Autor Tema: Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?  (Leído 47886 veces)

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #420 en: 21 de Enero de 2019, 15:58:55 pm »


La Fiscalía pide siete años de cárcel a los cuatro miembros de 'La Manada' en el caso de Pozoblanco


 El Ministerio Fiscal también solicita para la víctima como responsabilidad civil una indemnización conjunta y solidaria de 10.500 euros



Por Europa Press
21 ene 201913:42

La Fiscalía de Córdoba ha pedido para los cuatro acusados miembros del grupo de WhatsApp de 'La Manada' en la causa abierta en el Juzgado de Pozoblanco penas de tres años de prisión por un delito de abusos sexuales hacia una joven en el interior de un vehículo, cuatro años más por otro delito contra la intimidad y para uno de ellos, el último conductor, una multa de 720 euros por causar lesiones leves, en estos hechos que ocurrieron días antes del caso de los Sanfermines de 2016, concretamente en mayo.




El Ministerio Fiscal también solicita para la víctima como responsabilidad civil una indemnización conjunta y solidaria que deberán pagar los acusados de 4.500 euros por su curación y 6.000 más por los daños morales causados, según ha informado la Fiscalía Superior de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en base al escrito de calificación provisional.


Los hechos ocurrieron en la noche del 1 de mayo de 2016 y se hicieron públicos en septiembre de 2016 en la investigación de la causa que se estaba desarrollando en Pamplona y en la que estaban implicados los cuatro acusados en este caso y un miembro más del citado grupo.

Así, las pesquisas derivaron en "la localización de la grabación de los abusos sexuales realizados en el interior de un coche a la víctima", a través de uno de los móviles de los acusados, imágenes que fueron enviadas por A.M.G.E. al archivo del 'chat' 'La Manada', a las 7,45 horas, integrada por cuatro acusados y tres personas más y también se envía el video al 'chat' denominado 'El Peligro' a las 7,52 horas, formado por uno de los acusados, J.A.P.M., y 20 personas más.

Además de las penas de prisión solicitadas por la Fiscalía, también pide para los cuatro acusados la prohibición de comunicar o aproximarse a la víctima en cualquier lugar donde se encuentre o frecuente o en su domicilio a una distancia inferior a cien metros durante ocho años para el delito de abuso sexual y otros nueve años más por el delito contra la intimidad al ceder a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales sin su consentimiento cuando la divulgación menoscaba gravemente la intimidad personal de esa persona.

En concreto, los acusados A.J.C.E., J.E.D., J.A.P.M. y A.M.G.E. acudieron la noche del 1 de mayo a la feria de la localidad cordobesa de Torrecampo y coincidieron en una de las casetas discoteca con la joven que se había desplazado también desde Pozoblanco al municipio en compañía de otros amigos.


El escrito del fiscal relata que en el transcurso de la noche todos consumieron diversas bebidas alcohólicas y la joven llegó a tomar alguna consumición con el acusado A.J.C.E. Al cierre de la caseta, sobre las 7,15 horas, encontrándose todos en la puerta, A.J.C.E. se ofreció a llevar a la joven a su domicilio de Pozoblanco, en el vehículo en que habían llegado los cuatro acusados.

El coche lo conducía A.M.G.E. y J.A.P.M. ocupaba el asiento del coopiloto, los otros dos acusados los asientos traseros y la chica se situó en el centro entre ellos. "Debido, probablemente a la cantidad de alcohol ingerida --señala el escrito-- sin que haya podido determinarse, si además de ello, tomó de forma deliberada o sin saberlo, alguna otra sustancia estupefaciente, la chica cayó en un estado de profunda inconsciencia, hasta el punto de no recordar lo ocurrido en el trayecto del vehículo".

En el interior del coche, según se visualiza en el vídeo que realiza J.A.P.M., con el concierto previo de todos ellos, "aprovechan que la joven se hallaba privada de sentido, todos los acusados, con ánimo libidinosos, comenzaron a realizarle diversos tocamientos de carácter sexual, incluido el conductor".

Al llegar a Pozoblanco, tres de los acusados bajaron del vehículo y se incorporó como conductor A.J.C.E., quien continuó la marcha con la chica unas calles más y cuando ésta se despertó le pidió que le realizara una felación, a lo que ésta se negó, según detalla el Ministerio Público. En este momento, el acusado A.J.C.E. "con intención de menoscabar su integridad física", según la calificación, la golpeó en la cara, le dio un puñetazo en el brazo y la empujó para que saliera del coche mientras le gritaba "puta".

Tras ello, la víctima tuvo conocimiento de estos videos cuatro meses después, cuando se hicieron públicos, y como consecuencia tanto de los hechos como de la exposición mediática y social que derivó del tratamiento y divulgación que hicieron medios de comunicación y redes sociales, la perjudicada sufrió estrés traumático y necesitó 90 días para su recuperación.

El procedimiento que llevará al enjuiciamiento de los investigados en este caso llega después de que en junio de 2018 el mismo juzgado pozoalbense impusiera a los cuatro investigados la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la denunciante y de comunicarse por cualquier medio con ella.


Cabe recordar que la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ya condenó a los cinco miembros de este grupo a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual en los Sanfermines de 2016, en una sentencia confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, aunque permanecen en libertad, pendientes de que haya resolución firme.

Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2757
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #421 en: 05 de Febrero de 2019, 23:07:57 pm »
Como son moros no hay la movilización de colectivos feministas, podemitas, etc......, como hubo con “La manada”, y por supuesto los mass mierda no le dan ni la décima parte de bombo, mierda de país.

Citar
Ya son siete los detenidos por la violación múltiple de Sabadell

Los investigadores prevén realizar varias ruedas de reconocimiento con los arrestados

El Periódico
Sabadell - Martes, 05/02/2019 | Actualizado a las 10:00 CET

Los Mossos detuvieron el lunes una séptima persona por la agresión sexual múltiple a una joven en Sabadell. La detención fue por la noche. Los investigadores esperan realizar este martes varias ruedas de reconocimiento con los detenidos en las que participarán amigos de la víctima, la pareja que encontró a la chica y la propia joven.

Los hombres detenidos son algunas de las personas sintecho que viven en la misma fábrica donde sucedieron los hechos. Los detenidos tiene edades comprendidas entre los 21 y los 57 años que ayer pasaron a disposición de los Mossos, quienes los interrogaron. Sin embargo, todo empezó tras el acoso a la víctima en un local nocturno por parte de uno de ellos, que siguió a la joven a la salida antes de raptarla. El ayuntamiento ya ha comunicado que se presentará como acusación popular

La violación múltiple se produjo en una nave abandonada en el barrio de Can Feu. Los vecinos denuncian que esta antigua fábrica estaba ocupada desde hacía más de un año por un grupo de personas de origen magrebí.

Auxiliada por una pareja

La víctima es una joven que el sábado salió con un grupo de amigas por el centro de la ciudad. Por razones que aún están por esclarecer, la mujer terminó en el interior de una nave industrial abandonada del barrio de Can Feu. Fue allí donde sufrió los abusos sexuales por parte de tres hombres, mientras los otros estaban presentes. Logró escapar del lugar y fue auxiliada por una pareja que iba en coche, que inmediatamente la llevaron a la comisaría.

Los vecinos del entorno de la fábrica abandonada habían denunciado la situación de ocupación y el estado de la nave al ayuntamiento, que aseguran que les generaba inseguridad. La Asociación de Vecinos de Can Feu así lo asegura, después de la denuncia que sitúa esta nave como escenario de una violación, y que acabó con seis personas detenidas el domingo. Anoche se produjo la séptima detención.

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20190205/violacion-multiple-sabadell-detenidos-7286592

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #422 en: 01 de Marzo de 2019, 16:22:59 pm »
Fugado uno de los detenidos de 'La Manada de Sabadell'


Ocho hombres fueron detenidos y están siendo investigados
 por la violación múltiple a una joven en una fábrica de la localidad, de los cuales dos están en prisión.
1 marzo, 2019 13:20

 VIOLENCIA DE GÉNERO  BARCELONA  SUCESOS
REDACCIÓN | AGENCIAS
El Juzgado de Instrucción 2 de Sabadell (Barcelona) dictó este lunes una orden de detención y puesta a disposición judicial para uno de los investigados por la violación múltiple a una joven la noche del 2 de febrero en esta localidad, han informado este viernes fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El hombre estaba en libertad provisional con medidas cautelares como comparecer periódicamente en los juzgados de Sabadell, pero el pasado viernes no se presentó ante el juez de guardia.

Por este caso hubo en total ocho detenidos: dos están en prisión provisional como presuntos autores de la violación, y el resto fueron puestos en libertad provisional con medidas cautelares como la prohibición de salir del país y comparecencias periódicas, si bien dos de ellos ingresaron en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona al tener vigente una orden de expulsión.

En un comunicado, el TSJC ha precisado que el viernes 22 de febrero el investigado no se presentó a la comparecencia prevista en el Juzgado de guardia de Sabadell, que informó el lunes al juez que instruye la causa, y este juez, atendiendo la petición de la Fiscalía, acordó una orden de búsqueda y puesta a disposición judicial.


Previamente, había comparecido ante el magistrado instructor dos veces: inmediatamente después de la detención inicial, cuando quedó en libertad provisional, y el 15 de febrero para confrontar la declaración de un testigo, y otra documentación aportada a la causa.

Tras esta segunda comparecencia, en la que la Fiscalía volvió a pedir su ingreso en prisión, el juez decidió mantener la libertad provisional con comparecencias semanales y retirada de pasaporte y prohibición de salida del territorio, al considerar que no había nuevos datos incriminatorios.

En concreto, sobre la declaración de un testigo que le situaba el día de los hechos en la nave donde ocurrió la violación, el juez señala que a la hora en que estuvo allí, a las dos de la madrugada, no había ocurrido la agresión, y que solo se quedó unos minutos, según el relato del testigo.

Sobre un informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, considera que no es "detallado y concluyente", de modo que no puede considerarse que exista un nuevo indicio contra el investigado.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #423 en: 13 de Marzo de 2019, 09:19:22 am »

Una sentencia en Italia exculpa a dos hombres de violación porque la víctima tenía un aspecto “masculino”
El Tribunal Supremo anula el juicio y ordena repetirlo. Los médicos constataron que la mujer fue drogada y forzada


El País


12 MAR 2019 - 12:45 CET   

Más de 200 personas han protestado este lunes frente a un juzgado de la ciudad italiana de Ancona después de que se conociera una sentencia de 2017 en la que tres magistradas exculparon a dos hombres de violación por considerar que la víctima tenía una apariencia "demasiado masculina" para resultar atractiva.

El máximo tribunal de apelación de Italia ha anulado este lunes esa sentencia y ha ordenado que se repita el juicio, según informa el diario británico The Guardian. Los dos hombres, cuyas identidades no han sido reveladas, fueron condenados en 2016 por violar a una mujer de nacionalidad peruana. La violación ocurrió en 2015, cuando la agredida tenía 22 años.

La abogada de la víctima, Cinzia Molinaro, dijo en declaraciones a The Guardian que los acusados echaron sustancias en la bebida de la joven después de que ella y su grupo de amigos se trasladaran a un bar después de una cena de alumnos de clase. Los médicos constataron que la sangre de la víctima presentaba altos niveles de benzodiazepinas (medicamentos con efectos sedantes) y que las heridas eran consecuencia de una violación.

En 2017, los dos hombres fueron absueltos por un tribunal formado por tres magistradas que explicaron en la sentencia que la versión de la víctima no era creíble porque su apariencia física era "demasiado masculina" y, por ello, no resultaba suficientemente atractiva para ser violada o asaltada sexualmente.

Molinaro dijo al rotativo británico que "las jueces basaron su decisión de exculpar a los hombres en varias razones, y una de ellas fue el argumento utilizado por los acusados en el que aseguraban que ella no les había gustado por su apariencia física porque era fea. Además, incluyeron como prueba una fotografía de la mujer". Molinaro decidió llevar el caso ante el máximo tribunal de apelación de Italia.

La víctima se trasladó a Perú tras el incidente porque, tal y como ha contado a The Guardian su abogada, fue rechazada por la comunidad de la ciudad de Ancona tras denunciar la violación a la policía.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #424 en: 20 de Marzo de 2019, 10:38:06 am »
Nunca hubo información oficial
La Manada de Azuqueca, silenciada durante un año


ROBERTO MANGAS
@prensamangas
Guadalajara
Miércoles, 20 marzo 2019 - 02:13
Residencia de ancianos donde se produjo la violación
Residencia de ancianos donde se produjo la violación
Google Maps

El pasado día 15 se cumplió un año, aniversario de un terrible suceso que tuvo como víctima a una niña de 12 años, violada por una Manada de al menos seis jóvenes de entre 15 y 20 años. Sin embargo, este suceso ha permanecido silenciado. Ocurrió en Azuqueca de Henares (Guadalajara), una urbe industrial de 35.000 habitantes donde han crecido los delitos contra la integridad sexual, según datos del Ministerio del Interior.PublicidadBajar para ver más contenido

Según la investigación, a la que ha accedido EL MUNDO, los hechos se desencadenaron el 15 de marzo de 2018, a partir de las 13.00 horas, cuando la menor, una niña española de 12 años, se encontraba en compañía de varios amigos en el parque del Lavadero de Azuqueca. Entonces, se presentaron varios jóvenes, la mayoría de origen marroquí y alguno nigeriano. Algunos de ellos eran conocidos de la víctima por el entorno escolar o de amistades comunes.

Los jóvenes cogieron a la niña y a una de sus amigas y se las llevaron en volandas a un edificio abandonado próximo al parque, una antigua residencia de ancianos. Allí las introdujeron en una habitación, en donde las retuvieron unos minutos mientras discutían entre ellos "en árabe". Minutos después, liberaron a la amiga "por ser mora", según le explicó ésta última a la víctima. A continuación, uno de ellos agarró a la niña y la llevó a un baño. Allí, la tumbaron boca abajo. Y comenzó el infierno, que la víctima recuerda así: "La sujetaron de manos y piernas y le taparon la boca, la desvistieron de cintura para abajo y comenzaron a violarla analmente uno a uno". En total, ella cree recordar que fueron al menos cinco o seis, siempre comenzando por uno de los mayores de edad, O. C., que acababa de cumplir los 18 años, el que precisamente sigue en prisión provisional por estos hechos.


La joven chillaba, pero la Manada prolongó la violación, uno a uno, esta vez vaginalmente. Sus amigos, fuera, escuchaban los gritos de socorro e intentaron entrar. Pero siempre había uno de los agresores amenazándolos con un palo para disuadirles: "El que entra, no sale", decía.

La tortura duró 45 minutos, hasta que los agresores la dieron por acabada. Cuando la niña salió a la calle, sus amigos aún estaban ahí. La amiga de la víctima declaró que O. C., antes de entrar en la vivienda, dijo que "iba a violar a su amiga y cuando salió dijo que ya había hecho lo que tenía que hacer". Esa misma tarde, la Guardia Civil de Azuqueca de Henares comenzó sus investigaciones y realizó las primeras detenciones. En total, fueron identificados cuatro menores de origen marroquí, así como dos mayores de edad, un marroquí y un nigeriano.

Según fuentes jurídicas, tres de los menores pactaron con la Fiscalía de Menores -tres años de internamiento y cinco más de alejamiento de la víctima-. De los mayores de edad, O. C. está en prisión preventiva, acusado de agresión sexual y detención ilegal. La Fiscalía argumenta, además, que usó a su novia para intentar comprar el silencio de la víctima. El otro adulto quedó en libertad.


Del suceso, muy comentado entre los escolares del instituto, no se informó de forma oficial nunca.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #425 en: 21 de Marzo de 2019, 07:16:20 am »

más de 30 JÓVENES AFECTADAS
La Audiencia investiga a un sevillano acusado de violar a más de 30 estudiantes de EEUU
Un empresario sevillano de viajes turísticos habría abusado sexualmente de decenas de jóvenes extranjeras en España y otros países. La Embajada de EEUU lo señala y la AN lo investiga

Autor
Marcos García Rey
Contacta al autor
@garcirrey

21/03/2019 05:00

La Embajada de Estados Unidos emitió el 12 de marzo pasado una alerta de seguridad en la que advertía a sus compatriotas del peligro de un operador turístico residente en Sevilla. El texto de la nota señala que Manuel Blanco Vela “ha abusado sexualmente” desde 2013 de “numerosas estudiantes estadounidenses que han presentado demandas ante las autoridades españolas”. La alarma de seguridad indica que esas supuestas violaciones habrían tenido lugar en viajes organizados por la empresa de Blanco Vela mientras las jóvenes estudiaban en España.

La realidad es que desde comienzos de 2018 la Fiscalía y el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional están investigando los abusos sexuales que habría cometido Blanco Vela contra más de 30 estudiantes estadounidenses durante los viajes que él organizaba por España, Portugal y Marruecos con su agencia Discover Excursions, marca comercial de la sociedad Voodoo Travel SL. Esta agencia, de la que Blanco Vela es el administrador único, facturó 722.000 euros en 2017, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Las pesquisas iniciales del caso las realizó la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de Sevilla del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en colaboración con un juzgado de la capital andaluza. Pero al tratarse de un procedimiento que transciende nuestra fronteras, la investigaicón se traspasó a la Audiencia Nacional, según contó a El Confidencial un portavoz policial a finales de 2018.

Hemos pedido testificales a la justicia de EEUU y algunas de ellas van a ofrecer su testimonio, pero el caso es muy complicado por la falta de pruebas

Más de 30 mujeres han presentado demandas contra el empresario sevillano. Fuentes de la Audiencia Nacional explican a este medio que la instrucción es larga porque afecta a cuatro países -EEUU, Portugal, Marruecos y España- y es complicada porque se necesitan pruebas concluyentes como informes médicos posteriores a los supuestos abusos. La mayoría de las estudiantes que afirman haber sido violadas por Blanco Vela no acudieron en su momento a centros médicos ni a comisarías para denunciar los hechos, ni en España ni el resto de los países aludidos. “Hemos pedido testificales a la justicia de Estados Unidos y algunas de ellas van a ofrecer su testimonio grabado en las próximas fechas, pero el caso es muy complicado por la falta de pruebas”, sostiene una alta funcionaria de la Audiencia Nacional.

Únicamente una joven que estudiaba en Valencia, Hayley Kathleen Mc Aleese, presentó una denuncia en mayo de 2017 en una comisaría del CNP de esa ciudad. Según el texto de la misma, unos 80 estudiantes habían contratado un viaje con Discover Excursions para ir a la localidad portuguesa de Lagos, situada en el Algarve. Una noche que estaban en el hotel, según el relato de esa mujer estadounidense, Blanco Vela la invitó a ella y a una amiga, Carly Van Ostenbridge, a su habitación. Entonces, él propuso jugar a ‘beso, atrevimiento o verdad’ hasta que la situación subió de tono. En un momento determinado, 'Manu', como se hace llamar entre sus amigos, intentó abusar sexualmente de ellas, pero pudieron escapar.

Los hechos de las supuestas agresiones sexuales de Blanco Vela se hicieron públicas gracias a la participación televisiva de una de las víctimas, Gabrielle Vega, en el programa ‘Best of Today’ de la cadena norteamericana NBC en abril de 2018. Esta ilustradora y diseñadora residente en Florida sostiene que en 2013 el empresario sevillano la drogó y la violó en un hotel de Tánger cuando solo tenía 19 años de edad. Había viajado a Marruecos con la agencia Discover Exclusions desde Salamanca, ciudad en la que estudiaba.

También relató su experiencia en el canal Univision de Miami en abril pasado como muestra el vídeo siguiente.

Según el testimonio de Gabrielle Vega, el operador turístico invitó a un grupo de viajeras a su habitación a tomar unos tragos. “Cuando el champán llegó, él se dio la vuelta y puso algo en las copas. Estoy segura de que él me drogó porque tras pocos minutos empecé a sentirme mal, atontada y apenas podía estar de pie”, afirma la estudiante. A la mañana siguiente, cuando despertó, supo que había sido violada y tuvo 'flashbacks' de la agresión sexual.

Gabrielle Vega inició una campaña en su cuenta de Facebook en febrero del año pasado para que las víctimas de este presunto depredador sexual se unieran y emprendieran acciones legales conjuntas. Habilitó el correo electrónico desurvivorsspeakup@gmail.com para las denuncias. Hasta el momento, más de 30 mujeres estadounidenses que habrían sufrido los abusos del operador turístico se pusieron en contacto con ella. Un abogado norteamericano las defiende ahora gratis.

Captura del Messenger de FB de la cuenta de Gabrielle Vega
Captura del Messenger de FB de la cuenta de Gabrielle Vega

El Confidencial ha intentado obtener la versión sobre el asunto de Manuel Blanco Vela a través de llamadas telefónicas, mensajes electrónicos y vía WhatsApp, pero el empresario ha declinado la invitación a defenderse en público.
Condenado a pagar 74.000 euros

Corría la madrugada del 18 de julio de 2015 de Sevilla cuando los servicios de emergencia eran llamados para atender una urgencia en la plaza del Juncal. Una joven se había precipitado desde un décimo piso. Cuando llegó la ambulancia, la estudiante norteamericana Lauren N. Bajorek, de 21 años, ya había fallecido.

La autopsia determinó que Bajorek tenía 2,99 gramos de alcohol por litro de sangre. Según el atestado de la Policía, la joven estaba “próxima al coma etílico”. Esto representa una tasa de alcohol en sangre seis veces a la permitida para conducir.

¿De dónde había caído Bajorek? ¿Por qué? ¿Se había suicidado o se trataba de un homicidio? La estudiante cayó desde la casa donde vivía Manuel Blanco Vela. Estaba con él y una amiga de ella en la vivienda donde habían llegado después de haber bebido grandes cantidades de alcohol en diversos bares de la capital hispalense. Él no. Según el informe policial, apenas había ingerido alcohol o seguramente no había tomado nada

Una sentencia a la que ha tenido acceso este diario reconstruye los hechos que precedieron al fatal desenlace. La emitió hace unos días el Juzgado de Primera Instancia número 15 de Sevilla. Las chicas ebrias fueron invitadas por el turoperador a su casa. Bajorek vio una jacuzzi en la terraza del domicilio y se arrojó a él pensando que había agua, pero nada más lejos de la realidad. Confusa tras el golpe, solicitó agua a sus acompañantes. Él y su amiga se dirigieron a la cocina a coger un vaso de agua, pero cuando llegaron, según sostiene el fallo judicial, Barojek ya se había precipitado al vacío.

Extracto de la sentencia del tribunal de Sevilla que condenó a M. Blanco Vela
Extracto de la sentencia del tribunal de Sevilla que condenó a M. Blanco Vela

La familia de la joven nacida en el estado de Pensilvania no creyeron la versión policial y los testimonios de los amigos de su hija, por lo que interpusieron una demanda contra 'Manu'. El juzgado resolvió que “el demandado era perfectamente consciente del estado de embriaguez en que se encontraba Lauren Bajorek”. El fallo hace responsable civil de los hechos a Blanco Vela por no haber prestado cuidado a una persona próxima al coma etílico y le condena a pagar a la familia de la finada 73.815 euros. La familia había solicitado una indemnización de 147.628 euros, justo el doble. El fallo es recurrible ante la Audiencia Provincial de Sevilla.

La responsabilidad civil de este caso se podría convertir en penal si se confirmaran las investigaciones que lleva a cabo la Audiencia Nacional. El secreto de sumario aún no se la levantado.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #426 en: 26 de Marzo de 2019, 07:28:59 am »

FUENTES DE LA GUARDIA CIVIL LO CONFIRMAN
La 'manada' de Ciempozuelos se esfuma: un solo agresor atacó a la víctima

La joven no ha podido aportar a la Guardia Civil ningún elemento objetivo para identificar al atacante o a otras tres personas que supuestamente le acompañaban pero que la chica no vio

Roberto R. Ballesteros

25/03/2019 19:37 - Actualizado: 25/03/2019 21:32

La manada de Ciempozuelos no es manada ni trío, ni siquiera pareja. La Guardia Civil sospecha de un solo hombre como autor de los hechos y descarta de momento la implicación directa de cualquier otra persona. Así lo han revelado a El Confidencial fuentes del instituto armado, que consideran que no tiene sentido hablar de manada en este caso concreto.

Según entienden los investigadores, la joven venezolana de 24 años fue agredida durante la madrugada del pasado jueves (minutos después de media noche) por un único individuo. En concreto, la agresión se produjo en unos soportales de Ciempozuelos en los que en autor de los hechos abordó a la chica, que acababa de bajarse del tren y se dirigía a su casa después de trabajar.

La víctima declaró a los responsables de las pesquisas que ella tuvo la sensación de que cuatro personas comenzaron a seguirla al bajarse del tren, pero en ningún momento vio a ninguna de ellas. Posteriormente, relató la denunciante, ya a la altura de los citados soportales, un individuo la paró y le pidió el móvil con intención de sustraérselo. Tras robárselo, el ladrón comenzó a sobarla y le introdujo un dedo en su vagina, elemento considerado suficiente por el Código Penal para aplicar el delito de violación.

En ese momento, según las fuentes de la Guardia Civil consultadas, la chica solo pudo fijarse en que el agresor tenía una gorra de la que no recuerda ni el color ni dato complementario alguno de lo asustada que estaba. Los investigadores de momento no tienen más elementos que sitúen a los otros supuestos acompañantes del agresor siquiera en la escena de los hechos. La joven no ha podido identificar a ninguno de ellos.
Ni la nacionalidad ni la edad

Durante la agresión, el atacante descubrió que la joven tenía el periodo y por eso se marchó. La Guardia Civil buscó a cuatro individuos, porque la víctima contó que inicialmente la seguían cuatro personas, pero tiene claro que la agresión la llevó a cabo solo uno, del que desconoce la nacionalidad y la edad. “La chica no sabe si estaban encapuchados o no porque no les vio la cara”, explican las mencionadas fuentes del instituto armado, que añaden que de momento “no ha dado dato objetivo alguno que ayude a identificar” a nadie.

La joven, que tampoco menciona la existencia de un cuchillo durante la agresión, se encuentra actualmente bajo un fuerte estrés postraumático motivado por el ataque sufrido y por el relato que están trasladando algunas fuentes sobre lo ocurrido, que poco tiene que ver con la realidad, según han confirmado las fuentes de la investigación.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #428 en: 31 de Marzo de 2019, 08:16:43 am »

Anatomía de las 101 'manadas'


    ÁNGELES ESCRIVÁ

Domingo, 31 marzo 2019 - 01:34


Más de 350 hombres (el 30%, españoles) están imputados. Abundan los menores de edad entre las víctimas y los violadores. Ya hay 18 'manadas' denunciadas en lo que va de año
JAVIER OLIVARES

No hay un modo suave de contarlo y no se debe. Quienes piensan que la violación múltiple y simultánea de cuatro sujetos a una mujer en los Sanfermines de 2016 fue una sórdida y vomitiva excepción viven en los mundos de Yupi, en una realidad paralela sumamente inconsciente. Desde ese año hasta hoy han actuado al menos 101 manadas en nuestro país en las que han participado más de 350 hombres.

Sólo desde que empezó este año 2019, 18 mujeres han denunciado en otras tantas comisarías -una incluso por duplicado el pasado viernes en Castellón, la violaron dos veces los miembros de la misma manada- una agresión sexual infligida por hombres de manera grupal; 14 de esas violaciones se han producido en los últimos tres meses, las otras cinco tuvieron lugar el año pasado pero las víctimas no habían reunido el valor para ir a la policía hasta ahora. No es de extrañar ese modo temeroso de conducirse tras experimentar un trauma semejante: la mayor parte de las violadas este año son menores -alguna no supera los 12 años- y las que no lo son tienen 19 o 20 años.

Y estas cifras escandalosas abarcan únicamente aquellos casos que han sido publicados por la prensa. Habría que sumar las manadas que han sido denunciadas pero no han trascendido y aquellas que ni siquiera han sido denunciadas porque las mujeres no están preparadas para ello o no quieren enfrentarse al estigma y al enjuiciamiento posterior.

Es la realidad de un fenómeno del que se desconoce su verdadera dimensión y que, administrativamente, ni siquiera consta como problema. Ningún Gobierno lo ha considerado lo suficientemente preocupante como para elaborar estadísticas específicas y, por lo tanto, se está a años luz de que el asunto sea diagnosticado y de aspirar a resolverlo. La Delegación del Gobierno, creada especialmente para luchar contra la violencia que afecta a la mujer, remite al ministerio del Interior que, a su vez, sostiene que no tiene ni un sola cifra al respecto.

Las únicas estadísticas que han trascendido públicamente -aunque también las hay académicas- han sido realizadas por el portal feminicidio.net bajo el título Geoviolencia sexual y son el resultado de la recopilación y el análisis de los episodios ya denunciados ante las Fuerzas de Seguridad y publicados por los medios de comunicación.

Ángeles Álvarez, diputada del Partido Socialista, equipara la situación con lo que ocurría en los años 90 con las mujeres asesinadas por sus parejas. La Administración ni siquiera las tenía bien contabilizadas y tuvieron que hacerlo las organizaciones feministas. No fue hasta que Ana Orantes fue asesinada -quemada viva- por su marido cuando se produjo una «implosión» impulsada por el «hartazgo social». Ana Orantes era la tercera asesinada de ese modo en 1997 y ese año hubo 91 muertas.

Cabe preguntarse qué más ha de pasar en el fenómeno de las manadas para que sencillamente consten en el radar oficial.

Según los datos aportados por Geoviolencia sexual, en 2016 fueron detectadas 15 agresiones sexuales múltiples (de dos o más hombres), 14 en 2017 y 59 en 2018. Andalucía, la Comunidad Valenciana y Cataluña son las comunidades en las que se han sido denunciados más casos.

La publicación constata que más del 60% de las violaciones fueron consumadas y que en más del 74% de las perpetradas en 2018 participaron grupos de hasta cuatro varones. Más de la mitad de los ataques se producen por la noche y los lugares elegidos principalmente por estos depredadores sexuales son una vivienda o la calle. Una buena parte de esas agresiones múltiples son «pornificadas», es decir son grabadas por los violadores.

En términos generales, los datos coinciden con la investigación del Instituto de Ciencia Forense y Seguridad (ICFS) de la Universidad Autónoma de Madrid.

Los casos denunciados este año y recogidos por Crónica presentan, además de la juventud de los protagonistas, una característica relevante: al menos en siete de ellos, las manadas están formadas por grupos de extranjeros - uno mixto, uno de ecuatorianos, dos grupos de rumanos y otros tres de magrebíes-.

La muestra analizada de forma rudimentaria se corresponde, sin embargo, en este último punto, con las conclusiones genéricas obtenidas por el ICFS que sostiene que un 31% de los integrantes de las manadas son españoles y un 49% son extranjeros, grupo en el que destaca el 22% de ciudadanos procedentes del Magreb, principalmente de Marruecos. Una sobrerrepresentación muy controvertida y muy ocultada.

Según el profesor de la Universidad Juan Carlos I, Lorenzo Castro, «la delincuencia se está etnizando porque la cantidad de jóvenes de procedencia extranjera es cada vez mayor. Muchos de estos jóvenes tienen problemas de desarraigo. Técnicamente se llama población de riesgo. Porque si el 4% de la población juvenil mete la pata alguna vez en la vida, ese perfil asciende al 20% si además está en situación de riesgo». Elena Daprá, miembro de Psicólogos sin Fronteras y de la Asociación Mujeres del Mundo, añadirá: «Cabe una reflexión sobre este aspecto, sobre todo si se tiene en cuenta cómo se ve a la mujer en determinadas culturas pero tienen que juntarse otras características individuales para que un tipo delinca. ¿Cuántos magrebíes hay que no cometen delitos?».

Da la impresión de que el fenómeno de la manada es muy reciente, pero el profesor Antonio Silva, criminólogo y etnógrafo -autor de una investigación denominada Enrollados- sostiene que al menos desde 2010, año en el que inició sus estudios, «la tendencia en el número de violaciones grupales ha permanecido invariable», aunque tras el suceso de Pamplona, se haya abierto la veda de una cuestión cuya potenciación tiene mucho que ver, entre otras cosas, con el surgimiento de las redes sociales.

Pero, ¿Qué pasa por la cabeza de cuatro tipos para dañar, cosificar y denigrar a una mujer y, además, grabarlo con orgullo? «Estamos hablando de hombres jóvenes, chavales que lo que quieren es que les acepten sus iguales, quieren ser reconocidos, quieren ejercer ese rol de masculinidad poderosa. Entre ellos se animan y evitan que alguien desista. Esto es algo que no harían solos. No es el perfil del violador del portal. Es otra cosa.Lo que quieren es demostrar su virilidad y por eso, además, lo exhiben», señala la psicóloga Bárbara Zorrilla.

Pura psicología de masas, si bien Silva advierte de que quienes participan en este tipo de grupos, aunque no tengan antecedentes, seguro que han tenido comportamientos previos como el bulling o el llamado «porno de venganza».

Los expertos consultados diversifican las causas pero suelen empezar por la más llamativa de todas ellas como es, precisamente, el consumo, a través de las redes, de pornografía machista desde edades tempranas. Desde los 10 o los 12 años, los niños, que no han tenido un contacto previo con una mujer, tienen acceso a los llamados gang bang y «los incorporan a su forma de entretenimiento, los intercambian y los han convertido en un modo de relacionarse», explica Daprá.

En la mayor parte de las ocasiones, el porno machista en el que el hombre abusa, la mujer se somete y, además, parece que le gusta, es el único refrente que tienen los usuarios y lo aplican «por imitación». Según algunos juristas consultados por Crónica, muchos detenidos por violar en grupo admiten que es una de sus fuentes de inspiración o de normalización. Pero, aunque las autoras del informe de Geoviolencia, bajo la dirección de Graciela Atenzo, pidan la prohibición del porno -y la abolición de la prostitución-, su difusión no parece ser motivo suficiente.

Elena Daprá considera que «hay un aumento de violencia de la sociedad en general y una de las ramas es la violencia contra la mujer». Y añade la rémora que constituye estar en la sociedad de la inmediatez. «Todo se quiere ya -incluido las parejas intercambiables accesibles a través de aplicaciones para ligar-; la crisis ha hecho que los padres no puedan dedicar el tiempo necesario a sus hijos; en la escuela no se da una educación emocional y sexual necesarias y no se enseña a gestionar la frustración y los conflictos».

Barbara Zorrilla insiste en esa especie de contaminación ambiental como uno de los elementos influyentes. «Si oyes algunas de las letras de las canciones que suelen escuchar: 'Yo me follo a cuatro nenas que no dicen nada. Pégala, azótala, castígala'. Eso cosifica a las chicas», señala para después recordar que estamos hablando de personas «inseguras, impulsivas, sin conciencia del riesgo ni de las consecuencias de sus actos». Castro lo llama «presentismo» y lo combina con el uso del alcohol y otras drogas.

Pero no todos los agresores son tan poco calculadores. Algunos calculan que su acción no va a reportarles mayores dificultades, bien porque la agredida no va a actuar -el 70% de los delitos sexuales con agresor desconocido, no son denunciados- bien porque creen que sus delitos no van a ser penalizados.En especial, los menores.

Por la violación de una niña de 12 años en Azuqueca fueron detenidos 6 jóvenes de entre 15 y 20 años. Los menores llegaron a un acuerdo para permanecer en un centro controlado durante tres años. Los tres pudientes detenidos por violar a una joven de 19 años en Alicante en abril de 2018, están en libertad. Los cuatro estudiantes de primero de la ESO que agredieron a una compañera en los vestuarios del Instituto en Melilla fueron expulsados del centro sólo de forma temporal.

Según los expertos, a pesar del camino recorrido, muchas mujeres siguen sin identificar un abuso sexual. Creen que a sus acompañantes «se les ha ido la situación de las manos», asegura Zorrilla. Y después está la realidad solapada: «La revolución sexual se ha vuelto en contra de las mujeres porque la sociedad española sigue siendo machista», añade para explicar cómo si las jóvenes se comportan como los hombres pueden salir trasquiladas. Ahí está el caso de la que denunció que en «el baño de una discoteca un hombre le había metido la mano en la vagina y le había lamido la cara y vio cómo el vigilante intentaba tranquilizarla sin poner una denuncia. O el de la que bailaba con libertad y se encontró con que un joven se le acercó por detrás, se apretó contra ella, y usó su collar como correa sin que pasara nada», cuenta Silva.

Las mujeres, cada vez más jóvenes, no denuncian por los motivos clásicos y también porque no saben exactamente si han sido objeto de delito. «Y no se están poniendo las medidas -algunas de ellas tan básicas como preparar a los policías que las atienden- para acabar con la impunidad de este 70% de agresiones», remacha.

Hay un vaticinio en el que todos coinciden: «Esta situación es muy grave. Y va a ir a peor».



Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2757
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #429 en: 01 de Abril de 2019, 00:03:50 am »
Teniendo en cuenta que la población extranjera en España supone sobre un 10% de la población, me parece increíble que un 70% sean extranjeros, aparte de que seguro que en el 30% de españoles hay unos cuantos nacionalizados. Redondeando, hay cerca de 22.900.000 de hombres, de los cuales cerca de 2.400.000 son extranjeros.



Anatomía de las 101 'manadas'


    ÁNGELES ESCRIVÁ

Domingo, 31 marzo 2019 - 01:34


Más de 350 hombres (el 30%, españoles) están imputados. Abundan los menores de edad entre las víctimas y los violadores. Ya hay 18 'manadas' denunciadas en lo que va de año
JAVIER OLIVARES

No hay un modo suave de contarlo y no se debe. Quienes piensan que la violación múltiple y simultánea de cuatro sujetos a una mujer en los Sanfermines de 2016 fue una sórdida y vomitiva excepción viven en los mundos de Yupi, en una realidad paralela sumamente inconsciente. Desde ese año hasta hoy han actuado al menos 101 manadas en nuestro país en las que han participado más de 350 hombres.

Sólo desde que empezó este año 2019, 18 mujeres han denunciado en otras tantas comisarías -una incluso por duplicado el pasado viernes en Castellón, la violaron dos veces los miembros de la misma manada- una agresión sexual infligida por hombres de manera grupal; 14 de esas violaciones se han producido en los últimos tres meses, las otras cinco tuvieron lugar el año pasado pero las víctimas no habían reunido el valor para ir a la policía hasta ahora. No es de extrañar ese modo temeroso de conducirse tras experimentar un trauma semejante: la mayor parte de las violadas este año son menores -alguna no supera los 12 años- y las que no lo son tienen 19 o 20 años.

Y estas cifras escandalosas abarcan únicamente aquellos casos que han sido publicados por la prensa. Habría que sumar las manadas que han sido denunciadas pero no han trascendido y aquellas que ni siquiera han sido denunciadas porque las mujeres no están preparadas para ello o no quieren enfrentarse al estigma y al enjuiciamiento posterior.

Es la realidad de un fenómeno del que se desconoce su verdadera dimensión y que, administrativamente, ni siquiera consta como problema. Ningún Gobierno lo ha considerado lo suficientemente preocupante como para elaborar estadísticas específicas y, por lo tanto, se está a años luz de que el asunto sea diagnosticado y de aspirar a resolverlo. La Delegación del Gobierno, creada especialmente para luchar contra la violencia que afecta a la mujer, remite al ministerio del Interior que, a su vez, sostiene que no tiene ni un sola cifra al respecto.

Las únicas estadísticas que han trascendido públicamente -aunque también las hay académicas- han sido realizadas por el portal feminicidio.net bajo el título Geoviolencia sexual y son el resultado de la recopilación y el análisis de los episodios ya denunciados ante las Fuerzas de Seguridad y publicados por los medios de comunicación.

Ángeles Álvarez, diputada del Partido Socialista, equipara la situación con lo que ocurría en los años 90 con las mujeres asesinadas por sus parejas. La Administración ni siquiera las tenía bien contabilizadas y tuvieron que hacerlo las organizaciones feministas. No fue hasta que Ana Orantes fue asesinada -quemada viva- por su marido cuando se produjo una «implosión» impulsada por el «hartazgo social». Ana Orantes era la tercera asesinada de ese modo en 1997 y ese año hubo 91 muertas.

Cabe preguntarse qué más ha de pasar en el fenómeno de las manadas para que sencillamente consten en el radar oficial.

Según los datos aportados por Geoviolencia sexual, en 2016 fueron detectadas 15 agresiones sexuales múltiples (de dos o más hombres), 14 en 2017 y 59 en 2018. Andalucía, la Comunidad Valenciana y Cataluña son las comunidades en las que se han sido denunciados más casos.

La publicación constata que más del 60% de las violaciones fueron consumadas y que en más del 74% de las perpetradas en 2018 participaron grupos de hasta cuatro varones. Más de la mitad de los ataques se producen por la noche y los lugares elegidos principalmente por estos depredadores sexuales son una vivienda o la calle. Una buena parte de esas agresiones múltiples son «pornificadas», es decir son grabadas por los violadores.

En términos generales, los datos coinciden con la investigación del Instituto de Ciencia Forense y Seguridad (ICFS) de la Universidad Autónoma de Madrid.

Los casos denunciados este año y recogidos por Crónica presentan, además de la juventud de los protagonistas, una característica relevante: al menos en siete de ellos, las manadas están formadas por grupos de extranjeros - uno mixto, uno de ecuatorianos, dos grupos de rumanos y otros tres de magrebíes-.

La muestra analizada de forma rudimentaria se corresponde, sin embargo, en este último punto, con las conclusiones genéricas obtenidas por el ICFS que sostiene que un 31% de los integrantes de las manadas son españoles y un 49% son extranjeros, grupo en el que destaca el 22% de ciudadanos procedentes del Magreb, principalmente de Marruecos. Una sobrerrepresentación muy controvertida y muy ocultada.

Según el profesor de la Universidad Juan Carlos I, Lorenzo Castro, «la delincuencia se está etnizando porque la cantidad de jóvenes de procedencia extranjera es cada vez mayor. Muchos de estos jóvenes tienen problemas de desarraigo. Técnicamente se llama población de riesgo. Porque si el 4% de la población juvenil mete la pata alguna vez en la vida, ese perfil asciende al 20% si además está en situación de riesgo». Elena Daprá, miembro de Psicólogos sin Fronteras y de la Asociación Mujeres del Mundo, añadirá: «Cabe una reflexión sobre este aspecto, sobre todo si se tiene en cuenta cómo se ve a la mujer en determinadas culturas pero tienen que juntarse otras características individuales para que un tipo delinca. ¿Cuántos magrebíes hay que no cometen delitos?».

Da la impresión de que el fenómeno de la manada es muy reciente, pero el profesor Antonio Silva, criminólogo y etnógrafo -autor de una investigación denominada Enrollados- sostiene que al menos desde 2010, año en el que inició sus estudios, «la tendencia en el número de violaciones grupales ha permanecido invariable», aunque tras el suceso de Pamplona, se haya abierto la veda de una cuestión cuya potenciación tiene mucho que ver, entre otras cosas, con el surgimiento de las redes sociales.

Pero, ¿Qué pasa por la cabeza de cuatro tipos para dañar, cosificar y denigrar a una mujer y, además, grabarlo con orgullo? «Estamos hablando de hombres jóvenes, chavales que lo que quieren es que les acepten sus iguales, quieren ser reconocidos, quieren ejercer ese rol de masculinidad poderosa. Entre ellos se animan y evitan que alguien desista. Esto es algo que no harían solos. No es el perfil del violador del portal. Es otra cosa.Lo que quieren es demostrar su virilidad y por eso, además, lo exhiben», señala la psicóloga Bárbara Zorrilla.

Pura psicología de masas, si bien Silva advierte de que quienes participan en este tipo de grupos, aunque no tengan antecedentes, seguro que han tenido comportamientos previos como el bulling o el llamado «porno de venganza».

Los expertos consultados diversifican las causas pero suelen empezar por la más llamativa de todas ellas como es, precisamente, el consumo, a través de las redes, de pornografía machista desde edades tempranas. Desde los 10 o los 12 años, los niños, que no han tenido un contacto previo con una mujer, tienen acceso a los llamados gang bang y «los incorporan a su forma de entretenimiento, los intercambian y los han convertido en un modo de relacionarse», explica Daprá.

En la mayor parte de las ocasiones, el porno machista en el que el hombre abusa, la mujer se somete y, además, parece que le gusta, es el único refrente que tienen los usuarios y lo aplican «por imitación». Según algunos juristas consultados por Crónica, muchos detenidos por violar en grupo admiten que es una de sus fuentes de inspiración o de normalización. Pero, aunque las autoras del informe de Geoviolencia, bajo la dirección de Graciela Atenzo, pidan la prohibición del porno -y la abolición de la prostitución-, su difusión no parece ser motivo suficiente.

Elena Daprá considera que «hay un aumento de violencia de la sociedad en general y una de las ramas es la violencia contra la mujer». Y añade la rémora que constituye estar en la sociedad de la inmediatez. «Todo se quiere ya -incluido las parejas intercambiables accesibles a través de aplicaciones para ligar-; la crisis ha hecho que los padres no puedan dedicar el tiempo necesario a sus hijos; en la escuela no se da una educación emocional y sexual necesarias y no se enseña a gestionar la frustración y los conflictos».

Barbara Zorrilla insiste en esa especie de contaminación ambiental como uno de los elementos influyentes. «Si oyes algunas de las letras de las canciones que suelen escuchar: 'Yo me follo a cuatro nenas que no dicen nada. Pégala, azótala, castígala'. Eso cosifica a las chicas», señala para después recordar que estamos hablando de personas «inseguras, impulsivas, sin conciencia del riesgo ni de las consecuencias de sus actos». Castro lo llama «presentismo» y lo combina con el uso del alcohol y otras drogas.

Pero no todos los agresores son tan poco calculadores. Algunos calculan que su acción no va a reportarles mayores dificultades, bien porque la agredida no va a actuar -el 70% de los delitos sexuales con agresor desconocido, no son denunciados- bien porque creen que sus delitos no van a ser penalizados.En especial, los menores.

Por la violación de una niña de 12 años en Azuqueca fueron detenidos 6 jóvenes de entre 15 y 20 años. Los menores llegaron a un acuerdo para permanecer en un centro controlado durante tres años. Los tres pudientes detenidos por violar a una joven de 19 años en Alicante en abril de 2018, están en libertad. Los cuatro estudiantes de primero de la ESO que agredieron a una compañera en los vestuarios del Instituto en Melilla fueron expulsados del centro sólo de forma temporal.

Según los expertos, a pesar del camino recorrido, muchas mujeres siguen sin identificar un abuso sexual. Creen que a sus acompañantes «se les ha ido la situación de las manos», asegura Zorrilla. Y después está la realidad solapada: «La revolución sexual se ha vuelto en contra de las mujeres porque la sociedad española sigue siendo machista», añade para explicar cómo si las jóvenes se comportan como los hombres pueden salir trasquiladas. Ahí está el caso de la que denunció que en «el baño de una discoteca un hombre le había metido la mano en la vagina y le había lamido la cara y vio cómo el vigilante intentaba tranquilizarla sin poner una denuncia. O el de la que bailaba con libertad y se encontró con que un joven se le acercó por detrás, se apretó contra ella, y usó su collar como correa sin que pasara nada», cuenta Silva.

Las mujeres, cada vez más jóvenes, no denuncian por los motivos clásicos y también porque no saben exactamente si han sido objeto de delito. «Y no se están poniendo las medidas -algunas de ellas tan básicas como preparar a los policías que las atienden- para acabar con la impunidad de este 70% de agresiones», remacha.

Hay un vaticinio en el que todos coinciden: «Esta situación es muy grave. Y va a ir a peor».

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #430 en: 02 de Abril de 2019, 18:18:38 pm »
La Manada más masiva: 11 menores inmigrantes detenidos por violar a otra menor en Tarragona



Tanto la víctima como los agresores habían consumido alcohol y drogas, por lo que aprovecharon el momento de vulnerabilidad en el que se encontraba.
2 abril, 2019 11:49

 AGRESIONES SEXUALES  ABUSOS SEXUALES TARRAGONA  MENORES
Redacción | Agencias
Los Mossos d'Esquadra han detenido en Tarragona a un menor de edad por agresión sexual a otra menor, mientras otros diez han sido igualmente detenidos por presuntos abusos sexuales a la misma chica.

Según han informado este martes fuentes policiales, el detenido por agresión sexual fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores y los otros diez, que quedaron en libertad, serán citados a declarar ante el mismo órgano judicial.


Los hechos denunciados sucedieron el pasado 19 de marzo en el parque del Amfiteatre de Tarragona y las detenciones, después de tomar declaración a más de una cincuentena de personas, se practicaron el día 28.

El digital Porta Enrere, que ha avanzado este caso, indica que tanto la víctima como los presuntos agresores son menas (menores extranjeros no acompañados), casi todos residentes en un centro de acogida muy próximo al lugar de los hechos.


Al parecer, víctima y agresores habían consumido drogas y alcohol y, en este contexto, los once menores habrían aprovechado la situación de vulnerabilidad en que se encontraba la chica para abusar de ella y uno de ellos para agredirla sexualmente.

Al cabo de unos días, la chica explicó lo sucedido a los responsables del centro, que lo denunció a los Mossos d'Esquadra.



Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #431 en: 03 de Abril de 2019, 06:43:00 am »

Los delitos sexuales crecen un 13,6%, con 11 casos cada dos días
Los expertos coinciden en el machismo que impera incluso en los adolescentes y el efecto del caso de la Manada

Carlos Hidalgo
Carlos Hidalgo
@carloshidalgo_
MADRIDActualizado:
03/04/2019 01:53h

Once casos conocidos de delitos sexuales cada dos días. Esta es la fría estadística que arroja el balance del Ministerio del Interior correspondiente a 2018 y en referencia a la Comunidad de Madrid. Dentro de que siempre es una pésima noticia que se produzca un solo asunto de esta índole, los expertos señalan dos flancos para explicar este incremento de las denuncias: que, en efecto, se está dando una casuística mayor (muchas veces, entre jóvenes) y que hay un mayor número de denuncias. Otro matiz importante y que preocupa mucho es el hecho de que se detecta un machismo galopante entre las personas de menor edad, incluso los adolescentes.

Entre enero y diciembre de 2018, nuestra región registró 2.017 delitos contra la libertad e indemnidad sexual, lo que arroja un incremento del 13,6% con respecto al ejercicio anterior. De esa cifra global, 252 fueron agresiones sexuales con penetración (un 14% más) y el resto de ilícitos sumaron 1.765 (+13,5%). El total nacional asciende, en ese orden a 13.811 (+18,1%), 1.702 agresiones (+22,7%) y el resto ascienden a 12.109 (+17,5%). Un panorama nada alentador.

Carmen Carcelén, abogada experta en delitos sexuales, considera que «está habiendo un repunte de denuncias»: «Las mujeres se están haciendo más fuertes, tienen menos miedo al qué dirán. Y son conscientes de que estas cosas les pueden pasar a cualquiera», explica a ABC. Sobre los agresores, la letrada, que trabajó con asociaciones de la Comunidad de Madrid durante ocho años, dice que «se está produciendo un repunte porque la cultura sexual deja mucho que desear».Y advierte de que existe un concepto «muy machista arraigado en los adolescentes también».
Más ataques en grupo

Afirma que los agresores sexuales en grupo «se hacen fuertes» y que «las redes sociales los envalentonan». De ahí, en parte, que en casos como el de la Manada de Pamplona grabaran el abuso de los cinco condenados a una chica de 18 años en vídeo.

Carcelén también ha detectado que han aumentado en los últimos tiempos aquellos delitos sexuales cometidos en un ambiente de fiesta, en grupo y llevados a cabo por jóvenes. Sin embargo, existe una realidad más profunda, más desconocida, que son los abusos y agresiones sexuales intrafamiliares, las más ocultas y, probablemente, las más frecuentes.

De hecho, la asociación Cavas especificaba en su informe sobre los datos de 2016 que en el 90% de los casos la víctima conocía a su agresor. La Asociación de Asistencia a Mujeres Agredidas Sexualmente (AADAS) los cifra en el 80%. Considera que no hay tanto repunte de denuncias como concienciación de las mujeres que han sufrido estos delitos. Violeta García, una de sus psicólogas, coincide con Carcelén en que «existe un hito histórico, el de la Manada de los Sanfermines, como lo fue el asesinato de Ana Orantes en violencia de género»: «Si antes atendíamos a 30 o 40 personas al mes, ahora son 60 o 70, por lo que el porcentaje de crecimiento es mucho mayor que el de denuncias». Eso refleja que las cifras policiales son solo una parte de la lacra, la punta del iceberg. En la actualidad, atienden a 150 nuevas mujeres al año y 1.700 llamadas. Violeta García también hace hincapié en que, «a nivel de juventud, hay mucho trabajo por hacer, hay unos índices de machismo alarmantes, con un desprecio por la mujer que no entiende de clases sociales, estudios ni edades».

Carcelén pone el dedo en otra llaga: «La víctima llega a comisaría en situación de colapso, le toman declaración sin que haya tenido tiempo para asumir todo lo ocurrido, no como ocurre en EE.UU. Y esa es la piedra angular, porque en una segunda declaración pueden acusarla de contradecirse».




Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #432 en: 20 de Abril de 2019, 21:05:27 pm »

Brutal violación en Barcelona: le arranca la oreja de un mordisco y le rompe el brazo


La mujer fue traslada al hospital, donde se recupera de las heridas, mientras los Mossos buscan al hombre.
20 abril, 2019 13:11

 AGRESIONES SEXUALES  ABUSOS SEXUALES VIOLACIONES  SUCESOS
David Palomo  @Davidlpalomo
Los Mossos d’Esquadra investigan una agresión sexual a una mujer portuguesa de 37 años. Se produjo en los jardines del Museu Marítim de Barcelona, en la avenida de Drassanes, con una violencia inusitada: el hombre la violó, le golpeó, le arrancó una oreja de un mordisco y casi le rompe la otra, le rompió un brazo y la parte superior del labio. Fue encontraba cuando deambulaba, después de la agresión, en estado de shock, sin poder articular palabra y afectada por lo vivido minutos antes.

Los Mossos d'Esquadra han anunciado la detención de un hombre como el posible agresor.


Fuentes policiales han confirmado a Crónica Global que la Guardia Urbana ha localizado al presunto atacante, un súbdito nacional francés de origen magrebí de 32 años. Lo habrían interceptado porque un botón de su chaqueta coincidía con el que apareció en la escena del brutal crimen. En este momento, Omar, Pascal o Sebi, según la ficha policial contra la que se está cotejando la identidad del sospechoso de perpetrar la agresión sexual, que acabó con la víctima con la oreja amputada de un mordisco, está detenido por los Mossos d'Esquadra en la comisaría de Les Corts de la capital catalana.

Las manos de Pascal, Omar o Sebi, el presunto 'violador de Drassanes' detenido por la Guardia Urbana de Barcelona.
Las manos de Pascal, Omar o Sebi, el presunto 'violador de Drassanes' detenido por la Guardia Urbana de Barcelona.
C.G.

La agresión se produjo a las cinco de la madrugada. La joven, de 37 años, de nacionalidad portuguesa y residente en Barcelona, caminaba por la calle el viernes por la noche arrastrando los pies, sin fuerzas para hablar, llorar o hacer caso a las palabras de alguien. Minutos antes, había sufrido una de las agresiones sexuales más salvajes que se recuerdan en los últimos tiempos.


El hombre, con fuerza y saña, la había golpeado produciéndole hematomas por todo el cuerpo. Ante esa imagen, los servicios de limpieza de la Guardia Urbana, que se encontraban haciendo su trabajo, la ayudaron y alertaron al Servicio de Emergencias Médicas.

Voces cercanas a la investigación han explicado que una patrulla del cuerpo municipal de seguridad de Barcelona ha localizado a este individuo presuntamente vinculado a la salvaje agresión sexual cometida la madrugada de ayer en un rincón del Museo Marítimo de Barcelona, que ocupa las dependencias de las antiguas Drassanes, por Atarazanas en catalán. Tras interceptarlo, lo han trasladado a Les Corts, donde la división científica de los Mossos d'Esquadra se ha cerciorado de que la persona llevaba una chaqueta a la que faltaba un botón.

Precisamente, el complemento de esta prenda fue hallado en el lugar en el que se produjo el salvaje ataque a la ciudadana, que pudo zafarse de su agresor, no sin antes perder la oreja de un mordisco y acabar con el labio partido de la pelea. La víctima fue llevaba por un vehículo de emergencias al Hospital Clínic Barcelona, donde los Mossos acudieron a depositar la oreja de la mujer. Los médicos intentaron reconstruir el órgano a la agredida mediante cirugía.


Desde entonces, la joven se encuentra en el hospital, según Cadena Ser. Esos mismos Policías encontraron poco después la oreja de la víctima donde se produjo la violación. La metieron en un recipiente con hielo y la llevaron al Clínico, donde están tratando de reconstruir el órgano mutilado.

Tras el suceso, los propios Mossos d’Esquadra recogieron los restos de sangre y acordonaron la zona para intentar saber quién es el agresor, al que buscan incesantemente desde el viernes por la noche, cuando fue encontrada deambulando la víctima por las calles. Lo que se sospecha es que el hombre podría haber tenido alguna relación con la mujer o que, al menos, se conocían antes de que se diera la violación.

El presunto violador de Drassanes (Barcelona).
El presunto violador de Drassanes (Barcelona).
C.G.

Por el momento, un hombre ha sido detenido como el posible autor de la agresión a la víctima y continúa la investigación a través de las cámaras de la zona por si hubiera grabaciones con lo ocurrido y por el testimonio de un mendigo, que los vio "hablando portugués" y señaló a los agentes el lugar de la agresión.

Desconectado Der Kaiser

  • Experto II
  • *
  • Mensajes: 2757
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #433 en: 21 de Abril de 2019, 00:24:02 am »

Brutal violación en Barcelona: le arranca la oreja de un mordisco y le rompe el brazo


La mujer fue traslada al hospital, donde se recupera de las heridas, mientras los Mossos buscan al hombre.
20 abril, 2019 13:11

 AGRESIONES SEXUALES  ABUSOS SEXUALES VIOLACIONES  SUCESOS
David Palomo  @Davidlpalomo
Los Mossos d’Esquadra investigan una agresión sexual a una mujer portuguesa de 37 años. Se produjo en los jardines del Museu Marítim de Barcelona, en la avenida de Drassanes, con una violencia inusitada: el hombre la violó, le golpeó, le arrancó una oreja de un mordisco y casi le rompe la otra, le rompió un brazo y la parte superior del labio. Fue encontraba cuando deambulaba, después de la agresión, en estado de shock, sin poder articular palabra y afectada por lo vivido minutos antes.

Los Mossos d'Esquadra han anunciado la detención de un hombre como el posible agresor.


Fuentes policiales han confirmado a Crónica Global que la Guardia Urbana ha localizado al presunto atacante, un súbdito nacional francés de origen magrebí de 32 años. Lo habrían interceptado porque un botón de su chaqueta coincidía con el que apareció en la escena del brutal crimen. En este momento, Omar, Pascal o Sebi, según la ficha policial contra la que se está cotejando la identidad del sospechoso de perpetrar la agresión sexual, que acabó con la víctima con la oreja amputada de un mordisco, está detenido por los Mossos d'Esquadra en la comisaría de Les Corts de la capital catalana.

Las manos de Pascal, Omar o Sebi, el presunto 'violador de Drassanes' detenido por la Guardia Urbana de Barcelona.
Las manos de Pascal, Omar o Sebi, el presunto 'violador de Drassanes' detenido por la Guardia Urbana de Barcelona.
C.G.

La agresión se produjo a las cinco de la madrugada. La joven, de 37 años, de nacionalidad portuguesa y residente en Barcelona, caminaba por la calle el viernes por la noche arrastrando los pies, sin fuerzas para hablar, llorar o hacer caso a las palabras de alguien. Minutos antes, había sufrido una de las agresiones sexuales más salvajes que se recuerdan en los últimos tiempos.


El hombre, con fuerza y saña, la había golpeado produciéndole hematomas por todo el cuerpo. Ante esa imagen, los servicios de limpieza de la Guardia Urbana, que se encontraban haciendo su trabajo, la ayudaron y alertaron al Servicio de Emergencias Médicas.

Voces cercanas a la investigación han explicado que una patrulla del cuerpo municipal de seguridad de Barcelona ha localizado a este individuo presuntamente vinculado a la salvaje agresión sexual cometida la madrugada de ayer en un rincón del Museo Marítimo de Barcelona, que ocupa las dependencias de las antiguas Drassanes, por Atarazanas en catalán. Tras interceptarlo, lo han trasladado a Les Corts, donde la división científica de los Mossos d'Esquadra se ha cerciorado de que la persona llevaba una chaqueta a la que faltaba un botón.

Precisamente, el complemento de esta prenda fue hallado en el lugar en el que se produjo el salvaje ataque a la ciudadana, que pudo zafarse de su agresor, no sin antes perder la oreja de un mordisco y acabar con el labio partido de la pelea. La víctima fue llevaba por un vehículo de emergencias al Hospital Clínic Barcelona, donde los Mossos acudieron a depositar la oreja de la mujer. Los médicos intentaron reconstruir el órgano a la agredida mediante cirugía.


Desde entonces, la joven se encuentra en el hospital, según Cadena Ser. Esos mismos Policías encontraron poco después la oreja de la víctima donde se produjo la violación. La metieron en un recipiente con hielo y la llevaron al Clínico, donde están tratando de reconstruir el órgano mutilado.

Tras el suceso, los propios Mossos d’Esquadra recogieron los restos de sangre y acordonaron la zona para intentar saber quién es el agresor, al que buscan incesantemente desde el viernes por la noche, cuando fue encontrada deambulando la víctima por las calles. Lo que se sospecha es que el hombre podría haber tenido alguna relación con la mujer o que, al menos, se conocían antes de que se diera la violación.

El presunto violador de Drassanes (Barcelona).
El presunto violador de Drassanes (Barcelona).
C.G.

Por el momento, un hombre ha sido detenido como el posible autor de la agresión a la víctima y continúa la investigación a través de las cámaras de la zona por si hubiera grabaciones con lo ocurrido y por el testimonio de un mendigo, que los vio "hablando portugués" y señaló a los agentes el lugar de la agresión.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #434 en: 22 de Abril de 2019, 08:14:35 am »
En vez de poner la tilde en la nacionalidad del detenido deberíamos reflexionar por que el sistema falla ya que existieron "señales" previas de que algo no iba bien en este individuo.





El monstruo del Raval después de intentar incendiar un piso.

Los vecinos denunciaron durante dos días al brutal violador del Raval sin que la Policía interviniera

https://twitter.com/nurygglez/status/1119845432857907200

https://twitter.com/nueva_tapia/status/1117174399059275776?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1119845432857907200&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.elespanol.com%2Freportajes%2F20190422%2Fvecinos-denunciaron-violador-raval-sin-policia-interviniera%2F392711256_0.html
Ha sido detenido como presunto autor de la agresión sexual a una portuguesa. Le quitó una oreja de un mordisco.
22 abril, 2019 01:42

David Palomo @Davidlpalomo

El monstruo del Raval (Barcelona) –como lo han bautizado los vecinos– no tiene nombre, ni identidad, ni vida. Puede llamarse, eso sí, Omar, Pascal o Sebi. La ficha policial todavía no refleja –más allá de su rostro– de quién se trata en realidad, pero sí lo que ha hecho en las últimas semanas: vagar por las calles solo, insultar a todo el que se cruzaba con él, molestar y causar problemas. En el barrio, lo conocían. No podía ser de otra forma. Llevaba días dejándose ver. Por eso, habían avisado al Ayuntamiento de Barcelona de que había un hombre que necesitaba ayuda social por encontrarse en una situación de riesgo. 

Nadie hizo caso y el sábado fue detenido por una de las agresiones sexuales más salvajes que se recuerdan. Pascal (lo llamaremos así por desconocer su verdadero nombre), en los jardines del Museu Marítim de Barcelona, violó a una mujer portuguesa de 37 años ensañándose con ella: le golpeó, le arrancó una oreja de un mordisco y casi le rompe la otra, le rompió un brazo y la parte superior del labio. Pero ella logró zafarse y deambulando por los alrededores, fue encontrada en estado de shock, sin poder articular palabra y afectada por el horror vivido horas antes.

Eso fue lo que llevó a Pascal, francés de origen magrebí, a ser detenido. Pero antes ya había hecho méritos para estar vigilado. “Nosotros llamamos a la Guardia Urbana y le dijimos que este señor estaba mal de la cabeza, que tenía que estar encerrado, pero no nos hicieron caso”, cuenta Iván Rivera, presidente de la Asociación de Vecinos del Raval de Barcelona, a EL ESPAÑOL.

Pascal, en apenas dos días, no había parado de causar problemas. El viernes 12, a las 8:30 horas, lo encontraron arrancando el cableado de la zona verde e increpando a vecinos. Y apenas dos horas después, lo hallaron tratando de incendiar basura neumática, afectando a todo un edificio. No se hizo nada. Él siguió en libertad.
Bajada del PSOE y subida de Vox: último 'tracking' que la ley permite publicar a El Es…
Gonzalo AraluceSánchez podría repetir con diferentes mayorías electorales, pero perdería la capacidad de formar…

Y el sábado 13, más de lo mismo. A las 6:00 horas, de nuevo madrugador, volvió a quemar, por segunda vez, basura neumática. Pero no sólo eso, también había metido un colchón de espuma por un hueco para provocar el incendio. De nuevo, los vecinos tuvieron que llamar a la policía y los bomberos. Entonces, se le detiene por primera vez, pero se le deja en libertad por estimar que los hechos no son suficientes para mantenerlo arrestado.

Una semana después, los vecinos volvieron a ver a Pascal ensangrentado. Los vecinos avisaron a la Guardia Urbana y ésta lo detuvo y lo puso a disposición de los Mossos d’Esquadra como el posible autor de la violación que había sufrido una chica portuguesa la noche anterior. Lo interceptaron porque un botón de su chaqueta coincidía con el que apareció en la escena donde se había producido la agresión sexual de madrugada.
Pascal, detenido por la salvaje agresión del Raval.

Pascal, detenido por la salvaje agresión del Raval.
"Pensamos que se podía haber evitado"

"Lo que nos da pena es que no se le haya detenido antes o que se hubiera hecho algo. Esto se podía haber evitado", lamenta Iván en conversación con EL ESPAÑOL.

Pascal, la noche anterior, había, presuntamente, violado a una chica portuguesa de 37 años. Un mendigo los vio hablando “portugués o francés” y después les perdió la pista. Él la llevó hasta los jardines del Museu Marítim de Barcelona y allí la violó. Le arrancó una oreja de un mordisco, le partió un brazo y le partió el labio, dejándole hematomas por todo el cuerpo. Usó toda la fuerza que pudo, pero ella logró huir y fue encontrada llorando, casi sin poder mover los pies, sin hablar –ni ser capaz de hacerlo– y ensangrentada.

Inmediatamente, fue atendida por la Guardia Urbana, que la encontró deambulando. La ayudaron y alertaron al Servicio de Emergencias Médicas llevada al Hospital Clínico de Barcelona. En la escena donde se produjo la violación encontraron su oreja, que fue depositada en hielo para que el servicio de cirugía tratara de reconstruirla.

En un principio, se especuló con que la mujer podía tener una relación con Pascal, pero después se desechó tras conocer el origen y los antecedentes del ya denominado ‘Monstruo del Raval’. No es para menos.


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #436 en: 24 de Abril de 2019, 09:49:49 am »
Estaba meridianamente claro que este caso tenía unas connotaciones especiales y que el autor era un desequilibrado.




Los siete días de locura del monstruo violador del Raval: robos, incendios y palizas a prostitutas
Ha sido enviado a prisión provisional por la violación de una joven portuguesa de 37 años. Llevaba una semana causando incidentes en el barrio.
24 abril, 2019 05:57

David Palomo @Davidlpalomo

“De parte de los vecinos, dígale a la señora Ada Colau que debería coger su capa de Superman de activista y bajar a la realidad”. Posiblemente, esta frase baste para ejemplificarlo todo. Carmen es vecina del Raval (Barcelona) y está cansada. Muy cansada. “Esa calle, la del Robadors… Es que no te lo puedes imaginar. Hay gente masturbándose y fornicando; se pelean con cuchillos y se pegan con cinturones. Estamos abandonados”, avanza, indignada con lo que ve a diario cerca de su casa. Es su sentir y el de muchos otros vecinos; todos han explotado esta semana a raíz de la detención del monstruo del Raval, enviado a prisión por presuntamente violar a una joven portuguesa el pasado fin de semana, arrancándole una oreja de un mordisco, rompiéndole un brazo y dejándole hematomas por todo el cuerpo.

Los vecinos creen que la violación se podría haber evitado. El monstruo del Raval, magrebí de origen francés, (todavía se desconoce cuál es su verdadero nombre) llevaba más de una semana cometiendo actos delictivos. Muchos de ellos, de gravedad leve; pero otros, representativos de lo que podía ocurrir. Todos sabían de su existencia y reconocían el peligro. Por eso, hasta en tres ocasiones fue detenido y dejado en libertad. Avisaron de que había un hombre que necesitaba atención social, médica o psicológica. “Nosotros llamamos a la Guardia Urbana y le dijimos que este señor estaba mal de la cabeza, que tenía que estar encerrado, pero no nos hicieron caso”, explica Iván, presidente de vecinos de la comunidad, a EL ESPAÑOL.

Sus ‘hazañas’ se hicieron virales pronto entre los vecinos mediante el boca a boca. Pascal (lo llamaremos así por desconocer su nombre) cogía botellas de cristal de los contenedores y los tiraba; perseguía vecinas y las insultaba; robaba cable e increpaba al que se le acercaba. “Incluso, llegó a venir con un palo y empezó a pegarle a las prostitutas”, añade Carmen en conversación con EL ESPAÑOL. Pero, sobre todo, estuvo a punto de hacer cenizas un edificio.

El día 12, por la mañana, los vecinos lo encontraron recogiendo cable de la zona verde. O, mejor dicho, robándolo. Fue su primer incidente. Horas después, estaba incendiando la basura neumática. Afectó a todo el edificio, pero no se hizo nada. Y el día 13, repitió. A las 6:00 quemó, de nuevo, basura y metió un colchón de espuma por un hueco del edificio para avivar el fuego. “Tuvieron que venir los bomberos. No podíamos respirar. Creíamos que se quemaban nuestras viviendas. El olor ha permanecido en el edificio durante una semana.
Agresión homófoba a una 'drag-queen' a manos de un grupo de jóvenes extranjeros en Málaga
Juanma GonzálezLa víctima de la agresión ha denunciado en redes sociales lo ocurrido, mostrando una imagen de las…
El 'monstruo del Raval' que presuntamente violó a una joven el viernes.

El 'monstruo del Raval' que presuntamente violó a una joven el viernes.

¿Y qué se hizo? Detenerlo. Pero, a las 48 horas, ya estaba fuera de nuevo, en la calle, como si no se tratara de alguien peligroso. “Desde entonces, no lo volvimos a ver”, recuerda Carmen. Pero los vecinos tenían miedo. Sabían que volvía a estar en la calle, que podía hacer alguna ‘peripecia’, que era capaz de cualquier cosa. Y todas sus sospechas se hicieron realidad: una semana después, sucedió la tragedia. Lo que nadie quería que pasara, pero lo que muchos habían adelantado ante tanto incidente repetitivo en los días que estuvo suelto.

En la madrugada del viernes al sábado, a las cinco de la mañana, en los jardines del Museu Maritim de Barcelona, violó a la joven portuguesa de 37 años en uno de los abusos sexuales más salvajes y brutales que se recuerdan: la golpeó, le arrancó una oreja de un mordisco y casi le rompe la otra, le rompió un brazo y la parte superior del labio. Pero la mujer, a pesar de la fuerza inusitada con la que la abordó Pascal, logró huir. Por detrás, dejó un charco de sangre. Poco le importó: necesitaba alejarse de ese lugar.

Con la mirada baja, en shock por lo ocurrido, casi sin poder hablar, arrastrando los pies, la portuguesa fue auxiliada por la Guardia Urbana, que se la encontró en un estado deplorable. Inmediatamente, alertaron al Servicio de Emergencias Médicas, que la condujo hasta el Hospital Clínico de Barcelona. En la escena donde se produjo la violación, se encontraron la oreja de la joven, que fue metida en un recipiente con hielo para intentar ser reconstruida. Fue el final de su pesadilla. El principio de una nueva para la joven, que tendrá que luchar contra el recuerdo de esa película de terror durante toda su vida.
El monstruo del Raval después de intentar incendiar un piso.

El monstruo del Raval después de intentar incendiar un piso.

“Lo que nos da pena es que no se haya evitado. Se podía haber hecho porque nosotros habíamos avisado de que venía causando problemas con bastante antelación”, se queja Iván, presidente de la Asociación de Vecinos del Raval. Así podría haber sido, pero no lo fue.

Este martes, el juez acordó mandarlo a prisión provisional comunicada y sin fianza por un presunto delito de violenta agresión sexual, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Pascal se refugió en su derecho a no declarar para no decir nada. No lo hizo. A partir de aquí, comienza el proceso judicial y la investigación para esclarecer qué podía haber ocurrido. En el Raval lo que temen es que se dé un caso similar. El peligro existe y buscan soluciones. No es para menos. 


Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #437 en: 25 de Abril de 2019, 18:37:03 pm »

José Antonio, el enfermo que secuestró a su médica para violarla en su casa de Zaragoza



La mujer acudió al domicilio del paciente para atenderle pero fue secuestrada, maniatada, amordazada, desnudada y agredida sexualmente.
25 abril, 2019 14:10

 SECUESTROS  AGRESIONES SEXUALES  MÉDICOS ZARAGOZA (CIUDAD)
Sergio Guinaldo
La traumática historia de una médica de familia de Zaragoza está cerca de concluir, aunque probablmente las secuelas psicológicas permanezcan a lo largo de su vida.

Ayer quedó visto para sentencia el juicio contra José Antonio Melús Escosa, un hombre de 53 años que durante la mañana del 22 de junio de 2018 esperaba la visita a domicilio de su médico particular por problemas gastrointestinales.


Al abrir la puerta se sorprendió al ver a una médica de familia de 60 años, mujer que sustituía aquel día al rostro habitual que le atendía. Según relató la Fiscalía, nada más entró la mujer y abrió su maletín para sacar el fonendoscopio, comenzó su pesadilla. Fue secuestrada, maniatada, amordazada, desnudada y agredida sexualmente.

José Antonio, según lo que la mujer relató y él mismo confesó, sacó un gran cuchillo y mostró a la mujer una nota difusa en la que ponía "él me dice que haga esto", "secuestro" y "familia".


La mujer contó durante su declaración con la voz temblorosa y oculta tras un biombo los 45 angustiosos minutos que vivió secuestrada por Melús Escosa. "Estaba segura de que si no lo lograba escapar, no salía viva de esa casa", declaró la víctima.

Tras mostrarle el cuchillo, la tiró contra el sofá; la ató las manos con unas bridas y la amordazó con cinta americana para que no pudiese gritar. La llevó al dormitorio, la desnudó y le hizo tocamientos subido encima de ella. La mujer de 60 años contó que, en un intento desesperado, logró quitarse las bridas y zafarse de él, aunque rápidamente fue interceptada.

La médica, puede que consciente de los posibles problemas psicológicos del agresor, le pidió ir al baño, a lo que el hombre accedió. Después, le sugirió que sería mejor hablar previamente en el bar de abajo mientras tomaban un café, propuesta que sorprendentemente también fue aceptada. Cuando José Antonio se inclinó para abrocharse el calzado, la mujer salió corriendo del piso gritando, encontrando cobijo en la casa de un vecino que abrió la puerta y allí aguardó hasta la llegada de la Policía.

Las lesiones físicas que sufrió la mujer pasaron a un segundo plano, ya que las secuelas psicológicas la incapacitan aun a día de hoy para seguir ejerciendo su trabajo.

Por estos delitos, el Fiscal solicitó una indemnización de 220.000 euros. Además, el abogado de la acusación particular solicitó una pena de prisión d 24 años, mientras que la ejercida en nombre del centro de salud solo la elevó a 17.

Durante el juicio también declararon un médico psiquiatra y un psicólogo que actuaron como peritos de la defensa. Su conclusión es que el acusado padece un trastorno disociativo de la personalidad, lo que le lleva a creer en sucesos fantasiosos como suyos propios.

El motivo de este trastorno, según los expertos que entrevistaron y realizaron pruebas sobre José Antonio a petición de la defensa, pudo estar en un trastorno esquizoide previo, agravado por la personalidad evitativa y depresiva que desarrolló a partir de la muerte de su compañera sentimental. También destacaron el excesivo consumo de series policíacas que le harían vivir una realidad paralela, hechos que encajarían con las lagunas amnésicas que asegura padecer en relación con lo acontecido aquel día.

Teniendo en cuenta estas alegaciones, la defensa por su parte solicitó la pena de 3 años de cárcel para su defendido.

Conectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 173859
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #438 en: 30 de Abril de 2019, 15:52:21 pm »
5 anos de cárcel por el intento de secuestro de la joven de Boiro.

Condena ridícula?





Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 42857
  • Verbum Víncet.
Re:Violadores: ¿Enfermos o delincuentes?, ¿La castración química, es la solución?
« Respuesta #439 en: 30 de Abril de 2019, 17:22:41 pm »
Es únicamente un delito intentado, no creo que sea poca condena, quizás parece poca porque tenemos el mente el final de la otra niña y eso nos lleva a hacer el paralelismo de que con está hubiera ocurrido lo mismo, pero eso no se puede plasmar en la sentencia que ha de estar debidamente motivada y ajustada a derecho.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk
« Última modificación: 30 de Abril de 2019, 17:36:48 pm por Heracles_Pontor »

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche