Autor Tema: "Bendita" colaboración y coordinación  (Leído 155252 veces)

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3012
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1700 en: 02 de Junio de 2019, 22:59:17 pm »
https://twitter.com/ApmuPM/status/1134942347534524418?s=19

Por cierto, ¿vuestra UAS sigue yendo a los aledaños del Bernabéu o Wanda para proteger a sus compañeros que realizan labores de tráfico sólo cuando es un partido mediático? menuda excusa para salir en la foto.......

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1701 en: 07 de Junio de 2019, 09:29:58 am »
Sigue el enfrentamiento



La Policía Local: Alfonso Cid miente


Tras el ataque del comisario provincial por un caso de violación donde les acusó de «extralimitarse», dice que sus argumentos son «tan falsos como sus informes». Sostiene que suplieron la «dejadez» de la Nacional

GEMA PEÑALOSA | ALICANTE
07/06/2019

Lejos de apaciguarse, la guerra que ha declarado el comisario provincial de Alicante Alfonso Cid a la Policía Local por una violación en la que el agresor terminó huyendo, sigue subiendo escalones.


Tras el incendiario informe que Cid remitió al Consell responsabilizando a los agentes municipales de que el violador se hubiera fugado, ahora son ellos quienes han redactado otro en el que no dejan en buen lugar la gestión del comisario. La réplica es tan dura como la brecha que se ha abierto entre ambos Cuerpos policiales.

A grandes rasgos indican que suplieron «la dejadez de funciones» de la Nacional. Hace meses que Cid recortó las patrullas de Seguridad Ciudadana de manera drástica condenando a Alicante a estar prácticamente sin vigilancia durante las noches y los fines de semana.

En un escrito al que ha tenido acceso EL MUNDO, la Policía Local pone en entredicho la actuación de los agentes de Cid y le acusa abiertamente de haber elevado una información «falsa» a la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Comunidad Valenciana. El comisario provincial les acusó de no avisarles de la agresión cuando, según insisten los agentes municipales, una patrulla de los Zetas (Seguridad Ciudadana) se desplazó hasta el lugar donde estaba la víctima, conversó con ellos y decidió «marcharse» tras conocer el testimonio de la joven que aseguraba que la habían violado.

«Nos dejaron encargados de las primeras diligencias», resuelve la Policía Local. Y añade: «Esta afirmación del señor comisario es tan falsa como lo son los informes en los que se fundamenta». Además, advierte «numerosas irregularidades» por parte de los policías nacionales que se encargaron de las actuaciones como el hecho, dice, de que se fueran del lugar y no se hicieran cargo de las diligencias hasta bien entrada la tarde. «Hay testigos que vieron que estuvieron allí y, por tanto, decir que no les avisamos es falso».

El informe de los agentes municipales de Alicante rebatiendo los argumentos de Alfonso Cid prosigue: «Se desprende una mala praxis por dejadez de funciones, que al menos debería investigar adecuadamente el señor comisario como responsable de los agentes que optaron por no actuar ante los hechos que le fueron debidamente comunicados».

Los hechos se registraron minutos antes de las ocho de la mañana del pasado 21 de abril cuando una mujer llegó desorientada al parque de bomberos de la avenida Jaime II. Hablaba en francés y estaba angustiada. Los bomberos dieron el aviso al 112 y una patrulla de la Policía Local fue la primera que acudió. Segundos más tarde, lo hizo un ambulancia, cuyos facultativos sometieron a la víctima a un primer reconocimiento médico.

Cuando la chica estaba en el vehículo, llegaron los Zetas de la Nacional -los agentes que se encargan de vigilar la ciudad y minutos después se marcharon, según las mismas fuentes, dejando a los policías locales a cargo de la actuación,a pesar de que dada la gravedad del hecho no era su competencia.

«Nosotros estábamos esperando la asunción de actuaciones por parte del Cuerpo Nacional de Policía pero ellos nos dijeron que se marchaban y que fuéramos nosotros, la Policía Local, quienes continuáramos con las primeras diligencias», insiste en su informe ante el mismo organismo al que lo elevó Alfonso Cid. Esas diligencias consistieron en localizar a una compañera de otro grupo que supiera hablar francés y poder profundizar más; acompañar a la mujer en el coche patrulla por las calles de Alicante para que localizara el edificio en el que se había producido la agresión puesto que ella no lo recordaba. Cuando lo localizaron, la chica se equivocó de habitación -el edificio es también hotel- y señaló la que no era.

Los agentes de la Policía Local detuvieron a sus cuatro ocupantes. Dos de ellos resultaron ser policías nacionales de otra provincia. Horas después, quedaron en libertad, y el error se subsanó son más.

Los agentes municipales fueron quienes condujeron a la víctima hasta la oficina de denuncias de la Comisaría. Cuando llegaron, según consta en un informe, tuvieron que esperar porque los agentes estaban en su hora del café. La investigación de la Policía Nacional comenzó pasado el mediodía.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1702 en: 07 de Junio de 2019, 11:35:48 am »
Coor...Dina .con


 :partirse



La Audiencia marca a la Policía Local de Alicante sus competencias para no interferir con la Nacional


Los dos cuerpos acceden a la puesta en marcha de una mesa de trabajo para estudiar cómo coordinarse mejor cada vez que entre una emergencia

Un momento de la reunión de la Comisión Provincial de Policía Judicial celebrada ayer. - pilaR CORTéS
06.06.2019 | 22:00 | j. a. martínez | Sucesos y Tribunales
La Audiencia Provincial marcó ayer el territorio a la Policía Local de Alicante para delimitar cuáles son sus competencias en materia de seguridad y evitar que interfieran en investigaciones que corresponden a la Policía Nacional. En los últimos meses se han producido distintos desencuentros y tensiones entre ambos cuerpos, cuyo punto culminante fue el arresto de cuatro personas, dos de ellas policías nacionales, el pasado 21 de abril por parte de agentes municipales al confundirles con los responsables de una violación en el Edificio Riscal de Alicante, tal como ya publicó este diario el 3 de mayo.


En este contexto, el presidente de la Audiencia de Alicante, Juan Carlos Cerón, convocó ayer la Comisión Provincial de Policía Judicial en la que los representantes de las Fuerzas de Seguridad se reúnen con jueces y fiscales para abordar los problemas a los que deben hacer frente para desempeñar su trabajo. Las últimas tensiones entre los cuerpos policiales fueron uno de los principales puntos en el orden del día.


El ambiente ya estaba caldeado por un informe previo que había enviado desde la Comisaría, sobre el último incidente y que fue remitido tanto a Cerón como al director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias. En éste se acusaba a la Policía Local de haber puesto en peligro la investigación de un delito grave, «realizando funciones de investigación para las que no se encuentran habilitados» y «sin pruebas ni indicios de mínimo peso, deteniendo finalmente a cuatro personas que no tenían nada que ver con el hecho». Un informe que ha molestado en el cuerpo de la Policía Local, por las veces en que este cuerpo, según manifiestan, tiene que acabar asumiendo servicios por la falta de efectivos de la Nacional y porque concretamente en el caso que ha desatado la polémica aseguran que se cedió desde el primer momento a dicho cuerpo hacerse cargo de las actuaciones.

En la reunión de este organismo presidido por Cerón se trató de templar ánimos entre los dos cuerpos, pero también se recordó que la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Real Decreto que regula la actividad de la Policía Judicial y el Convenio Marco de Colaboración entre el Ministerio del Interior y la Federación de Municipios y Provincias establecen cuáles son las competencias de cada cuerpo ante cada emergencia, recalcando que la competencia para la investigación de delitos graves corresponde a la Policía Nacional. No obstante, se dejó la puerta abierta para seguir trabajando en cómo distribuir mejor el trabajo tras las llamadas que se reciben en teléfono 112 de Emergencias. Aunque la reunión empezó con un intercambio de reproches, desde la Audiencia se les lanzó el mensaje de que lo pasado, pasado estaba y que había que centrarse en cómo seguir trabajando juntos a partir de ahora. Incluso se brindó a la Policía Local la posibilidad de que desde la Policía Científica se les asesore para colaborar en las pesquisas. Juan Carlos Cerón aseguró ayer que tras la reunión «la predisposición para cooperar entre ambos cuerpos ha sido máxima» y que hay voluntad para mejorar el modo de coordinarse.

A la reunión de ayer no asistió el comisario provincial, Alfonso Cid, pero acudió el número dos de la Comisaría, Manuel Lafuente, y otros mandos policiales, mientras que los agentes municipales estuvieron representados por su actual responsable, José María Conesa. También estuvieron el teniente coronel de la Guardia Civil Francisco Poyato; el juez decano Salvador Bellmont; y el fiscal jefe, Jorge Rabasa, entre otros, para tratar otros asuntos relacinados con la seguridad ciudadana.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1703 en: 09 de Junio de 2019, 08:37:40 am »
« Última modificación: 10 de Junio de 2019, 06:39:23 am por 47ronin »

Desconectado Der Kaiser

  • Experto I
  • **
  • Mensajes: 3012
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1704 en: 10 de Junio de 2019, 00:00:41 am »
Cuando les interesa lo que dicen los tribunales va a misa.....

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1705 en: 21 de Junio de 2019, 08:27:12 am »
Investigación en marcha
Gran operación policial contra el clan paquistaní que controla la heroína en el Raval barcelonés

Un dispositivo conjunto de 900 agentes entre mossos d’esquadra, guardias urbanos y policías nacionales accede al unísono desde las cuatro de la tarde a una treintena de domicilios y locales

Gran operación policial contra el clan paquistaní que controla la heroína en el Raval (Mayka Navarro)

Mayka Navarro, Barcelona
20/06/2019 16:38
Actualizado a 20/06/2019 23:21

Más de mil mossos d’esquadra, guardias urbanos y policías nacionales tienen tomado desde las 16:30 horas el Raval de Ciutat Vella, principal escenario de la denominada operación Suricata , donde ya hay al menos 20 detenidos. El imponente dispositivo policial tiene como objetivo erradicar el tráfico de heroína en este barrio de Barcelona, controlado, desde el golpe que recibieron hace un año los clanes dominicanos, por narcotraficantes paquistaníes.

La investigación policial empezó hace un año a partir de los enfrentamientos protagonizados por lateros en el frente marítimo. Unas peleas que escondían la cruenta guerra que los distintos clanes paquistaníes han desarrollado en los últimos meses para hacerse con el control del tráfico de la heroína y otras sustancias estupefacientes en el centro de la ciudad.

La operación Suricata es la culminación de un intenso trabajo que empezó en la Unidad de Investigación de los Mossos d’Esquadra de Ciutat Vella, en la que trabajan adscritos un grupo de guardias urbanos de la comisaría de Ciutat Vella. El trabajo, dirigido por el titular del juzgado número 16 de Barcelona ha permitido determinar quién es quién en el entramado de una imponente organización criminal integrada exclusivamente por ciudadanos paquistaníes que se dedicaban desde el tráfico de drogas, hasta el tráfico de personas, la falsificación documental y la explotación de compatriotas, a los que obligaban, en muchos casos, a participar en la venta de latas y la captación de turistas para acudir a los puntos de venta a comprar las sustancias.

La investigación ha contado con seguimientos e intervenciones telefónicas, y fue a partir del pasado mayo cuando Mossos d’Esquadra y Policía Nacional descubrieron en el seno del CITCO, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, que algunos de los objetivos sobre los que había puesto la mirada la policía autonómica, también estaban siendo investigados por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la Policía Nacional de Catalunya. En el marco de ese organismo estatal se acordó unificar los dos trabajos policiales y que la operación Suricata pasara a ser conjunta de los tres cuerpos policiales.

Este jueves, los investigadores están realizando 35 entradas en domicilios, más dos locales y otros dos establecimientos a los que se accederá por incumplimiento de anomalías administrativas. Todos las direcciones, salvo un par que están en el Eixample, corresponden al territorio descrito por los límites del barrio del Raval.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1707 en: 27 de Julio de 2019, 08:09:48 am »
La policía de Beniel confiesa que nadie les comunicó que el presunto parricida estaba denunciado

https://www.telecinco.es/yaesmediodia/Beniel-confiesa-comunico-parricida-denunciado_18_2792745161.html


Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1708 en: 22 de Agosto de 2019, 10:28:42 am »
La Coordinación policial....una utopía

La Coordinación Policial: Clave del éxito de la Seguridad Pública en la Ciudad

https://www.patrulleros.com/articulos/61-policiales13/5827-la-coordinacion-policial-clave-del-exito-de-la-seguridad-publica-en-la-ciudad

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43091
  • Verbum Víncet.
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1709 en: 22 de Agosto de 2019, 12:08:34 pm »
3.2. Intercambio de Información operativa.

El conseguir una adecuada eficacia policial, a través de un conocimiento óptimo del territorio desde una perspectiva socio-criminológica, es una pieza clave para el desarrollo de acciones eficaces y eficientes de los cuerpos de seguridad pública.

El intercambio de información entre los cuerpos policiales de modo amplio e institucionalizado es una acción que debe formalizase de forma oficial. Esta información versará sobre los hechos ocurridos día a día en la Ciudad, las personas que tengan interés policial, las denuncias de las infraccione s penales, identificaciones de interés, zonas de riesgo, lugares de interés policial, o infracciones administrativas que tengan connotaciones a la seguridad ciudadana.

Este intercambio de información básica de la seguridad ciudadana será diaria y descentralizada para que sea conocida por los policías operativos de los servicios ordinarios.

Se propone realizar una hoja de novedades conjunta con la información diaria generada por los dos cuerpos policiales.

. . . . el papel lo aguanta todo, la realidad es que, quien tiene la información, la administra bajo su particular interés y en vez de ser una vía bidireccional es unidireccional, las Policías Locales siempre dan lo que tienen y a cambio reciben lo que a otros les interesa, que sentido tiene que no tengamos acceso a un IH si de ello se podría conseguir la detención de un delincuente?, Con lo demás más de lo mismo, un mito que queda muy bien en las reuniones donde los Jefes se reparten condecoraciones para hacer ver que hay una buena coordinación, cuando la realidad es que esto es un reino de taifas donde cada uno defiende su reino y lo cierra a cal y canto no sea que les muevan el sillón.

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1710 en: 22 de Agosto de 2019, 12:30:03 pm »
Tal cual....

Nunca se me olvidará un suceso ocurrido en Centro donde un individuo, identificado plenamente, asesinó a otro y como  pedí la fotografía del buscado...aún la estoy esperando.

La Coordinación, y mucho menos el intercambio de información , no existe.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1711 en: 30 de Agosto de 2019, 20:56:12 pm »
Pelillos a la mar....



Mossos y Policía superan las heridas del 'procés':
 
"Estábamos locos por volver a trabajar juntos"


Los cambios en las cúpulas y la inclusión de la policía catalana en el Centro de Inteligencia, Terrorismo y Crimen Organizado (CITCO), claves en la reconciliación y las operaciones conjuntas.


Policía y Mossos, en la operación contra los carteristas del metro.
JAVIER OMS | BARCELONA
30/08/2019 13:24
Facebook
Twitter
Whatsapp
La reconciliación operativa entre Mossos d'Esquadra y Policía Nacional tomó forma en un escenario de televisión, literalmente. En concreto, en el de la serie 'Merlí'. Decenas de agentes de ambos cuerpos irrumpieron el 4 de abril en el instituto abandonado, en el barrio de la Vall d'Hebrón, que sirvió de plató para el producto para adolescentes de TV3 y éxito internacional. En dos tandas se detuvo a 30 hombres, acusados de al menos 75 robos en pisos en Barcelona y que habían convertido el edificio en su refugio. «Aquella operación salió a la perfección y, a partir de ahí, todo comenzó a funcionar en cadena», rememora a este diario un mando de la Policía en Cataluña.


Dos años después de que el 'procés' provocara una brecha histórica entre cuerpos, el trabajo conjunto vuelve a ejecutarse con normalidad. Al menos, la que se pueda otorgar a una relación que acabó abruptamente. «Los operativos estábamos locos por hacer cosas conjuntas», recuerda un mando implicado en la coordinación entre cuerpos. La fase de inseguridad por la que atraviesa Barcelona ha sido el campo de pruebas perfecto para evidenciar esa nueva etapa. Desde abril ambos cuerpos han actuado de conjuntamente contra los robos y las agresiones en el Port Olímpic, contra los narcopisos del barrio del Raval y en La Mina y, esta semana, contra los carteristas del metro.

Nada permitía augurar la calma actual. Tras el referéndum del 1-O, agentes y mandos daban por imposible reconducir la situación. Las cargas policiales ordenadas por el Gobierno el día de la votación ilegal y las acusaciones contra los Mossos de colaborar en una jornada prohibida por el Tribunal Supremo (TS), incluida la imputación del mayor Josep Lluís Trapero, fueron las cicatrices más visibles. Los equipos operativos, responsables del trabajo en la calle y las investigaciones, sin embargo, también fueron víctimas de la guerra entre gobiernos. «Todo esto nos ha hecho mucho daño y ya veremos si salimos de esta», sostuvo entonces un comisario de los Mossos.


La situación se ha estabilizado. Un panorama al que se ha llegado gracias a varios elementos y no pocos esfuerzos por ambas partes. Sobre todas las razones, destacan dos en las que coinciden fuentes de ambos cuerpos: la inclusión definitiva de los Mossos d'Esquadra en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), la base de datos donde se recogen y cruzan todas las investigaciones policiales. Y, sobre todo, los cambios ejecutados en las cúpulas.

Ninguno de los policías que ocupaban las cúspides en octubre de 2017 lo hace en la actualidad. Como coinciden en destacar las fuentes consultadas, «el talante» de los actuales jefes -Eduard Sallent, por parte de Mossos; y José Antonio Togores, como Jefe Superior de la Policía-, dados a la colaboración y sin los resentimientos que dejaron los días del 'procés', ha ayudado a dar un giro a unas relaciones envenenadas.


El comisario jefe, Eduard Sallent, en un acto el pasado junio.JORDI SOTERAS
El inesperado nombramiento en junio de Sallent como comisario jefe de los Mossos fue recibido con recelo desde todos los sectores, excepto el soberanista. Su fulminante ascenso desde intendente hasta el máximo rango fue criticado, también, por comisarios de los Mossos. Se interpretó como fruto de la politización del cuerpo por parte de Quim Torra. Una lectura que Sallent se ha encargado de demostrar equivocada. Su antecesor, Miquel Esquius, inició la pacificación con el resto de cuerpos y Sallent la quiere acabar.


Desde que asumió el cargo, se ha volcado en reconstruir puentes con todos los estamentos. Lo hizo evidente en el acto protocolario más importante para la policía catalana, el Día de les Esquadres. Llamó a «la concordia y la distensión» ante representantes de la judicatura pero, aún más importante, ante mandos de la Guardia Civil y de la Policía que volvían a los actos oficiales. Sallent ha acabado de sacudirse las sospechas de vasallaje político este verano. Poco después de que el Govern diera pábulo a las teorías de la conspiración sobre los atentados del 17-A, las desautorizó. Dio por «correctísimas» las relaciones y el papel del CNI en la investigación y zanjó todo debate sin fundamento.

En la Policía se ha vivido el mismo guion. La llegada del actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, coincidió con la jubilación del anterior Jefe Superior en Cataluña, Sebastián Trapote, y sus sutitución por Togores. Desde su llegada, este último se ha centrado en recuperar la relación fluida con los Mossos que existió antes de que la tensión política dinamitara las buenas relaciones. Tras los hechos del 1-O, la tendencia fue "tendente a no colaborar", recuerda uno de los operativos

El ex Jefe Superior matiza a este diario su punto de vista sobre lo que sucedió a partir de octubre de 2017. "Mientras yo estuve, siempre se mantuvo una colaboración constante con el resto de cuerpos policiales, sobre todo con los Mossos", asegura. Eso fue hasta el referéndum, cuando considera que la policía de la Generalitat "se puso de parte del golpe" y "rompió las relaciones institucionales". A partir de ese momento, recuerda, "todos enfriamos la relación por su deslealtad". No sólo la Policía, si no también la Guardia Civil o la judicatura, que llegó a pedir a la Policía que se encargara de la seguridad de sus edificios por desconfianza hacia los Mossos.

La presencia de los Mossos en el CITCO desde finales de 2018, tras años reclamándolo, ha ejercido también de combustible. La 'operación Suricat' que permitió desmantelar en junio la red paquistaní que controlaba 'narcopisos' y el menudeo de droga en el Raval nació en la base de datos conjunta. Investigadores de ambos cuerpos se dieron cuenta de que perseguían los mismos objetivos y decidieron unir esfuerzos. El resultado colmó a todos los implicados. Desde entonces los 'narcopisos' se dan por neutralizados.

Agentes operativos de ambos cuerpos esperan que la colaboración continúe, al margen de los choques políticos que puedan venir. Uno de ellos resume la clave del nuevo idilio: «Somos policías y nos entendemos».

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • **
  • Mensajes: 43091
  • Verbum Víncet.
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1712 en: 30 de Agosto de 2019, 21:21:53 pm »
No me creo nada . . .

Enviado desde mi Mi A2 Lite mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1713 en: 09 de Septiembre de 2019, 14:27:35 pm »


La Triada olvidada: La Policía Local, el Campo de Gibraltar y el Narco


Que la Agencia Tributaria, a través de Vigilancia Aduanera, también está doblemente embarcada en esta lucha, es igualmente un hecho demostrado
Ernesto Pérez Vera
Cádiz
Actualizado:
08/09/2019 09:24h

Es un hecho incontestable que el Ministerio del Interior del Gobierno de España lleva año y pico o dos años redoblando sus esfuerzos humanos y materiales para perseguir los delitos protagonizados por los narcotraficantes en la provincia de Cádiz, especialmente los que se producen en mi comarca, en el Campo de Gibraltar. Que la Agencia Tributaria, a través de Vigilancia Aduanera, también está doblemente embarcada en esta lucha, es igualmente un hecho demostrado. No hay más que abrir un periódico cualquiera de la provincia, cualquier mañana, para ver que a diario son decomisados miles de kilogramos de droga, infinidad de coches de alta gama sustraídos y preparados para la carga y el transporte de aquellos miles de kilos, intervenidos cientos o miles de litros de combustible destinado al suministro logístico de las embarcaciones que cruzan el estrecho y, por supuesto, son muchísimas las personas que están siendo puestas a disposición judicial día tras día. ¡Ole, ole y ole!


Por detener que no sea, pues están cayendo –cada vez más y por fin– hasta las ratas que llevan lustros royendo la quilla y el timón del barco de la ley y la justicia, para hacerlo zozobrar. Sí, en efecto, me refiero a quienes siendo miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad o de otros estamentos comisionados para perseguir el crimen, desertan del bien y se alistan en el mal, para vivir a lomos de lo sucio, de lo puerco y en el lado oscuro de la vida. Estoy encantadísimo con las loas políticas, sindicales, ciudadanas y mediáticas que reciben los funcionarios estatales encargados de reprender estos y otros crímenes que, dicho sea de paso –y me reitero a propósito–, en los últimos tiempos están brillando sobremanera. Pero qué quieren que les diga, un servidor sirvió varios trienios en un cuerpo de policía local, concretamente en el de La Línea de la Concepción, por lo que como exmunicipal siento prurito al no percibir las mismas alabanzas, en olor de multitudes, por los servicios que los policías locales hacen, y que siempre han hecho, en el Campo de Gibraltar para ponérselo complicado al narco. ¡No somos de segunda división ni de segunda clase!

Ahora, hoy mismo, se está aplaudiendo con razón y todo merecimiento la incautación de la gasolina perteneciente al aparato logístico de las bandas organizadas que trasladan desde África hasta la península ingentes cantidades de ‘chocolate’ de fumar, lo cual se lleva a cabo, naturalmente, en lanchas rígidas, semirrígidas y en casi todo tipo de aparatos flotantes y gobernables. Empero estas actuales requisas en absoluto resultan algo novedoso en la vetusta guerra que contra el tráfico de hachís se libra en este rincón del sur del sur, dado que por centenares podrían contarse las garrafas de combustible que la Policía Local linense, sanroqueña, barreña y algecireña ha retirado históricamente, durante su traslado vial clandestino, cuando iban a transferirse al circuito de funcionalidad operativa de las redes delincuenciales dedicadas a este sector tan particular del crimen.


Qué podría decir, sino lo mismo que sobre todo lo anterior, respecto a las muchísimas detenciones materializadas por delitos contra la salud pública que los municipales campogibraltareños ejecutan sin cuartel (también en el resto del territorio nacional). Y sobre la recuperación de coches sustraídos que como fin tenían el de servir al movimiento de los bultos de hachís, más de los mismo. Tanto es así lo antedicho, que aunque ustedes estén leyendo estos párrafos en otra fecha, los empecé a escribir el 22 de julio (de 2019), día en el que solamente en La Línea de la Concepción la Policía Local realizó estas tres actuaciones no relacionadas entre sí, que para nada recibieron la publicidad o visibilidad política y periodística que, por menos, sí reciben actuaciones policiales protagonizadas por otros cuerpos de seguridad. A saber: captura de un contrabandista que ocultaba en un vehículo treinta cajas de tabaco procedentes de Gibraltar, valorándose la mercancía en más de sesentaidós mil euros; recuperación de un turismo de la marca Toyota, robado en Madrid; y la incautación, en una de nuestras magníficas playas, de ciento seis kilogramos de hachís.

Una práctica habitual
Como antes decía, que los municipales incauten drogas y detengan a quienes mercadean con ellas, o que con frecuencia decomisen lanchas, bidones con combustible, remolques, armas y vehículos destinados al traslado de todo lo anterior, no es una novedad. Es, por el contrario, un hecho que se practica a diario y que viene impuesto por el ordenamiento jurídico vigente. Ahora bien, ciudadanos que estáis leyéndome en estos momentos, sabed que si los policías locales no hacen más en este terreno es, en muchísimas ocasiones, por las trabas y órdenes contrarias e ilegales que reciben por parte de quienes políticamente manejan los hilos de estas fuerzas dependientes de las corporaciones locales. Sí, eso he dicho.


Me consta que existen alcaldes que si pudieran disolverían sus cuerpos de policía, o los desarmarían, o los emplearían única y exclusivamente para repartir notificaciones relacionadas con el censo electoral, aun cuando tales pensamientos o intenciones, por algunos ediles manifestadas públicamente ante la prensa, contravengan la normativa regional y estatal, y hasta la lógica, la cual –la lógica– debería consumirse siempre con el mayor ánimo de colaborar en el mantenimiento del orden y del bien común, que diría el mismísimo Santo Tomás de Aquino. ¿Será esta la razón por la que los cuerpos municipales suelen carecer de gabinetes de prensa? No me equivoco al aseverar que muchos concejales se avergüenzan de sus institutos armados, porque eso es lo que son los cuerpos de policía local, según reza en la misma ley orgánica que regula al resto de fuerzas policiales españolas.

Dicho todo esto, que nadie me tilde de corporativista, por favor, porque anda que no he puesto veces a caer de un burro a los míos, a los otros y a los de enfrente.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1714 en: 10 de Septiembre de 2019, 16:20:28 pm »


Desmantelada una organización que introducía cocaína a España a través del Aeropuerto de Barajas


 10 septiembre, 2019 Gacetín

Se han intervenido más de 58 kilogramos de cocaína de gran pureza y han resultado detenidas 8 personas.
La droga llegaba a España a través del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas con correos o “mulas”, y la transportaban después por carretera en coches con doble fondo “caletas” a diferentes ciudades españolas y europeas.
La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Municipal de Madrid y la Policía Cantonal de Suiza, han desarticulado una organización dedicada al tráfico de drogas y detenido a sus ocho integrantes, en el marco de la operación “Despegue Madrid”.

La investigación se inició el pasado mes de enero, cuando se detectó en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid- Barajas, a un joven español que viajaba desde Montevideo (Uruguay) con dos maletas que contenían más de 47 kilogramos de cocaína de gran pureza.


 



Ante la sospecha de que detrás de este joven se sostuviera un entramado delincuencial organizado y dedicado a la introducción de cocaína en nuestro país desde diferentes lugares de Sudamérica, se inició una investigación para la identificación de los otros miembros de organización que se dedicaban a la recepción de la cocaína.

El desarrollo de la investigación, en la que participaron activamente agentes de Policía Municipal de Madrid, permitió conocer que la organización la formaban personas de origen dominicano y español y que estaban asentados en Madrid, Valladolid y Palma de Mallorca.

Asimismo se pudo constatar que una vez que la droga llegaba al aeropuerto madrileño, la trasladaban y distribuían a diferentes puntos del territorio nacional y a otros países europeos haciendo uso de vehículos con doble fondo (caletas), para la ocultación de las sustancias prohibidas.

Los roles dentro del entramado delictivo se distribuían entre los encargados de la captación y envío de correos de droga a países productores, los que supervisaban la llegada de la cocaína a Madrid, miembros encargados de la custodia y venta, y personas que trasladaban la droga por carretera a diferentes ciudades españolas y europeas.

En el transcurso de la investigación, agentes de policía franceses y suizos coordinados por la Guardia Civil interceptaron dos vehículos de alta gama de la organización cuando transportaban droga. En la frontera francesa se interceptó a uno de ellos con ocho kilogramos de cocaína en un doble fondo y en la ciudad suiza de Zúrich se hallaron otros dos kilogramos de cocaína de gran pureza en un compartimento oculto.

Se procedió entonces a la detención de los ocho miembros que formaban la organización en Madrid, Palma de Mallorca y Valladolid, así como al registro de sus viviendas y un local comercial que regentaban en Valladolid. Se intervinieron 3.000 euros en moneda fraccionada, y diferentes elementos para la distribución y venta de la droga.

Los detenidos son 7 hombres y 1 mujer, de origen dominicano y español, con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, con diversos antecedentes por estafas y delitos contra la salud pública por tráfico de drogas. Por estos hechos se les imputa un nuevo delito contra la salud pública por tráfico de drogas y otro de pertenencia a organización criminal.

Tras ser puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, ésta decretó el ingreso en prisión de los principales investigados.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 175623
Re:"Bendita" colaboración y coordinación
« Respuesta #1715 en: 15 de Septiembre de 2019, 14:26:49 pm »


Descoordinación policial: debate abierto


Publicado el 14 de septiembre de 2019 - 00: 05
ALBERTO MOYA
 

La operación de búsqueda, con fatal desenlace, de Blanca Fernández Ochoa ha reabierto el debate sobre la descoordinación entre los diferentes cuerpos policiales que actúan en el territorio nacional. Una cuestión que debe preocuparnos, pues, aunque salga a la luz sólo en los casos mediáticos, existe de forma continuada.

Si acudimos al verdadero origen de este problema no queda más remedio que constatar que el modelo policial español ha entrado en crisis. Aunque en realidad no somos una excepción, ya que los países de nuestro entorno también se han tenido que enfrentar (o lo harán en un futuro próximo) a estas dificultades. La causa fundamental para ello es que en todos los modelos policiales avanzados están confluyendo dos tendencias en apariencia divergente: procesos de descentralización que otorgan mayor protagonismo a los niveles regionales o locales frente a otros claramente centralizadores que persiguen un reforzamiento de los cuerpos estatales, sobre todo para enfrentarse al fenómeno de la globalización del delito.


En España, el panorama se complica aún más al coexistir dos cuerpos estatales, con la presencia de la Guardia Civil siguiendo un modelo militarizado. Nuestro sistema de seguridad está dando síntomas de agotamiento, debido sobre todo a dos circunstancias: la duplicidad de competencias y la deficiente distribución de recursos.

Aunque la descoordinación entre los cuerpos policiales salga a la luz sólo en los casos mediáticos, existe de forma continuada


La solución al primer hándicap –el solapamiento de competencias– debería afrontarse desde la reforma de la desfasada Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, estableciendo un nuevo mapa de seguridad con un reparto más especializado de competencias. Delimitación clara de responsabilidades que, dicho sea de paso, sería probablemente la mejor forma de afrontar la más que justa reivindicación de equiparación salarial y profesional entre policías.

¿Pero qué hacer cuando inevitablemente concurran competencias de cuerpos diferentes? En esos casos, debemos ser realistas, ya que la coordinación entre estructuras policiales es francamente difícil.

Desde AUGC, como de hecho expusimos en la Comisión del Congreso de los Diputados para el estudio del modelo policial del siglo XXI, lo primero que deberíamos asumir es que la coordinación no es suficiente, sino que es necesario dar un paso más e implementar la colaboración policial, es decir, la puesta en marcha de actuaciones.


La primera acción que debiera impulsarse es la utilización de mecanismos directivos transversales entre Policía Nacional y Guardia Civil. No se trata de designar responsables políticos comunes, pues eso ya existe. Si realmente queremos una colaboración efectiva, no queda más camino que el de ir integrando en los mismos organismos operativos a los mandos de ambos cuerpos.

Otra iniciativa sería mejorar la relación entre los respectivos servicios de Información, haciendo común para ello las diferentes bases de datos.

Pero la colaboración no sólo debe darse en la cúspide de la pirámide, sino que deben compartirse de forma integral los procedimientos de actuación. Y ello sólo puede conseguirse si se unifica lo más básico, es decir, los procesos de formación, lo cual, además de suponer un ahorro, propiciaría algo importante: y es que las personas que han recibido una formación profesional semejante tienen más fácil compartir protocolos de actuación y colaborar activamente.

En cuanto a la segunda deficiencia que apuntábamos –la deficiente distribución de recursos– y para alcanzar una seguridad pública moderna y eficiente debemos abordar la mejora en la gestión organizativa en la Guardia Civil.

La seguridad es uno de los pocos servicios públicos que afectan a las personas durante toda su vida. Mejorarla es cosa de todos

En este sentido, consideramos fundamental la reorganización territorial de sus unidades, lo cual viene sustentado en que, pese a que el ámbito rural ha cambiado, la Guardia Civil mantiene el mismo despliegue que tenía en el siglo XIX, lo que deja a la mayoría de las unidades en este ámbito geográfico casi inservibles por su excesiva diseminación unida a la falta de personal.

Pasar de los actuales 2.700 acuartelamientos a los exclusivamente necesarios y operativos, siguiendo un criterio de agrupación o “comarcalización” de las mismas, supondría, de hecho, disponer del suficiente personal operativo para que ningún núcleo poblacional carezca de atención.

En definitiva, la modernización del modelo policial es un reto inaplazable. Veamos, por tanto, la actual crisis del modelo policial como una oportunidad para mejorarlo considerablemente. Pero, para conseguirlo, los profesionales de la seguridad necesitamos el apoyo de la sociedad. Esto no es una cuestión de ideologías. Pensemos que la seguridad es uno de los pocos servicios públicos que afectan a las personas durante toda su vida. Mejorarla, por tanto, es cosa de todos.

————————
Alberto Moya es presidente de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).