Autor Tema: LA PROSTITUCIÓN  (Leído 284859 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51136
  • Verbum Víncet.
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #820 en: 15 de Noviembre de 2021, 09:41:51 am »
Lo que está claro es que si quieren regular la prostitución, tendrán que oír a las putas, sino lo hacen así. . . lo harán mal. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
« Última modificación: 09 de Diciembre de 2021, 20:36:25 pm por 47ronin »

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #822 en: 24 de Febrero de 2022, 09:30:50 am »

Multan con 800 euros a un putero que fue a la Policía Local a denunciar un mal servicio sexual en Albal (Valencia)
EFE
Valencia
Actualizado Lunes, 21 febrero 2022 - 17:30

El hombre ha sido el primero al que le han abierto expediente sancionador tras la ordenanza municipal que prohíbe el consumo de prostitución en la calle

Un hombre ha sido multado con 800 euros por la Policía Local del municipio valenciano de Albal tras acudir a denunciar que una prostituta no había completado sus servicios, por los que había pagado 30 euros. Esta multa supone el primer expediente sancionador por consumo de servicios sexuales en la vía pública.

Cuando el hombre acudió a la Policía a realizar su queja, los agentes le informaron de que el municipio dispone de una ordenanza municipal que multa a los puteros con hasta 800 euros, según informan fuentes municipales en un comunicado difundido este lunes donde califican al multado como "putero".

Albal ha sido pionera, a nivel nacional, en la lucha contra la prostitución y la trata de personas. El asesinato de la joven Florina, desaparecida en el municipio el pasado año, provocó una reacción contundente de la localidad, a la que se sumaron en cadena los ayuntamientos afectados por este problema situados a lo largo de la autovía V-31.

El movimiento ha contado con el apoyo de la Mancomunitat de l'Horta Sud y de la Generalitat Valenciana para tratar de frenar el consumo de este tipo de servicios sexuales.

Florina no era la primera víctima, ya que en 2004 otra joven apareció muerta con un disparo en el pecho, justo en el mismo lugar donde se vio a Florina con vida por última vez. En aquella primera ocasión el consistorio cubrió los gastos de su sepultura, y sus restos descansan en el cementerio municipal.

A raíz de todo esto, el consistorio dio un paso más con la modificación de la ordenanza municipal de convivencia y buen gobierno incrementando las multas a los puteros e incluyendo a los proxenetas.

Así, aumentó de 750 a 800 euros las sanciones máximas, consideró a las prostitutas víctimas de explotación y prohibió la publicidad que fomente la prostitución y la explotación sexual con multas de 350 euros, como puede ser la colocación en los parachoques o ventanillas de los vehículos de tarjetas de prostíbulos.

Albal también aprobó la adhesión a la red de municipios contra la trata de mujeres y niñas y elevó la invitación tanto a la Mancomunitat de l'Horta Sud como al Gobierno valenciano para, conjuntamente, visibilizar la lucha contra los proxenetas, perseguirlos y "acabar con los puteros".

Esa Mancomunitat ha apoyado a Albal en esta "cruzada" contra la prostitución y, a la vez que apremiaba a sus 20 municipios a sumarse a la red de municipios libres de trata y prostitución, también propuso impulsar campañas de concienciación y una mayor coordinación de las policías locales para aumentar el control sobre los proxenetas.

En esta línea, hace unos meses 27 agentes de las policías locales de los municipios de la comarca participaron en una formación sobre prostitución y explotación sexual en la Comunidad Valenciana organizada por el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe).

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #823 en: 04 de Marzo de 2022, 08:20:36 am »

10 medidas para abolir la prostitución en España


La consejera valenciana de Justicia, Gabriela Bravo, propone cambiar las leyes estatales y autonómicas, sancionar la demanda y ofrecer asistencia a las mujeres para acabar con “esta forma de violencia de género”
Ferran Bono
FERRAN BONO
Valencia - 02 MAR 2022 - 14:38 CET

Personas con carteles denuncian el estigma que sufren las prostitutas en el Día Internacional contra la Explotación sexual en Madrid, el pasado año.
ANDREA COMAS

La prostitución es una forma de violencia de género porque las mujeres que se ven obligadas a prostituirse sufren todo tipo de violencias: sexuales, psicológicas y económicas. Bajo esta premisa, la consejera valenciana de Justicia, Gabriela Bravo, ha presentado esta mañana un decálogo de medidas para abolir la prostitución en España. “Ya es hora de acabar con tanto eufemismo para ocultar una vergüenza, un problema que nos avergüenza como sociedad democrática”, ha dicho la exportavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a que inicie “de una vez” los trámites para aprobar una ley.

El decálogo sintetiza el centenar de conclusiones del trabajo elaborado por un foro formado hace un año por una treintena de expertos del ámbito jurídico, de la administración pública, la sociedad civil y las universidades con el fin de elaborar una estrategia por la abolición. La consejera socialista ha hecho de este objetivo uno de los caballos de batalla de su acción política, aun sabedora de que muchas de las competencias son de ámbito nacional y de que en el seno del feminismo hay varias sensibilidades sobre la materia y también en el propio gobierno valenciano del Botànic, constituido por el PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem.


La consejera de Justicia, Gabriela Bravo, presenta la estrategia de abolición de la prostitución.
La consejera de Justicia, Gabriela Bravo, presenta la estrategia de abolición de la prostitución.
GVA (EUROPA PRESS)

De hecho, las principales propuestas pasan por la aprobación por parte del Gobierno central de una ley integral para la abolición, la modificación de varias normas nacionales y autonómicas, la sanción penal tanto del proxeneta como del cliente, así como de los propietarios de los establecimientos donde se ejerza la prostitución, y la protección de las víctimas con un plan de asistencia. Bravo ha destacado que sea “la Comunidad Valenciana la primera autonomía en abrir el proceso para la erradicación” y ha recordado los ejemplos de Suecia y Francia, que aprobaron leyes semejantes.

Ante un auditorio constituido por participantes del foro y por mandos de la Policía Nacional, la Policía Local de Valencia y la Guardia Civil, la consejera también ha aludido al expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, como un aliado en sus planes. El pasado noviembre el 40 Congreso Federal del PSOE aprobó en Valencia una enmienda que insta al Gobierno a presentar en esta legislatura una ley para abolir la prostitución.

Estas son, en síntesis, las 10 acciones presentadas esta mañana:

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SUSCRÍBETE
1. La aprobación de una Ley Integral para la Abolición de la Prostitución. En este sentido, el Estado español ha asumido compromisos internacionales en materia de derechos humanos y de protección frente a la violencia contra las mujeres, como el Convenio de Estambul, que exigen el reconocimiento de las mujeres prostituidas como víctimas de violencia de género y la modificación de varias normas, como la de Extranjería. Esta ley integra ley debe basarse en tres pilares fundamentales. Uno es la persecución del proxenetismo en todas sus formas que conllevará la introducción de nuevos delitos en el código penal, como la tercería locativa (alquiler por parte de un tercero de un local o vivienda para la prostitución) o el rufianismo, en su forma actual conocida como lover-boy (inducción a la prostitución por parte de la pareja sentimental de la víctima). El segundo pilar es la sanción penal de la demanda y compra de sexo de cualquier naturaleza. Y el tercero es la protección de las víctimas, que son todas las mujeres en situación de prostitución. Se eliminará la sanción administrativa a las mujeres en situación de prostitución, modificando la ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza.

2. Reconocimiento de las mujeres prostituidas como víctimas de violencia de género. Esto supondría, en el ámbito autonómico, la modificación de la ley contra la violencia sobre la mujer de la Generalitat, que contempla la trata con fines de explotación sexual como una manifestación de violencia de género, pero no extiende este reconocimiento a todo tipo de prostitución, según Bravo. Esa ley autonómica es competencia de la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra. La líder de Compromís y la consejera de Justicia no mantienen una relación fluida y han evidenciados sus diferencias en los últimos años.

3. Elaboración de un Modelo de Ordenanza Abolicionista. Los ayuntamientos a través de las ordenanzas municipales tienen la competencia y capacidad para incorporar la abolición de la prostitución en el ámbito local. Se contemplan sanciones de hasta 3.000 euros.

4. Sanción administrativa a las personas propietarias de establecimientos donde tiene lugar la prostitución (tercería locativa). Gabriela Bravo ha anunciado la modificación en breve de la ley de su competencia de espectáculos públicos de la Generalitat “para incorporar como infracción muy grave permitir o favorecer que en el establecimiento se produzca la explotación de una persona prostituida, aun con su consentimiento. Esta infracción debería comportar, en cualquier caso, la clausura del local, que se tendría que extender incluso en el caso en que el responsable haya cesado en la actividad y sea otro quien solicite la apertura”.

5. Prohibición de los espectáculos y actividades públicas que inciten o fomenten la prostitución o cualquier forma de explotación sexual.

6. Sanción administrativa de la demanda de prostitución. Se sancionará a los demandantes de sexo, tanto en locales públicos como en las carreteras. Parte de la demanda y compra de sexo por pago se produce en las carreteras autonómicas. “Las mujeres prostituidas en estos espacios se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad, dado que suelen estar poco concurridos y mal iluminados. Por ello, resulta necesario sancionar la demanda de sexo pagado en estos lugares y así, disuadir estas conductas”, añade el decálogo.

7. Sanción administrativa a los establecimientos que realicen publicidad sobre prostitución.

8. Garantía de recursos habitacionales a las mujeres prostituidas. “La situación de especial vulnerabilidad de las mujeres prostituidas les impide acceder, en muchas ocasiones, a una vivienda digna. Como consecuencia de esto, muchas de estas víctimas no encuentran alternativa a permanecer en las viviendas que les proporcionan los proxenetas”, dice una de las medidas.

9. Incorporación sociolaboral: refuerzo de los recursos formativos y sociolaborales específicos para las mujeres prostituidas.

10. Intervención y apoyo a víctimas de prostitución: fomento del Programa ALBA. “Las mujeres prostituidas se encuentran en situaciones de gran vulnerabilidad (e. desconocimiento del idioma, ausencia de permisos de trabajo y residencia, falta de recursos formativos, desconocimiento del entramado administrativo e institucional, etc.), que les impiden acceder a recursos públicos y ejercer sus derechos para iniciar el proceso de salida de la prostitución”. Este es la finalidad del programa Alba.

Bravo también ha anunciado una campaña para sensibilizar a los jóvenes que empezará este viernes.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51136
  • Verbum Víncet.
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #824 en: 04 de Marzo de 2022, 09:30:02 am »
Si el oficio más antiguo del mundo ha llegado hasta nuestros días. . . dentro de otros dos mil años. . . seguirá existiendo, lo único que se conseguirá con éste tipo de medidas será cambiar la forma en la que se acceda al contacto sexual, pero querer poner puertas al campo es imposible y no sólo eso, es una hipocresía querer, por una parte, abolir la prostitución, y por otra que forme parte del PIB. . . en el término medio está la virtud, quizás lo que habría que buscar es un punto intermedio donde las mujeres que ejercen la prostitución de manera voluntaria cuenten con unas garantías jurídicas y sanitarias y una protección social para su actividad económica y que a la vez se persiga la trata y los proxenetas. . . pero doctores tiene la iglesia. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #825 en: 16 de Marzo de 2022, 07:08:16 am »

El piso de la calle Ferroviarios: una historia de prostitución y "miedo" en Madrid


La jueza archiva la denuncia de una testigo protegida a instancias de la Fiscalía, pese a los informes psicológicos que advierten rasgos “compatibles con una situación de explotación”

Por Alejandro Requeijo
16/03/2022 - 05:00

En el piso de la calle Ferroviarios estaba prohibido rechazar clientes, ni siquiera cuando se tenía la menstruación. Al llegar a esa casa, las otras chicas le enseñaron a “taponarse”. Las tarifas de precios tampoco eran cosa suya, ni siquiera cobrar a los clientes, con los que había que ser amables por obligación. Este es el relato de una testigo, protegida de la Policía Nacional, que denunció la situación de explotación sexual que vivió durante meses en una casa de Madrid. Sus secuelas aparecen recogidas en los informes de la trabajadora social y la psicóloga. Sin embargo, ni la Fiscalía ni el juzgado aprecian un caso claro de trata de seres humanos. La mujer no es española. En su país de origen trabajaba de camarera, pero con la “miseria” que cobraba no le daba para mantener a varios familiares que dependían de ella, entre ellos su hijo. Entonces apareció Steven X.M.T. en su camino. En septiembre de 2019 aceptó una oferta para viajar a España. Quedaba algo más de medio año para que la pandemia de covid paralizase el mundo. A diferencia de otras chicas, ella no llegó engañada, sabía que iba a vivir en una casa de citas donde se ejercía la prostitución. Pero nadie le explicó las condiciones. La promesa es que iba a ganar mucho dinero y que por eso no le costaría mucho devolver los 4.000 euros de deuda que —según le dijeron— costaba hacer todos los trámites de su traslado.

Steven le mandó el billete por correo electrónico. Costaba 500 euros. Junto a ella viajó otra mujer en dirección a España, pero en Barajas no las dejó pasar la Policía. Permanecieron varios días en el aeropuerto hasta que asesoradas por un abogado de oficio pidieron asilo y lograron salir. Así es como llegaron al piso de la calle Ferroviarios, en el corazón del barrio madrileño de Usera. Según su relato, lo regentaba una mujer llamada Carolina V.C., que también estaba a cargo de un bar cercano, rodeado de comercios chinos y alguna casa de apuestas. En el local también se ejercía la prostitución, según la testigo protegida. En la casa vivían nueve chicas, aunque había mucha rotación, no siempre eran las mismas. Las normas las ponían Carolina y un hombre llamado Bairon N.Q., que dormía en el piso con ellas. Les daban la opción de ejercer en el domicilio o en el bar. También podían solapar ambos lados, lo que significaba doblar el turno. Esta mujer empezó con seis horas diarias todos los días en la casa, menos los domingos. Luego dice que le exigieron continuar en el bar los fines de semana, por lo que la jornada de trabajo se extendía hasta las tres de la madrugada. Bairon cobraba a los clientes y luego arreglaba cuentas con las chicas. A veces les daba menos de lo que les correspondía, pero quejarse tampoco estaba permitido. Ni dar el teléfono a los clientes.
 Estaba obligada a dar parte de su dinero al señor que vivía con ellas, además de un porcentaje por cada servicio sexual que prestase Esta mujer dice que Carolina y Bairon eran quienes imponían todas las condiciones, las tarifas y los horarios. Los preservativos, sábanas y servicio de lavandería se descontaban de lo que ganasen en la cama con los clientes. Cada semana estaba obligada a dar una parte de su dinero al señor que vivía con ellas, además de un porcentaje por cada servicio sexual que prestase. Las chicas dormían todas juntas repartidas en dos habitaciones. Ante los agentes del Grupo I de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, correspondiente a la Comisaría General de Extranjería, esta mujer les dijo que tenía miedo de denunciar por temor a represalias.

Miedo a ser localizada

A la chica que llegó con ella a España la amenazaron desde el principio porque se negó a pagar la deuda de los 4.000 euros. Una noche Steven le dio “una paliza”, les contó a los agentes en una primera declaración prestada en junio de 2020. Declaró de nuevo pasados unos días. Insistió en el miedo a ser localizada pese a que, según dijo, ya no mantenía contacto con ninguna de las chicas. Detalló que tuvo que esperar varios días en el aeropuerto y pedir asilo porque Steven, la persona que compró su billete, ni siquiera pagó la reserva de hotel que le iba a servir de coartada para hacerse pasar por turista.

Guillermo Martínez

La denuncia de la mujer y la investigación policial recayeron en el Juzgado de Instrucción número 37 de Madrid, que dirige la magistrada Purificación Elisa Romero. El pasado 28 de febrero emitió un auto al que ha tenido acceso El Confidencial en el que archiva las diligencias dirigidas contra Carolina y Bairon por un presunto delito de explotación sexual. Sí ordena, en cambio, seguir la investigación contra Steven por favorecer la inmigración irregular. La Fiscalía destaca que la testigo protegida sabía que venía a ejercer la prostitución, pero advierte de que eso no significa que no exista explotación. No obstante, el ministerio público sostiene en un informe del pasado 27 de enero que la denunciante mantuvo en todo momento su pasaporte, no siempre dormía en el piso ni la amenazaron o multaron por incumplir las condiciones. Los informes de la trabajadora social y de la psicóloga dijeron que su situación “puede ser compatible con la situación de explotación vivida”. También consta en la causa un informe psiquiátrico, según el cual la mujer presenta un “trastorno adaptativo de rasgos depresivos” que tiene su origen en los hechos denunciados.

“Pero pese a lo que informan los peritos —zanja la Fiscalía—, se considera que debe estarse fundamentalmente a las declaraciones de la testigo protegida y de dichas manifestaciones no se desprende una situación de explotación en los términos referidos por la jurisprudencia examinada”. Sí considera que Steven tiene en su contra indicios claros de favorecer la inmigración ilegal al haber pagado el billete de avión y lucrarse exigiendo a las mujeres una suma muy superior al precio del pasaje por las gestiones realizadas.
La versión de los acusados

Ninguno de los tres investigados quiso declarar en comisaría. Tan solo lo hicieron ante la jueza asistidos por un equipo legal integrado por los abogados penalistas Juan Gonzalo Ospina y Beatriz Uriarte. Su defensa se basó en demostrar que solo eran facilitadores de las labores de prostitución, pero que no ejercían ningún tipo de explotación. Steven dijo trabajar como taxista privado y que conocía a los otros de verlos en el bar de la calle Ferroviarios, pero negó cualquier relación con el piso en el que se prostituyen las chicas.

En una segunda declaración, admitió que también se gana la vida prestando dinero y cobrando un 25% de intereses. En esas actividades de usura enmarcó el hecho de haberles prestado varios miles de euros a unas chicas en septiembre de 2019. Según dijo, fue porque se lo pidió una amiga. Admitió también haber reservado un hotel para ellas y hasta ofrecerles un abogado cuando no las dejaban salir del aeropuerto.

Intento de suicidio

Reconoció haber visto a las dos chicas después en discotecas en compañía de un conocido suyo. A una de ellas la dejaron abandonada tras caer al suelo de espaldas. Dijo que estaba “como drogada o borracha”. Esa misma mujer, la que se negaba a devolver el dinero de la deuda y a la que supuestamente pegó una paliza, había tratado de suicidarse, según contó Steven a la jueza. Por su parte, Carolina lo negó todo. Dijo que en su bar no se ejercía la prostitución, que un colchón que tiene en el local es “para descansar”. Negó cualquier relación con una serie de listados que aparecieron en los registros en que se aprecia una actividad de prostitución. Bairon explicó que esas anotaciones son las cuentas de dos chicas a las que tiene realquilado el piso. Son dos prostitutas, pero afirma que ejercen porque ellas quieren. La Policía ha detectado que este hombre está detrás de anuncios publicados en la web de sexo Pasión.com. “Chófer para chicas. Precios económicos las 24 horas del día”. Los teléfonos de Bairon y de Carolina están vinculados a un total de 21 anuncios relacionados con la “búsqueda de chicas sudamericanas para trabajar en piso relax y bar de copas”.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #827 en: 20 de Mayo de 2022, 09:26:14 am »
No sé si habrán visto la serie Ozark, pero en una de las escenas el nuevo propietario del "club de tetas" les dice a las trabajadoras que ya no tendrán que hacer mas mamadas, y una de ellas,  pregunta...de que viviremos entonces?




Más de 1.500 burdeles, cinco millones al día... El negocio de la prostitución que Sánchez intenta abolir


España es el segundo consumidor de prostitución de Europa. Según los datos, 4 de cada 10 españoles ha demandado servicios sexuales alguna vez.
20 mayo, 2022 03:07GUARDAR
 ESPAÑA PROSTITUCIÓN
Domingo Díaz  @DomiDiaz7
El titular fue escrito hace apenas unos meses: España es el país europeo que más prostitución demanda y las redes estallan: “País de puteros”. El motivo era un dato recogido por APRAMP en la guía sobre la trata de personas con fines de explotación sexual, publicada el pasado octubre: el 39% de los ciudadanos en España han demandado alguna vez servicios de prostitución. Los otros datos estimados sobre la prostitución en España son 1.500 locales de alterne, movimiento de 5 millones de euros al día y unas 300.000 prostitutas.



Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #828 en: 25 de Mayo de 2022, 08:24:26 am »

La Policía de Almeida, en entredicho por su labor para combatir la publicidad de prostitución en Madrid


En 2021 solamente consta una única infracción con carácter delictivo
N. CABO
Martes, 24 de mayo de 2022
   

La publicidad en determinados barrios de Madrid con la que se ofrecen servicios sexuales lleva suponiendo un problema muchos años. Los llamados cromos de la prostitución que se reparten y se colocan en los parabrisas de los coches en determinados distritos de la ciudad fueron lo que llevó al consistorio en el anterior mandato a establecer junto a la Jefatura de la Policía Municipal un procedimiento de actuación recogido en la Instrucción 4/2017 sobre Actuaciones con tarjetas publicitarias que ofertan servicios de naturaleza sexual. No obstante, en 2021 solamente consta una única infracción con carácter delictivo realizada durante la Campaña de Navidad, donde se intervinieron un total de 7.500 tarjetas a un ciudadano cuando las estaba distribuyéndolas en los coches, lo que pone en entredicho la labor del cuerpo en este sentido.


En total, el número de expedientes es de 72, de los que 22 son por infracción a la Ordenanza Municipal de Publicidad Exterior y 50 son por infracción a la Ordenanza Municipal de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos, sin hacer ninguna distinción por este tipo de publicidad. No obstante, en función a las peticiones de información que han realizado desde Más Madrid, este grupo recrimina que no se pueda concretar el número de infracciones que son por el reparto de estas tarjetas de publicidad de servicios sexuales o similares.

Observando los números que indica la propia Policía Municipal se aprecia una dejación total por parte de 20 de los 21 distritos, de esta ecuación únicamente se puede excepcionar el trabajo realizado por el distrito de Usera, que además es donde se intervinieron un total de 7.500 tarjetas que dio lugar durante la Campaña de Navidad, y que según indican intervinieron las unidades especializadas de Policía Municipal, tales como la Unidad de Coordinación Judicial (UCJ), la Unidad de Gestión de la Diversidad (UGD) y la Unidad de Apoyo y Protección a la Mujer, Menor y Mayor (UAPMMM), pertenecientes a la Comisaría de Policía Judicial.


El distrito con mayor número de expedientes es Usera, con un total de 50, muy por delante que el siguiente que más cuenta, que es el distrito Centro con nueve. Con tres y cuatro sanciones están Chamartín y Carabanchel, respectivamente; con dos, Latina y Puente de Vallecas; y con uno, Retiro y Arganzuela.

Pese a contar en la Policía Municipal con una instrucción específica, la fijada en 2017, y preguntando por cuestiones como el número de sanciones administrativas por reparto en vía pública de flyers ofreciendo servicios sexuales, personas identificadas al respecto, número de flyers decomisados, distritos donde se han llevado a cabo estas intervenciones y qué medidas se han adoptado, entre otras cuestiones, la respuesta obtenida carece de estas especificaciones, aclarando que este problema de los flyers de naturaleza sexual no lo tienen como dato exclusivo y ofreciendo datos que se mezclan con otras infracciones a la ordenanza de limpieza y de publicidad exterior.


El objetivo de la Instrucción
El objetivo con esta instrucción de 2017 era ir más allá de la denuncia por infracciones administrativas en las que se incurre con la distribución de esta publicidad ilícita. Se pretendía realizar un mapeo e identificación de puntos de atención prioritaria para la realización de patrullajes disuasorios, e intervenciones educativas directas en centros escolares, además de con adultos de las comunidades de aprendizaje correspondientes.

También se pretendía con ella investigar las vías de abastecimiento de los repartidores, las personas o las empresas contratantes de los servicios, los locales o empresas que realizaran la impresión de la publicidad, la localización de los lugares donde se desarrollen los servicios publicitarios y, sobre todo, la determinación del consentimiento de las mujeres para la difusión de las imágenes utilizadas.



¡Este verano elige un crucero Costa con excursiones incluidas!
¡Este verano elige un crucero Costa con excursiones incluidas!
Promo Super Todo Incluido
Las personas que padecen dolores de cadera y rodilla deben saberlo.  ¡Mire!
Las personas que padecen dolores de cadera y rodilla deben saberlo. ¡Mire!
waNNki.com
Diviértete explorando con un California a tu medida
Diviértete explorando con un California a tu medida
Volkswagen
Garamendi, sobre la visita del emérito: “No tiene por qué dar explicaciones”
Trending in Politics
Garamendi, sobre la visita del emérito: “No tiene por qué dar explicaciones”
La polémica afirmación de Bertín Osborne sobre la vuelta del emérito a España
Trending in Politics
La polémica afirmación de Bertín Osborne sobre la vuelta del emérito a España
Las redes estallan por esta acusación de la Falange a Vox: "Tremendo"
Trending in Politics
Las redes estallan por esta acusación de la Falange a Vox: "Tremendo"
Garamendi, sobre la visita del emérito: “No tiene por qué dar explicaciones”
Trending in Politics
Garamendi, sobre la visita del emérito: “No tiene por qué dar explicaciones”
AUTONOMÍAS
Almeida exige la justificación de subvenciones que aún no ha pagado
Los promotores culturales se preguntan cómo se les pueden pedir nuevos proyectos sin haber recibido las ayudas que se les comprometieron
J. R.
Martes, 24 de mayo de 2022
   
Almeida pide la justificación de subvenciones que aún no ha pagado. EP
Almeida pide la justificación de subvenciones que aún no ha pagado. EP

El pasado 15 de mayo finalizó el plazo para que los promotores de festivales, muestras, certámenes, congresos y otros eventos culturales que habían sido adjudicatarios de las ayudas de la convocatoria para 2021 procediesen a su justificación, entregando una relación numerada clasificada de los gastos financieros con la subvención concedida. No obstante, a día de hoy, los beneficiarios todavía no han recibido el importe de la subvención que les fue concedida, tal como afirma Pilar Perea, concejala de Cultura de Más Madrid.

De este modo, han tenido que justificar los gastos de una subvención que aún no han recibido. Pero, para agravar más la situación, los promotores culturales afectados por esta gestión de la subvención para 2021 ven que el plazo para concurrir a la siguiente convocatoria para los años 2022 y 2023 se les acaba este martes 24 de mayo.

Así, a modo resumido, los promotores tienen que justificar los gastos de la subvención de 2021 que no han recibido al tiempo que tienen que presentar la documentación necesaria para pedirla para los años 2022 y 2023.

Es por ello que muchos de estos profesionales se preguntan cómo el Ayuntamiento de Madrid puede pedirles que presenten nuevos proyectos sin haber recibido las ayudas comprometidas para los ya ejecutados el año pasado, además de que, si finalmente concurren, podrían verse privados de la nueva subvención si, por cualquier otra circunstancia, deben realizar algún reintegro de la anterior, según dispone el artículo 34.5 de la Ley General de Subvenciones.

En total, la Junta de Gobierno de Madrid acordó en abril de 2021 autorizar el gasto de 500.000 euros con cargo a la aplicación presupuestaria de ‘Otras subvenciones a empresas privadas’ y 650.000 euros con cargo a la aplicación de ‘Otras transferencias a instituciones sin fines de lucro’. Y fue en diciembre de ese año cuando se publicó en el BOAM la resolución por la que se aprobaba la concesión definitiva de la convocatoria pública de subvenciones en este sentido.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #829 en: 29 de Mayo de 2022, 08:18:21 am »

VALENCIA ENSAYA LA PROHIBICIÓN

Hablan las prostitutas contra la abolición: "Quieren legislar con su moral en la mano"


El sindicato OTRAS presenta un duro escrito de alegaciones contra el cambio en la ley valenciana de espectáculos que promueve la socialista Gabriela Bravo. El Confidencial ha estado con ellas

Por Víctor Romero. Valencia
29/05/2022 - 05:00

Martina enseña una de las habitaciones del establecimiento en el que vive y trabaja. "Ves. Pese a lo que dicen, no estamos secuestradas ni nada. Estamos en buenas condiciones", afirma mostrando el espacio, con dos camas y un aseo con ducha incorporado, en el que descansa una de sus compañeras. A primera vista, sorprende que pisemos uno de los locales urbanos que es posible encontrar por Internet como lugar de citas en Valencia. Es un edificio de dos plantas rehabilitado en un barrio popular de la ciudad, con una reforma integral interior que recuerda a la de cualquier hotel de las grandes cadenas, con suelos enmoquetados, puertas con apertura electrónica, algunos (pocos) espacios comunes y un patio central abierto con una piscina y zona de descanso. El estilo y la decoración están bastante alejados del imaginario común de un prostíbulo con luces rojas y rincones oscuros y secretos.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #830 en: 06 de Junio de 2022, 09:27:42 am »

Retrato del putero español: "Muchas veces sacaban a las mujeres en fila y tú elegías"


 Primeras experiencias sexuales, ocio y diversión en grupo, desconexión después de la jornada laboral o ausencia de pareja son algunas de las razones que exponen los hombres para acceder al sexo de pago
 Analizamos el perfil del cliente de prostitución de la mano de dos trabajos de investigación confeccionados a partir de entrevistas personales
 
Sabela Rodríguez Álvarez

5 de junio de 2022 19:43h
@SabelaRulinha
"¿Quién te dice 'yo me voy de putas'? La gente no lo dice, pero la mayoría de los hombres o se han ido o se van o se irán, esto es así". El que hace la afirmación tajante es, efectivamente, putero. Y es además uno de los quince testimonios que recoge la socióloga Beatriz Ranea Triviño en su tesis doctoral Masculinidad hegemónica y prostitución femenina: (re)construcciones del orden de género en los espacios de prostitución en el Estado español [disponible en este enlace]. Una investigación que acerca las experiencias y testimonios de los hombres que consumen prostitución, uno de los grandes pilares de un debate más candente que nunca.

"Todo el mundo va de putas, pero está muy mal visto ir de putas", coincide otro cliente, un hombre de 28 años y casado. Esta vez se trata de un testimonio contenido en el libro El putero español (Catarata, 2015), confeccionado a partir de casi una treintena de entrevistas por todo el país y firmado por Águeda Gómez Suárez, Silvia Pérez Freire y Rosa María Verdugo. "Prestan un servicio necesario a la sociedad y más demandado de lo que alguna gente quiere admitir", suscribe otro joven de 21 años. Algunos incluso denuncian el supuesto estigma que recae sobre el consumo: "Está mal visto, es como si fueses un judío en la Alemania nazi", argumenta otro de los entrevistados.

Los datos sobre consumo de prostitución en España no son abundantes y muchos de los estudios que han tratado de dar una respuesta están ya desactualizados. Pero la información existente permite trazar una imagen aproximada de la situación. En el año 2009, el CIS publicó su Encuesta Nacional de Salud Sexual, con un millar de personas entrevistadas. El 5,1% de los hombres encuestados contestó que su primera experiencia sexual fue con una persona a la que pagó y el 10,2% afirmaron haber pagado por sexo alguna vez a lo largo de su vida. El 21,9% reconoció haberlo hecho más de una vez y el 4,6% en los últimos doce meses. La tesis citada concluye que, aproximadamente, el total de hombres que ha pagado por prostitución alguna vez en su vida oscila en torno al 32%. Similares cifras manejan las Naciones Unidas. En 2010 señaló en su informe sobre la globalización del crimen que el 39% de los hombres españoles ha pagado alguna vez en su vida por prostitución.

El pasado 19 de mayo, el Grupo Socialista registró una proposición de ley abolicionista de la prostitución que incluye, como principal novedad, el reproche penal de los clientes. "Las personas que recurren a las mujeres en situación de prostitución participan directamente del entramado que sostiene esta grave vulneración de los derechos humanos", argumenta el grupo. "El hecho de convenir la práctica de actos de naturaleza sexual a cambio de dinero u otro tipo de prestación de contenido económico, será castigado con multa de 12 a 24 meses", detalla el texto. Con esta medida, los socialistas se aproximan a la legislación de los países nórdicos y al modelo francés, a los que siempre han mirado como referentes.

"Todos son hombres machistas"
"No hay un perfil sociodemográfico, ni existe un nivel económico o formativo común, ni comparten una edad". Así explica Ranea Triviño sus conclusiones en conversación con infoLibre. Pero sí hay un punto en común, que no por obvio pierde peso: "Coinciden en que son hombres y en su visión sobre las mujeres", asiente. Las entrevistas destapan "unos discursos en los que la cosificación de las mujeres va desde lo explícito hasta lo sutil. Pero todos reproducen la cultura machista: la mujer está ahí para satisfacerles". La socióloga Águeda Gómez Suárez, coautora del libro anteriormente citado, llega a las mismas conclusiones: "Todos son hombres machistas". En ambos trabajos, detallan sus autoras, las técnicas de investigación son cualitativas: es decir, el número de entrevistas no es lo suficientemente cuantioso para sacar conclusiones estadísticas, pero las conversaciones sí aportan detalles significativos que permiten extrapolar las conclusiones a perfiles sociológicos similares.

¿Y por qué un hombre decide acercarse a la prostitución por primera vez? Según el trabajo de Ranea Triviño, el principal motivo sigue estando anclado en la primera experiencia sexual, pero también existen otros, fundamentalmente ligados al ocio y diversión en grupo o la ausencia de una pareja sexual. "Lo ves tan fácil que luego te acostumbras a eso y ya pasas de ligar, pasas de perder el tiempo", dice uno de los entrevistados. "Ya lo hago pues como el que coge el metro, como el que monta en coche todos los días", suscribe otro, "lo veo como un servicio que utilizo por necesidad". Algunos incluso describen el consumo de prostitución como una suerte de adicción: "Si lo pruebas y te gusta no lo vas a dejar", señala uno de los participantes en la tesis, quien reconoce que él "probablemente" no será nunca "fiel" a ninguna pareja.

"Las mujeres no toleran nada"
El ocio grupal, analiza la socióloga, tiene mucho peso a la hora de "reconocer el estatus de hombría". Un hombre, señala, no lo es porque él mismo lo diga, "sino porque el grupo lo reconoce como tal". "Te dicen ¡venga, vamos aquí! Es muy raro que uno diga que no, y si hay alguno que dice que no, acaba yendo. ¿Por qué? Pues porque la gran mayoría ha dicho que sí", expresa otro de los hombres. Tanto Gómez Suárez como Ranea Triviño coinciden en el peso que tiene en sus conductas la idea de "ser hombre". "No están comprando sexo, están comprando poder", afirma la primera, un tipo de poder "vinculado a la construcción de una identidad masculina" que queda "reforzada por el grupo, por el reconocimiento de los otros a través del cuerpo de las mujeres". También existe una "comparación constante entre lo que ocurre dentro de los espacios de prostitución y lo que ocurre fuera": el acceso al sexo de pago se presenta como el camino fácil, reseñan los hombres, una manera de "no invertir esfuerzo, ni tiempo, ni seguir el ritual de ligoteo".

Y por eso es también un espacio sin limitaciones. Los entrevistados deslizan la ausencia de límites como ventaja de la prostitución y de hecho "lo que identifican como mala experiencia se presenta cuando hay límites a su deseo", explica Ranea Triviño. Uno de los varones que participan reconoce: "Las mujeres de las generaciones un poco más jóvenes que la mía, de treinta y tantos, ya no te pasan ni una, no toleran nada. Pero en la prostitución sí porque tú estás pagando para que te aguanten, te escuchen, te acepten todo". Otro de los participantes afirma, sin titubeos, que el fin de la prostitución, de hecho, daría pie a una escalada de violencia sexual: "Sin la prostitución habría bastante tensión en la sociedad. Podría aumentar el número de agresiones sexuales y de violaciones".

Sin la prostitución habría bastante tensión en la sociedad. Podría aumentar el número de agresiones sexuales y de violaciones

"¿Quién no tiene 20 euros o 30?"
La procedencia de las prostitutas está absolutamente presente en los relatos de los puteros, algo que la autora de la tesis ha dado en bautizar como "racismo sexualizado". Hay un elemento de "vulnerabilidad entre las mujeres de origen migrante, muchas en situación administrativa irregular y racializadas", un contexto totalmente invisible a ojos de los clientes. "Ellos establecen categorías en función del origen o la racialidad, como si fueran objetos de consumo, productos a probar", señala la socióloga. De hecho, cuando los entrevistados "hablaban del origen de las mujeres, utilizaban la palabra probar". "He dado la vuelta al mundo, normalmente latinas y rumanas", sostiene uno de los sujetos; "he probado asiáticas, un poco de todo, pero realmente a lo que suelo tirar es a las rumanas, rubitas", dice otro; "las latinas son más calientes que las que son ucranianas o rumanas, más frías", sentencia un tercero.

En esa suerte de catálogo, uno de los consumidores reconoce: "En los pisos te daban a elegir. Muchas veces sacaban a las mujeres en fila y tú elegías. Yo soy el que paga y eliges, pero eso es la prostitución".

Otro de los entrevistados lo liga a una forma de relajarse: "Te vas al trabajo, estás un poco estresado y le digo a un compañero ¡vámonos al club!". Ahí entra en juego la accesibilidad de la prostitución, pues ni su ejercicio ni su demanda son ilegales, aunque el proxenetismo sí está castigado en el Código Penal. Es algo, reconocen, "muy sencillo porque ¿quién no tiene 20 euros o 30? Todo el mundo, hasta chavales de 18 años".

"Colmar una necesidad"
El libro El putero español disecciona cuatro tipo de clientela: el misógino, el consumista, el amigo y el crítico. El cliente misógino es aquel para quien la prostitución es "algo normal y necesario". No observan ninguna "zona oscura" –Ranea Triviño afirma haberse encontrado "negacionistas de la trata"– y naturalizan la existencia de la prostitución "al considerarla consustancial a la humanidad".

Estos hombres hablan de consumir "sexo de calidad, cambiar la rutina de la vida en pareja o satisfacer las necesidades fisiológicas", aunque también argullen que la gran mayoría de mujeres "no son tan activas sexualmente como ellos, por lo que se ven abocados a acudir a estos servicios". Uno de los hombres entrevistados para el libro sugiere que "algunos [hombres] necesitan mantener relaciones sexuales equis días durante el mes o durante la semana, y como no tienen cumplidas sus necesidades por su pareja, o como no pueden ligar con nadie, acuden a una prostituta para colmar una necesidad".

El cliente consumidor está compuesto fundamentalmente por jóvenes "sobradamente preparados, formados e informados", incluso críticos con la herencia machista del pasado. Algunos aluden al trabajo sexual voluntario: "Mientras las chicas que ejercen lo hagan de forma voluntaria, no hay nada de malo en ello", sostiene una de las voces plasmadas en el libro. Las autoras perciben, en este grupo, un discurso contradictorio: "Buscan mujeres iguales y compañeras como pareja o amigas, y a la par, a las mujeres en prostitución las tratan como mercancía, como un producto de consumo más". Este tipo de cliente tiende a acceder a la prostitución como una suerte de "rito de iniciación" o "por cuestiones sociales, emulando al grupo de amigos".

El llamado cliente amigo es aquel que adopta una "actitud amable cuando compran sexo de pago". "No tengo pareja estable y en este momento tampoco me planteo tenerla y de esta forma cubro mis necesidades físicas. Responden a mis fantasías y con alguna chica siento que puede haber cierta conexión afectiva", expone uno de ellos.

Finalmente, el perfil crítico reconoce la desigualdad de género y las "injusticias que sufren las mujeres en un entorno patriarcal y capitalista". Este tipo de cliente, observan las investigadoras, están también en ocasiones arrepentidos del consumo. "Una vez un cliente me llevó a un piso donde solo había menores… Yo no pude, no pude ir con ninguna. Es muy fuerte… Pensé en mis hermanas", admite un joven de apenas treinta años.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #831 en: 07 de Junio de 2022, 19:44:37 pm »
ABOLICIÓN CONTRA REGULACIÓN

Los comunes se desmarcan del Gobierno y votan 'no' a tramitar la ley para abolir la prostitución


La norma presentada por el PSOE, de tan solo tres artículos, castiga toda clase de proxenetismo y también el lucro por alquilar un espacio donde se prostituye a una persona


Miguel Ángel Rodríguez
Madrid 07 de junio del 2022. 18:44

Los siete diputados de En Comú Podem se han desmarcado del resto de Unidas Podemos y del PSOE y han rechazado aceptar a trámite la proposición de ley de los socialistas para abolir la prostitución. Pese a que desde el Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero, abogaron este lunes por aceptar la iniciativa y abrir el debate, los 'comunes', abiertamente regulacionistas en lo referente a la prostitución, darán un 'no' al texto con el beneplácito de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que ha permitido la libertad de voto. Aún así, la proposición de ley continuará su camino con el respaldo del resto del espacio morado y del PP.


La norma presentada por el PSOE, de tan solo tres artículos, castiga toda clase de proxenetismo y también la tercería locativa. Este último punto supone penar el lucro por alquilar un espacio donde se prostituye a una persona. Los 'comunes' alegan que esto supondría la clandestinización de la actividad, peores condiciones de trabajo y dificultades en el acceso o, incluso, la pérdida de la vivienda. Los socialistas intentaron introducir estos puntos en la ley del 'solo sí es sí', aprobada hace unas semanas, pero se vieron obligados a retirarla ante la amenaza de varias formaciones de la izquierda de no apoyar la norma en su conjunto

El debate interno que se ha producido a costa de esta norma se ha materializado este martes con los diputados de Podemos e IU votando a favor de la tramitación de la proposición de ley y los 'comunes' rechazándola. Han sido estos últimos los que han solicitado a Díaz, líder del espacio morado, libertad de voto en una cuestión fundamental para ellos.


El resto del grupo parlamentario ha decidido permitir que la iniciativa se estudie en el Congreso. "Esperamos que esta proposición de ley sea admitida a trámite puesto que se sumará a los esfuerzos que el Gobierno viene realizando a la lucha proxeneta", apuntó este lunes la secretaria de Estado de Igualdad y dirigente de Podemos, Ángela Rodríguez. Este martes, la dirigente morada Sofía Castañón reiteraba desde la tribuna de la Cámara Baja que era necesario iniciar el debate "desde la capacidad de llegar a acuerdos y consenso".



Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 51136
  • Verbum Víncet.
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #832 en: 07 de Junio de 2022, 19:56:12 pm »
Podemos va camino de la soledad más absoluta. . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #833 en: 02 de Julio de 2022, 12:09:52 pm »


La mentira de OnlyFans: proxenetas digitales pagan 400 € al mes a mujeres por suplir a 'modelos' famosas


KC Incorporation es sólo una de las muchas agencias con las que ha contactado EL ESPAÑOL que tratan de rentabilizar el cuerpo de las modelos.
2 julio, 2022 03:40GUARDAR

 APLICACIONES MÓVILES INTERNET PROSTITUCIÓN SEXO
María Paredes
Asomarse a la plataforma OnlyFans es encontrar un auténtico rosario de cuerpos voluptuosos que se ofrecen a cambio de dinero. En concreto, más de un 97% de cuerpos femeninos frente a menos de un 3% de cuerpos de varones, según las estadísticas de Hubite, una startup española que muerde del pastel millonario de OnlyFans proporcionándole un motor de búsqueda del que la plataforma inglesa carece.

En total, en el mundo son más de un millón y medio de cuentas de creadores digitales -como OnlyFans llama a los modelos- y 82 millones de fans suscritos, que solo pueden acceder al contenido total de las cuentas previo pago de cantidades estipuladas. Por ejemplo, Gabby es una rubia con más de 600 suscriptores que se anuncia bajo el lema "azúcar, especias y todo bonito", una declaración de intenciones que acompaña de los emojis de una piruleta, unas cadenas, un corazón negro, varias gotas y un melocotón. De ella, en abierto, solo podemos ver dos fotos: en una aparece demandando silencio, su dedo índice posado sobre su boca carnosa; y en la otra se muestra de perfil, muy escorada, casi de espaldas al objetivo. Para ver algo más de su contenido tendríamos, como sucede con el resto de cuentas, que pagar una cantidad determinada, la que cada creador digital establece, y que no suele bajar de los 10 dólares mensuales.


Cuando un usuario de la plataforma paga dicha suscripción, tiene derecho a chatear con la modelo (por el porcentaje abrumador de mujeres en OnlyFans usaremos, a partir de aquí, el femenino) y se le ofrece, además, otro tipo de servicios, que van desde la visualización de contenidos eróticos o pornográficos hasta el sexting. Estos suelen tener un coste añadido, además del precio como tal de la suscripción. Teniendo en cuenta que muchos de estos perfiles cuentan con miles de suscriptores y están, durante todo el día, atendiendo su chat y enviando fotos y vídeos exclusivos, ¿cómo pueden dar este servicio a tantísimas personas, las 24 horas del día?


Un fragmento de conversación con Alyson Eckmann en Onlyfans.

Un fragmento de conversación con Alyson Eckmann en Onlyfans.

Es probable que les suene el nombre de Alyson Eckmann. Estadounidense de cuna, durante años fue un rostro conocido en España por participar en programas como Tu cara me suena, Sálvame, Un príncipe para Corinna o Gran Hermano VIP, cuya edición número cinco llegó a ganar en el año 2017. Eckmann también encarnó un personaje episódico en la célebre La que se avecina e hizo radio: concretamente fue la presentadora del programa No te cortes de Los 40 Principales desde 2013 a 2016.

Por esto nos resultó especialmente sorprendente lo que sucedió cuando nos suscribimos a su canal de OnlyFans (la americana tiene en la plataforma una cuenta con la friolera de 157.000 likes acumulados en sus publicaciones) y comenzamos a chatear con ella.

["Deja de regar, zorra, que me jodes los Picasso": el marqués de Serrano tenía atemorizados a sus vecinos]

En un momento de nuestra charla, le preguntamos si le gustaría hacer radio algún día y ella nos despachó diciendo que sí, que quizá "un día" la haga. No se refirió en ningún momento a su dilatada y reseñable trayectoria radiofónica. Al preguntarle, en otro punto de la conversación, si conocía Canarias (donde rodó Un príncipe para Corinna), contestó que le "encantaría, pero no, amor". Eso sí, a cambio nos mandó "un pequeño regalo de bienvenida", otra de las fotos bloqueadas que podríamos haber visto si hubiéramos abonado cinco dólares más.

Cuando al fin le preguntamos si realmente estábamos hablando con ella, con Alyson Eckmann, quien quiera que sea que estuviera al otro lado de la pantalla contestó lo siguiente: "Obvio, bebé, qué raro tener a alguien hablando por mí". Y acompañó su mensaje del emoji del mono que se cubre los ojos, por no querer ver más nada ya del mundo.


Alyson Eckmann niega en la conversación haber estado en Canarias, pese a rodar ahí un programa de le televisión.
Alyson Eckmann niega en la conversación haber estado en Canarias, pese a rodar ahí un programa de le televisión.

A nosotros también nos cuesta ver esta realidad, o más bien entenderla, por lo increíble que resulta: igual que la de Alyson, otras miles de cuentas de OnlyFans están siendo controladas por una suerte de proxenetas digitales que sacan tajada de los cuerpos de otras personas. Una vuelta de tuerca al chulo de toda la vida, en versión digital. Porque la definición de prostitución en el diccionario de la RAE dice lo siguiente: "Actividad de quien mantiene relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero". Por tanto, aunque estas relaciones sexuales sean virtuales, quien se aprovecha de los beneficios que estas generan ejerce el proxenetismo.

¿Quién está detrás?
Haciendo una búsqueda por internet damos con varias ofertas de trabajo que llaman nuestra atención. Varias de ellas nos remiten a una empresa llamada KC Incorporation, radicada en Barcelona. El puesto que ofertan es el de online chatter (chateador en línea), y como requisitos para aspirar al mismo demandan: "Ser capaz de chatear con los fans como si fueras la modelo" enviándoles mensajes "atractivos", además de "lograr buenas ventas durante el turno", para lo cual es indispensable "saber vender el material de la modelo". Una de las ofertas del online chatter se circunscribe a Manila, de modo que los trabajadores que la aceptan chatean desde la ciudad filipina haciéndose pasar por modelos de cualquier parte del globo, y engatusando a sus suscriptores para que quemen la tarjeta de crédito. Todo, a cambio de un salario de 200 euros al mes por media jornada de trabajo y 400 por la jornada completa.

KC Incorporation, radicada en Barcelona, oferta un trabajo de 'online chatter '.
KC Incorporation, radicada en Barcelona, oferta un trabajo de 'online chatter '.

La empresa responsable de la precaria oferta tiene página web, y en ella se anuncia de este modo (hemos traducido del inglés, pues la página web está íntegramente escrita en ese idioma): "Ofrecemos estrategias de marketing y promociones para mantener el compromiso y asegurar la proyección de crecimiento de sus cuentas. Nuestro objetivo es estimular drásticamente la demanda de sus productos. Nos especializamos en promociones de artistas, promociones en redes sociales y promociones de personas influyentes. Contamos con un equipo de especialistas en marketing y gerentes de campaña para cada cuenta que manejamos". Para encontrar una alusión más directa a su labor como agentes intermediarios de las modelos de OnlyFans tenemos que rastrear sus redes sociales. En Instagram, por ejemplo, nos encontramos con toda una serie de post que alientan a la mujer a empoderarse a través de la exhibición de sus cuerpos. Uno de ellos muestra los dibujos de una barman, una profesora de lengua, una limpiadora, un juez, un dependiente de una hamburguesería y una chica en sujetador enviando besos a través de su teléfono móvil, simulando estar en plena sesión de sexting. Debajo de cada uno podemos leer la siguiente leyenda: "Un buen trabajo".


Un post de KC Incorporation que alienta a la mujer a empoderarse a través de la exhibición de su cuerpo.
Un post de KC Incorporation que alienta a la mujer a empoderarse a través de la exhibición de su cuerpo.

Otro de los post de KC Incorporation en Instagram refiere claramente que ofrecen "manejo de bandeja de entrada 24 horas para mantener a los fans de las cuentas". En Twitter son también activos y se publicitan así: "¿Buscas un mánager para OnlyFans? ¡Echa un vistazo ahora a nuestros servicios!" y, mediante un link, remiten a una página (distinta a su web principal) en la que despliegan una oferta de servicios desparramados por medio mundo, y tan dispares como seguros de salud o planes para perder peso.

Para tratar de aclarar todo lo que concierne a esta empresa y cuál es el beneficio que obtienen por ejercer de proxenetas digitales de las modelos de OnlyFans, llamamos a los dos teléfonos que encontramos. Uno de ellos, el móvil, ni siquiera da tono de llamada. La comunicación se corta apenas marcamos. Por Whatsapp tenemos más suerte: nos identificamos como periodistas y nos facilitan una dirección de correo electrónico a la que enviar nuestras preguntas. Lo hacemos, ofreciendo un plazo razonable para que nos contesten pero, superado este, KC Incorporation da la callada por respuesta.

Ingenieros de 'marketing' digital
"Las agencias se quedan mucha comisión y acaban las fotos a saber dónde. A ver, supongo que habrán de fiar, pero muchas son fakes", nos cuenta Sandrita20, una barcelonesa que vive en Menorca y que ofrece contenido erótico de su cuerpo (y por privado también desnudos y contenido "más sexual") a través de OnlyFans. Ella no ha caído en las redes de los proxenetas digitales, porque tiene quien le ayude con la tarea de atender a sus clientes: su propio novio. "Él me hace las fotos y habla con los fans", afirma. Empezó en la plataforma hace dos años, "cuando por la cuarentena no se podía trabajar" y dice que buscó con ello "una manera de sacar dinero", ya que siempre le ha gustado su cuerpo y ha estado "a gusto mostrándolo". Sandra nos pone tras la pista diciéndonos que hay un montón más de agencias en Instagram que tratan de rentabilizar el cuerpo de las modelos.

Una agencia de Instagram que trata de rentabilizar el cuerpo de las modelos.
Una agencia de Instagram que trata de rentabilizar el cuerpo de las modelos.

Y es cierto: ponemos en el motor de búsqueda las palabras clave y aparecen una sarta de agencias que prometen llevar las cuentas de las modelos de OnlyFans a la excelencia. Por ejemplo, AgenciaOnlyf69 se anuncia así: "Somos ingenieros de marketing digital y hacemos publicidad para que llegues a lo más alto, más suscripciones, más fans, posicionamiento, crecimiento en tus redes". El número de teléfono que muestran es de Colombia. Escribimos y a las pocas horas recibimos un audio de una tal Laura que se anuncia como la ingeniera de marketing encargada de "la apertura, verificación, monetización e integración del mercado de pago" y nos pregunta si ya tenemos cuenta de OnlyFans o se trata de nuestra primera vez. Le decimos que sí, que queremos abrirla por primera vez, y le pedimos ayuda en el proceso. "Vale, no hay problema, la apertura de la cuenta te la hacemos en 50 euros, te abrimos la cuenta y la monetizamos, también del método de pago para que puedas recibir el dinero de tu Only y lo puedas enviar a tus cuentas de banco. Te la entregaríamos lista para trabajar".

Seguimos adelante en nuestra conversación, y la tal Laura nos pide que realicemos el pago inicial por Western Union o Moneygram. Solo entonces se asegura de que seamos mayores de edad. Le confirmamos que sí y le hacemos la pregunta clave, aduciendo que vivimos con nuestros padres y no podremos atender el chat constantemente, así que ¿podrán hablar ellos con los seguidores? En ese momento nuestro interlocutor cambia, pues recibimos otro audio y esta vez la voz es la de un varón: "Te voy a explicar un poquito, tú subes el contenido que tú quieras, explícito o no tan explícito, ahora con el que se está ganando más es con el contenido explícito (…). Si nos das una comisión o un porcentaje, tú solo te encargarías de las fotos, nosotros haríamos todo el tema de publicidad y de implicar a la gente y tú solo te tomarías las fotos". Le preguntamos entonces cuál sería esa comisión, y salen por peteneras: "Dependiendo de cuánto estés ganando lo hablaríamos y llegaríamos a un acuerdo, un acuerdo legal". Por último, nos lanza otra propuesta: "Y podemos bloquear también si quieres para que no te vea nadie de España, que te vean de otro país, y así".

Contactamos con la Agencia Only69, una suerte de agencia de proxenetas digitales, para que nos explique cómo funciona OnlyFans.
Contactamos con la Agencia Only69, una suerte de agencia de proxenetas digitales, para que nos explique cómo funciona OnlyFans.

No son los únicos. Como decimos, Instagram está plagado de este tipo de agencias mediadoras. Escribimos a otra, que lleva por nombre Instapromo Colombia y se anuncia en redes como Onlyfans.agencia. Ellos tienen un estilo más agresivo y, al no ver una foto de perfil en el chat desde el que escribimos, nos instan a mandarles una. Nos resistimos preguntando si la necesitan para saber si su interlocutora es guapa. Y, para nuestra sorpresa, responden abiertamente que sí: "Sí, dependiendo de tu perfil es la estrategia que abordaríamos. Hay diferentes formas de obtener seguidores". Le preguntamos cuáles. No hay tu tía: "Primero necesito verte". Ya no vale con pagar por el proxenetismo digital, las chicas que deseen ser representadas tendrán además que encajar en los cánones de belleza de estos nuevos chulos digitales.

[El doctor que intervino a Silvia, la joven en la UCI por una operación estética: "Salió todo bien"]

La respuesta de OnlyFans
Pero ¿qué opina la propia plataforma de todo esto? Nos ponemos en contacto con el gigante inglés del sexo digital para preguntarle, en primer lugar, si conoce esta realidad. En un primer momento se muestran accesibles y aceptan que les hagamos unas preguntas al respecto. Después, sin embargo, una persona distinta a la que había aceptado responder nos corta en seco: "OnlyFans no tiene nada que añadir aparte de lo contenido en los términos de servicio", nos escribe, y hace acompañar su negativa de la recomendación de leer el punto siete de dichas cláusulas.

La agencia Onlyfans.agencia tiene un estilo agresivo y pide fotos a las posibles nuevas modelos antes de ayudarles.
La agencia Onlyfans.agencia tiene un estilo agresivo y pide fotos a las posibles nuevas modelos antes de ayudarles.

En él dejan claro que cualquier persona que se registre en OnlyFans debe comprometerse a mantener "la confidencialidad y la seguridad de su cuenta/datos inicio de sesión, incluidos sus datos de usuario, contraseñas y cualquier otra información que forme parte de los procedimientos de su seguridad, y que no los revelará a nadie más". Además, remarcan que cada usuario de la plataforma es responsable de toda la actividad de su cuenta incluso si, "en contra de lo estipulado en los términos de servicio, otra persona usa su cuenta". Lo único que la compañía se reserva es el derecho a revisar las cuentas para verificar el cumplimento de estos términos de servicio, pudiendo llegar a suspender las mismas si su propietario hace caso omiso de las normas. Eso sí, aclaran que es simplemente un derecho que se guardan: "Podemos, pero no estamos obligados a moderar o revisar su contenido para verificar el cumplimento de los términos de servicio". La manera perfecta de tejer un vacío legal.

Nos dejan por tanto sin saber si, tal como les preguntábamos, tienen contemplada alguna medida para detener el avance del proxenetismo que, como una mancha grasienta, va expandiéndose sin control en su plataforma.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #834 en: 03 de Julio de 2022, 19:35:47 pm »


Retrato del putero en España: “Vas, pasas un rato con los amigos, follas y para casa. Y no es carísimo”


Los estudios sobre los hombres que pagan por sexo son escasos y las cifras, antiguas. No hay un perfil determinado; puede ser cualquiera, aunque con una característica común: son machistas
Un grupo de hombres entraba el 16 de junio al club nocturno Vive Madrid, en el distrito de Tetuán de la capital.
Un grupo de hombres entraba el 16 de junio al club nocturno Vive Madrid, en el distrito de Tetuán de la capital.
DAVID EXPÓSITO
Isabel Valdés
ISABEL VALDÉS
Madrid - 03 JUL 2022 - 05:30 CEST
—¿Dónde estabais?


—De putas.

La primera vez fue una Navidad de hace 12 años. El que preguntaba tenía 22 años y quien respondía, 19. Desde entonces, aquello se ha repetido un par de veces al año, incluido 2020, el más agudo de la pandemia de covid. Lo cuenta al teléfono el más joven, no le importa admitirlo, no ve “qué hay de malo” en esos “viajes” por una comarcal hasta una autovía de vez en cuando, pero no quiere que aparezca su nombre ni sus iniciales, dónde vive ni en qué trabaja. “No quiero que toda España sepa que vamos de putas porque te acaban diciendo putero, aunque seguro que más de uno de los que lo dirían también va. Pon Manuel”, dice. Sabe y reconoce que es un putero, y también lo dice, entre risas, pero no quiere que lo acaben llamando así.


¿Cuántos más hay en España? ¿Quiénes son? ¿Por qué van? Los análisis en profundidad son tan escasos y la mayoría tan antiguos, la realidad tan compleja y la sociedad tan cambiante que hay pocas certezas.

El cálculo es que alrededor de un millón de españoles han pagado por sexo en el último año, un 5% de la población masculina, pero es eso, una estimación, porque desde hace más de una década las cifras parecen no haberse movido demasiado. La falta de estudios amplios no deja ver una foto exacta. La encuesta de salud y hábitos sexuales del INE de 2003 estableció que el 25,76% de los hombres de 18 a 49 años habían hecho uso de la prostitución alguna vez en su vida y el 5,83%, en el último año.

En 2008, otro estudio del Instituto de Salud Carlos III actualizó ligeramente esas cifras (aunque también partió de las anteriores del INE) y fijó en el 25,4% los que habían pagado alguna vez, en el 13,3% quienes lo habían hecho en los últimos cinco años y en el 5,7% en los últimos 12 meses. Ese mismo año, la encuesta sobre actitudes y prácticas sexuales del CIS subió hasta el 32,1% los hombres encuestados que habían pagado alguna vez por sexo, una o más de una vez. Y el informe del Injuve de 2020 cifró en el 10,6% los hombres de 15 a 29 años que alguna vez lo habían hecho, y en un 5% el consumo regular.


Sobre el perfil, expertas e investigadoras consultadas para este reportaje aseguran que no hay uno determinado: cualquier ideología política, cualquier lugar, cualquier renta, cualquier nivel educativo, cualquier edad. Solo hay una constante: son hombres que en general no ven “nada malo” en ir a un club, a un piso, a una rotonda, a un polígono o a una esquina y pagar a una mujer “por follársela un rato”. Hombres “ordinarios”, tal y como los llamó el sociólogo francés Daniel Welzer-Lang, en una conferencia de 2001 titulada Prostitution et travail sexuel: le client, “en el sentido de que son personas socializadas normalmente como hombres” y que cuando van a pagar por sexo, “disocian”. Dos vidas: la doméstica y la sexual.

Manuel es uno de esos hombres. Está a punto de cumplir los 31 y hace jornadas de ocho horas en el sector primario. Los otros “tres o cuatro” con los que suele ir, “casi siempre en verano y en Navidad”, rondan su edad y trabajan en la hostelería, alrededor de coches y en el sector financiero. No siempre son exactamente los mismos. Algunos son autónomos y otros tienen jefes. Hay mileuristas y los que duplican o triplican ese sueldo. Tienen novias, están casados, tienen uno o dos hijos o ahora no tienen pareja. Pero todos la han tenido durante estos últimos 12 años. Y nunca han fallado a la cita, aunque antes eran más. “Cuando empezamos a ir éramos ocho o 10, los de siempre, el grupo, pues a celebrar en fiestas... lo normal. Pero, bueno, van pasando los años y algunos ya no quisieron seguir viniendo, y [eso es] respetable es también, ¿eh?”.

—¿Por qué vas, o vais, a clubes?


—Se quedó como costumbre: vas, pasas un rato con los amigos, follas, cero complicaciones y pa’ casa. Y tampoco es que sea carísimo. ¿Qué nos podemos gastar? ¿Entre 50 y 100 euros cada uno? Pues para eso trabajamos. No veo dónde está el problema. Si tienes mujer o hijos, eso ya cada cual, pero si no, es que no hacemos daño a nadie.

Para Manuel es una noche más de juerga. Nada más. Pero detrás de esas noches hay redes de trata que se extienden por toda la geografía española. El último balance del Ministerio de Interior, de 2020, cifra en 3.867 las personas en “situación de riesgo de trata y explotación sexual”, es decir, aquellas que identifican durante las inspecciones, aunque varios estudios apuntan a que el número real podría estar entre 20.000 y 40.000 —cifras que también dio el Gobierno en mayo en el Congreso—, y la tecnología no ha hecho más que abrir más agujeros y más hondos por donde colarse, facilitando y multiplicando no solo la oferta, sino las posibilidades de salir impunes de los proxenetas y la facilidad y la privacidad con la que se mueven los puteros.

MÁS INFORMACIÓN
Captadas en redes sociales, controladas por el móvil, vendidas en Internet
La socióloga Rosa Cobo asegura que “funciona bastante la idea de que la prostitución se inscribe dentro del mundo del ocio y el entretenimiento y así se despolitiza mucho más, se normaliza”. Con esa normalización, viene la “ruptura” de cuestiones “tan básicas” como que “la sexualidad y los deseos se negocian, no se imponen”. Y no perciben violencia en ello: “Tratan de borrar si a ellas les puede o no hacer daño, si están haciendo daño, porque su deseo, el de ellos, se sobredimensiona. Y además tienen una enorme batería de argumentos”. Cobo explica que van desde: “A ellas les encanta, yo lo hago muy bien”, a: “Todo el mundo lo hace, ¿por qué yo no?”.


“Los puteros de lo que hablan ahora es de libertad”
Sin embargo, “el gran relato no es el de antes, el de la sexualidad irrefrenable”. Ha cambiado: “Los puteros nunca hablan de violencia ni de abuso, de lo que hablan ahora es de libertad. Manejan otros argumentos complementarios, el relato fundamental es que es un acto de libertad entre dos individuos en diferentes planos, con diferentes necesidades, y ambas necesidades están compensadas por la aportación del otro. Ese es el relato central de la legitimación de la violencia”.

Javier es el segundo nombre de un andaluz de 49 años. “¿Qué violencia?, a ver, ¿qué violencia?”, repite una y otra vez al teléfono. Lleva casi 30 años yendo a clubes y, durante largos, larguísimos periodos, ha ido “con la misma”. “Es que yo no iba solo por sexo. Estaba solo, todos mis amigos tenían pareja y se fueron casando y yo seguí solo y también necesito cariño como todo el mundo. No sé por qué nunca se me dio bien lo de ligar. Y al final vas y pagas: es más fácil”.

—¿Pero había sexo o no?

—Sí, a ver, al final, pues acabas follando. Pero que yo no soy un putero como muchos otros que van ahí y las tratan fatal, como si fueran un trozo de lomo. Yo he estado casi cinco años yendo a ver a la misma chica y luego otros ocho con otra porque la anterior desapareció de un día para otro. Con cariño, ¿sabes? Yo lo hacía con cariño y hablaba con ella y eso. Follar sí, pero lo demás también.

Club de alterne BoraBora, en la carretera A-42, a la altura de Illescas (Toledo).
Club de alterne BoraBora, en la carretera A-42, a la altura de Illescas (Toledo).
DAVID EXPÓSITO
Amelia Tiganus sabe perfectamente de lo que habla Javier. Ella lo vivió desde el otro lado y adelanta que la historia se ve de otra manera. Es activista por la abolición de la prostitución y los derechos de las mujeres y autora de La revuelta de las putas. Es superviviente de una red de trata de mujeres con fines de explotación sexual. La vendieron sin haber cumplido 18 años por 300 euros en Rumania, donde nació, a un proxeneta que la trasladó a España. La movieron por más de 40 prostíbulos en cinco años. Ahora tiene 38 y asegura que lo único que todos los puteros tienen en común es que “son hombres y machistas que comparten la idea de que las mujeres hemos nacido para servirlos”.

Expertas e investigadoras arguyen lo mismo, no hay un perfil. Pero sí un trasfondo extendido y común: socialización y dominación. En el libro El putero español, Águeda Gómez, Silvia Pérez y Rosa María Verdugo concluyen tras una revisión de múltiples investigaciones y la suya propia que pagar por sexo no se produce por “la búsqueda de sexo de calidad, por diversión ni por disfrute hedonista, sino que es una estrategia de reforzamiento de una masculinidad conformada por una identidad que gira en torno a la exhibición frente al grupo de pares”.

Al teléfono, Gómez apunta que desde la expansión de internet y las redes sociales y el cambio social en los últimos años ha habido “una hiperindividualización y una digitalización, se profundiza en el individualismo: mi deseo, mi derecho”. En esa nueva construcción hay “un problema de identidad en la sexualidad”, que no se sacia sino que sirve “para reforzar un modelo de pares”. “Lógicas más de carácter expresivo que instrumentales, como desarrolla Rita Segato [antropóloga y escritora]. Es decir, el fin último no es el sexo, sino un acto de poder”.

Cliente misógino, amigo, consumista y crítico
Tanto ella y sus compañeras como otras investigadoras han estudiado y dividido el comportamiento de los puteros por categorías. En El putero español, la clasificación tiene cuatro tipologías. El cliente misógino acude con amigos y compañeros de trabajo con toda “normalidad”. Cree que las mujeres se prostituyen porque quieren ganar mucho dinero y no ven “zonas oscuras” en ello. El cliente consumista tiene cierta percepción de desigualdad, pero siempre antepone sus derechos como “consumidor” y las razones para ir suelen tener que ver con la socialización, “como un rito de iniciación”.

Después está el cliente amigo, los hombres “amables”, que “son capaces de humanizar a las mujeres en prostitución y empatizar con ellas”. Pueden llegar a tener la percepción de generar “lazos afectivos”. Y el cliente crítico reconoce la desigualdad y vulnerabilidad de las mujeres prostituidas y cree que los demás, pero no él, buscan “la situación de poder que poseen en el contexto prostitucional y que les permiten desahogar sus frustraciones cotidianas a través de la humillación y el abuso hacia estas mujeres”.

La categorización de Tiganus fue a través de su experiencia —“según cómo nos trataban”—, y algunos de sus tipos encajan con los anteriores. La primera a la que alude es a la del “putero majo”, que es equivalente al “cliente amable”. Una categoría en la que encajaría Javier. Son los “que necesitan afecto, que no tienen habilidades sociales y tienen esta necesidad, porque siempre se entiende como una necesidad”, apunta Tiganus.

Para ella es uno “de los peores” perfiles: “No solo era hablar y penetrarnos, sino que buscaban en nosotras lo que ya no existe tanto en la sociedad, gracias a la lucha feminista, esa mirada de admiración, de comprensión, de sentirse reconocidos. Quieren comprar la performance de una relación de noviazgo”.

Es destructivo hacer el papel de novia entregada, nos impedía disociarnos, nos obligaba a sentir el aliento y las caricias de esos hombres
Amelia Tiganus, superviviente de una red de trata con fines de explotación sexual
Mientras estuvo en el sistema prostitucional, entre 2002 y 2007, recuerda que evitaban el contacto emocional: “Nos negábamos a dar besos. Esa especie de noviazgo de mentira rompe la barrera que tienes. Es destructivo hacer el papel de novia entregada, nos producía daño porque nos impedía disociarnos, nos obligaba a sentir el aliento y las caricias de esos hombres”. Dice que es difícil explicar la contradicción inmensa que vivían: “Es una situación violenta, mucho, cuando un hombre al que no deseas te está obligando a hacer no solo de puta feliz, sino de novia entregada”.

Las tipologías pueden mezclarse. Así surge, por ejemplo, el “putero macho”, que es una mezcla del cliente consumista y el misógino de la socióloga Gómez. Son “la mayoría”, según Tiganus. Y buscan “reproducir aquello que aprenden en la pornografía, en los prostíbulos, que son espacios cada vez más pornificados, está presente 24 horas, emitiéndose en las televisiones”. Afirma que es para “sentar” cuestiones: “Dejarnos claro qué somos, y que les servimos a ellos para invitarlos a descubrir nuevas experiencias. Este putero macho quiere un cuerpo para reproducir esas prácticas, cada vez más violentas”.

El ensayista y profesor de la Universidad de León Enrique Javier Díez arguyó hace ya una década, que “cada vez son más los hombres que buscan prostitutas para dominarlas, más que para gozar sexualmente con/de ellas: los hombres han experimentado una pérdida de poder y de masculinidad tradicional, y no consiguen crear relaciones de reciprocidad y respeto hacia las mujeres”.

De ahí, otra de las categorías de Tiganus, el “putero sádico”. Ella, y también comparte la teoría las expertas Cobo y Gómez, analiza esta tipología desde una sociedad que evoluciona, “donde la misoginia está cada vez menos presente”, aunque ahora esté habiendo “una contrarreacción” al movimiento feminista: “La prostitución es el sitio seguro donde pueden seguir ejerciendo esa violencia. Nuestro cuerpo es el campo de batalla, pero contra todas las mujeres. A veces tortura, ese sadismo que llega en ocasiones a los feminicidios, súper olvidados. Ni siquiera son cifras en las estadísticas, ni siquiera esa representación simbólica”.

“Se explota, se tortura, se cosifica y se mercantiliza”
Fuera ya de esa clasificación, Tiganus hace referencia a un grupo más: “Esos que no son puteros, pero van a tomar una copa para acompañar a sus amigos. Eso se encuentra mucho en el relato social y nos hacen creer que es mejor y que no implica violencia. Van a pagar tres veces más por una consumición en un lugar donde una agresión sexual jamás se considera tal y ahí brindan, en un espacio donde se explota, se tortura, se cosifica y se mercantiliza a las mujeres. Eso es ser cómplice de un delito. El proxenetismo es un delito”.

El proxenetismo está recogido en el Código Penal, con penas de dos a cinco años de cárcel —una norma que podría cambiar en los próximos meses tras la proposición de ley del PSOE para modificar algunos de sus artículos—. Y aunque no se considera delito el pago por sexo, sí supone una infracción grave.

Los ayuntamientos tienen la capacidad de regularlo a través de sus ordenanzas municipales y desde la entrada en vigor de la llamada ley mordaza, se puede multar con entre 601 y 30.000 euros a quienes paguen por servicios sexuales “en zonas de tránsito público” o cuando haya “un riesgo para la seguridad vial”. Pero esos códigos también permiten multar a las mujeres; algo que va en la línea opuesta del abolicionismo, cuyo fin último es perseguir a proxenetas y puteros y proteger y darles alternativas a ellas.

Un cartel que señaliza la ubicación de un club de alterne abierto todo el día en el polígono industrial de Illescas (Toledo).
Un cartel que señaliza la ubicación de un club de alterne abierto todo el día en el polígono industrial de Illescas (Toledo).
DAVID EXPÓSITO
Madrid y Barcelona multan, el municipio de Albal, en Cádiz, o el Ayuntamiento de Valencia, también; y hace apenas un mes el Gobierno de esa autonomía puso a disposición de los consistorios un modelo de ordenanza abolicionista de la prostitución para multar con hasta 3.000 euros a los puteros y proxenetas y amparar a las mujeres.

El vacío de los datos
Ahora, esa modificación del Código Penal propuesta por el PSOE tiene como objetivo que haya un paraguas nacional para esas y otras cuestiones: perseguir penalmente el proxenetismo, a los prostituidores, a los dueños de los locales donde se da (la llamada tercería locativa), y proteger a las víctimas. ¿Cuántas? También se desconoce de forma exacta. Las horquillas según distintas organizaciones son amplísimas.

En 2005, el estudio Impacto de una posible normalización profesional de la prostitución en la viabilidad y sostenibilidad futura del sistema de pensiones de protección social, encargado por el Ministerio de Trabajo, estableció ese número por encima de 100.000: “Lo importante es constatar que el número de nuevas altas a nivel nacional no debería ser inferior a 113.426, dato que se ha estimado con carácter conservador”. Siete años después, el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado, de Interior, estimó en 45.000 las mujeres en situación de prostitución en España.

El último análisis sobre la prostitución en España, de la Comunidad Valenciana, pero con perspectiva nacional, es del año pasado y estima que la cifra que se ajusta mejor a la realidad es una que se ubica entre las 100.000 y las 150.000 mujeres; aunque la referencia es un dato de 2003. Sucede lo mismo con el número de puntos donde se da la prostitución. Clubes de carretera, dentro de las ciudades, pisos, localizaciones en las calles, saunas y lugares de masajes... Se cuentan por miles, pero no hay ninguna cifra fiable. Los últimos cálculos de la Policía Nacional, de hace al menos tres años, apuntan como mínimo a la existencia de 1.600 prostíbulos en España. Solo prostíbulos.

Mabel Lozano, directora de cine y escritora, y dedicada a la investigación del proxenetismo y la trata, está “convencida” de que hasta que no haya un “verdadero compromiso” no solo por parte del Gobierno sino social, y un cambio “profundo”, seguirán existiendo puteros. Porque “un hombre, por más pobre que sea, siempre tiene acceso al cuerpo de una mujer, porque siempre hay una mujer infinitamente más pobre”. Y la cuestión “no es el sexo, sino el poder”. Una afirmación que comparte una amplia mayoría de investigadoras en este ámbito.

Lo refleja también el punto con el que se despide Tiganus. Cuenta que en sus clases y charlas con adolescentes, les pregunta qué piensan ellos: “La mayoría dicen que no consumirían, pero no porque las mujeres somos personas y porque no tendrían sexo con alguien que no los desea, sino porque ellos no pagarían por follarse a una, sino que ya lo hacen gratis. Y esa es la misma idea: que el cuerpo es un mero objeto para eyacular. Que somos instrumentos”.

Alrededor de un millón de hombres en España pagan por sexo
No hay datos representativos más actualizados que los del informe del Injuve de 2020, que cifró en el 10,6% los hombres de 15 a 29 años que alguna vez habían pagado por sexo y en un 5% el consumo regular. Pero son de esa franja etaria. Sin embargo, desde hace años se viene usando un porcentaje, el del 39%, que en realidad tiene más de tres décadas. Con él se han manejado agencias de prensa, medios de comunicación, administraciones, organizaciones contra las redes de explotación sexual e incluso la ONU, también de forma repetida. En el informe Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual, de 2019, se incluyó el consumo de prostitución por países.

Calculó “en torno a un 19%” los hombres que habían “consumido servicios sexuales” alguna vez en el continente. “Estudios recientes realizados en otros países indican cifras similares en Suecia (13%), los Países Bajos (14%), y Suiza (19%). España (39%) representa un valor atípico en Europa”, indicó. Pero si se lee la letra pequeña, la bibliografía que responde a cada uno de esos porcentajes, el dato general para Europa es de 1994. Los de Suecia, Países Bajos, Suiza y España de 1998, y el dato español responde a cifras recogidas en 1990. La ONU se manejó con las estadísticas que le ofrecieron los distintos estados, y recientes no eran, pero quedó aún más extendido como dato fiable que cuatro de cada diez españoles consumían prostitución.

La estimación más actual de prevalencia, de estudios no representativos sino con muestras aleatorias, se mueve en alrededor del 5%. Es decir, que casi un millón de españoles de más de 18 años han pagado por sexo en el último año. Es una cifra alta, pero no son los 7,4 millones que supondría el 39% usado ampliamente. El informe Apoyando a las víctimas de trata, de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, de 2015, realizado por un equipo de la Universidad Pontificia de Comillas coordinado por Carmen Meneses, marcó que “alrededor del 20% de la población masculina en España declara pagar por servicios sexuales”, y entre el 11,7% y el 18,7% en los últimos 12 meses, pero insistían en las “limitaciones”, porque la muestra no era representativa.

En 2018, Meneses, doctora en Antropología Social, publicó junto a varios compañeros otro análisis en la revista de Sociología del CSIC con una muestra aleatoria de 1.048 hombres entre los 18 y los 70 años: “De los cuales el 20,3% han pagado por servicios sexuales en algún momento de su vida y el 15% en el último año”. La antropóloga asegura ahora que “no es un comportamiento mayoritario” y que, según la encuesta más reciente que ha elaborado, –"también aleatoria", repite, por lo que no es representativa– ,“España estaría entre el 3% y el 5% anual y aproximadamente entre el 10% al 15% alguna vez en la vida”. La realidad, la exacta, se desconoce.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #835 en: 03 de Julio de 2022, 19:36:16 pm »
Y el domingo a misa de 11...

Desconectado Ragnar

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3981
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #836 en: 04 de Julio de 2022, 07:31:24 am »
Y el domingo a misa de 11...

Y el lunes a trabajar a la sede del PSOE...

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #837 en: 19 de Agosto de 2022, 09:30:20 am »


La llamada que la Justicia argentina atribuye a Plácido Domingo para contactar con una presunta red de trata


Las escuchas telefónicas ordenadas contra una secta en Buenos Aires, ahora desarticulada, supuestamente muestran al tenor negociando un servicio sexual, según las pesquisas

.


Buenos Aires —
18 de agosto de 2022 19:41 h
Actualizado el 19/08/2022 07:14 h


Plácido Domingo habría solicitado los servicios sexuales que ofrecía una red de trata a través de la organización coercitiva Escuela de Yoga Buenos Aires. La Justicia argentina cuenta con algunos audios en los que identificó la voz de Susana Mendelievich, alias Mendy, una de las directoras de la comunidad, y de Juan Percowicz, líder de la secta, detenido el viernes junto a otras veinte personas. La tercera voz sería la del tenor y director de orquesta madrileño, de 81 años, según apuntan fuentes de la investigación a elDiarioAR.


No hay certezas sobre la fecha en la que se produjo el intercambio telefónico entre las tres personas, pero Domingo se presentó en abril en el Teatro Colón después de dos décadas sin pisar suelo argentino. El compositor no está imputado en la causa, en la que investigan a la organización por los delitos de trata de personas con fines de reducción a la servidumbre agravado por coherción, hurto agravado, lavada de activos, asociación ilícita, ejercicio ilegal de la medicina, expendio irregular de medicamentos y táfico de influencias.

De acuerdo con los audios que figuran en la causa, la mujer identificada como Mendy avisa al líder de la organización de que alguien llamado Plácido los visitará: “Plácido dijo que podía venir a visitarnos, es decir, que va a venir a visitarme. Porque él va a casa en Nueva York y lo recordó ayer”.

En un segundo audio se oye a un hombre que dice: “Cuando salgamos de la cena venimos separados, lo hacemos así porque mis agentes se van a subir a la habitación cuando yo suba y se van a quedar en el mismo piso”. Quien habla sería el tenor y director de orquesta. Los líderes de la organización habrían habilitado el “Museo”, la sede principal de la comunidad y el lugar donde se habrían hecho las orgías.

Una vez consumado el encuentro, Mendy y Percowicz hablan por teléfono. Aquí las transcripción de la charla:

Mendy: Ya me llamó y armó la matufia para que me quede en el hotel sin que los agentes se den cuenta.

Percowicz: Qué degenerada que sos.

Mendy: Me parece que un poquito colaboraste con este producto. Está hecho mierda, Juan, me da pena, yo no le deseo ningún daño, pero es tan maravilloso vernos a nosotros brillando y volando por los cielos y él hecho mierda, nos contó todo lo que le hicieron. ¿Estás emocionado? Te quiero tanto.

Percowicz: Sí, pero bien emocionado.

Mendy: Claro, porque seguís haciendo milagros todo el tiempo, son enormes milagros porque realmente no estaba escrito para nosotros tener esta vida tan abundante, Juan.

Percowicz: Yo estoy leyendo las primeras clases de cuando empezó la escuela y en un momento dado empieza a haber vídeos y en los vídeos se ve a la gente con una ropa mucho más pobre.

Mendy: Y éramos todos mucho más pobres que ahora. Yo tenía dos pesos en la cartera cuando te conocí. Ha habido una o dos personas que tenían plata, pero los demás éramos todos muy pobres. A todos nos diste un bienestar que nunca hubiéramos logrado sin vos.

#MeToo: Plácido Domingo fue acusado por 20 mujeres
Hace tres años, la agencia Associated Press publicó el testimonio de veinte mujeres que detallaron el comportamiento abusivo del tenor español. Los casos se refieren a producciones realizadas en Estados Unidos. Solo una de ellas, una cantante llamada Angela Turner Wilson, da su nombre. El resto permaneció en el anonimato dado que siguen trabajando en el ambiente de la música. Lo acusan de besarlas, agarrarlas o acariciarlas por la fuerza en incidentes que datan desde finales de la década de 1980.

Al año siguiente, en 2020, y tras un “periodo de reflexión”, Plácido Domingo pidió perdón “por el dolor” causado “a todas” las mujeres que lo acusaron de abuso sexual. Mediante un comunicado, Domingo dijo: “Me he tomado un tiempo durante los últimos meses para reflexionar sobre las acusaciones que varias compañeras han hecho en mi contra. Respeto que estas mujeres finalmente se sintieran lo suficientemente cómodas para hablar y quiero que sepan que realmente lamento el dolor que les causé. Acepto toda la responsabilidad de mis acciones”.

El sindicato estadounidense de artistas musicales inició una causa contra el tenor. La cantante de ópera Luz del Alba Rubio fue una de las 124 personas que testificaron contra Plácido Domingo. “Ahora finalmente me creerán”, le dijo la mujer al diario uruguayo El Observador, luego de conocerse los audios que involucran al tenor en la causa.


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #838 en: 19 de Agosto de 2022, 14:42:23 pm »
https://youtu.be/eLTfP98la48

Sobon y putero, todos en pie

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 223231
Re: LA PROSTITUCIÓN
« Respuesta #839 en: 23 de Agosto de 2022, 09:13:43 am »


JUNTO A UNA TREINTENA DE PERSONAS

Investigan la implicación de dos policías locales de Málaga en una red de prostitución


El ayuntamiento de la ciudad confirma que los agentes continúan trabajando. En el proceso hay una treintena de imputados y dos encarcelados. La operación que destapó el entramado permitió liberar a una menor explotada sexualmente
Foto: Detención de uno de los miembros de la organización del Calvo. (Policía Nacional)
Detención de uno de los miembros de la organización del Calvo. (Policía Nacional)
Por Pablo D. Almoguera. Málaga
22/08/2022 - 18:51 Actualizado: 22/08/2022 - 19:28
Dos policías locales de Málaga están siendo investigados por su presunta implicación en una red de prostitución que alcanza a una treintena de personas y que fue desmantelada durante una operación de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedad Documental (Ucrif). La actuación policial permitió la liberación de una menor de edad. Fuentes del ayuntamiento de la ciudad informaron a El Confidencial de que tiene conocimiento de este proceso y confirmaron que los agentes continúan trabajando porque aún no hay resolución judicial.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Málaga instruye una causa “muy voluminosa” que investiga, entre otros delitos, prostitución y explotación sexual, pertenencia a grupo criminal, corrupción de menores y contra la salud pública. “Hay alrededor de 30 investigados”, señalaron las fuentes judiciales consultadas, que precisaron que dos de los presuntos implicados, “al parecer, los cabecillas”, están en prisión. El resto se encuentra en libertad provisional.
Foto: Foto: Andreas Rentz/Getty Images.
La 'mami' de 18 años que pastoreaba un burdel de tres plantas y 40 habitaciones
Pablo D. Almoguera. Málaga
Hay encausados “con delitos propios” y cargos “atribuibles a casi todos”, manifestaron, sin poder concretar de qué se acusa a los agentes. Se habla en plural porque así lo confirmaron fuentes municipales y próximas a la investigación, que cifraron en dos los policías presuntamente implicados; aunque las judiciales solo atestiguaron la imputación de uno, “pero no se descarta que pueda haber alguno más”. “El caso está aún en diligencias previas y es muy voluminoso”, advirtieron. La práctica de pruebas determinará el desarrollo de un proceso que se considera complejo. Su resolución marcará el futuro laboral de los dos agentes, que hoy en día siguen ocupando sus puestos de trabajo en distintas jefaturas. El consistorio, ante el hecho de que no se hayan adoptado medidas disciplinarias, como sí se hizo, por ejemplo, en el caso de los dos policías locales de Estepona detenidos por abusos a una joven, explicó que aún no hay sentencia.
 El caso apunta a vínculos con la red del Calvo, un peligroso proxeneta con antecedentes La operación que ha complicado la situación judicial de ambos agentes se denominó Calvo —en alusión a la alopecia del principal proxeneta— y se desarrolló a finales de 2021 tras un año y medio de pesquisas. Las indagaciones de los agentes del grupo III de la Ucrif de la Comisaría Provincial revelaron la existencia de una casa de citas en la zona de Teatinos de la capital, donde varias mujeres, la mayoría de ellas extranjeras y en situación de estancia irregular, eran explotadas sexualmente por un grupo organizado. Los supuestos proxenetas aprovechaban la vulnerabilidad de las víctimas para someterlas a condiciones abusivas, coaccionarlas e instarlas al consumo de sustancias estupefacientes para ejercer largas jornadas de prostitución. La droga era obtenida por un miembro de la red y la conseguía a través de unos familiares que regentaban un desguace de vehículos, utilizado como tapadera del tráfico de estupefaciente a pequeña escala. En el prostíbulo también se facilitaban fármacos y drogas a los clientes que acudían a contratar los servicios sexuales, quienes, en la mayoría de las ocasiones, eran estafados por los investigados al recibir cargos fraudulentos o no autorizados en sus tarjetas de crédito.
placeholderLas mujeres prostituidas eran vigiladas y la organización adoptaba muchas medidas de seguridad. (Policía Nacional)
Las mujeres prostituidas eran vigiladas y la organización adoptaba muchas medidas de seguridad. (Policía Nacional)
La primera fase de la investigación concluyó con la detención de 14 personas y la liberación de cinco mujeres víctimas de explotación sexual. El Calvo, líder de la organización, ingresó en prisión preventiva. Aunque no por mucho tiempo. Meses después, tras lograr la libertad provisional, supuestamente retomó la actividad. Sumó nuevos miembros y amplió los tipos delictivos a que dedicarse, concretamente, la corrupción de menores, ya que presuntamente consiguió que la madre de una menor de 15 años y su pareja sentimental consintieran y favorecieran la prostitución de la joven.
Tras abrir nuevas líneas de trabajo, los agentes identificaron a sus presuntos nuevos miembros y colaboradores, que ejercían labores de traslado y recogida de las víctimas en servicios a domicilio, así como la supervisión y control del ejercicio de la prostitución. También consiguieron ubicar —en Teatinos y la zona centro— los nuevos domicilios donde se explotaba a las mujeres.