a explicar el portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), Ildefonso Hernández, a preguntas de este medio en julio 2022.

“No tengo duda de que si se dejó en un cajón fue porque a Darias no le interesaba aprobarlo sabiendo que iba a ser la candidata a las municipales en Las Palmas, para no molestar a la hostelería de su ciudad”, afirma Cervera, que pide no culpar a Ayuso y Almeida, sino “objetivizar quienes han usado este asunto a su antojo político”.

Pese a posicionamientos como el del propio Rajoy, Aguirre, Ana Botella o el exalcalde de Valladolid, León de la Riva, que a los tres días de la entrada en vigor de la prohibición de fumar en bares comparó la posibilidad de denunciar los incumplimientos con la persecución a los judíos, Cervera asegura que, como ponente de la ley, tuvo “plena libertad”: “Desde la dirección del grupo lo único que me transmitieron fue, asépticamente, los documentos y propuestas que llegaban a ese nivel desde los distintos sectores interesados (...) pero la posición final y todo el manejo político con el resto de los grupos la pude definir de acuerdo a criterios propios”.

Ahora la hostelería, “a la espera”
En esta ocasión, el secretario general de la Confederación de Empresarios de Hostelería de España, Emilio Gallego, señala que están “a la espera” de la llamada del Ministerio. “Consideramos que siempre que se propone una ley que va a afectar a un determinado colectivo, lo correcto es reunirse con ellos para consensuar y concertar las acciones que le vayan a afectar”, indica. No obstante, a su juicio, “se está generando un punto de opinión y de polémica que realmente no hay”. “Entre los clientes hay un absoluto respeto, por lo que entendemos que en un espacio al aire libre esto no es un problema en estos momentos”, aclara. Un entrecomillado que contrasta con otros posicionamientos. Según la última encuesta, a más de 9.700 personas, de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), más del 90% de la población sería partidario de cambiar la legislación para ampliar los espacios libres de humo.

EL ARTÍCULO CONTINÚA DESPUÉS DEL SIGUIENTE MENSAJE
Tú nos haces independientes
Solo respondemos ante socios y socias: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si nos lees habitualmente y crees en el periodismo con valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde aquí con cuotas que van desde 1 € al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.
Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible el periodismo independiente.


Entre las nuevas iniciativas a llevar a cabo para poner fin a 13 años de inactividad legislativa contra el tabaquismo, los expertos proponen diferentes estrategias, aunque hay dos que han demostrado ser las más efectivas. Por un lado, el empaquetado neutro que acabe con el branding del tabaco y, por otro, aumentar el precio. Es lo que han hecho recientemente en Francia, donde, además de prohibir los cigarrillos electrónicos desechables y declarar playas, parques y entornos escolares como espacios libres de humo, pretende elevar el precio de la cajetilla de los 10 a los 13 euros.

Martínez Olmos defiende también la importancia de reforzar la deshabituación tabáquica. Una medida que, de hecho, el PP reclamó en las negociaciones de la ley, pero que el PSOE rechazó al considerar que era competencia de las comunidades autónomas y que no se puede ampliar la cartera básica de servicios del Sistema Nacional de Salud desde una ley. Pero ese refuerzo se ha hecho esperar, porque no ha sido hasta este año cuando Sanidad ha comenzado a financiar un fármaco para dejar de fumar.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #924 en: 16 de Diciembre de 2023, 07:31:32 am »
Choque en el PP por la prohibición de fumar en terrazas: Andalucía la apoya y Ayuso pide contar con la hostelería


El Gobierno de Ayuso exige informes científicos y que se cuente con los hosteleros, mientras que Andalucía y Galicia abogan por la prohibición. Sanidad también tiene de su lado al consejero de Salud catalán

Borja Negrete

Publicado: 16/12/2023 04:45

Actualizado: 16/12/2023 04:54

0comentarios
Déjà vu de la pandemia covid. Como en aquellos tiempos, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, rema en una dirección contraria a la de sus colegas del Partido Popular. Ahora, con motivo de la prohibición de fumar en las terrazas, una medida que el Ministerio de Sanidad plantea llevar al Consejo Interterritorial y que estaba en el cajón desde tiempos de María Luisa Carcedo. El equipo de Mónica García tiene el visto bueno del Comité Nacional de Prevención de Tabaquismo (CNPT) así como el apoyo de diversas regiones gobernadas por el PP.

Fuentes de Sol transmiten a este periódico que la Comunidad de Madrid exigirá a Sanidad que "tenga la consideración de contar para la adopción de esta iniciativa con el consenso y colaboración de los empresarios de la hostelería, previo diálogo con sus representantes sectoriales. El Gobierno autonómico madrileño considera que esta es una condición exigible, como firme defensora de una actividad que es un claro motor económico para la sociedad madrileña".

La Consejería de Sanidad madrileña está dispuesta a dar la batalla en el Consejo Interterritorial para que se escuche la voz de los hosteleros. No es lo único que exigirá el brazo sanitario de Ayuso, que espera que "los planes anunciados por la ministra de Sanidad vengan avalados por los necesarios informes y estudios sanitarios, técnicos y científicos que avalen una medida de este calado".

Otro de los argumentos que esgrime Sol es la dualidad de criterio que maneja el Ministerio de Sanidad: mientras quiere restringir al máximo el consumo de tabaco, la formación política de Mónica García aboga por legalizar el consumo de cannabis. "La Comunidad de Madrid espera y desea que el Ministerio de Sanidad aplique los mismos raseros de celeridad y no permisibilidad con el tabaco, a otro tipo de sustancias de gran peligrosidad por su carácter estupefaciente, como es el caso del cannabis o los opiáceos, cuyo tráfico y consumo está penado por las leyes de nuestro país", manifiestan desde la Consejería de Sanidad madrileña.

Queremos conocerte mejor
¿Donde te has ido este puente?
Enviar respuestas
La presidenta madrileña intentó denunciar esta doble vara de medir del partido de García con un tuit donde aparecían imágenes de adictos al fentanilo en Estados Unidos:

En el lado opuesto a Ayuso se encuentra el heredero de Alberto Núñez Feijóo en Galicia, Alfonso Rueda. Ya en la pandemia, ambas comunidades autónomas mostraron posturas antagónicas en cuanto a políticas sanitarias. Al contrario que Madrid, Galicia aceptó de buena gana la prohibición de fumar en las terrazas durante la pandemia para evitar contagios. Frente a la flexibilidad de Ayuso, la mano férrea de Feijóo. A ambos les salió bien electoralmente, pues consiguieron sendas mayorías absolutas.

"Sobre la intención del Ministerio de Sanidad de sacar del cajón el Plan para endurecer la Ley Antitabaco, y en el que se valora la prohibición de fumar en las terrazas, en las playas o en los coches indicar que desde la Xunta de Galicia ya estamos promoviendo diferentes medidas con el objetivo de desnormalizar conductas que están aceptadas socialmente, como es el caso del consumo de tabaco", señalan fuentes de la Consellería de Sanidade a este medio.

"El objetivo de la Xunta con este Plan es reducir la prevalencia del consumo de tabaco diario en la población adulta por debajo del 15% en 2027. (En la actualidad se sitúa alrededor del 20% entre población con 16 o más años). Galicia es pionera en estos programas, siendo la primera en implantar en España tanto el programa de “Playas sin humo”, como el de “Parques sin humo'", añaden.

Desde el Gobierno andaluz confirman también a este periódico que ellos apoyarán la prohibición de fumar en las terrazas. "Estamos trabajando en modificaciones para nuestra ley de adicciones", explican desde la Consejería de Sanidad andaluza. Castilla y León aboga porque la medida sea de consenso y en Baleares se inclinan también por la prohibición.

El Ejecutivo gallego se congratula de haber aprobado recientemente el Proyecto de ley de protección de la salud de las personas menores y prevención de conductas adictivas, que va a equiparar el uso de los vapeadores con el tabaco; a prohibir fumar en las marquesinas del transporte público, piscinas públicas; y a regular espacios libres de humo obligatorios a 50 metros de las dependencias de las administraciones públicas. "Todo lo que sea prevenir enfermedad y mejorar la salud de la población siempre es positivo. Una vez tengamos las reformas que propone el Ministerio haremos una valoración de las mismas", subrayan.

Cataluña, del lado de Sanidad

El consejero de Salud catalán, Manuel Balcells, es un firme defensor de que se prohíba fumar en las terrazas, y va a ser un aliado clave de Mónica García. En una reciente entrevista con La Vanguardia, Balcells confirma que la Generalitat ya está negociando con el Ayuntamiento de Barcelona, el gremio de restauradores y el Departamento de Salud Pública sobre la medida. "Las terrazas son un espacio donde no protegemos suficientemente al fumador pasivo. Pienso que debe prohibirse, me hubiera gustado que hubiera sido en el 2023", asevera.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51116
  • Verbum Víncet.
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #925 en: 16 de Diciembre de 2023, 14:49:22 pm »
Ayuso va a lo suyo, su oposición a Sánchez está por encima del propio PP. . . pero, sobre todo, por encima del propio Feijoo, ya se cargó a Casado, que fue quien la puso y en cuanto pueda hará lo propio con el gallego, que vino a ganar y se ha quedado en la oposición abrazado a VOX. . . Ayuso va de la mano de VOX sin reparos, es una flechilla que no esconde sus plumas, pero se esquivoca si piensa que Madrid es España. . . porque más allá de las cañas y las terrazas. . . hay vida. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #926 en: 05 de Febrero de 2024, 08:05:31 am »

Sanidad quiere poner coto a los vapeadores y planea equipararlos a los cigarrillos

El nuevo equipo del Ministerio pretende que en su plan contra el tabaquismo los cigarrillos electrónicos tengan la misma consideración que el tabaco convencional, y limitar el uso de 'vapers', incluso aquellos sin nicotina, con sabores: “Son la antesala a la adicción”

David Noriega
4 de febrero de 2024 21:47h
Actualizado el 05/02/2024 05:30h

En 2010, la inteligencia artificial aún parecía cosa de ciencia ficción, había que patear el suelo para impulsarse en un patinete y las grandes ciudades no se planteaban restringir el acceso en vehículo privado al centro. Aquel año se aprobó el último gran cambio regulatorio que afectaba al tabaco. Era un momento en el que eso de aspirar de un tubo de plástico de colores chillones estaba todavía lejos de ser una moda. El Ministerio de Sanidad quiere retomar el plan integral contra el tabaquismo y, adaptar esa estrategia a los nuevos hábitos y adicciones supone meter mano a la creciente división de la industria: los vapeadores. El objetivo: “Alcanzar la primera generación libre de humo”.

El peligro de los vapeadores desechables de sabores que se venden en farmacias

A principios de diciembre, la ministra Mónica García anunció su intención de “sacar del cajón el plan integral antitabaco”. La estrategia de salud pública iba a ser una de sus puntas de lanza en el Gobierno. “No podemos darle la espalda a la medida que más años de vida puede suponer a la población”, explicó mientras señalaba a las terrazas de bares y restaurantes como próximas zonas libres de humo. Quedaban en el aire las medidas que afectarían a los vapers, para los que garantizó “una regulación específica”.

Apenas dos meses después, Sanidad va perfilando cuáles son sus intenciones para con los cigarrillos electrónicos. “Queremos equipararlos al tabaco normal, sobre todo aquellos que incluyan nicotina”, explica el nuevo director general de Salud Pública y Equidad, Pedro Gullón. La medida es una vieja petición del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). En la declaración de Madrid 2018, tras la Conferencia Internacional para el control de tabaco, ya se reclamaba “aplicar la actual regulación sobre espacios sin humo a todos los productos relacionados”. Sin embargo, las resistencias de la industria, que ha encontrado en estos productos un filón de consumo en un mercado que iba a la baja, son muchas y fuertes. Frente a ellas, el Ministerio insiste: “Nuestra intención es equipararlos”. “Siempre hay presiones pero nos da igual, tenemos claro el plan contra el tabaco”, aseguró Gullón en una reciente entrevista en elDiario.es.

En 2021, el Ministerio impulsó un plan que incluía la prohibición de fumar en el coche, más impuestos y regular el uso, la venta y la promoción de los cigarrillos electrónicos. La estrategia quedó enterrada en un cajón y la entonces titular de Sanidad, Carolina Darias, puso rumbo a la alcaldía de Las Palmas de Gran Canaria. Las islas son las principales productoras de tabaco de España, con cerca de 540 millones de cigarros y cigarrillos en la primera mitad del año 2023, según datos de Hacienda.

“Sabemos que hay familias que viven del tabaco, pero no se trata de fastidiar a nadie, sino de cambiar el estilo de vida que tenemos. En Extremadura se pueden plantar más cerezos, olivos o algarrobos y en Canarias frutas tropicales”, explica el presidente del CNPT, Francisco Pascual. Este doctor en Medicina señala que el plan integral lleva ya tres años de retraso, por lo que habría que impulsar de inmediato esa “ruta clara y con un cronograma” desde cero. “Desde 2021 ha habido nuevos datos: tenemos un pequeño descenso y cambios en el perfil del consumidor”, indica.

Más de la mitad del alumnado ha consumido cigarrillos electrónicos

El tabaco sigue siendo la segunda sustancia psicoativa con mayor prevalencia entre los alumnos de 14 a 18 años. Según la Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias en España 2023 (Estudes), el 33,4% de los estudiantes entre esas edades han fumado tabaco alguna vez en su vida, el 27,7% lo hicieron en el último año y un 7,5% lo hacen diariamente. Esta última es la cifra más baja de la serie histórica y supone un 1,5 puntos porcentuales menos que en la edición anterior, en 2021. Sin embargo, el informe arroja otro dato preocupante: más de la mitad de los estudiantes reconoce hacer consumido cigarrillos electrónicos, un 23% más que hace dos años. Pero no solo eso, el 19,3% de los chicos y el 26,4% de las chicas han utilizado estos dispositivos con nicotina y/o cannabis.

A finales de año, la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre drogas publicó los resultados de un estudio piloto sobre posibles adicciones comportamentales en menores de 12 y 13 años. El trabajo, que viene a ampliar los datos de Estudes, indicaba que el 8,5% del alumnado reconocía haber fumado tabaco alguna vez en su vida, el 6,5% en el último año y el 4,1% en el último mes. En el caso de los cigarrillos electrónicos las tasas eran del 25,2%, del 21% y del 11,2%, respectivamente. Tras conocerse estos datos, la ministra García aseguró en su cuenta de X que “los vapeadores tienen apariencia de juguetes y sabores dulces, pero son perjudiciales y suponen la antesala del tabaquismo”.

Dispositivo para vapear inspirado en los dibujos 'Minions' Nando Ochando

“Es cierto que algunos vapeadores no contienen nicotina, así que no tienes adicción a esa sustancia, pero no están exentos de tener un riesgo para la salud, sobre todo relacionados con problemas pulmonares. Y, si hablamos de los niños, estamos generando un hábito. Lo teníamos muy claro hace unos años, cuando se prohibieron los cigarrillos de chocolate (con la ley antitabaco de 2005) porque podían impulsar ese hábito tabáquico”, explica Pascual, que señala que “el consumo de vapers es la entrada a otras sustancias”.

La reducción de daños, sin evidencia sólida

Los defensores de los cigarrillos electrónicos llevan años cultivando la idea de la “reducción de daños del tabaco” (THR, por sus siglas en inglés). La teoría de esa estrategia, envuelta muchas veces en una supuesta pátina científica, es que estos dispositivos son más inocuos que el tabaco y que, además, ayudan a abandonar los cigarrillos tradicionales. En la práctica, el principal estudio que avala esta teoría fue respondido por varios expertos que lo definieron como “metodológicamente débil” y con conflictos de interés que planteaban “serias dudas sobre las conclusiones”.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, los niños que usan estos dispositivos tienen hasta el triple de probabilidades de consumir tabaco en el futuro que aquellos que no lo hacen. En 2020, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas aprobaron un informe en el que destacaban que no existe evidencia sólida sobre la hipótesis de que tengan utilidad como herramienta para abandonar el tabaquismo. Además, advertía de los riesgos del aerosol del cigarrillo, que contendría sustancias carcinogénicas, y de los efectos para la salud a corto plazo, con lesiones pulmonares asociadas al vapeo. Un año antes, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) monitoreó un brote de lesiones pulmonares asociado a estos productos, que provocó 2.668 hospitalizaciones y 57 muertes.

Las estrategia de reducción del daño es una falsa solución, al representar una estrategia comercial de la industria tabaquera para incrementar sus ventas dificultando el control del tabaquismo

Sociedad Española de Neumología

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) se ha posicionado claramente en contra de estas estrategias de reducción del daño. “Es una falsa solución, al representar una estrategia comercial de la industria tabaquera para incrementar sus ventas dificultando el control del tabaquismo, ya que retiene a los fumadores en el consumo de tabaco e impide que estos hagan intentos serios de abandono”, indicaron en un documento de posicionamiento. En el mismo texto indicaban que “estos productos son una puerta de acceso a los adolescentes en el tabaco”.

“Señorías, me preocupa especialmente la llamada 'reducción de daños' asociada a las nuevas formas de fumar”, reconoció García en la Comisión de Sanidad del Congreso, que señaló que era “especialmente peligroso para la población joven, a la que facilita el acceso a la nicotina a sabores afrutados y formatos visualmente atractivos”.

Los vapeadores desechables, en el disparadero

Más allá de los anuncios, desde el Ministerio se han dado algunos pasos en firme contra el tabaquismo. Hace un par de semanas, el Consejo de Ministros aprobó la transposición de una directiva europea que obliga a levantar las excepciones de las que goza el tabaco calentado. Aunque no incluye a los vapeadores, para mediados de abril esos productos de tabaco procesado sin combustión ya no podrán tener aromatizantes y deberán incluir una advertencia clara sobre los riesgos para la salud, como ocurre con las cajetillas convencionales.

En lo que respecta a los cigarrillos electrónicos, García aseguró que no solo importa la salud, sino también “la parte ecológica que tiene que ver con los vapeadores desechables”. Esta es la línea en la que están avanzando algunos países del entorno. Francia anunció que los prohibiría, en un paquete de medidas que incluye declarar playas, parques y entornos escolares espacios libres de humo, así como elevar el precio de la cajetilla de 10 a 13 euros. Reino Unido hará lo propio con los vapers no recargables. Los que sí lo son pasarán a tener un empaquetado neutro y límite a los sabores.

El presidente de México, Manuel López Obrador, ha ido más allá. A finales de enero anunció una reforma constitucional para prohibirlos: “Así como lo del consumo de drogas químicas como el fentanilo, así también vamos a pedir la prohibición de los vapeadores y también otras cosas que no quiero adelantar ahora, pero sí se va a plantear porque es un criterio mercantilista y corrupto”. Según datos de la OMS, en el mundo hay 2.000 millones de personas que no están protegidas por ninguna restricción reglamentaria sobre los cigarrillos electrónicos con nicotina.

También la parte impositiva está en el foco de Sanidad. Equiparará los cigarrillos tradicionales y electrónicos. “Vamos a trabajar en ello, teniendo en cuenta que vamos a aumentar el precio del tabaco, porque es de las estrategias más efectivas para la reducción del consumo, que es la meta número 1 del plan integral contra el tabaquismo y es, quizá, donde España está un poquito más lejos”, explica Gullón.

“Se recaudan 9.000 millones de euros por el tabaco, pero nos gastamos tres veces más por las consecuencias en la salud que genera”, defiende Pascual. Según los datos de la Sociedad Española de Epidemiología, cada año mueren en España alrededor de 63.000 personas a causa del tabaco, de las que el 21% son menores de 65 años. Desde esta sociedad, hacían un llamamiento a actualizar las políticas, con “estrategias dirigidas a la prevención del inicio y al cese del consumo, tanto de tabaco convencional como de nuevas formas de consumo”.

Con motivo del pasado Día Mundial sin Tabaco, que se celebra en mayo, el Consejo General de Dentistas advirtió en un comunicado que los estudios, “todavía escasos”, sobre los vapeadores “muestran evidencias de que también tienen consecuencias para la salud bucodental”. Y cita: “un posible aumento del riesgo de cáncer oral y un claro impacto sobre las enfermedades periodontales”.

Pese a la evidencia sobre los beneficios para la salud de la reducción del tabaquismo, el hecho de que el antiguo plan nunca se haya aplicado y lleve años hibernando, hace pensar que el camino para Sanidad no será fácil. Preguntado sobre si teme presiones de la industria para que esa estrategia caiga en saco roto, el director general de Salud Pública era claro: “Supongo que habrá presiones, pero vamos a ir con la salud por delante”.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51116
  • Verbum Víncet.
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #927 en: 05 de Febrero de 2024, 18:42:29 pm »
Pues me parece una medida muy correcta. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #928 en: 05 de Abril de 2024, 20:28:52 pm »
Diga que si, ministra, protejanos a todos de esos fumadores humeantes y malolientes.


 :cul

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223170
Re: Ley antitabaco
« Respuesta #929 en: 18 de Abril de 2024, 10:13:06 am »
Sanidad no va a prohibir el tabaco de por vida a los que ahora tienen 15 años o menos


El Ministerio de Mónica García rechaza implantar una legislación como la de Reino
Sanidad no va a prohibir el tabaco de por vida a los que ahora tienen 15 años o menos


El Ministerio de Mónica García rechaza implantar una legislación como la de Reino Unido porque aún "es pronto para juzgar su efecto". Se inclina por desincentivar el consumo mediante campañas publicitarias y educativas
(Foto: Archivo / Europa Press)
Reino Unido prohibirá la venta de tabaco de forma vitalicia a los jóvenes de 15 años o menos (Foto: Archivo / Europa Press)
María Solano Conde
MARÍA SOLANO CONDE
Actualizado: 18/04/24 | 1:48
| TIEMPO DE LECTURA: 3 MIN.
Una joven fuma sentada en un banco a la salida de un colegio (Foto: David Zorrakino / Europa Press)
Las llaman generaciones libres de tabaco o generaciones sin humo. Son aquellos jóvenes que aún no han tenido acceso a la compra de tabaco por ser menores de edad, y que tampoco podrán adquirirlo legalmente cuando alcancen la edad legal de consumo. Ni en ningún otro momento de sus vidas.

Organismos como la Unión Europea o la Organización Mundial de la Salud han fijado el año 2040 como meta para alcanzar una generación de jóvenes que se encuentren completamente desvinculados del tabaco.

En Europa, el primer paso en términos de regulación se produce en Reino Unido. Su primer ministro, Rishi Sunak propuso el proyecto de ley que ahora ha empezado a tramitar el Parlamento, con el que pretende restringir la venta de tabaco de por vida a las personas nacidas a partir de 2009.

La medida entrará en vigor en 2027, momento en que los nacidos en 2009 cumplirán 18 años. La normativa aumentará cada año la edad legal para fumar, de tal manera que en 2028 se situará en 19 años; en 2029, a los 20 años, y así sucesivamente.

Plan Antitabaco
Recién aprobado el Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, el Ministerio de Sanidad no valora adoptar una medida similar en España a corto plazo. Desde la cartera que dirige Mónica García señalan que se trata de "un área de interés para los próximos años", pero no valoran implantar la prohibición, en tanto que aún "es pronto para juzgar su efecto".

Se tiene en cuenta el fracaso de la propuesta en Nueva Zelanda. En diciembre de 2022, el país fue pionero en restringir la venta de tabaco vitalicia a los ciudadanos nacidos a partir del 1 de enero de 2009. Sin embargo, apenas once meses después de aprobarse, el nuevo Gobierno revirtió esta medida para evitar la pérdida de ingresos proveniente de los impuestos al tabaco.

En España, el documento elaborado por la Unidad de Prevención y Control del Tabaquismo, dependiente del Ministerio, establece un plan de acción para reducir el consumo de tabaco en el próximo trienio. Con respecto a estas estrategias de generaciones libres de humo, Sanidad no plantea una legislación más restrictiva sobre la compra o el consumo de tabaco por parte de los nacidos a partir de una fecha determinada.

La vía para lograr que el tabaco y los productos relacionados no afecten a las futuras generaciones de jóvenes (o a otros colectivos) pasa, en cambio, por la comunicación y la promoción de hábitos saludables. Se ejecutará a través de campañas informativas con el objetivo de "desnormalizarlo" para prevenir el inicio de su consumo.

La ministra de Sanidad, Mónica Garcia, presenta el Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027, en la sede del Ministerio (Foto: Alejandro Martínez Vélez / Europa Press)