Autor Tema: Inmigrantes e integracion  (Leído 258712 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3640 en: 19 de Diciembre de 2020, 06:42:42 am »

La Policía vincula inmigración con delincuencia sin datos para pedir a los juzgados el encierro de migrantes en el CIE de Las Palmas

    En una de las solicitudes de internamiento, a la que ha accedido elDiario.es, la Policía defiende que "los inmigrantes que quedan en libertad y no disponen de recursos acaban delinquiendo". La Delegación del Gobierno en Canarias pide la eliminación de esa afirmación al "no ser adecuada"

Gabriela Sánchez
18 de diciembre de 2020 23:04h
@gabriela_schz

La aceleración del ritmo de las deportaciones desde Las Palmas a Marruecos ha acarreado el aumento del número de ciudadanos marroquíes en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Canarias después de meses de limitaciones. En algunos de los escritos enviados por la Policía Nacional a los juzgados de instrucción de Las Palmas para solicitar el internamiento de extranjeros, la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones (UCER) ha vinculado la inmigración irregular con la delincuencia con el objetivo de conseguir la luz verde de los magistrados para encerrar en el CIE de migrantes detenidos.

En el argumentario incluido en una de las solicitudes de auto de internamiento, a la que ha tenido acceso elDiario.es, la UCER apunta sin pruebas que "los inmigrantes que quedan en libertad y no disponen de recursos acaban delinquiendo para subsistir". Fuentes del Ministerio del Interior corrigen a la Policía y aclaran a elDiario.es que "no existen datos ni cifras" que sustenten esta afirmación. El documento está firmado por la subdelegada del Gobierno en Las Palmas y por el Inspector jefe de la UCER, pero desde la Delegación del Gobierno en Canarias se desmarcan del escrito.

La Delegación del Gobierno confirma su contenido pero explica que, en el procedimiento de solicitud de internamiento, la subdelegada en Las Palmas delega la firma en la Policía Nacional. Después de que este medio enviase varias preguntas al respecto, fuentes de la institución que representa al Ejecutivo central en Canarias aseguran que la afirmación que vincula la inmigración con la delincuencia "no es adecuada", por lo que "ese argumentario se va a eliminar de las solicitudes".

ElDiario.es se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de Policía de Canarias, que por el momento no ha respondido a nuestra solicitud.
Los obstáculos a las deportaciones

El documento también detalla algunos de los obstáculos con los que se ha encontrado la Policía Nacional en los últimos meses para deportar migrantes marroquíes y mantener la política de bloqueo de migrantes en las islas. La Jefatura Superior de Policía de Canarias considera en su escrito que la situación se vio "agravada" por los viajes de "muchos" migrantes de Canarias a la península por sus propios medios, de los que aseguran tener constancia desde hace tres meses.

"En los tres últimos meses es tendencia habitual la salida de elevados ciudadanos marroquíes desde el aeropuerto de Las Palmas con destino a distintas capitales de la Península, principalmente Madrid, Valencia, Alicante, Bilbao, Sevilla y Málaga, y desde el puerto de Gran Canaria por vía marítima hacia Huelva", desarrolla una de las solicitudes de internamiento en los CIE firmadas por la Subdelegada del Gobierno en Las Palmas y el jefe de la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones, a la que ha accedido elDiario.es. Algunos de los migrantes tienen la finalidad de dirigirse a algunas ciudades europeas, principalmente Francia o Italia, "donde se les deniega finalmente la entrada y se activa su inmediata devolución a nuestro país", sostiene la Policía.

Los migrantes, una vez en libertad, "provistos de documentación original y de medios económicos suficientes" adquieren billetes de avión o barco para viajar la península. Según especifica el documento, los migrantes que abandonaban el archipiélago por vía aérea o marítima no solían ser "inferiores a 40 en cada trayecto, pudiendo llegar a 100 en cada vuelo".

La Policía reconoce que las compañías de transporte, "desconocedoras de su situación administrativa, aceptan embarcar a estos ciudadanos al portar todos ellos documentos válidos de viaje". Una tendencia que, según Interior, está cambiando desde la nueva política de refuerzo de controles policiales activada la semana pasada en los vuelos procedentes de Canarias. Según fuentes policiales, las fuerzas de seguridad están aprovechando las restricciones sanitarias para frenar el viaje a cientos de migrantes irregulares.

"Además, se viene detectando que algunos ciudadanos marroquíes se roban entre sí los pasaportes para lograr 'escapar' a la Península por la vía marítima o aérea", continúa la solicitud de internamiento. "Si la situación no se ataja de raíz, en un breve espacio de tiempo será más difícil proceder a las repatriaciones, porque al aumentar el índice delictivo muchos de los inmigrantes no podrán ser expulsados al tener causas pendientes en España", apunta el escrito, incidiendo en la vinculación entre inmigración y criminalidad. En este sentido, varios abogados expertos en Extranjería aseguran que se trata de una apreciación falsa, pues la comisión de un delito no impide en la actualidad la expulsión del migrante.

Paco Solans, portavoz de la Asociación de Española de Abogados Extranjeristas, explica que esta consideración tiene su origen en "viejo mito fundamentado en una ley reformada en 2009". En la actualidad, "un juez de instrucción al que se le pide el internamiento y tiene a su disposición a una persona por una causa de delito tiene que autorizar esa orden de expulsión", añade el letrado.
La vía para devolver migrantes marroquíes

A través de la solicitud de internamiento, la Policía Nacional desarrolla un amplio relato de las dificultades con las que se ha topado Interior para deportar migrantes en situación irregular durante la crisis sanitaria: "La pandemia ha generado por primera vez en la historia el bloqueo general de las repatriaciones de inmigrantes llegados de forma irregular por vía marítima a España". La Jefatura de Policía destaca la nueva vía de repatriación "ofrecida" por las autoridades marroquíes desde Las Palmas a El Aaiún (Sáhara Occidental) para urgir al juzgado el internamiento del migrante detenido.

El sistema de devoluciones en vuelos comerciales operados por la aerolínea Royal Air Maroc se reducía a la repatriación de ocho migrantes irregulares documentados de origen marroquí en cada vuelo, con una periodicidad de cuatro vuelos semanales hasta el 7 de diciembre. A partir de entonces, como adelantó El País, Interior comenzó a agilizar las devoluciones de ciudadanos marroquíes. En vez de ocho, podrían volar hasta un máximo de 20 retornados con escolta policial, hasta alcanzar unas cifras de 80 repatriados semanales en vuelos comerciales de la misma compañía, "aceptando los requerimientos de las autoridades marroquíes", expone el escrito.

Otro de los obstáculos destacados por la Policía Nacional "para culminar con éxito la materialización de las repatriaciones" es la reducción del índice de ocupación de los CIE como medida preventiva frente a la COVID-19. Las restricciones sanitarias, reza el escrito, "dificultan las posibilidades de internamiento, teniendo en cuenta además que algunos centros de la península se encuentran actualmente en obras para optimizar sus capacidades y no pueden por el momento acoger internos".


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3641 en: 21 de Diciembre de 2020, 06:41:36 am »

Los inmigrantes que llegan a Canarias no vienen insultando, llenos de dinero o con los móviles más modernos



Las organizaciones que les atienden desmienten el bulo de que se presentan con bolsas llenas de efectivo, ofendiendo a los canarios y con los últimos iPhone
Rescate de inmigrantes en pateras.
photo_cameraRescate de inmigrantes en pateras.
Marta Sobrino Cabo chevron_right 21/12/20 access_time 1:02
Desde octubre ha circulado por los medios información sobre los inmigrantes que llegan a las Islas Canarias que diferentes asociaciones con las que ha contactado ECD desmienten. Fuentes de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) aseguran que, nada más llegar, “están agotados y muchos de ellos malheridos por la precaria situación del viaje que han hecho durante muchos días”. Si llegan con móviles suelen ser de marcas chinas o coreanas que “son muy baratos”, añaden.

Primis Player Placeholder



Por otro lado, según Cruz Roja y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), no tienen dinero y la ropa que llevan destaca por su mal olor y por su ausencia, ya que “muchos aparecen casi desnudos o con poca ropa y rota”, afirma Tom Smulders, vicepresidente de FEHT. De hecho, Cruz Roja les ofrece ropa limpia y nueva y “son muy agradecidos y respetuosos”, aseguran fuentes de ACNUR a ECD.

Quieren abandonar la isla
Su actitud es amable y respetuosa, por lo menos del 95% de ellos, ya que siempre hay alguno más activo o que no quiere seguir las recomendaciones, según la Asociación de Saharauis de Canarias. “Los más simpáticos y agradecidos son los subsaharianos”, aclara. Pero la gran parte de ellos declaran que quieren ir a ver a sus familias o a buscar trabajo en otras ciudades porque les ofrecen más recursos, por lo que se quedan en la isla hasta que tienen la posibilidad de irse.

La mayoría de ellos no quieren quedarse en la isla porque quieren ver a sus familias o porque saben que en otros países europeos tienen más posibilidades para encontrar trabajo o recursos para vivir, según aseguran fuentes de FEHT. “Hablan de su deseo de ir a la península o a países como Francia, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suecia o Inglaterra”, añaden.

¿Qué hacen una vez ahí?
Desde que llegan el protocolo de actuación es muy estricto. Se hace un registro de todos ellos y se les realiza la prueba del Covid. Todo ello controlado por Cruz Roja y la policía canaria. “Llegan fatigados, pero en general son tranquilos”, asegura una intérprete de la Asociación de Saharauis de Canarias. La mayoría suelen ser “hombres altos, jóvenes y fuertes”, afirma Tom Smulders.


Del muelle les trasladan a los alojamientos turísticos en los que van a hospedarse con un autobús para ellos, de lo que se encarga Cruz Roja. Si salen del establecimiento pierden su plaza, lo cual les explican los intérpretes a su llegada, aclaran fuentes de la Asociación de Saharauis de Canarias. Además, la población canaria suele ser muy solidaria con ellos, según afirman de ambas organizaciones.

¿Dónde se quedan?
Smulders asegura a ECD que hay unos cinco o seis centros de acogida para los inmigrantes menores de 18 años que son controlados por el gobierno autónomo. Además, se están creando nuevos centros de acogida para el traslado de personas a otros sitios. Sin embargo, otros 6.000 adultos aproximadamente se hospedan en complejos turísticos que están vacíos hasta su llegada a ellos. Los apartamentos son muy similares y los hoteles son de tres estrellas o más. El servicio que reciben en esos complejos es “decente y adecuado”, afirma Smulders. Tienen tres comidas al día y el mismo servicio que el resto de turistas en otros complejos.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3642 en: 17 de Enero de 2021, 07:04:21 am »

Una niña contempla cómo arrojan a su hermano al mar tras morir en la patera

Con nueve años, el menor fallecía horas antes de que fueran localizados por un avión de Salvamento a 160 kilómetros de Canarias, mientras estaban perdidos en el Atlántico.

    Rescatan una patera con dos fallecidos: una mujer y un bebé cerca de Melilla

La InformaciónNOTICIA16.01.2021 - 08:44h

EFE

El relato de una niña de unos doce años de Guinea Conakri acaba de dejar helados a los miembros de los servicios de emergencia que atienden a la última de las pateras llegadas al sur de Gran Canaria. Su hermano, de nueve, falleció solo unas horas antes, mientras estaban perdidos en el Atlántico, y sus compañeros de travesía arrojaron su cuerpo al mar.

La Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo, ha regresado esta noche al puerto de Arguineguín con una patera poco habitual, formada en su mayoría por mujeres: 21 de sus 34 ocupantes lo son, entre ellos una niña y una joven embarazada. Los ocupantes de la barquilla, subsaharianos, aseguran que llevaban unos cinco días en el mar cuando los encontró un avión de Salvamento, unos 160 kilómetros al sur de la tierra que ahora pisan.

Su estado de agotamiento, mareo, deshidratación y debilidad lo acredita: la mayoría apenas puede caminar sin ayuda cuando descienden al muelle, a varios los sacan del barco las asistencias en camilla y dos han ido directamente al hospital. Mientras la asistencia prosigue en el muelle, un miembro de los equipos de emergencia, uno de los más veteranos, cuenta espantado a Efe la escena: tienen a una mujer sedada en el muelle, con una crisis de ansiedad tremenda, que llora inconsolable.

Con ella viaja una niña, de unos doce años. Es su hija y tiene la entereza de contar a los voluntarios de Cruz Roja y los sanitarios una historia terrible: su hermano, de nueve años, se fue apagando poco a poco en el océano y ayer miércoles murió. Quedó en el mar. La Cruz Roja ha preferido no ahondar más en la historia, la niña habla, pero está también casi en shock. Habrá tiempo de averiguar en las próximas horas lo que pasó con el relato del resto de ocupantes de la patera, pero esta noche es el momento de arropar a la pequeña.

Con ella llegan otros dos menores, dos niños de entre ocho y nueve años. También una embarazada, en situación delicada. Ella ha salido enseguida en una ambulancia rumbo al Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria.

Más de 23.000 personas llegaron el año pasado en patera o cayuco a Canarias y al menos 600 se dejaron la vida en el camino, según el cálculo de mínimos que hace la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas y que varias ONG directamente implicadas en la asistencia a los inmigrantes, como Cruz Roja o Caminando Fronteras, elevan por encima de las 1.000 víctimas.

Solo en los 15 días que habían transcurrido de 2021 hasta esta medianoche habían parecido en las costas de Canarias o llegado muertos a ellas siete inmigrantes. El niño al que sus compañeros arrojaron por la borda hace 24 horas, resignados a su destino, eleva la cuenta ya a ocho.


Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6542
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3643 en: 18 de Enero de 2021, 00:48:39 am »

Una niña contempla cómo arrojan a su hermano al mar tras morir en la patera

Con nueve años, el menor fallecía horas antes de que fueran localizados por un avión de Salvamento a 160 kilómetros de Canarias, mientras estaban perdidos en el Atlántico.

    Rescatan una patera con dos fallecidos: una mujer y un bebé cerca de Melilla

La InformaciónNOTICIA16.01.2021 - 08:44h

EFE

El relato de una niña de unos doce años de Guinea Conakri acaba de dejar helados a los miembros de los servicios de emergencia que atienden a la última de las pateras llegadas al sur de Gran Canaria. Su hermano, de nueve, falleció solo unas horas antes, mientras estaban perdidos en el Atlántico, y sus compañeros de travesía arrojaron su cuerpo al mar.

La Guardamar Talía, de Salvamento Marítimo, ha regresado esta noche al puerto de Arguineguín con una patera poco habitual, formada en su mayoría por mujeres: 21 de sus 34 ocupantes lo son, entre ellos una niña y una joven embarazada. Los ocupantes de la barquilla, subsaharianos, aseguran que llevaban unos cinco días en el mar cuando los encontró un avión de Salvamento, unos 160 kilómetros al sur de la tierra que ahora pisan.

Su estado de agotamiento, mareo, deshidratación y debilidad lo acredita: la mayoría apenas puede caminar sin ayuda cuando descienden al muelle, a varios los sacan del barco las asistencias en camilla y dos han ido directamente al hospital. Mientras la asistencia prosigue en el muelle, un miembro de los equipos de emergencia, uno de los más veteranos, cuenta espantado a Efe la escena: tienen a una mujer sedada en el muelle, con una crisis de ansiedad tremenda, que llora inconsolable.

Con ella viaja una niña, de unos doce años. Es su hija y tiene la entereza de contar a los voluntarios de Cruz Roja y los sanitarios una historia terrible: su hermano, de nueve años, se fue apagando poco a poco en el océano y ayer miércoles murió. Quedó en el mar. La Cruz Roja ha preferido no ahondar más en la historia, la niña habla, pero está también casi en shock. Habrá tiempo de averiguar en las próximas horas lo que pasó con el relato del resto de ocupantes de la patera, pero esta noche es el momento de arropar a la pequeña.

Con ella llegan otros dos menores, dos niños de entre ocho y nueve años. También una embarazada, en situación delicada. Ella ha salido enseguida en una ambulancia rumbo al Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria.

Más de 23.000 personas llegaron el año pasado en patera o cayuco a Canarias y al menos 600 se dejaron la vida en el camino, según el cálculo de mínimos que hace la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas y que varias ONG directamente implicadas en la asistencia a los inmigrantes, como Cruz Roja o Caminando Fronteras, elevan por encima de las 1.000 víctimas.

Solo en los 15 días que habían transcurrido de 2021 hasta esta medianoche habían parecido en las costas de Canarias o llegado muertos a ellas siete inmigrantes. El niño al que sus compañeros arrojaron por la borda hace 24 horas, resignados a su destino, eleva la cuenta ya a ocho.

Desgarrador :Lazo_Negro.

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6542
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3644 en: 18 de Enero de 2021, 00:57:06 am »
Más incidentes con inmigrantes en Mogán, que pide reforzar a la Guardia Civil

https://www.canarias7.es/politica/incidentes-inmigrantes-mogan-20210114010042-nt.html

La otra cara de la inmigración ilegal en Canarias: borracheras, robos y violencia

https://www.libertaddigital.com/espana/2021-01-17/la-otra-cara-de-la-inmigracion-ilegal-en-canarias-borracheras-robos-y-violencia-6699219/


La Policía vincula inmigración con delincuencia sin datos para pedir a los juzgados el encierro de migrantes en el CIE de Las Palmas

    En una de las solicitudes de internamiento, a la que ha accedido elDiario.es, la Policía defiende que "los inmigrantes que quedan en libertad y no disponen de recursos acaban delinquiendo". La Delegación del Gobierno en Canarias pide la eliminación de esa afirmación al "no ser adecuada"

Gabriela Sánchez
18 de diciembre de 2020 23:04h
@gabriela_schz

La aceleración del ritmo de las deportaciones desde Las Palmas a Marruecos ha acarreado el aumento del número de ciudadanos marroquíes en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) de Canarias después de meses de limitaciones. En algunos de los escritos enviados por la Policía Nacional a los juzgados de instrucción de Las Palmas para solicitar el internamiento de extranjeros, la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones (UCER) ha vinculado la inmigración irregular con la delincuencia con el objetivo de conseguir la luz verde de los magistrados para encerrar en el CIE de migrantes detenidos.

En el argumentario incluido en una de las solicitudes de auto de internamiento, a la que ha tenido acceso elDiario.es, la UCER apunta sin pruebas que "los inmigrantes que quedan en libertad y no disponen de recursos acaban delinquiendo para subsistir". Fuentes del Ministerio del Interior corrigen a la Policía y aclaran a elDiario.es que "no existen datos ni cifras" que sustenten esta afirmación. El documento está firmado por la subdelegada del Gobierno en Las Palmas y por el Inspector jefe de la UCER, pero desde la Delegación del Gobierno en Canarias se desmarcan del escrito.

La Delegación del Gobierno confirma su contenido pero explica que, en el procedimiento de solicitud de internamiento, la subdelegada en Las Palmas delega la firma en la Policía Nacional. Después de que este medio enviase varias preguntas al respecto, fuentes de la institución que representa al Ejecutivo central en Canarias aseguran que la afirmación que vincula la inmigración con la delincuencia "no es adecuada", por lo que "ese argumentario se va a eliminar de las solicitudes".

ElDiario.es se ha puesto en contacto con la Jefatura Superior de Policía de Canarias, que por el momento no ha respondido a nuestra solicitud.
Los obstáculos a las deportaciones

El documento también detalla algunos de los obstáculos con los que se ha encontrado la Policía Nacional en los últimos meses para deportar migrantes marroquíes y mantener la política de bloqueo de migrantes en las islas. La Jefatura Superior de Policía de Canarias considera en su escrito que la situación se vio "agravada" por los viajes de "muchos" migrantes de Canarias a la península por sus propios medios, de los que aseguran tener constancia desde hace tres meses.

"En los tres últimos meses es tendencia habitual la salida de elevados ciudadanos marroquíes desde el aeropuerto de Las Palmas con destino a distintas capitales de la Península, principalmente Madrid, Valencia, Alicante, Bilbao, Sevilla y Málaga, y desde el puerto de Gran Canaria por vía marítima hacia Huelva", desarrolla una de las solicitudes de internamiento en los CIE firmadas por la Subdelegada del Gobierno en Las Palmas y el jefe de la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones, a la que ha accedido elDiario.es. Algunos de los migrantes tienen la finalidad de dirigirse a algunas ciudades europeas, principalmente Francia o Italia, "donde se les deniega finalmente la entrada y se activa su inmediata devolución a nuestro país", sostiene la Policía.

Los migrantes, una vez en libertad, "provistos de documentación original y de medios económicos suficientes" adquieren billetes de avión o barco para viajar la península. Según especifica el documento, los migrantes que abandonaban el archipiélago por vía aérea o marítima no solían ser "inferiores a 40 en cada trayecto, pudiendo llegar a 100 en cada vuelo".

La Policía reconoce que las compañías de transporte, "desconocedoras de su situación administrativa, aceptan embarcar a estos ciudadanos al portar todos ellos documentos válidos de viaje". Una tendencia que, según Interior, está cambiando desde la nueva política de refuerzo de controles policiales activada la semana pasada en los vuelos procedentes de Canarias. Según fuentes policiales, las fuerzas de seguridad están aprovechando las restricciones sanitarias para frenar el viaje a cientos de migrantes irregulares.

"Además, se viene detectando que algunos ciudadanos marroquíes se roban entre sí los pasaportes para lograr 'escapar' a la Península por la vía marítima o aérea", continúa la solicitud de internamiento. "Si la situación no se ataja de raíz, en un breve espacio de tiempo será más difícil proceder a las repatriaciones, porque al aumentar el índice delictivo muchos de los inmigrantes no podrán ser expulsados al tener causas pendientes en España", apunta el escrito, incidiendo en la vinculación entre inmigración y criminalidad. En este sentido, varios abogados expertos en Extranjería aseguran que se trata de una apreciación falsa, pues la comisión de un delito no impide en la actualidad la expulsión del migrante.

Paco Solans, portavoz de la Asociación de Española de Abogados Extranjeristas, explica que esta consideración tiene su origen en "viejo mito fundamentado en una ley reformada en 2009". En la actualidad, "un juez de instrucción al que se le pide el internamiento y tiene a su disposición a una persona por una causa de delito tiene que autorizar esa orden de expulsión", añade el letrado.
La vía para devolver migrantes marroquíes

A través de la solicitud de internamiento, la Policía Nacional desarrolla un amplio relato de las dificultades con las que se ha topado Interior para deportar migrantes en situación irregular durante la crisis sanitaria: "La pandemia ha generado por primera vez en la historia el bloqueo general de las repatriaciones de inmigrantes llegados de forma irregular por vía marítima a España". La Jefatura de Policía destaca la nueva vía de repatriación "ofrecida" por las autoridades marroquíes desde Las Palmas a El Aaiún (Sáhara Occidental) para urgir al juzgado el internamiento del migrante detenido.

El sistema de devoluciones en vuelos comerciales operados por la aerolínea Royal Air Maroc se reducía a la repatriación de ocho migrantes irregulares documentados de origen marroquí en cada vuelo, con una periodicidad de cuatro vuelos semanales hasta el 7 de diciembre. A partir de entonces, como adelantó El País, Interior comenzó a agilizar las devoluciones de ciudadanos marroquíes. En vez de ocho, podrían volar hasta un máximo de 20 retornados con escolta policial, hasta alcanzar unas cifras de 80 repatriados semanales en vuelos comerciales de la misma compañía, "aceptando los requerimientos de las autoridades marroquíes", expone el escrito.

Otro de los obstáculos destacados por la Policía Nacional "para culminar con éxito la materialización de las repatriaciones" es la reducción del índice de ocupación de los CIE como medida preventiva frente a la COVID-19. Las restricciones sanitarias, reza el escrito, "dificultan las posibilidades de internamiento, teniendo en cuenta además que algunos centros de la península se encuentran actualmente en obras para optimizar sus capacidades y no pueden por el momento acoger internos".

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3645 en: 19 de Enero de 2021, 07:17:46 am »
https://www.youtube.com/watch?v=z2BugXYGl04&feature=emb_title

Violencia extrema entre magrebíes irregulares en San Fernando de Maspalomas y contra turistas en Playa del Inglés

Los vecinos temen salir de sus viviendas


https://maspalomasahora.com/art/54405/violencia-extrema-entre-magrebies-irregulares-en-san-fernando-de-maspalomas-y-contra-turistas-en-playa-del-ingles


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3646 en: 21 de Enero de 2021, 06:57:27 am »
Habrá expulsiones y más policía frente a inmigrantes conflictivos

Los eurodiputados canarios claman ante Europa. “La situación en las Islas es gravísima”, admite la comisaria Ylva Johansson. La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, declara a DIARIO DE AVISOS, tras reunirse con el delegado del Gobierno: “La inseguridad no es una percepción, sino una realidad”

Tinerfe Fumero
20/01/2021 · ACTUALIZADO 00:13

Si en otras ocasiones se ha acusado a la Delegación del Gobierno en Canarias de cierta pasividad en la crisis migratoria, esta vez no es el caso. Más policía y la posibilidad de articular mecanismos para expulsar a los inmigrantes que demuestren un mal comportamiento de los recursos turísticos del sur de Gran Canaria son las medidas anunciadas por el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, tras celebrar ayer una Junta de Seguridad Local con la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno.

Respecto al refuerzo policial, y tal y como informa Europa Press, hay que tener en cuenta que desde hace días la Guardia Civil ha reforzado su dotación en Mogán con 21 agentes más, justo como reclama Bueno. En cuanto a San Bartolomé de Tirajana (Maspalomas), 40 agentes de la Policía Nacional destinados en otros municipios de Gran Canaria se trasladarán a San Bartolomé de Tirajana para patrullar en las calles y fortalecer la seguridad ciudadana ante el aumento de robos e incidentes provocados por los migrantes alojados en los hoteles del sur de la Isla.

“Hay un repunte de incidentes que ocasiona que la percepción ciudadana sea también de inseguridad”, por lo que “se refuerzan medios y se seguirán evaluando las necesidades y coordinando algunas cuestiones”, como son “las expulsiones de los recursos alojativos en casos de mal comportamiento para que haya la posibilidad de que desde otros mecanismos se pueda pedir su ingreso en un centro de internamiento de extranjeros y proceder a su expulsión”, detalló Pestana.

“La inmigración en sí misma no es peligrosa”, enfatizó con acierto Pestana, quien añadió que, “como todo colectivo, entre los inmigrantes hay quienes se comportan mejor y peor y la mayoría son correctos”, mientras que es “una minoría la que genera esa inseguridad e incidentes”, por lo que es importante “tener mecanismos para expulsarlos y que funcionen las repatriaciones”.

Por su parte, la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno (Ciuca), cambió críticas anteriores por alabanzas y destacó que sí que ve ahora “una preocupación real por parte de la Delegación del Gobierno” con la situación del municipio y ha pedido que “se mantenga el refuerzo del GRS (Grupo de Reserva y Seguridad) de 21 efectivos de la Guardia Civil”.

Mientras tanto, sigue la llegada incesante de barquillas. Ayer entró un cayuco en el puerto de La Restinga por sus propios medios, mientras que se rescató una patera cerca de La Graciosa con otras 28 personas trasladadas a Lanzarote.
Díaz Tejera: “Los violentos deben ser expulsados, está claro”

Para el magistrado del Juzgado de Las Palmas con competencias en el CIE de Barranco Seco, personas con este comportamiento “los hay en todo grupo humano, el problema es generalizar, porque no todos son iguales, ni los migrantes, ni los marroquíes, ni los subsaharianos, porque hay de todo en todo grupo humano”

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6542
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3647 en: 21 de Enero de 2021, 23:28:26 pm »

Imagen de archivo de inmigrantes en el Hotel Waikiki del sur de Gran Canaria.

Desconectado Der Kaiser

  • Gurú
  • ***
  • Mensajes: 6542
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3648 en: 22 de Enero de 2021, 00:39:51 am »

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 189853
Re:Inmigrantes e integracion
« Respuesta #3649 en: Hoy a las 06:25:31 »


Onalia Bueno, Conchi Narváez, Oswaldo Betancourt y Pilar Domínguez, los regidores de Mogán, San Bartolomé, Teguise y La Oliva.

Los alcaldes de Canarias estallan contra los inmigrantes: “La ruina y una cárcel para ellos”
Regidores de todos los colores políticos denuncian el abandono del Gobierno y exigen medidas para recuperar la imagen turística de las islas.
23 enero, 2021 02:25

Enrique Recio @RecioEN

Canarias se ha convertido, en cuestión de meses, en una cárcel. Las siete islas y, en concreto Gran Canaria, son un auténtico atolladero para los miles de extranjeros que, desde agosto, han arribado en patera a las costas isleñas y, una vez allí, han visto frustrado su objetivo: seguir su viaje a la Península y después a Europa para encontrar un futuro mejor.

Los que son ilegales, por otro lado, tampoco han podido ser repatriados a sus países de origen. La burocracia y la falta de medios por parte de las fuerzas policiales han retrasado este proceso desde diciembre hasta supuestamente principios de febrero.

Mientras tanto, los inmigrantes han seguido llegando —este miércoles atracaron 370 más en aguas próximas a Lanzarote—, y concentrándose en las islas. Primero, en el puerto de Arguineguín (Gran Canaria), donde se instaló el denominado campamento de la vergüenza y llegaron a hacinarse en hasta 2.600 personas en menos de 100 días. Después, en hoteles turísticos, donde la mayoría están alojados, y por último en siete campamentos repartidos por la comunidad autónoma, en los deberían instalarse todos ellos según los planes del Gobierno esta misma semana. Una previsión que, según denuncian fuentes políticas locales a este periódico, no parece que vaya a cumplirse tampoco esta vez, después de múltiples retrasos.

Este problema, no obstante, no es el único al que se enfrentan ahora los canarios. El embudo migratorio ha tensado la convivencia en las islas como nunca antes había ocurrido. Los inmigrantes que ya no caben en los hoteles o han sido expulsados de estos "por mal comportamiento", viven en la calle, en la playa o en el parque. Y los que están alojados, hartos después de meses sin poder llegar a Europa, han convocado protestas. A lo que también se suman incidentes vandálicos (peleas, robos, agresiones, amenazas...) protagonizados por menos en la mayoría de casos. Una realidad que, ante la falta de seguridad en la zona, tiene atemorizada a gran parte de los residentes de los pueblos turísticos y ha despertado, aunque en menor medida, el discurso xenófobo. 

Esta tesitura ha hecho que los alcaldes de las pequeñas localidades canarias que sufren en primera línea la presión migratoria hayan levantado el hacha de guerra. Cuatro de ellos, con los que conversa EL ESPAÑOL, aseguran sentirse abandonados por el Gobierno de Pedro Sánchez y exigen medidas urgentes para paliar la crisis migratoria, mayores refuerzos de seguridad; y, ante todo, la redistribución inmediata de los inmigrantes de los hoteles a los campamentos para recuperar la paz social y salvar el turismo de Canarias, su principal sustento económico y cuya imagen se está viendo empañada en todo el mundo.

"El hartazgo es máximo"

Onalia Bueno es la alcaldesa del municipio grancanario de Mogán, localidad que alberga en 10 de sus hoteles turísticos a 2.800 inmigrantes y 600 menores de edad no acompañados (menas) desde que comenzaron a llegar en el mes de octubre. Ante la situación de emergencia, el Gobierno llegó a un acuerdo con varios empresarios de la zona que tenían sus hoteles vacíos por la pandemia para alojar a los extranjeros hacinados en el muelle de Arguineguín. La primera edil, no obstante, no supo de esa decisión hasta que los vio establecidos en los complejos de lujo. Al principio fueron un millar, pero ahora son ya alrededor de 5.000 subsaharianos y magrebíes los que están realojados entre hoteles de Mogán y el municipio vecino de San Bartolomé de Tirajana.

"El hartazgo es máximo. Desde agosto hasta diciembre, los incidentes empezaron siendo menos graves, después fueron graves y ahora son muy graves. Tanto que el 60% de los incidentes que se producen en el municipio son protagonizados por menores. El último es que han tirado muebles y piedras a la Guardia Civil. Hablamos de jóvenes de entre 14 y 17 años que están alojados en tres hoteles. Cada uno tiene 200 menas. También han agredido a monitores, educadores... Hay un nivel de inseguridad tremendo", denuncia Onalia Bueno.

Ante tal escenario, la lucha de esta alcaldesa popular ha sido insistir una y otra vez a la Delegación del Gobierno que se refuerce la seguridad en Puerto Rico, la zona más turística y conocida del municipio. En la mayoría de ocasiones, cuenta solo con una patrulla en la calle. Hace una semana, logró que se desplazara a la localidad el Grupo de Reserva y Seguridad número 8 de la Guardia Civil (GRS) que se encuentra en los Rodeos (Tenerife). Sin embargo, la brigada solo podrá estar en el lugar hasta finales de este mes.

Si bien es cierto, según admite la propia Bueno, que no se puede generalizar puesto que la mayoría de los inmigrantes se comportan de manera pacífica, "hay un grupo importante que crea el conflicto". "Después de tantos meses, saben cómo funciona todo. Van en grupo. Intentan intimidar... Nosotros no estamos acostumbrados a esto en las calles. Nunca ha ocurrido", añade. El nivel de violencia ha aumentado en los últimos meses, apunta la regidora canaria, porque la última directriz en los hoteles es que se les expulse si tienen un mal comportamiento. "¿Dónde van? A la calle. Lo que al final desemboca en mayor inseguridad", sentencia.

Sin ir más lejos, Fermín, un empresario que lleva en la zona de Puerto Rico más de 40 años, sufrió tres robos en su restaurante el sábado pasado. "Primero entraron a las 23:30, después a las 02:30 y finalmente a las 06:30 de la mañana. Se llevaron todas las bebidas alcohólicas, cavas, vinos... Estamos desprotegidos. Lo que no he vivido en mi vida aquí, lo estoy viviendo ahora. La gente tiene miedo", denuncia este hostelero.
"Doblemente golpeados"

Por el momento, la principal exigencia de Onalia Bueno es que "saquen cuanto antes" a los inmigrantes de los hoteles y los reubiquen en los campamentos que está diseñando la secretaria de estado de Migraciones. Allí serán alojadas casi 7.000 personas llegadas a las islas. ¿Cuándo? La primera edil todavía no ha recibido respuesta.

"En la última junta local de Seguridad me dijeron que en las próximas semanas empezarán a distribuirlos. Este Gobierno de España siempre llega tarde y mal. No tienen un plan estratégico, pero se gastan 10 millones de euros mensuales en alojar a los inmigrantes en hoteles de lujo. Este dinero debería destinarse a crear centros dignos y que liberen a las zonas turísticas. Cuando los lleven a los campamentos van a hacer lo mismo que están haciendo aquí. No hay un plan de choque. Y saben de sobra que los que llegan aquí, no se quieren quedar en Canarias. Esto es una cárcel. Seguiremos almacenando inmigrantes, no puede ser", critica.

La crisis migratoria y las sucesivas imágenes que se han difundido por todo el mundo de los hacinamientos en los puertos o de las reyertas entre inmigrantes tampoco han dejado en buen lugar a Canarias, en lo que imagen turística se refiere. "Antes un turista cuando venía te preguntaba si había internet, ahora pregunta si hay inmigrantes. Después de aguantar el chaparrón de la crisis sanitaria, ahora toca la migratoria, el sector hostelero está doblemente castigado. Esto es una ruina", clama Bueno.

Pero ¿cómo se ve desde fuera lo que está ocurriendo en las islas? "He recibido muchos mensajes y todos me dicen que no reservarán aquí hasta que esto se resuelva. Esto es un problema enorme. En los próximos meses, los británicos e irlandeses reservarán sus vacaciones de verano. Y el impacto negativo que se está dando de la isla es un desastre para los centros turísticos".

Lo dice Russel Mitchell, el representante (o también llamado líder) de los residentes ingleses de Gran Canaria, a caballo entre Reino Unido y Canarias, y que vive en la isla desde hace más de 25 años. Los últimos altercados ocurridos en la isla, señala, no han dejado en buen lugar al archipiélago y que los hoteles estén llenos de inmigrantes, menos. "Nadie piensa que no se deba ayudar a los inmigrantes. Por supuesto que sí, pero no a costa de la vida, los medios de subsistencia y la reputación de los centros vacacionales para las personas. Los hoteles no son aptos para este propósito. Tienen que solucionar esta crisis, como pasó en Grecia o en Italia. No podemos convertirnos en otro pueblo fantasma turístico", sentencia Mitchell.
"Es un error alojarlos en hoteles"

La gravedad de la situación en Canarias ha conseguido incluso que las siglas políticas hayan pasado a un segundo plano. Es el caso de Conchi Narváez, la alcaldesa socialista de San Bartolomé de Tirajana. Otro municipio turístico donde el Gobierno decidió alojar alrededor de 2.600 inmigrantes en siete complejos turísticos en el mes de noviembre. Ella, no obstante, al igual que Onalia Bueno, se enteró el día que se instalaron.

"Desde el primer momento trasladé a la Delegación del Gobierno que alojar a personas migrantes en alojamientos turísticos era un error porque no es el lugar adecuado. El Ministerio del Interior tomó esta medida como transitoria y excepcional mientras adecuaba otras instalaciones y aceleraba las repatriaciones y expulsiones. Nuestro enfado es por la lentitud en la habilitación de otros espacios y por tanto, que la solución que era excepcional y transitoria se haya mantenido durante meses y continúe hoy", critica la primera edil. 

En cuanto al incremento de la violencia, según Narváez, la realidad es la contraria, al menos en su localidad. Lo que sí es cierto, no obstante, es que la llegada de los inmigrantes "ha generado una preocupante situación de inseguridad ciudadana". "La mayoría son respetuosos, pero también existen algunos están desesperados por su situación, no quieren quedarse en esta isla, y se crea el caldo de cultivo para que proliferen los altercados y los hurtos, casi siempre entre ellos mismos", matiza.

En cualquier caso, a pesar de la sintonía política, a la primera edil socialista no le cuesta afirmar que las decisiones tomadas por el Gobierno con esta crisis están siendo tardías e inadecuadas. "La administración central gobierne quien gobierne nunca ha entendido la realidad de Canarias, como si nuestros problemas fueran lejanos, actualmente con la crisis migratoria no terminan de entender cómo se desarrolla nuestro día a día, los problemas que causan a vecinos o la mala imagen que se está creando de un destino turístico, un daño a la marca canarias con consecuencias económicas incalculables".

A 300 kilómetros de San Bartolomé de Tijarana, se encuentra el municipio costero de Teguise, en la isla de Lanzarote. Otro puerto canario de entrada para la inmigración por su corta distancia con Marruecos (90 kilómetros).

En este municipio, los lugareños están acostumbrados a ayudar a quienes llegan a sus costas. Aunque lo que ha ocurrido en el último año, según cuenta el alcalde del municipio, Oswaldo Betancourt, "es para echarse a llorar". "La crisis migratoria no solo está afectando al turismo, está afectando a la sociedad. Hay un revulsivo social. No tenemos medios y el estado y Europa nos tienen abandonados. Este miércoles entraron 370 inmigrantes. Llevamos 1600 en lo que llevamos de año. En 2021 tiene pinta de que se va a duplicar la llegada de inmigrantes. Esto solo va a ir a peor", critica este alcalde.

Betancourt, que además es diputado por su región del parlamento canario, asegura que ha hecho todos los esfuerzos posibles para que Canarias no fuese la puerta de entrada de la inmigración. Lo ha hecho enviando hasta 40 cartas como alcalde a la Comisión Europea de Pueblos, también al Gobierno. Pero nunca ha recibido respuesta. "Hemos sufrido mucho con el tema migratorio. Pero aquí tenemos a un Gobierno sumiso y en Madrid a quienes les interesa que los extranjeros se queden aquí y no toquen el territorio nacional, aunque saben que los inmigrantes quieren ir a Europa. Esto se parece cada vez más a una cárcel", sentencia.

Vulnerabilidad

Cuando Pilar Domínguez, la alcaldesa de La Oliva (Fuerteventura) se enteró de que el Gobierno central estaba incentivando que los inmigrantes ocuparan plazas hoteleras, se echó las manos a la cabeza. Pero cuando se enteró de que una parte de ellos serían alojados en su localidad en noviembre, todavía fue peor.

"Yo me enteré cuando ya venían de camino, en un autobús. Sesenta inmigrantes, que aún sigue aquí, de Puerto del Rosario a la La Oliva. Nos quedamos paralizados. No tenía ningún sentido. Somos un municipio turístico y traerlos aquí no nos ayudaba. Por otro lado, se trataba de una provocación con toda la que estaba cayendo. En 2020, dimos más de 3500 ayudas a personas en situación de vulnerabilidad. Mientras tanto, se estaba dando cobertura a inmigrantes en hoteles de cuatro estrellas. ¿Cómo le explicas esto a los ciudadanos?" se pregunta la primera edil.

Lo cierto es que, dejando a un lado la crisis migratoria, la crisis turística, como ocurre en La Oliva, ha dejado en situación de pobreza a cientos de canarios. Los datos hablan por sí solos. La destrucción de puestos de trabajo multiplica por cuatro la media nacional y la dependencia de su economía respecto a la afluencia de visitantes ha hundido el PIB local en un 26,4%.

Para colmo, Canarias ya partía con un serio hándicap: unos índices de pobreza y exclusión social superiores en 10 puntos a la media nacional, según el último informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. Cifras que alertaban de que uno de cada tres canarios estaba en riesgo de sufrir esta situación de penuria, incluso antes de que surgiera el virus.

Una situación agónica que, al igual que ha ocurrido en muchas ciudades españolas, ha dejado colas visibles del hambre en varios puntos de las islas. Por ejemplo, en la zona de Costa Calma, en el sur de Fuerteventura. Allí, un grupo de residentes alemanes y visitantes asiduos se han aglutinado en torno a la ONG La Caja de la pequeña Silvia y han podido dar alimentos a más de 500 familias.

Crisis sanitaria, social, económica y migratoria. Así es como el Gobierno deja morir a las islas españolas más famosas del mundo.