Autor Tema: Sobre la vocación policial  (Leído 57859 veces)

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44155
  • Verbum Víncet.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #620 en: 19 de Febrero de 2015, 10:12:31 am »
En todas las casas cuecen habas . . . aquí hay productividades, guardias, ascensos a dedo, clases . . . el capitalismo de amiguetes en forma de funcionariado de amiguetes no entiende de fronteras administrativas . . . es una forma de vida . . .

Enviado por Eutelsat usando ViaSat con Tapatalk.

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #621 en: 23 de Octubre de 2015, 22:57:33 pm »
José Romero
joseromero@estrelladigital.es

La dignidad de un hombre


23/10/2015 | 21:52 H.
 
Todas las mañanas llega a la Comisaria de la calle Montera andando con dificultad. Hay ocasiones en que otros compañeros tienen que prestarle atención, pues poco a poco se ha ido deteriorando su estado físico. En el vestuario, se viste con el uniforme azul -aunque a veces necesita algo de ayuda-, y baja a la oficina. Saluda con buen talante al personal civil y al policial, para a continuación sentarse frente al ordenador y enmarañarse con un sinfín de estadillos, escritos y asuntos burocráticos. A media mañana almuerza ligeramente y vuelve al trabajo. El sargento le pide que descanse un poco más, pero él se niega. Anhela seguir sirviendo, ama su trabajo.

Desde joven quiso ser policía, le daba igual el cuerpo. Pretendía cambiar un trocito de mundo, aportar un granito de arena para que las cosas fueran más fáciles y sencillas. Sirvió como patrullero en coche, andando con el calor y el frio; intervino en robos, peleas de comunidad de vecinos; atendió heridos en accidentes y todas esas pequeñas/grandes cosas que la Policía Local realiza a diario.

Pero un aciago día le diagnosticaron Esclerosis múltiple. Aunque trató de continuar con el servicio normal, resultó imposible. Poco a poco las piernas comenzaron a fallarle y los dedos de las manos a agarrotarse. Los médicos le dijeron que debía jubilarse, pero se negó. Quería seguir su tarea. Así que le nombraron oficinista, un puesto acorde con su dolencia.

No pretendo escribir un lacrimógeno artículo. No necesita compasión, ni la pide. Nació Policía y así morirá. Porque esta es una de esas profesiones que ocupan la vida entera. Esta es una de esas profesiones de las que no puedes escapar sino en la otra vida. Servir y proteger es un lema que muy pocos pueden llevar por bandera y que muchos son incapaces de comprender, absortos en el egoísmo primario del ser humano.

Solo pido a mis lectores, que cuando pasen por la Comisaria de la Calle Montera se detengan un momento y reflexionen. Dentro hay hombres y mujeres que arriesgarían su vida por usted sin dudarlo un momento. Y si tienen un poco más de tiempo, sabrán que en las oficinas esta un hombre que continua sirviéndoles a pesar de que no puede apenas moverse. He conocido a lo largo de mi vida a muchos personas. Algunas extraordinarias, otras normales y las menos deleznables. Sepan que dentro de esas dependencias trabaja un hombre extraordinario, que posiblemente cada día, cada hora, cada minuto, se preguntará porque le toco a él.  Yo creo tener la respuesta. Debía demostrar de qué pasta estaba hecho. De la pasta de los hombres de verdad.

Hace poco, en la festividad del Cuerpo de la Policía Municipal, las autoridades le condecoraron. Acudió postrado en silla de ruedas y al día siguiente estaba de nuevo en su puesto de trabajo, tomando su frugal almuerzo con café malo de máquina. En realidad no era necesario el reconocimiento público pues desde que nació lleva prendidas en el pecho dos medallas: la de la dignidad y la del orgullo.

Y si cuando pasean por el centro de Madrid al mediodía, recorren  la calle Montera, estén atentos a las puertas de la Comisaria. A lo mejor ven salir a un hombre joven que apenas puede andar, apoyado en el brazo de otro compañero. Salúdenle con respeto. Se llama Jose Manuel Jimenez Toledo y es Policía, como siempre quiso ser.

Gracias amigo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #622 en: 11 de Abril de 2016, 19:12:19 pm »
<a href="http://youtube.com/v/ccUySjdhP88" target="_blank" rel="noopener noreferrer" class="bbc_link bbc_flash_disabled new_win">http://youtube.com/v/ccUySjdhP88</a>

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #623 en: 09 de Mayo de 2016, 16:14:37 pm »
No pensaba subirlo ya que el comentario tiene diez años, pero dado el.interés que ha tenido en.las redes, aquí se lo dejo.



« Última modificación: 09 de Mayo de 2016, 16:54:16 pm por 47ronin »

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44155
  • Verbum Víncet.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #624 en: 09 de Mayo de 2016, 16:28:30 pm »
 :pen: . . . y qué habrá sido de él? ? ? . . . habrá servido la entrevista para algo? ? ? . . .  ;fum;

"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #625 en: 09 de Mayo de 2016, 16:58:50 pm »
:pen: . . . y qué habrá sido de él? ? ? . . . habrá servido la entrevista para algo? ? ? . . .  ;fum;

Creo que le dio por las piscinas....

 :santos

Desconectado Celestino

  • Profesional
  • Mentor
  • **
  • Mensajes: 13708
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #626 en: 10 de Mayo de 2016, 20:01:35 pm »
 ;ris;

Que gracioso.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #627 en: 01 de Agosto de 2016, 08:37:39 am »
Cada año es un reto más conseguir llegar a disfrutar de mis vacaciones de verano, soy policía.

Hace años salía de casa, me aseguraba mirando por la ventana del bloque donde residía si había algo fuera de lo normal en la calle, bajaba las escaleras, siempre evitaba el ascensor, cada rellano era un reto, miraba que las mirillas de las puertas no estuviesen tapadas con cinta adhesiva.

Llegado a la calle, pasaba el lugar del estacionamiento donde se encontraba mi vehículo, daba la vuelta en la siguiente esquina y retornaba a mi coche.
A unos dos metros antes de llegar a él, tiraba disimuladamente mis llaves al suelo, me agachaba y miraba los bajos del coche, podrían haber puesto una bomba debajo del mismo.

Recogía las llaves y rodeaba el coche, fijándome en las cerraduras y cristales, que todo estuviera como ayer lo había dejado.

Si ayer había ido por un camino hacia mi trabajo, hoy cambio la ruta, podrían sorprenderme en cualquier punto, no iba a ponérselo fácil.

Tomaba esas precauciones día tras día, durante muchos años, y llegué a sobrevivir con un mísero sueldo, para algunos seré un demagogo, pero aquella época fue así.
Después vino la droga, intervenciones durísimas, el sida no nos daba miedo, pero si respeto, más de uno de mis compañeros en alguna actuación fueron pinchados con jeringuillas usadas para inyectarse la droga en vena.

Nos llamaban fascistas, torturadores, asesinos, criminales, hijos de p***, perros, corruptos...

Aun así, seguí al pie del cañón, mientras iba deteniendo a los delincuentes, cada vez me iba importando menos su final, hasta tres veces en un mismo turno había detenido a la misma persona, más de una vez.

Seguí adelante, la coraza que había creado a mi alrededor me protegía de cualquier historia, por muy tétrica que fuese, sinceramente, me daba exactamente igual todo.
Asesinatos, palizas, robos con violencia, secuestros, prostitución, trata de seres humanos, y un largo etcétera de maldad convivían conmigo, al igual que convivía conmigo los suicidios de mis compañeros, casi no hacía falta que nos matarán, nos matábamos nosotros mismos.

Pero pese a todo ello, todo era previsible, todo tenía un comienzo y un final, todo tenía solución aparente, todo tenía su camino.
Hoy, pese a mi edad, vuelvo a estar preocupado, esta vez un nuevo peligro nos acecha, ya ha actuado en España, en Inglaterra, en Alemania, en Egipto, Ruanda, India, Irak, Bélgica, Nigeria, Mauritania, para no aburrirnos, muchas veces en Francia.

Ese peligro es imprevisible, cada turno salgo a trabajar sin saber qué medidas de seguridad debo adoptar.
Y esto amigos míos, es en lo que puedo resumir mi trabajo, discúlpenme, voy a tratar de relajarme acudiendo al cumpleaños de mi nieto, gracias.
Soy policía.


https://www.facebook.com/El-rinc%C3%B3n-del-Quijote-azul-768007883218462/

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #628 en: 08 de Junio de 2017, 06:44:29 am »

Es la especialidad del cuerpo con más accidentes

08/06/2017
Psicólogos de la Guardia Civil preguntan a 7.500 agentes de Tráfico sobre su motivación

Reticencias entre la plantilla a realizar el sondeo a pesar de que se garantiza el anonimato y es voluntario

 
Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tienen hasta el 16 de junio para responder a un cuestionario telemático que ha preparado el gabiente de psicología del cuerpo para conocer su situación personal.

Por primera vez, la Guardia Civil ha iniciado un proceso para conocer la percepción, la opinión que tienen parte de sus agentes sobre el trabajo que realizan, las condiciones en que lo hacen e incluso sus motivaciones personales.

Así lo explican a El Confidencial Digital fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC). Desde el 1 de junio hasta el 16 de este mismo mes los agentes de la Agrupación de Tráfico tienen la posibilidad de rellenar un cuestionario que ha elaborado el gabinete de psicología de la jefatura de esta agrupación.

Según las fuentes consultadas, el objetivo de este sondeo es que la jefatura de Tráfico conozca con datos concretos cuáles son las preocupaciones, quejas, denuncias, motivaciones de sus agentes, destinados a vigilar las carreteras de España.

Motivaciones, seguridad, riesgos laborales...

Los más de 7.500 guardias civiles de Tráfico tienen la oportunidad de expresar así ante sus mandos si están motivados o no y las causas, así como otras muchas cuestiones que afectan a su seguridad, a su formación, a la prevención de riesgos laborales...

La participación en la encuesta no es obligatoria, sino voluntaria, y además la Guardia Civil ha garantizado que será anónima y que por tanto los agentes se pueden expresar con total libertad sobre esas cuestiones internas de funcionamiento de su unidad.

Sin embargo, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles aseguran que en estos días en que está abierta la encuesta, han recibido comentarios y consultas de agentes de la Agrupación de Tráfico que son reticentes a rellenarla, ya que no se fían por completo de ese anonimato.

Y es que para participar en estas encuesta, los agentes tienen que hacerlo a través de la intranet de la plataforma de teleformación de la Guardia Civil. Para acceder a ella tienen que entrar con su nombre de identificación y con la clave de acceso, por lo que algunos guardias civiles temen que de alguna forma la encuesta que rellenen quede asociada a su nombre.

En ese caso, su temor es que si son sinceros y por tanto críticos con algunas condiciones de la Agrupación de Tráfico, eso quede reflejado en su expediente y les perjudique a la hora de optar a otros destinos. “Si no la haces, no pasa nada, pero si la haces... a saber”, es el comentario de parte de estos agentes que no se atreven a participar en esta encuesta voluntaria.

Por otro lado, desde la AUGC lamentan que no se ha avisado con suficiente antelación a los agentes de Tráfico del inicio de esta encuesta, por lo que creen que muchos podrían no enterarse siquiera de esta posibilidad. Y tienen una duda: qué hará la Jefatura de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con los resultados de la consulta a la plantilla, ya que no ha explicado si los difundirá y cómo los utilizará para mejorar la situación de los agentes.

Eso sí, valoran positivamente esta iniciativa de realizar una encuesta: entre otros motivos, porque la de Tráfico es la especialidad de la Guardia Civil que sufre más accidentes y bajas en acto de servicio.

Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44155
  • Verbum Víncet.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #629 en: 08 de Junio de 2017, 11:07:26 am »
Y para qué hacerlo? . . . si luego pasará como en PMM, que se realiza la encuesta y después, como los resultados no gustan, pasa a dormir el sueño de los justos en un cajón . . . aquí supongo que será más de lo mismo . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado tixe

  • Moderador
  • Mentor
  • ***
  • Mensajes: 13357
  • Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #630 en: 08 de Junio de 2017, 14:07:19 pm »
Y para qué hacerlo? . . . si luego pasará como en PMM, que se realiza la encuesta y después, como los resultados no gustan, pasa a dormir el sueño de los justos en un cajón . . . aquí supongo que será más de lo mismo . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


Y AM.


Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44155
  • Verbum Víncet.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #631 en: 08 de Junio de 2017, 16:14:24 pm »
Pues eso . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #632 en: 19 de Septiembre de 2017, 10:09:25 am »
Síndrome de burnout?....


....o simplemente vagancia.

El tópico del funcionario.





Desconectado Heracles_Pontor

  • Moderador
  • Tyranosaurius Rex
  • ***
  • Mensajes: 44155
  • Verbum Víncet.
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #633 en: 19 de Septiembre de 2017, 11:07:33 am »
Caraduras hay . . . eso es seguro . . .

Enviado desde mi CUBOT ONE mediante Tapatalk


"No hay hechos, sino interpretaciones" Nietzsche

Desconectado Carljohnson

  • Senior
  • ***
  • Mensajes: 516
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #634 en: 19 de Septiembre de 2017, 11:21:01 am »
En PMM habría que hacer un ere al 70%.

Y de las 3 últimas promociones a un alto porcentaje. Tela lo que ha entrado.

Desconectado Boffer

  • Senior
  • ***
  • Mensajes: 885
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #635 en: 19 de Septiembre de 2017, 12:41:44 pm »
En PMM habría que hacer un ere al 70%.

Y de las 3 últimas promociones a un alto porcentaje. Tela lo que ha entrado.

Claro! y usted elige el 30% que se queda, no?  :Burla

Desconectado leopar

  • Novato
  • ****
  • Mensajes: 54
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #636 en: 19 de Septiembre de 2017, 12:50:53 pm »
La mayor parte de la culpa , de que este, la gente quemada , es que cuando ves como funciona esto  , la gente no es tonta y se protege , en primer lugar salvando su culo , que al fin y al cabo esto es un trabajo.

Desconectado 47ronin

  • Administrador
  • Tyranosaurius Rex
  • ****
  • Mensajes: 183866
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #637 en: 03 de Diciembre de 2017, 20:17:04 pm »


El día que detuvieron a «mi asesino»


El policía local retirado Ernesto Pérez Vera cuenta cómo ha vivido el reciente arresto del delincuente que casi lo mató hace diez años en La Línea
Lo arrastró con su coche 160 metros y le estampó contra los vehículos que estaban aparcados. Las lesiones que todo aquello le produjo le obligaron a dejar para siempre su profesión

MARÍA ALMAGRO
@MariaAlmagroD
03/12/2017 09:17h
Actualizado:
03/12/2017 14:05h

Bastaron solo unos segundos para que la vida de Ernesto Pérez Vera cambiara para siempre. Para que sus sueños de ser policía quedaran desparramados y arrastrados por el asfalto de una barriada linense, esparcidos entre sangre, adrenalina y golpes. Sucedió de repente, solo tuvo tiempo para intentar sobrevivir. Ese día, ese servicio, le costó la profesión. Guardó con rabia y desolación el uniforme que con tanta vocación había vestido y se acostumbró a sobreponerse, a asegurar su resistencia en un futuro diferente porque el pasado ya no lo podía cambiar.


Lo 'mataron' una madrugada de agosto de 2007. Su condena la firmó cuando por compromiso y responsabilidad no quiso mirar hacia otro lado. Cuando asumió el riesgo de ser policía de los de verdad. Eran más o menos las cinco de la mañana de un jueves. Patrullaba junto a otro compañero cuando en un cruce detrás del hospital de la localidad apareció ante ellos un coche al que apenas vieron debido a la gran velocidad a la que iba. «Fuimos a por él», recuerda ahora el agente. Tras circular sin que los vieran para no provocar una fuga que trajera alguna desgracia añadida, lo siguieron con cautela hasta que lo encontraron estacionado en San Bernardo, en La Atunara. «Allí mismo habíamos actuado muchas veces incautando drogas y armas, además de en riñas e incluso en incendios. Sabíamos que estábamos en una zona en la que no éramos bien recibidos», cuenta.

Pero, aún así, cumplieron con lo que tenían que hacer. Llegaron hasta el coche sospechoso y se pusieron en paralelo a él. En su interior vieron a dos individuos. Parecía que se estaban preparando unas rayas. «Yo iba de copiloto. Me bajé y le pedí la documentación al conductor. La mirada que me echó ya me dijo que la cosa no iba a terminar bien». Se puso a buscar el pasaporte nervioso, miraba hacia todos lados, sus ojos querían una huida. Entonces Ernesto decidió abrirle la puerta para que bajara del coche.


Pero no le dio tiempo ni a identificarlo ni a cachearlo ni a nada. «Arrancó y tiró a toda velocidad hacia atrás buscando desesperadamente escapatoria». «Quedé atrapado entre el bastidor y la puerta. Me arrastró 160 metros», los 230 caballos de un deportivo revolcaron durante segundos que se hicieron horas el cuerpo de este policía local sin que su compañero pudiera hacer nada para evitarlo. «Mi pierna izquierda se quedó debajo y el brazo se agarró a la ventanilla. Ahora pienso que mi mayor suerte es que esa noche hiciera tanto calor y la tuviera abierta. Me pude agarrar. Fue instinto en estado puro». De repente frenó bruscamente y comenzó ya a huir hacia adelante. Pero lejos de acabar, la pesadilla fue a más. Todavía sujeto sin quererse soltar para no morir arrollado, «el conductor giró el volante y empezó a aplastarme contra los coches que había aparcados en la calle». Unos ocho vehículos. «Rompí con mi cabeza y mi espalda cristales, puertas, retrovisores...recuerdo que me gritaba '¡te mato, te mato!'».

«Rompí con mi cabeza y mi cristales, puertas, retrovisores... recuerdo que me gritaba, ¡te mato, te mato!»
Los disparos

Sin saber cómo, mientras su cuerpo no dejaba de ser zarandeado y chocado contra los coches, con su mano derecha logró desenfundar. Efectuó cuatro disparos en dos series. «Pensé solo en asustarlo pero siguió matándome». Los dos primeros impactos dieron en el interior del vehículo. El 'asesino' no desistía y casi suspendido en el aire volvió a apretar el gatillo. Le dio en las piernas pero tampoco se paró. El policía cayó al asfalto. «No me solté conscientemente, al menos no recuerdo haberlo hecho... hubiese sido un suicidio». Quedo tendido en el suelo. Solo. Su compañero fue tras ellos. «Temí que reapareciera y me arrastrara otra vez o pasara por encima de mí. Me intenté poner de pie pero me caí tan pronto apoyé la pierna izquierda. Quería apartarme hacia una farola. Tuve que reptar varios metros».



Imagen de la trayectoría de los disparos en el coche del delincuente.-LA VOZ
Desde aquel momento, desde que acabó esa batalla, comenzó otra quizá más dura. El policía local, casado y con un hijo, tuvo que ser operado de urgencia por graves lesiones en su pierna. Un año después de aquello las secuelas seguían dando la cara. Como los problemas de espalda. Hasta seis operaciones. Y a pesar de que tras una baja temporal volvió a la Jefatura, en 2013 le jubilaron cuando iba por su segunda operación de columna. Rehabilitaciones, sesiones de psicólogos y psiquiatras, y, «lo peor», escuchar incluso a compañeros elucubrar sobre lo ocurrido. «Creo que eso ha sido una de las peores cosas que he tenido que soportar en todo este tiempo. Que dijeran que me lo tenía merecido por meterme en líos o estupideces de ese calado... es lo que más me ha podido doler, y ¡mira que he tenido dolores de verdad!».


Ernesto, convalenciente en el hospital tras lo ocurrido.
«Algunos compañeros dijeron que me lo tenía merecido o que me lo había inventado... es lo que más me ha podido doler de todo»
En estos diez años desde que Ernesto 'murió' policialmente su 'malo' seguía suelto. El hombre que le condenó a dejar su oficio disfrutaba de la libertad mientras que él se sentía encerrado en casa. Hasta el pasado 18 de noviembre cuando la Guardia Civil lo detuvo. Anthony J. L., gibraltareño de 42 años, con numerosos antecedentes por delitos contra la salud pública, atentado y lesiones caía por fin. Sobre él pesaba una orden de busca y captura internacional. Durante esos años se había movido entre Gibraltar, San Roque, Los Barrios y Manilva evadiendo el ser localizado.

Capturado

Pero se acabó. La Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras dio con él tras recibir varias informaciones sobre su posible presencia en Palmones, Los Barrios. Los agentes pusieron en marcha una investigación, a fin de intentar determinar dónde se ocultaba. Fruto de las pesquisas, fueron localizados varios domicilios, ubicados en las urbanizaciones de La Vega del Golf y Guadacorte, siendo igualmente identificados varios coches que usaba de forma alternativa como medida de seguridad para evitar ser detectado. La mañana del 18 lo vieron salir de una casa y en el polígono de Palmones paró en una tienda. Un agente entró a por él. Cuando lo apresaron tenía en su poder un DNI y un permiso de conducir falsos y supuestamente expedidos en Gibraltar a nombre de otro ciudadano británico. Pasó a disposición judicial y de ahí a Botafuegos, donde de momento permanece a la sombra a la espera de juicio.

Ese mismo día. Tras diez años esperando a Ernesto le sonó el móvil. «Me llamó un compañero muy emocionado. Mientras me lo estaba contando no daba crédito. Fue como una tormenta de emociones. Comencé a reír, a llorar y solo pensaba en llamar a mi familia pero esperé un rato para asimilarlo solo. Me acordé de mi madre fallecida y lo que había sufrido por toda esta mierda y de mi amigo del alma y compañero Víctor Sánchez», el agente local que murió el pasado mes de junio en La Línea cuando perseguía a un contrabandista de tabaco. «Me vino la imagen de cuando me montaron en la ambulancia y Víctor llegó corriendo hacia mí lleno de lágrimas... esto lo hubiéramos celebrado juntos...».



Ernesto, junto al fallecido Víctor Sánchez (a la izquierda), su «amigo y compañero del alma»-LA VOZ
Tras esas primeras sensaciones, han venido de nuevo otras. «Se ha removido todo. Han vuelto las pesadillas y los gritos de noche pero ahora ya sé que está dónde tiene que estar». Pronto le volverá a ver la cara. Será ya en un juzgado. «No le odio más que a cualquier otra persona que haya intentado matar a alguien. Yo era policía y tenía asumido que algún día me podía pasar».

«¿Al que me 'mató'? No le odio más que a cualquier persona que intenta matar a otra. Era policía. Tenía asumido que un día me podía pasar»

El atentado que sufrió le provocó a Ernesto graves problemas físicos y también psicológicos. Pero el desconsuelo, la desazón o la inquietud no vino solo porque un coche le arrastrara durante minutos, sino que llegaron desde su propia 'casa'. «Tengo ganas de que salga condenado pero sobre todo por tapar la boca a todos aquellos que llegaron a decir que eso era una película y yo me la había inventado». «He pasado tres traumas. El sobrevivir, el tener que jubilarme y el hecho de soportar el rechazo y la burla por parte de algunos».

Incomprensiblemente, este agente retirado nunca ha sido condecorado por el valor y entrega que tuvo aquel día. «Incluso he llegado a tener momentos de remordimiento y pensar que no debería haber actuado, que había otros policías en la calle y que yo tenía que mirar hacia otro lado». Pero no pudo. Ni podrá nunca. Su carácter visceral, su sentimiento del deber se lo impiden. «Cuando he visto que han reconocido a otros por lo mismo o por menos me ha dolido. No lo voy a negar. No es malo querer sentirse querido, elogiado, pero a mí no me lo han dado».


El tiempo ha pasado pero las emociones vividas se congelaron aquella madrugada. «Ahora cuando lo han cogido he recibido multitud de mensajes y llamadas de amigos y compañeros congratulándose. Desde toda España. Eso sí que me ha hecho un poco más feliz».


Ernesto Pérez Vera, en la actualidad. - LA VOZ
«Estuve allí y volví. Sé perfectamente lo que es»

El linense Ernesto Pérez Vera es uno de los mayores expertos que hay en España sobre enfrentamientos armados. Además de haber sido policía, es un reconocido instructor de tiro. Sus conocimientos le han llevado a escribir artículos y dar ponencias y conferencias sobre el eterno debate de cómo y cuándo los policías deben hacer uso de sus armas reglamentarias. «Ya escribía sobre esto antes de que me intentaran matar pero es verdad que el haberlo pasado me ha reforzado. He estado allí y he vuelto. Sé perfectamente lo que pasa en tu cuerpo en esa situación tan límite. Lo que venía enseñando me ocurrió a mí mismo y ahora lo cuento».

Así lo hace en su libro 'En la línea de fuego. La realidad de los enfrentamientos armados', una obra que podría ser perfectamente un manual policial que ya va por su cuarta edición y cuya autoría comparte con el respetado psicólogo forense Fernando Pérez Pacho. Juntos, en un mano a mano literario diseccionan 22 historias reales, verídicas, sucedidas, sobre el estrecho camino que separa el estar vivo del estar muerto.


Desconectado LVA

  • Mirón
  • *
  • Mensajes: 7
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #638 en: 23 de Diciembre de 2017, 00:15:42 am »
Buenas noches a todos, me llamo Enrique Martín soy compañero del CNP, y acabo de publicar mi libro LA VERDAD AZUL  :lect.

https://www.facebook.com/La-Verdad-Azul-154311978534762/

https://twitter.com/LAVERDADAZUL1

Pasaros y agregaos a Facebook o seguidme en Tweeter, me interesan todas las opiniones más de gente del mundillo como vosotros.

Gracias, un saludo.

(no subo foto porque sólo permite de 300 kb)

Desconectado LVA

  • Mirón
  • *
  • Mensajes: 7
Re:Sobre la vocación policial
« Respuesta #639 en: 23 de Diciembre de 2017, 12:58:20 pm »
Hola ayer escribí un post aqui y veo que lo han quitado.

Uno de tantos post de los que hay por aqui, pero el mio se ha borrado por algun motivo.

Soy policia nacional, he escrito un libro sobre la policia nacional, lo he publicado en un foro de policas nacionales y ¿lo han quitado?

En mi libro doy la cara y digo lo que muchos sólo se atreven a decir patalenado en un foro o en la barra de un bar y ¿se me censura?...desde luego tenemos lo que nos merecemos, ni más ni menos.

Saludos.

LA VERDAD AZUL